Podcasts de historia

Harry Houdini

Harry Houdini

Erik Weisz, hijo de un rabino, nació en Budapest, Austria-Hungría, el 24 de Budapest, 1874. La familia emigró a los Estados Unidos y se estableció en Appleton, Wisconsin.

A temprana edad se convirtió en trapecista en circos. Sin embargo, a principios de siglo, cambió su nombre por el de Harry Houdini y pronto se hizo conocido por sus atrevidas hazañas de rescate. Esto incluyó escapar de cualquier tipo de ataduras o contenedores, desde celdas de prisión hasta cajas submarinas con candado. Se hizo mundialmente famoso cuando exhibió sus habilidades en varias películas.

Houdini escribió dos libros sobre magia, Los traficantes de milagros y sus métodos (1920) y Un mago entre los espíritus (1924). Harry Houdini murió de peritonitis el 31 de octubre de 1926 a consecuencia de un puñetazo en el estómago.

El único prestidigitador del mundo que se escapa de todas las esposas, grilletes en las piernas, cinturones dementes y chaquetas de fuerza después de haber sido desnudado por completo. Boca sellada y examinada minuciosamente de la cabeza a los pies, lo que demuestra que no lleva llaves, resortes, cables ni accesorios ocultos.


Harry Houdini

Harry Houdini, nacido Ehrich Weiss el 6 de abril de 1874 en Budapest, Hungría, era hijo del Dr. Mayer Samuel Weiss, un rabino judío, y Cecilia Steiner Weiss. Él cambió legalmente su nombre en 1913. Se dice que Houdini es uno de los magos más influyentes del siglo XX. Su especialidad era cualquier tipo de escape, incluido el deslizarse de cuerdas, cadenas y esposas mientras estaba encerrado en baúles y latas de leche, o sumergido bajo el agua. Houdini se hizo mundialmente famoso al arrasar en Estados Unidos y en todo el mundo. Murió el 31 de octubre de 1926, a la edad de 52 años, después de que se le rompiera el apéndice y le comenzara la peritonitis. Houdini tenía poca educación formal, pero su autoeducación fue una búsqueda de por vida. & # 34Mi mente, & # 34 a menudo se le cita diciendo, & # 34es la clave que me libera & # 34. Cuando Houdini tenía seis años, ya había desarrollado un gusto por la magia y los juegos de manos. Su primer truco fue hacer aparecer un guisante seco en cualquiera de las tres tazas. Cuando era niño, pasaba su tiempo practicando acrobacias y haciendo trabajos ocasionales como vendedor de periódicos y limpiabotas. Cuando Harry tenía nueve años, llegó un circo a la ciudad. Le mostró al gerente sus trucos y el hombre quedó tan impresionado con el talento de Harry para soltarse de las cuerdas y agarrar alfileres con los párpados, que lo contrató para que actuara mientras el circo estaba en la ciudad. A los 11 años, Houdini comenzó a trabajar para un cerrajero local y pronto pudo abrir cualquier cerradura. Después de leer las memorias del famoso mago francés Houdin, Houdini decidió seguirlo en su carrera. Con un amigo llamado Hayman, fundó los hermanos Houdini, que llevan el nombre del francés. Cuando Hayman y Harry se separaron, el hermano de Harry, Theodore, se convirtió en su socio. Inicialmente, la carrera mágica de Harry tuvo poco éxito, pero en 1893, a la edad de 19 años, conoció a la también intérprete Wilhelmina Beatrice (Bess) y se casó con ella después de un noviazgo de tres semanas. Después de que Houdini le enseñó los principios de la magia y la lectura de la mente, Bess trabajó como asistente de escena durante el resto de su carrera como intérprete. Houdini se centró inicialmente en las cartas y otros actos tradicionales de cartas. En un momento, se promocionó a sí mismo como el & # 34King of Cards & # 34.Una de sus ilusiones escénicas más notables sin escape se realizó en 1918 en el escenario brillantemente iluminado del Hipódromo en la ciudad de Nueva York. Allí, Houdini hizo desaparecer a un elefante de 10,000 libras. Cuando Houdini disparó una pistola, Jennie the Elephant desapareció de la vista y la multitud se volvió loca. Houdini pronto comenzó a experimentar más con actos de fuga. Su gran oportunidad llegó en 1899, cuando conoció al showman Martin Beck. Impresionado por el acto de esposar a Houdini, Beck le aconsejó que se concentrara en los actos de fuga y lo inscribió en el circuito de Orpheum Vaudeville. En cuestión de meses, Houdini estaba actuando en las mejores casas de vodevil del país. En 1900, viajó a Europa para actuar. Cuando regresó en 1904, se había convertido en una sensación. Entre los años 1904 y 1920, Houdini actuó en todo Estados Unidos con gran éxito. En 1913, presentó quizás su acto más famoso de todos, la celda china de tortura de agua, en la que estaba suspendido boca abajo en un gabinete de vidrio y acero cerrado con llave y lleno de agua hasta la parte superior. Muchas de sus fugas se realizaron originalmente detrás de cortinas, y él salió libre al final. Sin embargo, Houdini descubrió que el público estaba más impresionado y entretenido cuando se eliminaron las cortinas, para que pudieran verlo luchar por salir. En más de una ocasión, realizó su escape de la camisa de fuerza colgando boca abajo del techo de un edificio para aumentar el efecto dramático y para la emoción absoluta de los espectadores. En 1919, Houdini firmó un contrato con el productor de cine B.A. Rolfe, protagonizará su serie de 15 capítulos, & # 34 The Master Mystery & # 34. Sin embargo, las dificultades financieras provocaron la quiebra de Rolfe. Luego, Houdini fue contratado por Famous Players-Lasky Corporation, para quien realizó dos películas antes de establecer su propia compañía de producción cinematográfica. Llamada & # 34Houdini Picture Corporation & # 34, produjo y protagonizó tres películas. Aunque el éxito en el cine se le escapó y abandonó el negocio en 1923, su fama se generalizó tanto que años más tarde recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. En la década de 1920, tras la muerte de su amada madre, Houdini dirigió sus energías a desacreditar a los psíquicos y médiums autoproclamados. El entrenamiento mágico de Houdini le permitió exponer fraudes que habían engañado con éxito a muchos científicos y legos. Houdini fue miembro de un comité & # 34Scientific American & # 34 que ofreció un premio en efectivo a cualquier medio que pudiera demostrar con éxito habilidades sobrenaturales. Gracias a los esfuerzos de Houdini, el premio nunca se recogió. Houdini comenzó a asistir a sesiones de espiritismo disfrazado, acompañado por un reportero y un oficial de policía. Posiblemente la médium más famosa que desacreditó fue la espiritualista de Boston Mina Crandon, también conocida como & # 34Margery & # 34. Houdini murió de peritonitis por una ruptura del apéndice cuando recibió un golpe sorpresa en el abdomen por parte del estudiante de boxeo J. Gordon Whitehead. en Montreal dos semanas antes. Fue una parte de larga data del acto de Houdini desviar tales golpes. Pero Houdini estaba reclinado en su sofá después de su actuación, en este caso, y fue golpeado varias veces, sin posibilidad de prepararse. Pese a la creencia popular, fue la apendicitis y no el golpe la causa de su muerte, aunque se piensa que el dolor infligido por los golpes pudo haber enmascarado el dolor de la apendicitis, lo que impidió a Houdini buscar tratamiento. El funeral de Houdini se llevó a cabo el 4 de noviembre de 1926 en Nueva York, con la asistencia de más de 2.000 dolientes. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de Machpelah, Queens, Nueva York, con el escudo de la Sociedad de Magos Americanos inscrito en la tumba. La sociedad lleva a cabo su ceremonia & # 34Broken Wand & # 34 en la tumba en el aniversario de su muerte hasta el día de hoy. Poco antes de su muerte, Houdini había hecho un pacto con su esposa para contactarla desde el otro lado si era posible y entregarle un mensaje codificado preestablecido. Cada Halloween durante los siguientes 10 años, Bess realizó una sesión de espiritismo en un esfuerzo por contactar a su esposo. En 1936, después de una última sesión fracasada en la azotea del hotel Knickerbokker, apagó la vela que había mantenido encendida junto a una foto de Houdini desde su muerte. Más tarde fue citada diciendo: & # 34Diez años es suficiente para esperar a cualquier hombre & # 34.


Infancia de Houdini

A lo largo de su vida, Houdini propagó muchas leyendas sobre sus comienzos, que se han repetido con tanta frecuencia que a los historiadores les ha resultado difícil reconstruir la verdadera historia de la infancia de Houdini. Sin embargo, se cree que Harry Houdini nació como Ehrich Weisz el 24 de marzo de 1874 en Budapest, Hungría. Su madre, Cecilia Weisz (neé Steiner), tuvo seis hijos (cinco varones y una niña) de los cuales Houdini fue el cuarto hijo. El padre de Houdini, el rabino Mayer Samuel Weisz, también tuvo un hijo de un matrimonio anterior.

Con las condiciones que parecían sombrías para los judíos en Europa del Este, Mayer decidió emigrar de Hungría a los Estados Unidos. Tenía un amigo que vivía en la pequeña ciudad de Appleton, Wisconsin, por lo que Mayer se mudó allí, donde ayudó a formar una pequeña sinagoga. Cecilia y los niños pronto siguieron a Mayer a América cuando Houdini tenía unos cuatro años. Al ingresar a los Estados Unidos, los funcionarios de inmigración cambiaron el nombre de la familia de Weisz a Weiss.

Desafortunadamente para la familia Weiss, la congregación de Mayer pronto decidió que él era demasiado anticuado para ellos y lo dejaron ir después de solo unos años. A pesar de poder hablar tres idiomas (húngaro, alemán y yiddish), Mayer no podía hablar inglés, un serio inconveniente para un hombre que intenta encontrar trabajo en Estados Unidos. En diciembre de 1882, cuando Houdini tenía ocho años, Mayer trasladó a su familia a la ciudad mucho más grande de Milwaukee, esperando mejores oportunidades.

Con la familia en una situación financiera desesperada, los niños consiguieron trabajos para ayudar a mantener a la familia. Esto incluía a Houdini, quien tenía trabajos ocasionales vendiendo periódicos, limpiando zapatos y haciendo recados. En su tiempo libre, Houdini leía libros de la biblioteca sobre trucos de magia y movimientos contorsionistas. A los nueve años, Houdini y algunos amigos establecieron un circo de cinco centavos, donde vestía medias de lana roja y se hacía llamar "Ehrich, príncipe del aire". A los once años, Houdini trabajó como aprendiz de cerrajero.

Cuando Houdini tenía unos 12 años, la familia Weiss se mudó a la ciudad de Nueva York. Mientras Mayer daba clases de hebreo a los estudiantes, Houdini encontró un trabajo cortando telas en tiras para corbatas. A pesar de trabajar duro, la familia Weiss siempre tuvo escasez de dinero. Esto obligó a Houdini a utilizar tanto su inteligencia como su confianza para encontrar formas innovadoras de ganar un poco de dinero extra.

En su tiempo libre, Houdini demostró ser un atleta natural, al que le gustaba correr, nadar y andar en bicicleta. Houdini incluso recibió varias medallas en competiciones de pista de fondo.


¿Quién querría asesinar a Harry Houdini?

En el despiadado mundo de los magos y médiums, Harry Houdini se hizo enemigos.

Había acumulado tanta mala voluntad en el momento de su misteriosa muerte, de hecho, algunas personas sospechaban que había sido envenenado por psíquicos cuyas afirmaciones desacreditaba regularmente.

La causa de la muerte de Houdini & rsquos & mdash en este día, Halloween, en 1926 & mdash fue oficialmente una combinación de apendicitis y peritonitis, una infección del revestimiento abdominal. Pero su aparición fue rápida y sorprendente en el hombre de 52 años, por lo demás sano, conocido por su fuerza sobrehumana y la capacidad de escapar de todos los aprietos en los que se había encontrado y mdash, incluido el ser enterrado vivo, uno de los cuatro "cercanos a la muerte" de su carrera, según un New York Veces historia.

los Veces informó sobre la extraña serie de eventos que llevaron a la infección fatal, incluido un aluvión de puñetazos en el estómago de un estudiante universitario que quería probar la fuerza de los músculos del estómago de Houdini & rsquos. Aunque un médico le dijo que su apéndice probablemente se había roto, Houdini actuó en un espectáculo programado en lugar de someterse a una cirugía inmediata, revela su obituario.

Sin embargo, pronto surgió una teoría de que su muerte no fue un accidente, y el rumor se mantuvo. Tan recientemente como en 2008, el sobrino nieto de Houdini & rsquos pidió permiso para exhumar su cuerpo y hacer una prueba de veneno, y señaló que el mago franco había dado a muchas personas el motivo del asesinato.

Además de ser un artista del escape magistral que se liberó de esposas y camisas de fuerza, prisiones y celdas acolchadas, una valija de cuero para el correo y una lata de leche gigante llena de agua, Houdini fue un crítico acérrimo de los clarividentes que creía que estaban defraudando al público. Denunció a los médiums famosos como miembro de la Científico americano Comité de Fenómenos Psíquicos en 1924, como informó TIME, y pasó a recrear sus trucos ante sus propias audiencias más tarde.

En 1926, testificó ante el Congreso a favor de un proyecto de ley para regular a los médiums y adivinos, hacia quienes mostró tanto escepticismo como desprecio. Era fácil ver por qué querían que se apartara de él.

A pesar de sus sospechas sobre los espíritus, no había descartado la posibilidad de comunicarse con los espíritus. Él y su esposa acordaron que cuando uno de ellos moría, no intentaban ponerse en contacto con el otro en cualquier mundo en el que se encontraran.

Wilhelmina Houdini cumplió su parte del trato: durante más de tres años después de su muerte, intentó hacer contacto. Y aunque varios supuestos espiritistas le dijeron que habían recibido mensajes de su marido, era fácil decir que eran falsos, según un despacho de 1930 en TIME: & ldquoShe y Houdini preestablecieron un código, en el que ningún médium ha traído todavía palabra de él. & rdquo

Finalmente se rindió, tomando su silencio como una señal de que el mundo espiritual no existe y mdash o al menos, no habla. Los enemigos psíquicos de Houdini & rsquos, por otro lado, lo tomaron como una señal de que continuaba fastidiándolos desde más allá de la tumba.

Según TIME: & ldquoSpiritualists replicaron que no probaba nada. Algunos incluso acusaron que el espíritu de Houdini es terco. & Rdquo

Lea más sobre la conclusión de la Sra. Houdini y # 8217s, aquí en los archivos de TIME & # 8217s: Houdini, Doyle


Biografía [editar | editar fuente]

Harry Houdini nació en Budapest, Austria-Hungría, el 24 de marzo de 1874. Sus padres fueron el rabino Mayer Sámuel Weisz (1829-1892) y Cecília Weisz (de soltera Steiner 1841-1913). Houdini fue uno de siete hijos: Herman M. (1863–1885), que era medio hermano de Houdini, del primer matrimonio del rabino Weisz, Nathan J. (1870–1927) Gottfried William (1872–1925) Theodore "Theo" (1876–1945) ) Leopold D. (1879-1962) y Carrie Gladys (nacida en 1882-1959), quien quedó casi ciega después de un accidente que ocurrió durante su infancia.

Weisz llegó a los Estados Unidos el 3 de julio de 1878 en el SS Fresia con su madre (que estaba embarazada) y sus cuatro hermanos [7]. La familia cambió la ortografía húngara de su apellido alemán a Weiss (la ortografía alemana) y el nombre de Erik se cambió a Ehrich. Los amigos lo llamaban "Ehrie" o "Harry".

Primero vivieron en Appleton, Wisconsin, donde su padre se desempeñó como rabino de la Congregación Judía de la Reforma de Sion.

Según el censo de 1880, la familia vivía en Appleton Street. El 6 de junio de 1882, el rabino Weiss se convirtió en ciudadano estadounidense. Al perder su mandato en Zion en 1887, el rabino Weiss se mudó con Ehrich a la ciudad de Nueva York, donde vivieron en una pensión en East 79th Street. El resto de la familia se le unió una vez que el rabino Weiss encontró una vivienda permanente. Cuando era niño, Ehrich Weiss tomó varios trabajos, haciendo su debut público como un trapecista de 9 años, autodenominado "Ehrich, el Príncipe del Aire". También fue campeón de corredor de campo traviesa en su juventud. Cuando Weiss se convirtió en mago profesional, comenzó a llamarse a sí mismo "Harry Houdini" en honor al mago francés Jean Eugène Robert-Houdin después de leer la autobiografía de Robert-Houdin en 1890. Weiss creía incorrectamente que una i al final de un nombre significaba "me gusta" en Francés. Más tarde, Houdini afirmó que la primera parte de su nuevo nombre, Harry, era un homenaje a Harry Kellar, a quien también admiraba. [Cita requerida]

Después de mucha investigación, en 1908 Houdini publicó The Unmasking of Robert-Houdin, en el que calificó a su antiguo ídolo de mentiroso y fraude por haber reivindicado la invención de autómatas y efectos como la suspensión aérea que había existido durante muchos años.

Houdini era un francmasón activo y miembro de St. Cecile Lodge # 568 en la ciudad de Nueva York.

En 1918, se registró para el servicio selectivo como Harry Handcuff Houdini.

Comenzó su carrera mágica en 1891 pero tuvo poco éxito. Actuó en museos de diez centavos y espectáculos secundarios, e incluso actuó como "El hombre salvaje" en un circo. Houdini se centró inicialmente en los trucos de cartas tradicionales. En un momento, se promocionó a sí mismo como el "Rey de las cartas". Pronto comenzó a experimentar con actos de escape.

En 1893, mientras actuaba con su hermano "Dash" (Theodore) en Coney Island como "Los hermanos Houdini", Harry conoció a una compañera, Wilhelmina Beatrice "Bess" Rahner. Bess fue cortejada inicialmente por Dash, pero ella y Houdini se casaron en 1894, y Bess reemplazó a Dash en el acto, que se conoció como "Los Houdinis". Durante el resto de la carrera de interpretación de Houdini, Bess trabajó como asistente de escenario.

La gran oportunidad de Houdini llegó en 1899 cuando conoció al manager Martin Beck en St. Paul, Minnesota. Impresionado por el acto de las esposas de Houdini, Beck le aconsejó que se concentrara en los actos de fuga y lo inscribió en el circuito de vodevil de Orpheum. En unos meses, estaba actuando en las mejores casas de vodevil del país. En 1900, Beck organizó una gira por Europa de Houdini. Después de algunos días de entrevistas infructuosas en Londres, Houdini logró interesar a Dundas Slater, entonces gerente del Teatro Alhambra. Hizo una demostración de cómo escapar de las esposas en Scotland Yard y logró desconcertar a la policía con tanta eficacia que fue fichado en la Alhambra durante seis meses.

Houdini se hizo conocido como "El rey de las esposas". Realizó giras por Inglaterra, Escocia, Holanda, Alemania, Francia y Rusia. En cada ciudad, Houdini desafió a la policía local a sujetarlo con grilletes y encerrarlo en sus cárceles. En muchas de estas fugas de desafío, primero desnudaron a Houdini y lo registraron. En Moscú, Houdini escapó de una camioneta de transporte de la prisión siberiana. Houdini afirmó que, si no hubiera podido liberarse, habría tenido que viajar a Siberia, donde se guardaba la única llave. En Colonia, demandó a un oficial de policía, Werner Graff, quien alegó que escapó mediante sobornos. Houdini ganó el caso cuando abrió la caja fuerte del juez (luego dijo que el juez se había olvidado de cerrarla). Con su nueva riqueza, Houdini compró un vestido que se dice que fue hecho para la reina Victoria. Luego organizó una gran recepción en la que presentó a su madre con el vestido a todos sus familiares. Houdini dijo que fue el día más feliz de su vida. En 1904, Houdini regresó a los Estados Unidos y compró una casa por $ 25,000, una casa de piedra rojiza en 278 W.113th Street en Harlem, Nueva York.

Desde 1907 y durante la década de 1910, Houdini actuó con gran éxito en los Estados Unidos. Se liberó de las cárceles, esposas, cadenas, cuerdas y camisas de fuerza, a menudo colgando de una cuerda a la vista del público callejero. Debido a los imitadores, el 25 de enero de 1908, Houdini dejó atrás su "acto de esposas" y comenzó a escapar de una lata de leche llena de agua y cerrada con llave. La posibilidad del fracaso y la muerte emocionó a su público. Houdini también amplió su repertorio con su acto de desafío de escape, en el que invitó al público a idear artilugios para sujetarlo. Estos incluían cajas de embalaje clavadas (a veces sumergidas en el agua), calderas remachadas, sábanas mojadas, bolsas de correo e incluso el vientre de una ballena que había llegado a la costa de Boston. Cerveceros en Scranton, Pensilvania y otras ciudades desafiaron a Houdini a escapar de un barril después de llenarlo con cerveza.

Muchos de estos desafíos se acordaron con comerciantes locales en uno de los primeros usos del marketing de vinculación masivo. En lugar de promover la idea de que fue asistido por espíritus, como hicieron los hermanos Davenport y otros, los anuncios de Houdini lo mostraron escapando a través de la desmaterialización, aunque el propio Houdini nunca afirmó tener poderes sobrenaturales.

En 1913, Houdini presentó quizás su acto más famoso, la celda china de tortura de agua, en la que estaba suspendido boca abajo en un gabinete cerrado de vidrio y acero lleno hasta rebosar de agua. El acto requirió que Houdini contuviera la respiración durante más de tres minutos. Houdini realizó el escape durante el resto de su carrera. Durante su carrera, Houdini explicó algunos de sus trucos en libros escritos para la hermandad mágica. En Handcuff Secrets (1909), reveló cuántas cerraduras y esposas se podían abrir con la fuerza aplicada correctamente, otros con cordones de zapatos. Otras veces, llevaba ganchos o llaves ocultas. Cuando estaba atado con cuerdas o camisas de fuerza, ganó margen de maniobra al agrandar los hombros y el pecho, alejando los brazos ligeramente de su cuerpo.

Su escape de la camisa de fuerza se realizó originalmente detrás de cortinas, con él saliendo libre al final. El hermano de Houdini, (quien también era un artista de la fuga, presentándose a sí mismo como Theodore Hardeen), descubrió que el público estaba más impresionado cuando se quitaron las cortinas para que pudieran verlo luchar por salir. En más de una ocasión, ambos realizaron escapes en camisa de fuerza mientras colgaban boca abajo del techo de un edificio en la misma ciudad.

Durante la mayor parte de su carrera, Houdini fue un acto de titulares en el vodevil. Durante muchos años, fue el intérprete mejor pagado del vodevil estadounidense. Una de las ilusiones escénicas sin escape más notables de Houdini se realizó en el Hippodrome Theatre de Nueva York, cuando desapareció un elefante adulto (con su entrenador) del escenario, debajo del cual había una piscina. En 1923, Houdini se convirtió en presidente de Martinka & amp Co., la empresa de magia más antigua de Estados Unidos. El negocio todavía está en funcionamiento hoy.

También se desempeñó como presidente de la Sociedad de Magos Estadounidenses (también conocido como SAM) desde 1917 hasta su muerte en 1926. Fundada el 10 de mayo de 1902 en la trastienda de la tienda de magia de Martinka en Nueva York, la Sociedad se expandió bajo el liderazgo de Harry Houdini. durante su mandato como presidente nacional de 1917 a 1926. Houdini fue el mayor visionario de la magia. Buscó crear una gran red nacional unificada de magos profesionales y aficionados. Dondequiera que viajara, Houdini pronunció un discurso formal extenso en el club de magia local, pronunció discursos y, por lo general, organizó un banquete para los miembros a su cargo. Dijo: "Los clubes de magos, por regla general, son pequeños: son débiles. Pero si nos fusionáramos en un solo cuerpo, la sociedad sería más fuerte, y eso significaría hacer que los clubes pequeños fueran poderosos y valiosos. Los miembros encontrarían una bienvenida en cualquier lugar. resultaron ser y, a la inversa, la salvaguardia de una línea directa de ciudad a ciudad para rastrear a los expositores y otros indeseables ".

Harry Houdini, retrato de cuerpo entero, de pie, mirando al frente, encadenado.

Durante la mayor parte de 1916, mientras estaba en su gira de vodevil, Houdini, a su cargo, había estado reclutando clubes de magia locales para unirse a la S.A.M. en un esfuerzo por revitalizar lo que sentía que era una organización débil. Houdini convenció a grupos en Buffalo, Detroit, Pittsburgh y Kansas City para que se unieran. Como había sucedido en Londres, Houdini convenció a los magos para que se unieran. El club de Buffalo se unió como la primera rama (posterior asamblea) de la Sociedad. La Asamblea No. 3 de Chicago fue, como su nombre lo indica, el tercer club regional establecido por la S.A.M., cuyas asambleas ahora se cuentan por cientos. En 1917, firmó el estatuto de la Asamblea Número Tres para que existiera, y ese estatuto y este club continúan proporcionando a los magos de Chicago una conexión entre ellos y con su pasado. Houdini cenó, se dirigió y consiguió compromisos de clubes similares en Detroit, Rochester, Pittsburgh, Kansas City, Cincinnati y otros lugares. Este fue el movimiento más grande de la historia de la magia. En lugares donde no existían clubes, reunía a magos individuales, los presentaba entre sí y los impulsaba a unirse al redil.

A fines de 1916, los clubes de magos de San Francisco y otras ciudades que Houdini no había visitado se ofrecían a convertirse en asambleas. Había creado la organización de magos más rica y más longeva del mundo. Ahora abarca a casi 6.000 miembros que pagan cuotas y casi 300 asambleas en todo el mundo. En julio de 1926, Houdini fue elegido por novena vez consecutiva Presidente de la Sociedad de Magos Estadounidenses. Todos los demás presidentes solo han servido durante un año. También fue presidente del Club de Magos de Londres.

En los últimos años de su vida (1925/26), Houdini lanzó su propio espectáculo de noche completa, que calificó como "Tres espectáculos en uno: magia, escapes y medios de fraude expuestos".

Harry Houdini murió de peritonitis, secundaria a una ruptura del apéndice a la 1:26 p.m. el 31 de octubre de 1926 en la habitación 401 del Grace Hospital de Detroit, de 52 años. En sus últimos días, mantuvo con optimismo la firme creencia de que se recuperaría, pero sus últimas palabras antes de morir fueron, según los informes, "Estoy cansado de luchar. "[18] Los testigos presenciales de un incidente en el camerino de Houdini en el Princess Theatre de Montreal dieron lugar a especulaciones de que la muerte de Houdini fue causada por un estudiante de la Universidad McGill, J. Gordon Whitehead, quien lanzó un ataque sorpresa de múltiples golpes en el abdomen de Houdini.

Los testigos presenciales, estudiantes llamados Jacques Price y Sam Smilovitz (a veces llamados Jack Price y Sam Smiley), ofrecieron relatos del incidente que generalmente se corroboraron entre sí. Price describe a Whitehead preguntándole a Houdini "si creía en los milagros de la Biblia" y "si era cierto que los puñetazos en el estómago no le dolían". Luego dio "algunos golpes muy parecidos a un martillo debajo del cinturón". Houdini estaba reclinado en un sofá en ese momento, después de haberse roto el tobillo mientras actuaba varios días antes. Price afirma que Houdini hizo una mueca de dolor con cada golpe y detuvo a Whitehead repentinamente en medio de un golpe, haciendo un gesto de que había tenido suficiente y agregó que no había tenido la oportunidad de prepararse para los golpes, ya que no esperaba que Whitehead lo golpeara. tan de repente y con fuerza. Si no se hubiera roto el tobillo, se habría levantado del sofá en una mejor posición para prepararse.

Durante toda la noche, Houdini actuó con gran dolor. No pudo dormir y permaneció con dolor constante durante los dos días siguientes, pero no buscó ayuda médica. Cuando finalmente vio a un médico, se encontró que tenía fiebre de 102 ° F (39 ° C) y apendicitis aguda, y le aconsejaron que se sometiera a una cirugía inmediata. Ignoró el consejo y decidió continuar con el programa. Cuando Houdini llegó al Garrick Theatre en Detroit, Michigan, el 24 de octubre de 1926, para la que sería su última actuación, tenía fiebre de 104 ° F (40 ° C). A pesar del diagnóstico, Houdini subió al escenario. Se informó que se desmayó durante el espectáculo, pero fue revivido y continuado. Posteriormente, fue hospitalizado en el Grace Hospital de Detroit.

No está del todo claro qué relación tuvo el encuentro en el camerino con la eventual muerte de Houdini. Como señala Snopes, la relación entre el traumatismo directo y la apendicitis no está clara. Una teoría sugiere que Houdini no sabía que sufría de apendicitis. Si no se hubiera dado cuenta de que sus dolores de estómago eran un síntoma de apendicitis, no habría apreciado el efecto potencialmente crítico de los golpes en el abdomen.

Después de tomar declaraciones de Price y Smilovitz, la compañía de seguros de Houdini concluyó que la muerte se debió al incidente del vestuario y pagó una doble indemnización.


Experiencia americana

Pocos artistas han capturado la imaginación del público como Harry Houdini. Desde su gran avance en 1899 hasta su muerte en 1926, Houdini fue uno de los artistas más populares del mundo, una verdadera estrella del teatro y la pantalla. Una y otra vez, sus escapes de predicamentos aparentemente imposibles emocionaron al público, que encontró en él una metáfora de su propia vida, una afirmación de la capacidad humana para superar la adversidad. Escapismo en ambos sentidos de la palabra. Pero aunque casi todo el mundo está familiarizado con la personalidad escénica de Houdini, su vida personal poco conocida es igualmente reveladora. En conjunto, las opiniones públicas y privadas hacen de "The Elusive American" una ventana única y poderosa de su época.

Su amor por Estados Unidos era tal que siempre afirmó que Appleton, Wisconsin, era su lugar de nacimiento. Pero el hombre conocido como Houdini nació Ehrich Weiss en Budapest, Hungría. No llegaría a Wisconsin hasta cuatro años después, cuando él, su madre Cecelia y cuatro hermanos se unieron a su padre, quien se había convertido en rabino de una pequeña congregación reformista allí. Aunque era un hombre educado, Herman Mayer Weiss (Weisz fue cambiado a Weiss por cortesía de los funcionarios de inmigración) no estaba destinado al éxito en Estados Unidos. La lucha de toda su vida para mantener a su familia dejaría una impresión duradera en su hijo "Ehrie", quien se vio obligado a trabajar desde una edad temprana para ayudar a llegar a fin de mes. Aún así, el niño se sintió atraído por la actuación, debutando en un circo de barrio como el trapecista de nueve años, "Ehrich, el príncipe del aire".

En 1887, después de una serie de nombramientos rabínicos fallidos en el Medio Oeste, Herman Mayer Weiss llevó al joven Ehrich con él a Nueva York, donde vivieron en una pensión y encontraron el trabajo que pudieron. Cuando no estaba trabajando, Ehrich se destacaba en los deportes, particularmente en la natación, el boxeo y la carrera, desarrollando los dones atléticos naturales que serían vitales para su futuro acto. También redescubrió un interés infantil por la magia, y en 1891 se asoció con un amigo llamado Jacob Hyman en un acto que llamaron "Los hermanos Houdini". Después de que su desdichado padre muriera en 1892, Ehrich, de dieciocho años, dejó a su madre y a sus hermanos en Nueva York y se fue a la carretera. Los hermanos Houdini realizaron su acto, una colección sin complicaciones de cartas y otros trucos de magia, en museos de diez centavos y pequeños teatros en todo el norte del estado de Nueva York y el Medio Oeste. Actuaron en el Midway de la notable Exposición Mundial de Columbia de 1893 en Chicago. En 1894, el hermano menor de Harry, Dash, reemplazó a Hyman, pero no por mucho tiempo. Ese verano, Harry conoció y se casó con una compañera, una pequeña de dieciocho años de Brooklyn llamada Wilhelmina Beatrice Rahner. "Bess" se convirtió en asistente de Harry, y los hermanos Houdini se convirtieron simplemente en "Los Houdinis".

Si bien se hicieron notar con un escape de baúl que llamaron "La Metamorfosis", la vida en el circuito del museo de diez centavos fue agotadora para la joven pareja. Aunque apenas tenía veinticinco años, en 1898 Houdini estaba tan cansado que pensó seriamente en dejar de fumar, e incluso envió un catálogo de la "Escuela de Magia de Harry Houdini" mientras se quedaba con su madre en Nueva York en un descanso prolongado. Pero él y Bess volvieron a la carretera y, en la primavera de 1899, Houdini finalmente tuvo su gran oportunidad. El cambio de suerte se produjo cuando Martin Beck, un magnate en ascenso en el nuevo mundo del teatro de vodevil, vio a los Houdinis en un jardín de cerveza en St. Paul, Minnesota. Haciendo caso omiso del resto del acto, Beck vio algo en las fugas de las esposas de Houdini y lo desafió al día siguiente con sus propias esposas. Houdini escapó fácilmente. Unos días más tarde, Beck, que estaba con el circuito Orpheum que dominaba el vodevil en el Oeste, cablegrafió a Houdini desde Chicago: "Puedes abrir Omaha el veintiséis de marzo con sesenta dólares, verás que probablemente te haga una propuesta para la próxima temporada. " Como escribió Houdini más tarde, "Este cable cambió el viaje de toda mi vida".

A finales de año, Beck tenía a los Houdinis tocando en las principales casas de vodevil desde el Medio Oeste hasta California a principios de 1900, también fueron un éxito en el circuito de la costa este de Keith. Mostrando un talento para la publicidad a la altura de sus habilidades como artista del escape, Houdini realizó fugas de la cárcel y otras acrobacias públicas para atraer a la gente a los cines. Houdini, known variously as "The Celebrated Police Baffler," "The King of Handcuffs," and a host of other names, developed the basic routines which would make him a legend. After nearly a decade playing dime museums and circuses, vaudeville must have seemed like a different world. The Houdinis performed fewer shows -- before upscale audiences in lavishly appointed theaters -- and made far more money. At the turn of the century, vaudeville was the top of the entertainment pyramid, and Harry Houdini became one of its stars.

But as wonderful as this was, no amount of success in America, which had barely begun to emerge from Europe's cultural shadow, could compare with acceptance across the Atlantic. Already bickering with Beck, he arranged his own tour of Europe, where he would spend the bulk of the next five years. Tirelessly crisscrossing the continent and British Isles, Houdini delighted crowds just as he had in America. He also continued the practice of staging public exhibitions and taking challenges. One such memorable challenge came from the London Mirror newspaper, which commissioned a special set of handcuffs for Houdini. After more than an hour -- and several theatrical flourishes -- Houdini emerged free of the "Mirror Cuffs," setting off pandemonium in the music hall. In Germany, he caused an even bigger stir when he ran up against the Kaiser's formidable police force. When a Cologne policeman accused him of fraud, Houdini charged him with slander rather than backing down. Even though he had to reveal some of his tricks to the court in order to prevail, the resulting windfall of publicity only reinforced his status as Germany's "König der Handschellen."

After conquering Europe, Houdini returned to America in 1905 and put down roots, buying a small farm in Connecticut and a stately brownstone in Manhattan. Although being an entertainer meant constant travel, the brownstone became home base for his family, particularly Cecelia Weiss. Houdini had always been close to his mother, but since his father's death had demonstrated a fierce devotion rivaled only by his love for Bess. When word of her death reached him in Sweden in 1913, he reportedly fainted, then wept uncontrollably when he came to. "I am what would be called a Mothers-boy," admitted the man hailed around the world as a real-life superman. He would grieve for her the rest of his life.

This devotion, along with a fierce desire to succeed as his father never had, led Houdini to drive himself relentlessly, and helps account for his incredible career. When others would have retired to enjoy their success, Houdini reinvented himself time and again, finding new ways to maintain his public appeal. In 1908 he introduced the famous milk can escape, reminding audiences that "Failure Means a Drowning Death." Around the same time, he staged a series of "manacled bridge jumps" which drew large crowds and a great deal of publicity. In 1913, he added the elaborate Chinese Water Torture Cell escape, which he usually referred to as "the Upside Down." Some consider it Houdini's greatest trick, and it certainly had all the elements of a Houdini performance: brilliant technical conception, great physical strength, and highly dramatic presentation.

After almost three decades of public performances, Houdini eventually found a new and powerful way to reach people: the motion picture. He made his first film, a serial called "The Master Mystery," in 1918, just as the movie business was about to take off. Although his acting was wooden and screen magic held none of the mystery of live magic, Houdini became one of Hollywood's first action heroes, and his movies delighted audiences around the world. Now in his mid-forties and physically worn-out, he was thrilled to be able to perform an escape once and have it preserved forever. And in typical fashion, Houdini jumped into the new medium with both feet: not content just being a star, he started his own production company and several other movie-related ventures, all of which lost money.

Another great passion of Houdini's emerged in the early '20s, when he became a leading critic of the Spiritualist movement sweeping Europe and America in the wake of World War I. Perhaps embarrassed by his lack of formal education, Houdini had always worked hard to educate himself his great passion was the history of magic, and he amassed one of the greatest collections of such material in the world. Thus when Spiritualist mediums gained considerable attention by claiming to be in touch with the spirit world, the world's most famous illusionist felt compelled to reveal them for what they were: highly skilled performers. Houdini's crusade, which he approached with characteristic passion, led to two particularly revealing episodes. One was his friendship with English author Sir Arthur Conan Doyle, a leading advocate of Spiritualism. Although Houdini was eager to remain friends with the noted man of letters, their differing views eventually led to a falling out. The other episode was his very public battle with the most noted medium of the day, Mina Crandon, a.k.a. "Margery," the wife of a prominent Boston surgeon. As part of a committee organized by "Scientific American" magazine, Houdini helped expose Margery as a fraud after a series of combative seances. He even published a forty-page illustrated pamphlet entitled "Houdini Exposes the tricks used by the Boston Medium 'Margery'" at his own expense. As generous as he was with family and friends, Houdini made an implacable foe.

Houdini began 1926 on a high note, reaching the height of success with his own one-man show on Broadway. The two and a half hour "HOUDINI" featured a bit of everything that had made him a legend since the dime museum days: small-scale illusions, blockbuster escapes, and a Spiritualism expose. The show was such a success he took it on the road. But during a stay in Montreal in October, Houdini was assaulted by a young man in his dressing room. The stomach blows -- which he had invited as a test of his legendary strength -- aggravated a case of appendicitis, and he soon became seriously ill. In a final display of stamina and willpower, Houdini performed the next day and again in Detroit. His appendix was removed on October 25th, but the delay had allowed an infection to set in, and he died in Detroit on Halloween.

Banner headlines, long obituaries, and a crowded public funeral in New York marked Houdini's passing. These were but a few of the signs that the world knew it had lost one of the most original and beloved entertainers of all time.


Bess Houdini

Wilhelmina Beatrice Rahner was born in Brooklyn, New York (before New York City was consolidated) in 1876 to German immigrants Gebhard Rahner (a cabinet maker) and Balbina Rahner (née Bugel).

Bess was working at Coney Island in a song and dance act called The Floral Sisters when she was first courted by Houdini's younger brother, Theo (a.k.a. Theodore Hardeen). But it was the older Houdini brother, Harry, that she fell in love with and married on June 22, 1894. [2] The pair worked as The Houdinis for several years before Houdini hit it big as The Handcuff King. But he and Bess continued to occasionally perform their signature trick, Metamorphosis, throughout his career. Bess also looked after their menagerie of pets, collected dolls, and made the costumes for Houdini's full evening roadshow. [3] The Houdinis remained childless throughout their marriage. Bess's niece, Marie Hinson Blood, said Bess suffered from a medical condition that prevented her from having children. [4]

After Houdini died on October 31, 1926, Bess opened a tea house in New York, and briefly performed a vaudeville act in which she froze a man in ice. [5]

She moved to Inwood, Manhattan, and would try to contact Harry during seances, with a code that only Harry and Bessie knew about, to be sure that the spirit medium was not a fraud. [6] The code was: Rosabelle – answer – tell – pray – answer – look – tell – answer – answer – tell. Bess' wedding band bore the inscription "Rosabelle", the name of the song she sang in her act when they first met. The other words correspond to a secret spelling code used to pass information between a magician and his assistant during a mentalism act. Each word or word pair equals a letter. The word "answer" stood for the letter "B", for example. "Answer, answer" stood for the letter "V". Thus, the Houdinis' secret phrase spelled out the word "BELIEVE". [7]

In the 1930s she moved to Hollywood, California, and worked to promote Houdini's memory along with her manager and partner, Edward Saint. On Halloween 1936, Bess and Saint conducted a "Final Houdini Séance" on the roof of the Knickerbocker Hotel in Hollywood. At the conclusion of the failed séance, beside a photograph of Houdini, she put out the candle that was said to have burned for ten years. In 1943 she said "ten years [was] long enough to wait for any man." [8]

After the 1936 séance, Bess asked Walter B. Gibson—writer of the mystery series The Shadow and a friend, confidant, publicist and ghostwriter for Houdini—to carry on the yearly tribute. He held them for many years at New York's Magic Towne House with such magical notables as Houdini biographer Milbourne Christopher. Before he died, Gibson passed on the tradition [9] to Dorothy Dietrich. [10]

Bess Houdini died from a heart attack on February 11, 1943 while in Needles, California, aboard an eastbound train traveling from Los Angeles to New York City. She was 67 years old. [11] [12] [13] Her family would not allow her to be interred with her late husband at the Machpelah Cemetery in Queens, New York as she had been raised a Roman Catholic and he was a Jew. She is interred instead at Gate of Heaven Cemetery in Hawthorne, New York.

In film Edit

Bess Houdini appeared as herself in the 1938 film Religious Racketeers (a.k.a. Mystic Circle Murder) directed by Frank O'Conner and produced by Fanchon Royer. In the film, she expressed her belief that communication with those who have died is impossible. The film sparked controversy among spiritualists, but was praised by magicians. It was released on DVD in 2006 by Alpha Video. [14]

Bess has been portrayed in film by Janet Leigh (Houdini, 1953), Sally Struthers (The Great Houdini, 1976), Stacy Edwards (Houdini, 1998), and Kristen Connolly (Houdini, 2014). On stage, she has been played by Judith Bruce (Man of Magic, 1966), Viviane Thomas (Houdini – A Circus Opera, 1979), Kim Lores (The Great Houdini, 1999), and Evanna Lynch ("Houdini", 2013). [15] [16] [17]

In music Edit

The Kate Bush song Houdini from her 1982 album The Dreaming is about the story of Bess Houdini and her attempts to communicate with her deceased husband Harry. [ cita necesaria ]

The My Chemical Romance song This Is How I Disappear was inspired by the séance performed by Houdini to contact her dead husband, Harry. [18]

Bálint Varga and Lia Barcellona Tamborra's 2020 album musical/audiobook d'ILLUSION: The Houdini Musical depicts Harry and Bess' relationship as part of the plot. She is portrayed by Quiana Holmes. [19] [20] [21] [22] [23]


The spirit world calls

Steve and Patricia Hanson related in a Los Angeles magazine article that Houdini became interested in "making contact with those who had gone beyond" after his mother's death in 1913. His attempts in this area brought him into contact with writer Sir Arthur Conan Doyle (1859�), the creator of the Sherlock Holmes character. In 1908, as a publicity stunt, Houdini had written a letter to "Holmes," asking for help in catching crooks who were stealing his tricks. By 1920 the two men had formed a friendship based on their talent and their grief—just as Houdini had lost his beloved mother, Doyle had lost his son, Kingsley, who had been killed in World

After a while the friendship began to weaken. Houdini was not as strong a believer as Doyle. Part of Houdini's career was devoted to exposing fakes who pretended to be able to contact spirits. As the Hansons noted in Los Angeles, Houdini felt that Doyle was too blinded by grief to see clearly, and Doyle thought that Houdini was not open-minded enough and was too anxious to expose fraud. The two men's friendship ended.


8. Houdini assisted with the American war effort during WWI

Although he was brought into the world in Hungary, Houdini was an American patriot and staunch supporter of U.S. involvement in The Second Great War. He persuaded the Society of American Magicians to sign loyalty oaths to President Woodrow Wilson and later canceled his touring season to invest in entertaining soldiers and raising money for the war effort.

Houdini also drew on his arsenal of magician’s tricks to give special instruction to American troops. In a series of classes held at New York’s Hippodrome, he counseled doughboys on the best way to escape sinking ships and extricate themselves from ropes, handcuffs, and other restraints in case of capture by the Germans.


The Great Harry Houdini

Harry Houdini was born on March 24, 1874 in Budpest, Hungary, with the name of Ehrich Weisz. He was one of six children and the son of Rabbi Mayer Weisz and his second wife, Cecilia Steiner. In 1876, Mayer Weisz immigrated to the United States with the dream of a better life. He found work as a rabbi and changed his last name to Weiss. In 1876, the remainder of the family joined him in the United States.

The family moved to Milwaukee when Ehrich was eight years old. During his early years, Ehrich sold newspapers and shined shoes to help support the family. On October 28, 1883, nine year old Ehrich made his first appearance on stage, performing a trapeze act. He billed himself, "Ehrich, the Prince of the Air." At 12, Ehrich hopped a freight car and ran away from home. A year later her returned to New York and continued to help support his family by working as a messenger, necktie cutter, and photography assistant. Nothing is known of his year away from his family.

About this time, Ehrich and his brother Theo began to pursue an interest in magic. As a stage name, Ehrich Weiss became Harry Houdini by adding an ìiî to the last name of his idol, French magician Robert Houdin. Harry is simply an Americanized version of his nickname, Ehrie. At 17, Ehrich, now known as Harry Houdini, left his family to pursue his magic career. By the age of twenty, Harry had been performing small acts throughout New York. He soon married and joined a circus where he began to develop and perfect his escape tricks.

Through the years, Houdini gained fame after repeatedly escaping from police handcuffs and jails. Harry was even given certificates from various wardens for escaping from their prisons. After making his name in America, Harry toured Europe, where he expanded his repertoire by escaping from straitjackets and coffins. Eventually, Harry was able to accomplish his dream of having a full show dedicated to his magic.

In his later years, Harry took his talent to the film arena, where he both acted and started his own film laboratory called The Film Development Corporation. Years later, Harry would receive a star on the Hollywood Walk of Fame. In addition, Harry showed interest in the field of aviation and was the first person to ever fly over Australian soil.

In the 1920s, Harry became interested in the occult, specifically in debunking mediums and psychics. His training in magic helped him expose frauds that scientists and academics could not. He chronicled his time investigating the occult in his book, A Magician Among the Spirits.

In 1926 Houdini died as a result of a ruptured appendix, after suffering a blow to the abdomen by university student J. Gordon Whitehead. Houdini refused to seek medical help and continued to travel, eventually succumbing to periotonitis on October 24, 1926 at the age of 52.


Ver el vídeo: The Life And Magic Of The Real Harry Houdini. The Magic Of Houdini. Timeline (Octubre 2021).