Podcasts de historia

Octubre de 2003 en Irak - Historia

Octubre de 2003 en Irak - Historia

Octubre de 2003 en Irak
Víctimas de EE. UU.

2 de Octubre- Octubre tuvo un mal comienzo cuando tres estadounidenses murieron en sus primeras 24 horas

10 de Octubreth Un atacante suicida dentro de una camioneta Oldsmobile blanca estalló dentro de un recinto policial en Bagdad. Ocho personas murieron y otras 40 resultaron heridas.

octubre 12th El hotel de Bagdad en el centro de Bagdad fue golpeado por un gran coche bomba. La bomba explotó a las 12:50 pm y mató a seis guardias de seguridad iraquíes e hirió a otras 35 personas.

14 de octubre Estados Unidos anunció que nueve soldados habían muerto en Irak la semana anterior. Esto subrayó lo peligroso que se había vuelto Irak.. Anuncio

27 de octubreth Los terroristas suicidas atacaron simultáneamente cinco edificios en diferentes partes de Bagdad. Los ataques tuvieron lugar el primer día del período sagrado musulmán del Ramadán. Los ataques fueron contra la sede del Comité Internacional de la Cruz Roja y contra cuatro comisarías de policía iraquíes. Un ataque a una quinta comisaría fracasó cuando el conductor recibió un disparo. 34 murieron en los ataques.29 de octubre Seis civiles murieron a manos de soldados estadounidenses después de que una bomba explotara junto a su convoy en la carretera principal a Faluya. Los soldados dispararon contra una minivan que transportaba civiles iraquíes


William Kristol sobre Irak, 2003-7

Hace algunas semanas, durante una de mis raras incursiones en las noticias de la televisión por cable, vi al eminente Baby Boomer, Bill Kristol de la Estándar semanal, pontificando sobre Irak. Él estaba explicando lo trágico que sería retroceder ahora, ahora que & # 8220finalmente & # 8221 teníamos una estrategia exitosa. Lo que me enfureció tanto fue que alguien que, por lo que pude ver, se había equivocado tan constantemente sobre Irak de principio a fin, sobre todo en una entrevista con Terri Gross de NPR justo después de nuestra invasión, en la que le aseguró que no habría un conflicto sectario porque & # 8220Irak siempre ha sido bastante secular & # 8221 & # 8212 todavía tenía el estatus público de algún tipo de autoridad. Las computadoras y la red son herramientas maravillosas, y decidí investigar con mayor profundidad los diversos pronunciamientos de Kristol sobre la guerra. Los resultados me sorprendieron de alguna manera. De hecho, Kristol ha estado tan constantemente equivocado que uno puede descartar con seguridad su euforia actual basándose en el principio de que incluso un reloj parado tiene razón dos veces al día. (Como sugerí ayer mismo, las cosas pueden estar un poco mejor en Irak en este momento, pero ciertamente no deberíamos creerlo porque él lo dice). Pero, por otro lado, resulta que cualquiera que quisiera entender Washington e Irak durante los últimos cuatro años debería haber estado leyendo a Kristol. Al detallar los argumentos que enfurecen en Washington & # 8212argumentos en los que él ha emergido como uno de los vencedores & # 8212, estaba muy por delante de mí, y de casi cualquier otra persona que pueda recordar. El hombre puede ser un ideólogo que se ha equivocado repetidamente, pero está bien conectado y muy en sintonía con el presidente Bush, y durante los últimos cuatro años ha triunfado sobre sus enemigos en la burocracia y la generación anterior & # 8212 El pueblo estadounidense, por supuesto, se apegó a la factura.

Una búsqueda de & # 8220William Kristol & # 8221 y & # 8220 Iraq & # 8221 en el Estándar semanal El sitio web apareció alrededor de 80 artículos, de los cuales estudié 17, desde mediados de 2003 hasta el mes pasado, muy de cerca. (No presté atención al período previo a la guerra & # 8212 esos peces fueron asesinados a tiros en el barril hace mucho tiempo). Muchos de ellos han sido coautores de uno de los hermanos Kagan, Robert o Frederick, y de hecho Frederick aparece primero en varios de los más recientes. Hicieron una lectura interesante.

Aunque, como veremos, Kristol criticó constantemente a la Administración por no hacer lo suficiente en Irak desde 2003 hasta 2006, no obstante, ha sido culpable de repetidos aullidos en la línea de su declaración a Terri Gross desde el principio. Una y otra vez ha identificado erróneamente el problema en Irak y una y otra vez ha afirmado que íbamos camino de la victoria. & # 8220La buena noticia & # 8221, escribió el 28 de julio de 2003, & # 8220, es que podemos doblar la esquina en el debate sobre el Irak de posguerra. . . Más importante, ya pesar de los continuos asesinatos de soldados estadounidenses, la situación sobre el terreno en Irak bien puede estar cambiando. Las tácticas militares agresivas pueden estar quebrando la espalda de varios miles de acérrimos del Baath, y probablemente nos estamos acercando a Saddam. . . . Sin embargo, mientras la administración rechaza las críticas injustificadas sobre Irak, tontamente ha dado una espada a sus críticos al insistir en la redacción de 28 páginas, en el informe del Congreso sobre el 11 de septiembre, sobre los vínculos de Arabia Saudita con los secuestradores. & # 8221 El El problema entonces no era Irak, sino el próximo objetivo, la familia real saudí. Dos meses después, en septiembre, él y Robert Kagan mostraron un poco más de preocupación, pero no sin subestimar masivamente el problema. & # 8220 Y considerando lo que pudo haber salido mal, y lo que tantos críticos predijeron que saldría mal, los resultados han sido admirables en muchos sentidos. Irak no ha descendido a la violencia interreligiosa e interétnica. Hay comida y agua. Los hospitales están en funcionamiento. Los mundos árabe y musulmán no han estallado en caos o ira, como muchos de nuestros amigos europeos predijeron con confianza. & # 8221 Pero admitieron, paradójicamente, que & # 8220 seguridad básica, tanto para los iraquíes como para la coalición y otros trabajadores internacionales en Irak. , esta falto de. La continua escasez de energía en gran parte del país ha dañado la reputación de Estados Unidos como potencia ocupante responsable y ha llevado a muchos iraquíes a cuestionar las intenciones estadounidenses. Los continuos asesinatos y sabotajes de servicios públicos por parte de fuerzas pro-Saddam y, posiblemente, por terroristas que ingresan al país desde los vecinos Siria e Irán amenazan con desestabilizar la tenue paz que se ha mantenido en Irak desde el final de la guerra. & # 8221

Kristol y Robert Kagan se sintieron mucho mejor el 27 de marzo de 2004.

& # 8220Ha pasado un año desde la invasión de Irak, y aunque ninguna persona sensata afirmaría que los iraquíes están segura e irrevocablemente en el camino hacia la democracia liberal, la verdad honesta y bastante notable es que han hecho enormes avances en esa dirección. La firma el 8 de marzo de la constitución provisional iraquí, que contiene las garantías más sólidas de los derechos y libertades individuales, de las minorías y de las mujeres que se encuentran en cualquier parte del mundo árabe, es el éxito más obvio. Pero también hay otras medidas de progreso. La producción de electricidad y petróleo en Irak ha vuelto a los niveles de antes de la guerra. La captura de Saddam Hussein ha dañado a la insurgencia liderada por los baazistas, aunque los yihadistas continúan lanzando horribles ataques contra civiles iraquíes. Pero según la mayoría de los informes, esos ataques feroces han incitado a más iraquíes a involucrarse más en la construcción de un mejor Irak. Es posible que hayamos doblado una esquina en términos de seguridad.

& # 8220 Es más, hay signos esperanzadores de que iraquíes de diferentes creencias religiosas, étnicas y políticas pueden trabajar juntos. Esto está muy lejos de las predicciones hechas antes de la guerra por muchos, tanto aquí como en Europa, de que un Irak liberado se fracturaría en clanes enfrentados y desataría un baño de sangre. Los medios estadounidenses perpetuamente amargados se centran en las tensiones entre chiítas y kurdos que retrasaron la firma en tres días enteros. Pero las difíciles negociaciones que condujeron a la firma y los continuos debates sobre los términos de una constitución final, de hecho, han demostrado algo notable en Irak: la voluntad de los diversos grupos étnicos y religiosos de estar en desacuerdo, pacíficamente, y luego comprometerse.

& # 8220 Esta disposición es producto de lo que parece ser un amplio consenso iraquí que favorece la idea del pluralismo. La propia constitución provisional representa un compromiso prometedor entre el deseo legítimo de la mayoría chiíta de estar representada de manera justa en el gobierno iraquí, por primera vez en un siglo, y el deseo igualmente legítimo de kurdos y sunitas de estar protegidos de una tiranía. de la mayoría. Estos nunca son asuntos fáciles de resolver, como bien sabían nuestros propios Fundadores. Agregue a estos problemas la irritante cuestión del papel del Islam en la política y la sociedad iraquíes, y las complejidades se multiplican. Sin embargo, también aquí los iraquíes parecen haber logrado un equilibrio esperanzador. El Islam es respetado en la constitución como religión nacional. Pero eso no afecta los derechos básicos de los iraquíes, tanto musulmanes como no musulmanes. Esto no parece ser una teocracia musulmana en ciernes. De hecho, la forma en que la constitución iraquí reconcilia la democracia liberal con la cultura y la religión del Islam es realmente un modelo alentador y factible para otros en el mundo islámico. & # 8221

Estos párrafos son la entrevista de Terri Gross al cuadrado, y muestran lo que sucede cuando a los ideólogos, en lugar de a hombres y mujeres con experiencia regional real, se les permite dejar volar sus fantasías sobre tierras extranjeras. (Walt Rostow tenía una serie similar de fantasías sobre la rápida modernización de Vietnam del Sur).

Abril de 2004 fue el mes en el que las cosas se derrumbaron en Irak, tanto en Faluya como en las áreas chiitas del sur. Así es como Kristol y Robert Kagan evaluaron la situación el 28 de ese mes.

& # 8220 El mero hecho de que la violencia haya aumentado recientemente en Irak no es por sí mismo motivo para criticar el manejo de la guerra por parte de la administración. Ninguna persona sensata creía que el esfuerzo por construir un Irak democrático sería sin costos ni peligros. Ninguna persona razonable esperaba que los oficiales de la administración y los comandantes militares, ya sea en Washington o en Bagdad, pudieran ejercer un dominio infalible sobre una situación intrínsecamente compleja y siempre explosiva.

& # 8220 Tampoco son malas las noticias de Irak. Hace varias semanas argumentamos de manera optimista (quizás demasiado optimista) que las cosas se veían mejor, y todavía creemos que hay mucho en Irak de lo que sentirse satisfecho: la cooperación pacífica continua entre los líderes chiítas, sunitas y kurdos, a pesar de muchos desacuerdos, una economía que parece para mejorar el hecho de que una gran mayoría de iraquíes, como se documenta en las encuestas, dicen que su futuro es prometedor, rechazan la violencia política y apoyan una presencia estadounidense en curso. Y gran parte de Irak sigue siendo, por el momento, relativamente pacífica. Todo esto es un progreso importante. & # 8221

Un mes después, el 23 de mayo, el propio Kristol tuvo que admitir que las cosas no habían ido tan bien, por lo que desplegó una de sus analogías favoritas, la crisis de moral de la Unión a mediados de 1864, superada por la captura de Atlanta por Sherman. . Curiosamente, sin embargo, mientras identificaba el problema, propuso resolverlo con una estrategia tan poco Petraeus como podría imaginarse.

& # 8220Si un gobierno soberano iraquí provisional va a operar eficazmente desde julio hasta que el gobierno electo asuma el poder en enero, es necesaria una seguridad adecuada. Para ello es necesario asestar un golpe militar decisivo a las insurgencias armadas que buscan impedir la existencia del gobierno iraquí. Como sucedió en 1864, la tarea inmediata es, por lo tanto, la destrucción de los ejércitos y milicias de la insurgencia: no tomar y mantener el territorio, no ganar los corazones y las mentes de los iraquíes, no conciliar a los oponentes y críticos, no obtener la aprobación de otras naciones. Todos estos pueden seguir después de la victoria sobre la violenta insurrección.

& # 8220De modo que cualquier insurgencia armada que se oponga a una transición pacífica en Irak debe ser destruida. Hay que conquistar Faluya y negar a los terroristas un refugio seguro en Faluya y otros centros de insurrección. La milicia de Moqtada Sadr debe quedar impotente. Esto tendrá que ser logrado principalmente por el poder militar estadounidense y británico, por muy útiles que puedan ser los diversos esfuerzos políticos, por más útiles que puedan ser las fuerzas iraquíes y de la coalición. Entonces, un Irak soberano, con la continua asistencia militar y de otro tipo de los Estados Unidos, podrá seguir adelante con la tarea de reconstrucción política y económica. & # 8221

Por supuesto, nuestras fuerzas en Irak nunca han estado ni remotamente cerca de lo suficientemente grandes como para negarles a los terroristas todo refugio seguro, y Moqtada Al-Sadr se ha vuelto cada vez más fuerte en los últimos tres años.

Las tropas estadounidenses reconquistaron y destruyeron en gran parte Faluya en noviembre de 2004, y el 13 de diciembre, Kristol se estaba preparando para declarar la victoria no solo en Irak sino en todo el Medio Oriente.

& # 8220 Los sonidos que uno oye que emanan del Medio Oriente árabe son los sonidos, débiles pero inconfundibles, del hielo que se rompe. Aunque reprimidas durante mucho tiempo y reprimidas con éxito, las demandas de reforma liberal y los reclamos del derecho al autogobierno parecen estar a punto de abrirse camino en esa difícil región.

& # 8220La clave para convertir estos sonidos aleatorios de descontento en el comienzo de una sinfonía de autogobierno es, por supuesto, el éxito en Irak. Aquí, las noticias del último mes, a pesar de los principales medios de comunicación al contrario, son prometedoras. La victoria de Bush en la reelección la exitosa ofensiva en Faluya y el fracaso de & # 8216Sunni street & # 8217 en levantarse indignado por la incapacidad tanto de los terroristas como de las fuerzas políticas antidemocráticas para disuadir a los gobiernos iraquí y estadounidense de seguir adelante con las elecciones del 30 de enero. la voluntad del presidente de aumentar los niveles de tropas estadounidenses y su compromiso con la victoria, todo esto permite ser cautelosamente optimista sobre las perspectivas en Irak.

& # 8220Y si Irak sale bien, los sueños supuestamente & # 8216 utópicos & # 8217 y & # 8216Wilsonianos & # 8217 de un cambio fundamental en el Medio Oriente más amplio no parecerán tan descabellados. El fracaso en Irak, es ampliamente reconocido, sería un desastre total. Lo que es menos reconocido es que las recompensas de la victoria pueden ser considerables. Los beneficios más obvios y tangibles serían, por supuesto, para el pueblo iraquí y, en segundo lugar, para la credibilidad geopolítica estadounidense. Pero los efectos indirectos en Oriente Medio no deben subestimarse. . . & # 8221

Robert Kagan y Kristol se volvieron absolutamente rapsódicos después de la primera ronda de elecciones en Irak en enero de 2004 y las elecciones que los sunitas boicotearon.

14 de febrero: & # 8220 Afortunadamente, el presidente Bush nunca aceptó la idea de que los iraquíes u otros pueblos árabes o musulmanes no estén "preparados" para la democracia. Como resultado, millones de iraquíes (y afganos) ya han votado. ¿Cómo afectará este notable ejercicio de democracia al resto del mundo árabe y musulmán? Seguimos confiando en que el progreso hacia la democracia liberal en Irak aumentará las posibilidades de que los gobiernos de Oriente Medio se abran y de que los pueblos de Oriente Medio reclamen sus derechos. Y las posibilidades aumentan cada vez que el presidente destaca a naciones como Egipto y Arabia Saudita, o Irán y Siria, para una mención especial, como lo hizo en el Estado de la Unión. Las palabras importan, especialmente en el contexto de los hechos en Irak y Afganistán. Habrá, por ejemplo, elecciones en el Líbano este verano, donde una victoria de la oposición podría significar el comienzo del fin del papel imperial de Siria en ese país. En cuanto a Egipto, Jordania y Arabia Saudita, no tiene por qué creer en nuestra palabra. El rey Abdullah de Jordania lo expresó mejor: & # 8216La gente se está despertando. Los líderes [árabes] entienden que tienen que impulsar la reforma, y ​​no creo que se mire hacia atrás. & # 8217

& # 8220Aquí en los Estados Unidos, la reacción partidista a los éxitos recientes ha sido realmente asombrosa. Nunca tantos se han sentido tan miserables ante tan buenas noticias. Los expertos de Oriente Medio que predijeron un desastre no han podido reconocer que, después de todo, no fue un desastre. En cambio, simplemente han pasado a predecir desastres en el futuro, o afirmar falsamente que los chiítas iraquíes, que siguen el ejemplo del ayatolá Sistani, son herramientas de Irán. Los expertos en democracia también han sido particularmente atroces. ¿Su odio a Bush les ha hecho imposible aplaudir las elecciones democráticas cuando ocurren? & # 8221

Y aquí está Kristol el 7 de marzo:

& # 8220La historia se ve mejor en el espejo retrovisor. Es difícil comprender el significado de los eventos a medida que ocurren. Es aún más difícil pronosticar su significado cuando solo están programados para suceder. Y una vez que ocurren, suele ocurrir que los posibles puntos de inflexión históricos, puntos de inflexión, puntos de inflexión o simplemente puntos de interés resultan en el frío resplandor de la historia como de importancia meramente pasajera.

& # 8220Pero a veces no. Apenas cuatro semanas después de las elecciones iraquíes del 30 de enero de 2005, parece cada vez más probable que esa fecha se convierta en un verdadero punto de inflexión. La caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 puso fin a una era. El 11 de septiembre de 2001 terminó un interregno. En la nueva era en la que vivimos, el 30/1/05 podría ser un momento clave, quizás el momento clave hasta ahora, para reivindicar la Doctrina Bush como la respuesta correcta al 11 de septiembre. Y ahora existe la perspectiva de un progreso mayor y más acelerado. & # 8221

Durante el resto de 2005, Kristol dijo mucho menos sobre lo que estaba sucediendo realmente en Irak, aunque en el otoño le preocupaba que varios republicanos, incluidos George Will y el estratega político Grover Norquist, estuvieran perdiendo la fe en la causa o preocupados (proféticamente). ) sobre el impacto de la guerra en las elecciones de 2006. Pero la siguiente ronda de elecciones iraquíes en diciembre le permitió alcanzar alturas aún mayores de éxtasis, que en retrospectiva emergen como grandes vuelos de fantasía. 26 de diciembre:

& # 8220 En Irak, casi todo el mundo está celebrando. & # 8216¡Felices días! & # 8217 animó a Salim Saleh a New York Times reportero. & # 8216Antes teníamos un dictador, y ahora tenemos esta libertad, esta democracia, & # 8217 Emad Abdul Jabbar, un sunita de 38 años, dijo al Veces. & # 8216 Esta vez, tenemos una elección real, no solo las elecciones falsas que tuvimos bajo Saddam, y los sunitas queremos participar en el proceso político. & # 8217 & # 8216 Estamos tan felices & # 8217, dijo Sahera Hashim al Tiempos financieros. & # 8216 Esperamos seguridad, buena vida. Hemos sufrido demasiado en el pasado. & # 8217 El alcalde de Ramadi, un bastión insurgente y sunita, comparó las elecciones con una boda: & # 8216 En este momento, la ciudad está viviendo una celebración democrática. & # 8217 Otro hombre sunita dijo a Correo reportero, & # 8216 Todo mi vecindario está votando. Si Dios quiere, después de las elecciones todo irá bien. & # 8217

& # 8220La historia más importante de esta elección, además de su carácter histórico, es la asombrosamente alta participación sunita. En octubre, los expertos habituales nos aseguraron que la aprobación del referéndum constitucional era un desastre, otro de los muchos clavos finales en el ataúd de la democracia iraquí: los sunitas ahora nunca participarían en el proceso electoral.Resulta que sí participaron, y lo hicieron con gran expectativa de que a través del nuevo proceso democrático sus voces pudieran ser escuchadas y sus intereses protegidos.

& # 8220También resulta que una de las principales razones por las que los sunitas no habían participado antes era el temor de que fueran asesinados por terroristas e insurgentes. Esta vez, con 160.000 soldados estadounidenses y miles de soldados y policías iraquíes recién entrenados, había una sensación de seguridad. & # 8216 La última vez, si votó, murió & # 8217, Abdul Jabbar Mahdi, un sunita, dijo a la VecesDexter Filkins. & # 8216 Si Dios quiere, esta elección conducirá a la paz. & # 8217 Como señala Filkins, & # 8216 Los comentarios de los votantes sunitas, aunque anecdóticos, sugirieron que un buen número de ellos se había mantenido alejado de las urnas en enero no porque estuvieran desencantados con el proceso democrático, sino porque tenían miedo de ser asesinados. & # 8217

& # 8220 ¿No es un punto de inflexión? La participación de los sunitas en un número tan alto por sí sola marca esta elección como un hito. O ha sucedido algo dramático con las actitudes sunitas, o los verdaderos sentimientos sunitas fueron previamente reprimidos. Entre los sunitas que entrevistó, el VecesJohn Burns encontró & # 8216 una nueva voluntad de distanciarse de la insurgencia, una ausencia de hostilidad hacia los estadounidenses, un desprecio casual por Saddam Hussein, un anhelo de que los sunitas encontraran un lugar para sí mismos en el Irak post-Hussein & #. 8217 Zaydan Khalif, de 33 años, se envolvió en la bandera iraquí mientras se dirigía a las urnas. & # 8216Es el sentimiento nacional & # 8217, explicó. De acuerdo con la Los Angeles Times, en Faluya, dominado por los sunitas, los votantes corearon & # 8216 Que Dios proteja a Irak ya los iraquíes & # 8217. La mayoría de los sunitas parecen haber decidido emitir votos en lugar de colocar bombas. Un hombre sunita le dijo a un periodista: & # 8216 No queremos violencia y que otros digan que los sunitas están encabezando la violencia en Irak. & # 8217 Amer Fadhel Hassani, un residente sunita de Bagdad, dijo, & # 8216 Si conseguimos más asientos, será más silencioso. Los que estuvieron ausentes en enero ahora tendrán voz. & # 8217

& # 8220 Tienen voz en parte debido al aparente éxito de la estrategia de contrainsurgencia estadounidense / iraquí recientemente adoptada de & # 8216 despejar y mantener & # 8217. Puede que los sunitas se den cuenta de que la insurgencia no está ganando ser la mejor manera para que recuperen el poder perdido, o incluso para fortalecer su posición negociadora. Los asistentes de la cerca sunita parecen inclinarse hacia la participación en el proceso político. Una estrategia de contrainsurgencia más activa - y la presencia de 160.000 soldados estadounidenses - no ha reducido, como algunos predijeron, la participación sunita en el proceso político ni engendrado una mayor hostilidad y violencia. Por el contrario, las tropas adicionales ayudaron a proporcionar la seguridad que hizo que fuera más seguro para los sunitas y otros votar, y para que la democracia se arraigara. Si las tropas estadounidenses e iraquíes continúan brindando seguridad básica, y si las diferentes sectas y grupos políticos de Irak ahora comienzan a entablar negociaciones serias y pacíficas, es posible que simplemente hayamos presenciado el comienzo del futuro de Irak. & # 8221

No las elecciones en Irak, sino la estrecha victoria del presidente Bush en las elecciones en los EE. UU., Habían privado no solo a Kristol sino a los principales medios de comunicación estadounidenses de su poder de juicio crítico. No paso mucho tiempo en este blog diciendo & # 8220 te lo dije, & # 8221, pero esta vez no puedo & # 8217 resistir. Mi propio análisis de esas elecciones apareció el 11 de diciembre de 2005, y argumentó que mostraban que Irak se estaba desintegrando en un conflicto sectario, como Checoslovaquia en la década de 1930, porque la votación había sido totalmente sectaria. Solo dos meses después, en febrero, se produjo el bombardeo del santuario de Al-Askiriya y la escalada del conflicto entre sunitas y chiitas y la guerra civil, pero Kristol y Frederick Kagan encontraron muchos rayos de luz en estas nubes el 20 de abril.

& # 8220 Dentro de las horas del bombardeo del santuario al-Askariya en Samarra el 22 de febrero, los medios de comunicación se llenaron de advertencias de que Irak se está hundiendo en una guerra civil. Por supuesto, casi cualquier insurgencia es, en cierto sentido, una guerra civil, y la violencia sectaria ha marcado esta insurgencia desde el principio. Pero el hecho es que no nos enfrentamos a una guerra civil en Irak, con formaciones militares a gran escala luchando entre sí por líneas étnicas y sectarias. Además, es muy probable que podamos evitar este resultado y, mejor aún, lograr un progreso real hacia la victoria.

& # 8220 Lo sorprendente, tras el bombardeo de la mezquita, fue la evidencia de la estabilidad subyacente de Irak frente a los intentos de socavarlo. Las instituciones vitales del país parecen haberse fortalecido lo suficiente como para resistir incluso la provocación del bombardeo de la mezquita dorada.

& # 8220 A raíz del bombardeo, es cierto, las milicias tomaron las calles y se produjo una violencia sectaria generalizada, que mató e hirió a muchos iraquíes. Pero ni un solo líder político iraquí, incluido el volátil Moktada al-Sadr, apoyó una expansión de la violencia. Por el contrario, todos se unieron para condenarlo, para apoyar los esfuerzos del gobierno para frenarlo, y llamaron a sus seguidores a detenerlo. Se envió al ejército y la policía iraquíes para hacer cumplir los toques de queda y detener el tráfico en muchas áreas. Incluso en esta crisis, ejecutaron sus órdenes y acabaron con la mayor parte de la violencia en varios días. En quince días, los líderes sunitas que habían boicoteado las discusiones encaminadas a formar un gobierno volvieron a entrar en las negociaciones, y la política iraquí, turbulenta y angustiosa como es, comenzó de nuevo. Esta no es la actuación de una sociedad al borde de la guerra civil.

& # 8220La tenacidad del ejército iraquí es particularmente notable. A los soldados iraquíes se les concede una licencia todos los meses para llevarse sus sueldos de regreso a casa, en ausencia de un sistema bancario confiable. Especialmente para los chiíes desplegados en el triángulo sunita, esta es una empresa peligrosa. Sin embargo, casi todos los meses, casi todos los soldados iraquíes "se recuperan" regresando a su unidad. Este hecho dice mucho sobre el compromiso de esos soldados y su profesionalismo frente a los peligros actuales. Si la situación comenzaba a convertirse en una verdadera guerra civil, estos soldados chiítas simplemente comenzarían a desertar en masa, algunos de ellos para unirse a las milicias chiítas. No lo están haciendo.

& # 8220 La continua violencia sectaria es, sin embargo, preocupante, al igual que las continuas tensiones sobre la naturaleza futura y el rumbo del gobierno iraquí. Juntos, estos pueden, en última instancia, socavar los cimientos de la estabilidad. Si la violencia se extiende o se producen otros horribles ataques terroristas, el ejército y la policía pueden perder su eficacia. El poder de las milicias puede crecer más allá del punto en el que el gobierno y las fuerzas de seguridad iraquíes pueden controlarlas. Ciertamente, no hay base para la complacencia. Irak todavía puede fracasar, con todas las consecuencias que seguirían. & # 8221

Durante el resto de 2006, Kristol (y Fred Kagan) comenzaron a concentrarse en su presión para una mayor escalada de la presencia estadounidense, una campaña que se coronó con el éxito después de las elecciones de noviembre. Cabe señalar, sin embargo, que en medio de su campaña, el 26 de noviembre de 2006, los dos, en medio de otra recapitulación absurdamente optimista, presentaron una imagen más real de los acontecimientos de la primavera de 2004 que Kristol. había estado dispuesto a imprimir en ese momento.

& # 8220 [General] Abizaid ha estado al mando de esta guerra durante tres años. El general George Casey, comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak y subordinado directo de Abizaid, ha tenido su mando desde mediados de 2004. Ambos hombres recuerdan la guerra en Irak en su punto más bajo: cuando la insurgencia árabe sunita se desencadenó sin control, los insurgentes controlaron Faluya, las tropas chiítas bajo el mando de Moktada al-Sadr tomaron Nayaf y los chiitas en Ciudad Sadr se levantaron. Vieron cómo las tropas iraquíes huían de los campos de batalla y se negaban a luchar. Observaron cómo los marines estadounidenses que se dedicaban a limpiar Faluya se vieron obligados a desistir debido a la presión política de un gobierno iraquí débil. Todo eso sucedió en 2004.

& # 8220Desde entonces, han visto mejoras. Falluja fue limpiada a finales de 2004 y ha estado detenida. Tal Afar, despejado sin éxito dos veces antes, finalmente fue despejado y se estableció un gobierno efectivo en 2005. Mosul pronto lo siguió. El ejército iraquí que fracasó en 2004 fue disuelto y reemplazado por unidades iraquíes que posteriormente han luchado bien en Tal Afar, Ramadi, Bagdad y otros lugares. Ninguna de las principales ciudades iraquíes está bajo el control de los insurgentes como lo estuvieron alguna vez Faluya y Tal Afar. El gobierno iraquí ha apoyado una serie de esfuerzos claros y sostenidos en todo el país, incluso en muchos vecindarios de Bagdad. Todos estos desarrollos son importantes e incluso alentadores a juzgar por la calamitosa situación que enfrentamos en 2004. & # 8221

Desde que comenzó la oleada, Kristol y Frederick Kagan (Robert no se ha unido a Kristol en bastante tiempo) han estado cada vez más entusiasmados. El 25 de julio regresaron a su terreno más débil & # 8212 el análisis de cómo y qué están pensando los iraquíes & # 8212 en términos que a Terri Gross le resultaría familiar.

La semana pasada, un grupo de líderes tribales en Salah-ad-Din, la provincia mayoritariamente sunita al norte de Bagdad, acordó trabajar con el gobierno iraquí y las fuerzas estadounidenses contra Al Qaeda. Luego, Al Qaeda destruyó los dos minaretes restantes de la mezquita al-Askariya en Samarra, una ciudad de la provincia. ¿Coincidencia? Quizás. Pero al Qaeda claramente está tomando una página del libro del Viet Cong. Los terroristas han estado montando una ofensiva Tet en cámara lenta de ataques espectaculares en mercados, puentes y mezquitas, sabiendo que los medios informan de cada ataque como una derrota estadounidense. El hecho es que Al Qaeda está perdiendo constantemente su control en Irak, y estos ataques están alienando a sus antiguos partidarios iraquíes. Pero los terroristas cuentan con socavar nuestra voluntad como lo hizo el VC, y persuadir a Estados Unidos para que elija perder una guerra que podría ganar.

& # 8220 El anuncio de Salah-ad-Din de que los iraquíes se estaban volviendo contra Al Qaeda fue solo uno de los muchos anuncios de este tipo en las últimas semanas y meses. Algunos informes de los medios de comunicación han tratado de desacreditar este desarrollo, informando, por ejemplo, que la coalición sunita contra Al Qaeda en la provincia de Anbar se está fragmentando. Pero incluso los fragmentos dicen que seguirán cooperando con nosotros y luchando contra Al Qaeda. Movimientos sunitas similares al de Anbar se han desarrollado y crecido en la provincia de Babil al sur de Bagdad e incluso en la provincia mixta de Diyala, devastada por conflictos, al noreste. Lo más notable es que los sunitas locales en Bagdad se levantaron recientemente contra Al Qaeda, e incluso grupos insurgentes baazistas de núcleo duro se han acercado a las fuerzas estadounidenses para cooperar en la lucha contra los terroristas. Lejos de ser una prueba de nuestra desesperación y peligro, como algunos han afirmado, este giro de los acontecimientos demuestra hasta qué punto Al Qaeda está repeliendo a los iraquíes.

& # 8220 Desde hace mucho tiempo ha quedado claro que la mayoría de los iraquíes no quieren tener nada que ver con las opiniones religiosas y políticas de Al Qaeda. No encuentran atractivo el intolerante y ocasionalmente ridículo programa de Al Qaeda: que se les exija segregar verduras en un mercado por sexo, como aparentemente han exigido los combatientes de Al Qaeda, horroriza a los iraquíes como a los estadounidenses. Sin embargo, cada vez que Al Qaeda se acomoda en un vecindario iraquí, comienza a imponer su versión absurda e intolerante del Islam. Los lugareños resisten y Al Qaeda comienza a "castigarlos" con una escala cada vez mayor de atrocidades. Precisamente ese tipo de escalada condujo a la pérdida de control de Al Qaeda en Anbar y al crecimiento de los diversos movimientos anti-Al Qaeda en la comunidad sunita de Irak. & # 8221

Ahora, durante los últimos dos días, mientras armaba esta pieza de manera intermitente (aunque no sin permitir que interfiriera con asuntos más importantes como los playoffs de béisbol), ocasionalmente me he preguntado si William Kristol, quien como George W. Bush debe su Su posición de eminencia en gran parte para su padre y que no ha demostrado tanto en los últimos cinco años como una completa falta de vergüenza por estar equivocado una y otra vez, realmente valió la pena. Pero mientras me abría camino a través de estas piezas, me di cuenta de que la respuesta es sí, no por la sabiduría que haya demostrado (no lo ha hecho), sino porque ha sido un jugador clave en la lucha real que tiene lugar en Washington durante estos años. cinco años y, como resultado, uno de los grandes ganadores a nivel de políticas. Nadie puede leer estas columnas sin llegar a esa conclusión con perplejidad.

Los demócratas liberales nos hemos estado engañando durante siete años si realmente pensamos que tenemos algo que ver con el debate sobre nuestra política exterior. No somos más que niños y niñas azotando, trotados como derrotistas ansiosos por apuñalar a nuestras tropas por la espalda para unir al público detrás de una política que hasta ahora no ha producido más que un fracaso. La verdadera batalla ha sido una pelea familiar (literalmente) entre republicanos, enfrentando a los soldados sobrevivientes y los silenciosos (Scowcroft, Baker, Colin Powell y el primer presidente Bush), contra los Boomers, incluido Cheney (temperamentalmente un Boomer aunque técnicamente un Silencioso), Wolfowitz, Perle, Kristol y George W. Bush. Un jugador secundario ha sido toda la burocracia, incluida la mayoría de los militares y el Estado Mayor Conjunto, que siempre ha tenido dudas sobre la guerra en Irak y ha querido terminarla lo más rápido posible durante al menos tres años.

Kristol ha entendido todo esto desde el principio y ha anticipado hacia dónde iría el debate. Ha estado pidiendo más tropas estadounidenses en Irak desde 2004, una y otra vez. Criticó repetidamente a nuestro liderazgo militar por querer poner fin a la guerra. Y en la prácticaaunque no, como hemos visto, en teoría, nunca tuvo ninguna confianza en los iraquíes para proteger nuestros intereses. En una sola ocasión criticó seriamente al presidente Bush. Atacó el lema, & # 8220A medida que los iraquíes se pongan de pie, nosotros nos retiraremos, & # 8221 porque pensó que mostraba una falsa confianza en su capacidad para asumir el cargo. Propuso una alternativa: & # 8220 A medida que los iraquíes se pongan de pie, nosotros los apoyaremos. Las fuerzas estadounidenses habrían tenido que quedarse allí para siempre, exactamente lo que ahora debe esperar en Irak. También se quejó de que el tamaño de nuestras fuerzas estaba siendo limitado por la necesidad de rotarlas con regularidad.

Lo que realmente me impresionó, debo admitir, fue la comprensión de Kristol, que no me di cuenta hasta que leí el nuevo libro de Bob Woodward a principios de este año, que Donald Rumsfeld estaba en el otro lado de la pelea. Ya en noviembre de 2003, Kristol criticaba a Rumsfeld por presionar a los iraquíes para que asumieran la responsabilidad de su propia seguridad. Más tarde expresó su desprecio por la teoría de que los iraquíes tenían que saber que nos íbamos para tomar en serio sus propias responsabilidades, y calificó esta política exterior como una reforma del bienestar. Y aunque aparentemente tuvo la sensatez de no alardear de ello, la renuncia de Rumsfeld y # 8217 después de las elecciones de noviembre pasado fue un evento clave, como ya he escrito aquí, porque permitió que la oleada avanzara.

Pero, por supuesto, Kristol, como su héroe el presidente, no ha estado dispuesto a afrontar las implicaciones de su política. El éxito en Irak de hecho (si fuera posible) requeriría más tropas & # 8212lejos más tropas, probablemente tres veces más. Eso probablemente requeriría duplicar el tamaño de nuestras fuerzas terrestres & # 8212 y eso, obviamente, requeriría un calado. Kristol defendió la expansión del ejército temprano, pero no tanto. Y, hasta donde yo sé, nunca ha abogado por el regreso al servicio militar obligatorio. Quizás eso suceda cuando, y si, un demócrata se apodere de la Casa Blanca. Kristol ha ganado esta disputa porque el presidente obviamente está de su lado. (Irónicamente, estoy menos seguro sobre el vicepresidente, pero esa es otra historia). Pero no creo que sea algo de lo que estar orgulloso dentro de diez o veinte años.

Mientras tanto, las columnas de Kristol nunca & # 8212literalmente nunca & # 8212 han abordado seriamente los costos humanos de esta guerra. Nunca se ha referido a los dos millones de refugiados que han abandonado Irak o al número aproximadamente igual de desplazados internos. No ha hablado mucho de las tácticas de las milicias chiítas y sunitas, ni siquiera ha aludido al hecho básico: ¿seguramente un indicador de algo? De que ningún estadounidense ha podido ir a ningún lugar de Irak sin escolta armada durante años. Y nunca ha dicho mucho sobre los estadounidenses que en realidad están luchando en la guerra. El 23 de septiembre de 2003, en una de sus primeras convocatorias de más fuerzas, Kristol hizo un comentario interesante. & # 8220Y, al contrario de lo que algunos dicen, & # 8221 él y Robert Kagan escribieron, & # 8220 más tropas no significan más bajas. Más tropas significan menos bajas, tanto estadounidenses como iraquíes. & # 8221 Como saben mis lectores, ese no resultó ser el caso inicialmente & # 8212 Las bajas estadounidenses aumentaron drásticamente durante los primeros seis meses del aumento, aunque han disminuido durante el últimos dos meses. El 14 de junio de 2004, a raíz de los levantamientos en Faluya y el sur de Irak, escribió: "Pero hay motivos para la esperanza". De hecho, estamos ganando la guerra en Irak y la guerra contra el terrorismo. No estamos ganando ni de manera tan completa ni tan completa como deberíamos. Aún así, es un hecho que un año después de la invasión de Irak, Saddam y su régimen se han ido, un gobierno iraquí interino decente está asumiendo el control. nosotros y los iraquíes no hemos sufrido un nivel devastador de bajas la situación de seguridad, aunque inexcusablemente mala, parece que finalmente podría estar mejorando. Moktada al-Sadr parece haber sido marginado, y el centro chií sostiene que no hay nada que se acerque a una guerra civil. & # 8221

Esas son las únicas dos discusiones sobre las bajas estadounidenses que encontré en todo lo que Kristol ha dicho sobre la guerra: una que sostiene que no aumentarán, una que argumenta que no fueron tan malas. (Kristol ha citado al australiano David Kilcullen afirmando & # 8212 engañosamente, creo & # 8212 que las bajas como porcentaje de las tropas estadounidenses habían caído durante los primeros meses de este año, mientras aumentaban absolutamente). El neoconservadurismo, como las políticas exteriores de Richard Nixon, implica un verdadero desprecio por la vida humana, que debe sacrificarse libremente para defender a América (por lo general, por alguna razón inexplicable, en el continente asiático) y & # 8220 difundir la democracia & # 8221. Y, por supuesto, si las cosas salen mal, siempre se puede culpar a la comunidad basada en la realidad en la burocracia, el ejército y la prensa. Kristol y yo estamos, a nuestra manera, tratando de afectar el curso de la política estadounidense. No puedo afirmar haber tenido la influencia que él tiene, pero estoy orgulloso de decir que lo he hecho en mi tiempo libre y por nada. Esa es la belleza de la red.


Una breve historia de la guerra de Irak

Esperando una batalla decisiva en las calles de Bagdad, muchos iraquíes abandonaron la ciudad capital unos días antes del estallido de la guerra. Aunque la invasión y ocupación inicial de Irak fue relativamente fácil para el ejército estadounidense, miles de iraquíes inocentes murieron. Después de la guerra de 2003, la mayoría de los iraquíes esperaban participar en la construcción de su país, ya que Irak siempre había tenido un capital humano al que nunca se le había dado la oportunidad de desarrollarse y volverse productivo.

DESPUÉS DE LA GUERRA

Inmediatamente después de la caída del régimen de Saddam, las calles se llenaron de saqueadores y la mayoría de las ciudades iraquíes cayeron en un caos total. Las fuerzas de ocupación permanecieron, observaron y no hicieron nada mientras los saqueadores atacaban propiedades estatales, robaban bancos, museos, artefactos antiguos, hogares, escuelas y tiendas. El caos llevó a las bandas armadas, ya que millones de armas saqueadas y cartuchos de munición encontraron su camino hacia ellos mientras el iraquí común pagaba el precio.

Todas las instituciones gubernamentales, ministerios y departamentos de Irak fueron saqueados, comenzando con los contenidos más grandes y valiosos y terminando con artículos pequeños como interruptores de luz. Tras el saqueo, los edificios fueron destruidos e incendiados con la excepción del Ministerio de Petróleo, que las fuerzas estadounidenses protegieron desde el principio.

EL COMIENZO DE LA RESISTENCIA IRAQUÍ

En los primeros días después de la guerra de 2003, los soldados estadounidenses caminaron libremente por las calles de Irak, comieron en restaurantes locales y jugaron con niños iraquíes.

Esta imagen cambió cuando ocurrió el primer ataque contra soldados estadounidenses en el área de Shorjah en Bagdad.Una granada de mano apuntó a una patrulla del ejército estadounidense y mató a un soldado. Dos días después, un hombre armado abrió fuego contra una patrulla en Faluya. Estos ataques siguieron aumentando hasta alcanzar más de un ataque por día en 2004, 2005, 2006 y el primer semestre de 2007.

En estas circunstancias, los ciudadanos comunes vivían a merced de una guerra feroz entre los combatientes locales y las fuerzas de ocupación. El resultado de esto fue más de un millón de heridos y muertos, la mayoría de los cuales eran transeúntes inocentes. Prueba clara de ello son los agujeros de bala y las ventanas rotas en muchas de las casas de Bagdad.

ARRESTOS ALEATORIOS

de ciudadanos La mayoría de las operaciones armadas en Irak se realizaron en determinadas provincias y determinadas zonas de Bagdad. Los militantes, especialmente los miembros de Al Qaeda, usarían un área durante un cierto período de tiempo y luego trasladarían sus actividades a otra área. La ocupación y las fuerzas del gobierno iraquí entrarían en estas áreas y harían arrestos aleatorios de personas, especialmente de hombres jóvenes de entre 17 y 30 años. Como resultado, hubo decenas de miles de detenidos durante años sin cargos, muchos de los cuales murieron. en prisión bajo tortura.

ELECCIONES FALLAS

La debilidad de gobiernos consecutivos y la expansión del caos, la matanza y el crimen ha empujado a la gente a seguir los partidos religiosos. La creciente influencia de Irán y su mayor poder, especialmente en Bagdad y en el sur de Irak, llevó a la elección de un gobierno dirigido por clérigos. Esto ha llevado a la proliferación de declaraciones ridículas destinadas a influir en las elecciones de los votantes con el pretexto de la religión.

ERRORES MORTALES

Uno de los mayores errores de Estados Unidos fue el desmantelamiento del ejército y las fuerzas de seguridad iraquíes. Las antiguas fuerzas de seguridad fueron reemplazadas por la actual Guardia Nacional Iraquí y el Servicio de Policía Iraquí. Estas fuerzas utilizaron la afiliación a partidos religiosos sectarios como base para el reclutamiento. Como resultado, se inclinaron hacia la representación de una secta sobre las demás. Se estima que los chiíes constituyen el 90 por ciento de la Guardia Nacional iraquí y el 95 por ciento de la Policía iraquí (los kurdos tienen sus propias fuerzas Peshmerga en las regiones kurdas de Irak). Más importante aún, la línea entre las milicias y las fuerzas gubernamentales se volvió borrosa ya que muchas milicias armadas actuaron en nombre de las fuerzas estatales y numerosos miembros de la milicia se unieron a estas fuerzas. Como resultado, las fuerzas estatales oficiales se involucraron en asesinatos por venganza sectarios, perdiendo la confianza de los ciudadanos comunes.

VIOLACIÓNES DE DERECHOS HUMANOS

Las violaciones de derechos humanos en Irak son infinitas. Los siguientes incidentes son sucesos comunes en la vida cotidiana del pueblo iraquí y arrojan algo de luz sobre el nivel de atrocidades que padecen. En septiembre de 2006, hombres armados dispararon contra una patrulla de la policía iraquí en un vecindario de Bagdad y mataron a uno de los policías. Poco después, la patrulla policial, que contó con el apoyo inmediato de las milicias, anunció por altoparlantes que mataría a diez sunitas entre los encarcelados como venganza por el policía muerto. A la mañana siguiente, en el mismo lugar donde dispararon contra la patrulla policial, la gente encontró los diez cuerpos de sunitas, cada uno con los ojos vendados, las manos atadas y disparos de bala en la nuca. Otra historia contada por un testigo describe cómo después de una explosión en una zona comercial chií donde 100 personas perdieron la vida, las fuerzas policiales trajeron prisioneros sunitas, los arrojaron al agujero dejado por la explosión y los enterraron vivos. Incidentes como este ocurrieron en el área de Jamilah en Bagdad, así como en Sadr City y en el vecindario de Amel.

DETERIORO DE SERVICIOS

Aquellos que sobrevivieron y sobrevivieron en Irak viven con una hora de electricidad al día, sin agua durante muchas horas, la basura acumulada frente a sus casas durante meses y probablemente sin trabajo al que ir, ya sea por temor a ser atacados. o simplemente por las asombrosas tasas de desempleo.

La prestación de servicios básicos es una pesadilla en Irak. Los 13 años de sanciones provocaron un severo deterioro en la calidad de estos servicios. Hoy, además de la falta de agua potable, saneamiento, electricidad y combustible, la gente vive en constante peligro y miedo continuo.


Puntos de control: literatura de Irak

Las fronteras y sus cruces son el tema de nuestros tres primeros números: la flexión de género en Iran, partición circundante Corea del Norte, y en Irak, la zona de peligro entre el interior y el exterior, como Sherko Fatah escribe sobre contrabandistas y campos de minas en la frontera con Turquía Muhsin al-Ramli de prisiones reales y metafóricas al comienzo de la guerra Irán-Irak Najem Wali de un soldado en Basora ausente de ese conflicto en "Waltzing Matilda", y de la relación del artista con las fronteras en "Patria como exilio". En un extracto de su novela Paria y en su entrevista con el traductor Ammiel Alcalay, el escritor judío de origen iraquí Shimon Ballas desafía la frontera entre judío y musulmán mientras, desde una perspectiva histórica, María Rosa Menocal se remonta a "La cultura de la traducción" en la Bagdad y España medievales, recordando la fluidez de las fronteras entre "Oriente" y "Occidente". Poemas de Nazik Al-Mala & # 39ika, Saadi Youssef, y Badr Shakir as-Sayab (con una respuesta contemporánea del palestino Mahmoud Darwish) exploran la partida y la pérdida mientras buscan un refugio seguro en el lenguaje.

No ficción de María Rosa Menocal

La cultura de la traducción

En toda la Europa medieval, el árabe tuvo un impacto mucho más poderoso en la transformación y configuración de la cultura de lo que revelan la mayoría de las narrativas de nuestra historia. Esto fue cierto no solo en España,

De Outcast

Los sueños no nos llegan sin ser provocados externamente, que es lo que me pasó ayer cuando me desperté a las cinco de la mañana, precisamente la hora a la que tenía intención de levantarme. I

Traducido del hebreo por Ammiel Alcalay

De At the Borderline

Situada en el triángulo fronterizo de Irán, Irak y Turquía, Im Grenzland [At the Borderline] es la historia de un kurdo iraquí que se gana la vida como contrabandista. Habiendo comprado un mapa de minas terrestres en

Traducido del alemán por Andrea Heyde

Entrevistas de Ammiel Alcalay

En casa en el exilio: una entrevista con Shimon Ballas

Esta entrevista apareció en una forma ligeramente diferente en Keys to the Garden: New Israel Writing, editada y traducida por Ammiel Alcalay (San Francisco: City Lights, 1996). Ammiel Alcalay:

Traducido del árabe por Ammiel Alcalay

Poesía de Badr Shakir as-Sayyab

Un extraño en el golfo (1953)

El viento jadea con el calor del mediodía, & # 10 & # 10 como una pesadilla al final de la tarde & # 10 & # 10 Y en los mástiles, continúa plegándose, extendiéndose para la salida & # 10 & # 10 El golfo es

Traducido del árabe por Shareah Taleghani

Poesía de Mahmoud Darwish

Nada más que Irak (29 de marzo de 2003)

Recuerdo a as-Sayyab gritando en vano en el Golfo: Irak, Irak. Nada más que Irak. Y nada más que un eco responde Recuerdo as-Sayyab, en ese espacio sumerio Una mujer triunfó sobre

Traducido del árabe por Shareah Taleghani

Patria como exilio, exilio como patria

Iocasta: ¿Qué es la vida de un exiliado? ¿Es una gran miseria? Polinices: La mayor peor en realidad que en informe. Iocasta: ¿Peor de qué manera? ¿Qué es lo que más irrita el corazón de un exiliado?

Traducido del árabe por Jennifer Kaplan

Ficción de Muhsin al-Ramli

De migas dispersas

Ambientada en una aldea iraquí durante la guerra Irán-Irak, Scatter Crumbs critica una dictadura totalitaria a través de las historias de una familia campesina empobrecida. Un padre (Hajji Ijayel), un

Traducido del árabe por Yasmeen Hanoosh

Poesía de Nazik al-Mala & # 8217ika

Año nuevo

Año Nuevo, no vengas a nuestras casas, porque somos vagabundos de un mundo fantasma, negado por el hombre. La noche huye de nosotros, el destino nos ha abandonado Vivimos como espíritus errantes sin

Traducido del árabe por Rebecca Carol Johnson

Matilda que baila el vals

Todo lo que me queda de esta historia es un traje caribeño blanco, un sombrero de Panamá y una cinta de casete que llevo con insistencia en el bolsillo izquierdo de mi camisa. Y un par de zapatos blancos que, si me

Traducido del árabe por Marilyn Booth

Poesía de Nazik al-Mala & # 8217ika

Canción de amor para palabras

¿Por qué tememos a las palabras cuando han sido manos con palmas de rosas, fragantes, que pasan suavemente por nuestras mejillas, y vasos de vino reconfortante sorbidos, un verano, por labios sedientos? Por qué

Traducido del árabe por Rebecca Carol Johnson

Cinco cruces

Paramos en cinco estaciones y no dejamos un recuerdo. Allí no temblamos, ni nos emborrachamos, ni tocábamos la guitarra. Cinco ríos de arena en la guitarra. Cinco cruces hechas de silencio:

Traducido del árabe por Khaled Mattawa

También en este número

Ficción de Pier Paolo Pasolini

Chico Trastevere

El chaval que vende castañas asadas al final del Ponte Garibaldi se pone manos a la obra. Se sienta en una ranura en el parapeto del puente con una pequeña estufa entre las piernas, sin mirar a nadie.

Traducido del italiano por Marina Harss

Ficción de Mario Benedetti

Completamente distraído

Nunca se consideró un político exiliado. Abandonó su país por un extraño impulso que se fragmentó en tres etapas. La primera fue cuando se le acercaron cuatro sucesivos

Traducido del español por Harry Morales

El otro cuerpo / El otro hogar

Para poder hablar de mí mismo y de este tiempo, e incluso más, para poder conversar con los días pasados, no encuentro nada más apropiado que la parábola de la migración. Quizás porque la migración

Traducido del árabe por Ammiel Alcalay y Kamal Boullata

No ficción de María Rosa Menocal

La cultura de la traducción

En toda la Europa medieval, el árabe tuvo un impacto mucho más poderoso en la transformación y configuración de la cultura de lo que revelan la mayoría de las narrativas de nuestra historia. Esto fue cierto no solo en España,

De Outcast

Los sueños no nos llegan sin ser provocados externamente, que es lo que me pasó ayer cuando me desperté a las cinco de la mañana, precisamente la hora a la que tenía la intención de levantarme. I

Traducido del hebreo por Ammiel Alcalay

De At the Borderline

Situada en el triángulo fronterizo de Irán, Irak y Turquía, Im Grenzland [At the Borderline] es la historia de un kurdo iraquí que se gana la vida como contrabandista. Habiendo comprado un mapa de minas terrestres en

Traducido del alemán por Andrea Heyde

Entrevistas de Ammiel Alcalay

En casa en el exilio: una entrevista con Shimon Ballas

Esta entrevista apareció en una forma ligeramente diferente en Keys to the Garden: New Israel Writing, editada y traducida por Ammiel Alcalay (San Francisco: City Lights, 1996). Ammiel Alcalay:

Traducido del árabe por Ammiel Alcalay

Poesía de Badr Shakir as-Sayyab

Un extraño en el golfo (1953)

El viento jadea con el calor del mediodía, & # 10 & # 10 como una pesadilla al final de la tarde & # 10 & # 10 Y en los mástiles, continúa plegándose, extendiéndose para la salida & # 10 & # 10 El golfo es

Traducido del árabe por Shareah Taleghani

Poesía de Mahmoud Darwish

Nada más que Irak (29 de marzo de 2003)

Recuerdo a as-Sayyab gritando en el Golfo en vano: Irak, Irak. Nada más que Irak. Y nada más que un eco responde Recuerdo as-Sayyab, en ese espacio sumerio Una mujer triunfó sobre

Traducido del árabe por Shareah Taleghani

Patria como exilio, exilio como patria

Iocasta: ¿Qué es la vida de un exiliado? ¿Es una gran miseria? Polinices: La mayor peor en realidad que en informe. Iocasta: ¿Peor de qué manera? ¿Qué es lo que más irrita el corazón de un exiliado?

Traducido del árabe por Jennifer Kaplan

Ficción de Muhsin al-Ramli

De migas dispersas

Ambientada en una aldea iraquí durante la guerra Irán-Irak, Scatter Crumbs critica una dictadura totalitaria a través de las historias de una familia campesina empobrecida. Un padre (Hajji Ijayel), un

Traducido del árabe por Yasmeen Hanoosh

Poesía de Nazik al-Mala & # 8217ika

Año nuevo

Año Nuevo, no vengas a nuestras casas, porque somos vagabundos de un mundo fantasma, negado por el hombre. La noche huye de nosotros, el destino nos ha abandonado Vivimos como espíritus errantes sin

Traducido del árabe por Rebecca Carol Johnson

Matilda que baila el vals

Todo lo que me queda de esta historia es un traje caribeño blanco, un sombrero de Panamá y una cinta de casete que llevo con insistencia en el bolsillo izquierdo de mi camisa. Y un par de zapatos blancos que, si me

Traducido del árabe por Marilyn Booth

Poesía de Nazik al-Mala & # 8217ika

Canción de amor para palabras

¿Por qué tememos a las palabras cuando han sido manos con palmas de rosas, fragantes, que pasan suavemente por nuestras mejillas, y vasos de vino reconfortante sorbidos, un verano, por labios sedientos? Por qué

Traducido del árabe por Rebecca Carol Johnson

Cinco cruces

Paramos en cinco estaciones y no dejamos un recuerdo. Allí no temblamos, ni nos emborrachamos, ni tocábamos la guitarra. Cinco ríos de arena en la guitarra. Cinco cruces hechas de silencio:


Proceso político

El Partido Baʿath fue un partido nacionalista árabe y socialista autodenominado que alguna vez estuvo relacionado con el Partido Baʿath gobernante en Siria, aunque los dos partidos a menudo estaban en desacuerdo. Después de que el Partido Baʿath llegó al poder, Irak se convirtió efectivamente en un estado de partido único, con todas las instituciones gobernantes que nominalmente abrazaron la ideología Baʿath. En 1973, el Partido Comunista Iraquí (PCI) acordó unirse a un Frente Nacional Progresista dominado por el Baʿath, y en 1974 se unió un grupo de partidos políticos kurdos, incluido el Partido Democrático Kurdo (PDK). En 1979, después de que el PCI había sufrido serios desacuerdos con la dirección del Baʿath y una sangrienta purga, abandonó el Frente y posteriormente fue ilegalizado por el gobierno. Además del PCI, el Baʿath proscribió a varios otros partidos de oposición. Los más conocidos son el KDP, la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK) y dos partidos religiosos chiítas: el Partido Islámico Daʿwah ("Llamado") y el Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Irak (conocido desde 2007 como el Partido Islámico Consejo Supremo de Irak). Otro grupo, el Congreso Nacional Iraquí, recibió un fuerte, aunque intermitente, apoyo del gobierno de Estados Unidos durante la década de 1990. Todos operaban fuera de Irak o en áreas del país que no estaban bajo el control del gobierno.

Después de la Guerra del Golfo Pérsico, el KDP y el PUK, aunque a menudo enfrentados, operaron en la Región Autónoma Kurda con relativa libertad y permanecieron en gran parte sin obstáculos por parte del gobierno. En el resto de Irak, sin embargo, el aislamiento y el embargo de la ONU consolidaron aún más el poder en manos del gobierno. Tras el derrocamiento de los baazistas en 2003, surgieron varios partidos políticos pequeños y los principales partidos de expatriados reanudaron sus operaciones a nivel nacional. El Movimiento Ṣadrist, dirigido por Muqtadā al-Ṣadr, un clérigo chií que se opone firmemente a la presencia de tropas extranjeras en Irak, emergió como otro poderoso partido chií.


Saddam Hussein capturado

Después de pasar nueve meses huido, el ex dictador iraquí Saddam Hussein es capturado el 13 de diciembre de 2003. La caída de Saddam comenzó el 20 de marzo de 2003, cuando Estados Unidos encabezó una fuerza de invasión en Irak para derrocar a su gobierno, que había controlado el país desde hace más de 20 años.

Saddam Hussein nació en una familia pobre en Tikrit, a 160 kilómetros de Bagdad, en 1937. Después de mudarse a Bagdad cuando era adolescente, Saddam se unió al ahora infame partido Baath, que luego lideraría. Participó en varios intentos de golpe y finalmente ayudó a instalar a su primo como dictador de Irak en julio de 1968. Saddam reemplazó a su primo 11 años después. Durante sus 24 años en el cargo, la policía secreta de Saddam, encargada de proteger su poder, aterrorizó al público, ignorando los derechos humanos de los ciudadanos de la nación. Si bien mucha de su gente enfrentaba la pobreza, él vivía con un lujo increíble, construyendo más de 20 lujosos palacios en todo el país. Obsesionado con la seguridad, se dice que se movía entre ellos a menudo, durmiendo siempre en lugares secretos.


Octubre de 2003 en Irak - Historia

En la superficie, SCIRI se las ha arreglado bien desde el asesinato. El hermano de Hakim, Abdelaziz, rápidamente tomó las riendas y, dejando a un lado la retórica, parece decidido a cooperar con las autoridades de la coalición. Pero el liderazgo de Abdelaziz no ha sido probado y carece del carisma de su hermano asesinado. Aunque el SCIRI tiene los recursos para desempeñar un papel importante en la evolución de la nueva política iraquí, equilibrar sus relaciones con Irán y Estados Unidos en el entorno volátil del Irak de posguerra seguirá siendo un desafío.

Baqir al-Hakim fue fundamental para el surgimiento de SCIRI. Hakim, nacido en Najaf en 1939, era hijo del fallecido Gran Ayatolá Mohsen al-Hakim, un clérigo iraquí considerado como el principal marja 'taqlid (fuente de emulación) en el mundo chiíta de 1955 a 1970. Como muchos clérigos jóvenes de su época, Hakim se unió al partido Daawa después de su establecimiento a fines de la década de 1950. Aunque se disoció oficialmente del partido en 1960, siguió siendo parte de la corriente más amplia de activismo político chií que inspiró, lo que lo llevó a su arresto en tres ocasiones en la década de 1970.

Hakim se vio obligado a huir de Irak en 1980 y finalmente se estableció en Irán, donde ayudó a organizar a ex miembros de Daawa y otros activistas chiítas bajo una sucesión de frentes de oposición que luego se metamorfosearon en SCIRI en noviembre de 1982. El precio de su rebelión sería inmediato y terrible. - según un informe, el régimen iraquí mató a 16 de sus familiares en dos días de represalia asesina. [1] SCIRI se propuso ser una organización coordinadora compuesta por varios grupos, incluido el partido Daawa.Sin embargo, las relaciones entre el núcleo del SCIRI y Daawa se volvieron tensas, en gran parte porque Daawa calificó su apoyo a la revolución iraní y consideró el rígido estado teocrático que surgió de ella como inadecuado para Irak. Los funcionarios del SCIRI afirman que Daawa sigue siendo parte de su paraguas, pero esto es cierto solo para una facción del partido. [2] A mediados de la década de 1980, SCIRI se centró directamente en Hakim y otros seminaristas de Najaf (y sus protegidos laicos) que abrazaron la República Islámica de Irán y su concepto religioso fundador, velayat-e-faqih (tutela del jurisconsulto).

El SCIRI se modeló a sí mismo como una organización de liberación convencional, desarrollando capacidades tanto políticas como militares. Políticamente, está gobernado por una Asamblea General de 70-100 personalidades clave, incluidos clérigos que pertenecen al círculo íntimo de Hakim, comandantes militares del Cuerpo Badr (ver más abajo) y representantes de grupos chiítas iraquíes más pequeños. [3] La Asamblea General elige un Comité Central de 12 miembros, el máximo órgano de toma de decisiones del SCIRI.

SCIRI no fue un éxito político durante el reinado de Saddam Hussein. El aparato de seguridad del régimen baazista fue eficaz para contener su influencia dentro del país. Además, la asociación del SCIRI con Irán dañó su credibilidad entre los no chiitas en Irak y socavó su legitimidad dentro de la comunidad chií. Sin embargo, las acusaciones de que SCIRI es poco más que un colaborador iraní son engañosas: el Consejo Supremo y la República Islámica desarrollaron una relación sólida basada en la influencia mutua. Muchos líderes del SCIRI son de origen iraní y algunos llegaron a tener tanta influencia dentro de la República Islámica que asumieron cargos oficiales en su gobierno. El ayatolá Mahmoud Shahroudi, que precedió brevemente a Hakim como presidente del SCIRI, es ahora el jefe del poder judicial de Irán.

Bajo la tutela del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), el SCIRI estableció un ala militar en 1983, llamada Brigada Badr. Esta fuerza se convirtió rápidamente en un cuerpo de pleno derecho y se unió a las fuerzas regulares del IRGC en las líneas del frente durante la guerra Irán-Irak. La relación con el IRCG ha persistido y se ha profundizado durante las últimas dos décadas. El principal centro de entrenamiento de Badr Corps, ubicado al oeste de la base de la fuerza aérea de Vahdati en Dezful, y la mayoría de sus otras instalaciones en el oeste de Irán y Teherán son propiedad del IRGC. Se cree que el Cuerpo Badr tiene entre 10.000 y 15.000 combatientes, aunque solo unos 3.000 están capacitados profesionalmente (muchos de ellos desertores del ejército iraquí y ex prisioneros de guerra).

Al igual que el ala política del SCIRI, Badr Corps nunca representó una amenaza seria para el antiguo régimen iraquí. El principal problema fue que se esforzó por ser una organización militar convencional, equipada con armamento pesado, en lugar de una fuerza guerrillera capaz de infiltrarse fácilmente en Irak y operar clandestinamente. Si bien sus fuerzas convencionales parecían impresionantes en el desfile, su ineficacia se destacó durante el levantamiento chiíta de 1991 en Irak: las fuerzas de Badr lograron cruzar la frontera, pero fueron fácilmente aplastadas por el ejército iraquí. El fracaso militar del SCIRI contrastó marcadamente con los logros del partido Daawa, que desarrolló una red secreta de bombarderos y asesinos basada en células que se ganó la reputación de ser el enemigo más temible de Saddam Hussein.

Antes de la caída del régimen de Saddam, SCIRI operaba desde una gran sede en el distrito Manoochehri de Teherán y concentraba la mayor parte de sus recursos en Irán. También abrió oficinas tipo embajada en tres estados árabes vecinos de Irak: Kuwait, Arabia Saudita y Siria, así como en Londres, París, Viena y Ginebra. [4] La oficina de Damasco, encabezada por el jefe de asuntos exteriores y árabes del SCIRI, Bayan Jabr, coordinó las relaciones con otros grupos de oposición iraquíes, mientras que la oficina de Londres, dirigida por Hamid al-Bayati, sirvió de enlace con los gobiernos y los medios occidentales.

Relaciones con Washington

Fue el pragmatismo político de Hakim y la influencia de los cuadros progresistas y tecnocráticos del Consejo Supremo lo que impulsó al SCIRI a establecer y mantener vínculos con Estados Unidos. Los vínculos formales se forjaron en 1992, pero el contacto informal comenzó ya en 1989, cuando la amenaza estratégica y global del régimen de Saddam Hussein comenzó a apreciarse en Washington. Se establecieron contactos provisionales con la oficina embrionaria del SCIRI en Damasco, dirigida por Bayan Jabr.

Aunque el SCIRI se opuso, por razones obvias, a la política de "doble contención" de la administración Clinton destinada a aislar simultáneamente a Irán e Irak, mantuvo un contacto subrepticio con Washington durante la década de los noventa. Los funcionarios estadounidenses también estaban interesados ​​en mantener contacto con el SCIRI, en gran parte debido a la influencia del líder del Congreso Nacional iraquí Ahmed Chalabi, quien los convenció del pragmatismo y el amplio apoyo popular del SCIRI dentro de la comunidad chií iraquí. En 1998, SCIRI fue autorizado a recibir fondos estadounidenses a través de la Ley de Liberación de Irak, una oferta que rechazó.

También se dijo que Chalabi había sido fundamental para convencer a los líderes del SCIRI de que el presidente entrante de Estados Unidos, George W. Bush, estaba comprometido con el derrocamiento del régimen baazista de Irak, en contraste con la estrategia de la "bala de plata" (deshacerse de Saddam y dejar el régimen intacto) previamente favorecida. por muchos en Washington. A principios de 2001, Muhammad Hadi, un alto líder del SCIRI en Irán, dijo que el grupo agradecería los esfuerzos de Estados Unidos para derrocar a Saddam Hussein. [5] Aunque los funcionarios del SCIRI comenzaron a expresar su oposición a una guerra estadounidense en Irak después de que Bush incluyó a Irán en su discurso del "Eje del Mal" de enero de 2002, en privado querían participar en la planificación de un Irak posterior a Saddam.

Cuando la perspectiva de una invasión de Irak dirigida por Estados Unidos se convirtió en casi inevitable en el verano de 2002, el SCIRI reanudó los contactos oficiales con Estados Unidos. En agosto de 2002, una delegación del SCIRI encabezada por Abdelaziz al-Hakim, Ibrahim Hamoudi (un asesor político senior) y Bayati visitó Washington, junto con representantes de otros cinco grupos de oposición, y sostuvo reuniones maratónicas con funcionarios del Departamento de Estado y del Pentágono para discutir el derrocamiento. de Saddam. El SCIRI también jugó un papel clave en la conferencia de Londres de diciembre de 2002 de los grupos de oposición iraquíes y se le otorgaron 15 de los 65 escaños en el consejo de gobierno provisional formado en esa reunión.

Sin embargo, en los meses previos a la guerra, las relaciones entre Estados Unidos y el SCIRI se enfriaron, particularmente después de que la administración Bush hizo saber en enero que administraría Irak directamente durante algún tiempo después del derrocamiento de Saddam, en lugar de entregar el poder a un iraquí provisional. Gobierno. Hakim acusó a Estados Unidos de planear una ocupación colonial y, según los informes, amenazó con que las fuerzas de Badr atacarían a las tropas estadounidenses si se quedaban más tiempo que su bienvenida. [6] A mediados de febrero, un destacamento de 1.000-1.500 combatientes Badr cruzó la frontera hacia el norte de Irak y estableció una base cerca de Darbandikhan, un área bajo el control de la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK). Aproximadamente una semana antes de la guerra, esta fuerza organizó un provocador desfile militar, lo que llevó a los funcionarios estadounidenses a advertir que cualquier combatiente Badr armado con el que se encontraran las fuerzas de la coalición sería considerado combatiente enemigo.

El SCIRI escuchó la advertencia de Washington de no interferir en la Operación Libertad Iraquí. Sin embargo, después del colapso del régimen Baath el 9 de abril, un gran número de combatientes Badr cruzaron desde Irán a la provincia de Diyala. Por razones que aún no están claras, las fuerzas estadounidenses desistieron de ingresar a esta región durante casi 3 semanas, lo que permitió a los combatientes de Badr tomar el control de varias ciudades estratégicas, incluidas Khanegheyn, Mandali, Moghdadiyeh, Shahraban y Khalis. Baqubah, la capital de la provincia de Diyala, fue escenario de intensos enfrentamientos durante casi dos semanas entre las fuerzas Badr y un grupo de elementos pro-régimen, incluidos los leales al Partido Baath, miembros de tribus locales leales a Saddam y Mojahedin-e-Khalq. Aunque a los funcionarios estadounidenses les preocupaba en voz alta que el personal del IRGC cruzara a Irak con las fuerzas de Badr, había poca evidencia de esto.

A fines de abril, una fuerza de 3.000 marines estadounidenses llegó a Baqubah y se dispuso a desmantelar la presencia Badr, al parecer incautaron cantidades significativas de armas y mataron a un combatiente Badr en una escaramuza en las afueras de la ciudad. Sin embargo, SCIRI sigue siendo fuerte en Diyala como lo demuestra el control político de facto que ejerce sobre las ciudades de Shahraban y Khalis.

Otro sitio de los primeros intentos del SCIRI por mostrar sus músculos fue la ciudad de Kut, donde un líder de alto rango del SCIRI, Sayyid Abbas Fadhil, se declaró alcalde. Abdelaziz al-Hakim regresó de Irán el 16 de abril y fue recibido por Fadhil y una multitud de 20.000 residentes que lo vitoreaban. Aunque más tarde Fadhil se vio obligado a retroceder, Kut sigue siendo una ciudad sólidamente pro-SCIRI.

En el sur del país, SCIRI abrió un gran complejo de oficinas en la Basora ocupada por los británicos (las históricamente buenas relaciones del grupo con el Reino Unido pueden haber facilitado esto) y lo utilizó para extender su influencia política en las ciudades y pueblos cercanos. El alcance de la influencia de SCIRI en las ciudades sagradas chiítas de Najaf y Karbala es difícil de evaluar, pero a juzgar por las grandes multitudes que asistieron al funeral de Hakim, es significativo.

A su regreso a Irak en mayo, Hakim dijo en una gran reunión en Nayaf: "que dejen Irak con su propia gente ... los iraquíes son capaces de brindar seguridad y proteger Irak". [7] Más tarde suavizó esta demanda, pidiendo que Estados Unidos entregue el control del país a las Naciones Unidas. "Si el objetivo era liberar a Irak, no explotarlo después, por qué no dejar que la ONU lo maneje como lo ha hecho en Bosnia y en otros lugares", dijo a principios de julio. [8]

Sin embargo, incluso mientras Hakim condenaba la presencia estadounidense, sus subordinados estaban ocupados negociando con las autoridades de la coalición para asegurar un papel para el SCIRI en la configuración del orden político de posguerra. Un tema importante de controversia fue la demanda estadounidense de que se desarmara al Cuerpo Badr. Semanas de furiosos intercambios entre representantes de la coalición y líderes del SCIRI sobre esta demanda, que Abdelaziz al-Hakim calificó de "hostil" e "injusta", [9] parecieron por un tiempo excluir una mayor cooperación. Sin embargo, prevaleció el pragmatismo y el SCIRI comenzó a desarmarse.

Este proceso no se desarrolló sin problemas. A principios de junio, las fuerzas de la coalición arrestaron a unos 20 combatientes Badr que, según un portavoz militar estadounidense, estaban involucrados en "planificar, apoyar, financiar y ejecutar al menos un ataque con RPG [granada propulsada por cohete] contra las fuerzas estadounidenses y se sospecha en varios otros , "pero aparentemente fueron liberados. [10] Las fuerzas de la coalición han allanado las instalaciones del SCIRI en busca de armas y documentos incriminatorios. El patrón de infracciones del SCIRI no parece indicar una planificación de las hostilidades contra las fuerzas de la coalición, sino una adaptación al deterioro de las condiciones de seguridad que llevó al asesinato de Hakim en agosto.

Después del asesinato de Hakim, Badr Corps estableció una fuerte presencia de seguridad en Najaf. Aunque la milicia luego redujo su presencia en las calles, todavía opera en la ciudad. A mediados de septiembre, por ejemplo, combatientes armados de Badr irrumpieron en la residencia de un exfuncionario del partido Baath en Nayaf y se lo llevaron para interrogarlo. Una serie de violaciones de seguridad posteriores (más recientemente, un ataque con mortero contra la oficina del grupo en Kirkuk a principios de octubre que mató a un funcionario del SCIRI) han llevado a pedidos de un resurgimiento aún más amplio de la milicia.

Sin embargo, oficialmente, Badr Corps es ahora la "Organización Badr para el Desarrollo y la Reconstrucción" y sus cuadros se han puesto a trabajar en la reconstrucción de la infraestructura y otros proyectos humanitarios. SCIRI espera que sus combatientes eventualmente sean absorbidos por unidades militares y policiales bajo el control del Consejo de Gobierno, pero se ha quejado de que los candidatos del Badr Corps están siendo rechazados injustamente. [11]

Durante casi tres meses después de la caída de Bagdad, los líderes del SCIRI se negaron rotundamente a unirse a cualquier autoridad iraquí provisional designada por la coalición. Sin embargo, el grupo abandonó abruptamente sus objeciones el 7 de julio, al parecer como resultado de una mediación "vigorosa" del representante especial de la ONU en Irak, Sergio Vieira de Mello, y un cambio en el nombre del organismo de "Consejo político" a "Consejo de gobierno". . " [12] Más tarde ese mes, Abdelaziz al-Hakim tomó su asiento en el consejo. A principios de septiembre, Jabr se fue de Siria a Bagdad para asumir el cargo de Ministro de Reconstrucción y Vivienda en el gabinete iraquí recién inaugurado (SCIRI también asumió el control del Ministerio de Deportes y Juventud).

Sin embargo, todavía existen importantes disputas políticas entre el SCIRI y la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA), sobre todo la demanda del grupo de que la constitución permanente de Irak sea redactada por "un panel elegido por el pueblo iraquí", en lugar de un comité designado por el Consejo de Gobierno. - el método preferido por las autoridades de la coalición. [13]

Relaciones con otros grupos iraquíes

El SCIRI ha disfrutado de buenas relaciones con las dos principales facciones kurdas iraquíes: el PUK y el Partido Democrático Kurdo (KDP), especialmente el primero, ya que el líder del PUK, Jalal Talebani, ha sido un aliado clave de la República Islámica durante más de dos décadas. La relación del SCIRI con el INC también ha estado relativamente libre de tensiones durante la última década, pero es probable que la orientación abiertamente secular del INC y su estrecha relación con los EE. UU. Hagan que la cooperación futura sea más problemática.

Las relaciones del SCIRI con las facciones sunitas (o predominantemente sunitas) han ido de frías a hostiles. El SCIRI es un anatema para los nacionalistas árabes seculares que temen la dominación iraní, mientras que algunos islamistas sunitas ven el resurgimiento de la libertad religiosa chiíta como una amenaza. A principios de septiembre, el Consejo de Ulema, una agrupación de clérigos sunitas establecida cinco días después de la caída del régimen de Saddam, acusó a los clérigos chiítas de tomar el control de 18 mezquitas sunitas en todo el país, calificándolo de "un fenómeno grave similar a la limpieza étnica y la Balcanización de Irak ". [14] Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los islamistas sunitas también sufrieron inmensamente bajo Saddam y muchos desarrollaron vínculos con SCIRI durante el exilio. Es poco probable que se materialice en un futuro próximo un conflicto serio entre islamistas chiítas y sunitas en Irak.

En última instancia, el futuro político a largo plazo de SCIRI estará determinado principalmente por su atractivo dentro de la comunidad chií. En términos generales, debe enfrentarse a tres polos alternativos de lealtad chiíta.

El primero es Hawza al-Ilmiya, una red de seminarios en la ciudad santa de Nayaf dirigida por los clérigos de más alto rango (marjaiyya) en Irak, de los cuales el gran ayatolá Ali Sistani es reconocido como la autoridad religiosa suprema por los chiítas iraquíes. [15] Los marjaiyya tienden a abrazar el quietismo político chiíta tradicional y han apoyado tácitamente la ocupación estadounidense. Aunque ampliamente reverenciado, la capacidad de Sistani para movilizar políticamente a los chiítas iraquíes sigue sin ser probada.

El segundo polo son los sadristas (sadriyyun), o seguidores de Muqtada al-Sadr, un joven clérigo de fuego que obtiene su apoyo principalmente de los dos millones de chiítas desesperadamente pobres que viven en un suburbio del este de Bagdad ahora conocido como Ciudad Sadr. Aunque carece de credenciales religiosas sustanciales, es hijo del fallecido ayatolá Muhammad Sadiq al-Sadr, un estimado clérigo asesinado por el régimen iraquí en 1999. Sadr ha pedido repetidamente a las fuerzas estadounidenses que abandonen Irak (evitando cuidadosamente la incitación directa a la violencia). y recientemente estableció su propio "gobierno" como rival del Consejo de Gobierno. Ha atacado públicamente tanto a Sistani como a Hakim por colaborar con las fuerzas de la coalición. El marjaiyya lo ve con extremo disgusto.

El tercer polo es el partido Daawa. El liderazgo espiritual de Daawa está compuesto por una multiplicidad de personalidades con diferentes puntos de vista y lealtades, pero su red de activistas cohesivos está liderada por Ibrahim Jaafari, anteriormente con sede en Londres, a quien se le otorgó un puesto en el Consejo de Gobierno iraquí y se desempeñó como su primer presidente. Daawa todavía está demasiado fracturado y reservado para desempeñar un papel decisivo en la política iraquí. En cualquier caso, ha observado una regla no escrita de evitar disputas abiertas con SCIRI durante muchos años.

A pesar de los desafíos a su centralidad, el resultado es que entre las antiguas fuerzas de oposición iraquíes, el SCIRI es, con mucho, el mejor organizado y capaz. También es más popular de lo que admitirían sus detractores. El control que ejerce en varias ciudades iraquíes importantes y el derramamiento colectivo de dolor tras el asesinato de Hakim es prueba de ello.

El SCIRI ha tratado de sacar a los marjaiyya quietistas de Nayaf de su apatía política, no cuestionando su autoridad (como han hecho los sadristas) sino a través de su influencia en Hawza. Ha tenido algunos éxitos modestos, ya que el ayatolá Sistani ha estado haciendo cada vez más declaraciones políticas recientemente. Por ejemplo, Sistani ha apoyado el llamado del SCIRI a un panel electo para redactar la constitución de Irak.

Aunque las relaciones del SCIRI con el partido Daawa y el marjaiyya siguen siendo buenas, su relación con los sadristas ha estado marcada por tensiones. Sin embargo, esta rivalidad aún no es tan explosiva como algunos han sugerido. Cuando se le preguntó si una facción chií rival podría haber sido responsable del asesinato de Hakim, Jabr respondió: "Lo descarto totalmente ... A lo largo de cientos de años, la ciudad santa de Nayaf solo ha sido testigo de conflictos de ideas y diálogos de pensamientos. los actos son ajenos a la ciudad de Najaf ya la acción religiosa chií ". [16] De hecho, desde el asesinato de Hakim, las relaciones de SCIRI con los sadristas han mejorado.

El SCIRI no solo está patrocinado por Irán; sus líderes son compatriotas ideológicos del establecimiento clerical iraní y muchos de ellos son de ascendencia iraní, mientras que sus comandantes militares han trabajado en estrecha colaboración con el IRGC durante veinte años. Sin embargo, los temores de que esta relación eventualmente ponga al SCIRI en un rumbo de colisión con Estados Unidos son exagerados. A pesar del llamado a la "Revolución Islámica" estampado en su nombre, SCIRI está oficialmente comprometido con la democracia y el pluralismo en Irak. "No se puede tener un gobierno basado en un principio religioso chií cuando hay otros grupos étnicos y religiosos", dijo Bayati en una entrevista de mayo de 2003 con Middle East Intelligence Bulletin.

Si bien es poco probable que la dinámica de funcionamiento dentro de la política democrática emergente de Irak debilite seriamente las relaciones del SCIRI con Irán, sus líderes creen que el futuro del movimiento ahora depende a corto plazo de la cooperación con Estados Unidos y, a largo plazo, de la movilización de apoyo entre los iraquíes. Chiítas y manteniendo buenas relaciones con grupos sunitas y kurdos. El SCIRI continuará haciendo declaraciones desafiantes y lamentando la ocupación, pero en el terreno se está preparando para el Irak posterior a la ocupación y tiene la intención de evitar la confrontación con Estados Unidos. Mientras SCIRI siga confiando en que las fuerzas estadounidenses abandonarán Irak en términos ampliamente adecuados para la búsqueda de sus intereses a largo plazo, es poco probable que se produzca una confrontación.

Notas

[1] Valentinas Mite, jefe del SCIRI asesinado en al-Najaf, RFE / RL, 29 de agosto de 2003.
[2] Las principales personalidades de la facción pro-SCIRI de Daawa incluyen a Mohammad Mehdi Asefi, Mohammad Ali Taskhiri y Kazem Haeri (quien también es cercano a Muqtada al-Sadr). Daawa ya no está representada en el comité central del SCIRI.
[3] Estos incluyen Al-Jund al-Iman, dirigido por Sayyid Sami al-Badri Monazemat al-Amal, dirigido por Sheikh Mohsen al-Hosseini hasta su muerte en agosto y al-Daawa al-Islamiyah (un grupo escindido del principal partido al-Daawa), dirigido por Izeddin Salim.
[4] El SCIRI también tiene representantes acreditados en Canadá, Holanda, Suecia, Noruega, Finlandia y Australia.
[5] The Associated Press, 7 de abril de 2001.
[6] Juan Cole, Los partidos religiosos chiitas llenan el vacío en el sur de Irak, Informe de Oriente Medio, mayo de 2003.
[7] Al-Ahram Weekly, 15 a 21 de mayo de 2003 (número 638).
[8] The Associated Press, 7 de julio de 2003.
[9] Pravda, 27 de mayo de 2003.
[10] "Soldados estadounidenses asaltan la oficina del partido chiíta en Bagdad en medio de intensas tensiones", Financial Times, 9 de junio de 2003.
[11] Entrevista del autor con Hamid Bayati, 13 de octubre de 2003.
[12] "El clásico dilema de la colaboración: los líderes iraquíes tienen que sopesar los riesgos de trabajar con los ocupantes", The Guardian (Londres), 16 de julio de 2003.
[13] "El líder chií iraquí exige la elección de los redactores de la constitución", Agence France Presse, 3 de octubre de 2003.
[14] "Los musulmanes sunitas de Irak acusan a la mayoría chiíta de" limpieza étnica ", Agence France Presse, 2 de septiembre de 2003.
[15] La comunidad chií afgana mira al ayatolá Muhammad Ishaq Fayyad, mientras que los chiitas del sur de Asia ven al ayatolá Bashir Najafi (que es de origen paquistaní) como su autoridad religiosa más suprema.
[16] Radio de la República Árabe de Egipto (El Cairo), 29 de agosto de 2003. Traducción de BBC Monitoring.

2003 Middle East Intelligence Bulletin. Reservados todos los derechos.
Página principal de MEIB


Irak y la mayoría oprimida # 8217

Karbala, a 60 millas al suroeste de Bagdad, generalmente se encuentra a no más de 90 minutos en automóvil a través de un paisaje cada vez más verde de palmeras datileras, eucaliptos y cañas regadas por el cercano Éufrates. Pero durante la mayor parte de una semana en octubre pasado, el viaje se convirtió en un rastreo de cinco horas. Las carreteras que conducen a Karbala fueron ahogadas por una enorme masa de humanidad que se dirigía hacia la ciudad para celebrar el nacimiento del duodécimo Imam, un redentor nacido hace más de mil años que desapareció cuando era niño y, según creen estos viajeros, algún día regresará. para derrocar a todos los tiranos. Muchos caminaron todo el camino desde Bagdad & # 8212 las multitudes habían estado saliendo de la ciudad desde mediados de semana & # 8212 mientras que otros habían partido días antes desde ciudades tan lejanas como Nasiriyah, en el sur profundo, y Kirkuk, 200 millas al norte de Bagdad.

Contenido relacionado

A pesar del polvo y el calor de 90 grados, los peregrinos, muchos de ellos descalzos, mantuvieron un ritmo urgente. Las banderas que llevaban & # 8212 en su mayoría de color verde brillante, pero también rojas, amarillas, rosadas & # 8212 hacían brillantes salpicaduras de color en el paisaje plano, contrastando con el negro envolvente. abayas de las mujeres. Marcharon en grupos separados, grupos de amigos o vecinos, hasta que se acercaron a su destino y se fusionaron en una densa columna. De vez en cuando, un grupo rompía en un canto rítmico, invocando los nombres de los santos mártires que inspiran su fe. & # 8220Somos chiítas, & # 8221 los hombres rugieron al unísono, apuñalando sus puños en el aire. & # 8220Somos los hijos del Imam Hussein, y el nombre de Ali siempre está en nuestras lenguas. & # 8221 chiítas o chiítas & # 8212los términos se usan indistintamente y ambos significan & # 8220partisanos & # 8221 & # 8212 forman una de las dos grandes ramas de Islam. Cerca de 150 millones de chiítas se encuentran repartidos por todo el mundo, la mayoría de ellos en Irán, Irak, India y Pakistán. Mientras que la rama sunita constituye la mayor parte de la población musulmana mundial de más de mil millones, los chiítas constituyen la mayoría en Irak, hasta 15 millones de una población de 24 millones. No obstante, los chiítas nunca han ocupado el poder en Irak ni han participado plenamente en su gobierno y, en ocasiones, han sido brutalmente reprimidos.

El papel futuro de los chiítas es uno de los problemas más importantes que enfrenta Irak. Ahora que su mayor opresor, Saddam Hussein, se ha ido, ya no tolerarán el estatus de segunda clase. Al mismo tiempo, otros en Irak y en otros lugares, incluidos muchos en los Estados Unidos, temen que un gobierno dominado por chiítas pueda imponer un régimen islámico fundamentalista al estilo iraní. Si un Irak democrático va a emerger de las ruinas legadas por Saddam Hussein, tanto las esperanzas de los chiítas como los temores de los no chiítas de alguna manera tendrán que ser acomodados.

Los chiítas iraquíes son un grupo diverso. Algunos son educados y de clase media, pero la mayoría son árabes pobres que viven en las zonas rurales del sur de Irak o en los barrios marginales de Bagdad (también hay comunidades importantes entre los pueblos kurdos y turcomanos no árabes del norte). Van desde los profundamente religiosos hasta los totalmente seculares. Su vínculo común es un recuerdo de la discriminación, ya sea en forma de ejecuciones masivas comunes durante el reinado de Saddam Hussein o simplemente en su exclusión del poder a lo largo de la historia de Irak.

Hoy, los chiítas confían en que esos días terminaron con la caída de Saddam Hussein. & # 8220Todo está cambiando & # 8221 Adil Abdul Mehdi, líder de un poderoso partido chiíta, me dijo alegremente en Bagdad, mientras atravesábamos la ciudad a toda velocidad en un convoy de todoterrenos, rodeado de guardaespaldas armados. & # 8220 Durante demasiado tiempo, los chiítas han sido una mayoría que actuó como una minoría. Tienen que levantar la cabeza. Tienen derecho a representar a Irak. & # 8221

Ahora, en el camino a Karbala, estaba viendo a los chiítas hacer valer uno de esos derechos: la libertad de celebrar uno de sus grandes festivales religiosos. Decimoquinto Shaban, como se llama al festival, es la fecha en el calendario musulmán (11 de octubre de este año) que marca el cumpleaños del duodécimo Imam. En la noche del festival, más de un millón de personas se apiñaban en la vasta plaza que rodeaba los dos santuarios colosales coronados con cúpulas doradas y minaretes que dominan el centro de la ciudad.

Karbala es un lugar sagrado para los chiítas debido a los dos hombres enterrados en esos santuarios. Medio hermanos, murieron en una batalla aquí hace mucho tiempo, una batalla que surgió de una feroz lucha por liderar el Islam después de la muerte del profeta Mahoma en d.C. 632. La fe chiíta se originó con aquellos musulmanes que pensaban que el lado equivocado, encabezado por Abu Bakr, suegro del profeta Mahoma, ganó injustamente usurpando al primo y yerno de Mahoma, Ali. (Los sunitas creen que Abu Bakr era el heredero legítimo). Ali finalmente se convirtió en califa en 656, pero fue asesinado cinco años después y enterrado en la cercana Nayaf. Los chiítas consideran el breve reinado de Ali como el último período de gobierno legítimo y justo en la tierra.

Diecinueve años después de la muerte de Ali, su segundo hijo, Hussein, que había estado viviendo sin una ambición política evidente en Medina, respondió a un llamado de la gente de Kufa, luego enfurecido bajo el duro gobierno de un califa sunita, Yazid, y se puso a través del desierto para conducirlos a la rebelión. Es un principio fundamental del chiísmo que la motivación de Hussein no fue la lujuria por el poder, sino la repulsión por el gobierno tiránico de Yazid. Como me aseguró un clérigo de una escuela teológica en Najaf, & # 8220Cuando el Imam Hussein dejó Medina, dijo, & # 8216I & # 8217 no voy a ganar una fortuna ni un trono. Salgo por justicia, & # 8217 a pesar de que sabía que lo iban a sacrificar & # 8221. De hecho, muchos creen que Hussein sabía antes de dejar Medina que sus partidarios habían sido detenidos y que su causa estaba condenada al fracaso. Interceptado por el ejército del califa en la llanura de Karbala después de un largo viaje a través del desierto, Hussein y su banda de 72 miembros de la familia y seguidores se negaron a rendirse, cavando una zanja detrás de ellos para evitar la retirada. La saga acariciada por los chiítas iraquíes relata cómo, en medio de la batalla, el medio hermano guerrero de Hussein, Abbas, escuchó a las mujeres y los niños llorar de sed. Luchando hasta llegar a un arroyo cercano para buscar agua, fue cortado. Hussein, luchando a unos cientos de metros de distancia, fue el último en morir, espada en una mano y Corán en la otra.

Este cisma religioso entre sunitas y chiítas no es, sin embargo, mutuamente antagónico a la manera de católicos y protestantes en Irlanda del Norte o cristianos y musulmanes en Beirut. & # 8220Mi madre es sunita, mi padre chiíta & # 8221, dice Fareer Yassin, nativo de Bagdad. & # 8220Un tercio de los musulmanes en mi clase de graduación de la escuela secundaria eran de matrimonios mixtos sunitas chiítas, y eso era típico de Bagdad. & # 8221 He escuchado historias similares de muchos iraquíes, que también señalan que los enfrentamientos directos entre los dos Las comunidades son extremadamente raras y esa discriminación contra los chiítas ha sido inevitablemente orquestada por gobernantes, ya sean reyes o Saddam Hussein, por razones políticas, no religiosas.

Para las masas de fieles que llegaron a Karbala para el festival el pasado mes de octubre, la antigua batalla en este sitio bien podría haber ocurrido ayer. Al pasear al final de la cálida noche entre la gran multitud alrededor de los santuarios de Hussein y Abbas, escuché constantes reafirmaciones de apoyo a los héroes muertos hace mucho tiempo. & # 8220 Vea el amor que la gente siente por el Imam Hussein & # 8221, dijo mi guía, Ala & # 8217a Baqir, un farmacéutico influyente en los asuntos locales. & # 8220 Él está a favor de la justicia, y la gente cree que la estamos perdiendo en nuestro propio tiempo. Estamos listos para luchar en cualquier momento por el Imam Hussein. & # 8221

Sería fácil descartar tales afirmaciones como simplemente la celebración de un mito popular, pero la saga de los mártires ha conservado una potente filosofía en el núcleo de la fe chiíta. & # 8220Los chiitas consideran que oponerse a la injusticia y la tiranía y luchar contra un gobernante injusto es un deber religioso supremo & # 8221, explicó Hussain Shahristani, un científico nuclear, devoto chiíta y rebelde de toda la vida, mientras estábamos sentados en la oficina de ayuda humanitaria de Karbala. grupo que fundó y dirige. Citó el gran levantamiento nacional de 1920 (su padre y primo hermano fue uno de sus líderes) contra los británicos, que ocuparon Irak entre 1917 y 1932 y lo controlaron efectivamente hasta 1958. Aunque tanto chiítas como sunitas se unieron a la revuelta, los chiítas los líderes religiosos y tribales jugaron el papel principal. Políticamente, la rebelión fallida resultó desastrosa para los chiítas, ya que los británicos a partir de entonces se basaron exclusivamente en la élite sunita para gobernar Irak. Pero, dice Shahristani, los chiítas & # 8220 no podían & # 8217 hacer nada más. Puede que sea políticamente mejor estar de acuerdo con el maestro, pero para nosotros eso & # 8217 es imposible. & # 8221

Shahristani habla con autoridad sobre el tema de la disidencia. En septiembre de 1979, le dijo a Saddam Hussein en su cara que construir un arma nuclear estaba mal y se negó a trabajar en el proyecto. Fue torturado y pasó 11 años tras las rejas, 10 en régimen de aislamiento. Durante la Guerra del Golfo en 1991, se escapó audazmente: robó el uniforme de un guardia y expulsó la puerta principal de la prisión. Posteriormente, rechazó un cómodo exilio en Occidente a favor de organizar ayuda humanitaria tanto para los refugiados iraquíes en Irán como para la resistencia anti-Saddam en Irak.

Encontré que las opiniones de Shahristani se hicieron eco de las autoridades religiosas, quienes dejaron en claro que esta obligación de resistir se aplica incluso a la ocupación liderada por Estados Unidos, de la que los chiítas están cada vez más resentidos. En una modesta casa en el centro de Karbala, el jeque Abdul Mehdi Salami, quien dirige las oraciones del viernes en el santuario de Hussein (una posición inmensamente prestigiosa), dijo que & # 8220 luchar contra la injusticia es el deber principal de todos los chiítas & # 8221 & #. 8220 Mientras tanto, & # 8221 agregó, su gente estaba usando & # 8220 medios pacíficos & # 8221 para hacer valer sus derechos desde la coalición y que a los chiítas no les gusta & # 8220 la matanza y la sangre & # 8221. Pero si deben hacerlo, lo harán & # 8221 # 8220 sacrificar todo para obtener sus derechos. & # 8221

En comparación con lo que soportaron en la época de Saddam Hussein, los chiítas hoy parecen tener pocos motivos para quejarse. Saddam no solo había prohibido todas las procesiones religiosas públicas, sino que, según los fieles con los que hablé, le disgustaba particularmente la idea de un duodécimo imán que volvería para derrocar a los tiranos. Como resultado, cualquiera que asistiera al festival de cumpleaños durante el gobierno de Saddam estaba arriesgando su vida. Paseando conmigo entre la multitud en la víspera del festival, Ala & # 8217a Baqir recordó cómo los celebrantes eludían a las fuerzas de seguridad de Saddam en las carreteras principales al atravesar campos y palmerales. & # 8220 Salíamos y dejábamos comida y poníamos pequeñas luces para guiarlos & # 8221, dijo Baqir.

Este año, por primera vez en décadas, no hubo necesidad de medidas subrepticias, y la plaza estaba llena de luz y el ruido de predicadores declamando y manifestantes cantando & # 8212 & # 8220 somos los chiítas. . . & # 8221 & # 8212contra el ruido de fondo de varios cientos de miles de personas. Por encima de nosotros, los globos de fiesta se elevaron más allá de la cúpula dorada del santuario de Abbas.

Sin embargo, incluso esta atmósfera feliz albergaba corrientes subterráneas siniestras. Se llevó un ataúd alrededor del santuario de Hussein, un rito chiíta tradicional, pero este contenía el cuerpo de un hombre asesinado la noche anterior en un tiroteo con soldados estadounidenses en Ciudad Sadr, el vasto barrio marginal chiíta en el noreste de Bagdad. Empecé a notar cuántos jóvenes de la multitud llevaban sudarios funerarios blancos sobre los hombros, un símbolo de su voluntad de morir como mártires, una actitud muy favorecida por los partidarios de Muqtada al-Sadr, el extremista de 30 años cuyos hombres había emboscado y matado a dos soldados estadounidenses en ese tiroteo.

Durante siglos, Karbala y su ciudad santuario hermana, Najaf, habían sido islas del chiísmo, bien conectadas con la comunidad chií internacional pero con pocos vínculos con las tribus nómadas beduinas que deambulaban por el desierto más allá de las puertas de las ciudades. Solo a principios del siglo XIX el clero de Karbala y Najaf comenzó a convertir a las tribus del desierto, en parte porque necesitaban fuerza para defenderse de los crecientes ataques de los fanáticos wahabíes sunitas que atravesaban el desierto desde lo que ahora es Arabia Saudita.

Al mismo tiempo, los líderes clericales chiítas decidieron que solo a los más eruditos de ellos se les debería permitir emitir fatwas, dictámenes religiosos sobre cuestiones de derecho o de interés común. Estas pocas figuras de alto nivel llegaron a ser conocidas como & # 8220sources of emulation & # 8221. Un día caluroso a finales de septiembre, asistí a una clase en la universidad religiosa de Najaf, de 900 años de antigüedad, dirigida por una de estas cuatro fuentes vivas de emulación. el ayatolá Bashir al-Najri, nacido en Pakistán. Mis compañeros eran ancianos con turbante y bigote. Nos sentamos respetuosamente en el suelo mientras nuestra venerada maestra explicaba con cierto detalle los requisitos de las mujeres para realizar abluciones rituales. Algunas partes del programa de estudios, en mi opinión, probablemente no habían cambiado a lo largo de los siglos.

El liderazgo religioso chií ganó poder e influencia en los últimos años del dominio otomano, justo antes de la Primera Guerra Mundial, luego cayó en tiempos más difíciles durante la ocupación británica y la posterior monarquía sunita instalada en 1921. & # 8220 El primer primer ministro chií fue nombrado en 1921. 1947, & # 8221 Adil Mehdi dijo con amargura. & # 8220 Eso fue casi 28 años después de la fundación del estado. Aunque los chiítas representaban el 60 por ciento de la población, solo tuvimos el 20 por ciento de los puestos del gabinete. & # 8221

Con la esperanza de mejorar su suerte en la década de 1950 y principios de la década de 1960, muchos chiitas se sintieron atraídos por organizaciones radicales, principalmente el Partido Comunista, pero también el Partido Baath nacionalista árabe. Así, cuando la monarquía fue barrida por una revolución izquierdista en 1958, los chiítas estaban finalmente representados en el gobierno militar radical que asumió el poder. Pero ese régimen fue derrocado en otro golpe cinco años después, y el breve momento chiíta bajo el sol llegó a su fin.

Aunque el Partido Baath había contado originalmente a muchos chiítas entre sus líderes, cuando comenzó su gobierno de 35 años con un golpe de estado en 1968, el liderazgo estaba sólidamente en manos de un grupo reducido de miembros de tribus sunitas, incluido un despiadado asesino a sueldo llamado Saddam Hussein, de la región alrededor de Tikrit. Además de perseguir y matar a sus antiguos rivales comunistas, Saddam y sus colegas militantes laicos también apuntaron a los líderes religiosos chiítas.

En respuesta a la deserción generalizada de muchos de su rebaño a los comunistas, el liderazgo religioso chií hizo esfuerzos para modernizar su mensaje y atraer nuevos seguidores. Entre ellos se destacó un brillante académico llamado Muhammad Baqir al-Sadr, el principal patrocinador de Dawa, un partido político islámico radical que se enfrentó a los baazistas como un grupo de oposición durante la década de 1970.

La confrontación se intensificó después de que el ayatolá Jomeini, él mismo un chií que había pasado la mayor parte de los años sesenta y setenta en Nayaf desarrollando su teoría de que el clero tenía el derecho exclusivo de gobernar, tomó el poder en Irán en 1979. Sadr, emocionado por la masa de Irán Levantamiento islámico contra el shah, pensó que una toma religiosa similar del gobierno era posible en Irak. Saddam, aparentemente preocupado de que Sadr pudiera tener razón, lanzó una campaña para reunir a sus partidarios. En abril de 1980, Sadr y su hermana fueron arrestados y ejecutados.

Shahristani, el científico nuclear y fugitivo de la prisión, estaba cerca de Sadr. Me dijo que al final, los baazistas le ofrecieron un trato a Sadr. & # 8220 Dijeron que lo liberarían a cambio de una promesa de silencio. Sadr dijo: & # 8216No. He cerrado todas las puertas, no hay escapatoria para ti. Ahora tienes que matarme para que la gente pueda levantarse. & # 8217 & # 8221 Como cualquier chiíta entendería de inmediato, fue un abrazo de martirio que se hizo eco del autosacrificio de Hussein 1300 años antes.

Tanto las esperanzas de Sadr como los temores de Saddam resultaron infundados. El pueblo no se levantó, y en la guerra de ocho años que siguió a la invasión de Irán por Saddam en septiembre de 1980, los reclutas chiítas en su mayor parte lucharon tenazmente por Irak, motivados en gran parte, a pesar de sus quejas y persecución, por el patriotismo iraquí.

Pero después de la Guerra del Golfo de 1991, inspirados por los llamamientos a un levantamiento de Washington, los chiítas finalmente estallaron en una furiosa rebelión. Difícilmente se ha olvidado que la esperada ayuda estadounidense nunca llegó.

Nadie sabe cuántas personas murieron en las salvajes represalias de Saddam por el levantamiento, pero el número es al menos de decenas de miles. Solo una fosa común de los sacrificados ha arrojado más de 3.000 cuerpos, y se han desenterrado cientos de esas tumbas. Irónicamente, el salvajismo de los baazistas ayudó a unificar la diversa comunidad chií.En la década de 1990, incluso mientras reprimía brutalmente el liderazgo religioso chiíta, Saddam intentó reforzar su apoyo entre los conservadores religiosos alentando prácticas islámicas como el velo de las mujeres, la segregación de sexos en las escuelas y la prohibición del alcohol. (Los gestos para apaciguar a los chiítas incluyeron reparaciones en santuarios y un árbol genealógico fabricado que rastrea la ascendencia de Saddam hasta Ali). Pero aunque las medidas ayudaron a revivir las tradiciones, no produjeron el apoyo correspondiente para el dictador.

Hacia el final de la década, los chiítas encontraron un líder en la persona de Muhammad Sadiq al-Sadr, un maestro de Najaf y un pariente lejano del líder de la resistencia ejecutado en 1980. Inicialmente alentado por el régimen debido a sus denuncias contra Estados Unidos. Sadr II, como se le llama a menudo, estableció una red de seguidores en el sur de Irak y en Bagdad. A fines de 1998, sin embargo, comenzó a usar el sudario del mártir blanco y el sudario mientras denunciaba el régimen de Saddam ante multitudes cada vez mayores y entusiastas. En febrero de 1999, mientras conducía a su casa en Nayaf, Sadr, junto con dos de sus hijos, fue debidamente ametrallado por agentes de seguridad del Estado.

Hoy en día, los retratos de Sadr II, quien invariablemente es representado como un anciano humilde con una barba blanca como la nieve, adornan paredes y vallas publicitarias en todo Irak. Estos frecuentemente comparten espacio con retratos barbudos y con turbantes de otros líderes chiítas, muchos de ellos muertos, testimonio de la alta tasa de mortalidad en la política religiosa chií. A unos cientos de metros del lugar del asesinato de al-Sadr, por ejemplo, hay una tumba con cúpula verde, todavía en construcción, que contiene los pocos restos que se pudieron recolectar del difunto ayatolá Muhammad Baqir al-Hakim, fundador y líder de un partido político llamado Consejo Supremo para la Revolución Islámica en Irak. Fue víctima de un enorme coche bomba que explotó cuando salía del santuario Imam Ali de Najaf el 29 de agosto de este año.

Es casi seguro que Hakim fue asesinado por ex miembros de los servicios de seguridad de Saddam, ahora activos en la resistencia y decidido a eliminar a cualquiera, como Hakim, que cooperara con los estadounidenses. Sin embargo, en las ceremonias fúnebres, a las que asistieron cientos de miles de seguidores de Hakim, Abdel-Aziz al-Hakim, su hermano y sucesor como líder del partido, denunció amargamente a las fuerzas de ocupación por no proteger a Hakim. Parecía que al menos algunos chiítas encontraban motivos para criticar a sus nuevos gobernantes.

Vi la destrucción masiva causada por la bomba de Hakim durante un viaje al santuario para ver dónde un hombre que una vez conocí también había sido asesinado. En abril pasado, Abdul Majid al-Khoei, hijo de un gran ayatolá, acababa de regresar a Nayaf & # 8212 con la bendición de las fuerzas de la coalición, quienes apreciaron su energía y puntos de vista liberales & # 8212 después de 12 años de exilio en Londres. Justo dentro del patio del santuario de Ali, una turba lo atacó. Dos compañeros fueron apuñalados hasta la muerte, pero Khoei logró escapar y correr los 50 metros que lo llevaron a la puerta principal de una casa perteneciente a Muqtada al-Sadr, el extremista chiíta radical, que es hijo del mártir Sadr II. . Khoei pidió refugio, pero aunque hay pocas dudas de que Muqtada estaba adentro, la puerta no se abrió. Un tendero finalmente se llevó a Khoei, pero la turba lo siguió, lo arrastró calle abajo y dobló la esquina, y lo apuñaló hasta matarlo.

Muqtada siempre ha negado haber tenido algún papel en el asesinato, aunque nadie en Nayaf con el que hablé duda de su responsabilidad. Khoei no solo creía en la cooperación con la ocupación, sino que también defendía la separación de la iglesia y el estado, en oposición al sistema iraní de gobierno clerical, que Muqtada ha respaldado.

El día en que volví sobre el desesperado vuelo de Khoei, la puerta bien custodiada de Muqtada estaba abierta y su habitación estaba llena de peticionarios que buscaban su ayuda o consejo. Tres clérigos se sentaron a una mesa recogiendo fajos de billetes de banco aportados por los fieles. Seis meses después de la invasión que derrocó a su padre y al asesino # 8217, Muqtada se vio envuelto en un conflicto cada vez mayor con las fuerzas de la coalición y parecía agradecer cualquier oportunidad de enfrentarse a ellos o, para el caso, a otros grupos chiítas. Muqtada ciertamente disfruta de un gran apoyo entre los chiítas más pobres, más particularmente entre los jóvenes desempleados en el gran barrio pobre chií de SadrCity en Bagdad. En la semana siguiente a las pacíficas celebraciones del 15º Shaban en Karbala, los hombres armados de Muqtada y # 8217 intentaron apoderarse del santuario de Hussein en un tiroteo con partidarios de un líder rival que dejó varios muertos y heridos en ambos lados. Unos días después, lucharon contra una patrulla estadounidense cerca del santuario, matando a tres estadounidenses. (Hubo informes de una ofensiva estadounidense contra Muqtada cuando salimos de la imprenta).

Oponerse a Muqtada en Karbala había sido una fuerza de protección del santuario leal a quizás el líder chiíta más importante y venerado de Irak, el gran ayatolá Ali Sistani. Sistani, de 73 años, nació en Irán pero se mudó a Nayaf hace más de 50 años para estudiar. Pasó gran parte de la década de 1990 bajo la siniestra vigilancia de las fuerzas de seguridad de Saddam. Sin embargo, desde su casa, mantuvo una autoridad moral extraordinaria sobre las masas chiítas. Cuando, a mediados de abril, hubo un informe de radio erróneo de que la casa de Sistani estaba sitiada por seguidores de Muqtada al-Sadr, la noticia se extendió como la pólvora. & # 8220Esta noche estaba durmiendo en un pueblo cerca de Basora, & # 8221 recuerda Hussain Shahristani. & # 8220 De repente vi a los aldeanos agarrando sus armas y preparándose para correr hacia Nayaf, a cientos de kilómetros de distancia. & # 8216Sistani está bajo ataque, & # 8217 me dijeron. Eso era todo lo que necesitaban saber. Lo mismo sucedió en todo Irak. & # 8221

Aunque ha denunciado la violencia y la proliferación de armas de fuego en Irak, el propio Sistani tiene el mando de un arma mucho más potente: la inmensa autoridad de sus fatwas. En julio pasado abordó la cuestión fundamental de cómo quería que se redactara la constitución de Irak. Las autoridades de ocupación habían respaldado un plan mediante el cual su consejo de gobierno elegido a dedo nombraría un comité que a su vez diseñaría la nueva constitución. En una fatwa escrita en elegante árabe clásico, Sistani declaró que este enfoque era & # 8220 inaceptable & # 8221 porque no había garantía de que una constitución producida de esta manera & # 8220 representara la identidad nacional (iraquí) de la cual el Islam y los nobles valores de la sociedad es una parte integral. & # 8221 (Sistani siempre ha rechazado la tesis de Jomeini & # 8217 sobre el gobierno clerical directo). En cambio, insistió, cualquiera que redactara una constitución tendría que ser elegido. Una constitución elaborada por cualquier otro medio, dejó en claro, sería & # 8220 ilegítima & # 8221.

La historia cuenta que cuando Paul Bremer, el jefe de la Autoridad Provisional de la Coalición, envió un mensaje al venerable líder religioso sugiriendo que los dos hombres cooperaran en la constitución, Sistani le devolvió un mensaje: & # 8220Mr. Bremer, usted es estadounidense y yo soy iraní. Sugiero que dejemos en manos de los iraquíes la elaboración de su constitución. & # 8221

Pocos en Irak creen que una constitución denunciada por Sistani tenga alguna posibilidad. Pero es casi seguro que cualquier elección justa produciría una asamblea constitucional dominada por chiítas. Los desamparados y rebeldes estarían finalmente en el poder y un cambio radical para un grupo que se ha definido durante tanto tiempo a través de la resistencia a la opresión. ¿Seguirán celebrando los chiítas el martirio cuando ellos mismos estén en el poder? ¿Y quién los juzgará si resultan injustos?


Orden de batalla de las fuerzas estadounidenses - 31 de octubre

Esta es una lista "mejor disponible" de las fuerzas estadounidenses desplegadas en el AOR del Comando Central para el suroeste de Asia y de las fuerzas estadounidenses desplegadas en las ubicaciones del Comando Europeo en Turquía, Rumania y Bulgaria. No incluye fuerzas desplegadas exclusivamente para operaciones en Asia Central, aunque a veces puede enumerar unidades que están involucradas tanto en Operaciones Iraquíes como en Libertad Duradera.

La tarea de desarrollar una lista completa de las fuerzas estadounidenses presentes en el área es particularmente difícil, ya que se sabe que las fuerzas rotan dentro y fuera de la región en respuesta a un mayor ritmo operativo o ejercicios. Los eventos del 11 de septiembre de 2001 y la Guerra Global contra el Terrorismo han dificultado significativamente ese esfuerzo, ya que el ejército busca mejorar la seguridad operativa y engañar a los enemigos potenciales y a los medios de comunicación, entre otros.

Además, el volumen de tropas que entran y salen de la región seguramente resultará en errores, identificaciones erróneas o ignorancia con respecto a unidades específicas.

Excluyendo las fuerzas desplegadas en apoyo directo de la Operación Libertad Duradera, probablemente haya alrededor de 156,000 personal militar en el área de responsabilidad del CENTCOM, incluyendo aproximadamente 350 aviones de todo tipo. El número de tropas desplegadas en el área fluctúa a diario a medida que surgen nuevas fuerzas en la región y algunas unidades comienzan a regresar a los Estados Unidos. De los 150.000 soldados en la región, el Buró de la Guardia Nacional el 17 de septiembre de 2003 indicó que 29,000 son del Ejército y la Guardia Nacional Aérea y 50,000 de las reservas.

Las Fuerzas Terrestres en la región incluyen un grupo de trabajo de misiles Patriot con dos baterías desplegadas en Arabia Saudita y dos en Kuwait. Prácticamente toda la 101ª División Aerotransportada, la 4ª División de Infantería, la 1ª División Blindada, el 3º Regimiento de Caballería Blindada, el 2º Regimiento de Caballería Blindada, la 173ª Brigada Aerotransportada y un elemento de la 82ª División Aerotransportada se han desplegado en Irak. Hay un número significativo de unidades de apoyo escalonadas por encima de la división en la región. Se cree que la presencia total del Ejército en la región es casi 130,000 soldados.

El concepto y la organización de la Fuerza Aérea y Espacial Expedicionaria (EAF) de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Establece una guía para los despliegues de la Fuerza Aérea en ubicaciones operativas. El EAF está compuesto por 10 Fuerzas Expedicionarias Aeroespaciales (AEF), cada una con alas de combate y apoyo líderes, incluidas alas de guardia que podrían desplegarse si es necesario. Los despliegues para las unidades en servicio activo duran aproximadamente 90 días, mientras que las unidades de Reserva y Guardia se despliegan típicamente durante 30 a 60 días. En un esfuerzo por brindar alivio a los pilotos que habían estado desplegados durante períodos prolongados de tiempo, la Fuerza Aérea inició una rotación "Azul" que traería nuevos activos a la región. No está claro cuántos aviadores se despliegan, aunque es probable que el número sea de alrededor 10,000 con aproximadamente 250 aviones de todo tipo.

Las unidades navales incluyen un cuartel general y unidades en tierra compuestas por unas 1.200 personas en Manama, Bahréin. Casi mil marineros civiles están asociados con los barcos del Comando de Transporte Marítimo Militar en Diego García. Durante la década de 1990, los niveles generales de personal de la fuerza naval en el CENTCOM AOR variaron típicamente entre 8,000 y 15,000. Cada grupo de batalla de portaaviones, con su ala aérea de portaaviones asociada, tiene aproximadamente 11.000 marineros embarcados. Al 15 de octubre de 2003 había un grupo de ataque de portaaviones y un grupo de ataque expedicionario en la zona por un total de alrededor de 16,000 personal naval. Estas unidades incluyen aproximadamente 125 helicópteros y aviones. Un total de aproximadamente 154 Las celdas del sistema de lanzamiento vertical están disponibles para los misiles de crucero Tomahawk, que es aproximadamente tres veces el número promedio desplegado típicamente en los últimos años. Según estimaciones de implementaciones anteriores, tal vez tantas como 0 Los Tomahawks están realmente desplegados. La fuerza de los misiles de crucero se puede aumentar significativamente en unos días.

Al 20 de agosto de 2003, un total de 27 países, además de los Estados Unidos, habían contribuido con un total de aproximadamente 21.700 soldados a las operaciones de estabilidad en curso en el Iraq. Estos 27 son Albania, Azerbaiyán, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, República Dominicana, Georgia, El Salvador, Estonia, Honduras, Hungría, Italia, Kazajstán, Letonia, Lituania, Macedonia, Mongolia, Países Bajos, Nicaragua, Noruega, Polonia. , Rumania, Eslovaquia, Corea del Sur, España, Ucrania y Reino Unido. Además de los 27 países que ya tienen fuerzas sobre el terreno en Irak, otros cuatro (Moldavia, Filipinas, Portugal y Tailandia) se han comprometido a proporcionar tropas. Otros catorce países están considerando actualmente la posibilidad de proporcionar fuerzas para Irak.

Nota: Si bien esta lista está fechada, se debe tener en cuenta que la página a menudo se edita varias veces durante una edición en particular, a veces a diario. Se debe visitar la página con frecuencia para obtener la lista más actualizada de la situación.


Eventos actualizados recientemente

Mostrando 1-20 de 100 eventos actualizados recientemente: próximos 20

  • 11/6 - Se filtra a la prensa el plan crudo de EE. UU. Los detalles incluyen la preservación del papel como única superpotencia y la obtención de petróleo en el Medio Oriente, 8 de marzo de 1992, publicado por Heisenberg
  • 3/25 - Libby sentenciada a 30 meses de prisión, 5 de junio de 2007, publicado por mtuck
  • 25/3 - Bush Commutes Libby & # 8217s Sentence, 2 de julio de 2007, publicado por mtuck
  • 1/31 - El ex secretario de prensa de la Casa Blanca testifica contra Libby, 29 de enero de 2007, publicado por mtuck
  • 1/4 - Funcionario del Departamento de Estado testifica que le contó a Libby sobre Plame Wilson & # 8217s CIA Status, 23-24 de enero de 2007, publicado por mtuck
  • 1/1 - Reportero de NBC dice Plame Wilson & # 8217s CIA Status & # 8216Widely Known & # 8217 between Reporters, Later Says She & # 8216Screwed Up & # 8217 Statement, 3 de octubre de 2003, publicado por mtuck
  • 17/8 - Bush sobre Irak y # 8217s La falta de armas de destrucción masiva: & # 8216 Entonces, ¿cuál & # 8217s la diferencia? & # 8217, 17 de diciembre de 2003, publicado por mtuck
  • 16/8 - David Kay le dice al Congreso que el grupo de encuesta de Irak no encontró evidencia de armas de destrucción masiva en Irak, dice Hussein engañó a los propios generales, 28 de enero de 2004, publicado por mtuck
  • 16/8 - Bush da un discurso sobre el estado de la Unión Afirma que Irak tenía armas de destrucción masiva - & # 8216 Actividades del programa relacionadas & # 8217, 20 de enero de 2004, publicado por mtuck
  • 8/16 - Powell dice que no es una pistola humeante de Al-Qaeda-Iraq Link, 8 de enero de 2004, publicado por mtuck
  • 8/8 - Memo del Departamento de Estado identifica a Plame Wilson como agente encubierto de la CIA, 10 de junio de 2003, publicado por mtuck
  • 22/7 - Libby acusada de perjurio, obstrucción de la justicia por la denuncia de un oficial de la CIA, 28 de octubre de 2005, publicado por mtuck
  • 22/7 - Rove testifica ante el gran jurado de Plame Wilson, no revela sus filtraciones a los reporteros, febrero de 2004, publicado por mtuck
  • 22/7 - Rove testifica por tercera vez ante el gran jurado de Plame Wilson, nombra a Libby como fuente de información de Plame Wilson, 15 de octubre de 2004, publicado por mtuck
  • 22/7 - Periodista del Post se encuentra con Libby, aparentemente no pregunta sobre Plame Wilson recibe información clasificada sobre el uranio iraquí, 27 de junio de 2003, publicado por mtuck
  • 18/7 - Juez detiene a reportera del New York Times por desacato y la condena a prisión, 7 de octubre de 2004, publicado por mtuck
  • 17/7 - Libby Lies to Grand Jury, 5 de marzo de 2004, publicado por mtuck
  • 6/7 - Líder de la minoría del Senado pide a la Casa Blanca que revoque la autorización de seguridad Rove & # 8217s, 13 de julio de 2005, publicado por mtuck
  • 24/6 - Miller testifica ante el gran jurado de Plame Wilson, 30 de septiembre de 2005, publicado por mtuck
  • 18/6 - Time Reporter da declaración en la investigación Plame Wilson, 24 de agosto de 2004, publicado por mtuck

Mostrando 1-20 de 100 eventos actualizados recientemente: próximos 20

Descripción del proyecto

Este proyecto es una investigación de base que busca determinar las verdaderas razones detrás de la decisión de la administración Bush de invadir Irak. Implícita en esta investigación está la cuestión de si altos funcionarios estadounidenses hicieron deliberadamente declaraciones engañosas sobre inteligencia sobre Irak para asegurarse el apoyo público. El alcance de este proyecto es amplio y no pretende pasar por alto la participación de intereses privados y no gubernamentales en la construcción del caso erróneo a favor de la guerra.

Razón de esta investigación

El 24 de enero de 2004, David Kay, el inspector jefe de armas de la Agencia Central de Inteligencia # 8217 que había encabezado el esfuerzo posterior a la invasión para localizar el supuesto arsenal de armas prohibidas de Irak, dijo al New York Times en una entrevista que Estados Unidos había sido equivocado en su alegación de que Irak poseía cantidades significativas de armas de destrucción masiva antes de la guerra. & # 8220I & # 8217 estoy personalmente convencido de que no había grandes arsenales de armas de destrucción masiva recién producidas & # 8221, explicó. & # 8220Creo que gradualmente redujeron las existencias a lo largo de la década de 1990. & # 8221 Pero la afirmación de que Irak tenía armas ilícitas había sido una parte importante del caso de guerra de la administración. Diez meses antes, el 21 de marzo de 2003, inmediatamente después de que comenzara la & # 8220 liberación & # 8221 oficial de Irak, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Ari Fleischer, dejó en claro en una rueda de prensa que la presunta posesión de armas de destrucción masiva por parte de Irak había requerido la uso de la fuerza militar. & # 8220Bueno, no hay duda de que tenemos evidencia e información de que Irak tiene armas de destrucción masiva, biológicas y químicas en particular & # 8221, dijo a los periodistas. & # 8220 Esta fue la razón por la que el presidente sintió con tanta fuerza que necesitábamos tomar medidas militares para desarmar a Saddam Hussein, ya que él no lo haría por sí mismo. & # 8221

Otra acusación que había formulado la administración Bush era que el régimen de Saddam Hussein tenía vínculos con al-Qaeda. Esta afirmación era importante porque algunos críticos habían argumentado que Irak nunca usaría armas de destrucción masiva contra los Estados Unidos por la simple razón de que tal ataque virtualmente garantizaría un final violento al régimen de Ba & # 8217ath. Pero si Saddam Hussein estaba aliado con una red de terroristas, argumentaron los halcones, podría proporcionarles en secreto armas biológicas, químicas o nucleares para usar en un ataque contra Estados Unidos. Doce meses después de que la coalición liderada por Estados Unidos comenzara su invasión, no ha surgido ninguna evidencia que indique la colaboración entre Saddam Hussein y al-Qaeda. Knight Ridder Newspapers informó a principios de marzo de 2004, & # 8220La administración Bush & # 8217s afirma que el líder iraquí Saddam Hussein tenía vínculos con al-Qaeda & # 8230 parece haberse basado en inteligencia aún menos sólida que la administración & # 8217s afirma que Irak había existencias ocultas de armas químicas y biológicas. & # 8221

La cuestión de si los miembros de la administración engañaron intencionalmente al público no es trivial. En el período de 12 meses que siguió al comienzo de la operación de cambio de régimen liderada por Estados Unidos, se arruinaron decenas de miles de vidas. Más de 650 soldados de la coalición han perdido la vida y más de 14.000 han sido evacuados debido a sus heridas. Los líderes estadounidenses les habían dicho repetidamente a estos hombres y mujeres en el período previo a la guerra que irían a Irak para & # 8220 defender la libertad & # 8221. En Irak, el teatro de la liberación, la lista de bajas es asombrosa. Según el sitio web, iraqbodycount.net, más de 10.000 civiles iraquíes han muerto, incluidas muchas mujeres, niños y ancianos. Y estos números aumentan a diario. No hay cifras autorizadas sobre el número de soldados iraquíes que han perecido, pero un informe de The Guardian estimó que el número estaba entre 13.500 y 45.000.

Pero los costos humanos de esta guerra van más allá de las estadísticas de bajas.La apropiación de fondos de los contribuyentes para financiar la guerra ha significado que estos recursos no estén disponibles para otros usos. Según costofwar.org, la intervención en Irak le ha costado a los contribuyentes estadounidenses más de $ 100 mil millones en gastos actuales reales y pagos de intereses futuros. El sitio web señala que esta misma cantidad podría haberse utilizado para inscribir a casi 11 millones de niños en Head Start, proporcionar atención médica a más de 32 millones de niños, contratar a casi 1,5 millones de nuevos maestros de escuelas públicas, proporcionar a casi 2 millones de estudiantes universitarios becas de cuatro años, o construir más de 1 millón de nuevas viviendas.

Pero en última instancia, una explicación completa de las consecuencias de la decisión de la administración Bush de invadir Irak es incalculable una vez que se intenta considerar sus efectos indirectos y menos obvios, incluido el impacto del uranio empobrecido, el aumento de la simpatía por la resistencia militante en el Medio Oriente, mayor inestabilidad económica, relaciones internacionales dañadas, mayor dependencia de la economía estadounidense en la industria de armas, el precedente de una intervención militar preventiva unilateral y un mayor resentimiento hacia los Estados Unidos entre los extranjeros, por nombrar algunos.

Alabanzas por el proyecto

De los reconocimientos de Casa de Bush, Casa de Saud por Craig Unger

& # 8220 El Centro de Investigación Cooperativa es otra valiosa herramienta de Internet. Debido a que hice una práctica de citar fuentes originales, no aparece en mis notas con tanta frecuencia como debería. Sin embargo, sus cronogramas sobre el 911 y los problemas relacionados a menudo me ayudaron a encontrar exactamente lo que estaba buscando. Se lo recomiendo a cualquiera que esté investigando sobre el 11 de septiembre y animo su apoyo. & # 8221

De un correo electrónico escrito por Craig Unger a Cooperative Research

& # 8220 El sitio web del Centro de Investigación Cooperativa & # 8217s & # 8230 jugó un papel clave en mi investigación para House of Bush, House of Saud. & # 8230 [E] t fue especialmente valioso para ayudarme a construir una narrativa contraria a la historia oficial que se está poniendo a cabo por la Administración Bush. Se lo recomiendo encarecidamente a cualquiera que esté investigando sobre el 11 de septiembre o cuestiones relacionadas con la política exterior. & # 8221

De los reconocimientos de Cubrir por Peter Lance

& # 8220 Como se mencionó en todo momento, tuve la bendición en este estado de mi investigación con acceso a los notables cronogramas de Paul Thompson del Center for Cooperative Research, cada cita en esa base de datos está respaldada por una noticia de los principales medios de comunicación. & # 8230 Cualquiera Los investigadores, reporteros o académicos interesados ​​en la guerra contra el terrorismo considerarían los cronogramas de investigación cooperativa como una bonanza de información de código abierto. & # 8221

De los reconocimientos de Informe de la Comisión 911: Omisiones y distorsiones por David Ray Griffin

& # 8220 [M] y mayor dependencia estaba en Paul Thompson & # 8217s cronología & # 8230 [en el Centro de Investigación Cooperativa & # 8217s sitio web] & # 8221


Ver el vídeo: El conflicto de Iraq explicado en 10 minutos (Octubre 2021).