Podcasts de historia

Ancla de piedra romana

Ancla de piedra romana


La controversia rodea los artefactos en las islas Azores: ¿evidencia de antiguos marinos avanzados?

El archipiélago de las Azores está a unas 1.000 millas de la costa de Europa, aproximadamente un tercio del camino hacia América del Norte a través del Atlántico. Las islas pertenecen a Portugal, y el registro histórico oficial ha sostenido durante mucho tiempo que estuvieron deshabitadas hasta que las expediciones portuguesas las colonizaron en el siglo XV. Pero una controvertida teoría alternativa está ganando terreno.

Algunos expertos, incluido el presidente de la Asociación Portuguesa de Investigación Arqueológica, Nuno Ribeiro, han dicho que el arte rupestre y los restos de estructuras hechas por humanos en las islas sugieren que las Azores fueron ocupadas por humanos hace miles de años.

Esta afirmación es controvertida porque se ha utilizado para apoyar la teoría de que existía una ruta comercial entre los fenicios, los nórdicos y el Nuevo Mundo, mucho antes de que se pensara convencionalmente que tuvo lugar el contacto con el Nuevo Mundo. Exploraremos esta teoría y su conexión con las Azores con más detalle más adelante.

También es curioso que algunas de las estructuras parezcan ser de la Edad de Piedra, lo que sugiere que existió una civilización en ese momento que estaba lo suficientemente avanzada como para viajar tan lejos y colonizar las islas remotas. Este es otro punto de discordia.

Ribeiro comenzó a hablar de sus hallazgos en 2010 y, por lo tanto, ayudó a provocar un debate furioso sobre los reclamos de asentamientos antiguos en las Azores. La controversia llevó al gobierno de Portugal a establecer una comisión de expertos para investigar más a fondo.

En 2013, esa comisión declaró que los restos percibidos de una civilización antigua eran formaciones rocosas naturales o estructuras de origen más moderno. Sin embargo, Antonieta Costa, estudiante de posdoctorado en la Universidad de Oporto en Portugal, no estaba convencida y continuó investigando la hipótesis de que las Azores estaban habitadas en la antigüedad e incluso en la prehistoria.

A principios de este mes, Costa se reunió con el secretario regional de educación y cultura de Azores, Avelino de Meneses. De Meneses fue uno de los expertos en firmar el informe del gobierno que niega la antigüedad de los artefactos.

Después de años de negarle el permiso del gobierno para realizar investigaciones arqueológicas en las Azores, Costa ahora cuenta con cierto apoyo del gobierno para su investigación.

Pero Costa le dijo a La Gran Época por correo electrónico que De Meneses ahora ha expresado su apertura a su hipótesis. Después de años de negarle el permiso del gobierno para realizar investigaciones arqueológicas en las Azores, Costa ahora cuenta con cierto apoyo del gobierno para su investigación.


¿Cuál es el origen del ancla como símbolo cristiano y por qué ya no lo usamos?

Escuché [al músico cristiano] Michael Card decir que el ancla fue un símbolo cristiano principal hasta aproximadamente el año 400 DC. ¿Es esto correcto? ¿Y cuál es el origen del símbolo?

El ancla se convirtió en un símbolo cristiano clave durante el período de persecución romana. Como observa Michael Card en su reciente álbum, Soul Anchor: "El símbolo del primer siglo no era la cruz, era el ancla". Si soy un cristiano del primer siglo y estoy escondido en las catacumbas y tres de mis mejores amigos acaban de ser arrojados a los leones o quemados en la hoguera, o crucificados y prendidos como antorchas a uno de los [Emperador] Nerón. En las fiestas en el jardín de los 39, el símbolo que más me anima en mi fe es el ancla. Cuando lo vi, recordé que Jesús es mi ancla.

El uso cristiano del ancla se hizo eco de Hebreos 6:19: "Tenemos esta esperanza como un ancla para el alma, firme y segura." junto con mensajes de esperanza. Expresiones como pax tecum, pax tibi, en paz, o & quot; la paz sea con vosotros & quot; habla de la esperanza que sentían los cristianos en su anticipación del cielo. Los arqueólogos encontraron alrededor de 70 ejemplos de este tipo de mensajes en un solo cementerio.

Pero, ¿de dónde sacaron los cristianos la idea de usar un ancla en primer lugar? El ancla apareció como el emblema real de Seleuco el Primero, rey de la dinastía seléucida establecida después de las campañas de Alejandro Magno. Se dice que Seleuco eligió el símbolo porque tenía una marca de nacimiento en forma de ancla. Los judíos que vivían bajo el imperio adoptaron el símbolo en sus monedas, aunque lo eliminaron gradualmente bajo el gobernante hasmoneo Alejandro Janneo alrededor del año 100 a. C.

Una explicación aún más contundente.

Para seguir leyendo, suscríbete ahora. Los suscriptores tienen acceso digital completo.


Un ancla: poderoso símbolo cristiano

La palabra inglesa "anchor" viene de la palabra latina ancora y su afín griego ankyra que significa "gancho o ancla". Como sustantivo, ancla significa el ancla de un barco. Como verbo, ancla significa "fijar o asegurar en un lugar en particular". Las anclas han sido una parte crucial de la existencia del hombre desde ... que comenzó a explorar los océanos a su alrededor.

El barco de casco marino más antiguo conocido, que data de c. 1300 a. C., fue descubierto frente a la costa de Uluburun Turquía en 1982 por el buzo de esponjas Mehmed Cakir.

Maqueta de madera del barco Uluburun naufragado

En la antigüedad, había dos formas de viajar: por tierra y por mar. Si uno viajaba por mar en un barco y llegaba al puerto deseado, se echaba un ancla por la borda para asegurar y sujetar el barco al fondo del océano, lago o río.

Ancla de madera con plomada de plomo y abrazaderas, encontrada en la antigua ciudad portuaria israelí de Ashkelon en la costa mediterránea. Fechado en el período helenístico-romano.

La esperanza era, por supuesto, que el barco, tan anclado, estuviera allí cuando lo necesitaran de nuevo. Un "ancla de mar: también conocido como" ancla de deriva / freno de barco "se lanza por la borda en una tormenta para estabilizar un barco aumentando la resistencia a través de aguas turbulentas.

El autor del libro de Hebreos del Nuevo Testamento usa el ancla como símbolo, una metáfora de esperanza y estabilidad para el cristiano en las tormentas de la vida y durante la muerte de la vida:

“Dios hizo esto para que, por dos cosas inmutables en las que es imposible que Dios mienta, los que hemos huido para aferrarnos a la esperanza que tenemos ante nosotros seamos grandemente animados. Tenemos esta esperanza como ancla para el alma, firme y segura ”. Hebreos 6:18. 19

En la iconografía cristiana primitiva en las catacumbas romanas (c. Finales del 100 al 400 d. C.), a menudo se encuentra en las tumbas de los cristianos muertos un ancla como símbolo de su firme esperanza en una vida eterna con su Salvador.

Debido a que los primeros cristianos fueron perseguidos y tuvieron que ocultar su fe en Cristo, su iconografía se volvió bastante rica en el uso de símbolos. El ancla que se menciona en Hebreos 6:18, 19 proporcionó solo otra forma de expresar su fe.

Lápida catacumba de Santa Domitila en Roma que representa dos peces anclados al ancla de la esperanza

Cristo era Ichthus, el Pez, el Pescador de personas y los cristianos eran “pececillos”, los de Cristo ”, seguidores de Cristo. Este grabado (arriba) combina el símbolo del ancla, el pez y el ictus.

HAGA CLIC AQUÍ para un artículo sobre el significado del símbolo Ichthus

Además de que el ancla es un símbolo de la ESPERANZA terrestre y eterna, la forma de un ancla simula la forma de la Cruz sobre la que Jesús murió por nuestros pecados.

Aquí en el arte de las catacumbas (abajo) encontramos el ancla, la cruz, el Ichthus y los cristianos como Pececitos, "los Cristo". Como se puede observar, el ancla se puede enriquecer añadiéndole otros símbolos cristianos o rodeándola.

Chi / Rho son las primeras letras griegas en el nombre de CH-R-ist

A la izquierda de la Catacumba de San Sebastián, otro símbolo cristiano, el Chi Rho de la derecha, está tallado en la roca junto con el pez y el ancla.

HAGA CLIC AQUÍ para el artículo sobre el símbolo Chi Rho

Para el cristiano, Cristo es “el Camino, la Verdad, la Vida” (Juan 14: 6) y el Ancla de nuestra alma que afianza y fija tanto nuestra esperanza aquí en la tierra como en el mundo venidero.Por Sandra Sweeny Silver

Epitafio cristiano romano de Atimetus de las catacumbas de San Sebastián en la Via Appia, Roma. Inscripción flanqueada por dos símbolos cristianos, un ancla y un pez.

¿Se sostendrá tu ancla en las tormentas de la vida? & # 8211 Priscilla Owens, 1882


& ldquoAsí que fueron y aseguraron la tumba sellando la piedra y poniendo una guardia & rdquo (v. 66).

Si tuviéramos alguna duda de que Pilato hizo ejecutar a Jesús para evitar un motín, en lugar de porque Cristo fue culpable de intentar derrocar a Roma (Mateo 27: 11 & ndash26), las circunstancias del entierro de nuestro Señor y rsquos prueban que el gobernador creía que Jesús era inocente según lo acusado. . La mayoría de las víctimas crucificadas en la antigua Roma fueron dejadas en la cruz incluso después de su muerte, y los elementos y los animales se encargaron del desorden que quedó. Sin embargo, no era inusual que las autoridades romanas concedieran el cuerpo de una persona crucificada a sus amigos o familiares, siempre que no fuera culpable de alta traición. Pilato evidentemente no pensó que Jesús era culpable, de lo contrario no le habría dado el cuerpo de Cristo a José de Arimatea (vv. 57 y ndash60).

Como muchos otros habitantes de Jerusalén del siglo I, Jesús fue enterrado fuera de la ciudad en una cueva excavada en una colina de piedra caliza. La & ldquogreat stone & rdquo (v. 60) que selló Su tumba se colocó en una pendiente en un canal excavado en la roca, haciendo más fácil cubrir la tumba rodando la piedra cuesta abajo. Fueron necesarios varios hombres para hacer rodar la piedra por la pendiente, lo que disuadió a los ladrones de tumbas y a los animales salvajes de intentar entrar en la tumba. Esto refuta cualquier teoría de que Jesús se desmayó y, sin haber muerto, recuperó la conciencia y quitó la piedra.

Otros detalles que corroboran la historicidad de la resurrección son el sello y el contingente de soldados colocados a la entrada del sepulcro (vs. 62 & ndash66). El sello era una sustancia suave y moldeable, probablemente arcilla, que estaba impresa con el sello imperial romano y unida a la piedra con una cuerda. Romper el sello provocaría la ira del Imperio y los rsquos si alguien pudiera pasar a los guardias.

La pesada piedra debería haber sido lo suficientemente buena para las autoridades religiosas, pero su paranoia de que pudiera circular una historia sobre un Jesús resucitado los llevó a sellar Su tumba. Ellos tomaron estas medidas adicionales para prevenir el robo del cuerpo de Jesús, tan temerosos estaban de perder su estima. Sin embargo, irónicamente, encontramos pruebas de la resurrección de Cristo y los rsquos en que sus obras fueron vencidas. Los tímidos discípulos seguramente no podrían haber atravesado los guardias y el sello. Jerónimo escribe acertadamente, & ldquo, cuanto mayor es su cuidado preventivo, más plenamente se revela el poder de la resurrección & rdquo (Comentario sobre Mateo, 4.27.64).


Notas:

1. Para obtener una descripción general de la literatura y la historia de la crucifixión, consulte el excelente estudio de John Granger Cook, Crucifixión en el mundo mediterráneo (Tübingen: Mohr Siebeck, 2014) también el estudio clásico de Martin Hengel, Crucifixión (Filadelfia: Fortress Press, 1977).

2. Ver Allyson Everingham Sheckler y Mary Joan Winn Leith, "The Crucifixion Conundrum and the Santa Sabina Doors", Revisión teológica de Harvard 103.1 (2010), pág. 67.

3. Véase George Willard Benson, La cruz: su historia y simbolismo. Una descripción del símbolo más universal en su uso y más importante en su significado que cualquier otro en el mundo (Buffalo: George Willard Benson, 1934), págs. 28-29 para otra opinión, véase Bruce W. Longenecker, La cruz antes de Constantino: la vida temprana de un símbolo cristiano (Minneapolis: Fortress Press, 2015), pág. 11.

4. CIL 4.2082. Véase John Granger Cook, "Envisioning Crucifixion: Light from Multiple Inscriptions and the Palatine Graffito", Novum Testamentum 50 (2008), pág. 277, donde Cook comenta que esta inscripción podría decir: "Ser crucificado", el equivalente de la expresión en inglés, "Vete al infierno".

5. A menos que se indique lo contrario, este artículo utiliza las traducciones de textos clásicos de la Biblioteca clásica de Loeb.

6. El judío crucificado se llamaba Yehohanan. Para un análisis de su tobillo que fue perforado con un clavo, vea Joseph Zilas y Eliezer Sekeles, "The Crucified Man from Giv & # 8217at Ha-Mivtar: A Reappraisal", Diario de exploración de Israel 35 (1985), págs. 22-27.

7. Ver Cook, Crucifixión en el mundo mediterráneo, págs. 423–30 para una descripción general de la práctica de la crucifixión romana.

8. Véase Matthew W. Maslen y Piers D. Mitchell, "Medical Theories on the Cause of Death in Crucifixion", Revista de la Real Sociedad de Medicina 4.99 (abril de 2006), págs. 187–88 Cook, Crucifixión en el mundo mediterráneo, págs. 430–435.

9. Ver Longenecker, La cruz ante Constantino, págs. 61–71.

10. Josefo cita a Mnaseas de Patras (siglo II a. De la E.C.) afirmando que los judíos adoraban la cabeza de un burro dorado. Contra Apion 2.9. Además, Plutarco comenta que los judíos se abstuvieron de comer la carne de la liebre porque se parecía al burro, al que adoraban. Charla de mesa 4.3. Dado que los romanos identificaron a los cristianos como una rama del judaísmo, esto significa que también fueron acusados ​​de adorar a un burro ver Minucius Felix, Octavio 9.28 Tertuliano, Primera disculpa 16.

11. Véase Larry Hurtado, "The Staurogram: Earliest Representation of Jesus's Crucifixion", Revisión arqueológica bíblica, Marzo / abril de 2013. Aunque es discutible, algunos cristianos primitivos pueden haber usado la cruz como símbolo en Pompeya ver Bruce W. Longenecker, Las cruces de Pompeya: la devoción a Jesús en una ciudad del Vesubio (Minneapolis, MN: Fortress Press, 2016).

12. Longenecker, La cruz ante Constantino, págs. 86–93.

13. Este es el argumento de Sheckler y Leith, "Crucifixion Conundrum".

Conviértase en miembro de la Sociedad de Arqueología Bíblica y obtenga acceso ilimitado con su membresía hoy mismo.

La biblioteca BAS incluye acceso en línea a más de 9.000 artículos de expertos de renombre mundial y 22.000 magníficas fotografías en color de…

  • 45 años de Revisión de arqueología bíblica
  • 20 años de Revisión de la Biblia, interpretaciones críticas de los textos bíblicos
  • 8 años de Odisea de la arqueología, explorando las antiguas raíces del mundo occidental
  • La búsqueda completa Nueva enciclopedia de excavaciones arqueológicas en Tierra Santa, una obra autorizada del siglo pasado de estudio arqueológico
  • Video conferencias de expertos de renombre mundial
  • Cuatro libros publicados por BAS y la Institución Smithsonian

Además, tienes acceso a mucho más de su pase de acceso completo:

Revisión de arqueología bíblica edición impresa:

Disfrute de los mismos números actuales en una impresión gloriosa, tradicional y a todo color ...

Arqueología bíblica Revisión de la edición para tableta:

¡Manténgase al tanto de las últimas investigaciones! Usted obtiene …

  • Un año de ediciones de Revisión de arqueología bíblica revista, todo en su iPhone, iPad, Android o Kindle Fire
  • Acceso instantáneo al catálogo completo de números anteriores de la edición para tableta de BAR a partir de la edición de enero / febrero de 2011 en adelante

Toda esta rica y detallada beca está disponible para usted, ahora mismo, comprando un pase especial de acceso completo.

Así es: cuando compra su pase de acceso completo, obtiene un boleto para cuatro décadas de estudio, conocimiento y descubrimiento. ¿Por qué no unirse a nosotros ahora mismo y comenzar su propia exploración?

Ya sea que esté investigando un artículo, preparando un sermón, profundizando su comprensión de las Escrituras o la historia, o simplemente maravillándose de la complejidad de la Biblia, el libro más importante de la historia,El pase BAS All-Access es una herramienta invaluable que no se puede igualar en ningún otro lugar..

Podrás experimentar todos los descubrimientos y debatir con hermosa claridad con Revisión de arqueología bíblica, ¡en cualquier momento, en cualquier lugar! Y la Biblioteca se puede buscar completamente por tema, autor, título y palabra clave, así como colecciones especiales como esta.

El pase de acceso completo es la forma de explorar la historia bíblica y la arqueología bíblica.


"Opus caementicium" en la tumba de Marcus Virgilius Eurysaces (izquierda) y cerca de Piramide di Caio Cestio (derecha)

Los romanos desarrollaron un tipo de mortero muy eficaz mezclando puzolana, una ceniza volcánica de la región de Nápoles, con cal obtuvieron un cemento resistente al agua. En su trabajo De Architectura (un tratado de arquitectura dedicado al emperador Augusto) Vitruvio así describió puzolana:
Hay una especie de arena que, naturalmente, posee cualidades extraordinarias. Se encuentra sobre Bai y el territorio en las cercanías del Vesubio si se mezcla con cal y escombros, se endurece tan bien bajo el agua como en los edificios ordinarios. Esto parece surgir del calor de la tierra debajo de estas montañas y la abundancia de manantiales debajo de sus bases, que se calientan con azufre, betún o alumbre, e indican un fuego muy intenso. El fuego interior y el calor de la llama que se escapa y arde por las grietas, hace que esta tierra encienda la arenisca (tofo), por lo tanto, que se acumula en las cercanías, está seca y libre de humedad. Dado que, entonces, tres circunstancias de similar naturaleza, derivadas de la intensidad del fuego, se combinan en una mezcla, en cuanto sobreviene la humedad, se unen y se endurecen rápidamente por la humedad de modo que ni las olas ni la fuerza del agua pueden desunir. ellos.
Traducción de Joseph Gwilt, Londres: Priestley y Weale, 1826.
La mayoría de los edificios romanos se componen de opus caementicium, una especie de hormigón que se colocaba en estructuras de madera hasta que endurecía. Las paredes resultantes eran muy sólidas, pero no agradables de ver, por lo que muy a menudo se aplicó algún tipo de revestimiento.


Ancla

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Ancla, dispositivo, generalmente de metal, sujeto a un barco o embarcación mediante un cable o cadena y bajado al fondo del mar para sujetar el barco en un lugar determinado por medio de una uña o saliente puntiagudo que se hunde en el fondo del mar.

Las anclas antiguas consistían en piedras grandes, cestas llenas de piedras, sacos llenos de arena o troncos de madera cargados con plomo, estos sostenían la embarcación simplemente por su peso y por fricción a lo largo del fondo. A medida que los barcos se hicieron más grandes, necesitaron un dispositivo más eficaz para sujetarlos, y se utilizaron como anclas ganchos de madera que se hundían en el fondo del mar. El hierro reemplazó a la madera en su construcción, y se agregaron dientes o aletas para ayudar a que los ganchos se clavaran en el fondo. Otra mejora importante fue la adición de una culata, o brazo horizontal, que se coloca en ángulo recto con los brazos y aletas de la parte inferior del ancla. La culata asegura que los brazos descansen verticalmente sobre el lecho marino y, por lo tanto, una platija se clavará, proporcionando el máximo poder de sujeción. Este tipo, con sus dos aletas y su culata en ángulo recto, siguió siendo el ancla básica durante muchos siglos. Se la conoce como ancla de población en los Estados Unidos y como ancla de pesca en el Reino Unido.

Los brazos curvos comenzaron a reemplazar a los brazos rectos en las anclas a principios del siglo XIX. Este tipo de ancla, que todavía se utiliza para trabajos ligeros y para embarcaciones, se muestra en la Figura 1. El anillo (o grillete) es la parte del ancla donde se fija la cadena o el cable. Al quitar el pasador de retención, la culata se puede quitar de la cabeza para que el ancla se pueda estibar en una plataforma de anclaje en el barco. Luego, la culata debe doblarse nuevamente (es decir., almacenado) antes de soltarlo, para asegurarse de que una de las aletas se clave en el suelo. El eje vertical de un ancla se llama vástago y contiene una banda de equilibrio colocada en el centro de gravedad del ancla para que el ancla se equilibre horizontalmente cuando se levanta. La caña se une a cada brazo en la corona. Al final de cada brazo hay una casualidad, que consiste en una cara plana triangular (es decir., una palma) con un pico puntiagudo que se clava en el suelo.

El ancla sin stock (Figura 2), que fue patentada en Inglaterra en 1821, se usó ampliamente principalmente debido a su facilidad de manejo y almacenamiento. La corona, los brazos y las aletas de un ancla sin stock están fundidos en una sola pieza y pueden pivotar ligeramente de lado a lado en el vástago. Las aletas son largas y pesadas, y tienen hombros salientes en su base que se enganchan en el lecho marino. A medida que se ejerce más resistencia, los hombros empujan las aletas hacia abajo hacia el fondo. Las anclas sin stock han reemplazado a las anclas de stock más antiguas en la mayoría de los grandes barcos del mundo.

Varios otros tipos de anclajes son de uso común. Las anclas ligeras, Danforth y de arado tienen aletas largas y afiladas que giran alrededor de una culata en la parte inferior del vástago y se entierran profundamente en la parte inferior. Estas anclas se utilizan generalmente para yates y otras embarcaciones pequeñas. El ancla de hongo tiene la forma de un hongo al revés y se usa ampliamente como amarre permanente para faros, dragas y encendedores.


El 'trampolín' del jardín de la mujer resulta ser un antiguo artefacto romano

Una losa de mármol aparentemente sin brillo, utilizada durante 10 años como un trampolín en un jardín inglés, es en realidad un raro grabado romano antiguo, según un nuevo análisis.

El descubrimiento sorprendió a su propietario, quien se enteró de que la losa de 63 centímetros de largo, una piedra que había usado anteriormente como escalera mientras la montaba caballo - databa del siglo II d.C. y valía alrededor de $ 20,400 (£ 15,000).

Sin embargo, nadie sabe cómo terminó la obra maestra del mármol en Inglaterra. Probablemente fue tallada en Grecia o Asia Menor (la actual Turquía), según un comunicado de Woolley and Wallis, una casa de subastas del Reino Unido que está a cargo de la venta de la losa.

Se conoce parte de la historia de la piedra: fue desenterrada de un jardín de rocas en Whiteparish, un pueblo en el sur de Inglaterra, hace unos 20 años, según Woolley y Wallis. Luego, la dueña del establo usó la piedra cubierta de barro durante una década como un bloque de montaje hasta que, un día, notó una corona de laurel tallada en su superficie. Un arqueólogo que evaluó la losa reveló que era un hallazgo raro. Su inscripción dice, "la gente (y) los Hombres Jóvenes (honran) Demetrios (hijo) de Metrodoros (el hijo) de Leukios", El Daily Mail informó.

Aunque el antiguo Imperio Romano se extendió a las Islas Británicas, esta losa no se hizo localmente, probablemente fue traída a Inglaterra hace unos 300 años, según Woolley y Wallis.

"Los artefactos de este tipo a menudo llegaron a Inglaterra como resultado de los grandes viajes a fines del siglo XVIII y XIX, cuando los aristócratas adinerados recorrían Europa, aprendiendo sobre el arte y la cultura clásica", dijo Will Hobbs, especialista en antigüedades en Woolley y Wallis. en la declaración. "Suponemos que así fue como entró en el Reino Unido. Pero lo que es un completo misterio es cómo terminó en un jardín doméstico, y ahí es donde nos gustaría la ayuda del público".

El jardín de rocas en Whiteparish es parte de una casa construida a mediados de la década de 1960, y los subastadores esperan que alguien pueda recordar detalles o personas involucradas en su construcción.

"Hay varias posibilidades de dónde podría haberse originado la piedra", dijo Hobbs. Las casas de campo inglesas conocidas como "Cowesfield House y Broxmore House estaban muy cerca de Whiteparish y fueron demolidas en 1949 después de haber sido requisadas por el ejército [británico] durante la guerra", dijo. "Pero también sabemos que la casa en lo que ahora es [el parque temático familiar] Paultons Park fue destruida por un incendio en 1963, por lo que posiblemente los escombros de allí se reutilizaron en las obras de construcción de la zona poco después".

Anteriormente, Woolley y Wallis planeaban subastar la losa en febrero, pero desde entonces la casa de subastas cambió el plazo a la primavera.


Los secretos de los edificios de la antigua Roma

Los romanos comenzaron a fabricar hormigón hace más de 2.000 años, pero no era & # 8217t como hoy & # 8217 el hormigón. Tenían una fórmula diferente, lo que resultó en una sustancia que no era tan fuerte como el producto moderno. Sin embargo, estructuras como el Panteón y el Coliseo han sobrevivido durante siglos, a menudo con poco o ningún mantenimiento. Geólogos, arqueólogos e ingenieros están estudiando las propiedades del antiguo hormigón romano para resolver el misterio de su longevidad.

& # 8220 El hormigón romano es. . . considerablemente más débil que los hormigones modernos. Es aproximadamente diez veces más débil, dice Renato Perucchio, ingeniero mecánico de la Universidad de Rochester en Nueva York. & # 8220Lo que se supone que tiene este material es una resistencia fenomenal en el tiempo. & # 8221

Esa resistencia, o durabilidad contra los elementos, puede deberse a uno de los ingredientes clave del concreto: ceniza volcánica. El hormigón moderno es una mezcla de cemento a base de cal, agua, arena y los llamados agregados como la grava fina. La fórmula para el hormigón romano también comienza con piedra caliza: los constructores lo quemaron para producir cal viva y luego agregaron agua para crear una pasta. A continuación, mezclaron ceniza volcánica y, por lo general, tres partes de ceniza volcánica y una parte de cal, según los escritos de Vitruvio, un siglo I a.C. arquitecto e ingeniero. La ceniza volcánica reaccionó con la pasta de cal para crear un mortero duradero que se combinó con trozos de ladrillos del tamaño de un puño o rocas volcánicas llamadas toba, y luego se empaquetó en su lugar para formar estructuras como muros o bóvedas.

A principios del siglo II a.C., los romanos ya utilizaban este hormigón en proyectos de construcción a gran escala, lo que sugiere que su experimentación con el material de construcción comenzó incluso antes. Otras sociedades antiguas, como la griega, probablemente también usaron morteros a base de cal (en la antigua China, se agregaba arroz glutinoso para aumentar la resistencia). Pero combinar un mortero con un agregado como el ladrillo para hacer concreto fue probablemente una invención romana, dice Perucchio.

En los hormigones más antiguos, los romanos extraían cenizas de una variedad de depósitos volcánicos antiguos. Pero los constructores se volvieron exigentes cuando Augusto se convirtió en el primer emperador romano, en el 27 a. C. En ese momento, Augustus inició un extenso programa en toda la ciudad para reparar monumentos antiguos y erigir otros nuevos, y los constructores utilizaron exclusivamente ceniza volcánica de un depósito llamado Pozzolane Rosse, un flujo de ceniza que hizo erupción hace 456.000 años desde el volcán Alban Hills, a 12 millas al sureste de Roma.

El Panteón, un templo dedicado a los dioses, se completó en el año 128 d.C. La cúpula del templo sigue siendo la cúpula de hormigón no reforzado más grande del mundo. (Guido Bergmann / Bundesregierung-Pool a través de Getty Images) El Coliseo, inaugurado en el año 80 d.C., tenía capacidad para 50.000 personas y albergaba juegos de gladiadores, cacerías rituales de animales, desfiles y ejecuciones. (Tiziana Fabi / AFP / Getty Images) La tumba de Cecilia Metella, hija de un cónsul romano. Este daguerrotipo de 1841 es una de las primeras fotografías conocidas de Italia. (Imágenes SSPL / Getty) La cúpula de Tempio di Venere e Roma, un templo dedicado a dos diosas e inaugurado por el emperador Adriano en el año 135 d.C. (Tiziana Fabi / AFP / Getty Images)

& # 8220El emperador Augusto fue la fuerza impulsora detrás de la sistematización, estandarización de mezclas de mortero con Pozzolane Rosse, & # 8221, dice Marie Jackson, geóloga e ingeniera de investigación de la Universidad de California en Berkeley. Los constructores romanos probablemente favorecieron el depósito de cenizas debido a la durabilidad del hormigón hecho con él, agrega. & # 8220Este era el secreto de los hormigones que eran materiales muy bien adheridos, coherentes y robustos. & # 8221

Jackson y sus colegas han estado estudiando la composición química de los hormigones hechos con Pozzolane Rosse. La mezcla única de minerales de la ceniza parece haber ayudado al concreto a resistir la descomposición y el daño químico.

Los romanos favorecieron otra ceniza volcánica específica a la hora de realizar estructuras portuarias de hormigón que quedaban sumergidas en las aguas saladas del Mediterráneo. Pulvis Puteolanus se extrajo de depósitos cerca de la bahía de Nápoles. & # 8220Los romanos enviaron miles y miles de toneladas de esa ceniza volcánica alrededor del Mediterráneo para construir puertos desde la costa de Italia a Israel a Alejandría en Egipto a Pompeiopolis en Turquía, & # 8221 Jackson dice.

El agua de mar es muy perjudicial para el hormigón moderno. Pero en el hormigón romano, el Pulvis Puteolanus & # 8220 realmente juega un papel en la mitigación del deterioro cuando el agua se filtra a través de él & # 8221 Jackson. Aunque se desconoce el mecanismo exacto, parece que las reacciones químicas entre la pasta de cal, la ceniza volcánica y el agua de mar crearon estructuras microscópicas dentro del concreto que atraparon moléculas como cloruros y sulfatos que dañan el concreto hoy en día.

A pesar del éxito del hormigón romano, el uso del material desapareció junto con el Imperio Romano. Las estructuras de hormigón rara vez se construyeron durante la Edad Media, lo que sugiere que la ceniza volcánica no era el único secreto de la durabilidad del hormigón romano, dice Perucchio. & # 8220Estos proyectos realmente grandes solo podrían hacerse con la burocracia adecuada, con la organización adecuada que proporcionaría el Imperio Romano. & # 8221

Erin Wayman es editora asistente en Smithsonian y escribe el blog Hominid Hunting.


Ver el vídeo: Un cepo de ancla de época romana será la Pieza del Mes de febrero en el Museo Arqueológico Comarcal (Octubre 2021).