Podcasts de historia

Un nuevo estudio revela la cirugía de trepanación en la antigua Siberia

Un nuevo estudio revela la cirugía de trepanación en la antigua Siberia

Los científicos rusos están examinando cráneos humanos antiguos y probando herramientas de bronce en un cráneo moderno para ver cómo los médicos en Siberia hace más de 2.000 años realizaron cirugías cerebrales en tres adultos. Todavía se desconoce qué anestésico, si se utilizó alguno, se utilizó para aliviar el dolor durante la cirugía.

Los tiempos de Siberia informa que las cirugías se llevaron a cabo utilizando los mismos principios que se encuentran en el Corpus Hipocrático, lo que requiere un estricto apego a la ética y las técnicas médicas. Hipócrates escribió el juramento alrededor del 500 a. C.

El destacado neurocirujano de Novosibirsk, Aleksei Krivoshapkin, a quien se le pidió que examinara los cráneos, dijo: 'Honestamente, estoy asombrado. Sospechamos ahora que en la época de Hipócrates, la gente de Altai podía hacer un diagnóstico muy fino y realizar hábiles trepanaciones y un cerebro fantástico cirugía ", según Los tiempos de Siberia .

El médico o los médicos antiguos que realizaron las cirugías las hicieron en un lugar del cráneo que minimizaba el daño al cerebro y aseguraba una supervivencia más prolongada. Sorprendentemente, parece que uno de los hombres vivió durante años después de la cirugía de trepanación porque parte del hueso volvió a crecer.

El Instituto de Arqueología y Etnografía de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia concluyó que los cirujanos eran altamente calificados, especialmente considerando que usaban solo una herramienta primitiva para raspar los cráneos.

La trepanación es la forma más antigua de neurocirugía. Los eruditos, incluidos arqueólogos, antropólogos y médicos, especulan que los primeros nómadas de las montañas de Altai aprendieron la técnica en los centros médicos del mundo antiguo. Alternativamente, pueden haber desarrollado técnicas de trepanación contemporáneamente con médicos prominentes en Grecia y el Medio Oriente, Los tiempos de Siberia dice.

Los cráneos trepanados eran de dos hombres y una mujer que vivieron hace 2.300 a 2.500 años.

"El análisis del año pasado mostró que uno de los hombres, que tenía entre 40 y 45 años, había sufrido un traumatismo en la cabeza y había desarrollado un coágulo de sangre que probablemente lo dejó con dolores de cabeza, náuseas, malestar y problemas de movimiento", afirma el artículo del Siberian Times.

"Se supuso que la trepanación se habría realizado para extirpar el hematoma, con evidencia de crecimiento óseo posterior que indica que el hombre sobrevivió a la cirugía y vivió años después".

Cráneo de un hombre de mediana edad con evidencia de trepanación encontrado en las montañas de Altai en Siberia (Crédito: Instituto de Arqueología - Will Stewart)

Los médicos creen que el otro hombre se sometió a una cirugía no porque sufriera un traumatismo, sino porque tenía una deformación congénita del cráneo. No hubo signos de trauma en el cráneo.

En ambos cráneos, los médicos hicieron un orificio relativamente pequeño, lo que permitió a los cirujanos acceder al cerebro donde el daño a las articulaciones y la membrana era mínimo.

Los eruditos modernos examinaron los cráneos bajo un microscopio para determinar quiénes eran los antiguos cirujanos que realizaron las operaciones. Por supuesto, no hubo indicios de cómo se extrajo la piel, pero encontraron que la trepanación se realizó en dos etapas con una sola herramienta. Primero, el cirujano o los cirujanos retiraron la capa superficial del hueso con una herramienta afilada, luego hicieron un agujero en el cráneo, aparentemente para dar acceso al cerebro.

Krivoshapkin dijo Los tiempos de Siberia :

Las tres trepanaciones se realizaron raspando. A partir de las huellas en la superficie de los cráneos estudiados, se puede ver la secuencia de acciones de los cirujanos durante las operaciones. Se ve claramente que los antiguos cirujanos eran muy precisos y confiados en sus movimientos, sin rastros de astillas involuntarias, que son bastante naturales al cortar hueso.

Krivoshapkin intentó usar una hoja Tagar de la región que había estado en un museo, en un cráneo moderno, pero el cuchillo era demasiado endeble.

El arqueólogo Andrei Borodovsky, doctor en ciencias históricas, hizo una réplica de un cuchillo de bronce de la época utilizando elementos modernos. Krivoshapkin volvió a representar la cirugía. Dijo que tomó esfuerzo y unos 28 minutos. Dijo que la región de Altai en ese momento era un lugar donde la gente trabajaba mucho en huesos, y eso les ayudó a entender cómo hacer la cirugía de trepanación.

Foto principal: Cráneo de un hombre con trepanación, que tenía una deformación hereditaria del cráneo (Crédito: Instituto de Arqueología - Will Stewart)

Por Mark Miller


La trepanación, el proceso de hacer un agujero en el cráneo para acceder al cerebro, es una forma antigua de craneotomía primitiva. Existe una amplia evidencia de las contribuciones hechas a esta práctica por las civilizaciones antiguas en Europa, África y América del Sur, donde los arqueólogos han desenterrado miles de cráneos trepanados que datan del período Neolítico. Se sabe poco sobre la trepanación en China, y se cree comúnmente que los chinos solo usaban la medicina tradicional china y métodos no quirúrgicos para tratar las lesiones cerebrales. Sin embargo, un análisis exhaustivo de la evidencia arqueológica y literaria disponible revela que la trepanación se practicaba ampliamente en toda China hace miles de años. Se ha desenterrado un número significativo de cráneos chinos trepanados que muestran signos de curación y sugieren que los pacientes sobrevivieron después de la cirugía. La trepanación probablemente se realizó por razones terapéuticas y espirituales. Los trabajos médicos e históricos de la literatura china contienen descripciones de procedimientos neuroquirúrgicos primitivos, incluidas historias de cirujanos, como el legendario Hua Tuo, y técnicas quirúrgicas utilizadas para el tratamiento de patologías cerebrales. La falta de traducción de los informes chinos al idioma inglés y la falta de publicaciones sobre este tema en el idioma inglés pueden haber contribuido a la idea errónea de que la antigua China carecía de trepanación. Este artículo resume la evidencia disponible que da fe del desempeño de la cirugía craneal primitiva exitosa en la antigua China.

Declaración de conflicto de intereses: Los autores declaran que el contenido del artículo se redactó en ausencia de relaciones comerciales o financieras que pudieran interpretarse como un posible conflicto de intereses.


Conocimiento antiguo avanzado: cirugía cerebral hace 2.500 años

¿Cómo manejaba la gente en la antigüedad las complicaciones de salud para las que usamos técnicas avanzadas para tratar hoy? Muchos piensan que la gente de la antigüedad simplemente murió a causa de estas complicaciones o tuvo que lidiar con molestias a largo plazo, ya sean lesiones o enfermedades.

Pero la evidencia sugiere que los primeros humanos tenían un nivel avanzado de comprensión anatómica y podían realizar la sofisticada tarea de la cirugía cerebral, incluso en rincones remotos del mundo como Siberia.

Hace unos 2.500 años, los centros más sofisticados del mundo occidental estaban en Egipto, Grecia y Mesopotamia.

En 1995, en Egipto, se encontró una momia de 2.600 años con un clavo quirúrgico insertado en la rodilla. El alfiler en sí, el pegamento para mantenerlo en su lugar y el procedimiento eran primitivos pero comparables a las técnicas y materiales que se usan hoy en día. El alfiler se fabricó de acuerdo con un diseño moderno, que se ajusta a los principios biomecánicos modernos, según la revista de la Universidad Brigham Young.

El & # 8220Edwin Smith Papyrus, & # 8221, un antiguo texto médico egipcio, que lleva el nombre del comerciante que lo compró en 1862, y el tratado quirúrgico más antiguo conocido sobre trauma, escrito por Imhotep en 1501 a. C. (Wikimedia Commons)

Cuando el Monte Vesubio entró en erupción en el año 79 d.C., enterró las ciudades de Herculano y Pompeya, conservándolas virtualmente en su lugar para que las estudiemos hoy. Entre los artefactos recuperados había una amplia gama de herramientas médicas, que incluyen palancas y fórceps para huesos, cauterización de baldosas, catéteres, bisturís, tijeras, así como herramientas ginecológicas, todas las cuales se pueden ver en la Biblioteca de Ciencias de la Salud Claude Moore en la Universidad de Virginia.

Un poco más al este, en el norte de la India, un cirujano llamado Sushruta, que vivió entre el 600 y el 1000 a.C., estaba desarrollando y practicando cirugía plástica y pudo haber sido el primer cirujano plástico. Tenía muchos estudiantes que debían estudiar seis años antes de practicar. Antes de que comenzara la formación médica, Sushruta hacía que el estudiante hiciera un juramento solemne, similar al juramento hipocrático desarrollado por Hipócrates algún tiempo después. Durante el entrenamiento, los estudiantes practicarían con sandías, calabazas y pepinos, según el artículo & # 8220Sushruta: el primer cirujano plástico en 600 a. C. & # 8221 en el Internet Journal of Plastic Surgery.

Si bien el conocimiento médico avanzado puede ser impresionante y sorprendente en estos antiguos centros de aprendizaje, aún más sorprendentes pueden ser las cirugías realizadas en la remota Siberia. En 2012, científicos rusos descubrieron tres cráneos en la región montañosa de Altai en Siberia que mostraban una fuerte evidencia de trepanación, la forma más antigua de neurocirugía, que implica perforar el cráneo.

Ejemplos del siglo XV d.C. de cirugía cerebral en la cultura Inca. (Thomas Quine / Wikimedia Commons)

La trepanación tiene raíces que se remontan a la Edad de Piedra, según WebMD. Tras una investigación adicional, se descubrió que la trepanación se realizó en la antigua Siberia con una habilidad y metodología a la par del Corpus hipocrático, una serie de principios médicos escritos por Hipócrates en la antigua Grecia alrededor del 500 a. C.

No está claro qué conexión, si es que tenían alguna, estos médicos antiguos tenían con la antigua Grecia, pero está claro para los investigadores, informó The Siberian Times, que los procedimientos de trepanación estaban de acuerdo con el Corpus hipocrático establecido a unas 5.000 millas de distancia pero dentro del mismo marco de tiempo histórico.

Científicos rusos del Instituto de Arqueología y Etnografía de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia, aún asombrados por el descubrimiento, han estado probando herramientas de la Edad de Bronce en cráneos modernos para determinar cómo los médicos lograron tal hazaña hace 2.500 años.

& # 8220Honestamente, estoy asombrado & # 8221, dijo Aleksei Krivoshapkin, un destacado neurocirujano de Novosibirsk, en una entrevista con Siberian Times. & # 8220 Sospechamos ahora que en la época de Hipócrates, la gente de Altai podía hacer un diagnóstico muy fino y realizar hábiles trepanaciones y fantástica cirugía cerebral. & # 8221

Krivosshapkin dijo que el médico o los médicos que realizaron las trepanaciones originales realizaron la cirugía en un área del cráneo que minimizó el daño al cerebro y aseguró una supervivencia más prolongada. Además, uno de los hombres que recibió el tratamiento probablemente vivió muchos años después de la cirugía, ya que su cráneo muestra signos de crecimiento óseo mucho después de la cirugía.

De los tres cráneos, dos pertenecían a hombres y uno a una mujer. Todos vivieron en el área desde hace unos 2.300 a 2.500 años como parte de la cultura Pazyryk. Uno de los cráneos masculinos parece haber sufrido un trauma. Este hombre probablemente desarrolló un coágulo de sangre (hematoma) que lo dejó con terribles dolores de cabeza, náuseas, problemas de movimiento y otros síntomas. Los científicos concluyeron que la trepanación probablemente se realizó para extirpar el hematoma.

El otro cráneo masculino no mostró ningún signo de trauma. Así se determinó que probablemente padecía una deformación congénita del cráneo.

En ambos cráneos masculinos, los médicos antiguos realizaron la trepanación en dos pasos: primero, rasparon la capa superior del cráneo para revelar la capa interna. Luego cortaron un pequeño agujero, dando acceso al cerebro. No está claro qué anestésico se utilizó, si es que se utilizó alguno, para aliviar el dolor.

Para los científicos, los dos cráneos masculinos parecían haber sido operados con sumo cuidado y precisión, ya que no había presentes virutas accidentales. Krivosshapkin realizó la recreación moderna, que tomó 28 minutos y utilizó una réplica de un cuchillo de la Edad de Bronce construido por Andrei Borodovsky, un doctor en ciencias históricas.

Sin embargo, la trepanación no siempre tuvo éxito entre los pueblos antiguos. El cráneo que pertenecía a la mujer, por ejemplo, mostraba signos de que los primeros médicos posiblemente no tomaron las decisiones más sabias al operar. Parece que el cirujano utilizó una técnica bastante tosca y que eligió operar en un área del cráneo cerca del grupo venoso más grande del cerebro.

La mujer probablemente tenía alrededor de 30 años y el cráneo mostraba signos de que sufrió una lesión por una caída de altura considerable. Desafortunadamente, los científicos rusos creen que murió durante la cirugía o poco después.

La gente de Pazyryk no dejó ningún registro histórico escrito, por lo que es muy difícil determinar la metodología exacta, los motivos y la historia de sus prácticas médicas.

Visite la página de Facebook de La Gran Época Más Allá de la Ciencia y suscríbase al boletín de noticias Más Allá de la Ciencia para continuar explorando misterios antiguos y las nuevas fronteras de la ciencia.


Un nuevo estudio revela la cirugía de trepanación en la antigua Siberia - Historia

Se analizaron tres casos de trepanación por motivos médicos realizados hace 2500 años en el Altai.

Hipócrates aún no indicó tales procedimientos intracraneales en el mismo período de tiempo.

El análisis ICP-MC y SR-XRF mostró un sitio de trepanación de abundancia de cobre y estaño.

La técnica de raspado con herramientas de bronce fue eficaz para prevenir la infección de la herida y proporcionó una alta tasa de supervivencia.

Objetivo

Informar el análisis de 3 casos de trepanación antigua descubiertos en la colección craneológica (153 cráneos) de la cultura nómada Pazyryk (500-300 aC) de Gorny Altai, Rusia, y evaluar la técnica, instrumentación y materiales utilizados para cirugía, así como la motivación de las trepanaciones en la época escita.

Métodos

Se eligió un enfoque multidisciplinario para estudiar los cráneos trepaneados. Se utilizaron inspección visual y examen con aumento, tomografía computarizada multicorte, resonancia magnética de campo alto y espectrometría de masas de plasma acoplado y análisis de fluorescencia de rayos X inducida por radiación de sincrotrón de las muestras de hueso del sitio de trepanación.

Resultados

En el cultivo de Pazyryk, la trepanación se usó muy probablemente para realizar los procedimientos intracraneales que aún no habían sido indicados por Hipócrates. No se detectaron signos de infección ósea. La mayor abundancia de cobre encontrada en el sitio de la trepanación mostró que un cuchillo de bronce era la herramienta más utilizada por los cirujanos escitas.

Conclusiones

Nuestros datos sugieren que la población escita de las montañas de Altai tenía suficiente conocimiento médico para realizar manipulaciones sofisticadas y exitosas en los cráneos humanos. La técnica de raspado con herramientas de bronce fue bastante efectiva para la prevención de infecciones de heridas y resultó en una alta tasa de supervivencia después de la cirugía. En la era de la resistencia a la meticilina Staphylococcus aureus, puede ser útil considerar algunas tecnologías quirúrgicas antiguas.


Un nuevo estudio revela la cirugía de trepanación en la antigua Siberia - Historia

Se han encontrado más cráneos trepanados prehistóricos en Perú que en cualquier parte del mundo.

El trauma fue probablemente la razón principal por la que se desarrolló la trepanación en el Perú prehistórico.

Los avances en las técnicas de trepanación a lo largo del tiempo llevaron a ganancias en la supervivencia a largo plazo.

Se encontraron cráneos con hasta 7 trepanaciones exitosas en sitios incas.

Las tasas de supervivencia de la trepanación en el antiguo Perú son asombrosas considerando los muchos riesgos.

Se han encontrado más cráneos trepanados prehistóricos en Perú que en cualquier otro lugar del mundo. Examinamos las prácticas y los resultados de la trepanación en Perú durante casi 2000 años desde el 400 a. C. para proporcionar una perspectiva del procedimiento en comparación con los procedimientos / resultados de otras cirugías craneales antiguas, medievales y de la Guerra Civil estadounidense. Los datos sobre la demografía, las técnicas y las tasas de supervivencia de la trepanación se recopilaron a través del análisis científico de más de 800 cráneos trepanados descubiertos en Perú, a través de estudios de campo y la cortesía de museos y colecciones privadas en los Estados Unidos y Perú, durante casi 3 décadas. Los datos sobre los procedimientos y los resultados de la cirugía craneal antigua, medieval y durante el siglo XIX hasta la Guerra Civil estadounidense se obtuvieron a través de una revisión de la literatura. Las trepanaciones exitosas desde la prehistoria hasta la Guerra Civil estadounidense probablemente involucraron cirugías superficiales que no perforaron la duramadre. Aunque existen variaciones regionales y temporales en el antiguo Perú, las tasas generales de supervivencia a largo plazo para la serie de estudios fueron de alrededor del 40% en el período más temprano (400-200 a. C.), con una mejora hasta un 91% en las muestras de 1000 d. C. 1400, a un promedio de 75% a 83% durante el Período Inca (1400 a 1500 dC). En comparación, la tasa promedio de mortalidad por cirugía craneal durante la guerra civil estadounidense fue del 46% al 56%, y se desconocen las tasas de supervivencia a corto y largo plazo. El contraste en los resultados destaca el asombroso éxito de la cirugía craneal antigua en Perú en el tratamiento de pacientes vivos.


Trepanación: una guía práctica

A pesar del dicho, a veces, realmente necesitas un agujero en la cabeza. La evidencia de la trepanación (hacer un agujero en el cráneo) aparece en el registro arqueológico a través de culturas y épocas y es el primer tipo de cirugía que conocemos. El procedimiento no solo tiene características diferentes dependiendo de cuándo y dónde se llevó a cabo, sino que existe una creciente evidencia de que realmente se realizó por razones médicas. Permítame ilustrar.

Método 1: raspado con una hoja de pedernal

Varios cráneos encontrados en la región de Altai de Siberia demuestran el tipo de trepanación raspada. Estas cirugías se realizan con una hoja en lugar de un cuchillo de pedernal y utilizan un movimiento circular de corte. Recientemente, los cirujanos intentaron recrear este método. ¿Su conclusión? Se necesitó mucha habilidad médica y conocimiento anatómico para hacerlo con éxito.

Método 2: aserrar o cincelar un cráneo circular

Este cráneo de la Edad de Bronce de Jericó demuestra el segundo método de trepanación mediante la incisión de un surco circular para extraer un disco de hueso. Increíblemente hay cuatro cuatro agujeros, uno de los cuales está completamente curado, lo que significa que esta persona fue sometida a cirugía en varias ocasiones.

Método 3: Perforación de varios orificios conectados

Perú tiene una amplia gama de ejemplos de trepanación. En un increíble espécimen de cráneo, los arqueólogos han descubierto que una persona sobrevivió a una trepanación en vida y, después de la muerte, su cráneo se utilizó para probar los taladros que se utilizan para el tercer tipo de trepanación. Si el taladro no fue lo suficientemente malo, este método también puede requerir el uso de un martillo y un cincel para quitar la pieza de hueso.

Método 4: incisión de ranuras lineales

La forma de cortar el hueso en un patrón de trama cruzada para hacer un agujero cuadrado es común en Mesoamérica. Hay muchos cráneos que tienen este tipo de cicatrices. También encontramos los cuchillos que se habrían utilizado & # 8211 Un ejemplo particularmente bonito que data del 800 d.C. se encontró en Perú y está decorado con figuras que utilizan un cuchillo similar para realizar la cirugía.

Método 5: Perforar un solo orificio de trépano con un pedernal

Un cráneo del cementerio Vasilyevka II, Ucrania, fechado en 7000 a. C., es la primera cirugía craneal exitosa conocida. Esta trepanación probablemente se llevó a cabo usando una hoja de sílex trabajada para perforar un pequeño agujero a través del hueso frontal. Aunque es difícil de decir porque el hueso en realidad se ha curado por completo.

Entonces sabemos cómo, pero ¿por qué hacer un agujero en un cráneo?

Los textos posteriores describen los beneficios médicos de la trepanación para las lesiones en la cabeza, pero los primeros casos de trepanación se conocen solo a partir de la evidencia física, lo que significa que la motivación detrás de la cirugía aún está en debate.

Pero & # 8230 Hay dos posibilidades distintas. La primera es que se realizó por motivos médicos. Hay algunos cráneos trepanados que muestran evidencia de trauma o enfermedad, lo que sugiere que las personas sabían que era posible aliviar el dolor de la presión en el cerebro cortando el cráneo.

De hecho, hay & # 8217s un cráneo que se encontró en Siberia que muestra evidencia de lesión en la cabeza. En el interior del cráneo, incluso se puede ver la impresión que deja un coágulo de sangre, lo que le habría causado al paciente mucho dolor y náuseas. En este caso, parece que la cirugía se llevó a cabo para atacar esta fuente de dolor tan específica.

Por otro lado, hay muchos cráneos que no muestran signos de trauma o enfermedad, lo que ha llevado a algunos investigadores a sugerir que la trepanación también se llevó a cabo por razones espirituales, o incluso en un intento de tratar una enfermedad mental.

Entonces, la práctica de la trepanación ha perdurado hasta los tiempos modernos, y las razones para cortar el cráneo han variado, al igual que las herramientas (¡afortunadamente para nosotros!). Sin embargo, es increíble (aunque también un poco alarmante) saber que hace diez mil años la gente realizaba una cirugía que todavía ocurre hoy en día.

¿Te encanta la arqueología?

DigVentures financia proyectos arqueológicos de los que todo el mundo puede participar, tanto en el Reino Unido como en el extranjero. Con la ayuda de personas de todo el mundo, investigamos el pasado y publicamos nuestros descubrimientos en línea de forma gratuita. Conviértase en un suscriptor de DigVentures y sea parte de una gran arqueología, ¡todo el año!

Escrito por Anna van Nostrand

Anna, una de las intrépidas arqueólogas comunitarias de DigVentures, se dedica a difundir la buena palabra de la arqueología. Ella misma es una niña grande, su enfoque principal es involucrar a los jóvenes aventureros.

Museo virtual

Explique nuestros descubrimientos y exposiciones en línea

Hicimos nuestro propio Arte Medieval

Después de seis semanas de excavación en Bishop Middleham Castle, decidimos intentar hacer nuestro propio arte medieval. ¡Mira los resultados!

16 brillantes descubrimientos del entierro del barco Sutton Hoo

El entierro del barco Sutton Hoo contenía 263 tesoros únicos.

Obtener correo electrónico

Manténgase al día con lo último en diversión, hechos y características del mundo de la arqueología.


Trepanación

“El foco de este estudio es el análisis de una trepanación realizada en el cráneo de un macho adulto de la célebre necrópolis de Campanario de Ciempozuelos (Madrid) excavada a finales del siglo XIX. Las características inusuales de la cerámica y otros ajuares asociados dieron lugar al uso del nombre "Ciempozuelos" para definir el estilo regional de campanario, que se refiere a hallazgos similares de otros sitios de la Meseta del centro de España. Aunque las trepanaciones de contextos calcolíticos en la península ibérica no son infrecuentes, son inusuales en las inhumaciones de campanario. Además, este cráneo es excepcional no solo por el tipo de trepanación realizada, sino también por la posterior deformación craneal aparentemente resultante de la operación, así como por la evidencia de una segunda trepanación posterior que indica un período de supervivencia posquirúrgico muy corto para el individuo. .

Copyright 2003 John Wiley & amp Sons, Ltd.

Palabras clave: trepanación Bell Beaker Ciempozuelos Península Ibérica & quot


Profundizando: cómo los antiguos cirujanos chinos abrieron cráneos y mentes

Cerca del comienzo del siglo III en la antigua China, se dice que el líder de la dinastía Han & # 160Cao Cao llamó a un & # 160 médico famoso llamado & # 160Hua Tuo & # 160 para tratar un dolor de cabeza. Cao Cao había recibido dicho & # 160dolor de cabeza de un sueño alucinatorio que ocurrió después de atacar un árbol sagrado con su & # 160sword, según la clásica novela histórica del siglo XIV & # 160 & # 160 & # 160.Romance de los Tres Reinos

Hua Tuo, conocido hoy como el padre de la cirugía china, ya era famoso por tratar con éxito a varios otros pacientes. Los relatos históricos lo acreditan por su fama con la acupuntura, la cirugía y por el uso de una mezcla de drogas a base de hierbas (posiblemente incluyendo marihuana u opio), lo que lo convirtió en uno de los primeros médicos conocidos en el mundo en usar anestésicos. El cirujano tomó el pulso del señor de la guerra y determinó que la culpa era de un tumor. Entonces Hua Tuo hizo su mejor recomendación médica: Cao Cao necesitaba que le perforaran un agujero en la cabeza. & # 160

Si la historia es cierta, podría ser uno de los primeros casos de trepanación documentados en la literatura china. Pero resulta que esto estaba lejos de ser el ejemplo más antiguo de la práctica en el registro arqueológico. Una revisión de investigación reciente publicada en Neurocirugía mundial encuentra que la trepanación puede haber estado ocurriendo en China mucho antes de lo que comúnmente se entiende, en un caso que se remonta al menos a 1.600 a. C.

& # 8220De lo que encontramos, hay una buena cantidad de evidencia arqueológica, así como evidencia literaria para apoyar el hecho de que esto también se hizo en la antigua China, no solo en otras partes del mundo, & # 8221 dice Emanuela Binello, una neurocirujano de la Boston University & # 8217s School of Medicine y autor principal de la revisión. & # 8220Es realmente un fenómeno global. En ese entonces sucedía en todas partes. & # 8221

Para aquellos que no están familiarizados con la película surrealista & # 160 de Darren Aronofsky Pi (alerta de spoiler), la trepanación implica literalmente perforar o raspar un agujero en el cráneo, generalmente por razones médicas. En Europa, el proceso fue descrito desde el principio por el famoso médico griego Hipócrates, y más tarde por el médico romano Galeno. Los investigadores dicen que la tasa de éxito de estas operaciones es baja, ya que pueden causar infección o algo peor, especialmente si se rompe la duramadre, la membrana gruesa que se encuentra entre el cráneo y el cerebro. Pero en algunos casos, la extracción de un trozo de cráneo puede aliviar la presión sobre el cerebro inducida por lesiones en la cabeza.

A pesar de su riesgo inherente, la práctica continuó en Europa de manera más o menos lineal durante el período medieval, el artista holandés Hieronymus Bosch y otros pintaron varias escenas que representan la trepanación hace más de 500 años. La evidencia arqueológica data de la práctica mucho más atrás en lugares como la antigua América y África, y una excavación reciente realizada por un arqueólogo polaco afirmó haber encontrado un caso de 7.000 años en Sudán.

Pero los detalles de la práctica en China son borrosos, debido en gran parte a las barreras del idioma. Así que Binello, a quien inicialmente le sorprendió que no hubiera visto mucha evidencia de la práctica en China, se propuso profundizar en la trepanación en el Lejano Oriente. Ella y su coautora de habla china Leah Hobert, también en el departamento de medicina de la Universidad de Boston, examinaron todo, desde artículos de noticias chinos sobre descubrimientos arqueológicos hasta fuentes históricas y literarias antiguas que describen o mencionan la apertura de personas y cráneos.

Una representación temprana de la trepanación en la pintura "Cortando la piedra", de Hieronymous Bosch. Hacia 1494. (Museo del Prado, Madrid)

Aparte del caso semimítico de Hua Tuo, a quien Binello describe como & # 8220 el patrón chino de la medicina y la cirugía & # 8221, Binello analiza otras operaciones en su revisión, incluida alguna mención de la exposición quirúrgica del cerebro en el & # 160Escritura esotérica del emperador amarillo, que se remonta al siglo V y # 160 a. C. y describiendo personajes legendarios que se remontan al tercer milenio a.C., y relatos posteriores de un trabajador del metal que trepanaba el cerebro de un leproso para eliminar una taza llena de gusanos o parásitos.

Uno de los casos arqueológicos más antiguos se remonta a una mujer momificada en la tumba de Xiaohe, descubierta en la década de 1930 y excavada en 2005, que se remonta aproximadamente al 1.615 a. C. en la región autónoma de Xinjiang Uygur. & # 8220La extensión de la cicatrización del tejido alrededor de este sitio de craneotomía sugiere que ella vivió al menos un mes después de que se realizó la craneotomía & # 8221 Binello.

El hecho de que la mujer sobreviviera a la operación y que otros casos que Binello encontró muestran signos de curación, como bordes lisos alrededor del agujero, es significativo. Ella dice que la prevalencia de personas que sobrevivieron a la apertura sugiere que el daño no fue causado por una lesión traumática como recibir un golpe en la cabeza con un bate con púas. Pero John Verano, un profesor de antropología en la Universidad de Tulane en Nueva Orleans que ha estudiado la trepanación extensamente en las antiguas culturas andinas, cree que la revisión de Binello # 8217 hizo demasiadas suposiciones radicales.

Un problema clave, dice, es la falta de evidencia de personas que no sobrevivieron a la trepanación. & # 8220 La idea de que los chinos tendrían una tasa de éxito del 100 por ciento, al menos según las muestras que & # 8217 están describiendo, es bastante improbable & # 8221, dijo, y agregó que los cráneos que no muestran supervivencia son mejores para probar la trepanación porque Todavía puede ver marcas de herramientas sin cicatrizar. & # 160Estudios & # 160he & # 8217 realizados muestran que diferentes cosas pueden parecer trepanación, incluidas lesiones, fracturas, trastornos congénitos e incluso la masticación de roedores. & # 8220Parece que todos encuentran un cráneo con un agujero curado y lo dicen & # 8217s trepanación & # 8221.

Verano, quien publicó un & # 160book & # 160 este año sobre la práctica en los Andes, ha registrado más de 800 casos de trepanación en Perú y Bolivia. Eso es casos más creíbles que el resto del mundo combinado, cree. Estos casos incluyen cráneos que no muestran supervivencia, supervivencia a corto plazo y supervivencia más larga después de que se hizo el agujero, alrededor del 400 a. C. en el altiplano central peruano hasta unos pocos casos aislados que aparecieron a principios del siglo II.

En Europa, las razones de la trepanación variaron, dice. & # 8220 En la Europa medieval existía la idea de que la locura podría estar representada por rocas en tu cerebro, o el diablo en tu cerebro y podrías perforar un agujero en el cráneo de alguien y tal vez liberar a los demonios, & # 8221, dice.

Pero en casi todas partes del mundo, incluido Perú, las operaciones se realizaron para tratar de solucionar problemas físicos. & # 8220Fue un procedimiento médico práctico para reducir la presión en el cerebro, para limpiar heridas y tal vez detener el sangrado por hemorragias y demás & # 8221, dice. En los primeros días era peligroso, con una tasa de mortalidad del 40 por ciento, aunque esta tasa de mortalidad cayó al 15 por ciento en la época de los incas en los siglos XIII al XVI, ”dice.

En los siglos XVIII, XIX y 160, los especímenes arqueológicos de trepanación están notablemente casi ausentes en China. Binello tiene una explicación: & # 160Durante ese período, la trepanación (y de hecho la cirugía en general) & # 160 cayó en desgracia, ya que prácticas como la acupuntura y otros remedios tradicionales a base de hierbas se consideraron mejores que un agujero en la cabeza. Sospecha que las razones podrían deberse a creencias confucianas que sostienen que el cuerpo es sagrado y no debe ser mutilado en vida o muerte.

Después de estas descripciones muy tempranas, los arqueólogos e historiadores han recuperado poca o ninguna evidencia de procedimientos neuroquirúrgicos, dice Binello, y agrega, por supuesto, eso no significa que no estaba sucediendo, solo que no pudimos encontrarlo. & # 8221 Verano agrega que el tabú cultural podría haber llevado la práctica a la clandestinidad en partes de China, y que aunque no cree que esté necesariamente generalizada, la idea de trepanación ciertamente podría haberse metido en la cabeza de algunas personas. Señala que los curanderos han llevado a cabo operaciones de trepanación bajo el radar en Kenia recientemente con herramientas como una navaja de bolsillo o incluso un clavo donde el acceso a neurocirujanos es limitado.

Algo similar podría haber ocurrido en partes de China a lo largo de la historia, donde la limpieza de heridas en la cabeza y la remoción de fragmentos óseos podría haber progresado hasta remover partes del cráneo para aliviar la presión sobre el cerebro, dice. Si eso es cierto, podría significar que la cirugía cerebral puede haberse desarrollado mucho antes en China antes de que los cambios culturales en el pensamiento pusieran fin a la práctica. Tal como está ahora, Binello dice que los chinos no volvieron a perforar agujeros en cráneos vivos para recibir tratamiento con ninguna frecuencia hasta que Mao Zedong tomó el poder y comenzó a enviar médicos chinos para capacitarse en el oeste en el siglo XX y 160.

& # 8220Fue un desarrollo muy tardío & # 8221, dice.

Desafortunadamente para el caso de la trepanación china, el caso de Hua Tuo & # 8217s probablemente no proporcionará más evidencia. & # 160The Romance of the Three Kingdoms holds that Cao Cao became suspicious of Hua Tuo's surgery suggestion, and decided to have him executed as an assassin. After his death, even historical sources say that his medical notes were burned after he was killed. “Hua Tuo was executed and the [prison] guard gave it to his wife who used it to light a fire, so all Hua Tuo’s medical pearls were lost,” Binello says.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Numerous studies have looked into the story of man's best friend, with some works suggesting humans first domesticated the wild animals 20,000 to 40,000 years ago.

However, the new study led by archaeologist Dr Angela Perri of Durham University investigates the origins of pet dogs.

The land connecting Canada and Russia and most of Siberia were extremely cold and may have forced humans and wolves into close proximity due to their attraction to the same prey – thus sparking a relationship between the two

The team analyzed archaeological and genetic records of ancient people and dogs, which revealed the first people to make the journey from northeast Asia to the Americas did some 15,000 years ago –and they brought their pet dogs.

This discover, according to researchers, suggest that dog domestication likely took place in Siberia before 23,000 years ago.

And they both ventured into the rest of Eurasia followed by going east in the Americas across the maritime bridge that once connected Canada and Russia, known as Beringia.

The data suggests it was a group called the North Siberians may have been the first people to first domesticate wolves by feeding them leftovers.

The Americas were one of the last regions in the world to be settled by people and by the time the first settlers crossed over to the new world, dogs had already been domesticated from their wild wolf ancestors.

Research lead author Dr Angela Perri, in the Department of Archaeology at Durham University, said: 'When and where have long been questions in dog domestication research, but here we also explored the how and why, which have often been overlooked.'

The Americas were one of the last regions in the world to be settled by people and by the time the first settlers crossed over to the new world, dogs had already been domesticated from their wild wolf ancestors

'Dog domestication occurring in Siberia answers many of the questions we've always had about the origins of the human-dog relationship.'

'By putting together the puzzle pieces of archaeology, genetics and time we see a much clearer picture where dogs are being domesticated in Siberia, then disperse from there into the Americas and around the world.'

During the Last Glacial Maximum, which took place from 23,000 to 19,000 years ago, Beringia and most of Siberia, was extremely cold, dry, and largely unglaciated.

The harsh climatic conditions leading up to, and during this period may have served to bring human and wolf populations into close proximity given their attraction to the same prey.

This increasing interaction, through mutual scavenging of kills from wolves drawn to human campsites, may have began a relationship between the species that eventually led to dog domestication, and a vital role in the populating of the Americas.

As co-author and archaeologist David Meltzer of Southern Methodist University (Dallas, TX) notes, 'We have long known that the first Americans must have possessed well-honed hunting skills, the geological know-how to find stone and other necessary materials and been ready for new challenges.

'The dogs that accompanied them as they entered this completely new world may have been as much a part of their cultural repertoire as the stone tools they carried.'

Since their domestication from wolves, dogs have played a wide variety of roles in human societies, many of which are tied to the history of cultures worldwide.

Future archaeological and genetic research will reveal how the emerging mutual relationship between people and dogs led to their successful dispersal across the globe.

DOGS FIRST BECAME DOMESTICATED ABOUT 20,000 to 40,000 YEARS AGO

A genetic analysis of the world's oldest known dog remains revealed that dogs were domesticated in a single event by humans living in Eurasia, around 20,000 to 40,000 years ago.

Dr Krishna Veeramah, an assistant professor in evolution at Stony Brook University, told MailOnline: 'The process of dog domestication would have been a very complex process, involving a number of generations where signature dog traits evolved gradually.

'The current hypothesis is that the domestication of dogs likely arose passively, with a population of wolves somewhere in the world living on the outskirts of hunter-gatherer camps feeding off refuse created by the humans.

'Those wolves that were tamer and less aggressive would have been more successful at this, and while the humans did not initially gain any kind of benefit from this process, over time they would have developed some kind of symbiotic [mutually beneficial] relationship with these animals, eventually evolving into the dogs we see today.'


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Study first author Dr Martin Sikora, of The Lundbeck Foundation Centre for GeoGenetics at Copenhagen Univeristy in Denmark, said: 'They adapted to extreme environments very quickly, and were highly mobile.

'These findings have changed a lot of what we thought we knew about the population history of north eastern Siberia, but also what we know about the history of human migration as a whole.'

The research team estimates that the population numbers at the site would have been around 40 people - with a wider population of around 500.

Genetic analysis of the milk teeth revealed the two individuals sequenced showed no evidence of inbreeding which was occurring in the declining Neanderthal populations at the time.

The 10,000-year-old skull from the archaeological site near the Kolyma River. DNA taken from 31,000-year-old human teeth has led to the discovery of a new ethnic group that was living in 'extreme' conditions in Siberia during the last Ice Age

A 31,000-year-old milk tooth was discovered in this small area among ancient remnants of tools and animal bones. The group survived by hunting woolly mammoths, woolly rhinoceroses, and bison, according to a new study

WHEN DID HUMANS ARRIVE IN NORTH AMERICA?

It is widely accepted that the earliest settlers crossed from what is now Russia into Alaska via an ancient land bridge spanning the Bering Strait which was submerged at the end of the last Ice Age.

Issues such as whether there was one founding group or several, when they arrived, and what happened next have been the subject of extensive debate.

The earliest evidence of human settlers on the continent dates to around 14,000 years ago, with the remains of an ancient village found 'older than Egyptian pyramids' found in April 2017.

A recent study using ancient DNA (six) suggests humans arrived to North America 25,000 years ago (two) before splitting into three Native American groups (three and four). The DNA came from a girl who belonged to a group called the 'Ancient Beringians'

Artefacts uncovered at the settlement, found on Triquet Island 310 miles (500km) northwest of Victoria, Canada, include tools for creating fires and fishing hooks and spears dating from the Ice Age.

Other research has suggested that humans reached North America between 24,000 and 40,000 years ago.

A 24,000-year-old horse jaw bone found in January 2017 in a cave in Alaska had the marks of stone tools, suggesting it was hunted by humans.

The international team of scientists was led by Professor Eske Willerslev, of St John's College at Cambridge University.

DNA was recovered from the tiny milk teeth - the only human remains discovered from the era at a site near the Yana River in Russia.

The site, known as Yana Rhinoceros Horn Site (RHS), was found in 2001 and features more than 2,500 artefacts of animal bones and ivory.

Stone tools and evidence of human habitation were also found at the site.

Professor Laurent Excoffier, of the University of Berne in Switzerland, said: 'Remarkably, the Ancient North Siberians people are more closely related to Europeans than Asians and seem to have migrated all the way from Western Eurasia soon after the divergence between Europeans and Asians.'

Scientists found the Ancient North Siberians generated the 'mosaic' genetic make-up of contemporary people who inhabit a vast area across northern Eurasia and the Americas - providing the 'missing link' of understanding the genetics of Native American ancestry.

It is widely accepted that humans first made their way to the Americas from Siberia into Alaska via a land bridge spanning the Bering Strait which was submerged at the end of the last Ice Age.

The researchers were able to pinpoint some of these ancestors as Asian people groups who mixed with the Ancient North Siberians.

The finding was part of a wider study which also discovered 10,000 year-old human remains in another site in Siberia are genetically related to Native Americans - the first time such close genetic links have been discovered outside the United States

The archaeological site near the Yana River (pictured). The researchers were able to pinpoint some of these ancestors as Asian people groups who mixed with the Ancient North Siberians

DNA AND GENOME STUDIES USED TO CAPTURE OUR GENETIC PAST

Four major studies in recent times have changed the way we view our ancestral history.

The Simons Genome Diversity Project study

After analysing DNA from 142 populations around the world, the researchers conclude that all modern humans living today can trace their ancestry back to a single group that emerged in Africa 200,000 years ago.

They also found that all non-Africans appear to be descended from a single group that split from the ancestors of African hunter gatherers around 130,000 years ago.

The study also shows how humans appear to have formed isolated groups within Africa with populations on the continent separating from each other.

The KhoeSan in south Africa for example separated from the Yoruba in Nigeria around 87,000 years ago while the Mbuti split from the Yoruba 56,000 years ago.

The Estonian Biocentre Human Genome Diversity Panel study

This examined 483 genomes from 148 populations around the world to examine the expansion of Homo sapiens out of Africa.

They found that indigenous populations in modern Papua New Guinea owe two percent of their genomes to a now extinct group of Homo sapiens.

This suggests there was a distinct wave of human migration out of Africa around 120,000 years ago.

The Aboriginal Australian study

Using genomes from 83 Aboriginal Australians and 25 Papuans from New Guinea, this study examined the genetic origins of these early Pacific populations.

These groups are thought to have descended from some of the first humans to have left Africa and has raised questions about whether their ancestors were from an earlier wave of migration than the rest of Eurasia.

The new study found that the ancestors of modern Aboriginal Australians and Papuans split from Europeans and Asians around 58,000 years ago following a single migration out of Africa.

These two populations themselves later diverged around 37,000 years ago, long before the physical separation of Australia and New Guinea some 10,000 years ago.

The Climate Modelling study

Researchers from the University of Hawaii at Mānoa used one of the first integrated climate-human migration computer models to re-create the spread of Homo sapiens over the past 125,000 years.

The model simulates ice-ages, abrupt climate change and captures the arrival times of Homo sapiens in the Eastern Mediterranean, Arabian Peninsula, Southern China, and Australia in close agreement with paleoclimate reconstructions and fossil and archaeological evidence.

The found that it appears modern humans first left Africa 100,000 years ago in a series of slow-paced migration waves.

They estimate that Homo sapiens first arrived in southern Europe around 80,000-90,000 years ago, far earlier than previously believed.

The results challenge traditional models that suggest there was a single exodus out of Africa around 60,000 years ago.

Study co-author Professor David Meltzer, of Southern Methodist University in the US, said: 'We gained important insight into population isolation and admixture that took place during the depths of the Last Glacial Maximum - the coldest and harshest time of the Ice Age - and ultimately the ancestry of the peoples who would emerge from that time as the ancestors of the indigenous people of the Americas.'

That discovery was based on the DNA analysis of the remains of a 10,000 year-old male found at a site near the Kolyma River in Siberia.

The researchers said that he derived his ancestry from a mixture of Ancient North Siberian DNA and East Asian DNA, which is very similar to that found in Native Americans.

It is the first time human remains so closely related to Native Americans have been discovered outside the United States.

Professor Willerslev added: 'The remains are genetically very close to the ancestors of Paleo-Siberian speakers and close to the ancestors of Native Americans.

'It is an important piece in the puzzle of understanding the ancestry of Native Americans as you can see the Kolyma signature in the Native Americans and Paleo-Siberians. This individual is the missing link of Native American ancestry.'

DNA was recovered from the tiny milk teeth - the only human remains discovered from the era at a site near the Yana River in Russia. The site, known as Yana Rhinoceros Horn Site (RHS), was found in 2001 and features more than 2,500 artefacts of animal bones and ivory

A fragment of a decorative ivory hair ornament or head band discovered at the excavation site which survived for millennia under layers of sediment

A map showing the movement of different people groups in north eastern Siberia over the last 30,000 years


Ver el vídeo: Primeras cirugías, trepanación (Octubre 2021).