Podcasts de historia

John Fisher

John Fisher

John Fisher, hijo de Robert Fisher y su esposa, Agnes, nació en Beverley alrededor de 1469. Su padre trabajaba como mercero (comerciante de telas textiles, especialmente sedas, terciopelos y otras materias nobles). Se graduó de la Universidad de Cambridge en 1488 y fue ordenado sacerdote en York en 1491.

Fisher conoció a Lady Margaret Beaufort, la esposa de Enrique VII, en 1494. "Es evidente que sus talentos la impresionaron, ya que fue reclutado para su servicio, convirtiéndose a su debido tiempo en su director espiritual ... Sin embargo, Fisher continuó desempeñando un papel activo en la vida universitaria, dando clases en la década de 1490 y doctorándose en teología en 1501. Ese mismo año fue elegido rector de la universidad, sin duda debido a su influyente conexión con Lady Margaret, y en 1502 se convirtió en el primer titular de la cátedra de teología que fundó en Cambridge ". (1)

En 1504, John Fisher fue nombrado obispo de Rochester y rector de la Universidad de Cambridge. Bajo su influencia, Lady Margaret fundó Christ's College y St John's College. (2) En 1507, el rey Enrique legó 5000 libras esterlinas para la finalización de la capilla del King's College. Fisher también organizó que Desiderius Erasmus enseñara en Cambridge (1511-1514). Fue durante este tiempo que Erasmo se acercó a Thomas More, el autor de utopía (1516) y otro partidario del movimiento humanista. (3)

El biógrafo de Fisher, Richard Rex, afirma que fue asiduo en el trabajo pastoral. "A diferencia de muchos obispos, él personalmente llevó a cabo casi todas las ordenaciones en su diócesis, además de presidir regularmente en persona las elecciones abaciales y desempeñar personalmente muchas de las funciones especiales sacramentales y ceremoniales que sus compañeros obispos a menudo delegaban en sufragáneos. Tenía un gran respeto para el oficio sacerdotal, y su vigilancia en el asunto de los nombramientos clericales es sugerida por los hechos de que su diócesis tenía una proporción de clérigos graduados más alta que la media y que el clero que él mismo recopiló dentro de la diócesis eran casi todos eruditos, generalmente de Cambridge y principalmente de universidades con las que el propio Fisher estaba asociado ". (4)

John Fisher fue uno de los oponentes más fuertes de Martín Lutero. Predicó en la primera quema de libros de Lutero en Inglaterra llevada a cabo por el cardenal Thomas Wolsey en mayo de 1521. Ya era demasiado tarde para detener el flujo de las nuevas doctrinas. Tomás Moro se quejó de que los herejes estaban "afanosamente" trabajando en cada cervecería y taberna, donde exponían sus doctrinas. More había señalado que había visto que los abogados jóvenes "solían recurrir a sus lecturas en una cámara a la medianoche". (5)

John Fisher también participó en los procedimientos contra Robert Barnes en 1526. Sus sermones contra el luterismo se imprimieron en latín e inglés y se describieron como una "contribución masiva" a la defensa de la ortodoxia. (6) David Starkey ha afirmado que sus sermones tuvieron un impacto limitado en su audiencia: "Fisher fue, escapablemente, un clérigo. Y escribió y pensó como un clérigo, incluso en inglés e incluso en sus obras que estaban destinadas principalmente a un público laico, como sus sermones. Estos están salpicados de citas latinas, ciertamente traducidas. Y toda su estructura de argumentación depende de la analogía, la similitud y la autoridad ". (7) Otros se muestran más comprensivos: "Todos sus sermones combinan la estructura tripartita favorecida por los escolásticos con la preocupación por la adecuada exégesis de la Escritura que se estaba poniendo de moda, gracias a la influencia del humanismo. Aunque su prosa está un tanto decorada en exceso y elaborado para el gusto moderno, era claramente del gusto de su época, y sus imágenes adecuadas y eficaces dan testimonio de un intelecto genuinamente creativo ". (8)

Durante varios años, Enrique VIII había estado pensando en divorciarse de Catalina de Aragón. Catherine estaba en una posición difícil. Ahora con 44 años, le resultó difícil competir con la amante de Henry, Anne Boleyn. "Ahora su figura, una vez esbelta, estaba engrosada por los repetidos embarazos, y su hermoso cabello se había oscurecido a un marrón fangoso, pero los embajadores visitantes aún destacaban la excelencia de su cutis. Una mujercita regordeta con una voz suave y dulce que nunca había perdió su rastro de acento extranjero, y la dignidad imperturbable que proviene de generaciones de orgullo de casta, se enfrentó al enemigo blindado por una absoluta convicción interna del derecho y la verdad, y su propia voluntad inquebrantable ". (9)

Se sugirió que Catalina aceptara anular el matrimonio. Alison Weir, autora de Las seis esposas de Enrique VIII (2007) cree que si ella hubiera aceptado esta medida, Henry la habría tratado bien. "Sin embargo, una y otra vez se había opuesto a él, aparentemente ciega al dilema muy real en el que se encontraba con respecto a la sucesión, y cuando se veía frustrado, Henry podía, y con frecuencia lo hacía, volverse cruel". (10)

Alison Plowden sostiene que para Catherine era imposible aceptar el trato que se proponía: "Los partidarios de Henry han acusado a su primera esposa de arrogancia espiritual, de intolerancia y sangrienta mentalidad, y sin duda ella era una de esas personas incómodas que literalmente preferirían morir". que comprometerse por una cuestión moral. Tampoco hay duda de que era una mujer extraordinariamente orgullosa y obstinada. Pero haber cedido habría significado admitir ante el mundo que había vivido toda su vida matrimonial en adulterio incestuoso, que ya no había sido que "la ramera del rey", la princesa, su hija, no valía más que el bastardo engendrado por casualidad de cualquier hombre; y habría significado ver a otra mujer ocupando su lugar. El origen y el temperamento de Catherine era impensable ". (11)

John Fisher fue consultado sobre este asunto ya en 1527. Inicialmente simpatizó con los deseos del rey. "Aunque admitió que la evidencia bíblica con respecto al matrimonio con la esposa de un hermano fallecido era ambigua, era inquebrantable en su confianza en el alcance de la autoridad papal tanto para resolver dudas sobre las Escrituras como para otorgar dispensas matrimoniales de todos los parentescos excepto los más fundamentales. restricciones ... Fisher dedicó cada vez más esfuerzos a las preguntas académicas que planteaba sobre la interpretación de las escrituras, la ley divina y natural y el poder papal ". (12)

Si encuentra útil este artículo, no dude en compartirlo en sitios web como Reddit. Puede seguir a John Simkin en Twitter, Google+ y Facebook o suscribirse a nuestro boletín mensual.

Al cardenal Thomas Wolsey se le asignó la tarea de arreglar el divorcio. Enrique envió un mensaje al Papa Clemente VII argumentando que su matrimonio con Catalina de Aragón había sido inválido ya que ella había estado casada previamente con su hermano Arturo. Henry confió en Wolsey para solucionar la situación. Durante las negociaciones, el Papa prohibió a Enrique contraer un nuevo matrimonio hasta que se tomara una decisión en Roma.

Después de dos años de cuidadosas negociaciones diplomáticas, se abrió un juicio en Blackfriars el 18 de junio de 1529 para probar la ilegalidad del matrimonio, presidido por Wolsey y el cardenal Lorenzo Campeggio. Catherine hizo una enérgica defensa de su posición. George Cavendish fue testigo ocular en la corte. Él la cita diciendo: "Señor, le suplico, por todos los amores que nos han traicionado, y por el amor de Dios, déjeme tener justicia y derecho. Tómeme un poco de piedad y compasión, porque soy una mujer pobre". y un extraño nacido fuera de tu dominio. No tengo aquí un amigo seguro, y mucho menos un consejo indiferente. Huyo a ti como el jefe de la justicia dentro de este reino. Ay, señor, ¿dónde te he ofendido? de disgusto, que pretendes alejarme de ti? Tomo a Dios y a todo el mundo como testimonio de que he sido para ti una esposa verdadera, humilde y obediente, siempre conforme a tu voluntad y placer. He estado complacido y contento con todas las cosas en las que tuviste deleite y coqueteo. Nunca guardé una palabra o semblante, ni mostré una chispa de descontento. Amaba a todos aquellos a quienes amabas solo por tu bien, tuviera o no causa, y si eran mis amigos o enemigos. Estos veinte años y más he sido tu verdadera esposa, y por mí has ​​tenido muchos hijos ren, aunque a Dios le agradó llamarlos de este mundo, que no ha tenido mi culpa ". (13)

El obispo John Fisher quedó impresionado por Catalina de Aragón durante el juicio en Blackfriars y ahora se convirtió en un fuerte oponente de los intentos de Enrique VIII de obtener el divorcio. El Rey presionó a Fisher y sus seguidores para que "se pusieran en línea sobre sus asuntos matrimoniales". Thomas Cromwell presentó una serie de proyectos de ley en el Parlamento para regular varias malas prácticas administrativas. Fisher argumentó en contra de esta legislación, alegando que se trataba de un caso de "falta de fe" (herejía). Los miembros de la Cámara de los Comunes se sintieron indignados por estos comentarios y tras la intervención del Rey, Fisher se vio obligado a disculparse. Junto con John Clerk (obispo de Bath y Wells) y Nicholas West (obispo de Ely), apelaron al Papa contra ellos. "Los tres obispos fueron encarcelados de inmediato, aunque brevemente". (14)

El juicio de Catalina Aragón fue aplazado por Lorenzo Campeggio el 30 de julio para permitir que su petición llegara a Roma. Esto causó serios problemas a Wolsey: "Esto debilitó instantáneamente y considerablemente la posición de Wolsey, dando a la camarilla hostil de cortesanos que se congregaban alrededor de Anne la influencia que necesitaban para derrocarlo. Sin embargo, luchó duro para mantener el cargo, y la evidente renuencia del rey a perder su cargo. Los servicios le permitieron aferrarse al poder hasta el otoño. No fue hasta el 18 de octubre que Wolsey renunció al gran sello, e incluso entonces Henry lo protegió contra la ruina total ". (15)

Con el apoyo de Ana Bolena, el rey Enrique VIII se convenció de que la lealtad de Wolsey estaba con el Papa, no con Inglaterra, y en octubre de 1529 fue destituido de su cargo. (16) Fue reemplazado como Lord Canciller por el viejo amigo de Fisher, Thomas More. Según Peter Ackroyd, este fue un movimiento político astuto. "Dado que se sabía que More era un ávido cazador de herejes, era una prueba evidente de que Henry no deseaba repudiar a la Iglesia ortodoxa. De hecho, More comenzó su búsqueda al cabo de un mes de asumir su cargo y arrestó a un ciudadano de Londres, Thomas Phillips, bajo sospecha de herejía ... Fue el comienzo de la campaña de terror del nuevo canciller contra los herejes ". (17)

Más ahora concentraba sus energías en perseguir a los herejes. En 1530 emitió dos proclamas proscribiendo una serie de publicaciones y prohibió la importación de cualquier sello extranjero de obras inglesas. Más encarceló a varios hombres por poseer libros prohibidos. More también ordenó la ejecución de tres herejes y aprobó públicamente la ejecución de otros. "El vigor con el que More persiguió a los herejes a través de los tribunales se reflejó en la implacabilidad con la que luchó contra ellos ... Los tiempos exigían severidad, argumentó repetidamente, porque había mucho en juego. Ningún otro aspecto de la vida de More ha engendrado mayor controversia que su persecución de los herejes. Los críticos argumentan que, como uno de los principales intelectuales de Europa, y uno con inclinaciones humanistas particularmente fuertes, More debería haber rechazado la pena capital de los herejes. Sus partidarios señalan que fue un producto de su época, y que esos hombres él más admiraba ... lamentó pero aceptó como necesaria la práctica de ejecutar herejes ". (18)

El obispo John Fisher siguió siendo un fuerte oponente de Enrique VIII. En febrero de 1531 se intentó envenenar la sopa del obispo, pero fracasó. "El asceta Fisher pasó toda la comida directamente a sus sirvientes y a los pobres que estaban acostumbrados a ser alimentados a sus puertas, dejando dos muertos y el resto enfermos. En otra ocasión, un asaltante desconocido le disparó con optimismo en su Lambeth casa del otro lado del Támesis. No hay razón para creer que Henry estuvo involucrado en estos complots. Su propio horror al envenenamiento fue tal que, en respuesta, aprobó una ley que castigaba el envenenamiento con hervir vivo, un modo de ejecución impuesto al desafortunado cocinero de Fisher. , que sin saberlo había sido engañado en el acto ". (19)

Henry descubrió que Ana Bolena estaba embarazada. Como era importante que el niño no fuera clasificado como ilegítimo, se hicieron los arreglos necesarios para que Enrique y Ana se casaran. El rey Carlos V de España amenazó con invadir Inglaterra si se casaba, pero Enrique ignoró sus amenazas y el matrimonio prosiguió el 25 de enero de 1533. Para Enrique era muy importante que su esposa diera a luz un hijo varón. Sin un hijo que lo reemplazara cuando muriera, Henry temía que la familia Tudor perdiera el control de Inglaterra. Tomás Moro tuvo cuidado de dejar en claro que a pesar de su creciente oposición a las políticas de la iglesia del Rey, aceptó el matrimonio de Enrique con Ana Bolena como parte de la providencia de Dios, y no "murmuraría ni discutiría al respecto", ya que "este noble mujer "era" reina ungida real ". (20)

Isabel nació el 7 de septiembre de 1533. Enrique esperaba un hijo y eligió los nombres de Eduardo y Enrique. Mientras Enrique estaba furioso por tener otra hija, los partidarios de su primera esposa, Catalina de Aragón, estaban encantados y afirmaban que era una prueba de que Dios estaba castigando a Enrique por su matrimonio ilegal con Ana. (21) Retha M. Warnicke, autora de El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) ha señalado: "Como única hija legítima del rey, Isabel era, hasta el nacimiento de un príncipe, su heredera y debía ser tratada con todo el respeto que merecía una mujer de su rango. Independientemente del sexo de su hijo, el parto seguro de la reina todavía podría usarse para argumentar que Dios había bendecido el matrimonio. Todo lo que era apropiado se hizo para anunciar la llegada del bebé ". (22)

En diciembre de 1533, Enrique VIII le dio permiso a Thomas Cromwell para desatar todos los recursos del estado para desacreditar al papado. "En una de las campañas de difamación más feroces y feas en la historia de Inglaterra, el ministro mostró su dominio de las técnicas de propaganda cuando el Papa fue atacado en toda la nación en sermones y folletos. En el año nuevo, se convocó otra sesión del parlamento para promulgar la legislación necesaria para romper formalmente los lazos restantes que unían Inglaterra a Roma, de nuevo bajo la meticulosa supervisión de Cromwell ". (23)

Durante este período, el obispo Fisher estuvo en estrecha comunicación con el partidario político más decidido de Catalina de Aragón, Eustace Chapuys, el embajador en Inglaterra de su sobrino, el rey Carlos V de España. Se las arregló para salir de contrabando de Inglaterra, las empresas literarias de Fisher en el divorcio. Fisher también apoyó a Elizabeth Barton otorgándole una audiencia. Barton estaba profetizando la muerte del rey dentro de un mes si se casaba con Ana Bolena. (24).

En marzo de 1534, el Papa Clemente VII finalmente tomó su decisión. Anunció que el matrimonio de Enrique con Ana Bolena era inválido. Enrique reaccionó declarando que el Papa ya no tenía autoridad en Inglaterra. En noviembre de 1534, el Parlamento aprobó la Ley de Supremacía. Esto le dio a Henry el título de "jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra". También se aprobó una Ley de Traición que tipificaba como delito el intento por cualquier medio, incluso por escrito y hablado, de acusar al Rey y sus herederos de herejía o tiranía. A todos los sujetos se les ordenó prestar juramento aceptando esto. (25)

John Fisher y Sir Thomas More se negaron a prestar juramento y fueron encarcelados en la Torre de Londres. En mayo de 1535, el Papa Pablo III creó a Fisher como Cardenal. Esto enfureció a Enrique VIII y el 11 de junio compareció ante un jurado en Westminster Hall. Esto incluyó a Thomas Cromwell, Charles Brandon y Thomas Audley. Para probar su lealtad, Gertrude Courtenay y su esposo, Henry Courtenay, fueron colocados en el jurado. Ambos estuvieron de acuerdo en que debería ser ejecutado. (26)

El martes 22 de junio de 1535, Fisher, de setenta y seis años, fue decapitado en Tower Hill. Un público conmocionado culpó a la reina Ana Bolena de su muerte, y fue en parte por esta razón que se suprimió la noticia de la muerte fetal de su hijo, ya que la gente podría haber visto esto como una señal de la voluntad de Dios. La propia Ana sufrió dolores de conciencia el día de la ejecución de Fisher y asistió a una misa por el "reposo de su alma". (27)

El mayor teólogo y controvertido inglés fue John Fisher, obispo de Rochester. Fisher se había unido a la batalla contra Lutero desde el principio, escribiendo tres importantes libros en latín, además de pronunciar dos sermones, en 1521 y 1526, que se imprimieron tanto en latín como en inglés ...

Porque Fisher era, escapablemente, un clérigo. Y toda su estructura de argumentación depende de la analogía, la similitud y la autoridad.

En 1521 predicó en la promulgación en Londres de la bula papal contra Martín Lutero, y en 1526 en la retractación de Robert Barnes. Todos sus sermones combinan la estructura tripartita favorecida por los escolásticos con la preocupación por la adecuada exégesis de la Escritura que se estaba poniendo de moda gracias a la influencia del humanismo. Aunque su prosa está un tanto excesivamente decorada y elaborada para el gusto moderno, fue claramente del gusto de su época, y sus imágenes aptas y eficaces dan testimonio de un intelecto genuinamente creativo.

Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Enrique VII: ¿un gobernante sabio o malvado? (Comentario de respuesta)

Hans Holbein y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

El matrimonio del príncipe Arturo y Catalina de Aragón (Respuesta al comentario)

Enrique VIII y Ana de Cleves (Respuesta al comentario)

¿Fue la reina Catalina Howard culpable de traición? (Comentario de respuesta)

Anne Boleyn - Reformadora religiosa (Respuesta al comentario)

¿Ana Bolena tenía seis dedos en la mano derecha? Un estudio sobre propaganda católica (comentario de respuesta)

¿Por qué las mujeres fueron hostiles al matrimonio de Enrique VIII con Ana Bolena? (Comentario de respuesta)

Catherine Parr y los derechos de la mujer (comentario de respuesta)

Mujeres, política y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Cardenal Thomas Wolsey (Respuesta al comentario)

Historiadores y novelistas sobre Thomas Cromwell (Respuesta al comentario)

Martin Luther y Thomas Müntzer (Respuesta al comentario)

El antisemitismo de Martín Lutero y Hitler (comentario de respuesta)

Martín Lutero y la reforma (comentario de respuesta)

Mary Tudor y los herejes (comentario de respuesta)

Joan Bocher - Anabautista (Respuesta al comentario)

Anne Askew - Quemada en la hoguera (Respuesta al comentario)

Elizabeth Barton y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Ejecución de Margaret Cheyney (Respuesta al comentario)

Robert Aske (Respuesta al comentario)

Disolución de los monasterios (comentario de respuesta)

Peregrinación de gracia (comentario de respuesta)

Pobreza en la Inglaterra Tudor (Respuesta al comentario)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (Comentario de respuesta)

Códigos y descifrado de códigos (comentario de respuesta)

Sir Thomas More: ¿Santo o pecador? (Comentario de respuesta)

El arte y la propaganda religiosa de Hans Holbein (Respuesta al comentario)

Revueltas del Primero de Mayo de 1517: ¿Cómo saben los historiadores lo que sucedió? (Comentario de respuesta)

(1) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(2) Roger Lockyer, Tudor y Stuart Gran Bretaña (1985) página 128

(3) Jasper Ridley, El estadista y el fanático (1982) página 60

(4) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(5) Peter Ackroyd, Tudor (2012) página 29

(6) Nabil Samman, La corte de Enrique durante el ascenso del cardenal Worsley (1989) página 386

(7) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) página 378

(8) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(9) Alison Plowden, Mujeres Tudor (2002) página 54

(10) Alison Weir, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 228

(11) Alison Plowden, Mujeres Tudor (2002) página 54

(12) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(13) Alison Weir, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 200

(14) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(15) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) páginas 430-433

(16) Howard Leithead, Thomas Cromwell: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(17) Peter Ackroyd, Tudor (2012) página 56

(18) Casa Seymour Baker, Thomas More: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(19) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(20) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 190

(21) Patrick Collinson, Reina Isabel I: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(22) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 168

(23) Howard Leithead, Thomas Cromwell: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(24) Richard Rex, John Fisher: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(25) Roger Lockyer, Tudor y Stuart Gran Bretaña (1985) páginas 43-44

(26) Jasper Ridley, Enrique VIII (1984) página 231

(27) Alison Weir, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 281


St. John Fisher College fue fundado como colegio para hombres en 1948 por los Padres Basilianos y con la ayuda de James E. Kearney, entonces obispo de la Diócesis Católica Romana de Rochester. El Colegio se independizó en 1968 y coeducacional en 1971. Hoy en día, Fisher es una institución independiente de artes liberales en la tradición católica de la educación superior estadounidense. Fue catalogado como un lugar designado por el censo en 2020. [2]

Fisher se compone de cinco escuelas. Ofrece 35 especializaciones de pregrado, así como una variedad de programas de maestría y doctorado.

Facultad de Artes y Ciencias Editar

La Escuela de Artes y Ciencias es la escuela más grande dentro de St. John Fisher College. Ofrece títulos y especialidades en más de 20 disciplinas académicas de pregrado. [6]

Escuela de Educación Ralph C. Wilson, Jr. Editar

La escuela lleva el nombre de Ralph C. Wilson, Jr., el propietario fundador de Buffalo Bills de la NFL. Está acreditado por el Consejo Nacional de Acreditación de la Formación Docente y ofrece títulos de pregrado en Educación para la Adolescencia Inclusiva y Educación Infantil Inclusiva. También ofrece una maestría y un programa de certificación inicial para esas áreas. Los maestros que ya cuentan con una certificación inicial pueden obtener títulos de posgrado y certificación profesional en Alfabetización (B-6 y 5-12), Educación especial y Liderazgo educativo, así como un Doctorado en Educación en Liderazgo Ejecutivo acelerado.

La Escuela de Educación participa activamente en programas de alcance comunitario, incluido un centro de alfabetización que brinda tutoría e instrucción en alfabetización en grupos pequeños para estudiantes de primaria a secundaria. La Escuela de Educación trabaja en estrecha colaboración con los distritos escolares locales, incluido el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester, que alberga una serie de Sitios de Desarrollo Profesional donde los maestros en ejercicio y los maestros en formación trabajan junto con el cuerpo docente de educación para desarrollar las mejores prácticas. [7]

Escuela de Negocios Editar

Los programas de negocios de Fisher están acreditados por la Association to Advance Collegiate Schools of Business (AACSB International). Cuando se obtuvo esta acreditación, todos los programas de negocios en el Colegio se reunieron en 2003 para formar la primera escuela profesional del Colegio, la Escuela de Negocios.

Facultad de Farmacia Wegmans Editar

La Escuela de Farmacia Wegmans es una de las cinco escuelas de farmacia en el estado de Nueva York y es la primera escuela de farmacia en la comunidad de Greater Rochester. Se inauguró en el otoño de 2006 y obtuvo la acreditación completa en mayo de 2010. Otorga un título de Doctor en Farmacia a los candidatos que completen con éxito cuatro años de estudios profesionales.

La escuela fue posible gracias a una donación de $ 5 millones del fallecido Robert Wegman, quien se desempeñó durante muchos años como presidente de Wegmans Food Markets.

Escuela de Enfermería de Wegmans Editar

Esta escuela también lleva el nombre de Robert Wegman, quien contribuyó con $ 8 millones a la universidad para crear la Escuela de Enfermería. Los programas de enfermería de Fisher están completamente acreditados por el Departamento de Educación del Estado de Nueva York y la Comisión de Educación Universitaria en Enfermería.

La universidad también ofrece un programa en línea de RN a BSN, maestrías en enfermería y consejería de salud mental, y un título de Doctor en Práctica de Enfermería (DNP).

Becas Editar

Casi todos los estudiantes de primer año reciben algún tipo de ayuda financiera. Las becas basadas en la necesidad y el mérito, así como las subvenciones, los préstamos y el empleo a tiempo parcial, están disponibles para los estudiantes elegibles. Se otorgan dos becas únicas a los estudiantes de primer año que ingresan.

Cardenales de St. John Fisher College
UniversidadColegio St. John Fisher
ConferenciaEmpire 8, Eastern College Athletic Conference, Liberty League, United Volleyball Conference
NCAADivisión III
Director atléticoBob Ward
LocalizaciónRochester, Nueva York
Equipos universitarios24
Estadio de fútbolEstadio Growney
Arena de baloncestoManning & amp Napier Varsity Gymnasium
Estadio de baseballPatio de Dugan
ApodoCardenales
ColoresOro y cardenal
Sitio web atletismo .sjfc .edu

El Colegio es miembro fundador de la Asociación Atlética Empire 8 y compite con otras escuelas miembros de pleno derecho. Compite en el nivel de la División III de la NCAA y es miembro de la Eastern College Athletic Conference (ECAC), Empire 8, Liberty League (remo masculino y femenino) y United Volleyball Conference (masculino). Su mascota es el cardenal.

Durante la temporada 2014-15, St. John Fisher College ganó los campeonatos Empire 8 de atletismo y campo de golf bajo techo masculino, baloncesto masculino, baloncesto femenino, campo de atletismo y campo masculino al aire libre, golf masculino y lacrosse femenino. [8]

Growney Stadium es el hogar de los equipos de fútbol americano, hockey sobre césped, fútbol y lacrosse de Fisher. El campo de juego del estadio para todo clima tiene iluminación y una tribuna de 2.500 asientos. El Manning & amp Napier Varsity Gymnasium es el hogar de los equipos de baloncesto masculino y femenino. Dugan Yard es el campo de béisbol de Fisher. Otras instalaciones al aire libre incluyen el Polisseni Track and Field Complex, campos de práctica de tamaño reglamentario (que sirven como campos de rugby locales) y un diamante de softbol.

En 2006, el equipo de fútbol de Fisher terminó la temporada con un récord de 12-2 en general y compartió el título de Empire 8 Conference. Fisher recibió una oferta general en el Torneo de la División III de la NCAA, en el que derrotaron a Union College, Springfield College y Rowan University para llegar a las semifinales nacionales, que perdieron ante Mount Union College, los campeones nacionales defensores, por una puntuación de 26-14.

En 2007, el equipo de baloncesto masculino de Fisher ganó el título de la Conferencia Empire 8 por quinto año consecutivo y la sexta vez en siete años. En 2006, Fisher avanzó al Elite Ocho del Torneo de Campeonato de Baloncesto de la División III de Hombres de la NCAA.

El programa de baloncesto femenino fue dirigido durante 34 temporadas por Phil Kahler, quien registró un récord de 797 victorias (la mayor cantidad en la historia de la División III) y 175 derrotas con un porcentaje de victorias de .821. Bajo Kahler, el programa de baloncesto femenino llegó al Torneo de Campeonato de la División III de la NCAA 14 veces y jugó en el Campeonato de Baloncesto de la División III de la NCAA en 1988 y 1990. Kahler se retiró poco antes del comienzo de la temporada de baloncesto 2008-09 y fue reemplazada en el banco de Marianne O'Connor Ermi, su mejor asistente de entrenador durante 20 temporadas. El equipo de baloncesto femenino ahora está dirigido por Melissa Kuberka, quien fue contratada como entrenadora antes de la temporada 2017-18.

Campamento de entrenamiento de Buffalo Bills Modificar

Desde 2000, St. John Fisher College ha sido el hogar del campamento de entrenamiento de verano de la NFL de Buffalo Bills.

Muchos clubes y organizaciones del campus están disponibles para los estudiantes. [9] Cuatro de las principales organizaciones en el campus incluyen la Asociación de Gobierno Estudiantil, la Junta de Actividades Estudiantiles, la Asociación de Residencias y el Consejo de Viajeros.

Otros clubes incluyen grupos de música, clubes de idiomas, organizaciones culturales, publicaciones estudiantiles y deportes intramuros. Muchos departamentos académicos también patrocinan clubes. Los estudiantes de Fisher pueden contribuir a la comunidad a través de una variedad de organizaciones de servicio, incluidos Estudiantes con una visión y Universidades contra el cáncer. Cada año se llevan a cabo numerosos proyectos de servicio, incluidos Project Community Convergence, Relay for Life, Giant Read y Sweetheart Ball.

El Teddi Dance for Love anual es un maratón de baile de 24 horas iniciado por Lou Buttino en 1983 que beneficia a Camp Good Days y Special Times, Inc. Este proyecto financia un viaje a Florida para los niños de Camp Good Days y ha recaudado más de $ 1 millón desde su concepción. [10]

En 2015, St. John Fisher College recibió la Clasificación Carnegie Community Engagement de la Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching y el New England Resource Center for Higher Education (NERCHE). [11]


1535: decapitación del cardenal St. John Fisher

Era un obispo católico de Rochester en Inglaterra y fue ejecutado durante el reinado del rey Enrique VIII, quien quería proclamarse jefe de la Iglesia de Inglaterra.

Los católicos que no reconocieron el divorcio de Enrique de su primera esposa, para que pudiera casarse con Ana Bolena, y los que permanecieron leales al Papa en términos de primates de la iglesia, fueron en su mayoría perseguidos e incluso ejecutados como mártires.

St. John Fisher nació en 1469 en el área de Yorkshire. Fue contemporáneo de Niccolò Machiavelli y Erasmo de Rotterdam, mientras que Alberto Durero y Nicolaus Copernicus también pertenecieron a su generación. Fue una época de famosos humanistas y artistas del Renacimiento.

Curiosamente, St. John Fisher se comunicó con los humanistas educados de Europa. Fue él quien supuestamente alentó a Erasmus a visitar Cambridge.

En 1504, St. John Fisher se convirtió en obispo de Rochester, que se encuentra cerca del lugar donde el Támesis desemboca en el mar. Esta fue la segunda diócesis más antigua de Inglaterra después de Canterbury, y St. John Fisher permaneció al mando durante 30 años, hasta su muerte.

St. John Fisher era un apasionado de la Universidad de Cambridge, de quien se convirtió en canciller el mismo año (1504) cuando se convirtió en obispo. Fue nombrado rector de la Universidad de Cambridge hasta su muerte 30 años después.

El rey Enrique VIII tuvo un problema con el obispo St. John Fisher, ya que este último defendía constantemente la doctrina de la Iglesia católica. El obispo fue arrestado y luego se obtuvo una declaración de él, afirmando que Henry no puede ser el Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra.

St. John Fisher fue condenado a muerte, que se llevaría a cabo de la manera más horrible: destripar y descuartizar. Mientras San Juan estaba en prisión, el Papa lo declaró cardenal de la Santa Iglesia Romana con la esperanza de que obligaría al rey a perdonarlo. Sin embargo, parece que enfureció aún más a Enrique VIII.

El rey ha ordenado que se decapite a San Juan Fisher lo antes posible, antes de la fiesta de San Juan Bautista el 24 de junio de ese año.

Específicamente, existía la posibilidad de que la gente encontrara un paralelo entre San Juan Bautista, quien fue decapitado en la época de Herodes Antipas, y su homónimo San Juan Fisher, más aún cuando ambos se oponían a los matrimonios inapropiados de los gobernantes.

St. John Fisher fue de hecho en este día conducido al cadalso. Al parecer, se comportó con mucha valentía y dignidad, lo que impresionó a los presentes. Fue decapitado, y luego su cuerpo fue despojado y dejado en el andamio hasta la noche.

Posteriormente, la cabeza fue empalada en una estaca y el cuerpo desnudo arrojado a una tumba. La cabeza del santo se exhibió en el Puente de Londres, pero fue arrojada al Támesis después de dos semanas y fue reemplazada por la cabeza cortada de Sir Thomas More (ejecutado el 6 de julio).

El Papa León XIII declaró a John Fisher Beato de la Iglesia Católica, y Fischer fue declarado santo por el Papa Pío XI en 1935. Junto con San Juan Fisher, Santo Tomás Moro, quien también fue ejecutado por oponerse a Enrique VIII (cuyo canciller una vez fue) también fue canonizado.

Es interesante que incluso la Iglesia Anglicana colocó a San Juan Fisher y Santo Tomás Moro en su lista de santos y mártires.


San Juan Fisher

St. John Fisher nació en Beverly, Yorkshire, en 1459, y se educó en Cambridge, donde recibió su título de Master of Arts en 1491. Ocupó la vicaría de Northallerton, 1491-1494 y luego se convirtió en supervisor de la Universidad de Cambridge. En 1497, fue nombrado confesor de Lady Margaret Beaufort, madre de Enrique VII, y se asoció estrechamente en sus donaciones a Cambridge. Creó becas, introdujo el griego y el hebreo en el plan de estudios y trajo al mundialmente famoso Erasmo como profesor de Teología. y griego. En 1504, se convirtió en obispo de Rochester y canciller de Cambridge, en cuyo cargo también fue tutor del príncipe Enrique, que se convertiría en Enrique VIII. St. John se dedicó al bienestar de su diócesis y su universidad. Desde 1527, este humilde siervo de Dios se opuso activamente al proceso de divorcio del rey contra Catalina, su esposa ante los ojos de Dios, y resistió firmemente la invasión de Enrique en la Iglesia. A diferencia de los otros obispos del reino, San Juan se negó a prestar el juramento de sucesión que reconocía la cuestión de Enrique y Ana como herederos legítimos del trono, y fue encarcelado en la torre en abril de 1534. Al año siguiente fue Paul III lo hizo cardenal y Enrique tomó represalias haciendo que lo decapitaran en el plazo de un mes. Media hora antes de su ejecución, este dedicado erudito y eclesiástico abrió su Nuevo Testamento por última vez y sus ojos se posaron en las siguientes palabras del Evangelio de San Juan: "La vida eterna es esta: conocerte, el único Dios verdadero, y Aquel a quien has enviado, Jesucristo. Te he dado gloria en la tierra al terminar la obra que me encomendaste. ¿Ahora, Padre, dame gloria a tu lado? ". Cerrando el libro, observó: "Hay suficiente aprendizaje en eso para que me dure el resto de mi vida". Su fiesta es el 22 de junio.

A todos nuestros lectores, no se desplacen más allá de esto.

Hoy, le pedimos humildemente que defienda la independencia de Catholic Online. El 98% de nuestros lectores no dan, simplemente miran para otro lado. Si dona solo $ 5.00, o lo que pueda, Catholic Online podría seguir prosperando durante años. La mayoría de la gente dona porque Catholic Online es útil. If Catholic Online has given you $5.00 worth of knowledge this year, take a minute to donate. Show the volunteers who bring you reliable, Catholic information that their work matters. If you are one of our rare donors, you have our gratitude and we warmly thank you. Help Now >

Fisher was born during October 1853 in Collin County, north of Dallas, Texas, to Jobe Fisher and the former Lucinda Warren. His brothers were Jasper and James Fisher. Fisher's mother died when he was two years old, and his father married a woman named Minerva. After the Civil War ended, the family moved to Williamson County, near Austin, where his brother James was then residing.

Jobe Fisher was a cattleman who owned and operated two freight wagons. After the death of his stepmother Minerva, the Fishers moved to Goliad, west of Victoria, Texas, where they were joined by his paternal grandmother, who helped her son raise his children. King Fisher was restless, handsome, popular with the girls, and prone to running with a tough crowd. His father sent him to live with his brother James hacia 1869. Some two years later, Fisher was arrested for horse theft and sentenced to two years in prison. However, because of his youth, he was released after only a short time that same year. [1]

Cowboy and outlaw Edit

After his release from prison, Fisher began working as a cowboy, breaking horses. Because of the incessant raids, lootings, and rapes of Texas ranch and farm families by bandits, he soon found himself taking part in posse activities. As a result of his successes in this arena, he fancied himself as a gunman. Fisher began to dress rather flamboyantly and carried ivory handled pistols. He became quite proficient with a gun and began running with a band of outlaws which carried out frequent raids into Mexico. [1]

However, after only a short time, a dispute arose over how the spoils of their loot would be divided. One of the men drew his pistol, and Fisher immediately pulled his guns and managed to kill three of the bandits in the ensuing shootout. He then took over as leader of the gang, and over the course of the next several months killed seven more Mexican bandits. In 1872, he bought a ranch on the Rio Grande near Eagle Pass, in Maverick County on the Mexican border. He used this ranch as his gang's base of operations and even was so brazen as to place a sign that read "This is King Fisher's road. Take the other one." [1]

During this time, King Fisher rarely committed acts of violence or theft against other Texas settlers, instead opting to raid and rustle cattle across the Mexican border. This was a time of massive raids, pillaging, looting, raping, and murder by United States and Mexican bandits. In response to feelings of alleged lack of reprisal or defense by authorities, the Texans formed more groups of bandits. This activity only fueled disputes and ill will from the Mexican side and generated substantial problems for Texas Ranger battalions, who were trying to quell Mexican bandit raids into Texas. The Texas Rangers, under Leander H. McNelly, opposed the Mexican rebel leader Juan Cortina. The Rangers also raided the Fisher Ranch and arrested Fisher. However, he was released after a "gentleman's agreement"' was reached that his cattle rustling into Mexico would end. Pressure from the Texas Rangers caused Fisher to retire from this trade, and he began legitimate ranching. [2]

Gunfighter Edit

By the late 1870s, Fisher had a reputation as being fast with a gun. In 1878, an argument between Fisher and four Mexican vaqueros erupted. Fisher is alleged to have clubbed the nearest one to him with a branding iron, then as a second drew a pistol Fisher drew his own pistol and shot and killed the man. He then spun around and shot the other two, who evidently had not produced weapons and merely sat on the fence during the altercation. [1]

Fisher was arrested several times for altercations in public by local lawmen and had been charged at least once with "intent to kill". The charges were dropped after no witnesses came forward. Although well known as a trouble maker, Fisher was well liked in south Texas. He married the former Sarah Vivian on April 6, 1876, and the couple had four daughters. [3]

With his new family, he began a more settled life by working in the cattle business. He served briefly in 1883 as acting sheriff of Uvalde County, Texas. During this service he trailed two stagecoach robbery suspects, the brothers Tom and Jim Hannehan, to their ranch near Leakey in Real County, Texas. The Hannehans resisted, and Fisher shot and killed Tom. Jim then surrendered and was taken into custody along with the stolen loot from the robbery. For years after Fisher's death, Tom Hannehan's mother would travel to Fisher's grave on the anniversary of Tom Hannehan's death. She would build a fire on top of the grave and then dance around it. [1] According to reporter Carey McWilliams, when asked about how many notches he had on his gun (how many people he had killed), he replied, "thirty-seven, not counting Mexicans."

In 1884, while in San Antonio, Texas, on business, Fisher came into contact with his old friend, gunfighter and gambler Ben Thompson. Thompson was unpopular in San Antonio, since he had earlier killed a popular theater owner there named Jack Harris. A feud over that killing had been brewing since between Thompson and friends of Harris. Fisher and Thompson attended a play on March 11 at the Turner Hall Opera House, and later, about 10:30 p.m., they went to the Vaudeville Variety Theater. A local lawman named Jacob Coy sat with them. Thompson wanted to see Joe Foster, a theater owner and friend of Harris's, and one of those fueling the ongoing feud. Thompson had already spoken to Billy Simms, another theater owner, and Foster's new partner. [1]

Fisher and Thompson were directed upstairs to meet with Foster. Coy and Simms soon joined them in the theater box. Foster refused to speak to Thompson. Fisher allegedly noticed that something was not right. Simms and Coy stepped aside, and as they did Fisher and Thompson leapt to their feet just as a volley of gunfire erupted from another theater box, a hail of bullets hitting both Thompson and Fisher. Thompson fell onto his side, and either Coy or Foster ran up to him and shot him in the head with a pistol. Thompson was unable to return fire and died almost immediately. Fisher was shot thirteen times, and did fire one round in retaliation, possibly wounding Coy, but that is not confirmed. Coy may have been shot by one of the attackers and was left crippled for life. [1]

Foster, in attempting to draw his pistol at the first of the fight, shot himself in the leg, which was later amputated. He died shortly thereafter. The description of the events of that night are contradictory. There was a public outcry for a grand jury indictment of those involved. However, no action was ever taken. The San Antonio police and the prosecutor showed little interest in the case. Fisher was buried on his ranch. His body was later moved to the Pioneer Cemetery in Uvalde, Texas.


Fisher, John

Fisher, John (1469�). Bishop. Fisher was educated at Cambridge, became fellow of Michaelhouse, and took priestly orders in 1491. Through the patronage of Lady Margaret Beaufort, whom he served as confessor, he was made reader in divinity in 1502, and two years later bishop of Rochester. At Cambridge he promoted Renaissance humanist studies, especially at Christ's and St John's Colleges he recruited teachers of Greek (including Erasmus between 1510 and 1514) and Hebrew. His Renaissance outlook was combined with a profound respect for the church's traditions. He wrote copiously against Martin Luther, his works including the Assertionis Lutheranae confutatio (1522/3), the Defensio regiae assertionis (1523), and the Sacri sacerdotii defensio (1525). When Henry VIII sought to repudiate his first wife, Catherine of Aragon, Fisher was one of the king's most public and prolific opponents. He led resistance to the attacks on the status of the clergy in the Reformation Parliament and in convocation, and was imprisoned in 1533. In 1534 he refused the oath of supremacy. In 1535, just after his elevation to the cardinalate by Paul III, he was put on trial for treasonably denying the king's supremacy over the church, and was executed on 22 June 1535. He was canonized in 1935.

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

JOHN CANNON "Fisher, John ." El compañero de Oxford para la historia británica. . Encyclopedia.com. 18 de junio de 2021 & lt https://www.encyclopedia.com & gt.

JOHN CANNON "Fisher, John ." El compañero de Oxford para la historia británica. . Retrieved June 18, 2021 from Encyclopedia.com: https://www.encyclopedia.com/history/encyclopedias-almanacs-transcripts-and-maps/fisher-john

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.


The Execution Of John Fisher & Sir Thomas More

The account at right was written by the Tudor chronicler Edward Hall.

The summer of 1535 was one of the bloodiest of King Henry VIII’s reign. The deaths of John Fisher, bishop of Rochester, and Sir Thomas More shocked and appalled Europe. Henry’s reputation never recovered and was further blemished when he later executed two wives.

This year on 11 June were arraigned in the king’s bench at Westminster three monks of the Charterhouse of London, and there condemned of high treason against the king, and sentenced to be drawn, hanged, disemboweled, beheaded and quartered. One of them was called Francis Nitigate, another Master Exmew, storekeeper of the same place, and the third was called Master Middlemore, vicar of the same place. This year also on 17 June was arraigned at Westminster in the king’s bench John Fisher, bishop of Rochester, for treason against the king, and he was condemned there by a jury of knights and esquires (the lord chancellor sitting as high judge), who passed this sentence on him – that the said John Fisher should go from thence to the place where he came from, which was the Tower of London, and from thence to be drawn through the City of London to Tyburn, there to be hanged, cur down alive, his bowels taken out of his body and burnt before him, his head cut off, and his body be divided into four parts and his head and body be set in such places as the king should assign. The effect of the treason was denying the king to be Supreme Head of the Church of England, according to a statute, The Act of Supremacy, made in the last session of Parliament.
On 19 June, a Saturday, the three monks of the Charterhouse, aforementioned, were drawn from the Tower to Tyburn, and there executed according to their sentence, and their heads and bodies hung at different gates around the city.

Also on 22 June, Tuesday, John Fisher, bishop of Rochester, was beheaded at Tower Hill, and the rest of his execution pardoned. His body was buried in Barking churchyard, next to the Tower of London, and his head was set on London Bridge.

This year also on 1 July, being Thursday, Sir Thomas More, sometime chancellor of England, was arraigned at Westminster for high treason and there condemned, and the Tuesday after, being 6 July, he was beheaded at Tower Hill and his body was buried within the chapel in the Tower of London, and his head was set on London Bridge. The effect of his death was for the same cause that the bishop of Rochester died for.

Leer más temas de historia inglesa

Vincular / citar esta página

Si utiliza parte del contenido de esta página en su propio trabajo, utilice el código a continuación para citar esta página como fuente del contenido.


John W. Fisher

John W. Fisher earned a B.S. in Civil Engineering from Washington University before coming to Lehigh and earning an M.S. and Ph.D. in the same field. During his 45-year career, Fisher, the former Joseph T. Stuart Professor of Civil Engineering at Lehigh, won nearly every medal and distinction in his field, and has examined most of the major failures of steel structures in America throughout the last four decades. One of his most recent endeavors was serving on a panel of national experts that investigated the collapse of the World Trade Center following the September 11, 2001 terrorist attack.

ATLSS Center

In 1986, along with some of his students and colleagues, Fisher founded The Advanced Technology for Large Structural Systems (ATLSS) Center at Lehigh. The ATLSS Center was originally funded with a grant from the Engineering Research Centers (ERC) program of the National Science Foundation. Funding from the ERC program concluded in 1997 after completion of the maximum 11-year life cycle. The ATLSS Center remains engaged in ERC program activities, and now receives funding from a wide range of sources. Under Fisher's direction the ATLSS center has developed over $17 million in research facilities and equipment. After founding the ATLSS Center, Fisher served as director to establish its goals of conducting cross-disciplinary education and research programs focused on advanced structural materials and systems, intelligent infrastructure systems, and innovative joining systems. He also helped develop technological innovations leading to high-performance large structural systems in partnership with industry and public agencies. Fisher also worked to disseminate knowledge through courses, seminars, publications, and presentations to assist the engineering profession in delivering high-performance infrastructure systems.

Research and Publications

Throughout his career, Fisher has focused his research on structural connections, fatigue behavior of welded components, fracture analysis of steel structures and the behavior and performance of steel bridges. He has been published in more than 250 journals, books, and magazines, including an article titled, ""High-Performance Steels for America's Bridges," published in Welding Journal. Other publications include "Construction Technologies in Japan," in the JTEC Panel Report, "Corrosion and Its Influence on Strength of Steel Bridge Members," in the Transportation Research Record and a book titled Guide to Design Criteria for Bolted and Riveted Joints.

Recognition and Awards

In 1999, Fisher was named by ENR Magazine, the leading journal in the construction industry, as one of the "Top 125 People" of the 125 years since ENR's founding. Of Fisher, the magazine wrote, "After helping to conduct post-mortems on nearly every major failure of a steel structure, from the Hartford Civic Center to the Mianus River Bridge, Fisher campaigned for research to advance technology and prevent failures. Fisher's research has advanced the knowledge of fatigue and brittle fractures of steel." In 2000, Fisher received the Roy W. Crum Award for outstanding achievement in transportation research, from the Transportation Research Board (TRB).

He was cited for "outstanding contributions to bridge engineering and research…His pioneering work on detection and repair of fatigue cracking in steel bridges has advanced the art of bridge engineering, and his research and guidance on fatigue and fracture resistance have informed standard bridge design codes in the United States and abroad." Other awards include the John Roebling Medal by The Engineer's Society of Western Pennsylvania (1995), the Frank P. Brown Medal by the Franklin Institute (1992), elected as Honorary Member, American Society of Civil Engineers (1989), named Construction's Man of the Year by Engineering News Record (1987), Engineering Alumni Achievement Award by Washington University (1987) and Engineer of the Year, Lehigh Valley Section PSPE (1980). He also received the Lifetime Achievement Award for Education from the American Society of Civil Engineers in April 2007. Fisher is also a member of the International Association of Bridge and Structural Engineers, the National Society of Professional Engineers, the transportation research board of the American Welding Society, and the American institute of steel construction.

A Legacy at Lehigh

Fisher recently retired as professor emeritus of civil engineering, after serving as the Joseph T. Stuart professor for almost 20 years. At the John W. Fisher Tribute and Symposium, Fisher was honored for two days for his work, research, and professorship at Lehigh, particularly involving the ATLSS center. Fisher still resides in Bethlehem with his wife, Nelda. They have four grown children.


Historia

ST John Fisher

John Fisher is usually associated with Erasmus, Thomas More and other Renaissance humanists. His life, therefore, did not have the external simplicity found in the lives of some saints. Rather, he was a man of learning, associated with the intellectuals and political leaders of his day. He was interested in the contemporary culture and eventually became chancellor at Cambridge. He had been made a bishop at thirty-five, and one of his interests was raising the standard of preaching in England. Fisher himself was an accomplished preacher and writer. His sermons on the penitential psalms were reprinted seven times before his death. With the coming of Lutheranism, he was drawn into controversy. His eight books against heresy gave him a leading position among European theologians.

In 1521 he was asked to study the problem of Henry VIII’s marriage. He incurred Henry’s anger by defending the validity of the king’s marriage with Catherine and later by rejecting Henry’s claim to be the supreme head of the Church of England.

In an attempt to be rid of him, Henry first had him accused of not reporting all the “revelations” of the nun of Kent, Elizabeth Barton. John was summoned, in feeble health, to take the oath to the new Act of Succession. He and Thomas More refused because the Act presumed the legality of Henry’s divorce and his claim to be head of the English church. They were sent to the Tower of London, where Fisher remained fourteen months without trial. They were finally sentenced to life imprisonment and loss of goods.

When the two were called to further interrogations, they remained silent. Fisher was tricked, on the supposition he was speaking privately as a priest, and declared again that the king was not supreme head. The king, further angered that the pope had made John Fisher a cardinal, had him brought to trial on the charge of high treason. He was condemned and executed, his body left to lie all day on the scaffold and his head hung on London Bridge. More was executed two weeks later.

Excerpted from Saint of the Day, Leonard Foley, O.F.M.
Patron: Those persecuted for the Faith.

Confession Tuesday: 6:00 PM and Saturday at 5:30 PM English and Spanish.

Devotions
Adoration: Every Thursday 8:30 to 10:00 AM

Office Hours: Mon-Fri: 9:00 AM to 1:00 PM (561) 842-1224

Tuesday: 5:30 PM English Wednesday: 8:00 AM English

Saturday 4:00 PM English
Sunday: 10:00 AM English
8:00 AM and 12:00 PM Spanish

Priests (View Our Beloved Staff)
Pastor: Rev. Benedict Redito (561) 842-1224

Rev. Chamindra S. Williams Parochial Vicar

Deacons
Miguel Rodriguez (904) 607-5582
Main Office
Receptionist) (561) 842-1224


Frequently bought together

Principales reseñas de los Estados Unidos

Se ha producido un problema al filtrar las opiniones en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Naval policy before the First World War and the so-called Dreadnought revolution is a fascinating case study in strategic defense policy and there are many notable pieces of historiography on the subject (Marder, Sumida, Massie, etc.). Nicholas Lambert's contribution to the debate, "Sir John Fisher's Naval Revolution," is a daring revision of just about everything you've read before, so hold on to your seats.

The author begins by emphasizing that insufficient government finance was the overriding problem for defense planners. The challenge was created by the rapidly increasing cost of modern navy ships combined with the capital depreciation resulting from the shortened service lives of the new platforms. (The cost of building a Dreadnought class battleship doubled and that of cruisers went up fivefold while the service life of the new ships dropped by fifteen years.) The situation was exacerbated by liberal British governments of the early nineteenth century that were committed to massive domestic social programs. And the modern reader needs to remember the deficit spending was out of the question to the fiscally responsible governments of this period. There simply wasn't enough money to go around, especially for the already bloated naval budget.

The author argues that previous histories have got this period completely wrong, mostly because they have taken the direct, obvious approach: that Fisher's sole aim was to prepare the British Navy for the looming war with Germany. Lambert rejects this thesis entirely. He writes that Fisher was not unduly concerned by the High Seas Fleet and held on to the goal of the British Navy as guardian of the empire via the two power standard. He sought to do this, Lambert says, by building a "new model navy" of sorts, one that could achieve the traditional ends of the British Navy (global imperial defense) via new means (namely battle cruisers and submarines). This is exactly the opposite of what has traditionally been ascribed to Fisher, which was to leverage the traditional means of decisive sea battle between capital ships to achieve a new end, the defeat of the German High Seas Fleet.

What is most shocking, to this reviewer at least, is that Lambert claims that Fisher intentionally misled the Liberal governments of Asquith and later Lloyd-George as to the threat posed by the German fleet to keep Navy budgets elevated. Along this same line, the author stresses that Fisher never put his thoughts down in writing for fear that his true ideas on naval policy would be used against him. Lambert believes that Fisher harbored truly revolutionary ideas, focused on using fast battle cruisers directed centrally from London by wireless to defend the global sea lanes, while a new generation of submarines provided the main defense to home island invasion. This was the concept of "flotilla defense" that was dropped when Fisher departed the Admiralty in 1910 and was picked up again by Churchill in 1913.

For all the ink spilled on the Dreadnought battleship and the fast battle cruisers, the foundation of the impending revolution, according to Lambert, was the submarine. The British wrestled with the implications of the new platform, but according to Lambert were more forward leaning and imaginative than traditionally appreciated. Should they invest in smaller patrol submarines for coastal defense? Or larger, faster fleet submarines that could fulfill offensive tasks from battle fleet support to close in blockade? The 1913 Royal Navy fleet maneuvers did much to shape opinions, especially concerning the usefulness of submarines in solving the so-called North Sea dilemma. In short, the channel was too narrow to deploy the full battle fleet, but leaving that strategic waterway under defended exposed the east coast of England to raids or invasion. In 1913, the Blue Fleet wasn't even able to find the Red Fleet (commanded by the rather unimaginative Admiral Jellicoe) in the North Sea. The Naval Board concluded that it needed to keep the main fleet in northern waters and pursue a distant blockade of Germany. Lambert claims that these maneuvers convinced the British that the overseas "fleet submarines" were for real - they could inflict massive damage on the opposing fleet and could even achieve close-in blockade.

The author stresses that the mainstream on the Navy saw the potential for submarines before WWI, contrary to collective historical opinion. Indeed, when the war broke out the British were on the verge of a large submarine construction program. Their strategic blind spot wasn't the potentially disruptive technical nature of the platform, but rather failed to foresee that it would be used primarily against unarmed merchant ships, not as a critical actor in the fleet-on-fleet engagement.

Generally speaking, I like authors that take on the conventional wisdom, iconoclasts offering up a new and innovative interpretation to age old questions. But this book didn't deliver for me for two reasons. First, the basic premise of the book is that Jackie Fisher kept his true intentions secret and that Lambert, after nearly a century, has miraculously decoded the puzzle. It's like some sort of naval policy version of "The Da Vinci Code." Second, and perhaps more damning, this book just isn't a good read. I found it long, convoluted and often dull. Even if mainstream academics might wrinkle their noses at Lambert's revisionist interpretations, I'd give him a pass if he delivered a fun, lively narrative on a familiar tale with an alternative ending. But it's not, and thus the three stars.


Ver el vídeo: i bought the TDS toy set for $60. ROBLOX (Octubre 2021).