Podcasts de historia

El destino precario de las vírgenes vestales de Roma

El destino precario de las vírgenes vestales de Roma

El destino de Roma dependía de la castidad de las vírgenes vestales y sus transgresiones podían conducir a la sepultura viva. En el siglo I a.C., Marco Licinio Craso, uno de los ciudadanos romanos más ricos y poderosos, estuvo a punto de perder su dinero, su reputación e incluso su vida cuando fue acusado de tener demasiada intimidad con una virgen vestal llamada Licinia. Fue solo cuando Craso fue llevado a juicio que surgieron sus verdaderos motivos. Parecía que Licinia, su primo, era dueño de una agradable villa en los suburbios que Craso deseaba adquirir para sí mismo a bajo precio. Por eso Craso cortejaba a Licinia. Fue esta misma razón la que salvó tanto a Craso como a Licinia, ya que fue inmediatamente absuelto cuando quedó claro que el cortejo de Craso a la vestal no estaba motivado por la lujuria, sino por la codicia. Licinia, que tal vez no estaba demasiado impresionada con el motivo de Craso, se salvó del destino de ser sepultada viva en el Campus Sceleratus (Campo de transgresión), el castigo de una vestal por violar su juramento de celibato.

El guardián de la llama de Vesta de Louis Hector Leroux (1879)

Las vírgenes silenciosas

El poeta Horacio (65 - 8 aC) declaró que Roma se mantendría, “ mientras el pontifex suba al Capitolio al lado de la Virgen silenciosa. "La 'Virgen silenciosa' a la que se refería Horacio era una virgen vestal, sacerdotisa de Vesta, la diosa romana del hogar y el hogar. Como el papel principal de las vírgenes vestales era un culto público, así como una encarnación de la ciudad y la ciudadanía, el bienestar del Colegio de las Vestales se consideraba fundamental para el bienestar y la seguridad de Roma. Comprometidas con la sacerdotisa antes de la pubertad y juradas al celibato por un período de 30 años, las Vestales también se encargaron de mantener a salvo las voluntades y testamentos de las personas más poderosas de Roma como Julio César y Marco Antonio. Por lo tanto, no fue sorprendente que las vestales se convirtieran en una fuerza poderosa en el estado romano. Cuando Sila incluyó al joven Julio César en sus proscripciones, fueron las vestales las que intercedieron en nombre de César y ganaron su perdón. En una esfera menos práctica, a las vestales incluso se les atribuyeron ciertos poderes mágicos.


¡Descargar ahora!

Le hemos facilitado la búsqueda de libros electrónicos en PDF sin tener que excavar. Y al tener acceso a nuestros libros electrónicos en línea o al almacenarlos en su computadora, tiene respuestas convenientes con Romes Sacred Flame The New Roman Epic del autor más vendido de Arminius Vespasian. Para comenzar a encontrar Romes Sacred Flame The New Roman Epic del autor más vendido de Arminius Vespasian, tiene razón en encontrar nuestro sitio web que tiene una colección completa de manuales enumerados.
Nuestra biblioteca es la más grande de estas que tiene literalmente cientos de miles de productos diferentes representados.

Finalmente recibí este ebook, gracias por todos estos Romes Sacred Flame La nueva epopeya romana del autor superventas de Arminius Vespasian que puedo conseguir ahora!

No pensé que esto funcionaría, mi mejor amigo me mostró este sitio web, ¡y funciona! Obtengo mi eBook más buscado

¡¿Qué es este gran libro electrónico gratis ?!

¡Mis amigos están tan enojados que no saben cómo tengo todos los libros electrónicos de alta calidad que ellos no saben!

Es muy fácil obtener libros electrónicos de calidad)

tantos sitios falsos. este es el primero que funcionó! Muchas gracias

wtffff no entiendo esto!

Simplemente seleccione su botón de clic y luego descargar, y complete una oferta para comenzar a descargar el libro electrónico. Si hay una encuesta, solo toma 5 minutos, pruebe cualquier encuesta que funcione para usted.


¡Descargar ahora!

Le hemos facilitado la búsqueda de libros electrónicos en PDF sin tener que excavar. Y al tener acceso a nuestros libros electrónicos en línea o al almacenarlos en su computadora, tiene respuestas convenientes con Romes Sacred Flame La nueva epopeya romana del autor más vendido del libro 8 de Arminius Vespasiano. Para comenzar a encontrar Romes Sacred Flame The New Roman Epic del autor más vendido de Arminius Vespasian Book 8, tiene razón en encontrar nuestro sitio web que tiene una colección completa de manuales enumerados.
Nuestra biblioteca es la más grande de estas que tiene literalmente cientos de miles de productos diferentes representados.

Finalmente recibí este libro electrónico, gracias por todos estos Romes Llama sagrada La nueva epopeya romana del autor más vendido del Libro 8 de Arminio Vespasiano ¡Puedo conseguirlo ahora!

No pensé que esto funcionaría, mi mejor amigo me mostró este sitio web, ¡y funciona! Obtengo mi eBook más buscado

¡¿Qué es este gran libro electrónico gratis ?!

¡Mis amigos están tan enojados que no saben cómo tengo todos los libros electrónicos de alta calidad que ellos no saben!

Es muy fácil obtener libros electrónicos de calidad)

tantos sitios falsos. este es el primero que funcionó! Muchas gracias

wtffff no entiendo esto!

Simplemente seleccione su botón de clic y luego descargar, y complete una oferta para comenzar a descargar el libro electrónico. Si hay una encuesta, solo toma 5 minutos, pruebe cualquier encuesta que funcione para usted.


Mujeres poderosas

En la antigua Roma, las mujeres no tenían control sobre sus propias vidas. Todo fue elegido para ellos por sus padres, incluso con quién debían casarse. Cuando se casaron, sus maridos se encargaron de todo. No se les permitía votar, no podían poseer propiedades y no podían firmar contratos sin el permiso de un hombre. Las vírgenes vestales, por otro lado, eran tan respetadas en la ciudad que se les concedían derechos iguales a los hombres. Si un padre quería que su hija se convirtiera en una virgen vestal, en realidad era muy probable que quisieran que su hija creciera para tomar sus propias decisiones y tener una vida independiente.

A pesar de que tenían un deber con su trabajo, se les dio una posición respetada en la comunidad. Dondequiera que fueran, se les dio el trato VIP. Cuando fueron a ver eventos en el Coliseo, se les dieron algunos de los mejores asientos que generalmente estaban reservados para la realeza. Vivían a poca distancia del Foro Romano y se les permitía votar sobre cuestiones políticas como los hombres aristocráticos. También tenían la capacidad de perdonar a alguien por sus crímenes.

Las estatuas de las vírgenes vestales siguen en pie frente al Atrium Vestae. Crédito: Wikimedia Commons.

Atacar a una virgen vestal era uno de los peores crímenes que alguien podía cometer, porque eran vistos como una conexión directa con los dioses. Estaban protegidos dondequiera que fueran, y cualquiera que se atreviera a lastimarlos sería castigado de la peor manera. A diferencia de la mayoría de las otras mujeres en Roma, las vírgenes vestales pudieron vivir sus vidas sin miedo.

Todas las vírgenes vestales vivían en la Casa de las Vestales, y cada vez que se nombraba a una mujer nueva en el colegio, se creaba una estatua de mármol en su honor. Dado que el público podía pasar por delante de estas estatuas, y solo 18 mujeres obtuvieron el puesto en un momento dado, todas eran conocidas por su nombre. Cuando salían en público, eran tratados como superhéroes protegiendo el fuego sagrado.

Si bien nunca sabremos exactamente cómo era el complejo, esta ilustración se basa en registros del Atrium Vestae y la evidencia arqueológica dejada atrás. Crédito: Colegio de New Rochelle.


El destino de las mujeres solteras: ejemplos sorprendentes de la historia mundial # 160

La libertad es mejor esposo que el amor para muchos de nosotros ”, escribió Louisa May Alcott, autora de la gran novela estadounidense Mujercitas, en su anotación en el diario del Día de San Valentín de 1868. Alcott permaneció soltera toda su vida, al igual que Susan B. Anthony ( reformadora social y sufragista), Clara Barton (fundadora de la Cruz Roja) y Coco Chanel (icónica diseñadora de moda). Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, ha habido poco margen para las mujeres que no ocupan el papel tradicional. Pero nuestra era moderna ha visto el surgimiento de un nuevo y poderoso grupo demográfico a medida que las mujeres se casan cada vez menos, lo que les da libertad para centrarse en cosas como la carrera, la creatividad y el activismo, para lo que normalmente no tendrían tiempo porque estarían demasiado ocupadas. sacar bebés.

Si está soltero, incluso repentinamente, alégrese de que esta decisión o circunstancia tenga menos probabilidades que nunca de que lo quemen vivo, lo acusen de brujería o simplemente lo avergüencen de su existencia. ¡Ni siquiera tienes que convertirte en monja! En cambio, puede vivir cualquier tipo de vida que desee (al menos en teoría) e incluso convertirse en presidente. Siga leyendo para descubrir lo bueno, lo malo y lo brutal de la historia de las mujeres solteras.

India: suicidio ritual y monjas con la cabeza rapada
La notoria práctica de sati involucra a las viudas que mueren en las piras funerarias de sus maridos. La cultura antigua y compleja de la India otorga un gran valor a la devoción de una mujer por su marido, y se pensaba que seguirlo al más allá era la máxima expresión de esto. La intensa creencia religiosa santificó aún más el acto como garantía de un renacimiento favorable. Pero el hecho de que las mujeres solteras fueran vilipendiadas como cargas inútiles para la sociedad, condenándolas a una vida miserable de pobreza, también podría haber sido un fuerte incentivo para acabar con la propia vida. La historia indica que lo que comenzó como una práctica mayoritariamente voluntaria fue con demasiada frecuencia coaccionado. Hoy en día, la costumbre ha desaparecido en su mayor parte, y en 1987 la Ley de Prevención de Sati declaró ilegal cometerla, apoyarla o glorificarla.

En contraste con esto, un fenómeno maravilloso de la cultura india es que la tradición ascética, que renuncia a la vida familiar para dedicarse a la meditación, el yoga y otras prácticas espirituales, siempre ha estado abierta tanto a las mujeres como a los hombres. Esto se ve tanto en los textos antiguos como en los tiempos modernos. Desde las sadhvis hindúes con rastas y manchadas de ceniza hasta las monjas budistas con la cabeza rapada y túnicas ocre, se reconoce que las mujeres tienen tanto derecho y potencial para alcanzar el máximo logro espiritual como los hombres.

Vírgenes vestales de Roma
Uno de los miembros más honrados del antiguo Imperio Romano fue la sacerdotisa vestal. Seleccionada a una edad temprana, fue alejada de su familia para llevar una vida de santa castidad apoyada por el estado. Liberadas de los deberes normales del matrimonio y la maternidad, las vestales funcionaban como cuidadoras rituales de toda la sociedad romana cuidando el fuego sagrado, que no podía apagarse o la calamidad seguramente seguiría, y presidiendo importantes ocasiones religiosas y sociales. Vestidas con fluidas túnicas blancas, las vestales eran símbolos de divinidad y pureza, iban de un lado a otro con grandes escoltas, y dañarlas implicaba la pena de muerte. Incluso podrían liberar a los prisioneros y esclavos simplemente tocándolos. ¿La baja? Si dejaban que el fuego sagrado se apagara o rompían sus votos de castidad, o tal vez eran acusados ​​falsamente como chivos expiatorios en tiempos de crisis, los enterraban vivos en cámaras especiales equipadas con sofá, lámpara y comida para algunos días, que era la única forma de ejecutarlos sin “dañar” su persona. Al menos una vestal histórica se libró de los cargos de fornicación llevando agua en un colador, un milagro que demostró que los dioses eran testigos de su virtud.

Guerreros vikingos y herederas
En la década de 1880, se realizó una excavación en la tumba del siglo X de un guerrero de alto rango encontrada en el asentamiento Birka Viking en Suecia. La tumba única contenía armamento superior, los huesos de dos caballos, un uniforme elegante y un juego de juegos que sugería un papel de mando. Incluso la ubicación de la tumba, marcada por una gran roca y visible tanto desde la ciudad como desde el mar, sugirió a una persona de gran importancia. Naturalmente, se asumió que era un hombre. Pero un siglo después, un científico que analizaba los huesos —una mujer, por supuesto— se dio cuenta de que la pelvis se veía claramente femenina. Sus hallazgos generaron escepticismo y reacciones violentas, pero luego se demostró de manera concluyente que esta reconocida guerrera era efectivamente una mujer. Nunca sabremos su estado civil, pero quizás era una baugrygr: una mujer soltera en la época vikinga que sucedió a su padre o hermano como cabeza de familia, ejerciendo todos los derechos, privilegios y deberes de ese puesto. Aunque la mayoría de las mujeres en la antigua Escandinavia ocupaban el papel tradicional de madres y amas de campo, tenían considerablemente más derechos legales que sus contemporáneas, incluso cuando eran solteras.

¿Mujeres sabias o brujas?
Las mujeres han sido chamanes, magos populares y curanderos a lo largo de la historia de la humanidad. Estudios recientes de pinturas rupestres prehistóricas encontraron que las tres cuartas partes de las huellas de manos estarcidas eran femeninas, lo que llevó a los investigadores a preguntarse sobre el papel de los artistas: ¿estaban usando magia para garantizar una buena caza? Tanto la evidencia arqueológica como la tradición viva muestran que han existido figuras espirituales femeninas en sociedades tribales de todo el mundo, desde Corea hasta África, desde el Amazonas hasta Siberia. Los nativos americanos honraron particularmente a sus curanderas como sanadoras y comunicadoras con el Gran Espíritu, permitiéndoles vivir solas y recolectar hierbas en paz sin el estigma que lamentablemente ha rodeado a tantas mujeres que no se ajustan a los roles familiares "normales".

Por el contrario, la conexión entre las mujeres y lo sobrenatural tomó su giro más feo en los horrores de la Inquisición y los Juicios de Brujas de Salem. Se pensaba que las mujeres tenían una debilidad moral inherente que las hacía más fácilmente tentadas (piense en Eva arrancando el fruto prohibido) para que pudieran ser perseguidas, incluso ejecutadas, con el mero susurro de que estaban aliadas con el diablo. Con demasiada frecuencia, las víctimas eran las viudas, las solteronas y las marginadas por la pobreza.

Todos saludan a la bebé-mamá: madres solteras en la oficina
Jacinta Ardern es la tercera mujer en convertirse en primera ministra de Nueva Zelanda (¡tomen nota de Estados Unidos!) Y es la primera en quedar embarazada en el cargo. Además, permanece soltera, aunque ella y su pareja de toda la vida, Clarke Gayford, se comprometieron recientemente. Cuando Ardern tuvo una niña el 21 de junio de 2018, se convirtió en la segunda jefa de gobierno electa en dar a luz mientras estaba en el cargo (la otra fue la primera ministra paquistaní Benazir Bhutto en 1990).

Tan notable e inspirador como esto es, una madre soltera en Islandia se convirtió en la primera mujer presidenta del mundo en 1980. Vigdis Finnbogadóttir era una divorciada que, sin embargo, deseaba tener hijos e insistía en su derecho a adoptar a pesar de haber sido rechazada inicialmente por ser soltera. Solo podemos imaginar cómo la niña que se convirtió en su hija debe haberse sentido tan orgullosa de la fuerza de su madre, y la población islandesa también estaba complacida con Vigdis: fue reelegida tres veces.


La violación de Lucrecia y cómo abolió la monarquía en la antigua Roma

La violación de Lucrecia por Sextus Tarquinius condujo a una importante transición en el gobierno romano. El gobierno del reino bajo las manos del último rey de Roma Lucius Tarquinius Superbus se vio obligado a instituir un gobierno de la república en Roma.

La gran mayoría de historiadores cree que la historia de Lucrecia no es un mito sino una leyenda histórica y formó una parte importante del folclore romano. Según el antiguo historiador Livy, el asalto sexual de Lucretia seguido de su suicidio llevó a la caída del gobierno monárquico en Roma e introdujo la república romana en escena.

Lucrecia era la esposa del cónsul romano Lucius Tarquinius Collatinus. Cuando Sextus Tarquinius (Tarquin) fue recibido con gran hospitalidad en la casa de Lucius Tarquinius, violó a Lucretia mientras su marido estaba en el asedio. Otra versión de la narrativa fue cuando Tarquin y Collatinus fueron a una fiesta de vinos y por la noche Tarquin se quedó en casa de Collatinus. Tarquino se aprovechó astutamente de la situación y violó a Lucretia.

Según la versión de Livy, Lucretia le pidió a su esposo Collatinus y a su padre un testigo para castigar al delincuente por el atroz crimen cometido. Lucretia hizo el juramento de venganza -

"Prométeme tu palabra solemne de que el adúltero no quedará sin castigo".

Al discutir este asunto, Lucretia tomó una daga, la apuñaló y murió. Su cadáver fue llevado al Foro Romano, y Bruto, uno de los testigos, pidió a las otras familias de la clase dominante de Roma que formaran un comité y castigaran a Tarquino por el crimen cometido.

La violación de Lucrecia demolió el dominio de la monarquía en Roma y dio origen a elecciones generales y votaciones.. El incidente de Lucretia revolucionó el antiguo reino romano y la historia de Lucretia se hizo famosa en el arte y la literatura renacentistas. La violación de Lucrecia fue un poema escrito por William Shakespeare en 1594. El momento de violación o suicidio de Lucretia fue retratado visualmente por artistas del Renacimiento.


Compartiendo el amor

Las vestales no fueron las únicas que disfrutaron de su estatus especial. Los miembros de la familia a menudo recibían beneficios gracias a sus parientes famosos.

Las niñas podrían actuar como intercesoras de los miembros de la familia, lo que podría ser útil si te encuentras en un aprieto. Además de eso, había un prestigio que lo acompañaba.

Sería como si alguien dijera hoy que está relacionado con Brad Pitt o Cate Blanchett. Una Vestal en el árbol genealógico otorgó a los parientes el derecho de fanfarronear, incluso después de su muerte.

Gracias a su naturaleza sagrada, la gente común también podría beneficiarse de las vírgenes. Cualquier criminal condenado que llamara la atención de una vestal en su camino a la ejecución se salvaría.

Sin embargo, eso no significaba que pudieras volverte loco. Si pasaba por debajo de la litera sobre la que se transportaba una vestal, se enfrentaría a una muerte repentina e incluso instantánea, criminal o no.


Contenido

Orígenes Editar

El Templo de Vesta fue construido por primera vez por Numa Pompilius, que fue el segundo rey de Roma. Durante su tiempo en el poder, también construyó la Regia original y la Casa de las Vírgenes Vestales y fundó la orden de las Vestales. [3] Vesta era la diosa patrona del hogar doméstico. En honor a Vesta, las Vestales cultivarían grano sagrado para quemarlo en el sagrado corazón del templo. [2] Los romanos creían que el fuego sagrado de Vesta estaba estrechamente relacionado con la fortuna de la ciudad. Creían que la extinción del fuego provocaría un desastre en Roma. [4]

La vida en el templo de Vesta Editar

El templo de Vesta fue atendido por las vírgenes vestales. Las Vírgenes Vestales eran mujeres aristocráticas nacidas libres que habían jurado celibato en su servicio a Vesta. [5] El juramento de virginidad de las vestales durante su mandato de 30 años fue lo que las distinguió de otras mujeres romanas. Si bien la castidad hasta el matrimonio se consideraba apropiada en Roma, el celibato a largo plazo no era típico, ya que generalmente se esperaba que las mujeres dieran a luz herederos para sus maridos. [6] Si una virgen vestal se volvía impura, se consideraba una ruptura entre Roma y sus dioses. Los romanos creían que tal desconexión entre sus dioses conduciría a pestilencias, tragedias o derrotas militares. [6] Las vestales también estaban obligadas a servir a la diosa Vesta y atendieron el fuego sagrado de Vesta desde la niñez hasta la madurez. Una virgen vestal tenía un mandato que normalmente duraba entre los 6 y los 36 años, momento en el que una virgen vestal tenía la capacidad de dejar el sacerdocio y casarse. La mayoría de las mujeres optaron por permanecer dentro del sacerdocio después de que terminó su mandato. Esta decisión de permanecer en el sacerdocio puede haber sido el resultado del respeto y los privilegios sociales que provenían de su posición. La mayoría eligió pasar toda su vida como sacerdotisa.

Las Vírgenes Vestales estaban sujetas a reglas estrictas y duros castigos. Por fechorías menores, las vestales estaban sujetas a ser azotadas con varas. Por delitos más graves, como tener relaciones sexuales o permitir que se apagara el fuego sagrado, las vestales fueron condenadas a ser enterradas en una celda subterránea y dejadas morir con poca comida o agua. [5] Las vírgenes vestales también podrían ser castigadas si algo malo le sucedía a Roma. Si una Virgen vestal rompía su juramento de celibato, la conexión de Roma con los dioses se consideraba rota, lo que resultaba en que Roma fuera castigada por los dioses. La creencia de que la pureza de una vestal estaba relacionada con el destino de Roma hizo que algunas vírgenes vestales fueran acusadas de romper sus juramentos y castigadas cuando la tragedia golpeó a Roma. Un ejemplo de ello tuvo lugar en el 114 a. C., cuando Helvia, la virgen hija de L. Helvius, murió a causa de un rayo. La muerte de Helvia se interpretó como una señal de que había problemas en el Templo de Vesta. Tres Vírgenes Vestales fueron condenadas a muerte por romper su juramento y ser impúdicas. [6] Las Vírgenes Vestales eran vigiladas de cerca y castigadas duramente cuando rompían sus juramentos o cuando se sospechaba que habían roto sus juramentos. Sin embargo, el respeto y los privilegios sociales que provenían de su puesto alentaron a muchos a permanecer en el sacerdocio.

Edificio Editar

El templo de Vesta era único en su diseño, ya que era redondo en lugar de rectangular como muchos otros templos. La forma circular de los templos de Vesta se basó en la cabaña redonda primitiva. [3] Algunos investigadores sostienen que la huella circular del Templo de Vesta estaba destinada a simbolizar la tierra y el techo abovedado simbolizaba los cielos. [7] Todos los templos de Vesta eran redondos y tenían entradas orientadas al este para mejorar la conexión entre el fuego de Vesta y el sol como fuentes de vida. El Templo de Vesta representa el sitio de una antigua actividad religiosa que se remonta al siglo VII a. C. [3]

Los arqueólogos han descubierto que el templo de Vesta se construyó sobre una base circular. Rodeando el exterior del templo había veinte columnas estriadas. Cada columna tenía 0,52 metros de diámetro con una base de 1,6 metros de circunferencia. Las columnas estaban rematadas con capitel corintio. El radio del templo era de unos 6,19 metros. Esto medía desde la línea exterior del arquitrabe hasta la mitad del templo. El muro interior tiene un espesor de 0,60 metros y el diámetro del interior del templo es de 8,6 metros. El templo estaba en una plataforma alta y anchos escalones conducían a la entrada. [2]

Ubicación Editar

Fue una de las primeras estructuras ubicadas en el Foro Romano, aunque su reencarnación final fue el resultado de una reconstrucción posterior. En lugar de una estatua de culto en el cella, había un hogar que sostenía la llama sagrada. [7] El templo fue el almacén de los testamentos y documentos legales de los senadores romanos y objetos de culto como el Palladium. El Paladio era una estatua de Atenea (Minerva romana) que se cree que fue traída por Eneas de Troya. Se consideró que la estatua era una de las Pignora Imperii, o promesas del imperio, de la Antigua Roma. El templo se cerró durante la persecución de los paganos a finales del Imperio Romano en el siglo IV. [7] El Templo de Vesta, el Atrio de las Vírgenes Vestales (Casa de las Vírgenes Vestales) y la Regia son la evidencia más temprana del Culto de Vesta. El Templo original de Vesta se encontraba en el extremo este del foro cerca de la casa de las Vírgenes Vestales y la Regia. Más allá de ese grupo de edificios está la Via Sacra (Camino Sagrado) que corría cuesta arriba. [8] Este grupo de edificios fue destruido en el incendio de Nerón. En 575 a. C., el templo fue reconstruido en su ubicación actual. [2]

Reconstrucciones / Deconstrucciones del Templo en la Antigüedad Editar

El templo fue reconstruido muchas veces porque fue destruido muchas veces. La primera destrucción del templo fue por los galos en 390 a. C. Livy registra que después de que los galos incendiaran el templo, pronto regresaron y descubrieron que las vestales habían reavivado su fuego sagrado entre las ruinas del templo. Según Ovidio, la segunda destrucción en el 241 a. C. pudo haber comenzado debido al incendio del templo mismo. Durante el incendio, las Vestales no pudieron recoger los objetos de culto y fueron destruidos junto con el Templo de Vesta. [7] Lucius Caecilius Metellus, el Pontifex Maximus en ese momento, entró en el templo en llamas para salvar el paladio. Lucius Caecilius fue cegado por las llamas y se creía que esto era el resultado de que él rompió la tradición del templo que impide la entrada a los hombres. [3] Los incendios también volvieron a ocurrir en 210 a. C. y nuevamente a principios del siglo I a. C. El templo fue reconstruido nuevamente durante los reinados de Augusto y Nerón. Finalmente, se quemó en 191 d.C. y fue reconstruido por última vez durante el reinado de Septimio Severo. [3]


Bibliografía comentada

Abbott, Elizabeth. Historia del celibato. Cambridge, MA: Da Capa Press, 2001.
Elizabeth Abbott es decana de mujeres en el Trinity College de Toronto y es una periodista experimentada con un título de doctrina en Historia. Ella ha escrito este libro que está dedicado a las personas que practican el celibato a lo largo de la historia. Cubre información desde la historia romana sobre las vírgenes vestales hasta los atletas célibes de hoy. Cuando Abbott habla sobre la vida de las Vírgenes Vestales, da una buena historia de su profesión y su promesa de castidad. También incluye a las vírgenes que fueron atrapadas no siendo célibes y su castigo con la muerte. Este libro es una buena fuente para los jóvenes estudiantes interesados ​​en la vida de los celebrantes a lo largo de la historia y para cualquiera que esté interesado en la vida célibe de las vírgenes vestales.

Baird, Rod. Vírgenes vestimentas Rutas ancestrales. (2001-2004) & lthttp: //www.ancientroute.com/religion/Relig-Subj/vestals.htm> (18 de diciembre de 2005).
Este sitio web dedicado a descubrir la historia del Mediterráneo antiguo y este sitio analiza esta historia desde el comienzo de la escritura hasta el 400 a. C. que incluye la caída de los romanos, el cristianismo y el comienzo de la religión islámica. Para explorar este sitio, Baird crea una `` ruta comercial antigua '' para ayudar a visitar cada página en orden cronológico de la historia. La página dedicada a la historia de las vestales ofrece mucha información, incluida la Diosa Vesta, los roles, las reglas, los castigos y las libertades de una vestal virgen. Este sitio es realmente bueno para que un estudiante obtenga información y fotos sobre la historia romana antigua. No hay mucho análisis histórico, solo hechos de eventos específicos y personas en la historia.

Dashu, Max. `` La persecución romana: las vestales ''. Las historias suprimidas archivan a las mujeres en perspectivas globales. (2000) y lthttp: //www.suppressedhistories.net/secret_history/roman_persecution.html> (18 de diciembre de 2005).
Max Dashu crea este sitio web con el propósito de hacer sus numerosas Presentaciones históricas que ofrece en todo el mundo, para que todos las vean. Se centra en la historia internacional de la mujer. Profundizar en los roles de la realidad, la esclavitud, la política y la sociedad. Cuando habla de la historia de las vírgenes vestales, explica el papel de la vestal, pero también las diferentes persecuciones de vírgenes individuales que tuvieron lugar en la antigua Roma. Este sitio web es bueno para estudiantes que buscan aprender sobre la historia de las mujeres en la historia. Proporciona información respaldada por fuentes, fotos y enlaces a otros sitios web.

Lefkowitz, Mary R. y Frant Maureen B. Vestal Virgins. La vida de las mujeres en Grecia y Roma. (1992) & lthttp: //www.stoa.org/diotima/anthology/wlgr/wlgr-religion408.shtml#ag> (18 de diciembre de 2005).
Esta fuente en línea ofrece un resumen de los eventos del libro La vida de las mujeres en Grecia y Roma. Los eventos en esta página están relacionados específicamente con la vida de las vírgenes vestales. La fuente explica por qué han sido seleccionados y las tareas que deben realizar a diario durante su servicio. También informan al lector sobre el proceso de su pena de muerte si son sorprendidos en un acto que les está prohibido realizar. Esta página es una buena fuente, pero en realidad es solo informativa para el libro. Esto puede ayudar a una persona que está buscando los puntos principales que pertenecen a la vida de las mujeres en Grecia y Roma.

Seindal, Rene. `` Vestales: el único sacerdocio femenino en Roma ''. Artículos breves sobre religión y mitología romanas sobre divinidades, mitos y asuntos religiosos. (1999-2005) & lthttp: //sights.seindal.dk/sight/318_Vestals.html> (18 de diciembre de 2005).
Rene Seindal, que ha estudiado y dominado historia, italiano e informática en la Universidad de Copenhague, ha creado este sitio web como un pasatiempo para compartir con cualquiera. Este sitio web está dedicado principalmente a las diferentes fotos que se han tomado en una variedad de lugares en Italia y Dinamarca. También brinda amplia información de diferentes lugares, objetos y personas romanas que vivieron en las épocas de la mitología. Este sitio sería ideal para cualquiera que quiera aprender y ver imágenes sobre la mitología romana, incluida la vida de las vestales.

Scheid, John. Introducción a la religión romana. Traducido por Janet Lloyd. Bloomington, IN: Indiana University Press, 2003.
John Scheid, autor respetado de las religiones romanas, es profesor en el College de France. Una introducción a la religión romana da una idea de la idea de Scheid de cuáles son los aspectos vitales de la religión romana. Ha formado una variedad de investigaciones críticas de ceremonias y costumbres detalladas de las muchas religiones a lo largo de la historia romana, incluidos los roles religiosos de las vírgenes vestales. La traducción, en la que Mary Beard ha ayudado hábilmente a Janet Lloyd, es maravillosamente clara. Janet Lloyd traduce esta gran pieza de fuente útil de manera muy comprensible. Esta fuente puede ser excelente en cualquier universidad y también se puede utilizar como herramienta de enseñanza porque cubre las diferentes costumbres y rituales que se realizaron en la historia romana.

Grapas, Ariadne. De la buena diosa a las vírgenes vestales: sexo y categoría en la religión romana. Londres: Routledge, 1998.
Ariadne Staples observa en From Good Goddess to Vestal Virgins cómo las mujeres en la historia romana eran reconocidas por ellas solas y por los hombres con quienes interactuaban. Las mujeres desempeñaron papeles vitales al participar públicamente en los rituales religiosos romanos. De Buena Diosa a Vírgenes Vestales sostiene que el ceremonial religioso y la responsabilidad ejercida por las mujeres romanas eran imperativos para centralizarlas sexualmente. Entra en más detalles de que estas categorías sexuales se entrelazan con otra cultura romana que incluye la política y la cultura. Staples ofrece un gran análisis de la sociedad romana y las mujeres que se mantienen independientes a lo largo de su historia.

Worsfold, T. Cato. Historia de las Vírgenes Vestales de Roma. Editorial Kessinger, 1942.
Este libro, Historia de las Vírgenes Vestales de Roma, de Cato Worsfold ofrece una gran cantidad de detalles sobre la historia de las Vírgenes Vestales Romanas. Incluye cómo se formaron y su importancia en la sociedad romana. Entra en más detalles sobre sus reglas y regulaciones y lo que sucedería si se rompen, menciona el símbolo de su código de vestimenta y su estilo de vida. Por último, explica el final de las Vírgenes Vestales en la historia romana. Este es un gran libro para un estudiante que esté interesado en conocer una biografía en profundidad de estas mujeres específicas en la historia.


El destino precario de las vírgenes vestales de Roma - Historia

Las vírgenes vestales eran ampliamente respetadas por la gente de Roma. Las vestales eran asientos reservados en eventos públicos. Emperadores como Augusto nunca dejaron de mencionar a las Vestales cuando hablaban en público. Políticamente, las vestales pudieron ejercer influencia sobre el gobierno romano. Esta influencia política fue particularmente importante durante una época en que las mujeres no podían votar ni ocupar cargos públicos y, en general, se las mantenía alejadas de la vida pública.

Según la tradición, la orden de las vestales fue establecida por el segundo rey de Roma, Numa Pompilio (reinó entre 717 y 673 a. C.). Las vestales siguieron siendo una orden muy respetada ya que la República Romana se estableció en 509 a. C. y cuando Augusto marcó el comienzo de la era del Imperio Romano después del 30 a. C. No fue hasta que el cristianismo dominó Roma que los grupos religiosos paganos (o cultos, como se les llama comúnmente), como las Vírgenes Vestales, se vieron amenazados.

En 313 EC, el emperador Constantino otorgó tolerancia religiosa a los cristianos a través del Edicto de Milán. El propio emperador se convirtió al cristianismo en su lecho de muerte. En 380 EC, el emperador Teodosio I hizo del cristianismo la religión oficial de Roma. En 394 EC, Teodosio I ordenó que el fuego sagrado finalmente se extinguiera, y las Vírgenes Vestales se disolvieron.


Ver el vídeo: Quiénes eran las vírgenes vestales? (Octubre 2021).