Podcasts de historia

Tratado de Neuilly y Protocolo de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón. - Historia

Tratado de Neuilly y Protocolo de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón. - Historia

[

Cuando un tratado de reaseguro sea nulo en virtud de este párrafo, habrá un ajuste de cuentas entre las partes con respecto tanto a las primas pagadas y por pagar como a las responsabilidades por pérdidas con respecto a los riesgos de vida o marítimos que se habían asociado antes de la guerra. En el caso de riesgos distintos de los mencionados en los párrafos 11 a 18, el ajuste de las cuentas se efectuará en la fecha en que las partes se conviertan en enemigas sin tener en cuenta las reclamaciones por pérdidas que puedan haber ocurrido desde esa fecha.

21.

Lo dispuesto en el párrafo anterior se extenderá igualmente a los reaseguros existentes en la fecha en que las partes se conviertan en enemigas de riesgos particulares asumidos por el asegurador en un contrato de seguro contra cualquier riesgo distinto de los riesgos de vida o marítimos.

22.

Sigue en vigor el reaseguro de los riesgos de vida efectuados por contratos particulares y no bajo ningún tratado general.

23.

En el caso de un reaseguro efectuado antes de la guerra de un contrato de seguro marítimo, la cesión de un riesgo cedido al reasegurador, si se hubiera embargado antes del estallido de la guerra, seguirá siendo válida y se hará efectiva. al contrato a pesar del estallido de la guerra; las sumas adeudadas en virtud del contrato de reaseguro por concepto de primas o pérdidas serán recuperables después de la guerra.

24.

Las disposiciones de los párrafos 17 y 18 y la última parte del párrafo 16 se aplicarán a los contratos de reaseguro de riesgos marítimos.

SECCION VI.
TRIBUNAL ARBITRAL MIXTO.
ARTICULO 188.

(a) Dentro de los tres meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, se establecerá un Tribunal Arbitral Mixto entre cada una de las Potencias Aliadas y Asociadas, por una parte, y Bulgaria, por la otra: Cada uno de esos Tribunales estará integrado por tres miembros. Cada uno de los gobiernos interesados ​​nombrará a uno de estos miembros. El presidente será elegido de común acuerdo entre los dos gobiernos interesados.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, el Presidente del Tribunal y otras dos personas, cualquiera de las cuales, en caso de necesidad, podrá ocupar su lugar, serán elegidos por el Consejo de la Sociedad de Naciones o, hasta que se establezca, por M. Gustave Ador si está dispuesto. Estas personas serán nacionales de Potencias que hayan permanecido neutrales durante la guerra.

Si, en caso de que haya una vacante, un gobierno no procede en el plazo de un mes a nombrar a un miembro del Tribunal, según lo dispuesto anteriormente, dicho miembro será elegido por el otro gobierno de entre las dos personas mencionadas anteriormente, además del Presidente. .

La decisión de la mayoría de los miembros del Tribunal será la decisión del Tribunal.

(b) Los Tribunales Arbitrales Mixtos establecidos de conformidad con el párrafo (a) decidirán todas las cuestiones que sean de su competencia en virtud de las Secciones III, IV, V, Vll y VIII.

Además, todas las cuestiones, cualquiera que sea su naturaleza, relativas a los contratos celebrados antes de la entrada en vigor del presente Tratado entre nacionales de las Potencias Aliadas y Asociadas y nacionales búlgaros serán resueltas por el Tribunal Arbitral Mixto, salvo siempre las cuestiones que, en virtud del las leyes de los Poderes Aliados, Asociados o Neutrales, están dentro de la jurisdicción de los Tribunales Nacionales de esos Poderes. Tales cuestiones serán resueltas por los Tribunales Nacionales de que se trate, con exclusión del Tribunal J rbitral Mixto. La parte que sea nacional de una Potencia Aliada o Asociada podrá no obstante llevar el caso ante el Tribunal Arbitral Mixto si esto no está prohibido por las leyes de su país.

(c) Si el número de casos lo justifica, se nombrarán miembros adicionales y cada Tribunal Arbitral Mixto se reunirá en divisiones. Cada una de estas divisiones se constituirá como se indicó anteriormente.

(d) Cada Tribunal Arbitral Mixto resolverá su propio procedimiento, salvo que se disponga en el Anexo siguiente, y está facultado para adjudicar las sumas a pagar por el perdedor en concepto de costas y gastos del procedimiento.

(e) Cada Gobierno pagará la remuneración del miembro del Tribunal Arbitral Mixto designado por él y de cualquier agente que designe para representarlo ante el Tribunal. La remuneración del Presidente se determinará mediante acuerdo especial entre los Gobiernos interesados; y esta retribución y los gastos conjuntos de cada Tribunal serán pagados por los dos Gobiernos en mitades iguales.

(f) Las Altas Partes Contratantes acuerdan que sus Tribunales y Autoridades prestarán a los Tribunales Mixtos Arbitrales todos los auxilios que estén a su alcance, en particular en lo que respecta a la transmisión de notificaciones y la recolección de pruebas.

(g) Las Altas Partes Contratantes acuerdan considerar las decisiones del Tribunal Arbitral Mixto como definitivas y concluyentes, y hacerlas vinculantes para sus nacionales.

ANEXO.

1.

Si alguno de los miembros del Tribunal falleciera, se jubilara o no pudiera por cualquier motivo desempeñar sus funciones, para cubrir la vacante se seguirá el mismo procedimiento que se siguió para su nombramiento.

2.

El Tribunal podrá adoptar las reglas de procedimiento que se ajusten a la justicia y la equidad y decidir el orden y el momento en que cada parte debe concluir sus argumentos, y podrá organizar todas las formalidades necesarias para el tratamiento de la prueba.

3.

El agente y los abogados de las partes de cada lado están autorizados a presentar oralmente y por escrito al Tribunal argumentos en apoyo o defensa de cada caso.

4

El Tribunal llevará un registro de las cuestiones y casos presentados y de los procedimientos al respecto, con las fechas de dichos procedimientos.

5.

Cada una de las Potencias interesadas podrá nombrar un secretario. Estos secretarios actuarán conjuntamente como secretarios adjuntos del Tribunal y estarán sujetos a su dirección. El Tribunal puede nombrar y emplear a cualquier otro funcionario u oficiales necesarios para ayudar en el desempeño de sus funciones.

6.

El Tribunal decidirá todas las cuestiones y asuntos presentados sobre la base de las pruebas e información que puedan proporcionar las partes interesadas.

7.

Bulgaria se compromete a dar al Tribunal todas las facilidades e información que necesite para llevar a cabo sus investigaciones.

8.

El idioma en el que se desarrollarán los procedimientos será, a menos que se acuerde lo contrario, inglés, francés o italiano, según lo determine la Potencia Aliada o Asociada en cuestión.

9.

El lugar y la hora de las reuniones de cada Tribunal serán determinados por el Presidente del Tribunal.

ARTICULO 189.

Siempre que un tribunal competente haya dictado o dicte una decisión en un caso cubierto por las Secciones III, IV, V, Vll o Vlll, y dicha decisión sea incompatible con las disposiciones de dichas Secciones, la parte perjudicada por la decisión tendrá derecho a obtener una reparación, que será fijada por el Tribunal Arbitral Mixto. A solicitud del nacional de una Potencia Aliada o Asociada, la reparación podrá, siempre que sea posible, ser efectuada por el Tribunal Arbitral Mixto que ordene la sustitución de las partes en el puesto que ocuparon antes de que el tribunal búlgaro diera sentencia.

SECCION VII.
PROPIEDAD INDUSTRIAL.
ARTICULO 190

Sujeto a las estipulaciones del presente Tratado, los derechos de propiedad industrial, literaria y artística, tal como la definen los Convenios Internacionales de París y de Berna, mencionados en el Artículo 166, serán restablecidos o restaurados, a partir del próximo año. en vigor del presente Tratado, en los territorios de las Altas Partes Contratantes, a favor de las personas que tengan derecho a beneficiarse de ellas en el momento de iniciarse el estado de guerra, o de sus representantes legales. Igualmente, los derechos que, salvo la guerra, hubieran sido adquiridos durante la guerra como consecuencia de una solicitud de protección de la propiedad industrial o de la publicación de una obra literaria o artística, serán reconocidos y establecidos a favor de esas personas. quién habría tenido derecho a ello desde la entrada en vigor del presente Tratado.

No obstante, todos los actos realizados en virtud de las medidas especiales adoptadas durante la guerra bajo la autoridad legislativa, ejecutiva o administrativa de cualquier Potencia Aliada o Asociada en relación con los derechos de los nacionales búlgaros sobre la propiedad industrial, literaria o artística permanecerán en vigor y continuarán. para mantener su efecto completo.

Bulgaria o ciudadanos búlgaros no podrán presentar reclamaciones ni acciones con respecto al uso durante la guerra por parte del Gobierno de cualquier Potencia Aliada o Asociada, o por cualquier persona que actúe en nombre o con el consentimiento de dicho Gobierno, de cualquier derecho en propiedad industrial, literaria o artística, ni con respecto a la venta, oferta para la venta o uso de cualquier producto, artículo o aparato al que se apliquen dichos derechos.

Salvo que la legislación de cualquiera de las Potencias Aliadas o Asociadas vigente al momento de la firma del presente Tratado indique otra cosa, sumas adeudadas o pagadas en virtud de cualquier acto u operación que resulte de la ejecución de las medidas especiales mencionadas en el segundo. El párrafo de este artículo se tratará de la misma manera que las demás sumas adeudadas a los nacionales búlgaros se dirigen a ser tratadas por el presente Tratado; y las sumas producidas por cualquier medida especial adoptada por el Gobierno de Bulgaria con respecto a los derechos de propiedad industrial, literaria o artística pertenecientes a los nacionales de las Potencias Aliadas o Asociadas se considerarán y tratarán de la misma manera que otras deudas de ciudadanos búlgaros.

Cada una de las Potencias Aliadas y Asociadas se reserva el derecho de imponer tales limitaciones, condiciones o restricciones a los derechos de propiedad industrial, literaria o artística (con excepción de las marcas registradas) adquiridos antes o durante la guerra, o que puedan ser posteriormente. adquirido de conformidad con su legislación, por nacionales búlgaros, ya sea mediante la concesión de licencias, o mediante la explotación, o manteniendo el control sobre su explotación, o de cualquier otra forma que se considere necesaria para la defensa nacional o el interés público, o para asegurar el trato justo por parte de Bulgaria de los derechos de propiedad industrial, literaria y artística en posesión de sus nacionales en territorio búlgaro, o para asegurar el debido cumplimiento de todas las obligaciones asumidas por Bulgaria en el presente Tratado. En lo que respecta a los derechos de propiedad industrial, literaria y artística adquiridos con posterioridad a la entrada en vigor del presente Tratado, el derecho así reservado por las Potencias Aliadas y Asociadas sólo se ejercerá en los casos en que estas limitaciones, condiciones o restricciones se consideren necesarias para la defensa nacional. o en el interés público.

En caso de aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior por cualquier Potencia Aliada o Asociada, se pagarán indemnizaciones o regalías razonables, que se tratarán de la misma forma que las demás sumas adeudadas a los nacionales búlgaros. con el presente Tratado.

Cada una de las Potencias Aliadas o Asociadas se reserva el derecho de considerar nula y sin efecto cualquier transferencia, total o parcial, u otra relacionada con los derechos de o con respecto a la propiedad industrial, literaria o artística efectuada después del 1 de agosto de 1914, o en el futuro, lo que tendría como resultado la derrota de los objetos de lo dispuesto en este artículo.

Las disposiciones de este artículo no se aplicarán a los derechos de propiedad industrial, literaria o artística que hayan sido tratados en la liquidación de negocios o empresas en virtud de la legislación de guerra por las Potencias Aliadas o Asociadas, o que puedan ser tratados en virtud del Artículo 177, párrafo (b).

ARTICULO 191.

Se otorgará a los nacionales de las Altas Partes Contratantes un mínimo de un año después de la entrada en vigor del presente Tratado, sin prórrogas u otra sanción, para que dichas personas puedan realizar cualquier acto, cumplir cualquier formalidad, pagar cualquier honorarios y, en general, satisfacer cualquier obligación prescrita por las leyes o reglamentos de los respectivos Estados en relación con la obtención, conservación u oposición de derechos a, o con respecto a, propiedad industrial ya sea adquirida antes del 1 de agosto de 1914, o que, excepto por la guerra , pudo haber sido adquirido desde esa fecha como resultado de una solicitud realizada antes de la guerra o durante su continuación; pero nada en este Artículo dará derecho a reabrir procedimientos de interferencia en los Estados Unidos de América donde se ha llevado a cabo una audiencia final.

Todos los derechos en, o con respecto a, dicha propiedad que puedan haber caducado debido a cualquier incumplimiento de cualquier acto, cumplimiento de cualquier formalidad o pago, revivirán, pero sujeto en el caso de patentes y diseños a la imposición de las condiciones que cada Potencia Aliada o Asociada considere razonablemente necesarias para la protección de las personas que han fabricado o hecho uso del objeto de dicha propiedad mientras los derechos habían caducado. Además, cuando los derechos sobre patentes o diseños pertenecientes a ciudadanos búlgaros revivan en virtud del presente artículo, estarán sujetos, con respecto a la concesión de licencias, a las mismas disposiciones que les hubieran sido aplicables durante la guerra, así como a todas las disposiciones del presente Tratado.

El período desde el 1 de agosto de 1914 hasta la entrada en vigor del presente Tratado quedará excluido al considerar el tiempo dentro del cual una patente debe ser trabajada o una marca o diseño usado, y además se acuerda que ninguna patente, registrada La marca comercial o el diseño en vigor el 1 de agosto de 1914, estarán sujetos a revocación o cancelación por la única razón de la falta de explotación de dicha patente o el uso de dicha marca comercial o diseño durante dos años después de la entrada en vigor del presente Tratado. .

ARTICULO 192.

No se entablarán acciones ni reclamarán personas que residan o realicen negocios dentro de los territorios de Bulgaria, por una parte, y de las Potencias aliadas o asociadas, por otra, o personas que sean nacionales de dichas Potencias, respectivamente, o por cualquiera que durante la guerra derive un título de tales personas, en razón de cualquier acción que haya tenido lugar dentro del territorio de la otra parte entre la fecha de existencia de un estado de guerra y la fecha de entrada en vigor del presente Tratado, lo que pudiera constituir una vulneración de los derechos de propiedad industrial o de los derechos de propiedad literaria y artística, existentes en cualquier momento de la guerra o revividos en virtud de lo dispuesto en el artículo 191.

Igualmente, no se admitirá en ningún momento ninguna acción por infracción de los derechos de propiedad industrial, literaria o artística por parte de tales personas con respecto a la venta u oferta para la venta por un período de un año después de la firma del presente Tratado en los territorios de la República Dominicana. Potencias aliadas o asociadas por un lado o Bulgaria por el otro, de productos o artículos fabricados, o de obras literarias o artísticas publicadas, durante el período comprendido entre la existencia de un estado de guerra y la firma del presente Tratado, o contra aquellos quienes los han adquirido y continúan usándolos. Se entiende, sin embargo, que esta disposición no se aplicará cuando el poseedor de los derechos estuviera domiciliado o tuviera un establecimiento industrial o comercial en los distritos ocupados por Bulgaria durante la guerra.

Este artículo no se aplicará entre los Estados Unidos de América, por una parte, y Bulgaria, por otra.

ARTICULO 193.

Las licencias relativas a la propiedad industrial, literaria o artística concluidas antes de la guerra entre nacionales de las Potencias Aliadas o Asociadas o personas que residan en su territorio o realicen negocios en él, por una parte, y nacionales búlgaros, por otra, serán Se considerará cancelado a partir de la fecha de existencia de un estado de guerra entre Bulgaria y la Potencia Aliada o Asociada. Pero, en todo caso, el antiguo beneficiario de un contrato de esta naturaleza tendrá derecho, en el plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, a exigir al titular de los derechos la concesión de una nueva licencia. , cuyas condiciones, a falta de acuerdo entre las partes, serán fijadas por el tribunal debidamente calificado en el país bajo cuya legislación se hayan adquirido los derechos, excepto en el caso de licencias poseídas con respecto a derechos adquiridos bajo la ley búlgara. En tales casos, las condiciones serán fijadas por el Tribunal Arbitral Mixto a que se refiere la Sección Vl de esta Parte. El tribunal podrá, si es necesario, fijar también la cantidad que estime justa que debe pagarse en razón del uso de los derechos durante la guerra.

Ninguna licencia con respecto a la propiedad industrial, literaria o artística otorgada bajo la legislación especial de guerra. así otorgada al beneficiario anterior de una licencia suscrita antes de la guerra se considerará como sustituta de dicha licencia.

Si durante la guerra se hubieran abonado sumas en virtud de una licencia o convenio celebrado antes de la guerra en materia de derechos de propiedad industrial o para la reproducción o representación de obras literarias, dramáticas o artísticas, estas sumas se tratarán en el mismo. manera como otras deudas o créditos de nacionales búlgaros, según lo dispuesto por el presente Tratado.

Este artículo no se aplicará entre los Estados Unidos de América, por una parte, y Bulgaria, por otra.

ARTICULO 194.

Los habitantes de los territorios transferidos en virtud del presente Tratado continuarán disfrutando en Bulgaria de todos los derechos de propiedad industrial, literaria y artística que les correspondía en virtud de la legislación búlgara en el momento de la transferir.

Se reconocerán los derechos de propiedad industrial, literaria y artística que estén en vigor en los territorios transferidos en virtud del presente Tratado en el momento de su transferencia desde Bulgaria, o que serán restablecidos o restaurados de conformidad con las disposiciones del artículo 190. por el Estado al que se transfiere dicho territorio y permanecerá en vigor en ese territorio durante el mismo período de tiempo que les otorga la legislación búlgara.

ARTICULO 195.

Una convención especial determinará todas las cuestiones relativas a los archivos, registros y copias en relación con la protección de la propiedad industrial, literaria o artística, y fijará su eventual transmisión o comunicación por las Oficinas búlgaras a las Oficinas de los Estados a los que se dirige el territorio búlgaro. transferido.

SECCION VIII.
DISPOSICIONES ESPECIALES RELATIVAS AL TERRITORIO TRANSFERIDO.
ARTICULO 196.

De las personas físicas y jurídicas anteriormente nacionales de Bulgaria, las que adquieran ipsofacto en virtud del presente Tratado, la nacionalidad de una Potencia Aliada o Asociada se designan en las disposiciones que siguen con la expresión "ex nacionales de Bulgaria", el resto se designa con la expresión " Ciudadanos búlgaros ".

ARTICULO 197.

El Gobierno búlgaro restituirá sin demora a los antiguos ciudadanos búlgaros sus bienes, derechos e intereses situados en territorio búlgaro. Dichos bienes, derechos e intereses serán restituidos libres de cualquier cargo o impuesto establecido o aumentado desde el 29 de septiembre de 1918.

La cantidad de impuestos e impuestos sobre el capital que se hayan recaudado o aumentado sobre la propiedad, los derechos y los intereses de los antiguos ciudadanos búlgaros desde el 29 de septiembre de 1918, o que se recaudarán o aumentarán hasta la restitución de conformidad con las disposiciones del presente Tratado. o, en el caso de bienes, derechos e intereses que no hayan sido sometidos a medidas excepcionales de guerra, hasta tres meses después de la entrada en vigor del presente Tratado, serán devueltos a los propietarios.

La propiedad, los derechos y los intereses restaurados no estarán sujetos a ningún impuesto recaudado con respecto a cualquier otra propiedad o cualquier otro negocio propiedad de la misma persona después de que dicha propiedad haya sido removida de Bulgaria, o que dicho negocio haya dejado de realizarse allí. .

Si se han pagado impuestos de cualquier tipo con anticipación con respecto a la propiedad, derechos e intereses retirados de Bulgaria, la proporción de dichos impuestos pagados por cualquier período posterior a la eliminación de la propiedad, derechos e intereses en cuestión se devolverá a los propietarios. .

Los legados, donaciones y fondos otorgados o establecidos en Bulgaria en beneficio de ex nacionales búlgaros serán colocados por Bulgaria, en la medida en que los fondos en cuestión se encuentren en su territorio, a disposición de la Potencia Aliada o Asociada de la cual las personas en cuestión Son ahora nacionales, en el estado en que se encontraban estos fondos el 20 de septiembre de 1915, teniendo en cuenta los pagos debidamente efectuados para los fines del Fideicomiso.

ARTICULO 198.

Se mantendrán todos los contratos entre antiguos nacionales búlgaros, por una parte, y búlgaros o nacionales búlgaros, por la otra parte, celebrados antes del 29 de septiembre de 1918 y que estuvieran en vigor en esa fecha.

No obstante, cualquier contrato del cual el Gobierno de la Potencia Aliada o Asociada cuya nacionalidad haya adquirido el ex nacional búlgaro que es parte en el contrato notificará la cancelación, hecha en interés general, a Bulgaria dentro de un período de seis meses desde el que entre en vigor el presente Tratado, será anulado, excepto con respecto a cualquier deuda u otra obligación pecuniaria que surja de cualquier acto realizado o dinero pagado en virtud del mismo.

La cancelación mencionada anteriormente no se realizará en ningún caso cuando el nacional búlgaro que sea parte del contrato haya recibido permiso para residir en el territorio transferido a la Potencia Aliada o Asociada en cuestión.

ARTICULO 199.

Si la nulidad prevista en el artículo 52 ocasionara perjuicio sustancial a una de las partes, el Tribunal Arbitral Mixto previsto en la fracción VI de esta Parte estará facultado para otorgar a la parte perjudicada una indemnización calculada únicamente sobre el capital empleado, sin tener en cuenta la pérdida de beneficios.
ARTICULO 200.

Con respecto a las prescripciones, limitaciones y confiscaciones en el territorio transferido desde Bulgaria, se aplicará lo dispuesto en los artículos 183 y 184 sustituyendo la expresión "fecha de aparición de la expresión", que será fijada por decisión administrativa de cada Aliado o Potencia Asociada, en la cual las relaciones entre las partes resultaron imposibles de hecho o de derecho ", y por la expresión" duración de la guerra "de la expresión" período comprendido entre la fecha arriba indicada y la de la entrada en vigor del presente Tratado ". "

. ARTICULO 201.

Bulgaria se compromete a reconocer, en la medida en que sea posible, cualquier acuerdo o convención que se haya celebrado o se celebre entre las Potencias Aliadas y Asociadas con el fin de salvaguardar los derechos e intereses de los nacionales de estas Potencias interesados ​​en empresas. o asociaciones constituidas de acuerdo con las leyes de Bulgaria, que ejercen cualquier actividad en los territorios transferidos. Se compromete a facilitar todas las gestiones de traspaso, a restituir todos los documentos o garantías, a suministrar toda la información y, en general, a cumplir con todos los actos o trámites correspondientes a dichos acuerdos o convenciones.

ARTICULO 202.

La solución de las cuestiones relativas a las deudas contraídas antes del 29 de septiembre de 1918 entre Bulgaria o nacionales búlgaros residentes en Bulgaria por una parte y ex nacionales búlgaros residentes en los territorios transferidos de la otra parte, se efectuará de conformidad con las disposiciones del artículo 176 y su Anexo, sustituyéndose la expresión "antes de la guerra" por la expresión "antes de la fecha, que será fijada por decisión administrativa de cada Potencia Aliada o Asociada, en la que las relaciones entre las partes resulten imposibles de hecho o de derecho. . "

Si las deudas estuvieran expresadas en moneda búlgara, se pagarán en esa moneda; si la deuda estuviera expresada en una moneda distinta del búlgaro, se pagará en la moneda estipulada.

ARTICULO 203.

Sin perjuicio de otras disposiciones del presente Tratado, el Gobierno de Bulgaria se compromete a ceder a cualquier Potencia a la que se transfiera territorio búlgaro la parte de las reservas acumuladas por el Gobierno o las administraciones de Bulgaria, o por las organizaciones públicas o privadas bajo su control. , como sea imputable a la realización de la Seguridad Social o del Estado en dicho territorio.

Los Poderes a los que se entreguen estos fondos deberán aplicarlos al cumplimiento de las obligaciones derivadas de dichos seguros.

Las condiciones de entrega serán determinadas por convenios especiales que se celebrarán entre el Gobierno de Bulgaria y los Gobiernos interesados.

En caso de que estos convenios especiales no se celebren de conformidad con el párrafo anterior dentro de los tres meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, las condiciones de transferencia se remitirán en cada caso a una Comisión de cinco miembros, uno de los cuales será designado. por el Gobierno de Bulgaria, uno por el otro Gobierno interesado y tres por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo de los nacionales de otros Estados. Esta Comisión aprobará por mayoría de votos dentro de los tres meses siguientes al nombramiento, recomendaciones para su presentación al Consejo de la Sociedad de Naciones y las decisiones del Consejo serán aceptadas inmediatamente como definitivas por Bulgaria y los demás Estados interesados.

PARTE X.
NAVEGACIÓN AÉREA.
ARTICULO 204.

Las aeronaves de las Potencias Aliadas y Asociadas tendrán plena libertad de paso y aterrizaje sobre y en el territorio y las aguas territoriales de Bulgaria, y gozarán de los mismos privilegios que las aeronaves pertenecientes a Bulgaria, particularmente en caso de peligro por tierra o mar.

ARTICULO 205.

Las aeronaves de las Potencias Aliadas y Asociadas, mientras estén en tránsito hacia cualquier país extranjero, gozarán del derecho de volar sobre el territorio y las aguas territoriales de Bulgaria sin aterrizar, sujeto siempre a cualquier reglamentación que pueda dictar Bulgaria y que deberá sea ​​aplicable por igual a las aeronaves de Bulgaria y a las de los países aliados y asociados.

ARTICULO 206.

Todos los aeródromos de Bulgaria abiertos al tráfico público nacional estarán abiertos para las aeronaves de las Potencias Aliadas y Asociadas, y en cualquier aeródromo de este tipo, dichas aeronaves serán tratadas en pie de igualdad con las aeronaves búlgaras en lo que respecta a las tarifas de cualquier descripción, incluidas las tarifas por aterrizaje y alojamiento.

ARTICULO 207.

Con sujeción a las presentes disposiciones, los derechos de paso, tránsito y aterrizaje previstos en los artículos 204, 205 y 206 están sujetos a la observancia de los reglamentos que Bulgaria considere necesario promulgar, pero dichos reglamentos se aplicarán sin distinción a las aeronaves. pertenecientes a Bulgaria y a los aviones de los países aliados y asociados.

ARTICULO 208.

Los certificados de nacionalidad, aeronavegabilidad o competencia y licencias, emitidos o reconocidos como válidos por cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas, serán reconocidos en Bulgaria como válidos y equivalentes a los certificados y licencias emitidos por Bulgaria.

ARTICULO 209.

En lo que respecta al tráfico aéreo comercial interno, las aeronaves de las Potencias Aliadas y Asociadas gozarán en Bulgaria del trato de nación más favorecida.

ARTICULO 210.

Bulgaria se compromete a aplicar las medidas necesarias para garantizar que todas las aeronaves búlgaras que vuelen sobre su territorio cumplan con las Reglas en cuanto a luces y señales, Reglas del aire y Reglas para el tráfico aéreo en los aeródromos y en sus alrededores, que se hayan instalado en el Convenio relativo a la Navegación Aérea celebrado entre las Potencias Aliadas y Asociadas.

ARTICULO 211.

Las obligaciones impuestas por las disposiciones de esta Parte permanecerán en vigor hasta el 1 de enero de 1923, a menos que antes de esa fecha Bulgaria haya sido admitida en la Liga de Naciones o haya sido autorizada por consentimiento de las Potencias Aliadas y Asociadas para adherirse a la Convenio relativo a la Navegación Aérea celebrado entre esas Potencias.

PARTE Xl.
PUERTOS, VÍAS ACUÁTICAS Y VÍAS FERROVIARIAS SECCIÓN I.
PROVISIONES GENERALES.
ARTICULO 212

Bulgaria se compromete a otorgar libertad de tránsito a través de sus territorios en las rutas más convenientes para el tránsito internacional, ya sea por ferrocarril, vía navegable o canal, a personas, mercancías, embarcaciones, carruajes, vagones y correos que provengan o vayan a los territorios de cualquier país. de las Potencias Aliadas y Asociadas (contiguas o no); a tal efecto, se permitirá el cruce de aguas territoriales.

Dichas personas, mercancías, barcos, vagones, vagones y correos no estarán sujetos a ningún derecho de tránsito ni a retrasos o restricciones indebidos, y tendrán derecho en Bulgaria al trato nacional en lo que respecta a las tasas, las instalaciones y todos los demás asuntos.

Las mercancías en tránsito estarán exentas de todos los derechos de aduana u otros derechos similares.

Todas las cargas impuestas al transporte en tránsito serán razonables teniendo en cuenta las condiciones del tráfico. Ningún cargo, instalación o restricción dependerá directa o indirectamente de la propiedad o de la nacionalidad de cualquier barco u otro medio de transporte en el que se haya realizado o se vaya a realizar cualquier parte del viaje.

ARTICULO 213.

Bulgaria no se compromete a imponer ni a mantener ningún control sobre el tráfico de transmigración a través de sus territorios más allá de las medidas necesarias para garantizar que los pasajeros sean de buena fe en tránsito; ni permitir que ninguna naviera u otro organismo privado, corporación o persona interesada en el tráfico participe o ejerza influencia directa o indirecta sobre cualquier servicio administrativo que sea necesario para tal fin.

ARTICULO 214.

Bulgaria se compromete a no hacer ninguna discriminación o preferencia, directa o indirecta, en los derechos, cargas y prohibiciones relacionados con las importaciones o exportaciones desde sus territorios, o, sujeto a los compromisos especiales contenidos en el presente Tratado, en los derechos y condiciones de transporte. de mercancías o personas que entran o salen de sus territorios, con base en la frontera cruzada; o sobre el tipo, propiedad o bandera del medio de transporte (incluidas las aeronaves) empleado; o en el lugar de partida original o inmediato del buque, vagón o aeronave u otro medio de transporte empleado, o su destino final o intermedio; o en la ruta o lugares de transbordo en el viaje; o si algún puerto a través del cual se importan o exportan las mercancías es un puerto búlgaro o un puerto perteneciente a cualquier país extranjero; o si las mercancías se importan o exportan por mar, por tierra o por aire.

Bulgaria se compromete en particular a no establecer contra los puertos y buques de ninguna de las Potencias Aliadas y Asociadas ningún recargo o recompensa directa o indirecta por la exportación o importación por puertos o buques búlgaros, o por los de otra Potencia, por ejemplo por medio de tarifas. Además, se compromete a que las personas o mercancías que pasen por un puerto o utilicen un buque de cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas no serán sometidas a ninguna formalidad o demora a la que dichas personas o mercancías no estarían sujetas si pasaran por un puerto búlgaro. o un puerto de cualquier otra Potencia, o utilizó una embarcación búlgara o una embarcación de cualquier otra Potencia.

ARTICULO 215.

Se tomarán todas las medidas administrativas y técnicas necesarias para acortar, en la medida de lo posible, la transmisión de mercancías a través de las fronteras búlgaras y para asegurar su expedición y transporte desde dichas fronteras, independientemente de si dichas mercancías proceden o se dirigen a los territorios de las Potencias Aliadas y Asociadas o están en tránsito desde o hacia esos territorios, en las mismas condiciones materiales en cuestiones tales como rapidez de transporte y cuidado en ruta que disfrutan otras mercancías del mismo tipo transportadas en territorio búlgaro en condiciones de transporte similares .

En particular, el transporte de mercancías perecederas se llevará a cabo con prontitud y regularidad, y las formalidades aduaneras se efectuarán de forma que permitan que las mercancías sean transportadas directamente por los trenes que hagan conexión.

ARTICULO 216.

Los puertos marítimos de las Potencias Aliadas y Asociadas tienen derecho a todos los favores y a todas las tarifas reducidas concedidas a los ferrocarriles o vías navegables búlgaras en beneficio de los puertos búlgaros o de cualquier puerto de otra Potencia.

Bulgaria no puede negarse a participar en las tarifas o combinaciones de tarifas destinadas a asegurar a los puertos de cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas ventajas similares a las otorgadas por Bulgaria a sus propios puertos o los puertos de cualquier otra Potencia.

ARTICULO 217.

No obstante cualquier disposición contraria en los convenios existentes, Bulgaria se compromete a otorgar, en las líneas más convenientes para el tránsito internacional, y sujeto a las tarifas vigentes, libertad de tránsito para mensajes telegráficos y comunicaciones telefónicas hacia o desde cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas, sean contiguos o no. Estos mensajes y comunicaciones no se someterán a retrasos o restricciones innecesarios y tendrán derecho en Bulgaria al trato nacional en lo que respecta a las facilidades y la rapidez de transmisión. Ningún cargo, facilidad o restricción dependerá directa o indirectamente de la nacionalidad del remitente o destinatario.

SECCION II.
NAVEGACIÓN.
CAPÍTULO I.
LIBERTAD DE NAVEGACIÓN.
ARTICULO 218.

Los nacionales de cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas, así como sus embarcaciones y propiedades, gozarán en todos los puertos búlgaros y en las rutas de navegación interior de Bulgaria del mismo trato en todos los aspectos que los nacionales, embarcaciones y bienes de Bulgaria.

En particular, los buques de cualquiera de las Potencias Aliadas o Asociadas tendrán derecho a transportar mercancías de cualquier descripción, y pasajeros, hacia o desde cualquier puerto o lugar en territorio búlgaro a los que los buques búlgaros puedan tener acceso, en condiciones que no deberán ser más onerosos que los aplicados en el caso de los buques nacionales; serán tratados en pie de igualdad con los buques nacionales en lo que respecta a las instalaciones portuarias y portuarias y los derechos de toda descripción, incluidas las instalaciones de estacionamiento, carga y descarga, y los derechos y cargas de tonelaje, puerto, practicaje, faro, cuarentena y todo derechos y cargas análogas de cualquier naturaleza, recaudadas en nombre o para beneficio del Gobierno, funcionarios públicos, particulares, corporaciones o establecimientos de cualquier tipo.

En el caso de que Bulgaria otorgue un régimen preferencial a cualquiera de las Potencias Aliadas o Asociadas oa cualquier otra Potencia extranjera, este régimen se extenderá inmediata e incondicionalmente a todas las Potencias Aliadas y Asociadas.

No existirá impedimento para la circulación de personas o embarcaciones distintas de las derivadas de las prescripciones de aduanas, policía, saneamiento, emigración e inmigración, y las relativas a la importación y exportación de mercancías prohibidas. Dichas regulaciones deben ser razonables y uniformes y no deben obstaculizar el tráfico innecesariamente.

CAPITULO DOS.
CLÁUSULAS RELATIVAS AL DANUBIO.
(I) Cláusulas Generales relativas a Sistemas Fluviales declarados Internacionales.
ARTICULO 219.

El siguiente río está declarado internacional: el Danubio de Ulm; junto con todas las partes navegables de este sistema fluvial que naturalmente brindan acceso al mar a más de un Estado, con o sin transbordo de un buque a otro, así como canales laterales y canales construidos para duplicar o mejorar secciones navegables naturalmente de el sistema fluvial especificado o para conectar dos secciones navegables naturalmente del mismo río.

Cualquier parte del sistema fluvial antes mencionado que no esté incluida en la definición general podrá ser declarada internacional mediante un acuerdo entre los Estados ribereños.

ARTÍCULO 220.

En las vías navegables declaradas internacionales en el artículo anterior, los nacionales, bienes y banderas de todas las Potencias serán tratados en pie de perfecta igualdad, sin distinción alguna, en detrimento de los nacionales, bienes o pabellón de ninguna Potencia. entre ellos y los nacionales, bienes o bandera del propio Estado ribereño o de la nación más favorecida.

ARTICULO 221.

Los buques búlgaros no tendrán derecho a transportar pasajeros o mercancías mediante servicios regulares entre los puertos de ninguna Potencia Aliada o Asociada sin autorización especial de dicha Potencia.

Bulgaria se compromete a mantener, a favor de las Potencias Aliadas y Asociadas y de sus súbditos, todas las facilidades de que disfrutaban en los puertos búlgaros antes de la guerra.

ARTICULO 222.

Cuando dichos derechos no estén excluidos por ningún convenio existente, se podrán imponer a los buques que utilicen los canales navegables o sus accesos derechos que varíen en las diferentes secciones de un río, siempre que estén destinados únicamente a cubrir equitativamente el costo de mantenimiento en condiciones navegables, o de mejorar, el río y sus accesos, o para hacer frente a los gastos incurridos en interés de la navegación. El calendario de dichos derechos se calculará sobre la base de dichos gastos y se publicará en los puertos. Estos cargos se cobrarán de tal manera que no sea necesario ningún examen detallado de las cargas, excepto en los casos de sospecha de fraude o infracción.

ARTICULO 223.

El tránsito de buques, pasajeros y mercancías por estas vías navegables se efectuará de acuerdo con las condiciones generales prescritas para el tránsito en la Sección I anterior.

Cuando las dos riberas de un río internacional se encuentren dentro de un mismo Estado, las mercancías en tránsito podrán ser puestas bajo precinto o bajo la custodia de agentes de aduanas. Cuando el río forme frontera, las mercancías y los pasajeros en tránsito estarán exentos de todas las formalidades aduaneras; la carga y descarga de mercancías, y el embarque y desembarque de pasajeros, sólo se realizarán en los puertos especificados por el Estado ribereño.

ARTICULO 224.

No se cobrarán derechos de ningún tipo que no sean los previstos en esta Parte a lo largo del curso o en la desembocadura de estos ríos.

Esta disposición no impedirá que los Estados ribereños fijen derechos aduaneros, locales de ocupación o de consumo, o la creación de tasas razonables y uniformes recaudadas en los puertos, de acuerdo con las tarifas públicas, por el uso de grúas, ascensores, muelles, depósitos. y otras construcciones similares.

ARTICULO 225.

A falta de una organización especial para la realización de los trabajos relacionados con el mantenimiento y mejora de la parte internacional de un sistema navegable, cada Estado ribereño estará obligado a tomar las medidas adecuadas para eliminar cualquier obstáculo o peligro para la navegación y asegurar la mantenimiento de buenas condiciones de navegación. Si un Estado no cumple con esta obligación, cualquier Estado ribereño, o cualquier Estado representado en la Comisión Internacional, podrá apelar al tribunal instituido a tal efecto por la Sociedad de Naciones.

ARTICULO 226.

El mismo procedimiento se seguirá en el caso de que un Estado ribereño emprenda cualquier obra de naturaleza que impida la navegación en el tramo internacional. El tribunal mencionado en el artículo anterior estará facultado para hacer cumplir la suspensión o supresión de dichas obras, teniendo debidamente en cuenta en sus decisiones todos los derechos en materia de riego, hidroenergía, pesca y demás intereses nacionales, que, con el consentimiento de todos los Estados ribereños o de todos los Estados representados en la Comisión Internacional, tendrán prioridad sobre los requisitos de navegación.

La apelación al tribunal de la Sociedad de Naciones no requiere la suspensión de las obras.

ARTICULO 227.

El régimen establecido en los artículos 220 y 222 a 226 anteriores será reemplazado por uno que se establecerá en una Convención General redactada por las Potencias Aliadas y Asociadas, y aprobada por la Sociedad de Naciones, en relación con las vías fluviales reconocidas en dicha Convención. por tener un carácter internacional. Este último Convenio se aplicará en particular a la totalidad o parte del sistema fluvial del Danubio antes mencionado, y a las demás partes de dicho sistema fluvial que puedan estar cubiertas por una definición general.

Bulgaria se compromete, de conformidad con las disposiciones del artículo 248, a adherirse a dicha Convención General.

ARTICULO 228.

Bulgaria cederá a las Potencias Aliadas y Asociadas interesadas, en un plazo máximo de tres meses a partir de la fecha en que se le notificará, una proporción de los remolcadores y buques que permanezcan registrados en los puertos del sistema fluvial a que se refiere el artículo 2ig. después de la deducción de los entregados en concepto de restitución o reparación. Bulgaria cederá del mismo modo todo tipo de material necesario a las Potencias Aliadas y Asociadas interesadas para la utilización de ese sistema fluvial.

El número de remolcadores y embarcaciones, la cantidad del material cedido y su distribución serán determinados por un árbitro o árbitros designados por los Estados Unidos de América, teniendo debidamente en cuenta las necesidades legítimas de las partes interesadas. y en particular al tráfico marítimo durante los cinco años anteriores a la guerra.

Todas las embarcaciones así cedidas deberán estar provistas de sus accesorios y equipo, deberán estar en buen estado de conservación y en condiciones de transportar mercancías y serán seleccionadas entre las construidas más recientemente.

Cuando las cesiones previstas en el presente artículo requieran la adquisición de una propiedad que era de propiedad privada el 15 de octubre de 1918, o desde esa fecha, el árbitro o árbitros determinarán los derechos de los antiguos propietarios tal como estaban el 15 de octubre de 1918, y el monto de la compensación que se les pague, y también dirigirá la forma en que dicho pago se efectuará en cada caso. Si el árbitro o árbitros encuentran que la totalidad o parte de esta suma revertirá directa o indirectamente a las Potencias a las que corresponda la reparación, decidirán la suma que se colocará bajo este epígrafe a crédito de dichas Potencias.

En lo que respecta al Danubio, el árbitro o los árbitros a que se refiere este artículo también decidirán todas las cuestiones relativas a la asignación permanente y las condiciones de la misma de los buques cuya propiedad o nacionalidad esté en disputa entre los Estados.

A la espera de la asignación final, el control de estos buques estará a cargo de una Comisión compuesta por representantes de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia e Italia, quienes estarán facultados para hacer arreglos provisionales para el funcionamiento de estos buques en el interés general. por cualquier local vigente hasta tres meses después de la entrada en vigor sin perjuicio de la asignación definitiva.

En la medida de lo posible, estos arreglos provisionales serán sobre una base comercial, y los ingresos netos de la Comisión por el alquiler de estas embarcaciones se dispondrán según lo indique la Comisión de Reparaciones.

(2) Cláusulas especiales relativas al Danubio.
ARTICULO 229.

La Comisión Europea del Danubio reasume los poderes que poseía antes de la guerra.
No obstante, como medida provisional, sólo los representantes de Gran Bretaña, Francia, Italia y Rumania constituirán esta Comisión.

ARTICULO 230.

Desde el momento en que cese la competencia de la Comisión Europea, el sistema del Danubio mencionado en el artículo 219 quedará bajo la administración de una Comisión Internacional compuesta de la siguiente manera:

2 representantes de los estados ribereños alemanes;

1 representante de cada uno de los demás Estados ribereños; 1 representante de cada Estado no ribereño representado en el futuro en la Comisión Europea del Danubio.

Si algunos de estos representantes no pueden ser nombrados en el momento de la entrada en vigor del presente Tratado, las decisiones de la Comisión serán, no obstante, válidas.

ARTICULO 231.

La Comisión Internacional prevista en el artículo anterior se reunirá tan pronto como sea posible después de la entrada en vigor del presente Tratado, y se encargará provisionalmente de la administración del río de conformidad con las disposiciones de los artículos 220 y 222 a 226, hasta ese momento. como estatuto definitivo con respecto al Danubio se concluye por las Potencias nominadas por las Potencias Aliadas y Asociadas.

Las decisiones de esta Comisión Internacional se tomarán por mayoría de votos. Los sueldos de los Comisionados serán fijados y pagados por sus respectivos países.

Como medida provisional, cualquier déficit en los gastos administrativos de esta Comisión Internacional será sufragado por igual por los Estados representados en la Comisión.

En particular, esta Comisión regulará la concesión de licencias a los pilotos, las tarifas de practicaje y la administración del servicio de pilotos.

ARTICULO 232.

Bulgaria acuerda aceptar el régimen que será establecido para el Danubio por las Potencias nominadas por las Potencias Aliadas y Asociadas, en una Conferencia que se reunirá dentro de un año después de la entrada en vigor del presente Tratado, y en la que los representantes búlgaros podrán estar.

ARTICULO 233.

Se deroga el mandato otorgado por el artículo 57 del Tratado de Berlín del 13 de julio de 1878 a Austria-Hungría, y transferido por ella a Hungría, para realizar obras en las Puertas de Hierro. La Comisión encargada de la administración de esta parte del río establecerá disposiciones para la liquidación de cuentas sujetas a las disposiciones financieras del presente Tratado. Hungría no cobrará en ningún caso las tasas que puedan ser necesarias.

ARTICULO 234.

En caso de que el Estado checo-eslovaco, el Estado serbio-croata-esloveno o Rumania, con la autorización de o bajo mandato de la Comisión Internacional, emprendan trabajos de mantenimiento, mejora, presa u otras obras en una parte del sistema fluvial que forma una frontera, estos Estados gozarán en la margen opuesta, y también en la parte del lecho que se encuentre fuera de su territorio, de todas las facilidades necesarias para el reconocimiento, ejecución y mantenimiento de tales obras.

ARTICULO 235.

Bulgaria estará obligada a hacer a la Comisión Europea del Danubio todas las restituciones, reparaciones e indemnizaciones por los daños infligidos a la Comisión durante la guerra.

SECCION III.
VIAS FERREAS.
CAPÍTULO 1.
CLÁUSULAS RELATIVAS AL TRANSPORTE INTERNACIONAL.
ARTICULO 236.

Las mercancías procedentes de los territorios de las Potencias Aliadas y Asociadas y con destino a Bulgaria, o en tránsito a través de Bulgaria desde o hacia los territorios de las Potencias Aliadas y Asociadas, gozarán en los ferrocarriles búlgaros, en lo que respecta a las tasas a cobrar (reembolsos y devoluciones). teniendo en cuenta), las facilidades y todas las demás cuestiones, el trato más favorable aplicado a mercancías de la misma clase transportadas en cualquier línea búlgara, ya sea en tráfico interno o para exportación, importación o tránsito, en condiciones de transporte similares, por ejemplo, en lo que respecta a la longitud de la ruta. La misma regla se aplicará, a solicitud de una o más de las Potencias Aliadas y Asociadas, a los bienes especialmente designados por dicha Potencia o Potencias que vengan de Bulgaria y vayan a sus territorios.

Las tarifas internacionales que se establezcan de acuerdo con las tarifas a que se refiere el párrafo anterior y que involucren a través de facturas de vía, se establecerán cuando una de las Potencias Aliadas y Asociadas lo requiera a Bulgaria.

ARTICULO 237.

A partir de la entrada en vigor del presente Tratado, las Altas Partes Contratantes renovarán, en lo que les concierne y bajo las reservas indicadas en el segundo párrafo de este artículo, los convenios y arreglos firmados en Berna el 14 de octubre de 1890, 20 de septiembre. , 1893, 16 de julio de 1895, 16 de junio de 1898 y 19 de septiembre de 1906, en relación con el transporte de mercancías por ferrocarril.

Si dentro de los cinco años a partir de la fecha de entrada en vigor del presente Tratado se hubiera concluido un nuevo convenio para el transporte de pasajeros, equipaje y mercancías por ferrocarril en sustitución del Convenio de Berna del 14 de octubre de 1890 y las adiciones posteriores referidas. a lo anterior, este nuevo convenio y las disposiciones complementarias para el transporte internacional por ferrocarril que puedan basarse en él obligarán a Bulgaria, aunque se haya negado a participar en la preparación del convenio o suscribirlo. Hasta que se haya celebrado un nuevo convenio, Bulgaria se ajustará a las disposiciones del Convenio de Berna y las adiciones posteriores mencionadas anteriormente y a las disposiciones complementarias vigentes.

ARTICULO 238.

Bulgaria estará obligada a cooperar en el establecimiento de servicios de pasaje directo (para pasajeros y su equipaje) que serán requeridos por cualquiera de las Potencias Aliadas y Asociadas para asegurar su comunicación por ferrocarril entre sí y con todos los demás países en tránsito. en los territorios de Bulgaria; en particular, Bulgaria aceptará a tal efecto trenes y vagones procedentes de los territorios de las Potencias Aliadas y Asociadas y los enviará con una velocidad al menos igual a la de sus mejores trenes de larga distancia en las mismas líneas. Las tarifas aplicables a los mismos a través de servicios no serán en ningún caso superiores a las tarifas cobradas en los servicios internos búlgaros para la misma distancia, en las mismas condiciones de velocidad y comodidad.

Las tarifas aplicables en las mismas condiciones de rapidez y comodidad al transporte de emigrantes con destino o salida de los puertos de las Potencias Aliadas y Asociadas y que utilicen los ferrocarriles búlgaros no serán a una tasa kilométrica superior a las tarifas más favorables (devoluciones y bonificaciones). siendo tenidos en cuenta) disfrutados en dichos ferrocarriles por los emigrantes que van o vienen de cualquier otro puerto.

ARTICULO 239.

Bulgaria no aplicará especialmente a los mismos a través de servicios o al transporte de emigrantes que vayan o vengan de los puertos de las Potencias Aliadas y Asociadas, ninguna medida técnica, fiscal o administrativa, tales como medidas de inspección aduanera, policía general, policía sanitaria, y control, cuyo resultado sería impedir o retrasar dichos servicios.

ARTICULO 240.

En el caso de transporte en parte por ferrocarril y en parte por navegación interior, con o sin carta de vía, los artículos anteriores se aplicarán a la parte del viaje realizada por ferrocarril.

CAPÍTULO 11.
ROLLINGSTOCK.
ARTICULO 241.

Bulgaria se compromete a que los vagones búlgaros estén equipados con aparatos que permitan:

(1) de su inclusión en trenes de mercancías en las líneas de las Potencias Aliadas y Asociadas que sean partes del Convenio de Berna del 15 de mayo de 1886, modificado el 18 de mayo de 1907, sin obstaculizar la acción del freno continuo que podrá ser adoptado en dichos países dentro de los diez años siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, y

(2) de la inclusión de vagones de dichos países en todos los trenes de mercancías de las líneas búlgaras.

el material rodante de las Potencias Aliadas y Asociadas gozará en las líneas búlgaras del mismo trato que el material rodante búlgaro en lo que respecta al movimiento, el mantenimiento y las reparaciones.

CAPITULO III.
TRASLADO DE LÍNEAS FERROVIARIAS.
ARTICULO 242.

Sujeto a las disposiciones especiales relativas a la transferencia de puertos, vías navegables y ferrocarriles situados en el territorio transferido en virtud del presente Tratado, y a las condiciones financieras relativas a los concesionarios y la pensión del personal, la transferencia de ferrocarriles se llevará a cabo de conformidad con lo siguiente: condiciones:

(I) Las obras e instalaciones de todos los ferrocarriles se entregarán completas y en buen estado.

(2) Las comisiones de expertos designadas por las Potencias Aliadas y Asociadas, en las que estará representada Bulgaria, fijarán la proporción de las existencias existentes en el sistema que se entregará.
Estas Comisiones tendrán en cuenta la cantidad de material registrado en estas líneas en el último inventario antes del 29 de septiembre de 1918, la longitud de la vía (apartaderos incluidos) y la naturaleza y cantidad del tráfico. Estas Comisiones precisarán también las locomotoras, vagones y vagones que deban entregarse en cada caso; decidirán las condiciones de su aceptación y adoptarán las disposiciones provisionales necesarias para garantizar su reparación en los talleres búlgaros.

(3) Las existencias de provisiones, accesorios y plantas se entregarán en las mismas condiciones que el material rodante.

ARTICULO 243.

El establecimiento de todas las nuevas estaciones fronterizas entre Bulgaria y los Estados Aliados y Asociados contiguos, así como el funcionamiento de las líneas entre estas estaciones, se resolverán mediante acuerdos celebrados entre las administraciones ferroviarias interesadas. Si las administraciones ferroviarias no pueden llegar a un acuerdo, la cuestión será decidida por Comisiones de expertos constituidas como se ha indicado anteriormente.

CAPITULO IV.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS.
ARTICULO 244.

Bulgaria llevará a cabo las instrucciones con respecto al transporte que le dé un organismo autorizado que actúe en nombre de las Potencias Aliadas y Asociadas:

(I) para el transporte de tropas conforme a las disposiciones del presente Tratado, y de material, municiones y suministros para uso del ejército;

(2) como medida temporal, para el transporte de suministros para determinadas regiones, así como para el restablecimiento, lo más rápidamente posible, de las condiciones normales de transporte y para la organización de los servicios postales y telegráficos.

SECCION IV.
CONTROVERSIAS Y REVISIÓN DE CLÁUSULAS PERMANENTES.
ARTICULO 245.

Las controversias que puedan surgir entre los Estados interesados ​​con respecto a la interpretación y aplicación de esta Parte del presente Tratado se resolverán según lo disponga la Sociedad de Naciones.

ARTICULO 246.

En cualquier momento, la Sociedad de Naciones puede recomendar la revisión de los artículos anteriores en relación con un régimen administrativo permanente.

ARTICULO 247.

Las estipulaciones de los Artículos 212 a 218, 22I, 236 y 238 a 240 estarán sujetas a revisión por el Consejo de la Sociedad de Naciones en cualquier momento después de tres años desde la entrada en vigor del presente Tratado.

A falta de dicha revisión, ninguna Potencia Aliada o Asociada puede reclamar después de la expiración del período anterior de tres años el beneficio de cualquiera de las estipulaciones en los Artículos enumerados anteriormente en nombre de cualquier parte de sus territorios en la que no se otorgue reciprocidad con respecto a tales estipulaciones.
El período de tres años durante el cual no se puede exigir reciprocidad podrá ser prorrogado por el Consejo de la Sociedad de Naciones.

SECCIÓN V.
PROVISIÓN ESPECIAL.
ARTICULO 248.

Sin perjuicio de las obligaciones especiales que le impone el presente Tratado en beneficio de las Potencias Aliadas y Asociadas, Bulgaria se compromete a adherirse a las Convenciones Generales relativas al régimen internacional de tránsito, vías navegables, puertos o ferrocarriles que puedan ser celebradas por los Aliados. y Potencias Asociadas, con la aprobación de la Sociedad de Naciones, dentro de los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado.

PARTE XII.
LABOR.
Ver Tratado de VersaiUes, Parte XIII, páginas 238-253.

PARTE XIII.
OTRAS DISPOSICIONES.
ARTICULO 290.

Bulgaria se compromete a reconocer y aceptar los convenios realizados o por realizar por las Potencias Aliadas y Asociadas o cualquiera de ellas con cualquier otra Potencia en cuanto al tráfico de armas y licores espirituosos, así como a los demás temas tratados en el Acta General de Berlín de 26 de febrero de 1885 y de Bruselas de 2 de julio de 1890 y los convenios que las completan o modifican.

ARTICULO 291.

Las Altas Partes Contratantes, si bien reconocen las garantías estipuladas por los Tratados de 1815, y especialmente por la Ley de 20 de noviembre de 1815, a favor de Suiza, dichas garantías constituyen obligaciones internacionales para el mantenimiento de la paz, declaran no obstante que las disposiciones de estos tratados, convenios, declaraciones y otras leyes complementarias relativas a la zona neutralizada de Saboya, según lo establecido en el párrafo I del artículo 92 del Acta Final del Congreso de Viena y en el párrafo 2 del artículo 3 del Tratado de París del 20 de noviembre de 1815, ya no son compatibles con las condiciones actuales. Por esta razón, las Altas Partes Contratantes toman nota del acuerdo alcanzado entre el Gobierno francés y el Gobierno suizo para la derogación de las estipulaciones relativas a esta zona que están y permanecen abrogadas.

Las Altas Partes Contratantes también acuerdan que las estipulaciones de los Tratados de 1815 y de las demás Actas complementarias relativas a las zonas francas de la Alta Saboya y el distrito de Gex ya no son compatibles con las condiciones actuales, y que corresponde a Francia y Suiza llegar a un acuerdo junto con miras a fijar entre ellos el estatuto de estos territorios en las condiciones que ambos países consideren convenientes.

ANEXO.
I.

El Consejo Federal Suizo informó al Gobierno francés el 5 de mayo de 1919 que, tras examinar las disposiciones del artículo 435 de las condiciones de paz presentadas a Alemania por las Potencias aliadas y asociadas con un espíritu similar de sincera amistad, ha llegado felizmente a la conclusión de que era posible acceder a ella bajo las siguientes condiciones y reservas:

(I) La zona neutralizada de Alta Saboya:

(a) Se entenderá que mientras las Cámaras Federales no hayan ratificado el acuerdo alcanzado entre los dos Gobiernos sobre la derogación de las estipulaciones con respecto a la zona neutralizada de Saboya, nada se resolverá definitivamente, por un lado o el otro, en lo que respecta a este tema.

b) El asentimiento dado por el Gobierno suizo a la derogación de las estipulaciones antes mencionadas presupone, de conformidad con el texto adoptado, el reconocimiento de las garantías formuladas a favor de Suiza por los Tratados de 18I5 y, en particular, por la Declaración de noviembre. 20, 18I5.

(c) El acuerdo entre los Gobiernos de Francia y Suiza para la derogación de las estipulaciones antes mencionadas sólo se considerará válido si el Tratado de Paz contiene este artículo en su redacción actual. Además, las Partes en el Tratado de Paz deben esforzarse por obtener el consentimiento de las Potencias signatarias de los Tratados de I8I5 y de la Declaración del 20 de noviembre de I8I5, que no son signatarias del presente Tratado de Paz.

(2) Zona franca de Alta Saboya y distrito de Gex:

(a) El Consejo Federal hace las reservas más expresas a la interpretación que se dará a cualquier Aliado o Asociado del último párrafo del artículo anterior para su inserción en el Tratado de Paz, que establece que "las estipulaciones de los Tratados de 1815 y otros actos complementarios relativos a las zonas francas de Haute-Savoie y el distrito de Gex ya no se ajustan a las condiciones actuales ". El Consejo Federal no desearía que su aceptación de la redacción anterior llevara a la conclusión de que estaría de acuerdo con la supresión de un sistema destinado a otorgar al territorio vecino el beneficio de un régimen especial adecuado a la situación geográfica y económica y que ha sido bien probado.

A juicio del Consejo Federal, la cuestión no es la modificación del sistema aduanero de las zonas establecido por los Tratados antes mencionados, sino únicamente la regulación de una manera más adecuada a las condiciones económicas de la actualidad de los términos de el intercambio de bienes entre las regiones en cuestión. El Consejo Federal se ha visto inducido a formular las observaciones precedentes al examinar el proyecto de convenio sobre la futura constitución de las zonas, que se adjuntó a la nota del 26 de abril del Gobierno francés. Al hacer las reservas anteriores, el Consejo Federal se declara dispuesto a examinar con el espíritu más amistoso cualquier propuesta que el Gobierno francés considere conveniente hacer al respecto.

b) Se concede que las estipulaciones de los Tratados de 1815 y otras leyes complementarias relativas a las zonas francas permanecerán en vigor hasta que se llegue a un nuevo arreglo entre Francia y Suiza para regular las materias en este territorio.

II.

El Gobierno francés ha dirigido al Gobierno suizo, el 18 de mayo de 1919, la siguiente nota en respuesta a la comunicación que figura en el párrafo anterior:

En una nota fechada el 5 de mayo, la Legación Suiza en París tuvo la amabilidad de informar al Gobierno de la República Francesa que el Gobierno Federal se adhirió al Artículo propuesto para ser insertado en el Tratado de Paz entre los Gobiernos Aliados y Asociados y Alemania.

El Gobierno francés ha tomado nota con mucho agrado del acuerdo así alcanzado y, a petición suya, el artículo propuesto, que había sido aceptado por los Gobiernos Aliados y Asociados, se ha insertado en el número 435 de las condiciones de paz presentadas a la Plenipotenciarios alemanes

El Gobierno suizo, en su nota del 5 de mayo sobre este tema, ha expresado diversas opiniones y reservas.

En cuanto a las observaciones relativas a las zonas francas de Haute-Savoie y el distrito de Gex, el Gobierno francés tiene el honor de observar que las disposiciones del último párrafo del artículo 435 son tan claras que su significado no puede ser mal interpretado, especialmente cuando implica que ninguna otra Potencia, salvo Francia y Suiza, se interesará en el futuro por esa cuestión.

El Gobierno francés, por su parte, está ansioso por proteger los intereses de los territorios franceses afectados y, a tal efecto, teniendo en cuenta su situación especial, tiene presente la conveniencia de asegurarles un régimen aduanero adecuado y determinar, en de una manera más adecuada a las condiciones actuales, los métodos de intercambio entre estos territorios y los territorios suizos adyacentes, teniendo en cuenta los intereses recíprocos de ambas regiones.

Se entiende que esto no debe en modo alguno perjudicar el derecho de Francia a ajustar su línea aduanera en esta región de conformidad con su frontera política, como se hace en las otras partes de sus límites territoriales, y como lo hizo Suiza hace mucho tiempo en sus propios límites en esta región.

El Gobierno francés se complace en constatar sobre este tema con qué disposición amistosa el Gobierno suizo aprovecha esta oportunidad para manifestar su voluntad de considerar cualquier propuesta francesa relativa al sistema para sustituir el actual régimen de dichas zonas francas, que los franceses Gobierno tiene la intención de formular con el mismo espíritu amistoso.

Además, el Gobierno francés no tiene ninguna duda de que el mantenimiento provisional del régimen del 18I5 en cuanto a las zonas francas a que se refiere el párrafo antes mencionado de la nota de la Legación suiza de 5 de mayo, cuyo objeto es prever el paso de el régimen actual al régimen convencional, no causará demora alguna en el establecimiento de la nueva situación que los dos Gobiernos han considerado necesaria. Esta observación se aplica también a la ratificación por las Cámaras Federales, tratada en el párrafo I (a), de la nota suiza del 5 de mayo, bajo el título "Zona neutralizada de Alta Saboya".

ARTICULO 292.

Las Altas Partes Contratantes declaran y consignan que han tomado nota del Tratado firmado por el Gobierno de la República Francesa el 17 de julio de 1918, definiendo Su Alteza Serena el Príncipe de Mónaco las relaciones entre Francia y el Principado.

ARTICULO 293.

Las Altas Partes Contratantes acuerdan que, en ausencia de un acuerdo posterior en contrario, el Presidente de cualquier Comisión establecida por el presente Tratado tendrá derecho a un segundo voto en caso de empate de votos.

ARTICULO 294.

Las Potencias Aliadas y Asociadas acuerdan que cuando las sociedades búlgaras o personas en territorio que les pertenezcan o cuyo gobierno les haya sido confiado de conformidad con el presente Tratado mantuvieran misiones religiosas cristianas, los bienes que poseían estas misiones o sociedades misioneras , incluido el de las sociedades comerciales cuyas ganancias se dedicaron al apoyo de las misiones, continuará dedicándose a los propósitos misioneros. A fin de asegurar la debida ejecución de este compromiso, los Gobiernos Aliados y Asociados entregarán dicha propiedad a juntas de fideicomisarios nombradas o aprobadas por los Gobiernos y compuestas por personas que tengan la fe de la Misión cuya propiedad esté involucrada.

Los Gobiernos Aliados y Asociados, mientras continúan manteniendo el control total sobre las personas por quienes se llevan a cabo las Misiones, salvaguardarán los intereses de dichas Misiones.

Bulgaria, tomando nota del compromiso anterior, se compromete a aceptar todos los arreglos realizados o por realizar por el Gobierno Aliado o Asociado interesado para llevar a cabo el trabajo de dichas misiones o sociedades comerciales y renuncia a todas las reclamaciones en su nombre.

ARTICULO 295.

Sin perjuicio de las disposiciones del presente Tratado, Bulgaria se compromete a no presentar, directa o indirectamente contra ninguna Potencia Aliada o Asociada, signataria del presente Tratado, ninguna reclamación pecuniaria basada en hechos ocurridos en cualquier momento antes de la entrada en vigor del presente Tratado. Tratado.

La presente estipulación excluirá total y definitivamente todas las reclamaciones de esta naturaleza, que a partir de entonces quedarán extinguidas, cualesquiera que sean las partes interesadas.

ARTICULO 296.

Bulgaria acepta y reconoce como válidos y vinculantes todos los decretos y órdenes relativas a los barcos búlgaros y mercancías búlgaras y todas las órdenes relacionadas con el pago de costos efectuados por cualquier Tribunal de Premios de cualquiera de las Potencias Aliadas o Asociadas, y se compromete a no presentar ninguna reclamación que surja de tales decretos u órdenes en nombre de cualquier ciudadano búlgaro.

Las Potencias Aliadas y Asociadas se reservan el derecho de examinar de la manera que puedan determinar todas las decisiones y órdenes de los Tribunales de Premios búlgaros, ya sea que afecten los derechos de propiedad de los nacionales de esas Potencias o de las Potencias neutrales. Bulgaria se compromete a proporcionar copias de todos los documentos que constituyen el expediente de los casos, incluidas las decisiones y órdenes tomadas, y aceptar y aplicar las recomendaciones formuladas después de dicho examen de los casos.

Con el fin de minimizar las pérdidas derivadas del hundimiento de buques y cargamentos en el curso de la guerra y de facilitar la recuperación de los buques y cargamentos que puedan salvarse y el ajuste de las reclamaciones privadas que surjan al respecto, el Gobierno de Bulgaria se compromete suministrar toda la información en su poder que pueda ser de ayuda a los Gobiernos de las Potencias Aliadas y Asociadas oa sus nacionales con respecto a los buques hundidos o dañados por las fuerzas navales búlgaras durante el período de hostilidades.

EL PRESENTE TRATADO, en francés, en inglés y en italiano, será ratificado. En caso de divergencia, prevalecerá el texto francés, excepto en las Partes I (Pacto de la Sociedad de Naciones) y XII (Trabajo), donde los textos francés e inglés tendrán la misma fuerza.

El depósito de ratificaciones se hará en París lo antes posible.

Las potencias cuya sede del Gobierno se encuentre fuera de Europa sólo tendrán derecho a informar al Gobierno de la República Francesa, a través de su representante diplomático en París, de que se ha otorgado su ratificación; en ese caso deberán transmitir el instrumento de ratificación lo antes posible.

Tan pronto como el Tratado haya sido ratificado por Bulgaria, por una parte, y por tres de las principales Potencias Aliadas y Asociadas, por otra, se redactará un primer acta de depósito de ratificaciones.

A partir de la fecha de este primer procè-verbal, el Tratado entrará en vigor entre las Altas Partes Contratantes que lo hayan ratificado. Para la determinación de todos los períodos de tiempo previstos en el presente Tratado, esta fecha será la fecha de entrada en vigor del Tratado.

En todos los demás aspectos, el Tratado entrará en vigor para cada Potencia en la fecha del depósito de su ratificación.

El Gobierno francés transmitirá a todas las Potencias signatarias una copia certificada de los procès-verbaux del depósito de ratificaciones.

EN FE DE LO CUAL, los Plenipotenciarios antes mencionados han firmado el presente Tratado.

Hecho en Neuilly-sur-Seine, el día veintisiete de noviembre de mil novecientos diecinueve, en un solo ejemplar que quedará depositado en los archivos de la República Francesa, y del cual se remitirán copias autenticadas a cada uno de los poderes signatarios.

(L. S.) FRANK L. POLK.
(L. S.) HENRY WHITE.
(1 .. S.) TASKER H. BLISS.
(L. S.) CECIL HARMSWORTH.
(L. S.) EYRE A. CROWE.
(L. S.) GEORGE H. PERLEY.
(L. S.) ANDREW FISHER.
(L. S.) THOMAS MACKENZIE. (L. S.) R. A. BLANKENBERG.
(L. CROWE. S.) G. CLEMENCEAU. S.) S. PICHON.
(L. S.) L. -L. KLOTZ.
(L. S.) ANDRE TARDIEU.
(L. S.) JULES CAMBON.

(L. S.) GUGLIELMO MARCONI.
(L. DE MARTINO.
(L. S.) K. MATSUI.
(L. S.) J. VAN DEN HEUVEL.
(L. S.) ROLIN-JAEQUEMYNS.
(L. S.) VIKYUIN WELLINGTON KOO.

(L. S.) RAFAEL MARTINEZ ORTIZ.
(L. S.) ELEFTHERIOS VENIZELOS.
(L. S.) N. POLITIS.
(L. S.) M. RUSTEM HAIDAR.
(L. S.) AOUNI ABDUL-HADI.

(L. GRABSKI (L- S.) ST. PATEK.
(L- S.) AFFONSO COSTA.
(L. S.) JAYME BATALHA REIS.

(L. S.) NIK. P. PACHITCH.
(L- S.) DR. ANTE TRUMBIC.
(L. S.) DR. IVAN ZOLGER.
(L- S.) CAROON.
(L. EDVARD BENES.
(L. S.) STEFAN OSUSKY.
(L- S.) AL. STAMBOLIISKI

PROTOCOLO.

Con el fin de indicar con precisión las condiciones en las que se deben cumplir determinadas disposiciones del Tratado de fecha par, las Altas Partes Contratantes acuerdan que:

(I) La lista de personas que Bulgaria entregará a los Gobiernos Aliados y Asociados de conformidad con el segundo párrafo del artículo 118 se comunicará al Gobierno de Bulgaria en el plazo de un mes a partir de la entrada en vigor del Tratado;

(2) Se iniciarán procedimientos contra personas que hayan cometido delitos punibles en la liquidación de propiedades búlgaras, y las potencias aliadas y asociadas agradecerán cualquier información o prueba que el gobierno búlgaro pueda proporcionar sobre este tema.

Hecho en francés, en inglés y en italiano, cuyo texto francés prevalecerá en caso de divergencia, en Neuilly-sur-Seine, el día veintisiete de noviembre de mil novecientos diecinueve.

FRANK L. POLK.
HENRY WHITE.
TASKER H. BLISS.
CECIL HARMSWORTH.
EYRE A. CROWE.
GEORGE H. PERLEY.
ANDREW FISHER.
THOMAS MACKENZIE R. BLANKENBERG.

EYRE A. CROWE.
G. CLEMENCEAU.
S. PICHON.
L.-L. KLOTZ.
ANDRE TARDIEU.
JULES CAMBON.

GUGLIELMO MARCONI.
G. DE MARTINO.
K. MATSUI.
J. VAN DEN HEUVEL.
ROLIN-JAEQUEMYNS.
VIKYUIN WELLINGTON KOO.

RAFAEL MARTINEZ ORTIZ.
ELEFTHERIOS VENIZELOS.
N. POLITIS.
M. RUSTEM HAIDAR.
AOUNI ABDUL-HADI.
L. GRABSKI ST. PATEK.
AFFONSO COSTA.
JAYME BATALHA REIS.

NIK. PACHITCH.
DR ANTE TRUMBIC.
EL DR. IVAN ZOLGER.
CHAROON.
DR. EDVARD BENES STEFAN OSUSKY.
ALABAMA. STAMBOLIISKI.



Tratado de Neuilly / Preámbulo

Textos oficiales en inglés: [1920] UKTS 5 (Cmd. 522) [1920] ATS 4.
Esta versión fue compilada a partir de versiones publicadas por el Instituto de Información Legal de Australasia y la Biblioteca de la Universidad Brigham Young.

CONSIDERANDO que, a petición del Gobierno Real de Bulgaria, las principales potencias aliadas y asociadas concedieron un armisticio a Bulgaria el 29 de septiembre de 1918 a fin de que se pudiera concluir un tratado de paz, y

CONSIDERANDO que las Potencias Aliadas y Asociadas están igualmente deseosas de que la guerra en la que algunos de ellos estuvieron involucrados sucesivamente, directa o indirectamente, contra Bulgaria, y que se originó en la declaración de guerra contra Serbia el 28 de julio de 1914 por Austria-Hungría, y en la Las hostilidades iniciadas por Bulgaria contra Serbia el 11 de octubre de 1915 y llevadas a cabo por Alemania en alianza con Austria-Hungría, Turquía y Bulgaria, deben ser reemplazadas por una Paz firme, justa y duradera.

A ESTE FIN, las Altas Partes Contratantes han designado como sus Plenipotenciarios:

Quienes habiendo comunicado sus plenos poderes constatados en buena y debida forma han acordado lo siguiente:

A partir de la entrada en vigor del presente Tratado terminará el estado de guerra.

A partir de ese momento, y sujeto a las disposiciones de este Tratado, existirán relaciones oficiales entre las Potencias Aliadas y Asociadas y Bulgaria.


La Conferencia de Paz de París, 1919

El tratado de paz con Alemania puso fin a la fase principal de una guerra que duró 51 meses, se generalizó en todo el mundo y destruyó o alteró las condiciones en las que habían subsistido las relaciones formales entre los gobiernos de los Estados interesados. La Conferencia de Paz de París se enfrentó a la tarea de restablecer las relaciones entre los beligerantes mediante tratados de paz con los cinco estados bajo armisticio: Austria, Bulgaria, Alemania, Hungría y Turquía.

La conferencia fue el foro en el que se elaboraron, acordaron y firmaron los términos de los tratados de paz con Alemania, Austria, Bulgaria, Hungría y Turquía. Las deliberaciones comenzaron el 12 de enero de 1919. La conferencia en el sentido más amplio terminó con la firma del tratado de paz con Turquía el 10 de agosto de 1920. En un sentido más estricto, la conferencia concluyó con la reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores en 21 de enero de 1920, con procedimientos subsiguientes concernientes únicamente a los gobiernos directamente interesados. En general, el patrón de procedimiento fue una conferencia de los vencedores para redactar los términos por los cuales los respectivos estados derrotados debían ser obligados, seguida de un período en el que las delegaciones de estos últimos estados estuvieron presentes para negociaciones escritas sobre los términos concluyentes. Hasta el 7 de mayo de 1919, cuando se entregaron las Condiciones de Paz a la delegación alemana, la conferencia fue una conferencia de paz preliminar del grupo vencedor, a partir de entonces las dos etapas de la conferencia se superpusieron con respecto a los diferentes estados enemigos.

La organización de la conferencia de paz, por lo tanto, se centró en los arreglos hechos por el grupo vencedor para elaborar sus términos. En su forma, todos los tratados de paz eran bilaterales, siendo instrumentos en los que la “parte de la primera parte” múltiple incluía a todos los beligerantes que habían entrado en guerra contra cada uno de los respectivos estados enemigos, que eran la parte única de la “segunda parte de cada tratado”. ”.

La conferencia de paz fue organizada por los representantes de Estados Unidos, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón, que llegaron a ser designados como “Principales Potencias Aliadas y Asociadas”. El reglamento de la conferencia de paz preliminar (Relaciones Exteriores, Conferencia de Paz de París, 1919, iii, 172) [Página 4] determinaba la membresía y el alcance de la representación en las siguientes disposiciones:

“La Conferencia convocada con miras a establecer las condiciones de paz, en primer lugar por los preliminares de paz y luego por un Tratado de Paz definitivo, incluirá a los representantes de las Potencias beligerantes Aliadas o Asociadas.

“Las Potencias beligerantes con intereses generales (Estados Unidos de América, Imperio Británico, Francia, Italia, Japón) asistirán a todas las sesiones y comisiones.

“Las Potencias beligerantes con intereses especiales (Bélgica, Brasil, los Dominios Británicos e India, China, Cuba, Grecia, Guatemala, Haití, los Hedjaz, Honduras, Liberia, Nicaragua, Panamá, Polonia, Portugal, Rumania, Serbia, Siam, el Checoslovaquia) asistirán a las sesiones en las que se debatan las cuestiones que les conciernen.

“Las Potencias que hayan roto relaciones diplomáticas con las Potencias enemigas (Bolivia, Ecuador, Perú, Uruguay) asistirán a sesiones en las que se discutirán cuestiones de su interés.

“Las Potencias Neutrales y los Estados en proceso de formación, al ser convocados por las Potencias de interés general, serán oídos, oralmente o por escrito, en sesiones dedicadas especialmente al examen de las cuestiones que les conciernen directamente, y sólo en tal caso. en lo que respecta a esas preguntas ".

  • Principales potencias aliadas y asociadas: los gobiernos de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón.
  • Principales potencias aliadas: los gobiernos del Imperio Británico, Francia, Italia y Japón.
  • Potencias aliadas y asociadas: todos los estados, excepto Alemania, que firmaron el tratado de paz con Alemania.
  • Potencias aliadas: los estados distintos de los Estados Unidos de América y Alemania que firmaron el tratado de paz con Alemania o los estados que actúan en nombre del grupo o solo de las principales potencias aliadas.

Para lograr un acuerdo que representara un consenso y por el volumen, magnitud y complejidad de las cuestiones a decidir, se constituyó una extensa serie de comisiones y comités a los que se asignó todo el trabajo exploratorio. La mera lista del personal de estos cuerpos tal como existían el 1 de abril de 1919 ocupa 90 páginas (ibid., 1919, iii, 1). Según la naturaleza de sus funciones, eran representantes o expertos en membresía.

Las Principales Potencias Aliadas y Asociadas gestionaron el extenso trabajo del comité a través de reuniones del Presidente de los Estados Unidos, quien encabezó la Comisión Americana para Negociar la Paz, y los jefes de las otras cuatro delegaciones principales. Se reunieron con sus ministros de relaciones exteriores como el Consejo Supremo del 12 de enero al 24 de marzo de 1919, conocido popularmente como el Consejo de los Diez hasta la partida del presidente Wilson el 14 de febrero. Hasta su regreso el 24 de marzo y hasta la firma del tratado de paz con Alemania, las decisiones definitivas fueron tomadas por el Consejo de los Cuatro, en el que el representante de Japón no participó. Fue un consejo de cinco cuando Japón estuvo representado. Del 27 de marzo al 25 de junio de 1919, el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores, el Consejo de los Cinco, tomó decisiones dentro de su competencia. El Consejo Supremo reapareció después de la salida definitiva del presidente Wilson. En él, los jefes de los cinco gobiernos o los ministros de relaciones exteriores se ocuparon de los asuntos desde el 1 de julio de 1919 hasta el 10 de enero de 1920, estando los Estados Unidos representados de manera continua y responsable hasta el 9 de diciembre de 1919. Inmediatamente después del tratado de paz con Alemania Entró en vigor los representantes de las principales potencias aliadas se reunieron como el Consejo de Jefes de Gobierno o el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del 10 al 21 de enero de 1920. A este último le siguió la Conferencia de Embajadores, pero tan tarde como la de Londres. conferencia de marzo-abril de 1921 las reuniones de los jefes de gobierno a menudo se llamaban reuniones del Consejo Supremo. Además, los títulos difieren en los registros en francés e inglés.

Independientemente de cómo se organizara este órgano superior de la conferencia de paz, le correspondía tomar las decisiones sobre los informes de las comisiones o comités y sobre las presentaciones de las delegaciones nacionales. Estos fueron incorporados en artículos formales redactados por los representantes de las Potencias Aliadas y Asociadas y luego presentados como Condiciones de Paz a los estados derrotados en las sesiones plenarias de la conferencia de paz. Las negociaciones escritas que siguieron determinaron el texto final de los tratados de paz, que fueron firmados por todas las partes interesadas. Las cuestiones más importantes del arreglo se resolvieron en las primeras etapas de la conferencia de paz.

Para cuando las Condiciones de Paz Alemanas estuvieron listas, los principales problemas de los acuerdos de paz habían sido resueltos y quedaba por aplicar los principios adoptados a las situaciones particulares [Página 6] de los estados ex enemigos. Los cuatro tratados de paz que entraron en vigor no sólo son similares en forma, sino idénticos, mutatis mutandis, en gran parte de sus textos (ver cuadro comparativo, p. 36). Aproximadamente 290 de los 381 artículos, así como 8 anexos, del tratado de paz con Austria repetían las disposiciones del tratado con Alemania. El tratado con Hungría fue más y el con Bulgaria algo menos de un préstamo de las disposiciones aplicadas a Alemania.

  • Alemania . Las “Condiciones de paz” fueron comunicadas a la delegación alemana en una sesión plenaria el 7 de mayo de 1919. Siguieron negociaciones escritas de cierta extensión. Las "Observaciones sobre las condiciones de paz" fueron entregadas por la delegación alemana el 29 de mayo y la "Respuesta de las potencias aliadas y asociadas" fue entregada el 16 de junio. Una crisis del gabinete alemán y una aguda correspondencia en forma de ultimátum trajo una nueva delegación a Versalles para la firma del tratado el 28 de junio, quinto aniversario del asesinato del archiduque Fernando de Austria. La ratificación de Alemania fue depositada el 12 de julio, pero la incertidumbre sobre las intenciones de Estados Unidos retrasó la entrada en vigor del tratado, sin Estados Unidos, hasta el 10 de enero de 1920.
  • Austria. La delegación austriaca fue convocada para el 2 de junio de 1919, recibió las “Condiciones de paz” el 20 de julio y entregó sus “Observaciones” el 6 de agosto. Ese tratado de paz fue firmado en Saint-Germain-en-Laye el 10 de septiembre. De 1919, entrando en vigor el 16 de julio de 1920.
  • Bulgaria. La delegación búlgara recibió las “Condiciones de paz” el 19 de septiembre de 1919 e hizo sus “Observaciones” el 25 de octubre. El tratado de paz fue firmado en Neuilly-sur-Seine el 27 de noviembre, entrando en vigor el 9 de agosto de 1920.
  • Hungría. Las "Condiciones de paz" húngaras estaban fechadas el 15 de enero de 1920 y sus "Observaciones" se entregaron el 20 de febrero. El tratado de paz en su forma final fue presentado a los húngaros el 6 de mayo y firmado por ellos en Trianon el 4 de junio. 1920, entrada en vigor el 26 de julio de 1921.
  • Pavo . El tratado de paz con Turquía fue el último de los principales instrumentos de la conferencia que se concluyó. Cuando el tratado de paz con Alemania entró en vigor el 10 de enero de 1920, sólo se habían realizado preparativos tentativos para hacer este tratado con el último de los beligerantes derrotados. Las “Condiciones de [Página 7] Paz” se elaboraron en Londres en 69 reuniones entre el 12 de febrero y el 10 de abril y en San Remo en 17 reuniones entre el 18 y el 26 de abril, y transmitidas a los representantes turcos el 11 de mayo. Sus "Observaciones" del 25 de junio fueron consideradas en Spa el 7 de julio, y la "Respuesta ”Estaba fechado el 16 de julio. El tratado completo se firmó en Sevres el 10 de agosto de 1920, pero no entró en vigor. La paz con Turquía finalmente se concluyó mediante 17 instrumentos negociados en la conferencia de Lausana en 1923; el tratado principal se firmó el 24 de julio de 1923 y entró en vigor el 6 de agosto de 1924.

El calendario y las etapas posteriores del arreglo en sí se vieron afectados por la incertidumbre sobre la posición que tomaría Estados Unidos. Sin esperar la participación de los Estados Unidos, se hubiera podido poner en vigor el tratado de paz con Alemania a mediados de octubre de 1919, con la consiguiente aceleración de los pasos con respecto a otras partes de todo el asentamiento. El Consejo Supremo aconsejó a la delegación alemana el 1 de noviembre que estuviera lista para asistir a la ceremonia de entrada en vigor del tratado con cinco días de antelación, y él mismo contó con el día 10. El voto adverso sobre el tratado por parte del Senado de los Estados Unidos el 19 de noviembre provocó un aplazamiento hasta el 1 de diciembre. Se produjo una discusión con la delegación alemana sobre si alguna modificación del tratado no debería tener lugar “en compensación por la ausencia de delegados estadounidenses en las comisiones ”. El problema de poner en vigor el tratado de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas sin la “Potencia Asociada” preocupó al Consejo Supremo hasta el 9 de enero de 1920. El procès-verbal requerido para el primer depósito de ratificaciones se ejecutó al día siguiente.

Con la conferencia de paz en curso de disolución en el momento de la entrada en vigor del tratado de paz con Alemania, el Comité interino para coordinar la interpretación y ejecución de las cláusulas del tratado con Alemania ya no era un canal de acción apropiado. Su carácter temporal fue entendido con su autorización por el Consejo Supremo el 2 de julio de 1919, y ese comité dedicó su atención temprana a la creación de un órgano continuo al que se le podría otorgar autoridad para pasar las cuestiones actuales.

Este órgano fue la Conferencia de Embajadores, que desempeñó el papel principal para las Potencias Aliadas y Asociadas después de la entrada en vigor de los tratados de paz con Alemania, Austria, Bulgaria y Hungría. Se originó en una propuesta norteamericana suscitada por una recomendación del 23 de julio de 1919 hecha por el Comité de Ejecución de las Cláusulas del Tratado al Consejo Supremo de la conferencia de paz. El plan fue aprobado por el Consejo Supremo el 28 de julio y ordenado por el Consejo Supremo mediante resolución del 13 de diciembre.

El Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del 21 de enero de 1920 decidió convocar al comité creado por dicha resolución la "Conferencia de Embajadores" e investir a sus Embajadores en París con los "plenos poderes" que ostentaba el Consejo Supremo, salvo que el no se le otorgó jurisdicción sobre cuestiones derivadas del tratado de paz con Turquía. Como se determinó finalmente, las funciones de la Conferencia de Embajadores abarcaron cuestiones relativas a la interpretación y ejecución de los tratados de paz, “con excepción de los encomendados por ellos a la Sociedad de Naciones, oa la Comisión de Reparación, los de carácter militar, naval y control aéreo y para la margen izquierda del Rin u otros órganos permanentes del mismo carácter ”. La conferencia celebró su primera reunión el 26 de enero de 1920 y adoptó 2.957 resoluciones en 327 sesiones ordinarias hasta el 30 de marzo de 1931. Se celebró en el Quai d'Orsay en París. Bélgica fue admitida para preguntas belgas después de marzo de 1920. El representante francés presidió y los Embajadores de Gran Bretaña, Italia y Japón se sentaron como miembros, con el Embajador de los Estados Unidos como un "observador" intermitente.

A la conferencia colaboró ​​el Comité Militar Aliado “de Versalles”, que se ocupó de las cuestiones militares de la ejecución del tratado, en virtud de una decisión de los Jefes de Gobierno el 13 de diciembre de 1919, hasta su disolución el 16 de marzo de 1931. La conferencia tenía otras ayudas. Convocó a asesores e informes navales de los cuatro principales poderes, y creó el Comité Técnico Geográfico para asistirlo en materia de delimitación y cuestiones territoriales. Un Comité Técnico de Ferrocarriles, un Comité Financiero y un Comité de Redacción sirvieron en la conferencia en sus respectivos campos.

La acción de la Conferencia de Embajadores se tomó en cuatro formas: (1) Resoluciones, decisiones efectivas sin apelación que sólo podían ser cuestionadas por los Gobiernos representados en la conferencia (2) Declaraciones, actos más solemnes que comprometieron la política general de la ex -Estados aliados (3) protocolos, firmados por los Embajadores y plenipotenciarios de los Estados, con los que se regulaban las cuestiones de aplicación de los tratados (4) procès-verbaux (actas) de sus reuniones.


Tratado de Neuilly y Protocolo de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón. - Historia

Notas a la Parte V, Sección II, Artículos 181 a 197

Las cláusulas navales del tratado de paz eliminaron a Alemania de la competencia en armamento naval que había prevalecido antes de la guerra de 1914-18. En ese período, Gran Bretaña había intentado mantener un "estándar de dos potencias". El 17 de marzo de 1920, el Primer Lord del Almirantazgo anunció un "estándar de un solo poder" (Cámara de los Comunes, Debates, quinta serie, 126, col. 2301). En ese discurso dijo:

“Somos muy afortunados en el hecho de que la única armada que se aproxima en fuerza a la nuestra es la de los Estados Unidos de América, con quien estamos asociados de tal manera que la idea de competencia en armamentos entre nosotros es una que es, para decirlo suavemente, nos repugna a todos y aquí, y hablo ahora, no solo por la Junta del Almirantazgo, sino por el Gobierno, esperamos y creemos que si va a haber una emulación entre los Estados Unidos de América y nosotros , es probable que vaya en la dirección de reducir ese amplio margen de fuerza naval que cada uno de nosotros poseemos por igual sobre todas las demás naciones. Ese es el fundamento de la política naval del Gobierno de Su Majestad ".

El 12 de marzo de 1921 en un memorando sobre política naval, el Primer Lord del Almirantazgo declaró:

“Las estimaciones solo pueden basarse en la política, y la política naval del Gobierno, como anunció mi predecesor, en la Cámara de los Comunes, el 17 de marzo de 1920, es mantener un“ estándar de una potencia ”- es decir, que nuestra armada no debe ser inferior en fuerza a la de cualquier otra potencia ".

La gran expansión de las armadas durante la guerra dejó una herencia de material que superó las necesidades de la posguerra. En Estados Unidos existía una gran disposición a reducir los gastos limitando el armamento, lo que se evidenció en la aprobación de resoluciones del Congreso y en la expresión de la opinión pública. El presidente convocó la Conferencia para la Limitación del Armamento Naval, que resultó en una relación de 5: 5: 3: 1,75: 1,75 para los buques capitales y portaaviones en las flotas del Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Francia, e Italia respectivamente. Este tratado para la limitación del armamento naval, firmado en Washington el 6 de febrero de 1922 (Treaty Series 671 43 Stat. 1655 Tratados, convenciones, etc., 1923-37, iv, 4889), entró en vigor el 17 de agosto de 1923 y se estipuló que permanecería en vigor hasta el 31 de diciembre de 1936.

En 1922, las reuniones celebradas en Roma, bajo los auspicios de la Sociedad de Naciones, intentaron sin resultado aplicar los principios del tratado de Washington al armamento naval en general. En 1925, la Sociedad de Naciones estableció la Comisión Preparatoria para la Conferencia de Desarme y en 1927 el Presidente de los Estados Unidos convocó en Ginebra la Conferencia para la Limitación del Armamento Naval, que tenía por objeto aplicar los principios del tratado de Washington a otras categorías de buques de guerra. Esa conferencia se cerró el 24 de agosto de 1927 sin lograr su propósito.

Como continuación de este esfuerzo, un tratado para la limitación y reducción del armamento naval se firmó en Londres el 22 de abril de 1930 y entró en vigor para los Estados Unidos, el Reino Unido y otras partes del Imperio Británico, y Japón, en octubre. 27, 1930 (Treaty Series 830 46 Stat. 2858 Tratados, convenciones, etc., 1923–37, iv, 5268). Este tratado preveía reemplazos y estableció reglas para determinar el desplazamiento estándar, y dispuso la disposición de los buques de guerra. Fijó limitaciones para cruceros, destructores y submarinos, que variaban algo de las proporciones adoptadas en 1922. El tratado, con excepción de la parte IV, terminó el 31 de diciembre de 1936. Francia e Italia no se convirtieron en partes en él. El Japón, que no estaba satisfecho con la proporción de 5: 3, notificó con dos años de antelación su intención de poner fin a los tratados de 1922 y 1930.

Mientras tanto, la Comisión Preparatoria de la [Página 339] Conferencia de Desarme en Ginebra había estado elaborando el proyecto de convención de desarme, que se completó el 9 de diciembre de 1930 para la consideración de la Conferencia para la Reducción y Limitación de Armamentos, que se inauguró el 2 de febrero de 1932. En este borrador, los principios acordados en los tratados de 1922 y 1930 fueron la base de la parte dedicada al armamento naval. Esos dos tratados controlaban las proporciones entre aproximadamente nueve décimas partes del armamento naval del mundo, y el ajuste de los principios involucrados a las embarcaciones navales de los 59 estados participantes no se consideró como un problema esencialmente difícil, aunque muchas cuestiones técnicas y complejas respetando el armamento naval se plantearon. Las dificultades inherentes a las que se enfrentó la Conferencia para la Reducción y Limitación de Armamento relacionadas con el armamento terrestre europeo.

La denuncia japonesa de los tratados de 1922 y 1930 en diciembre de 1934, que entraron en vigor el 31 de diciembre de 1936, creó una nueva situacióni En marzo de 1935, Alemania se sumó a las complicaciones del problema de armamento con su acción unilateral al introducir el servicio militar obligatorio y al embarcarse en un programa de armamento aéreo. El 18 de junio de 1935 el Reino Unido concluyó un acuerdo con Alemania que fijaba permanentemente la fuerza futura de la Armada alemana en el 35 por ciento de la fuerza naval total de la Commonwealth of Nations británica, aplicada por categorías de buques de guerra, excepto los submarinos. que no debían exceder el 45 por ciento del tonelaje británico a menos que se hubieran notificado previamente al Gobierno del Reino Unido y se hubieran mantenido conversaciones con él (Reino Unido, Treaty Series No. 22 (1935), Cmd. 4953).

Con el fin de reconstruir el sistema de control del armamento naval establecido en los tratados de 1922 y 1930, se convocó una conferencia en Londres, de la que Japón se retiró. El tratado subsiguiente para la limitación del armamento naval se firmó allí el 25 de marzo de 1936 y entró en vigor hasta el 31 de diciembre de 1942 para los Estados Unidos, Francia y la Commonwealth of Nations británica (excepto la Unión de Sudáfrica e Irlanda) en 29 de julio de 1937 (Treaty Series No. 919 50 Stat. 1363 Tratados, convenciones, etc., 1923–37, iv, 5548). Un acuerdo entre el Reino Unido e Italia consistente en un protocolo e intercambios de notas adjuntos, firmado en Roma el 16 de abril de 1938, se ocupaba de varias fases de las relaciones de los dos estados, entre las que se encontraba la adhesión de Italia al tratado del 25 de marzo. 1936 (Reino Unido, Treaty Series No. 31 (1938), Cmd.5726), vigente desde el 2 de diciembre de 1938.

El tratado de 1936 se basó en el principio de limitación cualitativa y limitó el tonelaje máximo y el calibre del cañón de las diversas categorías de buques de acuerdo con las definiciones acordadas de desplazamiento, categorías y edad de los buques. No preveía una limitación cuantitativa como lo hicieron los tratados que expiraban de 1922 y 1930, pero sí preveía la notificación anticipada y el intercambio de información con respecto a los programas de construcción y adquisición.

El 17 de julio de 1937 el Reino Unido firmó acuerdos con los Gobiernos de Alemania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que prevén la limitación del armamento naval y el intercambio de información relativa a la construcción naval basada en el tratado de 1936, con ciertas reservas derivadas de Circunstancias especiales alemanas y soviéticas (Reino Unido, Serie de Tratados Nos. 2 y 17 (1938), Cmd. 5637, 5679). Ambos entraron en vigor el 4 de noviembre de 1937 y se estipuló que permanecerían en vigor hasta el 31 de diciembre de 1942. El 27 de abril de 1938 el Reino Unido firmó con Polonia un acuerdo similar, que entró en vigor el 22 de noviembre de 1938 (Reino Unido, Serie de Tratados No. 1 (1939), Cmd.5916). El 21 de diciembre de 1938, el Reino Unido firmó un acuerdo similar con Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia (Reino Unido, Misc. No. 6 (1939), Cmd. 5999) pero no entró en vigor.

En 1938, las autoridades navales de los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido llegaron a la conclusión de que el gobierno japonés, que se había ausentado de todos los acuerdos navales desde 1934, estaba construyendo buques capitales que superaban el límite de 35.000 toneladas fijado por el tratado de 1936. . Los tres Gobiernos, por lo tanto, concluyeron un protocolo el 30 de junio de 1938 que modificó el artículo 4 del tratado del 25 de marzo de 1936 al fijar un límite para buques capitales de 45.000 toneladas (45.750 toneladas métricas) y confirmar un calibre máximo para cañones de 16 pulgadas (Acuerdo Ejecutivo Serie 127 Reino Unido, Serie de Tratados No. 43 (1938), Cmd. 5781). Los protocolos idénticos fueron firmados por el Reino Unido con Alemania el 30 de junio de 1938 (Reino Unido, Treaty Series No. 56 (1938), Cmd. 5834), con la Unión Soviética el 6 de julio de 1938 (ibid., No. 39 ( 1939), Cmd. 6074), y con Polonia el 22 de julio de 1938 (ibid., No. 2, (1939), Cmd. 5917), mientras que el cambio fue incorporado en el acuerdo no ratificado firmado en diciembre con Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia.

El artículo 25 del tratado del 25 de marzo de 1936 disponía la "escalada", [Página 341] es decir, el derecho a apartarse de las limitaciones y restricciones del tratado "si, y en la medida en que" una parte contratante "considere tal salida necesaria para cumplir con los requisitos de su seguridad nacional ”. Estados Unidos dio la notificación necesaria para beneficiarse de esta disposición el 31 de marzo de 1938, en vista del hecho de que "el gobierno japonés no decidió proporcionar información con respecto a su construcción naval actual o sus planes para la construcción futura" a petición. sobre informes de construcción que no se ajustan a las limitaciones y restricciones del tratado. Los Gobiernos británico y francés se adhirieron a este protocolo por sí mismos.

El 28 de abril de 1939 Alemania denunció el acuerdo del 17 de abril de 1938 y el protocolo del 30 de junio de 1938 con el Reino Unido. El Führer alemán en un discurso ante el Reichstag, así como en el memorando denunciando el acuerdo, manifestó la conveniencia futura de “un entendimiento claro y categórico sobre una base segura”. La respuesta británica del 23 de junio cerró con el deseo de “saber cómo se propondría el Gobierno alemán para asegurar que cualquier acción en forma de denuncia o modificación del nuevo acuerdo durante los términos de su vigencia debe contar con el consentimiento de ambas partes”. (Alemania, Auswärtiges Amt, 1939, No. 2, Documentos sobre el origen de la guerra, núms.294, 295 Reino Unido, Documentos sobre las relaciones germano-polacas y el estallido de hostilidades entre Gran Bretaña y Alemania el 3 de septiembre de 1939, Nos. 21, 22, 24, Misc. No. 9 (1939), Cmd. 6106).

Al estallar la guerra, se notificó a Polonia y la Unión Soviética la suspensión, en lo que respecta al Reino Unido, de todas las obligaciones derivadas de los acuerdos.

  • 6 acorazados del tipo Deutschland o Lothringen,
  • 6 cruceros ligeros,
  • 12 destructores,
  • 12 lanchas torpederas,

o igual número de buques construidos para reemplazarlos según lo dispuesto en el artículo 190.

No se incluirán submarinos.

Todos los demás buques de guerra, salvo disposición en contrario en el presente Tratado, deberán colocarse en reserva o dedicarse a fines comerciales.

El 18 de junio de 1935, el Reino Unido y Alemania celebraron un acuerdo que, en lo que a ellos respectaba, anulaba los artículos 181-197 del tratado y autorizaba un nivel de armamento naval alemán incompatible con esas disposiciones, ya que permanecían técnicamente en vigor para otros partes en el tratado de paz. En realidad, Alemania había estado construyendo una armada durante varios años, independientemente del tratado. El acuerdo estableció una "relación permanente" entre el tonelaje total de la flota alemana y el tonelaje total de las fuerzas navales de la Commonwealth of Nations británica en la proporción de 35: 100, la proporción de submarinos se fijó en 45: 100 (161 Liga of Nations Treaty Series, pág.9). El acuerdo por el que se relacionaba la flota alemana con el tratado actual que limita el armamento naval fue el primero de varios por los cuales el Reino Unido trató de incluir a los estados europeos dentro del sistema existente de limitación naval (ver ante, p. 339). Alemania, sin embargo, denunció todo el arreglo el 28 de abril de 1939.

Hasta que no se terminen las minas, prescritas por el artículo 193, Alemania mantendrá en servicio el número de embarcaciones barreminas que fijen los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas.

Después de la expiración de un período de dos meses a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, el personal total de la Armada Alemana, incluida la dotación de la flota, defensas costeras, estaciones de señales, administración y otros servicios terrestres, no debe exceder de quince mil , incluidos oficiales y hombres de todos los grados y cuerpos.

La dotación total de oficiales y suboficiales no debe exceder de mil quinientos.

Dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, se desmovilizará el personal que exceda la dotación mencionada.

Ningún cuerpo naval o militar o fuerza de reserva en relación con la Armada puede organizarse en Alemania sin estar incluido en la dotación anterior.

La ley alemana del 23 de marzo de 1921 incorporó las disposiciones del tratado con respecto al tamaño de la flota.

A partir de la fecha de entrada en vigor del presente Tratado, todos los buques de guerra de superficie alemanes que no se encuentren en puertos alemanes dejan de pertenecer a Alemania, que renuncia a todos los derechos sobre ellos.

Los buques que, en cumplimiento del Armisticio del 11 de noviembre de 1918, se encuentran ahora internados en los puertos de las Potencias Aliadas y Asociadas, se declaran finalmente entregados.

Los buques que ahora están internados en puertos neutrales serán entregados allí a los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas. El Gobierno alemán debe enviar una notificación a tal efecto a las Potencias neutrales sobre la entrada en vigor del presente Tratado.

Dentro de un período de dos meses a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, los buques de guerra de superficie alemanes enumerados a continuación serán entregados a los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas en los puertos aliados que dichas potencias dirijan.

Dentro de un período de dos meses a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, los buques de guerra de superficie alemanes enumerados a continuación serán entregados a las Principales Potencias Aliadas y Asociadas en los puertos Aliados que dichas Potencias dirijan.

Estos buques de guerra habrán sido desarmados según lo dispuesto en el artículo XXIII del Armisticio del 11 de noviembre de 1918. Sin embargo, deberán tener todos sus cañones a bordo.

Oldenburg. Posen.
Thuringen. Westfalen.
Ostfriesland. Rheinland.
Helgoland. Nassau.

Stettin. Stralsund.
Danzig. Augsburgo.
München. Kolberg.
Lübeck. Stuttgart.
[Página 344]

y, además, cuarenta y dos destructores modernos y cincuenta barcos torpederos modernos, elegidos por los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas.

Alemania estaba "dispuesta, con la reserva de las medidas financieras necesarias, a entregar no solo los barcos de superficie como lo requiere el artículo 185, sino también todos los barcos de línea" (Relaciones Exteriores, Conferencia de Paz de París, 1919, vi, 821). .

Los aliados se negaron a aceptar las propuestas alemanas (ibid., P. 956).

Por la sección XXIII del armisticio del 11 de noviembre de 1918, Alemania debía entregar 6 cruceros de batalla, 10 acorazados, 8 cruceros ligeros y 50 destructores de tipo moderno, para permanecer bajo la vigilancia de los Aliados y Estados Unidos. La gran rada de Scapa Flow fue designada como lugar de internamiento, y los barcos fueron anclados allí con tripulaciones esqueléticas bajo la carga inmediata de un almirante alemán.

El 21 de junio de 1919, los marineros alemanes a bordo de los barcos abrieron las tomas de mar bajo las órdenes del almirante alemán al mando, y todos los cascos fueron hundidos. El almirante alemán alegó que actuó en la creencia de que el armisticio expiró al mediodía del 21 de junio. Esa creencia no tenía ningún fundamento ya que la convención del 16 de febrero de 1919 prolongar el armisticio evitó claramente nombrar una fecha para su expiración y se reservó a los Aliados. y las propias Potencias Asociadas el derecho a rescindir el período de prórroga con tres días de preaviso, que no se había dado.

El presidente de la conferencia de paz del 25 de junio llamó la atención del gobierno alemán sobre esta rotunda violación de los términos del armisticio y, aunque no ejercía el derecho consiguiente de reanudar las hostilidades, informó a Alemania que los gobiernos aliados y asociados tomarían las medidas necesarias. considera apropiado.

El asunto fue resuelto por el protocolo firmado en nombre de Alemania en el depósito de ratificaciones del tratado el 10 de enero de 1920. Los términos relevantes de ese protocolo son los siguientes (Reino Unido, Protocolos y correspondencia entre el Consejo Supremo y el Conferencia de Embajadores y del Gobierno Alemán y la Delegación Alemana por la Paz entre el 10 de enero de 1920 y el 17 de julio de 1920, Respecto a la Ejecución del Tratado de Versalles del 28 de junio de 1919, Misc. No. 15, Cmd. 1325, p. 7):

“Finalmente, como las Potencias Aliadas y Asociadas no podían permitir pasar sin penalización, las otras fallas en la ejecución de las convenciones de armisticio [Página 345] y violaciones tan graves como la destrucción de la flota alemana en Scapa Flow, la destrucción de U.C. 48 frente a Ferrol y la destrucción en el Mar del Norte de ciertos submarinos que se dirigían a Inglaterra para la rendición, Alemania se compromete:

"B. Entregar dentro de los diez días siguientes a la firma del presente protocolo una lista completa de todos los muelles flotantes, grúas flotantes, remolcadores y dragas de propiedad alemana. Esta lista, que será entregada a la Comisión de Control Naval Inter-Aliada a que se refiere el artículo 209 del Tratado de Paz, especificará el material que el 11 de noviembre de 1918 pertenecía al Gobierno alemán o en el que el Gobierno alemán tenía en esa fecha un interés importante.

"C. Los oficiales y hombres que formaron las tripulaciones de los buques de guerra hundidos en Scapa Flow y que se encuentran actualmente detenidos por las principales potencias aliadas y asociadas, con excepción de aquellos cuya rendición está prevista en el artículo 228 del Tratado de Paz, serán repatriado a más tardar cuando Alemania haya cumplido las disposiciones de los párrafos A y B anteriores.

"D. El destructor B.98 será considerado como uno de los cuarenta y dos destructores cuya entrega está prevista en el artículo 185 del Tratado de Paz.

“2. Entregar dentro de los diez días siguientes a la firma del presente protocolo los motores y motores de los submarinos U.137 y U.138 como compensación por la destrucción del U.C. 48.

“3. Pagar a los Gobiernos Aliados y Asociados antes del 31 de enero de 1920, el valor del material aeronáutico exportado, de acuerdo con la decisión que se dicte y la valoración que hará y notificará la Comisión de Control Aeronáutica Interaliada. a que se refiere el artículo 210 del Tratado de Paz ”.

A la entrada en vigor del presente Tratado, el gobierno alemán debe emprender, bajo la supervisión de los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas, la división de todos los buques de guerra de superficie alemanes ahora en construcción.

Los cruceros auxiliares alemanes y los auxiliares de flota que se enumeran a continuación serán desarmados y tratados como buques mercantes.

internado en países neutrales:

Berlina. Seydlitz.
Santa Fe. Yorck.

en Alemania :

Amnios. Fürst Bülow.
Answald. Gertrud.
Bosnia. Kigoma.
Córdoba. Rugia.
Cassel. Santa Elena.
Dania. Schleswig.
Rio Negro. Möwe.
Rio Pardo. Sierra Ventana.
Santa Cruz. Chemnitz.
Sehwaben. Emil Georg von Strauss.
Solingen. Habsburgo.
Steigerwald. Meteorito.
Franken. Waltraute.
Gundomar. Scharnhorst.

DISPOSICIÓN DE LA FLOTA ALEMANA 1

Hundido en Scapa Flow Gran Bretaña Francia Italia Japón Estados Unidos Otro Total
Buque de guerra 10 5 1 2 1 19
Cruceros de batalla 5 5
Cruceros ligeros 5 6 5 3 1 1 21
Líderes y destructores 39 12 3 4 3 61
Barcos torpederos 38 12 50

Los barcos hundidos en Scapa Flow finalmente se levantaron. Todos los acorazados y cruceros de batalla se rompieron. De los cruceros ligeros, Francia incorporó el Königsberg (Metz), Regensburg (Estrasburgo), Stralsund (Mulhouse) y Kolberg (Colmar) en su flota, e Italia incorporó el Pillau, Graudenz (Ancona) y Estrasburgo. Francia e Italia retuvieron cada una un líder de flotilla. Francia incorporó ocho destructores e Italia dos. Brasil y Polonia recibieron cada uno seis torpederos con fines policiales.

Transcurrido un mes desde la entrada en vigor del presente Tratado, todos los submarinos alemanes, los buques de salvamento submarinos y los muelles para submarinos, incluido el muelle tubular, deben haber sido entregados a los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas.

Aquellos de estos submarinos, buques y muelles que dichos Gobiernos consideren aptos para navegar por sus propios medios o para ser remolcados serán llevados por el Gobierno alemán a los puertos aliados que se han indicado.

El resto, y también los que están en curso de construcción, serán divididos en su totalidad por el Gobierno alemán bajo la supervisión de dichos Gobiernos. La disolución debe completarse en un plazo máximo de tres meses después de la entrada en vigor del presente Tratado.

Los artículos, maquinaria y material derivados del desguace de buques de guerra alemanes de todo tipo, ya sean buques de superficie o submarinos, [Página 348] marinos, no pueden utilizarse excepto con fines puramente industriales o comerciales.

No pueden venderse ni desecharse en países extranjeros.

Alemania tiene prohibido construir o adquirir buques de guerra distintos de los destinados a reemplazar las unidades en comisión previstas en el artículo 181 del presente Tratado.

Los buques de guerra destinados a fines de reemplazo como se indica arriba no excederán el siguiente desplazamiento:

Barcos blindados 10,000 toneladas,
Cruceros ligeros 6.000 toneladas,
Destructores 800 toneladas,
Barcos torpederos 200 toneladas.

Salvo que se haya perdido un buque, las unidades de las diferentes clases sólo podrán ser reemplazadas al cabo de un período de veinte años en el caso de acorazados y cruceros, y de quince años en el caso de destructores y torpederos, contados desde la puesta a flote. de El Barco.

En junio de 1928, Alemania instaló el primero de sus Panzerschiffe, que llegó a ser conocido como "acorazados de bolsillo" porque, dentro del límite de tonelaje de 10,000 toneladas, los tipos especiales de construcción, como un casco soldado eléctricamente y métodos para ahorrar peso, permitieron a los diseñadores para aumentar la armadura y el armamento hasta un punto que hiciera que el poder de ataque fuera comparable al de un acorazado. El primer barco blindado de este tipo se lanzó en 1931.

La construcción o adquisición de cualquier submarino, incluso con fines comerciales, estará prohibida en Alemania.

La construcción y adquisición de cualquier submarino, incluso con fines comerciales, estará prohibida en Alemania.

Los buques de guerra en comisión de la flota alemana deben tener a bordo o en reserva únicamente la asignación de armas, municiones y material de guerra fijado por las principales potencias aliadas y asociadas.

Los buques de guerra en comisión de la flota alemana sólo deben tener a bordo o en reserva la asignación de armas, municiones y material de guerra fijado por las Principales Potencias Aliadas y Asociadas.

En el plazo de un mes a partir de la fijación de las cantidades indicadas anteriormente, las armas, municiones y material de guerra de todo tipo, incluidas minas y torpedos, ahora en manos del Gobierno alemán y en exceso de dichas cantidades, serán entregados a los Gobiernos de dichas Potencias en los lugares que le indiquen. Tales armas, municiones y material de guerra serán destruidos o inutilizados.

Quedan prohibidas todas las demás existencias, depósitos o reservas de armas, municiones o material de guerra naval de todo tipo.

Queda prohibida la fabricación de estos artículos en territorio alemán y su exportación a países extranjeros.

Queda prohibida la fabricación en territorio alemán y la exportación de estos artículos a países extranjeros.

A la entrada en vigor del presente Tratado, Alemania barrerá inmediatamente las minas en las siguientes áreas en el Mar del Norte al este de la longitud 4 ° 00 ′ E. de Greenwich:

(1) Entre los paralelos de latitud 53 ° 00 ′ N. y 59 ° 00 ′ N. (2) Hacia el norte de la latitud 60 ° 30 ′ N.

Alemania debe mantener estas áreas libres de minas.

Alemania también debe barrer y mantener libres de minas las zonas del Báltico que, en última instancia, puedan ser notificadas por los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas.

El personal de la Armada Alemana será reclutado íntegramente mediante compromisos voluntarios celebrados por un período mínimo de veinticinco años consecutivos para oficiales y suboficiales doce años consecutivos para suboficiales y soldados.

El número de contratados para reemplazar a los despedidos por cualquier causa antes de la expiración de su período de servicio no debe exceder el cinco por ciento anual de los totales previstos en esta Sección (artículo 183).

El personal dado de baja de la Armada no debe recibir ningún tipo de entrenamiento naval o militar ni realizar ningún servicio posterior en la Armada o el Ejército.

Los oficiales pertenecientes a la Armada Alemana y no desmovilizados deben participar en el servicio hasta la edad de cuarenta y cinco años, a menos que sean dados de baja por razones suficientes.

Ningún oficial u hombre de la marina mercantil alemana recibirá formación en la Armada.

Con el fin de garantizar el libre paso al Báltico a todas las naciones, Alemania no erigirá ninguna fortificación en el área comprendida entre las latitudes 55 ° 27 ′ N. y 54 ° 00 ′ N. y las longitudes 9 ° 00 ′ E. y 16 ° 00. ′ E. del meridiano de Greenwich, ni instalar ningún cañón al mando de las rutas marítimas entre el Mar del Norte y el Báltico. Las fortificaciones que existen ahora en esta área serán demolidas y los cañones removidos bajo la supervisión de los Gobiernos Aliados y en períodos que ellos fijarán.

El Gobierno Alemán pondrá a disposición de los Gobiernos de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas toda la información hidrográfica en su poder sobre los canales y aguas contiguas entre el Báltico y el Mar del Norte.

Todas las obras fortificadas y fortificaciones, distintas de las mencionadas en la Sección XIII (Heligoland) de la Parte III (Cláusulas políticas para Europa) y en el Artículo 195, ahora establecidas dentro de los cincuenta kilómetros de la costa alemana o en las islas alemanas frente a esa costa se considerarán como de naturaleza defensiva y pueden permanecer en su condición actual.

No se construirán nuevas fortificaciones dentro de estos límites. El armamento de estas defensas no excederá, en número y calibre de cañones, a los que se encuentran en posición a la fecha de entrada en vigor del presente Tratado. El Gobierno alemán comunicará inmediatamente los detalles del mismo a todos los Gobiernos europeos.

Al vencimiento de un período de dos meses a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, las existencias de municiones para estas armas se reducirán y se mantendrán en una cifra máxima de mil quinientos cartuchos por pieza para calibres de 4.1 pulgadas o menos, y quinientas balas por pieza para calibres superiores.

Un acuerdo entre los Gobiernos alemán, finlandés y sueco relativo a la demolición de fortificaciones en las islas Aaland [Página 351] y otras instalaciones militares se firmó en Estocolmo el 30 de diciembre de 1918 y entró en vigor el 28 de marzo de 1919 (113 Estados británicos y extranjeros Documentos, p. 993).

Para una descripción de la línea de las fortificaciones permitidas, ver nota al artículo 180.

Durante los tres meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, las estaciones alemanas de telegrafía inalámbrica de alta potencia en Nauen, Hannover y Berlín no se utilizarán para la transmisión de mensajes sobre cuestiones navales, militares o políticas de interés para Alemania o cualquier Estado. que se ha aliado con Alemania en la guerra, sin el consentimiento de los gobiernos de las principales potencias aliadas y asociadas. Estas estaciones pueden utilizarse con fines comerciales, pero solo bajo la supervisión de dichos Gobiernos, quienes decidirán la longitud de onda que se utilizará.

Durante el mismo período, Alemania no construirá más estaciones de telegrafía inalámbrica de alta potencia en su propio territorio o en el de Austria, Hungría, Bulgaria o Turquía.


Capítulo III: Disposiciones diversas

Articulo XXI.

Si durante la vigencia del presente Tratado los requisitos de seguridad nacional de cualquier Potencia Contratante con respecto a la defensa naval son, en opinión de esa Potencia, materialmente afectados por cualquier cambio de circunstancias, las Potencias Contratantes, a solicitud de tal Poder, reunirse en conferencia con miras a la reconsideración de las disposiciones del Tratado y su enmienda por mutuo acuerdo.

En vista de posibles desarrollos técnicos y científicos, los Estados Unidos, después de consultar con las otras Potencias Contratantes, organizará una conferencia de todas las Potencias Contratantes que se convocará tan pronto como sea posible después de transcurridos ocho años desde la entrada en vigor de el presente Tratado para considerar qué cambios, si los hubiere, en el Tratado pueden ser necesarios para hacer frente a tales desarrollos.

Artículo XXII

Siempre que una Potencia Contratante se involucre en una guerra que en su opinión afecte la defensa naval de su seguridad nacional, dicha Potencia podrá, previa notificación a las otras Potencias Contratantes, suspender por el período de hostilidades sus obligaciones en virtud del presente Tratado distintas de las estipuladas en los Artículos. XIII y XVII, siempre que dicha Potencia notifique a las demás Potencias Contratantes que la emergencia es de tal naturaleza que requiere tal suspensión.

Las restantes Potencias Contratantes se consultarán en tal caso con miras a llegar a un acuerdo sobre qué modificaciones temporales, si las hubiere, deberían hacerse en el Tratado entre ellas. Si tal consulta no produce un acuerdo, debidamente hecho de acuerdo con los métodos constitucionales de las respectivas Potencias, cualquiera de dichas Potencias Contratantes podrá, notificando a las otras Potencias Contratantes, suspender por el período de hostilidades sus obligaciones bajo el presente Tratado, distintas de las previstas en los artículos XIII y XVII.

Al cesar las hostilidades, las Potencias Contratantes se reunirán en conferencia para considerar qué modificaciones, si las hubiere, deberían hacerse en las disposiciones del presente Tratado.

ARTICULO XXIII

El presente Tratado permanecerá en vigor hasta el 31 de diciembre de 1936, y en caso de que ninguna de las Potencias Contratantes haya dado aviso dos años antes de esa fecha de su intención de dar por terminado el Tratado, continuará en vigor hasta la expiración de dos años desde el fecha en que una de las Potencias Contratantes notificará la terminación, con lo cual el Tratado terminará en lo que respecta a todas las Potencias contratantes. Dicha notificación se comunicará por escrito al Gobierno de los Estados Unidos, el cual remitirá inmediatamente copia certificada de la notificación a las demás Potencias y les informará de la fecha en que fue recibida. La notificación se considerará entregada y entrará en vigor en esa fecha. En el caso de que el Gobierno de los Estados Unidos notifique la rescisión, dicha notificación se dará a los representantes diplomáticos en Washington de las demás Potencias Contratantes, y se considerará que la notificación ha sido entregada y entrará en vigor el fecha de la comunicación dirigida a dichos representantes diplomáticos.

En el plazo de un año a partir de la fecha en que haya entrado en vigor una notificación de terminación por cualquier Potencia, todas las Potencias Contratantes se reunirán en conferencia.

Artículo XXIV.

El presente Tratado será ratificado por las Potencias Contratantes de acuerdo con sus respectivos métodos constitucionales y entrará en vigor en la fecha del depósito de todas las ratificaciones, que tendrá lugar en Washington lo antes posible. El Gobierno de los Estados Unidos transmitirá a las demás Potencias Contratantes una copia certificada de la proc y egraves-verbal del depósito de ratificaciones.

El presente Tratado, cuyos textos en francés e inglés son auténticos, quedará depositado en los archivos del Gobierno de los Estados Unidos, y ese Gobierno transmitirá copias debidamente certificadas del mismo a las demás Potencias Contratantes.

EN FE DE LO CUAL los Plenipotenciarios antes mencionados han firmado el presente Tratado.

HECHO en la ciudad de Washington el día seis de febrero de mil novecientos veintidós.


Disputas resueltas por la Liga de Naciones

Polonia sufría frecuentes problemas, temiendo por su independencia frente a las amenazas de la vecina Rusia, que en 1920 ocupó la ciudad de Vilna y la entregó a los aliados lituanos. Tras una demanda de que Polonia reconociera la independencia de Lituania, la Liga se involucró.

Vilna fue devuelta a Polonia, pero continuaron las hostilidades con Lituania. La Liga también se incorporó cuando Polonia se enfrentó a Alemania por la Alta Silesia y a Checoslovaquia por la ciudad de Teschen.

Otras áreas de disputa en las que se involucró la Liga incluyeron la disputa entre Finlandia y Suecia por las Islas Aaland, disputas entre Hungría y Rumania, disputas separadas entre Finlandia y Austria con Rusia, Yugoslavia y Austria, una disputa fronteriza entre Albania y Grecia, y la pelea entre Francia e Inglaterra por Marruecos.

En 1923, tras el asesinato del general italiano Enrico Tellini y su personal dentro de las fronteras de Grecia, Benito Mussolini tomó represalias bombardeando e invadiendo la isla griega de Corfú. Grecia solicitó la ayuda de League & # x2019s, pero Mussolini se negó a trabajar con ella.

La Liga se quedó al margen viendo cómo la disputa se resolvía en su lugar por la Conferencia de Embajadores, un grupo aliado que más tarde se hizo parte de la Liga.

El incidente de Petrich siguió dos años después. No está claro exactamente cómo comenzó la debacle en la ciudad fronteriza de Petrich en Bulgaria, pero resultó en la muerte de un capitán griego y represalias de Grecia en forma de invasión.

Bulgaria se disculpó y pidió ayuda a la Liga. La Liga decretó un acuerdo que fue aceptado por ambos países.


Tratado de Neuilly y Protocolo de los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón. - Historia

1. (M. Paderewski y Mr. Hurst estuvieron presentes durante esta discusión).

M. Paderewski dijo que había venido a pedirle al Consejo que hiciera ciertas modificaciones en la Convención a ser firmada entre Polonia y las Principales Potencias Aliadas y Asociadas bajo el Artículo 93 del Tratado de Paz. Los diversos puntos a los que aludía fueron tratados con detalle en una carta, fechada el 26 de junio de 1919, que había enviado al señor Clemenceau, y a la que hacía frecuentes referencias. 1 Convención con Polonia

2. El primer punto planteado por M. Paderewski está contenido en el siguiente extracto de su carta a M. Clemenceau:

“Tengo el honor de declarar, en nombre del Trato de la Delegación Polaca a la Conferencia de Paz, que estamos dispuestos a firmar la Convención propuesta en ejecución del Artículo 93 del Tratado de Paz con Alemania, mientras le pido a usted, M. le Président, en nombre de la justicia, para estipular que la numerosa población polaca destinada a permanecer bajo el dominio alemán gozará de los mismos derechos y privilegios en lo que respecta a la lengua y la cultura que los concedidos a los alemanes que, en virtud del Tratado, se conviertan en ciudadanos de la República de Polonia ". Tratamiento de los policías bajo soberanía alemana

Hubo una discusión considerable sobre este punto, que solo se resume brevemente a continuación.

El presidente Wilson señaló que el reclamo era justo, pero que ahora era imposible incluirlo en el Tratado con Alemania. No había [Página 724] ningún medio por el cual la Conferencia de Paz pudiera obligar a los alemanes a observar ninguna estipulación de este tipo. Los polacos, sin embargo, podrían entablar negociaciones con los alemanes con miras a un arreglo entre ellos.

M. Sonnino dijo que la obligación de Polonia para con los alemanes residentes en Polonia contenida en la Convención podría estar subordinada a la reciprocidad de Alemania.

El Sr. Lloyd George sugirió que el mejor plan sería que Polonia hiciera un llamamiento a la Sociedad de Naciones sobre el tema. Estaba seguro de que el Consejo de la Liga los sostendría. Pensó que este sería un plan mucho mejor que hacer cualquier estipulación sobre el tema. Si hubiera un trato por el cual los alemanes se vieran obligados a tratar a los polacos en su territorio de la misma manera que los polacos estaban obligados a tratar a los alemanes en su territorio, continuamente habría disputas sobre si Alemania había extendido estos privilegios, y Sería un estímulo para que los extremistas rechacen un trato justo alegando que la otra parte no ha hecho lo mismo. Sin embargo, a Polonia le interesaba tratar a los alemanes en su territorio lo mejor posible y hacerlos satisfechos. Podrían llegar tiempos difíciles y entonces sería una gran ventaja que la población alemana no tuviese motivo de descontento. Además, el atractivo de los polacos a la Sociedad de Naciones sería mucho más fuerte si hubieran tratado bien a los alemanes.

M. Paderewski compartía en principio el punto de vista del Sr. Lloyd George, pero señaló que se planteaba la cuestión de cuándo se extendería la autoridad de la Sociedad de Naciones sobre Alemania.

El presidente Wilson señaló que esto dependía de cuándo Alemania fue admitida en la Liga de Naciones y las condiciones para esto se habían establecido en la respuesta a las contrapropuestas alemanas. Consideró que el plan del Sr. Lloyd George era el mejor. Señaló que Alemania estaba ansiosa por calificar para la admisión a la Liga de Naciones, ya que estaba en desventaja frente a otras naciones hasta que se clasificara. Sugirió que se podría pedir a la Liga que insistiera en el tratamiento correspondiente a los polacos en territorio alemán como condición para la entrada de Alemania en la Liga de Naciones. Lamentó que en el Tratado alemán no se hubiera previsto un trato justo de los polacos en Alemania y que sería necesario posponer el asunto por el momento, pero, dadas las circunstancias, pensaba que este era el mejor plan.

M. Clemenceau estuvo de acuerdo en que el mejor plan era que Polonia se postulara a la Liga de Naciones. En respuesta a una observación de M. Paderewski de que la Sociedad de Naciones podría no estar siempre formada por personas movidas por los mismos motivos que el Consejo de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas, señaló que, en efecto, el Consejo de la [Página 725] La Sociedad de Naciones podría estar formada por las mismas personas que el Consejo actual.

3, Una segunda modificación del Tratado, propuesta por M. Paderewski, está contenida en el siguiente extracto de su carta del 26 de junio a M. Clemenceau: - Uso de la lengua yiddish en las escuelas

“Al mismo tiempo, le suplicamos, señor le Président, que tenga la amabilidad de modificar el texto del artículo 9 editando el segundo párrafo de la siguiente manera:

`` En las ciudades y distritos donde reside una proporción considerable de súbditos polacos de fe judía, se asegurará a esta minoría una parte equitativa en la división de las sumas que se recaudarán con fondos públicos, municipales o de otro tipo, con el fin de educación, religión o caridad. Estas sumas se emplearán para el establecimiento, bajo el control del Estado polaco, de escuelas primarias, en las que se respetarán debidamente las necesidades de la fe judía y en las que la lengua judía popular (yiddish) debe considerarse como lengua auxiliar. . '”

Esta modificación, explicó M. Paderewski, había sido solicitada por los judíos polacos.

El Sr. Lloyd George señaló que esta propuesta iba mucho más allá de lo contemplado en el presente proyecto de Tratado.

El presidente Wilson estuvo de acuerdo y señaló que la intención del presente Tratado era que el yiddish solo se usara como un medio de instrucción y no se enseñara como un idioma separado.

M. Paderewski dijo que, como esto había sido propuesto por un influyente organismo judío, había sentido que era su deber presentarlo al Consejo.

4. M. Paderewski también planteó objeciones a la disposición de la Convención con Polonia para la internacionalización del río Vístula y sus afluentes. Temía que esto permitiera a los alemanes obtener ventajas. Alemania ya tenía ventajas en el control de muchos de los mercados que afectaban a Polonia. Estaba dispuesto a concluir cualquier arreglo con las Potencias Aliadas y Asociadas, pero Polonia tenía que recordar que Alemania no se consideraba obligada por tratados. Los periódicos alemanes declararon abiertamente que Alemania no estaría moralmente obligada por el Tratado de Paz. La internacionalización del Vístula no estaba prevista en el Tratado con Alemania. Se había propuesto en Comisiones y Subcomisiones, pero la propuesta se había retirado y, por tanto, el Vístula había sido reconocido como río nacional polaco. Por eso la delegación polaca propuso la supresión del artículo 6. En respuesta a las preguntas sobre hasta qué punto el Vístula atravesaba territorios distintos del polaco, dijo que el río mismo atravesaba completamente el territorio polaco. Su afluente, el Bug, discurría parte de su curso a través del territorio ruteno. Internacionalización del Vístula

El presidente Wilson señaló que, con este artículo, Polonia simplemente estaba obligada a aceptar para sus ríos el mismo régimen internacional que Alemania había aceptado para los ríos alemanes. A Polonia solo se le pidió que entrara en el mismo esquema internacional que se contemplaba en otras partes de Europa.

M. Paderewski dijo que sentía que esta cláusula otorgaba privilegios a los alemanes.

5. En el curso de los debates anteriores, se planteó la cuestión del equipamiento de las fuerzas militares polacas.

El señor Lloyd George dijo que en una breve conversación que mantuvo con el señor Paderewski al entrar, le había preguntado por el estado del ejército polaco. Le perturbó descubrir que esto corroboraba los relatos que había recibido últimamente del general sir Henry Wilson, a saber, que parte de las fuerzas polacas estaban armadas de manera bastante inadecuada. Las Potencias Aliadas y Asociadas tenían mucho material, y no podía imaginar cómo se había permitido que Polonia se quedara corta. Suministros y equipos militares a Polonia

El presidente Wilson pensó que se debía a la dificultad para hacer llegar los suministros.

M. Paderewski lamentó que esa no fuera realmente la razón. Le habían dicho que apelara al Consejo Supremo. Cuando hizo un llamamiento hace algún tiempo, nadie había estado dispuesto a ayudar, excepto el Gobierno italiano, que había enviado varios trenes de municiones a través de Austria. Sin embargo, a excepción del ejército del general Haller, no había recibido nada de los Estados Unidos de América, Francia o Gran Bretaña.

El Sr. Lloyd George dijo que se le había pedido a Gran Bretaña que proporcionara al Almirante Koltchak, al General Denekin y al Gobierno del Arcángel, y lo habían hecho. Preguntó si habían rechazado alguna apelación específica de Polonia.

M. Paderewski dijo que la apelación no se había hecho individualmente a Gran Bretaña, sino que se hizo al Consejo sin ningún resultado.

El presidente Wilson dijo que su propio recuerdo era que no se había enviado nada, porque era imposible pasar ningún material.

El Sr. Lloyd George dijo que no debería haber ninguna dificultad para lograrlo ahora. Todo el ejército del general Haller había sido transportado y Dantzig también estaba disponible.

M. Paderewski dijo que se estaba deteniendo el paso de alimentos a través de Dantzig. Muchos de los soldados en Polonia ni siquiera tenían cartucheras. Había solicitado al Ejército de los Estados Unidos y al Sr. Lansing personalmente y por escrito, pero no pudo conseguir ningún cinturón, aunque el excedente de éstos se estaba quemando en algunos lugares. El equipo del ejército del general Haller era absolutamente de primera clase, pero Polonia tenía unos 700.000 hombres que lo necesitaban todo. Ellos mismos no tenían fábricas y carecían por completo de materia prima.

(Se acordó que los Representantes Militares en Versalles deberían ser informados de que el Consejo de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas estaba ansioso por completar el equipo del ejército polaco. Se debería indicar a los Representantes Militares que investiguen inmediatamente las deficiencias de la Ejército polaco en equipo y suministros, y para asesorar sobre cómo y de qué fuentes se podrían mejorar. Los Representantes Militares deberían estar autorizados a consultar a las Autoridades Militares Polacas sobre el tema.)

6. M. Mantoux leyó la siguiente nota de M. Fromageot.

El Tratado con Alemania debe ser ratificado por Polonia de Polonia para que pueda beneficiarse de él. Por otra parte, la aplicación de este Tratado en lo que concierne a Polonia no está subordinada a la ratificación por Polonia de este Tratado especial con los Poderes para la garantía de las minorías. Importancia de la ratificación por Polonia del Tratado con las Potencias aliadas y asociadas

De esto puede suceder que Polonia, aunque se niegue a ratificar este Tratado especial, se convierta en el beneficiario del Tratado con Alemania, un Tratado cuyo artículo 93, sin embargo, prevé la protección de las minorías en Polonia en la forma de un compromiso con este país.

M. Fromageot ha notificado al Ministro de Relaciones Exteriores de esta cuestión, y el Sr. Hurst también ha notificado al Sr. Balfour.

METRO.Paderewski dijo que no hay duda de que la Dieta polaca ratificará el Tratado.

(Se acordó que no se requería ninguna acción sobre esta nota).

(El Sr. Paderewski y el Sr. Hurst se retiraron).

7. El Consejo tuvo ante sí formularios de Mandatos que habían sido preparados por Lord Milner y distribuidos por el Sr. Lloyd George. La forma de los mandatos: las afirmaciones de Belgain en África oriental

El presidente Wilson dijo que había algunas críticas que hacer contra las propuestas de Lord Milner. En su opinión, apenas proporcionaron una protección adecuada para la población nativa, no proporcionaron lo suficiente para la puerta abierta y los mandatos de clase "C" no previeron las actividades misioneras. Pensaba que si el Consejo se dedicaba ahora a esta cuestión, se encontrarían en la posición de redactar ellos mismos los Mandatos, y no creía que estuvieran debidamente constituidos para ese propósito. Pensó que el mejor plan sería nombrar un comité especial a tal efecto.

El Sr. Lloyd George no estuvo de acuerdo en que el borrador de Lord Milner no fuera lo suficientemente lejos en lo que respecta a la puerta abierta. Pensó que en algunos aspectos sus Formas iban más allá de lo que originalmente se contemplaba. Sin embargo, estuvo de acuerdo en remitir el asunto a un Comité especial. Pensó que tal vez el Comité podría trasladar sus actividades a Londres, ya que esto sería más conveniente para Lord Milner. El coronel [Página 728] House estaba a punto de dirigirse a Londres y, como le informó el barón Makino, vizconde Chinda, el embajador japonés en Londres sería el miembro japonés del Comité.

El presidente Wilson sugirió que el mejor plan sería establecer la Comisión de inmediato y pedirles que celebren una reunión preliminar especial para organizar su propio procedimiento. Pensó que sería un buen plan redactar los Mandatos y publicarlos para provocar críticas antes de adoptarlos. Sin embargo, estaba dispuesto a dejar esto también en manos de la Comisión.

El Sr. Lloyd George dijo que una cuestión estrechamente relacionada era la de las reclamaciones belgas sobre una parte del África Oriental Alemana. Lord Milner había acordado un plan con los representantes del Gobierno belga que el Gobierno británico estaba dispuesto a aceptar. Sin embargo, se sintió obligado a mencionar que el Consejo de la Sociedad de Aborígenes había venido recientemente a París y había planteado objeciones a la asignación de este territorio a Bélgica. Comprendió que la dificultad radicaba en que Bélgica deseaba estos territorios principalmente con el propósito de aumentar la mano de obra y no por lo que contenían.

El presidente Wilson dijo que creía que Bélgica había reformado su administración colonial, pero la dificultad era que el mundo no estaba seguro de que fuera así. Pensó que el mejor plan sería pedir al comité especial que escuchara a la Aborigines Society.

Sir Maurice Hankey, aludiendo a una propuesta que había hecho el señor Clemenceau de que la cuestión se debatiera en la tarde del día siguiente en Versalles después de la firma del Tratado de Paz, dijo que no solo habría que escuchar a los representantes belgas , pero además, los representantes portugueses que habían pedido ser escuchados cuando se estaban examinando cuestiones relativas al África Oriental Alemana.

El presidente Wilson sugirió que el Comité Especial también escuchara a los representantes portugueses.

Sir Maurice Hankey señaló que esto ampliaría considerablemente la referencia a la Comisión especial.

El presidente Wilson dijo que los aborígenes deberían ser escuchados en relación con los mandatos.

El Sr. Lloyd George dijo que suponía que la cuestión del África Oriental Alemana tendría que posponerse hasta que se escuchara a la Aborigines Society.

  • Colonel House para los Estados Unidos de América.
  • Lord Milner para el Imperio Británico.
  • M. Simon para Francia.
  • M. Crespi para Italia.
  • Vizconde Chinda para Japón.

con el siguiente propósito: - 1. Considerar la redacción de Mandatos. 2. Escuchar las opiniones de la Aborigines Society con respecto a las reclamaciones belgas en el África Oriental Alemana. [3.] Conocer las reclamaciones portuguesas con respecto al África Oriental Alemana.

(El Sr. Philip Kerr fue convocado a la sala y recibió instrucciones de invitar a Lord Milner inmediatamente a convocar una reunión preliminar de la Comisión).

8. Con referencia al CF 93, Minuto 11, 2, el Sr. Lloyd George sugirió que se debería enviar un telegrama al Almirante Koltchak preguntándole si estaba dispuesto a aceptar el plan de cooperación de las fuerzas checo-eslovacas en Con la derecha Siberia con el ala derecha de su ejército.

(Se acordó enviar un telegrama en este sentido y el Sr. Lloyd George se comprometió a presentar un borrador al Consejo en la reunión de la mañana siguiente.) Siberia: cooperación de las tropas checoslovacas con la derecha Ala del ejército del almirante Koltchak

9. El presidente Wilson sugirió que, una vez que él y el Sr. Lloyd George se hubieran marchado, la labor principal de la Conferencia debería volver al Consejo de los Diez en el Quai d'Orsay. Dijo que la presencia del Sr. Lansing era necesaria durante un tiempo en los Estados Unidos y que el Sr. Polk 3 ocuparía temporalmente su lugar. Trabajo futuro de la Conferencia de Paz

El Sr. Lloyd George estuvo de acuerdo con el nuevo procedimiento.

(Se acordó que a la salida del presidente Wilson y el Sr. Lloyd George, el Consejo de los Diez debería restablecerse en el Quai d'Orsay como el Consejo Supremo de las Potencias Aliadas y Asociadas en la Conferencia de Paz).

10. El Sr. Lloyd George dijo que entendía que el resultado de las conversaciones recientes era que la cuestión turca debía posponerse hasta que se supiera si los Estados Unidos de América podían aceptar un mandato. pavo

(Se acordó: - 1. Que se suspenda el examen ulterior del Tratado de Paz con Turquía hasta que el Gobierno de los Estados Unidos de América pueda declarar si puede aceptar un mandato para una parte del territorio del antiguo Imperio Turco 2. Que se agradezca a la Delegación Turca las declaraciones que ha realizado en la Conferencia de Paz y que se les transmita la sugerencia de que ahora puedan regresar a su propio país.

En general, se expresó la opinión de que se debería invitar al Sr. Balfour a redactar la carta a los turcos).

11. (Se presentó a M. Tardieu).

El Consejo tuvo ante sí el informe adjunto sobre las propuestas del Gobierno francés en relación con la asignación de algunos antiguos buques de pasaje alemanes para aliviar las dificultades de Francia en materia de tonelaje de pasajeros, especialmente en lo que respecta a sus líneas coloniales. (Apéndice I.) El transporte marítimo y las colonias francesas

El Sr. Lloyd George comentó que si Francia e Italia se encontraban en una posición difícil en cuanto a tonelaje, también lo estaba Gran Bretaña. Dijo que no podía aceptar el informe porque no había ningún representante del Ministerio de Transporte Marítimo disponible para participar en él. No podía ni dar un asentimiento ni un desacuerdo sobre una cuestión de envío a menos que el experto adecuado estuviera disponible. Había telegrafiado el día anterior al Ministro de Transporte Marítimo y esperaba que un experto estuviera disponible de inmediato.

(Se acordó que el informe debería ser considerado tan pronto como un representante del Ministerio Británico de Transporte Marítimo estuviera disponible).

Con referencia a C. F. 91, Minuto I, 5, M. Dutasta entregó una carta de la Delegación alemana sobre el tema de la firma de la Convención especial en relación con el Rin a M. Mantoux, quien la tradujo al inglés (Apéndice II). En esta carta, la Delegación alemana protestó contra la necesidad de firmar la Convención del Rin simultáneamente con el Tratado de Paz, sobre la base de que el artículo 232 sólo preveía una convención posterior. Sin embargo, insinuaron que no insistirían en su objeción si las conversaciones pudieran tener lugar más adelante sobre el tema. Firma del Convenio del Rin

(A sugerencia de M. Clemenceau, se acordó responder en el sentido de que la Convención del Rin debe firmarse el mismo día que el Tratado de Paz con Alemania, pero que las Potencias Aliadas y Asociadas no objetarían reuniones posteriores para discutir detalles .

El Capitán Portier redactó una respuesta, 5a, que fue leída y aprobada. El señor Clemenceau se comprometió a despacharlo inmediatamente.)

13. M. Dutasta también entregó una Nota de la Delegación de Alemania a M. Mantoux, que tradujo al inglés, que contenía el consentimiento de Alemania a la adición de un Protocolo especial al Tratado de Paz con Alemania, como se propuso unos días antes. (Apéndice III.) Acuerdo alemán sobre un protocolo especial

14. El Consejo había examinado la cuestión del tamaño del ejército de ocupación de las provincias al oeste del Rin. A este respecto, tuvieron ante sí el informe de la Comisión especial designada para examinar esta cuestión, así como para redactar una Convención sobre la ocupación militar de los territorios del Rin. Tamaño de la fuerza para la ocupación de las provincias del Rin

(Se acordó remitir la cuestión a los representantes militares del Consejo Supremo de Guerra en Versalles).

15. (Con referencia al CF 79, Minuto 4, 6, se acordó que se autorizara al Secretario General a comunicar la decisión relativa a la frontera entre Rumania y Jugo-Slavia en el Banat a los representantes en París de los países interesados. )

16. Con referencia a C. F. 92, Minuto 20, 7 el siguiente telegrama fue aprobado y rubricado por los representantes de las Cinco Principales Potencias Aliadas y Asociadas: -

"El Consejo Supremo de las Potencias Aliadas y Asociadas ha decidido autorizar al gobierno polaco a utilizar cualquiera de sus fuerzas militares, incluido el ejército del general Haller, en el este de Galicia". Utilización del ejército del general Haller en el este de Galicia

N. B. — Se explicó que esta decisión era consecuencia de la decisión de que se autorizara al Gobierno polaco a ocupar con sus fuerzas militares el Este de Galicia hasta el río Zbruck, y había sido recomendada por el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores el 25 de junio.

(El Capitán Portier se comprometió a comunicar el telegrama rubricado al Secretario General para su envío).

17. (Se presentaron al señor Claveille y al general Mance 8.)

El general Mance explicó que Sudbahn era el ferrocarril de Viena a Trieste con un ramal a Fiume y un ramal a Innsbruck, que pasaba por Irent. Por el Tratado de Paz, se dividió en cinco partes. Los bonistas eran en gran parte franceses. Los Gobiernos de Austria, Jugo-Slavia, Italia y Hungría tenían cada uno el derecho, en virtud del Tratado de Paz con Austria, de expropiar la parte que atravesaba su territorio. Se han hecho varias propuestas para hacer frente a la difícil situación creada. El más sencillo fue el del Gobierno checo-eslovaco, que, además, se mostró desinteresado. Su propuesta fue que debería haber un acuerdo entre los cuatro gobiernos con respecto al estado del ferrocarril, incluidos los derechos de expropiación y los arreglos financieros. A falta de acuerdo entre los cuatro Gobiernos, el Consejo de la Sociedad de Naciones debería organizar el arbitraje. El Sudbahn

(A petición del Sr. Sonnino, el tema se pospuso hasta el día siguiente, cuando podrían estar presentes expertos italianos, así como británicos y franceses).

Apéndice I del CF-96

[Informe sobre la asignación a Francia de algunos antiguos buques de pasajeros alemanes]

El Comité opina que, en vista, por una parte, de las decisiones del A. M. T. C. 9 sobre la asignación de buques enemigos para su gestión, y por otra parte de las disposiciones del párr. 2, Anexo III, Parte VIII (Reparación) del Tratado de Paz, no tienen autoridad para proponer una distribución de los barcos enemigos, ya sea para la gestión o la asignación final.

Reconocen la posición extremadamente crítica de Francia en lo que respecta al tonelaje de pasajeros, especialmente en lo que respecta a sus líneas coloniales, la disminución que Francia calcula en alrededor del 60%, sin ningún medio para compensar rápidamente el déficit con sus propios recursos.

Consideran que, en vista de que pronto estarán disponibles los buques de pasaje destinados a los Estados Unidos para la gestión del transporte de tropas, la actual Comisión de Reparación de la Conferencia de Paz debería informar al Consejo Supremo sobre la posibilidad, a la espera de una decisión final sobre el problema mencionado, poner dichos buques de pasaje a disposición de Francia.

El Delegado italiano, que no ha podido asistir a la reunión, está de acuerdo, pero observa que la condición de Italia debe ser considerada al mismo tiempo, ya que esta condición es más grave que la condición de Francia.

Apéndice II del CF-96

[El presidente de la delegación alemana (Von Haniel) al presidente de la Conferencia de Paz (Clemenceau)]

Señor: El Ministro Imperial de Relaciones Exteriores me ha dado instrucciones de informar a Su Excelencia de la siguiente manera:

“Los Gobiernos Aliados y Asociados exigen, con referencia al artículo 432 de las condiciones de paz, que el proyecto de acuerdo relativo a la ocupación militar de los distritos del Rin comunicado a la Delegación de Paz alemana el día 16 inst. debe ser firmado por Alemania sin ninguna negociación y al mismo tiempo que el Tratado de Paz. El Gobierno alemán debe hacer las siguientes observaciones al respecto:

“El sentido del artículo 432 no debería, en opinión del Gobierno alemán, interpretarse en el sentido de que Alemania está obligada a reconocer como vinculante sin ninguna negociación adicional el contenido de un Acuerdo redactado únicamente por las Potencias Aliadas y Asociadas. Un "arreglo" (acuerdo), como se describe en el artículo, presupone un acuerdo. Si Alemania se compromete de antemano a cumplir los términos del `` acuerdo '', solo puede ser con el propósito y con el objeto de investir la sumisión de Alemania al Acuerdo para que se celebre con una forma solemne y con mayor significado, y también para garantizar la otras Potencias preocupadas por el peligro de que Alemania se oponga fundamentalmente a tal Acuerdo o haga propuestas imposibles en el curso de las negociaciones al respecto (véanse las observaciones en las páginas 44 y siguientes del memorando de los Gobiernos Aliados y Asociados del decimosexto instante 10 sobre los artículos 283 y 284 del borrador). Cabe señalar, además, que la firma del Acuerdo no fue una de las condiciones del ultimátum del decimosexto instante. La solicitud que se hace ahora de que el Acuerdo sea firmado al mismo tiempo que el Tratado de Paz implica una nueva exigencia que no se basa en ninguna de las condiciones hasta ahora impuestas por nuestros oponentes y parece tener menos fundamento en vista de el hecho de que exige a Alemania de manera aún más unilateral que en el caso del Tratado de Paz la firma de un Acuerdo sin la oportunidad de formular expresión alguna de sus puntos de vista. Aparte del punto de vista jurídico antes mencionado, en opinión del Gobierno alemán, sería de interés para ambas partes que el Proyecto en cuestión fuera en primera instancia objeto de negociaciones especiales. Tal como está redactado actualmente, el Acuerdo difícilmente puede estar de acuerdo con las intenciones de sus autores. Aparentemente, las condiciones están destinadas a adaptarse a la situación en Alemania, pero no cumplen su objetivo, ya que esos autores no conocían la complicada situación en los [Página 734] Estados alemanes interesados. Otras estipulaciones no cumplen con los requisitos prácticos y probablemente en el curso de la discusión oral se habrían modificado de tal manera que estuvieran más en armonía con los intereses tanto de las tropas de ocupación como de Alemania. El Gobierno alemán no está en condiciones de negarse a firmar el Acuerdo si las Potencias Aliadas y Asociadas lo convierten en una condición posterior para la conclusión de la Paz. En caso de que los Gobiernos Aliados y Asociados mantengan su punto de vista, por lo tanto, (el Gobierno alemán) otorgará a los Delegados alemanes facultados para firmar el Tratado de Paz plenos poderes para firmar el Acuerdo al mismo tiempo. Sin embargo, debe señalarse que el Acuerdo, cuyas condiciones violan de manera profunda los derechos jurídicos de Alemania, requiere una ratificación como el propio Tratado de Paz, y Alemania está dispuesta a hacerlo rápidamente. Además, en cualquier caso sería necesario, inmediatamente después de la firma, que los plenipotenciarios de ambas partes contratantes se reunieran para completar y rectificar las estipulaciones del Acuerdo ”.

Apéndice III del CF-96

[El presidente de la delegación alemana (Von Haniel) al presidente de la Conferencia de Paz (Clemenceau)]

Señor: El Ministro Imperial de Relaciones Exteriores me ha dado instrucciones de informar a Su Excelencia de la siguiente manera:

“El Gobierno Alemán recoge de la Nota del 16 [21] instante 11 que los Gobiernos Aliados y Asociados consideran también vinculantes aquellas promesas contenidas en su memorando del 16º instante, 12 que no fueron especialmente señaladas en las disposiciones del Tratado de Paz. Para evitar malentendidos, no tiene objeciones a que algunas de esas promesas se plasmen en un Protocolo final, como se propone en la Nota del 21º instante ”.


4. Tratado entre las principales potencias aliadas y asociadas y Checoslovaquia, firmado en Saint-Germain-en-Laye el 10 de septiembre de 1919 1

Firmado en Saint-Germain-en-Laye, 10 de septiembre de 1919 en vigor mediante depósito de ratificación para Checoslovaquia, 16 de julio de 1920 para el Imperio Británico, 16 de agosto de 1920 para Japón, 14 de octubre de 1920 (aviso de ratificación depositado el 25 de enero , 1921) Italia, 15 de diciembre de 1920 Francia, 29 de julio de 1921.

Estados Unidos: No presentado al Senado por el presidente Tratados no perfeccionados U-9.

LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, EL IMPERIO BRITÁNICO, FRANCIA, ITALIA Y JAPÓN,

las principales potencias aliadas y asociadas,

Considerando que la unión que antes existía entre el antiguo Reino de Bohemia, el Markgraviate de Moravia y el Ducado de Silesia por un lado y los otros territorios de la antigua Monarquía Austro-Húngara por otro ha dejado definitivamente de existir, y

Considerando que los pueblos de Bohemia, de Moravia y de parte de Silesia, así como los pueblos de Eslovaquia, han decidido por su propia voluntad unirse, y de hecho se han unido, en una unión permanente con el fin de formar un único soberano. Estado independiente bajo el título de República Checoslovaca, y

Considerando que los pueblos rutenos al sur de los Cárpatos se han adherido a esta unión, y

Considerando que la República Checoslovaca ejerce de hecho soberanía sobre los territorios mencionados y ya ha sido reconocida como Estado soberano independiente por las demás Altas Partes Contratantes,

Los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón por un lado, confirmando su reconocimiento del Estado checo-eslovaco como miembro soberano e independiente de la Familia de Naciones dentro de los límites que han sido o pueden ser determinados. de acuerdo con los términos del Tratado de Paz con Austria de fecha par

Checo-Eslovaquia en cambio, deseando adecuar sus instituciones a los principios de libertad y justicia, y dar una garantía segura a todos los habitantes de los territorios sobre los que ha asumido la soberanía.

Las Altas Partes Contratantes, deseosas de asegurar la ejecución del artículo 57 de dicho Tratado de Paz con Austria [y del Artículo 86 del Tratado de Paz con Alemania]

Tener nombrados a tal efecto como sus Plenipotenciarios, es decir:

  • El Honorable Frank Lyon Polk, Subsecretario de Estado
  • El Honorable Henry White, ex Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de los Estados Unidos en Roma y París
  • General Tasker H. Bliss, Representante Militar de los Estados Unidos en el Consejo Supremo de Guerra
  • El Muy Honorable Arthur James Balfour, O.M., M.P., Su Secretario de Estado de Relaciones Exteriores
  • El muy honorable Andrew Bonar Law, M.P., Su Lord Privy Seal
  • El Honorable Vizconde Milner, G.C.B., G.C.M.G., Su Secretario de Estado para las Colonias
  • El Muy Honorable George Nicoll Barnes, M.P., Ministro sin cartera
  • El Honorable Vizconde Milner, G.C.B., G.C.M.G. para el DOMINIO de NUEVA ZELANDA:
  • El Honorable Sir Thomas Mackenzie, K.C.M.G., Alto Comisionado para Nueva Zelanda en el Reino Unido
  • Sr. Georges Clemenceau, Presidente del Consejo, Ministro de Guerra
  • Sr. Stephen Pichon, Ministro de Relaciones Exteriores
  • Sr. Louis-Lucien Klotz, Ministro de Finanzas
  • Sr. André Tardieu, Comisario General para Asuntos Militares Franco-Americanos
  • Sr. Jules Cambon, Embajador de Francia
  • El Honorable Tommaso Tittoni, Senador del Reino, Ministro de Relaciones Exteriores
  • El Honorable Vittorio Scialoja, Senador del Reino
  • El Honorable Maggiorino Ferraris, Senador del Reino
  • El Honorable Guglielmo Marconi, Senador del Reino
  • El Honorable Silvio Crespi, Diputado
  • Vizconde Chinda, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de S.M. el emperador de Japón en Londres
  • Sr. K. Matsui, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de S.M. el emperador de Japón en París
  • Sr. H. Ijuin, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de S.M. el emperador de Japón en Roma
  • Sr. Karel Kramàr, presidente del Consejo de Ministros
  • Sr. Edward Benes, Ministro de Relaciones Exteriores

Quienes, después de haber intercambiado sus plenos poderes, comprobados en buena y debida forma, han acordado lo siguiente:

Checoslovaquia se compromete a que las estipulaciones contenidas en los Artículos 2 a 8 de este Capítulo serán reconocidas como leyes fundamentales y que ninguna ley, regulación o acción oficial entrará en conflicto o interferirá con estas estipulaciones, ni prevalecerá ninguna ley, regulación o acción oficial sobre estas estipulaciones. ellos.

Checoslovaquia se compromete a garantizar la protección plena y completa de la vida y la libertad de todos los habitantes de Checoslovaquia sin distinción de nacimiento, nacionalidad, idioma, raza o religión.

Todos los habitantes de Checoslovaquia tendrán derecho al libre ejercicio, público o privado, de cualquier credo, religión o creencia, cuyas prácticas no sean incompatibles con el orden público o la moral pública.

Sin perjuicio de las disposiciones especiales de los Tratados que se mencionan a continuación, Checo-Eslovaquia admite y declara ser nacional checo-eslovaco ipso facto y sin necesidad de formalidad alguna de los nacionales alemanes, austriacos o húngaros con residencia habitual o con derechos de ciudadanía (pertinenza, Heimatsrecht) según sea el caso en la fecha de entrada en vigor del presente Tratado en un territorio que sea o pueda ser reconocido como parte de Checoslovaquia en virtud de los Tratados con Alemania, Austria o Hungría, respectivamente, o de cualesquiera Tratados que puedan ser concluido con el propósito de completar el presente acuerdo.

No obstante, las personas arriba mencionadas que sean mayores de dieciocho años tendrán derecho, en las condiciones contenidas en dichos Tratados, a optar por cualquier otra nacionalidad que les sea posible. La opción de un esposo cubrirá a su esposa y la opción de los padres cubrirá a sus hijos menores de dieciocho años.

Las personas que hayan ejercido el derecho de opción anterior deberán, dentro de los doce meses siguientes, trasladar su lugar de residencia al Estado por el que hayan optado. Tendrán derecho a retener sus bienes inmuebles en territorio checo-eslovaco. Pueden llevar consigo sus bienes muebles de cualquier tipo. No se les podrá imponer derechos de exportación en relación con el traslado de dichos bienes.

Checoslovaquia admite y declara ser nacional checoeslovaco ipso facto y sin requisito de formalidad a las personas de nacionalidad alemana, austriaca o húngara que hayan nacido en el territorio antes mencionado de padres con residencia habitual o en posesión de derechos de ciudadanía (pertinenza, Heimatsrecht) según sea el caso allí, incluso si en la fecha de entrada en vigor del presente Tratado no son ellos mismos residentes habituales o no poseían derechos de ciudadanía allí.

No obstante, dentro de los dos años siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, estas personas podrán realizar una declaración ante las autoridades checoslovacas competentes del país en el que residan, declarando que abandonan la nacionalidad checoeslovaca, y entonces dejar de ser considerados ciudadanos checo-eslovacos. A este respecto, una declaración del marido cubrirá a su esposa, y una declaración de los padres cubrirá a sus hijos menores de dieciocho años.

Checoslovaquia se compromete a no obstaculizar el ejercicio del derecho que tienen las personas interesadas en virtud de los Tratados celebrados o por celebrar por las Potencias aliadas y asociadas con Alemania, Austria o Hungría a elegir si adquieren o no Nacionalidad checo-eslovaca.

Todas las personas nacidas en territorio checo-eslovaco que no hayan nacido como nacionales de otro Estado se convertirán ipso facto en nacionales checoslovacos.

Todos los nacionales checoslovacos serán iguales ante la ley y gozarán de los mismos derechos civiles y políticos sin distinción de raza, idioma o religión.

Las diferencias de religión, credo o confesión no perjudicarán a ningún ciudadano checo-eslovaco en asuntos relacionados con el disfrute de los derechos civiles o políticos, como por ejemplo la admisión a empleos, funciones y honores públicos o el ejercicio de profesiones e industrias.

No se impondrá ninguna restricción al uso libre por cualquier ciudadano checoslovaco de cualquier idioma en relaciones privadas, en el comercio, en la religión, en la prensa o publicaciones de cualquier tipo, o en reuniones públicas.

Sin perjuicio de cualquier establecimiento por parte del Gobierno checo-eslovaco de un idioma oficial, los ciudadanos checo-eslovacos de habla no checa deberán tener las facilidades adecuadas para el uso de su idioma, ya sea oralmente o por escrito, ante los tribunales.

Los nacionales checoslovacos que pertenezcan a minorías raciales, religiosas o lingüísticas gozarán del mismo trato y seguridad ante la ley y de hecho que los demás nacionales checoslovacos. En particular, tendrán el mismo derecho a establecer, administrar y controlar a sus propias expensas instituciones caritativas, religiosas y sociales, escuelas y otros establecimientos educativos, con derecho a utilizar su propio idioma y a ejercer libremente su religión en ellos.

Checoslovaquia proporcionará en el sistema educativo público de las ciudades y distritos en los que una proporción considerable de ciudadanos checoslovacos de lengua distinta al checo sean residentes instalaciones adecuadas para garantizar que se imparta la instrucción a los hijos de dichos ciudadanos checoslovacos. a través de su propio idioma. Esta disposición no impedirá que el Gobierno checoslovaco haga obligatoria la enseñanza del idioma checo.

En las ciudades y distritos donde haya una proporción considerable de nacionales checoslovacos pertenecientes a minorías raciales, religiosas o lingüísticas, se garantizará a estas minorías una participación equitativa en el disfrute y la aplicación de las sumas que puedan proporcionarse [Página 814] de fondos públicos del presupuesto estatal, municipal o de otro tipo, con fines educativos, religiosos o benéficos.

Checoeslovaquia se compromete a constituir el territorio ruteno al sur de los Cárpatos dentro de las fronteras delimitadas por las principales potencias aliadas y asociadas como una unidad autónoma dentro del Estado checoeslovaco, y a otorgarle el máximo grado de autogobierno compatible con la unidad. del Estado Checo-Eslovaco.

El territorio ruteno al sur de los Cárpatos deberá poseer una dieta especial. Esta Dieta tendrá facultades legislativas en todas las cuestiones lingüísticas, escolares y religiosas, en materias de administración local y en otras cuestiones que las leyes del Estado checo-eslovaco le asignen. El gobernador del territorio de Ruthene será designado por el presidente de la República Checoslovaca y será responsable ante la Dieta Ruthene.

Checoslovaquia está de acuerdo en que, en la medida de lo posible, los funcionarios del territorio de Ruthene se elegirán entre los habitantes de este territorio.

Checo-Eslovaquia garantiza al territorio ruteno una representación equitativa en la asamblea legislativa de la República Checo-Eslovaca, a la que enviará diputados elegidos según la constitución de la República Checo-Eslovaca. Sin embargo, estos diputados no tendrán derecho a votar en la Dieta Checo-Eslovaca sobre cuestiones legislativas del mismo tipo que las asignadas a la Dieta Ruthene.

Checoslovaquia está de acuerdo en que las estipulaciones de los Capítulos I y II, en la medida en que afecten a personas pertenecientes a minorías raciales, religiosas o lingüísticas, constituyen obligaciones de interés internacional y estarán bajo la garantía de la Sociedad de Naciones. No se modificarán sin el consentimiento de la mayoría del Consejo [Página 815] de la Sociedad de Naciones. Los Estados Unidos, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón acuerdan por la presente no negar su consentimiento a cualquier modificación en estos Artículos que esté debidamente aprobada por la mayoría del Consejo de la Liga de Naciones.

Checoslovaquia acuerda que cualquier Miembro del Consejo de la Sociedad de Naciones tendrá derecho a señalar a la atención del Consejo cualquier infracción o peligro de infracción de cualquiera de estas obligaciones, y que el Consejo podrá, en consecuencia, tomar tal actuar y dar la dirección que considere adecuada y eficaz en las circunstancias.

Checoslovaquia acepta además que cualquier diferencia de opinión en cuanto a cuestiones de hecho o de derecho que surjan de estos Artículos entre el Gobierno checoeslovaco y cualquiera de las principales Potencias aliadas y asociadas o cualquier otra Potencia, un Miembro del Consejo de la Sociedad de Naciones, se considerará una disputa de carácter internacional en virtud del artículo 14 del Pacto de la Sociedad de Naciones. El Gobierno checo-eslovaco consiente por la presente que cualquier controversia de este tipo, si la otra parte lo exige, se remitirá a la Corte Permanente de Justicia Internacional. La decisión de la Corte Permanente será definitiva y tendrá la misma fuerza y ​​efecto que un laudo de conformidad con el artículo 13 del Pacto.

Cada una de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas por una parte y Checo-Eslovaquia por otra tendrán la libertad de designar representantes diplomáticos para residir en sus respectivas capitales, así como Cónsules Generales, Cónsules, Vicecónsules y Agentes Consulares para residir en las ciudades y puertos de sus respectivos territorios.

Los Cónsules Generales, Cónsules, Vicecónsules y Agentes Consulares, sin embargo, no entrarán en sus funciones hasta que hayan sido admitidos en la forma habitual por el Gobierno en cuyo territorio se encuentren estacionados.

Los Cónsules Generales, Cónsules, Vicecónsules y Agentes Consulares gozarán de todas las facilidades, privilegios, exenciones e inmunidades de toda clase que se otorguen o se otorguen a los funcionarios consulares de la nación más favorecida.

Hasta que el Gobierno checoslovaco establezca un arancel de importación, las mercancías originarias de los Estados aliados o [Página 816] asociados no estarán sujetas a aranceles de importación en Checoslovaquia más elevados que los tipos arancelarios más favorables aplicables a las mercancías de del mismo tipo bajo el Arancel de Aduanas Austro-Húngaro el 1 de julio de 1914.

Checoslovaquia se compromete a no celebrar ningún tratado, convención o arreglo y a no tomar ninguna otra medida que le impida adherirse a cualquier acuerdo general para el trato equitativo del comercio de otros Estados que pueda celebrarse bajo los auspicios de la Sociedad de Naciones. dentro de los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado.

Checoslovaquia también se compromete a extender a todos los Estados Aliados y Asociados los favores o privilegios en materia aduanera que pueda otorgar durante el mismo período de cinco años a cualquier Estado con el que, desde agosto de 1914, los Estados Aliados y Asociados hayan estado en guerra, distintos de los favores o privilegios que puedan concederse en virtud de los arreglos aduaneros especiales previstos en el artículo 222 del Tratado de Paz de la misma fecha con Austria.

La convención internacional relativa a la simplificación de las formalidades aduaneras concluida en Ginebra el 3 de noviembre de 1923 y en vigor el 27 de noviembre de 1924 (30 League of Nations Treaty Series, pág. 371) comprendió parcialmente la situación contemplada en el párrafo 1. Checoslovaquia depositó su ratificación de la convención del 10 de febrero de 1927.

extracto del tratado de paz entre las potencias aliadas y asociadas y austria, firmado en saint-germain-en-laye, 10 de septiembre de 1919

“Artículo 222. No obstante las disposiciones de los Artículos 217 a 220, las Potencias Aliadas y Asociadas acuerdan que no invocarán estas disposiciones para asegurar la ventaja de cualquier arreglo que pueda hacer el Gobierno de Austria con los Gobiernos de Hungría o Checoslovaquia. -Estado de Eslovaquia para la concesión de un régimen aduanero especial a determinados productos naturales o manufacturados, tanto originarios como procedentes de esos países, y que se especificarán en los acuerdos, siempre que la duración de estos acuerdos no exceda de un período de cinco años después de la entrada en vigor del presente Tratado ”.

A la espera de la celebración del acuerdo general antes mencionado, Checo-Eslovaquia se compromete a tratar en pie de igualdad con los buques nacionales o de la nación más favorecida a los buques de todos los Estados aliados y asociados que otorguen un trato similar a los buques checo-eslovacos.

A la espera de la celebración bajo los auspicios de la Sociedad de Naciones de una convención general para asegurar y mantener la libertad de comunicaciones y de tránsito, Checoslovaquia se compromete a otorgar libertad de tránsito a las personas, mercancías, buques, vagones, vagones y correos en tránsito a o de cualquier Estado Aliado o Asociado sobre territorio checo-eslovaco, y tratarlos al menos tan favorablemente como las personas, mercancías, barcos, carruajes, vagones y correos respectivamente de Checoslovaquia o de cualquier otra nacionalidad, origen o importación más favorecidos. o propiedad en lo que respecta a las instalaciones, cargos, restricciones y todos los demás asuntos.

Todas las tasas impuestas en Checoslovaquia a dicho tráfico en tránsito serán razonables teniendo en cuenta las condiciones del tráfico. Las mercancías en tránsito estarán exentas de todos los derechos de aduana u otros derechos.

Las tarifas para el tráfico de tránsito a través de Checoslovaquia y las tarifas entre Checoslovaquia y cualquier Potencia Aliada o Asociada que impliquen billetes o cartas de porte se establecerán a petición de esa Potencia Aliada o Asociada.

La libertad de tránsito se extenderá a los servicios postales, telegráficos y telefónicos.

Siempre que ninguna Potencia Aliada o Asociada pueda reclamar el beneficio de estas disposiciones en nombre de cualquier parte de su territorio en la que no se otorgue trato recíproco con respecto a la misma materia.

Si dentro de un período de cinco años a partir de la entrada en vigor del presente Tratado no se hubiera celebrado ninguna convención general como la antes mencionada bajo los auspicios de la Sociedad de Naciones, Checoslovaquia estará en libertad en cualquier momento a partir de entonces para notificar con doce meses de antelación. al Secretario General de la Sociedad de Naciones para terminar con las obligaciones del presente artículo.

Checoslovaquia dentro del período estipulado se convirtió en parte para:

La convención y estatuto sobre libertad de tránsito, Barcelona, ​​[Página 818] 20 de abril de 1921 en vigor el 31 de octubre de 1922 en vigor para Checoslovaquia, 29 de octubre de 1923 7 Serie de Tratados de la Sociedad de Naciones, p. 11

La convención y estatuto sobre el régimen de vías navegables de interés internacional y protocolo adicional, Barcelona, ​​20 de abril de 1921 en vigor el 31 de octubre de 1922 y 8 de octubre de 1921 en vigor para Checoslovaquia, 28 de septiembre de 1924 7 ibid. , págs.35, 65

La declaración que reconoce el derecho a una bandera de los estados sin costa, Barcelona, ​​20 de abril de 1921 registrada el 8 de octubre de 1921 en vigor para Checoslovaquia, 8 de septiembre de 1924 7 ibid. , pag. 73

Checoslovaquia firmó, pero no ratificó, la convención y el estatuto sobre el régimen internacional de ferrocarriles, Ginebra, 9 de diciembre de 1923 en vigor el 23 de marzo de 1926 47 ibid. , pag. 55.

Checoslovaquia se compromete a adherirse, dentro de los doce meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, a los convenios internacionales especificados en el anexo I.

Checoslovaquia se compromete a adherirse a cualquier convenio nuevo, celebrado con la aprobación del Consejo de la Sociedad de Naciones dentro de los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, para reemplazar cualquiera de los instrumentos internacionales especificados en el Anexo I.

El Gobierno checo-eslovaco se compromete a notificar en un plazo de doce meses al Secretario General de la Sociedad de Naciones si Checo-Eslovaquia desea adherirse a una de las convenciones internacionales especificadas en el anexo II o a ambas.

Hasta que Checoslovaquia se adhiera a los dos convenios especificados en último lugar en el anexo I, acepta, a condición de reciprocidad, proteger mediante medidas efectivas la propiedad industrial, literaria y artística de los nacionales de los Estados aliados y asociados. En el caso de cualquier Estado Aliado o Asociado que no se adhiera a dichos Convenios, Checoslovaquia se compromete a seguir brindando esa protección efectiva en las mismas condiciones hasta la celebración de un tratado o acuerdo bilateral especial a tal efecto con dicho Estado Aliado o Asociado.

A la espera de su adhesión a los demás convenios especificados en el anexo I, Checoslovaquia garantizará a los nacionales de las Potencias aliadas y asociadas las ventajas a las que tendrían derecho en virtud de dichos convenios.

Checoslovaquia también acuerda, a condición de reciprocidad, reconocer y proteger todos los derechos sobre cualquier propiedad industrial, literaria o [Página 819] artística perteneciente a los nacionales de los Estados Aliados y Asociados vigentes, o que de no haber sido por la guerra estado en vigor, en cualquier parte de su territorio.A tal efecto, concederá las prórrogas acordadas en los artículos 259 y 260 del Tratado de Paz con Austria [artículos 307 y 308 del Tratado de Paz con Alemania].

Los períodos fueron de un año y seis meses respectivamente.

Convenios y acuerdos de la Unión Postal Universal firmados en Viena el 4 de julio de 1891.

Convenios y acuerdos de la Unión Postal firmados en Washington el 15 de junio de 1897.

Convenios y acuerdos de la Unión Postal firmados en Roma el 26 de mayo de 1906.

Para más detalles sobre estos instrumentos, ver tratado de paz con Alemania, artículo 283.

convenios telegráficos y radiotelegráficos.

Convenio Telegráfico Internacional firmado en San Petersburgo, 22 de julio de 1875.

Reglamento y Tarifas elaborados por la Conferencia Telegráfica Internacional de Lisboa, 11 de junio de 1908.

Convención Internacional de Radio-Telegrafía, 5 de julio de 1912.

Para más detalles sobre estos instrumentos, ver tratado de paz con Alemania, artículos 283 y 284.

Convenio y arreglos firmados en Berna el 14 de octubre de 1890, el 20 de septiembre de 1893, el 16 de julio de 1895, el 16 de junio de 1898 y el 19 de septiembre de 1906, y las disposiciones complementarias vigentes en virtud de esos Convenios.

Acuerdo de 15 de mayo de 1886 sobre precintado de vagones de ferrocarril sujetos a inspección aduanera y Protocolo de 15 de mayo de 1907.

Acuerdo de 15 de mayo de 1886 relativo a la normalización técnica de los ferrocarriles, modificado el 18 de mayo de 1907.

La convención internacional sobre el transporte de mercancías por ferrocarril del 14 de octubre de 1890 se encuentra en 82 British and Foreign State Papers, p. 771, el acuerdo adicional del 16 de julio de 1895 se encuentra en ibid. , pag. 802 la convención que enmienda la convención de 1890, firmada en París el 16 de junio de 1898, está en 92 ibid. , pag. 433 la convención adicional a la convención de 1890 firmada en Berna el 19 de septiembre de 1906 está en 110 Archives diplomatiques, 1937.

Con respecto a los demás instrumentos, véanse los artículos 282 (3) y (4), 366.

Convenciones de París y Viena del 3 de abril de 1894, 19 de marzo de 1897 y 3 de diciembre de 1903.

Con respecto a estos instrumentos, véase el artículo 282 (19).

Convenio de 26 de septiembre de 1906 para la supresión del trabajo nocturno de las mujeres.

Convenio de 26 de septiembre de 1906 para la supresión del uso de fósforo blanco en la fabricación de fósforos.

Convenciones del 18 de mayo de 1904 y del 4 de mayo de 1910, relativas a la represión del tráfico de esclavos blancos.

Convención del 4 de mayo de 1910 sobre la supresión de publicaciones obscenas.

Convenio Internacional de París de 20 de marzo de 1883, revisado en Washington en 1911, para la protección de la propiedad industrial.

Convenio Internacional de Berna del 9 de septiembre de 1886, revisado en Berlín el 13 de noviembre de 1908 y completado por el Protocolo Adicional firmado en Berna el 20 de marzo de 1914 para la protección de las obras literarias y artísticas.

Con respecto a estos instrumentos, véanse los artículos 282 (15), 282 (16), 282 (17), 282 (18) y 286.

Acuerdo de Madrid de 14 de abril de 1891 para la prevención de falsas indicaciones de origen en las mercancías, revisado en Washington en 1911.

Acuerdo de Madrid de 14 de abril de 1891 para el registro internacional de marcas, revisado en Washington en 1911.

El acuerdo que revisa el acuerdo de Madrid, 14 de abril de 1891, para la prevención de la indicación falsa del origen de las mercancías, firmado en Washington el 2 de junio de 1911, se encuentra en 104 British and Foreign State Papers, p. 137 el acuerdo que revisa el acuerdo de Madrid, 14 de abril de 1891, para el registro internacional de marcas, firmado en Washington el 2 de junio de 1911 está en 108 ibid. , pag. 404.

Todos los derechos y privilegios otorgados por los artículos anteriores a los Estados Aliados y Asociados se otorgarán por igual a todos los Estados Miembros de la Sociedad de Naciones.

Se ratificará el presente Tratado, en francés, en inglés y en italiano, cuyo texto en francés prevalecerá en caso de divergencia. Entrará en vigor al mismo tiempo que el Tratado de Paz con Austria.

El depósito de ratificaciones se hará en París.

Las potencias cuya sede del Gobierno se encuentre fuera de Europa sólo tendrán derecho a informar al Gobierno de la República Francesa a través de su representante diplomático en París que su ratificación ha sido otorgada, en ese caso deberán transmitir el instrumento de ratificación lo antes posible.

Se redactará un acta de depósito de ratificaciones.

El Gobierno francés remitirá a todas las Potencias signatarias copia certificada del acta de depósito de ratificaciones.

En fe de lo cual los plenipotenciarios antes mencionados han firmado el presente Tratado.

Hecho en Saint-Germain-en-Laye, el diez de septiembre de mil novecientos diecinueve, en un solo ejemplar que quedará depositado en los archivos de la República Francesa, y del [Página 822] copias autenticadas transmitido a cada una de las Potencias Signatarias.


Lista de estados miembros

Período de sesiones anual de la Asamblea

La membresía de la LoN está abierta a cualquier Estado, Dominio o Colonia plenamente autónomo si su admisión es acordada por dos tercios de la Asamblea, siempre que dé garantías efectivas de su sincera intención de cumplir con sus obligaciones internacionales y acepte los reglamentos que prescriba la Liga con respecto a sus fuerzas y armamentos militares, navales y aéreos. Los estados miembros son, por continente, los siguientes:

Américas

    Argentina (se fue en 1931 por el rechazo de una resolución de la Alianza del Sur de que todos los estados soberanos fueran admitidos en la Liga. Volvió a ser miembro de pleno derecho en 1933) Bolivia Brasil (se fue en 1931 por el rechazo de una resolución de la Alianza del Sur de que todos los estados soberanos fueran admitidos a la Liga. Reanudó la membresía de pleno derecho en 1933) Canadá (Imperio Británico / membresía separada de la ICF) Chile (se fue en 1931 al rechazar una resolución de la Alianza del Sur de que todos los estados soberanos fueran admitidos en la Liga. Reanudó la membresía de pleno derecho en 1933) Colombia Cuba ( se retiró en 1928, debido a la invasión de Estados Unidos) El Salvador (1921 se retiró con la formación de la República Federal de Centroamérica) Guatemala (1921 se retiró con la formación de la República Federal de Centroamérica) Honduras (1921 se retiró con la formación de la República Federal de Centroamérica) ) Nicaragua (1921 se retiró con la formación de la República Federal de Centroamérica) Panamá Paraguay (se retiró en 1936) Perú (se retiró en 1936) Uruguay (se fue en 1931 por el rechazo de un Sout h Resolución de la Alianza de que todos los estados soberanos sean admitidos en la Liga. Volvió a ser miembro de pleno derecho en 1933) Venezuela (se retiró en 1936) Costa Rica (1921 se retiró con la formación de la República Federal de Centroamérica) República Federal de Centroamérica (se incorporó en 1922) México (se incorporó en 1931) Ecuador (se incorporó a 1934)

Europa

    Finlandia (ingresó en 1921) Luxemburgo (ingresó en 1921) Albania (ingresó en 1921) Estonia (ingresó en 1921) Lituania (ingresó en 1921) Austria-Hungría (ingresó en 1921) Letonia (ingresó en 1923) & # 160 Reino de Bulgaria (ingresó en 1923) Estado libre de Irlanda ( ingresó en 1923, Imperio Británico / Miembro separado de la ICF) Rumania (ingresó en 1925) República de Serbia, antiguo Reino de Serbia (ingresó en 1925) Alemania (ingresó en 1926)
    Australia (membresía separada del Imperio Británico / ICF) Nueva Zelanda (membresía separada del Imperio Británico / ICF) Imperio de Japón (se retiró en 1934) Siam (conocido como Tailandia desde 1939) Irán / Persia (conocido como Irán desde 1934) Turquía (se incorporó a 1932) India (ingresó en 1932, membresía separada del Imperio Británico / ICF)

África


Tabla de tratados

- Acuerdo (con anexo) relativo a los servicios aéreos regulares entre los Países Bajos y la República Argentina (firmado en Buenos Aires el 29 de octubre de 1948, entró en vigor provisionalmente el 29 de octubre de 1948 mediante firma y definitivamente el 14 de octubre de 1950, de conformidad con el artículo xx ) 95 unts 21

- Acuerdo sobre el cese de hostilidades en Viet-Nam (Camboya, República Democrática Popular Lao, Vietnam) (firmado en Ginebra el 20 de julio de 1954, entró en vigor el 22 de julio de 1954) disponible en http://peacemaker.un.org/ node / 1477 ('Acuerdos de Ginebra')

- Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (firmada en Nueva York el 7 de marzo de 1966, entró en vigor el 4 de enero de 1969) 660 unts 195

- Acuerdo relativo a los servicios de transporte aéreo celebrado entre los EE. UU. Y la urss (con anexo, acuerdo complementario y canje de notas) (firmado en Washington D.C. el 4 de noviembre de 1966) icao número de registro 1956 (ya no está en vigor)

- Convención sobre la protección y el uso de cursos de agua transfronterizos y lagos internacionales (firmada en Helsinki el 17 de marzo de 1992, entró en vigor el 6 de octubre de 1996) 1936 unts 269

- Tratado de cielos abiertos (firmado en Helsinki el 24 de marzo de 1992, entró en vigor el 1 de enero de 2002), disponible en http://disarmament.un.org/treaties/t/open_skies

- Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias (firmado en Marrakech el 15 de abril de 1994) 1867 UNTS 14 ("Acuerdo SCM")

- Acuerdo interino israelo-palestino sobre Cisjordania y la Franja de Gaza (firmado en Washington DC el 28 de septiembre de 1995) disponible en https: // peacemaker .un.org / sites / peacemaker.un.org / files / IL% 20PS_950928 _InterimAgreementWestBankGazaStrip % 28OsloII% 29.pdf 'Acuerdo de Oslo ii'

- Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y sobre su destrucción (firmada en Oslo el 18 de septiembre de 1997, entró en vigor el 1 de marzo de 1999) 2056 unts 241

- Acta constitutiva de la Unión Africana (firmada en Lomé el 11 de julio de 2000, entró en vigor el 26 de mayo de 2001) 2158 unts 3

- Acuerdo entre los Estados Unidos de América y Botswana (firmado en Gaborone el 24 de julio de 2000, entró en vigor el 24 de julio de 2000) tias 13106

- Acuerdo entre la Gran Jamahiriya Árabe Libia Popular Socialista y la Confederación Suiza sobre la solución de una controversia (firmado el 20 de agosto de 2009, entró en vigor el 20 de agosto de 2009), https://www.fedlex.admin.ch/eli/ tratado / 9999/3637 / es

- Acuerdo entre el Gobierno de la Federación de Rusia y el Gobierno de la República Turca sobre las condiciones de las visitas mutuas de ciudadanos de Rusia y Turquía (firmado el 12 de mayo de 2010)


Ver el vídeo: Tratado de Neuilly (Octubre 2021).