Podcasts de historia

Carta del presidente Kennedy al presidente Khrushchev Washington, 10 de junio de 1961. - Historia

Carta del presidente Kennedy al presidente Khrushchev Washington, 10 de junio de 1961. - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Carta del presidente Kennedy al presidente KhrushchevWashington, 10 de junio de 1961.

Estimado Sr. Presidente: Muchas gracias por su amabilidad al presentarme una caja de bebidas durante nuestra reciente reunión en Viena./1/ También me gustaría expresar mi agradecimiento al gobierno soviético por la caja de puros de oro, el caviar y los discos. Por estas cortesías estoy muy agradecido.

Atentamente,
John F. Kennedy


Borrador de carta del presidente Kennedy al presidente Diem

DocsTeach es un producto de la división de educación de Archivos Nacionales. Nuestra misión es involucrar, educar e inspirar a todos los estudiantes a descubrir y explorar los registros del pueblo estadounidense conservados por los Archivos Nacionales.

La Administración Nacional de Archivos y Registros es el encargado de los registros de la nación. Guardamos documentos y otros materiales creados en el curso de los negocios realizados por el gobierno federal de los EE. UU. Que se considera que tienen un valor continuo. Mantenemos en fideicomiso para el público la Declaración de Independencia, la Constitución y la Declaración de Derechos, pero también los registros de ciudadanos comunes, en nuestras ubicaciones en todo el país.

Salvo que se indique lo contrario, DocsTeach tiene una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir igual 4.0. Los documentos de fuentes primarias incluidos en este sitio generalmente provienen de las existencias de los Archivos Nacionales y son de dominio público, salvo que se indique lo contrario. Las actividades de enseñanza en este sitio han recibido la dedicación de dominio público CC0. Los autores han renunciado a todos los derechos de autor y derechos relacionados en la medida de lo posible según la ley. Consulte nuestra página legal y de privacidad para conocer los términos y condiciones completos.


Carta del presidente Obama a los presidentes Edward M. Kennedy y Max Baucus

La reunión que celebramos hoy fue muy productiva y quiero felicitarlos por su liderazgo y el arduo trabajo que están haciendo sus Comités en la reforma del sistema de salud, uno de los desafíos más urgentes e importantes que enfrentamos como nación.

En 2009, la reforma del sistema de salud no es un lujo. Es una necesidad que no podemos aplazar. Los altos costos de la atención médica hacen que nuestro curso actual sea insostenible. Es insostenible para nuestras familias, cuyas primas crecientes y gastos de bolsillo las están empujando a la bancarrota y obligándolas a prescindir de los chequeos y las recetas médicas que necesitan. Es insostenible para las empresas, lo que las obliga a elegir cada vez más entre mantener las puertas abiertas o cubrir a sus trabajadores. Y el costo cada vez mayor de Medicare y Medicaid se encuentran entre los principales impulsores de enormes déficits presupuestarios que amenazan nuestro futuro económico.

En resumen, el statu quo se rompe y verter dinero en un sistema roto solo perpetúa sus ineficiencias. No hacer nada solo pondría en riesgo todo nuestro sistema de atención médica. Sin una reforma significativa, se proyecta que una quinta parte de nuestra economía estará atada a nuestro sistema de atención médica en 10 años. Se espera que millones más de estadounidenses se queden sin seguro y, fuera de lo que reciben por atención médica, se proyecta que los trabajadores verán su participación. -La paga de los hogares en realidad cae con el tiempo.

Simplemente, no podemos permitirnos posponer más la reforma del sistema de salud. Este reconocimiento ha llevado a que surja una coalición sin precedentes en nombre de la reforma: hospitales, médicos y aseguradoras de salud, trabajadores y empresas, demócratas y republicanos. Estos grupos, adversarios en esfuerzos anteriores, ahora se encuentran como socios en el mismo lado de este debate.

En esta coyuntura histórica, compartimos el objetivo de una atención médica asequible y de calidad para todos los estadounidenses. Pero quiero enfatizar que la reforma no puede significar centrarse únicamente en la cobertura ampliada. De hecho, sin un esfuerzo serio y sostenido para reducir la tasa de crecimiento de los costos de la atención médica, la cobertura de atención médica asequible permanecerá fuera de alcance. Por lo tanto, debemos atacar las causas fundamentales de la inflación en el cuidado de la salud. Eso significa promover las mejores prácticas, no simplemente las más caras. Deberíamos preguntarnos por qué lugares como la Clínica Mayo en Minnesota, la Clínica Cleveland en Ohio y otras instituciones pueden ofrecer atención de la más alta calidad a costos muy por debajo de la norma nacional. Necesitamos aprender de sus éxitos y reproducir esas mejores prácticas en todo nuestro país. Así es como podemos lograr una reforma que preserve y fortalezca lo mejor de nuestro sistema de atención médica, mientras arregla lo que está roto.

Los planes que están discutiendo encarnan mi creencia fundamental de que los estadounidenses deberían tener mejores opciones de seguro médico, basándose en el principio de que si les gusta la cobertura que tienen ahora, pueden mantenerla, mientras ven cómo se reducen sus costos a medida que nuestras reformas se afianzan. Pero para aquellos que no tienen esas opciones, estoy de acuerdo en que deberíamos crear un intercambio de seguro médico, un mercado en el que los estadounidenses puedan comprar un plan de atención médica en un solo lugar, comparar beneficios y precios y elegir el plan que mejor se adapte a sus necesidades. ellos, de la misma manera que los miembros del Congreso y sus familias pueden hacerlo. Ninguno de estos planes debe denegar la cobertura sobre la base de una condición preexistente, y todos estos planes deben incluir un paquete de beneficios básico asequible que incluya prevención y protección contra costos catastróficos. Creo firmemente que los estadounidenses deberían tener la opción de elegir una opción de seguro médico público que opere junto con los planes privados. Esto les dará una mejor variedad de opciones, hará que el mercado de la atención médica sea más competitivo y mantendrá a las compañías de seguros honestas.

Entiendo que los Comités están avanzando hacia un principio de responsabilidad compartida: hacer que cada estadounidense sea responsable de tener cobertura de seguro médico y pedir que los empleadores compartan el costo. Comparto el objetivo de poner fin a los lapsos y las brechas en la cobertura que nos hacen menos saludables y aumentan los costos de todos, y estoy abierto a sus ideas sobre la responsabilidad compartida. Pero creo que si vamos a hacer que las personas sean responsables de poseer un seguro médico, debemos hacer que la atención médica sea asequible. Si terminamos con un sistema en el que las personas son responsables de su propio seguro, debemos proporcionar una exención por dificultades para eximir a los estadounidenses que no pueden pagarlo. Además, aunque creo que los empleadores tienen la responsabilidad de respaldar el seguro médico para sus empleados, las pequeñas empresas enfrentan una serie de desafíos especiales para brindar beneficios médicos y deberían estar exentas.

La reforma del sistema de salud no debe aumentar nuestros déficits durante los próximos 10 años; debe ser al menos neutral en términos de déficit y poner a Estados Unidos en el camino de reducir su déficit con el tiempo. Para cumplir esta promesa, he reservado $ 635 mil millones en un fondo de reserva de salud como pago inicial de la reforma. Este fondo de reserva incluye una serie de propuestas para reducir el gasto en $ 309 mil millones durante 10 años: reducir los pagos en exceso a las aseguradoras privadas de Medicare Advantage, fortalecer la precisión de los pagos de Medicare y Medicaid al reducir el desperdicio, el fraude y el abuso, mejorar la atención de los pacientes de Medicare después de las hospitalizaciones y alentar a los médicos a formar y organizaciones de atención que rindan cuentas de cuotas & quot para mejorar la calidad de la atención para los pacientes de Medicare. El fondo de reserva también incluye una propuesta para limitar la tasa impositiva a la que los contribuyentes de altos ingresos pueden realizar deducciones detalladas al 28 por ciento, lo que, junto con otras medidas para cerrar las lagunas, recaudaría $ 326 mil millones en 10 años.

Me comprometo a trabajar con el Congreso para compensar por completo el costo de la reforma del sistema de salud reduciendo el gasto de Medicare y Medicaid en otros $ 200 a $ 300 mil millones durante los próximos 10 años y promulgando propuestas apropiadas para generar ingresos adicionales. Estos ahorros se obtendrán no solo mediante la adopción de nuevas tecnologías y abordando los costos de atención enormemente diferentes, sino también al perseguir los impulsores clave del aumento vertiginoso de los costos de atención médica, incluidas las enfermedades crónicas no controladas, la duplicación de pruebas y las readmisiones hospitalarias innecesarias.

Para identificar y lograr ahorros adicionales, también estoy abierto a sus ideas sobre la consideración especial de las recomendaciones de la Comisión Asesora de Pagos de Medicare (MedPAC), una comisión creada por un Congreso Republicano. Bajo este enfoque, las recomendaciones de MedPAC sobre reducciones de costos se adoptarían a menos que una resolución conjunta del Congreso se oponga. Esto es similar a un proceso que ha sido utilizado eficazmente por una comisión encargada de cerrar bases militares, y podría ser una herramienta valiosa para ayudar a lograr la reforma del sistema de salud de una manera fiscalmente responsable.
Estos son algunos de los temas que espero discutir con ustedes con mayor detalle en las próximas semanas y meses. Pero este año, debemos hacer más que discutir. Debemos actuar. El pueblo estadounidense y el futuro de Estados Unidos lo exigen.

Sé que se ha acercado a colegas republicanos, como yo, y que ha trabajado arduamente para llegar a un consenso bipartidista sobre muchos de estos temas. Tengo la esperanza de que muchos republicanos se unan a nosotros para promulgar esta legislación histórica que reducirá los costos de atención médica para las familias, las empresas y los gobiernos, y mejorará las vidas de millones de estadounidenses. Por lo tanto, agradezco sus esfuerzos y espero trabajar con usted para que el Congreso pueda completar la reforma del sistema de salud para octubre.


Camp David

El retiro presidencial en la montaña Catoctin de Maryland pudo haber sido establecido por el presidente Franklin Roosevelt, pero fue el presidente Dwight D. Eisenhower quien lo convirtió en un nombre familiar.

Eisenhower planeó cerrar el complejo de Catoctin y despojar al gobierno de otros "lujos innecesarios" cuando asumió el cargo en 1953. Sin embargo, un viaje de inspección del Departamento de Justicia al sitio dirigido por el fiscal general Herbert Brownell cautivó tanto al fiscal general que presentó una simulación " Petición de Clemencia Ejecutiva "en su nombre. En defensa de su "cliente", Brownell escribió: "El peticionario afirma que fue condenada sin una audiencia en la Casa Blanca y condenada a vergüenza, ignominia y posible traslado o aniquilación".

La petición de Brownell y un viaje de Ike al campamento en mayo de 1953 cambiaron el destino del escondite. El retiro de la cima de la montaña sobreviviría con un cambio significativo. Mientras FDR y el presidente Truman llamaron al complejo "Shangri-La", Ike lo rebautizó como "Camp David" en honor a su nieto David Eisenhower.

El cambio de nombre irritó a los demócratas. El representante Michael J. Kirwan de Ohio señaló con sorna que cambiar el nombre del campamento fue lo único que "logró la Administración Eisenhower sin la ayuda demócrata" durante el primer año en el cargo del nuevo presidente. Se habló de que el nombre volvería a ser "Shangri-La" después de la presidencia de Eisenhower, pero el presidente Kennedy vetó la idea y Camp David permaneció.

En Camp David, bajo la dirección de Ike, se llevaron a cabo una extensa remodelación y construcción. Durante la remodelación se agregaron mesas de picnic, un área para cocinar al aire libre, un refugio antiaéreo y una cabina de proyección. Quizás la nueva característica más destacada fue un campo de golf de tres hoyos inspirado en los greens de Augusta National y Burning Tree, dos de los campos favoritos del presidente. Además del golf, Ike también disfrutó de la pintura al óleo en el retiro ampliado.

Ike valoraba Camp David como un lugar para relajarse, pero también realizaba asuntos oficiales allí. Recuperándose de un ataque al corazón a fines de 1955, Eisenhower celebró reuniones de gabinete y cuatro reuniones del Consejo de Seguridad Nacional en el campamento. En julio de 1957 voló a Camp David en helicóptero como parte del ejercicio de defensa civil "Operación Alerta". Ike fue el primer presidente en viajar a Camp David en helicóptero. El helicóptero redujo el viaje desde Washington, DC, de dos horas a solo treinta minutos.

Eisenhower también usó Camp David para entretener a líderes extranjeros. Los presidentes Charles De Gaulle de Francia, López Mateos de México y Alberto Lleras de Colombia visitaron Camp David durante la Administración Eisenhower. El primer ministro británico, Harold Macmillan, llegó al campo en marzo de 1959 para discutir las acciones soviéticas en Berlín. Macmillan se alegró de ver a su antiguo compañero de la Segunda Guerra Mundial, pero llegó a temer las "inconcebiblemente banales" (en sus palabras) las películas nocturnas que por lo general eran westerns que Ike ya había visto varias veces.

Quizás la visita de jefes de estado más famosa fue realizada por el primer ministro soviético Nikita Khrushchev en septiembre de 1959. Khrushchev inicialmente sospechó del lugar de la reunión porque Camp David no era todavía un fin de semana y un retiro festivo de renombre mundial de los presidentes estadounidenses. Pensó que sonaba como un lugar donde "se enviaban perros callejeros a morir".

Aunque Eisenhower pensó que la visita de Jruschov logró poco en términos de mejorar las relaciones internacionales, una nueva frase entró en el léxico político como resultado de la reunión: el "espíritu de Camp David". Ike admitió más tarde que no estaba seguro de lo que significaba la frase. Cuando se le preguntó, comentó: "Debo decir que nunca lo he usado", pero supuso que "debe significar simplemente que parece que podemos hablar juntos sin abusarnos mutuamente". Los soviéticos tenían su propio uso para la frase. Denunciaron cualquier acción occidental que no les agradara por "violar el espíritu de Camp David", una sanción que nunca aplicaron a sus propias acciones. Cualquiera que sea el verdadero significado, la frase ha perdurado como una expresión útil, aunque controvertida, de cooperación diplomática no oficial teñida de cauteloso optimismo.

Los asuntos exteriores llevarían al presidente Eisenhower de regreso a Camp David por quincuagésima y última vez en abril de 1961, cuando se reunió con el presidente Kennedy allí para revisar la fallida operación de Bahía de Cochinos. Los muchos viajes de Eisenhower a la montaña, combinados con su cambio de nombre del complejo y su uso altamente publicitado para recreación y negocios oficiales, ayudaron a hacer de "Camp David" sinónimo de la presidencia estadounidense moderna y la diplomacia internacional.

Memo sobre el nombramiento de Aspen Lodge, 17 de noviembre de 1958 [Evan P. Aurand Papers, Box 7, Reading File 2 de octubre de 1958-19 de noviembre de 1958 NAID # 12023031]

Guía de Camp David [Neil McElroy Papers, Box 2, Personal Letters 1959 (1) NAID # 12023032]


Materiales incluidos en la exposición

Caso 1. Entre amigos: Sidney Cox y Cornelius Weygandt

Los archivos de correspondencia de Robert Frost, que componen la mayor parte de la colección Robert Frost de 27 cajas de Dartmouth [ahora 39 cajas, MS-11178], contienen decenas de miles de cartas entrantes de Frost. Debido a que Frost no era de los que guardaban copias de la mayor parte de lo que envió, los archivos contienen muchas menos de sus cartas salientes. Pero, con dos relaciones personales, las de Sidney Cox y Cornelius Weygandt, tenemos la suerte de tener ambos lados de los intercambios.

Frost estaba enseñando en la Escuela Normal de Plymouth cuando conoció a Sidney Cox, un recién graduado de la universidad y profesor de secundaria. Los dos entablaron una amistad que duraría cuarenta años. Algunas de las cartas más ricas de nuestra colección, las que revelan la vida laboral y personal de Frost, son las que escribió cuando estaba en Inglaterra a Cox, entonces estudiante de posgrado en la Universidad de Illinois.

Cox pasó a la Universidad de Montana, donde fue despedido de su puesto en 1926 por permitir que los estudiantes incluyeran la frase "hijo de puta" en una publicación universitaria. Con el apoyo rotundo de Frost, Cox fue contratado inmediatamente por Dartmouth, donde permaneció durante el resto de su carrera docente. La relación de Frost con Cornelius Weygandt comenzó profesionalmente, pero rápidamente se convirtió en una profunda amistad. Los dos compartían una sensibilidad literaria y admiraban a muchos de los mismos escritores. También apreciaron y escribieron sobre el carácter rural de New Hampshire.

  1. Cornelius Weygandt. Vecinos de New Hampshire: gente del campo y cosas en las colinas blancas. Nuevo York: Henry Holt and Co., 1937. Rauner White Mountains F39 .W47 1937
  2. Robert Frost. Intervalo de montaña. Nueva York: Henry Holt and Co., 1916. Tenemos muchas copias: solicite Rauner Alumni F9296mo3 (Copia de presentación autógrafa del autor, inscrita a [Harold] Rugg. 7 páginas de verso (en hojas) con la letra de Frost. En sobrecubierta. c.3) o Rauner Frost PS3511.R94 M6 1916 (Obsequio de Harriet Barry en memoria de su padre, John L. Cooley. Copia de presentación autógrafa del autor, inscrita a Cooley, con líneas de "El camino no tomado", en la hoja volante. Con sobrecubierta. C.4).
    1. Frost se basa en el uso local para justificar su título: "El intervalo, puede ser de interés, es el de la rama sur del río Ammonoosuc, justo debajo de Franconia Notch".
    1. Frost se enfureció ante la sugerencia de su amigo común George Browne de que había usado mal la palabra "Intervalo" en el título de su libro. Después de una defensa de párrafo, descarta la crítica con "Pero supongo que es una tontería seguir molestándome con él".
    1. En una de las cartas más conmovedoras de la colección, Frost le dice a Weygandt que su compañero poeta y amigo cercano Edward Thomas había muerto esa semana en la batalla. La carta sirve para presentarle a Weygandt al poeta que nunca conocería: “Y no estaba enamorado de la muerte. Se fue a la muerte porque no le gustaba ir. Quería que lo conocieras ".
    1. En esta respuesta a la solicitud de Weygandt del texto de una conferencia, Frost incluyó un borrador del poema "Blue Ribbons at Amesbury", publicado originalmente el año siguiente en el Atlantic Monthly y luego recopilado en A Further Range.
    1. El “intervalo” al que se refiere Frost se encuentra en el brazo sur del río Ammonoosuc, justo debajo de Franconia Notch.
    1. Frost se deleitó enormemente con el nombramiento de Cox en Dartmouth. “Dartmouth es una de mis universidades favoritas, aunque desafortunadamente no puedo decir que tenga su grito en la punta de la lengua para esta gran ocasión. Y eso es un grupo de gran corazón que vas a encontrar a tu alrededor, todos hombres y ninguno de ellos una anciana, ninguno de ellos maldito con fastidiosidad ".
    1. “No puedo pensar en nada más que en lo contento que estoy de que esté en Hannover sano y salvo. Estabas muchas horas adelantado a tu tiempo en Rocky Mountain Time y siempre existía el peligro de que te diera un sentido exagerado de tu propia importancia y te metiera en problemas con los Kew Clucks. Quédate en paz ahora y disfruta de tus oportunidades tanto como en ti miente que te guste cualquier cosa humana ".
    1. “Entiendo tu historia y lo siento por ti. Lo único que no entiendo es la forma filosófica, por no decir débil, en la que se toma la suerte. Lo atribuyes a tu falta de confianza en ti mismo. Me pregunto qué significaría eso. ¿Estás menos seguro de ti mismo que los demás a tu edad? "
    1. “Ahora estamos en el país, el país de la sidra, donde tenemos que guardar un barril de sidra para nuestros visitantes y nuestra ayuda contratada o no tendremos visitantes ni ayuda contratada. Así que estamos en el camino de agregar bebida al cigarrillo en el registro de nuestros pecados. Incluso Elinor se siente atraída, ya que el único tipo de mujeres que conocemos aquí son todas fumadoras ".

    Caso 2. Extraños compañeros de cama

    Si la política hace extraños compañeros de cama, la poesía, cuando se combina con la política, puede fomentar relaciones aún más extrañas. Robert Frost conoció a Ezra Pound en una fiesta en una librería en Londres en 1913. Pound tomó a Frost bajo su protección (algo a regañadientes por parte de Frost), presentándole a otros poetas estadounidenses que vivían en Inglaterra en ese momento y a luminarias como William Butler Yeats. Si bien Frost se benefició del patrocinio de Pound al principio, la correspondencia posterior atestigua una relación en desintegración cuando los dos tomaron caminos separados, filosófica, estilística y políticamente.

    Después de un período de distanciamiento, Frost se unió, y luego ayudó a liderar, un esfuerzo para que Pound fuera dado de alta del Hospital St. Elizabeths en Washington, DC, donde Pound había estado confinado para evitar el enjuiciamiento por traición. A pesar de las transmisiones de radio pro fascistas de Pound desde Italia durante la Segunda Guerra Mundial, su poesía había sido admirada durante mucho tiempo en los círculos literarios. En 1949, mientras aún estaba en Saint Elizabeths, ganó el Premio Bollingen de Poesía inaugural otorgado por la Biblioteca del Congreso. En 1957, Frost se unió al poeta y ex bibliotecario del Congreso Archibald MacLeish para aprovechar su red literaria para persuadir al Secretario de Justicia Auxiliar de que retirara los cargos. Los partidarios incluyeron escritores y figuras públicas como Ernest Hemingway, T. S. Eliot y Frank Lloyd Wright. Su exitosa campaña resultó en la liberación de Pound al cuidado de su esposa e hija.

    1. Ezra Pound, mapa que muestra la ubicación de la residencia de William Butler Yeats, entregado a Robert Frost, 1913.
      1. Frost and Pound cenaron en el piso de Yeats en Londres el 31 de marzo de 1913, poco antes de la publicación del primer libro de Frost, La voluntad de un niño.
      1. Cuando Frost comenzó a trabajar en los poemas que compondrían su segundo libro, North of Boston, los compartió con Pound. Aquí, comenta Pound, “Creo que la presa de la 'Muerte [del Hired Man]' es buena. Y las únicas cosas que [sic] alteró son minutas, solo una o dos que se me escaparon, apenas más que una carta o algo así ".
      1. Frost y su familia regresaron a los Estados Unidos después del estallido de la Primera Guerra Mundial. La carta de Pound analiza la censura en tiempos de guerra y el verso libre, y sugiere que Frost "busque a Bill [William Carlos] Williams" en Nueva York.
      1. La carta "franca" y llena de errores tipográficos de Pound probablemente sea una reacción a escuchar acerca de una conferencia sobre imagismo impartida por Frost en Harvard: "Cuando no sepas, mantén cerrada la trampa, y cuando sepas, no mientas a los jóvenes. Siempre estuvo dominado por la envidia, pero no debe dejar que se apodere de usted al borde de la tumba. Reconocí tus limitaciones [como] escritor, pero hasta ahora te había considerado un hombre, no una mierda ".
      1. Hemingway vio claramente a los grandes artistas como semiindependientes de las costumbres culturales. Después de enumerar las transgresiones de muchos poetas y señalar que "si Walt Whitman estuviera vivo hoy, Confidential lo habría incriminado", respalda la liberación de Pound con: "Nadie dice que los poetas no deben ser castigados como cualquier otra gente, pero un gran los poetas son muy raros y se les debe extender una medida de comprensión y misericordia ".
      1. Algo menos entusiasta que Hemingway, el más cauteloso T. S. Eliot desestimó los cargos contra Pound diciendo: "Ezra Pound no es un político ni un agitador político de profesión: es un poeta".
      1. Escribiendo sobre Eliot, MacLeish comentó: "Aparentemente piensa que Ezra está más loco que él", y luego comentó: "¿Te parece Eliot un poco tímido?"
      1. En un giro extraño, el editor de Pound, J. Laughlin, escribió para decirle a Frost que Frank Lloyd Wright podría estar dispuesto a llevar a Pound a su casa. La medida habría puesto dos egos artísticos imponentes bajo el mismo techo.
      1. La respuesta de Frost a Laughlin no tiene precio: "Apenas puedo resistir la tentación de poner a Ezra y Frank Lloyd Wright en la misma torreta, pero debemos ser serios cuando hay tanto en juego por el pobre Ezra".
      1. Incluso mientras Frost trabajaba para liberarlo, la personalidad cáustica de Pound continuó dominando: aquí su apreciación del trabajo de Frost en su nombre se ve socavada por su sugerencia de que Frost ya no era capaz de mantener una conversación seria.
      1. Apenas unas semanas antes de su muerte, Frost recibió este saludo de Año Nuevo de Pound. Pound viviría otros nueve años, muriendo en Venecia en 1972.

      Caso 3. Inauguración de Kennedy

      A finales de la década de 1950, Frost había sido nombrado Consultor Honorario en Humanidades en la Biblioteca del Congreso. Para entonces, la reputación de Frost como poeta e intelectual público estaba firmemente establecida. Frost habló públicamente de su apoyo al entonces senador John F. Kennedy en las elecciones de 1960. Según varias biografías, Kennedy había terminado muchos discursos de campaña que aludían a "Pasar por el bosque en una noche nevada" de Frost, "millas por recorrer antes de dormir". Dada su relación de respeto mutuo, no sorprende que Kennedy eligiera a Frost para hablar en su inauguración en 1961.

      Frost planeaba leer su poema de 1941 "The Gift Outright". Tenía la intención de comenzar con algunos comentarios sobre la libertad religiosa para reconocer la elección de Kennedy como el primer presidente católico de la nación. En borradores posteriores, transformó su prefacio en un poema: "Dedicación". La mañana del 20 de enero de 1961 era fría y el sol brillaba intensamente. Frost, que entonces tenía más de ochenta años, no pudo ver la página en la que había escrito "Dedicación" y, en cambio, para deleite de la nación, recitó "El regalo absoluto" de memoria. Cambió la última línea de "Tal como ella era, tal como se convertiría" a la más positiva "tal como se convertirá", como Kennedy había sugerido anteriormente.


      Roosevelt, Franklin D.

      FRANKLIN D. ROOSEVELT. Presidente. Documento firmado parcialmente impreso, una página, en cuarto estrecho y alargado, 4 de noviembre de 1932. Franklin D. Roosevelt firma un & # 8220 Recibo de devolución & # 8221 reconociendo que el nombre del candidato & # 8217 está colocado correctamente en la boleta: & # 8220 A Burt E. Burnett, Secretario del condado para el condado de Jackson / Por la presente acuso recibo por correo certificado, de prueba & hellip [Leer más]


      Carta abierta al presidente y al presidente electo

      Le escribo para solicitar con respeto y urgencia que el presidente Obama use inmediatamente el poder conferido en la oficina para ayudar a los veteranos más vulnerables de nuestro país al perdonar a todos los veteranos posteriores al 11 de septiembre que fueron separados administrativamente, lo que resultó en una baja menos que honorable. sin el debido proceso de un consejo de guerra y para solicitar que el presidente electo Trump comprometa el apoyo total de su administración entrante para esta acción ejecutiva.

      El 21 de enero de 1977, el presidente Jimmy Carter otorgó indultos completos a los estadounidenses que habían evitado el reclutamiento. A través de una orden ejecutiva, el presidente Carter eliminó el delito de evasión del servicio militar para miles de hombres que se negaron a servir a su país durante la guerra de Vietnam. Creemos que los veteranos que han cumplido con su deber y han servido a su país merecen una consideración similar antes de que el presidente Obama deje el cargo.

      Como resultado del infradiagnóstico sistémico de trastorno de estrés postraumático (PTSD), lesión cerebral traumática (TBI) y otras enfermedades y lesiones relacionadas con el servicio, como el trauma sexual militar (MST), muchos veteranos han sido dados de alta injustamente de nuestras Fuerzas Armadas de una manera que las hace inelegibles para los beneficios de veteranos. Debido a los síntomas físicos y psicológicos no tratados y la naturaleza de su separación del ejército, los veteranos con bajas menos que honorables a menudo están socialmente aislados de la comunidad militar y de veteranos. Son más propensos a sufrir automedicación y abuso de sustancias, a quedarse sin hogar, encarcelados o morir por suicidio. Para muchos veteranos heridos y enfermos, estas separaciones administrativas y la negación de beneficios críticos para veteranos es una sentencia de cadena perpetua.

      Debido a que el PTSD no se introdujo en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales hasta 1980, incontables veteranos de Vietnam fueron despedidos injustamente, con despidos administrativos de “mala documentación”. A pesar de su necesidad de tratamiento para problemas de salud mental, se les negó el acceso a beneficios críticos, simplemente porque la ciencia sobre los efectos de la guerra aún no había evolucionado lo suficiente como para que los comandantes interpretaran sus síntomas con precisión. Muchos de nuestros veteranos más nuevos que muestran síntomas de PTSD sufren la misma suerte, habiendo sido dados de alta por supuesta mala conducta o condiciones preexistentes como trastorno de personalidad o trastorno de adaptación, a pesar de años de servicio honorable.

      El presidente Obama y su personal conocen desde hace mucho tiempo esta situación, razón por la cual como senador y durante su primera campaña presidencial, el presidente Obama presentó el bipartidista S.1817 en el 110º Congreso. Este proyecto de ley habría prohibido el uso por parte de los militares de las bajas por trastornos de la personalidad para los veteranos de combate y habría requerido que las fuerzas armadas revisaran dichas bajas. El presidente electo Trump hizo de su apoyo a los veteranos un principio fundamental de su campaña, y prometió cuidar de los veteranos que a menudo eran olvidados. Juntos, pueden trabajar durante el período de transición para cumplir la promesa de Estados Unidos a los veteranos que han servido a su país y sufrido por él.

      Durante los últimos 15 años de guerra continua, nuestro gobierno no ha respondido de manera adecuada a múltiples informes completos de veteranos que fueron dados de baja del ejército de manera inapropiada. Si bien es inconcebible que a muchos veteranos de Vietnam se les haya negado el acceso a la atención durante medio siglo, no hay excusa para que el sistema de baja administrativa quebrado continúe descartando a los veteranos de hoy como basura, considerando el estado actual de la ciencia del diagnóstico. Como saben, señor presidente y señor presidente electo, el principio fundamental de VVA es: "Nunca más una generación de veteranos abandonará a otra". Les imploramos que al menos salven a la generación actual de guerreros estadounidenses una vida injustamente marginal como marginados en la nación a la que han servido tan fielmente.

      A principios de este año, Los New York Times informó que hasta el 13% de los veteranos posteriores al 11 de septiembre han recibido bajas menos que honorables. Swords to Ploughshares informó que los marines de combate con PTSD tienen 11 veces más probabilidades que sus compañeros de recibir una descarga por mala conducta y 8 veces más probabilidades de ser despedidos por abuso de sustancias. El año pasado, NPR informó que el Ejército había emitido documentos erróneos a más de 22,000 soldados de combate afectados por TEPT o TBI. Los estudios del Departamento de Defensa y los informes de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno revelaron importantes disparidades raciales en la denegación de beneficios a los veteranos de minorías. Human Rights Watch reveló que los hombres y mujeres que informaron haber sido violados mientras estaban en el servicio tenían muchas más probabilidades de ser expulsados ​​del ejército con registros que los marcaban con condiciones preexistentes. Si bien no ha habido prácticamente ningún cambio en la tasa de bajas punitivas para las tropas realmente condenadas por delitos desde la Segunda Guerra Mundial, la tasa de veteranos a los que se les negó el acceso a la atención médica y los beneficios de VA se ha más que triplicado. Más de 500 000 veteranos de la era de Vietnam recibieron "malos papeles", en comparación con más de 300 000 veteranos posteriores al 11 de septiembre en un ejército mucho más pequeño.

      Si bien existen algunas vías de alivio para los veteranos con “malos papeles”, es casi imposible para los veteranos que padecen una afección relacionada con el servicio, como el trastorno de estrés postraumático, apelar con éxito para una actualización del alta por su cuenta. Para aquellos a los que se les niega el acceso a la atención médica de VA, este es un proceso que puede costarle al veterano decenas de miles de dólares pagar a médicos privados por el tratamiento y la documentación de sus afecciones, o años luchando sin atención por sus lesiones relacionadas con el servicio. Además, el complicado proceso de búsqueda de hechos y construcción de casos generalmente requiere cientos de horas de trabajo por parte de un abogado. Debido a que el gobierno federal dejó de patrocinar centros de actualización de alta a principios de la década de 1980, los veteranos suelen estar atrapados en listas de espera durante años antes de que puedan comenzar a recibir servicios de abogados familiarizados con las estrategias legales necesarias para ayudar a clientes cada vez más desesperados.

      No podemos permitir que nuestro país olvide a las muchas decenas de miles de veteranos que sufrieron heridas físicas y mentales y que, sin embargo, fueron desechados. This could be rectified if, prior to leaving office, President Obama simply upgraded them all to Honorable Discharges, and instructed the Secretary of Veterans Affairs to immediately grant access to PTSD and TBI screening at the VA for all veterans, regardless of discharge status. So as not to overwhelm the already-strained VA system, the President should call on the medical community to assist in these efforts.

      President Obama should start working now with President-elect Trump to ensure that this program extends as long as it takes for every applicable veteran to be properly screened and granted the appropriate pardon. This action has the potential to save lives, and it is not without legal precedent. We ask that President-elect Trump support this initiative and make this pardoning program’s success a top-priority for his transition team.

      We would like to ask for similar action for Vietnam-era vets, but for many of them it is too late. Let’s ensure that their children and/or grandchildren do not suffer the same fate. This period of transition between administrations offers the opportunity for you to work together to use the power of the office to bring thousands of injured veterans in from the cold and finally get them the care that they need. Your cooperation and focus on veterans will help to bring this country together and heal some of the festering wounds of war.


      Artículos Relacionados

      About Rod Adams

      Rod Adams is an atomic energy expert with small nuclear plant operating and design experience, now serving as a Managing Partner at Nucleation Capital, an emerging climate-focused fund. Rod, a former submarine Engineer Officer and founder of Adams Atomic Engines, Inc., one of the earliest advanced nuclear ventures, has engaged in technical, strategic, political, historic and financial discussion and analysis of the nuclear industry, its technology and policies for several decades. He is the founder of Atomic Insights and host and producer of The Atomic Show Podcast.

      Please click here to subscribe to the Atomic Show RSS feed.


      Primary Sources: Permissive Action Links and the Threat of Nuclear War

      _In his post “Almost Everything in ‘Dr. Strangelove’ Was True,” Eric Schlosser describes how closely the events in Stanley Kubrick’s movie mirrored what could have actually happened to America’s nuclear arsenal. See his comments on clips from “Dr. Strangelove” and from a little-seen film about nuclear-weapon safety. In this post, he looks at the long-secret documents that help explain the risks America took with its weapons.

      Permissive action links (PALs) are the coded switches installed in nuclear weapons to prevent them from being used by rogue officers, madmen, terrorists, and saboteurs. Until the mid-nineteen-sixties, few of America’s nuclear weapons contained a locking device. Anyone who got hold of a weapon might be able to detonate it. La introducción de PALs was intended, among other things, to reinforce Presidential control over the nuclear arsenal of the United States. The documents below were obtained through a variety of means: my own Freedom of Information Act searches public archives the Web site of Steven M. Bellovin, a professor in the Computer Science department at Columbia University and the National Security Archive, based at George Washington University, which for decades has been obtaining important government documents and making them available to the public.

      1. This 1961 letter from a State Department legal adviser addresses the issue of whether to put permissive action links in NATO’s nuclear weapons. The letter refers to a study by Dr. Marvin Stern, a Pentagon scientist, who’d urged the adoption of some sort of locking mechanism. The State Department strongly supported such a move, while the Joint Chiefs opposed it.

      State Department on PALs (PDF) State Department on PALs (Text)

      “Subject: Atomic Stockpile, Letter, From John H. Pender, Legal Adviser, Department of State, to Abram J. Chayes, Legal Adviser, Department of State,” July 16, 1961 (TOP SECRET/declassified), National Security Archive.

      1. President John F. Kennedy’s science adviser, Jerome Wiesner, was a strong proponent of PALs. In a memo to the President dated May 29, 1962, Wiesner advocates the use of PALs—but warns that they can be easily disabled and won’t entirely solve the problem of unauthorized use.

      Wiesner to J.F.K. (PDF) Wiesner to J.F.K. (Text)

      Appendix A, NSAM-160 and Wiesner Memorandum, in “PAL Control of Theater Nuclear Weapons,” Mark E. Bleck and Paul R. Souder, Command and Control Division, Sandia National Laboratories, SAND82-2436, March, 1984 (SECRET/FORMERLY RESTRICTED DATA/declassified).

      1. One week after receiving Wiesner’s letter, President Kennedy issues a National Security Action Memorandum ordering the use of permissive action links in all NATO nuclear weapons.

      J.F.K. NSAM (PDF) J.F.K. NSAM (Text)

      National Security Memorandum No. 160, “Permissive Links for Nuclear Weapons in NATO,” June 6, 1962 (SECRET/RESTRICTED DATA/declassified), John F. Kennedy Presidential Library and Museum.

      1. A year before the release of “Dr. Strangelove,” at a meeting of top Pentagon and State Department officials, Secretary of Defense Robert S. McNamara admits to being extremely concerned about the risk of accidental nuclear detonations and even an accidental nuclear war. The Berlin Crisis and the Cuban Missile Crisis have persuaded him that the President of the United States should be the only person with the authority to order the use of nuclear weapons. McNamara opposes delegating that power to military commanders, under any circumstances. Secretary of State Dean Rusk seems equally worried about the possibility of an accidental or unintentional nuclear detonation. But others at the meeting think that military commanders should retain the authority to use nuclear weapons delegated to them a few years earlier by President Eisenhower.

      State-Defense meeting (PDF) State-Defense meeting (Text)

      “Memorandum of Conversation (Uncleared), Subject: State-Defense Meeting on Group I, II, and IV Papers,” January 26, 1963 (TOP SECRET/declassified), National Security Archive.

      1. In May, 1964, months after “Dr. Strangelove” first appeared in theatres, the Air Force was still battling Secretary of Defense McNamara’s efforts to install mechanical devices to prevent the unauthorized use of nuclear weapons, and thereby regain civilian control of the America’s nuclear arsenal. In this telegram, General Thomas Power, the head of the Strategic Air Command, argues that putting a PAL-type coded switch on his Minuteman missiles will gravely threaten America’s national security.

      Thomas Power telegram (PDF) Thomas Power telegram (Text)

      “Cable, To General Curtis E. LeMay, From General Thomas S. Power, February 17, 1964 (SECRET/declassified), National Security Archive.

      1. This is an official history of permissive action links and other nuclear-weapon command devices that I obtained through the Freedom of Information Act. This is the first time the document has been made publicly available. Written by engineers at the Sandia National Laboratories, it gives a reasonably clear explanation of how the various PALs work and includes some photographs of them.

      History of PAL (PDF) History of PAL (Text)

      “Command and Control Systems for Nuclear Weapons: History and Current Status,” Systems Development Department I, Sandia Laboratories, SLA-73-0415, September, 1973 (SECRET/RESTRICTED DATA/declassified).


      Artículos relacionados

      Car-mageddon! 69-vehicle pileup shuts down US highway

      Looking down on a decade: Satellite images tell the stories

      JFK once said of the holiday, "For uncounted millions, Christmas expresses the deepest hopes for a world of peace where love rather than mistrust will flourish between neighbors."

      The president, too, had an interest in assuring the safety of Rudolph - and the rest of the world.

      Anuncio publicitario

      "I share your concern about the atmospheric testing of the Soviet Union," his letter continued, "not only for the North Pole but for countries throughout the world not only for Santa Claus but for people throughout the world."

      Luckily, being the leader of the free world comes with certain privileges. Evidently, one of them is a direct line to the Kringle residence.

      "You must not worry about Santa Claus," Kennedy assured Michelle. "I talked with him yesterday and he is fine. He will be making his rounds again this Christmas."

      He signed the letter "Sincerely, John Kennedy."

      It was mailed back to Michigan, and a carbon copy was preserved in the president's papers. The John F. Kennedy Presidential Library and Museum in Boston showcases the letter around Christmas each year.

      The original quickly turned 8-year-old Michelle into a national sensation. She was interviewed by the Associated Press and other outlets.

      Anuncio publicitario

      "Michelle told newsmen she was happy to get the President's letter and felt better about Santa Claus," the wire service reported.

      But two days after Kennedy wrote his letter, the hydrogen bomb Michelle had heard her parents discussing - known as the "Tsar Bomba" or "King of Bombs" in Russian - was detonated.

      In an effort to showcase the power of the Soviet's arsenal, the bomb was dropped over Novaya Zemlya, a remote group of islands in the Arctic Ocean. It weighed 59,525 pounds and was 26 feet long. The resulting blast - which shattered windows as far away as Norway and Finland - was 1,570 times more powerful that the nuclear weapons dropped on Hiroshima and Nagasaki combined, according to the Atomic Heritage Foundation.

      The event is still considered to be the most powerful man-made explosion in history.

      Kennedy and other world leaders were quick to condemn the testing. They did not, in their official proclamations, however, give an update on the fate of Santa.

      But that year, Christmas came as usual in Michigan. Michelle, now known as Michelle Phillips, told the Boston Globe in 2014 that she received letters from Santa Clauses around the world, thanking her for her concern.

      Anuncio publicitario

      "I don't know why it didn't hit me that there were all these different Santa Clauses. I just figured it was all the one Santa Claus," she said. "I had proof there was a Santa Claus. The United States told me they talked to Santa Claus, and he was fine."

      It appears Santa made his way to the Kennedy residence, too. The family spent the holiday in Palm Beach, Florida, each year. On Christmas Day 1961, 4-year-old Caroline received a dress, a rocking horse and a trampoline for the White House lawn.


      Ver el vídeo: La visita de Nikita Khrushchev a EE. UU. HD (Mayo 2022).