Podcasts de historia

La mano colosal de Hércules, entonces, ¿dónde está el resto de él?

La mano colosal de Hércules, entonces, ¿dónde está el resto de él?

La Mano de Hércules es el nombre que se le da a un fragmento masivo de una estatua antigua que fue desenterrada por arqueólogos en Ammán, la capital de Jordania. Se cree que este fragmento fue una vez parte de una colosal estatua de mármol del semidiós Hércules, ya que se encontró en el sitio del Templo Romano de Hércules. Aparte de esta mano (o más exactamente, tres dedos de una mano), la única otra pieza de la estatua que ha quedado es su codo. Quienes visitan los restos del Templo de Hércules de Ammán en la actualidad pueden ver la mano y el codo de la estatua.

Estatuas monumentales llenaron la antigua ciudad de Ammán

Durante el 1 S t siglo a.C., el área de la actual Jordania quedó bajo el dominio romano. En ese momento, Ammán era una de las diez ciudades de la Decápolis y era conocida por su nombre griego como Filadelfia. Durante el período de dominio romano, que duró unos cuatro siglos, se construyeron muchos monumentos públicos en Ammán. Algunos de estos, como el Teatro Romano y el Odeón Romano, todavía se pueden ver en la ciudad hoy.

Templo de hércules

Otro edificio, el Templo de Hércules, también se construyó durante este tiempo, aunque no se ha conservado tan bien como las otras dos estructuras mencionadas. Como el Teatro Romano y el Odeón Romano, el Templo de Hércules fue construido durante el reinado de Marco Aurelio. Se ha sugerido que el templo nunca se completó, ya que solo una parte de la estructura estaba adornada con columnas, mientras que el resto se dejó al descubierto.

Ruinas del Templo de Hércules en Amman ( CC por 3.0 )

Aún así, las partes del templo que han sobrevivido a través de los siglos han proporcionado a los estudiosos alguna información sobre el monumento. Por ejemplo, la parte del templo donde se habían erigido las columnas es el pórtico. Estas columnas, seis en total, habrían estado originalmente a una altura de unos 10 m. Las columnas habían caído a lo largo de los siglos y fueron re-erigidas en 1993. Además, se midió el área cubierta por el templo. Con estos datos, se elaboró ​​un modelo del templo, que hoy se exhibe en el Centro Americano de Investigaciones Orientales (ACOR) en Amman.

Una maqueta del templo de Hércules. Crédito: ACOR, Jordania

¡Un sitio más antiguo que antiguo!

Se ha sugerido que el Templo de Hércules se construyó en el sitio de un templo más antiguo dedicado a un dios nativo. Dentro del área donde habría estado el santuario interior del templo, hay un trozo de roca desnuda que ha quedado expuesta. Se ha postulado que esta pudo haber sido la roca sagrada que fue la pieza central del 9 th Siglo aC. Templo amonita de Milcom (conocido también como Moloch o Molech).

¿Dónde está el Resto de Hércules?

Aparte de la mano y el codo de la estatua, poco más se encontró en el sitio, solo un montón de monedas, lo que deja abierta la pregunta, ¿dónde está el resto de Hércules? ¿Y podemos estar seguros de que incluso era una estatua de Hércules? Incluso los propios expertos no están del todo seguros de si el templo de Ammán estaba realmente dedicado a Hércules. Sin embargo, dado que se ha encontrado una gran cantidad de monedas con la imagen de Hércules en la ciudad de abajo, se ha especulado que el templo probablemente estaba dedicado a él, y la mano probablemente era parte de una estatua del semidiós. .

Una de las esculturas de mármol más grandes conocidas

Sobre la base de los tres dedos y el codo restantes, se ha estimado que la estatua completa de Hércules habría estado a una altura de 13 metros (43 pies), lo que la convertiría en una de las estatuas de mármol más grandes esculpidas en la historia. Se ha sugerido que la estatua de Hércules finalmente colapsó como resultado de un terremoto catastrófico, que golpearía el área de vez en cuando. La estatua probablemente se habría fragmentado y los lugareños habrían reutilizado las piezas para otros fines. Así, todo lo que queda hoy de esta colosal estatua son sus tres dedos y uno de sus codos.

¿Podría la estatua de Hércules en Amman parecerse a esta estatua de Hércules que se encuentra actualmente en el Museo Met ?


La gigantesca mano de Hércules podría provenir de la estatua de mármol más alta jamás hecha

Ammán, la capital de Jordania, es una ciudad moderna, ajetreada y próspera. Sin embargo, en las afueras de la ciudad, hay un claro recordatorio del pasado antiguo de esta ciudad. Amman, conocida como Filadelfia en griego, fue un importante centro antiguo y ha sido habitada durante miles de años por sucesivas culturas y civilizaciones.

La ciudad estuvo bajo el dominio romano durante cuatro siglos, y esta civilización antigua en particular dejó su huella en forma de arquitectura monumental.

Además de las casas de baños, las villas y los teatros que se construyeron en la ciudad romana, los arqueólogos creen que Ammán fue una vez el sitio de un importante templo romano, dedicado a Hércules. Además, incluso hay una sugerencia de que este santuario pudo haber sido una vez el sitio de una escultura de mármol colosal, una de las más altas jamás realizadas.

Templo romano de Hércules en la ciudadela de Amman en Jordania.

El Templo de Hércules se eleva sobre la antigua ciudadela romana de Amman, y parece haber sido el edificio más importante de todo el complejo. Según el Centro Americano de Investigaciones Orientales en Amman, fue construido entre el 162 y el 166 d.C., durante el reinado del emperador Marco Aurelio, y originalmente se planeó que fuera más grande que cualquier templo en la propia Roma.

El templo en sí mismo medía 30 por 79 pies, y el santuario exterior medía 397 pies por 236 pies, lo que lo convierte en un edificio extremadamente impresionante e imponente.

La mano de Hércules de la época romana en la antigua ciudadela de Amman, Jordania. La mano es todo lo que queda de lo que una vez fue una enorme estatua.

Sin embargo, los arqueólogos ahora creen que es posible que el templo nunca se haya completado por completo. El pórtico tiene seis columnas altas, que se extienden alrededor de 33 pies de altura, pero no se han encontrado otras columnas o elementos decorativos. Por lo tanto, es probable que la visión original del templo nunca se haya realizado por completo.

Hay muy poca información, ya sea literaria o arqueológica, que pueda ayudar a descifrar los orígenes y el uso de esta impresionante estructura. Sin embargo, los arqueólogos han encontrado varias monedas en el sitio que llevan la imagen de Hércules, lo que les ha llevado a creer que el templo estaba dedicado a él, según el Centro Americano de Investigaciones Orientales.

Mano de Hércules cerca del templo de Hércules en la ciudadela antigua en Amman, Jordania.

Además, uno de los hallazgos más llamativos e impresionantes sugiere que alguna vez pudo haber habido un recordatorio gigantesco de que se trataba de un santuario dedicado a este legendario dios grecorromano. Mientras excavaban en el templo, los arqueólogos desenterraron una enorme mano de mármol o, más precisamente, los tres dedos restantes de una mano, curvados libremente en un puño.

Además, también descubrieron una enorme pieza de mármol que parece haber sido esculpida en un codo. Basándose en el tamaño del codo y la mano, los arqueólogos han especulado que el sitio pudo haber incluido alguna vez una estatua colosal de Hércules, diseñada para dominar el complejo del templo.

Mano delante del templo de Hércules en Citadel Hill en Amman en Jordania, Oriente Medio.

Si estas suposiciones son correctas, y extrapolando el tamaño de la mano, se estima que la estatua terminada se habría extendido más de 40 pies de alto, convirtiéndola en una de las esculturas de mármol más grandes jamás creadas en la historia. Tal hazaña habría requerido una inmensa habilidad técnica, riqueza y recursos.

Sin embargo, nunca se han recuperado otras partes de la estatua en el sitio. Si el templo estaba realmente dedicado a Hércules e incluía una imagen tan enorme del dios, ¿dónde está el resto?

Aunque no hay respuestas definitivas, los arqueólogos del Centro Americano de Investigación Oriental han sugerido que la estatua fue destruida en uno de los muchos terremotos que han azotado la región durante los últimos 2000 años.

Mira 6 sorprendentes conocimientos sobre la vida de los gladiadores romanos:

Es probable que esta interrupción sísmica derribara la estatua, y el mármol restante se rompió y se quitó para su uso en otros proyectos de construcción en diferentes partes de la ciudad y la región en general. El mármol era un producto costoso e importante en el mundo antiguo y se utilizaba para una gran variedad de propósitos artísticos y de construcción.

Esto también puede explicar por qué el gran templo de la ciudadela de Ammán nunca se completó por completo. Quizás ocurrió un terremoto, y los antiguos romanos decidieron que era inútil construir un templo tan imponente y lujoso en un sitio donde el desastre podría ocurrir en cualquier momento.

Sin embargo, estas ideas siguen siendo especulativas y es probable que los secretos de la ciudadela de Ammán sigan siendo un misterio a menos que nuevos descubrimientos puedan afirmar o desafiar estas teorías. Hasta la fecha, el complejo solo se ha excavado parcialmente, por lo que es posible que aún se puedan desenterrar más pistas. Por ahora, sin embargo, esta mano colosal, con sus dedos curvados, es un recordatorio visceral del glorioso pasado antiguo de esta ciudad.


Contenido

La estatua redescubierta se abrió paso rápidamente en la colección del cardenal Alessandro Farnese, nieto del papa Pablo III. Alessandro Farnese estaba bien situado para formar una de las mayores colecciones de escultura clásica que se había reunido desde la antigüedad. Permaneció durante generaciones en su propia habitación en el Palazzo Farnese, Roma, donde la estatua estaba rodeada de representaciones al fresco de las hazañas míticas del héroe que fueron creadas por Annibale Carracci y su estudio, ejecutadas en la década de 1590. La estatua de Farnese se trasladó a Nápoles en 1787 con la mayor parte de la Colección Farnese y ahora se exhibe en el Museo Archeologico Nazionale allí.

La escultura ha sido reensamblada y restaurada gradualmente. Según una carta de Guglielmo della Porta, la cabeza había sido recuperada por separado, de un pozo en Trastevere, y fue comprada para Farnese a través de la agencia della Porta, cuyas piernas hechas para completar la figura estaban tan bien consideradas que cuando el original las piernas se recuperaron de las excavaciones en curso en las Termas de Caracalla, las de della Porta se conservaron, por consejo de Miguel Ángel, en parte para demostrar que los escultores modernos podían soportar una comparación directa con los antiguos. Las piernas originales, de la colección Borghese, no se reunieron con la escultura hasta 1787. [5] Goethe, en su Viaje italiano, relata sus diferentes impresiones al ver al Hércules con cada par de piernas, sin embargo, maravillándose de la clara superioridad de los originales.

Hércules se ve atrapado en un raro momento de reposo. Apoyado en su garrote nudoso que está cubierto con la piel del León de Nemea, sostiene las manzanas de las Hespérides, pero las oculta detrás de su espalda acunadas en su mano derecha. Numerosos grabados y xilografías difundieron la fama del Hércules de Farnesio. En 1562 el hallazgo ya estaba incluido en el conjunto de grabados para Espéculo Romanae Magnificentiae ("Espejo de la magnificencia de Roma") y los conocedores, artistas y turistas miraban boquiabiertos el original, que se encontraba en el patio del Palazzo Farnese, protegido bajo la arcada. En 1590-1591, durante su viaje a Roma, Hendrik Goltzius dibujó la estatua en el patio del palacio. Más tarde (en 1591) Goltzius registró la vista trasera menos común, en un grabado de bravura (ilustración, derecha), que enfatiza la forma muscular ya exagerada con líneas hinchadas y afiladas que fluyen sobre los contornos. El joven Rubens hizo esbozos rápidos de los planos y la masa de la estatua de Hércules. Antes de la fotografía, las impresiones eran la única forma de poner la imagen en muchas manos.

La escultura fue admirada desde el principio, las reservas sobre su musculatura exagerada solo surgieron a finales del siglo XVIII. [6] Napoleón le comentó a Antonio Canova que su omisión del museo que acumuló en París era el vacío más importante de la colección. Más de una vez, la escultura fue embalada y preparada para su envío a París antes de que el régimen napoleónico huyera de Nápoles.

La estatua, que ocupa un lugar destacado, fue muy apreciada por los antiguos romanos, y se han encontrado copias en palacios y gimnasios romanos: otra copia más tosca se encontraba en el patio del Palazzo Farnese, una con la inscripción fingida (pero probablemente antigua) "Lykippos" se ha colocado en la corte del Palazzo Pitti, Florencia, desde el siglo XVI. Las copias antiguas de la estatua incluyen:

  • Hércules, siglo II d.C., copia romana, Galería Uffizi, Florencia.
  • El "Hércules cansado" es una estatua de mármol romana muy rota que fue excavada en 1980 en Perge, Turquía. La parte superior del torso saqueada se vendió al Museo de Bellas Artes de Boston en 1981. La parte superior del torso se devolvió a Turquía en 2011 y ahora se muestra con el resto de la pieza en el Museo de Antalya. [7]
  • Colosal estatua de Hércules, descubierta en los baños de Hippo Regius (Annaba), Argelia.
  • Descansando Heracles, Hermitage, San Petersburgo.
  • Estatua sin cabeza de mármol de Parian helenístico tardío gravemente dañada, recuperada del naufragio de Antikythera en 1901 Atenas, Museo Arqueológico Nacional.
  • Estatua sin cabeza en el Museo de Arqueología y Etnografía de Izmit.
  • Torso sin cabeza roto encontrado en la casa de baños romana y aldea bizantina en el valle de Jezreel.
  • Torso sin cabeza roto del Amphiareion of Oropos, Atenas, Museo Arqueológico Nacional.
  • Torso sin cabeza roto del siglo II o III d.C., en el Museo de Saint-Raymond de Toulouse.
  • Estatuilla del siglo II d.C., en el Instituto de Artes de Detroit.
  • Estatuilla de bronce con ojos con incrustaciones de plata del 40 al 70 d. C., Getty Villa.

Después del redescubrimiento del Hércules Farnesio, aparecieron copias en los jardines de los siglos XVI y XVIII en toda Europa. Durante la construcción de la Alameda de Hércules (1574) en Sevilla, el jardín público más antiguo conservado en Europa, en su entrada se instalaron dos columnas de un templo romano, elementos de un edificio que aún se conserva en el Mármoles, signo indiscutible de admiración por los yacimientos arqueológicos romanos. Sobre ellos se colocaron dos esculturas de Diego de Pesquera, en 1574, reconociendo a Hércules como fundador de la ciudad, y a Julio César, restaurador de Híspalis. El primero era una copia del Hércules Farnesio, casi del tamaño monumental del original. [8] En Wilhelmshöhe, cerca de Kassel, una colosal versión de 8,5 m de altura producida por Johann Jacob Anthoni, 1713-1717, se ha convertido en un símbolo para la ciudad.

André Le Nôtre colocó una versión dorada de tamaño completo contra el horizonte en el extremo más alejado de la vista principal en Vaux-le-Vicomte. El de Versalles es una copia de Jean Cornu (1684-1686). En Escocia, una rara copia en plomo, de la primera mitad del siglo XVIII, está ubicada de manera incongruente en las tierras altas centrales, con vistas al jardín de Hércules recientemente restaurado en los terrenos del castillo de Blair. Los coleccionistas adinerados pudieron permitirse una de las numerosas réplicas de bronce creadas en tamaños para exhibición de sobremesa.

Se muestra en la película de 1954. Viaje a italia junto con el Toro Farnesio.

Una réplica, titulada Heracles en Ítaca, fue erigido en 1989 en el campus de la Universidad de Cornell en Ithaca, NY. La estatua fue un regalo de su escultor, Jason Seley, profesor de bellas artes. Seley hizo la escultura en 1981 con parachoques cromados de automóviles. [9]

La estatua ha inspirado a artistas como Jeff Koons y Matthew Darbyshire a crear sus propias versiones en yeso y poliestireno, respectivamente. [10] El uso de materiales blancos para recrear la escultura ha sido interpretado por el clasicista Aimee Hinds como una perpetuación del colorismo en el arte clásico. [10]


La Mano de Hércules: dedos gigantes que se remontan a la antigua época romana

A primera vista, tres dedos gigantes que sobresalen abruptamente del suelo pueden parecer una de esas instalaciones de arte modernas y extravagantes. Pero cuando consideramos el contexto del mismo sitio, los aficionados a la historia entre nosotros pueden comprender y apreciar la magnitud de este dispositivo que se remonta a la antigüedad. En ese sentido, el sitio en cuestión pertenece al misterioso (y masivo) Templo de Hércules presuntamente construido por los romanos, encaramado en una colina con vista a la ciudad de Amman, Jordania.

En términos de la evidencia física de esta Mano de Hércules, hasta ahora los arqueólogos han podido salvar los tres dedos (en la foto de arriba) junto con una parte del codo, y ambos segmentos se exhiben actualmente en el sitio actual. En esencia, las secciones probablemente pertenecían a una estatua de mármol de Hércules mucho más grande que adornaba el templo principal, posiblemente construida alrededor de 162-166 d.C., durante la ocupación romana de Marco Aurelio del área.

Tapiz de la historia de Ammán -

Restos del Templo de Hércules. Crédito: Sarah Brumble

Ammán, la actual capital de Jordania, cuenta con su vibrante legado histórico compartido por numerosas culturas antiguas que van desde los fenicios, los griegos hasta los romanos y los omeyas. La colina defensiva en forma de L de la ciudadela de Amman (conocida localmente como la Jabal al-Qal’a) es un testimonio de esta oleada de patrones de vivienda y construcción que comenzaron en el Neolítico, tanto que el vecindario elevado a menudo se cuenta entre uno de los lugares habitados continuamente más antiguos del mundo. Con ese fin, muchas de las ruinas antiguas se encuentran dentro del perímetro de la Ciudadela de Amman, incluido el mencionado Templo de Hércules, construido por los romanos.

Cabe señalar también que Amman, conocida en la antigüedad como Filadelfia (nombrada así por Ptolomeo II Filadelfo, el gobernante griego de Egipto), fue una de las ciudades que se unió a la famosa Liga de la Decápolis, una federación económica de numerosas ciudades en Levante que prosperó comercialmente durante la ocupación romana alrededor del siglo I d.C. Durante esta época, los romanos amueblaron muchos edificios dentro del asentamiento de Filadelfia, incluido el Teatro Romano, el Odeón, y el Ninfeo.

El misterioso templo de Hércules -

Restos del Templo de Hércules. Crédito: Sarah Brumble

A diferencia de sus contrapartes estructurales romanas, el Templo de Hércules no está bien conservado, una condición que acentúa más bien el enigma de la estructura. En cualquier caso, los arqueólogos han estimado que el santuario del templo medía 400 por 236 pies (o casi 95,000 pies cuadrados, que es 1.7 veces el tamaño de un campo de fútbol americano), mientras que el edificio central en sí tenía 100 pies de largo y 85 pies de ancho. , lo que lo hace más grande que cualquier estructura de templo comparable en la propia Roma. Además, su pórtico oriental todavía ostenta los restos de seis columnas que se elevaron a una altura de 33 pies.

Sin embargo, la naturaleza relativamente sin adornos del resto del edificio, a pesar de su gran complejo, alude a la hipótesis de que el templo no fue terminado (e incluso abandonado). Curiosamente, algunos estudiosos han sugerido que este edificio religioso romano en particular se construyó en el sitio de un recinto mucho más antiguo dedicado a un dios nativo. Un parche de roca descubierta que se encuentra dentro del santuario interior del templo insinúa tal escenario, con la ciudadela de Amman posiblemente también albergando el Templo amonita de Milcom (conocido también como Moloch) que data del siglo IX a. C.

¿Dónde está toda la colosal estatua de Hércules?

Un modelo reconstruido del templo de Hércules. Crédito: ACOR, Jordania

Aparte de las secciones de dedos y codos antes mencionadas, los investigadores solo han descubierto unas pocas monedas que marcaron el posible lugar de la estatua. Pero, lamentablemente, hasta ahora los arqueólogos no han podido encontrar otro fragmento de esta enorme estatua de Hércules. Las razones, según los investigadores, podrían ser muchas. El escenario probable se relaciona con cómo el área es propensa a terremotos periódicos, y uno de ellos podría haber jugado su papel catastrófico al derribar la estatua, reflejando así el destino del Coloso de Rodas. Los fragmentos resultantes del Hércules de mármol posiblemente fueron luego utilizados por los lugareños (durante el período contemporáneo) para otras empresas de construcción próximas.

Sin embargo, a juzgar solo por el tamaño de los dedos, los investigadores han estimado que este espécimen "perdido" en particular puede haber representado una de las estatuas de mármol más grandes del mundo, con una altura que alcanza aproximadamente los 43 pies.


Mano de Hércules

Elevándose sobre el horizonte moderno de Ammán se encuentra el Templo de Hércules, ubicado en la cima de una colina en uno de los cuadrantes más antiguos de la ciudad antigua.

Construido entre 162-166 EC durante la ocupación romana de Marco Aurelio de la ciudadela de Ammán, el gran templo es más grande que cualquier otro en la propia Roma. Su pórtico mira hacia el este y está rodeado por seis columnas de 33 pies de altura. Con 100 pies de largo por 85 pies de ancho, con un santuario exterior de 400 por 236 pies, el hecho de que el resto del templo permaneciera sin columnas sugiere a los eruditos que la estructura nunca se completó, por razones que la historia aún no ha revelado.

Durante el proceso de excavación, se dejaron pocas pistas para ayudar a los eruditos a descubrir los misterios de este enorme templo abandonado a medio terminar. Pero los que existieron fueron enorme-aunque ambiguo. A partir de solo tres dedos gigantes, un codo y un montón de monedas, los arqueólogos han acordado que estas partes del cuerpo de mármol probablemente pertenecían a una enorme estatua del propio Hércules. Por lo tanto, dice la teoría, el templo también debe haber estado dedicado al medio dios conocido por sus hazañas de fuerza y ​​aventuras de gran alcance.

Probablemente se derrumbó durante uno de los terremotos catastróficos periódicos de la zona, la estatua se hizo añicos, pero a diferencia del templo, todos, excepto la mano y el codo, desaparecieron. Como dijo un guía, "El resto de Hércules se convirtió en las encimeras de Ammán".

La mejor conjetura de los expertos es que, en su estado original, la estatua habría medido más de 40 pies de altura, lo que la habría colocado entre las estatuas de mármol más grandes que jamás hayan existido.

De vuelta en el aquí y ahora, es un momento bastante agradable para caminar hasta un grupo de dedos gordos, mirar sus uñas y cutículas bien recortadas y alejarse riendo tontamente que los estudiosos han acordado: Hércules disfrutó de una buena manicura, solo como los semidioses de hoy en día.


La mano colosal de Hércules, entonces, ¿dónde está el resto de él? - Historia

Hoy, lanzamos Colossus. Nuestro objetivo es convertirnos en el destino para aprender sobre la creación de empresas y la inversión. Nuestra apertura es amplia. Cubriremos todo, desde efectos de red hasta Nintendo, Data Dog y Domino's Pizza, y la retención de cohortes hasta el ciclo de conversión de efectivo. Nuestro objetivo es hacer dos cosas extraordinariamente bien: (1) producir las mejores conversaciones del mundo y (2) crear herramientas para que el aprendizaje de estas conversaciones sea más fácil y eficaz.

Colossus es el centro de aprendizaje que siempre quisimos para nosotros.

Entonces, ¿cómo llegamos aquí, qué es Colossus exactamente y hacia dónde vamos?

Los orígenes, de Patrick O'Shaughnessy

Lancé mi podcast, Invest Like the Best, en 2016 como parte de un esfuerzo por profundizar mi comprensión del mundo empresarial y de la inversión. Cuando comencé a investigar nuevos temas, me decepcionó lo difícil que era encontrar un buen material de aprendizaje. Un MBA llevaría demasiado tiempo. Encontrar buenas publicaciones en blogs o episodios de podcasts fue como encontrar agujas en un pajar.

Entonces, decidí crear mi propio plan de estudios y comencé a entrevistar a las personas más inteligentes del mundo que estarían de acuerdo en hablar conmigo.

Comencé a viajar por el país con una mochila llena de ropa para algunos días y un estudio de grabación móvil. Siempre usé la misma chaqueta azul en las primeras entrevistas. Me tomé en serio el aprendizaje y también quería que me tomaran en serio. Alguien bromeó diciendo que debo dormir con esa chaqueta. Casi lo hice.

Cuatro años después, tuve la oportunidad de entrevistar a más de 200 de las personas más inteligentes del mundo en negocios e inversiones. Obviamente, estas personas no pueden hablar con todo el mundo, así que hemos tratado de posicionarnos como representantes de la audiencia a la que le encantaría sentarse durante sesenta minutos con un Tobi Lutke, un Katrina Lake, un Bill Gurley. También he tenido la suerte de reunir una gran audiencia de gente inteligente y curiosa en todo el mundo.

Más importante aún, he aprendido que las conversaciones son una herramienta increíblemente poderosa y eficiente, tanto para enseñar como para aprender, y que representan la oportunidad de crear algo mucho más grande e impactante que mi simple podcast.

El poder de la conversación

Una de mis invitadas favoritas, Sarah Tavel, siempre dice que busca empresas que ofrezcan soluciones "diez veces mejores y más baratas". La conversación grabada cumple con esos criterios de aprendizaje. En sesenta minutos, puede capturar lo que podría llevar años capturar en un libro. Todo el mundo tiene el bloqueo del escritor, pero nadie tiene el bloqueo del hablante.

Un simple ejemplo lo aclara enfáticamente. Will y Ariel Durant fueron los autores de The Story of Civilization. Su épica de 11 volúmenes se convirtió en uno de los conjuntos de libros más prolíficos jamás producidos. Sus 4 millones de palabras tardaron 5 décadas en escribirse. Vendió 2 millones de copias y ganó el premio Pulitzer. Ahora compare ese resultado con los primeros 200 episodios de Invest Like the Best. También tiene 4 millones de palabras de información, pero sólo me ha tomado (a mí ya nuestros invitados) 4 años producirla, como un proyecto paralelo. Hemos tenido casi 20 millones de oyentes hasta la fecha, no habrá Pulitzer. 10% del tiempo, 10 veces el alcance. Esa es la ventaja de la conversación que cambia el juego, y tenemos la intención de apoyarnos en esa ventaja.

Durante el verano de COVID, conocí a un ejecutivo de HBO que me dijo, de la mejor manera posible, que era una tontería por no construir más en torno al podcast. Al día siguiente publiqué una descripción del trabajo de un socio. Revisé las 700 solicitudes y contraté a Damian Brychcy para que fuera el director ejecutivo del nuevo negocio. Damian se destacó por su inteligencia, energía y curiosidad. En cada llamada de referencia, el donante de referencias comenzaba diciendo: "Sería un tonto si contratara a alguien que no fuera él".

Damian inmediatamente comenzó a impulsarnos a mí y al podcast. Creó asociaciones con firmas increíbles como Canalyst, Microsoft for Startups, Tegus, Klaviyo y muchas más. Nos propusimos lanzar un segundo podcast llamado Founder's Field Guide y lo lanzamos antes de lo esperado.

Damian y yo también formamos el equipo cofundador: el ingeniero jefe Joe Berg y otra persona que se nombrará pronto. El equipo comparte una curiosidad insaciable sobre la creación de empresas y la inversión. Queremos saber cómo funciona todo.

Pero lo más importante es que todos estamos de acuerdo en que no ha cambiado mucho desde mi frustración inicial con los recursos para aprender en este campo. Esas herramientas, desde el contenido en sí hasta la búsqueda y el descubrimiento, todavía no funcionan, por lo que las vamos a desarrollar nosotros mismos en Colossus.

Lo que comenzó como un proyecto apasionante para abordar una frustración personal ahora tiene un gran equipo detrás. Comencé a agregar pequeños bloques de conocimiento en 2016 con mi podcast, casi por accidente. Ahora creo que podemos hacer mucho, mucho más. Al principio, crearemos conversaciones definitivas sobre temas relacionados con la creación de empresas y la inversión (organizados por mí y varios otros). Queremos convertirnos en su lugar favorito para aprender y en el lugar donde comienza cada búsqueda. Lo que prometo es que siempre estaremos buscándonos, sondeándonos y desafiándonos para salir de nuestra zona de confort, y luego compartiremos lo que aprendamos con todos ustedes. Esperamos que se una a nosotros.

El futuro, de Damian Brychcy

En junio de este año, Patrick envió una nota a su lista de correo electrónico diciendo que tenía la oportunidad de unirse a él para trabajar en Invest Like the Best. Al principio, era un poco escéptico debido a mi experiencia como abogado y al trabajo en una empresa FinTech. Pero tenía mucha curiosidad sobre lo que podría implicar.

Después de un largo proceso de entrevista en el que tuve la suerte de sobrevivir (y que incluyó a un entrevistador famoso por sorpresa), Patrick y yo nos sentamos y nos miramos, preguntándonos ... entonces, ¿cómo exactamente vamos a convertirnos en el destino de los inversores, fundadores y operadores para conocer la mejor información del mundo sobre la creación de empresas y la inversión de la manera más eficiente?

Durante los últimos diez años, ha habido una explosión de contenido. La cantidad de nuevos podcasts, blogs, boletines y canales de YouTube es asombrosa. Si bien esta explosión de contenido ha sido increíble, ahora es un desafío encontrar y agregar la mejor información.

Para empeorar las cosas, los motores de búsqueda no hacen un buen trabajo al buscar en estos nuevos formatos de contenido. Los libros son demasiado generales y, sin una recomendación personal, una apuesta de alto riesgo. Los boletines son fantásticos, pero existen en el vacío y no tienen que buscar entre ellos. Twitter ayuda, pero las recomendaciones de contenido no están organizadas y se mezclan con otro material irrelevante. Ninguna herramienta es lo suficientemente buena.

Creemos que las conversaciones definitivas con los mejores inversores y operadores del mundo, junto con el contenido de terceros mejor seleccionado, es la forma más impactante de aprender en el panorama en rápida evolución de la construcción y la inversión de negocios.

A partir de hoy, lanzamos una capacidad de búsqueda ultrarrápida en la mayoría de los más de 200 episodios de Invest Like the Best y Founder's Field Guide (y el resto se completará pronto) repletos de transcripciones completas, notas de programas y material gráfico para dar vida a los episodios. y enlaces a todos los libros, artículos, audio, video o productos mencionados en el episodio.

Usando Colossus Search, puede ingresar cualquier frase, compañía o persona de interés y escanearemos las transcripciones editadas a mano en cada episodio grabado y devolveremos los resultados que reducen la lista de episodios a aquellos en los que se menciona su término de búsqueda, y los ordenaremos según sobre la frecuencia con la que se habla de su término de búsqueda en el episodio. Incluso puede filtrar por categoría de episodio (por ejemplo, el invitado es un fundador frente a un inversor) y ordenar los resultados por popularidad del episodio.

Nuestro plan original era lanzarlo en 2021, con un amplio conjunto de características. Pero después de haber creado la búsqueda, decidimos simplemente publicarla, crearla en público y confiar en usted, nuestra audiencia extremadamente inteligente, para extraer las funciones más valiosas de nosotros.

Durante los próximos meses, lanzaremos nuevos podcasts con nuevos hosts, agregaremos funciones para hacer que la escucha y el descubrimiento de podcasts sean aún mejores, y trabajaremos con usted para hacer de Colossus el destino para aprender sobre la construcción de negocios y la inversión.

No puedo esperar para construir y aprender contigo.

El nombre y el logotipo están inspirados en la publicación de Tim Urban sobre la historia del conocimiento humano. En él, se refiere a la creciente torre del conocimiento humano como "el coloso humano". También vamos a construir una torre, añadiendo unidades de conocimiento cada semana, bloque por bloque. El Coloso, nuestro conocimiento colectivo, es lo que distingue a los humanos como especie. Es la raíz del progreso. Será nuestro recordatorio constante de agregar bloques a la torre nosotros mismos y de darles a otros las herramientas para hacerlo con nosotros.


Actividades del horóscopo DLTK & # 39s Sagitario: el arquero

Érase una vez en las antiguas tierras de Grecia, mucho antes de que los caballos galoparan bajo el peso de los humanos, vivía el gran Quirón, el centauro. Quirón era una criatura amable, talentosa y gentil. Half-human/ half-horse, Chiron was like other centaurs and could move quickly, think deeply, and act patiently.

Yet, Chiron was also unique because he was an excellent mentor of many men he was independent and sometimes even playful. Over time, Chiron’s uniqueness and love for all things enabled him to work alongside great people—including the well-known Hercules!

Now, over the ages, centaurs acquired the reputation for being big and scary beasts—with whom they were not to be bothered. They were to be killed immediately if they were a threat to the Greeks or the gods. And because centaurs were such large creatures, they found themselves to be the target of many dangers around them.

Fortunately, many Greeks and gods grew to respect centaurs like Chiron. Chiron was graced with immortality and was free to work and learn and study and heal for eternity. Unfortunately, a lot of the respect for Chiron came solely from a fascination surrounding the horse-like qualities of his body. Chiron grew quite bored of such attraction and instead, focused his time on practicing musical instruments and singing, reading and studying the human body, and learning how to shoot arrows from the great bows he created by hand or found along his journey.

Target practice was Chiron’s specialty. He moved with swiftness and could get a bulls-eye every single time he shot. Chiron was a faithful and honorable archer his teachings were sought out by everyone far and wide and he became a voice of equal parts greatness and gentleness and, yes, silliness.

When Hercules arrived at the amphitheater that Chiron spent many of his days, Chiron had already heard of Hercules’ greatness—as stories of the young, fearless Hercules and his abilities to battle even the most horrifying beasts were also spreading far and wide.

The two practiced together, learned together, and healed together for what seemed like ages. Hercules was finally sent on his twelve great tasks by King Eurystheus, and Chiron playfully vowed to stand alongside him from afar. He offered him healing upon return and even crafted a bow and arrow for Hercules to take with him. While Hercules was absent, Chiron continued his life as it was, playing music and games, remaining studious, and practicing his abilities.

After his first expedition, Hercules returned with the hide from a mighty lion, all weapons intact, but no more arrows. Chiron set to work making him more arrows while he continued the other things he enjoyed.

With new arrows crafted and an again journeying Hercules, Chiron trained a man named Jason and two curious twins in the arts, crafts, studies, and skills of all that he knew. By the time Hercules arrived from his second and third tasks, his three new students were well-equipped to join Hercules on his adventures.

Chiron was a hero in his way but indeed received less attention than the colossal Hercules, who had now defeated a lion, a Hydra, and an enormous deer! Hercules didn’t need a stop between the second and third tasks, however, because he had returned with most of his arrows after his battle with the Hydra. He had dropped his quiver earlier and picked it up before his return to the King and encounter with the deer.

Chiron was testing a new arrow design he had recently engineered as Hercules came into the amphitheater’s ring. His third task had gone so swiftly. But as Chiron observed, Hercules return marked a look of great distress in the young hero’s eyes. Hercules was holding his quiver close, and his bow was in his right hand.

“No matter how many men you can train to battle with me, I will need as many arrows of my own for my next task!” his claim echoed. Chiron could feel the young man’s intense energy, and so, he turned from Hercules so he could calculate the number of arrows to make on his own.

Chiron realized he would have to journey with the young Hercules on his next task to craft his new arrows as they went—giving Hercules an unlimited supply. Although Chiron dreaded the idea of being on the battlefield, he chose to do this favor for his mentee.

Together, Chiron and Hercules survived the successful defeat of the monumental Erymanthian Boar! But at a party to celebrate their success, they were ambushed by a group of rogue centaurs, who became weary of humans and their ideas of them. In the scramble of the ambush, Hercules grabbed unused arrows from the first quiver he had dropped unknowingly in venomous Hydra blood and shot quickly at his targets. Chiron’s exceptional speed meant that he could scramble at the same pace as the attacking centaurs.

As he ran to grapple an incoming centaur, Hercules shot an arrow in unison. The arrow pierced Chiron’s thigh. Chiron shrieked in agony.

Hercules successfully warded off the danger and took Chiron back to the amphitheater. Chiron, despite all the healing practices he had learned and was continuing to learn, could not heal himself of the first Hydra poison that now coursed his veins.

He knew he was destined to live in immense pain and saw in Hercules a similar shock as he bid farewell to the now guilty young hero who had to continue 8 more tasks still.

Being a kind and gentle person, Chiron grew to understand the agony of a man much like Hercules, who Chiron had studied in books and on the battlefield for ages. One such man, Prometheus, was cursed to have his heart eaten by an eagle every day, only to have it grow back to be eaten again once more.

In a proper fit of pain, Chiron approached Zeus and asked that he take the place of Prometheus, for he knew he could no longer aid Hercules. He also knew that Prometheus could gain freedom this way. His newfound empathy for the man allowed him to reason that if he were already going to be in pain for eternity, he should sacrifice himself for another’s freedom. Zeus agreed.

Zeus had also been observing. His sympathy for Chiron was great, and he saw in Chiron a kindness and a gentleness that went unmatched. And so, Zeus freed Prometheus and granted Chiron a great gift of even greater immortal status.

Chiron became the stars in the sky. The constellation Sagittarius is where Chiron is now. He studies us all from the night sky, playfully twinkling in the warm summer sky, and shooting stars that even Hercules found epic.


The Colossal Hand of Hercules, So Where is the Rest of Him? - Historia

The Apples of the Hesperides

Poor Hercules! After eight years and one month, after performing ten superhuman labors, he was still not off the hook. Eurystheus demanded two more labors from the hero, since he did not count the hydra or the Augean stables as properly done.

Eurystheus commanded Hercules to bring him golden apples which belonged to Zeus, king of the gods. Hera had given these apples to Zeus as a wedding gift, so surely this task was impossible. Hera, who didn't want to see Hercules succeed, would never permit him to steal one of her prize possessions, would she?

These apples were kept in a garden at the northern edge of the world, and they were guarded not only by a hundred-headed dragon, named Ladon, but also by the Hesperides, nymphs who were daughters of Atlas, the titan who held the sky and the earth upon his shoulders.


The Hesperides in the garden. Here the apples are on a tree, and the dragon Ladon looks more like a single-headed serpent.
London E 224, Attic red figure hydria, ca. 410-400 B.C.
Photograph courtesy of the Trustees of the British Museum, London

Hercules' first problem was that he didn't know where the garden was. He journeyed through Libya, Egypt, Arabia, and Asia, having adventures along the way. He was stopped by Kyknos, the son of the war god, Ares, who demanded that Hercules fight him. After the fight was broken up by a thunderbolt, Hercules continued on to Illyria, where he seized the sea-god Nereus, who knew the garden's secret location. Nereus transformed himself into all kinds of shapes,trying to escape, but Hercules held tight and didn't release Nereus until he got the information he needed.


Hercules fighting Kyknos
Toledo 1961.25, Attic red figure kylix, ca. 520-510 B.C.
Photograph by Maria Daniels, courtesy of the Toledo Museum of Art

Continuing on his quest, Hercules was stopped by Antaeus, the son of the sea god, Poseidon, who also challenged Hercules to fight. Hercules defeated him in a wrestling match, lifting him off the ground and crushing him, because when Antaeus touched the earth he became stronger. After that, Hercules met up with Busiris, another of Poseidon's sons, was captured, and was led to an altar to be a human sacrifice. But Hercules escaped, killing Busiris, and journeyed on.


Hercules wrestling Antaeus
Tampa 86.29, Attic black figure neck amphora, ca. 490-480 B.C.
Photograph by Maria Daniels, courtesy of the Tampa Museum of Art

Hercules came to the rock on Mount Caucasus where Prometheus was chained. Prometheus, a trickster who made fun of the gods and stole the secret of fire from them, was sentenced by Zeus to a horrible fate. He was bound to the mountain, and every day a monstrous eagle came and ate his liver, pecking away at Prometheus' tortured body. After the eagle flew off, Prometheus' liver grew back, and the next day he had to endure the eagle's painful visit all over again. This went on for 30 years, until Hercules showed up and killed the eagle.


Eagle with wings outstretched.
Philadelphia MS553, Corinthian alabastron, ca. 620-590 B.C.
Photograph by Maria Daniels, courtesy of the University of Pennyslvania Museum

In gratitude, Prometheus told Hercules the secret to getting the apples. He would have to send Atlas after them, instead of going himself. Atlas hated holding up the sky and the earth so much that he would agree to the task of fetching the apples, in order to pass his burden over to Hercules. Everything happened as Prometheus had predicted, and Atlas went to get the apples while Hercules was stuck in Atlas's place, with the weight of the world literally on his shoulders.


Woman juggling apples.
Toledo 1963.29, Attic red figure, white ground pyxis, ca. 470-460 B.C.
Photograph by Maria Daniels, courtesy of the Toledo Museum of Art

When Atlas returned with the golden apples, he told Hercules he would take them to Eurystheus himself, and asked Hercules to stay there and hold the heavy load for the rest of time. Hercules slyly agreed, but asked Atlas whether he could take it back again, just for a moment, while the hero put some soft padding on his shoulders to help him bear the weight of the sky and the earth. Atlas put the apples on the ground, and lifted the burden onto his own shoulders. And so Hercules picked up the apples and quickly ran off, carrying them back, uneventfully, to Eurystheus.

There was one final problem: because they belonged to the gods, the apples could not remain with Eurystheus. After all the trouble Hercules went through to get them, he had to return them to Athena, who took them back to the garden at the northern edge of the world.


Hercules in the garden of the Hesperides.
Sometimes the hero is portrayed in the garden, even though the story we have from Apollodorus is that he sent Atlas there instead of going himself.
London E 224, Attic red figure hydria, ca. 410-400 B.C.
Photograph courtesy of the Trustees of the British Museum, London

To read more about these topics, see Further Resources.

This exhibit is a subset of materials from the Perseus Project database and is copyrighted. Please send us your comments.


Ancient Greece

Hercules was the greatest of the mythological Greek heroes. He was famous for his incredible strength, courage, and intelligence. Hercules is actually his Roman name. The Greeks called him Heracles.


Statue of Heracles
Photo by Ducksters

Hercules was a demigod. This means that he was half god, half human. His father was Zeus, king of the gods, and his mother was Alcmene, a beautiful human princess.

Even as a baby Hercules was very strong. When the goddess Hera, Zeus' wife, found out about Hercules, she wanted to kill him. She snuck two large snakes into his crib. However, baby Hercules grabbed the snakes by the neck and strangled them with his bare hands!

Hercules mother, Alcmene, tried to raise him like a regular kid. He went to school like mortal children, learning subjects like math, reading, and writing. However, one day he got mad and hit his music teacher on the head with his lyre and killed him by accident.

Hercules went to live in the hills where he worked as a cattle herder. He enjoyed the outdoors. One day, when Hercules was eighteen years old, a massive lion attacked his herd. Hercules killed the lion with his bare hands.

Hercules married a princess named Megara. They had a family and were living a happy life. This made the goddess Hera angry. She tricked Hercules into thinking his family was a bunch of snakes. Hercules killed the snakes only to realize they were his wife and kids. He was very sad and riddled with guilt.

Hercules wanted to get rid of his guilt. He went to get advice from the Oracle of Delphi. The Oracle told Hercules that he must serve King Eurystheus for 10 years and do any task the king asked of him. If he did this, he would be forgiven and wouldn't feel guilty any more. The tasks the king gave him are called the Twelve Labors of Hercules.

The Twelve Labors of Hercules

  1. Slay the Lion of Nemea
  2. Slay the Lernean Hydra
  3. Capture the Golden Hind of Artemis
  4. Capture the Boar of Erymanthia
  5. Clean the entire Augean stables in one day
  6. Slay the Stymphalian Birds
  7. Capture the Bull of Crete
  8. Steal the Mares of Diomedes
  9. Get the girdle from the Queen of the Amazons, Hippolyta
  10. Take the cattle from the monster Geryon
  11. Steal apples from the Hesperides
  12. Bring back the three-headed dog Cerberus from the Underworld

Another example of Hercules using his brain was when he was tasked with cleaning the Augean stables in a day. There were over 3,000 cows in the stables. There was no way he could clean them by hand in a day. So Hercules built a dam and caused a river to flow through the stables. They were cleaned out in no time.

Hercules went on a number of other adventures throughout Greek mythology. He was a hero who helped people and fought monsters. He continuously had to deal with the goddess Hera trying to trick him and get him into trouble. In the end, Hercules died when his wife was tricked into poisoning him. However, Zeus saved him and his immortal half went to Olympus to become a god.


Ver el vídeo: Hercules los viajes legendarios T4 LA TELARAÑA DEL DESEO CAP4-5 (Diciembre 2021).