Podcasts de historia

Arnold Ropeik sobre los campos de concentración

Arnold Ropeik sobre los campos de concentración


¡Gracias!

A medida que el movimiento de liberación gay creció en Estados Unidos en las décadas de & # 821770 y & # 821780, también lo hizo la conciencia de la persecución de los homosexuales durante el Holocausto, a medida que comenzaron a publicarse libros y datos sobre el período.

Antiguo & # 8220doll boy & # 8221 Heinz Heger & # 8217s 1972 memorias Los hombres del triángulo rosa describió a los guardias de las SS torturando a los prisioneros sumergiendo sus testículos en agua caliente y sodomizándolos con palos de escoba. Los datos sobre estas víctimas comenzaron a citarse en 1977, después de que un análisis estadístico realizado por el sociólogo Rudiger Lautmann de la Universidad de Bremen afirmara que hasta el 60% de los hombres homosexuales enviados a campos de concentración pueden haber muerto. La primera referencia a los triángulos rosas en TIME también apareció ese año, en una historia sobre activistas por los derechos de los homosexuales en Miami que colocaron los símbolos en su ropa como muestra de solidaridad mientras protestaban por un voto para derogar una ley que protege a los homosexuales de la discriminación en la vivienda. Cuando la revista notó que el símbolo era & # 8220 eminiscente & # 8221 de las estrellas amarillas de la era nazi, un lector escribió para señalar que de hecho eran análogas, no & # 8220 eminiscentes & # 8221, ya que tanto la estrella como el triángulo eran reales. artefactos de esa época. & # 8220Los gays llevan hoy el triángulo rosa como un recordatorio del pasado y una promesa de que la historia no se repetirá & # 8221, agregó.

Y aunque el esfuerzo de Miami no tuvo éxito, los activistas lograron llamar la atención nacional sobre la forma en que habían reclamado el triángulo rosa como símbolo de solidaridad. En 1979, Martin Sherman & # 8217s juegan Doblado, inspirado en las memorias de Heger, inaugurado en Broadway en la obra, uno de los personajes cambia su triángulo rosa por una estrella amarilla, & # 8220, que le da un trato preferencial sobre los homosexuales & # 8221, como dice la reseña de TIME & # 8217. La revista llamó a la obra & # 8220audacious theatre & # 8221 y # 8220gritty, poderoso y compasivo drama & # 8221. Sherman dijo más tarde que también había basado la obra en una investigación del erudito sobre el Holocausto Richard Plant, que estaba teniendo problemas para encontrar un editor. quién lo convertiría en un libro, ya que el tema todavía se consideraba tabú. Posteriormente fue publicado como El triángulo rosa: la guerra nazi contra los homosexuales.

En ese momento, la comunidad gay se enfrentaba a una amenaza muy diferente: el VIH y el SIDA. Los activistas que formaron la organización ACT-UP para dar a conocer esta crisis de salud pública decidieron utilizar el triángulo rosa como símbolo de su campaña y aludieron a su historia cuando declararon, en su manifiesto, que su quosilencia ante la opresión y aniquilación de las personas homosexuales, antes y ahora, deben romperse como una cuestión de nuestra supervivencia. & rdquo A Avram Finkelstein se le atribuye el diseño de la campaña & # 8217s triángulo rosa & mdash que está del lado derecho hacia arriba, en lugar del triángulo rosa invertido & mdash de la era nazi después de que el experto conservador William F. Buckley sugiriera que los pacientes con VIH / SIDA se hicieran tatuajes para advertir a sus parejas en una reunión de 1986 en Nueva York Veces artículo de opinión. A principios de este año, Finkelstein dijo que el artículo de opinión era un & # 8220 momento de galvanización & # 8221 en un momento en el que había & # 8220 una discusión pública sobre llevar a los hombres homosexuales a campos de concentración para evitar que la epidemia se propagara. & # 8221 Este más audaz La postura requería un triángulo de colores más atrevidos. Explicó que el triángulo en el medio de la campaña & # 8217s signature & # 8220Silence = Death & # 8221 poster era fucsia en lugar de rosa pálido, como un guiño al movimiento punk & # 8217s adopción del color & # 8220New Wave & # 8221. (Dijo que el fondo del cartel es negro porque & # 8220todos en el bajo Manhattan vestían de negro & # 8221).

Más recientemente, los triángulos rosas han sido visibles durante las manifestaciones por los derechos de los homosexuales en todo el mundo que fueron provocadas por informes de que los hombres homosexuales estaban siendo perseguidos en Chechenia. Por ejemplo, afuera de la embajada rusa en Londres en abril de 2017, los manifestantes esparcieron triángulos rosas con mensajes escritos & # 8220Detengan los campos de exterminio & # 8221. Tres meses después, el parlamento alemán votó por unanimidad para perdonar a los hombres homosexuales condenados por homosexualidad La Segunda Guerra, otorgando & euro3.000 a los 5.000 hombres que aún vivían, y & euro1.500 por cada año que estuvieran encarcelados. La votación se produjo unos 15 años después de la emisión de una disculpa oficial y casi una década después de la inauguración de un monumento a las víctimas homosexuales del Holocausto en Berlín. Otro monumento conocido es el Pink Triangle Park en el distrito de Castro en San Francisco, que se llama a sí mismo & # 8220 el primer memorial permanente e independiente en los EE. UU. Para las víctimas homosexuales del Holocausto & # 8221.

Se cree que la última muerte de alguien obligado a llevar el triángulo rosa durante la era nazi se produjo en agosto de 2011, con la muerte de Rudolf Brazda a la edad de 98 años. Los símbolos del orgullo que se llevarán con orgullo en todo el mundo esta mes son un recordatorio tanto de lo que sobrevivió como del orgullo que vino después.


Recordando

Para que las generaciones futuras comprendan los impactos del odio visto en su apogeo durante el Holocausto, los sobrevivientes Rabino Fabian Schonfeld, Cynthia Zalisky, Ethel Katz, Hannah Deutsch, Steve Berger y Hanne Liebmann piden a otros que transmitan sus historias y respeten todas las culturas. para enfatizar el mensaje de "Nunca más". Haga clic aquí para ver.

Imagen de arriba: Monumento a los judíos asesinados de Europa en Berlín, Alemania, 2017. Crédito de la foto: L. Cohen


Contenido

Los primeros campos de concentración modernos fueron creados por los españoles en 1896 como "reconcentrados" para albergar a los cubanos sospechosos de apoyar a los insurgentes durante la Guerra de Independencia de Cuba y a los británicos durante la Segunda Guerra de los Bóers para albergar a los bóers y evitar que apoyaran a las fuerzas del Sur. República Africana y el Estado Libre de Orange. Sin embargo, los primeros ejemplos de lo que podrían denominarse "campos de concentración" fueron utilizados por Estados Unidos durante la expulsión forzosa de nativos americanos para albergar temporalmente a miembros de tribus indígenas mientras se decidía adónde se verían obligados a migrar. Según el historiador Dan Stone, los campos de concentración eran "la extensión lógica de los fenómenos que habían caracterizado durante mucho tiempo al dominio colonial". [3] Aunque la palabra "campo de concentración" ha adquirido la connotación del asesinato de los detenidos debido a los campos de concentración nazis, los campos españoles, británicos y estadounidenses no implicaron el asesinato sistemático de quienes se encontraban en ellos. El Imperio Alemán también estableció campos de concentración (alemán: Konzentrationslager), como la de Shark Island durante el genocidio Herero y Namaqua (1904-1907). La tasa de mortalidad de los enviados a estos campos fue del 45%, el doble que la de los campos británicos. [4] Con el tiempo, los campos de concentración se volvieron más severos. La profesionalización de los ejércitos europeos en el siglo XIX condujo a "una doctrina de necesidad militar como justificación de la violencia extrema", incluso contra civiles considerados una amenaza. [5]

Durante la Primera Guerra Mundial, de ocho a nueve millones de prisioneros de guerra fueron retenidos en campos de prisioneros de guerra, algunos de ellos en lugares que luego fueron los sitios de los campos nazis, como Theresienstadt y Mauthausen. Muchos prisioneros retenidos por Alemania murieron como resultado de la retención intencional de alimentos y condiciones de trabajo peligrosas en violación de la Convención de La Haya de 1907. [6] En países como Francia, Bélgica, Italia, Austria-Hungría y Alemania, los civiles considerados de "origen enemigo" fueron desnaturalizados. Cientos de miles fueron internados y sometidos a trabajos forzados en duras condiciones. [7] Durante el genocidio armenio, el internamiento resultó mortal para los armenios que fueron retenidos en campos temporales antes de su deportación al desierto sirio. [8] En la Alemania de la posguerra, los judíos de Europa del Este fueron encarcelados en Cottbus-Sielow y Stargard como "extranjeros no deseados". [9]

Campamentos tempranos (1933-1934)

La crisis económica de 1929 desestabilizó la República de Weimar y el último gobierno electo cayó en marzo de 1930. Una secuencia de cancilleres nombrados por el presidente Paul von Hindenburg se regía por decreto según el artículo 48 de la Constitución de Weimar. El 30 de enero de 1933, Adolf Hitler se convirtió en canciller después de llegar a un acuerdo secreto con el canciller anterior, Franz von Papen. [10] Según el historiador Nikolaus Wachsmann, los nazis no tenían ningún plan para los campos de concentración antes de su toma del poder. [11] El sistema de campos de concentración surgió en los meses siguientes debido al deseo de reprimir a decenas de miles de oponentes nazis en Alemania. El incendio del Reichstag en febrero de 1933 fue el pretexto para arrestos masivos. El Decreto de Incendios del Reichstag eliminó el derecho a la libertad personal consagrado en la Constitución de Weimar. [10] [12] El primer campamento fue Nohra, establecido en Nohra, Turingia el 3 de marzo de 1933 en una escuela. [13] Las detenciones aumentaron después de las elecciones del 5 de marzo. [10]

La base jurídica de las detenciones fue la práctica anterior de "custodia preventiva", que significaba restringir la libertad de una persona para su propia protección o "detener a elementos sediciosos durante situaciones de emergencia", incluidos algunos miembros del Partido Comunista de Alemania (KPD). en la República de Weimar. [10] La custodia protectora significaba que el encarcelamiento podía continuar después de que una persona fuera absuelta o había cumplido su condena. [13] Los periódicos de esa época informaban sobre los campos de concentración con considerable detalle y demonizaban a los prisioneros como peligrosos elementos de izquierda. [14] El ochenta por ciento de los presos eran comunistas y el diez por ciento socialdemócratas, el diez por ciento restante estaba afiliado a un partido diferente, eran activistas sindicales o no tenían conexión con ningún partido político. [15] A finales de año, habían sido arrestados 241 ex diputados del Reichstag bajo Weimar. [16] Muchos prisioneros fueron liberados a fines de 1933, y después de la tan publicitada amnistía navideña, solo quedaban unas pocas docenas de campos. [17]

El número de prisioneros en 1933-1934 es difícil de determinar Jane Caplan lo calculó en 50.000, con arrestos quizás superiores a 100.000, [13] mientras que Wachsmann estimó que entre 150.000 y 200.000 personas fueron detenidas sin juicio en 1933. [12] Acerca de Se establecieron 70 campos en 1933, en cualquier estructura conveniente que pudiera albergar prisioneros, incluidas fábricas vacías, cárceles, fincas, escuelas, asilos de trabajo y castillos. Muchos sitios fueron reutilizados posteriormente como centros de detención nazis. [13] [12] No había un sistema nacional [17] los campamentos fueron operados por la policía local, SS y SA, ministerios estatales del interior o una combinación de los anteriores. [13] [12] Los primeros campos en 1933-1934 fueron heterogéneos y diferentes a los creados en y después de 1936, en aspectos fundamentales como la organización, las condiciones y los grupos encarcelados. [18] Por lo tanto, los investigadores han comenzado a llamarlos "primeros campos" en lugar de "campos de concentración". [18] Aunque los campos no eran lugares de asesinatos rutinarios, [12] su violencia sin precedentes marcó el fin de la República de Weimar. [18]

Institucionalización (1934-1937)

El 26 de junio de 1933, Himmler nombró a Theodor Eicke segundo comandante de Dachau, que se convirtió en el modelo seguido por otros campos. Eicke redactó el Código Disciplinario y Penal, un manual que especificaba castigos draconianos para los prisioneros desobedientes, incluido el castigo corporal. [19] También creó un sistema de funcionarios prisioneros, que más tarde se convirtió en los ancianos del campo, los ancianos del bloque y los kapo de los campos posteriores. [20] En mayo de 1934, el campo de Lichtenburg fue tomado por las SS de la burocracia prusiana, marcando el comienzo de una transición puesta en marcha por Heinrich Himmler, entonces jefe de la Gestapo (policía secreta). [21] Tras la purga de las SA en la Noche de los Cuchillos Largos el 30 de junio de 1934, durante la cual Eicke asumió un papel de liderazgo y fue ascendido por sus acciones, las SS tomaron el control de los restantes campos dirigidos por las SA. [15] [22] En diciembre de 1934, Eicke fue nombrado primer inspector de la Inspección de Campos de Concentración (IKL). Sólo los campos administrados por el IKL fueron designados "campos de concentración". [15] Eicke manejó los detalles de los campos de concentración basándose en la voluntad de Himmler. [22]

Wachsmann escribe que "el sistema de campos de concentración nazi se forjó entre 1934 y 1937". [17] A principios de 1934, el número de prisioneros seguía disminuyendo y el futuro de los campos de concentración no era obvio. A mediados de 1935, solo había cinco campos, con 4.000 prisioneros y 13 empleados en la oficina central de IKL. Al mismo tiempo, 100.000 personas fueron encarceladas en cárceles alemanas, una cuarta parte de ellas por delitos políticos. [23] Himmler consideró la liberación de los prisioneros de 1933 "uno de los errores políticos más graves que el estado nacionalsocialista podría haber cometido". Creyendo que la Alemania nazi estaba en peligro por enemigos internos, llamó a una guerra contra los "elementos organizados de la subhumanidad", incluidos los comunistas, socialistas, judíos, masones y criminales. Himmler obtuvo el respaldo de Hitler y fue nombrado jefe de policía el 17 de junio de 1936. Aunque el dictador nazi nunca pisó un campo de concentración, desempeñó un papel clave en los acontecimientos de 1935, perdonando a varios guardias condenados por el asesinato de prisioneros y respaldando la oposición de Himmler. a la liberación de prisioneros. [24]

De los seis campos de las SS operativos a mediados de 1936, solo dos (Dachau y Lichtenburg) todavía existían en 1938. En el lugar de los campos que cerraron, Eicke abrió nuevos campos en Sachsenhausen (septiembre de 1936) y Buchenwald (julio de 1937). . A diferencia de los campos anteriores, los campos recién abiertos fueron construidos expresamente, en palabras de Wachsmann, "planeados como pequeñas ciudades de terror". Fueron diseñados con barracones, torres de vigilancia y alambre de púas. Incluso Dachau, el campo modelo, fue completamente reconstruido en 1937/1938. [25] Los nuevos campos se aislaron de la población y del estado de derecho, lo que permitió a las SS ejercer un poder absoluto. Los prisioneros, que anteriormente vestían ropa de civil, fueron obligados a usar uniformes con insignias de campos de concentración nazis. Los guardias de los campos eran las SS del campo o las SS "cabeza de la muerte", jóvenes reclutados específicamente para la tarea. El número de prisioneros comenzó a aumentar de nuevo, de 4.761 el 1 de noviembre de 1936 a 7.750 a fines de 1937 [26].

Rápida expansión (1937-1939)

A fines de junio de 1938, la población de prisioneros se había triplicado en los seis meses anteriores, a 24.000 prisioneros. El aumento fue impulsado por las detenciones de los considerados "delincuentes habituales" o "asociales". [26] Según el jefe de las SS, Heinrich Himmler, los prisioneros "criminales" en los campos de concentración debían estar aislados de la sociedad porque habían cometido delitos de naturaleza sexual o violenta. De hecho, la mayoría de los presos criminales eran hombres de la clase trabajadora que habían recurrido a pequeños robos para mantener a sus familias. [27] La ​​categoría asocial era para personas que no "encajaban en la comunidad nacional mítica", en palabras de Wachsmann. [28] Las redadas nazis, como la Aktion Arbeitsscheu Reich de junio de 1938, en la que se detuvo a 10.000, [29] se dirigieron a personas sin hogar y enfermos mentales, así como a desempleados. [30] Aunque los nazis habían apuntado previamente a los forasteros sociales, la afluencia de nuevos prisioneros significó que los prisioneros políticos se convirtieron en una minoría. [29]

Para albergar a los nuevos prisioneros, se establecieron tres nuevos campos: Flossenbürg (mayo de 1938) cerca de la frontera con Checoslovaquia, Mauthausen (agosto de 1938) en territorio anexado a Austria, y Ravensbrück (mayo de 1939), el primer campo construido especialmente para mujeres prisioneras. [26] Las detenciones masivas fueron motivadas en parte por factores económicos. La recuperación de la Gran Depresión redujo la tasa de desempleo, por lo que los elementos "tímidos" serían detenidos para mantener a otros trabajando más duro. Al mismo tiempo, Himmler también se estaba enfocando en explotar el trabajo de los prisioneros dentro del sistema de campos. El arquitecto de Hitler, Albert Speer, tenía grandes planes para crear una arquitectura nazi monumental. La empresa de las SS German Earth and Stone Works (DEST) se creó con fondos de la agencia de Speer para explotar el trabajo de los prisioneros para extraer materiales de construcción. Flossenbürg y Mauthausen se habían construido junto a las canteras, y DEST también instaló fábricas de ladrillos en Buchenwald y Sachsenhausen. [31] [32]

Los presos políticos también fueron arrestados en mayor número, incluidos los testigos de Jehová y los emigrados alemanes que regresaron a casa. Los antinazis checos y austríacos también fueron blanco de ataques después de la anexión de sus países en 1938 y 1939. Los judíos también fueron atacados cada vez más, con 2.000 judíos vieneses arrestados después de la anexión nazi. Después del pogrom de Kristallnacht, 26.000 hombres judíos fueron deportados a campos de concentración tras arrestos masivos, convirtiéndose en la mayoría de los prisioneros. Estos prisioneros fueron objeto de abusos sin precedentes, incluido el robo sistemático de objetos de valor, "privaciones, torturas, suicidios y asesinatos" que provocaron cientos de muertes: más personas murieron en Dachau en los cuatro meses posteriores a la Kristallnacht que en los cinco años anteriores. Sin embargo, el objetivo en ese momento no era el asesinato en masa de judíos, sino incitarlos a emigrar. La mayoría de los prisioneros judíos pronto fueron puestos en libertad. [33]

Segunda Guerra Mundial

A finales de agosto de 1939, los prisioneros de Flossenbürg, Sachsenhausen y otros campos de concentración fueron transportados a la frontera polaca, vestidos con uniformes polacos y asesinados como parte del incidente de Hochlinden, uno de los ataques de bandera falsa organizados por Alemania para justificar la invasión de Polonia. [34] Durante la guerra, los campos se volvieron cada vez más brutales y letales debido a los planes del liderazgo nazi: la mayoría de las víctimas murieron en la segunda mitad de la guerra. [35]

Se abrieron cinco nuevos campos entre el comienzo de la guerra y el final de 1941: Neuengamme (principios de 1940), en las afueras de Hamburgo Auschwitz (junio de 1940), que inicialmente funcionó como un campo de concentración para los activistas de la resistencia polaca Gross-Rosen (mayo de 1941) en Silesia y Natzweiler (mayo de 1941) en territorio anexado a Francia. También se establecieron campamentos satélites. Esta expansión fue impulsada por la demanda de trabajo forzoso y más tarde la invasión de la Unión Soviética se enviaron nuevos campos cerca de las canteras (Natzweiler y Gross-Rosen) o fábricas de ladrillos (Neuengamme). [36]

A principios de 1941, el alto mando de las SS ordenó el asesinato masivo deliberado de prisioneros enfermos y exhaustos que ya no podían trabajar (especialmente aquellos considerados racialmente inferiores), en una operación denominada Acción 14f13. Las víctimas fueron seleccionadas por personal del campo y "médicos de eutanasia" itinerantes y fueron sacadas de los campos para ser asesinadas en centros de eutanasia. Para la primavera de 1942, cuando terminó la operación, habían muerto al menos 6.000 personas. [37] Una operación relacionada, la Acción 14f14, comenzó en agosto de 1941 e involucró la matanza de prisioneros de guerra soviéticos seleccionados dentro de los campos de concentración, generalmente a los pocos días de su llegada. A mediados de 1942, cuando terminó la operación, 38.000 prisioneros soviéticos habían sido asesinados. En Auschwitz, las SS utilizaron Zyklon B para matar a prisioneros soviéticos en cámaras de gas improvisadas. [38]

Desde julio de 1944 hasta mayo de 1945, los campos de concentración fueron tomados gradualmente y los prisioneros restantes fueron liberados, en su mayoría por fuerzas soviéticas o estadounidenses (ver El Holocausto # Liberación).

En noviembre de 1940, el reemplazo de Eicke por Richard Glücks como líder del IKL condujo a una confusión burocrática con pocas consecuencias prácticas: el IKL quedó bajo el control de la Oficina de Comando Principal de las SS y la Oficina Principal de Seguridad del Reich (RSHA) asumió el responsabilidad de detener y liberar a los prisioneros de los campos de concentración. [39] En 1942, el IKL se convirtió Amt D (Oficina D) de la Oficina Administrativa y Económica Principal de las SS (SS-WVHA) bajo Pohl. [40]


Documentando la liberación: Arnold E. Samuelson

Arnold E. Samuelson fue uno de los primeros fotógrafos aliados en el Cuerpo de Señales del Ejército. Durante su estadía en Europa, documentó campañas militares aliadas en Francia y Bélgica. Tomó algunas de las fotografías más conocidas de los sobrevivientes del Holocausto tras la liberación de los campos. 2020 marcó el 75 aniversario de la liberación de los campos de concentración y el fin de la tiranía nazi en Europa.

Antes de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, Arnold E. Samuelson (1917–2002) trabajó para Eastman Kodak Company en Portland, Oregon. En mayo de 1942, fue incluido en el ejército de los EE. UU. Sirvió en el Army Air Corps y luego se unió al Signal Corps en enero de 1943.

Tres meses después del Día D (6 de junio de 1944), Samuelson desembarcó en las playas de Normandía con la 167.a Compañía del Cuerpo de Señales y comenzó a documentar las campañas militares aliadas en Francia y Bélgica. Prestó servicio en la Batalla de las Ardenas (diciembre de 1944) y, en 1945, recibió el mando de la 123ª Unidad de Combate. Esa unidad estaba formada por dos camarógrafos de películas, John O'Brian y Edward Urban, y dos fotógrafos fijos, J Malan Heslop y Walter McDonald.

El grupo de Samuelson sirvió inicialmente con la 9ª División Acorazada, avanzando hasta Leipzig, luego se incorporó a la 80ª División de Infantería a medida que avanzaba hacia el sur a Baviera y Austria. Durante esta campaña, el equipo de Samuelson fue el primer grupo de fotógrafos aliados en documentar los crímenes nazis y la difícil situación de los prisioneros de los campos de concentración de Lenzing y Ebensee, dos subcampos del campo de concentración de Mauthausen en Austria.


Lista de campos de prisioneros de guerra de la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos

En los Estados Unidos, al final de la Segunda Guerra Mundial, había campos de prisioneros de guerra, incluidos 175 campos secundarios que servían a 511 campos de área que contenían más de 425.000 prisioneros de guerra (en su mayoría alemanes). Los campamentos estaban ubicados en todo Estados Unidos, pero en su mayoría en el sur, debido al mayor costo de calentar los cuarteles en áreas más frías. Finalmente, todos los estados (con la excepción de Nevada, Dakota del Norte y Vermont) tenían al menos un campamento de prisioneros de guerra. Algunos de los campos fueron designados "campos de segregación", donde los "verdaderos creyentes" nazis eran separados del resto de los prisioneros, a quienes aterrorizaban e incluso mataban por ser amigos de sus captores estadounidenses. [1] Aproximadamente el 90% de los prisioneros de guerra italianos se comprometieron a ayudar a los Estados Unidos, ofreciéndose como voluntarios en las Unidades de Servicio italianas (ISU). Debido a la escasez de mano de obra, las unidades de servicio italianas trabajaron en los depósitos del ejército, en arsenales y hospitales, y en granjas. Los prisioneros de guerra que formaban parte de la DAA recibieron mejores viviendas, uniformes y salarios. [2] [3] [4] [5] [6]

En su apogeo en mayo de 1945, se llevaron a cabo un total de 425,871 prisioneros de guerra en los EE. UU. Esto incluyó a 371.683 alemanes, 50.273 italianos y 3.915 japoneses. [7]: 272

El prisionero de guerra italiano y un alemán que se suicidó en lugar de ser repatriado están enterrados fuera de los límites del cementerio de correos.


Contenido

Las pérdidas civiles totales durante la guerra y la ocupación alemana en Ucrania se estiman en cuatro millones, incluidos hasta un millón de judíos que fueron asesinados por los Einsatzgruppen, los batallones de la Policía del Orden, la Wehrmacht y colaboradores nazis locales. Einsatzgruppe C (Otto Rasch) fue asignado al norte y centro de Ucrania, y Einsatzgruppe D (Otto Ohlendorf) a Moldavia, el sur de Ucrania, Crimea y, durante 1942, el norte del Cáucaso. Según el testimonio de Ohlendorf en el juicio de Einsatzgruppen, "el Einsatzgruppen tenía la misión de proteger la retaguardia de las tropas matando a judíos, romaníes, funcionarios comunistas, comunistas activos, eslavos que no cooperaban y todas las personas que pudieran poner en peligro la seguridad. "En la práctica, sus víctimas eran casi todos civiles judíos (ni un solo Einsatzgruppe miembro murió en acción durante estas operaciones [ cita necesaria ]). El Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos cuenta la historia de un sobreviviente del Einsatzgruppen en Piryatin, Ucrania, cuando mataron a 1.600 judíos el 6 de abril de 1942, el segundo día de Pascua:

Los vi matar. A las 5:00 p.m. dieron la orden, "Llenar los pozos". Gritos y gemidos venían de los pozos. De repente vi a mi vecino Ruderman levantarse de debajo del suelo… Tenía los ojos ensangrentados y gritaba: "¡Acaba conmigo!" … Una mujer asesinada yacía a mis pies. Un niño de cinco años salió arrastrándose de debajo de su cuerpo y comenzó a gritar desesperadamente. "¡Mami!" Eso fue todo lo que vi, desde que caí inconsciente. [7]

Entre el 16 y el 30 de septiembre de 1941, la masacre de Nikolaev en y alrededor de la ciudad de Mykolaiv resultó en la muerte de 35.782 ciudadanos soviéticos, la mayoría de los cuales eran judíos, como se informó a Hitler. [8]

-- Orden publicada en Kiev en ruso y ucraniano alrededor del 26 de septiembre de 1941. [9]

La masacre más notoria de judíos en Ucrania tuvo lugar en el barranco de Babi Yar en las afueras de Kiev, donde 33.771 judíos fueron asesinados en una sola operación entre el 29 y el 30 de septiembre de 1941 (entre 100.000 y 150.000 ciudadanos ucranianos y otros soviéticos también fueron asesinados en las semanas siguientes ). La matanza masiva de judíos en Kiev fue aprobada por el gobernador militar, el general de división Friedrich Eberhardt, comandante de policía del Grupo de Ejércitos Sur (SS-Obergruppenführer Friedrich Jeckeln) y el Einsatzgruppe C Comandante Otto Rasch. Lo llevó a cabo una mezcla de SS, SD y Policía de Seguridad. El lunes, los judíos de Kiev se reunieron junto al cementerio, esperando ser cargados en trenes. La multitud era lo suficientemente grande como para que la mayoría de los hombres, mujeres y niños no supieran lo que estaba pasando hasta que fue demasiado tarde: cuando oyeron el fuego de la ametralladora, no había posibilidad de escapar. Todos fueron conducidos por un pasillo de soldados, en grupos de diez, y luego fusilados. Un camionero describió la escena:

[Uno] tras otro, tenían que retirar su equipaje, luego sus abrigos, zapatos y sobrerrandas y también ropa interior… Una vez desvestidos, fueron conducidos al barranco que tenía unos 150 metros de largo por 30 metros de ancho y unos buenos 15 metros de profundidad… Cuando llegaron al fondo del barranco, miembros de la Schutzmannschaft los apresaron y los obligaron a tumbarse encima de judíos que ya habían recibido disparos… Los cadáveres estaban literalmente en capas. Un tirador de la policía se acercó y disparó a cada judío en el cuello con una metralleta ... Vi a estos tiradores pararse sobre capas de cadáveres y disparar uno tras otro ... El tirador cruzaba los cuerpos de los judíos ejecutados hasta el siguiente judío, que Mientras tanto, se había acostado y le había disparado. [9]

Varios ucranianos habían colaborado: según el historiador alemán Dieter Pohl [de], alrededor de 100.000 se unieron a las unidades policiales que proporcionaron asistencia clave a los nazis. Muchos otros formaron parte del personal de las burocracias locales o ayudaron durante los fusilamientos masivos de judíos. Los ucranianos, como el infame Iván el Terrible de Treblinka, también se encontraban entre los guardias que vigilaban los campos de exterminio nazis alemanes. [10]

Según el Centro Simon Wiesenthal (en enero de 2011) "Ucrania, hasta donde sabemos, nunca ha realizado una sola investigación de un criminal de guerra nazi local, y mucho menos ha procesado a un perpetrador del Holocausto". [11]

Según el historiador israelí del Holocausto Yitzhak Arad, "En enero de 1942 se estableció una compañía de voluntarios tártaros en Simferopol bajo el mando de Einsatzgruppe 11. Esta empresa participó en persecuciones antijudías y acciones de asesinato en las regiones rurales ". [12]

Según Timothy Snyder, "Algo más para recordar: la mayoría, probablemente la gran mayoría de las personas que colaboraron con la ocupación alemana no tenían motivaciones políticas. Colaboraban con una ocupación que estaba allí, y que es una responsabilidad histórica alemana". [13]

Hasta la caída de la Unión Soviética, se creía que alrededor de 900.000 judíos fueron asesinados como parte del Holocausto en Ucrania. Esta es la estimación encontrada en obras tan respetadas como La destrucción de los judíos europeos por Raul Hillberg. A finales de la década de 1990, el acceso a los archivos soviéticos aumentó las estimaciones de la población de judíos antes de la guerra y, como resultado, las estimaciones de la cifra de muertos han ido en aumento. En la década de 1990, Dieter Pohl estimó que 1,2 millones de judíos fueron asesinados, y las estimaciones más recientes han llegado a 1,6 millones. Algunos de esos judíos que se sumaron al número de muertos intentaron encontrar refugio en el bosque, pero fueron asesinados más tarde por el Ejército Nacional, el Ejército Insurgente de Ucrania u otros grupos partisanos durante la retirada alemana. Según la historiadora estadounidense Wendy Lower, "hubo muchos perpetradores, aunque con diferentes agendas políticas, que mataron a judíos y reprimieron esta historia". [14]


Fuerte Breendonk

Fuerte Breendonk (Holandés: Fuerte van Breendonk, Francés: Fuerte de Breendonk) es una antigua instalación militar en Breendonk, cerca de Mechelen, en Bélgica, que sirvió como campo de prisioneros nazi (Auffanglager) durante la ocupación alemana de Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial.

Construido originalmente entre 1906 y 1913 como parte del segundo anillo del Reducto Nacional que defendía Amberes, Fort Breendonk fue utilizado por el ejército belga y estaba cubierto por una capa de tierra de cinco metros de espesor para la defensa contra el fuego de artillería, un foso lleno de agua. y mide 656 por 984 pies (200 por 300 m). [1] Se usó tanto en la Primera Guerra Mundial como en la Segunda Guerra Mundial, momento en el que se había vuelto obsoleto desde el punto de vista militar.

Fort Breendonk fue requisado por la Schutzstaffel (SS) poco después de la rendición belga el 28 de mayo de 1940 y utilizado como campo de prisioneros para la detención de prisioneros políticos, miembros de la resistencia y judíos. Aunque técnicamente era una prisión más que un campo de concentración, se hizo famosa por las malas condiciones de vida en las que estaban alojados los prisioneros y por las torturas y ejecuciones que se llevaban a cabo allí. Posteriormente, la mayoría de los detenidos fueron trasladados a campos de concentración más grandes en Europa del Este. Se sabe que 3.590 prisioneros estuvieron retenidos en Fort Breendonk durante la guerra, de los cuales 303 murieron o fueron ejecutados en el mismo fuerte, mientras que otros 1.741 murieron posteriormente en otros campos antes del final de la guerra. [2] En la memoria histórica belga, Breendonk se convirtió en un símbolo de la barbarie de la ocupación alemana.

El campo fue evacuado antes de la Liberación de Bélgica por los aliados occidentales en septiembre de 1944. Fue reutilizado brevemente para detener a colaboradores belgas. Fue declarado "monumento nacional" en 1947 y posteriormente ha estado abierto al público como museo. Posteriormente, muchos miembros del personal del campo fueron juzgados por sus acciones en tiempos de guerra en tribunales belgas.


Contenido

Concebido originalmente como un campo de trabajos forzados, el campo de concentración de Płaszów se construyó en los terrenos de dos antiguos cementerios judíos (incluido el Nuevo Cementerio Judío). Se pobló de prisioneros durante la liquidación del gueto de Cracovia, que tuvo lugar del 13 al 14 de marzo de 1943 con las primeras deportaciones de los Barrackenbau Judíos del gueto a partir del 28 de octubre de 1942. [1] En 1943 el campo se expandió e integró en el sistema de campos de concentración nazi como campo principal. [ cita necesaria ]

Estructura y función

El campo de concentración de Kraków-Płaszów se dividió en varias secciones. [2] Había un área separada para el personal del campo, instalaciones de trabajo, prisioneros masculinos, prisioneras y una subdivisión adicional entre judíos y no judíos. Aunque separados, hombres y mujeres lograron tener contacto entre sí. [3] [4] También había un cuartel privado para la policía judía del campo y sus familias. [5] Si bien la función principal del campo era el trabajo forzado, el campo también fue el sitio de asesinatos masivos de reclusos y prisioneros traídos del exterior. [6] Los principales objetivos eran los ancianos y los enfermos. No había cámaras de gas ni crematorios, por lo que los asesinatos en masa se llevaron a cabo mediante tiroteos. [7]

Personal

Bajo Arnold Büscher, el segundo comandante del campo, los prisioneros no sufrieron tiroteos ni ahorcamientos. [8] However, by 1943, the camp was notorious for its terrors. [9] Amon Göth, an SS commandant from Vienna, was the camp commandant at this point. He was sadistic in his treatment and killing of prisoners. [10] "Witnesses say he would never start his breakfast without shooting at least one person." [1] On Göth's first day as camp commandant, he killed two Jewish policemen and made every camp inmate watch. [8] On 13 March 1943, he oversaw the liquidation of the nearby Kraków Ghetto, forcing those Jewish inhabitants deemed capable of work into the KL Plaszow camp. Those who were declared unfit for work were either sent to Auschwitz or shot on the spot. People were told to leave their children behind and that they would be cared for. [11] In reality, they were all put in an orphanage and killed. Others snuck their children into the camp. If a prisoner tried to escape the camp, Göth shot 10 prisoners as a punishment. [6] Göth would also release his Great Danes on prisoners if he did not like their expressions. [12] He oversaw a staff that was mostly non-German. [2] It consisted of 206 Ukrainian SS personnel from the Trawniki, [13] 600 Germans of the SS-Totenkopfverbände (1943–1944), and a few SS women, including Gertrud Heise, [14] Luise Danz and Alice Orlowski. [15]

The female guards treated the prisoners as brutally as the men: "When we were loaded on the train in Płaszów, an SS woman hit me on the head. They were so vicious and brutal and sadistic, more than men. I think because some of them were women and you expect kindness, it was shocking. But of course, some were fat and big and ugly." [dieciséis]

Jewish police were recruited by the camp personnel. [5] They were provided with double rations of thick soup, as opposed to the standard watery soup, and a full loaf of uncontaminated bread. However, the benefits came with cost of having to whip inmates with the whips that the Nazis provided.

On 13 September 1944, Göth was relieved of his position and charged by the SS with theft of Jewish property (which belonged to the state, according to Nazi legislation), failure to provide adequate food to the prisoners under his charge, violation of concentration camp regulations regarding the treatment and punishment of prisoners, and allowing unauthorised access to camp personnel records by prisoners and non-commissioned officers. [17] Camp administration was assumed by SS-Obersturmführer Arnold Büscher. He improved the inmates' diets by allowing eggs, sugar and powdered milk. [18]

Prisoner victims

Life in the camp

The camp was an Arbeitslager ("labour camp"), supplying forced labour to several armament factories and to a stone quarry. Most of the prisoners were Polish Jews. There were also high numbers of women and children compared with other camps. [2] A large degree of the Hungarian prisoners were women. The death rate in the camp was very high. Many prisoners died of typhus, starvation, and from executions. Because the work facilities were designed for men, the women had a lower chance of survival. [2] [6] Płaszów camp became particularly infamous for both the individual and the mass shootings carried out at Hujowa Górka: a large hill close to the camp commonly used for executions. Some 8,000 deaths took place outside the camp's fences, with prisoners trucked in three to four times weekly. The covered lorries from Kraków would arrive in the morning. The condemned were walked into a trench of the Hujowa Górka hillside, ordered to strip down and stand naked, and then were finally shot. [20] Their bodies were then covered with dirt, layer upon layer. During these mass shootings, all other inmates were forced to watch. [18] In early 1944, all corpses were exhumed and burned on a pyre to obliterate the evidence of the mass murder. Witnesses later testified that 17 truckloads of human ashes were removed from the burning site and scattered over the area. [10]

Although food was scarce, inmates that possessed any number of zlotys could buy extra food. [21] A food for food trading system also developed. For example, two portions of soup was equal to a half loaf of bread.

When Göth received notice of a new shipment of inmates, he would set up deportations for Auschwitz. [22] On May 14, 1944, Göth ordered all children to be sent to the "kindergarten". This turned out only to be a precursor to deportation to Auschwitz on May 15 where the children were all gassed.

Göth entrusted documents pertaining to the mass killings and executions to a high ranking female member of the SS, Kommandoführerin Alice Orlowski. She held these documents in her possession until the end of the war, then allegedly destroyed them. Orlowski was known for her whippings, especially of young women across their eyes. At roll call she would walk through the lines of women and whip them. [23] [24] [25]

Outside aid

Prisoners could also rely on outside help to some degree. [6] The Jüdische Unterstützungsstelle, a support group that the Germans tolerated, would provide the inmates with food and medical assistance. The Zehnerschaft was a group of women that also supported the inmates. The Polish Welfare Organization sent food to Polish prisoners and some of them shared with the Jewish inmates. There were also individuals such as Stanislaw Dobrowolski, the head of the Kraków branch of the Council for Aid to Jews (Żegota), and Tadeusz Pankiewicz, a famous pharmacist, also aided the prisoners.

Punishments

Göth and the other camp personnel punished inmates for a variety of actions. Any action perceived as sabotage, such as smuggling items into the camp, disobeying orders, or carrying an extra piece of food in one's clothes was an offense punishable by death. [26] Prisoners were warned that if they tried to escape, every member of their family and even innocent strangers would be killed. [27] In terms of methods for killing, death by hanging was a favored method of Göth's. [28] For a standard punishment, twenty-five lashings were dealt to the guilty inmate's buttocks. [29]

Hope for the prisoners

While prisoners' daily lives were dominated by fear and starvation, there were some outlets for hope of survival. Rumors involving the Russian advancement that would lead to the camp's liberation always circulated. [30] Oskar Schindler, a member of the Nazi Party that saved the 1,200 Schindlerjuden was also a key figure. [3] While prisoners always feared a transport to Auschwitz, one that was always sought after was a transport to Brünnlitz labor camp in Czechoslovakia. This is where Oskar Schindler's enamel factory was located. [31] Schindler was known for being compassionate towards Jews. He never hit anyone, was always kind, and smiled frequently around the workers. [32] Having relatives and friends that worked for Schindler gave one a better chance at being put on the list for transport. [33]

Hiding the evidence

During July and August 1944, a number of transports of prisoners left KL Płaszow for Auschwitz, Stutthof, Flossenburg, Mauthausen, and other camps. In January 1945, the last of the remaining inmates and camp staff left the camp on a death march to Auschwitz. Several female SS guards were part of the group that accompanied them. Many of those who survived the march were killed upon arrival. When the Nazis realized the Soviets were approaching Kraków, they completely dismantled the camp, leaving only an empty field. All bodies that had been previously buried in various mass graves were exhumed and burned on site. On 20 January 1945, the Red Army arrived and found only a patch of barren land. [10]

Secuelas

Most numbers of inmates and killings rely on estimation, [22] as the prisoner card index was destroyed during the camp's destruction. Few postwar trials centered on crimes committed at the Kraków-Płaszów concentration camp one exception was Göth's trial and subsequent death sentence. West German prosecutors took until the late 1950s to investigate these crimes.

The area which held the camp now consists of sparsely wooded hills and fields, with one large memorial to all the victims and two smaller monuments (one to the Jewish victims generally, and another to the Hungarian Jewish victims) at one perimeter of where the camp once stood. The Jewish cemetery, where the Nazis removed all but one of the tombstones, stands on the side of the hill at the eastern end of the camp, near the Grey house. Amon Göth's villa remains there. Another small monument, located near the opposite end of the site, stands in memory of the first execution of (non-Jewish) Polish prisoners in 1939.

A version of the camp is featured in the movie la lista de Schindler (1993), about the life of Oskar Schindler. As the Płaszów area is now a nature preserve and modern high-rise apartments were visible from the site, the director Steven Spielberg replicated the camp in the nearby Liban Quarry, which also served as a labor camp during the war.

Each year, it is the finishing point of the March of Remembrance taking part in mid-March to manifest the respect to the victims of the Holocaust. [34]


Adolphe Arnold

Adolphe was born to Catholic parents in Alsace when it was under German rule. He was orphaned at age 12, and was raised by his uncle who sent him to an art school in Mulhouse, where he specialized in design. He married in the village of Husseren-Wesserling in the southern part of Alsace, and in 1930 the couple had a baby daughter. In 1933 the Arnolds moved to the nearby city of Mulhouse.

1933-39: Adolphe worked in Mulhouse as an art consultant for one of France's biggest printing factories. When he wasn't working at home or at the factory, he was studying the Bible, and enjoying classical music. Disillusioned with the Catholic church, Adolphe and his wife decided to become Jehovah's Witnesses. Under the French, they were free to practice their new faith.

1940-44: The Germans occupied Mulhouse in June 1940. While at the factory on September 4, 1941, Adolphe was arrested because he was a Jehovah's Witness and imprisoned in Mulhouse for two months. In January he was sent to the Dachau concentration camp, where he was beaten by the SS and subjected to medical experiments for malaria. Adolphe's sister-in-law was able to smuggle to him some Jehovah's Witness literature hidden inside cookies. In September 1944 he was transferred to the Mauthausen concentration camp.

Adolphe was liberated in May 1945 in Ebensee, a subcamp of Mauthausen. After the war he returned to France and was reunited with his family.


Ver el vídeo: Campo de concentración Majdanek, por Nadia Cattan (Octubre 2021).