Podcasts de historia

Los orígenes de los hobbits indonesios finalmente revelados

Los orígenes de los hobbits indonesios finalmente revelados

El estudio más completo sobre los huesos de Homo floresiensis, una especie de humano diminuto descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003, ha descubierto que lo más probable es que evolucionen a partir de un antepasado en África y no de Homo erectus como se cree ampliamente.

El estudio de la Universidad Nacional de Australia (ANU) encontró Homo floresiensis , apodados "los hobbits" debido a su pequeña estatura, eran probablemente una especie hermana de Homo habilis - una de las primeras especies conocidas de humanos que se encontró en África hace 1,75 millones de años.

Los datos del estudio concluyeron que no había evidencia de la teoría popular de que Homo floresiensis evolucionó de la mucho más grande Homo erectus , el único otro homínido temprano conocido que vivió en la región con fósiles descubiertos en el continente indonesio de Java.

  • Los seres humanos acabaron con el hobbit: un nuevo estudio sugiere que el Homo Sapiens provocó la extinción de una pequeña especie de Homo Floresiensis
  • Segundo grupo de homínidos más pequeños que hobbit encontrados en la isla de Flores

Cueva donde se descubrieron los restos de Homo floresiensis en 2004, Lian Bua, Flores, Indonesia. ( CC BY-SA 2.0 )

La líder del estudio, la Dra. Debbie Argue, de la Escuela de Arqueología y Antropología de la ANU, dijo que los resultados deberían ayudar a poner fin a un debate que ha sido muy disputado desde entonces. Homo floresiensis fue descubierto.

"Los análisis muestran que en el árbol genealógico, Homo floresiensis era probablemente una especie hermana de Homo habilis . Significa que estos dos comparten un ancestro común ", dijo el Dr. Argue.

"Es posible que Homo floresiensis evolucionó en África y emigró, o el antepasado común se mudó de África y luego se convirtió en Homo floresiensis algun lado."

Homo floresiensis Se sabe que vivió en Flores hasta hace 54.000 años.

Un modelo de mujer Homo floresiensis. ( John Gurche, Museo Nacional de Historia Natural, CC BY-SA )

El estudio fue el resultado de una subvención del Australian Research Council en 2010 que permitió a los investigadores explorar dónde encaja la especie recién encontrada en el árbol evolutivo humano.

Donde la investigación anterior se había centrado principalmente en el cráneo y la mandíbula inferior, este estudio utilizó 133 puntos de datos que abarcan el cráneo, las mandíbulas, los dientes, los brazos, las piernas y los hombros.

El Dr. Argue dijo que ninguno de los datos respaldaba la teoría de que Homo floresiensis evolucionado a partir de Homo erectus .

"Analizamos si Homo floresiensis podría ser descendiente de Homo erectus ," ella dijo.

Una reconstrucción de un Homo erectus, exposición en el Westfälisches Landesmuseum, Herne, Alemania. ( CC BY SA 2.5 )

"Descubrimos que si intentas vincularlos en el árbol genealógico, obtienes un resultado muy infundado. Todas las pruebas dicen que no encaja, simplemente no es una teoría viable".

El Dr. Argue dijo que esto estaba respaldado por el hecho de que en muchas características, como la estructura de la mandíbula, Homo floresiensis era más primitivo que Homo erectus .

"Lógicamente, sería difícil entender cómo se puede tener esa regresión, ¿por qué la mandíbula de Homo erectus evolucionar de nuevo a la condición primitiva que vemos en Homo floresiensis ?"

  • Descubrimientos de Sulawesi: la ocupación humana más temprana retrocedió 60.000 años y algunas de las pinturas rupestres más antiguas del mundo
  • Los rostros de los antiguos homínidos cobran vida con notable detalle

Cráneo reconstruido de Homo floresiensis. Crédito: Stuart Hay, ANU

El Dr. Argue dijo que los análisis también podrían respaldar la teoría de que Homo floresiensis podría haberse ramificado antes en la línea de tiempo, hace más de 1,75 millones de años.

"Si este fuera el caso Homo floresiensis habría evolucionado antes de los primeros Homo habilis , lo que lo haría muy arcaico ", dijo.

El profesor Mike Lee de la Universidad de Flinders y el Museo de Australia del Sur, utilizó modelos estadísticos para analizar los datos.

"Cuando hicimos el análisis, hubo un apoyo muy claro a la relación con Homo habilis . Homo floresiensis ocupó una posición muy primitiva en el árbol evolutivo humano ", dijo el profesor Lee.

"Podemos estar 99% seguros de que no está relacionado con Homo erectus y casi el 100 por ciento de probabilidades de que no sea un Homo sapiens mal formado ", dijo el profesor Lee.


¿Son los hobbits humanos?

Dos de los fósiles de homínidos más misteriosos vuelven a aparecer en las noticias, y las opiniones vuelan en todas direcciones.

¿Son las pequeñas personas de Indonesia y Sudáfrica solo pequeñas versiones de nosotros? Vengan de donde vengan, y lo que sea que estuvieran haciendo en las cuevas en las que fueron encontrados, no se ajustan a las expectativas evolutivas.

Los Hobbits: Homo floresiensis

Siempre que vea un titular demasiado confiado como Science Daily & # 8216s & # 8220Origins of Indonesian Hobbits finalmente revelado& # 8220, sabes que algún departamento de prensa está tratando de promover a uno de sus investigadores universitarios. Éste es de la Universidad Nacional de Australia y la investigadora es la Dra. Debbie Argue.

El estudio más completo sobre los huesos de Homo floresiensis, una especie de humano diminuto descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003, ha descubierto que muy probablemente evolucionó de un antepasado en África y no de Homo erectus como se ha creído ampliamente.

No esté demasiado seguro de eso. Darren Curnoe en La conversación es menos engreído & # 8220El Hobbit vuelve a aparecer en los titulares, pero ¿está realmente resuelto el misterio de sus orígenes? & # 8221 Relata la historia del misterio, mostrando que esta criatura no se ajusta a las pulcras expectativas evolutivas. Es un mosaico de características, algunas muy parecidas a las humanas, otras no tanto. Él piensa que el estudio del Dr. Argue se hizo bien, pero tiene menos confianza en las conclusiones: & # 8220 siempre habrá incertidumbre con este tipo de estudios, y con el Hobbit en particular, & # 8221, dice. Él conoce un estudio que estuvo de acuerdo con Argue & # 8217s, pero otro que concluyó que el Hobbit es una versión enana de Homo erectus, una versión no tan primitiva de hacer fuego, usar herramientas y Homo.

¿Implicación? El Hobbit no es una especie nueva en absoluto, sino solo una versión enana de Homo erectus. Pero creo que es demasiado pronto para descartar el nombre Homo floresiensis todavía. Para empezar, solo el estudio de Argue ha tenido en cuenta los extraños huesos de las extremidades del Hobbit, y estos seguramente deben pesar mucho en cualquier decisión que tomemos sobre cómo clasificarlo.

Para mí, el Hobbit se sigue entendiendo mejor como un miembro muy primitivo de Homo, con todas las implicaciones que esto nos trae. ¡Y guau! ¡Qué implicaciones tienen!

Alice Roberts, que también escribe para The Conversation, argumenta con el Dr. Argue que el Hobbit no es Homo erectus. Alice Klein de New Scientist está de acuerdo [Nota: no confíe en la representación del artista, no existen partes blandas en los huesos]. Pero si tienen razón, esta criatura tuvo que haber emigrado de África por separado mucho antes Homo erectus hizo (en la confabulación evolutiva). Roberts termina admitiendo que nadie conoce las respuestas, y sean las que sean, no están ayudando a la evolución:

Pero ¿Podemos realmente inferir una migración tan temprana fuera de África sobre el base de un puñado de huesos de un sitio ¿en Indonesia? Para muchos paleoantropólogos, eso es un dar un paso demasiado lejos. Pero es difícil saber de qué otra manera se puede explicar la presencia de algo tan antiguo mirando a Flores. Brown sabía que estaba mirando algo extraño, algo que desafiaría nuestras ideas sobre la evolución humana, tan pronto como vio el primer cráneo de la cueva Liang Bua.

Y tenía razón ...

Berger da la vuelta a los críticos sobre Homo naledi

Se podría arrojar luz sobre el Hobbit mirando a otro homínido en miniatura que apareció en las noticias en 2015. Cuando Lee Berger anunció fósiles de homínidos sacados de una cámara de cueva muy cerrada en Sudáfrica, el mundo de la paleoantropología no sabía qué pensar. Todavía no lo hacen. ¿Fue humano? ¿Era un eslabón perdido? Al igual que el Hobbit, parecía haber tenido un mosaico de características.

Ahora, New Scientist informa una nueva implicación de escaneos detallados de la criatura & # 8217s cráneo: & # 8220Misterio de la especie humana Homo naledi tenía cerebro diminuto pero avanzado. & # 8221 Cerebro avanzado? Los humanos modernos podemos relacionarnos con eso. ¿Existiría un cerebro avanzado, con posibles capacidades de habla y comportamiento cooperativo, en un pre-humano?

No es el tamaño de tu cerebro, es cómo lo organizas. La especie de humanos primitivos descubierta más recientemente tenía un cráneo solo un poco más grande que el de un chimpancé, pero su cerebro se parecía sorprendentemente al nuestro, particularmente en un área del lóbulo frontal con vínculos con el lenguaje.

Esta podría respaldar las sugerencias de que estos misteriosos primeros humanos mostraban comportamientos avanzados, como el trabajo en equipo y el entierro, aunque todavía no sabemos exactamente cuándo vivieron.

Los antropólogos deberían haber enterrado la noción de que el tamaño del cerebro por sí solo dice mucho sobre la inteligencia. La paleoantropología tiene una oscura historia de clasificación de los seres humanos en función de la capacidad cerebral. Además, ¿es un teléfono inteligente menos inteligente que una PC de escritorio? Sabemos que los cuervos y las abejas logran hazañas notables con cerebros mucho más pequeños que los mamíferos.

La cara de H. naledi parece demasiado inclinado para ser humano, pero la caja del cerebro es comparativamente grande para sus dimensiones. ¿Cuánto se puede inferir de este compuesto inesperado? Colin Barras continúa,

Los primeros informes científicos oficiales se publicaron en 2015 y presentaban un panorama confuso. Los huesos pertenecían a un humano primitivo nunca antes visto, que fue nombrado Homo naledi.

Tenía una mezcla peculiar de características anatómicas, que es parte de lo que hace que sea difícil saber cuándo vivió la especie. Pero lo que realmente hizo que se movieran las lenguas fue la sugerencia de Berger y sus colegas de que H. naledi deliberadamente se había deshecho de sus muertos en esta cámara cueva profunda, oscura y de difícil acceso lleno de restos.

Los científicos en una reunión la semana pasada discutieron ideas. Algunos argumentaron que las áreas del cerebro medidas por moldes de cráneo indican que las criaturas tenían habilidades sociales y de lenguaje. Otros dudaron de las afirmaciones. Uno, sin embargo, sintió que el trabajo & # 8220 apoya la idea de que partes del cerebro se modernizaron en su configuración antes de que crecieran.& # 8221 Y el miembro del equipo John Hawks comentó, & # 8220 naledi emitir y piensas - santo [& amp $! @] este es solo un humano diminuto.

Miras al elenco de naledi y piensas: santo [& amp $! @], Esto es solo un humano diminuto.

Hasta que los investigadores decidan una fecha para el hallazgo, los científicos seculares continuarán debatiendo la importancia de Homo naledi. Quizás tanto los especímenes de Indonesia como los de Sudáfrica podrían demostrar que hay poder en la miniaturización.

Actualizar 4/25/17: Ciencias La revista ahora afirma que el otro fósil famoso de Lee Berger, Australopithecus sediba, no está en la línea de la familia humana. Vea el artículo en Evolution News & amp Science Today.

Actualizar 26/4/17: El creacionista Todd Wood, que tiene un gran interés en las últimas historias sobre la evolución humana, especialmente los hallazgos recientes en Sudáfrica, escribió su primera entrega sobre las noticias el 25 de abril. Sin fechas de publicación firmes, está sosteniendo de vuelta a la interpretación. Esta primera entrada de blog se refiere principalmente a la publicación abierta.

La nueva evidencia de datación coloca a la especie en un período de tiempo en el que Homo naledi podría haberse superpuesto con los primeros ejemplos de nuestro propio tipo, Homo sapiens.

Actualizar 27/4/17: Están saliendo noticias de una fecha proyectada para los huesos entre 200.000 y 300.000 años, lo que sería demasiado reciente para que pudieran constituir un vínculo evolutivo. & # 8220Primitive human & # 8216vivió mucho más recientemente & # 8217, & # 8221, escribe Paul Rincon en BBC News. & # 8220Nuevas pruebas de datación ubican a la especie en un período de tiempo en el que Homo naledi podría haberse superpuesto con ejemplos tempranos de nuestro propio tipo, Homo sapiens. & # 8221 En New Scientist, Colin Barras se suma a los problemas de la paleoantropología. Mantener H. naledi como antepasado evolutivo, tienen que creer que sobrevivió sin cambios durante cientos de miles de años, mientras que otras versiones de Homo estaban haciendo grandes avances. Y, & # 8220Posiblemente, H. naledi incluso podría tener conocí a los primeros miembros de nuestra especie, H. sapiens. & # 8221 ¿Qué pensarías si vieras a una de estas personitas? ¿Serías racista? & # 8220 Uno podría incluso especular tuvimos algo que ver con que se extinguiera. & # 8221 Para mantener la secuencia evolutiva y las edades largas, los paleoantropólogos como Chris Stringer están comenzando una narrativa de que los premodernos son especies relictas, que escapan a la evolución mientras el mundo que los rodea cambia. Traza un paralelo con los Hobbits de Indonesia, pero luego lo piensa mejor: & # 8220Hay paralelismos obvios con la supervivencia tardía de H. floresiensis en Indonesia, pero en ese caso el aislamiento de la isla probablemente explica su longevidad ”, dice Stringer. "¿Cómo es que una especie relativamente extraña y de cerebro pequeño permaneció en el sur de África, aparentemente junto con humanos más "avanzados"?

Entonces, ¿qué deben hacer los creacionistas con estos huesos? Creo que, en primer lugar, deberían señalar que cada nuevo descubrimiento arruina la confabulación evolutiva, incluso si uno aceptara las largas edades de los moyboys. Como hemos informado durante 16 años, recibimos el cuento & # 8220¡Todo lo que sabes está mal! & # 8221 aproximadamente una vez al año de estos chicos. No hay una historia evolutiva consistente cuando tienes equipos independientes que buscan su tiempo en el centro de atención, mostrando sus huesos como lo más importante hasta el momento. Y nunca debemos olvidar que incluso el ex editor de Nature, Henry Gee, comentó que el ícono de la evolución de la & # 8220marcha del hombre & # 8221 es falso, y todo el mundo lo sabe & # 8217 es falso.

Eso nivela el campo de juego (es decir, todos tienen problemas y preguntas), pero los creacionistas también deben lidiar con los hechos brutos de estos huesos. ¿Son estos simios extintos que caminan erguidos? No si usaron herramientas, enterraron a sus muertos y migraron largas distancias, esos son rasgos humanos. Entonces, ¿por qué son tan pequeños y de aspecto extraño? ¿Podrían haber ocurrido cambios tan extremos en poco tiempo después del Diluvio? Pregunto, ¿por qué no? Mire la extrema diversidad de viviendo humanos. Nuestra línea de tiempo no es tan larga, pero después del Diluvio los siglos pasaron miles de años. Pueden pasar muchas cosas en un siglo. A los humanos les gusta explorar. ¿Cuánto tiempo le tomaría a una tribu cruzar puentes terrestres durante la Edad de Hielo, establecer campamentos y acentuar sus rasgos mediante la endogamia? Si tomas a los humanos más grandes y los mantienes juntos en un continente, y a los más pequeños en otro continente, y se reproducen dentro de sus propios grupos pequeños, las diferencias fácilmente se volverían tan extremas en unas pocas generaciones que los consideraríamos especies diferentes por su naturaleza. huesos, si eso es todo lo que tenemos. Lo que me parece la historia más inverosímil de todas es pensar que los humanos inteligentes simplemente se sentarían en cuevas durante cientos de miles de años sin hacer nada.

Simon Worrall opina en una reseña de un libro para National Geographic que la creatividad impulsó la evolución humana.

¿Qué nos hace humanos? ¿Es la guerra una parte inevitable de la condición humana? Estas son algunas de las cuestiones que el antropólogo Augustín Fuentes explora en su nuevo libro, La chispa creativa: cómo la imaginación hizo a los humanos excepcionales. Aprovechando los últimos descubrimientos en evolución, biología y arqueología, crea una nueva síntesis para mostrar que los grandes impulsores del progreso humano han sido la creatividad y la cooperación, y que muchas de las cosas que creemos sobre nosotros mismos, desde la religión hasta la raza, son incorrectas.

Alto ahí. ¿Por qué confiarías en cualquier otra cosa que digan Worrall o Fuentes? Es otro ejemplo de & # 8220¡Todo lo que sabes está mal! & # 8221 Así que ahora & # 8217 nos van a decir qué es lo correcto? Camelo. Nuestro error es incluso escuchar estos sabelotodos, especialmente cuando el izquierdista Worrall toma disparos contra Donald Trump en el siguiente párrafo. Si no pueden encontrar un hombre al que puedan observar, ¿cómo demonios pueden averiguar de dónde vienen los humanos y qué nos hace humanos? Luego, el izquierdista-lib Fuentes se va por otras tangentes, promocionando LGBT, criticando la monogamia y hablando sobre otros asuntos de los que este admitido no sabe nada. Estas son las personas que nos hablan de la evolución. ¡Todo está al revés! Confunden causa con efecto. La creatividad no impulsó la evolución humana. La creatividad es una manifestación de nuestra humanidad compartida. Lo único que impulsó la creatividad sobre la evolución es la narración creativa de quienes la enseñan.


Los orígenes de los hobbits indonesios finalmente revelados

El estudio más completo sobre los huesos de Homo floresiensis, una especie de diminuto ser humano descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003, ha descubierto que lo más probable es que evolucionen a partir de un antepasado en África y no de Homo erectus como se ha creído ampliamente.

El estudio de la Universidad Nacional de Australia (ANU) encontró Homo floresiensis, apodados & # 8220 los hobbits & # 8221 debido a su pequeña estatura, eran probablemente una especie hermana de Homo habilis & # 8212 una de las primeras especies de humanos conocidas encontradas en África hace 1,75 millones de años.

Los datos del estudio concluyeron que no había evidencia de la teoría popular de que Homo floresiensis evolucionó de la mucho más grande Homo erectus, el único otro homínido temprano conocido que vivió en la región con fósiles descubiertos en el continente indonesio de Java.

La líder del estudio, la Dra. Debbie Argue de la Escuela de Arqueología y Antropología de la ANU, dijo que los resultados deberían ayudar a poner fin a un debate que ha sido muy disputado desde entonces. Homo floresiensis fue descubierto.

& # 8220 Los análisis muestran que en el árbol genealógico, Homo floresiensis era probablemente una especie hermana de Homo habilis. Significa que estos dos comparten un ancestro común, & # 8221 dijo el Dr. Argue.

& # 8220Es posible & # 8217 que Homo floresiensis evolucionó en África y emigró, o el antepasado común se mudó de África y luego se convirtió en Homo floresiensis en algún lugar. & # 8221

Homo floresiensis Se sabe que vivió en Flores hasta hace 54.000 años.

El estudio fue el resultado de una subvención del Australian Research Council en 2010 que permitió a los investigadores explorar dónde encaja la especie recién encontrada en el árbol evolutivo humano.

Donde la investigación anterior se había centrado principalmente en el cráneo y la mandíbula inferior, este estudio utilizó 133 puntos de datos que abarcan el cráneo, las mandíbulas, los dientes, los brazos, las piernas y los hombros.

El Dr. Argue dijo que ninguno de los datos respaldaba la teoría de que Homo floresiensis evolucionado a partir de Homo erectus.

& # 8220Miramos si Homo floresiensis podría ser descendiente de Homo erectus, & # 8221 ella dijo.

& # 8220 Descubrimos que si intentas vincularlos en el árbol genealógico, obtienes un resultado muy poco compatible. Todas las pruebas dicen que & # 8217t no encaja & # 8212 & # 8217s simplemente no es una teoría viable & # 8221.

El Dr. Argue dijo que esto estaba respaldado por el hecho de que en muchas características, como la estructura de la mandíbula, Homo floresiensis era más primitivo que Homo erectus.

& # 8220Lógicamente, sería difícil entender cómo podrías tener esa regresión & # 8212 ¿por qué la mandíbula de Homo erectus evolucionar de nuevo a la condición primitiva que vemos en Homo floresiensis?”

El Dr. Argue dijo que los análisis también podrían respaldar la teoría de que Homo floresiensis podría haberse ramificado antes en la línea de tiempo, hace más de 1,75 millones de años.

& # 8220Si este fuera el caso Homo floresiensis habría evolucionado antes de los primeros Homo habilis, lo que lo haría realmente muy arcaico, & # 8221, dijo.

El profesor Mike Lee de la Universidad de Flinders y el Museo de Australia del Sur, utilizó modelos estadísticos para analizar los datos.

& # 8220 Cuando hicimos el análisis, hubo un apoyo muy claro para la relación con Homo habilis. Homo floresiensis ocupó una posición muy primitiva en el árbol evolutivo humano, & # 8221 dijo el profesor Lee.

& # 8220 Podemos estar 99% seguros de que & # 8217 no está relacionado con Homo erectus y casi el 100 por ciento de probabilidades de que no sea & # 8217t un Homo sapiens mal formado & # 8221, dijo el profesor Lee.


Los orígenes de los 'hobbits' indonesios finalmente revelados

El estudio más completo sobre los huesos de Homo floresiensis, una especie de diminuto ser humano descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003, ha descubierto que lo más probable es que evolucionen a partir de un antepasado en África y no de Homo erectus como se ha creído ampliamente.

El estudio de la Universidad Nacional de Australia (ANU) encontró Homo floresiensis, apodados "los hobbits" debido a su pequeña estatura, eran muy probablemente una especie hermana de Homo habilis - una de las primeras especies conocidas de humanos que se encontró en África hace 1,75 millones de años.

Los datos del estudio concluyeron que no había evidencia de la teoría popular de que Homo floresiensis evolucionó de la mucho más grande Homo erectus, el único otro homínido temprano conocido que vivió en la región con fósiles descubiertos en el continente indonesio de Java.

La líder del estudio, la Dra. Debbie Argue, de la Escuela de Arqueología y Antropología de la ANU, dijo que los resultados deberían ayudar a poner fin a un debate que ha sido muy disputado desde entonces. Homo floresiensis fue descubierto.

"Los análisis muestran que en el árbol genealógico, Homo floresiensis era probablemente una especie hermana de Homo habilis. Significa que estos dos comparten un ancestro común ", dijo el Dr. Argue.

"Es posible que Homo floresiensis evolucionó en África y emigró, o el antepasado común se mudó de África y luego se convirtió en Homo floresiensis algun lado."

Homo floresiensis Se sabe que vivió en Flores hasta hace 54.000 años.

El estudio fue el resultado de una subvención del Australian Research Council en 2010 que permitió a los investigadores explorar dónde encaja la especie recién encontrada en el árbol evolutivo humano.

Donde la investigación anterior se había centrado principalmente en el cráneo y la mandíbula inferior, este estudio utilizó 133 puntos de datos que abarcan el cráneo, las mandíbulas, los dientes, los brazos, las piernas y los hombros.

El Dr. Argue dijo que ninguno de los datos respaldaba la teoría de que Homo floresiensis evolucionado a partir de Homo erectus.

"Analizamos si Homo floresiensis podría ser descendiente de Homo erectus," ella dijo.

"Descubrimos que si intentas vincularlos en el árbol genealógico, obtienes un resultado muy infundado. Todas las pruebas dicen que no encaja, simplemente no es una teoría viable".

El Dr. Argue dijo que esto estaba respaldado por el hecho de que en muchas características, como la estructura de la mandíbula, Homo floresiensis era más primitivo que Homo erectus.

"Lógicamente, sería difícil entender cómo se puede tener esa regresión, ¿por qué la mandíbula de Homo erectus evolucionar de nuevo a la condición primitiva que vemos en Homo floresiensis?"

El Dr. Argue dijo que los análisis también podrían respaldar la teoría de que Homo floresiensis podría haberse ramificado antes en la línea de tiempo, hace más de 1,75 millones de años.

"Si este fuera el caso Homo floresiensis habría evolucionado antes de los primeros Homo habilis, lo que lo haría realmente muy arcaico ", dijo.

El profesor Mike Lee de la Universidad de Flinders y el Museo de Australia del Sur, utilizó modelos estadísticos para analizar los datos.

"Cuando hicimos el análisis, hubo un apoyo muy claro a la relación con Homo habilis. Homo floresiensis ocupó una posición muy primitiva en el árbol evolutivo humano ", dijo el profesor Lee.

"Podemos estar 99% seguros de que no está relacionado con Homo erectus y casi el 100% de posibilidades de que no sea un formato incorrecto Homo sapiens", Dijo el profesor Lee.

El Dr. Argue llevó a cabo el estudio junto con el profesor Colin Groves de ANU y el profesor William Jungers de la Universidad de Stony Brook, EE. UU. Los hallazgos se publicaron en la revista Journal of Human Evolution.


Los neandertales y el Homo sapiens utilizaron tecnología nubia idéntica

Guardado durante mucho tiempo en una colección privada, el diente recién analizado de un niño neandertal de aproximadamente nueve años marca el rango más meridional conocido del homínido.


El análisis del conjunto arqueológico asociado sugiere que los neandertales utilizaron la tecnología nubia Levallois, que anteriormente se pensaba que estaba restringida al Homo sapiens.

Con una alta concentración de sitios de cuevas que albergan evidencia de poblaciones pasadas y su comportamiento, el Levante es un centro importante para la investigación de los orígenes humanos.

Durante más de un siglo, las excavaciones arqueológicas en el Levante han producido fósiles humanos y conjuntos de herramientas de piedra que revelan paisajes habitados tanto por neandertales como por Homo sapiens, lo que convierte a esta región en un potencial terreno de mezcla entre poblaciones.

Distinguir estas poblaciones solo mediante conjuntos de herramientas de piedra es difícil, pero se argumenta que una tecnología, el método distintivo de Nubian Levallois, ha sido producida solo por Homo sapiens.

En un nuevo estudio publicado en Scientific Reports, investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana se unieron con socios internacionales para reexaminar el registro fósil y arqueológico de la cueva Shukbah. Sus hallazgos amplían el rango más austral conocido de neandertales y sugieren que nuestros parientes ahora extintos hicieron uso de una tecnología que anteriormente se decía que era una marca registrada de los humanos modernos.

Este estudio marca la primera vez que el diente humano solitario del sitio se ha estudiado en detalle, en combinación con un importante estudio comparativo que examina el conjunto de herramientas de piedra.

"Los sitios donde los fósiles de homínidos se asocian directamente con conjuntos de herramientas de piedra siguen siendo una rareza, pero el estudio tanto de los fósiles como de las herramientas es fundamental para comprender las ocupaciones de los homínidos en la cueva Shukbah y la región en general", dice el autor principal, el Dr. Jimbob Blinkhorn, anteriormente de Royal Holloway, Universidad de Londres y ahora con el Grupo de Investigación de Evolución Panafricana (Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana).

La cueva Shukbah fue excavada por primera vez en la primavera de 1928 por Dorothy Garrod, quien informó sobre un rico conjunto de huesos de animales y herramientas de piedra de estilo musteriano cementadas en depósitos de brechas, a menudo concentrados en hogares bien marcados. También identificó un molar humano grande y único. Sin embargo, el espécimen se mantuvo en una colección privada durante la mayor parte del siglo XX, lo que prohibió los estudios comparativos con métodos modernos. La reciente reidentificación del diente en el Museo de Historia Natural de Londres ha dado lugar a un nuevo trabajo detallado sobre las colecciones de Shukbah.

"El profesor Garrod vio de inmediato lo distintivo que era este diente. Hemos examinado el tamaño, la forma y la estructura tridimensional externa e interna del diente, y lo hemos comparado con los especímenes del Homo sapiens y el neandertal del Holoceno y el Pleistoceno. Esto nos ha permitido para caracterizar claramente el diente como perteneciente a un niño neandertal de aproximadamente nueve años ", dice el Dr. Clément Zanolli, de la Université de Bordeaux. "Shukbah marca la extensión más al sur de la cordillera neandertal conocida hasta la fecha", agrega Zanolli.

Aunque el Homo sapiens y los neandertales compartían el uso de un amplio conjunto de tecnologías de herramientas de piedra, recientemente se ha argumentado que la tecnología nubia Levallois ha sido utilizada exclusivamente por el Homo sapiens. El argumento se ha realizado particularmente en el suroeste de Asia, donde se han utilizado herramientas de Nubian Levallois para rastrear las dispersiones humanas en ausencia de fósiles.

"Las ilustraciones de las colecciones de herramientas de piedra de Shukbah insinuaban la presencia de la tecnología Nubian Levallois, así que volvimos a visitar las colecciones para investigar más a fondo. Al final, identificamos muchos más artefactos producidos utilizando los métodos Nubian Levallois de lo que habíamos anticipado", dice Blinkhorn. "Esta es la primera vez que se encuentran en asociación directa con fósiles de neandertal, lo que sugiere que no podemos establecer un vínculo simple entre esta tecnología y el Homo sapiens".

"El suroeste de Asia es una región dinámica en términos de demografía, comportamiento y cambio ambiental de los homínidos, y puede ser particularmente importante examinar las interacciones entre los neandertales y el Homo sapiens", agrega el profesor Simon Blockley, de Royal Holloway, Universidad de Londres. "Este estudio destaca el rango geográfico de las poblaciones de neandertales y su flexibilidad de comportamiento, pero también emite una nota oportuna de precaución de que no existen vínculos directos entre homínidos particulares y tecnologías específicas de herramientas de piedra".

"Hasta ahora no tenemos evidencia directa de la presencia de un neandertal en África", dijo el profesor Chris Stringer del Museo de Historia Natural. "Pero la ubicación sur de Shukbah, a sólo unos 400 km de El Cairo, debería recordarnos que es posible que incluso se hayan dispersado en África en ocasiones". ■


En apoyo de Serena Williams

Un mensaje de Gill, del equipo de gestión de Face Activities, a Serena Williams:

Estimada Sra. Williams: Ayer vi su juego y se desempeñó de manera brillante. Siento mucho cómo te trataron. Creo que los árbitros te trataron injustamente, como suelen hacerlo. ¡Te apoyo y gracias por tu arduo trabajo y amor por el deporte! & # 8212-Gill de facecativities.com, @SerenaWillams


El hombre hobbit

El nuevo descubrimiento, por supuesto, recuerda a otro homínido de la isla de Asia oriental, el famoso hombre hobbit, Homo floresiensis, descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003. Homo luzonensis no solo comparte con Homo floresiensis la pequeña altura estimada de menos de 4 pies (1,2 metros), pero también la extraña (pero diferente) mezcla de rasgos primitivos y derivados, que puede sugerir un origen común de una forma temprana similar a un australopitecino similar al controvertido taxón de la papelera "Homohabilisque puede representar más bien un australopitecino según muchos paleoantropólogos críticos. Es interesante que el análisis filogenético más reciente (Argue et al.2017) de Homo floresiensis reveló que no es un descendiente enano de Homo erectus, como se había convertido en la opinión de la mayoría, pero descendiente de un homínido africano arcaico cercano a Homo habilis. No debería existir en ese lugar remoto fuera de África ni en ese momento tardío más de 1,75 millones de años después de la supuesta extinción de tales formas (Australian National University 2017). Igualmente, Homo luzonensis se encontró en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Un homínido tan primitivo no debería haber estado viviendo en Filipinas en absoluto, y ciertamente no hace 50.000 años como contemporáneo de los humanos modernos. Hasta aquí el popular mito evolucionista de que no hay fósiles fuera de lugar que frustran las expectativas darwinianas.

Otro problema obvio que molesta a los científicos es: ¿Cómo llegó allí este hombre primitivo? Algunos han sugerido que los homínidos arcaicos llegaron a islas del sudeste asiático como Flores, Luzón y Sulawesi (herramientas de piedra del sitio de Talepu de hace 118.000 años, van den Bergh et al.2016, Greshko 2016), así como a la isla mediterránea de Creta (Associated Press 2011, Davis 2018), accidentalmente con madera flotante durante tormentas o tsunamis, mientras que otros dicen que estos humanos extintos eran más inteligentes de lo que pensábamos y podían construir deliberadamente balsas oceánicas. Hawks (2018, 2019b, 2019c) está de acuerdo y comenta que esto explicaría mejor tres colonizaciones independientes de islas del este de Asia a las que no todas podrían haber sido alcanzadas por puentes terrestres. Sin embargo, la evidencia arqueológica más temprana de la construcción de barcos (la famosa canoa Pesse de los Países Bajos) es solo del período Mesolítico, hace menos de 10,000 años.

Por último, pero no menos importante, me gustaría estar en desacuerdo con una crítica del nuevo descubrimiento que, en mi humilde opinión, no está justificada. El bloguero y escritor Dr. J.R. Miller se cita en Descenso poco común (Anónimo 2019) con la afirmación de que el Wall Street Journal artículo (Hotz 2019) despoja a su titular ("Evidencia fósil de nuevas especies humanas encontradas en Filipinas") de cualquier significado. Enumera cuatro citas del artículo para respaldar su afirmación:

  • "De mandíbula pequeña con dientes delicados, capaces de caminar erguidos pero con los pies todavía en forma para trepar, estas criaturas de la isla eran un mosaico de combinaciones de características primitivas y avanzadas en una variación única de la forma humana ..."
  • "Hasta ahora, los científicos no han encontrado evidencia de que estas criaturas usaran herramientas para cazar o procesar su comida ..."
  • "Los científicos tampoco han podido aislar el ADN de los huesos y los dientes que podría usarse para comprender qué tan estrechamente estaban relacionados con otras especies humanas".
  • "Los científicos tampoco saben cómo llegaron estas criaturas a la isla".

Sin embargo, el primer punto en realidad confirma el estado como una nueva especie, y los otros tres puntos son en su mayoría irrelevantes para la afirmación en el diarioEl titular y el título del artículo científico. Menciono esto porque creo que los escépticos del darwinismo deberían tener cuidado de no cuestionar los nuevos estudios evolutivos, sino que deberían esforzarse por señalar con precisión los defectos y límites científicos reales y, sobre todo, mostrar cómo una inferencia a la mejor explicación de todos los de hecho, la evidencia científica apunta en contra del darwinismo.


Huellas fósiles de Creta profundizan la controversia sobre los orígenes humanos

Parece que 2017 podría convertirse en una especie de genuino año horrible por el consenso científico establecido sobre la evolución humana. Todo comenzó con cinco descubrimientos que fueron noticia mundial a principios de este año:

  1. Después de años de acalorados debates, un nuevo análisis filogenético de Argue et al. (2017) finalmente reveló que el "Hobbit", Homo floresiensis from Indonesia, is not a dwarfed descendent of Homo erectus, as had become the majority view, but a descendent of an archaic African hominin close to Homo habilis that should neither exist at that remote place outside of Africa nor at that late time more than 1.75 million years after the supposed extinction of such forms (Australian National University 2017).
  2. A new study by Dirks et al. (2017) proved that Homo naledi from a cave in South Africa, which was celebrated as missing link between ape-like australopithecines and our own genus Homo, is really only 250,000 years old and a contemporary of more modern humans. Consequently, it is much too young to be an evolutionary link (Barras 2017a), but on the other hand also much too primitive for its young age.
  3. As reported by Gibbons (2017), Australopithecus sediba, another failed “missing link,” was refuted as an ancestor in the Homo lineage by paleoanthropologist Bill Kimble in a new phylogenetic analysis, and instead attributed to a far removed South African australopithecine clade of more ape-like beasts (Evolution News 2017).
  4. Next, a further story of the standard narrative of human origins fell apart: Holen et al. (2017) demonstrated in the journal Naturaleza that humans did not first arrive in America only 14,000 years ago, but roamed in southern California some 130,000 years ago. This discovery rewrites the history of mankind and, as we read at the time, “will spark a firestorm of controversy” (Greshko 2017).
  5. Finally, in June the discovery of 315,000-year-old early Homo sapiens skull fragments and stone tools from Jebel Irhoud in Morocco (Hublin et al. 2017, Richter et al. 2017) overturned the established wisdom that Homo sapiens originated more than 100,000 years later and 3,000 miles farther east in Ethiopia. This discovery did indeed “shake [the] foundations of the human story” (Sample 2017) by showing that “our species evolved much earlier than thought” (Tarlach 2017a) and by “disputing the popular notion that there’s an East African ‘Eden’ or cradle of humanity” (Newitz 2017).

So five previously “undisputable facts” of human evolution turned out to be nothing but bogus claims this year. But of course evolutionary storytelling is flexible enough to accommodate all these new “facts” in a revised just-so story. Alternatively, it may prefer simply to dismiss the evidence as false, as in the last case of the oldest Americans. But 2017 is not done with human evolution yet.

On August 31, news from Uppsala University in Sweden announced, “Fossil footprints challenge established theories of human evolution. " The discovery indeed is a bombshell that will likely create considerable further controversy. The technical publication by Gierliński et al. describes fossil footprints from Trachilos in western Crete that are reliably dated to a Late Miocene age of about 5.7 million years. These footprints are indubitably from a large bipedal primate with human-like feet, and it is precisely the shape of our foot “that is one of the defining characteristics of being part of the human clade” (Ahlberg & Bennett 2017). Como Descubrir Magazine reports, “In a year of big shake-ups in the story of human evolution, a study published in the Proceedings of the Geologists’ Association may be the biggest shock yet” (Tarlach 2017b). That is because of the following enigmas:

  1. The fossil footprints are out of place because they are much too old: even though radiometric datings seem to be lacking, the biostratigraphic dating is very well established by marine microfossils called foraminifera as index fossils in the layers above and below the horizon with the footprints, as well as a typical signature for the climax of the Messinian Salinity Crisis (5.6 ma) in the sediments directly above them (Ahlberg & Bennett 2017). With an age of 5.7 million years, these footprints are 2.5 million years older than the iconic Lucy fossil and even 1.3 million years older than Ardi. Among the alleged hominin ancestors only the two dubious taxa Sahelanthropustchadensis from Chad (about 7 million years old) and Orrorin tugenensis from Kenya (about 6 million years old) as well as the imprecisely dated Ardipithecus kadabba from Ethiopia (5.8-5.2 million years old) may be older. However, none of them has the feet preserved, so that we do not know whether they were ape-like or human-like.
  2. The fossil footprints are out of place because they occur in the wrong geographical region: all of the early hominins that are older than 1.8 million years have only been found in Africa, which led to the well-known standard textbook knowledge that humans originated in Africa and only after the advent of our own genus Homo migrated to other continents in several “Out of Africa” events. A European hominin at such an early age simply does not fit the common narrative and refutes the beautiful “Out of Africa” story.
  3. The fossil footprints are far too modern in their appearance: with their long sole with characteristic ball and big toe in line with the other toes (all lacking claws), these footprints differ from those of all other land animals, including the more ape-like feet (without ball and with the big toe sticking out sideways) of the much younger Ardipithecus ramidus, which is the earliest hominin with well-preserved feet, discovered in 4.4-million-years-old layers from Ethiopia. The Crete footprints rather resemble the famous Laetoli footprints from Tanzania that have been dated to an age of 3.66 million years and attributed to Australopithecus afarensis as the oldest known human footprints until now, but look rather similar to modern human footprints.

This implies that the well-established scenarios of human evolution must be false, not only concerning their geographical location and timing, but also concerning the pattern of character origins and the alleged lineage leading from Ardipithecus via australopithecines to humans. When the oldest known evidence for hominin feet predates the alleged African ancestors such as Ardi and Lucy but already shows relatively modern human footprints, what is more congruent with this new evidence when looked at without bias: a gradual Darwinian evolution, or rather a saltational origin that requires intelligent design?

Another obvious and apparently difficult question is how such bipedal animals, whether hominin or ape, could reach the island of Crete at all. However, in this case there could be an elegant solution indeed: right at the geological time when the footprints originated, Crete was connected to mainland Greece because the Mediterranean Sea had largely evaporated during an event, already noted, that is called the Messinian Salinity Crisis (5.96-5.33 million years ago), caused by a closure of the Strait of Gibraltar.

Interestingly, earlier this year Fuss et al. (2017) published an article in MÁS UNO that proposed hominin affinities of Graecopithecus (also called “El Graeco”) from the Late Miocene (c. 7.2 million years old) of Greece and Bulgaria. There are only a few jaw fragments, but they are claimed to allow an attribution of El Graeco to the human lineage. This is based on the small roots of the canine teeth, suggesting their reduced size as in hominins, as well as a fusion of the roots of the premolar teeth that is typical for hominins, but very rare in recent chimps. If this attribution is correct, it would make Graecopithecus the oldest known hominin, and the possible ancestor of the hominin that produced the Trachilos footprints in Crete (Ahlberg & Bennett 2017, Gierliński et al. 2017). Fuss et al. suggested that the chimp-human split may have occurred about 8 million years ago in Southeast Europe rather than in Africa. Yet even though this hypothesis did not in any way contradict the idea of a Darwinian evolution of humans, it still attacked the cherished scientific consensus of the “Out of Africa” hypothesis, which of course invited strong criticism of these “heretical” ideas (Barras 2017b, Curnoe 2017).

Unsurprisingly, such criticism was not restricted to the technical arguments but extended to ad hominem attacks on the character of the researchers. For example, David Alba from the Catalan Institute of Paleontology in Barcelona said that the study’s co-author David Begun has been arguing for twenty years that the great apes first appeared in Europe, so that “It is not surprising at all that Begun is now arguing that hominins as well originated in Europe” (Barras 2017b). “Sergio Almécija, … at George Washington University, says it is important to bear in mind that primates seem particularly prone to evolving similar features independently. ‘Single characters are not reliable to make big evolutionary [claims]’” (Barras 2017b). It is interesting that the latter argument is very rarely used by paleoanthropologists to question the attribution of the African alleged hominins like Lucy to the human lineage. Apparently, questionable evidence is acceptable as long as it agrees with the preferred evolutionary narrative.

It is revealing that the title of the new article is followed by a question mark, since the authors have no other reason to be skeptical about their discovery than the inconvenient age and geographical location of the fossil footprints. This is actually admitted by the last author of the study, distinguished paleontologist Per Ahlberg from Uppsala University, who says “What makes this controversial is the age and location of the prints, … This discovery challenges the established narrative of early human evolution head-on and is likely to generate a lot of debate” (Uppsala Universitet 2017).

It is already becoming evident that many evolutionists will try to get rid of this cumbersome conflicting evidence by considering these footprints as having been made by an European Miocene ape, which convergently evolved a bipedal locomotion. This is even though the fossil footprints themselves do not suggest any difference from human tracks that could support such an ad hoc assumption (Ahlberg & Bennett 2017). In any event, independent (convergent) origin of similar structures is a very common phenomenon in the history of life, which is quite unexpected if Darwinian evolution would be true. Therefore, such an assumption of convergence would create another problem in this particular case: there are only a few characters that allow an attribution of the earliest hominin fossils to the human lineage, such as small canine teeth and adaptations for bipedal locomotion. However, if bipedal locomotion evolved several times among unrelated apes, as may also be suggested by Oreopithecus bambolii from the Late Miocene of Italy (Rook et al. 1999 but see Russo & Shapiro 2013), then one of the strongest character complexes looses much of its force.

Given the fact that the evolutionary trees are built on only a few characters, which have weak support because of incongruent (homoplastic) distribution, these trees do not justify the often bold claims about the allegedly well-established lineage of intermediate hominin fossils bridging the gap between chimps and modern humans. At the very least, after the dramatic experiences of the 2017 discoveries, paleoanthropologists should be more humble and admit that we know far less than we thought and what we know is much less certain than what is still taught to pupils and students as well as presented to the general public by science popularizers in the media. Human evolution is still a highly controversial field, and given the large number of data studied with the most modern methods, this might give some reason for pause.

Tarlach (2017b) comments that “In a year when we’ve learned our species is at least twice as old as we thought, and some researchers have claimed that hominins were in the Americas more than 100,000 years before the conventional arrival date, hey, anything goes.” Well, “anything” surely only refers to anything that does not question the Darwinian paradigm of human origins as such, even when more and more evidence accumulates against it.

But 2017 is still not over. Maybe further surprises are ahead.

  • Ahlberg P, Bennett MR 2017. Our controversial footprint discovery suggests human-like creatures may have roamed Crete nearly 6m years ago. The Conversation August 31, 2017.
  • Argue D, Groves CP, Lee MSY, Jungers WL 2017. The affinities of Homo floresiensisbased on phylogenetic analyses of cranial, dental, and postcranial characters. Journal of Human Evolution 107: 107-33.
  • Australian National University 2017. Origins of Indonesian Hobbits finally revealed. Ciencia diaria April 21, 2017.
  • Barras C 2017a. Homo naledi is only 250,000 years old — here’s why that matters. Científico nuevo 25 April 2017.
  • Barras C 2017b. Our common ancestor with chimps may be from Europe, not Africa. Científico nuevo 22 May 2017.
  • Curnoe D 2017. Did humans evolve in Europe rather than Africa? We don’t have the answer just yet. The Conversation May 23, 2017.
  • Dirks PHGM et al. 2017. The age of Homo naledi and associated sediments in the Rising Star Cave, South Africa. eLife 20176:e24231.
  • Evolution News 2017. Ciencias Magazine: Australopithecus sediba “Ousted from the Human Family.” Evolution News April 25, 2017.
  • Fuss J, Spassov N, Begun DR, Böhme M 2017. Potential hominin affinities of Graecopithecus from the Late Miocene of Europe. MÁS UNO.
  • Gibbons A 2017. A famous “ancestor” may be ousted from the human family. Ciencias April 23, 2017.
  • Gierliński GD et al. 2017. Possible hominin footprints from the late Miocene (c. 5.7 Ma) of Crete? Proceedings of the Geologist’s Association.
  • Greshko M 2017. Humans in California 130,000 Years Ago? Get the Facts. National Geographic April 26, 2017.
  • Holen SR et al. 2017. A 130,000-year-old archaeological site in southern California, USA. Naturaleza 544: 479-83.
  • Hublin J-J et al. 2017. New fossils from Jebel Irhoud, Morocco and the pan-African origin of Homo sapiens. Naturaleza 546: 289-92.
  • Newitz A 2017. 300,000 year-old “early Homo sapiens” sparks debate over evolution. Ars Technica June 11, 2017.
  • Richter D et al. 2017. The age of the hominin fossils from Jebel Irhoud, Morocco, and the origins of the Middle Stone Age. Naturaleza 546: 293-96.
  • Rook L, Bondioli L, Köhler M, Moyà-Solà S, Macchiarelli R 1999. Oreopithecus was a bipedal ape after all: evidence from the iliac cancellous architecture. PNAS 96(15): 8795-9.
  • Russo GA, Shapiro LJ 2013. Reevaluation of the lumbosacral region of Oreopithecusbambolii. Journal of Human Evolution 65(3): 253-65.
  • Sample I 2017. Oldest Homo sapiens bones ever found shake foundations of the human story. El guardián June 7, 2017.
  • Tarlach G 2017a. Meet The New Oldest Homo Sapiens — Our Species Evolved Much Earlier Than Thought. Descubrir Magazine June 7, 2017.
  • Tarlach G 2017b. What Made These Footprints 5.7 Million Years Ago? Descubrir Magazine September 1, 2017.
  • Uppsala Universitet 2017. Fossil footprints challenge established theories of human evolution. Press release 2017-08-31.

Photo: Trachilos footprints, by Andrzej Boczarowski, via Uppsala University.


Conspiracy [ edit | editar fuente]

Annunaki [ edit | editar fuente]

Anunnaki are depicted on steles and murals as winged humanoid beings of mysterious origin. According to Akkadian legends, they were supposedly the creators of a humanoid species, possibly even Homo sapiens.

Dwarves [ edit | editar fuente]

Long thought to be myths, Dwarves are now labeled with the scientific name Homo floresiensis, and nicknamed the Hobbit. Some scientists are still unable to accept this fact, and suggest that dwarfism could be the reason for their short stature, Ώ] while others have said they could have migrated 'Out of Africa' around 1.75 million years ago. & # 912 & # 93

Faerie [ edit | editar fuente]

Faerie/Pixie/Leprechaun/Pygmy are tiny inter-dimensional humanoid biengs. They are a very elucive species, so not much information is available about them.

Atacama skeleton, nicknamed Ata is a 6" skeleton found in La Noria town in the Atacama region of Chile. She had hardened teeth, 10 ribs instead of the usual 12, giant eye sockets and a long skull that ended in a point. Comparing Human bone development, her age was identified as a 6-8 year old.

Her DNA was mostly Human of local origin, except for "2.7 million variants throughout the genome", including "54 rare mutations" that would have caused instant self-abortion in the fetus stage, let alone living for 6 years. Α] In scientific terms, there were 3,356,569 Single Nucleotide Variations (SNVs) and 1047 Structural Variations (SVs). & # 914 & # 93

Vavita mummy was found in Peru, among other mummies, one of which was tested to be 98.5% primate and 1.5% unknown DNA. The remains have been stolen.

Alyoshenka was a living breathing 9" telepathic humanoid creature, found in 1996, in the forest of Kyshtym, Russia. Γ] Δ]

After it's death, forensic examination confirmed it to be a deformed "human foetus" Ε] Kyshtym is a town near the Kyshtym disaster, the 3rd worst Nuclear disaster, after Fukushima and Chernobyl disasters. So, mutations are very much possible. Maybe, even the whole society of tiny inter-dimensional humanoid biengs with superpowers have actually evolved(mutated) from humans. Or, maybe they have evolved in parallel to Homo sapiens, from a branch of tiny apes.

Pedro was the mummified remains of one of many Little people, found in western USA.

An estimated 100,000 Little People were found buried in Tennessee in USA, each of them under 18" or 1.5'. The name Little People is from Native American folklore. For more info, see: Wikipedia:En:Little People of the Pryor Mountains

mummy found in Tutankhamun's tomb, labelled as a fetus based on bone length

Giants [ edit | editar fuente]

Long known to the World, records of Giants were erased by the scientific community, possibly because it contradicted Darwins' Theory of Evolution, and the 'Out of Africa' model.

Greys [ edit | editar fuente]

The species we call 'Greys' are not native to the Earth, and may be extraterrestrial or inter-dimensional species.

Greys have been accused of moving around in circular disk like flying vehicles, and abducting humans for experimentation and/or impregnation.

Vanara [ edit | editar fuente]

Vanara (Sanskrit: वानर, pronounced: Vānar) were a group of humanoid-like apes, from Ramayan. They were like Humans in speech, clothing, habitations, funerals, consecrations etc. They were like monkeys, in respect to leaping, facial-hair, fur and a strong muscular tail.

Nagas [ edit | editar fuente]

Indian religions have legends of a species known as Naga (Sanskrit: नाग, snake) and Nāga-rāja (King of Snakes), a powerful, proud, semidivine(angel/Ultraterrestrials) pre-historic race that can shapeshift their physical form either as human, partial human-serpent or full serpent. Their domain is in the Underground cities or underwater, a realm called Nag-lok or Patal-lok.

Mirza Khan's 'Tuhfat al-hind' (1676) states that Prakrit was known as Patal-bani ("Language of the underground") or Nag-bani ("Language of the snakes")

According to legends, most Nagas are benevolent, such as Patanjali, Quetzalcoatl, and Guardians of various 'Gods' like Vishnu, Shiva, etc. Some Nagas do have Malevolent agendas, such as the Greek Hydra.

In Buddhist scripture of Pali Canon, Nāga Saṃyutta, también conocido como el Linked Discourses on Dragons Ζ] , provides basic accounts on the nature of the Nagas. According to Saṃyutta Nikāya 45:151, Η] "based upon the Himalayas, the king of mountains, the Nagas nurture their bodies and acquire strength. When they have nurtured their bodies and acquired strength, they then enter the pools. From the pools they enter the lakes, then the streams, then the rivers, and finally they enter the ocean. There they achieve greatness and expansiveness of body."

If the definition of 'Nagas' is extended to mean snake-like, then their legends can be found in almost every continent.

  • lóng : Chinese Dragons, snake-like with four legs
  • Ryū : Japanese dragons, snake-like with four clawed feet
  • Greek Hydra : snake-like with multiple heads
  • Quetzalcoatl, Kukulkan : snake-like with feathers
  • Sumerian Tiamat : sea serpent with rattle-snake's tail

Egyptian pharaohs viewed Wadjet, a snake-like goddess as the symbol of divine authority, represented by Uraeus the sculpture of an Egyptian cobra, on their crown.

Sightings of Nagas in their partial human-serpent form, in the water, may have given rise to legends of mermaids.

According to Native American legends, these snake-like creatures were forced underground, thousands of years ago in order to escape a “disaster that burnt their cities to the ground!” So, the Naga species may have been the residents of Atlantis.

Oblong heads [ edit | editar fuente]

Oblong heads (ancient elongated skulls) were bieng explained away as Artificial Cranial Deformation(ACD), which is a practice in certain tribal cultures, of purposely binding a baby's head to elongate it. But the size & volume of the ancient oblong skulls make them stand out from other human skulls, including artificially deformed ones.

The modern explanation is that it is a genetic deformity, Craniosynostosis. ⎗] The truth is, this genetic trait was introduced into Human genome through interbreeding with Oblong heads race/species. This information is derived from two facts ⎘] :

  • Paracas skulls have mitochondrial DNA(mtDNA) with mutations unknown in any human, primate, or animal known so far.
  • Paracas skulls appeared to share DNA links with other elongated skulls found between the Black Sea and the Caspian Sea
  • (Paracus skulls) cranial volume being up to 25 per cent larger and 60 per cent heavier than conventional human skulls

Names of people with Oblong Heads:

The mainstream label of every oblong head as Artificial Cranial Deformation makes it hard to differenciate between the Genetically Oblong heads and artificially oblong heads. The Ancient Oblong heads or atleast people trying to emulate them through ACD were found around the world.


They may have been the same as Annunaki of Sumeria, residents of Atlantis, or a completely different race/species.


Ver el vídeo: Concerning Hobbits Part 1 (Enero 2022).