Podcasts de historia

Justiniano II y Tiberio

Justiniano II y Tiberio


Justiniano II

Justiniano II, conocido como Rhinotmetus (el de nariz partida) (669-711) fue un emperador bizantino de la dinastía Heracliana, reinó desde 685 hasta 695 y nuevamente desde 704 hasta 711. Sucedió a su padre, Constantino IV, a la edad de dieciséis.

Debido a las victorias de Constantino IV, cuando Justiniano se convirtió en emperador, la situación en las provincias orientales del Imperio se mantuvo estable. Logró aumentar la suma pagada por los califas como tributo anual y recuperar el control de parte de Chipre. También los ingresos de las provincias de Armenia e Iberia se dividieron entre los dos imperios.

Justiniano aprovechó la paz en el Este para recuperar la posesión de los Balcanes, entonces casi totalmente bajo el talón de las tribus eslavas. En 687 Justiniano transfirió tropas de caballería de Anatolia a Tracia. Con una gran campaña militar, en 688-689 derrotó a los búlgaros y finalmente pudo entrar en Tesalónica, la segunda ciudad griega por importancia. Los eslavos sometidos fueron trasladados a Anatolia, donde debían proporcionar una fuerza militar de 30.000 hombres.

Justiniano también sacó de su Líbano natal a 12.000 cristianos maronitas, un pueblo que había comenzado a luchar bajo los árabes. Este movimiento dio lugar a una guerra contra el califa, que conquistó Armenia en 692.

Mientras tanto, las amargas disensiones causadas en la Iglesia por la sangrienta persecución de los maniqueos por parte del emperador, y la rapacidad con la que (a través de sus criaturas Stephanus y Theodatus) extorsionó los medios para satisfacer sus suntuosos gustos y su manía por erigir costosos edificios, impulsaron a sus súbditos. en rebelión.

En 695 se levantaron bajo Leoncio y, después de cortarle la nariz al emperador (de ahí su apellido), lo desterraron a Cherson en Crimea. Leoncio, después de un reinado de tres años, fue a su vez destronado y encarcelado por Tiberio Absimaro, quien luego asumió la púrpura.

Justiniano escapó de Cherson después de casi nueve años y se casó con Theodora, hermana de Ibousiros Gliabanos (Busir Glavan), khagan de los jázaros. Se les dio una casa en la ciudad de Phanagoria. Tiberius le ofreció a Busir un soborno para que matara a su cuñado, y envió a dos funcionarios jázaros, Papatzys y Balgitzin, para que hicieran el acto. Advertido por su esposa, Justiniano huyó de la ciudad, pero no antes de asesinar a Papatzys y Balgatzin.

Justiniano luego huyó a Terbelis (Terval), kan de los búlgaros del Danubio (ver Bulgaria). Terval ofreció su apoyo a cambio de consideraciones económicas y la concesión de una corona césar. Con un ejército de 15.000 jinetes búlgaros, Justiniano se abalanzó sobre Constantinopla. Incapaz de tomar la ciudad por la fuerza, él y algunos compañeros entraron a través de un acueducto en desuso, despertaron a sus partidarios y tomaron el control de la ciudad en un golpe de estado a medianoche. Justiniano luego hizo ejecutar a sus rivales Leoncio y Tiberio, junto con miles de sus partidarios, y una vez más ascendió al trono en 704.

Justiniano, en el reverso de esta moneda acuñada durante su segundo reinado, sostiene un globo patriarcal con PAX, paz. En el anverso, Jesús. http://www.cngcoins.com

Su segundo reinado estuvo marcado por una guerra fallida contra los búlgaros bajo Terval, victorias árabes en Asia Menor, devastadoras expediciones enviadas contra sus propias ciudades de Rávena y Cherson, donde infligió un castigo horrible a los nobles y refugiados descontentos, y la misma rapacidad cruel hacia sus súbditos. Justiniano se reunió con el Papa Constantino y los dos negociaron un acuerdo. Esta sería la última vez que un Papa visita la ciudad hasta la visita de Pablo VI a Estambul en 1967.

El gobierno tiránico de Justiniano provocó otro levantamiento en su contra. Cherson se rebeló bajo el liderazgo de Bardanes, la ciudad resistió un contraataque y pronto las fuerzas enviadas para reprimir la rebelión se unieron a ella. Los rebeldes se apoderaron de la capital y proclamaron a Bardanes que el emperador Justiniano se dirigía a Armenia y no pudo regresar a Constantinopla a tiempo para defenderla. Fue detenido y ejecutado fuera de la ciudad en diciembre de 711, y su cabeza fue enviada a Bardanes como trofeo.

Al enterarse de la noticia de su muerte, la madre de Justiniano llevó a su hijo de seis años y co-emperador, Tiberio, al santuario en la iglesia de Santa María en Blaquernas, pero fue perseguida por los secuaces de Bardanes, quienes sacaron al niño del altar. y, una vez fuera de la iglesia, lo asesinó, erradicando así finalmente la línea de Heraclio.

En la novela Justiniano de 1998 de H.N. Turteltaub se ofrece un relato ficticio de la vida de Justiniano.

Precedido por:
Constantino IV
Emperador bizantino
Primer reinado
Sucesor:
Leoncio
Precedido por:
Tiberio III
Emperador bizantino
Segundo reinado
Sucesor:
Philippicus

Este artículo incorpora texto de la Encyclopædia Britannica de 1911, que es de dominio público.


Justiniano II y Tiberio - Historia

Una enciclopedia en línea de emperadores romanos

Justiniano II (685-695 y 705-711 d.C.)

R. Scott Moore
Universidad de Indiana de Pensilvania

(c) 1998 Chris Connell

Adhesión y primer reinado

Con la muerte de Constantino IV a la temprana edad de treinta y cinco años en septiembre de 685, su hijo de diecisiete años, Justiniano II asumió el poder exclusivo. Los primeros años de su reinado fueron exitosos para el imperio. El califa c Abd al-Malik, preocupado por la posibilidad de nuevos ataques bizantinos y una situación interna inestable, renovó su tratado con los bizantinos, originalmente firmado durante el reinado de Constantino IV, con términos más favorables para el Imperio Bizantino. El Califa no solo aumentó la cantidad de tributo anual pagado a los bizantinos, sino que también acordó compartir los ingresos de Armenia, Iberia y Chipre. Justiniano, a cambio, reasentó a los mardaítas, que habían estado atacando el campo en Siria y el Líbano, en el oeste de Asia Menor y el Peloponeso. En 688, el general bizantino Leoncio, dirigió una expedición a Armenia e Iberia en un intento exitoso de sofocar los disturbios locales y traer la paz a la región. También ese año, Justiniano llevó a cabo una exitosa expedición contra los eslavos en las regiones orientales del imperio, muchos de los cuales fueron capturados y trasladados a Capadocia y Bitinia. En 690, reasentó a varios chipriotas en áreas alrededor de Cyzicus. Justiniano decidió reanudar los ataques contra los árabes en 692, pero los eslavos recientemente subyugados, que habían sido reclutados en su ejército, desertaron, lo que permitió a los árabes derrotar a los bizantinos y recuperar el control total sobre Armenia.

La política religiosa de Justiniano era similar a la de su padre, Constantino IV, que había intentado lograr una reconciliación entre Roma y Constantinopla. Fue el primer emperador en colocar la imagen de Cristo en su acuñación, junto con el lema servus Christi. En 686, convocó un sínodo que defendió la negación del monoteletismo. Sin embargo, a diferencia de su padre, Justiniano, no estaba dispuesto a comprometerse con Roma con respecto a la supremacía de la sede de Constantinopla sobre la sede de Roma. En 692, pidió que se celebrara un concilio ecuménico en el salón abovedado del palacio imperial. El concilio In Trullo también se conocía como el concilio Quinisexto (griego - penthekte) ya que trató asuntos discutidos en el quinto concilio ecuménico de 553 (Constantinopla II) y el sexto concilio ecuménico de 680 (Constantinopla III). Si bien el concilio abordó una amplia gama de temas, como la disciplina, el matrimonio de sacerdotes y la organización de la administración de la iglesia, el juicio más significativo del concilio fue el canon 36 que enfatizó la igualdad de las sedes romana y Constantinopolitana. El papado, defendiendo la posición de supremacía de la sede romana, rechazó todos los cánones del Concilio Quinisexto. Justiniano intentó hacer cumplir la decisión del concilio ordenando el arresto del Papa Sergio I, pero esto fue impedido por la población y las tropas de Roma.

El final de su primer reinado

El reinado de Justiniano no fue popular ni en Constantinopla ni en las provincias. Fuertes impuestos impuestos por el eunuco Esteban el persa y el general logotete Teodoto, combinado con la indiferencia de Justiniano por el Senado, provocó un exitoso golpe de estado en la ciudad liderado por la facción del Circo Azul que proclamó el general de la thema de Hellas, Leoncio, como emperador en 695. Leoncio ordenó que le cortaran la nariz y la lengua a Justiniano y luego lo exilió a la ciudad de Quersón, mientras que Esteban y Teodoto eran ejecutados. La mutilación de Justiniano llevó a su apodo PAG, nariz cortada o rajada, y supuestamente llevaba una nariz dorada sobre la desfiguración para ocultarla.

Durante su exilio en Cherson, las autoridades de la ciudad se preocuparon por los rumores de que Justiniano estaba conspirando para recuperar su trono y decidieron apoderarse de él y enviarlo a Constantinopla para que lo manejara el emperador Tiberio. Al recibir noticias de las intenciones de los funcionarios de la ciudad, Justiniano huyó a los jázaros y fue recibido por su kan con gran hospitalidad. En 703, Justiniano incluso se casó con la hija del khan, que tomó el nombre Theodora. Tiberio, finalmente enterado de las intrigas de Justiniano, envió enviados a los jázaros para exigir que los jázaros entregaran a Justiniano. El kan, que no deseaba interrumpir la tenue alianza entre los bizantinos y los jázaros, accedió a entregar a Justiniano a los enviados, pero Justiniano, al enterarse de la decisión del kan, huyó de nuevo, esta vez a los búlgaros. El khan de los búlgaros, Tervel, accedió a apoyarlo. En 705, Justiniano llegó fuera de las murallas de Constantinopla acompañado por un gran ejército búlgaro y eslavo. Dado que las defensas de Constantinopla eran demasiado formidables para un asalto frontal, Justiniano, acompañado de algunos partidarios, entró en la ciudad a través de uno de los acueductos. Una vez dentro de la ciudad, Justiniano pudo, con la ayuda de otros en la ciudad que favorecían su regreso, tomar el control y derrocar Tiberio. Una vez que recuperó el poder, Justiniano había Tiberio y Leoncio ejecutado públicamente. El tambien tenia su esposa Theodora, quien se convirtió en la primera emperatriz bizantina extranjera, y su hijo Tiberio trajo a la ciudad para unirse a él.

Los árabes, aprovechando la inestable situación civil bizantina, enviaron expediciones a Asia Menor para probar las defensas bizantinas y su disposición a responder. Justiniano ignoró las nuevas incursiones de los árabes y centró su atención en castigar a sus enemigos. Justiniano se reunió con el papa Constantino I, quien lo visitó en Constantinopla en 711 y acordó llegar a un compromiso sobre las diferencias entre las sedes de Constantinopla y Roma. Al enterarse de una revuelta contra el Papa en Rávena, Justiniano envió fuerzas militares a la ciudad para sofocar el levantamiento.

El final de su segundo reinado

En 711, Justiniano envió una expedición contra la ciudad de Cherson para detener el avance de los jázaros. También le dio la oportunidad de castigar a la ciudad de su exilio y a cualquier enemigo personal que residiera allí. Después de que la expedición sometió la ciudad, instaló a Elías como gobernador y partió, Cherson, con el apoyo de los jázaros, se rebeló. Se ordenó a la expedición que regresara y retomara la ciudad, pero no pudo hacerlo porque la ciudad estaba ahora bien defendida bajo la dirección de Bardanes. La flota y el ejército sitiadores pronto se unieron a la revuelta de la ciudad y Bardanes fue proclamado emperador y asumió el nombre imperial Philippicus. La flota navegó a Constantinopla para deponer a Justiniano, quien huyó a Asia Menor para obtener apoyo en los distritos de Armeniakon y Opsikion. No pudo obtener ningún apoyo y fue asesinado por Elías, a quien le quitaron la cabeza y la enviaron a Roma y Rávena para exhibirla.

Bibliografía de fuente primaria

Acta del Consejo del Quinisexto.

Constantino VII Porphyrogennetos. De Administrando Imperio.

Miguel el sirio. Crónica.

Nicéforo el Patriarca. Breviarium.

Teófanes. Cronógrafo.

G & oumlrres, F. "Justiniano II und das r & oumlmische Papsttum". BZ 17 (1908), 432-54.

Haldon, J.F. Bizancio en el siglo VII: la transformación de una cultura. Cambridge, 1990.

Herrin, Judith. La formación de la cristiandad. Princeton, 1987.

Kaegi, Jr. Walter Emil. Disturbios militares bizantinos, 471-843: una interpretación. Ámsterdam, 1981.

Kazhdan, Alexander P. Diccionario Oxford de Bizancio. Nueva York, 1991. S.v. "Justiniano II" de Paul A. Hollingsworth.

Ostrogorsky, George. Geschichte des byzantischen Staates. Múnich, 1963.

Stratos, A.N. Bizancio en el siglo VII. Ámsterdam, 1968.

Treadgold, Warren. Una historia del estado y la sociedad bizantinos. Stanford, 1997.

Vasiliev, A.A. Historia del Imperio Bizantino. Madison, Wisconsin, 1952.

Copyright (C) 1998, R. Scott Moore. Este archivo se puede copiar con la condición de que todo el contenido, incluido el encabezado y este aviso de derechos de autor, permanezcan intactos.

Para obtener información geográfica más detallada, utilice el DIR/ORBEAtlas antiguo y medieval a continuación. Haga clic en la parte correspondiente del mapa a continuación para acceder a mapas de áreas grandes.


Charla: Tiberio (hijo de Justiniano II)

@Wizardman: Si está ocupado, no dude en tomarse su tiempo, lo entiendo totalmente, solo quería asegurarme de que no se haya olvidado de esto. Iazyges Consermonor Opus meum 19:18, 22 de marzo de 2018 (UTC) Oye, todavía no he llegado a eso, desafortunadamente esta semana fue un dolor, idealmente tendré tiempo este fin de semana. Mago 01:57, 24 de marzo de 2018 (UTC)

Bueno, no tengo idea de adónde fue este fin de semana, bueno. De todos modos, esto es lo que encontré:

  • ¿Es Tiberio III o Tiberio III? El enlace y el título muestran lo primero, pero en ese artículo todo es lo último. Cualquiera funciona. No estoy seguro de por qué es así, pero como él era un emperador, el artículo está en mi lista de tareas pendientes, por lo que debería poder arreglarlo en algún momento. IazygesConsermonorOpus meum 17:54, 31 de marzo de 2018 (UTC)
  • Hay un par de puntos en el artículo con empalmes de comas, es decir, "uno en el 715 d.C., durante el asedio de Constantinopla". Hecho

Eso es todo lo que necesitaría abordar. Mago 15:47, 31 de marzo de 2018 (UTC)


Justiniano II y Tiberio - Historia

Una enciclopedia en línea de emperadores romanos

Theodora (segunda esposa de Justiniano II)

Lynda Garland University of New England, Nueva Gales del Sur

Destronado y mutilado en 695, el emperador Justiniano II fue exiliado a Cherson en la península de Crimea. Allí buscó la ayuda de los chazar chagan, siendo los chazar turcos la tribu gobernante en el norte del Cáucaso en este período. Para cimentar la alianza, Justiniano se casó con la hermana de chagan en 703. La princesa chazar posteriormente tomó el nombre de Teodora, que sin duda Justiniano pretendía recordar las glorias del reinado de la primera pareja imperial Justiniano I y Teodora. El matrimonio de un miembro de la familia imperial con la familia real de Chazar no fue una desviación total de la tradición: en 626 Heraclio había sugerido a su hija, la Augusta Epifania, como esposa del comandante de Chazar Ziebel, mientras que Constantino V se casaría con un Princesa Chazar, cuyo nombre era quizás Chichek, en 732.

Mientras Justiniano y Teodora estaban exiliados en Cherson, Apsimaros, quien como emperador tomó el nombre de Tiberio, se dio cuenta de los planes de Justiniano para recuperar el imperio y sobornó al hermano de Teodora, el Chazar chagan, para entregarle vivo a Justiniano, o en su defecto su cabeza. . Pero Theodora fue informada del complot por uno de los sirvientes de su hermano. Su lealtad ahora estaba claramente con su nuevo esposo y sus planes imperiales más que con el país de su nacimiento, a pesar de los defectos en la apariencia de Justiniano (le habían amputado la nariz y la lengua). Ella advirtió a Justiniano del intento de asesinato, y este eliminó a los encargados de matarlo, invitándolos individualmente a una reunión privada y estrangulándolos con una cuerda. Después de escapar, envió a Theodora de regreso a Chazaria por seguridad. Con la ayuda del búlgaro khan Tervel, recuperó el trono en 705: la ayuda de Tervel fue adquirida por la promesa en matrimonio de la hija de Justiniano por su primera esposa Eudokia y muchos regalos, y recibió el título de César en la restauración de Justiniano. [[1]]

Una vez a salvo en Constantinopla, Justiniano envió a Chazaria a buscar a su esposa y su hijo Tiberio, que aparentemente había nacido en su ausencia. Parece haber esperado la oposición de su cuñado. Una gran flota destinada a escoltarlos se hundió durante una tormenta, lo que provocó un mensaje sarcástico del chagan: 'Oh tonto, ¿no podrías haber llevado a tu esposa en dos o tres barcos sin matar a una multitud tan grande? ¿Crees que tú también la vas a llevar por la guerra? He aquí, te ha nacido un hijo. Envía a tus emisarios y llévatelos. los cubicularius Luego se envió a Teofilacto para que los escoltara a salvo hasta la capital. [[2]] A su llegada, Justiniano coronó a ambos, Teodora como su Augusta y Tiberio como su coemperador. Teodora fue así la primera emperatriz de Bizancio nacida en el extranjero.

La regla de Theodora debía ser breve. El asesinato en 711 de su esposo Justiniano y su hijo Tiberio significaría el fin de la dinastía Heráclida. No está claro si Theodora todavía estaba viva en este punto: según la fuente fallecida Zonaras, Theodora murió antes que Justiniano, tal vez porque fue Anastasia, la abuela de Tiberio, y no Theodora, quien se registró tratando de salvar al joven príncipe de ser asesinado como su padre. Pero el hecho de que no se haya registrado ninguna tumba de Teodora sugiere que murió después de su esposo e hijo y, por lo tanto, después del 711. [[3]] Si escapó de la prisión, o peor aún, en la capital, presumiblemente regresó a su tierra natal.

Nicéforo, Patriarca de Constantinopla: Breve historia, ed. & amp tr. C. Mango, Washington DC, 1990.

Teófanes, Cronógrafo, trans. C. Mango y R. Scott, con G. Greatrex, La Crónica del Confesor de Teófanes: Historia bizantina y del Cercano Oriente 284-813 d.C., Oxford: Clarendon Press, 1997.

Dujchev, I. 'Le triomphe de l'empereur Justinien II en 705', en Byzantion, Aphieroma ston Andrea N. Strato, Atenas 1986, vol. Yo, 83-91.

Grierson, Philip 'Las tumbas y obituarios de los emperadores bizantinos (337-1042)', Papeles de Dumbarton Oaks 16 (1962) 1-63.

Haldon, J.F. Bizancio en el siglo VII: la transformación de una cultura, Cambridge University Press, 1990.

Jefe, C. Justiniano II de Bizancio, Madison, Wisconsin, 1972.

Stratos, A.N. Bizancio en el siglo VII, vol. 5, Ámsterdam: Hakkert.

Sumner, G.V. 'Philippicus, Anastasius II y Theodosius III', Estudios griegos, romanos y bizantinos, 17 (1976) 287-94.

[[1]] Nicéforo 42 Teófanes AM 6196 [AD 703/4].

[[2]] Theophanes AM 6198 [AD 705/6] Nicéforo 42.

[[3]] Zonaras 3.242 Theophanes AM 6203 [AD 710/11] Nicéforo 45 Grierson 51.

Copyright (C) 2000, Lynda Garland. Este archivo se puede copiar con la condición de que todo el contenido, incluido el encabezado y este aviso de derechos de autor, permanezcan intactos.

Para obtener información geográfica más detallada, utilice el DIR/ORBEAtlas antiguo y medieval a continuación. Haga clic en la parte correspondiente del mapa a continuación para acceder a mapas de áreas grandes.


Justiniano nació del emperador Constantino IV y su esposa Anastasia alrededor del 669, probablemente en Chipre. Justiniano se casó dos veces. Su primera esposa dio a luz al menos a una hija, Anastasia, que estaba comprometida con Tervel de Bulgaria. Con su segunda esposa, Teodora de Khazaria, tuvo un hijo, Tiberio, que fue co-emperador de 706 a 711.

Primer reinado

Justiniano II fue nombrado co-emperador por su padre Constantino IV en 681. En 685, a la edad de dieciséis años, se convirtió en el único emperador tras la muerte de su padre. Las victorias de su padre habían estabilizado los disturbios en las provincias orientales del imperio en el momento de su muerte. Después de una invasión de Armenia, Justiniano pudo aumentar el tributo anual de los califas omeyas y entró en posesión conjunta de Armenia, Iberia (Georgia) y Chipre. Su acuerdo para desplazar a unos 12.000 cristianos maronitas del Líbano, sin embargo, dio a los árabes un mando sobre Asia Menor.

Aprovechando la paz en Oriente, Justiniano recuperó la posesión de los Balcanes de las tribus eslavas. Con una gran campaña en 688-689, derrotó a los búlgaros y tomó Tesalónica, la segunda ciudad más importante del imperio en Europa. Justiniano luego regresó a la ofensiva en el Este, pero después de los éxitos iniciales, los árabes conquistaron Armenia en 695.

Dentro del imperio, Justiniano intentó suprimir a los herejes maniqueos y otras tradiciones no ortodoxas. Sin embargo, estas acciones aumentaron las tensiones religiosas. En 692, Justiniano convocó el Concilio Quinisexto en Constantinopla para ratificar 102 cánones disciplinarios del Quinto y Sexto Concilios Ecuménicos que no se habían cumplido antes de que se levantaran los primeros concilios. Como el Papa Sergio I de Roma se negó a firmar los cánones, por "carecer de autoridad", Justiniano ordenó su arresto. El arresto no se llevó a cabo, ya que las fuerzas militares del emperador en Rávena apoyaron a Sergio y comprometieron las relaciones de Justiniano con Occidente.

El descontento con el gobierno de Justiniano surgió cuando él y sus seguidores Stephanus y Theodotus extorsionaron al populoso para satisfacer sus gustos extravagantes y su manía por los edificios caros. Bajo el liderazgo de Leoncio, quien asumió el trono, se rebelaron en 695 y capturaron a Justiniano. Después de cortarle la nariz a Justiniano, de ahí su apellido, fue exiliado a Cherson en Crimea. Después de un reinado de tres años, Leoncio fue destronado y reemplazado por Tiberio Apsimarus.

Segundo reinado

En el exilio, las autoridades de Cherson no encontraron a Justiniano bienvenido. En 702 o 703, se enteró de que estas autoridades planeaban devolverlo a Constantinopla. Escapó de la ciudad y se hizo amigo de Busir Glaven, quien era el kan de los jázaros. Recibido con entusiasmo por Busir, Justiniano recibió a la hermana de Busir como su esposa. Justiniano y su esposa, rebautizada como Teodora, vivían en Phanagoria en el Mar de Azov. Theodora le advirtió de una amenaza a su vida por parte de agentes de Busir, que habían sido sobornados para matarlo. Después de estrangular a sus atacantes, Justiniano navegó en barco hacia el oeste a través del Mar Negro hasta Tervel de Bulgaria. Ayudado por Tervel, a quien otorgó una corona de César y la mano de su hija, Anastasia, Justiniano regresó en 705 a Constantinopla con el respaldo de un ejército de jinetes búlgaros. Entró en la ciudad a través de un conducto de agua no utilizado y tomó el control en un golpe de estado a medianoche. Una vez más, Justiniano ascendió al trono y luego hizo ejecutar a sus rivales Leoncio y Tiberio. El patriarca Kallinikos I fue depuesto y cegado.

Su segundo reinado estuvo marcado por una guerra fallida contra Bulgaria y Cherson. Girando contra Caesar Tervel, Justiniano invadió Bulgaria en 705 y perdió. Sin embargo, la paz se restableció rápidamente entre Justiniano y Tervel, pero en Asia Menor sus ejércitos fueron derrotados.

Contra sus oponentes en Cherson y Ravenna, Justiniano tuvo más éxito. En 709, Justiniano ordenó al Papa Juan VII que reconociera las decisiones del Concilio Quinisexto. La orden fue respaldada por una exitosa expedición a Revenna. En 710, el nuevo Papa Constantino visitó Constantinopla y restableció las relaciones con Justiniano al aceptar algunas de sus demandas. Esta visita papal fue la última a la ciudad hasta que el Papa Pablo VI visitó Estambul en 1967.

La rebelión volvió a surgir en Cherson contra el gobierno tiránico de Justiniano. Liderados por el general exiliado Bardanes, los rebeldes capturaron Constantinopla mientras Justiniano se dirigía a Armenia y no podía regresar para defender la ciudad. Bardanes fue proclamado emperador con el nombre de Philippicus. En diciembre de 711, Justiniano fue arrestado y ejecutado fuera de la ciudad. Su cabeza fue enviada a Philippicus como trofeo. Tiberio, el hijo de Justiniano, fue luego asesinado por orden del emperador Filipo, el acto se realizó frente a su madre y abuela Anastasia, poniendo así fin a la dinastía de Heraclio.


Justiniano II y Tiberio - Historia

Una enciclopedia en línea de emperadores romanos

Tiberio II (I) Constantino (578-582 d.C.)

R. Scott Moore
Universidad de Dayton

Tiberio nació en una región de habla latina de Tracia a mediados del siglo VI d.C. Como amigo cercano de Justino II, fue nombrado Conde de los Excubitores y su apoyo fue fundamental para permitir que Justino II tomara el trono tras la muerte de Justiniano. Cuando Justino II sufrió un colapso mental en 573 después de enterarse de la invasión de Siria por parte del ejército persa y la posterior captura de

Dara, La esposa de Justin II, Sophia y Tiberius asumieron el control del gobierno [[1]]. Su primer paso fue obtener una tregua de un año con los persas (excluida Armenia) a cambio de 45.000 solidi [[2]]. En diciembre de 574, Sophia pudo influir Justino II para nombrar a Tiberio como César y fue rebautizado como Tiberio Constantino[[3]].

El co-reinado de Tiberio con Justino II

Tiberio sintió que Justino II había sido demasiado conservador financieramente e inmediatamente comenzó a gastar dinero, principalmente en el ejército y sus seguidores, lo que le ganó popularidad y apoyo. [[4]]. Financió varios proyectos de construcción importantes, como el Gran Palacio de Constantinopla. Abolió los impuestos de Justin sobre el pan y el vino, dio regalos caros a sus seguidores e incluso puso fin a las persecuciones de los monofisitas. También pagó a los ávaros 80.000 solidi al año para proteger la frontera del Danubio, lo que a su vez le permitió trasladar estas tropas al este y centrarse exclusivamente en futuras acciones militares bizantinas contra los persas. [[5]]. Sin embargo, su generosidad pronto diezmó el tesoro acumulado por sus predecesores.

En 575 también comenzó una extensa campaña de reclutamiento para aumentar aún más las fuerzas bizantinas orientales en preparación para una posible próxima campaña contra los persas. Cuando expiró el tratado de paz de un año, los persas ofrecieron renovarlo por 5 años más, pero Tiberio solo aceptaría una extensión de 3 años a una tasa reducida de 30,000 solidi por año (una vez más excluyendo a Armenia). [[6]]. Esta extensión del tratado de paz permitió a Tiberio concentrarse en otras áreas del imperio. En Italia, el asesinato de los sucesivos reyes lombardos, Alboin en 573 y Cleph en 574, resultó en una división temporal de las fuerzas lombardas bajo varios duces. [[7]]. Tiberius, esperando aprovechar la situación envió tropas con Baduarius, De Justin II yerno, a Italia para ver si la inestable situación de Lombard podía convertirse en una expansión bizantina. Esta esperanza terminó en 576 cuando Baduarius perdió tanto su vida como una importante batalla contra los lombardos que les permitió adquirir aún más tierras en Italia. Antes de que Tiberio pudiera enviar más tropas a Italia, los persas invadieron Armenia. Incapaz de enviar más tropas a la lucha contra los lombardos, Tiberio se vio obligado a recurrir a la intriga política y gastó más de 200.000 solidi comprando la lealtad de numerosos duces lombardos que luego impidieron la elección de un nuevo rey lombardo. [[8]].

En Armenia, el rey persa tuvo un éxito inicial contra los bizantinos que capturaron las ciudades de Sebastea y Melitene. El comandante bizantino de los ejércitos orientales, Justiniano, finalmente pudo obligar al ejército persa a retirarse. Esto solo resultó ser un respiro temporal, ya que en el verano siguiente de 577 los persas invadieron nuevamente y derrotaron a Justiniano, quien murió poco después de su derrota. Tiberio luego nombró al actual Conde de los Excubidores, Maurice, como reemplazo de Justiniano en el Este y comprometió más tropas a la guerra contra los persas. [[9]]. En 578, poco antes de que terminara el actual tratado de paz de 3 años, los persas invadieron el territorio bizantino en Mesopotamia. En represalia, Maurice invadió territorio persa y capturó las ciudades de Aphumon y Singara[[10]].

Reinar como único emperador

A finales del año 578, Justino II murió dejando a Tiberio como único gobernante. Para celebrar el evento, Tiberius remitió el 25% de los impuestos para los próximos 4 años [[11]]. De Justin II Vdo, Sofía, pronto comenzó a presionar a Tiberio para que se divorciara de su esposa Ino (Anastasia) y casarme con ella. Tiberius pudo evitar enredarse en las intrigas de Sophia y su influencia disminuyó a medida que crecía la popularidad de Tiberius. Maurice Los éxitos en Oriente le permitieron a Tiberio enviar nuevamente tropas a Italia, así como involucrarse en España y el norte de África. Desafortunadamente, la situación en la mitad oriental del imperio pronto volvió a exigir la atención de Tiberio. En 580, los ávaros, al darse cuenta de la falta de tropas en las regiones de los Balcanes, exigieron que Tiberio les cediera el control de la ciudad de Sirmio. Cuando Tiberio se negó, atacaron la ciudad. Mientras los ávaros sitiaban la ciudad, los eslavos también comenzaron a invadir los Balcanes en números cada vez mayores. El nuevo rey persa, Hormizd II, se apresuró a aprovechar los problemas bizantinos en los Balcanes y se negó a aceptar un tratado de paz. Maurice Inmediatamente llevó a cabo una serie de incursiones exitosas durante los próximos años en la Armenia controlada por los persas. Obligado a centrar sus esfuerzos militares en los persas, Tiberio cedió a las demandas de los ávaros y renunció al control de Sirmio en 582. Para poder evacuar a los ciudadanos de la ciudad de forma segura, Tiberio se vio obligado a aceptar pagar a los ávaros los subsidios no pagados que se les adeuda por los últimos 3 años, una suma de 240.000 solidi [[12]]. A finales de 582, Tiberio enfermó gravemente. Él nombró Maurice y Germanus como sus herederos y cada uno estaba comprometido con una de las hijas de Tiberio y elevado al rango de César. Algunos historiadores creen que Tiberio inicialmente tenía la intención de dividir el imperio en dos, con Germanus controlando Occidente mientras Maurice controló el Este. El 13 de agosto, sin embargo, Tiberio coronó sólo Maurice como Augustus. Al día siguiente, Tiberio murió y Maurice se convirtió en único emperador [[13]].

(1) Juan de Éfeso, Historia eclesiástica, 3.2-5, 5.13 Evagrius, Historia eclesiástica, 5.11-13 Teofilacto Simocatta 3.2.

(2) Menander 37-38 Teofilacto Simocatta 3.2

(4) Evagrius, Historia eclesiástica, 5.13 Juan de Efeso, Historia eclesiástica, 3.2, 3.14 y 5.20.

(6) Menandro 39-40,41-42,46 Juan de Éfeso, Historia eclesiástica, 6.8-13 Teofilacto Simocatta 3.12.

(7) Pablo el diácono, Historia de los lombardos , 2.28-31.

(8) Pablo el diácono, Historia de los lombardos, 2.32, 3.13,33, Menandro 49,62

(10) Evagrius, Historia eclesiástica, 5-19 Juan de Efeso, Historia eclesiástica, 6.14, 27-28 Theophylact Simocatta 3.15-18.

(11) Juan de Éfeso, Historia eclesiástica, 5.20 Papiros Oxyrhynchus 1907.

(12) Menandro 63-66 Juan de Éfeso, Historia eclesiástica 6.30-33.

(13) Juan de Éfeso, Historia eclesiástica, 5.13.

Bibliografía de fuente primaria

Evagrius. Historia eclesiástica.

Juan de Efeso. Historia eclesiástica.

Nicéforo. Chronigraphikon Syntomon.

Los papiros de Oxyrhynchus.

Pablo el diácono. Historia de los lombardos.

Teófanes. Cronógrafo.

Teofilacto Simocatta. Historia.

Bury, J.B. El Imperio Romano Posterior de Arcadio a Irene (395-800). Londres, 1889.

Cameron, Avril. "La emperatriz Sofía", Bizancio 45 (1975), 5-21

Goffart, W. "Política bizantina en Occidente bajo Tiberio II y Mauricio", Traditio 13 (1957), 73-105.

Jones, A.H.M. El Imperio Romano Posterior. Londres, 1964.

Kaegi, Jr. Walter Emil. Disturbios militares bizantinos, 471-843: una interpretación. Ámsterdam, 1981.

Kazhdan, Alexander P. Diccionario Oxford de Bizancio. Nueva York, 1991. S.v. "Tiberios I" de Walter E. Kaegi, Jr.

Kulakovskij, J. Istorija Vizantii, 3 vols .. (Kiev 1912-1915).

Ostrogorsky, George. Geschichte des byzantischen Staates. Múnich, 1963.

Treadgold, Warren. Una historia del estado y la sociedad bizantinos. Stanford, 1997.

Vasiliev, A.A. Historia del Imperio Bizantino. Madison, Wisconsin, 1952.

Copyright (C) 2002, R. Scott Moore. Este archivo se puede copiar con la condición de que todo el contenido, incluido el encabezado y este aviso de derechos de autor, permanezcan intactos.

Para obtener información geográfica más detallada, utilice el DIR/ORBEAtlas antiguo y medieval a continuación. Haga clic en la parte correspondiente del mapa a continuación para acceder a mapas de áreas grandes.


Justiniano II

Justiniano II (Griego: Ἰουστινιανός, romanizado: Ioustinianos 668/9 - 4 de noviembre de 711), de apellido Rhinotmetos o Rhinotmetus (ὁ Ῥινότμητος, "el de nariz cortada"), fue el último emperador bizantino de la dinastía Heracliana, que reinó de 685 a 695 y nuevamente de 705 a 711. Al igual que Justiniano I, Justiniano II fue un gobernante ambicioso y apasionado que estaba ansioso por restaurar a los romanos. Empire a sus antiguas glorias, pero respondió brutalmente a cualquier oposición a su voluntad y carecía de la delicadeza de su padre, Constantino IV. [4] En consecuencia, generó una enorme oposición a su reinado, lo que resultó en su destitución en 695 en un levantamiento popular, y solo regresó al trono en 705 con la ayuda de un ejército búlgaro y eslavo. Su segundo reinado fue incluso más despótico que el primero, y también vio su eventual derrocamiento en 711, abandonado por su ejército que se volvió contra él antes de matarlo.

Primer reinado

Justiniano II era el hijo mayor del emperador Constantino IV y Anastasia. [1] Su padre lo elevó al trono como emperador conjunto en 681 tras la caída de sus tíos Heraclio y Tiberio. [5] In 685, at the age of sixteen, Justinian II succeeded his father as sole emperor. [1] [6]

Due to Constantine IV's victories, the situation in the Eastern provinces of the Empire was stable when Justinian ascended the throne. [7] After a preliminary strike against the Arabs in Armenia, [8] Justinian managed to augment the sum paid by the Umayyad Caliphs as an annual tribute, and to regain control of part of Cyprus. [7] The incomes of the provinces of Armenia and Iberia were divided among the two empires. [4] In 687, as part of his agreements with the Caliphate, Justinian removed from their native Lebanon 12,000 Christian Maronites, who continually resisted the Arabs. [9] Additional resettlement efforts, aimed at the Mardaites and inhabitants of Cyprus, allowed Justinian to reinforce naval forces depleted by earlier conflicts. [4] In 688, Justinian signed a treaty with the Caliph Abd al-Malik ibn Marwan which rendered Cyprus neutral ground, with its tax revenue split. [10]

Justinian took advantage of the peace in the East to regain possession of the Balkans, which were before then almost totally under the heel of Slavic tribes. [9] In 687 Justinian transferred cavalry troops from Anatolia to Thrace. With a great military campaign in 688–689, Justinian defeated the Bulgars of Macedonia and was finally able to enter Thessalonica, the second most important Byzantine city in Europe. [4]

The subdued Slavs were resettled in Anatolia, where they were to provide a military force of 30,000 men. [4] Emboldened by the increase of his forces in Anatolia, Justinian now renewed the war against the Arabs. [11] With the help of his new troops, Justinian won a battle against the enemy in Armenia in 693, but they were soon bribed to revolt by the Arabs. The result was that Justinian was comprehensively defeated at the Battle of Sebastopolis, [12] caused by the defection of most of his Slavic troops, while he himself was forced to flee to the Propontis. [11] There, according to Theophanes, [13] he took out his frustration by slaughtering as many of the Slavs in and around Opsikion as he could lay his hands on. [14] In the meantime, a Patrician by the name of Symbatius proceeded to rebel in Armenia, [11] and opened up the province to the Arabs, who proceeded to conquer it in 694–695. [4]

Meanwhile, the Emperor's bloody persecution of the Manichaeans [6] and suppression of popular traditions of non-Chalcedonian origin caused dissension within the Church. [1] In 692 Justinian convened the so-called Quinisext Council at Constantinople to put his religious policies into effect. [15] The Council expanded and clarified the rulings of the Fifth and Sixth ecumenical councils, but by highlighting differences between the Eastern and Western observances (such as the marriage of priests and the Roman practice of fasting on Saturdays) the council compromised Byzantine relations with the Roman Church. [16] The emperor ordered Pope Sergius I arrested, but the militias of Rome and Ravenna rebelled and took the Pope's side. [4]

Justinian contributed to the development of the thematic organization of the Empire, creating a new theme of Hellas in southern Greece and numbering the heads of the five major themes- Thrace in Europe, Opsikion, the Anatolikon, and Armeniakon themes in Asia Minor, and the maritime corps of the Karabisianoi- among the senior administrators of the Empire. [4] He also sought to protect the rights of peasant freeholders, who served as the main recruitment pool for the armed forces of the Empire, against attempts by the aristocracy to acquire their land. This put him in direct conflict with some of the largest landholders in the Empire. [4]

While his land policies threatened the aristocracy, his tax policy was very unpopular with the common people. [4] Through his agents Stephen and Theodotos, the emperor raised the funds to gratify his sumptuous tastes and his mania for erecting costly buildings. [4] [6] This, ongoing religious discontent, conflicts with the aristocracy, and displeasure over his resettlement policy eventually drove his subjects into rebellion. [15] In 695 the population rose under Leontios, the estrategas of Hellas, and proclaimed him Emperor. [4] [6] Justinian was deposed and his nose was cut off (later replaced by a solid gold replica of his original) to prevent his again seeking the throne: such mutilation was common in Byzantine culture. He was exiled to Cherson in the Crimea. [4] Leontius, after a reign of three years, was in turn dethroned and imprisoned by Tiberius Apsimarus, who next assumed the throne. [17] [6]

Exile

While in exile, Justinian began to plot and gather supporters for an attempt to retake the throne. [18] Justinian became a liability to Cherson and the authorities decided to return him to Constantinople in 702 or 703. [7] He escaped from Cherson and received help from Busir, the khagan of the Khazars, who received him enthusiastically and gave him his sister as a bride. [18] Justinian renamed her Theodora, after the wife of Justinian I. [19] They were given a home in the town of Phanagoria, at the entrance to the sea of Azov. Busir was offered a bribe by Tiberius to kill his brother-in-law, and dispatched two Khazar officials, Papatzys and Balgitzin, to do the deed. [20] Warned by his wife, Justinian strangled Papatzys and Balgitzin with his own hands. [ cita necesaria ] He sailed in a fishing boat to Cherson, summoned his supporters, and they all sailed westwards across the Black Sea. [21]

As the ship bearing Justinian sailed along the northern coast of the Black Sea, he and his crew became caught up in a storm somewhere between the mouths of the Dniester and the Dnieper Rivers. [20] While it was raging, one of his companions reached out to Justinian saying that if he promised God that he would be magnanimous, and not seek revenge on his enemies when he was returned to the throne, they would all be spared. [21] Justinian retorted: "If I spare a single one of them, may God drown me here". [20]

Having survived the storm, Justinian next approached Tervel of Bulgaria. [21] Tervel agreed to provide all the military assistance necessary for Justinian to regain his throne in exchange for financial considerations, the award of a César's crown, and the hand of Justinian's daughter, Anastasia, in marriage. [18] In spring 705, with an army of 15,000 Bulgar and Slav horsemen, Justinian appeared before the walls of Constantinople. [18] For three days, Justinian tried to convince the citizens of Constantinople to open the gates, but to no avail. [22] Unable to take the city by force, he and some companions entered through an unused water conduit under the walls of the city, roused their supporters, and seized control of the city in a midnight coup d'état. [18] Justinian once more ascended the throne, breaking the tradition preventing the mutilated from Imperial rule. After tracking down his predecessors, he had his rivals Leontius and Tiberius brought before him in chains in the Hippodrome. There, before a jeering populace, Justinian, now wearing a golden nasal prosthesis, [23] placed his feet on the necks of Tiberius and Leontios in a symbolic gesture of subjugation before ordering their execution by beheading, followed by many of their partisans, [24] as well as deposing, blinding and exiling Patriarch Kallinikos I of Constantinople to Rome. [25]

Second reign

His second reign was marked by unsuccessful warfare against Bulgaria and the Caliphate, and by cruel suppression of opposition at home. [26] In 708 Justinian turned on Bulgarian Khan Tervel, whom he had earlier crowned César, and invaded Bulgaria, apparently seeking to recover the territories ceded to Tervel as a reward for his support in 705. [24] The Emperor was defeated, blockaded in Anchialus, and forced to retreat. [24] Peace between Bulgaria and Byzantium was quickly restored. This defeat was followed by Arab victories in Asia Minor, [6] where the cities of Cilicia fell into the hands of the enemy, who penetrated into Cappadocia in 709–711. [26]

He ordered Pope John VII to recognize the decisions of the Quinisext Council and simultaneously fitted out a punitive expedition against Ravenna in 709 under the command of the Patrician Theodore. [27] The expedition was led to reinstate the Western Church's authority over Ravenna, which was taken as a sign of disobedience to the emperor, and revolutionary sentiment. [28] [29] The repression succeeded, and the new Pope Constantine visited Constantinople in 710. Justinian, after receiving Holy Communion at the hands of the pope, renewed all the privileges of the Roman Church. Exactly what passed between them on the subject of the Quinisext Council is not known. It would appear, however, that Constantine approved most of the canons. [30] This would be the last time a Pope visited the city until the visit of Pope Paul VI to Istanbul in 1967. [23]

Justinian's rule provoked another uprising against him. [31] Cherson revolted, and under the leadership of the exiled general Bardanes the city held out against a counter-attack. Soon, the forces sent to suppress the rebellion joined it. [7] The rebels then seized the capital and proclaimed Bardanes as Emperor Philippicus [32] Justinian had been on his way to Armenia, and was unable to return to Constantinople in time to defend it. [33] He was arrested and executed in November 711, his head being exhibited in Rome and Ravenna. [1]

On hearing the news of his death, Justinian's mother took his six-year-old son and co-emperor, Tiberius, to sanctuary at St. Mary's Church in Blachernae, but was pursued by Philippicus' henchmen, who dragged the child from the altar and, once outside the church, murdered him, thus eradicating the line of Heraclius. [34]

Legacy

Justinian's reign saw the continued slow and ongoing process of transformation of the Byzantine Empire, as the traditions inherited from the ancient Latin Roman state were gradually being eroded. This is most clearly seen in the coinage of Justinian's reign, which saw the reintroduction of the Loros, the traditional consular costume that had not been seen on Imperial coinage for a century, while the office itself had not been celebrated for nearly half a century. [35] This was linked to Justinian's decision to unify the office of consul with that of emperor thus making the Emperor the head of state not only de facto but also de jure. Although the office of the consulate would continue to exist until Emperor Leo VI the Wise formally abolished it with Novel 94, [36] it was Justinian who effectively brought the consulate as a separate political entity to an end. He was formally appointed as Consul in 686, [37] and from that point, Justinian II adopted the title of consul for all the Julian years of his reign, consecutively numbered.

Though at times undermined by his own despotic tendencies, Justinian was a talented and perceptive ruler who succeeded in improving the standing of the Byzantine Empire. [23] A pious ruler, Justinian was the first emperor to include the image of Christ on coinage issued in his name [1] and attempted to outlaw various pagan festivals and practices that persisted in the Empire. [4] He may have self-consciously modelled himself on his namesake, Justinian I, [8] as seen in his enthusiasm for large-scale construction projects and the renaming of his Khazar wife with the name of Theodora. [4] Among the building projects he undertook was the creation of the triklinos, an extension to the imperial palace, [38] a decorative cascade fountain located at the Augusteum, and a new Church of the Virgin at Petrion . [39]

Familia

By his first wife Eudokia, Justinian II had at least one daughter, Anastasia, who was betrothed to the Bulgarian ruler Tervel. By his second wife, Theodora of Khazaria, Justinian II had a son, Tiberius, co-emperor from 706 to 711.

Fictional account

Justinian, a 1998 novel by Byzantine scholar Harry Turtledove, writing under the name HN Turteltaub, gives a fictionalized version of Justinian's life as retold by a fictionalized lifelong companion, the soldier Myakes. [40] In the novel, Turtledove speculates that while in exile Justinian had reconstructive surgery done by an itinerant Indian plastic surgeon to repair his damaged nose. [41]


1911 Encyclopædia Britannica/Justinian II.

JUSTINIAN II., Rhinotmetus (669–711), East Roman emperor 685–695 and 704–711, succeeded his father Constantine IV., at the age of sixteen. His reign was unhappy both at home and abroad. After a successful invasion he made a truce with the Arabs, which admitted them to the joint possession of Armenia, Iberia and Cyprus, while by removing 12,000 Christian Maronites from their native Lebanon, he gave the Arabs a command over Asia Minor of which they took advantage in 692 by conquering all Armenia. In 688 Justinian decisively defeated the Bulgarians. Meanwhile the bitter dissensions caused in the Church by the emperor, his bloody persecution of the Manichaeans, and the rapacity with which, through his creatures Stephanus and Theodatus, he extorted the means of gratifying his sumptuous tastes and his mania for erecting costly buildings, drove his subjects into rebellion. In 695 they rose under Leontius, and, after cutting off the emperor’s nose (whence his surname), banished him to Cherson in the Crimea. Leontius, after a reign of three years, was in turn dethroned and imprisoned by Tiberius Absimarus, who next assumed the purple. Justinian meanwhile had escaped from Cherson and married Theodora, sister of Busirus, khan of the Khazars. Compelled, however, by the intrigues of Tiberius, to quit his new home, he fled to Terbelis, king of the Bulgarians. With an army of 15,000 horsemen Justinian suddenly pounced upon Constantinople, slew his rivals Leontius and Tiberius, with thousands of their partisans, and once more ascended the throne in 704. His second reign was marked by an unsuccessful war against Terbelis, by Arab victories in Asia Minor, by devastating expeditions sent against his own cities of Ravenna and Cherson, where he inflicted horrible punishment upon the disaffected nobles and refugees, and by the same cruel rapacity towards his subjects. Conspiracies again broke out: Bardanes, surnamed Philippicus, assumed the purple, and Justinian, the last of the house of Heraclius, was assassinated in Asia Minor, December 711.

See E. Gibbon, Decline and Fall of the Roman Empire (ed. Bury, 1896), v. 179–183 J. B. Bury, The Later Roman Empire (1889), ii. 320–330, 358–367.


Tiberius II Constantinus

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Tiberius II Constantinus, (born, Thrace—died August 14, 582, Constantinople), Byzantine emperor from 578 to 582 who succeeded in defending the empire against the Persians to the east but suffered reverses in conflicts with the Avars and Slavs to the north and west.

Tiberius served in campaigns against the Avars in the Balkans under Justin II. About the year 574, Justin became subject to fits of insanity the empress Sophia and Tiberius then took over control of the government. Justin adopted Tiberius as his son, named him Caesar on December 7, 574, and crowned him emperor (September 26, 578). Justin died soon after (October 4), leaving Tiberius sole ruler.

Meanwhile, in 578, Byzantium and Persia had entered into peace negotiations to settle the Armenian question. The Persian king Khosrow I seemed about to make a settlement on Byzantium’s terms when he died in the early spring of 579. His successor, Hormizd IV, however, rejected Tiberius’s proposals, and hostilities resumed, continuing throughout Tiberius’s reign. On the northern frontier, Tiberius attempted to pacify the Avars by an annual tribute, but, after a two-year siege by the Avars, he was forced (582) to surrender Sirmium (now Sremska Mitrovica, Serbia). Meanwhile, the Slavs poured into Thrace, Thessaly, Illyricum, and other regions of Greece.

The mortally ill Tiberius in 582 recognized Maurice, his commander in the Persian War, as his successor and crowned him emperor on August 13, one day before his own death.


Ver el vídeo: Roma tras la caída del Imperio. Capítulo I: Justiniano y el legado de oriente (Enero 2022).