Podcasts de historia

Robert de La Salle

Robert de La Salle

René-Robert Cavelier nació el 21 de noviembre de 1643 en Rouen, Francia. Reclamó todo el drenaje del Mississippi para la corona francesa.


Jean-Baptiste de La Salle

Jean-Baptiste de La Salle / l ə ˈ s æ l / (Pronunciación francesa: [lasal]) (30 de abril de 1651 - 7 de abril de 1719) fue un sacerdote francés, reformador de la educación y fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Es un santo de la Iglesia católica y el santo patrón de los maestros de la juventud. Se le conoce como La Salle y como De La Salle.

La Salle dedicó gran parte de su vida a la educación de los niños pobres en Francia. Al hacerlo, inició muchas prácticas educativas duraderas. Se le considera el fundador de las primeras escuelas católicas.


Robert Cavelier, señor de La Salle


Robert Cavalier, señor de La Salle, nació en Rouen, Francia en 1643. Cuando era joven, La Salle planeaba ingresar al sacerdocio, pero se encontró inadecuado para la vida. A la edad de 24 años, siguió a su hermano a Canadá, donde se incorporó al comercio de pieles. La Salle pronto quedó cautivada por las oportunidades disponibles en las tierras en gran parte inexploradas de América del Norte. En 1669, lanzó su primera expedición, descubriendo el río Ohio. Durante los siguientes años, combinó la exploración con sus empresas comerciales. En 1682, descendió del Mississippi y reclamó para Francia todas las tierras que fueron drenadas por el río, un vasto territorio al que llamó "Luisiana" en honor al rey francés Luis XIV.

Uno de los hombres de La Salle & rsquos, Nicolás de La Salle (sin pariente), llevó un diario de esta expedición. Él registró una cronología diaria detallada, así como información invaluable sobre las culturas indias que encontró el grupo. Completó este diario en 1685 después de regresar a Francia, pero se desconoce el paradero del manuscrito original. Se sabe que existen solo dos copias, una en la Biblioteca Newberry de Chicago y la otra descubierta recientemente en la Biblioteca y Archivos del Estado de Texas.

La procedencia de este documento es incierta, pero se cree que fue adquirido por los Archivos en algún momento a fines del siglo XIX. Para obtener más información y la traducción al inglés de este notable documento, consulte Expedición La Salle de William C. Foster en el río Mississippi: Un manuscrito perdido de Nicolas de La Salle.

En 1683, Robert La Salle obtuvo el apoyo real para emprender un viaje a la desembocadura del Mississippi a través del Golfo de México y establecer una colonia para Francia. Desde esta base, Francia podría atacar al México español, hostigar el transporte marítimo español y bloquear la expansión anglo-estadounidense en América del Norte. La flota de La Salle & rsquos de cuatro barcos y 280 hombres y colonos estuvo plagada de problemas desde el principio, que culminaron con la imposibilidad de encontrar la desembocadura del Mississippi y aterrizaron en la bahía de Matagorda en la actual Texas el 20 de febrero de 1685. Los piratas españoles ya se habían apoderado de barcos a fines de 1686, se había perdido un segundo barco y se había llevado un tercero a Francia con algunos colonos desencantados. A finales del invierno de 1686, el último barco que quedaba, el Beldad, fue destrozado por una tormenta.

A pesar de los severos contratiempos, La Salle logró una gran exploración. Se cree que exploró el Río Grande hasta el oeste hasta el Río Pecos, cerca de la actual ciudad de Langtry. El 19 de marzo de 1687, mientras marchaba para intentar encontrar el Mississippi y reanudar la misión original de la expedición, La Salle y otras siete personas murieron en un levantamiento de sus propios hombres. De vuelta en la bahía de Matagorda, a los colonos restantes también les fue mal, excepto a unos pocos niños, que fueron masacrados por los indios Karankawa en diciembre de 1688.

Las actividades de La Salle & rsquos tuvieron consecuencias de gran alcance para el futuro de Texas. España aumentó su propia exploración de la costa de Texas y adelantó el calendario de su propia ocupación a fin de evitar las reclamaciones francesas. En cuanto a Francia, continuó reclamando Texas, un reclamo que se transfirió a los Estados Unidos después de la compra de Luisiana en 1803 y siguió siendo un punto delicado hasta que los límites se establecieron por tratado en 1819.

Haga clic en la imagen para ampliar la imagen de la portada y las páginas de la revista.
El diario de Nicolás La Salle, que registra las observaciones de la expedición La Salle de 1682.

El Monumento La Salle, Indianola, Texas. Colección de impresiones y fotografías, Comisión de Archivos y Biblioteca del Estado de Texas. # 1 / 45-3.


FORT ST LOUIS Vida y muerte de La Salle

Rene Robert, un francés extraordinario cuyo nombre me encanta recitar cuando doy una conferencia sobre la historia temprana de Texas, Rene Robert, Cavalier, Sieur de la Salle, tuvo un impacto en el este de Texas con su vida y con su muerte.


Primero, "la vida". La Salle dirigió una expedición por el río Mississippi hasta su desembocadura en el delta inferior en 1682. Allí, La Salle puso la flor de lis borbónica y reclamó y nombró toda la tierra drenada por el río en nombre de su soberano, Luis. Luego regresó a casa para solicitar permiso para plantar una colonia cerca de ese sitio para anclar los reclamos franceses en todo el valle del Mississippi.

En 1685, La Salle volvió a plantar su colonia, pero ya sea por mala suerte, mala navegación o política engañosa, superó su objetivo unas 400 millas y aterrizó en la bahía de Matagorda, principalmente para expandir las reclamaciones españolas hacia el oeste. Me gusta que la última explicación empuje las reclamaciones francesas lo más hacia el oeste posible a expensas de España. Ciertamente los españoles adoptaron esa actitud, como veremos.

De todos modos, una vez allí, La Salle se quedó. Después de empujar un pequeño arroyo, seleccionó el sitio para Fort St. Louis y ordenó a los demás, que habían permanecido en la costa, que se apresuraran hacia allí y construyeran un fuerte. Finalmente, después de muchas quejas y discusiones, que es lo que mejor hicieron los colonos de La Salle, completaron seis edificios y el más cercano a un arroyo sirvió como fuerte.

Y podrían discutir. El problema surgió del método de reclutamiento de La Salle, que consistía en traer demasiados "caballeros" que se negaban a trabajar, y de la personalidad abrasiva de La Salle. Después de que sus tres barcos regresaron a Francia o se hundieron en la bahía, La Salle acordó llevar a parte de los hombres a buscar alivio en los asentamientos franceses en el Mississippi.

Lamentablemente, en el camino, los hombres de La Salle lo asesinaron. Mientras tanto, los españoles buscaron el fuerte para destruirlo, pero cuando lo encontraron se enteraron de que los indios se los habían adelantado.

Estatua de La Salle en Indianola
Foto cortesía de Barclay Gibson, 12-2006

En segundo lugar, "la muerte". A fines de la década de 1960, Ert J. Gum, un historiador de Francia, aunque nacido en Oklahoma, presentó un artículo a la Asociación Histórica del Este de Texas. Con base en la lectura de registros franceses, Gum dijo que el asesinato de La Salle ocurrió en algún lugar de Oklahoma. En la siguiente reunión, el ex juez del condado de Rusk, Charles Langford, presentó un contraargumento que decía que la escritura se había hecho en, bueno, en el condado de Rusk.


Siempre pensé que era mejor dejar el dudoso honor de albergar el primer homicidio registrado en nuestra región a los buenos ciudadanos de Navasota. Después de todo, se tomaron la molestia y el gasto de erigir una estatua que dice que el asesinato ocurrió allí. Y siempre creo en lo que me dicen los historiadores.


René Robert Cavelier war ein Sohn des wohlhabenden Kaufmanns Jean Cavelier en Rouen. Der Name „La Salle“, den er später annahm, stammte von einem Familienbesitz nahe Rouen. René Robert erhielt seine Erziehung am Jesuitenkolleg von Rouen und trat dem Orden als Novize bei.

1666, im Alter von 22 Jahren, verließ er jedoch den Jesuitenorden und reiste in die französische Kolonie Neufrankreich, später „Kanada“, in welcher sich sein Bruder Jean befand, ein Priester des Sulpizianerordens. Dieser Orden übergab ihm ein Landstück nahe Montréal. Dort comenzó eine befestigte Siedlung zu errichten, betätigte sich im Pelzhandel und erlernte Indianersprachen. Unter dem Eindruck von Berichten über ein großes Flusssystem, welches angeblich in den Golf von Kalifornien fließen sollte und damit eine Verbindung zum Pazifik und nach Ostasien öffnen würde, verkaufte er seine Besitzungen 1669, der Ort bekam den Lachine (China). Er unternahm seine erste Forschungsreise en la región de Ohio. Ob er, wie man lange annahm [1] den Ohio River entdeckt hat, wird mittlerweile von Historikern bezweifelt. La Salle wurde bei seinen Unternehmungen von Louis de Frontenac, dem Gouverneur Kanadas, unterstützt. Auf beide geht die Errichtung von Fort Frontenac am Ontariosee zurück. Dieses Fort diente nicht nur als Sicherung gegen den feindlichen Indianerstamm der Irokesen, sondern sollte auch den Pelzhandel zwischen den Großen Seen und den englischen und holländischen Siedlungen an der Küste unter französische Kontrolle bringen. Damit brachten La Salle und Frontenac die Pelzhändler von Montréal gegen sich auf, die um ihre Geschäfte fürchteten, und verärgerten die Jesuiten, die ihren Einfluss auf die Indianer schwinden sahen. En Konkurrenz mit den anderen Kolonialmächten verfolgte La Salle die Strategie, das Landesinnere für Frankreich en Besitz zu nehmen und eine Expansion der Gegner auf diese Weise zu unterbinden. Frontenac empfahl La Salle König Ludwig XIV. von Frankreich als den Mann, der am besten befähigt sei, diese groß angelegten Pläne umzusetzen, und verschaffte ihm einen Adelstitel.

1677 reiste La Salle nach Frankreich und bekam von Ludwig XIV. den offiziellen Auftrag, den Westen von Neufrankreich zu erforschen und dort so viele Forts anzulegen, wie er für notwendig hielt. Trotz der Unterstützung durch die Krone bekam La Salle kein Geld, was ihn zwang, große Summen zu leihen. Neben seinen Schulden bereitete ihm auch weiterhin die Feindschaft der Jesuiten Schwierigkeiten. 1678 kehrte La Salle nach Kanada zurück. 1679 ließ er auf dem Eriesee für Handelszwecke die „Griffon“ bauen. Dieses erste Segelschiff auf den Großen Visto sollte die nötigen Gelder für eine Expedition entlang des 1673 von Louis Joliet und Jacques Marquette entdeckten Mississippi einbringen. Er war zu der Überzeugung gekommen, dass der Mississippi nicht in den Pazifik, sondern in den Golf von Mexiko mündete, und plante dort einen befestigten Hafen anzulegen, der sich gegen die spanische und englische Konkurrenz richtete. Zur Vorbereitung erlernte er auch Überlebenstechniken von den Indianern, mit deren Hilfe er mehrfach gefährliche Situationen bewältigte. Seine Pläne erlitten schwere Rückschläge durch den Schiffbruch der „Griffon“ y 1680 durch eine Meuterei en Fort Crèvecœur am Illinois River.

En invierno de 1682 comenzó una expedición con Schlitten über den gefrorenen Illinois River, erreichte den Mississippi, antes de diesen weiter mit Kanus und erreichte am 7 de abril de 1682 [2] als erster Europäer dessen Mündung. Wahrscheinlich sind er und seine Expedition als erste von den Großen Visto bis zur Mississippi-Mündung gelangt. Am 9. Abril nahm er feierlich alle Gebiete, die der Mississippi berührte, für die französische Krone in Besitz und nannte das Territorium zu Ehren von König Ludwig XIV. „La Louisiane“ (Luisiana, heute - sehr viel kleiner als damals - ein Bundesstaat der Vereinigten Staaten). Im folgenden Jahr gründete La Salle am Illinois River eine Niederlassung namens Fort St. Louis. Vergeblich suchte er hierbei Hilfe bei Frontenacs Nachfolger en Québec. Er führte jedoch dessen Befehl, die Kolonie aufzugeben, nicht aus, sondern begab sich nach Frankreich, um die Hilfe von Ludwig XIV. zu erreichen. Der König unterstützte ihn und befahl dem Gouverneur, alle Besitzungen von La Salle zurückzugeben.

Mit Hilfe der Krone organisierte La Salle nun in Frankreich eine Expedition, mit der er die Mündung des Mississippi über See erreichen und dort eine Kolonie anlegen wollte. Von dort aus sollten die Kolonien Spaniens in Mexiko und im heutigen Texas angegriffen werden, mit dem Frankreich gerade Krieg führte. Es gab von Anfang an Zweifel über die Durchführbarkeit des Plans, aber Ludwig XIV. unterstützte ihn und stellte Schiffe zur Verfügung. Die Expedition litt von Anfang an unter Schwierigkeiten. Das Verhältnis zwischen La Salle und den ihm unterstellten Kapitänen war schlecht. In der Karibik ging ein Schiff durch Piraten verloren. Weitere Schwierigkeiten ergaben sich aus Krankheiten an Bord und Navigationsproblemen. Die Expedition verfehlte die Mündung des Mississippi und landete am 20. Februar 1685 etwa 800 km entfernt in der Matagorda Bay im heutigen Texas. La Salle ließ für die 200 Kolonisten eine befestigte Siedlung mit dem Namen Fort St. Louis anlegen. Durch den Untergang des Flaggschiffs „L’ Aimable “und 1686 des letzten verbliebenen Schiffs„ La Belle “gingen wichtiges Material und die Verbindung zur Außenwelt verloren. Von Fort St. Louis unternahm La Salle zwei Expeditionen nach Westen und Osten, um seinen Standort zu ermitteln. Auf einer dritten Expedition, mit der er Hilfe für die Kolonie holen wollte, wurde er am 19. März 1687 von Mitgliedern seiner Expedition ermordet. Die verbliebenen 20 Kolonisten wurden getötet, como Indianer Fort St. Louis im Winter 1688/1689 überfielen. Einige Kinder wurden später von den Spaniern befreit.

Obwohl La Salle zweifellos einer der wichtigsten Pioniere der französischen Kolonisierung Nordamerikas war und über Visionen und Weitblick sowie über die Fähigkeit zu einem systematischen und planmäßigem Vorgehen verfügte, scheiterte er. Hierbei scheinen neben Unglücksfällen seine charakterlichen Defizite - man warf ihm Arroganz, Ungeduld und mangelndes Gespür im Umgang mit seinen Untergebenen vor - eine entscheidende Rolle gespielt zu haben. Seine Entdeckungen und Reisen waren trotzdem von großer Bedeutung, da sie die Entwicklungslinien für die französischen Kolonien in Nordamerika vorgaben. Da Spanien unter dem Eindruck der französischen Kolonie bislang lediglich beanspruchte, aber unerschlossene Gebiete im Westen des heutigen Texas zu erschließen comenzó, bewirkte La Salles Expedition indirekt das Entstehen des heutigen US-Bundesstaats Texas.


La Salle exploró el río Mississippi 1682

El explorador francés René-Robert Cavelier, Sieur de la Salle, fue el primer europeo conocido en explorar el río Mississippi hasta el golfo de México en 1682. Los padres de La Salle y # 8217 pretendían que sirviera como sacerdote jesuita, pero su la personalidad lo hacía inadecuado para el trabajo. Dejó a los jesuitas y siguió a su hermano a Nueva Francia después de recibir una concesión de tierras. Aventurero, independiente y testarudo, La Salle comenzó a explorar el área de los Grandes Lagos en 1669. Estuvo cerca de su sueño de explorar el río Mississippi y encontrar una apertura al Océano Pacífico, pero fracasó en su primer intento. En 1682 y después de muchas dificultades, el sueño de La Salle de explorar el río Mississippi finalmente se hizo realidad. Este evento está registrado en la cronología bíblica con la historia mundial durante ese tiempo.

Estos artículos están escritos por los editores de La asombrosa línea de tiempo de la Biblia
Vea rápidamente 6000 años de la Biblia y la historia mundial juntos

Formato circular único - ver más en menos espacio.
Aprenda hechos que no se puede aprender con solo leer la Biblia
Diseño atractivo ideal para su hogar, oficina, iglesia & # 8230

Vida temprana y convertirse en señor de La Salle

Rene-Robert Cavelier, señor de La Salle, nació el 21 de noviembre de 1643 en la parroquia de St. Herbland en la ciudad de Rouen. Era hijo del rico terrateniente Jean Cavelier con su esposa, Catherine Geest. Sus padres eran cristianos devotos y habían querido que Rene-Robert y su hermano mayor Jean se convirtieran en sacerdotes incluso cuando eran jóvenes. Jean ingresó en la Orden de San Sulpicio a una edad temprana, mientras que Rene-Robert se inscribió en el Lycée Pierre-Corneille en Rouen a los nueve años.

El joven Rene-Robert se destacó en el ámbito académico en la escuela dirigida por jesuitas. También era conocido por su atletismo, independencia y obstinación cuando era niño, lo que lo hacía inadecuado para una vida como sacerdote. Más tarde se unió a los jesuitas en París y en La Fleche. Pidió a los jesuitas que lo enviaran a una misión en China y en Portugal, pero fue rechazado en ambos casos. Más tarde decidió que no quería servir como sacerdote.

El mayor Jean Cavelier murió en 1666 y, desafortunadamente para Rene-Robert, su padre no le dejó una herencia. Al encontrarse sin un centavo, René-Robert renunció a sus votos y decidió seguir a su hermano mayor que había emigrado a Nueva Francia. Con la ayuda de un tío que se había convertido en miembro de la Compañía de Cien Asociados, el joven Rene-Robert hizo su pasaje a Nueva Francia a mediados o finales de 1667. También recibió una concesión de tierras en Montreal de los Sulpicianos, y pronto adoptó el título de Sieur de La Salle.

Una nueva vida en Nueva Francia

La Salle llevó una vida modesta como terrateniente en Montreal. Se hizo amigo de los nativos de la zona, aprendió su idioma y pronto se dedicó al comercio de pieles. Estos nativos le contaron sobre la presencia del río Ohio, que desemboca en otro cuerpo de agua. Este cuerpo de agua era el río Mississippi, pero La Salle inicialmente creyó que era el Pacífico y que eventualmente conduciría a China.

Comenzó a sentir curiosidad y pronto se inquietó. Anhelaba una aventura, pero sus recursos eran limitados. Para financiar esta aventura, La Salle vendió una parte de la tierra que recibió a los sulpicianos (de quienes recibió la concesión de tierras) en enero de 1669. Luego viajó a Quebec para informar al gobernador de su objetivo y obtener el permiso necesario. El gobernador estaba encantado de concederle el permiso para ampliar las fronteras de Nueva Francia. La Salle, sin embargo, fue obligada por el gobernador a unirse a los misioneros sulpicianos Francois Dollier de Casson y René de Brehart de Galinee.

Nueve canoas con La Salle y sus compañeros salieron de Montreal en julio de 1669. Todos eran exploradores novatos que estaban mal preparados y mal equipados, por lo que tuvieron un comienzo deprimente. Su falta de conocimiento del idioma de los nativos también dificultó el viaje. El grupo finalmente llegó al lago Ontario el 2 de agosto y pronto se encontró con la gente de Séneca que vivía en la orilla inferior del lago. La tribu era amistosa e invitaron a los viajeros cansados ​​y enfermos a su aldea a descansar.

La Salle pidió entonces a la gente de Séneca que le proporcionara una guía para la continuación de su viaje. Esta solicitud alarmó a los líderes de Séneca. Si proporcionaban una guía a La Salle y sus compañeros, los franceses podrían continuar su viaje. Luego se encontrarían con los nativos de los que Séneca adquirió pieles y otros productos para comerciar con los franceses. Por lo tanto, ya no podrían jugar como intermediarios en el floreciente comercio de pieles entre otros nativos y los colonos.

Por esta razón, el Séneca no proporcionó una guía para La Salle y desanimó al grupo a seguir explorando. Los exploradores franceses se retrasaron durante un mes hasta que un hombre iroqués pasó y se ofreció a guiarlos desde el lago Ontario hasta el lago Erie. La Salle y sus compañeros, sin embargo, se retrasaron una vez más cuando fue mordido por una serpiente cuando llegaron cerca de la bahía de Burlington. Se quedaron en la zona durante algún tiempo hasta que se encontraron con el grupo encabezado por otro francés llamado Louis Jolliet cerca de lo que hoy es Hamilton, Ontario.

La Salle les dijo a sus compañeros que regresaría a Montreal por su mala salud. Los hombres se dividieron entre él y los misioneros sulpicianos que procedieron a explorar la región de los Grandes Lagos. Cuando se separaron, La Salle anunció a los hombres restantes que continuarían hacia el sur hasta el río Ohio.

El descubrimiento de los ríos Ohio y Mississippi era todavía un sueño lejano. La Salle viajó por todo Montreal y Quebec entre 1670 y 1672, y no, como afirmaron algunos contemporáneos y biógrafos, en ningún lugar cerca del río Mississippi. Regresó a Montreal en 1673 y se hizo amigo del gobernador Louis de Baude Frontenac.

Frontenac quería construir un fuerte en la parte donde el río San Lorenzo desembocaba en el lago Ontario, pero no tenía el permiso necesario del rey francés. En cambio, envió a La Salle de regreso a Francia entre 1674 y 1675 para obtener el permiso. Mientras estaba en la corte del rey, La Salle conoció al político Jean-Baptiste Colbert, amigo del rey Luis XIV. Colbert convenció al rey de que apoyara a La Salle, quien pronto recibió la concesión de tierras que solicitó. Luis XIV también otorgó a La Salle el derecho de administrar el comercio de pieles en la zona durante cinco años y financiar las defensas del fuerte con el dinero derivado del comercio.

La Salle regresó a Nueva Francia y ocupó su nuevo cargo en el fuerte que nombró en honor a su amigo, el gobernador Frontenac. Su ambición lo llevó a convertirse en uno de los hombres más poderosos de la colonia, pero esto no le cayó bien a sus vecinos. El poder y el estatus, sin embargo, no lo satisfacían y la expedición para encontrar el río Mississippi permaneció en su mente.

La Salle regresó a Francia en 1677 con peticiones más importantes y audaces. Le pidió a Luis XIV que le permitiera construir fuertes en la entrada del lago Erie y el lago Michigan. También solicitó que se le permitiera explorar más al sur y reclamar cualquier tierra que "descubriera" para Francia, incluidas las abandonadas por los nativos. Luis XIV accedió con entusiasmo a la solicitud el 12 de marzo de 1678.

La Salle llegó a Quebec el 15 de septiembre con Dominique La Motte de Luciere y Henri de Tonti, quien más tarde se convirtió en su lugarteniente de mayor confianza. También trajo consigo a varios marineros y artesanos que construyeron una barca para la expedición. El barco de 45 toneladas se llamó Le Griffon y se botó el 7 de agosto de 1679. Treinta hombres, tres misioneros recoletos y un piloto completaron la tripulación de Le Griffon.

El Griffon navegó por el lago Erie y entró en el lago Huron después de 20 días. La Salle y su tripulación se quedaron en la misión St. Ignace en la isla Mackinac y partieron hacia Green Bay el 12 de septiembre. Luego se involucraron en el comercio de pieles con los nativos, lo que obligó a La Salle a enviar al Griffon de regreso al asentamiento francés en Niágara con su cargamento. El Griffon, sin embargo, se encontró con un final misterioso ya que desapareció poco después.

La Salle luego se llevó a 14 hombres con él y cambió a canoas. Remaron desde Green Bay hasta la parte sureste del lago Michigan hasta que llegaron a la entrada del río St. Joseph el 1 de noviembre. La Salle decidió quedarse en la zona hasta la llegada de Henri de Tonti el 20 de noviembre. Sus hombres construyeron un tosco fuerte en la orilla del río mientras La Salle jugaba con la idea de esperar a que el Grifo los alcanzara. Sin embargo, se puso inquieto, por lo que continuaron remando río arriba hasta llegar al Kankakee en Illinois.

Desde el Kankakee, el grupo de La Salle ingresó al río Illinois y llegó al pueblo de Pimitoui (cerca de la actual Peoria) el 15 de enero de 1680. La Salle se hizo amigo de los nativos y les dijo que quería construir un fuerte y una barca en el zona. Los nativos estuvieron de acuerdo, pero pronto cambiaron de opinión cuando llegó un jefe aliado de Mascouten (algonquiano) y los convenció de que los franceses eran aliados de los iroqueses. Luego, los aldeanos disuadieron a La Salle y sus hombres de continuar el viaje. Algunos de sus hombres abandonaron el grupo por temor a los peligros río arriba, pero La Salle se mantuvo decidido.

Los franceses dejaron Pimitoui y remaron río arriba hasta llegar a la zona que ahora es Creve Coeur el 15 de enero. La Salle y sus hombres construyeron un fuerte allí y permanecieron en la zona durante más de un mes esperando a que el Griffon los alcanzara. (Todavía no sabía que el Griffon se había perdido, quizás hundido por uno de sus jornaleros que luego robó las pieles).

A finales de febrero, La Salle volvió a inquietarse. Envió al misionero recoleto Padre Hennepin ya otros dos hombres delante de él al cruce de los ríos Illinois y Mississippi. Él y los hombres restantes regresaron a la desembocadura del río St. Joseph para buscar su barca desafortunada. Nadie había oído hablar ni visto al Griffon en St. Joseph, por lo que él y sus hombres se vieron obligados a realizar el difícil viaje por tierra de regreso al lago Erie a pie. Era pleno invierno, por lo que muchos de los compañeros de La Salle se enfermaron durante el viaje.

Los hombres llegaron al área de Niágara el 21 de abril de 1680, pero para su decepción, encontraron que el fuerte había sido destruido y que el Griffon no estaba a la vista. Continuaron hasta Fort Frontenac y llegaron allí el 6 de mayo para que pudiera saldar algunas de sus deudas. Más tarde recibió la noticia de que el fuerte que construyó en Creve Coeur había sido destruido por los hombres que dejó allí. También estaban de camino de regreso a Fort Frontenac para poder matarlo. La Salle se adelantó al ataque y les tendió una emboscada antes de que llegaran al fuerte.

Cualquier esperanza de que pudiera recuperar sus pérdidas desapareció junto con el Griffon. La Salle no tuvo más remedio que continuar la búsqueda del pasaje hacia el Pacífico con la esperanza de que esto le brindara la riqueza y la fama que tanto deseaba. El 10 de agosto de 1680 emprendió otro viaje junto con 25 hombres que contrató. La flota de La Salle ingresó al río Humber después de navegar en el lago Ontario, y desde allí ingresó al lago Simcoe. Luego entraron en el río Severn y cruzaron la bahía de Georgia para llegar a Sault Ste. Área de Marie el 16 de septiembre.

El grupo se apresuró a llegar a Fort St. Joseph y remaron río arriba hasta el pueblo de Pimitoui. Llegaron el 1 de diciembre, pero encontraron el pueblo saqueado y sus habitantes masacrados por guerreros iroqueses. A La Salle le preocupaba que su lugarteniente y amigo cercano Henri Tonti fuera una de las víctimas. La compañía corrió río arriba en busca de supervivientes y descubrió que los iroqueses también habían hecho estragos en los alrededores. La Salle se desanimó cuando no pudo encontrar a su amigo y tuvo que regresar a Fort St. Joseph en enero de 1681 para esperar más noticias. Envió una carta dirigida a Tonti a la misión de San Ignacio en la isla Mackinac por si acaso Tonti se había aventurado allí.

Más tarde le llegó la noticia de que Tonti estaba a salvo y había sido visto con la gente de Potawatomi. Le envió un mensaje a Tonti y le dijo que se reuniera con él en Michilimackinac en mayo. A fines de mayo, los dos amigos finalmente se reunieron. Tonti, sin embargo, le dijo que el padre La Ribourde (uno de los misioneros que se unió a la expedición de La Salle) fue asesinado por unos guerreros Kickapoo. Posteriormente, La Salle fue convocada por el gobernador Frontenac y juntos viajaron de regreso a Montreal.

La Salle pasó el resto de 1680 y la mayor parte de 1681 en Montreal y Quebec. Fue acosado por acreedores, por lo que redactó un testamento y especificó que dejaría cualquier bien que tuviera por si moría en la expedición. Se sintió cada vez más alienado en ambas colonias cuando fue acusado de instigador de la guerra que estalló entre los iroqueses y los illiniwek de habla algonquina después de comerciar con los outaouais (odawa).

Partió en otra expedición a finales de 1681 con una tripulación compuesta por 41 franceses y nativos. Se encontró con Henri Tonti en el fuerte a lo largo del río St. Joseph el 19 de diciembre y el grupo remaron sus canoas río arriba hasta llegar a Creve Coeur un mes después. El 6 de febrero de 1682, La Salle finalmente realizó su sueño cuando él y sus compañeros ingresaron al río Mississippi. Sin embargo, se vieron obligados a acampar durante algún tiempo a lo largo de su orilla porque el río se había convertido en hielo.

La Salle y sus hombres continuaron su viaje después de una semana, pero se vieron obligados a romper el hielo en el camino para poder continuar. Las condiciones heladas los obligaron una vez más a establecer un campamento cuando llegaron al cruce de los ríos Mississippi y Missouri. Poco tiempo después, levantaron el campamento y remaron una vez más hasta que llegaron a la confluencia de los ríos Ohio y Mississippi.

Se quedaron diez días en la actual Memphis para esperar a uno de los hombres que se extravió mientras buscaba comida. La Salle, siempre inquieto, ordenó a sus hombres que construyeran un fuerte al que más tarde llamó Prudhomme. Continuaron su viaje el 5 de marzo, pero se vieron obligados a detenerse cuando escucharon gritos de guerra y tambores del lado de Arkansas del río Mississippi. Para alivio de La Salle, la tribu que se agolpaba a lo largo de las orillas del Mississippi resultó ser amigable. Se hizo amigo de ellos y permanecieron brevemente en su campamento. Luego reclamó la tierra para su patrón, el rey Luis XIV.

Los miembros de la tribu eran tan amables y afectuosos con La Salle y su tripulación que se vieron obligados a separarse de ellos solo para continuar su viaje. Dos miembros de la tribu acompañaron a La Salle y su tripulación por el Mississippi, y pronto encontraron su confluencia con el río Arkansas.

El 22 de marzo, el grupo de La Salle acampó con la simpática gente de Taensa (Tensaw). Continuaron su viaje después de permanecer con Taensa durante algún tiempo. Pronto se encontraron con la gente de Koroa que les dijo que el océano estaba a solo unos días del campamento. Salieron del campamento de Koroa el 29 de marzo y finalmente llegaron al delta del río Mississippi el 6 de abril de 1682. El 9 de abril, La Salle reclamó la tierra para Francia y la llamó “Luisiana” en honor al rey Luis XIV.

Busbee, Westley F., Jr. Mississippi: una historia. 2ª ed. Chichester, West Sussex, Reino Unido: John Wiley & amp Sons, 2015.

Carsten, F. L., ed. La nueva historia moderna de Cambridge. Vol. 5. La nueva historia moderna de Cambridge. Cambridg e: Cambridge University Press, 1961. doi: 10.1017 / CHOL9780521045445.

Dupre, Celine. & # 8220Biografía - CAVELIER DE LA SALLE, RENÉ-ROBERT - Volumen I (1000-1700) - Diccionario de biografía canadiense. & # 8221 Inicio - Diccionario de biografía canadiense. Consultado el 15 de agosto de 2017. http://www.biographi.ca/en/bio/cavelier_de_la_salle_rene_robert_1E.html.

Galloway, Patricia Kay. La Salle y su legado: franceses e indios en el valle del Bajo Mississippi. Jackson: University Press de Mississippi, 2012.

Hannan, Caryn. Diccionario biográfico de Illinois. Hamburg, MI: State History Publications, 2008.


Robert de La Salle - Historia

René-Robert Cavelier, Sieur de La Salle o Robert de La Salle (22 de noviembre de 1643-19 de marzo de 1687) fue un explorador francés. Exploró la región de los Grandes Lagos de Estados Unidos y Canadá, el río Mississippi y el golfo de México. La Salle reclamó toda la cuenca del río Mississippi para Francia. En 1682, nombró al área Luisiana en honor al rey Luis XIV de Francia. La región que reclamó para Francia se vendió más tarde a Estados Unidos en un acuerdo conocido como la Compra de Luisiana.

El mayor legado de La Salle fue el establecimiento de la red de fuertes desde Fort Frontenac hasta puestos de avanzada a lo largo de los ríos Great Lakes, Ohio, Illinois y Mississippi que llegaron a definir la política territorial, diplomática y comercial francesa durante casi un siglo entre su primera expedición y la de 1763. cesión de Nueva Francia a Gran Bretaña. In addition to the forts, which also served as authorized agencies for the extensive fur trade, LaSalle’s visits to Illinois and other Indians cemented the French policy of alliance with Indians in the common causes of containing both Iroquois influence and Anglo-American settlement. He also gave the name Louisiana to the interior North American territory he claimed for France, which lives on in the name of a US state. His efforts to encompass modern-day Ontario and the eight American states that border the Great Lakes became a foundational effort in defining the Great Lakes region.

René-Robert Cavelier was born on November 22, 1643, to Catherine Geeset and Jean Cavelier in Rouen, France. He attended Jesuit schools as a child and adolescent, finally deciding to take the vows of the Jesuit Order in 1660 pursuant to becoming a Roman Catholic priest. La Salle ultimately resigned from the Jesuit Order and set sail for New France in 1667 at the urging of his brother, Abbé Jean Cavelier, who was a Sulpician priest. Via the Saint Lawrence River, La Salle arrived at Quebec later that year and proceeded to Montreal soon thereafter. The Sulpicians granted La Salle a 400-acre concession of land on the outskirts of Montreal, where the recent immigrant started to accustom himself to life in the Canadian wilderness.

From 1669 to 1671, and again with the support of the Sulpician Order, La Salle led his first expedition into the interior of North America, hoping to discover a riverine outlet to Asia in the West. He and a party of twenty-two men departed from Montreal and traveled the waters of Lake Ontario and Lake Erie before reaching the Ohio River, a westward-flowing body of water that proved difficult to navigate. Those who remained in La Salle’s entourage finally deserted at the waterfalls near present-day Louisville, Kentucky. La Salle returned to Montreal in financial distress, though he was able to organize another brief expedition in 1671 that included forays through Lake Huron, Lake Michigan, and the Illinois River. Two years later, Louis Joliet and Jacques Marquette succeeded where La Salle had failed when they navigated the upper Mississippi River.

The appointment of Louis de Buade, comte de Frontenac, as governor of New France in 1672 proved beneficial to La Salle’s plans for discovering a southern outlet into the Gulf of Mexico. La Salle helped the new governor found Fort Catarakoui, later renamed Fort Frontenac, on the eastern coast of Lake Ontario. La Salle then sailed for France in 1674 with orders to convince the Crown to support the foundation of the outpost. He returned to Canada in 1675 as the full proprietor of Fort Frontenac and with letters patent of untitled nobility. Louis Hennepin, a Recollect missionary, befriended La Salle during the return voyage and followed him to Fort Frontenac.

La Salle went to France again in 1677 to request permission from the French finance minister, Jean-Baptiste Colbert, to search for the mouth of the Mississippi River. Colbert complied by granting La Salle the right to establish forts and trade buffalo hides throughout the Mississippi River Valley in his effort to discover a route to Mexico. While preparing for his return trip to Canada, La Salle met Henri de Tonti, a French soldier who lost his hand in a grenade explosion Tonti would a play crucial role in La Salle’s future expeditions.

From 1678 to 1681, La Salle prepared for his descent down the Mississippi by exploring the Great Lakes and the Illinois Valley. He constructed a sailing vessel named the Griffon above Niagara Falls. Though he intended to transport furs back to Montreal, the Griffon sank in Lake Michigan before La Salle could make a profit. La Salle also constructed Fort Crèvecoeur on the Illinois River and left Tonti in command, though a group of disgruntled deserters ruined the outpost in 1680. Later that year, La Salle returned to Fort Crèvecoeur with a fresh group of companions and finally reached the Mississippi River for the first time. He chose not to continue to the Gulf of Mexico, however, until he could organize a better-equipped expedition.

In February 1682, La Salle entered the icy waters of the Mississippi River with Tonti and more than forty Europeans and Native Americans in canoes. He named the river Colbert after his financial benefactor in France. Five written accounts of the first voyage down the Mississippi remain: narratives by La Salle, Tonti, the Recollect priest Zénobe Membré, Nicolas de La Salle (unrelated to René-Robert), and Jacques de La Métairie. La Salle halted the expedition near present-day Memphis, Tennessee, and constructed Fort Prudhomme before continuing to the confluence of the Mississippi and Arkansas rivers.

With the assistance of Arkansas guides, La Salle’s entourage reached the point at which the Mississippi River branched into the Gulf of Mexico (near present-day Venice, Louisiana) and planted a post with the inscription “Louis the Great, King of France and of Navarre, Reigns Here, April 9, 1682.” The king would not learn of La Salle’s discovery until a year later.

In 1995, La Salle’s primary ship La Belle was discovered in the muck of Matagorda Bay. It has been the subject of archeological research. Through an international treaty, the artifacts excavated from La Belle are owned by France and held in trust by the Texas Historical Commission. The collection is held by the Corpus Christi Museum of Science and History. Artifacts from La Belle are shown at nine museums across Texas. The wreckage of La Salle’s ship L’Aimable has yet to be located. A possible shipwreck of Le Griffon in Lake Michigan is the subject of a lawsuit concerning ownership of artifacts. A more promising wreck has now been identified in the depths of northern Lake Michigan, divers Monroe and Dykster happened upon an ancient wreckage in 2011 while looking for Confederate gold. The bowsprit of their find includes what appears to be a carved wooden Griffin, similar to other examples of the French 17th Century.


La Salle, René Robert Cavelier, Sieur de

La Salle, René Robert Cavelier, Sieur de (1643�) French explorer of North America. In 1668, he sailed for Canada to make his fortune in the fur trade. He explored the Great Lakes area and was governor of Fort Frontenac on Lake Ontario (1675). On his greatest journey, he followed the Mississippi to its mouth (1682), naming the land Louisiana and claiming it for France.

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.


BIBLIOGRAFÍA

Galloway, Patricia K., ed. La Salle and His Legacy: Frenchmen and Indians in the Lower Mississippi Valley. Jackson: University Press of Mississippi, 1982.

Kellogg, Louise Phelps, ed. Early Narratives of the Northwest, 1634–1699. New York: Scribner, 1917. Contains English translations of the original narratives of La Salle's men.

Muhlstein, Anka. La Salle: Explorer of the North American Frontier. Translated by Willard Wood. New York: Arcade Publishing, 1994. Modern biography of La Salle.

Parkman, Francis. La Salle and the Discovery of the Great West. New York: Modern Library, 1999. Originally published as The Discovery of the Great West in 1869 classic study based primarily on the writings of La Salle and his companions.


La Salle's Landing

In 1682 the French explorer, Robert Cavalier de la Salle, landed in an Indian village later to be known as the city of Kenner. Proclaiming ownership in the name of Louis XIV, King of France, he erected a cypress cross to commemorate the historic event.

Temas. This historical marker is listed in these topic lists: Colonial Era &bull Exploration. A significant historical year for this entry is 1682.

Localización. 29° 58.376′ N, 90° 14.808′ W. Marker is in Kenner, Louisiana, in Jefferson Parish. Marker can be reached from Reverend Richard Wilson Dr. (State Highway 48) near Williams Blvd., on the right when traveling south. Toque para ver el mapa. Marker is in this post office area: Kenner LA 70062, United States of America. Toque para obtener instrucciones.

Otros marcadores cercanos. Al menos otros 8 marcadores se encuentran a poca distancia de este marcador. La Salle's Landing - 1682 (here, next to this marker) First World Championship Heavyweight Prize Fight Monument (a few steps from this marker) Cannes Br l es (within shouting distance of this marker) Kenner White Sox (about 600 feet away, measured in a direct line) Henry "Teddy" Stewart (about 700 feet away) Kenner Community Band (about 700 feet away) Kenner Town Hall (approx. 0.2 miles away) Kenner High School (approx. 0.4 miles away). Touch for a list and map of all markers in Kenner.


Ver el vídeo: Ο Παρατηρητής (Octubre 2021).