Podcasts de historia

Terminada la presa de Aswan High

Terminada la presa de Aswan High

Después de 11 años de construcción, la presa alta de Asuán a través del río Nilo en Egipto se completó el 21 de julio de 1970. Con más de dos millas de largo en su cima, la enorme presa de mil millones de dólares puso fin al ciclo de inundaciones y sequías en la región del río Nilo. , y explotó una enorme fuente de energía renovable, pero tuvo un impacto ambiental controvertido.

Se completó una presa en Asuán, 500 millas al sur de El Cairo, en 1902. La primera presa de Asuán proporcionó riego valioso durante las sequías, pero no pudo contener la inundación anual del caudaloso río Nilo. En la década de 1950, el líder egipcio Gamal Abdel Nasser imaginó la construcción de una nueva presa a través del Nilo, una lo suficientemente grande como para poner fin a las inundaciones y llevar energía eléctrica a todos los rincones de Egipto. Obtuvo el respaldo financiero de Estados Unidos y Gran Bretaña, pero en julio de 1956 ambas naciones cancelaron la oferta después de enterarse de un acuerdo secreto de armas egipcio con la URSS. En respuesta, Nasser nacionalizó el Canal de Suez de propiedad británica y francesa, con la intención de utilizar los peajes para pagar su proyecto High Dam. Este acto precipitó la Crisis del Canal de Suez, en la que Israel, Gran Bretaña y Francia atacaron Egipto en una operación militar conjunta. El Canal de Suez fue ocupado, pero la Unión Soviética, los Estados Unidos y la ONU obligaron a Israel, Gran Bretaña y Francia a retirarse, y el Canal de Suez quedó en manos egipcias en 1957.

Los préstamos soviéticos y las ganancias de los peajes del Canal de Suez permitieron a Nasser comenzar a trabajar en la presa alta de Asuán en 1960. Se utilizaron unos 57 millones de yardas cúbicas de tierra y roca para construir la presa, que tiene una masa 16 veces mayor que la de la Gran Pirámide de Giza. . El 21 de julio de 1970 se completó el ambicioso proyecto. El presidente Nasser murió de un ataque al corazón en septiembre de 1970, antes de que la presa se dedicara formalmente en 1971.

El gigantesco embalse creado por la presa, de 300 millas de largo y 10 millas de ancho, recibió el nombre de Lago Nasser en su honor. La formación del lago Nasser requirió el reasentamiento de 90.000 campesinos egipcios y nómadas nubios sudaneses, así como la costosa reubicación del antiguo complejo de templos egipcios de Abu Simbel, construido en el siglo XIII a.C.

La presa alta de Asuán puso fin a las devastadoras inundaciones del Nilo, recuperó más de 100.000 acres de tierra desértica para el cultivo e hizo posible cultivos adicionales en unos 800.000 acres más. Las 12 turbinas gigantes construidas por los soviéticos de la presa producen hasta 10 mil millones de kilovatios-hora al año, lo que proporciona un tremendo impulso a la economía egipcia e introduce la vida del siglo XX en muchas aldeas. El agua almacenada en el lago Nasser, varios billones de pies cúbicos, es compartida por Egipto y Sudán y fue crucial durante los años de sequía africana de 1984 a 1988.

A pesar de sus éxitos, la presa de Aswan High ha producido varios efectos secundarios negativos. Lo más costoso es la disminución gradual de la fertilidad de las tierras agrícolas en el delta del Nilo, que solía beneficiarse de los millones de toneladas de limo depositados anualmente por las inundaciones del Nilo. Otro detrimento para los humanos ha sido la propagación de la enfermedad de la esquistosomiasis por caracoles que viven en el sistema de riego creado por la presa. Se sospecha que la reducción de los nutrientes transmitidos por el agua que fluyen hacia el Mediterráneo es la causa de una disminución de las poblaciones de anchoa en el Mediterráneo oriental. El fin de las inundaciones ha reducido drásticamente la cantidad de peces en el Nilo, muchos de los cuales eran migratorios. El lago Nasser, sin embargo, está repleto de peces y muchas especies, incluida la perca, prosperan allí.


17 pros y contras de la presa alta de Asuán

Construida al otro lado del río Nilo en Asuán, Egipto, entre 1960 y 1970, la construcción se basó en los éxitos de una presa inferior construida en la región. El objetivo era maximizar la utilización del río mientras se controlaban las inundaciones, se mejoraba el almacenamiento de agua y se fomentaba el desarrollo de la hidroelectricidad.

Antes de que se construyera la presa, incluso con la antigua presa del terraplén en su lugar, se produjo una inundación del Nilo a fines de los meses de verano. En generaciones pasadas, este proceso trajo los nutrientes necesarios al suelo, lo que hizo que la región fuera ideal para la agricultura. Dado que las inundaciones fueron variables, los años de aguas bajas podrían producir hambrunas y sequías devastadoras.

Con el crecimiento de la población de Egipto y la mejora del acceso a la tecnología, la necesidad de mantener las tierras agrícolas, estabilizar los ciclos alimentarios y ofrecer cultivos comerciales al mercado de exportación mundial facilitó la necesidad de esta presa.

Diseñado por el Hydroproject Institute con sede en Moscú, estos son los pros y los contras de la presa de Aswan High a considerar.

Lista de las ventajas de la presa alta de Asuán

1. Proporciona la mayoría de las necesidades energéticas de Egipto.
Durante un año operativo típico de la presa de Aswan High, aproximadamente el 15% del suministro eléctrico total disponible para el país proviene de este proyecto. Cuando se conectó por primera vez, casi la mitad de la energía eléctrica disponible pasaba por la presa. La electricidad generada por la presa es respetuosa con el medio ambiente, ofrece estructuras de costos predecibles y es rentable de mantener. A capacidad total, los 12 generadores con la presa tienen cada uno una potencia de 175 MW, lo que significa que la instalación puede producir 2,1 GW de energía eléctrica.

2. El río Nilo ahora es mucho más fácil de navegar.
Con las aguas del río controladas, navegar a lo largo del Nilo es más fácil de lo que podría decirse que nunca antes en la historia. Las principales rutas de navegación en todo el valle del Nilo ahora son posibles gracias al control del agua. Eso convierte a Egipto en una importante nación naviera ahora que hay más puertos disponibles para acceder. Ahora son posibles nuevas oportunidades comerciales para las importaciones y exportaciones, creando un mejor clima económico para la población local.

3. Mejora la seguridad de las profesiones basadas en el agua.
El río Nilo ha sido durante mucho tiempo una fuente de pesca y acuicultura temprana para la civilización egipcia. Antes de que se construyera la presa de Asuán, las personas que trabajaban en profesiones marinas en todo el mundo se enfrentaban a enormes problemas con la vida silvestre. Los cocodrilos del Nilo que comen pescado podrían desviarse del menú para comerse a los humanos. Incluso hoy en día, se atribuyen a estos animales unas 200 muertes cada año.

El hipopótamo es originario de la zona y puede haber sido adorado por las antiguas culturas egipcias. También son feroces, y las primeras poblaciones creen que el animal tiene poderes espirituales especiales. El rey Tut incluso pudo haber sido asesinado por uno.

Luego está la amenaza de los mosquitos. Con más agua estancada disponible debido al lago Nasser, la amenaza de malaria es bastante alta.

4. La presa mejoró el acceso al agua para todos los egipcios.
A pesar de los problemas de desplazamiento relacionados con la construcción de la presa alta de Asuán, el esfuerzo sí mejoró el acceso anual al agua al país. Antes de la formación del lago Nasser, las cuotas anuales de agua para la región eran de 48 kilómetros cúbicos. En los 40 años posteriores a la puesta en funcionamiento de la presa, la cuota anual de agua mejoró a 55,5 kilómetros cúbicos. Con una mejor disponibilidad de agua, se reduce el impacto de los años de sequía en el valle del Nilo, lo que significa que hay menos riesgos de inseguridad alimentaria, problemas de salud y deshidratación.

5. Permitió a Egipto reclamar tierras para su uso.
Aunque la formación del lago Nasser causó pérdidas de tierras que requirieron reasentamiento, Egipto recuperó más de 2 millones de acres de tierra con la disponibilidad de agua adicional. A pesar de la degradación del río río abajo con cambios en los flujos de sedimentos, hay más acres que se cultivan con éxito después de la construcción de la presa en comparación con las actividades agrícolas que ocurrieron antes.

6. Hay menos problemas de esquistosomiasis debido a la presa.
Esta enfermedad, causada por gusanos planos parásitos, infecta los intestinos o el tracto urinario. Los síntomas incluyen sangre en la orina, dolor abdominal, diarrea y acumulación de líquido abdominal. Las infecciones a largo plazo pueden causar cáncer de vejiga, daño hepático e insuficiencia renal. Después de 15 años de cierre de represas con el Nilo, algunos problemas de esta enfermedad han desaparecido por completo del Alto Egipto. Las prácticas mejoradas de riego para reducir la influencia de los caracoles también han promovido la reducción de esta enfermedad.

7. Los niveles aguas abajo del Nilo no se han visto relativamente afectados.
Cuando se construyó por primera vez la presa alta de Asuán, el consenso general era que el río perdería hasta 10 metros en los niveles del lecho del río río abajo. La caída real fue de solo 0,7 metros, y algunas áreas vieron una caída de solo 0,3 metros. Aunque la industria de la construcción de ladrillos rojos que usaba sedimentos se ha visto afectada negativamente, el proceso real del río se ha mantenido relativamente sin cambios, excepto por el problema de los sedimentos.

8. Nuevas industrias vinieron a reemplazar a las industrias afectadas.
En lugar de los ladrillos rojos tradicionales que se forman en la región para la construcción, los fabricantes y productores ahora están creando una mezcla de arena y arcilla utilizando tecnologías a base de barro para los ladrillos. Con las nuevas técnicas, la acumulación de sedimentos ofrece la posibilidad de que nuevas industrias proporcionen puestos de trabajo que desaparecieron con la construcción de la presa de Aswan High. Además, gracias a este proyecto, se hicieron disponibles nuevas industrias pesqueras, empleos agrícolas y puestos en la industria de servicios. Ha obligado a algunos hogares a cambiar lo que hacen, pero ha mantenido las oportunidades económicas.

Lista de los contras de la presa alta de Asuán

1. El proyecto obligó a reubicar a más de 1 millón de personas.
Cuando el lago Nasser inundó la parte baja de Nubia debido a la presa alta de Asuán, hubo que reasentar hasta 120.000 personas en Egipto y Sudán. Otros 70.000 nubios en Sudán fueron reasentados desde Wadi Halfa, donde su nuevo hogar tenía un clima tan diferente que lucharon por adaptarse. Finalmente se establecieron en 25 aldeas planificadas. Otros 50.000 nubios también fueron trasladados hasta 10 kilómetros desde el Nilo a nuevas unidades de aldea.

2. El proyecto limitó el acceso a los sitios arqueológicos críticos.
Después de la finalización de la presa alta de Asuán, más de 20 complejos arquitectónicos y monumentos diferentes se vieron amenazados por los derrames del lago Nassar. Varios de los sitios tuvieron que ser trasladados a través de los esfuerzos de la UNESCO para preservarlos, incluidos los templos de Abu Simbel y la estatua de Ramsés el Grande que se encontraba en el Gran Templo. No solo costó más de $ 1 mil millones completar el proyecto de la presa, sino que se gastaron millones más para salvar los artefactos "principales". Muchos de los sitios arqueológicos de la civilización nubia se perdieron en el embalse que eventualmente se convertiría en un nuevo lago.

3. Cambió la forma en que los sedimentos fluyen hacia el mar.
El río Nilo inundó su valle circundante todos los años para brindar asistencia con las tierras de cultivo a los agricultores locales. Incluso en el Antiguo Testamento de la Biblia, las prácticas agrícolas se analizan en Egipto en algunas de las primeras historias. Este antiguo río proporcionó un filtro de sedimentos que permitió a la vida aprovechar sus nutrientes. Más de 124 millones de toneladas se traerían al mar Mediterráneo cada año para promover la vida marina. Ahora el 98% de ese movimiento está atrapado detrás de la presa de Aswan High.

4. Los problemas de fertilización están ahora presentes en Egipto.
Ahora que el limo se asienta detrás de la presa, existe la preocupación de poder cultivar en el Valle del Nilo. Se requieren fertilizantes nitrogenados para ayudar a que los cultivos crezcan ahora, siendo el nitrato de cal el método más común utilizado para proporcionar nutrientes al suelo. Aunque el diseño de la presa de dos millas era para mejorar la consistencia de la agricultura, los cambios agrícolas han dejado peligros potenciales que fueron inesperados para los diseñadores originales.

5. Fomenta la erosión de la costa alrededor del delta.
Debido a que hay más presión de agua alrededor de la presa alta de Asuán en el delta que antes cuando las aguas fluían libremente, la línea costera de la región experimenta niveles más altos de erosión. Al ritmo actual, la costa se erosiona hasta 575 pies por año. Incluso en un año de erosión mínima, se pierden más de 400 pies. Ese cambio requiere que Egipto gaste más en reforzar la orilla del lago y las propiedades de alto valor en la región.

6. Las capas freáticas locales están influenciadas por la salinidad.
La salinidad del agua también se ha convertido en un problema, lo que dificulta el uso de las aguas alrededor de la presa para regar los campos porque la naturaleza del líquido ha cambiado. Antes de que se construyera la presa, los niveles de agua subterránea fluctuaban en el valle del Nilo hasta en 9 metros por año. Cuando comenzó la evaporación del verano, el agua era demasiado profunda para permitir que las sales disueltas salieran a la superficie. Sin las mismas fluctuaciones de las inundaciones, los aumentos de la salinidad del suelo crearon impactos negativos en los rendimientos de los cultivos locales.

Para corregir este problema, se instalaron sistemas de drenaje subterráneo en el transcurso de 30 años a un costo de más de $ 3 mil millones.

7. Las acumulaciones de sedimentos están reduciendo la capacidad de almacenamiento de agua del embalse.
La capacidad de almacenamiento de agua esperada del lago Nasser es de 162 kilómetros cúbicos, con 31 kilómetros cúbicos de almacenamiento muerto en el fondo del lago. En menos de tres siglos, si no se hace nada sobre el problema de los sedimentos, la carga anual llenará todo el volumen de almacenamiento muerto actualmente disponible.

8. Las capturas de sardina mediterránea se han reducido en un 50%.
En 1962, la captura de sardina frente a las costas de Egipto en el Mediterráneo fue de 18.000 toneladas. En 1968, la captura total era de solo 460 toneladas. Para 1992, la biomasa se recuperó lo suficiente para producir una captura de casi 8.600 toneladas en 1992. Se desconoce la razón por la cual las sardinas se alejaron de sus terrenos habituales, pero los cambios ocurrieron al mismo tiempo que se estudiaban los efectos de la presa de Aswan High. . La naturaleza tiene la capacidad de adaptarse, especialmente cuando se le da suficiente tiempo, pero en esta circunstancia, aún no se ha producido una recuperación completa.

9. Convirtió el suministro de agua en una herramienta política.
Con el acceso al agua mejorado para todo Egipto a expensas de unos pocos, el río Nilo se convirtió en una herramienta política más que nunca antes en la historia. Los cambios en la forma en que fluye el agua obligaron a los agricultores locales a comenzar a depender del acceso a los productos y los derechos de riego para cultivar en lugar de depender de los ciclos naturales del río. Eso aumenta el costo de los cultivos, limita las tierras agrícolas viables y le da al gobierno local más presión para ejercer sobre las personas porque controlan el acceso a sus medios de vida.

Los pros y los contras de la presa alta de Asuán a menudo son objeto de debate porque la causa y efecto de su presencia no se conoce por completo. Las capturas de sardina en el Mediterráneo han disminuido después de la instalación de la presa, pero también respalda una mayor disponibilidad de agua y electricidad para el país. Ahora crecen más algas en el Nilo, lo que aumenta el costo de los tratamientos de agua potable, pero los costos de riego han bajado. Se necesita más tiempo para determinar qué tan efectivo o ineficaz será este proyecto.


Inundaciones del Nilo

Antes de la construcción de una presa en Asuán, Egipto experimentó inundaciones anuales del río Nilo que depositaron cuatro millones de toneladas de sedimentos ricos en nutrientes que permitieron la producción agrícola. Este proceso comenzó millones de años antes de que comenzara la civilización egipcia en el valle del río Nilo y continuó hasta que se construyó la primera presa en Asuán en 1889. Esta presa fue insuficiente para contener el agua del Nilo y posteriormente se levantó en 1912 y 1933. En En 1946, el verdadero peligro se reveló cuando el agua en el depósito alcanzó su punto máximo cerca de la parte superior de la presa.

En 1952, el gobierno interino del Consejo Revolucionario de Egipto decidió construir una presa alta en Asuán, a unas cuatro millas río arriba de la antigua presa. En 1954, Egipto solicitó préstamos al Banco Mundial para ayudar a pagar el costo de la presa (que finalmente ascendió a mil millones de dólares). Inicialmente, Estados Unidos acordó prestar dinero a Egipto, pero luego retiró su oferta por razones desconocidas. Algunos especulan que puede haber sido debido al conflicto entre Egipto e Israel. El Reino Unido, Francia e Israel invadieron Egipto en 1956, poco después de que Egipto nacionalizara el Canal de Suez para ayudar a pagar la presa.

La Unión Soviética se ofreció a ayudar y Egipto aceptó. Sin embargo, el apoyo de la Unión Soviética no fue incondicional. Junto con el dinero, también enviaron asesores militares y otros trabajadores para ayudar a mejorar los lazos y relaciones entre Egipto y la Unión Soviética.


Presa alta de Asuán

Una de las bellezas del Nilo es el Presa alta de Asuán y el lago artificial que genera: el lago Nasser. Aunque la presa ha causado un impacto ambiental nada despreciable, la vista, especialmente desde arriba, es impresionante. Fuertemente deseado por Nasser para resolver el problema de la sequía, Egipto en ese momento era uno de los países más secos del mundo, hizo posible cultivar millas y millas de desierto.

Después de iniciadas las obras el 9 de enero de 1960, se terminó el 21 de julio de 1970 y se inauguró oficialmente el 15 de enero de 1971. Además, el agua que fluye a través de la presa produce energía hidroeléctrica gracias a la construcción de una central eléctrica junto a la gigantesca obra de ingeniería. Además de utilizar energía limpia y, por tanto, no contaminante, ha permitido a Egipto cubrir más de la mitad de sus necesidades eléctricas.

los Gran presa de Asuán es uno de los edificios más famosos de Egipto, después de las pirámides mucho más antiguas de Giza. Su construcción ha permitido regular las crecidas del río Nilo, reforzando las barreras construidas anteriormente.

La ubicación geográfica de la gran presa de Asuán

La gran presa de Asuán se encuentra cerca de la segunda catarata del Nilo cerca de la ciudad de Asuán y es la más grande y moderna de las dos presas del Nilo.

La historia de la construcción.

La construcción de la gran presa comenzó en 1952, exactamente después de la revolución de Nasser. Fue construido debido a una inundación que, en 1946, había aumentado el nivel del agua en comparación con la altura de la presa original. Como el problema era recurrente y se producía periódicamente, se decidió construir una presa más impresionante en lugar de aumentar la altura de la presa existente por tercera vez.

La presa de Asuán tiene 45 años de historia y la construcción de la presa

La primera presa para controlar las inundaciones del Nilo se construyó al sur de Asuán, una ciudad en la orilla este del río: terminada en 1902, la presa se levantó dos veces & # 8211 entre 1907 y 1912 y luego entre 1929 y 1933 & # 8211 pero no fue suficiente.

La nueva presa es una obra inmensa, de 3600 metros de largo y 980 metros de ancho en la base y 40 metros en la parte superior, para una altura de 111 metros, con una capacidad de 43 millones de metros cúbicos. Las cerraduras, si se abren al máximo, pueden liberar hasta 11000 metros cúbicos de agua por segundo.

El embalse formado por la presa creó el lago Nasser, que tiene una superficie de unos 6000 kilómetros cuadrados, tiene 480 km de largo y hasta 16 km de ancho y contiene entre 150 y 165 kilómetros cúbicos de agua.

Cuando se creó la presa, más de 90000 personas tuvieron que abandonar sus hogares para no ser sumergidas por el lago resultante. Aunque fue un episodio traumático y triste en la historia de Nubia, el territorio alrededor de la presa actual contribuyó a mitigar los efectos de las peligrosas inundaciones de 1964 y 1973 y las hambrunas de 1972-1973 y 1983-1984.

La importancia de la Gran Presa

La presa tiene 12 generadores de energía cada uno de 175 megavatios y produce energía por más de 2 gigavatios. También genera más de la mitad de la electricidad que necesita Egipto y en la década de 1970 permitió que casi todos los egipcios tuvieran una conexión eléctrica por primera vez.

Las consecuencias

No solo tuvieron que abandonar las casas, principalmente de la comunidad nubia, sino que también tuvieron que pensar en los monumentos. Los monumentos que serían inundados por el lago artificial (luego llamado lago Nasser) fueron trasladados a lugares más seguros gracias a una impresionante operación internacional. Algunos de ellos fueron entregados a los países que contribuyeron a las labores de rescate: el templo de Ellesija, ahora conservado en el Museo Egipcio de Turín, fue donado a Italia, por ejemplo. Famoso en este sentido, el caso de Abu Simbel, la comunidad internacional se movilizó para encontrar una solución y garantizar que esta maravilla del patrimonio cultural universal no quedaría sumergida para siempre. Por lo tanto, se decidió trasladar el complejo a una colina cerca del sitio original para evitar que el nivel del agua lo cubriera.

Se llevó a cabo una intervención similar para preservar el muy fino templo antiguo de Filae construido en una isla del Nilo cerca de Asuán.


Presa alta de Asuán en Egipto terminada en este día en 1970

D.L. Chandler es un veterano de la escena de escritura del metro de Washington D.C., que trabaja como periodista, reportero y crítico cultural. Comenzando a finales de la década de 1990 en forma impresa, D.L. se unió al creciente campo de los reportajes en línea en 1998. Su primera gran oportunidad llegó con el ahora desaparecido Politically Black en 1999, el primer portal de noticias políticas negras de la nación. D.L. ha trabajado en el pasado para OkayPlayer, MTV News, Metro Connection y varias otras publicaciones y revistas. D.L., nativo de Washington, reside en el área metropolitana de Washington.

Nikita Khrushchev, de pie con Gamal Abdal Nasser, corta la cinta para abrir la primera etapa de la presa alta de Asuán, financiada por Rusia, el 14 de mayo de 1964.

los Presa alta de Asuán (en la foto de abajo) se completó en este día en 1970 en Egipto, que entonces se conocía como el República Arabe Unida. La presa tardó una década en construirse y formó el gigantesco embalse del lago Nasser que inundó dos antiguos templos egipcios (en la foto de abajo). Con la ayuda de fondos soviéticos, se completó la presa.

¡Manténgase al día con Face2Face Africa en Facebook!

Con un costo de $ 1 mil millones, la presa se construyó para poner fin a las inundaciones y sequías en la región del río Nilo y también para crear un sitio de generación de energía hidroeléctrica. Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios, la Gran Presa de Asuán estuvo repleta de controversias.

En 1902, se creó una presa en Asuán, que se encuentra a 500 millas al sur de El Cairo. La presa del bajo Asuán ayudó a irrigar las tierras de la región, pero no estaba equipada para contener una inundación anual del río Nilo. En la década de 1950, el líder egipcio Gamal Abdel Nasser quería traer la presa a la creación. El objetivo era acabar con las inundaciones y crear una nueva fuente de energía. Después de obtener inicialmente el apoyo de Occidente, Estados Unidos y el Reino Unido se negaron a financiar el proyecto.

Las naciones se retiraron del acuerdo después de enterarse de un acuerdo secreto de armas entre los soviéticos y Egipto. Nasser luego colocó el Canal de Suez de propiedad británica y francesa bajo su dominio y lo convirtió en una vía de peaje para los barcos. El dinero ganado allí pagaría la Gran Presa. La crisis del canal de Suez se produjo más tarde, con un esfuerzo multinacional para asegurar el área para Egipto que resultó exitoso.

Junto con los préstamos de los soviéticos y los peajes del Canal de Suez, las obras de la presa alta comenzaron en 1960. La enorme presa fue construida por el Instituto Hyrdoproject soviético junto con ingenieros egipcios. Los soviéticos también proporcionaron gran parte de la maquinaria utilizada para crear la presa. Se informó que 25.000 ingenieros y trabajadores egipcios ayudaron a completar la presa.

El presidente Nasser murió de un ataque al corazón en septiembre de ese año, y la presa se inauguró formalmente en 1971. El embalse de 340 millas de largo y 22 millas de ancho recibió su nombre de Nasser en su honor. El lago desplazó a 90.000 campesinos egipcios y nómadas nubios sudaneses. El lago también inundó los dos templos de Abu Simbel, y los templos fueron reubicados en 1968 para evitar una inmersión completa.

La presa hizo posible que las turbinas que bombearan agua a través de la estructura generaran 10 mil millones de kilovatios hora por año, sin embargo, la presa ha tenido un efecto severo en el medio ambiente en la región. Las tierras de cultivo se han agotado, las poblaciones de peces se han secado y la propagación de enfermedades en la tierra se ha atribuido a la represa que obstruye el flujo natural del río Nilo.


Impulsado por el Nilo

En la década de 1950, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser se propuso aliviar los períodos cíclicos de inundaciones y sequías en la región del río Nilo, fortalecer la economía agrícola y el suministro de alimentos y proporcionar energía hidroeléctrica a las ciudades. El gobierno de Nasser & rsquos luego diseñó una gran presa para domesticar el poderoso río Nilo. La gran presa de Asuán tardó una década en construirse. La presa de relleno de roca utilizó alrededor de 44 millones de metros cúbicos (57 millones de yardas cúbicas) de tierra y roca para su construcción y una masa de mdasha dieciséis veces mayor que la Gran Pirámide de Giza. Ofreció un mejor control de los ciclos de inundaciones y más almacenamiento de agua que su predecesora, la presa baja de Aswan, en el norte.

La nueva presa de 111 metros (360 pies) de altura creó uno de los lagos artificiales más grandes del mundo. Nombrado en honor al presidente egipcio, el lago Nasser se extiende 480 kilómetros (300 millas) de largo y 16 kilómetros (10 millas) de ancho. Al almacenar más de 100 kilómetros cúbicos (24 millas cúbicas) de agua, el lago tardó aproximadamente seis años en llenarse.

El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 adquirió los datos para esta imagen en color natural del lago Nasser (los sudaneses llaman a su porción lago Nubia). Esta escena compuesta se compiló a partir de imágenes sin nubes de 2013 a 2020. Ubicado en un clima cálido y seco con lluvias esporádicas, el lago pierde mucha agua por evaporación y, en consecuencia, se contrae estacionalmente en superficie. Los niveles de agua son típicamente más altos en noviembre durante la temporada de inundaciones y más bajos en julio durante la temporada seca.

El lago Nasser juega un papel importante en la economía de Egipto y rsquos. Aproximadamente una cuarta parte de la población de la nación y los rsquos trabaja en la agricultura, que depende en gran medida del riego. Con una fuente confiable de agua del lago Nasser, los agricultores han podido plantar más cultivos y hacerlo varias veces al año con la ayuda de fertilizantes. Una vez que se llenó el depósito, el país pudo aumentar su tierra cultivable en un 30 por ciento en los primeros años, particularmente al oeste del lago. El lago Nasser también ha creado una industria pesquera y es una atracción turística popular debido a sus cocodrilos.

Los investigadores, sin embargo, están preocupados por el futuro del lago y los rsquos. Se espera que la presa Grand Ethiopian Renaissance, que será la presa de energía hidroeléctrica más grande de África y rsquos, reduzca en gran medida los niveles de agua en el lago Nasser y la cantidad de energía generada en la presa alta de Asuán. La investigación muestra que el proyecto, que se completó en un 70 por ciento en octubre de 2019, podría provocar un déficit de riego para Egipto en los años secos y una disminución de la pesca. Un estudio encontró que la superficie del lago se redujo un 14 por ciento entre 2015 y 2016, lo que puede deberse a la nueva presa y al llenado parcial de su embalse.

Imagen del Observatorio de la Tierra de la NASA de Joshua Stevens, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de EE. UU. Historia de Kasha Patel.

El riego del lago Nasser, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo, ha aumentado la cantidad de tierra cultivable y la producción de cultivos en Egipto.


La reubicación de los templos de Abu Simbel

Cientos de ciudades y pueblos han perecido debido a proyectos masivos de movimiento de tierras, como la construcción de presas. Pero los templos de Abu Simbel, en Egipto, eran histórica y culturalmente demasiado importantes para permitir que eso sucediera. Entonces, cuando la presa y el embalse de Aswan High recién construidos amenazaron con tragarse los templos de 3.300 años de antigüedad, la comunidad internacional se unió para una operación de salvamento extraordinaria.

Los templos de Abu Simbel se ubicaron originalmente a lo largo del río Nilo, tallados en la roca sólida de la montaña. Fueron encargados por Ramsés II, el tercer faraón de la dinastía XIX de Egipto, que a menudo es considerado como el faraón más grande y poderoso del Imperio Nuevo. Durante su reinado, Ramsés II construyó muchos templos en todo Egipto y Nubia, particularmente Nubia, para impresionar al pueblo nubio el poder de los egipcios. Los más famosos son los templos excavados en la roca cerca del moderno pueblo de Abu Simbel.

Ramsés II construyó dos templos colosales aquí y el más grande, llamado Gran Templo, es increíble de contemplar. Cuatro estatuas épicas que representan al propio faraón sentado en un trono frente a la entrada. Cada estatua tiene veinte metros de altura. La fachada detrás de las estatuas sentadas está en gran parte en blanco, pero en el borde superior hay un friso que representa un ejército de babuinos adorando al sol naciente. Entre las estatuas se encuentra la entrada coronada por un bajorrelieve del rey adorando al dios con cabeza de halcón Ra Horakhty. Dentro del gran salón del templo hay ocho columnas, cada una tallada a semejanza de Ramsés. El espacioso interior está decorado desde el suelo hasta el techo con campañas militares heliográficas glorificando a Ramsés & # 8217. En el medio del complejo se encuentra el santuario interior sagrado, donde se muestra a Ramsés compartiendo el trono con los tres dioses & # 8212Ra-Horakhty, Amun Ra y Ptah.

Ramsés construyó otro templo, el llamado & # 8220Small Temple & # 8221, dedicado a su esposa Nefertari y la diosa Hathor. Esta fue solo la segunda vez en la historia del antiguo Egipto que se dedicó un templo a una reina, siendo la primera Nefertiti. Al igual que el Gran Templo, la entrada al Pequeño Templo está flanqueada por estatuas del faraón y su reina, lo que es más notable, construidas en el mismo tamaño. Por lo general, las reinas no se representan más altas que la rodilla del faraón. El interior del Pequeño Templo está decorado con escenas que muestran a la reina tocando el sistro y haciendo ofrendas a las diosas Hathor y Mut.

A lo largo de los milenios, los templos quedaron enterrados en la arena y fueron olvidados. Cuando fueron redescubiertos a principios del siglo XIX, solo el friso superior del templo principal era visible sobre la arena. El templo fue excavado y por un tiempo pareció que la inmortalidad de Ramsés estaba asegurada, pero a fines de la década de 1950, se avecinaba otro desastre.

El gobierno estaba planeando una nueva presa al otro lado del Nilo, a unos 230 km río arriba de donde se encontraban las colosales estatuas de Ramsés. Con 4 km de largo y 110 metros de alto, la nueva Presa Alta de Asuán iba a ser la presa de terraplén más grande del mundo. Egipto lo necesitaba porque la presa anterior estaba demostrando ser incapaz de controlar la inundación anual del Nilo. La nueva presa no solo permitiría a Egipto domesticar el río, sino que el embalse creado ayudaría a mantener las tierras de cultivo y la gente de la región durante los períodos de sequía.

Sin embargo, existía un gran inconveniente. El embalse de 5.250 kilómetros cuadrados llamado lago Nasser requeriría el reasentamiento de unas 90.000 personas y, si es posible, los magníficos templos de Abu Simbel.

Los templos durante la excavación, alrededor de 1853 y # 8211 1854. Foto: John Beasly Greene

En 1959, el gobierno egipcio solicitó ayuda a la UNESCO. Afortunadamente, la comunidad internacional estaba familiarizada con la región de la antigua Nubia y los innumerables sitios arqueológicos que contenía. Reconociendo la gravedad del problema, la UNESCO se embarcó en su primer esfuerzo de rescate internacional colaborativo. En 1960 se lanzó un proyecto internacional de recaudación de fondos. Para conseguir apoyo para la campaña, Egipto organizó una exposición itinerante de varios objetos de la tumba de Tutankamón. La exposición & # 8220Tutankhamun Treasures & # 8221 se presentó en América del Norte, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y Japón. El dinero generado ayudó a financiar no solo el proyecto de Abu Simbel, sino también muchas campañas futuras de la UNESCO.

Se propusieron numerosas ideas sobre cómo salvar los templos. Uno involucró la creación de un acuario gigantesco alrededor de los templos con cámaras de observación submarinas accesibles por ascensor para los visitantes. Esta idea fue rechazada. Another proposed raising the temples on hydraulic jacks, but the cost would have been immense. Eventually, it was decided to cut up the rocks into manageable chunks, transport them to higher ground and reassemble them like Lego blocks.

Work began in November 1963. First, a cofferdam was erected around Abu Simbel in order to gain additional time in which to work on the temples while water was collecting in the Aswan dam’s reservoir. The greatest care was needed while cutting up the stones. Power saws could not be used because they made the cuts too wide—anything wider than 8 millimeters would have been visible when the blocks were put back together. Instead, hand saws and steel wires were used to slice up the rocks into blocks each 20 to 30 tons in weight. In the end, the larger temple yielded 807 blocks and the smaller one 235. Once cut, each block was coated to protect it against splitting and fracturing during transport.

The new site was located about 200 meters further inland and 65 meters higher up. Before reassembly could begin, an artificial hill was created using some 330,000 cubic meters of rock to resemble the natural stony hill against which the temples stood at the original site. Then the blocks were put back together with extreme precision, secured to one another with reinforcement bars and the joints filled with an artificial material. Care was taken to maintain the temple’s original alignment to the cardinal directions, so that the rays of the sun would continue to penetrate the sanctuary and illuminate the sculptures on the back wall during certain hours of the spring and autumn.

The successful relocation of the Abu Simbel temples set the momentum for further rescue efforts. Within the Nubian valley itself, UNESCO rescued as many as 22 different monuments from inundation, including Ramesses’s temples. One monument, the Temple of Amada, had to be moved whole because it couldn’t be cut up as it would have damaged the structure. Other sites that were successfully transferred include Wadi es-Sebua, another temple built by Ramesses II, the Roman-era Temple of Kalabsha, and the Temple of Philae. Buoyed by these successes, UNESCO moved to Venice to protect its lagoons, then to Mohenjodaro in Pakistan to help excavate the ruins and then to Indonesia to preserve the Borobodur Temple.

“The completion of such an enormous and complex project helped UNESCO realise that we were capable of three main things,” explained Dr. Mechtild Rössler, director of the UNESCO World Heritage Centre and the Heritage Division. “First, bringing together the best expertise the world has to offer. Second, securing the international cooperation of its members. And third: assuring the responsibility of the international community to bring together funding and support that would help the world's heritage as a whole. We recognized that one country alone is just not capable.”

The success of the Nubian campaign was directly responsible for the creation of the “World Heritage Trust” in 1965, and subsequently, the UNESCO’s World Heritage Sites List. The Galápagos Islands became the first World Heritage Site in 1978. The Nubian Monuments were added to the list in 1979.

A scale model at the Nubian Museum, Aswan, showing the original location of the Abu Simbel temples (under the glass, depicting the surface of the reservoir) and the rescued and relocated temples' new higher sites. Photo: Zureks/Wikimedia Commons


The Aswan High Dam – the Eighth Wonder of the World

On July 21, 1970, the construction of the Egyptian Aswan High Dam was completed. A key objective of the Egyptian Government following the Egyptian Revolution of 1952, the dam has the ability to control floods, provide water for irrigation, and generate hydroelectricity were seen as pivotal to Egypt’s industrialization. The High Dam was constructed between 1960 and 1970, and has had a significant effect on the economy and culture of Egypt. Soviet leader Nikita Khrushchev referred to it as “the eighth wonder of the world”. 22 ancient Egyptian monuments and architectural complexes, including the Abu Simbel temples , that were threatened by flooding were preserved by moving them under an UNESCO Campaign.

The Floods of the Nile

Before the dams were built, the Nile flooded every year during late summer, when water flowed down the valley from its East African drainage basin. These floods brought high water and natural nutrients and minerals that annually enriched the fertile soil along the floodplain and delta this had made the Nile valley ideal for farming since ancient times. Because floods vary, in high-water years the whole crop might be wiped out, while in low-water years widespread drought and famine occasionally occurred. As Egypt’s population grew and conditions changed, both a desire and ability developed to control the floods, and thus both protect and support farmland and the economically important cotton crop. With the reservoir storage provided by the Aswan dams, the floods could be lessened and the water stored for later release.

The British and the First Dam

The British began construction of the first dam across the Nile, the so-called Aswan Low Dam in 1898, which was opened on 10 December 1902. When initially constructed between 1899 and 1902, nothing of its scale had ever been attempted on completion, it was the largest masonry dam in the world. The dam, originally limited in height by conservation concerns, worked as designed, but provided inadequate storage capacity for planned development and was raised twice, between 1907–1912 and again 1929–1933. These heightenings still did not meet irrigation demands and in 1946 it was nearly over-topped in an effort to maximize pool elevation. This led to the investigation and construction of the Aswan High Dam 6 kilometres upstream.

Imperialism, Capitalism, and Communism

The Egyptian government of King Farouk showed no interest in the first plans, but the Egyptian position changed completely with the overthrow of the monarchy, led by the Free Officers Movement including Gamal Abdel Nasser . While opposed both to communism, capitalism, and imperialism, Nasser presented himself as a tactical neutralist, and sought to work with both the United States and the Soviet Union for Egyptian and Arab benefit. Nasser negotiated as well with the United States as with the Soviet Union, since he also intended to achieve a weapons deal to support Egypt in the war against Israel. In June 1956, the Soviets offered Nasser $1.12 billion at 2% interest for the construction of the dam. On 19 July the US State Department announced that American financial assistance for the High Dam was “not feasible in present circumstances.”

The Temple of Abu Simbel

Archaeologists began raising concerns that several major historical sites, including the famous temple of Abu Simbel were about to be under water. A rescue operation began in 1960 under UNESCO. The construction of the high dam lasted from 1960 to 1970. The Aswan High Dam is 3,830 metres long, 980 m wide at the base, 40 m wide at the crest and 111 m tall. It contains 43,000,000 cubic metres of material. At maximum, 11,000 cubic metres per second of water can pass through the dam. The High Dam has resulted in protection from floods and droughts, an increase in agricultural production and employment, electricity production and improved navigation that benefits tourism. Conversely, the dam flooded a large area, causing the relocation of over 100,000 people. Many archaeological sites were submerged while others were relocated. The dam is blamed for coastline erosion, soil salinity and health problems.

The statue of Ramses the Great at the Great Temple of Abu Simbel is reassembled after having been moved in 1967 to save it from flooding.

Moving the Monuments

22 monuments and architectural complexes, including the Abu Simbel temples, that were threatened by flooding from Lake Nasser were preserved by moving them to the shores of Lake Nasser under the UNESCO Nubia Campaign. Also moved were Philae , Kalabsha and Amada. Other monuments were granted to countries that helped with the works (such as the Debod temple in Madrid, the Temple of Taffeh in Leiden and the Temple of Dendur in New York). The remaining archaeological sites, including the Buhen fort have been flooded by Lake Nasser. Most famous was the relocation the the Abu Simbel temples, two massive rock temples at Abu Simbel, a village in Nubia, southern Egypt, near the border with Sudan. They are situated on the western bank of Lake Nasser, about 230 km southwest of Aswan. The twin temples were originally carved out of the mountainside during the reign of Pharaoh Ramesses II in the 13th century BC, as a lasting monument to himself and his queen Nefertari , to commemorate his victory at the Battle of Kadesh .[4] The complex was relocated in its entirety in 1968, on an artificial hill made from a domed structure, high above the Aswan High Dam reservoir. the entire site was carefully cut into large blocks (up to 30 tons, averaging 20 tons), dismantled, lifted and reassembled in a new location 65 meters higher and 200 meters back from the river.

The Aswan High Dam

The Aswan High Dam has produced several negative side effects, however, chief of which is a gradual decrease in the fertility and hence the productivity of Egypt’s riverside agricultural lands. This is because of the dam’s complete control of the Nile’s annual flooding. Much of the flood and its load of rich fertilizing silt is now impounded in reservoirs and canals the silt is thus no longer deposited by the Nile’s rising waters on farmlands.[2] The reduction of waterborne nutrients flowing into the Mediterranean is suspected to be the cause of a decline in anchovy populations in the eastern Mediterranean. The end of flooding has sharply reduced the number of fish in the Nile, many of which were migratory. Lake Nasser, however, has been stocked with fish, and many species, including perch, thrive there.[3]

At yovisto academic video search, you may learn more about ‘The Origins of Egyptian Civilization‘ in a videolecture by Dr. Emily Teeter at the University of Chicago.


Aswan High Dam

Asuán Dam located near Aswan, the world famous High Dam was an engineering miracle when it was built in the 1960. It contains 18 times the material used in the Great Pyramid of Cheops. The Dam is 11,811 feet long, 3215 feet thick at the base and 364 feet tall, Today it provides irrigation and electricity for the whole of Egypt and together with the old Aswan Dam built by the British between 1898 and 1902, 6km down river, gorgeous views for visitors, From the top of the two Mile long High Dam you can look across Lake Nassar, the huge reservoir created when it was built to Kalabsha temple in the south and the huge power station to the north.

The Aswan High Dam was wonderful project, In fact it was one of the most important achievements of the last century in Egypt, for many years symbolizing the New Era after 1952.

The Aswan High Dam yields enormous benefits to the economy of Egypt, The first time in history, the annual Nile flood can be controlled by man, The dam detain the floodwaters, releasing them when needed to maximize their utility on irrigated land, to water hundreds of thousands of new acres, to develop navigation in Aswan, and to generate enormous amounts of electric power, The dam powers twelve generators each rated at 175 megawatts, producing a hydroelectric output of 2.1 gigawatts. Power generation began in 1967.

When the dam first reached peak output it produced around half of Egypt&rsquos entire electricity production (about 15% by 1998) and allowed for the connection of most Egyptian villages to electricity for the first time.

The dam has also provided much needed water for irrigation, as well as producing electricity from the hydroelectric output of the river, The dam helped Egypt to reach its highest ever level of electric production, granting many small villages the luxury of using electricity for the first time. Prepare yourself for a particularly sightseeing experience in Aswan with Luxor and Aswan Travel.


Today Lake Nasser is a major tourist attraction, not only among foreign tourists, but also among Egyptians from other parts of the country. Fishing for example has become incredibly popular, both from the shores and from the many boats that offer fishing trips on the lake. It’s likewise become very popular as a destination for laid back Lake Nasser cruises, particularly with those tourists who have already booked a Nile cruise.

If you’ve booked or intend booking one of our world class Nile cruises from Aswan to Luxor or one of our Nile cruises from Luxor to Aswan, a Lake Nasser cruise is the perfect addition to what will already be one of the most memorable times of your life. As with our river cruises, our Lake Nasser cruises also include a lot of sightseeing opportunities, many of which are UNESCO World Heritage Sites. The Aswan High Dam has brought with it, some great benefits both to foreigners and locals alike.


Ver el vídeo: Aswan High Dam السد العالي - Egypt مصر (Diciembre 2021).