Podcasts de historia

Ataque a la mezquita de Nueva Zelanda - Historia

Ataque a la mezquita de Nueva Zelanda - Historia

El viernes 15 de marzo, 49 personas murieron cuando hombres armados atacaron dos mezquitas en Chirstchurch, Nueva Zelanda. El principal atacante era australiano blanco. Los hombres armados lanzaron un manifisto racista antes de comenzar el tiroteo.


El viernes 15 de marzo, en medio de las oraciones del viernes, un hombre armado entró en la mezquita de Al Noor en Christchurch, Nueva Zelanda y comenzó a disparar. En cuestión de momentos, había matado a 41 personas. Luego condujo hasta la mezquita de Linwood, donde mató a otras siete personas. Veinte personas más resultaron heridas.

El pistolero que era australiano lanzó una perorata racista contra los musulmanes antes de comenzar el bombardeo. Transmitió en vivo el asesinato en Facebook. Según los informes, dijo en el video: "Ni siquiera había tiempo para apuntar, había tantos objetivos".


Nueva Zelanda cumple dos años desde los asesinatos de la mezquita de Christchurch

Varios cientos se reunieron en el Christchurch Arena para el servicio conmemorativo, que también se transmitió en vivo.

Nueva Zelanda ha marcado el segundo aniversario de uno de sus días más traumáticos, cuando 51 fieles fueron asesinados en dos mezquitas de Christchurch por un hombre armado supremacista blanco.

Varios cientos de personas se reunieron en el Christchurch Arena el sábado para el servicio de conmemoración, que también se transmitió en vivo.

Kiran Munir, cuyo esposo Haroon Mahmood murió en los ataques, le dijo a la multitud que había perdido al amor de su vida y a su alma gemela.

Ella dijo que su esposo era un padre amoroso de sus dos hijos. Él acababa de terminar su doctorado y estaba ansioso por su ceremonia de graduación cuando vio por última vez su rostro sonriente.

“Poco sabía que la próxima vez que lo vería, el cuerpo y el alma no estarían juntos”, dijo. “Poco sabía que había amanecido el día más oscuro de la historia de Nueva Zelanda. Ese día mi corazón se rompió en mil pedazos, al igual que los corazones de las otras 50 familias ”.

En los ataques del 15 de marzo de 2019, el australiano Brenton Tarrant mató a 44 personas en la mezquita de Al Noor durante las oraciones del viernes antes de conducir a la mezquita de Linwood, donde mató a siete más.

El año pasado, Tarrant, de 30 años, se declaró culpable de 51 cargos de asesinato, 40 cargos de intento de asesinato y un cargo de terrorismo. Fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Después de los ataques, Nueva Zelanda aprobó rápidamente nuevas leyes que prohíben los tipos más mortíferos de armas semiautomáticas.

En los ataques del 15 de marzo de 2019, el australiano Brenton Tarrant mató a 44 personas en la mezquita de Al Noor durante las oraciones del viernes antes de conducir a la mezquita de Linwood, donde mató a siete más [Sanka Vidanagama / AFP] Temel Atacocugu, que sobrevivió a nueve disparos. Durante el ataque a la mezquita de Al Noor, dijo que la masacre fue causada por el racismo y la ignorancia.

“Fueron ataques contra toda la humanidad”, dijo, y agregó que los sobrevivientes nunca podrán borrar el dolor en sus corazones. “Sin embargo, el futuro está en nuestras manos. Continuaremos y seremos positivos juntos ".

Atacocugu lloró al recordar haber esperado a que lo trataran con el padre de Mucaad Ibrahim, de tres años, cuando se enteraron de que el niño había muerto.

"De repente, mi dolor parecía insignificante", dijo.

Durante el servicio se leyeron los nombres de cada una de las 51 personas asesinadas. También se reconocieron los esfuerzos de los socorristas, incluidos la policía y los médicos.

Maha Elmadani, que perdió a su padre de 66 años, Ali Mah'd Elmadani, en los ataques, habló en el servicio en nombre de los jóvenes musulmanes afectados.

“El dolor de perder estas 51 vidas no solo impactó a la gente de Christchurch, el dolor arrasó Nueva Zelanda y el resto del mundo y continúa sintiéndose”, dijo Elmadani.

Una mujer se va después de asistir a un servicio de conmemoración nacional en Christchurch [Sanka Vidanagama / AFP] La primera ministra, Jacinda Ardern, dijo a la multitud que cuando preparaba su discurso no sabía qué decir porque las palabras nunca cambiarían lo sucedido.

"Pero aunque las palabras no pueden hacer milagros, tienen el poder de curar", dijo. “Habrá un legado incuestionable a partir del 15 de marzo. Gran parte será desgarrador. Pero nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para que el legado sea una nación más inclusiva ".

Ardern, quien fue ampliamente elogiada por la compasión mostrada hacia los sobrevivientes y las familias de las víctimas del tiroteo y su rápido movimiento para reforzar el control de las armas de fuego en Nueva Zelanda, dijo que las palabras "a pesar de su poder curativo" nunca cambiarían lo sucedido.

“Hombres, mujeres y niños… fueron capturados en un acto de terror. Las palabras no eliminarán el miedo que se apoderó de la comunidad musulmana ", dijo, y agregó que el legado debería ser" una nación más inclusiva, una que se enorgullezca de nuestra diversidad y la abrace y, si se le pide, la defienda firmemente ".


Película sobre tiroteos en mezquitas en Nueva Zelanda que se centra en la primera ministra Jacinda Ardern que se enfrenta a un boicot y acusaciones de "salvador blanco"

La película, titulada & lsquoThey Are Us & rsquo, está ambientada en marzo de 2019, en los días posteriores al ataque mortal contra dos mezquitas llevado a cabo por el supremacista blanco Brenton Tarrant. El terrorista convicto mató a 51 personas en el ataque, convirtiéndolo en el tiroteo masivo más sangriento en la historia de Nueva Zelanda y rsquos.

Pero el protagonista del guión y rsquos no es un socorrista ni un superviviente de la tragedia. Según el Hollywood Reporter, la película girará principalmente en torno a Ardern, mostrando cómo el primer ministro reunió a la nación y logró aprobar la prohibición de los rifles de asalto, luego de los horribles tiroteos. El título de la película está inspirado en un discurso que pronunció el primer ministro en respuesta al ataque. Ardern será interpretada por la actriz australiana Rose Byrne.

Glen Basner de FilmNation Entertainment, que buscará patrocinadores internacionales para la película en el próximo Festival de Cine de Cannes, dijo que el guión cuenta un & ldquoinspiring story & rdquo sobre cómo & ldquoa líder fuerte & rdquo pueden cambiar vidas cuando ellos & ldquowork desde un lugar de compasión, amor y una convicción inquebrantable de hacer lo correcto. & rdquo

Pero el tema de las películas y los rsquos fue recibido con incredulidad e ira por parte de los miembros de la comunidad musulmana de Christchurch y rsquos.

Tony Green, miembro de una de las mezquitas de Christchurch que fue atacada y que actuó como portavoz de los medios de comunicación de la comunidad musulmana después de los tiroteos, dijo que él y otros estaban & ldquoblindsided & rdquo por noticias sobre la producción de películas y rsquos.

La hermana de una de las víctimas y rsquos de los tiroteos le dijo a los medios de Nueva Zelanda que se enteró de la película en Twitter, y agregó que & ldquoit parece & rsquos sólo en mayúsculas & rdquo sobre la tragedia. Dijo que no cree que la película sea bien recibida en Nueva Zelanda.

La Asociación Musulmana de Christchurch se hizo eco de preocupaciones similares.

& ldquoTodavía hay muchas sensibilidades en torno a los trágicos eventos del 15 de marzo y aunque el reconocimiento de nuestra primera ministra por su respuesta a los ataques es bien merecido, cuestionamos el momento y si una película es apropiada en este momento, & rdquo dijo el portavoz Abdigani Ali.

La controvertida película hizo que muchos neozelandeses desahogaran su ira en línea, lo que provocó que el hashtag & lsquo # TheyAreUsShutdown & rsquo se convirtiera en tendencia en el país. En cuestión de horas, se creó una petición que pedía a Ardern que & ldquos denunciar enérgicamente la película & rdquo y asegurar al público que el gobierno no está apoyando su producción.

Amigos del cine y los medios de comunicación: hagan su parte para #TheyAreUsShutDown. No hay excusas para apoyar una película de Hollywood que no es de la comunidad y usa los horrores de los ataques de la mezquita de ChCh como telón de fondo para el desarrollo del personaje de Rose Byrne. https://t.co/5EgSM6yquB

& mdash Kera O’Regan | en pausa (@keraoregan) 11 de junio de 2021

Los observadores en las redes sociales denunciaron la película como un ejemplo de & ldquowhite supremacy & rdquo y & ldquowhite salviourism & rdquo

Aquí está mi opinión caliente sobre #TheyAreUsShutDown: te lo dije (que la gente blanca se movilizaría y armaría #TheyAreUs para beneficiar a sus propias narrativas de salvador / shero blanco, y al hacerlo, marginar a los jodidos musulmanes kiwis). Nunca se trató de 'nosotros'.

& mdash Hala (@_halansr) 11 de junio de 2021

Cambiando el enfoque del terrorismo blanco al salvadorismo blanco.

& mdash Gentle-Pig (@tomobosa) 11 de junio de 2021

La productora neozelandesa detrás de la película, Philippa Campbell, insistió en que el guión & ldquo ilustra la realidad de que hubo una gran cantidad de héroes durante esa semana, incluido el primer ministro, miembros de las dos mezquitas y ciudadanos de Christchurch. & rdquo

El furor por la película planeada llevó a Ardern a emitir una declaración en la que dejaba en claro que ella no tenía nada que ver con su producción. & ldquoEl primer ministro y el gobierno no tienen participación en la película, & rdquo dijo un portavoz del líder neozelandés.

Los productores de film & rsquos todavía están impulsando el proyecto, pero han dicho que considerarán donar ganancias a los sobrevivientes y esfuerzos para combatir el terrorismo.


Peor tiroteo masivo en la historia de Nueva Zelanda: 49 muertos en ataque a una mezquita en Nueva Zelanda transmitido en vivo

El número de muertos en los ataques a la mezquita de Christchurch ahora es de 49 personas y decenas de heridos en el peor tiroteo masivo en la historia de Nueva Zelanda. El ataque más mortífero fue contra la mezquita Masjid Al Noor en el centro de Christchurch alrededor de la 1:45 p.m., donde murieron 41 de las 49 personas.

Testigo Len Peneha dijo Vio a un hombre vestido de negro entrar en la mezquita y luego escuchó decenas de disparos, seguidos de personas que salían corriendo de la mezquita aterrorizadas. & # 8211Bloomberg

Al menos 48 pacientes con heridas de bala estaban siendo tratados en el Hospital de Christchurch.

Un hombre de unos 20 años ha sido acusado de asesinato y comparecerá ante el tribunal mañana, mientras que la policía encontró dos artefactos explosivos que encontraron a uno de los perpetradores & # 8217 vehículos & # 8211 uno de los cuales estaba desactivado, y el otro estaba siendo trabajado por el Nuevo Fuerzas de Defensa de Zelanda.

Además de publicar su plan en las redes sociales, el pistolero transmitió en vivo su ataque mientras conducía hacia una de las mezquitas y entraba, disparando a las personas mientras corrían.

Imagen fija del pistolero del video transmitido en vivo

Cuatro personas fueron detenidas en relación con el ataque que tenían opiniones extremistas, pero no figuraban en ninguna lista de vigilancia policial, tres hombres y una mujer, sin embargo, solo uno de ellos ha sido acusado de las masacres.

Los informes de los medios australianos han nombrado a Brenton Tarrant, de 28 años, como el atacante. Publicó un manifiesto antiinmigrante de 74 páginas antes del ataque explicando quién es y por qué llevó a cabo el ataque y # 8211 diciendo que se inspiró en el tirador noruego Anders Breivik.

El manifiesto, publicado en línea, presenta una serie de preguntas y respuestas, y se abre con una pregunta: & # 8220 ¿Quién eres? & # 8221

La respuesta dice: & # 8220 Solo un hombre blanco común, de 28 años. Nacido en Australia en una familia de clase trabajadora y de bajos ingresos.

& # 8220Mis padres son escoceses, irlandeses e ingleses. Tuve una infancia regular, sin grandes problemas. Tenía poco interés en la educación durante mis estudios, y apenas logré aprobar. & # 8221

Agrega: & # 8220Soy un hombre blanco normal, de una familia normal. Quién decidió tomar una posición para asegurar un futuro para mi gente. & # 8221

Se describe a sí mismo como & # 8220una persona privada y en su mayoría introvertida & # 8221 y admite que es racista, y agrega que es un & # 8220Eco-fascista por naturaleza & # 8221.

Dijo que Nueva Zelanda no era la opción original para un ataque, y dijo que solo vino al país temporalmente para planificar y entrenar.

Sobre su planificación para el ataque, escribió: & # 8220 Comencé a planificar un ataque con aproximadamente dos años de anticipación y un ataque en la ubicación de Christchurch con tres meses de anticipación. & # 8221

Respondiendo si apoya el Brexit, escribió: & # 8220Sí, aunque no por una política oficial. La verdad es que eventualmente la gente debe enfrentar el hecho de que no tiene nada que ver con la economía.

& # 8220 Que fue el pueblo británico quien respondió a la inmigración masiva, el desplazamiento cultural y el globalismo, y eso & # 8217 es algo grandioso y maravilloso & # 8221.

Sobre si es o no partidario del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió: & # 8220 ¿Como símbolo de una renovada identidad blanca y un propósito común? Seguro. ¿Como líder y formulador de políticas? Querido Dios no. & # 8221 & # 8211Independent.ie

Actualización6: Cuatro personas están bajo custodia tras tiroteos en dos mezquitas de Nueva Zelanda tres hombres y una mujer. Según el comisionado de policía de Nueva Zelanda, & # 8220 había varios artefactos explosivos improvisados ​​adjuntos a los vehículos que paramos & # 8221.

Se confirma que uno de los pistoleros es el australiano Brenton Tarrant, de 28 años.

ROTURA

Cuatro personas están ahora bajo custodia por los tiroteos en la mezquita de Christchurch, confirmó la policía de Nueva Zelanda.

ÚLTIMO: https://t.co/vJps8GeLeD https://t.co/Qmzny6tj8l

- Herald Sun (@theheraldsun) 15 de marzo de 2019

ROMPIENDO: El comisionado de policía de Nueva Zelanda dice que cuatro personas están bajo custodia después de los ataques a tiros en una mezquita. https://t.co/kGNd1pwrjM pic.twitter.com/okNySP8hzs

- ABC News (@ABC) 15 de marzo de 2019

Actualización5: Prime Mininster Jacinda Ardern dijo que es & # 8220 uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda & # 8217 & # 8221 después de los tiroteos.

El primer ministro de Nueva Zelanda Ardern: & # 8220Muchos de los que habrán sido afectados directamente por el tiroteo pueden ser inmigrantes a Nueva Zelanda & # 8230, han optado por hacer de Nueva Zelanda su hogar y es su hogar. Ellos somos nosotros. La persona que ha perpetuado esta violencia contra nosotros no lo es. & # 8221 pic.twitter.com/R13wr38epR

- NBC News (@NBCNews) 15 de marzo de 2019

Actualización4: Una foto del tirador que transmitió en vivo:

Actualización3: Ahora hay informes de tres posibles tiradores en dos lugares, con uno en custodia.

ROMPIENDO: La policía de Nueva Zelanda informa sobre la posibilidad de tres tiradores activos en los ataques a la mezquita de Christchurch

- The Spectator Index (@spectatorindex) 15 de marzo de 2019

La policía de Nueva Zelanda ha pedido a todas las mezquitas del país que & # 8220 cierren sus puertas & # 8221 hasta nuevo aviso, según Noticias BNO.

MIRAR: La policía de Nueva Zelanda confirma un tiroteo con múltiples muertes en 2 mezquitas en Christchurch https://t.co/FOQkhmN31k pic.twitter.com/be1uC3CPP2

- BNO News (@BNONews) 15 de marzo de 2019

Según un manifiesto publicado en las redes sociales antes del tiroteo, quería llevar a Estados Unidos a una guerra civil aumentando las tensiones políticas y culturales.

El manifiesto de los tiradores dice en un momento que este incidente está destinado a llevar a los Estados Unidos a una guerra civil al aumentar las tensiones políticas y culturales pic.twitter.com/3XbNSFsVEn

- Nick Monroe (@ nickmon1112) 15 de marzo de 2019

Actualización2: Radio NZ ha confirmado dos tiroteos, uno en la mezquita Masjid Al Noor junto a Hagley Park, y en la mezquita Linwood Masjid en el suburbio de Linwood.

Actualizar: De acuerdo a AP, ha habido un tiroteo en una segunda mezquita de Christchurch. No hay detalles disponibles.

Un hombre armado con un rifle automático abrió fuego contra una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, aproximadamente diez minutos después de que aproximadamente 300 personas comenzaran las oraciones de la tarde.

Al menos nueve personas han muerto y decenas han resultado heridas, mientras que testigos presenciales informan & # 8220 que había sangre por todas partes & # 8221 según Stuff.co.nz y Radio NZ.

Otro testigo que se negó a dar su nombre dijo que había & # 8220 cuerpos encima de mí & # 8221 y agregó que el pistolero se vació al menos dos revistas en la multitud.

El tirador fue descrito como & # 8220de piel blanca, rubia, bastante baja y con casco y chaleco antibalas. & # 8221 según el testigo Ahmad Al-Mahmoud, de 37 años, que rompió una ventana de una puerta para escapar de la mezquita.

Según el periodista Nick Monroe, el tirador & # 8211 usuario de Twitter & # 8220Brenton Tarrant & # 8221 que se unió en febrero publicó su intención de disparar contra la mezquita en las redes sociales, luego transmitió en vivo el tiroteo.

ESTE ES EL SHOOTER DE NUEVA ZELANDA & # 8217S TWITTER, https://t.co/AkFOPY2R7B https://t.co/VMffvtMcdQ

DOS DÍAS ANTES DE PUBLICAR EN 8CHAN, PUBLICARON SUS ARMAS EN TWITTER

USTED PUEDE & # 8217T PROHIBIR 8 CANALES PARA ESTO
SIN BANNING TWITTER pic.twitter.com/O5GzXEKolj

- Nick Monroe (@ nickmon1112) 15 de marzo de 2019

Desplazado hasta la parte inferior del perfil de Twitter del tirador & # 8217, tiene aproximadamente dos días de antigüedad SI sigues sus tweets publicados.

Se inscribieron el mes pasado, en febrero. pic.twitter.com/pB2evSPl7i

- Nick Monroe (@ nickmon1112) 15 de marzo de 2019

Más del manifiesto de tiradores

Menciona a Candace Owens por su nombre pic.twitter.com/GY3hmpxzXr

- Nick Monroe (@ nickmon1112) 15 de marzo de 2019

El pistolero publicó fotos de su equipo de tiro en Twitter antes del tiroteo.

Aproximadamente 20 policías armados están despejando los edificios cercanos, mientras que todas las escuelas de la zona han sido cerradas. No se dejará salir a ningún estudiante hasta que la policía & # 8220 nos haya informado que el encierro ha terminado y que es seguro hacerlo. & # 8221

En respuesta a un incidente grave en curso, estamos cerrando varios edificios centrales de la ciudad, incluidas las Oficinas Cívicas y la Biblioteca Central. https://t.co/tph8HFddm3

- Ayuntamiento de ChCh (@ChristchurchCC) 15 de marzo de 2019

El equipo de Bangladesh escapó de una mezquita cerca de Hagley Park donde había tiradores activos. Corrieron de regreso por Hagley Park de regreso al Oval. pic.twitter.com/VtkqSrljjV

- Mohammad Isam (@ Isam84) 15 de marzo de 2019

Es de destacar que la posesión de armas en Nueva Zelanda se clasifica como & # 8220restrictive & # 8221 & # 8211, ya que los civiles no pueden poseer pistolas, armas semiautomáticas de estilo militar o armas completamente automáticas sin un permiso y un respaldo de licencia de arma de fuego relevante.


& # x27Muy pronto y muy crudo & # x27

La Sra. Ardern criticó el lunes el proyecto por estar mal programado y centrado en el tema equivocado.

"En mi opinión, que es una opinión personal, se siente muy pronto y muy crudo para Nueva Zelanda", dijo al medio local TVNZ.

"Y aunque hay tantas historias que deberían contarse en algún momento, no considero que la mía sea una de ellas".

La Sra. Ardern había ganado elogios generalizados en ese momento por su manejo sensible y empático. El título propuesto de la película es de un discurso que pronunció después del ataque.

Los miembros de la comunidad musulmana del país también han criticado la película por perseguir una narrativa del "salvador blanco" al centrarse en la Sra. Ardern en lugar de en las víctimas.

No puedes contar esta historia.

No puedes convertir esto en una narrativa del Salvador Blanco.

Este dolor aún es fresco y real.

Esto es perturbador, obsceno y grotesco. Estoy cansado. https://t.co/WqyIbBWQ8p

& mdash Mohamed Hassan (@mohamedwashere) 10 de junio de 2021

Aya Al-Umari, cuyo hermano Hussein murió en los ataques, dijo que "no es la historia que debería contarse".

Una petición de la Asociación Nacional de la Juventud Islámica que solicita la cancelación de la película ha reunido casi 60.000 firmas, argumentando que la película dejaría de lado a "las víctimas y los supervivientes y, en cambio, se centra en la respuesta de una mujer blanca".

También dijo que no se había consultado adecuadamente a la comunidad musulmana sobre el proyecto.

El alcalde de Christchurch, donde ocurrieron los ataques, dijo que los equipos de filmación no serían bienvenidos en su ciudad.

"Estoy tan indignado que incluso piensan que esto es algo apropiado", dijo Lianne Dalziel al medio de comunicación RNZ.

La película está programada para protagonizar a Australia & # x27s Rose Byrne como la líder de centro izquierda. La actriz aún no ha respondido a las llamadas para que abandone el proyecto.

El atacante, el autoproclamado supremacista blanco australiano Brenton Tarrant, ha sido condenado a cadena perpetua sin libertad condicional, la primera persona en la historia de Nueva Zelanda en recibir la sentencia.

El 15 de marzo, abrió fuego contra los fieles dentro de la mezquita de Al Noor, transmitiendo el ataque en Facebook Live a través de una cámara frontal que llevaba.

Luego condujo hasta el Centro Islámico Linwood, donde disparó a la gente afuera y luego disparó a las ventanas.

Su sentencia marcó la primera condena por terrorismo en la historia de Nueva Zelanda & # x27s. La masacre también llevó a Nueva Zelanda a reformar sus leyes de armas.


Productor abandona película basada en ataques a mezquitas en Nueva Zelanda tras reacciones violentas

'They Are Us' se anunció como una "historia inspiradora sobre la respuesta del joven líder a los trágicos acontecimientos". La premisa de la película fueron las acciones del gobierno de Nueva Zelanda bajo el liderazgo de Jacinda Ardern luego del ataque terrorista de Christchurch en el que murieron 51 musulmanes.

Una petición para cerrar la película recibió 60.000 firmas en tres días. Muchos en Nueva Zelanda llamaron a la medida "explotadora", "insensible" y "obscena". Varios neozelandeses influyentes, activistas y víctimas criticaron la insensibilidad detrás de hacer una película sobre el ataque terrorista.

La neozelandesa Philippa Campbell dijo el lunes que escuchó las preocupaciones planteadas después del anuncio de la película y estuvo de acuerdo en que los eventos del 15 de marzo de 2019 son demasiado crudos para ser adaptados a una película en este momento. Agregó que no desea involucrarse en un proyecto que cause tanta angustia.

La primera ministra Jacinda Ardern dijo que ella no era un foco apropiado para una película. Agregó que hay muchas otras historias que vale la pena contar desde el 15 de marzo, día del ataque a la Mezquita. También dijo que la película se siente "muy pronto y muy cruda" para Nueva Zelanda.

La película está programada para ser escrita y dirigida por el neozelandés Andrew Niccol. Todavía no ha comentado sobre la reacción en curso. La actriz australiana Rose Byrne interpretará a la primera ministra Jacinda Ardern.


Musulmanes de Nueva Zelanda se oponen a la película sobre el ataque a la mezquita mientras el dolor sigue vivo

WELLINGTON (Reuters) - Los musulmanes de Nueva Zelanda se opusieron el viernes a un plan para una película sobre los tiroteos en la mezquita de Christchurch en 2019 en los que un hombre armado mató a 51 personas, diciendo que el ataque aún era demasiado crudo para las familias en duelo y su comunidad.

La película, titulada & quot; Ellos son nosotros & quot ;, se centrará en la respuesta de la primera ministra Jacinda Ardern a los ataques a dos mezquitas por parte de un supremacista blanco el 15 de marzo de 2019, según el Hollywood Reporter.

El título está extraído de las palabras de Ardern ese día. La respuesta compasiva de la líder de 40 años al ataque unió a su país conmocionado y fue elogiada a nivel mundial.

"Todavía hay muchas sensibilidades en torno a los trágicos eventos", dijo Abdigani Ali, portavoz de la Asociación Musulmana de Canterbury en un comunicado.

“Aunque el reconocimiento a nuestra primera ministra por su respuesta a los ataques es bien merecido, cuestionamos el momento y si una película es apropiada en este momento. El ataque terrorista sigue siendo crudo para nuestra comunidad ''.

Ardern se ha distanciado del proyecto con su oficina diciendo que ella y el gobierno no están involucrados en él.

La actriz australiana Rose Byrne interpretará a Ardern en la película, dijo el Hollywood Reporter, y el neozelandés Andrew Niccol la escribiría y dirigiría.

"Ellos son nosotros" no se trataba tanto del ataque sino de la respuesta al mismo, dijo Niccol al Hollywood Reporter, que describió la película como una "historia inspiradora sobre la respuesta del joven líder a los trágicos acontecimientos".

Pero algunos musulmanes cuestionaron ese enfoque.

"Esta no es una historia inspiradora", dijo Mohamed Hassan, periodista y poeta radicado en Auckland, en un comentario transmitido por Radio New Zealand.

“Es una tragedia, una que siempre debe centrarse en las víctimas musulmanas y sus familias. Nadie más. & Quot

#TheyAreUsShutDown era tendencia en Twitter en Nueva Zelanda.

Ali dijo que reconocía que era necesario contar la historia de los disparos, pero dijo que debía hacerse de una manera apropiada, auténtica y sensible.

& quot Es necesario que se haga mucho trabajo en Nueva Zelanda en términos de leyes sobre el discurso del odio, reconociendo que la islamofobia existe en nuestra sociedad y el prejuicio institucional dentro de nuestro aparato gubernamental antes de que salga una película de gran éxito que diga que hemos hecho un gran trabajo aquí. en Nueva Zelanda '', dijo.


El ataque a una mezquita que dejó 49 muertos fue la peor matanza masiva en la historia de Nueva Zelanda

Un hombre reacciona durante una vigilia el domingo en la reserva de la cuenca en Wellington, Nueva Zelanda.

(Elias Rodriguez / Getty Images)

Los dolientes se abrazan en una vigilia el domingo en la Reserva Basin en Wellington, Nueva Zelanda.

(Elias Rodriguez / Getty Images)

Los dolientes comparten su dolor en un monumento cerca de la mezquita de Al Noor en Christchurch, Nueva Zelanda.

(Vincent Yu / Associated Press)

Los residentes de Dunedin dejan flores y mensajes en una mezquita local en homenaje a las víctimas de Christchurch.

(Dianne Manson / Getty Images)

Los residentes de Dunedin, Nueva Zelanda, rinden homenaje a los muertos y heridos en Christchurch.

(Dianne Manson / Getty Images)

Los dolientes presentan sus respetos en Hagley College después de los ataques en Christchurch.

(Michael Bradley / AFP / Getty Images)

Los residentes rinden homenaje a las víctimas de los ataques a la mezquita en Christchurch.

(Tessa Burrows / AFP / Getty Images)

Una mujer cuyo esposo fue asesinado en los tiroteos masivos del viernes en Christchurch lamenta su pérdida el sábado.

(Vincent Thian / Associated Press)

Un doliente pone flores fuera de los Jardines Botánicos de Christchurch.

(Imágenes de Fiona Goodall / Getty)

Las flores se acumulan en un monumento callejero para las víctimas de los ataques a la mezquita en Christchurch.

(Dianne Manson / Getty Images)

La Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, a la derecha, habla con un representante del Centro de Refugiados de Canterbury en Christchurch.

(Marty Melville / AFP / Getty Images)

Las banderas ondean a media asta en el Puente del Puerto de Sydney en Sydney, Australia.

(James Gourley / Getty Images)

Los hombres se reúnen después de depositar flores para las víctimas frente a una de las mezquitas de Christchurch.

(Dianne Manson / Getty Images)

La policía está fuera de una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda. Varias personas murieron durante los tiroteos en dos mezquitas llenas de personas que asistían a las oraciones del viernes.

(Mark Baker / Associated Press)

Personas frente a la mezquita de Al Noor en Christchurch, Nueva Zelanda, esperando noticias sobre las víctimas.

(Kai Schwoerer / Getty Images)

La policía acordona el área frente a la mezquita de Al Noor después del tiroteo en Christchurch, Nueva Zelanda.

(Tessa Burrows / AFP / Getty Images)

Un hombre habla por un teléfono celular afuera de una mezquita en el centro de Christchurch, Nueva Zelanda, después de un tiroteo allí.

(Mark Baker / Associated Press)

La primera ministra Jacinda Ardern habla en una conferencia de prensa en Wellington, Nueva Zelanda, después de los ataques a la mezquita el viernes.

(Hagen Hopkins / Getty Images)

Esta imagen tomada del video del presunto tirador, que fue filmada el viernes, muestra un arma en su vehículo.

Esta imagen tomada del video del presunto tirador, que fue filmada el viernes, lo muestra mientras conduce.

Los trabajadores médicos retiran a un hombre herido de la escena de uno de los tiroteos en una mezquita en el centro de Christchurch.

(Mark Baker / Associated Press)

Un cuerpo yace en una acera frente a una mezquita en el centro de Christchurch.

(Mark Baker / Associated Press)

Un hombre descansa en el suelo mientras habla por su teléfono móvil al otro lado de la calle de una de las mezquitas atacadas.

(Mark Baker / Associated Press)

Hamzah Noor Yahaya, un sobreviviente de los tiroteos en la mezquita Masjid al Noor, se encuentra frente al Hospital de Christchurch al final de un encierro el viernes.

(Kai Schwoerer / Getty Images)

La policía armada mantiene una presencia fuera de la mezquita Masijd Ayesha en Auckland, Nueva Zelanda.

(Phil Walter / Getty Images)

La bandera nacional de Nueva Zelanda ondea a media asta en un edificio del Parlamento en Wellington después de que un tiroteo masivo en Christchurch dejara 49 muertos.

(Marty Melville / AFP / Getty Images)

Un oficial de policía patrulla un cordón cerca de una mezquita en el centro de Christchurch, Nueva Zelanda.

(Mark Baker / Associated Press)

Los fieles rezan por las víctimas de los tiroteos en Nueva Zelanda en una vigilia el viernes por la noche en la mezquita de Lakemba en Nueva Gales del Sur, Australia.

La gente espera noticias fuera de una mezquita en el centro de Christchurch después de los tiroteos.

(Mark Baker / Associated Press)

Se colocan flores en los escalones de entrada de la mezquita Wellington Masjid en Kilbirnie en Wellington después de un tiroteo en dos mezquitas en Christchurch.

(Marty Melville / AFP / Getty Images)

Los Chiefs y Hurricanes guardan un minuto de silencio el viernes antes de un partido de Super Rugby en el FMG Stadium de Hamilton, Nueva Zelanda.

(Michael Bradley / Getty Images)

Abdirisak Sheikh salió de Somalia hace ocho años para trasladarse a Nueva Zelanda. "Pensábamos que era un país seguro", dijo el joven de 28 años.

Durante las oraciones del viernes, estuvo rodeado por docenas de fieles en una mezquita en Christchurch. Miró a través de una ventana y vio una figura afuera vestida con ropa de estilo militar, y vio como el hombre vestido de negro disparaba a otra persona.

Luego, el pistolero entró por las puertas principales de la mezquita de Linwood, disparando a los feligreses que rezaban en la parte de atrás y enviando a otros a huir al frente. Aquellos que habían estado en la parte de atrás se apiñaron sobre los feligreses en el frente, probablemente salvando sus vidas, dijo Sheikh.

“Cayeron sobre nosotros”, dijo Sheikh, quien escapó ileso. "Fue tan triste".

Un ataque terrorista, aparentemente alimentado por la supremacía blanca y el odio a los inmigrantes, dejó 49 muertos, decenas de heridos y una nación que intenta enfrentarse a la peor matanza masiva de la historia de Nueva Zelanda. El pistolero había transmitido en vivo la masacre, aparentemente desde una cámara de casco, en Facebook.

Un sospechoso australiano identificado como Brenton Tarrant fue acusado de asesinato el sábado en esta nación donde la policía rara vez porta armas de fuego. Otros dos sospechosos estaban bajo custodia y la policía estaba tratando de determinar qué papel pudieron haber desempeñado en la masacre.

"Este es uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda", dijo la primera ministra Jacinda Ardern el viernes por la noche después de los ataques.

Señaló que muchas de las víctimas eran migrantes o refugiados. Los muertos, heridos o desaparecidos incluían a bangladesíes, jordanos, paquistaníes, indios, indonesios, afganos y turcos, según funcionarios de esos países.

El comisionado de policía de Nueva Zelanda y testigos presenciales discuten los mortíferos tiroteos masivos en varias mezquitas el viernes en Christchurch.

"Está claro que esto ahora sólo puede describirse como un ataque terrorista", dijo el primer ministro. Dijo que las opiniones extremistas del sospechoso "no tienen absolutamente ningún lugar en Nueva Zelanda".

Un manifiesto desordenado de 74 páginas se publicó en las redes sociales con el nombre de Tarrant, en el que el escritor se identificaba como un supremacista blanco de 28 años que buscaba vengar los ataques en Europa perpetrados por musulmanes. El manifiesto decía que el ex entrenador personal, un "hombre blanco común y corriente" de una "familia de bajos ingresos", había venido a Nueva Zelanda solo para planificar y entrenar para el ataque.

El pistolero transmitió en vivo 17 minutos de su alboroto en la mezquita de Al Noor, donde roció a los fieles con balas una y otra vez, matando al menos a 41 personas. Varias personas más murieron en el ataque a la mezquita de Linwood poco tiempo después.

Las autoridades advirtieron que el número de muertos podría aumentar porque muchas de las otras 48 personas heridas en los ataques se encontraban en estado grave.

Los funcionarios instaron a las mezquitas a permanecer cerradas el sábado. El comisionado de policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, emitió una súplica el viernes por la noche dirigida a los musulmanes de la nación: "Quiero pedirle a cualquiera que esté pensando en ir a una mezquita en cualquier lugar de Nueva Zelanda hoy, que no vaya, que cierre sus puertas hasta que tenga noticias nuestras. de nuevo."

Los líderes mundiales condenaron los ataques y ofrecieron sus condolencias. El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, y otros señalaron el baño de sangre y otros ataques similares como evidencia de una creciente hostilidad hacia los musulmanes.

“I blame these increasing terror attacks on the current Islamophobia post-9/11 where Islam & 1.3 bn Muslims have collectively been blamed for any act of terror by a Muslim,” Khan tweeted.

President Trump said on Twitter that he had spoken with Ardern, offering solidarity and assistance. “We love you New Zealand!” he tweeted.

Trump has drawn criticism for demonizing migrants and for saying that there were “fine people on both sides” of a 2017 white nationalist march in Virginia that turned deadly.

When Trump was asked by reporters Friday whether he considered white supremacy a “rising threat,” he said: “I don’t really. I think it’s a small group of people that have very, very serious problems, I guess.”

Ardern told reporters, “I said to Donald Trump that New Zealand needed sympathy and love for all Muslim communities,” according to the New Zealand Herald.

My warmest sympathy and best wishes goes out to the people of New Zealand after the horrible massacre in the Mosques. 49 innocent people have so senselessly died, with so many more seriously injured. The U.S. stands by New Zealand for anything we can do. God bless all!

&mdash Donald J. Trump (@realDonaldTrump) March 15, 2019

New Zealand is generally considered to be welcoming to immigrants.

In the wake of the slaughter, the prime minister said that immigrants and refugees “have chosen to make New Zealand their home, and it is their home.”

Last year, New Zealand announced it would boost its annual refugee quota from 1,000 to 1,500 in 2020. Ardern, whose party campaigned on a promise to take in more refugees, called it “the right thing to do.”

At the Al Noor mosque, witness Len Peneha said he saw a man dressed in black and wearing a helmet with some kind of device on top enter the house of worship and then heard dozens of shots, followed by people running out in terror.

Peneha, who lives next door, said the gunman ran out of the mosque, dropped what appeared to be a semiautomatic weapon in his driveway and fled. Peneha went into the mosque to help the victims.

“I saw dead people everywhere. There were three in the hallway, at the door leading into the mosque, and people inside the mosque,” he said. “I don’t understand how anyone could do this to these people, to anyone. It’s ridiculous.”

Facebook, Twitter and Google scrambled to take down the gunman’s video, which was widely available on social media for hours after the horrific attack.

The companies have faced criticism since the massacre. “Social media companies have avoided any real confrontation with the fact that their product is toxic and out of control,” said Mary Anne Franks, University of Miami law professor and president of the Cyber Civil Rights Initiative.

In the video, the killer spends more than two minutes inside the mosque spraying terrified worshipers with gunfire. He then walks outside, where he shoots at people on the sidewalk. Children’s screams can be heard in the distance as he returns to his car to get another rifle. He walks back into the mosque, where there are at least two dozen people lying on the ground.

The footage showed the killer was carrying a shotgun and two fully automatic military assault rifles, with an extra magazine taped to one of the weapons so that he could reload quickly. He also had more assault weapons in the trunk of his car, along with what appeared to be explosives.

After going back outside and shooting a woman, he gets back in his car, where the song “Fire” by the English rock band the Crazy World of Arthur Brown can be heard blasting. The singer bellows, “I am the god of hellfire!” and the gunman drives off.


Related News

"There is a realistic possibility that the terrorist's actions could inspire another white identity extremist attack in New Zealand," says Rebecca Kitteridge, Director-General of the New Zealand Security Intelligence Service (NZSIS).

Minister Responsible for the NZSIS Andrew Little says there's "no guarantee" an attack wouldn't happen again.

"We just have to be alert to this possibility and take every step that we can," he says.

It's an idea that's echoed by a terrorism expert.

"Mass casualty events like the Christchurch attacks inspire a lot of people," says Dr Chris Wilson, Auckland University terrorism expert. "The mass casualty events set off contagion events that can last for years."

"So something like the Columbine School shootings set off about 500 attacks that people tried to imitate those shootings," Dr Wilson adds.

The hui also heard the greatest risk right now is individuals operating alone and interacting with like-minded people online.

"It's incredibly difficult. Well, it's impossible for the security services to say they can prevent every single planned attack," Dr Wilson says.

Police agree, but conversations like these go a long way.

"These are really complicated issues. You've got the public's trust, the public's anxiety, the hurt and pain after 15th March," says Police national security advisor Cameron Bayly.

And now, the job of countering terrorism is on all of us.

"There are 10,000 police officers about [and] 4000 staff that can gather a lot of information, but there are 5 million people in New Zealand and our partners across the globe and you're only as good as that network," Bayly says.

While the hui helped the conversation around terrorism in New Zealand, some attending said its approach isn't the right one - a lack of Muslim speakers raised eyebrows.

Little was on the back foot when asked about it.

"I don't know why they don't specifically appear as panellists or speakers in the programme," he says.

People both within and outside of the Muslim community were upset.

"The same institutions that failed and have been targeting Muslims for the past 20 years are now somehow going to deliver us a strategy that's going to protect the Muslim community," says Christchurch resident Valerie Morse.

But for many, the hui was welcomed.

"There is more to do, but as I said, this is the best way to know what exactly is lacking and what is to be done," says Ahmed Jahangir, who was injured at the Linwood mosque.

"Victim-centred approach is quite important but also taking the whole New Zealand context into it, there's a long way to go," adds National Islamic Youth Association co-chair Haris Murtaza.


After 50 killed in mass shootings at 2 New Zealand mosques, prime minister vows, 'our gun laws will change'

The prime minister categorized the shootings as a terrorist attack.

49 killed in terror attack at New Zealand mosques

After 50 people were gunned down in terrorist attacks at two mosques in Christchurch, New Zealand, on Friday, the prime minister is vowing to change gun laws.

At least one gunman carried out what is now the deadliest shooting in New Zealand history.

Forty-two others were injured, including two critically, in what became "one of New Zealand's darkest days," New Zealand Prime Minister Jacinda Ardern said.

Ardern said Saturday, "While the nation grapples with a form of grief and anger that we have not experienced before, we are seeking answers."

She vowed that “while work is being done as to the chain of events that led to both the holding of this gun license and the possession of these weapons, I can tell you one thing right now: Our gun laws will change.”

A gunman appeared to have livestreamed video of the shooting on social media, according to New Zealand police. He documented his trip from his car and into the worship center in central Christchurch, where he opened fire indiscriminately, police said.

Officials said they were working to remove "extremely distressing footage" taken at the scene and urged social media users not to share it.

Meanwhile, Sky Network Television -- New Zealand’s largest satellite television provider -- announced late Friday that it was removing Sky News Australia from its platform after the broadcaster apparently aired video of the attack.

“We stand in support of our fellow New Zealanders and have made the decision to remove Sky News Australia from our platform until we are confident that the distressing footage from yesterday’s events will not be shared,” Sky Network officials said in a tweet.

Three in custody

Three people are in custody, including one Australian citizen. Brenton Tarrant, 28, was charged with murder and appeared in court Saturday, officials said.

Authorities also said that the murder suspect will be facing more charges.

“While the man is currently facing only one charge, further charges will be laid," New Zealand police officials tweeted from the department's verified account.

"Details of those charges will be communicated at the earliest possible opportunity.”

Five guns were used by the main suspect, including two semi-automatic weapons and two shotguns, the prime minister said at a news conference Saturday. The suspect had a gun license, she added.

Police have not said if the same gunman shot at both mosques.

“None of those apprehended had a criminal history either here or in Australia," and none were on any watch lists, Ardern said.

Late Friday night, New Zealand Police Commissioner Mike Bush told reporters that authorities are still "working through" the accounts of two additional people who were arrested as part of the investigation.

“As you know we apprehended four people . one was released quite early, a member of the public who just wanted to get their kids home but decided to take a firearm," Bush said. "There was another couple arrested at a cordon and we are currently working through whether or not those persons had any involvement in that incident. So when we know, we’ll be able to give you… but I don’t want to say anything until we’re sure.”

Bush said that local authorities responded "immediately" to the reports of gunfire, and that within 36 minutes of the first shot being fired, the primary suspect was taken into custody.

“That person was not willing to be arrested, I think you’ve probably seen some of that live video, there was live audio coming back to my command center in Wellington, of that apprehension and I can tell you as I was listening to that –- that person was non-compliant," Bush said.

"We also believe that there were IEDs in that vehicle so it was a very dangerous maneuver," he said, referring to improvised explosive devices. "There were also firearms in that vehicle, so our staff, who were well-equipped, did engage with that person, and again put themselves in real danger to keep the community safe.”

Bush vowed that local authorities "will be highly vigilant [and] highly present, to ensure that if there is anyone out here wanting to commit harm we can intervene.”

Earlier, Bush said that the island nation is “dedicating all available resources to our response, not only in Christchurch but right across the country.”

“This attack has been an enormous shock for all New Zealanders, and I am aware that there is a real sense of fear and concern for personal safety, particularly among our Muslim communities,” Bush said in a statement.

He said that there is a heightened police presence nationwide, particularly at mosques and community events, and urged residents to immediately report anything suspicious to local authorities.

Hospital overwhelmed

Four of the 50 people killed in the massacre died on the way to the hospital, said Greg Robertson, chief of surgery at Christchurch Hospital.

“It's unusual for surgeons in this part of the world to deal with gunshot wounds,” Robertson told reporters. “We've had experience overseas dealing with trauma. We also get experience in our own environment for a limited number of these events. But clearly we don't face the extreme load this incident put on us.”

The surgeon went on to tell reporters on Friday night that 36 patients remained hospitalized at the Christchurch facility – 11 of them in the intensive care unit. He said the severity of injuries range from soft tissue injuries to head trauma. A 4-year-old girl wounded in the attack had to be transferred to another hospital in critical condition.

'Shattered innocence'

Witnesses said the attack occurred just before 1:40 p.m. local time as the Sheikh gave a sermon in Christchurch.

"He just came in and he was shooting ad hoc," Ramzan Ali told The Associated Press.

Ali said he survived by hiding beneath a bench.

"I haven't seen him because I just lied down under the bench, thinking that if I get out, I'll get shot," he said. "I'm just keeping my fingers crossed so I could be alive."

He added: "I was the last guy to come out of the mosque after the shooting stopped and on the doors there were a lot of bodies."