Podcasts de historia

Usabilidad de huellas dactilares en objetos antiguos

Usabilidad de huellas dactilares en objetos antiguos

Hoy, estaba leyendo un artículo sobre la imagen primitiva de Jesús encontrada en una tumba egipcia. Junto a ella, se encontró enterrada una tumba de un escriba junto con útiles de escritura que consistían en un tintero metálico tan lleno de tinta y dos bolígrafos nuevos. Una pregunta que surgió en mi mente fue si los arqueólogos registran las huellas dactilares que podrían estar presentes en el tintero, antes de tocar y abrir el recipiente para ver toda la tinta en el interior o si las huellas dactilares se vuelven inutilizables debido a la acumulación de polvo con el tiempo. La tecnología de huellas dactilares se ha convertido en una parte indispensable del análisis forense. ¿Las huellas dactilares antiguas revelan alguna información significativa, considerando el hecho de que son de personas antiguas como una nueva información sobre la evolución humana en comparación con las actuales?


Una búsqueda en Google de "huellas dactilares de artefactos antiguos" es bastante fructífera. El estudio de huellas dactilares antiguas parece llamarse "paleodermatoglifos". (Este artículo presenta un poco el tema).

Hay al menos un número de una revista relacionada con esto disponible de forma gratuita en línea: The Journal of Ancient Fingerprints. Dice:

"Se han encontrado huellas dactilares incluso en las cerámicas más antiguas del mundo, en bolitas y figurillas de Dolní Věstonice y Pavlov en Moravia del Sur. Fueron disparadas en el período Paleolítico superior hace unos 25.000 años". (pág.6)

Cuando dice "¿Las huellas dactilares antiguas revelan alguna información significativa, considerando el hecho de que son de personas antiguas como una nueva información sobre la evolución humana en comparación con las actuales?" No estoy 100% seguro de lo que está preguntando, pero tenga en cuenta que incluso se han encontrado huellas dactilares de neandertal:

"La huella dactilar más antigua conocida se imprimió en una sustancia orgánica originalmente descrita como resina. De análisis químicos recientes sabemos que este material es un adhesivo artificial (pegamento) hecho de corteza de abedul, que fue utilizado por un habitante del Paleolítico de Königsaue región (Halle, Alemania) para pegar un artefacto de pedernal a un mango de madera. La datación de este elemento en el Paleolítico Medio sugiere que la huella dactilar pertenece a un neandertal ". (pág.6)

Hay bastante más en el diario sobre métodos, ejemplos, etc. Las huellas dactilares en artefactos antiguos les han dicho a los arqueólogos cómo se fabricaban los objetos ("Una huella dactilar cerca de la base de un cuenco chipriota de la Edad de Bronce de Enkomi le mostró al arqueólogo que el alfarero sostenía el cuenco con sus manos cuando estaba mojado en pintura "(p. 19)) o quién los hizo (" Este método [medición del ancho de la cresta] se ha utilizado en las cerámicas más antiguas del mundo, ca 25.000-35.000 AP, de Dolní Věstonice. Medidas en 56 huellas dactilares de 29 tiestos mostraba que las huellas habían sido hechas por niños de 12 años "(p. 20)).


Artefacto fuera de lugar

Un artefacto fuera de lugar (OOPArt) es un artefacto de interés histórico, arqueológico o paleontológico encontrado en un contexto inusual, que desafía la cronología histórica convencional por su presencia en ese contexto. Tales artefactos pueden parecer "demasiado avanzados" para la tecnología que se sabe que existió en ese momento, o pueden sugerir la presencia humana en un momento antes de que se supiera que existían los humanos. Otros ejemplos pueden sugerir un contacto entre diferentes culturas que es difícil de explicar con la comprensión histórica convencional.

El término se usa en ciencias marginales como la criptozoología, así como por los defensores de las teorías de los antiguos astronautas, los jóvenes creacionistas de la Tierra y los entusiastas de lo paranormal. [1] [2] Puede describir una amplia variedad de objetos, desde anomalías estudiadas por la ciencia convencional hasta pseudoarqueología y objetos que se ha demostrado que son engaños o que tienen explicaciones mundanas.

Los críticos argumentan que la mayoría de los supuestos OOPArts que no son engaños son el resultado de una interpretación errónea y de ilusiones, como la creencia errónea de que una cultura en particular no pudo haber creado un artefacto o tecnología debido a la falta de conocimiento o materiales. En algunos casos, la incertidumbre se debe a descripciones inexactas. Por ejemplo, el cuboide Wolfsegg Iron no es realmente un cubo perfecto, ni las esferas de Klerksdorp son esferas perfectas. Se decía que el pilar de hierro de Delhi era "a prueba de óxido", pero tiene algo de óxido cerca de su base. Su resistencia relativa a la corrosión se debe a las inclusiones de escoria que quedan de las condiciones de fabricación y los factores ambientales. [3]

Los partidarios consideran OOPArts como evidencia de que la ciencia convencional está pasando por alto grandes áreas de conocimiento, ya sea intencionalmente o por ignorancia. [2] Muchos escritores o investigadores que cuestionan los puntos de vista convencionales de la historia humana han utilizado supuestos OOPArts en un intento de reforzar sus argumentos. [2] La ciencia de la creación a menudo se basa en hallazgos supuestamente anómalos en el registro arqueológico para desafiar las cronologías científicas y los modelos de la evolución humana. [4] Las OOPArts reclamadas se han utilizado para respaldar descripciones religiosas de la prehistoria, las teorías de los antiguos astronautas y la noción de civilizaciones desaparecidas que poseían conocimientos o tecnología más avanzados que los conocidos en los tiempos modernos. [2]


10 La olla sonriente

No es frecuente que uno se encuentre con un antiguo alfarero con sentido del humor. Una olla de 4.000 años tiene a los arqueólogos sonriendo debido a un descubrimiento inesperado en su superficie.

En 2017, cuando fue desenterrado en Turquía cerca de la frontera con Siria, nada parecía fuera de lo común. Era otra vasija destrozada de un sitio que ha visto siete años de excavaciones y muchos artefactos. El equipo de restauración reconstruyó la olla de vientre grande y notó algo muy familiar para la gente de hoy.

En algún momento alrededor del 1700 a. C., alguien colocó un par de ojos en la arcilla húmeda y lo subrayó con una sonrisa. El recipiente blanco con su única asa se usaba para beber sorbete, un líquido dulce. Si bien su propósito era claro, es posible que nunca se sepa por qué el artista agregó la expresión feliz.

Aun así, la imagen ahora se considera historia y la sonrisa más antigua de rsquos. El sitio, Karkamis, perteneció una vez a los hititas, una nación cananea. También fue allí donde se libró la Batalla de Carquemis. Este choque, que ocurrió en el 605 a. C., se registró en Jeremías 46: 2.


La evolución de la contraseña y por qué todavía está lejos de ser segura

Hace apenas una década, el robo de contraseñas parecía ser competencia de las cuentas de Hotmail y los nombres de pantalla de AIM mal protegidos. En estos días, prácticamente todas las empresas con acceso a nuestros datos personales, desde Target hasta Los New York Times a Facebook y Gmail, ha sido pirateado. La contraseña es el centinela que protege esta masa de datos confidenciales (tarjetas de crédito, direcciones, números de seguridad social) y, sin embargo, más de 50 años desde su invención, los investigadores y desarrolladores todavía están descubriendo cómo arreglar lo que siempre ha sido un poco. roto.

La primera contraseña de computadora se desarrolló en 1961 en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, para su uso con el Sistema de tiempo compartido compatible (CTSS), que dio lugar a muchas de las funciones informáticas básicas que usamos hoy. CTSS fue diseñado para acomodar a múltiples usuarios a la vez, con el mismo procesador central alimentando consolas separadas. Como tal, cada investigador necesitaba un punto de entrada personal al sistema.

“El problema clave fue que estábamos configurando múltiples terminales, que iban a ser utilizadas por varias personas, pero cada persona tenía su propio conjunto de archivos privados”, dijo Fernando Corbató, director del programa CTSS. Cableado. "Poner una contraseña para cada usuario individual como un candado parecía una solución muy sencilla".

Estas primeras contraseñas eran simples y fáciles de almacenar, ya que aún no existían sofisticadas redes de piratería ni programas para descifrar contraseñas. Pero el sistema también fue engañado fácilmente. En 1962, Allan Scherr, un Ph.D. investigador con acceso a CTSS, imprimió todas las contraseñas almacenadas en la computadora, para poder usar CTSS por más de su asignación de cuatro horas por semana.

"Había una manera de solicitar que los archivos se imprimieran fuera de línea, mediante la presentación de una tarjeta perforada con el número de cuenta y el nombre del archivo", escribió Scherr en un documento que conmemora el CTSS. "A última hora de un viernes por la noche, presenté una solicitud para imprimir los archivos de contraseñas y muy temprano el sábado por la mañana fui al archivador donde se colocaron las copias impresas ... Entonces pude continuar con mi robo de tiempo de máquina".

Imagen: Flickr, marc falardeau

A medida que los sistemas operativos se volvieron más complejos y su uso más generalizado, la seguridad de las contraseñas adquirió mayor prioridad. El criptógrafo Robert Morris, padre de Robert Tappan Morris, quien sin darse cuenta creó el infame gusano Morris, desarrolló una función de cifrado unidireccional para su sistema operativo UNIX, conocida como "hash", que traducía una contraseña en un valor numérico. Por lo tanto, la contraseña real no se almacenó en el sistema informático, lo que hace que la información sea menos accesible para los piratas informáticos. La estrategia de cifrado que Morris implementó para UNIX parece haber sido concebida por R.M. Needham en Cambridge en la década de 1960.

Los sistemas modernos basados ​​en UNIX, como Linux, utilizan una versión más segura del algoritmo hash inicial. Hoy en día, "salar" una contraseña agregando caracteres únicos antes de ejecutarla a través de una función criptográfica también refuerza su defensa contra los ataques.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido en línea listas de cientos de hashes de uso común (contraseñas que aún están encriptadas, pero que se pueden adivinar), extraídas de sitios pirateados como LinkedIn y Gawker, lo que hace que el cifrado sea mucho más fácil de descifrar.

"Durante los años de formación de la Web, a medida que todos nos conectábamos, las contraseñas funcionaban bastante bien". Cableado el editor y víctima de piratería, Mat Honan, escribió en 2012. "Esto se debió en gran parte a la poca información que realmente necesitaban proteger. Debido a que casi no había información personal en la nube (la nube era apenas una brizna en ese momento), hubo poca recompensa por al irrumpir en las cuentas de un individuo, los piratas informáticos serios seguían persiguiendo grandes sistemas corporativos ".

Ahora, los datos personales que van desde nuestros programas de televisión favoritos hasta nuestros números de tarjetas de crédito se pueden encontrar en línea, todos ellos protegidos por una contraseña, un centinela bastante impotente, según parece.

Para empezar, incluso hoy en día, no todos los sitios web utilizan el cifrado de contraseña. Algunos programas todavía almacenan contraseñas como texto sin formato, lo que significa que están disponibles en sus formas originales en el sistema. Si un pirata informático obtiene acceso a la lista maestra de un sitio, cientos o miles de contraseñas y todos los datos personales que protegen pueden quedar expuestos en un instante.

Los piratas informáticos generalmente extraen las debilidades humanas para adivinar las contraseñas. Según el Informe de investigaciones sobre filtraciones de datos de este año, el 76% de las intrusiones en la red fueron realizadas por cuentas de usuario comprometidas. La mayoría de las veces, una cuenta es pirateada porque el usuario emplea la misma contraseña para varias cuentas o tiene una contraseña alarmantemente simple ("contraseña" aparece inevitablemente en la lista de frases más comunes). Los ataques de diccionario, donde un programa recorre una base de datos de palabras comunes del diccionario, pueden descifrar sin esfuerzo estas contraseñas simplistas.

Como tal, la mayoría de los sitios web que requieren autenticación de contraseña solicitan combinaciones más complicadas. Por ejemplo, es posible que el usuario deba redactar una contraseña que incluya letras mayúsculas y minúsculas, así como dígitos y caracteres especiales. Por lo general, se recomienda a los usuarios que utilicen contraseñas diferentes para cada sitio web al que accedan y que eviten escribirlas.

Pero en un momento en que los usuarios de Internet inician sesión en hasta 25 sitios protegidos con contraseña por día, recordar una contraseña diferente de 14 caracteres para cada uno es un ejercicio mental hercúleo.

"La realidad es que tenemos un sistema que no solo es inseguro, sino que es totalmente inutilizable. La mayoría de las personas simplemente levantan las manos y no se molestan en mantener una buena higiene de las contraseñas", dijo Jeremy Grant, asesor ejecutivo senior de la Estrategia Nacional de Confianza. Identidades en el ciberespacio, dice Mashable. "Es bueno tener esa contraseña compleja de 12 a 18 caracteres, pero desde una perspectiva de usabilidad, la mayoría de las personas no tienen paciencia. En cambio, tienen una o dos contraseñas que usan en todas partes".

Incluso las contraseñas más seguras son vulnerables a una gran cantidad de estrategias de ataque, incluida la fuerza bruta, cuando un pirata informático o un programa informático recorre manualmente todas las combinaciones posibles de caracteres, y el malware, que de manera encubierta obtiene acceso a una computadora privada para recopilar información personal. datos. Los piratas informáticos pueden hacerse pasar por su objetivo utilizando información personal como su dirección y número de teléfono, que se encuentran fácilmente en línea, para apoderarse de sus cuentas personales. Los esquemas de phishing pueden eliminar incluso las contraseñas más seguras, simplemente engañando al usuario para que ingrese su contraseña en un sitio falso.

No es de extrañar que Bill Gates declarara muerta la contraseña en 2004.

Una muestra de las contraseñas que usamos todos los días.

En la última década, las nuevas empresas y los investigadores han propuesto métodos futuristas apropiados para fortalecer las contraseñas o reemplazarlas por completo. Estos van desde herramientas de administración de contraseñas como LastPass y 1Password hasta casilleros de datos personales, que centralizan y cifran contraseñas y otros datos personales, hasta sistemas de verificación basados ​​en imágenes o gestos.

Algunas empresas ya han instituido medidas de seguridad secundarias para sus empleados, por ejemplo, al llevar consigo un pequeño chip que actúa como llave de seguridad. De manera similar, Google reveló recientemente planes para encriptar datos en una pequeña llave USB o anillo que podría actuar como contraseña para algunos dispositivos.

Estos métodos más avanzados son prometedores, pero ninguno parece haber desarrollado mucha tracción todavía. Los dispositivos de contraseña biométrica como la pulsera Nymi, por ejemplo, aún poseen un defecto importante: la información biométrica es irremplazable y, si se duplica o se la roban, "no se puede restablecer exactamente los latidos del corazón". Cableado notas. Los escáneres de huellas dactilares enfrentan el mismo problema. "Es difícil falsificar una huella digital, pero no tanto como para estar dispuesto a usar una sola huella digital para autenticarme en un banco", dice Vijay Pandurangan, uno de los fundadores de la aplicación de administración de contraseñas Mitro. Mashable.

Recientemente, los sistemas de autenticación de dos pasos como el que emplea Google han agregado una capa adicional a la seguridad de las contraseñas al requerir la verificación de dos fuentes separadas, en este caso una contraseña y un código entregado por SMS. Sin embargo, los intrépidos piratas informáticos, de los cuales hay muchos, pueden engañar al sistema adquiriendo primero acceso al teléfono del objetivo, lo cual no es tan difícil dado el conjunto de herramientas adecuado.

Sin embargo, la autenticación en dos pasos es probablemente la clave para la seguridad de las contraseñas en el futuro. Las contraseñas están profundamente arraigadas en la cultura web, y esperar que toda una generación aprenda y acepte otro sistema de validación puede no ser razonable. Pero la autenticación de múltiples factores: un sistema que requeriría contraseñas más un código obtenido por mensaje de texto más una huella dactilar, o alguna variación de la misma, podría ser la solución. En teoría, cuanta más información requiera un intento de inicio de sesión, menos probable es que un pirata informático pueda ensamblar todas las piezas del rompecabezas necesarias.

"Las mejores soluciones de seguridad que vemos en estos días son las que tienen varios elementos en capas, por lo que si uno se ve comprometido, no rompe todo el sistema", dice Grant. "Si solo estoy ingresando a mi cuenta de Gmail, tengo mi contraseña y tengo la aplicación de autenticación de Google. Si estoy ingresando a, digamos, mis registros médicos o un banco, es posible que desee activar otra cosa, [ por ejemplo] biometría basada en teléfonos. El teléfono inteligente realmente ofrece una solución a algunas de las barreras que hemos visto en el pasado ".

El problema con la autenticación multifactor verdaderamente confiable puede ser que los métodos más seguros también requerirían sacrificios significativos en términos de conveniencia y privacidad, según Mat Honan. El tipo de información necesaria puede ser mucho más invasivo de lo que nos sentimos cómodos. "El sistema de seguridad deberá basarse en su ubicación y hábitos, tal vez incluso en sus patrones de habla o en su propio ADN", escribió Honan en Cableado.

Pero, como señala Grant, los consumidores rechazarán cualquier cosa que parezca demasiado invasiva. Las futuras medidas de seguridad deberán incorporar tecnología sofisticada sin incomodar al usuario. El NSTIC ha visto nuevos desarrollos prometedores en geolocalización, por ejemplo. En el futuro, los dispositivos pueden reconocer instantáneamente cuando un usuario inicia sesión desde un país desconocido y activar funciones de seguridad adicionales. Es posible que ya haya experimentado una versión anterior de esto al intentar iniciar sesión en Facebook desde una computadora con una dirección IP desconocida.

Si continuamos descargando información personal en línea al mismo ritmo asombroso, es posible que nos veamos obligados a aceptar ciertos sacrificios de conveniencia y privacidad, al menos mientras tanto. Por ahora, no tenemos más remedio que esperar y ver, y mientras tanto, fortalecer nuestras contraseñas existentes.


Los 10 mejores descubrimientos arqueológicos increíbles

La arqueología es una ciencia fascinante cuanto más descubre, más misterios revela. Cuantas más respuestas da, más preguntas surgen. Pero eso solo nos da el ímpetu para seguir tratando de descubrir los secretos del pasado. Esta lista investiga diez de los descubrimientos arqueológicos más importantes e increíbles de la historia.

Baruch ben Neriah era un escriba en la Biblia que era el secretario (y pariente consanguíneo) del profeta Jeremías. Además de escribir todas las profecías de Jeremías y rsquos que le fueron dictadas por el profeta mismo, Baruc también escribió su propio libro bíblico (puede leerlo aquí y fue eliminado de las Biblias protestantes en el siglo XVI, pero se puede encontrar en las Biblias ortodoxas y católicas). . Es una persona muy venerada en la historia de los judíos y también por el cristianismo. Entonces, ¿por qué este artículo está aquí en la lista? En 1975 se descubrió en el mercado de antigüedades una bulla de arcilla (un sello de arcilla) que no solo llevaba el nombre de Baruch & rsquos, sino también su huella digital. Si es verdaderamente auténtico, este pequeño sello de arcilla contiene tanto la firma como la huella digital no solo de la mano derecha de un profeta bíblico, sino también de un hombre que fue profeta por derecho propio.

El descubrimiento de la piedra Rosetta desveló los secretos de los jeroglíficos del Antiguo Egipto. La piedra tiene un decreto del rey Ptolomeo V de 196 a. C., pero a diferencia de todos los demás decretos anteriores, este fue escrito en tres idiomas: jeroglíficos egipcios antiguos, demótico y griego antiguo. Fue descubierto el 15 de julio de 1799 por soldados de Napoleón y pronto llegó a Alejandría. Los jeroglíficos y la capacidad de leerlos o escribirlos cesaron en el 396 d.C., por lo que esto fue para presentar la clave para finalmente comprender un idioma que había desconcertado al hombre durante más de un milenio. Mediante el uso del texto griego, Jean-Fran & ccedilois Champollion pudo descifrar el texto del Antiguo Egipto y también mejorar en gran medida nuestra comprensión del Demótico. Desde que se descubrió la piedra, se han descubierto varias inscripciones multilingües similares.

En 1945 en la ciudad egipcia de Nag Hammadi ocurrió un descubrimiento increíble. Mohammed Ali Samman, un campesino local, descubrió doce códices de papiro encuadernados en cuero dentro de un frasco grande. Resultó que su contenido eran cincuenta y dos textos en su mayoría gnósticos que eran desconocidos o conocidos sólo a través de los comentarios de los padres de la Iglesia. Las escrituras y prácticas gnósticas fueron prohibidas por el obispo Atanasio en el año 367 d.C., por lo que todos los textos gnósticos fueron destruidos, excepto la biblioteca de Nag Hammadi, que obviamente fue escondida por alguien que quería preservarlos para la historia. El contenido de estos papiros nos da prácticamente todo lo que sabemos de los gnósticos y ndash, una secta cristiana condenada que comenzó en los años de formación de la Iglesia. Su importancia para la historia bíblica y social es inmensa. Los libros incluyen una serie de evangelios y otros textos relacionados con los movimientos de los apóstoles después de la muerte de Cristo y otras obras extrabíblicas que a veces son paralelas y otras contradecían la Biblia.

Pompeya, la antigua ciudad romana, fue enterrada durante una erupción volcánica en el 79 d.C. cuando explotó el Vesubio. Se perdió durante casi 1700 años y el daño causado a la ciudad fue tan severo que incluso el nombre de la ciudad desapareció de la memoria. En 1738 se descubrió Herculano & ndash, una ciudad cercana también perdida & ndash y diez años más tarde, el ingeniero militar Rocque Joaquín de Alcubierre descubrió Pompeya. Mientras excavaba en excavaciones posteriores, Giuseppe Fiorelli descubrió que algunas de las grandes burbujas en el barro volcánico eran moldes perfectamente formados de los hombres que habían muerto allí. Inyectó yeso en las burbujas y le dio al mundo moderno la primera mirada al pueblo romano antiguo real. Curiosamente, la ciudad estaba llena de arte y objetos eróticos (muchos de los cuales estuvieron ocultos hasta el año 2000 d.C.) y grafitis encontrados en una pared en Pompeya llamada la ciudad y ldquoSodoma y Gomorra & rdquo, lo que llevó a muchos cristianos a creer que la ciudad fue destruida por Dios en retribución por su perversidades sexuales.

La piedra de Pilatos (probablemente el objeto menos conocido de esta lista) fue descubierta en junio de 1961 cerca de Cesarea (parte de Judea) por el Dr. Antonio Frova mientras excavaba con su equipo de arqueólogos un antiguo teatro romano construido por Herodes el Grande. en 30BC. La piedra se había reutilizado en el siglo IV como parte de una nueva escalera que se había agregado más tarde. Lo significativo de esta piedra fue lo que los arqueólogos encontraron inscrito en el costado: & ldquoTo the Divine Augusti [this] Tiberieum & hellip Poncio Pilato & hellip prefecto de Judea & hellip ha dedicado [esto] & rdquo. Esta fue la primera vez que se encontró evidencia física de la existencia del bíblico Poncio Pilato. Su autenticidad es reconocida universalmente por el mundo arqueológico.

Los Rollos del Mar Muerto son 972 documentos bíblicos descubiertos en una cueva en la orilla del Mar Muerto en 1946 y 1947. Se remontan al siglo II d.C. para comprender el significado de esa fecha, las únicas otras copias antiguas existentes de la Biblia hebrea. hoy datan del siglo IX d.C. Esto le ha dado a los eruditos bíblicos la oportunidad de comprender verdaderamente la historia de la traducción de la Biblia desde apenas doscientos años después de Cristo hasta el día de hoy. Junto con las otras dos grandes copias bíblicas del texto (escritas en griego, no en hebreo, que datan del siglo IV), esto brinda una oportunidad increíble para comprender cómo se compararon las versiones hebrea y griega a lo largo de la historia y nos cuenta las enmiendas realizadas a ambas por varios pueblos en distintos momentos.

Es difícil decir cuándo se descubrieron los primeros huesos de dinosaurio, pero sabemos al menos que el primero registrado científicamente fue el de Megalosaurus & ndash descrito en 1824 por William Buckland. Iguanadon fue descubierto dos años antes por Gideon A. Mantell, pero no fue descrito hasta un año después. Dadas las fuertes convicciones religiosas de la sociedad occidental en ese momento, estos descubrimientos sacudieron las creencias de muchas personas y rsquos en una Biblia literal de una manera nunca vista desde los descubrimientos de Copérnico y Galileo. Algunas personas estaban convencidas de que estos primeros descubrimientos de dinosaurios eran los huesos de los gigantes bíblicos (algunos todavía lo hacen, de hecho), pero con el tiempo la mayoría ha llegado a ver que nuestro asombroso planeta era el hogar de criaturas mucho antes de que el hombre pusiera un pie en él. eso.

Cuando se descubrió por primera vez la Cueva de Altamira, se desencadenó una controversia mundial que se extendió por décadas. En esta cueva, el arqueólogo aficionado Marcelino Sanz de Sautuola, dirigido por su hija de doce años, vio por primera vez desde la época del Paleolítico, obras de arte creadas por el hombre que antes se creía incapaz de tal hazaña. Sus implicaciones para la sociología y la arqueología fueron asombrosas. Cuando las pinturas finalmente se verificaron como auténticas 20 años después, cambió para siempre la percepción de los seres humanos prehistóricos. Es difícil comprender cómo debió haberse sentido Sautuola en el momento en que vislumbró las pinturas por primera vez.

& ldquoAl principio no pude ver nada, el aire caliente escapando de la cámara provocando que la llama de la vela parpadeara, pero luego, cuando mis ojos se acostumbraron a la luz, los detalles de la habitación dentro emergieron lentamente de la niebla, animales extraños, estatuas y oro y ndash en todas partes el brillo del oro. Por un momento y una eternidad debió de parecerles a los demás que estaban allí y que me quedé mudo de asombro. Esas son las palabras de Howard Carter y el hombre que descubrió la tumba del rey Tután. Resumen mucho mejor que yo la maravilla de este descubrimiento egipcio más importante de los tiempos modernos. La importancia de este descubrimiento para la comprensión de la historia del Antiguo Egipto es probablemente la mayor de todas.

El desfiladero de Olduvai atraviesa África oriental y es probablemente el lugar arqueológico más importante de la Tierra. Contiene los restos de seres humanos de 1,9 millones de años y, debido a que estuvo ocupado continuamente durante miles de años, muestra el progreso de la evolución del hombre. Se han encontrado herramientas, evidencia de recolección (marcas de dientes humanos en huesos en lugar de marcas de corte) y caza, así como evidencia de interacción social humana a una edad tan temprana. También hay formaciones de arte rupestre en la zona. Debido a la cantidad de restos y signos de interacción humana, fue muy posiblemente una de las primeras ciudades de man & rsquos (por así decirlo).


Lo que realmente piensan los arqueólogos sobre los extraterrestres antiguos, las colonias perdidas y las huellas dactilares de los dioses

No es ningún secreto que mucha más gente ve programas de televisión como 'Ancient Aliens' del History Channel que asiste a conferencias de arqueólogos e historiadores profesionales. Millones de personas se sintonizan para ver series de televisión y docu-dramas con un control cuestionable de los hechos del pasado. Las historias tejidas por productores y escritores pueden tener alguna base en la verdad, pero son en gran parte historias; sin embargo, son historias convincentes y están dirigidas a una audiencia general de la forma en que la mayoría de la producción académica no lo está.

La gente también está leyendo libros sobre extraterrestres antiguos y otras formas de pseudoarqueología, según el arqueólogo Donald Holly. Inicia una sección reciente de reseñas de libros de acceso abierto en la revista. Antigüedad americana pidiendo a los arqueólogos que consideren la idea de la pseudoarqueología, solo por un momento, para que podamos crear mejores momentos de enseñanza, ya sea que estemos hablando con estudiantes o con cualquier persona interesada en nuestro trabajo. Las personas que leen estos libros no son ignorantes ni obstinadas, señala, sino más bien indecisas sobre las explicaciones arqueológicas alternativas y claramente interesadas en comprender el pasado. "Es hora de que hablemos con el tipo que está sentado a nuestro lado en el avión", afirma Holly. Al recopilar nueve reseñas de arqueólogos profesionales de libros de pseudoarqueología populares en el Amazonas, Holly espera que esto "ofrezca a la mayoría silenciosa y curiosa que está interesada en estas obras una perspectiva profesional sobre ellas" y les brinde a los arqueólogos que no están familiarizados con los libros. una cartilla de pseudoarqueología.

El artículo comienza con dos reseñas de libros cuya premisa principal es que necesitamos humanos avanzados, o no humanos, para dar sentido a los desarrollos pasados. Primero, Graham Hancock's Huellas dactilares de los dioses: la evidencia de la civilización perdida de la Tierra, revisado por Ken Feder, un arqueólogo famoso por su libro anti-pseudoarqueología Fraudes, mitos y misterios: ciencia y pseudociencia en arqueología. La esencia de Huellas dactilares Es que una civilización extraordinariamente avanzada vagó por los mares hace miles de años, dando consejos a las personas que encontraron en lugares como Egipto y Perú y ayudándoles a establecer sus propias civilizaciones. A cambio, estos pueblos avanzados fueron tratados como dioses, particularmente después de que algún evento cataclísmico los aniquilara. Los principales problemas de Feder con el libro de Hancock incluyen el hecho de que seleccionó cuidadosamente sus datos, sin molestarse en abordar todas las pruebas de que se basa en pensadores marginales muy viejos y desacreditados y que no puede concebir la evolución cultural.

En la segunda revisión, The Ancient Alien Question, el arqueólogo Jeb Card señala, al igual que Feder, que los orígenes de esta idea se encuentran en el misticismo victoriano y la teosofía, un movimiento que "mezclaba magia hermética, espiritualismo, curiosidad occidental y religión oriental, racismo y conceptos erróneos de la evolución hacia una cosmovisión de razas raíces, continentes perdidos y maestros ascendidos que se originaron en Venus u otros mundos ". El autor de The Ancient Alien Question, Philip Coppens, era un habitual de la serie de televisión Ancient Aliens y presenta la investigación académica como si la ciencia en sí fuera misteriosa. Lo más problemático, encuentra Card, es la invocación de Coppens de "la destrucción de la Biblioteca de Alejandría y la quema de otros libros como supresión de la verdad antigua sin reconocer su propio llamado a la destrucción del orden científico, reemplazando la investigación científica con una nueva historia del misticismo". y mito ".

Yacimiento neolítico de Göbekli Tepe en Turquía. (Imagen a través del usuario de wikimedia commons Teomancimit, usada bajo. [+] Una licencia CC BY-SA 3.0.)

Otros libros de la sección de reseñas se centran en sitios o culturas específicos e ilustran que el autor popular ha seleccionado artificialmente qué información presentar. El libro de Andrew Collins Göbekli Tepe: Génesis de los dioses, revisado por el arqueólogo Eric Cline, trata sobre el sitio neolítico en Turquía que Collins intenta conectar con el Jardín del Edén bíblico al tratar la Biblia como un hecho incontrovertible. Black Genesis: Los orígenes prehistóricos del Antiguo Egipto por Robert Bauval y Thomas Brophy, revisado por el arqueólogo Ethan Watrall, malinterpreta tanto la astronomía como la Biblia para mostrar que el estado egipcio era "africano negro", pero también logra señalar con precisión que la arqueología académica ha ignorado durante mucho tiempo el África subsahariana .

El suroeste de los EE. UU. Está cubierto por Gary David's Santuarios estelares y movimientos de tierra del desierto del suroeste, revisado por el arqueólogo Stephen Lekson. Mientras Lekson admite que David está en algo con su "estilo periodístico suelto", el "contenido [del libro] es fantástico, es fenomenal, es asombroso, es. Una mezcolanza". El arqueólogo Kory Cooper aborda América de la Edad de Hierro antes de Colón por William Conner, lo que sugiere que hay evidencia de sitios de fundición de hierro en la América del Norte prehistórica. El mayor elogio de Cooper es que "sería una referencia útil para un curso de Introducción a la lógica porque el libro es un verdadero catálogo de falacias lógicas". Y el arqueólogo Benjamin Auerbach revisa Los antiguos gigantes que gobernaron Estados Unidos: los esqueletos perdidos y el gran encubrimiento del Smithsonian por Richard Dewhurst, quien usa artículos de periódicos antiguos para afirmar que no solo se encontraron los esqueletos de gigantes en los Estados Unidos, sino que el museo de ciencia más conocido del país trató de ocultar la evidencia. Auerbach señala que él personalmente ha estudiado muchos de los esqueletos que menciona Dewhurst y "ninguno tenía estatura superior a los seis pies". La evidencia selectiva en estos libros es claramente problemática, pero no tan problemática como el motivo subyacente a muchos libros de pseudoarqueología.

El tema principal entre estos libros de pseudoarqueología populares con los que los profesionales tienen un gran problema es el etnocentrismo, o la idea de que podemos juzgar otras culturas basándonos en el criterio de la nuestra. Pero el racismo también figura aquí. Reseñas del arqueólogo Larry Zimmerman Las colonias perdidas de la antigua América por Frank Joseph, quien insiste en que los arqueólogos de la corriente principal son los que ignoran la información sobre los viajes transoceánicos y que muchas civilizaciones pasadas pueden haber colonizado primero el Nuevo Mundo. Zimmerman, sin embargo, señala que "Joseph se hace eco de medio milenio de especulaciones encaminadas a inventar una profunda historia del Viejo Mundo en las Américas, desafiando así la primacía de los indios americanos en el hemisferio, o al menos implicando su inferioridad, su pobre administración de la tierra". , y la necesidad de civilizarlos, todo al servicio del Destino Manifiesto y la justificación para tomar su tierra ". Del mismo modo, John Ruskamp Ecos asiáticos: la identificación de pictogramas chinos en la escritura rupestre precolombina de América del Norte, revisado por el arqueólogo Angus Quinlan, plantea la idea de que los pictogramas que se encuentran en el arte rupestre de América del Norte son caracteres de escritura china dejados por un viaje arqueológicamente invisible a través del Pacífico. La similitud es sustancial, insiste Ruskamp, ​​pero Quinlan la llama "otra ilustración del pensamiento deductivo en su peor momento". Además, Quinlan señala que este tipo de interpretaciones que intentan calzar a los visitantes extranjeros para explicar la cultura del Nuevo Mundo son "una falta de respeto a las culturas nativas americanas que utilizaron el arte rupestre en sus rutinas socioculturales".

Pictograma nativo americano (arte rupestre pintado) de un panel de imágenes encontradas en Horseshoe / Barrier. [+] Cañón, Parque Nacional Canyonlands, Utah. (Imagen a través del usuario de wikimedia commons Scott Catron, utilizada bajo una licencia CC BY-SA 3.0).

Los arqueólogos están capacitados como antropólogos para reconocer y celebrar la diversidad de la humanidad, tanto hoy como en el pasado. Eric Cline explica esto de manera sucinta en su revisión, señalando que "los pseudoarqueólogos no pueden aceptar el hecho de que los simples humanos podrían haber ideado grandes innovaciones como la domesticación de plantas y animales o haber construido grandes obras maestras arquitectónicas como la Esfinge por su cuenta. con frecuencia buscan o invocan ayuda divina, o incluso ajena, para explicar cómo llegaron a existir ".

Los libros de pseudoarqueología son problemáticos para los arqueólogos por varias razones. Primero, por supuesto, tienden a presentar información errónea, seleccionada cuidadosamente de fuentes legítimas (y no tan legítimas) que a menudo se toma como un hecho porque se presenta como un hecho. Los arqueólogos, como científicos, no pueden seleccionar qué datos considerar más de lo que un químico puede seleccionar qué leyes de la química seguir. En segundo lugar, la pseudoarqueología parece un cuerpo académico legítimo porque los autores tienden a citarse unos a otros, creando un cuerpo de información que, por extravagante que parezca, encaja. La arqueología también hace esto, pero como científicos, estamos comprometidos en mejorar nuestra comprensión del pasado en lugar de proteger nuestras propias teorías como lo hacen los pseudoarqueólogos.

Pero estos libros son quizás los más problemáticos para los arqueólogos porque, como señala Lekson, "la arqueología alternativa es más interesante que el material que escribimos. Es más interesante para más gente, claro." Los arqueólogos académicos no están capacitados para escribir de manera legible, lo que significa que hay una gran oportunidad para que los autores se conecten con el "tipo del avión". Los arqueólogos como Brian Fagan, que escriben libros más accesibles, tienen que caminar por una delgada línea entre hacer que los datos sean interesantes y no hacer afirmaciones extraordinarias.

Desafortunadamente, las historias de extraterrestres antiguos y humanos extraordinarios que crearon las pirámides como un dispositivo de comunicación son a menudo más fascinantes que un lento cambio cultural. Nosotros, como arqueólogos, necesitamos encontrar una manera de mostrar la humanidad del pasado y transmitir la idea de que los humanos antiguos eran inteligentes, capaces e innovadores, que aquellos de nosotros que vivimos hoy somos el producto de esa larga historia de innovación, y que Continuamos la tradición de nuestros primeros antepasados ​​inventando automóviles, computadoras y, sí, incluso la pseudoarqueología.

Para obtener más información sobre los libros de pseudoarqueología, puede leer el Antigüedad americana reseñas de libros aquí, o echa un vistazo al fantástico blog de Jason Colavito, el "xenoarqueólogo escéptico", que criticó la reciente aparición de Hancock en el podcast de Joe Rogan. Y si desea tomar una clase de pseudoarqueología, Ethan Watrall ha puesto su curso de otoño de 2015 de la Universidad Estatal de Michigan en línea, con todo el material del curso disponible gratuitamente para cualquiera que esté interesado.


¿Eran los antiguos gigantes genéticamente psicopáticos? Interesante discusión sobre por qué se odiaban tanto estas cosas.

considerando todas las cuentas nativas y europeas, ¿nos comerían? Probablemente no.

¿De qué gigantes antiguos estamos hablando aquí?

No. La noción de gigantes de la vida real es un verdadero coeficiente intelectual bajo.

La verdadera razón por la que eran sociópatas y psicópatas era porque sus descendientes eran demonios o ángeles caídos. Y en la Biblia se habla de que los ángeles caídos entraron, tuvieron relaciones sexuales con las mujeres y crearon los Gigantes.Es un gigante que comenzó a apoderarse de la mayoría de la población, así como de los ángeles caídos que introdujeron tecnología e información que nunca conocieron antes de que todos comenzaran. Volviéndose corrupto en el mundo estaba en una espiral cuesta abajo es por eso que Dios inundó la tierra para empezar de nuevo

Bip. Boop. Soy un robot. Aquí & # x27s una copia de

Esa explicación no es válida. Primero, Samyaza y los serafines o los ángeles "vigilantes" que eventualmente engendrarían a los nefilim no son los mismos que los "caídos", la tercera parte de la población de ángeles que siguió a la estrella de la mañana en la guerra contra Dios, Miguel y el resto de los Angeles. Los observadores eran solo ángeles que se quedaron aquí para hacer precisamente eso. Míranos. No eran demonios psicópatas ni nada de eso, solo eran viejos ángeles normales que se quedaron aquí con nosotros desatendidos y tomaron la decisión de que eran chicas humanas gunna bang. Antes de que se tomara esa decisión, no había nada diferente de malo o malo en ellos que en cualquier otro ángel, entonces, ¿por qué esos rasgos genéticos inexistentes se transmitirían a sus hijos mestizos?

Los textos nos dicen que al principio las cosas no estaban tan mal. No eran buenos pero no eran tan malos. Consumían todos los recursos que los humanos tenían para ofrecer. Tendría que imaginar que una versión de 15 pies de un humano a escala tendría un gran apetito. Mientras que un ser humano normal podría comer un trozo de bistec para la cena, una de estas cosas podría tener la mayor parte de una vaca. Luego, se tiene en cuenta que no sabemos cuántos eran exactamente, por lo que no es sorprendente que los recursos de los humanos comenzaran a agotarse rápidamente.Ahora te quedas con estas cosas enormes que son infinitamente más fuertes, más grandes e inteligentes que nosotros con un apetito monstruoso en una sociedad anterior a la revolución industrial relativamente bárbara y lo que suceda a continuación no me sorprende. No tengo que atribuir el hecho de que luego empezaron a comernos a nosotros y, en última instancia, a comerse unos a otros a la psicopatía. Creo que podría haber venido con la misma facilidad de su razonamiento medio humano y la forma / mundo en que se criaron. Para ellos, debemos haberles parecido poco más que animales, si es que, ¿por qué no nos comerían cuando se acabó la comida?


Usabilidad de huellas dactilares en objetos antiguos - Historia

Otras características humanas visibles, como los rasgos faciales, cambian considerablemente con la edad, pero las huellas dactilares son relativamente persistentes. Salvo lesiones o cirugías que causan cicatrices profundas, o enfermedades como la lepra que daña las capas formativas de la piel con crestas de fricción, nunca se ha demostrado que las características de las huellas de los dedos y la palma se muevan o cambien su relación unitaria a lo largo de la vida de una persona (y lesiones, cicatrices y las enfermedades tienden a exhibir indicadores reveladores de cambios no naturales).
    
En civilizaciones anteriores, el marcado o mutilación (cortar las manos o la nariz) se usaba para marcar a las personas como criminales. El ladrón fue privado de la mano que cometió el robo. Los antiguos romanos empleaban la aguja del tatuaje para identificar y prevenir la deserción de soldados mercenarios.
    
Antes de mediados de la década de 1800, los agentes de la ley con extraordinarios recuerdos visuales, los llamados "ojos de cámara", identificaban a los delincuentes detenidos anteriormente solo con la vista. La fotografía aliviaba la carga de la memoria, pero no era la respuesta al problema de la identificación criminal. Las apariencias personales cambian.
    
Alrededor de 1870, el antropólogo francés Alphonse Bertillon ideó un sistema para medir y registrar las dimensiones de ciertas partes óseas del cuerpo. Estas medidas se redujeron a una fórmula que, en teoría, solo se aplicaría a una persona y no se alteraría a lo largo de su vida adulta. Bertillon también fue pionero en el concepto de fotos de arrestos (fotos policiales) tomadas simultáneamente con mediciones corporales y huellas dactilares.
    
El sistema Bertillon fue generalmente aceptado en muchos países durante las siguientes tres décadas, sin embargo, el sistema de medición antropométrica nunca se recuperó de los eventos de 1903, cuando un hombre llamado Will West fue sentenciado a la Penitenciaría de los Estados Unidos en Leavenworth, Kansas. Se descubrió que ya había un preso en la penitenciaría, cuyas medidas de Bertillon eran casi las mismas, y su nombre era William West.
 
Tras la investigación, se determinó que había dos hombres que se veían muy similares. Sus nombres eran William y Will West. Sus medidas de Bertillon eran lo suficientemente similares como para identificarlos como la misma persona. Sin embargo, las comparaciones de huellas dactilares determinaron rápida y correctamente que los datos biométricos (huellas dactilares y rostro) eran de dos personas diferentes. (Según los registros de la prisión que se hicieron públicos años después, los hombres de West aparentemente eran gemelos idénticos y cada uno tenía un registro de correspondencia con los mismos parientes cercanos).
    
    
    
Prehistórico
    
En muchos lugares del mundo se han descubierto artefactos antiguos con tallas similares a la piel con crestas de fricción. La escritura de imágenes de una mano con patrones de crestas se descubrió en Nueva Escocia. En la antigua Babilonia, las huellas dactilares se usaban en tabletas de arcilla para transacciones comerciales.
    
    
    
200 aC - China
    
Los registros chinos de la dinastía Qin (221-206 a. C.) incluyen detalles sobre el uso de huellas de manos como evidencia durante las investigaciones de robo.
    
Los sellos de arcilla con impresiones de crestas de fricción se utilizaron durante las dinastías Qin y Han (221 a. C. - 220 d. C.).
    

    
    
    
1400 d.C. - Persia
    
El libro persa del siglo XIV "Jaamehol-Tawarikh" (Historia universal), atribuido a Khajeh Rashiduddin Fazlollah Hamadani (1247-1318), incluye comentarios sobre la práctica de identificar a las personas a partir de sus huellas dactilares.
    
    
    
1600
    
1684 - Creció
En el artículo "Philosophical Transactions of the Royal Society of London" de 1684, el Dr. Nehemiah Grew fue el primer europeo en publicar observaciones de la piel con crestas de fricción.
    
    
1685 - Bidloo

El libro de 1685 del anatomista holandés Govard Bidloo, "Anatomía del cuerpo humano", incluía descripciones de detalles de la piel con crestas de fricción (crestas papilares).
    

Tabla 4 de & quot Anatomía del cuerpo humano & quot.
    
    
1686 - Malpighi
En 1686, Marcello Malpighi, profesor de anatomía en la Universidad de Bolonia, (en Italia), notó en su tratado surcos, espirales y bucles de huellas dactilares. Una capa de piel recibió su nombre de capa "Malpighi", que tiene aproximadamente 1,8 mm de grosor.
    
Grew, Bidloo o Malpighi no mencionaron la singularidad o la permanencia de la piel con crestas de fricción.
    
    
    
1700
    
1788 - Mayer

El anatomista alemán Johann Christoph Andreas Mayer escribió el libro Placas anatómicas de cobre con explicaciones apropiadas que contiene dibujos de patrones de piel con crestas de fricción. Mayer escribió: "Aunque la disposición de las crestas de la piel nunca se duplica en dos personas, las similitudes son más estrechas entre algunas personas". En otros, las diferencias son marcadas, pero a pesar de sus peculiaridades de disposición, todas tienen cierta semejanza ”(Cummins y Midlo, 1943, páginas 12-13). Mayer fue el primero en declarar que la piel con crestas de fricción es única.
    
    

    
1800
    
1823 - Purkinje

En 1823, Jan Evangelista Purkinje, profesor de anatomía en la Universidad de Breslau, publicó su tesis sobre nueve patrones de huellas dactilares. Purkinje no mencionó el valor de las huellas dactilares para la identificación personal. En la mayoría de las publicaciones en inglés se hace referencia a Purkinje como Juan Evangelista Purkinje.
    
    
1856 - Welcker

El antropólogo alemán Hermann Welcker de la Universidad de Halle, estudió la permanencia de la piel con crestas de fricción imprimiendo su propia mano derecha en 1856 y nuevamente en 1897, luego publicó un estudio en 1898.
    
    
1858 - Herschel

    
Los ingleses comenzaron a usar huellas dactilares en julio de 1858 cuando Sir William James Herschel, magistrado jefe del distrito de Hooghly en Jungipoor, India, utilizó por primera vez las huellas dactilares en contratos nativos. Por capricho, y sin pensar en la identificación personal, Herschel hizo que Rajyadhar Konai, un hombre de negocios local, imprimiera la huella de su mano en un contrato.
    

    
El propósito era & quot. para asustarlo y no pensar en repudiar su firma ''. El nativo quedó adecuadamente impresionado y Herschel adquirió el hábito de exigir impresiones de la palma de la mano, y más tarde, simplemente las huellas de los dedos índice y medio correctos, en cada contrato realizado. con los lugareños. El contacto personal con el documento, creían, hacía que el contrato fuera más vinculante que si simplemente lo firmaran. Por lo tanto, el primer uso moderno a gran escala de las huellas dactilares no se basó en pruebas científicas, sino en creencias supersticiosas.
    

    
Sin embargo, a medida que la colección de huellas dactilares de Herschel creció, comenzó a darse cuenta de que las impresiones entintadas podían, de hecho, probar o refutar la identidad. Si bien su experiencia con la toma de huellas dactilares fue ciertamente limitada, la convicción privada de Sir William Herschel de que todas las huellas dactilares eran únicas para el individuo, así como permanentes a lo largo de la vida de ese individuo, lo inspiró a expandir su uso.
    
    
1863 - Coulier

El profesor Paul-Jean Coulier, de Val-de-Grce en París, publicó sus observaciones de que las huellas dactilares (latentes) se pueden desarrollar en el papel mediante el humo de yodo, explicando cómo preservar (arreglar) tales impresiones desarrolladas y mencionando el potencial para identificar sospechosos ' huellas dactilares mediante el uso de una lupa.
   
    
1877 - Taylor

    

    
El microscopista estadounidense Thomas Taylor propuso que las huellas de dedos y palmas dejadas en cualquier objeto podrían usarse para resolver crímenes. La edición de julio de 1877 de The American Journal of Microscopy and Popular Science incluyó la siguiente descripción de una conferencia de Taylor: & # 160 & # 160 & # 160 & # 160
    
Marcas de mano bajo el microscopio. - En una conferencia reciente, el Sr. Thomas Taylor, microscopista del Departamento de Agricultura, Washington, DC, expuso en una pantalla y una vista ampliada de las marcas en las palmas de las manos y las puntas de los dedos, y llamó la atención sobre la posibilidad de identificar a los delincuentes, especialmente a los asesinos, comparando las marcas de las manos dejadas en cualquier objeto con las impresiones en cera tomadas de las manos de personas sospechosas. En el caso de los asesinos, las marcas de manos ensangrentadas presentarían una oportunidad muy favorable. Este es un nuevo sistema de quiromancia.
    
    
Década de 1870-1880 - Musleras

Durante la década de 1870, el Dr. Henry Faulds, cirujano-superintendente británico del Hospital Tsukiji en Tokio, Japón, se dedicó al estudio de & quot; surcos de piel & quot; después de notar marcas de dedos en muestras de cerámica & quot prehistórica & quot. Un hombre instruido y trabajador, Faulds no solo reconoció la importancia de las huellas dactilares como medio de identificación, sino que también ideó un método de clasificación.
    
En 1880, Faulds envió una explicación de su sistema de clasificación y una muestra de las formas que había diseñado para registrar impresiones entintadas, a Sir Charles Darwin. Darwin, en edad avanzada y con mala salud, informó al Dr. Faulds que no podía serle de ninguna ayuda, pero prometió pasarle los materiales a su primo, Francis Galton.
    
También en 1880, el Dr. Henry Faulds publicó un artículo en el Scientific Journal, & quotNature & quot (naturaleza). Habló de las huellas dactilares como medio de identificación personal y del uso de tinta de las impresoras como método para registrar esas huellas dactilares. También se le atribuye la primera identificación de impresión latente: una huella dactilar grasienta depositada en una botella de alcohol. & # 160 & # 160 & # 160 & # 160
    
    
1882 - Thompson

En 1882, Gilbert Thompson, del Servicio Geológico de los Estados Unidos en Nuevo México, utilizó su propia huella digital en un documento para ayudar a prevenir la falsificación. Este es el primer uso conocido de huellas dactilares en los Estados Unidos. Haga clic en la imagen a continuación para ver una imagen más grande de un recibo de 1882 emitido por Gilbert Thompson a & quot; Bob mentiroso & quot por la cantidad de 75 dólares.
    

    
    
1882 - Bertillon

    
Alphonse Bertillon, un empleado de la Prefectura de Policía de París, Francia, ideó un sistema de clasificación, conocido como antropometría o sistema de Bertillon, utilizando medidas de partes del cuerpo. El sistema de Bertillon incluía medidas como la longitud de la cabeza, la anchura de la cabeza, la longitud del dedo medio, la longitud del pie izquierdo y la longitud del antebrazo desde el codo hasta la punta del dedo medio. Bertillon también estableció un sistema para fotografiar rostros, lo que se conoció como fotografías policiales.
    

    

    
En 1888, Bertillon fue nombrado jefe del recién creado Departamento de Identidad Judicial, donde utilizó la antropometría como medio principal de identificación. Más tarde introdujo Fingerprints, pero los relegó a un papel secundario en la categoría de marcas especiales.
    
    
1883: Mark Twain (Samuel L. Clemens)

Un asesino fue identificado usando identificación de huellas dactilares en el libro de Mark Twain & quotLife on the Mississippi & quot. y una película hecha para televisión en 1984.
    
    
1888 - Galton

Sir Francis Galton, antropólogo británico y primo de Charles Darwin, comenzó sus observaciones de las huellas dactilares como medio de identificación en la década de 1880.
    
    
1891 - Vucetich

Juan Vucetich, un oficial de la policía argentina, inició los primeros archivos de huellas dactilares basados ​​en los tipos de patrón de Galton. Al principio, Vucetich incluyó el sistema Bertillon con los archivos.
    

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Impresión del pulgar derecho y firma de Juan Vucetich
    
    
1892 - Álvarez

En Buenos Aires, Argentina, en 1892, el inspector Eduardo Álvarez hizo la primera identificación de huellas dactilares de un criminal. Pudo identificar a Francisca Rojas, una mujer que asesinó a sus dos hijos y se cortó el cuello en un intento de culpar a otro. Su huella ensangrentada quedó en un poste de la puerta, lo que prueba su identidad como asesina. Álvarez fue entrenado por Juan Vucetich.
    

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Huellas dactilares entintadas de Francisca Rojas
 
       
1892 - Galton

Sir Francis Galton publicó su libro, "Finger Prints" en 1892, estableciendo la individualidad y permanencia de las huellas dactilares. El libro incluyó el primer sistema de clasificación publicado para huellas dactilares. En 1893, Galton publicó el libro "Descifrado de huellas dactilares borrosas" y en 1895 el libro "Directorios de huellas dactilares".

El interés principal de Galton en las huellas dactilares era ayudar a determinar la herencia y el origen racial. Si bien pronto descubrió que las huellas dactilares no ofrecían pistas firmes sobre la inteligencia o la historia genética de un individuo, pudo probar científicamente lo que Herschel y Faulds ya sospechaban: que las huellas dactilares no cambian a lo largo de la vida de un individuo y que no hay dos huellas dactilares exactamente. lo mismo. Según sus cálculos, las probabilidades de que dos huellas dactilares individuales fueran iguales eran de 1 en 64 mil millones.

Galton nombró las características por las que se pueden identificar las huellas dactilares. Algunas de estas mismas características (minucias) todavía se utilizan hoy en día y, a veces, se las conoce como Detalles de Galton. La mayoría de los términos de Galton Detail que describen la piel con crestas de fricción y las características de impresión se han abandonado en la terminología moderna de la ciencia forense.
    
    
1896 - Hodgson

El 8 de mayo de 1896, el Dr. Ralph Hodgson dio una conferencia sobre el valor de la identificación de huellas dactilares en la Escuela de Artes de Sydney en Sydney, Australia. La conferencia incluyó una discusión sobre el gran valor de las huellas dactilares y también la adopción limitada de registros de huellas dactilares para la identificación por parte de agencias mundiales que ya utilizan mediciones de Bertillon. Un diagrama utilizado en la conferencia se muestra arriba.
    
    
1897 - La primera Oficina Nacional de Identificación en los EE. UU.

El 20 de octubre de 1897, la Asociación Nacional de Jefes de Policía de los Estados Unidos y Canadá abrió la Oficina Nacional de Identificación (NBI) en el Ayuntamiento de Chicago, Illinois. Los archivos del NBI incluían fotografías policiales, huellas dactilares y registros relacionados de Bertillon de los delincuentes. En 1902, el nombre de la organización matriz se cambió a Asociación Internacional de Jefes de Policía (IACP) y la NBI se trasladó de Chicago a Washington, DC.
    
    
1897: los pioneros de las huellas dactilares de la India

Qazi Azizul Haque
    
    

Dobladillo Chandra Bose
    
El 12 de junio de 1897, el Consejo del Gobernador General de la India aprobó un informe del comité en el sentido de que las huellas dactilares deberían utilizarse para la clasificación de antecedentes penales. La Oficina Antropométrica en Kolkata (ahora Calcuta) se convirtió en la primera Oficina de Huellas Dactilares del mundo más tarde ese año. Qazi Azizul Haque y Hem Chandra Bose trabajaron en la Oficina Antropométrica de Calcuta (antes de que se convirtiera en la Oficina de Huellas Dactilares).
 
Haque y Bose son los dos expertos indios en huellas dactilares a los que se les atribuye el desarrollo principal del Sistema Henry de clasificación de huellas dactilares (llamado así por su supervisor, Edward Richard Henry). El sistema de clasificación de Henry todavía se utiliza en muchos países (principalmente como el sistema de archivo manual para acceder a los archivos de archivo de tarjetas de huellas dactilares en papel que no han sido escaneados ni computarizados).
    
    

    
1900
    
1900 - E.R. Henry

El Ministerio del Interior del Reino Unido llevó a cabo una investigación sobre la `` Identificación de delincuentes por medición y huellas dactilares ''. Edward Richard Henry (más tarde Sir ER Henry) compareció ante el comité de investigación para explicar el sistema publicado en su reciente libro The Classification and Use of Fingerprints . & quot El comité recomendó la adopción de huellas dactilares como reemplazo del relativamente inexacto sistema Bertillon de medición antropométrica, que solo se basaba parcialmente en las huellas dactilares para su identificación.
    
    
1901 - New Scotland Yard

La rama de huellas dactilares en New Scotland Yard (Policía Metropolitana) se creó en julio de 1901. Utilizaba el sistema Henry de clasificación de huellas dactilares.
    
    
1902 - de Forest
El Dr. Henry Pelouze de Forest fue pionero en el primer uso estadounidense de huellas dactilares. Las huellas dactilares se utilizaron para examinar a los solicitantes del servicio civil de la ciudad de Nueva York.


1903
En 1903, la Comisión de Servicio Civil de la Ciudad de Nueva York, el Sistema Penitenciario del Estado de Nueva York y la Penitenciaría de Leavenworth en Kansas estaban usando huellas dactilares.
    

    

En 1903, las huellas dactilares de Will y William West se compararon en la Penitenciaría de Leavenworth después de que se descubrió que tenían medidas antropométricas muy similares.
    
    
1904
El uso de huellas dactilares en Estados Unidos comenzó en el Departamento de Policía de St. Louis. Fueron asistidos por un sargento de Scotland Yard que había estado de servicio en la Exposición de la Feria Mundial de St. Louis custodiando la exhibición británica. Después de la Feria Mundial de St. Louis, más y más agencias policiales estadounidenses se unieron para enviar huellas dactilares a la Oficina de Identificación Criminal de la Asociación Internacional de Jefes de Policía en Washington, DC.
    
    
1905

El ejército de los EE. UU. Comienza a usar huellas dactilares.

El Departamento de Justicia de EE. UU. Forma la Oficina de Identificación Criminal en Washington, DC para proporcionar una colección de referencia centralizada de tarjetas de huellas dactilares.
    
    
1907

La Marina de los Estados Unidos comienza a usar huellas dactilares.

En 1907, la Oficina de Identificación Criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) se muda de Washington, DC a la Penitenciaría Federal de Leavenworth en Kansas, donde cuenta al menos parcialmente con reclusos. Sospechando de la participación de los reclusos en el proceso de identificación, la Asociación Internacional de Jefes de Policía BCI (todavía ubicada en Washington, DC), se negó a compartir con el DOJ BCI en Kansas. La falta de comunicación entre las fuerzas del orden público locales, estatales y federales presentó grandes desafíos en todos los niveles para localizar e identificar a los delincuentes buscados, especialmente aquellos que se trasladan de un estado a otro. La desconexión no se remedia hasta 1924.
    
    
1908

El Cuerpo de Marines de EE. UU. Comienza a usar huellas dactilares.
    
    
1910 - Brayley
En 1910, Frederick Brayley publicó el primer libro de texto estadounidense sobre huellas dactilares, "Disposición de huellas dactilares, identificación y sus usos".
    
    
1914 - Edmond Locard

El Dr. Edmond Locard publicó sus conclusiones de identificación de huellas dactilares y los criterios que deben usarse para garantizar la confiabilidad basado en un estudio de análisis estadístico en 1914. Su investigación reveló la siguiente regla de tres partes, que se puede resumir de la siguiente manera:

1. Si hay más de 12 puntos coincidentes y la huella digital es nítida, la certeza de la identidad está fuera de discusión.

2. Si están involucrados de 8 a 12 puntos concurrentes, entonces el caso está en el límite y la certeza de la identidad dependerá de:

2.a. la nitidez de las huellas dactilares

2.b. la rareza de su tipo

2.c. la presencia del centro de la figura [núcleo] y el triángulo [delta] en la parte explotable de la impresión

2.d. la presencia de poros [poreoscopía]

2.e. la perfecta y obvia identidad con respecto al ancho de las crestas y valles papilares, la dirección de las líneas y el valor angular de las bifurcaciones [ridgeología / edgeoscopía]. El Dr. Locard también se dio cuenta del valor y la importancia del proceso de identificación y ofreció conclusiones calificadas.

3. Si hay un número limitado de puntos característicos, las huellas dactilares no pueden proporcionar certeza para una identificación, sino solo una presunción proporcional al número de puntos disponibles y su claridad.
(Modificado de: Christophe Champod, Institut de Police Scientifique et de Criminiologie BCH / Universite de Lausanne, & quot Edmond Locard - Numerical Standards & amp & quotProbable & quot Identifications, Journal of Forensic Identification, 45 (2) 1995, pp136-155)
    
    
1914
    
La idea de INTERPOL nació en Mónaco en el primer Congreso Internacional de Policía Criminal (14 al 18 de abril de 1914). Funcionarios de 24 países discutieron la cooperación para resolver delitos. Además de sentar las bases de INTERPOL, la reunión propuso sentar las bases para establecer:
(1) Un archivo de identificación internacional
(2) Un sistema de clasificación para dichos archivos y
(3) Una lista de categorías para infractores de derecho común & quot; internacional & quot o & quot; cosmopolita & quot ;.
    
    
Codificación electrónica de huellas dactilares - Policía de Dinamarca
    


    
En 1914, Hakon Jrgensen con la Policía de Copenhague, Dinamarca, da una conferencia sobre la identificación a distancia de huellas dactilares en la Conferencia Internacional de Policía en Mónaco. El proceso involucró la codificación de características de huellas dactilares para su transmisión a oficinas distantes facilitando la identificación a través de comunicaciones electrónicas. En 1916, el libro "Identificación a distancia" se publica y se utiliza en el entrenamiento de la policía danesa. La nota técnica de NIST (NBS) 1969 que revisa el sistema de Jrgensen está en línea aquí. La versión en inglés de 1922 de un libro que describe el sistema de & quot; identificación a distancia & quot de Jrgensen está en línea aquí.
    
    
1915

    
El inspector Harry H. Caldwell de la Oficina de Identificación del Departamento de Policía de Oakland, California, escribió numerosas cartas a los `` Operadores de Identificación Criminal '' en agosto de 1915, solicitándoles que se reunieran en Oakland con el propósito de formar una organización para promover los objetivos de la profesión de identificación. En octubre de 1915, un grupo de veintidós miembros del personal de identificación se reunió e inició la "Asociación Internacional para la Identificación Criminal". En 1918, la organización pasó a llamarse Asociación Internacional para la Identificación (IAI) debido al volumen de trabajo de identificación no criminal realizado por los miembros. . El dedo índice derecho de Sir Francis Galton aparece en el logotipo de IAI. La publicación oficial del IAI es Journal of Forensic Identification. La centésima conferencia educativa anual del IAI se llevó a cabo en Sacramento, California, cerca de las raíces originales del IAI.
    
    
1923 - El depósito de huellas dactilares del Departamento de Justicia de EE. UU. Regresa a Washington, DC
    
Después de una reunión entre el Fiscal General de los Estados Unidos y representantes de la Asociación Internacional de Jefes de Policía (IACP), la colección de huellas dactilares de la Oficina de Identificación Criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos se transfirió de la Penitenciaría de Leavenworth a Washington, DC, en octubre de 1923.
    
    
1924 - Se forma la División de Identificación del FBI
    
En 1924, una ley del congreso estableció la División de Identificación del FBI. El depósito de huellas dactilares de la Oficina de Identificación Criminal de la IACP y el depósito de huellas dactilares de la Oficina de Identificación Criminal (BCI) del Departamento de Justicia de los EE. UU. Se consolidaron para formar el núcleo de los archivos de huellas dactilares de la División de Identificación del FBI (originalmente incluido un total de 810,188 tarjetas de huellas dactilares). Durante las décadas transcurridas desde entonces, el apoyo nacional de huellas dactilares del FBI (tanto a través de los Servicios de Información de Justicia Criminal como del Laboratorio del FBI) ​​ha sido indispensable para apoyar a la aplicación de la ley estadounidense. (FBI, The CJIS Link, 2000)
    

Empleados de huellas dactilares en la Sección Técnica de la División de Identificación del FBI en 1930. El cargo de Empleado de Huellas Dactilares se cambió más tarde a Examinador de Huellas Dactilares.
    
    
1940
    
Al final de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los expertos estadounidenses en huellas dactilares acordaron que no existía una base científica para un número mínimo de minucias correspondientes para determinar una "identificación" y la regla de los doce puntos se eliminó de la publicación del FBI, "La ciencia de las huellas dactilares".
    
Para 1946, el FBI había procesado más de 100 millones de tarjetas de huellas dactilares en archivos mantenidos manualmente. En 1947, el depósito de huellas dactilares del FBI se trasladó del Washington DC Armory Building a un nuevo edificio en 2nd y D Streets Southwest en Washington, DC.
    
Con la introducción de la tecnología del sistema automático de identificación de huellas dactilares (AFIS), los archivos se dividieron más tarde en archivos criminales computarizados y archivos civiles mantenidos manualmente. Sin embargo, muchos de los archivos manuales eran duplicados, los registros en realidad representaban algún lugar en el vecindario de 25 a 30 millones de delincuentes y un número desconocido (decenas de millones) de personas representadas en los archivos civiles.
    
    
1960
    
En 1963, la Unidad de Impresión Latente del FBI completó 9,668 casos de huellas latentes de las fuerzas del orden público estadounidenses locales, estatales y federales, incluidos 76,309 especímenes (elementos de prueba) para el examen de huellas latentes. La Unidad de Impresión Latente identificó sospechosos en 795 de los casos.
    
Al 1 de mayo de 1964, la División de Identificación del FBI tenía más de 170 millones de registros de huellas dactilares (170.681.473 registros), incluidos casi 45 millones de registros de huellas dactilares criminales (44.926.750 registros de huellas dactilares criminales).
    

1970
    
1971
El 15 de diciembre de 1971, el FBI comenzó a aceptar solo tarjetas de huellas dactilares de arresto con líneas de límite de color rojo claro (rosadas) que se ajustaban a las especificaciones FD-249. Antes de esa fecha, muchas agencias de aplicación de la ley de EE. UU. Usaban sus propias tarjetas de huellas dactilares de 8 x 8 pulgadas con ligeras variaciones de la altura y el ancho de los bloques en los que se registrarían las huellas dactilares. El cambio fue necesario por dos razones:
& # 9679 Para estandarizar la ubicación de huellas dactilares para el escaneo automatizado de huellas dactilares (escaneo láser de puntos voladores en los primeros años) y
& # 9679 Para eliminar bifurcaciones artificiales (artefactos) que se crean cuando las huellas dactilares entintadas se extienden sobre las líneas de los límites del bloque de dedos de tinta negra. La tinta de color rojo claro eliminó estos problemas de artefactos.

    
2000
    
2012
    

    
El repositorio del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares de INTERPOL supera los 150.000 conjuntos de huellas dactilares de importantes antecedentes penales internacionales de 190 países miembros. Más de 170 países tienen capacidad de interfaz 24 x 7 con los servicios de huellas dactilares expertos de INTERPOL.
    
    
2015
La Asociación Internacional para la Identificación celebró su 100 aniversario
    
    
2021: las bases de datos más grandes de Estados Unidos
    

    
La Oficina de Gestión de Identidad Biométrica del Departamento de Seguridad Nacional (OBIM antes era US-VISIT), contiene más de 120 millones de huellas dactilares de personas, muchas en forma de registros de dos dedos. El programa de visitas a EE. UU. Ha estado migrando de dos huellas digitales planas (no enrolladas) a diez huellas digitales planas desde 2007. La tecnología de "captura rápida" permite actualmente el registro de diez impresiones digitales simultáneas en tan solo 15 segundos por persona.
    
A partir de julio de 2018, la Identificación de Próxima Generación (NGI) del FBI realiza más de 300,000 búsquedas de registros de diez huellas por día contra más de 140 millones de registros de huellas dactilares computarizados (registros de solicitantes tanto criminales como civiles). Las 300,000 búsquedas diarias de huellas dactilares apoyan a 18,000 agencias de aplicación de la ley y 16,000 agencias que no son de aplicación de la ley7. Con un 70% más de precisión que la versión anterior del FBI de la tecnología de impresión latente automatizada, NGI es el servicio más valioso del FBI para las fuerzas del orden público estadounidenses, ya que proporciona un soporte de identificación de huellas dactilares rápido y preciso.
    
Los archivos de huellas dactilares civiles del FBI en NGI (que incluyen principalmente a empleados federales y solicitantes de empleo federales) han pasado a ser buscados por todas las agencias de aplicación de la ley de EE. UU. En los últimos años. Muchas tarjetas de huellas dactilares de miembros del servicio militar alistados recibidas después de 1990, y la mayoría de las tarjetas de huellas dactilares relacionadas con el ejército (oficiales, alistados y civiles) recibidas después del 19 de mayo de 2000, han sido informatizadas y se pueden buscar.
    
El FBI continúa expandiendo sus actividades de identificación automatizada para incluir otros datos biométricos como la palma, la cara y el iris. Las capacidades de búsqueda directa de rostros en NGI son una realidad para algunas agencias de aplicación de la ley de EE. UU., Y todas las demás pueden enviar rostros a la Unidad de Servicios Rostros de CBI CJIS abriendo investigaciones colaborativas a través de sus oficinas de apoyo del FBI.
    
Todos los estados de América, así como muchas grandes ciudades, tienen sus propias bases de datos AFIS, cada una con un subconjunto de registros de huellas dactilares que no se almacenan en ninguna otra base de datos. Las huellas de la palma también se almacenan y se buscan en muchas de estas bases de datos. Los estándares de interfaz de huellas dactilares de las fuerzas del orden son importantes para permitir el intercambio de registros y búsquedas recíprocas para identificar a los delincuentes.
    
    
Intercambio internacional
    
Muchas naciones europeas aprovechan actualmente múltiples operaciones de intercambio de información de huellas dactilares, incluidas las siguientes: Sistema de Información de Schengen (SIS) Sistema de Información de Visas (VIS) Dactiloscopia Europea (EURODAC) y Europol. Además, se está planificando un sistema de entrada y salida (EES) basado en datos biométricos. Muchos otros países intercambian búsquedas / registros de huellas dactilares de manera similar a Europa, con interfaces automatizadas y no automatizadas existentes de acuerdo con las leyes de privacidad nacionales / internacionales y la urgencia / importancia de tales búsquedas.
    
    
2021: la base de datos más grande del mundo
    

    
La Autoridad de Identificación Única de la India es el sistema de huellas dactilares más grande del mundo (y el sistema biométrico multimodal más grande) que utiliza registros biométricos de huellas dactilares, rostro e iris. El proyecto de identificación única de la India también se conoce como Aadhaar, una palabra que significa "la base" en varios idiomas de la India. Aadhaar es un programa voluntario, con el objetivo de proporcionar documentos de identificación nacionales confiables a la mayoría de los 1,25 mil millones de residentes estimados en India.

Con una base de datos biométrica muchas veces más grande que cualquier otra en el mundo, la capacidad de Aadhaar para aprovechar las modalidades automatizadas de huellas dactilares e iris (y el reconocimiento facial potencialmente automatizado) permite una búsqueda e identificación automatizada rápida y confiable imposible de lograr con la tecnología de huellas dactilares sola, especialmente cuando se busca a niños. y las huellas dactilares de los residentes ancianos (se toman las huellas dactilares y se fotografían a los niños desde los 5 años). A partir de enero de 2020, la Autoridad ha emitido más de 1.25 mil millones (más de 125 crore) números Aadhaar.

Como la mayoría de los intentos de documentar el historial, esta página se esfuerza por equilibrar lo que sucedió primero con lo que importa. El resultado no significa que esta página del historial de huellas digitales (o cualquier otro relato histórico) sea completa o totalmente precisa. Esta página es mantenida por un experto estadounidense en huellas dactilares, sesgado por revistas científicas y publicaciones históricas en inglés. Los expertos de otros países (especialmente de países que no hablan inglés) pueden haber completado importantes logros científicos relacionados con las huellas dactilares antes de las fechas anteriores. Envíe por correo electrónico los cambios recomendados y las citas para esas modificaciones a ed & quotat & quot onin.com.

La ciencia es un conjunto de explicaciones provisionales, también conocidas como hipótesis, que se actualizan a medida que se dispone de nueva evidencia. Por ejemplo, la regla de los 12 puntos para identificar huellas dactilares utilizada en Estados Unidos durante principios de 1900 fue abandonada por el FBI en la década de 1940 cuando se dio cuenta de que 12 puntos de baja calidad que tenían una especificidad relativamente baja eran menos raros (tenían menor especificidad) para & quotidentificación & quot que menos puntos muy claros que tengan formas relativamente raras y relaciones unitarias.

Hoy en día, la ciencia de las crestas de fricción está mejorando para intentar expresar opiniones subjetivas con mayor precisión (no identificación positiva). hasta que la evidencia apoye el próximo avance, tal vez un algoritmo bien validado que indique las razones de probabilidad.

A partir de 2016, el término identificación positiva (que significa certeza absoluta) ha sido reemplazado en informes y testimonios por la mayoría de las agencias / expertos con terminología más precisa, incluidas variaciones de redacción como las siguientes:

El examen y la comparación de similitudes y diferencias entre las impresiones dio como resultado la opinión de que hay un apoyo mucho mayor para las impresiones que se originan en la misma fuente que para las que se originan en diferentes fuentes.

Un artículo relacionado de 2014 titulado & quot La individualización ha muerto, ¡viva la individualización! Reformas de las prácticas de presentación de informes para el análisis de huellas dactilares en los Estados Unidos & quot por Simon Cole, profesor de la Universidad de California, Irvine está vinculado aquí.

FBI, The CJIS Link vol. 4, no. 23, página 10, por el Departamento de Justicia de los EE. UU., Oficina Federal de Investigaciones, División de Servicios de Información de Justicia Penal, otoño de 2000.

Jenkins, J. J. (1902). Oficina Nacional de Identificación Criminal (No. 429). Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Comité del Poder Judicial.

Moore, Greg Parte de la redacción anterior se le atribuye a Greg Moore, de su anterior página de historial de huellas dactilares en www.brawleyonline.com/consult/history.htm (ya no está en línea).

Von Minden, David L. proporcionó información para esta página que involucraba errores tipográficos que sus estudiantes seguían cortando y pegando en sus tareas.

Interpol, & quotGeneral Position on Fingerprint Evidence & quot; por el Grupo de expertos europeos de Interpol sobre identificación de huellas dactilares (consultado en marzo de 2010 en www.interpol.int).

Coulier, P.-J. Los empleados de Les vapeurs d'iode comme moyen de reconnaitre l'alteration des ecritures. En L'Annee scientiJique et industrielle Figuier, L. Ed. Hachette, 1863 8, págs. 157-160 en http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k7326j (a marzo de 2010).

Margot, Pierre y Quinche, Nicolas, & quotCoulier, Paul-Jean (1824-1890): un precursor en la historia de la detección de huellas dactilares y su uso potencial para identificar su fuente (1863) & quot, Revista de identificación forense, 60 (2), Marzo-abril de 2010, págs. 129-134, (publicado por la Asociación Internacional de Identificación).

La información de Herschel proviene de una presentación de identificación por huellas dactilares de T. Dickerson Cook en la reunión anual de la División de Texas, Asociación Internacional para la Identificación, en Midland, Texas, el 9 de agosto de 1954 (documentado en Identification News, abril de 1964, págs. .

Presentación de agosto de 2018 del Jefe de Sección de Servicios Biométricos / NGI del FBI, William G. McKinsey, en la conferencia educativa anual de la Asociación Internacional para la Identificación.

Imágenes de William y Will West cortesía de Joshua L. Connelly, CLPE, cuya investigación sobre los archivos históricos de huellas dactilares continúa iluminando a la comunidad de la cresta de fricción.


Huellas digitales modernas

No fue hasta 1896 cuando surgió el moderno sistema de identificación de huellas dactilares. Sir Edward Henry, comisionado de la Policía Metropolitana de Londres, creó su propio sistema de clasificación utilizando el trabajo pionero de Galton. Su sistema utilizó los ahora familiares espirales, bucles y arcos de crestas de fricción en la yema del dedo para identificar a los individuos. Su sistema, el Sistema de Clasificación Henry, reemplazó al sistema de Bertillonage y comenzó la toma de huellas dactilares moderna. La técnica tuvo tanto éxito que Scotland Yard estableció su propia Oficina de Huellas Dactilares en 1901, presentando pruebas de huellas dactilares en la corte por primera vez en 1902. En 1903, el sistema se extendió a las prisiones del estado de Nueva York, consolidando aún más su uso como herramienta de investigación.

[youtube_sc url = & # 8221http: //www.youtube.com/watch? v = ZKi1CKTRCQM & # 8221 modestbranding = & # 82211 & # 8243]

Desafortunadamente, el sistema era engorroso. Los registros tenían que compararse manualmente, lo que requería horas o días para producir una coincidencia, si es que tenía éxito. La Agencia de Policía Nacional de Japón respondió a este problema con la llegada de las computadoras en la década de 1980. Su sistema, llamado Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS) permitió la verificación cruzada de millones de impresiones simultáneamente. Como testimonio del legado de Galton y Henry, lo digital utiliza las mismas características de identificación de su sistema de finales del siglo XIX al determinar una coincidencia.

Sin embargo, antes de 1999, los sistemas de identificación de huellas dactilares solo podían & # 8220 hablar & # 8221 con otras computadoras en la red privada. Si se arrestaba a un criminal en Utah, por ejemplo, la policía de Salt Lake tenía pocas posibilidades de cotejar sus registros con las bases de datos de Nueva York. En respuesta a esto, la División de Servicios de Información de Justicia Criminal del FBI introdujo el AFIS Integrado, que permite la categorización, búsqueda y recuperación de huellas dactilares desde cualquier lugar de los EE. UU. En tan solo 30 minutos. Además, el sistema muestra fotografías policiales y antecedentes penales de las personas en el sistema. Aproximadamente 70 millones de registros se encuentran en la IAFIS, incluidos 34 millones de impresiones civiles. Este mismo sistema se utiliza para los controles de empleo, la emisión de licencias y la inscripción en programas de servicios sociales, lo que lo convierte en una de las herramientas más utilizadas y valiosas del mundo.


Estas tres técnicas de ciencia forense de la antigua Roma revelan brechas impactantes en los métodos modernos

Impresión de la mano ensangrentada y salpicaduras de sangre en una pared sucia.

En general, se acepta que la práctica moderna de la ciencia forense se remonta al menos a principios del siglo XIX en Europa, pero la historia romana antigua contiene ejemplos de tres técnicas aparentemente modernas que se utilizaron para resolver crímenes siglos antes. Sorprendentemente, algunas de nuestras técnicas modernas no se basan en la ciencia aceptada y no son significativamente diferentes de las de los romanos.

Las prácticas de la era de la Ilustración en la Era de la Razón llevaron a la creación de la ciencia forense moderna, con métodos en toxicología, análisis de huellas dactilares y balística que se pusieron de moda. Casos de alto perfil como Jack el Destripador en Inglaterra y el caso de asesinato Parker-Webster en los Estados Unidos emplearon nuevas técnicas forenses en la segunda mitad del siglo XIX. Este fue también el período de tiempo en el que el término forense se volvió ampliamente utilizado, relacionado con la palabra latina foro, ya que los romanos presentarían cargos legales en la plaza pública.

Si bien los antiguos romanos no tenían un término específico para la ciencia forense, ni una comprensión completa de las técnicas de investigación criminal como ciencia, hay ejemplos históricos de su uso de análisis de patrones de manchas de sangre, huellas y marcas de arrastre, y marcadores dentales para descubrir quién es la culpa.

La huella de una mano ensangrentada ocupa un lugar preponderante en un caso legal instructivo redactado por el jurista romano Quintilian o uno de sus estudiantes a principios del siglo II d.C. El caso se titula "Paries Palmatus" o "El muro de las huellas de las manos" e involucra a un hijo ciego acusado de apuñalar a su padre mientras dormía para obtener su herencia. Supuestamente, el ciego tomó su espada de su habitación, caminó por la casa en la oscuridad de la noche, entró en la habitación de su padre y su madrastra y apuñaló a su padre una vez, matándolo instantáneamente y sin despertar a su madrastra, quien encontró a su esposo muerto. en la cama cuando se despertó. Un rastro de huellas de manos ensangrentadas conducía desde la habitación de los padres hasta la habitación del hijo ciego, y también se encontró su espada cubierta de sangre.

Sin embargo, la defensa propuesta por Quintilian es que la madrastra lo hizo, molesta porque perdería la fortuna del padre ante su hijo ciego, por lo que incriminó al ciego usando la sangre de su propio padre:

Fue la madrastra, sí, la madrastra la que montó esto con su mirada segura fue ella, con su mano derecha, quien trajo esa pobre sangre allí y dejó la huella de [su] mano [en la pared] intermitentemente! La pared tiene las huellas de una palma, las tiene a intervalos, con un cierto espacio vacío en el medio, y en todas partes la huella de la palma está intacta, un ciego, por otro lado, habría arrastrado sus manos [a lo largo de la pared].

(Pseudo-quintiliano, Declamationes Maiores, 1.11-12 traducción mía)

El análisis moderno de patrones de manchas de sangre en la ciencia forense se remonta a finales del siglo XIX. En 1895, el Dr. Eduard Piotrowski del Instituto de Medicina Forense de Polonia publicó un artículo sobre la forma y dirección de las manchas de sangre después de heridas en la cabeza. Si bien se realizaron científicamente, los experimentos de Piotrowski no fueron exactamente éticos, ya que se realizaron en conejos vivos. Pero lo que Quintilian está describiendo ahora se llama una "mancha de transferencia" que resulta de un objeto o parte del cuerpo que entra en contacto con sangre fresca y luego deja una huella en otra parte.

Quintilian continúa en su ejemplo de caso, explicando cómo el agarre de la madrastra en la empuñadura de la espada impidió que su palma se manchara de sangre y, por lo tanto, las huellas de las manos a lo largo de la pared, con un espacio vacío en el medio, sugieren a la persona que mató al hombre. el padre también fue el que creó las impresiones. Este es un ejemplo de interpretación de un patrón de manchas de sangre que podemos imaginar que se propondrá hoy en la corte.

Aproximadamente, entonces, a pesar de la falta de comprensión moderna de las propiedades y clasificación de la sangre, los romanos parecen haber sido razonablemente hábiles en el análisis y reconstrucción de patrones de manchas de sangre.

casa abandonada con ventana rota

En otra historia sobre el asesinato de cónyuges, las marcas de arrastre ayudaron a convencer al emperador romano Tiberio del asesinato más repugnante. En su Anales, el historiador romano Tácito escribió en el siglo II d.C. que:

. Plautio Silvano, el pretor, por razones desconocidas, arrojó a su esposa Apronia por una ventana. Cuando fue convocado ante el emperador por Lucius Apronius, su suegro, respondió de manera incoherente, manifestando que estaba profundamente dormido y, en consecuencia, no sabía nada, y que su esposa había decidido destruirse a sí misma. Sin demora un momento, Tiberius fue a la casa e inspeccionó la cámara, donde se vieron las marcas de su lucha y de su expulsión forzada. Informó de esto al Senado, y tan pronto como los jueces fueron nombrados, Urgulania, la abuela de Silvanus, envió una daga a su nieto. Se pensó que esto era equivalente a una insinuación del emperador, debido a la conocida intimidad entre Augusta y Urgulania. El acusado probó el acero en vano y luego permitió que le abrieran las venas. Poco tiempo después, Numantina, su ex esposa, fue acusada de haber causado la locura de su marido con encantamientos y pociones mágicas, pero fue absuelta.

(Tácito, Annales, 4.22 traducción de Church & amp Brodribb 1876)

Si bien no es un ejemplo tan sencillo de medicina forense como el Muro de huellas de manos, la historia relatada por Tácito incluye un elemento de coincidencia de patrones forense o reconocimiento de patrones que a veces se usa hoy en día, por ejemplo, comparaciones de huellas, fibras, mordida. las marcas y las huellas de los neumáticos en un caso de homicidio se realizan mediante la coincidencia de patrones.

La coincidencia de patrones, aunque todavía se utiliza, es bastante problemática. Hay pocos estándares para lo que constituye una buena combinación para muchas técnicas, y los jurados a menudo se dejan influir por métodos que suenan CSI, como el análisis de fibras y cabello. De hecho, el Innocence Project estima que alrededor del 45% de las condenas erróneas en los EE. UU. Se deben a la ciencia forense turbia, gran parte de la cual involucra la coincidencia de patrones, y el FBI en 2015 admitió que la sobreestimación de la confiabilidad del análisis del cabello en general favoreció la enjuiciamiento.

El Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente publicó un informe en 2016 en el que pedía más investigación sobre las técnicas de la ciencia forense para evaluar su confiabilidad y validez, particularmente en el ámbito de la coincidencia de patrones. Sin embargo, la Comisión Nacional de Ciencias Forenses, que se estableció en 2013 y asumió la tarea de evaluar estos métodos, fue clausurada en abril de 2017 a instancias del entonces Fiscal General Jeff Sessions.

Carillas de dientes delanteros blancos en modelo de diagnóstico sobre fondo oscuro. De cerca.

Una última historia de la medicina forense antigua se refiere más directamente a la familia imperial y a Lollia Paulina, una mujer rica y hermosa que fue la tercera esposa de Calígula durante un corto tiempo. Después de la muerte de Calígula, el nuevo emperador Claudio comenzó a cortejar a Paulina, pero también se interesó por Agripina, que era su sobrina y hermana menor de Calígula.

Agrippina no estaba interesada en tener a Lollia Paulina merodeando, a pesar de que finalmente se casó con Claudio y se convirtió en emperatriz. Así que hizo lo que muchos antiguos romanos hicieron para eliminar a las personas que no les agradaban: acusó a Paulina de brujería.

Paulina no fue juzgada: le quitaron sus propiedades, la exiliaron de Italia y la obligaron a suicidarse. Por supuesto, Agrippina no podía dejar las cosas así, sin saber a ciencia cierta si Paulina se había ido para siempre. El historiador Cassius Dio escribió a principios del siglo III d.C.:

De hecho, [Agrippina] incluso destruyó a algunas de las mujeres más importantes por celos, por lo que mató a Lollia Paulina porque había sido la esposa de Cayo [Calígula] y había albergado alguna esperanza de convertirse en la esposa de Claudio. Como [Agrippina] no reconoció la cabeza de la mujer cuando se la llevaron, abrió la boca con su propia mano e inspeccionó los dientes, que tenían ciertas peculiaridades.

(Casio Dio, Historia Romana, Libro LX, 32.4 traducción por Earnest Cary 1914)

El análisis de marcas de mordida es otra técnica forense plagada de problemas, explicada a fondo por Radley Balko y otros, que ha sido ampliamente desacreditada recientemente. Pero la odontología forense o la odontología forense tienen bases científicas más firmes en las que basarse.

La evidencia dental puede revelar la edad al momento de la muerte, así como las radiografías post-mortem que se pueden comparar con las radiografías conocidas tomadas durante la vida, si el objetivo es descubrir la identidad de un cráneo o mandíbula desconocidos. El patrón dental de cada persona es bastante único, y cuando agregamos caries, endodoncias, coronas y otros aparatos dentales a la mezcla, la odontología forense puede ser un método económico y muy confiable para identificar al difunto.

Los antiguos romanos sí tenían odontología, aunque no tan sofisticada como la nuestra; en gran parte implicaba extracciones, pero hay un poco de evidencia de que los aparatos se sostienen en la dentadura postiza. No podemos saber si Agrippina examinó a fondo los dientes de la cabeza que le trajeron, ni si Paulina tenía características dentales que la identificaban de manera única. Pero la similitud parece haber apaciguado a Agrippina, quien puede no haber tenido a nadie más asesinado durante cinco años completos después de eso.

Las antiguas técnicas forenses de análisis de manchas de sangre, reconocimiento de patrones y odontología pueden remontarse a dos milenios, pero eso no significa que necesariamente hayan mejorado en confiabilidad y precisión a lo largo de los años. El reconocimiento de patrones cubre una amplia gama de técnicas, incluidas las marcas de mordidas, fibras y cabello, y huellas y marcas de neumáticos, pero ahora se considera muy problemático y puede condenar injustamente a alguien. Las manchas de sangre y la odontología, por otro lado, se han beneficiado de un enfoque más científico que se remonta a la Ilustración.

Pero las técnicas forenses no son infalibles: una investigación como esta sobre sus orígenes romanos puede no ser útil para más que una lección de historia, pero la investigación en la ciencia forense moderna debería ser uno de los imperativos del gobierno de los EE. UU., Ya que pesa sobre situaciones literales de la vida o muerte . Los científicos forenses están haciendo un trabajo increíble al negociar el espacio entre la ciencia y la ley, pero necesitan más fondos para ayudar a llevar nuestro sistema judicial al siglo XXI.

Un agradecimiento especial a los profesores de clásicos Christopher Polt y James O'Hara por ayudarme a localizar el texto pseudoquintiliano. Sin embargo, cualquier error de traducción al latín es mío.


Ver el vídeo: PRACTICA LEVANTAMIENTO DE HUELLAS (Octubre 2021).