Podcasts de historia

Noel Chavasse: Primera Guerra Mundial

Noel Chavasse: Primera Guerra Mundial

Noel Godfrey Chavasse nació en Oxford el 9 de noviembre de 1884. Su padre, Francis Chavasse, se convirtió en obispo de Liverpool en 1900.

Chavasse se educó en Liverpool College y Trinity College, Oxford. Después de graduarse con honores de primera clase en 1907, estudió medicina. En 1908 Chavasse y su hermano gemelo, Christopher, ambos representaron a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos en los 400 metros.

En 1909 Chavasse se unió a la Unidad Médica del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de la Universidad de Oxford. Al año siguiente se sentó y aprobó el examen que le permitió unirse a la Beca del Real Colegio de Cirujanos. Chavasse trabajó en Dublín y en el Royal Southern Hospital de Liverpool antes de unirse al Royal Army Medical Corps en 1913.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Chavasse se ofreció a servir en Francia. Fue trasladado al Frente Occidental en noviembre de 1914, donde se incorporó al Regimiento Escocés de Liverpool. En los primeros meses, Chavasse se mantuvo ocupado lidiando con el pie de trinchera, una condición causada por permanecer durante largos períodos en el barro y el agua.

En marzo de 1915, el regimiento participó en la ofensiva en Ypres, donde se utilizó por primera vez gas venenoso. En junio de 1915, de los 829 hombres que llegaron con Chavasse, solo 142 permanecían en servicio activo. El resto había muerto o estaba gravemente herido.

Chavasse fue ascendido a capitán en agosto de 1915 y seis meses después recibió la Cruz Militar por sus acciones en la Batalla de Hooge. En abril de 1916 se le concedió un permiso de tres días para recibir su premio de manos del rey Jorge V.

En julio de 1916, el batallón de Chavasse fue trasladado al campo de batalla de Somme, cerca de Mametz. El 7 de agosto se ordenó al regimiento escocés de Liverpool que atacara Guillemont. De los 620 hombres que participaron en la ofensiva, 106 murieron y 174 resultaron heridos. Esto incluyó a Chavasse, quien fue alcanzado por esquirlas de proyectiles mientras rescataba a hombres en tierra de nadie. Por ello fue galardonado con la Victoria Cross.

En febrero de 1917 se le concedió una licencia de 14 días en Inglaterra. Regresó al regimiento escocés de Liverpool y participó en la ofensiva en Passchendaele. Durante casi dos días salió al campo de batalla rescatando y curando a los soldados heridos. Fue durante este período Noel realizó las hazañas que le valieron su segunda Victoria Cross.

Después de ser gravemente herido, Chavasse fue enviado a la Estación de Compensación de Accidentes en Brandhoek. Aunque operado, murió el 4 de agosto de 1917. Noel Godfrey Chavasse fue el militar británico más condecorado en la guerra.

Durante un ataque, él (Noel Chavasse) atendió a los heridos al aire libre durante todo el día, bajo un intenso fuego, frecuentemente a la vista del enemigo. Durante la noche siguiente buscó heridos en el suelo frente a las líneas enemigas durante cuatro horas. Al día siguiente, llevó a un camillero a las trincheras avanzadas y, bajo un intenso fuego, llevó un maletín urgente a un lugar seguro durante 500 yardas, siendo herido en el costado por una astilla de proyectil durante el viaje. Esa misma noche reunió a un grupo de voluntarios de confianza, rescató a tres heridos de un agujero de obús a veinticinco metros de la trinchera enemiga, enterró los cuerpos de dos oficiales y recogió muchos discos de identidad, aunque disparados por bombas y ametralladoras. En total salvó la vida de una veintena de hombres malheridos, además de los casos ordinarios que pasaron por sus manos. Su coraje y abnegación fueron más allá de toda alabanza.

Aunque gravemente herido al principio de la acción mientras transportaba a un soldado herido a la estación de preparación, él (Noel Chavasse) se negó a dejar su puesto y durante dos días no solo continuó desempeñando sus funciones, sino que, además, salió repetidamente bajo fuertes fuego para buscar y atender a los heridos que yacían tendidos. Durante estos registros, aunque prácticamente sin comida durante este período, desgastado por el cansancio y desmayado por la herida, ayudó a llevar a varios hombres malheridos por terreno pesado y difícil. Con su extraordinaria energía y su inspirador ejemplo fue fundamental para rescatar a muchos heridos que, de otro modo, sin duda habrían sucumbido en las malas condiciones meteorológicas. Este devoto y valiente oficial murió posteriormente a causa de sus heridas.


Valentía loca: los hombres que fueron galardonados con la Cruz Victoria dos veces

La Cruz Victoria, que representa el honor más prestigioso del Reino Unido, es una realeza entre las condecoraciones británicas.

Se otorga al personal de las Fuerzas Armadas Británicas por actos de valentía "en presencia de un enemigo".

Los destinatarios son hombres que han dado un paso al frente en tiempos desesperados, a veces incluso dando sus vidas para sofocar las tormentas del campo de batalla.

Anverso de la cinta cruzada: 1½ y # 8221 (38 mm), carmesí (cinta azul para premios navales 1856-1918)

Desde su introducción en 1856 por la reina Victoria, la Cruz Victoria ha sido premiada en 1.358 veces por actos de valentía excepcional, desde la Guerra de Crimea en la década de 1850 hasta la Guerra de Afganistán de la actualidad.

Con apenas un puñado de destinatarios en todas las secciones de las Fuerzas Armadas Británicas, esto indica que la Cruz Victoria es una decoración poco premiada. A excepción de Elizabeth Weber Harris, que recibió una réplica de Victoria Cross en 1869 con permiso de la reina Victoria, nunca ha habido una mujer receptora del premio.

Reina Victoria

Las historias de los destinatarios suelen estar marcadas por situaciones extraordinariamente intensas, muchas de las cuales no sobreviven lo suficiente para recibir el premio en persona. De hecho, a partir de 2018, solo hay nueve beneficiarios vivos de la CV.

Claramente, recibir el premio más alto de Gran Bretaña requiere agallas extremas. Pero, ¿qué haría falta para recibirlo dos veces? En la historia de la Cruz Victoria, solo tres personas lo han logrado.

Sin miedo a la lluvia: Arthur Martin-Leake

Nacido el 4 de abril de 1874 en Standon, Hertfordshire, Arthur Martin-Leake tenía cierta experiencia como médico antes del estallido de la Segunda Guerra de los Bóers en 1899, que lo vio alistarse en la Yeomanry Imperial.

Primero sirvió como soldado, estando involucrado en la rendición de Princeloo & # 8217s y el relevo de Hoar & # 8217s laager. Después de eso, se unió a la policía sudafricana del general Baden-Powell, donde su savoir-faire en el campo de la medicina adquirió una importancia primordial.

Arthur Martin-Leake c. 1902

Su primera actuación digna de VC se produjo el 8 de febrero de 1902, durante las hostilidades en Vlakfontein.

A medida que se intensificaban los enfrentamientos hostiles en Vlakfontein, los niveles de bajas aumentaban en ambos lados. Martin-Leake tenía 27 años y era un cirujano-capitán en ese momento. Él y su equipo estaban en todas partes, atendiendo a los heridos.

Encontró a un hombre herido, plano en el suelo y retorciéndose de dolor, a apenas 100 metros de las posiciones enemigas. Con unos 40 bóers disparando sus municiones a cualquier enemigo a la vista, acudir en ayuda del hombre sería un roce con la muerte.

Pero Martin-Leake aceptó el desafío. Bajo una lluvia de fuego hostil, logró atender al herido con éxito.

Después de eso, encontró a un oficial herido para ayudar, pero esta vez no tuvo tanta suerte. Tres disparos lo dejaron gravemente herido. Sin embargo, continuó con sus deberes hasta que cayó de espaldas, vencido por el efecto de sus heridas.

Dos monumentos erigidos en la granja del Comandante Claassen, para conmemorar a dos personajes destacados durante la Guerra de los Bóers: el Capitán Cirujano Martin-Leake, fue uno de los pocos soldados que recibió DOS VC & # 8217 durante su vida.

En este punto, según su citación de VC, los ocho hombres que lo rodeaban estaban heridos. Mientras yacían en el Veldt, esperando tratamiento, Martin-Leake se aseguró de que todos los demás tuvieran un poco de agua antes que él.

En junio de 1902, un mes después del colapso de la República Sudafricana y el Estado Libre de Orange y el final efectivo de la Segunda Guerra de los Bóers, Martin-Leake recibió su primera Cruz Victoria del Rey Eduardo VII en el Palacio de St. James.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial 12 años después, Martin-Leake regresó al Ejército como teniente, sirviendo en el Frente Occidental con la 5ª Ambulancia de Campaña del Cuerpo Médico del Ejército Real.

Arthur MARTIN-LEAKE

Los alemanes se estaban retirando del Marne y estableciendo fuertes posiciones en el área de Aisne. Posteriormente intentarían avances a través de los puertos del Canal en la Batalla de Ypres. Fue por sus acciones en este momento que Martin-Leake recibió una segunda Cruz Victoria.

Desde el 29 de octubre al 8 de noviembre de 1914, Martin-Leake corrió repetidamente bajo una lluvia de fuego mientras las hostilidades estallaban en Zonnebeke, Bélgica. Al hacerlo, rescató a varios compañeros heridos que yacían cerca de las trincheras enemigas.

Al recomendar al valiente hombre para un segundo VC, su oficial al mando escribió: “Con su devoción, se han salvado muchas vidas que de otra manera indudablemente se habrían perdido. Su comportamiento en tres ocasiones, cuando la estación de preparación fue fuertemente bombardeada, inspiró confianza tanto a los heridos como al personal. No es posible citar ningún acto específico realizado porque su conducta galante fue continua ".

Con la aprobación de estas afirmaciones por parte del rey, Arthur Martin-Leake se convirtió en el primero de los únicos tres hombres en haber recibido el VC dos veces.

Valiente hasta la médula: Noel Chavasse

Ex médico y atleta olímpico, Noel Chavasse, al igual que su hermano gemelo idéntico, luchó en la Primera Guerra Mundial. Fue durante este tiempo que le otorgaron su Victoria Cross y una barra.

Retrato de N.G. Chavasse vistiendo el glengarry del Liverpool escocés

Nacido el 9 de noviembre de 1884, Chavasse creció con una serie de éxitos tanto en la educación como en los deportes, y terminó como cirujano en 1913. Pero con el estallido de la Primera Guerra Mundial, las aptitudes médicas de Chavasse se llevaron al frente. Habiendo sido aceptado en el Cuerpo Médico del Ejército Real, sirvió en esta unidad como capitán.

Su unidad se adjuntó al 1/10 (escocés) Batallón del Regimiento del Rey y # 8217 (Liverpool), donde hizo una exhibición notablemente valiente en la Batalla de Hooge, y en consecuencia fue recompensado con la Cruz Militar.

Su actuación digna de VC se produjo durante las hostilidades en Guillemont, Francia.

Paquetes de búsqueda RAMC de británicos muertos después de la batalla de Guillemont 1916

Durante el ataque, los soldados alemanes llevaron a cabo una de las exhibiciones más grandiosas de la guerra, repeliendo ferozmente el ataque de los soldados británicos y franceses. La muerte y las heridas marcharon una al lado de la otra, barriendo ambas posiciones mientras los dos enemigos se lanzaban el infierno el uno al otro.

Chavasse se expuso a las lluvias de proyectiles y disparos mientras trabajaba todo el día al aire libre, atendiendo a los heridos. La mayoría de las veces lo hizo con el enemigo a la vista. Cuando llegó la noche, pasó cuatro horas cerca de las líneas enemigas, buscando a los heridos.

Al día siguiente vio la continuación de la batalla, y se dirigió a las trincheras más lejanas con un camillero. Mientras llovían granadas granadas a su alrededor, llevó a un compañero gravemente herido a más de 500 metros a un lugar seguro. En el proceso, él mismo fue herido en el costado por una astilla de proyectil.

Monumento a Noel Chavasse en exhibición en el Museo de Servicios Médicos del Ejército

Esa noche, coordinó a 20 hombres en una operación de búsqueda y rescate en tierra de nadie. Lograron rescatar a tres hombres atrapados en un agujero de obús que estaba a apenas 25 yardas de las posiciones enemigas. Con un telón de fondo de bombas y ametralladoras, Chavasse enterró dos cadáveres y recogió varios discos.

En total, se dijo que había salvado a más de 20 hombres gravemente heridos, sin mencionar los varios casos menos graves que recibieron su ayuda.

“Su coraje y autosacrificio fueron más allá de los elogios”, decía su primera cita de VC.

Una segunda acción digna de VC vendría durante la Batalla de Passchendaele. En este evento, Chavasse estuvo involucrado en hostilidades en Wieltje, Bélgica, del 31 de julio al 2 de agosto. Lamentablemente, no salió vivo de esta batalla.

Chavasse & # 8217s lápida en Brandhoek New Military Cemetery.

Cuando comenzó el compromiso con los alemanes, Chavasse continuó desempeñando su papel, nunca faltó de motivación. Había resultado gravemente herido anteriormente en la batalla mientras transportaba a un soldado herido a una estación de preparación. A pesar de esto, se negó a dejar su puesto para atender sus propias heridas.

Durante dos días continuó trabajando, dejando su puesto para adentrarse en las zonas hostiles en busca de compañeros heridos. Hambriento, cansado y con dolor, llevó a varios soldados a un lugar seguro. Durante este período, una lluvia de proyectiles lo golpeó mientras estaba en su piragua, dejándolo aún más gravemente herido.

Los intentos de eliminar la metralla del proyectil resultaron inútiles. Después de aferrarse a la vida tanto tiempo como pudo, entregó el fantasma el 4 de agosto.

Medallas de Noel y Christopher Chavasse. Las medallas de Noel & # 8217 están en la fila superior, y las medallas de su hermano, Christopher & # 8217 están en la fila inferior.

El VC and Bar fue presentado en privado a su padre a finales de 1917.

Su lápida militar está adornada de forma única con una representación de sus dos cruces Victoria.

Es efectivamente la primera persona en recibir dos Cruces Victoria por acciones en la misma batalla.

Duro como las uñas: Charles Hazlitt Upham

Lo que distingue a esta persona de las otras dos anteriores es el hecho de que este neozelandés es un verdadero soldado de combate.

Nacido el 21 de septiembre de 1908 en el centro de Christchurch, Nueva Zelanda, Upham creció como un niño tranquilo pero extrañamente determinado que siempre se enfrentó a los matones en la escuela.

A medida que pasaban los años, llegó la Segunda Guerra Mundial y Upham, ahora de 30 años, decidió llevar su espíritu de lucha al frente.

Charles Upham con uniforme de campo de Nueva Zelanda.

Recibió su primer VC por acciones en Creta en mayo de 1941, mientras su pelotón luchaba en el aeródromo de la Batalla de Maleme. Cuando su pelotón se embarcó en un avance de más de 3000 yardas, encontraron una fuerte resistencia que los detuvo tres veces.

Upham primero atacó un nido de ametralladoras alemanas con una bolsa llena de granadas, matando a ocho paracaidistas enemigos. Su próxima parada sería una casa que esconde otro puesto de ametralladora. Finalmente, se arrastró, bajo fuego intenso, a menos de 15 yardas de un cañón antiaéreo y lo silenció de manera efectiva.

Después de la retirada de Maleme, ayudó a llevar a un compañero herido a la vista de los soldados alemanes y motivó a los otros hombres a ayudar a sus compañeros heridos.

La batalla por Creta 20 y # 8211 31 de mayo de 1941

A medida que las sólidas defensas alemanas seguían enardeciendo su furia, una compañía en particular habría sido cortada si no fuera por la intervención de Upham, que corrió con un cabo a más de 600 yardas para rescatarlos, matando a dos soldados alemanes en el camino.

En los hechos que siguieron, Upham fue herido por un proyectil de mortero y posteriormente recibió un disparo en el pie, pero ignoró sus heridas y continuó liderando a sus hombres.

Demostró ser un gran terror para sus enemigos y ofreció la motivación que tanto necesitaban a sus hombres. Esto se hizo aún más notable por el hecho de que, además de estar herido, Upham sufría de disentería todo el tiempo y solo podía comer un poco.

“Mostró una frialdad soberbia, una gran habilidad y rapidez y una total indiferencia ante el peligro. Su conducta y liderazgo inspiraron a todo su pelotón a luchar magníficamente en todo momento, y de hecho fue una inspiración para el Batallón ”, decía su cita.

El ejército británico en el norte de África 1942

Sin embargo, este no fue el final. Upham pasó a realizar actuaciones más espectaculares en el teatro del norte de África. A estas alturas, Upham ya había establecido la granada de mano como su arma preferida. Mientras luchaba en Egipto, en la Primera Batalla de El Alamein, Upham, que ya había sido herido dos veces, destruyó un camión lleno de soldados alemanes con un ataque con granadas.

A medida que la guerra avanzaba a través de una serie de eventos dramáticos, Upham recibió nuevamente un disparo en el hombro por una ametralladora, pero para ese momento, ya había destruido un tanque alemán y varios vehículos y armas.

Fuerzas de Nueva Zelanda en el norte de África durante la Segunda Guerra Mundial

Cuando el dolor y la pérdida excesiva de sangre comenzaron a afectarlo, lo sacaron para recibir tratamiento. Pero tan pronto como lo trataron, regresó a la batalla para motivar y ayudar a sus hombres.

Desafortunadamente, resultó herido nuevamente. Esta vez, sus heridas fueron aún más graves y fue capturado. Su compañía finalmente fue derrotada por los alemanes, con solo seis sobrevivientes al final del día.

Por una muestra tan extraordinaria de agallas y carisma, recibió un bar en su VC el 11 de mayo de 1945.

Antes de su premio, el rey Jorge VI cuestionó si Upham era realmente digno del muy raro VC por segunda vez.

& # 8220 En mi respetuosa opinión, señor ", dijo el mayor general Howard Kippenberger al rey," Upham ganó el VC varias veces ".


Noel Chavasse: el médico de la Primera Guerra Mundial que se enfrentó al infierno por otros

Por Lord Ashcroft. Publicado el domingo 6 de octubre de 2013 en Noticias, Medallas.

Durante los cuatro largos y traumáticos años de la Gran Guerra, solo una persona recibió la Victoria Cross (VC) y el Bar, el equivalente a dos VC. El destinatario de este doble honor excepcional ni siquiera fue un soldado de primera línea: el capitán Noel Chavasse, un obispo e hijo de # 8217, era un oficial médico, pero esto no le impidió ser responsable de algunos de los actos más valientes y desinteresados ​​de todo el conflicto. .

Noel Chavasse, apenas el menor de los gemelos idénticos y uno de siete hijos, nació en la vicaría de St Peter-le-Bailey, Oxford, el 9 de noviembre de 1884. Cuando su padre se convirtió en obispo de Liverpool en 1900, Chavasse recibió una educación en la Liverpool College School, y en 1907 se graduó con un título en filosofía en el Trinity College de Oxford.

Mientras estaba en la universidad, era un deportista talentoso, ganando blues por atletismo y lacrosse. Él y su hermano gemelo, Christopher, representaron a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de 1908, ambos corriendo los 400 metros. Después de calificar como médico en 1912, Noel Chavasse se convirtió en médico de cabecera en el Royal Southern Hospital, Liverpool, y al año siguiente fue nombrado cirujano de cabecera en el mismo hospital.

A medida que se avecinaba la guerra, Chavasse fue comisionado como teniente en el Cuerpo Médico del Ejército Real (RAMC) y, después del estallido de las hostilidades, sirvió en Francia y Bélgica, donde estuvo adjunto al 10 ° Batallón King & # 8217s (Regimiento de Liverpool), conocido como Liverpool Scottish. Este batallón entró en acción en junio de 1915 en Hooge, cerca de Ypres, donde Chavasse entró continuamente en tierra de nadie durante casi 48 horas hasta que estuvo convencido de que no había más heridos que necesitaran tratamiento. Fue galardonado con la Cruz Militar (MC) por sus heroicos esfuerzos y, poco después, le pidió a una de sus hermanas que comprara 1,000 pares de calcetines y otras comodidades con su propio dinero para el batallón.

El 27 de julio de 1916, el batallón fue trasladado a trincheras frente a Guillemont, en el Somme. A pesar de no poder reconocer las posiciones enemigas, a los hombres se les ordenó atacar a las 4:20 am del 9 de agosto.

Como era de esperar, en unas pocas horas habían sufrido 189 bajas de 600 hombres. Chavasse atendió a los heridos durante todo el día bajo un intenso fuego, frecuentemente a la vista del enemigo, mientras que durante la noche buscaba a los heridos directamente frente a las líneas enemigas.

Al día siguiente, reclutó a un camillero y, bajo un intenso fuego de artillería, llevó a un hombre gravemente herido 500 metros hasta un lugar seguro. En el viaje de regreso, Chavasse resultó herido, pero eso no le impidió realizar más actos de gran valor esa misma noche.

Con la ayuda de 20 voluntarios, rescató a tres hombres heridos más de un pozo de proyectil a solo 25 yardas de las trincheras enemigas. También enterró los cuerpos de dos oficiales y recogió numerosos discos de identidad de soldados muertos. Se estimó que durante esos dos días Chavasse salvó la vida de 20 hombres gravemente heridos y atendió los innumerables casos & # 8220ordinarios & # 8221 que pasaron por sus manos.

Los padres de Chavasse escucharon a través de los canales oficiales que había sido herido pero, casi de inmediato, recibieron una carta de su hijo minimizando la lesión: & # 8220Don & # 8217t no te molestes en lo más mínimo si escuchas que estoy herido. No es absolutamente nada. La más mínima partícula de caparazón me acaba de cachear. Ni siquiera me enteré hasta que me desnudé por la noche. & # 8221

Chavasse fue galardonado con su VC & # 8220por la valentía más conspicua y la devoción al deber & # 8221 y su citación, anunciada en el Gaceta de Londres el 26 de octubre de 1916, concluyó: & # 8220Su valor y abnegación fueron más allá de toda alabanza. & # 8221

los Liverpool Daily Post y amp Mercury dijo de la ciudad & # 8217s héroe local: & # 8220 Cartas del Frente han dicho constantemente lo ansioso que estaba, lo listo que estaba para exponerse a peligros más allá de los requeridos en el desempeño de sus funciones, y cuántos soldados heridos ha iluminado bajo el resplandor de su disposición alegre ... Su batallón casi lo considera como su mascota. & # 8221

Un ametrallador canadiense le dijo al periódico: & # 8220 Yo estaba en la fila ese día, y los hombres hablaban mucho sobre el excelente valor del Capitán Chavasse ... El infierno habría sido el paraíso en comparación con el lugar en el que estaba, pero él nunca me preocupé por eso. Son los hombres como él los que hacen que uno sienta que el espíritu de antaño sigue vivo entre nosotros. & # 8221

Además, Chavasse sentía especial simpatía por los soldados que habían perdido los nervios, algunos de los cuales incluso se infligieron heridas con la esperanza de ser invalidados lejos de la línea del frente.

Esta compasión fue destacada por el historiador del regimiento que escribió sobre Chavasse: & # 8220 El Doctor tiene un genio para identificar a aquellos hombres que estaban cerca de una crisis nerviosa o de salud general, pero que aún no estaban tan deteriorados como para ser casos hospitalarios.

& # 8221 En lugar de enviarlos a las trincheras donde su colapso tarde o temprano era inevitable, los mantuvo en su puesto de socorro como hombres ligeros, donde en relativa comodidad tenían la oportunidad de descansar y recuperarse. & # 8221

En el verano de 1917, el batallón se había trasladado a trincheras cerca de Wieltje, al noreste de Ypres. Se hicieron preparativos para lo que sería la tercera Batalla de Ypres, un intento de recuperar Passchendaele Ridge. La ofensiva comenzó el 31 de julio y el Liverpool escocés, mal protegido contra el gas mostaza, perdió a dos oficiales y 141 filas más.

La primera noche de la batalla, Chavasse fue herido en el cráneo. Le vendieron la herida, pero se negó a ser evacuado. Una y otra vez, bajo un intenso fuego y con un clima espantoso, entró en tierra de nadie para buscar y atender a los heridos. Prácticamente sin comida, con mucho dolor y desesperadamente cansado, sin duda salvó numerosas vidas hasta que, a principios del 2 de agosto, finalmente estaba descansando en su puesto de primeros auxilios cuando fue alcanzado por un proyectil.

Todos en el puesto murieron o resultaron heridos. Chavasse sufrió al menos seis lesiones, pero gateó media milla para buscar ayuda para los demás. Lo llevaron a través de Ypres a la ambulancia de campo número 46 y luego a la estación de compensación de víctimas número 32, pero su rostro estaba irreconocible y tenía una herida grave en el abdomen. Luego de una operación en esta última lesión, encontró fuerzas para dictar una carta a su prometida (y prima), Gladys Chavasse, en la que explicaba por qué había seguido trabajando a pesar de sus heridas, insistiendo en que & # 8220debe llamó y me llamó para obedecer & # 8221. Murió alrededor de la 1 de la tarde del 4 de agosto de 1917.

Gladys Chavasse estaba angustiada cuando escuchó la noticia: la pareja tenía la intención de casarse más tarde ese mes. Se llevó a cabo un servicio conmemorativo en su honor en la iglesia parroquial de San Nicolás en Merseyside el 29 de agosto.

Durante agosto, los padres de Chavasse & # 8217 fueron inundados con cartas alabando a su hijo perdido. El general de brigada LG Wilkinson, que estuvo al mando de la 166.a Brigada hasta abril de 1917, escribió: & # 8220 Siempre conocí a su hijo y aprecié su trabajo. Era el hombre más galante y modesto que he conocido, y creo que es el más querido. Lo que hizo por su batallón de Liverpool escocés fue maravilloso, y su pérdida ante ellos es irreparable. No creo que exista un hombre de carácter más noble. & # 8221

El Bar a su VC se anunció el 14 de septiembre de 1917, cuando la cita elogiaba su & # 8220extraordinary energía e inspirador ejemplo & # 8221, y la decoración póstuma fue presentada posteriormente a su familia. Chavasse está enterrado en el nuevo cementerio militar de Brandhoek, Bélgica, donde su lápida tiene una representación de dos capitalistas de riesgo. La inscripción maravillosamente apta en la piedra blanca, elegida por su padre, dice: & # 8220 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. & # 8221

Se cree que Gladys Chavasse visitó la tumba de Chavasse varias veces y cada año marcaba el aniversario de su muerte con un aviso & # 8220In Memoriam & # 8221 en Los tiempos. También guardó una fotografía de él, su & # 8220Officer & # 8217s Advance Book & # 8221, su estuche de escritura y su VC en miniatura hasta su muerte en 1962, cuando fue atropellada por un automóvil mientras estaba de vacaciones en Francia.

Christopher Chavasse, quien recibió la Cruz Militar (MC) por su propia valentía durante la Gran Guerra, dio una idea de su propia pérdida en una carta, escrita en 1961, a una mujer cuya hermana gemela idéntica acababa de morir.

Él le dijo que & # 8220 también como gemelo idéntico, cuán verdaderamente puedo simpatizar contigo, ya que todavía lloro a mi Noel todos los días de mi vida, y lo he hecho durante 44 años, y lo haré hasta que lo vuelva a ver, bastante pronto ahora. & # 8221 Christopher Chavasse, quien fue el obispo de Rochester durante 20 años hasta 1960, murió en marzo de 1962, a la edad de 77 años.

Desde su muerte, Noel Chavasse ha tenido al menos 16 monumentos conmemorativos dedicados a su memoria, incluido uno en la Catedral de Liverpool, y este total de monumentos conmemorativos es mayor que para cualquier otro titular de VC en el mundo.

Hace décadas, las medallas de servicio y galantería del Capitán Chavasse fueron dejadas por su familia en St Peter & # 8217s College, Oxford. Sin embargo, en 2009, después de largas negociaciones privadas, el colegio tomó la decisión de ofrecerme sus medallas. Un reportaje exclusivo en El Sunday Telegraph citaron fuentes de la universidad diciendo que el precio era & # 8220 cercano a £ 1,5 millones & # 8221, que superó fácilmente el récord mundial anterior de una medalla, que se rumorea que es una venta privada por valor de £ 1 millón.

Me emocionó agregar las medallas Chavasse a mi colección, que ahora suma más de 180 VC, la colección más grande de este tipo de decoraciones en el mundo. Me alegré especialmente de que el dinero que pagué por el grupo de medallas se destinara a fines académicos: de hecho, esto me animó a pagar lo que algunas personas han sugerido que era un precio & # 8220 no comercial & # 8221 por este grupo único de medallas.

Durante mucho tiempo había sentido que mi colección de VC nunca estaría realmente completa hasta que contuviera uno de los tres VC y Barras que se han otorgado desde que la decoración fue instituida por la reina Victoria en 1856.

En muchos sentidos, considero las condecoraciones de Chavasse como el grupo definitivo de medallas de galantería. Estoy inmensamente orgulloso de poseerlos y de saber que ahora están en exhibición pública en el Imperial War Museum.


Chavasse


Chavasse, Capitán Noel Godfrey, RAMC, (1888-1917). El capitán Noel Godfrey Chavasse V.C y Bar, MC, RAMC fue el soldado británico más condecorado de la Primera Guerra Mundial.El capitán Chavasse fue oficial médico del 10 ° Batallón (Liverpool escocés) del Regimiento Kings (Liverpool) de 1914 a 1917.

El Capitán Chavasse era miembro del Ejército Territorial y se incorporó al inicio de las hostilidades en agosto de 1914. Llegó a Francia el 2 de noviembre de 1914 con su batallón y ganó su primera medalla, la Cruz Militar de Hooge el 17/18 de junio de 1915. Este premio fue publicado el 14 de enero de 1916, pero no hubo citación debido a la extensión de la lista.

Fue el 8 de agosto de 1916 durante el ataque a Guillemont, cuando el capitán Chavasse realizó las hazañas que le valieron su primera Victoria Cross. El premio se publicó el 26 de octubre de 1916 en la página 10394 del London Gazette con la siguiente cita:
Durante un ataque, atendió a los heridos al aire libre durante todo el día, bajo fuego intenso, frecuentemente a la vista del enemigo. Durante la noche siguiente buscó heridos en el suelo frente a las líneas enemigas durante cuatro horas. Al día siguiente, llevó a un camillero a las trincheras avanzadas y, bajo un intenso fuego, llevó un maletín urgente a un lugar seguro durante 500 yardas, siendo herido en el costado por una astilla de proyectil durante el viaje. Esa misma noche reunió a un grupo de voluntarios de confianza, rescató a tres heridos de un agujero de obús a veinticinco metros de la trinchera enemiga, enterró los cuerpos de dos oficiales y recogió muchos discos de identidad, aunque disparados por bombas y ametralladoras. En total salvó la vida de una veintena de hombres malheridos, además de los casos ordinarios que pasaron por sus manos. Su coraje y abnegación fueron más allá de toda alabanza.

El Capitán Chavasse ganó su segunda Victoria Cross el 31 de julio de 1917. El premio fue otorgado póstumamente. El Capitán Chavasse resultó tan gravemente herido por un proyectil que entró en su refugio en Wieltje el 2 de agosto que murió a causa de sus heridas el 4 de agosto de 1917. La cita en la Gaceta de Londres el 14 de septiembre de 1917 decía:
Aunque gravemente herido al principio de la acción mientras llevaba a un soldado herido a la estación de preparación, se negó a abandonar su puesto y durante dos días no solo continuó desempeñando sus funciones, sino que, además, salió repetidamente bajo un intenso fuego para buscar y atiende a los heridos que estaban acostados. Durante estos registros, aunque prácticamente sin comida durante este período, desgastado por el cansancio y desmayado por la herida, ayudó a llevar a varios hombres malheridos por terreno pesado y difícil. Con su extraordinaria energía y su inspirador ejemplo fue fundamental para rescatar a muchos heridos que, de otro modo, sin duda habrían sucumbido en las malas condiciones meteorológicas. Este devoto y valiente oficial murió posteriormente a causa de sus heridas.

El capitán Chavasse está enterrado en el cementerio militar de Brandhoek, cerca de Poperinghe Bélgica. Su lápida tiene inscritas dos cruces de Victoria.

Clayton, Ann, Chavasse - Doble VC , Leo Cooper, (ISBN 0-85052-296-X)


Héroe caído de la Primera Guerra Mundial: Noel Godfrey Chavasse

Hace aproximadamente una semana, el último hombre que estuvo en servicio activo durante la Primera Guerra Mundial, Claude Choules, murió a la edad de 110 años. Con una historia que ahora está a casi un siglo de distancia, es muy fácil olvidar que los involucrados no eran más que seres humanos que pasaron por momentos extraordinarios. Sus acciones durante esos tiempos los definieron, definen nuestra historia e informan cómo nos definimos. Uno de esos hombres fue Noel Godfrey Chavasse, cuyos honores fueron únicos.

Noel Godfrey Chavasse nació, junto con su hermano gemelo Christopher, el domingo 9 de noviembre, en 36 New Inn Hall Street, en Oxford. Era hijo de un sacerdote, en una familia de siete hijos, y desde 1887 hasta 1900, hasta que su padre fue nombrado obispo de Liverpool, él y su hermano gemelo Christopher fueron alumnos de Magdalen College School (MCS), en Oxford. Ambos Chavas hicieron su mayor impacto en el campo deportivo y en el río, siendo ambos muchachos muy aficionados al remo. De hecho, Noel Chavasse, aunque no era el todoterreno que demostró su hermano, logró establecer un nuevo récord de salto de longitud de 15 '2 "en el Día del Deporte de 1899, y tanto en 1897 como en 1898 llegó en uno de los tres medal positions in the annual sack race, coming first in the former. He was awarded a full colours tie for his success at rowing.

After a brief recovery period at home, Chavasse was back in France, and on 1 st August 1917 he was involved in the 3 rd Battle of Ypres, where he, with a grave head injury, worked desperately for hours with a captured German medic in appalling conditions to try and save the lives of the many wounded men who were brought to them. Later that day Noel received another wound, and was given a direct order to return to the Allied base, which he ignored, refusing to leave his post.

On the 2 nd August a shell hit the aid post where Noel was working whilst he was attempting to get some sleep, killing everyone but him, leaving Noel with heavy injuries to his abdomen, which bled profusely. He was stretchered to safety, but died of his wounds in hospital two days later. For his actions in attempting to save the lives of the many wounded and dying soldiers brought to him, he was posthumously awarded a second VC, only t he second man in the history of the British Army to be accorded that honour.


Noel Godfrey Chavasse VC & Bar

Captain Noel Godfrey Chavasse, M.C., M.B., Royal Army Medical Corps.

For most conspicuous bravery and devotion to duty.

During an attack he tended the wounded in the open all day, under heavy fire, frequently in view of the enemy. During the ensuing night he searched for wounded on the ground in front of the enemy’s lines for four hours.

Next day he took one stretcher-bearer to the advanced trenches, and under heavy shell fire carried an urgent case for 500 yards into safety, being wounded in the side by a shell splinter during the journey. The same night he took up a party of twenty volunteers, rescued three wounded men from a shell hole twenty-five yards from the enemy’s trench, buried the bodies of two Officers, and collected many identity discs, although fired on by bombs and machine guns.

Altogether he saved the lives of some twenty badly wounded men, besides the ordinary cases which passed through his hands. His courage and self-sacrifice were beyond praise.

His Majesty the KING has been graciously pleased to approve of the award of a Bar to the Victoria Cross to Capt. Noel Godfrey Chavasse, V.C., M.C., late R.A.M.C., attd. L’pool R.

For most conspicuous bravery and devotion to duty when in action.

Though severely wounded early in the action whilst carrying a wounded soldier to the Dressing Station, Capt. Chavasse refused to leave his post, and for two days not only continued to perform his duties, but in addition went out repeatedly under heavy fire to search for and attend to the wounded who were lying out.

During these searches, although practically without food during this period, worn with fatigue and faint with his wound, he assisted to carry in a number of badly wounded men, over heavy and difficult ground.

By his extraordinary energy and inspiring example, he was instrumental in rescuing many wounded who would have otherwise undoubtedly succumbed under the bad weather conditions.

This devoted and gallant officer subsequently died of his wounds.

Other decorations: MC

Place/date of death: Near Ypres, Belgium/August 4, 1917

Burial/memorials: Brandhoek New Military Cemetery, Ypres, Belgium Liverpool Scottish Regiment HQ Liverpool Cathedral Chavasse Barracks, Liverpool Liverpool Cricket Club Chavasse Park, Liverpool Chavasse House RAMC, Merseyside Liverpool Town Hall RAMC College, London Trinity College, Oxford

Origin of VC to the Lord Ashcroft collection: Purchased privately, 2009.

Current location of VC: Displayed on rotation at The Lord Ashcroft Gallery: Extraordinary Heroes exhibition, Imperial War Museum


Chavasse – that rings a bell!

After becoming interested in the Christmas Truce of 1914, I looked through my reference book ‘First World War For Family Historians’. As I said in my previous article, my grandfather was an ‘Old Contemptible’ and as such we have his medals – the three nicknamed ‘Pip, Squeak and Wilfred’ – the 1914-1915 Star, the British War Medal (inscribed along the edge with his name and service number), and the Victory Medal. In his memory, my father, as a young lad, wore them with pride every Remembrance Day.

I read on, engrossed with the information about medals, when suddenly a name jumped off the page – Chavasse. Having researched considerably the ministers and vicars of St Thomas’, the name rang a bell. I consulted my notes and there it was – Thomas Ludovic Chavasse, vicar 1908 to 1909.

In my reference book, under medals, it spoke about the most highly decorated soldier of the First World War – Captain Noel Godfrey Chavasse (1884-1917). He was awarded the Victoria Cross twice for bravery – the first he received from King George V and the second was a rare ribbon medal bar. Noel Chavasse was our vicar’s cousin! Noel’s father was Francis James Chavasse – the celebrated Bishop of Liverpool in the huge newly built Anglican cathedral. Francis James’s brother was Charles Edward, the father of our vicar and a Midlands wine merchant in Sutton Coldfield.

Captain Noel trained as a doctor and surgeon, following in the steps of his grandfather, Thomas (1801-1884) in Wylde Green Birmingham. Noel was in fact a twin his brother Major Christopher Maude (1884-1962) followed their father into the church and became Honorary Chaplain in the Royal Naval Volunteer Reserve. They had twin sisters, May and Marjorie who also distinguished themselves in WW2.

Noel joined the Royal Army Medical Corps and was active at the front. It was at Guillemont, France in 1916 that he earned his first Victoria Cross when, during one day, he saved twenty badly injured soldiers under heavy sniper fire and bombing. His second VC was at Passchendaele, the Somme in 1917, when again he went out to rescue and save men under heavy fire. He himself was wounded and, two days later in Brandhoek, Belgium he succumed to his injuries and is buried there. His gravestone bears a rare double VC on it. Both Noel and Christopher were excellent athletes and represented Britain in the 1908 Olympic Games.

This brings me to our vicar, Thomas Ludovic Chavasse (1874-1939). He was born in Sutton Coldfield – one of six children – to Charles Edward and Frances Lucy. He was educated at Hertford College, Oxford and the Midland Clergy College, Edgbaston. Between 1900 and 1913 he held appointments at Worcester, Sutton Coldfield, Coventry and, of course Stourbridge. He did not have good health according to some accounts he went abroad to help his ailments. In 1908, after a curacy at St Michael’s Coventry he was appointed vicar at St Thomas’. But in 1909 he resigned the post through ill-health and the Rev. Gilling-Lax was appointed. Thomas continued in the church and worked extensively in the diocese of Birmingham and Lichfield before becoming a vicar in Water Orton 1929. In 1939, Thomas Ludovic Chavasse died a bachelor and is buried in Water Orton.


Military career and decorations

In early 1913, after discussions with some of his fellow doctors, Chavasse applied for and was accepted by the Royal Army Medical Corps (RAMC) he was commissioned as a lieutenant on 2 June. [6] Thanks to one of his mentors, Dr McAlistair, who was then Surgeon-Captain of the 10th Battalion of the King's (Liverpool Regiment), the Liverpool Scottish, he was attached to the battalion as Surgeon-Lieutenant. [ cita necesaria ] The 10th Kings had been a Territorial battalion since the Haldane Reforms in 1909. Chavasse joined the battalion on 2 June 1913 and was welcomed by Lieutenant-Colonel W. Nicholl, the commanding officer. As an officer in a Territorial unit, Chavasse now had to attend to both his civilian and military duties.

During the First World War, Chavasse was a captain with the Royal Army Medical Corps, British Army attached to the 1/10th (Scottish) Battalion of the King's (Liverpool Regiment).

Chavasse was awarded the Military Cross for gallantry at Hooge, Belgium in June 1915, although the award was not gazetted until 14 January 1916. [7] He was promoted captain on 1 April 1915 [8] on 30 November 1915 that year he was Mentioned in Despatches.

Victoria Cross

Chavasse was first awarded the VC for his actions on 9 August 1916, at Guillemont, France when he attended to the wounded all day under heavy fire. The full citation was published on 24 October 1916 and read: [9]

Captain Noel Godfrey Chavasse, M.C., M.B., Royal Army Medical Corps.

For most conspicuous bravery and devotion to duty.

During an attack he tended the wounded in the open all day, under heavy fire, frequently in view of the enemy. During the ensuing night he searched for wounded on the ground in front of the enemy's lines for four hours.

Next day he took one stretcher-bearer to the advanced trenches, and under heavy shell fire carried an urgent case for 500 yards into safety, being wounded in the side by a shell splinter during the journey. The same night he took up a party of twenty volunteers, rescued three wounded men from a shell hole twenty-five yards from the enemy's trench, buried the bodies of two officers, and collected many identity discs, although fired on by bombs and machine guns.

Altogether he saved the lives of some twenty badly wounded men, besides the ordinary cases which passed through his hands. His courage and self-sacrifice, were beyond praise.

Bar to Victoria Cross

Chavasse's second award was made during the period 31 July to 2 August 1917, at Wieltje, Belgium the full citation was published on 14 September 1917 and read: [10]

War Office, September, 1917.

His Majesty the KING has been graciously pleased to approve of the award of a Bar to the Victoria Cross to Capt. Noel Godfrey Chavasse, V.C., M.C., late R.A.M.C., attd. L'pool R.

For most conspicuous bravery and devotion to duty when in action.

Though severely wounded early in the action whilst carrying a wounded soldier to the Dressing Station, Capt. Chavasse refused to leave his post, and for two days not only continued to perform his duties, but in addition went out repeatedly under heavy fire to search for and attend to the wounded who were lying out.

During these searches, although practically without food during this period, worn with fatigue and faint with his wound, he assisted to carry in a number of badly wounded men, over heavy and difficult ground.

By his extraordinary energy and inspiring example, he was instrumental in rescuing many wounded who would have otherwise undoubtedly succumbed under the bad weather conditions.

This devoted and gallant officer subsequently died of his wounds.

Chavasse died of his wounds in Brandhoek and is buried at Brandhoek New Military Cemetery, Vlamertinge. [11] His military headstone carries, uniquely, a representation of two Victoria Crosses. [3]

Chavasse was the only man to be awarded both a Victoria Cross and Bar in the First World War, and one of only three men ever to have achieved this distinction. [3]


The Chavasse Family in World War I

Few British families are so intimately linked with the courage and sacrifice of the First World War as that of Francis James Chavasse and his wife, Edith. Five of their seven children served with distinction on the front lines, and between them they were awarded 21 medals for their actions, including the only double Victoria Cross of the entire conflict.

Between May 2016 and February 2017, St Peter's hosted a wide range of events to honour this service as part of the series Duty, Courage, Faith: the Chavasse Family in World War I. These events included a number of memorial lectures, two unveilings, an exhibition and an Evensong, all of which sought to commemorate the remarkable role played during the Great War by the Chavasse family, who later founded St Peter's.

The events began in May 2016 with the inaugural Chavasse lecture delivered by St Peter's alumnus and Honorary Fellow, General Sir Nicholas Houghton GCB CBE ADC Gen, then Chief of the Defence Staff. This was followed a few months later by the unveiling of a commemorative paving slab in honour of Captain Noel Chavasse, who was the only person to win the Victoria Cross twice during the conflict, and is one of only three people ever to receive the award more than once. The paving slab, which sits outside the college chapel, in which Noel was baptised, was unveiled by the Lord-Lieutenant of Oxfordshire and by members of the current Chavasse family.

October saw the renowned journalist and broadcaster, Jeremy Paxman, pack out the Sheldonian Theatre for the second Chavasse lecture, which was quickly followed by a special Chavasse Evensong marking the publication on 24 October 1916 of the full citation for Noel Chavasse's first Victoria Cross.

The chapel was also the stage throughout Michaelmas 2016 for a special exhibition relating to the Chavasse family in World War I, which was eventually visited by close to 3,000 people from all over the UK, and beyond. It also played host in November to the Rt Revd Sir James Jones, former bishop of Liverpool (1998-2013), who not only delivered the third Chavasse lecture, but also unveiled the permanent display of the Chavasse family medals, which includes 21 decorations awarded during the Great War.

The series was brought to a close in February 2017 with a lecture by Prof Mark Harrison, Director of the Wellcome Unit for the History of Medicine, which was hosted by Trinity College, where both Noel Chavasse and his brother, Christopher, had been students.


Chavasse Double VC: The Highly Acclaimed Biography of the Only Man to Win Two Victoria Crosses During the Great War

This was a fine biography of a man whose bravery and self-sacrifice were awe inspiring.

Noel&aposs hero was Gordon of Khartoum, another Christian soldier and a man defined by his dedication to duty and his love for others. Gordon had not only been a great general but had also applied a passionate zeal to his work among destitute boys in England, a further parallel with Chasse&aposs life. Noel&aposs letters to his family both before and during the war frequently reiterated the theme of duty, and this was the This was a fine biography of a man whose bravery and self-sacrifice were awe inspiring.

Noel's hero was Gordon of Khartoum, another Christian soldier and a man defined by his dedication to duty and his love for others. Gordon had not only been a great general but had also applied a passionate zeal to his work among destitute boys in England, a further parallel with Chasse's life. Noel's letters to his family both before and during the war frequently reiterated the theme of duty, and this was the keynote in his admonitions to deprived boys as well as to the men under his command in war. The combination of devotion to duty and love for others was to be seen throughout Noel’s brief life, and both were fired by his strong and vibrant Christian faith.

One story from his time as a civilian doctor before the war shows his Christian character and love for neighbour: "As a resident Noel was himself able to recommend a few patients for treatment. In 1913 he was travelling through the poorest district, adjacent to the docks, when he saw a crippled child crawling in the road. He stopped his cab, alighted and handed the boy his card, telling him to ask his mother to bring him to the Royal Southern Hospital. The boy, Robert Eager, underwent nine operations at the hands of Dr Chavasse, supervised by Robert Jones, and was finally able to walk upright and lead a full life in the Merchant Navy." Increíble.

Noel's spiritual life was undiminished by his wartime experiences, and matters of faith as well as his heartfelt concern for his men often figured in his letters home. If anything, the intense experience of war gave him pause to examine his own motives and to look for new ways of helping his fellow man. One poignant example is his sympathy for those who suffered a breakdown, due to what we would now classify as PTSD. While Noel seemed to know no fear himself, he could nevertheless understand men who felt so terrified that they were unable to carry out what he would have regarded as their duty. He was consistently able to pick out men who were near a breakdown, either in nerve or general health, but not yet so run down as to be hospital cases. Rather than send them into the trenches, where their collapse sooner or later was inevitable, he kept them at his aid post as light-duty men, where they had the comparative comfort they needed to rest and recover. This ability was neither instinct nor some kind of sixth sense, but rather a combination of sound common sense, professional competence, and a deep love and sense of responsibility for the men under his care.

As seen from his many letters to friends and family, Noel's own writing style was striking and vivid, as in this scene describing his battalion coming out of a spell in the trenches: "Our men have had a terrible experience of 72 hours in trenches, drenched through and in some places knee-deep in mud and water. To see them come out, and line up, and march off is almost terrible. They don't look like strong young men. They are muddied to the eyes. Their coats are plastered with mud and weigh an awful weight with the water which has soaked in. Their backs are bent, and they stagger and totter along with the weight of their packs. Their faces are white and haggard and their eyes glare out from mud which with short, bristly beards give them an almost beastlike look. They look like wounded or sick wild things. I have seen nothing like it. The collapse after rowing or running is nothing to it. Many, too many, who are quite beat, have to be told they must walk it. Then comes a nightmare of a march for about 2 to 4 miles, when the men walk in a trance… and in about 3 days, they are as fit as ever again."

Of course Noel is most famous for having twice won the Victoria Cross, being one of only three men to have done so. He was awarded his first Victoria Cross following the Battle of Guillemont in 1916 "for the most conspicuous bravery and devotion to duty: During an attack he tended the wounded in the open all day, under heavy fire, frequently in view of the enemy. During the ensuing night he searched for wounded on the ground in front of the enemy’s lines for four hours. Next day he took one stretcher-bearer to the advanced trenches, and, under heavy fire, carried an urgent case for 500 yards into safety, being wounded in the side by a shell splinter during the journey. The same night he took up a party of trusty volunteers, rescued three wounded men from a shell-hole twenty-five yards from the enemy’s trench, buried the bodies of two officers, and collected many identity discs, although fired on by bombs and machine guns. Altogether he saved the lives of some twenty badly wounded men, besides the ordinary cases which passed through his hands. His courage and self-sacrifice were beyond praise."

The Posthumous Bar to his Victoria Cross was awarded following his death in action in the battle of Passchendaele in 1917. The citation read: "Though severely wounded early in the action whilst carrying a wounded soldier to the dressing-station he refused to leave his post, and for two days not only continued to perform his duties but in addition went out repeatedly under heavy fire to search for and attend to the wounded who were lying out. During these searches, although practically without food during this period, worn with fatigue and faint with his wound, he assisted to carry in a number of badly wounded men over heavy and difficult ground. By his extraordinary energy and inspiring example he was instrumental in rescuing many wounded who would have otherwise undoubtedly succumbed under the bad weather conditions. This devoted and gallant officer subsequently died of his wounds."

The other character who stands out in this book is Noel's father Francis Chavasse, Bishop of Liverpool. He was a solid evangelical, and successor to J. C. Ryle. His four sons all served on the Western Front, two of the four being killed in action, and won two VCs and three MCs between them. After Noel's death, his father wrote to his twin brother, serving on the Western front as a chaplain: "You will have heard by this time that our dearest Noel has been called away. Our hearts are almost broken, for oh! how we loved him. Your dearest mother is pathetic in her grief, so brave and calm notwithstanding. But again and again, we keep praising and thanking God for having given us such a son. We know that he is with Christ, and that one day - perhaps soon - we shall see him again. What should we do in such a sorrow as this, if we could not rest on the character of God, on his love, and wisdom, and righteousness."

A fine tribute from a father to his son, who epitomised the famous words of Christ "Greater love has no one than this, that someone lay down his life for his friends." . más


Ver el vídeo: Captain Noel Chavasse VC u0026 Bar MC (Enero 2022).