Podcasts de historia

La barra de plata de 50 kg encontrada en Madagascar puede ser el tesoro del notorio capitán pirata Kidd

La barra de plata de 50 kg encontrada en Madagascar puede ser el tesoro del notorio capitán pirata Kidd


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los exploradores submarinos de Madagascar han hecho un descubrimiento increíble: un bloque de plata de 50 kg con inscripciones, que ahora se encuentra bajo vigilancia armada en la isla de Sainte Marie, frente a la costa este de Madagascar. El valioso tesoro puede provenir de los restos de un barco pirata perteneciente al famoso pirata escocés William Kidd.

The Guardian informa que la barra de plata fue encontrada en aguas poco profundas frente a la isla Sainte Marie por una misión arqueológica conjunta del Reino Unido y Estados Unidos dirigida por Barry Clifford, un investigador submarino que descubrió los restos del barco de William Kidd. Galería de aventuras en 2000.

La barra está impresa con una "T" y "S" en un lado y letras y números en el otro, cuyo significado se desconoce actualmente.

La barra de plata de 50 kg que se encuentra frente a las costas de Madagascar. Crédito: Presidencia de la República de Madagascar.

Clifford está convencido de que el tesoro proviene del naufragio del barco del capitán William Kidd.

El capitán William Kidd (1645-1701) fue un marinero escocés que fue juzgado y ejecutado por piratería después de regresar de un viaje al Océano Índico. Por lo general, se lo percibe como uno de los piratas más notorios de la historia o como uno de sus corsarios más injustamente vilipendiados y procesados. El último punto de vista proviene del hecho de que sus acciones fueron supuestamente menos destructivas y menos lucrativas que las de otros piratas, sin embargo, tuvo un final bastante brutal: fue ahorcado dos veces (el primer intento falló), antes de ser cubierto de alquitrán y colgado de una horca. sobre el río Támesis.

Capitán Kidd colgando de una horca sobre el río Támesis ( Wikimedia Commons )

“Hijo de un ministro presbiteriano, Kidd fue bucanero y capitán de un barco británico privado en el Caribe durante algunos años, pero se afirma que decidió que la piratería le parecía más gratificante después de que le encargaron navegar a Madagascar en el Adventure Galley ”, informa The Guardian. "Su captura más famosa fue un barco de 400 toneladas, el Quedah Merchant, que transportaba tanto plata como seda, oro, azúcar, opio y telas".

"Capitán Kidd en el puerto de Nueva York" de Jean Leon Gerome Ferris, 1863-1930 ( Wikimedia Commons )

Cuando el Capitán Kidd se enteró de que era un pirata buscado, depositó parte de su tesoro en la isla Gardiners, con la esperanza de utilizar su conocimiento de su ubicación como herramienta de negociación. Un pequeño alijo del tesoro de Kidd finalmente se recuperó de la isla Gardiners en un lugar conocido como Cherry Tree Field, sin embargo, fue enviado a Inglaterra para ser utilizado como evidencia en su contra.

Kidd fue capturado en Boston en 1699 y enviado a la prisión de Newgate. El tesoro encontrado en su barco estaba valorado en £ 30,000 (alrededor de £ 10 millones en la actualidad), pero el resto de su tesoro nunca se encontró. La creencia de que Kidd había dejado un tesoro enterrado contribuyó considerablemente al crecimiento de su leyenda y también ha dado impulso a la búsqueda constante del tesoro en lugares que se sabe que Kidd visitó.

Ilustración de la supervisión del capitán pirata William Kidd del entierro de su tesoro en la isla de Gardiner ( Wikimedia Commons )

La BBC informa que "hay mucho entusiasmo en Madagascar por el descubrimiento y el equipo de Clifford no tiene ninguna duda de que el descubrimiento es genuino".

Se cree que la barra de plata, que se presentó al presidente de Madagascar en una ceremonia especial en la isla Sainte Marie, tiene su origen en Bolivia, mientras que se cree que el barco se construyó en Inglaterra. Ahora se trabajará para verificar el origen del tesoro.

Imagen de portada: barra de plata de 50 kg encontrada frente a la costa de Madagascar, que se cree que pertenece al Capitán Kidd. Crédito: Presidencia de la República de Madagascar.


El infame pirata Capitán Kidd & # x27s tesoro encontrado en Madagascar, dicen los exploradores

Un equipo de exploradores estadounidenses dice haber descubierto un tesoro de plata del infame pirata escocés del siglo XVII William Kidd en un naufragio frente a las costas de Madagascar.

El arqueólogo marino Barry Clifford dijo a los periodistas que había encontrado una barra de plata de 50 kilogramos en los restos del barco de Kidd & # x27, Adventure Gallery, cerca de la pequeña isla de Sainte Marie.

El capitán Kidd, que nació en Escocia alrededor de 1645, fue empleado por primera vez por las autoridades británicas para cazar piratas, pero se convirtió en un despiadado criminal de alta mar.

Después de saquear un barco cargado de tesoros en 1698, fue capturado, encarcelado e interrogado frente al parlamento británico antes de ser ejecutado en Wapping, cerca del río Támesis en 1701.

El destino de gran parte de su botín, sin embargo, sigue siendo un misterio, provocando intriga y entusiasmo para generaciones de buscadores de tesoros.

Clifford, que fue filmado por un equipo de documentales levantando la barra de plata del lecho marino, se la entregó al presidente malgache Hery Rajaonarimampianina en Sainte Marie.

Los soldados custodiaban el aparente tesoro en la ceremonia, a la que asistieron los embajadores de Estados Unidos y Gran Bretaña.

"Descubrimos 13 barcos en la bahía", dijo Clifford.

"Hemos estado trabajando en dos de ellos durante las últimas 10 semanas.

"Uno de ellos es el Dragón de Fuego, el otro es el barco del Capitán Kidd, el Adventure Galley".

El arqueólogo independiente John de Bry, que asistió a la ceremonia, dijo que el naufragio y la barra de plata eran "una prueba irrefutable de que este es de hecho el tesoro de Adventure Galley".

Robert Yamate, embajador de Estados Unidos en Madagascar, dijo que el descubrimiento fue un impulso para el país.

"Este es un hallazgo fantástico que muestra la historia oculta de Madagascar", dijo.

"Esto es genial para el turismo. y es tan importante como la preservación histórica ''.


El "tesoro del capitán Kidd" finalmente ha sido descubierto

William Kidd fue un notorio cazador de piratas que se convirtió en un notorio pirata, y la leyenda dice que dejó un tesoro atrás. Ahora, un grupo de arqueólogos cree haber encontrado parte del botín del Capitán Kidd en un naufragio frente a la costa de Madagascar, una barra de plata de 121 libras, dicen, es solo la punta del tesoro del iceberg.

El guardián& # 8217s Jessica Elgot informa que un equipo de buzos encontró la barra de plata mientras investigaba las aguas poco profundas de la isla Saint Marie. Han estado rastreando el área en busca de restos del Adventure Galley, el barco de William Kidd, que fue descubierto bajo el agua en 2000. Aunque en viajes anteriores desenterraron viejas botellas de ron y fragmentos de cerámica, los arqueólogos nunca encontraron nada que pudiera considerarse & # 8220treasure & # 8221 hasta ahora.

El Capitán Kidd tomó el timón de Adventure Galley en 1695, cuando fue contratado por un grupo de inversionistas ingleses para cazar piratas. Pero, cuenta la historia, cuando Kidd no pudo encontrar piratas en su viaje, él mismo se convirtió en uno. En 1698, el barco no estaba en condiciones de navegar y Kidd lo llevó a tierra en Madagascar. Su tripulación lo abandonó para unirse a otro capitán pirata y fue arrestado, juzgado y ejecutado por piratería en 1701.

La muerte de Kidd hizo poco para aplastar los rumores de que dejó un montón de tesoros en sus aventuras. La BBC informa que el explorador Barry Clifford, que descubrió el barco hace más de una década, está convencido de que hay aún más botín en el fondo del océano. Pero aunque su equipo & # 8220 no tiene ninguna duda de que el descubrimiento es genuino & # 8221, esperan validar sus hallazgos con el análisis de la madera del naufragio.

Genuino o no, una cosa está clara: esa es una gran pieza de plata. Clifford y su equipo se lo presentaron al presidente de Madagascar el jueves, y Elgot escribe que los funcionarios esperan que el hallazgo promueva el turismo en el país. La oficina del presidente tuiteó una foto del hallazgo, con la nota: "Isla de Saint Marie: Descubrimiento de un naufragio y un tesoro en las aguas de la Isla de Saint Marie. & # 8221


El boletín de i cortó el ruido

Los arqueólogos han declarado que era propiedad del capitán Kidd, quien también fue acusado una vez de asesinar a un miembro de su propia tripulación.

Fue ejecutado por piratería en 1701 después de regresar a casa de un viaje por el Océano Índico.

El infame pirata tuvo que ser colgado tres veces después de que se rompieron las dos primeras cuerdas utilizadas en su ejecución.

Luego, sumergieron su cuerpo en alquitrán y lo colgaron de una horca sobre el río Támesis para que sirviera de advertencia a cualquiera que estuviera considerando una vida de piratería.

Las leyendas dicen que Kidd ocultó la mayor parte de su recompensa, lo que llevó a muchas búsquedas del tesoro a lo largo de los años.

El tesoro data del siglo XVII y el periodista de la BBC Martin Vogl tuiteó actualizaciones sobre la ceremonia en la que el presidente de Madagascar recibió el presunto tesoro.

Fue encontrado por el arqueólogo submarino Barry Clifford, mejor conocido por descubrir los restos del barco Whydah, el primer naufragio pirata verificado jamás descubierto.

Martin Vogl tuiteó varias fotos de la ceremonia y dijo que Timothy Smart, embajador del Reino Unido en Madagascar, esperaba que el descubrimiento elevara el perfil de Madagascar como destino turístico.

Vogl dijo: “Los buzos acaban de sacar esta barra de plata de 50 kg de la isla de Sainte Marie en Madagascar. Di que podría ser un tesoro pirata.

"El equipo cree que la barra de plata provino de los restos del barco pirata del capitán Kidd, uno de los piratas más famosos que operaba en Madagascar".

Se cree que el capitán William Kidd nació en Dundee o sus alrededores en 1645.

Fue en 1695 cuando la Corona designó al "fiel y querido capitán Kidd" como corsario para luchar contra la piratería y capturar y saquear los barcos franceses enemigos.

Su expedición fue financiada por nobles ingleses, y Kidd recibió una carta de marca, firmada por Guillermo III, reservando el 10 por ciento del botín para la Corona.

Kidd aceptó su nombramiento y en 1698 saqueó el barco armenio Quedagh Merchant, que navegaba bajo bandera francesa. Sin embargo, el capitán del barco era inglés y posteriormente se ordenó a varios comandantes navales que "persiguieran y capturaran a dicho Kidd y sus cómplices" por las "notorias piraterías" que habían cometido. Kidd fue capturado y ejecutado tres años después.

Kidd no solo fue ejecutado por piratería, sino también por el asesinato de un miembro de su propia tripulación. En 1697, mató a un artillero amotinado, William Moore, golpeándolo en la cabeza con un balde y fracturándole el cráneo.


Tesoro del capitán pirata escocés William Kidd del siglo XVII encontrado en Madagascar

Los exploradores llevaron una barra de plata de 50 kg a la costa en la isla de Sainte Marie, del naufragio del Adventure Galley.

Jitesh Jha

Exploradores submarinos en Madagascar el 7 de mayo de 2015 dijeron que habían descubierto un tesoro perteneciente al famoso capitán pirata escocés del siglo XVII William Kidd.

Los exploradores, que eran un equipo conjunto de la misión de investigación arqueológica del Reino Unido y los Estados Unidos, llevaron una barra de plata de 50 kg a la costa en la isla de Sainte Marie, de los restos del Adventure Galley, el barco del Capitán Kidd.

La barra fue presentada al presidente de Madagascar en una ceremonia especial.

El Capitán Kidd fue designado por primera vez por las autoridades británicas para combatir la piratería, pero luego se convirtió en un criminal despiadado. Fue ejecutado en 1701 por piratería después de regresar de un viaje al Océano Índico.

Además, el explorador estadounidense Barry Clifford dijo que cree que hay muchos más bares de este tipo aún en ruinas.

Anteriormente, un equipo dirigido por Barry Clifford en 2000 durante una investigación submarina descubrió algunos restos del barco de William Kidd, Adventure Galley, incluido un candado de metal, fragmentos de porcelana Ming y botellas de ron de tres siglos de antigüedad.

Ahora obtenga lo último de Current Affairs en dispositivos móviles, descargue la aplicación n.o 1 de Current Affairs

Realice pruebas semanales en la aplicación para la preparación de exámenes y compita con otros. Descargar la aplicación Current Affairs and GK

एग्जाम की तैयारी के लिए ऐप पर वीकली टेस्ट लें और दूसरों के साथ प्रतिस्पर्धा करें। डाउनलोड करें करेंट अफेयर्स ऐप


Ahora volvamos al pirata William Kidd.

Imagen: Archivo Hulton / Getty Images

William Kidd, nacido en 1645, fue un capitán escocés que se hizo un nombre como corsario contra los franceses en las Indias Occidentales. Impresionado por su valentía, la Corona Real lo nombró para perseguir a los piratas, pero rápidamente se dedicó a saquearse a sí mismo.

En 1698, Kidd intentó alcanzar un barco armenio que, para su gran desgracia, estaba capitaneado por un inglés. Kidd fue capturado y juzgado por el asesinato de uno de su tripulación (y quizás piratería), antes de ser ahorcado.

Aún así, ejecutar al capitán insubordinado resultó ser más fácil de decir que de hacer, como suele ser el caso cuando se trata de desvincular el futuro de un pirata (ver Edward Teach, también conocido como & # 8220Blackbeard & # 8221, que estaba tan lleno de ron que ni siquiera una serie de balas de mosquete, dagas y machetes podrían derribarlo). Cuenta la leyenda que cuando Kidd fue colgado en el poste de la horca, no una sino dos de las cuerdas atadas alrededor de su cuello cedieron y se rompieron antes de que la tercera se sostuviera. Luego, sus restos se sumergieron en alquitrán y se exhibieron a lo largo del Támesis, con la esperanza de disuadir a otros posibles piratas. Un final glamoroso para una vida en la edad de oro de la piratería.


¿Quién era el Capitán Kidd?

El Capitán Kidd fue el primero a sueldo de las autoridades británicas para hacer frente a la piratería, ¡no te engañamos! Sin embargo, más tarde se convirtió en un pirata despiadado y fue ejecutado en 1700. Se cree que nació en el área de Greenock o Dundee en Escocia alrededor de 1645 y fue designado como cazador de piratas por la corona. Además de rastrear piratas, también se le encomendó la caza de barcos franceses enemigos. Su carrera legítima no duró mucho, y cuando su suerte se volvió hacia el sur, también lo hizo su moral. La historia cuenta que cuando tuvo poco éxito atrapando piratas para el gobierno británico, "se volvió nativo" y se dedicó a la piratería, y fue, según todos los informes, un pirata mucho más exitoso que un cazador de piratas, aunque de corta duración.


La barra de plata de 50 kg encontrada en Madagascar puede ser el tesoro del notorio capitán pirata Kidd - Historia

Piratas y corsarios y sus barcos del tesoro.

GALERA DE AVENTURA - también conocido como Adventure, era un velero inglés. Era un tipo de barco híbrido que combinaba velas cuadradas con remos para darle maniobrabilidad tanto en condiciones de viento como de calma. El barco fue botado a finales de 1695 y fue adquirido por Kidd al año siguiente para servir en su empresa de corsario. Entre abril de 1696 y abril de 1698, viajó miles de millas a través de los océanos Atlántico e Índico en busca de piratas, pero no pudo encontrar ninguno hasta casi el final de sus viajes. En cambio, el propio Kidd se volvió pirata desesperado por no haber obtenido ningún premio. Adventure Galley logró capturar dos barcos frente a la India y traerlos de regreso a Madagascar, pero en la primavera de 1698 el casco del barco estaba tan podrido y con fugas que ya no estaba en condiciones de navegar. Fue despojada de todo lo móvil y hundida frente a la costa noreste de Madagascar. En 1999-2000, se encontró un naufragio que se cree que es el de Adventure Galley junto con varios otros barcos piratas hundidos.

El lecho marino del Mediterráneo cubre casi un millón de millas cuadradas y se dice que contiene hasta 300.000 naufragios. Es una situación similar a la del Canal de la Mancha, el fondo del océano está literalmente lleno de tesoros potenciales. Piense entonces en las posibilidades de los océanos Atlántico y Pacífico, en términos de tesoros que esperan ser encontrados.

BBC NEWS 7 DE MAYO DE 2015 - EL TESORO DEL CAPITÁN KIDD ENCONTRADO EN MADAGASCAR

Los exploradores submarinos en Madagascar dicen que han descubierto un tesoro perteneciente al famoso pirata escocés del siglo XVII William Kidd.

Una barra de plata de 50 kg (7a 9 libras) fue llevada a la costa el jueves en la isla de Sainte Marie, de lo que se cree que son los restos del Adventure Galley.

La barra fue presentada al presidente de Madagascar en una ceremonia especial.

El explorador estadounidense Barry Clifford dice que cree que hay muchos más bares de este tipo aún en ruinas.

El capitán Kidd fue designado por primera vez por las autoridades británicas para combatir la piratería, pero luego se convirtió en un criminal despiadado y fue ejecutado en 1701.

LINGA DE PLATA - En 2015, 110 libras. lingote de plata fue encontrado en un naufragio frente a la costa de le Sainte-Marie en Madagascar por un equipo dirigido por Barry Clifford (arriba), y se cree que es parte del tesoro del Capitán Kidd. Bien hecho Barry.

Se cita al señor Clifford diciendo: "El tesoro del Capitán Kidd es materia de leyendas. La gente lo ha estado buscando durante 300 años. Literalmente, que me golpeara en la cabeza, pensé qué diablos me acababa de pasar. Realmente no esperaba esto".

"Hay más ahí abajo. Sé que todo el fondo de la cavidad donde encontré la barra de plata está lleno de metal. Está demasiado turbio para ver qué metal, pero mi detector de metales me dice que hay metal por todos lados".

Martin Vogl, de la BBC, tuitea que hay mucho entusiasmo en Madagascar por el descubrimiento y el equipo de Clifford no tiene ninguna duda de que el descubrimiento es genuino.

El equipo cree que la barra, marcada con lo que parece ser una letra S y una letra T, tiene su origen en la Bolivia del siglo XVII.

Cree que el barco que ha encontrado fue construido en Inglaterra, sin embargo, es probable que haya escepticismo y pide más pruebas de que el bar estaba vinculado al capitán Kidd, dice nuestro reportero.

Una opción sería tomar muestras de madera del barco para analizarlas, dice.

La ubicación del barco, que se cree que se hundió en 1698, se conoce desde hace muchos años, pero la barra de plata se descubrió a principios de esta semana.

Clifford dijo que mientras se sumergía en los restos del naufragio, su detector de metales captó señales, pero estaba demasiado embarrado para que él pudiera ver algo.

El embajador del Reino Unido en Madagascar, Timothy Smart, quien asistió a la ceremonia, dijo que esperaba que el último descubrimiento de Clifford elevara el perfil de Madagascar como destino turístico. El plan es exhibir los bares en un museo.

ANGUS McBRIDE - Una excelente ilustración del Capitán Kidd supervisando el entierro de su tesoro. Afortunadamente, el oro y la plata son relativamente impermeables a la humedad. No intente esto con sus billetes. Estarás decepcionado.

CAPITÁN KIDD EN LEYENDA

Se cree que nació en Greenock en Escocia o en el área de Dundee alrededor de 1645. Fue designado por la Corona para hacer frente a la piratería y capturar barcos franceses enemigos, pero él mismo recurrió a la piratería.

En 1698, saqueó el barco armenio Quedagh Merchant, que aparentemente navegaba bajo un paso francés. El comerciante de Quedagh llevaba satines, muselinas, oro y plata. Desafortunadamente para Kidd, el capitán del barco era inglés y se cree que una gran parte del cargamento pertenecía a la Compañía Británica de las Indias Orientales.

El capitán Kidd fue capturado y devuelto a Londres. Fue declarado culpable de piratería y del asesinato de uno de sus tripulantes durante una fila en 1697 y condenado a muerte. Durante su ejecución en Wapping en 1701, la primera cuerda que le pusieron alrededor del cuello se rompió, por lo que fue colgado por segunda vez. Esa cuerda también se rompió, pero la tercera aguantó.

Posteriormente, su cuerpo fue sumergido en alquitrán y colgado con cadenas a lo largo del río Támesis para que sirviera de advertencia a los posibles piratas. La leyenda dice que el capitán Kidd escondió gran parte de su botín, lo que ha provocado numerosas búsquedas del tesoro en todo el mundo e inspiró al autor Robert Louis Stevenson al escribir Treasure Island.

La creencia de que Kidd había dejado un tesoro enterrado contribuyó considerablemente al crecimiento de su leyenda. La canción de 1701 de la banda ancha Captain Kid's Farewell to the Seas, o, el famoso Lamento del pirata enumera "Doscientas barras de oro y varios dólares rix, incautamos sin control". Esta creencia hizo sus contribuciones a la literatura en "The Gold-Bug" de Edgar Allan Poe El diablo de Washington Irving y La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson de Tom Walker y La isla del ciruelo de Nelson DeMille. También dio impulso a las constantes búsquedas del tesoro llevadas a cabo en Oak Island en Nueva Escocia en el condado de Suffolk, Long Island en Nueva York, donde se encuentra la isla Gardiner's Island Charles Island en Milford, Connecticut, las islas Thimble en Connecticut Cockenoe Island en Westport, Connecticut y en el isla de Grand Manan en la bahía de Fundy.

El Capitán Kidd enterró un pequeño tesoro en la isla Gardiners en un lugar conocido como Cherry Tree Field, sin embargo, fue retirado por el gobernador Bellomont y enviado a Inglaterra para ser utilizado como evidencia contra Kidd.

Kidd también visitó Block Island alrededor de 1699, donde fue provisto por la Sra. Mercy (Sands) Raymond, hija del marinero James Sands. La historia cuenta que, por su hospitalidad, la Sra. Raymond recibió la invitación de extender su delantal, en el que Kidd arrojó oro y joyas hasta que estuvo lleno. Después de la muerte de su esposo Joshua Raymond, Mercy se mudó con su familia al norte de New London, Connecticut (más tarde Montville), donde compró muchas tierras. Por tanto, se dijo que la familia Raymond se había "enriquecido con el delantal".

En Grand Manan en la bahía de Fundy, ya en 1875, se hizo referencia a búsquedas en el lado oeste de la isla en busca de tesoros supuestamente enterrados por Kidd durante su tiempo como corsario. Durante casi 200 años, esta zona remota de la isla se ha llamado "Money Cove".

En 1983, Cork Graham y Richard Knight fueron a buscar el tesoro enterrado del Capitán Kidd en la isla vietnamita de Ph Qu & # 7889c. Knight y Graham fueron capturados, condenados por aterrizar ilegalmente en territorio vietnamita y se les impuso una multa de 10.000 dólares a cada uno. Fueron encarcelados durante 11 meses hasta que pagaron la multa.

SERIE COLUMBIA - Más diversión de capa y espada con una serie de cortometrajes que describen las aventuras del Capitán Kidd. ¿Corsario o pirata? No tenía ninguna posibilidad de un juicio en Londres, donde no había pruebas disponibles para demostrar que era un corsario, y donde se había hecho enemigos de su tripulación, que estaba muy dispuesta a hacer un trato para salvar su pellejo.

BUQUE MERCANTIL QUEDAGH ENCONTRADO 2007

Durante años, la gente y los buscadores de tesoros han intentado localizar a Quedagh Merchant. El 13 de diciembre de 2007 se informó que "los buzos han encontrado los restos de un barco pirata abandonado por el capitán Kidd en el siglo XVII en aguas poco profundas frente a la República Dominicana". Las aguas en las que se encontró el barco tenían menos de diez pies de profundidad y estaban a solo 70 pies (21 m) de la isla Catalina, justo al sur de La Romana en la costa dominicana. Se cree que el barco es "los restos de Quedagh Merchant". Charles Beeker, director de Programas de Buceo Académico y Ciencias Subacuáticas de la Escuela de Salud, Educación Física y Recreación de la Universidad de Indiana (Bloomington), fue uno de los expertos que dirigió el equipo de buceo de la Universidad de Indiana. Dijo que era "notable que los restos del naufragio no se hayan descubierto durante todos estos años dada su ubicación", y dado que el barco ha sido objeto de tantas búsquedas fallidas anteriores. El cañón del Capitán Kidd, un artefacto del naufragio, se agregó a una exhibición permanente en el Museo de los Niños de Indianápolis en 2011.

El capitán William Kidd fue uno de los piratas más notorios de la historia del mundo o uno de los corsarios más injustamente vilipendiados y procesados, en una época caracterizada por las racionalizaciones del imperio.

A pesar de las leyendas y la ficción que rodean a este personaje, su carrera real estuvo marcada por solo un puñado de escaramuzas, seguidas de una búsqueda desesperada para limpiar su nombre.

Kidd nació en Dundee, Escocia, en enero de 1645. Dio a la ciudad como su lugar de nacimiento y dijo que tenía 41 años, en testimonio bajo juramento ante el Tribunal Superior del Almirantazgo en octubre de 1695 o 1694. El investigador Dr. David Dobson identificó posteriormente sus documentos de bautismo de Dundee en 1645. Su padre era el capitán John Kyd, que se perdió en el mar. Una sociedad local apoyó económicamente a la familia [cita requerida]. Richard Zacks, en la biografía The Pirate Hunter (2015), dice que Kidd vino de Dundee. Los informes de que Kidd vino de Greenock han sido descartados por el Dr. Dobson, que no encontró ni el nombre Kidd ni Kyd en los registros bautismales. También se descarta el mito de que "se pensaba que su padre había sido un ministro de la Iglesia de Escocia". No se menciona el nombre en los registros completos de la Iglesia de Escocia para el período. Aquí se presenta un punto de vista contrario. Más tarde, Kidd se instaló en la ciudad de Nueva York, recién convertida en ingles. Fue aquí donde se hizo amigo de muchos ciudadanos coloniales prominentes, incluidos tres gobernadores. Hay alguna información que sugiere que fue aprendiz de marinero en un barco pirata, mucho antes de sus propias hazañas más famosas.

En 1689 era miembro de una tripulación pirata franco-inglesa que navegaba por el Caribe. Kidd y otros miembros de la tripulación se amotinaron, sacaron al capitán del barco y navegaron hacia la colonia británica de Nevis. Allí cambiaron el nombre del barco Beato William. Kidd se convirtió en capitán, ya sea por elección de la tripulación del barco o por nombramiento de Christopher Codrington, gobernador de la isla de Nevis. El capitán Kidd y el beato William se convirtieron en parte de una pequeña flota reunida por Codrington para defender Nevis de los franceses, con quienes los ingleses estaban en guerra. En cualquier caso, debe haber sido un líder y marinero experimentado en ese momento. Como el gobernador no quería pagar a los marineros por sus servicios defensivos, les dijo que podían cobrarles a los franceses. Kidd y sus hombres atacaron la isla francesa de Mariegalante, destruyeron la única ciudad y saquearon el área, recolectando algo alrededor de 2,000 libras esterlinas. Durante la Guerra de la Gran Alianza, por órdenes de las provincias de Nueva York y Massachusetts, Kidd capturó a un corsario enemigo, cuyo deber fue el encargado de realizar, frente a la costa de Nueva Inglaterra. Poco después, Kidd recibió 150 libras esterlinas por su éxito en el corso en el Caribe. Un año después, el capitán Robert Culliford, un pirata notorio, robó el barco de Kidd mientras estaba en tierra en Antigua, en las Indias Occidentales. En 1695, Guillermo III de Inglaterra reemplazó al corrupto gobernador Benjamin Fletcher, conocido por aceptar sobornos de cien dólares para permitir el comercio ilegal de botines piratas, con Richard Coote, conde de Bellomont. En la ciudad de Nueva York, Kidd participó activamente en la construcción de Trinity Church, Nueva York.

El 16 de mayo de 1691, Kidd se casó con Sarah Bradley Cox Oort, una mujer inglesa de veintitantos años, que ya había enviudado dos veces y era una de las mujeres más ricas de Nueva York, en gran parte debido a la herencia de su primer marido.

HOMISTA O ASESINATO - La vida a bordo de un barco, ya sea corsario o pirata, siempre fue difícil. Una tripulación rebelde podría fácilmente llevar a un capitán a perder los estribos, especialmente a un capitán con mal genio.

PREPARATIVOS PARA LA EXPEDICIÓN

El 11 de diciembre de 1695, Belmont, que ahora gobernaba Nueva York, Massachusetts y New Hampshire, pidió al "fiel y querido capitán Kidd" que atacara a Thomas Tew, John Ireland, Thomas Wake, William Maze y a todos los demás que se asociaron. con piratas, junto con los barcos franceses enemigos. Esta solicitud, de ser rechazada, se habría considerado una deslealtad a la corona, cuya percepción conllevaba mucho estigma social, lo que dificultaba que Kidd lo hubiera hecho. La solicitud precedió al viaje que estableció la reputación de Kidd como pirata y marcó su imagen en la historia y el folclore.

Cuatro quintas partes del costo de la empresa fueron pagadas por nobles señores, que se encontraban entre los hombres más poderosos de Inglaterra: el conde de Orford, el barón de Romney, el duque de Shrewsbury y sir John Somers. Kidd recibió una carta de marca, firmada personalmente por el rey Guillermo III de Inglaterra. Esta carta reservaba el 10% del botín para la Corona, y El libro de los piratas de Henry Gilbert sugiere que el rey pudo haber adelantado parte del dinero para el viaje. Kidd y un conocido, el coronel Robert Livingston, organizaron todo el plan y pagaron el resto. Kidd tuvo que vender su barco Antigua para recaudar fondos.

El nuevo barco, Adventure Galley, estaba bien adaptado para la tarea de atrapar piratas que pesaban más de 284 toneladas de carga, estaba equipado con 34 cañones, remos y 150 hombres. Los remos fueron una ventaja clave, ya que permitieron a Adventure Galley maniobrar en una batalla cuando los vientos se habían calmado y otros barcos estaban muertos en el agua. Kidd se enorgullecía de seleccionar personalmente a la tripulación, eligiendo solo a aquellos que consideraba los mejores y más leales oficiales.

Mientras el Adventure Galley navegaba por el Támesis, Kidd, inexplicablemente, no saludó a un yate de la Armada en Greenwich, como dictaba la costumbre. Luego, el yate de la Marina disparó un tiro para hacerle mostrar respeto, y la tripulación de Kidd respondió con una asombrosa demostración de imprudencia, girando y golpeando sus traseros con [desdén].

Debido a la negativa de Kidd a saludar, el capitán del barco de la Armada tomó represalias presionando a gran parte de la tripulación de Kidd al servicio naval, esto a pesar de las protestas desenfrenadas. Por lo tanto, sin personal, Kidd navegó hacia la ciudad de Nueva York, capturando un barco francés en ruta (lo cual era legal según los términos de su comisión). Para compensar la falta de oficiales, Kidd contrató a una tripulación de reemplazo en Nueva York, la gran mayoría de los cuales eran criminales conocidos y curtidos, algunos sin duda ex piratas.

Entre los oficiales de Kidd estaba su intendente, Hendrick van der Heul. El intendente era considerado el "segundo al mando" del capitán en la cultura pirata de esta época. Sin embargo, no está claro si van der Heul ejerció este grado de responsabilidad, porque Kidd era nominalmente un corsario. Van der Heul también es digno de mención porque pudo haber sido africano o de ascendencia afroamericana. Una fuente contemporánea lo describe como un "pequeño hombre negro". Si van der Heul era realmente de ascendencia africana, este hecho lo convertiría en el pirata negro de mayor rango identificado hasta ahora. Van der Heul se convirtió en el primer oficial de un buque mercante y nunca fue condenado por piratería.

En septiembre de 1696, Kidd levó anclas y puso rumbo al Cabo de Buena Esperanza. Un tercio de su tripulación murió pronto en las Comoras debido a un brote de cólera, el barco nuevo desarrolló muchas filtraciones y no pudo encontrar a los piratas que esperaba encontrar en Madagascar. Kidd luego navegó hacia el Estrecho de Bab-el-Mandeb en la entrada sur del Mar Rojo, uno de los lugares más populares de los rovers en la Ronda Pirata. Aquí, nuevamente no pudo encontrar piratas. Según Edward Barlow, un capitán empleado por la Compañía Inglesa de las Indias Orientales, Kidd atacó un convoy de Mughal escoltado por el Indio Oriental de Barlow y fue repelido. Si el informe es cierto, esto marcó la primera incursión de Kidd en la piratería.

Cuando se hizo evidente que su ambiciosa empresa estaba fracasando, Kidd se sintió comprensiblemente desesperado por cubrir sus costos. Pero, una vez más, no pudo atacar varios barcos cuando tuvo la oportunidad, incluido un holandés y un corsario de Nueva York. Algunos miembros de la tripulación abandonaron a Kidd la próxima vez que Adventure Galley fondeó en alta mar, y los que decidieron quedarse hicieron constantes amenazas de motín.

Kidd mató a uno de sus propios tripulantes el 30 de octubre de 1697. Mientras el artillero de Kidd, William Moore, estaba en cubierta afilando un cincel, apareció un barco holandés a la vista. Moore urged Kidd to attack the Dutchman, an act not only piratical but also certain to anger the Dutch-born King William. Kidd refused, calling Moore a lousy dog. Moore retorted, "If I am a lousy dog, you have made me so you have brought me to ruin and many more." Kidd snatched up and heaved an ironbound bucket at Moore. Moore fell to the deck with a fractured skull and died the following day.

While seventeenth-century English admiralty law allowed captains great leeway in using violence against their crew, outright murder was not permitted. But Kidd seemed unconcerned, later explaining to his surgeon that he had "good friends in England, that will bring me off for that."

HOLLYWOOD - Captain Kidd has inspired dozens of writers and movies. One famous story is Treasure Island by the Scottish lawyer: Robert Louis Stevenson.

ACCUSATIONS OF PIRACY

Acts of savagery on Kidd's part were reported by escaped prisoners, who told stories of being hoisted up by the arms and drubbed with a drawn cutlass. On one occasion, crew members ransacked the trading ship Mary and tortured several of its crew members while Kidd and the other captain, Thomas Parker, conversed privately in Kidd's cabin. When Kidd found out what had happened, he was outraged and forced his men to return most of the stolen property.

Kidd was declared a pirate very early in his voyage by a Royal Navy officer, to whom he had promised "thirty men or so". Kidd sailed away during the night to preserve his crew, rather than subject them to Royal Navy impressment.

On 30 January 1698, he raised French colours and took his greatest prize, an Armenian ship, the 400-ton Quedagh Merchant, which was loaded with satins, muslins, gold, silver, an incredible variety of East Indian merchandise, as well as extremely valuable silks. The captain of Quedagh Merchant was an Englishman named Wright, who had purchased passes from the French East India Company promising him the protection of the French Crown. After realising the captain of the taken vessel was an Englishman, Kidd tried to persuade his crew to return the ship to its owners, but they refused, claiming that their prey was perfectly legal, as Kidd was commissioned to take French ships, and that an Armenian ship counted as French, if it had French passes. In an attempt to maintain his tenuous control over his crew, Kidd relented and kept the prize. When this news reached England, it confirmed Kidd's reputation as a pirate, and various naval commanders were ordered to "pursue and seize the said Kidd and his accomplices" for the "notorious piracies" they had committed.

Kidd kept the French passes of Quedagh Merchant, as well as the vessel itself. While the passes were at best a dubious defence of his capture, British admiralty and vice-admiralty courts (especially in North America) heretofore had often winked at privateers' excesses into piracy, and Kidd may have been hoping that the passes would provide the legal fig leaf that would allow him to keep Quedagh Merchant and her cargo. Renaming the seized merchantman Adventure Prize, he set sail for Madagascar.

On 1 April 1698, Kidd reached Madagascar. Here he found the first pirate of his voyage, Robert Culliford (the same man who had stolen Kidd s ship years before), and his crew aboard Mocha Frigate. Two contradictory accounts exist of how Kidd reacted to his encounter with Culliford. According to The General History of the Pirates, published more than 25 years after the event by an author whose very identity remains in dispute, Kidd made peaceful overtures to Culliford: he "drank their Captain's health," swearing that "he was in every respect their Brother," and gave Culliford "a Present of an Anchor and some Guns." This account appears to be based on the testimony of Kidd's crewmen Joseph Palmer and Robert Bradinham at his trial. The other version was presented by Richard Zacks in his 2002 book The Pirate Hunter: The True Story of Captain Kidd. According to Zacks, Kidd was unaware that Culliford had only about 20 crew with him, and felt ill manned and ill equipped to take Mocha Frigate until his two prize ships and crews arrived, so he decided not to molest Culliford until these reinforcements came. After Adventure Prize and Rouparelle came in, Kidd ordered his crew to attack Culliford's Mocha Frigate. However, his crew, despite their previous eagerness to seize any available prize, refused to attack Culliford and threatened instead to shoot Kidd. Zacks does not refer to any source for his version of events.

Both accounts agree that most of Kidd's men now abandoned him for Culliford. Only 13 remained with Adventure Galley. Deciding to return home, Kidd left the Adventure Galley behind, ordering her to be burnt because she had become worm-eaten and leaky. Before burning the ship, he was able to salvage every last scrap of metal, such as hinges. With the loyal remnant of his crew, he returned to the Caribbean aboard the Adventure Prize.

PIRATE TREASURE - Safer than any bank and far more fun when making a deposit or withdrawal. Pirates buried their treasure on islands all over the world, inspiring many a good yarn. Pictures such as this are popular on the Look and Learn website.

Prior to returning to New York City, Kidd learned that he was a wanted pirate, and that several English men-of-war were searching for him. Realizing that Adventure Prize was a marked vessel, he cached it in the Caribbean Sea and continued toward New York aboard a sloop. He deposited some of his treasure on Gardiners Island, hoping to use his knowledge of its location as a bargaining tool. Kidd found himself in Oyster Bay, as a way of avoiding his mutinous crew who gathered in New York. In order to avoid them, Kidd sailed 120 miles around the eastern tip of Long Island, then doubling back 90 miles along the Sound to Oyster Bay. He felt this was a safer passage than the highly trafficked Narrows between Staten Island and Brooklyn.

Bellomont (an investor) was away in Boston, Massachusetts. Aware of the accusations against Kidd, Bellomont was justifiably afraid of being implicated in piracy himself, and knew that presenting Kidd to England in chains was his best chance to save himself. He lured Kidd into Boston with false promises of clemency, then ordered him arrested on 6 July 1699. Kidd was placed in Stone Prison, spending most of the time in solitary confinement. His wife, Sarah, was also imprisoned. The conditions of Kidd's imprisonment were extremely harsh, and appear to have driven him at least temporarily insane. By then, Bellomont had turned against Kidd and other pirates, writing that the inhabitants of Long Island were "a lawless and unruly people" protecting pirates who had "settled among them.".

He was eventually (after over a year) sent to England for questioning by Parliament. The new Tory ministry hoped to use Kidd as a tool to discredit the Whigs who had backed him, but Kidd refused to name names, naively confident his patrons would reward his loyalty by interceding on his behalf. There is speculation that he probably would have been spared had he talked. Finding Kidd politically useless, the Tory leaders sent him to stand trial before the High Court of Admiralty in London, for the charges of piracy on high seas and the murder of William Moore. Whilst awaiting trial, Kidd was confined in the infamous Newgate Prison, and wrote several letters to King William requesting clemency.

TREACHERY - On the promise of clemency, Kidd gave himself up. He could just as easily settled in another country, or on an island like the mutineers at Pitcairn.

KANGAROO COURT - England has a less than savory reputation when it comes to giving the accused a fair trial. Many innocent men and women were burned at the stake. France was also guilty of such atrocities with Joan of Arc.

Kidd had two lawyers to assist in his defence. He was shocked to learn at his trial that he was charged with murder. He was found guilty on all charges (murder and five counts of piracy). He was hanged on 23 May 1701, at 'Execution Dock', Wapping, in London. During the execution, the hangman's rope broke and Kidd was hanged on the second attempt. His body was gibbeted over the River Thames at Tilbury Point - as a warning to future would-be pirates - for three years.

His associates Richard Barleycorn, Robert Lamley, William Jenkins, Gabriel Loffe, Able Owens, and Hugh Parrot were also convicted, but pardoned just prior to hanging at Execution Dock.

Kidd's Whig backers were embarrassed by his trial. Far from rewarding his loyalty, they participated in the effort to convict him by depriving him of the money and information which might have provided him with some legal defence. In particular, the two sets of French passes he had kept were missing at his trial. These passes (and others dated 1700) resurfaced in the early twentieth century, misfiled with other government papers in a London building. These passes call the extent of Kidd's guilt into question. Along with the papers, many goods were brought from the ships and soon auctioned off as "pirate plunder." They were never mentioned in the trial.

THE GIBBET - Another of man's barbarous acts to his fellow man. As if it were not bad enough taking a person's life. Why not hang up the corpse and tar the poor fellow for good measure. Imagine trying to get that past Health & Safety today.

As to the accusations of murdering Moore, on this he was mostly sunk on the testimony of the two former crew members, Palmer and Bradinham, who testified against him in exchange for pardons. A deposition Palmer gave, when he was captured in Rhode Island two years earlier, contradicted his testimony and may have supported Kidd's assertions, but Kidd was unable to obtain the deposition.

A broadside song Captain Kidd's Farewell to the Seas, or, the Famous Pirate's Lament was printed shortly after his execution and popularised the common belief that Kidd had confessed to the charges.

WALL STREET- Captain Kidd lived in New York, as per the above drawing of his residence. Against this background it seems incredible that he should turn to piracy, when he was backed by the wealthy, to bring pirates to justice - and enjoy those spoils legitimately. It's not impossible of course, but it does sound incredulous.

The ship was acquired for Kidd by a consortium of investors who backed a scheme to hunt down pirates, recover their booty and redistribute it among the investors. He had enlisted the support of Richard Coote, 1st Earl of Bellomont and governor-general of the British Province of New York and the ambitious Robert Livingston the Younger, who later became the mayor of Albany, New York. With Coote's backing, Kidd obtained a commission from King William III to operate as a privateer. The other investors who came aboard the scheme after it met with the king's approval were the Earl of Oxford, the Earl of Romney, the Duke of Shrewsbury, the Lord Chancellor, Sir Edmund Harrison and John Somers. The king himself was not an investor but was nonetheless entitled to one tenth of the proceeds.

The vessel was purchased for 8,000 ( 968,571 today) in August 1696. She had been launched on 4 December 1695 from Captain William Castle's dockyard in Deptford on the outskirts of London. Her design combined sails and oars, an unusual combination for warships at that time, that incorporated three ship-rigged masts and two banks of oars. This allowed her to make 14 knots (26 km/h 16 mph) under full sail and 3 knots (5.6 km/h 3.5 mph) under oar. Although rowing was slow it enabled the ship to manoeuvre against the wind, or in calm conditions where other vessels that relied on sails alone could not make any progress. A number of British warships had been built to similar designs following the lessons learned from the wars against the Barbary pirates of North Africa, whose galleys had proved formidable opponents, and trading companies such as the East India Company (EIC) also built oared frigates. Castle's yard, where Adventure Galley was built, was one of the largest private shipyards in England and was a supplier of vessels to the EIC.

Adventure Galley was well-armed with a complement of 32 guns (saker or light cannon). It is not clear whether she was in fact a new vessel or had originally been intended for the navy she may have been a commercial vessel under refit at Castle's yard before she was acquired by Kidd's consortium. She does not appear to have been particularly well-built, to judge from the problems that Kidd faced with her seaworthiness during her short career in his service. It was not uncommon for shipyards to cut corners and use sub-standard materials, and to pocket the difference in costs as extra profit. Although no picture has survived of Adventure Galley, HMS Charles Galley, which was recorded in contemporary paintings, provides a good example of how the English adapted the oared frigate design for warfare.

THE VOYAGES OF ADVENTURE GALLEY

After leaving Deptford on 6 April 1696, Kidd brought Adventure Galley along the coast to Plymouth in south-western England. He set sail from there on 23 April, bound for New York, and reached the city around 4 July. The ship was accompanied by a French fishing vessel that Kidd captured during the Atlantic crossing. He had the French boat condemned in New York as prize, and recruited more crewmen and set sail again on 6 September, heading for the Indian Ocean. Adventure Galley called at Madeira (reached on 8 October) and Boa Vista, Cape Verde (on 19 October) to pick up supplies en route. The long voyage down the western coast of Africa and around the Cape of Good Hope took the rest of the year and it was not until 27 January 1697 that Adventure Galley made landfall at Tul ar (now Toliara), Madagascar.

By this time Adventure Galley was in need of fresh sail and rigging. The fact that the ship's existing supplies had barely lasted eight months suggests that the dockyard may have installed substandard equipment. After staying a month in Tul ar, Adventure Galley sailed on to Johanna (now Anjouan) in the Comoros on 18 March, where East India Company ships often refitted. However, Kidd was unable to obtain credit from local merchants to buy new rigging or sails, and chose instead to take Adventure Galley to another island either Mayotte or Moh li for careening, to clean her hull of encrusted barnacles and weeds. This was accomplished successfully over the course of a month but up to a third of her crew died in an outbreak of an epidemic disease, possibly malaria or yellow fever. Kidd sailed back to Johanna to find replacement crewmen and this time was able to raise the credit for new sails and rigging.

According to Kidd's testimony, he "steered for India" on 25 April 1697. By now he was a year out of London and had no prize money to show for his efforts. He had failed to find any pirates and turned his own hand to piracy. Adventure Galley did not go immediately to India but travelled to the Bab el-Mandeb strait at the mouth of the Red Sea, where she is said to have unsuccessfully tried to attack a Mughal convoy. In September 1697, Adventure Galley arrived on the Malabar Coast of India, where Kidd finally managed to capture two ships travelling under French passes a pair of merchantmen, Rouparelle and Quedah Merchant. Unfortunately for Kidd, the latter ship was captained by an Englishman and when news of her capture reached London he was publicly condemned as a pirate.

Adventure Galley's next and final stage of her voyage took her to the le Sainte-Marie, a pirate haven off the north-east coast of Madagascar. By now, according to Kidd's narrative, "his gally was very leaky", probably because of a rotten hull. The ship arrived there about 1 April, accompanied by the Rouparelle (renamed November) and Quedah Merchant (renamed Adventure Prize). On arrival, most of the crew promptly deserted to another pirate captain, Robert Culliford and sank November. Kidd was left with only thirteen men to crew Adventure Prize and the now-unseaworthy Adventure Galley. According to one of her crew, William Jenkins, after the rest of the crew had deserted Kidd "run Adventure Galley on shoar in Madagascar. They stript her furnishings and set her on fire to get her iron worke." This is contradicted by Kidd's own account, which stated that his skeleton crew "could not keep the galley from sinking, and went on board of the prize [i.e. Quedah Merchant]."

No more was known about the ship's fate and last position until the Discovery Channel commissioned Barry Clifford, a well-known underwater explorer, to find Adventure Galley as part of its "Quest" series in 1999 2000. Five wrecked pirate ships were discovered, which are believed to be Kidd's Adventure Galley and Rouparelle/November, as well as Culliford's Mocha Frigate, William Condon's Flying Dragon and Captain Chivers' New Soldado. Excavations carried out at the site of what is believed to be Adventure Galley's wreck recovered timbers made from English oak and a few scanty artifacts. So little was found that it appears the ship was completely stripped of almost anything moveable before she sank. In 2015, Clifford recovered a 50 kilograms (110 lb) silver bar from the site. Marked with the letters S and T, the bar may have originated in 17th-century Bolivia. The accuracy of Clifford's conclusions about the wrecks remain debated in the scientific community.


Captain Kidd's Treasure May Have Been Found Off Madagascar

One of the most famous lost pirate treasures may have just been found.

Explorers working off the coast of Madagascar have uncovered a giant silver ingot that they believe came from the wreck of the Adventure Galley, a ship used by the notorious 17th-century pirate Captain William Kidd.

"There's more down there. I know the whole bottom of the cavity where I found the silver bar is filled with metal," marine archaeologist and treasure hunter Barry Clifford, who discovered the wreck, told the BBC. "It's too murky down there to see what metal, but my metal detector tells me there is metal on all sides."

The ingot, which weighs more than 120 pounds, was discovered off the coast of the small island of Sainte Marie. It was handed over to Madagascar President Hery Rajaonarimampianina in a ceremony on Thursday.

The spot where the silver bar was found. Just off the coast in shallow water. pic.twitter.com/Mk8oNE3iGl

&mdash Martin Vogl (@martinvogl) May 7, 2015

The silver bar is marked with the letters "T" and "S," and the BBC reports that it's believed to have come from 17-century Bolivia. The ship was built in England.

"All the evidence points to it being part of Captain Kidd’s treasure," Clifford told History.com. "It’s a huge find for my team but an even bigger find for Madagascar and world history.”

Clifford told AFP that he has found 13 ships in the bay over the past 15 years, including Captain Kidd's Adventure Galley and Fiery Dragon, a ship once captained by pirate William Condon, a.k.a. Billy One-Hand.

Archaeologist John de Bry, who was at the ceremony, told AFP that the wreck and ingot were "irrefutable proof that this is indeed the treasure of the Adventure Gallery."

However, the claim is already being refuted.

Robert Ritchie, a historian and author of “Captain Kidd and the War Against the Pirate,” told the Washington Post that a number of ships were sunk in that harbor.

“I’m doubtful, but who knows? It could well be from the Adventure Galley," Ritchie told the paper. "But it would be from one of Kidd’s men more than from Kidd himself.”

Clifford's methods are also coming under fire by the United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization.

"It is basically a film team going and directly intervening at an archeological site -- that should not be the case," Ulrike Guerin, underwater specialist at UNESCO in Paris, told AFP.

Clifford's discovery was documented by a film crew and will be featured in an eight-part History series later this year.

"We do not say everything that has been done is bad. We will go and check, but there are certain doubts about the scientific handling of the intervention," Guerin told the news agency. "It is not enough that you find the treasure if you destroy the whole archaeological site with it."

The ingot will undergo more testing to see if it can be positively linked with Kidd's ship.

Captain Kidd was born in Scotland in 1645 and had a long and colorful career as a privateer and pirate, working the coast of the American colonies, the Red Sea and the Indian Ocean. He was eventually caught and tried for murder and piracy, then executed in London in 1701.

Kidd's body was tarred, placed inside a metal cage and hung at Tilbury Point on the River Thames as an example to sailors entering the Port of London. His body was left there for nearly two years as birds picked the carcass to the bone, according to CaptainKidd.org. Yet some people believe Kidd was acting in accordance with his charter as a privateer and was wrongfully tried and executed.

Since that time, Kidd's life story has been the inspiration for literature about pirates, and hunts for his supposed lost treasure have been conducted in just about every place he visited. One of his other ships, the Quedagh Merchant, also known as the Cara Merchant, was believed to have been found in the Caribbean in 2007 in less than 10 feet of water. That wreck is still being explored.


Ver el vídeo: Boiling Water with a Tin Can Pulse Jet! (Mayo 2022).