Podcasts de historia

¿Partes de la Esfinge tienen más de 5000 años?

¿Partes de la Esfinge tienen más de 5000 años?

¿Partes de la Gran Esfinge de Giza tienen más de 5000 años? Hubo una controversia sobre esta pregunta hace 15 años sobre la cual no encontré nada para probarla o desacreditarla de manera concluyente.


Esta controversia se analiza en detalle en http://en.wikipedia.org/wiki/Sphinx_water_erosion_hypothesis


Teoría de la correlación de Orión

Lo más probable es que esto esté relacionado con la teoría de la franja de correlación de Orión presentada por Robert Bauval.

Teoría de la correlación de Orión, Historia, Wikipedia

La teoría de la correlación de Orión fue propuesta por Robert Bauval

Fotografía de Robert Bauval a la derecha, por Filipov Ivo

10.500 a. C.

La teoría, tal como está escrita en "El misterio de Marte", postula que la esfinge original se construyó por primera vez para alinearse perfectamente con la constelación de Leo, 10.500 a. C.

Cita 8 a 10, Historia, Wikipedia

Sus ideas iniciales con respecto a la alineación de las pirámides de Giza con Orión: "... las tres pirámides eran un mapa terrestre de las tres estrellas del cinturón de Orión" 4 se unen más tarde con especulaciones sobre la edad de la Gran Esfinge.9 Según estos trabajos, se construyó la Gran Esfinge c. 10.500 a. C. (Paleolítico superior), y su forma de león se mantiene como una referencia definitiva a la constelación de Leo.

Enlace para foto

Pseudoarqueología

La teoría marginal no ha ganado una aceptación más amplia de la comunidad científica o arqueológica en general y ha sido etiquetada como una pseudo creencia por Ed Krupp del Observatorio Griffith en Los Ángeles y Tony Fairall de la Universidad de Ciudad del Cabo.

Crítica, Wikipedia

Los argumentos de Hancock, Bauval, Anthony West y otros sobre la importancia de las correlaciones propuestas se han descrito como una forma de pseudoarqueología. [12]

Entre estas se encuentran las críticas de dos astrónomos, Ed Krupp del Observatorio Griffith en Los Ángeles y Tony Fairall de la Universidad de Ciudad del Cabo,

Enciclopedia Británica

Según la enciclopedia Británica, se estima que la Gran Esfinge se construyó entre el 2575 y el 2465 a. C.

Gran esfinge, enciclopedia británica

Gran Esfinge de Giza, colosal estatua de piedra caliza de una esfinge reclinada ubicada en Giza, Egipto, que probablemente data del reinado del rey Khafre (c. 2575-c. 2465 a. C.) y representa su rostro.

Foto de MusikAnimal

¿Partes de la Esfinge tienen más de 5000 años? Según las fuentes más reputadas, se cree que la Esfinge se construyó hace aproximadamente 4500 años, y cualquier otra cosa es una especulación no probada.


El acertijo de la gran esfinge

Se cree que el rostro de la Esfinge se inspiró en el faraón Khafra (Chephren).

Tu forma temible es obra de los dioses inmortales. Para salvar las tierras llanas y fértiles te colocaron en tu depresión. Una isla rocosa de la que desterraron la arena. Te colocaron como vecino de las pirámides. Quien vigila atentamente al bendito Osiris.-Inscripción del siglo II d.C..

Después de veinticinco siglos, la historia de la gran Esfinge de Giza quedó tan olvidada que muchos creyeron que los dioses la habían colocado en su posición de guardiana de las pirámides. De hecho, la Esfinge es una obra tan impresionante que, incluso hoy, fácilmente se podría creer que debe haber sido creada por medios sobrenaturales. La estatua, con cabeza de hombre y cuerpo de león, mide 66 pies (20 m) de alto y 240 pies (73 m) de largo. La cabeza mide 19 pies (18 m) desde la frente hasta la barbilla. Cada pata se extiende 56 pies hacia adelante del cuerpo. La cara mide más de 6 yardas de ancho.

El león era un símbolo poderoso en el antiguo Egipto, ya que representaba fuerza y ​​coraje. El gran felino también era considerado el guardián supremo y los leones domesticados a veces acompañaban a los reyes a la batalla. No solo como mascota, sino como la presencia física de un dios destinado a proteger a las tropas. La Esfinge era la combinación de dos símbolos, un dios león y el rey faraón / dios, en un solo icono. De hecho, la Gran Esfinge de Giza probablemente tenga el rostro del faraón gobernante en el momento de su construcción: Khafra (también conocido como Chephren).

La cabeza de la Gran Esfinge tiene 19 pies de altura. (CC BY-SA 3.0 Ad Meskens)

El símbolo no se limitaba a Egipto, sino que también se encontraba en las antiguas sociedades fenicia, siria y griega. En la leyenda griega, la Esfinge devoró a todos los viajeros que no pudieron responder al acertijo que planteaba: "¿Qué es la criatura que camina sobre cuatro patas por la mañana, dos patas al mediodía y tres por la tarde?" El héroe Edipo dio la respuesta, "Hombre", causando la muerte de la Esfinge.

La Gran Esfinge de Giza comenzó como un afloramiento natural de roca. Los antiguos egipcios tallaron la estatua gigante en la piedra caliza alrededor del 2500 a.C. Para hacerlo aún más alto que la altura del afloramiento, abrieron una depresión alrededor de la base de la estatua. Las patas se construyeron con bloques de piedra. Toda la estatua fue pintada en la antigüedad: rojo para la cara y el cuerpo, amarillo con rayas azules en el tocado. Finalmente, se construyó un templo frente a la estatua como un lugar donde los visitantes podían ofrecer obsequios a la "imagen viviente" de la criatura a la que los egipcios a veces se referían como "Horus-in-the-Horizon".

La Esfinge: ¿Más vieja de lo que pensamos?

La ciencia convencional ha sostenido que la Esfinge fue tallada en un afloramiento durante el reinado del rey Khafre alrededor del 2500 a. C. En 1979, sin embargo, un arqueólogo aficionado llamado John Anthony West escribió un libro titulado Serpiente en el cielo. En el libro, West sugirió que la Esfinge era mucho más antigua que las pirámides y que su severa erosión fue el resultado de la lluvia, no de la arena. Por lo tanto, concluyó West, la Esfinge debió haber sido construida miles de años antes, cuando la tierra estaba mucho más húmeda.

Nadie prestó mucha atención a la teoría de West hasta que West trajo a un geólogo capacitado de la Universidad de Boston llamado Robert Schoch. Schoch examinó la Esfinge y cree que algunas de las fisuras en la roca fueron creadas por el agua corriente o la lluvia. Su conclusión es que el frente y el costado de la Esfinge datan del 5000 al 7000 a.C. y fue remodelado durante la era de Khafre para dar la imagen del faraón. Otros egiptólogos argumentan que la estimación original sigue siendo correcta y que las fisuras encontradas por Schoch fueron el resultado de la arena mojada del río Nilo, no de la lluvia.

Los historiadores creen que Thutmosis IV inventó el sueño para encubrir el asesinato. Thutmosis hizo matar a su hermano para que pudiera ganar la corona. Si bien es posible que el pueblo egipcio no haya podido perdonar a Thutmosis el asesinato por beneficio personal, podrían pasarlo por alto si parecía que era la voluntad de los dioses.

En el siglo XIX, cuando los arqueólogos europeos comenzaron a observar de cerca los monumentos egipcios, la estatua se cubrió nuevamente hasta el cuello con arena. Los esfuerzos para descubrir y reparar la estatua se llevaron a cabo a principios del siglo XX. El trabajo de conservación continúa incluso hoy.

Ha habido rumores de pasadizos y cámaras secretas que rodean la Esfinge y durante los trabajos de restauración recientes se han redescubierto varios túneles. Uno, cerca de la parte trasera de la estatua, se extiende hacia abajo unos nueve metros. Otro, detrás de la cabeza, es un eje corto sin salida. El tercero, ubicado a medio camino entre la cola y las patas, aparentemente se abrió durante los trabajos de restauración en la década de 1920 y luego se volvió a sellar. Se desconoce si estos túneles fueron construidos por los diseñadores egipcios originales o si se cortaron en la estatua en una fecha posterior. Muchos científicos especulan que son el resultado de antiguos esfuerzos de búsqueda de tesoros.

Se han realizado varios intentos para utilizar técnicas de exploración no invasivas para determinar si hay otras cámaras o túneles ocultos alrededor de la Esfinge. Estos incluyen sondeo electromagnético, refracción sísmica, reflexión sísmica, tomografía de refracción, resistividad eléctrica y pruebas de levantamiento acústico.

Los estudios realizados por la Universidad Estatal de Florida, la Universidad de Waseda (Japón) y la Universidad de Boston han encontrado "anomalías" alrededor de la Esfinge. Estos podrían interpretarse como cámaras o pasadizos, pero también podrían ser características naturales como fallas o cambios en la densidad de la roca. Los arqueólogos egipcios, encargados de preservar la estatua, están preocupados por el peligro de excavar o perforar la roca natural cerca de la Esfinge para averiguar si realmente existen cavidades.

A pesar de un estudio minucioso, se desconoce mucho sobre la Gran Esfinge. No hay inscripciones conocidas sobre él en el Reino Antiguo, y no hay inscripciones en ninguna parte que describan su construcción o su propósito original. De hecho, ni siquiera sabemos cómo llamaron en realidad los constructores de la Esfinge a su creación. Así que el enigma de la Esfinge permanece, incluso hoy.

Muchas veces en la historia, el viento del desierto ha soplado arena alrededor de la Esfinge, a veces cubriéndola hasta el cuello.


Las pirámides y la Esfinge sumergidas

El Dr. Robert M. Schoch fue uno de los primeros expertos en abordar la idea de que las estructuras antiguas de la meseta son mucho más antiguas de lo que sugieren los estudiosos de la corriente principal y que toda la región estuvo alguna vez sumergida bajo el agua.

A principios de los años 90, el Dr. Schoch propuso que la Gran Esfinge de Giza era una estructura miles de años más antigua de lo que los arqueólogos aceptan actualmente y que fue creada entre el 5000 y el 9000 a.C.

Esta teoría se basó en los patrones de erosión del agua descubiertos en los monumentos de Giza y el paisaje circundante.

El Morsi y sus colegas han estado tratando de demostrar que la teoría es correcta al buscar en la meseta de Giza pistas que puedan revelar los monumentos y la verdadera naturaleza.

Y su búsqueda de respuestas finalmente culminó en un descubrimiento que muchos sugieren que es una evidencia concluyente de una meseta sumergida de Giza.

Durante uno de sus estudios del área, y mientras los investigadores analizaban y documentaban las marcas de erosión de los monumentos de Giza, descubrieron un fósil.

El fósil fue descubierto en la meseta de Giza. El Morsi y Gigal escriben: & # 8220 Podemos ver claramente la condición prístina y los detalles minuciosos de la perforación del exoesqueleto, lo que significa que esta criatura marina debe haberse petrificado desde tiempos recientes. & # 8221 Crédito de la imagen: Gigal Research.

“Durante una de las documentaciones de la costa antigua, casi me tropiezo con una cuadra del segundo nivel de un templo”, explicó el Sr. El Morsi en un artículo publicado en el sitio web Gigal Research.

“Para mi sorpresa, el bulto en la superficie superior del bloque que casi me hizo tropezar era, de hecho, un exoesqueleto de un fósil de lo que parece ser un equinoide (erizo de mar) que son criaturas marinas que viven en aguas relativamente poco profundas. "

La evidencia llevó a El Morsi y sus colegas a proponer que la meseta de Giza se inundó en el pasado distante por una oleada.

En particular, se centraron en el sitio del templo de Menkare, que argumentan que pudo haber sido una antigua laguna cuando los niveles de agua cubrían toda la Necrópolis, incluida la Gran Esfinge, así como los complejos de templos que la rodean.

A pesar de haber descubierto el fósil único, no todos estaban convencidos de que el artefacto es una evidencia convincente de una meseta de Giza inundada.

Un pueblo y las pirámides durante la época de las inundaciones, alrededor de 1890. Crédito de la imagen: Wikimedia Commons.

Los escépticos argumentan que el equinoide encontrado en la piedra caliza fue expuesto por la erosión, y la criatura fosilizada era, de hecho, parte de la piedra caliza original, formada hace unos 30 millones de años.

Sin embargo, El Morsi explicó que la criatura fue cementada o petrificada en un tiempo relativamente reciente. El investigador indicó que la criatura fue encontrada colocada gravitacionalmente en el piso y en casi perfecto estado, ubicada dentro del rango intermareal de la laguna.

& # 8220 Podemos ver claramente el estado prístino y los detalles de las perforaciones del exoesqueleto, esto significa que la criatura marina debe haber sido petrificada en los últimos tiempos. & # 8221 El Morsi explicó.

El investigador señala que, además, la inundación de la meseta & # 8217s fue bastante significativa, alcanzando un máximo de setenta y cinco metros sobre el nivel actual del mar.

Esto produjo una costa que probablemente se extendía hasta el recinto de Khafre cerca de la Gran Esfinge y el templo de Menkare & # 8217s.

Pero la evidencia está ahí, argumenta El Morsi. Solo tenemos que mirar los monumentos y bloques circundantes, que muestran claras marcas de erosión producidas por maremotos, lo que sugiere que en el pasado existió una zona intermareal de unos dos metros.

La Esfinge y la Gran Pirámide de Giza también muestran evidencia de una gran inundación. Según El Morsi, los primeros 20 niveles de la Gran Pirámide de Giza muestran evidencia de erosión causada por la saturación de aguas profundas.

Picaduras de Tafoni debido a la saturación de agua de mar en las piedras de revestimiento pulidas de la primera hilera de la Gran Pirámide. Crédito de la imagen: Gigal Research.

Pero si los niveles de agua eran tan altos y la meseta de Giza se inundó, ¿hace cuánto tiempo ocurrió esto?

Según los investigadores, proporcionar una línea de tiempo exacta es difícil ya que, en los últimos 100.000 mil años, se cree que los niveles del mar en la región han fluctuado en más de 120 metros.

Tanto El Morsi como Gigal son los fundadores de un proyecto llamado & # 8216Giza for Humanity & # 8217.


¿Los antiguos griegos obtuvieron sus ideas de los africanos?

Cuando nos enteramos de los antiguos kemitas en la escuela, nos enteramos de sus primeras hazañas: la Esfinge, las pirámides y el cultivo de plantas. Los kemitas y sus logros quedan relegados al pasado más remoto, como si su civilización hubiera terminado mucho antes del ascenso de los griegos. Pero Kemet, o Egipto, junto con civilizaciones como China y Mesopotamia (lo que hoy es Irak, Siria y Turquía), es una de las culturas más longevas del mundo. Habiéndose establecido al menos desde el 5000 a.C., continúa hasta el día de hoy, a pesar de las conquistas de los persas, griegos y, más recientemente, los británicos.

Conocemos mucho de esta cultura, gracias a la miríada de documentos que dejaron los kemitas y nuestra capacidad para traducirlos utilizando la Piedra de Rosetta, incluido que los grandes eruditos griegos estudiaron en los templos-universidades de allí. Por su parte, los griegos nunca intentaron ocultar dónde habían aprendido sobre matemáticas, astronomía y arquitectura. Entonces, ¿por qué no aprendemos sobre las contribuciones que los kemitas hicieron al mundo moderno en la escuela hoy?

Una explicación es que, si bien la visión del mundo de los griegos se basaba en las enseñanzas keméticas, su énfasis en la razón finalmente condujo a la Era de la Ilustración, de la cual extraemos nuestra cosmovisión actual. Para los kemitas, lo físico y lo espiritual estaban entrelazados. El concepto de Ma'at era tan importante como la geometría. Pero después de que los griegos formaron su interpretación, la razón finalmente superó a la espiritualidad y esta visión de la existencia fue transmitida. Platón, quien fue uno de los primeros en ensalzar las ventajas de la razón sobre la emoción en su República, inspiró al filósofo del siglo XVII René Descartes. Las observaciones de Descartes sobre la razón inspiraron el método científico moderno, que ha alimentado una investigación estrictamente racional de nuestra existencia [fuente: McSwine].

En otras palabras, dado que los griegos fueron los que enmarcaron nuestra cosmovisión de usar la razón para investigar nuestro mundo, podemos sentir que no tenemos necesidad de dar crédito a los kemitas por haberles otorgado a los griegos su educación original. Y dado que la visión de los kemitas del universo incluía una mezcla de ciencia y religión, algunas personas hoy en día pueden encontrar esta mezcla filosófica cursi y primitiva. Esto es irónico, ya que los kemitas originaron la noción de pensamiento racional.

Lea algunas de las posibles razones por las que se ha pasado por alto a los kemitas en la página siguiente.


La Esfinge de Baluchistán: ¿Es una maravilla arquitectónica hecha por el hombre, excavada en la roca?

La plataforma del templo de la Esfinge de Baluchistán con escalones, pilares, nichos y un patrón simétrico.

Escondida dentro del paisaje desolado y rocoso de la costa de Makran en el sur de Baluchistán, Pakistán, se encuentra una joya arquitectónica que ha pasado desapercibida e inexplorada durante siglos. La "Esfinge de Baluchistán", como se la llama popularmente, salió a la luz pública solo después de que se abriera la carretera costera de Makran en 2004, que une Karachi con la ciudad portuaria de Gwadar en la costa de Makran. 1 Un viaje de cuatro horas y 240 kilómetros a través de serpenteantes pasos montañosos y áridos valles desde Karachi lleva a los viajeros al Parque Nacional Hingol, donde se encuentra la Esfinge de Baluchistán.

Es un viaje de cuatro horas desde Karachi hasta el Parque Nacional Hingol, a lo largo de la Carretera Costera de Makran. La Esfinge de Baluchistán se encuentra dentro del Parque Nacional Hingol.

La carretera costera de Makran. Fuente: www.tresbohemes.com

La Esfinge de Baluchistán

La Esfinge de Baluchistán es considerada habitualmente por los periodistas como una formación natural, aunque no parece que se haya realizado ningún estudio arqueológico en el sitio. 2 Si exploramos las características de la estructura, así como su complejo circundante, se vuelve difícil aceptar la premisa a menudo repetida de que ha sido moldeada por fuerzas naturales. Más bien, el sitio parece un gigantesco complejo arquitectónico excavado en la roca.

Un vistazo rápido a la impresionante escultura muestra que la Esfinge tiene una mandíbula bien definida y rasgos faciales claramente discernibles como ojos, nariz y boca, que están colocados en una proporción aparentemente perfecta entre sí.

(a) La Esfinge de Baluchistán del Parque Nacional Hingol, © Bilal Mirza CC BY 2.0.

(b) Rostro de la Gran Esfinge de Giza, © Hamerani CC BY-SA 4.0. Se pueden establecer similitudes sorprendentes entre su rostro y el de (a), la Esfinge de Baluchistán.

La Esfinge parece estar ataviada con un tocado que se parece mucho al Nemes tocado del faraón egipcio. los Nemes El tocado es un pañuelo a rayas que cubre la coronilla y la parte posterior de la cabeza. Tiene dos colgajos grandes y llamativos que cuelgan detrás de las orejas y delante de los hombros. Las orejeras se pueden distinguir en la Esfinge de Baluchistán, así como algunas marcas de rayas. La Esfinge tiene un surco horizontal en su frente, que corresponde a la diadema faraónica que sostiene el Nemes tocado en su lugar.

Se pueden distinguir fácilmente los contornos de las patas delanteras reclinadas de la Esfinge, que terminan en patas muy bien definidas. Es difícil ver cómo la naturaleza pudo haber tallado una estatua que se asemeja a un animal mítico conocido en un grado tan asombrosamente preciso.

La Esfinge de Baluchistán se parece a las esfinges egipcias en muchos aspectos.

El templo de la esfinge

Muy cerca de la Esfinge de Baluchistán hay otra estructura importante. Desde la distancia, parece un templo hindú (como los del sur de la India), con un Mandapa (hall de entrada) y un Vimana (aguja del templo). Parece que falta la parte superior del Vimana. La Esfinge está reclinada frente al templo, actuando como protectora del lugar sagrado.

La Esfinge de Baluchistán se reclina frente a una estructura similar a un templo. Fuente: www.pakistanpaedia.com

En la arquitectura sagrada antigua, la esfinge desempeñaba una función protectora y generalmente se colocaba en un par a cada lado de las entradas a los templos, tumbas y monumentos sagrados. En el antiguo Egipto, la esfinge tenía el cuerpo de un león, pero su cabeza podía ser la de un hombre (Androsphinx), un carnero (Criosphinx) o un halcón (Hierocosphinx). 3 La Gran Esfinge de Giza, por ejemplo, actúa como guardiana del Complejo de Pirámides.

En Grecia, la esfinge tenía cabeza de mujer, alas de águila, cuerpo de leona y, según algunos, cola de serpiente. 4 La colosal estatua de la Esfinge de Naxos se alzaba sobre una imponente columna iónica, en el sagrado Oráculo de Delfos, actuando como protector del sitio.

En el arte y la escultura de la India, la esfinge se conoce como purusha-mriga ("Hombre-bestia" en sánscrito), y su posición principal era cerca de la entrada del templo, actuando como guardián del santuario. 5 Sin embargo, se esculpieron esfinges en todo el recinto del templo, incluidas las puertas de entrada (gopuram), pasillos (mandapa) y cerca del santuario central (garbagriha). Raja Deekshithar identificó 3 formas básicas de la esfinge india:

  • Una esfinge agachada con rostro humano, pero con ciertas características de león como melena y orejas alargadas.
  • Una esfinge que camina o salta con un rostro completamente humano.
  • Una esfinge medio erguida o totalmente erguida, a veces con bigotes y barbas largas, a menudo en un acto de adoración a un Shiva-linga. 6

Las esfinges también aparecen en la arquitectura budista del sudeste asiático. En Myanmar, se llaman Manusiha (del sánscrito manu-simha, que significa hombre-león). Están representados en una postura agachada similar a un gato en las esquinas de las estupas budistas. Llevan una corona afilada y orejeras ornamentales, y tienen alas emplumadas unidas a sus extremidades delanteras. 7

Entonces, en todo el mundo antiguo, la esfinge actuó como protectora de los lugares sagrados. Quizás no por casualidad, la Esfinge de Baluchistán también parece estar protegiendo la estructura similar a un templo adyacente a ella. Esto sugiere que el sitio se diseñó de acuerdo con los principios de la arquitectura sagrada.

Una mirada más cercana al Templo de la Esfinge de Baluchistán revela una clara evidencia de pilares tallados en un muro fronterizo. La entrada del templo es visible detrás de una gran acumulación de sedimentos o montículos de termitas. Una estructura elevada y esculpida a la izquierda de la entrada podría ser un santuario subsidiario. En general, no cabe duda de que se trata de un monumento enorme, construido por el hombre y excavado en la roca de gran antigüedad.

El Templo de la Esfinge de Baluchistán muestra claros signos de ser un templo excavado en la roca hecho por el hombre.

Curiosamente, parece haber dos esculturas monumentales talladas en la fachada del Templo-Esfinge, justo encima de la entrada, a cada lado.

Las tallas están muy erosionadas, lo que dificulta su identificación, pero parece que la figura de la izquierda podría ser Kartikeya (Skanda / Murugan) sosteniendo su lanza (vel) y la figura de la derecha, un Ganesha caminando. Por cierto, tanto Kartikeya como Ganesha son hijos de Shiva, lo que significa que el complejo del templo podría haberse dedicado a Shiva.

Si bien la identificación en esta etapa es especulativa, la presencia de figuras esculpidas en la fachada da mayor peso a que se trate de una estructura hecha por el hombre.

Las tallas de la fachada del Templo-Esfinge de Baluchistán podrían ser las de Kartikeya y Ganesha.

La estructura del Templo de la Esfinge sugiere que en realidad puede ser un Gopuram, es decir, la torre de entrada de un templo. Como el templo de la esfinge, gopurams generalmente tienen la parte superior plana. Gopurams tener una fila de ornamentales kalasam (macetas de piedra o metal) dispuestas en la parte superior. De un estudio cuidadoso del Templo-Esfinge de cima plana, uno puede discernir una serie de "picos" en la parte superior, que podrían ser una fila de kalasam, cubierto de sedimentos o montículos de termitas.

Gopurams están unidas a la pared del límite de un templo, y el Templo-Esfinge parece estar contiguo al límite exterior. Gopurams también cuentan con figuras gigantes esculpidas de dvarapalas, es decir, guardianes de la puerta y, como hemos señalado, el Templo-Esfinge parece tener dos figuras monumentales talladas en su fachada, justo encima de la entrada, que sirven como el dvarapalas.

El Templo de la Esfinge de Baluchistán podría ser un gopuram, es decir, una torre de entrada de un templo.

Una estructura elevada a la izquierda del Templo de la Esfinge podría ser otra gopuram. Esto implica que podría haber cuatro gopurams en las direcciones cardinales que conducen a un patio central, donde se construyó el santuario principal del complejo del templo (que no se puede ver en la fotografía). Este tipo de arquitectura de templos es bastante común en los templos del sur de la India.

El templo de Arunachaleshwar en Tamil Nadu, India, tiene cuatro gopurams es decir, torres de entrada, en las direcciones cardinales. El complejo del templo alberga numerosos santuarios. © Adam Jones CC BY-SA 3.0.

La plataforma del templo de la esfinge

La plataforma elevada en la que se encuentran la Esfinge y el Templo parece haber sido tallada con pilares, nichos y un patrón simétrico que se extiende por toda la parte superior de la plataforma. Algunos de los nichos pueden ser puertas que conducen a cámaras y pasillos bajo el Templo de la Esfinge. Muchos, incluidos los egiptólogos convencionales como Mark Lehner, creen que también podría haber cámaras y pasajes bajo la Gran Esfinge de Giza. También es interesante notar que la Esfinge de Baluchistán y el Templo de la Esfinge están situados en una plataforma elevada, al igual que la Esfinge y las Pirámides de Egipto están construidas en la meseta de Giza con vistas a la ciudad de El Cairo.

Otra característica notable de este sitio es una serie de pasos que conducen a la plataforma elevada. Los escalones parecen estar espaciados uniformemente y de altura uniforme. Todo el sitio da la impresión de un gran complejo arquitectónico excavado en la roca, que ha sido erosionado por los elementos y cubierto por capas de sedimento, enmascarando los detalles más intrincados de las esculturas.

La plataforma del templo de la esfinge de Baluchistán puede verse tallada con escalones, pilares, nichos y un patrón simétrico.

Sedimentación del sitio

¿Qué pudo haber depositado tanto sedimento en el sitio? La costa de Makran en Baluchistán es una zona sísmicamente activa, que con frecuencia produce enormes tsunamis que arrasan pueblos enteros. Se ha informado que el terremoto del 28 de noviembre de 1945, con epicentro en la costa de Makran, provocó un tsunami con olas que alcanzaron los 13 m en algunos lugares. 8

Además, varios volcanes de lodo están esparcidos a lo largo de la costa de Makran, algunos de los cuales se encuentran en el Parque Nacional Hingol, cerca del delta del río Hingol. 9 La intensa actividad sísmica hace que los volcanes entren en erupción, arrojando cantidades asombrosas de lodo y ahogando el paisaje circundante. A veces, aparecen islas volcánicas de lodo frente a la costa de Makran, en el Mar Arábigo, que se disipan por la acción de las olas en un año. 10 La acción combinada de tsunamis, volcanes de lodo y montículos de termitas puede, por lo tanto, ser responsable de la acumulación de sedimentos en el sitio.

Vista del volcán de lodo Chandragup I, Baluchistán, desde la base. © Ahsan Mansoor Khan CC BY-SA 4.0.

Cráter de un volcán de lodo Hangol. CC BY-SA 3.0.

Contexto histórico

Un elaborado complejo de templos indios en la costa de Makran no debería sorprender, ya que los cronistas árabes siempre habían considerado a Makran como "la frontera de al-Hind". 11 A-Biruni escribió que "la costa de al-Hind comienza con Tiz, la capital de Makran, y desde allí se extiende en dirección sureste ..." 12 Aunque la soberanía de partes de la región alternó entre reyes indios y persas desde tiempos muy tempranos, mantuvo “una identidad indianizada desde el principio”. 13 En las décadas anteriores a las incursiones musulmanas, Makran estaba bajo el dominio de una dinastía de reyes hindúes, que tenían su capital en Alor en Sind. 14

El término "Makran" a veces se considera una corrupción del persa Maki-Khoran, que significa "comedores de pescado". Pero también se cree que el nombre deriva de un toponímico dravidiano "Makara". 15 Cuando el peregrino chino Hiuen Tsang visitó Makran en el siglo VII d.C., notó que la escritura que se usaba en Makran era "muy parecida a la de la India", pero que el idioma hablado "difería un poco de eso de la India". 16 El historiador Andre Wink escribe:

Hiuen Tsang se refiere a la misma jefatura de Armadil como & # 8216O-tien-p’o-chi-lo ’, ubicada en la carretera principal que atraviesa Makran. También lo describe como predominantemente budista escasamente poblado, no tenía menos de 80 conventos budistas con unos 5000 monjes. En efecto, a dieciocho kilómetros al noroeste de Las Bela en Gandakahar, cerca de las ruinas de una antigua ciudad se encuentran las cuevas de Gondrani, y como muestran sus construcciones, estas cuevas fueron indudablemente budista. Viajando a través del valle de Kij más al oeste (entonces bajo el gobierno de Persia), Hiuen Tsang vio algunos 100 monasterios budistas y 6000 sacerdotes. El tambien vio varios cientos de templos Deva en esta parte de Makran, y en la ciudad de Su-nu li-chi-shi-fa-lo & # 8211 que probablemente sea Qasrq y vio un templo de Maheshvara Deva, ricamente adornado y esculpido. Por lo tanto, hay una extensión muy amplia de las formas culturales indias en Makran en el siglo VII, incluso en el período en que cayó bajo la soberanía persa.. En comparación, en tiempos más recientes, el último lugar de peregrinaje hindú en Makran fue Hinglaj, 256 km al oeste de la actual Karachi, en Las Bela. 17

Así, según los relatos de Hiuen Tsang, la costa de Makran estaba & # 8211 incluso en el siglo VII d.C. & # 8211 salpicada de cientos de monasterios y cuevas budistas, así como varios cientos de templos hindúes, incluido un templo ricamente esculpido de Señor Shiva.

¿Qué pasó con estas cuevas, templos y monasterios de la costa de Makran? ¿Por qué no han sido restaurados y puestos a la vista del público? ¿Están sufriendo el mismo destino que el Complejo Esfinge-Templo? Probablemente. Erosionados por los elementos y cubiertos de sedimentos, estos monumentos antiguos o han sido olvidados por completo o se hacen pasar por formaciones naturales.

De hecho, cerca de la Esfinge de Baluchistán, en la parte superior de una plataforma elevada, se encuentran los restos de lo que parece ser otro antiguo templo hindú, completo con el Mandapa, Shikhara (Vimana), pilares y hornacinas.

Un antiguo templo de Makran, con Vimana, Mandapa, pilares y hornacinas.

¿Qué edad tienen estos templos?

La civilización del valle del Indo se extendió a lo largo de la costa de Makran, y su sitio arqueológico más occidental se conoce como el Sutkagen Dor, cerca de la frontera con Irán. Algunos de los templos y esculturas excavadas en la roca de la región, incluido el Complejo Esfinge-Templo, podrían, por lo tanto, haber sido construidos hace miles de años, durante el Período Indo (c. 3000 a. C.), o antes. Es posible que el sitio haya sido construido en fases y que algunas de las estructuras sean extremadamente antiguas y otras relativamente recientes. Sin embargo, datar los monumentos excavados en la roca es difícil en ausencia de inscripciones. Si el sitio contiene inscripciones legibles que se pueden interpretar (otra propuesta engañosa, ya que la escritura del Indo aún no ha revelado sus secretos), entonces puede ser posible poner una fecha en algunos de los monumentos. Sin embargo, en ausencia de inscripciones, los científicos tendrán que confiar en artefactos / restos humanos datables, estilos arquitectónicos, patrones de erosión geológica y otras pistas.

Uno de los misterios persistentes de la civilización india es la profusión de exquisitos templos y monumentos excavados en la roca que se construyeron a partir del siglo III a. C. en adelante. ¿Cómo surgieron las habilidades y técnicas para construir estos lugares sagrados de adoración sin un período de evolución correspondiente? Los monumentos excavados en la roca de la costa de Makran pueden proporcionar una continuidad muy necesaria entre las formas y técnicas arquitectónicas del período Indo y la civilización india posterior. Es posible que haya sido en las montañas de la costa de Makran donde los artesanos del Indo perfeccionaron y perfeccionaron sus habilidades, que luego fueron transportadas a la civilización india.

La civilización del valle del Indo incluyó sitios ubicados a lo largo de la costa de Makran. Fuente: http://www.waa.ox.ac.uk

Sin lugar a dudas, hay un tesoro virtual de maravillas arqueológicas esperando ser descubiertas en la costa de Makran en Baluchistán. Lamentablemente, estos magníficos monumentos, cuyos orígenes se remontan a una antigüedad desconocida, continúan languideciendo en el aislamiento, gracias al espantoso nivel de apatía hacia ellos. It appears that little attempt has been made to acknowledge or restore them, and the journalists routinely pass them off as ‘natural formations’. The situation can only be salvaged if international attention is drawn to these structures, and teams of archaeologists (as well as independent enthusiasts) from around the globe visit these enigmatic monuments to research, restore, and promote them.

The importance of these ancient monuments of the Makran coast can hardly be overstated. They could be of great antiquity, and provide us with important clues to uncover humanity’s mysterious past.

Referencias

1 This is the general impression gained from reading blogs written by visitors. The first reports and images of the Balochistan Sphinx begun appearing after 2004, when people started visiting the Hingol National Park on day trips from Karachi.


5,000 Years of History

“Five thousand years of history.” It’s a phrase repeated by both Chinese and non-Chinese. Somehow we are supposed to believe that China has more history than other places. A slightly strange concept anyway, and, regardless of whether you want to define “history” as starting with written records or by the emergence of “civilization” as seen in the first large settlements, the five thousand figure is wrong.

The Shang dynasty (founded around 1600 BC) of the Yellow River valley in northern China is as far back as we have solid archaeological evidence and positive proof of the first written records. Earlier than that, history disintegrates into mythology. But even if you accept the preceding mythical Xia dynasty as the start, it takes you back only to around 2000 BC.

In terms of age, civilizations in other parts of the world precede China. Writing systems in Egypt and Mesopotamia predate Chinese writing by a thousand years. The world’s first city, Uruk, in modern-day Iraq, dates back seven thousand years. Even in comparison to Europe, China isn’t that old. Confucius’ life overlapped with those of Pythagoras and Socrates. China was first unified in 221 BC, a century after Alexander the Great had created the Hellenistic Empire, and just a few centuries before the zenith of the Roman Empire.

Three, three-and-a-half, four millennia — surely all ancient enough. Does it really matter that China doesn’t have five thousand years of history? Yes, it does matter, and not because it’s annoying to have this inaccuracy spouted ad nauseam as historical fact, not to mention the hypocrisy of glorifying history yet so poorly preserving it. The myth is important because of the inference that China is uniquely old and so deserves special consideration. This has real-life consequences. When dealing with China — whether trying to turn a profit or awaiting democratic reforms — the implication is you need to be more patient and just wait a little bit longer. After all, the country has five thousand years of history.

In 1991 former American president Richard Nixon told his biographer, “Within twenty years China will move to democracy” and explained the need for America to have patience: “You can’t rush them. The Chinese look at history and the future in terms of centuries, not decades, the way we do, because they’re so much older as a culture.”

The quotation from the Google CEO at the start of this chapter was also a reference to the need for patience. Here is the full quote: “China is a nation with a five-thousand-year history. That could indicate the duration for our patience.” The year before, Google had set up a Chinese site, Google.cn, which self-censored search results in order to keep the Chinese Communist Party (CCP) happy. Searches on sensitive subjects like Tibetan and Taiwanese independence and the Tiananmen “tank man” came up empty or with sanitized material. So much for Google’s informal company motto of “Don’t be evil.” Despite tarnishing their reputation by caving in to Chinese demands for censorship, there was no commercial pay-off. Google struggled to gain market share and had problems with the Chinese authorities. Events came to a head in 2009 with a series of cyber attacks against Google, targeting the Gmail accounts of Chinese dissidents the attacks originated in China and were tracked to state institutes. Google’s patience finally ran dry deciding they would no longer censor search results, they redirected their website to Hong Kong.

Aside from patience, the “five thousand years of history” mantra implies the need for extra respect and cultural sensitivity. A good example of this is when Chris Patten, the last Governor General of Hong Kong, was preparing a speech for his swearing-in ceremony. He recounts: “The reference in my draft to the shared historic responsibilities in Hong Kong of ‘two great and ancient civilizations’ was scored out on the grounds that Chinese civilization was much older than the West’s and China might feel offended by the assumption of parity.” Patten, showing the backbone and bluster that would soon have him branded by the CCP as “a whore, a criminal, a serpent,” and, bizarrely, “a tango dancer,” ignored his advisors and went with “two ancient civilizations.”

Chinese history is long and fascinating there’s no need to spin it, and it’s a shame to see it used by the government and media as an instrument of nationalism. The implied superiority of such a long history begets a dangerous sense of entitlement. And it’s just plain silly. Imagine if we applied the logic of “old civilizations deserve special treatment” to Egypt and the modern Mesopotamian nations of Iraq and Iran, places that actually do have five thousand years of history. Imagine executives explaining, “Our joint venture in Cairo is losing money but we have to be patient — they built the pyramids four-and-a-half-thousand years ago.” Or picture political commentators urging caution along the lines of: “Can’t push the Iranian government too hard for democratic reforms — they had cities when we were still living in caves.”

Lazy writers continue to churn out falsehoods about China’s glorious past and to contrast it against our own “upstart” cultures. They paint hyperbolic vignettes juxtaposing Oriental sophistication with Western crudity silk-robed scholars sip tea and contemplate poetry while far away in darkest Europe the inhabitants run around in furs. In a recent biography on Sinologist Joseph Needham, author Simon Winchester contrasts the engineering masterpiece of a two-thousand-year-old Chinese irrigation waterworks with Westerners who “still coated themselves in woad and did little more than grunt.”

As well as its sheer age, China being the “longest continuous civilization” is often said to make it unique. The idea of Chinese civilization as a monolithic unchanging entity stretching in an unbroken line through the millennia is another myth that colours perceptions of China past, present and future. Sometimes the falsehoods are not just quaint asides, but the very foundations of narratives. Martin Jacques’ 2009 bestseller, When China Rules the World, is a case in point. Jacques regurgitates the line that China is special because of its antiquity and continuity, and adds his own take on it: China as a “civilization state” rather than a nation state. He sees an ascendant China ruled by Confucian authoritarianism, and, as it becomes more powerful, the reassertion of the age-old sense of superiority and a return to tributary-style relationships with lesser nations. This sort of commentary is demeaning to Chinese people, turning them into passive victims of their history forever condemned to repeat it.


Obtener una copia


Are parts of the Sphinx older than 5000 years? - Historia


Copyright 1994 By NewHeavenNewEarth
Published By NewHeavenNewEarth / [email protected]

Please feel free to pass this NHNE Special Report on to as many people as you like. If you do share this NHNE Special Report with others, we ask that you reproduce it in its entirety (including all credits, copyright notices and addresses), not alter its contents in any way, and pass it on to others free of charge.

The Great Pyramid & The Sphinx

  • There are hieroglyphics inside the Great Pyramid that claim the pyramid was built by work gangs for the pharaoh Khufu.

  • Records, in various parts of Egypt, indicate that all 94 pyramids built in Egypt were built during the same 100 year time frame--between 4,500 and 4,600 years ago.

  • Bits of charcoal, extracted from mortar in the original stones of the Great Pyramid by Lehner, were Carbon-14 dated back to 3,000 BC (or 5,000 years ago).

  • Pyramids that Egyptologists presently believe were built before the Great Pyramid show various levels of expertise--earlier ones were built less perfectly than later ones, indicating that whomever built the pyramids was learning as they went, and that the Great Pyramid was their crowning achievement. The Great Pyramid, in other words, owed its flawless construction to ancient Egyptian trial and error, rather than to an advanced race of Atlanteans or extra-terrestials.

  • Among other things, there are descriptions of how the pyramids were built that have been successfully used to build scale models and there is physical evidence, in the form of quarries and ramps, that bear witness to the fact that the pyramids were built the way the ancient records say they were. Ancient Egyptians, in other words, possessed all the knowledge, tools, techniques, organizational skill and manpower they needed to build the Great Pyramid and Sphinx and, what's more, they left physical evidence supporting their written claims.

According to Cayce, the Great Pyramid took 100 years to build and it, along with its counterparts the Sphinx and Hall of Records, were built 12,500 years ago!--a far cry from the 23 years and 4,600 years ago that modern Egyptologists believe. Cayce also indicated that the Great Pyramid was built using advanced techniques that could float massive blocks of stone through the air--an even further cry from hundreds of thousands of Egyptian workers manually hauling massive blocks of limestone up elaborate clay ramps embedded with wooden slides.

After years of searching for evidence to support Cayce's psychic picture of ancient Egypt, Lehner has come to the conclusion that Cayce's Atlantean-based view is completely bogus, as are similar views held by other psychics and sensitives around the world. In another television special presented by NOVA entitled, THIS OLD PYRAMID, Lehner attempted to construct a scaled down version of the Great Pyramid using techniques which are inscribed in ancient Egyptian temples. Along with the help of an American stone mason and a group of Egyptian workers, Lehner successfully demonstrated how ancient Egyptians could have constructed the massive monuments. This seemed to prove the Egyptologist's point of view and put the whole matter to rest: Cayce was wrong. The current Egyptologist view, complete with elaborate artifacts to support their position, was right. And that was that--until those darn geologists showed up.

So is Lehner and the Egyptologists right? Or are the geologists? Or is Cayce and other psychics? Or perhaps the real answer is a combination of them all. Only time will tell. And, in the meantime, the plot thickens.


Are parts of the Sphinx older than 5000 years? - Historia

The precise age of the pyramids of Giza has long been debated because, until now, there has been little evidence to prove when the pyramids were built. The history books generally point to 3200 B.C. as the approximate date when the pyramid of Khufu was under construction. But how exactly do Egyptologists date the pyramids? Like past excavations, the current dig at Giza attempts to bring us closer to pinpointing the time period during which the pyramids were built. NOVA Online's interviews with two experts reveal the results of recent carbon dating on the pyramids, and shed further light on the process Egyptologists must go through to decipher the age of these great monuments. NOVA Online invites those who have questions or comments about the age of the pyramids and the Sphinx to e-mail the excavation.

ZAHI HAWASS, Director General of Giza

NOVA: There have been claims that a great civilization predates ancient dynastic Egypt—one that existed some 10,500 years B.C.—and that this civilization was responsible for building the pyramids and sculpting the Sphinx. Is this possible?

HAWASS: Of course it is not possible for one reason. Until now there is no evidence at all that has been found in any place, not only at Giza, but also in Egypt. People have been excavating in Egypt for the last 200 years. No single artifact, no single inscription, or pottery, or anything has been found until now, in any place to predate the Egyptian civilization more than 5,000 years ago.

NOVA: What evidence do you have that the pyramids and tombs at Giza were from, as you say, no more than 5,000 years ago.

HAWASS: First of all you have inscriptions that are written inside the tombs, the tombs that are located on the west side of the Great Pyramid for the officials, and the tombs that are located on the east side of the Great Pyramid for the nobles, the family of the King Khufu. And you have this lady, the daughter of Khufu. And this man was the vizier of the king. This one was the inspector of the pyramids, the chief inspector of the pyramids, the wife of the pyramid, the priest of the pyramid. You have the inscriptions and you have pottery dated to Dynasty 4. You have inscriptions that they found of someone who was the overseer of the side of the Pyramid of Khufu. And another one who was the overseer of the west side of the pyramid. You have tombs of the workmen who built the pyramids that we found, with at least 30 titles that have been found on them to connect the Great Pyramid of Khufu to Dynasty 4. You have the bakery that Mark Lehner found. And all the evidence that we excavate here.


The Fall of Zahi Hawass

Editor’s note: This story has been updated to reflect developments after Hawass was initially fired. (UPDATED 07/26/2011)

Related Content

It is not as dramatic as the collapse of an ancient Egyptian dynasty, but the abrupt fall of Zahi Hawass is sending ripples around the planet. The archaeologist who has been in charge of Egypt’s antiquities for nearly a decade has been sacked in an overhaul of the country’s cabinet.

After several days in which his status was unclear—the appointment of a successor was withdrawn, leading to reports that Hawass would return temporarily—he confirmed by e-mail that he was out.

The antipathy toward Hawass in Egypt may be difficult to grasp in the West, where he is typically found on American television, fearlessly tracking down desert tombs, unearthing mummies and bringing new life to Egypt’s dusty past. But in Egypt he was a target of anger among young protesters who helped depose President Hosni Mubarak in February. Hawass had been accused of corruption, shoddy science and having uncomfortably close connections with the deposed president and first lady⎯all of which he vociferously denied. Many young archaeologists also demanded more jobs and better pay⎯and they complained Hawass had failed to deliver. “He was the Mubarak of antiquities,” said Nora Shalaby, a young Egyptian archaeologist who has been active in the revolution.

On July 17, Prime Minister Essam Sharaf removed Hawass, 64, as minister of antiquities, arguably the most powerful archaeology job in the world. The ministry is responsible for monuments ranging from the Great Pyramids of Giza to the sunken palaces of ancient Alexandria, along with a staff of more than 30,000, as well as control over all foreign excavations in the country. That gives the position immense prestige in a country whose economy depends heavily on tourists drawn by Egypt’s 5,000-year heritage.

“All the devils united against me,” Hawass said in an e-mail afterward.

According to Nora Shalaby, a young Egyptian archaeologist who was active in the revolution, "He [Zahi Hawass] was the Mubarak of antiquities." (Shawn Baldwin) In March, Hawass resigned from his post, saying police and military protection of archaeological sites was inadequate and led to widespread looting in the wake of Egypt's revolution. (Shawn Baldwin) After being abrupty sacked in an overhaul of the country's cabinet recently, Zahi Hawass has been reinstated, but only temporarily. (Maura McCarthy) Opponents of Hawass insist he will soon be out the door, and that his return is purely a holding action. The position Hawass holds is one of immense prestige in a country whose economy depends heavily on tourists. (Associated Press)

Sharaf named Cairo University engineer Abdel Fatta El Banna to take over but withdrew the appointment after ministry employees protested that El Banna lacked credentials as an archaeologist. On July 20, Hawass told the Egyptian state news agency he had been reinstated, but it was unclear for how long. Six days later, Hawass said in an e-mail that he was leaving to rest and to write.

Finding a replacement may take time, foreign archaeologists said. In addition, the ministry of antiquities may be downgraded from a cabinet-level agency.

Mubarak had created the ministry in January as part of an effort to salvage his government it had been a non-cabinet agency called the Supreme Council of Antiquities, which reported to the ministry of culture. The possibility that ministry would be downgraded, reported by the Los Angeles Times, citing a cabinet spokesman, worried foreign archaeologists. “I’m very concerned about the antiquities,” said Sarah Parcak, an Egyptologist at the University of Alabama in Birmingham. “And these monuments are the lifeblood of the Egyptian economy.”

Hawass had risen from the professional dead before. Young archaeologists gathered outside his headquarters February 14 to press for more jobs and better pay. He was accused of corruption in several court cases. And in March he resigned from his post, saying that inadequate police and military protection of archaeological sites had led to widespread looting in the wake of Egypt’s revolution. But within a few weeks, Sharaf called Hawass and asked him to return to the job.

In June, he embarked on a tour to the United States to encourage tourists to return to Egypt—a high priority, given that Egypt’s political upheaval has made foreign visitors wary. Egyptian officials said in interviews last month that Hawass’ ability to persuade foreigners to return was a major reason for keeping him in his position.

Hawass rose to power in the 1980s, after getting a PhD in archaeology from the University of Pennsylvania in Philadelphia and being named the chief antiquities inspector at the Giza Plateau, which includes the pyramids. In 2002, he was put in charge of the Supreme Council of Antiquities. He began to call on foreign countries to return iconic antiquities, such as the Rosetta Stone in the British Museum and the Nefertiti bust at the Neues Museum in Berlin. At the same time, he made it easier for foreign museums to access Egyptian artifacts for exhibit, which brought in large amounts of money for the Egyptian government. In addition, he halted new digs in areas outside the Nile Delta and oases, where rising water and increased development pose a major threat to the country’s heritage.

Hawass also began to star in a number of television specials, including Chasing Mummies, a 2010 reality show on the History Channel that was harshly criticized for the cavalier way with which he treated artifacts. In addition, Egyptians complained that there was no way to know what was happening to the money Hawass was reaping from his book tours, lectures, as well as his television appearances.


Ver el vídeo: Tomar COLÁGENO Funciona? La verdad sobre el colágeno Medicina Clara (Octubre 2021).