Podcasts de historia

¿Existe alguna evidencia de mejora del saneamiento en los años posteriores a la Peste Negra?

¿Existe alguna evidencia de mejora del saneamiento en los años posteriores a la Peste Negra?

He estado leyendo sobre la peste negra y, sorprendentemente, no he encontrado ninguna evidencia de mejora del saneamiento en los años inmediatamente posteriores al evento. ¿Hubo alguna mejora? ¿Era consciente la gente de algún vínculo entre la plaga y las malas condiciones sanitarias de la época?


La mejora del saneamiento, basada en el entendimiento de que no lavarse las manos provoca enfermedades, es un concepto relativamente nuevo.

Ignaz Semmelweis fue el primer hombre en resolver la correlación y publicar datos. Esto fue en la década de 1840, un buen par de siglos después de que la mayor parte de la plaga hubiera desaparecido de Europa.

No es solo que fue el primero en descubrirlo, tuvo que luchar contra el sistema médico de la época para que sus datos fueran aceptados y comprendidos. Básicamente, el saneamiento como problema de salud solo se aceptó en la corriente principal a fines del siglo XIX.


Black Lives Matter: una línea de tiempo del movimiento

Todo comenzó con un hashtag en 2013 y ahora es una red global.

Las recientes muertes de George Floyd, Ahmaud Arbery y Breonna Taylor en los EE. UU. Han provocado una nueva ola de protestas en las últimas semanas, bajo el lema Black Lives Matter (BLM).

Black Lives Matter realiza campañas contra la violencia y el racismo sistémico hacia los negros. La campaña internacional de derechos humanos comenzó en las redes sociales en 2013 con el hashtag #BlackLivesMatter, y desde entonces ha llevado a cabo llamamientos para que las autoridades de EE. UU. Y todo el mundo traten de manera justa a los negros.

Según Black Lives Matter, el movimiento es "una intervención ideológica y política en un mundo donde las vidas de los negros son sistemáticamente e intencionalmente apuntadas a la desaparición. Es una afirmación de la humanidad de los negros y rsquo, nuestras contribuciones a esta sociedad y nuestra capacidad de recuperación frente a de opresión mortal ". En 2018, cinco años después de que comenzara Black Lives Matter, la cofundadora Alicia Garza dijo en una entrevista que el "objetivo de BLM es construir el tipo de sociedad donde las personas negras puedan vivir con dignidad y respeto".

Lea nuestra cronología de los momentos clave de Black Lives Matter en los EE. UU. Para conocer cómo el movimiento ha crecido desde una publicación en las redes sociales hasta una red global.

El movimiento Black Lives Matter comenzó en 2013, luego de la muerte de Trayvon Martin, un adolescente afroamericano que recibió un disparo mientras caminaba hacia la casa de un amigo de la familia, y la posterior absolución de George Zimmerman, el hombre que le disparó.

La campaña fue cofundada por tres mujeres negras: Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi, como respuesta a los asesinatos policiales de personas negras. La frase "las vidas de los negros importan" fue utilizada por primera vez en una publicación de Facebook por Garza después de que Zimmerman fuera declarado inocente, y fue la inspiración para la campaña. Cullors reconoció el poder de las palabras de Garza y ​​creó el hashtag #BlackLivesMatter, y nació la campaña.

El movimiento se aceleró rápidamente, y el interés y el impulso aumentaron cada vez que una persona negra era asesinada como resultado de un altercado con la policía.

En 2014, Black Lives Matter protestó contra la muerte de numerosas personas negras y afroamericanas. En julio de ese año, Eric Garner murió en la ciudad de Nueva York después de que un policía lo estrangulara mientras lo arrestaba. Luego, en agosto, el adolescente desarmado Michael Brown fue asesinado por un disparo de un oficial de policía, Darren Wilson (más tarde se decidió que no había pruebas suficientes para acusar a Wilson). Siguieron tanto protestas pacíficas como disturbios, gran parte de los cuales se realizaron bajo la bandera y el hashtag de Black Lives Matter.

En respuesta, la cofundadora Patrisse Cullors organizó Black Life Matters Ride, que reunió a 600 personas y provocó la fundación de grupos Black Lives Matter más localizados y la difusión de la campaña en una red.

El año siguiente vio otra oleada de negros asesinados por agentes de policía en los Estados Unidos, incluidos Walter Scott, Freddie Gray y Meagan Hockaday. Black Lives Matter protestó contra estos y muchos más. También organizaron protestas para resaltar las injusticias que enfrentan las mujeres negras y las mujeres transexuales negras. A fines de 2015, 21 personas transgénero habían sido asesinadas ese año en los EE. UU., Un número récord en ese momento, y 13 de las víctimas eran negras.

En 2016, Black Lives Matter organizó muchas más protestas contra la brutalidad policial hacia los negros. Aquellos cuyas muertes ocurrieron debido a acciones policiales incluyeron a Deborah Danner y Alton Sterling. A principios de julio se llevaron a cabo más de 100 protestas en todo Estados Unidos tras la muerte de Sterling el 5 de julio y el tiroteo de Philandro Castile al día siguiente.

Este año también vio a las principales estrellas del deporte estadounidenses prestar su voz a la causa de Black Lives Matter. En julio de 2016, jugadores de baloncesto como LeBron James y Carmelo Anthony abrieron una ceremonia de premiación hablando sobre las muertes recientes de personas negras, diciendo: "Ya es suficiente". Luego, a partir de agosto, muchas estrellas del deporte comenzaron a participar en protestas durante los himnos nacionales en los juegos deportivos, comenzando con Colin Kaepernick, quien se arrodilló durante el himno antes de un juego de la NFL.

El Mes de la Historia Afroamericana se celebra en febrero en los EE. UU. (Se marca en octubre en el Reino Unido). En 2017, Black Lives Matter organizó su primera exposición de arte programada para coincidir con el Mes de la Historia Negra en el estado estadounidense de Virginia. Presentó el trabajo de más de 30 artistas y creadores negros.

Black Lives Matter protesta no solo por los asesinatos de personas negras, sino también por algunas absoluciones y veredictos de 'no culpabilidad' en los casos que llegan a juicio. En junio, realizaron una protesta después de que el oficial acusado de matar a Philandro Castile el año anterior fuera declarado inocente.

En agosto, activistas de Black Lives Matter se encontraban entre los contramanifestantes en un mitin de supremacistas blancos 'Unite The Right' en Charlottesville, Virginia.

En una entrevista con ABC News que marca cinco años de Black Lives Matter, Cullors explicó el impacto que la organización había tenido en otras causas. Ella dijo: & ldquo [BLM] ha popularizado la desobediencia civil y la necesidad de arriesgar nuestros cuerpos. Con cosas como la Marcha de Mujeres y rsquos, y Yo también, y Marcha por nuestras vidas, todos estos movimientos, sus cimientos están en Black Lives Matter. & Rdquo

Para el 1 de mayo de 2018, un estudio encontró que el hashtag #BlackLivesMatter se había usado casi 30 millones de veces en Twitter desde la primera instancia en 2013.

Mientras marcaban cinco años de acción, Black Lives Matter continuó destacando las muertes de personas negras que habían perdido la vida a manos de la policía estadounidense ese año, incluidos Grechario Mack y Kenneth Ross Jr.

En febrero de 2019, el rapero 21 Savage fue arrestado y detenido por la agencia de inmigración de Estados Unidos, ICE. Como resultado, Cullors convocó a un grupo de 60 estrellas de alto perfil del mundo de la música y el entretenimiento para abogar por su liberación.

Luego, en mayo, la policía disparó y mató al adolescente de Oklahoma Isaiah Lewis. Días después, Black Lives Matter realizó una manifestación de protesta de 100 personas.

Las principales protestas se desataron a finales de mayo tras la muerte de George Floyd en Minneapolis. Un video que muestra a un oficial de policía arrodillado sobre el cuello de Floyd se volvió viral después de su muerte. Desde entonces, el oficial de policía Derek Chauvin ha sido acusado de homicidio en segundo grado, planteado a partir de un cargo inicial de homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado (el caso aún no ha llegado a juicio). Otros tres agentes que estaban allí han sido acusados ​​de complicidad y complicidad de homicidio en segundo grado y de complicidad de homicidio en segundo grado. Sus casos también deben ir a juicio.

Black Lives Matter pasó a organizar protestas en todo el mundo. En Londres, dos activistas negros, Aima, de 18 años, y Tash, de 21, organizaron una manifestación en Trafalgar Square, a la que asistieron miles el domingo 31 de mayo.

Muchos más han seguido desde entonces. En una protesta de Londres, Guerra de las Galaxias el actor John Boyega se unió a otras 15.000 personas en Hyde Park y le dijo a la multitud:

"Hoy se trata de personas inocentes que estaban a la mitad de su proceso, no sabemos lo que George Floyd pudo haber logrado, no sabemos lo que podría haber logrado Sandra Bland, pero hoy vamos a asegurarnos de que no sea un pensamiento extraño para nuestros jóvenes. . "

En noviembre, Joe Biden ganó las elecciones presidenciales de EE. UU. Y los recuentos de votos revelaron que las áreas con un alto número de votantes negros lo ayudaron a ganar muchos de los estados que fueron a Trump en las elecciones de 2016.


Historia afroamericana

Crítica: Edward E. Baptist. La mitad nunca ha sido contada. La esclavitud y la creación del capitalismo estadounidense. Nueva York: Basic Books 2014.

Este libro proporciona una contribución importante a nuestra comprensión del capitalismo en Estados Unidos. La importante contribución comienza en la página 301 y termina alrededor de la página 395. El resto está bien investigado, es informativo e incipiente, untado en Poesía y débil en Metodología. Bautista no está dispuesto a seguir hasta el final las implicaciones de su propio subtítulo.

& quotОттенки черного. Культурно-антропологические аспекты взаимовосприятия и взаимоотношений африкано-американо-америказоотношений африкано-америмансрано-американсров икий

El libro se basa en la evidencia de campo recopilada en 2013-2015 en más de una docena de ciudades y pueblos de siete estados.

Монография основана на полевых материалах, собранных en 2013–2015 годах. В центре внимания автора - взаимовосприятие и взаимоотношения представителей двух африканских по происхождению групп населения США: существующего уже несколько столетий сообщества африкано-американцев и сложившихся в наше время диаспор выходцев из различных государств субсахарской Африки. В историко-социологическом контексте рассматриваются такие культурно-антропологические аспекты восприятия друг друга черными американцами и африканскими мигрантами, как историческая память и взаимные образы культур. Más información Монография, с одной стороны, лежит в русле общих тенденций в современных антропологии и африканистике, а с другой, вносит вклад в разработку конкретной слабоизученной темы, актуальной не только для этих научных дисциплин, но и для американистики.


Principales indicadores de opresión social

Los afroamericanos seguramente son víctimas de policías criminales. Los afroamericanos seguramente también son víctimas de criminales que no son policías. Y algunos de los delitos que sufren los estadounidenses negros sin duda tienen una motivación racial.

Pero lo mismo puede decirse de cualquier grupo. Los estadounidenses blancos también son víctimas de policías criminales. Los estadounidenses blancos también son víctimas de criminales que no son policías. Y algunos de los delitos que sufren los estadounidenses blancos también tienen motivaciones raciales.

Ser víctima de un crimen, ya sea por motivos raciales o no, no significa automáticamente que esté siendo oprimido. La opresión es un poco más complicada que eso.

Para mostrar lo que quiero decir, ideé 11 puntos de referencia para la opresión. Por cada punto de referencia en el que un grupo se encuentra en el lado equivocado, sus miembros deben lidiar con un obstáculo inmerecido o un doble rasero que se ha impuesto artificialmente y hace que su camino hacia la autorrealización sea más difícil (es decir, son menos libres). Luego apliqué mis puntos de referencia a tres grupos: estadounidenses blancos y negros en los Estados Unidos de hoy y judíos en la Alemania nazi. Por lo tanto, los estadounidenses blancos y negros representan los grupos experimentales en mi ejercicio y los judíos representan el grupo de control (es decir, definen categóricamente qué respuesta sí / no coloca a un grupo en el lado equivocado de un punto de referencia). Aquí están los resultados.

Negros en América hoyBlancos en América hoyJudíos en la Alemania nazi
1. ¿Puede ser discriminado legalmente?No
2. ¿Se les está dando un trato preferencial para potenciar artificialmente su representación en las escuelas, instituciones, empresas y cuerpos legislativos más influyentes del país?NoNo
3. ¿Comete crímenes más violentos contra su enemigo histórico que viceversa?NoNo
4. ¿Se beneficia de las leyes y políticas de inmigración que aceleran el crecimiento de su población y, por lo tanto, mejoran su poder político y cultural?NoNo
5. ¿Son el villano oficial de la gran educación, el gran periodismo y el gran entretenimiento?No
6. ¿Pueden ser denunciados en la sociedad en general por sus comportamientos autodestructivos?No
7. ¿Pueden ser denunciados en la sociedad en general por sus actitudes socialmente inaceptables, en particular el racismo?No
8. ¿Están moralmente obligados a tener la misma pasión por los derechos de otros grupos que por los propios?No
9. ¿Se puede iniciar y administrar legalmente cualquier negocio legal, siempre que cumpla con todas las leyes y regulaciones aplicables?No
10. ¿Pueden ejercer y ejercer legalmente cualquier oficio o profesión lícitos, siempre que adquieran y mantengan las certificaciones o licencias aplicables?No
11. ¿Pueden ser despojados de la ciudadanía y enviados a campos de exterminio porque tienen el color de piel incorrecto o practican la religión incorrecta?NoNo

Ahora, asumiendo por el momento que mis indicadores elegidos de opresión social son justos, un observador neutral de la vida en los Estados Unidos hoy concluiría correctamente que los estadounidenses blancos son los que están siendo oprimidos, no los estadounidenses negros.

¿Creo que los estadounidenses blancos están siendo oprimidos? No. Estar en el lado equivocado de los indicadores del uno al ocho es preocupante y fácilmente podría convertirse en algo mucho peor si no tenemos cuidado. Pero al revés, Jim Crow, o mejor aún, Cuervo progresivo practicado en Estados Unidos hoy en día es en gran parte autoimpuesto (es decir, los blancos lastiman a los blancos) y no es tan duro como el Jim Crow practicado en Estados Unidos antes de 1970 y el Nazi Crow practicado durante el reinado de Hitler. Además, estar en el lado derecho de los indicadores del nueve al once significa mucho. Significa que los estadounidenses blancos todavía tienen el control de sus destinos. Cualquier estadounidense blanco que se encargue de su propia caca y cumpla con mi lista de control de autogobierno (ver más abajo) lo hará bien.

La lista de verificación de autogobierno

  1. Ducha
  2. Tiende tu cama
  3. Ejercicio
  4. Trabajar, ya sea para obtener más dinero o para obtener más conocimiento y sabiduría.
  5. Ahorre, ya sea financiando una importante meta de ahorro, reduciendo deudas o perfeccionando sus músculos de la frugalidad.
  6. No fume
  7. Evite el autosabotaje: no dé por sentada la educación, no procree de manera irresponsable, no cometa crímenes, no engañe con drogas ni marine su hígado en alcohol.
  8. Evite los carbohidratos refinados y el azúcar
  9. Sea amable con los extraños
  10. Sea cariñoso con la familia y los amigos

Ahora una pregunta. Si los estadounidenses blancos —que están en el lado equivocado de ocho de los once indicadores— no están siendo oprimidos, ¿están los estadounidenses negros —que están en el lado equivocado de cero de once indicadores— oprimidos? No veo cómo. Y ese es el objetivo de este ejercicio. Los afroamericanos sufren mucho menos & # 8220opresión & # 8221 de lo que nuestros profesores, periodistas, artistas, directores ejecutivos corporativos y políticos equivocados (o corruptos) quieren hacerles creer. Y al igual que los estadounidenses blancos, los estadounidenses negros seguramente tienen el control de sus destinos.

Nadie está impidiendo que los estadounidenses negros hagan algo social o financieramente constructivo. La triste verdad es que a los estadounidenses negros les va peor que a los estadounidenses blancos (e hispanoamericanos y asiáticoamericanos) porque demasiados estadounidenses negros han adoptado una cultura subprime (es decir, no se ocupan de sus cacas y no acatan) según mi lista de control de autogobierno). Y cuando adopte una cultura de alto riesgo, ya sea que sea negro o no, experimentará resultados de alto riesgo. Vas a luchar social y financieramente.

Aparte rápido: Dos grandes libros que demuestran que la cultura es más importante que & # 8220oppression & # 8221 son Nueva visita a la ciudad siniestro y Riqueza y pobreza. El primero se publicó en 1970 y el segundo se publicó en 1981 y son los únicos libros que recuerdo que hacen una distinción entre los datos del censo y los datos comparables al comparar los resultados de ingresos del grupo. Los datos del censo son solo la suma de los ingresos de un grupo en particular & # 8217s miembros divididos por ese grupo & # 8217s el recuento de hogares. A los progresistas les encantan los datos del censo porque prueban que los estadounidenses negros están siendo & # 8220 oprimidos & # 8221. Después de todo, según los datos del censo, los hogares negros ganan menos de la mitad de lo que ganan los hogares blancos.

Pero los datos del censo no tienen en cuenta los comportamientos de un grupo. Por otro lado, los datos comparables sí lo hacen. Y cuando los autores de los libros anteriores compararon los ingresos de los hogares negros con los ingresos de los hogares blancos y controlaron solo tres variables (edad, educación y estado civil), la brecha entre los ingresos de los hogares negros y los ingresos de los hogares blancos casi desapareció. En otras palabras, una pareja casada negra en la que ambos cónyuges tenían 30 años y tenían educación secundaria ganaba los mismos ingresos familiares que una pareja casada blanca en la que ambos cónyuges tenían 30 años y tenían educación secundaria. Y este feliz fenómeno está vivo y coleando hoy en día en la forma de los nigerianos estadounidenses (ver aquí, aquí y aquí). Sí, cuando cuidas tu caca y cumples con mi lista de control de autogobierno, no importa de qué color seas. Vas a patear traseros en Estados Unidos.


Primero, refutemos la narrativa de que la policía es más lejana y violenta que nunca en la historia moderna de los Estados Unidos, y analicemos si sus acciones son evidencia de racismo sistémico

No hay pruebas sólidas de que la violencia policial haya aumentado en los últimos años (a pesar de lo que los artículos académicos titulados "En las sombras de la guerra contra el terrorismo" puedan implicar sobre "vigilancia militarizada"), o que se dirija de manera desproporcionada a las minorías estadounidenses a tasas mucho más altas que el crimen índice. De hecho, la evidencia más creíble dice lo contrario: ha disminuido significativamente para los negros, pero no para los blancos.

De hecho, todavía no he encontrado ninguna evidencia que presente datos sólidos o tendencias que indiquen que la policía se está volviendo mucho más violenta durante la última década. Esto puede ser una sorpresa para los ciudadanos del mundo inundados con noticias de "muertes de negros a manos de la policía" en Estados Unidos. Refutando al CEO de Urban League que dice que los asesinatos policiales están en su punto más alto en 20 años, Politifact verifica que los datos simplemente no son lo suficientemente confiables como para decirlo de una forma u otra, porque el gobierno no recopila los datos de manera consistente de un año a otro. -año. Pero he encontrado fuentes académicas y de noticias que indican que la tendencia de la violencia sancionada por el estado se está volviendo más favorable para los afroamericanos y las personas que viven en entornos urbanos. Además, parece claro que la narrativa de “policías blancos que oprimen a poblaciones minoritarias” es muy exagerada, especialmente cuando se descubren hechos como los siguientes: Policías negros que disparan sus armas tres veces más que sus contrapartes, y predominantemente a ciudadanos negros.

Volvamos a la fuerza letal por parte de la policía por un minuto, donde la evidencia es clara en las décadas de 1960 y 1970 hubo muchos más tiroteos policiales, particularmente en las grandes ciudades estadounidenses. Según el New York Times, la ciudad de Nueva York tuvo 91 asesinatos policiales fatales en 1971, pero solo 8 en 2013. De hecho, los tiroteos involucrados por la policía en Chicago hoy son de cuatro a seis veces menos que en la década de 1970, como una sociología de la década de 1980 el texto confirma. En 1975, en Chicago, la policía disparó a 148 civiles, según datos publicados en 1982 por el Journal of Criminal Law and Criminology de la Northwestern University. En 2015 y 2016, la policía disparó contra 25 ciudadanos en ambos años, según el sitio web de análisis de datos criminales de Chicago HeyJackass! (El Chicago Tribune enumera un poco menos con 22 personas disparadas, 8 fatalmente, en 2015 y si hace algunos cálculos rápidos, verá que la tasa de fuerza letal en Chicago en los últimos dos años es la misma que a nivel nacional, aproximadamente 1 en 300,000. ) Aquí están las cifras concretas de dos años separados que abarcan cuatro décadas y que se encuentran entre las peores para la violencia en Chicago:

  • 1974: 970 asesinatos de ciudadanos de Chicago (incluidos 6 policías muertos a tiros)
  • 1974: 137 ciudadanos baleados por la policía (página 20 del PDF)
  • 2016: más de 800 ciudadanos de Chicago asesinados
  • 2016: 25 ciudadanos baleados por la policía

También puede asumir con seguridad que los ciudadanos negros fueron los receptores de la mayoría de los tiroteos y asesinatos a manos de la policía en las grandes ciudades estadounidenses como Chicago y Nueva York. Por lo tanto, existe una correlación de muertes en la ciudad a manos de la policía bajando en paralelo con la tasa de afroamericanos en todo el país. Esto se debe a que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han mostrado una dramática tendencia a la baja desde 1968-1969 hasta 2010-2011 para los afroamericanos, pero no para la categoría "Todas las demás razas".

Todavía tengo que descubrir otras noticias o artículos académicos que comparen estos conjuntos de datos.

El conservador negro Larry Elder hace este poderoso punto y, citando datos de los CDC, una de las agencias estadounidenses más confiables, pregunta: "Entonces, ¿qué está impulsando esta noción de que ahora hay una 'epidemia' de policías blancos disparando contra negros cuando en las últimas décadas el número de negros asesinados por la policía ha bajado casi un 75 por ciento? " Buena pregunta. Según los datos de los CDC, la tasa para todos los demás grupos raciales se ha mantenido igual o incluso ha aumentado ligeramente. De hecho, es digno de mención que el grupo liberal anti-encarcelamiento Center on Juvenile and Criminal Justice (CJCJ) se refiere a lo mismo Los datos y la tabla de los CDC (ver arriba) que muestran que la tasa de personas negras asesinadas por las fuerzas del orden público es más de tres veces menor que hace 40-50 años. (Actualización de noviembre de 2017: Es muy posible que el Centro de Justicia Juvenil y Criminal de renombre haya sido el que primero recopiló los datos e hizo el gráfico "Tasa de homicidios policiales, afroamericanos frente a todas las demás edades / razas" en 2014, después de una búsqueda de imágenes de "archivo de mortalidad comprimido 1968-2011 CDC" y muchos otros intentos de búsqueda de hechos no arrojaron CDC informe, aunque existen herramientas de los CDC para generarlos durante los últimos años. Sin embargo, Larry Elder se refiere directamente a los informes de los CDC, ignorando el CJCJ. Independientemente, mi punto es simple: las fuentes que se inclinan hacia la izquierda y las que se inclinan hacia la derecha están pregonando los mismos datos y gráficos sin disputa).

Sin embargo, hechos como estos se ignoran en gran medida y casi nunca se mencionan en los informes de noticias principales. En la era de los "videos virales", la "instancia aislada" de la violencia policial se convierte en una epidemia, y casi exclusivamente a personas de color. Eso no es cierto. Especialmente sabiendo que dos de cada cuatro personas asesinadas por la policía son blancas, y menos del 10% de todas las personas asesinadas estaban desarmadas, y algunos de esos asaltantes "desarmados" que luchaban contra la policía seguían siendo letalmente peligrosos. (¿Por qué? Porque pelear con un oficial de policía que tiene un arma puede volverse mortalmente peligroso en circunstancias específicas, como cuando se deja inconsciente a un oficial de policía armado en una pelea. El último en obtener el arma es un huevo podrido y probablemente muerto).

Cuando surgen gritos de racismo, tal vez se pueda señalar que casi el 80% de las personas que matan los oficiales negros son negras cuando los negros comprenden 25% muertes totales de todos los oficiales. De hecho, los policías negros disparan sus armas 3.3 veces más a menudo que sus contrapartes según un estudio estadístico del Departamento de Criminología de la Universidad de Pensilvania de 2015, nuevamente, un reflejo de las áreas peligrosas a las que sirven más que cualquier otro factor. Esto indiscutiblemente contradice la narrativa de que se trata de agentes de policía blancos que usan fuerza letal contra personas negras y morenas de manera desproporcionada en comparación con sus pares. De hecho, el estudio de la Universidad de Pensilvania realizado por el criminólogo Greg Ridgeway dice sin rodeos que, si bien la diversificación de los rangos policiales agrega legitimidad, "investigaciones recientes sugieren que la diversidad no hace que los oficiales estén más seguros y esta investigación no sugiere que la diversidad reducirá el riesgo de tiroteos policiales".

Y vale la pena señalar: Aplicar el "uso de la fuerza" no significa que sea un "uso injustificado de la fuerza". Estas son técnicas capacitadas que se usan para el cumplimiento y la seguridad del oficial y los ciudadanos, cuando se usan correctamente. Incluso no existe una definición clara de lo que constituye “fuerza excesiva” a pesar de que el término aparece repetidamente en las historias sobre la policía. Siento que algunas personas, en su mayoría activistas, viven en un mundo imaginario donde la policía debería abstenerse de protegerse, y cada perpetrador va cooperativamente a la cárcel como un niño de diez años que se dirige a Disneylandia. Si el uso de la fuerza ocurrió 1 de cada 25 veces por ambos personas blancas y negras por arresto (alrededor del 4% del tiempo), ¿no diría la mayoría de la gente que es a la vez bajo e insignificante? ¿No diría la gente que suena como un país sin un problema de racismo en la policía? Eso es lo que encontró el Center for Policing Equity este verano, que coincide estrechamente con los resultados del Dr. Fryer con respecto a las detenciones ciudadanas.

Por lo tanto, no profundizaré en el autoproclamado "resultado más sorprendente de mi carrera" de Fryer de NO tener prejuicios raciales en los tiroteos policiales. Escribí sobre esos resultados a principios de agosto cuando hablaba de los recientes tiroteos policiales en Chicago y el uso poco frecuente de fuerza letal, que contradice los titulares de las noticias y las suposiciones demasiado comunes. De hecho, algunos párrafos aquí se extraen directamente del contenido del "apéndice" al final de esa publicación. Quiero centrarme en el área que SÍ parece mostrar prejuicios raciales, y luego presentar claramente que la brecha entre negros y blancos es realmente bastante pequeña. (Nuevamente, consulte el gráfico al comienzo de esta publicación).

Pregunto: a los muchos críticos desconcertados de los datos de disparos "sin prejuicios raciales" de Fryer, desde Slate a Snopes, ¿pueden también restarle importancia a sus datos de uso de la fuerza de "sí, hay prejuicios raciales" del mismo análisis? Porque no creo que puedas usar uno y no el otro, especialmente cuando esos números coinciden. Esa es la elección de la cereza para una narrativa preconcebida.

Los datos del uso de la fuerza de Fryer en sí son creíbles, ya que son casi idénticos a informes similares, como uno publicado este verano por el Center for Policing Equity titulado "Raza, arrestos y uso de la fuerza por parte de la policía". Este análisis ha sido mostrado como una clara evidencia de sesgo racial por el Daily Kos, The New York Times y otras publicaciones, aunque sostengo que no divulga tales conclusiones definitivas, sino que simplemente se hace eco de las intenciones de los creadores del estudio con mentalidad de justicia social. Aún así, prefiero la franqueza de Fryer y las 3000 horas de análisis de datos y la claridad de presentación de su equipo, incluso si es un "documento de trabajo" y aún no ha sido revisado por pares y solo los sitios web conservadores tienden a resaltar el rigor de los más "controvertidos". análisis de tiro. (Si Fryer hubiera solamente publicado su análisis del uso de la fuerza, nadie habría parpadeado y las objeciones frecuentes dirigidas al trabajo del académico de Harvard, publicado en la estimada Oficina Nacional de Investigación Económica, probablemente no hubieran existido). en diversas ciudades de los Estados Unidos, y Fryer se centra en la ciudad de Nueva York para el uso de la fuerza durante la era de parar y registrar de 2003 a 2013.

Independientemente, estos son informes gemelos que afirman que todo es igual (aplicando puntos de referencia delictivos a la combinación), la tasa de uso de la fuerza sigue siendo alrededor de un 20% más alta para los negros que para los blancos (una tasa de alrededor de 1,2, o " 1,2 veces más probable, en igualdad de condiciones ”). La tasa más alta es 3.6 (Center for Policing Equity) o 3.335 (Freidora) si se no control de puntos de interacción muy importantes con las fuerzas del orden, como arrestos y datos sobre delitos conocidos. Entonces, ambos estudios están en el mismo estadio, con o sin controles. Pero en la calle, y este es mi punto principal, "20% más" se traduce en aproximadamente el MISMO porcentaje de acciones de uso de la fuerza por parte de la policía para negros y blancos, dentro de un margen del 1% (mire la columna naranja ubicada a la derecha de mis dos gráficos en la parte superior e inferior de este análisis).

¿Cuánto es lo mismo? ¿Con qué frecuencia se realiza el uso de la fuerza? Según los datos de Fryer durante Giuliani-Bloomberg en la ciudad de Nueva York, los sospechosos son "empujados al suelo" una vez de cada 73 paradas si son negros (1,3% del tiempo) o 1 de cada 87 veces si son blancos (1,1%). La conclusión ampliamente divulgada del Center for Policing Equity se desglosa en que el "uso de la fuerza" por parte de la policía ocurre el 3.6% del tiempo para los blancos y el 4.6% del tiempo para los negros por arresto.

Ese es el "siguiente paso". Esa es la realidad. Es algo tangible y algo que un lector medio puede visualizar. ¿Por qué no lo hacen los medios de comunicación o la academia?


Pareja de St. Louis que apuntó con armas a manifestantes de BLM se declara culpable

Fueron necesarios varios meses para que la primera iteración del efecto Ferguson se hiciera evidente. Michael Brown fue asesinado a tiros por un oficial de policía de Ferguson, Missouri, en agosto de 2014, lo que provocó disturbios locales y una narrativa nacional sobre la policía letalmente racista. Los agentes se retiraron de la vigilancia proactiva en los vecindarios de minorías, ya que se les dijo que tal aplicación discrecional era racialmente opresiva. A principios de 2015, el aumento resultante en tiroteos y homicidios se había hecho patente y daría lugar a 2.000 víctimas de homicidio negras adicionales en 2015 y 2016, en comparación con las cifras de 2014.

El aumento de crímenes violentos de hoy, llamémoslo Efecto Ferguson 2.0 o Efecto Minneapolis, se ha producido con una velocidad y magnitud que hacen que Ferguson 1.0 parezca tranquilo. La muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis a fines de mayo fue condenada con justicia & # 8212, pero el evento ahora ha provocado una oleada de desprecio contra los pilares de la ley y el orden que no tiene precedentes en la historia de Estados Unidos. Todos los días, otra institución de la corriente principal, desde McDonald's hasta Harvard, denuncia a la policía, alegando sin pruebas que la aplicación de la ley es una amenaza para las vidas de los negros.

Sin duda, la primera manifestación del movimiento Black Lives Matter tuvo un portavoz en la Oficina Oval, que ahora falta. No importa. Con imprimatur presidencial o no, el renacido Black Lives Matter ha ganado miles de millones de dólares en apoyo corporativo, más miles de millones en promoción mediática gratuita las 24 horas del día y un poder despiadado para aplastar la disidencia de la narrativa ahora universal sobre fanáticos policiales asesinos.

Durante las dos semanas de anarquía nacional que siguieron a la muerte de George Floyd, los policías recibieron disparos, acuchillaron y asaltaron sus vehículos y las estaciones de policía fueron incendiadas y destruidas. American elites stayed silent. Since then, police have continued to be shot at and attacked the elites remain silent. Monuments to America’s greatest leaders are being defaced with impunity anarchists took over a significant swathe of a major American city, including a police precinct, without resistance from the authorities. And a push to defund the police gains traction by the day.

The rising carnage in the inner city is the consequence of this official repudiation of the criminal-justice system. The current tolerance and justification for vandalism and violence the silencing of police supporters and police unwillingness to intervene, even when their own precincts are assaulted — all send a clear message to criminals that society has lost the will to prevent lawlessness. In Minneapolis, shootings have more than doubled this year compared to last. Nearly half of all those shootings have occurred since George Floyd’s death, according to a Minneapolis Star Tribune analysis. On Father’s Day, a mass shooting on a crowded street uptown struck 11 people. The next day saw a chain of retaliatory shootings — the first next to a park filled with children, the next, 90 minutes later, on a notorious gang-dominated street intersection. In nearby St. Paul, reported firearms discharges have more than doubled. The same gangbangers are getting shot repeatedly. One 17-year-old boy has been shot in four different events over the last month and a half.

Ver también

Portland police declare riot as protests turn violent again

In Chicago, 18 people were killed and 47 wounded in drive- and walk-by shootings last weekend. The fatalities included a one-year-old boy riding in a car with his mother (the gunman drove up alongside and emptied his gun into the vehicle) and a 10-year-old girl struck in the head inside her home a group of youth on the street outside her house had started shooting at another group of youth nearby. The previous weekend in Chicago, 104 people were shot, 15 fatally. The deceased included a 3-year-old boy riding in a car with his father on Father’s Day — his gangbanger father was the intended victim — and a 13-year-old girl shot in her head in her home.

New York City’s homicide rate is at a five-year high the number of shooting victims was up over 42 percent through June 21 compared with the same period in 2019. The number of shootings in the first three weeks of June was over twice that of the same period in 2019, making this June the city’s bloodiest in nearly a quarter century, according to The New York Times. At 4 a.m. last Sunday, a 30-year-old woman was shot in the head in East Williamsburg, Brooklyn, at a house party. On Saturday afternoon, a man and a woman were shot to death outside a Brooklyn home. Early Friday morning, a 19-year-old girl was shot to death in the heart of Manhattan, near Madison Square Park, on East 26th Street.

Milwaukee’s homicides have increased 132 percent. “In 25 years, I’ve never seen it like this,” a Milwaukee police inspector told the Police Executive Research Forum, referring to the violence and the low officer morale. Shootings are spiking in Indianapolis. Other cities will show similar increases once their crime data are published.

By now, these drearily mindless gang shootings echo one another. Another 3-year-old boy was shot in Chicago with his gangbanger father on another Father’s Day, this one in 2016 the boy is paralyzed for life. The young children recently shot inside their homes also recall Ferguson 1.0 incidents.

In August 2016, a nine-year-old girl was shot to death in Ferguson on her mother’s bed while doing homework. The gunman was a 21-year-old felon on probation from a robbery conviction who deliberately shot at least six bullets into the home, located near a memorial for Michael Brown. But the pedigree of these domestic drive-bys is longer and more ominous. In New York, children used to sleep in bathtubs before Mayor Rudolph Giuliani and Police Commissioner William Bratton began restoring lawfulness to the city in 1994 we are fast returning to that pre-Giuliani era.

So far this year, more people have been killed in Baltimore than at this point in 2019, which ended with the highest homicide rate on record for that city. June’s killings, which eclipse those of June 2019, include a 23-year-old woman who was eight months pregnant and her three-year-old daughter. They were gunned down in their car by the father of the woman’s unborn child, according to the police.

The victims in these shootings are overwhelmingly black. So far this year, 78 percent of all homicide victims in Chicago are black, though blacks are less than a third of the population. But the defund-the-police advocates and the Democratic establishment have said nothing about the growing loss of black lives.

Instead, the Black Lives Matter movement is tweeting about police defunding, last weekend’s gay pride marches and NASCAR’s Bubba Wallace, the subject of yet another hate-crime hoax. DeRay Mckesson, an early BLM organizer in Ferguson, is retweeting about whether homophobes are secretly gay.

Activist Shaun King, who recently called for vandals to destroy stained-glass windows portraying the Baby Jesus and Mary, is retweeting that Mount Rushmore is an act of vandalism. Ja’Mal Green, a Black Lives Matter organizer in Chicago who was arrested in 2016 for assaulting and attempting to disarm an officer, offered a $5,000 reward on Saturday for information on the killing of the 1-year-old boy in Chicago, but coupled that offer with another call to defund the police. Since then, Green has been tweeting about abortion rights and the extradition of President Trump to Iran. House Speaker Nancy Pelosi is tweeting about abortion rights, gay pride and Trump’s culpability for the coronavirus epidemic. The Vera Institute for Justice, a liberal criminal-justice think tank, announced on Monday that “now is the time to spend less on policing” in order to “create safer communities for Black people.”

Actually, now would seem not to be the time to spend less on policing, with gunslingers retaking control of urban streets. The timing of the defund movement was always a puzzle, coming as it did after weeks of destructive riots during which law enforcement was wildly overmatched. Such a demonstration of the violence that lies just beneath the surface of civilization would not, one might think, be the best opening pitch for an argument to shrink police manpower and resources further.

Ver también

What does ‘defund the police’ really mean, and how would it work?

Yet the defund idea took off, with the media making sure that the looting and arson became a hazy memory (at least for those whose life’s work did not go up in flames) while alleged police racism remained in the headlines. The establishment, in further proof of the elite betrayal of the principle of law, was happy to forgive and forget the riots as an understandable release of black rage. And now, the self-described champions of black lives are pressing ahead with their anti-cop campaign, with a breezy indifference to countervailing evidence.

While 307 people have been murdered this year in Chicago, the Chicago police have killed three suspects, all armed and dangerous. In 2018, the New York Police Department recorded its lowest number of fatal civilian shootings — five — since records were first kept in 1971. (Data from 2019 have not been published.) All five victims were threatening or appeared to be threatening officers with guns or knives.

The Minneapolis Effect will not be confined to intra-racial gang violence. Sadistic and gratuitous attacks on elderly citizens have been accelerating in recent weeks — a 78-year-old woman punched casually on the head in Brooklyn an 80-year-old man knocked to the ground, dragged and robbed in the Bronx and a 92-year-old woman slammed into a fire hydrant in Manhattan’s Gramercy Park. The high-volume delegitimization of American justice and the incessant drumbeat about white supremacy will likely result in an increase in black-on-white violence, which already accounts for 85 percent of all interracial attacks between blacks and whites.

Meanwhile, criminal-justice leaders themselves are surrendering. The New York Police Commissioner has disbanded the department’s most effective tool for getting illegal guns off the street, the plainclothes Anti-Crime Unit. Officers across the country are being told to ignore low-level offenses, and urban D.A.s are refusing to prosecute public-order arrests, on the ground that Broken Windows policing is racist — until, that is, an outbreak of particularly irksome disorder becomes too widespread, as is the case with the current fireworks discharges. The head of the Lieutenants Benevolent Association in New York has advised its members to use their “utmost discretion” in responding to fireworks complaints unless New York Mayor Bill de Blasio “unequivocally commits to having our officers enforce fireworks infractions and the District Attorneys verbally commit to processing fireworks offenses” (emphasis in original). Otherwise, warns the LBA president, officers are merely being set up for a new slew of phony civilian complaints.

Ambushes await officers who respond to gunfire alerts, illegal house parties and other crimes. This weekend, New York officers were assaulted with bottles and garbage by a group of about 500 people at 3:45 a.m. in Harlem as they tried to find the source of a shooting picked up by ShotSpotter technology. A Baltimore officer was shot in the stomach earlier this month while trying to break up a large party in West Baltimore. Such parties are the seedbed of gun violence the day before, a gunman had shot into a crowd at another large Baltimore party. One of Baltimore’s defunding groups, “Organizing Black,” was unmoved. “ABOLISH THE POLICE is the goal,” it wrote on Twitter, “F–K THE POLICE is the Attitude.” Two car thieves in Chicago struck an officer with their stolen car and dragged him a short distance this June. In late May, crowds threw glass bottles at Chicago officers as they tried to arrest gun suspects in one case, the crowd tried to free the suspect from a patrol car.

These are no longer the warning signs of a possible breakdown of civilized life. That breakdown is upon us. If local and national leaders are unable to summon the will to defend our most basic institutions from false and inflammatory charges of racism, they have forfeited their right to govern. Unless new leaders come forth who understand their duty to maintain the rule of law, the country will not pull back from disaster.

Heather Mac Donald is a contributing editor of City Journal, from which this column was adapted.


Introducción

Acute laminitis is a common and debilitating disease affecting both horses and ponies, often progressing to become a chronic problem and even leading to the demise of the animal. Although many different factors have been implicated as instigators for acute laminitis 1, 2 , it has traditionally been presumed that the clinical signs are a result of a common pathophysiological pathway occurring within the foot. However, the possibility that there are distinctly different mechanisms for different forms of acute laminitis is now being considered. Currently, the primary hypotheses for the key factors involved in acute laminitis include inflammation and extracellular matrix degradation, metabolic abnormalities and endothelial/vascular dysfunction 3 .

Hoof structure

The equine foot consists of a hard, keratinised hoof wall and the various structures that it encloses 4 . The hoof wall is made of the stratum externum (stratum tectorium), stratum medium and stratum internum (stratum lamellatum) 4-6 . The distal phalanx is attached to the hoof wall by the stratum internum, which attaches to the corium, creating a surface called the laminar interface 6 . This interface involves epidermal (horny) and dermal (vascular) components, with the primary and secondary epidermal laminae of the stratum internum interlocking with the primary and secondary dermal laminae of the laminar corium to form an epidermal-dermal junction bound by a basement membrane 4, 6 .

Basement membrane within the digit

The basement membrane maintains the structural integrity of the digit, contributes to its thermoregulatory control and influences the exchange of nutrients 7, 8 . It is made up of the lamina densa, anastomosing cords of type IV y type VII collagen ensheathed in glycoproteins (such as laminin) that attach directly to the plasma membrane of the epithelial cells to form a boundary between the keratinised epidermis and the fibrous connective tissue of the dermis 9-12 . Epithelial cells usually attach to the basement membrane by adhesion molecules (integrins) that are components of the plasma membrane 13-15 . Although adhesion molecules within the equine digit have not been identified completely, it seems likely that the attachment of the basement membrane and epithelial cells within the equine digit is similar to that found in other species, because collagen and laminin are present in the basement membrane 9, 10, 16 .

Digital blood supply

The medial and lateral palmar (or plantar) digital arteries supply arterial blood to the foot 4 . The blood supply can be further divided into the dorsal coronary dermis, palmar (or plantar) coronary and laminar dermis and dorsal laminar and solar dermis, with each area supported by defined branches of the palmar (plantar) digital arteries 4, 17 . The dorsal laminar region is supplied with blood in a distal-to-proximal direction, and the arteries supplying this region are the last to be perfused with minimal collateral circulation available 17, 18 . The venous drainage of the foot directs blood predominantly up the palmar/plantar aspect, with an extensive venous plexus under the skin of the coronary band. Most veins within the equine digit have no valves but do have thick muscular walls that can withstand high intravascular pressures 4, 8 .

The digital microcirculation is extremely complex, with thin vascular sheets arranged between the laminar projections. These vascular sheets consist of interconnecting arteries that enter the laminar circulation axially between pairs of veins, with branches of these arteries abaxially giving rise to capillaries oriented proximo-distally and arranged in abaxially placed rows 4, 19 . The laminar veins are arranged in a similar manner to the arteries and form the bulk of the vascular skeleton 4 . There are between 50 and 500 arteriovenous anastomoses per square centimetre throughout the equine laminar circulation, located between central arteries and veins 4, 19 . Arteriovenous anastomoses create a direct communication between arteries and veins which, when open, provide a low-resistance pathway that bypasses the capillaries 8 . Arteriovenous anastomoses are found throughout the coronary band dermis, the coronary and terminal papillae, at the base of the dermal laminae within neurovascular bundles and along the dermal laminae of the equine digit 20 .


Related Resources

In order to have true and equal justice in society, we must have a standard&hellip

Cultural theology is the discipline of understanding what God&rsquos Word says about culture, and applying&hellip

The state is a ministry of justice - God's diaconate. But how should Christians respond&hellip

The fullness and vigour of Christianity has been in decline in the life of the&hellip

There are twelve days to Christmas, starting with December 25th and continuing to January 6th.&hellip

The closing of this letter is no more a light desert than the opening is&hellip


Arguments

The State of Georgia argued that the death penalty had been lawfully applied. The Fifth and Fourteenth Amendments provide that no state “shall deprive any person of life, liberty or property without due process of law.” Therefore, the Constitution allows a state to deprive someone of life as long as it provides due process of law. In the case of Furman, he had been found guilty through a jury of his peers and sentenced. The attorneys argued that the death penalty has served as a means to deter particularly violent and awful crimes since the time in which the U.S. Constitution and the Eighth Amendment were written. The death penalty should be abolished by individual states, rather than the Supreme Court, the attorneys added in their brief.

Attorneys on behalf of Furman argued that his sentence was “a rare, random and arbitrary infliction” of punishment, not allowed under the Eighth Amendment. Specifically for Furman, the fact that he had been sentenced to death when there were conflicting reports of his “mental soundness” was particularly cruel and unusual. The attorneys further pointed out that the death penalty was used more frequently against poor people and people of color. The jury that convicted Furman knew only that the victim died by a shot from a handgun and that the defendant was young and Black.


American ake Kwon Do Moo Duk Kwan Federation

Established in 1992 by Charles Graham

The modern history of American Tae Kwon Do Moo Duk Kwan can be traced back to 1961. This is the year that Tae Kwon Do and Moo Duk Kwan formed one organization. As far as we are concerned, Master Chun Chae Kyu (instructor of Eugene Perceval Jr.), was the head of that organization. After returning home from Korea in 1964, Grandmaster Eugene Perceval Jr. (Click for bio), founded Tae Kwon Do Moo Duk Kwan U.S.A. Students of GM Perceval included now GM Forrest Blair and GM Charles Graham (click for bio).

In 1974, ties were broken with GMs Eugene Perceval Jr. and Forrest Blair. This led to GM Graham's (then 3rd Dan) founding of American Tae Kwon Do Moo Duk Kwan in 1977. Grandmaster Graham vision was to bring about a renewal of the old philosophy with attitudes for the future. The newly formed organization began to set its course for its ensuing success and growth. It's also during this time that its most influential black belt instructors and masters began their training.

At that time, classes were held in the basement of "Chuck's" home on Phillips Avenue in Browns Mills. Those were the good ole' "basement days" that he fondly refers too. The basement days saw the foundation being established for what is now known as the American Moo Duk Kwan Federation. It was also a time in which our organization and system were in their initial stages of growth. The most influential instructors were being raised and mentored as leaders of this new organization. It wasn't uncommon to have multiple black belts instructors and masters such as Johnnie Q. Wade, Roy Wade, Jeffrey Whitehead, Ray Thomann, Herman Davis, Stanley Heath, Roy Donald, and many others be in attendance during class. It was a great time to train, as much wisdom and knowledge was shared by the pioneers of the system.

American Tae Kwon Do Moo Duk Kwan, under Grandmaster Graham, was unlike the traditional Korean schools and organizations that became popular in the 1970's and early 1980's. Although it maintained many of those early traditions, the organization's approach instilled American values while striving to develop a true warriors mentality. The strength, focus and direction of this organization was found in the diversity of its black belt membership. This made it very unique, genuine and tenable.

As a style, its influence is found in various Asian martial arts styles, American boxing, military technique, and grappling. The organization also adopted military discipline, a ranking system, and the use of traditional forms, modeled from Japanese Shotokan kata modified by the early Korean martial arts founders.

Under his guidance, the American Moo Duk Kwan Federation was established in 1992. This organization was formulated to provide a strong, unified and credible body of martial artists. The American Tae Kwon Do Moo Duk Kwan Federation is credited with producing many high caliber black belt instructors and masters who continue to uphold and promote its legacy, history and traditions.


Ver el vídeo: Existe alguna evidencia para que los Ateos crean en Dios? (Octubre 2021).