Podcasts de historia

Lápidas judías en Yeghegis, Armenia

Lápidas judías en Yeghegis, Armenia


Armenia histórica

Hay registros históricos que atestiguan la presencia de judíos en la Armenia pagana, antes de la expansión del cristianismo en la región por parte de San Gregorio el Iluminador. Los primeros historiadores armenios medievales, como Moses Khorenatsi, sostuvieron que durante la conquista del rey armenio Tigranes el Grande (95-55 a. C.), trajo consigo a 10.000 judíos cautivos al antiguo Reino de Armenia (que abarcaba lo que comúnmente se conoce como Gran Armenia ) cuando se retiró de Judea, debido al ataque romano a Armenia (69 a. C.). Tigranes II invadió Siria y probablemente también el norte de Israel. [2] [3] Una gran población judía se estableció en Armenia desde el siglo I a. C. Una ciudad en particular, Vartkesavan se convirtió en un importante centro comercial. [4] Por lo tanto, se estableció la comunidad judía de Armenia. Como el resto de la población de Armenia, sufrió las consecuencias de los poderes regionales que intentaron dividir y conquistar el país. [5] Hacia 360-370 d. C., hubo un aumento masivo de la inmigración helenística judía en Armenia, muchas ciudades armenias se volvieron predominantemente judías. Durante este período (siglo IV d. C.), después de la conquista de Armenia por el rey sasánida Shapur II, deportó a miles de familias judías de la Armenia persa y las reasentó en Isfahan (el actual Irán). [3] [6]

Las familias judías fueron deportadas a Armenia y se establecieron en Artashat, Vaghasabat, Yervandashat, Sarehavan, Sarisat, Van y Nakhichevan. [ cita necesaria ] Tournebize sostiene que los asirios deportaron judíos a Armenia y no al valle de Khabur. [ cita necesaria ] Aslan menciona que los judíos de Samaria fueron deportados a Armenia. [ cita necesaria ]

En 1996, los restos de un cementerio judío medieval de una comunidad judía medieval previamente desconocida fueron descubiertos en el pueblo de Yeghegis, en la provincia sureña de Vayotz Dzor. En 2000, un equipo de la Universidad Hebrea de Jerusalén excavó en el lado sur del río Yeghegis, frente al pueblo, un cementerio judío con 40 lápidas con inscripciones hebreas que datan de 1266 y 1497. Michael Nosonovsky ha declarado que "La palabra khawajah es de persa origen y probablemente indica que los judíos que se establecieron en Yeghegis vinieron de Persia y mantuvieron el persa como su idioma hablado. Las citas bíblicas y las fórmulas talmúdicas son evidencia de un alto nivel de aprendizaje en la comunidad ". [7] Un grupo de arqueólogos e historiadores armenios e israelíes excavó el sitio en 2001 y 2002 y encontró 64 lápidas más. Algunas están decoradas con motivos del reino orbeliano. El equipo arqueológico también encontró tres molinos, que según el obispo muestran que la comunidad tenía un negocio porque un molino podía alimentar a varias familias. [8] Veinte de estas lápidas tenían inscripciones, todas en hebreo excepto dos, que estaban en arameo. La piedra más antigua data de 1266 y la última fecha es 1336/7. [9]


Archivo: Cementerio Judío, Armenia.jpg

Haga clic en una fecha / hora para ver el archivo tal como apareció en ese momento.

Fecha y horaMiniaturaDimensionesUsuarioComentario
Actual10:14, 29 de septiembre de 20133.648 × 2.736 (2,22 MB) ParapianoPágina creada por el usuario con UploadWizard


Lápidas judías en Yeghegis, Armenia - Historia

Aprenda más sobre la historia judía de Armenia y la vida judía en Armenia hoy.

• Herencias judías en Armenia
• Descubra pueblos remotos y senderos de ganaderos entre los bosques y pastos altos
• El viaje perfecto para recargar las pilas
• Gargantas espectaculares

Estos viajes se pueden personalizar durante todo el año para satisfacer sus necesidades.

Día 1

City tour (En este día exploramos Ereván, la antigua y joven capital de Armenia, exploramos casas tradicionales escondidas detrás de imponentes edificios de estilo soviético y visitamos Vernisage) -Echmiadzin-Oshakan.

Durante la noche: Hotel en Ereván
Comidas: B

Dia 2

Conduzca hasta Khor Virap con la montaña Ararat al fondo, continúe hasta el monasterio de Noravank y la aldea de Yeghegis para visitar las lápidas del cementerio judío.

Durante la noche: Hotel en Yeghegnadzor B & ampB.
Comidas: B

Día 3

El tour comienza con el traslado al pueblo de Garni para visitar el templo del Sol de Garni y continúa hasta el monasterio de Geghard (Lanza Sagrada), declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Regreso a Ereván.

Durante la noche: Hotel en Ereván
Comidas: B, D

IMPORTANTE:El itinerario anterior debe tomarse solo como una guía general. Si bien haremos todo lo posible para cumplirlo, una variedad de factores, incluidas las condiciones climáticas adversas, la inestabilidad política o las dificultades con el transporte, pueden llevar a cambios forzosos. Al viajar a ubicaciones remotas como esta, es necesario un enfoque flexible de todos los miembros del equipo. Si durante sus vacaciones el itinerario se ve afectado por circunstancias inmediatas o locales, el líder realizará los cambios que sean necesarios.
Habrá un guía profesional local de habla inglesa con experiencia y uno o más conductores de vehículos de apoyo.
Los participantes del viaje deben traer su propia ropa y equipo personal. Algunos equipos están disponibles para alquiler a través de nuestros socios locales. Solicite información en el momento de la reserva. Le recomendamos encarecidamente que adquiera su propio equipo personal.

Si tiene alguna pregunta específica que le gustaría responder, por favor Contáctenos y estaremos encantados de ayudarte.

VIAJE RESPONSABLE:El turismo puede ser una ayuda real para las comunidades locales, proporcionando ingresos, intercambios culturales positivos y un incentivo financiero para proteger su entorno natural.
Este tour hace todo lo posible para apoyar la economía local alojándose en hoteles familiares que obtienen alimentos producidos localmente. Es importante generar ingresos para las economías locales, que son predominantemente agrícolas. Visitamos pequeñas cooperativas locales cuando es posible que incentivan una mayor producción agrícola. Alojarnos en casas de huéspedes nos permite alejarnos de la ruta turística y probar la verdadera hospitalidad armenia, además de proporcionar ingresos a las comunidades más pequeñas.

Qué está incluido

* Tour Leader de habla inglesa
* Todo el transporte terrestre durante todo el viaje
* Alojamiento en hotel 1 noche (hoteles, pensiones)
* Desayunos por 1 día

Qué no está incluido

* Seguro de viaje
* Visa de Armenia
* Traslados Aeropuerto - Hotel - Aeropuerto
* Refrescos y bebidas alcohólicas con las comidas principales a menos que se especifique lo contrario, souvenirs, etc.

Hoteles y pensiones 2 * -3 *
Información adicional sobre precios

El depósito para este viaje es: 100 USD

Si tiene requisitos dietéticos especiales (por ejemplo, vegetarianos), avísenos para que podamos notificar a los restaurantes.


40 lápidas judías, de 800 años, misteriosas y hermosas

Aquí encontrará alrededor de 40 lápidas que datan de 1266 a 1337. El cementerio fue utilizado durante aproximadamente 80 años, pero luego la comunidad judía desapareció, dejando solo este cementerio como evidencia de que alguna vez ocuparon este pueblo. El cementerio fue estudiado académicamente solo en la década de 2000 y se abrió al público en 2009. Este es sin duda uno de los sitios más singulares de Armenia.

Lugar muy especial en toda Armenia. Antiguo cementerio judío con alrededor de 40 lápidas del siglo XIII, ¡10 con escritura en hebreo y arameo todavía legible! ¡Especialmente conmovedora es una escritura en la lápida del niño Tzwi, fallecido el 26/3/1295! El cementerio se utilizó solo durante 80 años, y toda la comunidad, que probablemente venía de Persia, desapareció. Es muy fácil encontrarlo, a unos 300 metros caminando desde la carretera principal del pueblo, hasta el río, cruzando el puente pronto se puede ver la puerta azul de la estrella de David al cementerio. Lugar especial para todos, no solo para los turistas judíos que llegan a Armenia. ¡Recomendado!

No conduciría durante horas para ver esto, pero vale la pena echarle un vistazo durante 10 minutos si estás en la zona, oa menos que estés particularmente interesado en los cementerios judíos.

es un lugar muy interesante, especialmente para los turistas judíos, ya que es un lugar muy antiguo donde vivía la comunidad judía de armenia. Además, la naturaleza es maravillosa aquí porque encontrarás muchas rocas aquí. Puedes ver a las águilas volar aquí, ya que es un lugar muy salvaje.

Al otro lado de un río tranquilo, rodeado de un apacible parque, se encuentra esta pequeña joya, complementada con una serie de paneles explicativos. En medio de las montañas de Armenia, este es un lugar fascinante para visitar, hacer un picnic y caminar.

Los historiadores siempre se preguntaron cómo no había raíces judías históricas en Armenia cuando lo hacían todos los países vecinos. En 1996, un obispo armenio deambuló por los restos de lápidas judías y, con la ayuda de muchos, incluidos expertos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, comenzó la excavación. La obra se completó en 2009 y se abrió para su visualización.

Nuestro guía nos informó de este lugar al planificar nuestro viaje a Armenia. Encontramos varios artículos sobre el descubrimiento, pero aún no estábamos preparados para la respuesta emocional cuando llegamos después del viaje de casi 3 horas desde Ereván. Una pequeña pared de ladrillos delimita el área que está custodiada por un aldeano local.

Fue nuestro desgarrador privilegio recitar oraciones en hebreo por estas personas que no tienen descendientes para que lo hagan por ellos. Seguirá siendo una de las experiencias más memorables y conmovedoras de todos nuestros muchos viajes por todo el mundo.


Período moderno [editar]

  • ⎖]
  • ⎗]
  • ⎘]
  • Los datos de la población judía incluyen judíos de las montañas, judíos georgianos, judíos de Bujará (o judíos de Asia Central), Krymchaks (todos según el censo soviético de 1959) y Tats. & # 9113 & # 93

En 1828, la Guerra Ruso-Persa llegó a su fin y Armenia Oriental (actualmente la República de Armenia) fue anexada al Imperio Ruso con el Tratado de Turkmenchai. Empezaron a llegar judíos polacos e iraníes, así como sabadistas (Subbotniki, Campesinos rusos que fueron desterrados a las afueras de la Rusia Imperial durante el reinado de Catalina II. Eran cristianos judaizantes y en su mayoría se convirtieron al judaísmo convencional o se asimilaron). Desde 1840 comenzaron a crear comunidades Ashkenazi y Mizrahi respectivamente en Ereván. & # 916 & # 93 Hasta 1924, la sinagoga sefardí, Shiek Mordechai, era una institución líder entre la comunidad judía. & # 913 & # 93

Según el censo del Imperio Ruso de 1897, había unas 415 personas en Alexandropol (Gyumri) & # 9114 & # 93 y 204 en Erivan (Ereván) & # 9115 & # 93 cuya lengua materna era "judía" y números significativamente menores en otros lugares 6 en Vagharshapat , & # 9116 & # 93 15 en Novo-Bayazet. & # 9117 & # 93 El número de hablantes de judío reportado fue el siguiente en otras áreas pobladas por armenios del Imperio Ruso que ahora se encuentran fuera de Armenia: 4 en Shushi (Artsakh), & # 9118 & # 93 93 en Elizavetpol (Ganja , Azerbaiyán), & # 9119 & # 93 4 en Igdir (ahora Turquía), & # 9120 & # 93424 en Kars (Turquía), & # 9121 & # 93111 en Ardahan (Turquía), & # 9122 & # 93189 en Akhalkalaki ( Georgia), & # 9123 & # 93 438 en Akhaltsikhe (Georgia), & # 9124 & # 93 72 en Shulaveri (Georgia). & # 9125 & # 93

En cuanto a Armenia occidental (Armenia turca), según cifras oficiales otomanas de 1914, 3.822 judíos vivían en los "Seis vilayets" que tenían una población armenia significativa: 2.085 en Diyarbekir Vilayet, 1.383 en Van Vilayet, 344 en Sivas Vilayet, 10 en Erzurum. Vilayet, y ninguno en Bitlis y Mamuret-ul-Aziz (Harput). Había más 317 judíos en Cilicia histórica: 66 en Adana Vilayet y 251 en Maraş Sanjak. & # 9126 & # 93

Las comunidades judías rusas se trasladaron a Armenia en mayor escala durante el período soviético, buscando una atmósfera de tolerancia en el área que estaba ausente en la República Socialista Soviética de Rusia o la República Socialista Soviética de Ucrania.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la población judía aumentó a aproximadamente 5,000. En 1959, la población judía alcanzó su punto máximo en la Armenia soviética con aproximadamente 10,000 personas. Otra ola de inmigrantes judíos llegó al país entre 1965 y 1972, principalmente intelectuales, militares e ingenieros. Estos judíos llegaron de Rusia y Ucrania, atraídos por la sociedad más liberal. & # 913 & # 93 Sin embargo, con la disolución de la Unión Soviética, muchos de ellos se fueron debido a la Primera Guerra de Nagorno-Karabaj. Entre 1992 y 1994, más de 6.000 judíos emigraron a Israel debido al aislamiento político y la depresión económica de Armenia. & # 913 & # 93 En la actualidad, la población judía del país se ha reducido a alrededor de 750. & # 915 & # 93 En 1995, se estableció la Casa Jabad en Ereván.


Entrada al tranquilo cementerio judío de Yeghegis, Armenia - fotografía de stock

Su cuenta de fácil acceso (EZA) permite a los miembros de su organización descargar contenido para los siguientes usos:

  • Pruebas
  • Muestras
  • Composicion
  • Diseños
  • Cortes toscos
  • Ediciones preliminares

Anula la licencia compuesta en línea estándar para imágenes fijas y videos en el sitio web de Getty Images. La cuenta EZA no es una licencia. Para finalizar su proyecto con el material que descargó de su cuenta de EZA, necesita obtener una licencia. Sin una licencia, no se pueden hacer más usos, como:

  • presentaciones de grupos focales
  • presentaciones externas
  • materiales finales distribuidos dentro de su organización
  • cualquier material distribuido fuera de su organización
  • cualquier material distribuido al público (como publicidad, marketing)

Debido a que las colecciones se actualizan continuamente, Getty Images no puede garantizar que ningún artículo en particular esté disponible hasta el momento de la licencia. Revise cuidadosamente las restricciones que acompañan al Material con licencia en el sitio web de Getty Images y comuníquese con su representante de Getty Images si tiene alguna pregunta al respecto. Su cuenta EZA permanecerá en su lugar durante un año. Su representante de Getty Images hablará con usted sobre la renovación.

Al hacer clic en el botón Descargar, acepta la responsabilidad de utilizar contenido no publicado (incluida la obtención de las autorizaciones necesarias para su uso) y acepta cumplir con las restricciones.


40 lápidas judías, de 800 años, misteriosas y hermosas

Aquí encontrará alrededor de 40 lápidas que datan de 1266 a 1337. El cementerio fue utilizado durante aproximadamente 80 años, pero luego la comunidad judía desapareció, dejando solo este cementerio como evidencia de que alguna vez ocuparon este pueblo. El cementerio fue estudiado académicamente solo en la década de 2000 y se abrió al público en 2009. Este es sin duda uno de los sitios más singulares de Armenia.

Lugar muy especial en toda Armenia. Antiguo cementerio judío con alrededor de 40 lápidas del siglo XIII, ¡10 con escritura en hebreo y arameo todavía legible! ¡Especialmente conmovedora es una escritura en la lápida del niño Tzwi, fallecido el 26/3/1295! El cementerio se utilizó solo durante 80 años, y toda la comunidad, que probablemente venía de Persia, desapareció. Es muy fácil de encontrar, a unos 300 metros caminando desde la carretera principal del pueblo, hasta el río, cruzando el puente pronto se puede ver la puerta azul de la estrella de David al cementerio. Lugar especial para todos, no solo para los turistas judíos que llegan a Armenia. ¡Recomendado!

No conduciría durante horas para ver esto, pero vale la pena echarle un vistazo durante 10 minutos si estás en la zona, oa menos que estés particularmente interesado en los cementerios judíos.

es un lugar muy interesante, especialmente para los turistas judíos, ya que es un lugar muy antiguo donde vivía la comunidad judía de armenia. Además, la naturaleza es maravillosa aquí porque encontrarás muchas rocas aquí. Puedes ver a las águilas volar aquí, ya que es un lugar muy salvaje.

Al otro lado de un río tranquilo, rodeado de un apacible parque, se encuentra esta pequeña joya, complementada con una serie de paneles explicativos. En medio de las montañas de Armenia, este es un lugar fascinante para visitar, hacer un picnic y caminar.

Los historiadores siempre se preguntaron cómo no había raíces judías históricas en Armenia cuando lo hacían todos los países vecinos. En 1996, un obispo armenio deambuló por los restos de lápidas judías y, con la ayuda de muchos, incluidos expertos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, comenzó la excavación. La obra se completó en 2009 y se abrió para su visualización.

Nuestro guía nos informó de este lugar al planificar nuestro viaje a Armenia. Encontramos varios artículos sobre el descubrimiento, pero aún no estábamos preparados para la respuesta emocional cuando llegamos después de casi 3 horas en coche desde Ereván. Una pequeña pared de ladrillos delimita el área que está custodiada por un aldeano local.

Fue un privilegio desgarrador para nosotros recitar oraciones en hebreo por estas personas que no tienen descendientes que lo hagan por ellos. Seguirá siendo una de las experiencias más memorables y conmovedoras de todos nuestros muchos viajes por todo el mundo.


JUDÍOS: OTROS PRIMOS DE LOS ARMENIOS

Al crecer en una diáspora armenia, viví en tres continentes cuando tenía quince años. Debido a la parte integral del genocidio en la identidad armenia, a menudo es un punto de referencia cuando se aprende sobre otras culturas y su parte o respuesta a la tragedia. De adulto, aprendí que, además de muchos otros países, culturas y personas, los franceses, griegos y judíos han sido grandes aliados del pueblo armenio. Por lo tanto, los armenios los consideran primos. El parentesco con griegos y franceses es bien conocido, así que me concentro en nuestros primos judíos.

Viví en Grecia durante tres años y rápidamente aprendí por qué armenios y griegos se consideran primos. Esto se debe en gran parte a su desdén compartido por las atrocidades cometidas contra los griegos y los armenios por el gobierno turco.

Una parte considerable de la Grecia histórica está ahora ocupada por Turquía. Entre un millón y medio de armenios, decenas de miles de griegos fueron masacrados durante la Primera Guerra Mundial, comúnmente conocido como el Genocidio Armenio. De hecho, setecientos mil asirios, decenas de miles de judíos y kurdos también fueron aniquilados físicamente por el gobierno islámico turco.

Esto es lo que suele suceder cuando me encuentro con un griego en cualquier parte del mundo. Nos saludamos, intercambiamos sutilezas, nos enteramos de la herencia del otro y comenzamos a discutir cómo somos primos. Les hablo de mis años en Grecia, viviendo en el barrio armenio de Atenas. Neos Kosmos (Nuevo Mundo), las hermosas islas, etc….

Los franceses son igualmente admirados y apreciados en la comunidad armenia. Fueron barcos franceses, comenzando con el Guichen, bajo el mando de Louis Dartige du Fournet que rescató a 4.200 armenios de Musa Dagh hacia los últimos años del Genocidio. (Más sobre Mousa Dagh cuando llegue a los judíos)

Aproximadamente medio millón de armenios eventualmente se asentarían en Francia, la mayoría de ellos supervivientes del genocidio armenio. Los padres de la legendaria superestrella franco-armenia fallecida, Charles AznavourEstaban entre ellos. (Nuevamente, más sobre Charles Aznavour cuando cubro al pueblo judío)

En 2001, el parlamento de Francia aprobó un proyecto de ley que reconocía como genocidio las masacres de armenios que vivían bajo el dominio otomano durante la Primera Guerra Mundial. Once años después, en 2012, el Senado francés aprobó un proyecto de ley que tipificaba como delito la negación del genocidio armenio.

A medida que fui creciendo, comencé a leer y estudiar el genocidio armenio. En todos los libros, materiales académicos, artículos de periódicos y revistas y documentales, vi un hilo conductor: los judíos fueron aliados fundamentales de los armenios durante y después del genocidio.

Algunas de las personas de más alto perfil que arrojaron luz sobre el genocidio y trajeron reconocimiento mundial fueron judías, y aquí están algunas de estas personas extraordinarias.

Henry Morgenthau, Sr., fue el embajador judío estadounidense en el Imperio Otomano durante el genocidio armenio. Cuando llegó a Turquía en 1915, Estados Unidos era, y permanecería hasta 1918, técnicamente neutral. Como parte del Servicio Exterior y del Departamento de Estado de los Estados Unidos, se esperaba que el Embajador Morgenthau también permaneciera neutral. No esperaba ser testigo del primer genocidio del siglo XX.

El embajador Morgenthau notó que los armenios estaban experimentando una desmilitarización. Los armenios que alguna vez sirvieron como soldados de combate se estaban transformando en trabajadores. Sus comunidades estaban siendo destrozadas y sus propiedades tomadas, sin compensación, por el estado. Y luego comenzaron las deportaciones masivas. Mientras Turquía afirmó que estaban reubicando a los armenios, el embajador Morgenthau sabía que había otros planes.

“Se está llevando a cabo una campaña de exterminio racial”, escribió Morgenthau en un despacho al Departamento de Estado. “El trato dado a los convoyes muestra claramente que el verdadero propósito era el exterminio”.

El embajador Morgenthau intentó evitar las deportaciones y los asesinatos, pero el embajador alemán Hans Reiherr von Wangenheim y ministro del Interior Talaat Pasha no hizo caso de sus advertencias. El ministro del Interior, Pasha, le preguntó una vez al embajador Morgenthau: “¿Por qué estás tan interesado en los armenios de todos modos? Eres un judio. Estas personas son cristianas ".

Morgenthau respondió: "No estoy aquí como judío, sino como embajador estadounidense. Mi país contiene algo más de noventa y siete millones de cristianos y algo menos de tres millones de judíos. Entonces, al menos en mi capacidad de embajador, soy 97% cristiano. Pero después de todo, ese no es el punto. No les hago un llamamiento en nombre de ninguna raza o religión, sino simplemente como ser humano ".

Mientras el embajador Morgenthau trató de detener las masacres de armenios, no obtuvo respuesta de los funcionarios; la mayoría negó los hechos por completo. Hizo argumentos económicos y estratégicos en un intento de convencer a Turquía de que permitiera que la ayuda estadounidense llegara a los armenios, pero la economía y la estrategia no eran motivo de preocupación para que los armenios se quedaran solos, sujetos a la terrible violencia del gobierno turco. "No queremos que los estadounidenses alimenten a los armenios", dijo el ministro de Guerra, Ismail Enver Pasha, al embajador Morgenthau, "esto es lo peor que les podría pasar".

El gobierno turco estaba disgustado con el interés que el embajador Morgenthau pagó a los armenios. Trató de dar los $ 100,000 en ayuda que había recibido de la Estados Unidos a los armenios, pero en todos los rincones fue rechazado. El gobierno turco insistió en que deberían recibir la ayuda directamente, pero el embajador Morgenthau sabía que esa no era una opción, solo resultaría en la muerte de más armenios. Buscó formas de brindar ayuda, pero los funcionarios turcos no harían nada para detener o incluso admitir sus planes de genocidio. Hasta el día de hoy, la tradición de negación de Turquía permanece sin cambios.

Cuando los enfrentamientos con Turquía resultaron infructuosos, el embajador Morgenthau se acercó a los secretarios de Estado de EE. UU. William Jennings Bryan y Robert Lansing por apoyo, sin ningún éxito. Luego se acercó Presidente Woodrow Wilson, buscando ayuda para el pueblo armenio. En todas las ocasiones, el Embajador fue rechazado. Se convirtió en un paria dentro de la Casa Blanca como campeón de los armenios. El embajador Morgenthau decidió entonces renunciar a su cargo para compartir esta información con la prensa.

Amigo de Morgenthau Adolph Ochs de El New York Times ayudó a dar a conocer la información sobre el genocidio armenio. El 20 de mayo de 1916, un titular del New York Times dice: "Morgenthau busca ayuda para los armenios: dice que ellos y los musulmanes necesitados de Turquía morirán de hambre el próximo invierno a menos que se les ayude". Ocho días después, apareció un titular en el El Correo de Washington, "Millones mueren en las masacres armenias que Morgenthau cuenta sobre las barbaridades". El titular de un artículo del 11 de diciembre de 1917, “Dice que los alemanes ayudaron en las matanzas de armenios, Morgenthau le dice a Hero Land Audience sobre la ayuda brindada a los turcos por parte de los oficiales. Ahora búsquenos ayuda ".

En sus memorias, La historia del embajador Morgenthau, Morgenthau expresa su pesar por no haber podido detener el genocidio armenio.

“Mi fracaso en detener la destrucción de los armenios había convertido a Turquía para mí en un lugar de horror, y encontré intolerable mi nueva asociación diaria con hombres que, por amables, complacientes y afables que pudieran haber sido con el embajador estadounidense, eran aún apestando a la sangre de casi un millón de seres humanos ".

Si bien su tremendo trabajo a favor de los armenios no detuvo las atrocidades, sus escritos sirven hoy como prueba del genocidio armenio.

Franz Werfel era un judío austríaco que, en 1933, escribió el libro más conmovedor hasta la fecha, Los cuarenta días de Musa Dagh, sobre el genocidio armenio. Anteriormente, escribí sobre los barcos franceses que rescataron a 4.200 armenios de Musa Dagh, por lo que este es el capítulo de la historia sobre el que escribió Werfel.

La novela se centra en la autodefensa de una pequeña comunidad de armenios que viven cerca de Musa Dagh, una montaña en Provincia de Hatay en el imperio Otomano, ahora parte del sur de Turquía, en la costa mediterránea, así como los eventos en Estanbul y capitales de provincia, donde la Joven turco El gobierno orquestó las deportaciones, los campos de concentración y las masacres del imperio y los ciudadanos armenios. Debido a esto o quizás a pesar de ello, los hechos y el alcance del Genocidio Armenio eran poco conocidos hasta la novela de Werfel, que implicó una investigación voluminosa y generalmente se acepta como basada en hechos históricos.

Werfel conoció la saga armenia por un encuentro casual en Damasco, y el resultado fue una novela superventas sobre la campaña de los turcos en 1915 contra los armenios. Describió el libro al público diciendo cómo "uno de los pueblos más antiguos y venerables del mundo ha sido destruido, asesinado, casi exterminado ... por sus propios compatriotas".

La novela se publicó originalmente en alemán en noviembre de 1933. Logró un gran éxito internacional y se le atribuye haber despertado al mundo a las pruebas de la persecución y el genocidio infligidos a la nación armenia durante la Primera Guerra Mundial. Los cuarenta días de Musa Dagh también presagian los Holocausto de Segunda Guerra Mundial debido en parte al aumento de Adolf Hitler y Alemania nazi, que fue paralelo a la creación de la novela.

Como era de esperar, "Los cuarenta días" fue uno de los primeros libros consignados a las hogueras por los nazis.

Las maquinaciones turcas también cruzaron el Atlántico, donde Forty Days estaba causando tal revuelo que MGM había tomado la decisión de convertirla en una película épica, protagonizada por Clark Gable. En 1934, MGM compró los derechos para convertir la novela en una película. Jefe de MGM, Louis B. Mayer, creía que Los cuarenta días de Musa Dagh era uno de los pocos grandes libros escritos desde Guerra y paz por Leo Tolstoyy soñaba con hacer la película.

Disputas diplomáticas de Ankara y la interferencia del Departamento de Estado en DC hasta Hollywood finalmente surtió efecto: la película quedó en suspenso y sus derechos pasaron hasta que se armó una producción de bajo presupuesto a principios de los 80.

Turquía aplicó presión sobre el Departamento de Estado de EE. UU. para influir en la Oficina de Hays (oficina de censura de Hollywood) para exhortar a MGM a cancelar la producción de la película. Hasta el día de hoy, se ha convertido en la producción cinematográfica más intermitente en la historia de Hollywood. Directores y actores destacados como Elia Kazán, Rouben Mamoulian, y Silvestre Stallone a lo largo de las décadas ha intentado producir la película basada en la novela de Werfel.

Este libro está completamente documentado sobre la base de la investigación en los archivos de MGM y el Departamento de Estado de EE. UU., Los documentos de Franz Werfel en el Biblioteca de colecciones especiales de UCLA, los Instituto de Cine Americano, y entrevistas a personalidades involucradas en el proyecto cinematográfico. Los componentes básicos de la investigación histórica están cubiertos de una manera que finalmente revela la verdad de una película negada.

Rafael Lemkin Es la razón por la que lo llamamos como fue: un genocidio. “Me interesé en el genocidio, porque sucedió muchas veces. Les pasó a los armenios y después de los armenios, Hitler tomó medidas ".

Las memorias de Lemkin # 8217 detallan la exposición temprana a la historia de los ataques otomanos contra los armenios (que la mayoría de los estudiosos creen que constituyen un genocidio), pogromos antisemitas y otras historias de violencia dirigida por grupos como clave para formar sus creencias sobre la necesidad de protección legal de grupos. Ya en 1933, estaba trabajando para introducir salvaguardias legales para grupos étnicos, religiosos y sociales en foros internacionales, pero sin éxito. Cuando el ejército alemán invadió Polonia, escapó de Europa, llegando finalmente a la seguridad en los Estados Unidos, donde asumió un puesto de profesor en Universidad de Duke. Se mudó a Washington DC, en el verano de 1942, para unirse al Departamento de Guerra como analista y pasó a documentar las atrocidades nazis en su libro de 1944, Axis Rule in Occupied Europe. En este texto, introdujo la palabra "genocidio".

“Por 'genocidio' nos referimos a la destrucción de una nación o de un grupo étnico. Esta nueva palabra, acuñada por el autor para denotar una vieja práctica en su desarrollo moderno, está hecha de la palabra griega antigua genos (raza, tribu) y del latín cide (matar)…. En términos generales, el genocidio no significa necesariamente la destrucción inmediata de una nación, excepto cuando se logra mediante la matanza masiva de todos los miembros de una nación. Se trata más bien de significar un plan coordinado de diferentes acciones encaminadas a la destrucción de los fundamentos esenciales de la vida de los grupos nacionales, con el objetivo de aniquilar a los propios grupos. El genocidio está dirigido contra el grupo nacional como entidad, y las acciones involucradas están dirigidas contra individuos, no a título individual, sino como miembros del grupo nacional ”.

En su autobiografía, Totalmente no oficial (escrito durante la década de 1950), el impacto de las masacres de los armenios otomanos en su pensamiento aparece desde el principio. Recuerda que aún era un adolescente cuando se enteró de que el destino de los armenios en Turquía era una parte inextricable de la Gran Guerra: “En 1915, los alemanes ocuparon la ciudad de Wolkowysk y toda la zona. Empecé a leer en ese momento, a leer más historia, a estudiar si los grupos nacionales, religiosos o raciales como tales estaban siendo destruidos. La verdad salió a la luz ... después de la guerra. En Turquía, más de 1.200.000 armenios fueron ejecutados por el único motivo de ser cristianos ”. La guerra no solo había tenido un impacto inevitable en su región de origen, sino que Lemkin señala claramente que el destino de los armenios lo llevó a pensar en el destino de "grupos nacionales, religiosos o raciales". Y aunque el gobierno otomano había erradicado a casi todos los griegos y asirios —los otros grandes grupos cristianos dentro de las fronteras del Imperio durante este período— fue el caso armenio en el que Lemkin se centró más intensamente.

“Después de la ... guerra, el gobierno británico arrestó e internó a unos ciento cincuenta criminales de guerra turcos en la isla de Malta. Los armenios enviaron una delegación a la conferencia de paz en Versalles y exigió justicia. Entonces, un día, leí en el periódico que todos los criminales de guerra turcos iban a ser liberados. Me quedé impactado. Una nación que mató y los culpables fueron puestos en libertad. ¿Por qué se castiga a un hombre cuando mata a otro? ¿Por qué el asesinato de un millón es un crimen menor que el asesinato de un solo individuo? ... No sabía todas las respuestas, pero sentí que el mundo debía adoptar una ley contra este tipo de asesinato racial o religioso ".

Cuando los nazis invadieron Polonia, Lemkin encontró un refugio seguro en los Estados Unidos, donde se ganó una reputación como erudito legal después de su trabajo en la Universidad de Duke, en el gobierno de los Estados Unidos y en Yale Universidad, posiciones que le permitieron continuar los esfuerzos contra los asesinatos selectivos en el Juicios de Nuremberg de oficiales alemanes, y también en la ONU. Se le ocurrió “genocidio” como un término original con el fin de resaltar el fenómeno y darle suficiente profundidad para que se erija por sí solo como una categoría legal. Lemkin menciona en una entrevista televisiva de la época cómo la palabra, que combina raíces griegas y latinas, fue informada por la experiencia armenia.

Steven Spielberg y su equipo acumuló más de 50.000 testimonios de sobrevivientes del Holocausto durante la década de 1990, la organización que se convirtió en la Fundación USC Shoah, el Instituto de Historia Visual y Educación continúa recopilando testimonios del Holocausto y otros genocidios.

En abril de 2010, la USC Shoah Foundation firmó un acuerdo histórico con el cineasta Dr. J. Michael Hagopian, su esposa Antonieta y el Fundación de Cine de Armenia. El acuerdo allanó el camino para la preservación y difusión de la mayor colección de entrevistas filmadas de sobrevivientes y testigos del genocidio armenio.

Las entrevistas fueron realizadas por Hagopian, quien las grabó en una película de 16 mm entre 1975 y 2005 para una serie de documentales. El archivo de J. Michael Hagopian / Armenian Film Foundation de casi 400 testimonios de sobrevivientes y testigos oculares filmados es la primera colección de la Proyecto de digitalización del genocidio armenio.

Robert Lantos, a Hungría judío nacido, que se crió en Uruguay, es uno de CanadáProductores más prolíficos y célebres. También es socio productor y colaborador desde hace mucho tiempo del director armenio-canadiense, Atom Egoyan, uno de los directores más célebres de nuestra generación. El Sr. Lantos prometió que apoyaría una película sobre el genocidio si Egoyan alguna vez se sentía preparado para hacer una. Lantos es cofundador de Películas de la Alianza quien mas tarde comenzo Películas de Serendipity Point, proporcionó a Egoyan un presupuesto de $ 12 millones. Con el apoyo de Lantos, Atom Egoyan produjo y dirigió Ararat, una película brillante que explora el impacto actual de la negación del genocidio armenio por parte del gobierno turco. La película fue honrada como el mejor largometraje canadiense de 2002 en el Canadá Premios Genie presentado por el Academia de Cine y Televisión Canadiense.

Mike Medavoy empujó La Promesa hacia adelante. Late Armenian-American billionaire, Kirk Kerkorian gave $100 million of his fortune to make the Genocide film, The Promise, and made Dr. Eric Esrailian in charge of making his dream come true. According to an insider, even with this hefty budget, the project had a hard time getting off the ground until veteran producer, Jewish-American, Mike Medavoy, stepped in.

Co-founder of Orion Pictures, former chairman of TriStar Pictures, former head of production for United Artists and current chairman and CEO of Phoenix Pictures, Mike Medavoy is by far one of most successful film producers of all time. Medavoy was born in porcelana to Jewish parents, raised in Chile, before moving to the United States in the early 1960s.

Sample some of the best films over the past forty years and there’s a good chance Mike Medavoy played a role in the success of many of them. From agent to studio chief to producer, he has been involved with over three-hundred feature films, of which seventeen have been nominated and seven have won Best Picture Oscars.

According to my source, The Promise attracted a great deal of attention and support, once Mike Medavoy got involved with the project.

Armenians and Jews are natural allies, kindred spirits and share similar histories. They have often faced persecution, which culminated in the Armenian Genocide of 1915 and the Holocaust of the Jews in WWII. Adolf Hitler in fact modeled the Holocaust on the Ottoman extermination of the Western Armenians. On August 22, 1939, in preparation for the impending invasion of Polonia, Hitler stated to Reichmarshal Hermann Goering and the commanding generals at Obersalzberg, “Who, after all, speaks today of the annihilation of the Armenians?”

Armenians and Jews have a history of reciprocal love and compassion, especially since the tragedies of the 20 th century.

A child of Genocide survivors, the late French Armenian superstar, Chales Aznavour, was often mistaken as Jewish because of his affinity for the Jewish culture and traditions. He appeared in French films over the years playing Jewish characters, and his version of the Yiddish canción La Yiddishe Mama has been one of his enduring hits. His haunting 2011 song J’ai Connu, “I Knew”, is told from the perspective of a Jew imprisoned in a Nazi concentration camp. Aznavour has performed repeatedly in Israel, most recently in October 2017.

On his visit to the Jewish state, Mr. Aznavour met with Israel’s President Reuven Rivlin who bestowed on Mr. Aznavour and his sister Aida los Raoul Wallenberg Medal, given by the International Raoul Wallenberg Foundation, in recognition of the Aznavour family for saving the lives of several Jews and others during World War II.

Aznavour, the son of parents who fled the Armenian Genocide in Turkey of 1915-1918 to find safety in Paris, had previously said little about his parents’ heroic wartime activities.

That changed in 2016. Aznavour worked with Israeli researcher Dr. Yair Auron to write a Hebrew language book published in Israel that details the ways his family saved the lives of several people in wartime France. The book, titled Matzilim Tzadikim V’Lohamim, or “Righteous Saviors and Fighters” in English, will be translated into French and Armenian, too.

“We grew up together in the Les Marais district” in Paris, Aznavour recalled where many immigrants mingled together, including both Jews and Armenian refugees. “They were our neighbors and friends.” By the time World War II broke out, a then-teenage Charles Aznavour lived with his parents Michael and Knar Aznavour and his sister Aida at 22 Rue de Navarin, in Paris’ 9th Arrondissement. That small, three-room apartment would become a safe haven, Aznavour explained, for Jews and others who were hunted by the Nazis.

The first person the Aznavour family sheltered was a Romanian Jew who lived in Germany. That Jew, whose name the singer no longer remembers, was accused of subversion and had been sentenced to death. He’d escaped to France disguised as a German soldier, but had been discovered and he was being hunted by the Gestapo. A friend alerted Michael Aznavour of the situation and the family took him in.

Aida Aznavour wrote in the book, “We understood that the Jews were going to be the victims of brutality. We looked upon the Jews with sadness and sorrow.” Having escaped persecution in Armenia, “we knew what genocide was.”

It was clear that if the Nazis found this man in our house, they’d kill us right away. She recalled that her parents never hesitated to shelter Jews, “even though it was clear that if the Nazis found this man in our house, they’d kill us right away. We told him that our home was his home, and we treated him warmly, like a good friend who had to extend his stay. For a few days, he even slept in the same bed as Charles.”

Later, a female acquaintance of the Aznavours asked them to hide her Jewish husband, whose name Charles and Aida recall was Simon. Simon had been rounded up with other Parisian Jews and sent to the Drancy concentration camp, but he had escaped. The Aznavours took him in, and later on, Charles and Aida recall, they sheltered a third Jew in their tiny apartment, as well.

As the occupation of Paris continued, the Aznavour family also sheltered Armenian soldiers who’d been forcibly drafted into the German army and had deserted rather than fight for the Nazi regime. At times, there were up to eleven refugees hiding in the family apartment, sleeping on the floor at night.

Miguel y Knar Aznavour helped the refugees obtain false papers, and Charles and Aida offered aid as well. It was the teenagers’ job to burn the Nazi uniforms of the Armenian deserters and dispose of the ashes far from home, the siblings recall.

The Aznavour family was close with another Armenian couple living in Paris, Melinee y Missak Manouchian, who helped found and run an underground resistance movement in Paris called L’Affiche Rouge (The Red Poster). Charles Aznavour explained that though his parents were not formally members of the group, they helped members of the organization and even hid Melinee and Missak Manouchian for several months while they were hunted by the Gestapo, after their other friends refused to risk their lives to help.

Charles Aznavour explained, “My parents knew the danger was there every day, but my sister and I only grasped it later. We were ‘crazy’ young people. We were living out our youth and we followed in our parents’ footsteps. Only after the war did we realize how great the risk really was.”

Armenia is proud of its Jewish community, which dates back more than 2,000 years. There are historical records that attest the presence of Jews in pagan Armenia, before the spread of Christianity in the region by St. Gregory the Illuminator.

There are about five-hundred Jews presently living in the Republic of Armenia, mainly in the capital Yerevan. They are mostly of Ashkenazi origin, while some are Mizrahi y georgiano Jews.

The Jewish Community in Yerevan is currently headed by Chief Rabbi Gershon Burshtein desde el Chabad Lubavitch, and the sociopolitical matters are run by the Jewish Council of Armenia.

In 1996, the remains of a medieval Jewish cemetery from a previously unknown medieval Jewish community were discovered in the village of Yeghegis, in the southern province of Vayotz Dzor. In 2000, a team from the Hebrew University of Jerusalem excavated the southern side of the Yeghegis River, opposite the village a Jewish cemetery with forty gravestones with Hebrew inscriptions dating from 1266 and 1497.

A group of Armenian and Israeli archaeologists and historians excavated the site in 2001 and 2002 and found 64 more tombstones. Some are decorated with motifs of the Orbelian kingdom. The archaeological team also found three mills, which the bishop says show that the community had a business because one mill could feed several families. Twenty of these tombstones had inscriptions, all in Hebrew except for two, which were in arameo. The oldest dated stone was from 1266 and the latest date was 1336.

Holocaust Memorial, Yerevan, Armenia

The Holocaust Memorial in Yerevan is a symbol of solidarity between the two nations, Armenia and Israel. The Memorial has a bilingual inscription which states “To live and never forget: In memory of the victims of both the Armenian Genocide and Jewish Holocaust.

Likewise, Armenians have a long history in the Jewish State as well. los Armenian Quarter is one of the four quarters of the walled Old City of Jerusalem.

The Armenian presence in Jerusalem dates back to the 4th century, when Armenia adopted Christianity as a national religion and Armenian monks settled in Jerusalem. Hence, it is considered the oldest living diaspora community outside the Armenian homeland. Gradually, the quarter developed around the St. James Monastery, which dominates the quarter, and took its modern shape by the 19th century. The monastery houses the Armenian Apostolic Church’s Jerusalem Patriarchate, which was established as a diocese in the 7th century.

Ultimately, all humankind is connected and we are one big family. But I especially like being mistaken for a Greek sometimes and am able to speak Greek. I’m proud of being able to annunciate French words correctly, especially with letters j, r and g. Equally, I like learning new Yiddish and Hebrew words and being called an “honorary Jew” by my Jewish friends. I have fifty-six first cousins, but I especially like my chosen Greek, French and Jewish cousins.

I close by quoting one of my favorite writers, the great Elie Wiesel, “We must take sides. Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented.”


Mysterious and suprising

This somehow hidden cemetery is one of the most uniques place you can visit in Armenia or all over the world. If you happen to be around, go and visit. The history of the cemetery is explained on different signs. Much of its history is not known until today, which makes it an outstanding experience and you start to create your own stories to it. The setting is marvellous, a natural beauty.

It's pretty, but don't go there of this is your only goal in this village. there is one sign and a few tombstones on the beginning of the village. This is not it. go further in.

It's an ancient and small jewish cemetery in a small area under a huge mountain. A place of absolute peace and meditation. The inscriptions contain old Jewish funerary language and biblical verses.

To find such an old Jewish cemetery in Armenia is something unique and moving. It is considered among the oldest Jewish cemeteries in the world. It was excavated only recently in 2000, by archeologist from Israel. If you read Hebrew you can find Hebrew words on some of the graves..

Here you will find about 40 tombstones dating from 1266 to 1337. The cemetery was used for about 80 years, but then the Jewish community disappeared, leaving only this cemetery as evidence they once occupied this village. The cemetery was studied academically only in the 2000s and was opened to the public in 2009. This is undoubtedly one of the most unique sites in Armenia.

Very special place in whole Armenia. Old Jewish cemetery with about 40 tombstones from 13th century - 10 with Hebrew and Aramaic still readable writing! Specially touching is a writing on a gravestone of young boy Tzwi, died on 26/3/1295! Cemetery was used for only 80 years, and whole comunity, which probably came from Persia, dissapeared. It's very easy to find it, about 300 meters walk down from the main road of the village, down to the river, across the bridge you can soon see blue David star door to the cemetery. Special place for all, not only Jewish tourists coming to Armenia. Recommended!

This is the version of our website addressed to speakers of English in United Kingdom . Si reside en otro país o región, seleccione la versión adecuada de Tripadvisor para su país o región en el menú desplegable. más


Ver el vídeo: Katedra Zwartnoc - Զվարթնոց - Zvartnots Cathedral - Armenia (Octubre 2021).