Podcasts de historia

Turismo en Brasil - Historia

Turismo en Brasil - Historia

Brasil

En 2017 llegaron a Brasil 6.589.000 turistas, un aumento de 40.000 respecto al año anterior. El turismo representó 7.094.000 puestos de trabajo en Brasil en 2017, lo que representa el 7,8% del empleo. Toursim fue responsable del 8,5% del PIB de Brasil


7 cosas que debe saber sobre la prostitución en Brasil


Fuente: tup wanders

La prostitución, sin duda, es una de las profesiones antiguas en la tierra, que se remonta a los primeros días dorados. Es, incluso en la actualidad, una práctica común para una mayoría compacta de la población brasileña incluso ahora. Aunque la prostitución, el acto de intercambiar sexo por dinero, es decir, podría ser la profesión ancestral del universo, muchos aspectos sobre ella plantean la necesidad de desmitificación y, por lo tanto, hemos hecho una rápida descripción general de todo el escenario de la prostitución en Brasil.


1. Sao Miguel das Missoes

Sao Miguel das Missoes fue una reducción fundada en el siglo XVIII por los jesuitas o la "Compañía de Jesús" y destinada a convertir a la población indígena guaraní al cristianismo.

Muy pocos restos de Sao Miguel das Missoes, la mayor parte de este sitio histórico fue destruido en 1768 como parte de una campaña para expulsar a los jesuitas. La iglesia, de la que quedan algunas ruinas, ya había sido devastada por un incendio en 1760.

2. Museo de la prisión de Carandiru

Conocida localmente como 'Casa de Detencao', la Casa de Detención, la prisión de Carandiru en la capital de Brasil, São Paulo, fue diseñada y construida por Samuel das Neves en 1920 y, en ese momento, era una instalación correccional de última generación que más que cumplió con las exigencias del Código Penal de Brasil de 1890.

Los primeros presos llegaron en 1956 y, muy rápidamente, el hacinamiento se convirtió en un problema grave. En su apogeo, había más de 8,000 prisioneros en Carandiru (con solo 1,000 guardias como compañía) e inevitablemente, las pandillas tomaron el control de los bloques de celdas. El personal médico se mostró reacio a acudir, lo que provocó condiciones no tratadas, lo que provocó infecciones y la muerte. La desnutrición y el hambre también eran comunes y durante la década de 1980, una grave epidemia de SIDA se extendió por toda la prisión.

Finalmente, en octubre de 1992, una revuelta de prisioneros en las condiciones inhumanas inició la madre de todos los disturbios en las cárceles. En lo que se conoció como la Masacre de Carandiru, la Policía Militar del Estado de São Paulo, haciendo poco o ningún esfuerzo para intentar la ruta diplomática, irrumpió en los bloques de celdas y mató a 102. Otros nueve presos fueron presuntamente asesinados por compañeros de prisión en uno de las horas más oscuras del Brasil moderno.

El certificado de defunción de la prisión fue firmado y demolido en 2002. Hoy, el Museo Penitenciario Paulista en el norte de la ciudad ocupa el único bloque de celdas que queda y tiene como objetivo preservar los documentos de la prisión que cuentan la historia de uno de los más brutales del mundo. prisiones.

La colección de 21.000 piezas incluye pinturas, esculturas y muebles detallados hechos por prisioneros en talleres creativos, así como objetos "que ayudan a reconstruir la vida diaria de los prisioneros", incluidas máquinas de tatuaje rudimentarias y armas improvisadas.


Brasil: una mirada al desarrollo del turismo y la promoción de la cultura en beneficio de la economía

(Esta publicación fue la segunda en mi solicitud para asistir a la Semana del Patrimonio Cultural y Ambiental de Florens 2012, una conferencia celebrada en Florencia para promover las muchas formas en que la cultura genera economía. Puede ver aquí cómo un pequeño equipo de nosotros ayudó a difundir la palabra fundación & # 8217s misión y su marca en todo el mundo aquí.)

Brasil pronto será observado por todo el mundo, ya que será sede de la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. Estos eventos son increíblemente importantes para Brasil, especialmente como el primer país sudamericano en albergar los Juegos Olímpicos. El país sabe que debe demostrar que es seguro, organizado y capaz de manejar eventos tan grandes. Brasil también sabe que estos eventos son una oportunidad de oro para mostrar al mundo el progreso que ha logrado y qué gran país es: que es un país culturalmente rico y lleno de belleza natural, gente amable, ciudades modernizadas y diversos destinos turísticos para visitar. complacer a cualquier viajero.

La increíble belleza natural de lugares como Fernando de Noronha es solo una de las razones para visitar Brasil.

Sin embargo, en este punto, Brasil (y toda Sudamérica) recibe un número sorprendentemente pequeño de turistas. En realidad, esto ha sido obvio para mí. He estado yendo allí todos los años desde el 2000 (porque estoy casado con un brasileño) y, con la excepción de algunos lugares como Río, rara vez noto a otros no brasileños. Por el contrario, siempre noto que el país parece poco preparado para el turismo. Según el artículo & # 8220Un mercado sin explotar & # 8221 sobre El economista, Brasil recibe menos turistas al año que Bulgaria. Eso es correcto. Brasil, el quinto país más grande del mundo, con sus maravillas naturales y bosques, cascadas, montañas y miles de kilómetros de costa increíblemente hermosos, su cultura viva se ve en su comida, festivales y arte y las condiciones de viaje relativamente fáciles en comparación con otros países en desarrollo, todavía recibe solo alrededor de 5 millones de turistas al año.

En comparación con otros países de América del Sur, Brasil es enorme, lo que da como resultado una diversidad en la cultura y el paisaje, incluida una enorme costa.

El problema no se limita a Brasil (y, de hecho, Brasil lidera Sudamérica en términos de número de turistas internacionales). Según el informe de 2010 de la OMT (Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas), América del Sur recibió solo el 2,3% del turismo internacional total en 2009. Esa cifra debería ser impactante, especialmente si ha experimentado la cultura y la belleza natural de América del Sur. Qué vergüenza que estos países en desarrollo, que necesitan más recursos económicos para desarrollar su infraestructura y hacer frente a la pobreza, no hayan tenido la previsión necesaria para promover plenamente el turismo como fuente sostenible de ingresos. Según el informe de la ONU, a medida que los países invierten en el desarrollo del turismo, el progreso socioeconómico se traduce en la creación de puestos de trabajo y empresas, el desarrollo de la infraestructura y los ingresos de exportación obtenidos. A nivel mundial, el turismo representa un promedio del 5% de Los ingresos de un país y el 6-7% de su empleo, el turismo está creciendo y se espera que continúe creciendo, y ese crecimiento es particularmente pronunciado en los países en desarrollo del mundo. Claramente, con la importancia que el turismo ya tiene para la economía mundial y su expansión esperada, el turismo podría proporcionar una fuente sostenible de ingresos y empleo en Brasil si el país trabajara más duro para atraer a más visitantes.

Al mismo tiempo que Brasil pasa a ser el centro de atención de la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos, la economía se desacelera. Esto no significa que Brasil esté en problemas, de hecho, ha sido un ejemplo de crecimiento económico mientras que el resto del mundo ha atravesado recesiones. Sin embargo, después de una considerable desaceleración económica, Brasil ha estado tratando de estimular la economía con poco éxito y ahora está a punto de presentar un nuevo paquete de estímulo con más de $ 60 mil millones para invertir en ferrocarriles y carreteras.

Si el país construye nuevas vías férreas y carreteras, e invierte alrededor de $ 25 mil millones de dólares en prepararse para la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos, Brasil estará mucho más cerca de estar bien preparado para recibir más turismo. ¿Qué pasaría si los gobiernos nacionales y estatales examinaran detenidamente el turismo en Brasil e hicieran las inversiones adecuadas? ¿No sería eso, combinado con el hecho de que se espera que el turismo mundial crezca de manera constante en el futuro, asegurar a Brasil una porción más grande del pastel del turismo y, por lo tanto, más ganancias económicas? Si bien esta sería una gran empresa, un lugar lógico para comenzar es construir sobre lo que Brasil ya tiene: cultura e historia.

Teniendo en cuenta la popularidad de los destinos que más turistas atraen, como Francia, España e Italia, está claro que a los turistas les gusta conocer la historia y la cultura. Sin embargo, al visitar São Paulo, la ciudad más grande de Brasil y una de las ciudades más grandes del mundo, no es fácil encontrar atracciones culturales o sitios históricos a pesar de que están allí, y cuando se encuentran, a menudo decepcionan. La ciudad tiene el potencial de ser promovida como un destino de cultura, pero, sin alguna inversión para hacerla amigable para los turistas, pocos llegarán allí. Aquí hay unos ejemplos:

La arquitectura inusual del Museo de Arte de Sao Paulo alberga una gran colección de arte brasileño occidental y contemporáneo.

1) ¿Solo en portugués en los museos de clase mundial de São Paulo & # 8217? São Paulo tiene excelentes museos que muestran varios aspectos de la identidad y la historia cultural brasileña. Podrían atraer mucho más turismo si estaban mejor preparados para recibir turistas internacionales. Echemos un vistazo rápido a tres de los mejores museos de la ciudad: MASP (Museu do Arte de São Paulo), Museu Afro-Brasil y Pinacoteca do Estado de São Paulo. Lo que más me sorprende es que no tienen información en inglés (u otros idiomas) en sus sitios web, lo que dificulta que los turistas conozcan la ubicación, el horario, el costo y las exhibiciones actuales. Todos están alojados en maravillosos ejemplos de la arquitectura brasileña, pero cuando visité, ninguno ofrecía información que explicara el diseño o la historia del edificio. MASP tiene buenas traducciones al inglés dentro del museo, pero los otros dos tienen información solo en portugués. Cuando visité el nuevo Museu Afro-Brasil, me decepcionó mucho no poder comprender o apreciar completamente las exhibiciones bellamente exhibidas de la historia de la cultura afrobrasileña. Los tres son museos importantes que muestran la historia y los productos culturales brasileños (específicamente, arte brasileño contemporáneo, artefactos culturales e históricos y pinturas que muestran los 500 años de historia de Brasil), pero necesitan al menos el simple cambio de agregar traducciones a los sitios web. y exhibiciones de museo.

edificios históricos en el centro de Sao Paulo

2) ¿Un centro histórico que nadie visita? São Paulo tiene un centro histórico, pero incluso los Paulistas (residentes de São Paulo) le dirán que nadie va al centro de la ciudad porque está sucio e inseguro. Me aventuré allí el mes pasado y lamentablemente me decepcionó. Hay muchos edificios históricos que juntos podrían hacer un recorrido a pie interesante y hermoso si fueran restaurados y etiquetados. Como en otras ciudades, el problema de las personas sin hogar es complejo, pero el hecho de que los edificios históricos más bonitos estaban rodeados por grupos de personas sin hogar, muchos de los cuales habían construido casas improvisadas contra el exterior del edificio, debe abordarse antes de que los turistas lo hagan. siéntete cómodo explorando el centro de la ciudad. No estoy criticando a Brasil por las personas sin hogar o las personas sin hogar por estar en esa situación, creo que la ciudad necesita encontrar formas de lidiar con este problema por el bien del turismo y por el bien de las personas sin hogar.

São Paulo tiene muchos edificios históricos hermosos, pero visitarlos no siempre es fácil ni acogedor.

3) ¿Arquitectura que no se considera digna de ser visitada? São Paulo es el hogar de muchas obras del famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Posiblemente el mejor lugar para ver su obra y, al mismo tiempo, apreciar la cultura latinoamericana es el Memorial de América Latina (Memorial da América Latina), un complejo de varios edificios alrededor de dos grandes plazas. También incluye una llamativa escultura de una mano con un mapa de América Latina sangrando para recordar las luchas y sacrificios del pueblo latinoamericano. El complejo alberga eventos públicos que celebran la cultura latinoamericana el día que estuve allí, se celebraba la independencia de Bolivia.

Parte del Memorial de América Latina y la famosa escultura de mano a la izquierda

Cuando lo visité el mes pasado, caminé asombrado por la arquitectura, pero parecía un sitio turístico secreto, casi descuidado. Imaginé la gran atracción que podría ser este monumento.. Los edificios deben estar etiquetados en portugués y en otros idiomas. Deberían estar disponibles folletos con información sobre Niemeyer y la historia del complejo, incluida la relevancia cultural del monumento. Los visitantes deberían poder recorrer al menos algunos de los interiores (solo dejé imaginándome lo increíbles que deben ser los interiores basados ​​en los exteriores). Por último, el monumento debe tratarse como un tesoro de la ciudad: basura que ensucia el frente de un edificio y no se debe tolerar una de las esculturas de Niemeyer.

Uno de los edificios más llamativos está rodeado de agua, pero el agua olía mal y estaba llena de basura.

Si São Paulo hiciera incluso los cambios sugeridos anteriormente, se lo recomendaría a las personas que viajen a Sudamérica, pero como es la ciudad ahora, a pesar de todas sus fortalezas, probablemente no recomendaría viajar allí. No es una ciudad fácil de viajar y, como ilustran estos tres ejemplos de posibles atracciones culturales, la ciudad no está bien preparada para el turismo internacional. Como gran parte de Brasil, São Paulo tiene el potencial de ser una gran atracción turística no solo por su comida y compras, por lo que la ciudad es más conocida, sino también por sus atractivos culturales. La cultura es parte de la identidad de la ciudad, y los paulistas están orgullosos de su diversa población que ha creado un gran arte, arquitectura, artesanía, música y más. Cuando la ciudad desarrolle mejor el turismo y comparta esa identidad con los demás, la ciudad ciertamente se beneficiará del aumento de los ingresos y las oportunidades de empleo.

Me encantaría escuchar sus comentarios sobre el desarrollo del turismo y la economía, su experiencia viajando en países en desarrollo o su experiencia con el turismo en Brasil. Consulte mi primera publicación sobre cómo el Museo del Café en Santos, Brasil, promueve la cultura y la historia de Brasil.

(La tercera, quinta y séptima fotos son mías, y las otras son de Wikipedia Commons).


Contenido

Salvador se encuentra en una pequeña península aproximadamente triangular que separa la Bahía de Todos los Santos, la bahía más grande de Brasil, del Océano Atlántico. [5] Fue alcanzado por primera vez por Gaspar de Lemos en 1501, solo un año después del supuesto descubrimiento de Brasil por parte de Cabral. [6] Durante su segundo viaje a Portugal, el explorador italiano Amerigo Vespucci avistó la bahía el día de Todos los Santos (1 de noviembre) de 1502 y, en honor a la fecha y a su iglesia parroquial en Florencia, la llamó Bahía del Santo. Salvador de todos los santos. [7] El primer europeo que se estableció cerca fue Diogo Álvares Correia ("Caramuru"), [8] que naufragó en el extremo de la península en 1509. Vivió entre los Tupinambá, casándose con Guaibimpara y otros. En 1531, Martim Afonso de Sousa dirigió una expedición desde el monte San Pablo (Morro de São Paulo) [9] y, en 1534, Francisco Pereira Coutinho, el primer capitán de Bahía, estableció el asentamiento de Pereira en el moderno barrio Ladeira da Barra de Salvador. El maltrato de los tupinambá por parte de los colonos hizo que se volvieran hostiles y los portugueses se vieron obligados a huir a Porto Seguro c. 1546. [10] Un intento de restauración de la colonia el año siguiente terminó en naufragio y canibalismo. [11]

La ciudad actual se estableció como la fortaleza de São Salvador da Bahía de Todos os Santos ("Santo Salvador de la Bahía de Todos los Santos") [12] [n 1] en 1549 por colonos portugueses bajo Tomé de Sousa, el primer gobernador general de Brasil. [15] Es una de las ciudades más antiguas fundadas por europeos en América. [16] Desde un acantilado que domina la Bahía de Todos los Santos, [n 2] sirvió como la primera capital de Brasil y rápidamente se convirtió en un puerto importante para el comercio de esclavos y la industria de la caña de azúcar. [18] Salvador estuvo dividida durante mucho tiempo en una ciudad alta y otra baja, dividida por un escarpado escarpado de unos 85 metros (279 pies) de altura. [19] La ciudad alta formaba los distritos residenciales administrativos, religiosos y primarios, mientras que la ciudad baja era el centro comercial, con un puerto y un mercado.

En la Iglesia Católica Romana, Brasil y el resto del Imperio Portugués fueron administrados inicialmente como parte de la Diócesis de Funchal en Portugal pero, en 1551, Salvador se convirtió en la sede de la primera diócesis católica romana erigida en Brasil. [20] La primera iglesia parroquial [21] fue la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro, de barro y paja (Igreja da Nossa Senhora da Ajuda) erigida por los jesuitas (Compañía de Jesús), [n 3] que sirvió como primera catedral de la diócesis hasta que los jesuitas terminaron la construcción de la basílica original en el Terreiro de Jesús en 1553. [21] [n 4] Su obispo se independizó de la Arquidiócesis de Lisboa a petición del rey Pedro II en 1676 [24] sirvió como primado del Congo y Angola en África central hasta la elevación de la Diócesis de Luanda el 13 de enero de 1844 y su obispo todavía se desempeña como el primado nacional y la sede principal (diócesis) de Brasil.

En 1572, la gobernación de Brasil se dividió en las gobernaciones separadas de Bahía en el norte y Río de Janeiro en el sur. Estos se reunieron como Brasil seis años más tarde, luego se volvieron a dividir entre 1607 y 1613. En ese momento, Portugal se había unido temporalmente a España y fue gobernado desde Madrid por sus reyes. En 1621, el rey Felipe III reemplazó la gobernación de Brasil con los estados de Brasil, todavía con sede en Salvador y ahora controlando el sur, y el Maranhão, que estaba centrado en São Luís y controlaba lo que ahora es el norte de Brasil. Mientras España estaba entonces en una guerra contra la independencia de los holandeses, las compañías holandesas de las Indias Orientales y Occidentales intentaron conquistar Brasil de ellos. Salvador jugó un papel estratégicamente vital contra el Brasil holandés, pero fue capturado y saqueado por una flota de la Compañía de las Indias Occidentales al mando de Jacob Willekens y Piet Hein el 10 de mayo de 1624. Johan van Dorth administró la colonia antes de su asesinato, liberando a sus esclavos. La ciudad fue recapturada por una flota luso-española al mando de Fadrique Álvarez de Toledo y Mendoza el 1 de mayo de 1625. Los dos intentos posteriores de John Maurice de retomar la ciudad en abril y mayo de 1638 fueron infructuosos.

En 1763, la administración colonial fue trasladada a Río de Janeiro y elevada a virreinato. Salvador seguía siendo el corazón de la Recôncavo, El rico distrito agrícola marítimo de Bahía, [25] pero estuvo en gran parte fuera de la modernización temprana de Brasil. El área formó un centro de apoyo real portugués contra la declaración de independencia del aparente heredero Pedro I del Portugal europeo el 7 de septiembre de 1822. Sus élites inicialmente permanecieron leales a la corona portuguesa [14] mientras que los rebeldes de Cachoeira los sitiaron durante un año hasta que finalmente recibiendo la rendición de Portugal de la ciudad el 2 de julio de 1823, que ahora se celebra como el Día de la Independencia de Bahía.[26] La élite local también se mostró reacia durante el último golpe de Estado de Manuel Deodoro da Fonseca que estableció la república en 1889. [14]

Debido al uso de las ballenas de la Bahía de Todos los Santos como lugar de apareamiento, Salvador se convirtió en un gran puerto ballenero en el hemisferio sur durante el siglo XIX, pero el comercio ya había comenzado a decaer en la década de 1870. [13]

Sin embargo, durante los períodos del imperio y la república, la ciudad comenzó a industrializarse lentamente. En 1873, el primer ascensor de Brasil, el potente hidráulico Elevador Lacerda, fue construido para conectar las ciudades altas y bajas de la ciudad. [13] Después de haber sufrido varias actualizaciones, continúa en uso. [27] [28] En la Primera Guerra Mundial, se le unió un segundo ascensor [n 5] y Salvador se conectó a cuatro ferrocarriles: Bahia & amp Alagoinhas a Joazeiro, Bahia Central, Nazareth Tramway y una línea corta a Santo Amaro. [14] Sus distritos centrales y los principales suburbios de Bomsim y Victoria fueron servidos por cuatro líneas de tranvías, [13] [14] que habían comenzado a electrificarse. [14] También sirvió como puerto de escala para la mayoría de las líneas de barcos de vapor que comercian entre Europa y América del Sur. [14]

En 1985, la UNESCO incluyó el barrio de Pelourinho de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad. [29] [30] En la década de 1990, un importante proyecto municipal limpió y restauró el barrio para desarrollarlo como centro cultural y corazón del comercio turístico de la ciudad. El desarrollo del Centro Histórico, sin embargo, implicó el traslado forzoso de miles de residentes de la clase trabajadora y ahora requiere eventos locales y municipales para atraer gente al área. [31] Los trabajadores reubicados, mientras tanto, se han enfrentado a importantes dificultades económicas en sus nuevos hogares en la periferia de la ciudad, separados del acceso al trabajo y las comodidades cívicas. [32]

En 2007, la playa de Porto da Barra en Barra fue nombrada por el guardián como la tercera mejor playa del mundo. [33] En 2010, la ciudad fue sede del 12º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito. [34] La ciudad fue sede de la Copa Confederaciones 2013 y fue una de las ciudades anfitrionas de la Copa Mundial de la FIFA 2014 en Brasil en su Arena Fonte Nova. [35] Como parte de sus preparativos para la Copa del Mundo, la ciudad restableció sus líneas de transporte público como el Metro de Salvador.

Clima Editar

Salvador tiene un clima de selva tropical de viento alisio (Köppen: Af). Las temperaturas son relativamente constantes, mostrando poca variación a lo largo del año. [36] [37] Los meses más secos del año en Salvador son diciembre y enero, cuando la ciudad recibe en promedio menos de 10 cm (4 pulgadas) de precipitación. Los meses más húmedos de Salvador son abril, mayo y junio, cuando caen al menos 20 cm (8 pulgadas) de lluvia durante cada uno de estos tres meses. [38]

Los datos climáticos de Salvador (Bahía)
Mes ene feb mar abr Mayo jun jul ago sep oct nov dic Año
Registro alto ° C (° F) 37.9
(100.2)
33.3
(91.9)
37.4
(99.3)
32.8
(91.0)
31.5
(88.7)
30.4
(86.7)
29.6
(85.3)
31.3
(88.3)
29.8
(85.6)
34.3
(93.7)
38.1
(100.6)
35.6
(96.1)
38.1
(100.6)
Promedio alto ° C (° F) 29.9
(85.8)
30.0
(86.0)
30.0
(86.0)
28.6
(83.5)
27.7
(81.9)
26.5
(79.7)
26.2
(79.2)
26.4
(79.5)
27.2
(81.0)
28.1
(82.6)
28.9
(84.0)
29.0
(84.2)
28.2
(82.8)
Media diaria ° C (° F) 26.4
(79.5)
26.5
(79.7)
26.6
(79.9)
26.2
(79.2)
25.2
(77.4)
24.3
(75.7)
23.7
(74.7)
23.6
(74.5)
24.3
(75.7)
25.1
(77.2)
25.5
(77.9)
25.9
(78.6)
25.3
(77.5)
Promedio bajo ° C (° F) 23.6
(74.5)
23.7
(74.7)
23.9
(75.0)
23.7
(74.7)
22.9
(73.2)
22.0
(71.6)
21.4
(70.5)
21.2
(70.2)
21.7
(71.1)
22.5
(72.5)
22.9
(73.2)
23.2
(73.8)
22.7
(72.9)
Registro bajo ° C (° F) 20.0
(68.0)
20.7
(69.3)
20.8
(69.4)
20.7
(69.3)
19.2
(66.6)
16.7
(62.1)
15.1
(59.2)
13.3
(55.9)
16.1
(61.0)
16.9
(62.4)
16.2
(61.2)
20.0
(68.0)
13.3
(55.9)
Precipitación media mm (pulgadas) 82.5
(3.25)
107.2
(4.22)
156.6
(6.17)
305.2
(12.02)
359.9
(14.17)
243.7
(9.59)
175.0
(6.89)
127.4
(5.02)
102.0
(4.02)
114.9
(4.52)
137.1
(5.40)
116.1
(4.57)
2,089.6
(82.27)
Días lluviosos promedio (≥ 1 mm) 10 13 16 17 20 19 20 15 12 10 11 10 173
Humedad relativa media (%) 79.4 79.0 79.8 82.2 83.1 82.3 81.5 80.0 79.6 80.7 81.5 81.1 80.9
Promedio de horas de sol mensuales 245.6 226.4 231.1 189.7 174.3 167.2 181.2 202.6 211.4 228.0 213.6 224.7 2,495.8
Fuente: Instituto Nacional de Meteorología de Brasil (INMET). [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44]

En 2010, la ciudad de Salvador fue la tercera ciudad más poblada de Brasil, después de São Paulo y Río de Janeiro. [45] La ciudad tenía 474,827 parejas del sexo opuesto y 1,595 parejas del mismo sexo. La población de Salvador fue 53,3% femenina y 46,7% masculina. [46]

Grupos étnicos Editar

Según el Censo del IBGE de 2010, había 2.675.000 personas residiendo en la ciudad de Salvador. [47] El censo reveló la siguiente autoidentificación: 1.382.543 personas se identifican como pardo (multirracial) (51,7%) 743.718 como negro (27,8%) 505.645 como blanco (18,9%) 35.785 como asiático (1,3%) y 7.563 como amerindio ( 0,3%). [46]

La población de Salvador es el resultado de 500 años de matrimonio interracial. La mayoría de la población tiene raíces africanas, europeas y nativas americanas. La ascendencia africana de la ciudad es de Angola, Benin, Congo, Etiopía, Nigeria, Senegal y Mozambique. [48]

Según un estudio de ADN autosómico de 2008, se estimó que la herencia ancestral de la población de Salvador era 49,2% africana, 36,3% europea y 14,5% nativa americana. [50] El estudio también analizó los antecedentes genéticos de las personas por tipo de apellido. Aquellos con apellidos con una connotación religiosa eran 53,1% africanos en ascendencia genética y tendían a pertenecer a clases económicas más bajas. Durante la era colonial, era una práctica típica de los sacerdotes y misioneros portugueses bautizar a los esclavos africanos convertidos y a los nativos americanos con apellidos de connotaciones religiosas. Estos se han transmitido a sus descendientes.

Un estudio de ADN autosómico de 2015 descubrió la siguiente composición ancestral en Salvador: 50,5% de ascendencia africana, 42,4% de ascendencia europea y 5,8% de ascendencia nativa americana. [51] [52] Los investigadores explicaron que hicieron un muestreo excesivo de las personas que viven en entornos pobres (página 4). [51]

Otro ADN autosómico de 2015 descubrió que Salvador era 50,8% africano, 42,9% europeo y 6,4% nativo americano. [53]

Y otro estudio de ADN autosómico, también en 2015, descubrió que Salvador era: 50,8% europeo, 40,5% africano y 8,7% nativo americano. [54]

Crecimiento de la población Editar

Religión Editar

En Salvador, la religión es un importante punto de contacto entre las influencias portuguesas y africanas y, en los últimos 20 años, la versión brasileña de un pentecostalismo de influencia norteamericana. [56] Salvador fue la sede del primer obispado en el Brasil colonial (establecido en 1551), y el primer obispo, Pero Fernandes Sardinha, llegó ya en 1552. [57] Los jesuitas, encabezados por Manuel da Nóbrega, también llegaron en el siglo XVI y trabajaron en la conversión de los pueblos indígenas de la región al catolicismo romano.

Numerosas órdenes religiosas llegaron a la ciudad, a raíz de su fundación: franciscanos, benedictinos y carmelitas. Posteriormente, a ellos se crean las Terceras Órdenes, las Cofradías y Fraternidades, que estaban compuestas principalmente por grupos profesionales y sociales. Las más destacadas de estas órdenes fueron la Orden Terceira do Carmo y la Orden de São Francisco, fundadas por hombres blancos, y las Hermandades Nossa Senhora do Rosário y São Beneditino, compuestas por hombres negros. [58] En muchas iglesias mantenidas por religiosos, se alojaban las hermandades del Santíssimo Sacramento.

Además de estas organizaciones, la expansión del catolicismo en la ciudad se consolidó a través de la labor de asistencia social. Santa Casa la Misericordia fue una de las instituciones que realizó este tipo de trabajo, manteniendo hospitales, albergues para los pobres y ancianos, además de brindar asistencia a los condenados y a los que enfrentarían la pena de muerte. [58] Los conventos, por su parte, eran centros de formación cultural y religiosa, que ofrecían cursos de seminario a los que a menudo asistían laicos.

Incluso con la evolución actual y el crecimiento del protestantismo y otras religiones en la ciudad, la fe católica sigue siendo una de sus características más distintivas, atrayendo a mucha gente a sus cientos de iglesias. Algunos aspectos, como el uso del portugués en las misas, la simplificación de la liturgia y la adopción de canciones religiosas "pop" son factores clave para el triunfo del catolicismo. En la Iglesia Nossa Senhora do Rosário dos Pretos, las misas se realizan en lengua yorubá, haciendo uso de cánticos africanos y vestimentas típicas, que atraen a muchas personas de las comunidades afrobrasileñas. [58]

La mayoría de los africanos esclavizados en Bahía fueron traídos del África subsahariana, especialmente de la nación de habla yoruba (Iorubá o Nagô en portugués) del actual Benin. Los esclavos se vieron obligados a convertirse al catolicismo romano, pero su religión original, Yorùbá, se combinó con el catolicismo romano para hacer que la religión sincrética se conociera como Candomblé, que ha sobrevivido a pesar de las prohibiciones y persecuciones. Los africanos esclavizados lograron preservar su religión atribuyendo los nombres y características de sus deidades Yorùbá a santos católicos con cualidades similares. Aún hoy, todas las sesiones de candomblé se llevan a cabo en yoruba, no en portugués.

Estas entidades religiosas se han sincretizado con algunas entidades católicas. Por ejemplo, la Fiesta de Bonfim de Salvador, celebrada en enero, está dedicada tanto a Nuestro Señor de Bonfim (Jesucristo) como a Oxalá. Otra fiesta importante es la Fiesta de Yemanja cada 2 de febrero, a orillas del municipio de Rio Vermelho en

Salvador, el día en que la iglesia celebra a Nuestra Señora de los Navegantes. El 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción para los católicos, también se dedica comúnmente a Yemanja 'con ofrendas votivas hechas en el mar en toda la costa brasileña. [ cita necesaria ]

Religión Porcentaje Número
católico 51.55% 1,379,252
protestante 19.59% 524,286
Sin religión 17.64% 471,928
Espiritista 3.23% 86,484
Umbanda y Candomblé 1.05% 28,019
judío 0.04% 1,010

A lo largo de la historia de Brasil, Salvador ha jugado un papel importante. Debido a su ubicación en la costa noreste de Brasil, la ciudad sirvió como un vínculo importante en el imperio portugués durante la era colonial, manteniendo estrechos lazos comerciales con Portugal y las colonias portuguesas en África y Asia. [60]

Salvador siguió siendo la ciudad preeminente de Brasil hasta 1763 cuando fue reemplazada como capital nacional por Río de Janeiro. En los últimos diez años se construyeron muchos edificios de oficinas y apartamentos de gran altura, que comparten los mismos bloques con edificios comerciales o de viviendas de la época colonial. [61]

Con sus playas, clima tropical húmedo, numerosos centros comerciales modernos (The Shopping Iguatemi fue el primer centro comercial en el noreste de Brasil) y agradables áreas residenciales de clase alta, la ciudad tiene mucho que ofrecer a sus residentes.

Económicamente Salvador es una de las ciudades más importantes de Brasil. Desde su fundación, la ciudad ha sido uno de los puertos y centros comerciales internacionales más importantes de Brasil. Con una gran refinería de petróleo, una planta petroquímica y otras industrias importantes, la ciudad ha hecho grandes avances en la reducción de su dependencia histórica de la agricultura para su prosperidad. [62]

Salvador es el segundo destino turístico más popular de Brasil, después de Río de Janeiro. [63] El turismo y la actividad cultural son importantes generadores de empleo e ingresos, impulsando las artes y la preservación del patrimonio artístico y cultural.

El principal de los puntos de interés son sus famosos Pelourinho (el nombre de las picotas coloniales que una vez estuvo allí) distrito, sus iglesias históricas, [64] y sus playas. La infraestructura turística de Salvador es considerada una de las más modernas del mundo, especialmente en términos de hospedaje. La ciudad ofrece alojamiento para todos los gustos y estándares, desde albergues juveniles hasta hoteles internacionales. La construcción es una de las actividades más importantes de la ciudad, y muchos promotores internacionales (principalmente de España, Portugal e Inglaterra) [65] y nacionales están invirtiendo en la ciudad y en la zona litoral bahiana.

Ford Motor Company tiene una planta en la Región Metropolitana de Salvador, en la ciudad de Camaçari, ensamblando los Ford EcoSport, Ford Fiesta, Ford Fiesta Sedan. [66] Fue la primera industria automotriz en el noreste de Brasil. La industria emplea a 800 ingenieros. [67]

JAC Motors tendrá una planta en la Región Metropolitana de Salvador, en la ciudad de Camaçari, la nueva industria generará 3.500 empleos directos y 10.000 indirectos, la producción de 100.000 vehículos por año. [68]

En diciembre de 2001, la empresa Monsanto inauguró, en el Polo Petroquímico de Camaçari, en la Región Metropolitana de Salvador, la primera planta de la empresa diseñada para producir materias primas para el herbicida Roundup en Sudamérica. La inversión equivale a US $ 500 millones. Se gastaron US $ 350 millones en esta fase inicial. La planta de Camaçari, la unidad más grande de Monsanto fuera de los Estados Unidos, es también la única planta de Monsanto que fabrica materias primas para la línea de producción Roundup. La empresa inició las obras civiles de la nueva planta en enero de 2000. [69]

Economía [70] [71] PIB (en reales) PIB per cápita (en reales)
2016 58 mililhões 19.505,84

La costa de Salvador es una de las ciudades más largas de Brasil. Son 80 km de playas distribuidas entre la Ciudad Alta y la Ciudad Baja, desde Inema, en el suburbio ferroviario, hasta la Praia do Flamengo, al otro lado de la ciudad. Mientras que las playas de la Ciudad Baja están bordeadas por las aguas de la Bahía de Todos los Santos (la bahía más extensa del país), las playas de la Ciudad Alta, desde Farol da Barra hasta Flamengo, están bordeadas por el Océano Atlántico. La excepción es la playa de Porto da Barra, la única playa de la ciudad alta ubicada en la bahía de Todos los Santos.

Las playas de la capital abarcan desde tranquilas ensenadas, ideales para el baño, la vela, el buceo y la pesca submarina, hasta las ensenadas de mar abierto con fuerte oleaje, buscadas por los surfistas. También hay playas rodeadas de arrecifes, formando piscinas naturales de piedra, ideales para los niños.

Los lugares interesantes para visitar cerca de Salvador incluyen:

  • Según el periódico británico El guardián, en 2007, la playa de Porto da Barra fue la tercera mejor del mundo. [72]
  • La gran isla de Itaparica en la Bahía de Todos los Santos se puede visitar en un ferry o en un ferry más pequeño para pasajeros, que sale de cerca del Mercado Modelo cerca del Elevador Lacerda. Carretera, o "Línea del Coco" y "Línea Verde" de pueblos y ciudades, con exquisitas playas, al norte de Salvador rumbo al estado de Sergipe. en la región de Valença a través de la Bahía de Todos los Santos, una isla a la que se puede llegar en ferry desde Salvador (2 horas), en avión o en autobús a Valença y luego en lancha rápida 'Rapido' ('rápido') o ferry más pequeño. Morro de São Paulo está formado por cinco pueblos de la isla Tinharé.

La ciudad es servida por muchos centros comerciales, incluyendo Shopping Iguatemi, [73] Salvador Shopping, [74] Shopping Barra, [75] y Shopping Paralela. [76]

Salvador cuenta con cuatro parques, áreas verdes protegidas, como Parque Jardim dos Namorados, Parque Costa Azul, Parque de la ciudad, Parque de Pituaçu.

Jardim dos Namorados está ubicado justo al lado del Parque Costa Azul y ocupa un área de 15 hectáreas en Pituba, donde muchas familias solían pasar sus vacaciones en la década de 1950. Fue inaugurado en 1969, inicialmente como zona de ocio. Sufrió una renovación completa en la década de 1990, con la construcción de un anfiteatro con capacidad para 500 personas, canchas deportivas, parques infantiles y estacionamiento para automóviles y autobuses turísticos.

El parque de la ciudad es una importante zona de preservación de la mata atlántica. Fue completamente renovado en 2001, convirtiéndose en un moderno lugar social, cultural y de ocio. El nuevo parque tiene 720 metros cuadrados de área verde en el centro de la ciudad. Entre las atracciones se encuentra la Praça das Flores, con más de cinco mil plantas y flores ornamentales.

Además de su entorno, el parque cuenta con una infraestructura para niños, con un horario especial de eventos que se llevan a cabo cada mes de octubre. [77]

Creado por decreto estatal en 1973, el Parque Pituaçu ocupa un área de 450 hectáreas y es uno de los pocos parques ecológicos brasileños ubicados en un área urbana. Está rodeada de mata atlántica, con una buena variedad de plantas y animales. También hay un estanque artificial en el parque, construido en 1906 junto con la presa de Pituaçu, cuyo propósito era abastecer de agua a la ciudad. [78]

Hay una serie de posibles actividades de ocio, que van desde paseos en ciclobote por el estanque hasta un cicloway de 38 km (24 millas) de largo que rodea toda la reserva. Un museo también se encuentra en el parque. Espaço Cravo es un museo al aire libre con 800 piezas creadas por Mario Cravo, que comprende Totems, figuras aladas y tridimensionales, así como dibujos y pinturas.

Instituciones educativas Editar

    (UFBA) (Universidad Federal de Bahía) (UCSal) (Universidad Católica de Salvador)
  • Universidade do Estado da Bahia (UNEB) (Universidad Estatal de Bahía)
  • Universidade Salvador (UNIFACS) (Universidad de Salvador)
  • Faculdade de Tecnologia e Ciências (FTC) (Facultad de Tecnología y Ciencia) (IFBA) (Instituto Federal de Bahía)
  • Faculdade Ruy Barbosa (FRB) (Colegio Ruy Barbosa) (CIMATEC) (Campus Integrado de Manufactura y Tecnología) (FCA) (Colegio Castro Alves) (UNIJORGE) (Centro Universitario Jorge Amado) (EBMSP) (Facultad de Medicina y Salud Pública de Bahía) )

Escuelas primarias y secundarias Editar

Las mejores escuelas secundarias de la ciudad según Exame Nacional do Ensino Médio son: [79]

  • Colegio Panamericano de Bahía
  • Colégio Marista
  • Colégio São Paulo
  • Módulo Colégio
  • Colégio Oficina
  • Colégio Anchieta
  • Instituto Federal de Bahía (IFBA)
  • Instituto Social de Bahía (ISBA)
  • Colégio Bernoulli
  • Academia Cândido Portinari
  • Colégio Antônio Vieira
  • Módulo Colégio
  • Colegio Militar de Salvador
  • Colégio Sartre COC
  • Colégio Integral
  • Colégio 2 de Julho
  • Colégio Nossa Senhora da Conceição
  • Colégio Gregor Mendel
  • Colégio Nossa Senhora das Mercês
  • Colégio São José

Salvador es una de las ciudades más plagadas de delincuencia del país. El número de homicidios aumentó 418% de 2000 a 2010. De 1998 a 2008, el número de homicidios de jóvenes entre 15 y 24 años aumentó 435,1%. La violencia con armas de fuego en el estado de Bahía se duplicó con creces en el período de 2004 a 2014, y la ciudad se encuentra entre las diez primeras en violencia con armas de fuego de las 26 capitales de estado de Brasil. En 2014, el estado de Bahía tuvo la mayor cantidad de asesinos del país. Al mismo tiempo, Salvador tiene una de las tasas de suicidio más bajas del país. [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87]

Los aspectos históricos y culturales de Salvador fueron heredados por el matrimonio mixto de grupos étnicos como los indígenas, los africanos y los europeos. Esta mezcla se manifiesta en la religión, la gastronomía, las manifestaciones culturales y las costumbres de los bahianos. Se celebran especialmente las prácticas culturales africanas. [88]

Literatura Editar

Gregório de Mattos, nacido en Salvador en 1636, también fue educado por los jesuitas. Se convirtió en el poeta barroco más importante del Brasil colonial por sus obras religiosas y satíricas. El padre António Vieira nació en Lisboa en 1608, pero fue criado y educado en el colegio jesuita de Salvador y murió en la ciudad en 1697. Sus eruditos sermones le han valido el título de mejor escritor de lengua portuguesa en la época barroca. [89]

Después de la Independencia de Brasil (1822), Salvador siguió desempeñando un papel importante en la literatura brasileña. Entre los escritores importantes del siglo XIX asociados con la ciudad se incluyen el poeta romántico Castro Alves (1847–1871) y el diplomático Ruy Barbosa (1849–1923). En el siglo XX, Jorge Amado (1912-2001), nacido en Bahía, aunque no nació en Salvador, ayudó a popularizar la cultura de la ciudad en todo el mundo en novelas como Jubiabá, Dona Flor e Seus Dois Maridos, y Tenda dos Milagres, cuyos escenarios se encuentran en Salvador. [ cita necesaria ]

Cocina Editar

La cocina local, picante y basada en mariscos (camarones, pescado), se basa fuertemente en ingredientes y técnicas típicamente africanas, y es muy apreciada en todo Brasil e internacionalmente. El ingrediente más típico es azeite-de-dendê, un aceite extraído de una palmera (Elaeis guineensis) traído de África occidental a Brasil durante la época colonial. [90]

Con el jugo de coco lechoso, prepararon una variedad de platos a base de mariscos, como Ensopados, Moquecas y Escabeche. El bagazo de caña de azúcar se mezcló con melaza y Rapadura, en la creación de postres de coco como Cocada Branca y Preta. El resto de la salsa de estofado portugués se mezcló con harina de mandioca para hacer una papilla, que es un plato tradicional de la India. [91] En los mercados de Salvador, es posible encontrar puestos que venden platos típicos de la época colonial. En el Mercado de Sete Portas, los clientes comen Mocotó los viernes por la noche desde la década de 1940, cuando se inauguró el mercado. En los restaurantes del Mercado Modelo, Sarapatel, se sirven con regularidad guisos y varios platos fritos. En los mercados de São Joaquim, Santa Bárbara y São Miguel, hay puestos de comida típica. También se comercializan en puestos ubicados en las playas, especialmente guisos de cangrejo y ostras. Los restaurantes que venden platos típicos se encuentran principalmente a lo largo de la costa y en Pelourinho. Preparan una amplia variedad de recetas que llevan aceite de palma.

Los platos tradicionales incluyen caruru, vatapá, acarajé, bobó-de-camarão, moqueca baiana, y abará. Algunos de estos platos, como el acarajé y el abará, también se utilizan como ofrendas en los rituales del Candomblé. Pero Salvador no es solo comida típica. Otras recetas creadas por los esclavos fueron el Arroz Haussá (arroz y cecina cocidos juntos), el Munguzá, utilizado como ofrenda a la deidad Candomblé Oxalá (que es el padre de todas las deidades, según la religión) agradó mucho a las matronas. También lo hicieron los Bolinhos, el Fubá, el Cuscuz (harina de maíz) y el Mingau (papilla). Según Arany Santana, el Ipetê africano (utilizado en los rituales de la deidad Oxum) se convirtió en el camarón bobó, y el Akará (en honor a las deidades Xangô e Iansã) se convirtió en el Acarajé de fama mundial. La ciudad también cuenta con restaurantes especializados en cocina internacional. También hay lugares que sirven platos de otros estados de Brasil, especialmente de Minas Gerais y la región Nordeste.

Capoeira Editar

La capoeira es una mezcla única de danza y arte marcial de origen afrobrasileño, que combina movimientos de baile ágiles con técnicas de combate sin armas. Capoeira en portugués significa literalmente "gallinero". La capoeira apareció en el Quilombo dos Palmares, ubicado en la Capitanía de Pernambuco, y Salvador es considerado el hogar de las ramas de la capoeira moderna. [92] [93] En la primera mitad del siglo XX, los maestros salvadoreños Mestre Bimba y Mestre Pastinha fundaron escuelas de capoeira y ayudaron a estandarizar y popularizar el arte en Brasil y el mundo. La práctica de la Capoeira fue prohibida en 1892, aunque en 1937 se legalizó. [94] En los últimos años, la Capoeira se ha vuelto más internacional y accesible incluso en Salvador.

Museos Editar

El patrimonio artístico, cultural y social de Salvador se conserva en museos. Desde el Museu de Arte da Bahia (MAB), que es el más antiguo del Estado, hasta el Museu Náutico, el más nuevo, la primera capital de Brasil muestra elementos únicos de la historia. El Museu de Arte da Bahia tiene pinturas, porcelana china, muebles e imágenes sagradas de los siglos XVII y XVIII. Museu Costa Pinto tiene artículos de propiedad privada como piezas de arte, objetos de cristal y muebles de los siglos XVIII y XIX. Museu da Cidade, donde se guardan muchos elementos que ayudan a preservar el patrimonio del antiguo Salvador. El Museo de Arte Moderno de Bahía, establecido en 1960, está ubicado en un sitio histórico en la Bahía de Todos los Santos, Solar da União.

Algunas iglesias y monasterios también tienen museos ubicados en sus instalaciones. Ejemplos de ello son los museos Carmo da Misericórdia y São Bento. Después de la renovación de los fuertes, se estableció el Museu Náutico en el Forte de Santo Antonio da Barra (Farol da Barra) y el Museo de la Comunicación en Forte São Diogo. Otros museos importantes ubicados en Salvador son: Museu do Cacau, Museo Estatal de Geología, Museu tempostal, Solar do Ferrão, Museu de Arte Antiga e Popular Henriqueta M Catharino, Museu Eugênio Teixeira Leal, Museu Rodin Bahia y Museu das Portas do Carmo.

Arte público Editar

Las calles de Salvador están decoradas con numerosos murales y esculturas, muchas de las cuales han sido realizadas por el artista residente Bel Borba, oriundo de la ciudad. [95]

Carnaval Editar

El Carnaval de Bahía (portugués: Carnaval) es la fiesta más grande del planeta. [96] [97] Sus dimensiones son gigantes. Durante toda una semana, casi 4 millones de personas celebran a lo largo de 25 kilómetros (16 millas) de calles, avenidas y plazas. La organización directa de la fiesta cuenta con la participación de más de 100.000 personas [98] y Salvador recibe un promedio de más de 800.000 visitantes. El asunto está fuertemente vigilado y cubierto. Las calles son patrulladas por filas de policías en fila india y custodiadas por equipos sentados de cinco o seis oficiales. [99] En 2010, 4.446 periodistas de la prensa local, nacional e internacional brindaron cobertura y se transmitieron a 135 países a través de 65 estaciones de radio, 75 revistas, 139 producciones de video, 97 periódicos (incluidos 21 periódicos internacionales), 14 estaciones de televisión. y 168 sitios web. [100]

El oficial de la fiesta comienza cuando Rei Momo ("Rey Momo", el Rey del Carnaval) recibe la llave de la ciudad en la mañana del jueves antes del Mardi Gras. En el Campo Grande, las calles están llenas de tribunas (camarotes). Camiones de 60 pies de largo conocidos como Trios Eléctricos lleve una fila de bailarines con poca ropa junto con los artistas más queridos de la ciudad, como Ivete Sangalo, Daniela Mercury, Cláudia Leitte, Chiclete com Banana y Carlinhos Brown. [101] Gran parte de la música que se reproduce es axé o samba-reggae. Grupos conocidos como blocos participar, siendo el más famoso el blocos afros como Malé Debalé, Olodum y Filhos de Gandhi.

Los desfiles se organizan en circuitos separados. El Circuito Osmar, el más antiguo, va desde Campo Grande hasta la plaza Castro Alves. El Circuito Centro recorre el centro y Pelourinho. El circuito de Dodô va desde Farol da Barra hasta Ondina a lo largo de la costa. Dado que el Circuito de Osmar es el más antiguo, es donde desfilan las agrupaciones más tradicionales del evento. En Dodô, donde se encuentran los palcos de los artistas, la fiesta se vuelve animada hacia el final de la tarde y continúa hasta la mañana.

Música Editar

Los Black Bahia Funk Balls tocan más música estadounidense, incluida la música inglesa, que sus contrapartes en Río, mientras que la música de Río se considera inferior y menos reproducida. [ cita necesaria ] Los salones de baile locales que albergan los bailes también son distintos. [102]

Bibliotecas Editar

Los primeros libros que llegaron a Salvador, fueron traídos por los jesuitas, que llegaron con Tomé de Souza. [103] Las primeras bibliotecas o librerías que aparecieron estaban bajo el control de los misioneros religiosos y en su mayoría estaban compuestas por libros sobre religión.

Artesanías Editar

El legado artesanal de Bahía utilizando solo materias primas (paja, cuero, arcilla, madera, conchas y abalorios), las artesanías más rudimentarias son razonablemente económicas. Otras piezas se crean con el uso de metales como oro, plata, cobre y latón. Los más sofisticados están adornados con gemas preciosas y semipreciosas. Los artesanos generalmente eligen la religión como tema principal de su trabajo.

Retratan las imágenes de santos católicos y deidades del candomblé en sus piezas. Los amuletos de la buena suerte como el puño cerrado, el trébol de cuatro hojas, el ajo y las famosas cintas Bonfim expresan el sincretismo religioso de la ciudad. La naturaleza también se retrata en estas piezas, reflejando la fauna local. La música aparece en los tambores atabaque, los palos de lluvia, los tambores de agua y el famoso berimbau, junto con otros instrumentos típicos. [104]

Salvador tiene una reputación internacional como una ciudad donde se fabrican instrumentos musicales que producen sonidos únicos. Estos instrumentos son utilizados con frecuencia por artistas de fama mundial en sus sesiones de grabación. La principal producción de artesanías en Salvador se encuentra en Mercado Modelo, que es el centro de artesanías más grande de América Latina. [105]

Las piezas también se pueden comprar en el Instituto de Artesanato de Mauá y en el Instituto do Patrimônio Artístico e Cultural (IPAC). Son organizaciones que promueven el arte típico de Bahía.

Aeropuerto Editar

El Aeropuerto Internacional Deputado Luís Eduardo Magalhães tiene un área de 6,900 metros cuadrados (74,271 pies cuadrados) entre dunas de arena y vegetación nativa. Se encuentra a 28 km (17 millas) al norte del centro de Salvador, y la carretera al aeropuerto ya se ha convertido en una de las principales atracciones escénicas de la ciudad. [106]

Puerto Editar

Con un volumen de carga que crece cada año con el crecimiento económico del estado, el Puerto de Salvador, ubicado en la Bahía de Todos os Santos, es el puerto con más movimiento de contenedores del Norte / Noreste y el segundo mayor exportador de frutas. en Brasil.

Metro Editar

El Metro de Salvador está en operación desde 2014, y su primera etapa estuvo lista desde marzo de 2008, entre las Estaciones Lapa y Aceso Norte, y en 2009, estuvo lista las estaciones de metro entre Estação Accesso Norte y Pirajá. En diciembre de 2014 se inauguró hasta Retiro. En 2018, el sistema tenía 32 km (20 millas) y 20 estaciones y estaba vinculado con el sistema de autobuses.

Los principales accionistas de Metro Salvador son las empresas españolas Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, Dimetronic e ICF. Se espera que Metro Salvador invierta US $ 150 millones en material rodante y equipos de señalización y telecomunicaciones. El contrato cubre la primera línea de 11,9 km (7,4 millas) de Pirajá a Lapa, que se inaugurará en 2003. El proyecto también está financiado por un préstamo del Banco Mundial de US $ 150 millones y contribuciones del gobierno federal, el estado de Bahía y la ciudad de Salvador. gobiernos. [107]

El sistema fue una de las acciones de movilidad urbana en preparación para la Copa Mundial de la FIFA 2014. La conexión de la Línea 2 con la Línea 1 del Metro de Salvador ayuda a conectar el Aeropuerto Internacional con el Centro de Salvador y el Estadio Fonte Nova. La nueva Línea 2 del Metro de Salvador integra las estaciones de metro de la Rótula do Abacaxi y la ciudad costera de Lauro de Freitas en el área metropolitana, pasando por el aeropuerto en la estación de metro Airport. [108]

Monorraíl Editar

La red de monorraíl de dos líneas SkyRail Bahia se inaugurará en 2022. [109]

Autopistas Editar

Las carreteras federales BR-101 y BR-116 atraviesan Bahía de norte a sur, conectando a Salvador con el resto del país. En el cruce Feira de Santana, tomar la carretera estatal BR-324. La capital de Bahía cuenta con varias empresas de autocares de casi todos los estados brasileños. La BR-242, a partir de São Roque do Paraguaçu (dirección transversal), está vinculada a la BR-116, con destino a la región centro-oeste. Entre las carreteras estatales se encuentra la BA-099, que conecta con la costa norte y la BA-001, que conecta con el sur de Bahía. Los autobuses brindan servicio directo a la mayoría de las principales ciudades brasileñas, incluidas Río de Janeiro, São Paulo y Brasilia, así como a destinos regionales. En 2007, la ciudad tenía 586,951 vehículos, la mayor cantidad del norte y noreste de Brasil. [110] Salvador tiene 2.500 autobuses públicos y cada día se transportan 2 millones de personas. [111]

La estacion de bus (rodoviária) se encuentra en Iguatemi, con buses directos a las ciudades más grandes del país y a muchos otros destinos del estado. En el segundo piso están los mostradores de las diferentes compañías de autobuses, y en el primer piso hay un pequeño supermercado y una consigna de equipaje las 24 horas. Al otro lado de la calle hay un gran centro comercial, Iguatemi, con un patio de comidas, conectado por un paso de peatones. [112]

Cuatro carreteras pavimentadas conectan la ciudad con el sistema nacional de carreteras. Corriendo hacia el norte desde el Farol (faro) de Itapoã hay cientos de kilómetros de playas. Las playas son accesibles por la carretera BA-099 o (Línea del Coco y Línea Verde), una carretera (de peaje), que se mantiene en excelentes condiciones, discurriendo paralelamente a la costa, con caminos de acceso que conducen a la propia costa. El camino corre a lo largo de dunas de arena blanca como la nieve, y la costa misma es una línea casi ininterrumpida de cocoteros. Las comunidades a lo largo de la costa van desde pueblos de pescadores hasta Praia do Forte.

Estadísticas de transporte público Editar

La cantidad promedio de tiempo que las personas pasan desplazándose con el transporte público en Salvador, como hacia y desde el trabajo, en un día laborable es de 94 minutos, y el 33% de los usuarios del transporte público viajan durante más de 2 h todos los días. La cantidad promedio de tiempo que las personas esperan en una parada o estación para el transporte público es de 33 minutos, y el 70% de los pasajeros esperan más de 20 mib en promedio todos los días. La distancia promedio que las personas suelen recorrer en un solo viaje en transporte público es de 8 km, y el 18% recorre más de 12 km en un solo viaje. [114]

Si bien la creación de Salvador fue dirigida por el Reino de Portugal y su proyecto realizado por el ingeniero portugués Luís Dias (responsable del diseño original de la ciudad), el continuo crecimiento de la capital a lo largo de las décadas fue completamente espontáneo. [ cita necesaria ] Las murallas de la ciudad-fortaleza no pudieron aguantar la expansión de la ciudad, hacia el Carmo y la zona donde ahora se levanta la plaza Castro Alves. En el momento de su fundación, Salvador solo tenía dos plazas y el primer barrio que se construyó aquí fue el Centro Histórico de la Ciudad. Posteriormente llegaron Pelourinho y Carmo, creados como consecuencia de la creciente necesidad de espacio que tenían las órdenes religiosas. Con la rápida expansión, los vecindarios crecieron y muchos de ellos se agruparon en la misma área, por lo que hoy no hay registros precisos sobre su número exacto. A efectos de gestión urbana, la ciudad está actualmente dividida en 17 zonas político-administrativas. Sin embargo, debido a su propia relevancia cultural y a las conveniencias postales, la importancia de los barrios de Salvador permanece intacta.

Salvador está dividido en varios barrios distintos, siendo los distritos más conocidos Pelourinho, Comércio y Old Downtown, todos ubicados en la Zona Oeste. Barra, con su Farol da Barra, playas y que es donde comienza uno de los circuitos del Carnaval, Barra es sede del Hospital Portugués y Hospital Español, el barrio está ubicado en la Zona Sur. Vitória, un barrio con muchos edificios de gran altura, se encuentra en la Zona Sur. Campo Grande, con su plaza Dois de Julho y el monumento a la independencia de Bahía, también se encuentra en la Zona Sur, al igual que Graça, una importante zona residencial. Ondina, con el Jardín Zoobotánico de Salvador y el sitio donde termina el circuito del Carnaval Barra-Ondina, el barrio es sede del Club Español, también es un barrio de la Zona Sur.

Itaigara, Pituba, Horto Florestal, Caminho das Árvores, Loteamento Aquárius, Brotas, Stiep, Costa Azul, Armação, Jaguaribe y Stella Maris son los barrios más ricos y del Nuevo Centro de la Zona Este y la ciudad. Rio Vermelho, un barrio con una rica historia arquitectónica y numerosos restaurantes y bares, se encuentra en la Zona Sur. Itapoã, conocida en todo Brasil como la casa de Vinicius de Moraes y por ser el escenario de la canción "Tarde em Itapoã", está ubicada en la Zona Este.

El área noroeste de la ciudad a lo largo de la Bahía de Todos los Santos, también conocida como Cidade Baixa ("Ciudad baja"), contiene los barrios suburbanos empobrecidos de Periperi, Paripe, Lobato, Liberdade, Nova Esperança y Calçada. El barrio de Liberdade (Liberty) tiene la mayor proporción de afrobrasileños de Salvador y Brasil. [115]

Pelourinho Modificar

El Centro Histórico de Salvador fue designado en 1985 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. [29] La ciudad representa un buen ejemplo del urbanismo portugués de mediados del siglo XVI con su ciudad administrativa más alta y su ciudad comercial más baja, y una gran parte de la ciudad ha conservado el carácter antiguo de sus calles y casas coloridas.

Como la primera capital de la América portuguesa, Salvador cultivó el trabajo esclavo y tuvo sus picotas ("pelourinhos") instaladas en espacios abiertos como el Terreiro de Jesús y las plazas conocidas hoy como Tomé de Sousa y Castro Alves. Las picotas eran símbolo de autoridad y justicia para algunos y de azotes e injusticia para la mayoría. [116] La erigida por poco tiempo en lo que hoy es el Centro Histórico, y luego trasladado a lo que hoy es la Praça da Piedade (Plaza de la Piedad), terminó prestando su nombre al conjunto histórico y arquitectónico de Pelourinho, parte de la ciudad alta de la ciudad.

Desde 1992, el barrio de Pelourinho ha sido objeto de una "restauración" de casi 100 millones de dólares que ha llevado a la reconstrucción de cientos de fachadas de edificios y la expulsión de la gran mayoría de la población afrodescendiente del barrio. Este proceso ha dado lugar a un debate político sustancial en el estado de Bahía, ya que los antiguos residentes de Pelourinho han sido en su mayoría excluidos de los beneficios económicos de la renovación (cosechados por unos pocos). [117] Un importante esfuerzo de restauración resultó en hacer de la zona una atracción turística. [118]

La considerable riqueza y estatus de Salvador durante la época colonial (como capital de la colonia durante 250 años y que dio origen al Pelourinho) se refleja en la magnificencia de sus palacios, iglesias y conventos coloniales, la mayoría de los cuales datan de los siglos XVII y XVIII. Éstos incluyen:

    : Antigua iglesia jesuita de la ciudad, construida en la segunda mitad del siglo XVII. Buen ejemplo de arquitectura y decoración manierista. : El convento e iglesia franciscanos de la primera mitad del siglo XVIII es otro buen ejemplo de la arquitectura colonial portuguesa. La decoración barroca de la iglesia se encuentra entre las mejores de Brasil. : Iglesia rococó con decoración interior neoclásica. La imagen de Nosso Senhor do Bonfim es la más venerada de la ciudad, y la Fiesta de Nuestro Señor del Buen Final (Festa de Nosso Senhor do Bonfim) en enero es el más importante de la ciudad después del Carnaval. (Mercado Modelo): En 1861, en la Plaza Cayrú, se construyó el Edificio de Aduanas, con una rotonda (gran sala circular con techo abovedado) en la parte trasera, donde fondearon los barcos para descargar su mercadería. (Elevador Lacerda): Inaugurado en 1873, este ascensor fue proyectado y construido por el empresario Antônio Francisco de Lacerda.Las cuatro jaulas del ascensor conectan los 72 metros (236 pies) entre la plaza Thomé de Souza en la ciudad alta y la plaza Cayru en la parte baja. ciudad. En cada recorrido, que dura 22 segundos, el ascensor transporta a 128 personas, las 24 horas del día.

Salvador ofrece a los visitantes y residentes diversas actividades deportivas. El Estadio Fonte Nova, también conocido como Estádio Octávio Mangabeira es un estadio de fútbol inaugurado el 28 de enero de 1951 en Salvador, Bahía, con una capacidad máxima de 66.080 personas. El estadio ahora ha sido reemplazado por un nuevo estadio llamado Itaipava Arena Fonte Nova con una capacidad de 56.000 personas. Este estadio acogió los partidos de la Copa FIFA Confederaciones 2013 y la posterior Copa Mundial de la FIFA 2014, así como la competición de fútbol de los Juegos Olímpicos de Verano de 2016. El estadio es propiedad del gobierno de Bahía y es el estadio del Esporte Clube Bahia. Su nombre formal honra a Octávio Cavalcanti Mangabeira, ingeniero civil, periodista y ex gobernador del estado de Bahía de 1947 a 1954. El estadio se llama Fonte Nova, porque está ubicado en Ladeira das Fontes das Pedras. El estadio se cerró en 2007 debido a un accidente, y los partidos en casa del E.C. Bahia ahora se juegan en otro estadio, en Pituaçu.

Esporte Clube Bahia y Esporte Clube Vitória son los principales equipos de fútbol de Salvador. Bahia ha ganado 2 títulos nacionales, la Taça Brasil en 1959 y la Liga Brasileña en 1988, mientras que el Vitória fue subcampeón de la liga brasileña en 1993 y la Copa do Brasil en 2010. EC Ypiranga es el tercer equipo de la ciudad con 10 títulos de el Campeonato Baiano.

Salvador cuenta con dos amplias áreas verdes para la práctica del golf. Cajazeiras Golf and Country Club cuenta con un campo de 18 hoyos, instructores, caddies y equipo para alquilar. El club de golf Itapuã, ubicado en la zona del Hotel Sofitel, cuenta con campo de 9 hoyos, tienda de equipos, caddies y palos de alquiler. El tenis es muy popular entre las élites salvadoreñas, con una gran cantidad de jugadores y torneos en los clubes privados de la ciudad. Brasil Open, el torneo más importante del país, se celebra cada año en Bahía. [ cita necesaria ]

Durante las últimas décadas, el voleibol ha crecido de manera constante en Salvador, especialmente después de la medalla de oro ganada por Brasil en los Juegos Olímpicos de Verano de 1992 en Barcelona. [ cita necesaria ] Los torneos más importantes de Bahía son el Campeonato Estatal, el Torneo de la Liga Estatal y los Juegos Primavera, y los principales equipos son Associação Atlética da Bahia, Bahiano de Tênis y Clube the Regatas Itapagipe. También hay eventos de voleibol de playa. Salvador ha albergado muchos torneos internacionales. Federação Bahina de Voleibol (la liga estatal) puede informar el calendario de torneos. El boliche es practicado tanto por adolescentes como por adultos en Salvador. Boliche do Aeroclube y Space Bowling están equipados con carriles automáticos, así como una completa infraestructura de bares.

La liga de baloncesto de Bahía existe desde 1993 y cuenta con 57 equipos. El deporte es muy popular en la ciudad de Salvador, especialmente entre los estudiantes. [119] Hay varias canchas repartidas por la ciudad, donde se puede jugar gratis, como la ubicada en la plaza Bahía Sol, donde la gente juega. [120] También hay varios gimnasios, en clubes como Bahiano de Tênis y Associação Atlética y los Gimnasios Antonio Balbino (popularmente conocido como "Balbininho"), que es un estadio que puede albergar hasta 7.000 personas.

Las condiciones climáticas de la Bahía de Todos os Santos y Salvador son ideales para la competición y la navegación recreativa. La ciudad cuenta con buena infraestructura para la práctica de la navegación, como alquiler y venta de espacio de muelle, mantenimiento de embarcaciones, restaurantes, snack bar, tiendas de conveniencia, tiendas de productos náuticos, agencias de alquiler de embarcaciones, sistemas de comunicación VHF y SSB, eventos y total asistencia a las tripulaciones. [121] La gran cantidad de eventos de vela organizados por clubes y sindicatos, como regatas oceánicas y regatas típicas de botes (botes de pesca de madera y canoas), demuestra la fuerza creciente de este deporte. Actualmente, Salvador tiene un calendario de carreras nacional con decenas de eventos, recibiendo también las carreras Mini Transat 6.50 y Les Illes du Soleil. [121]

Las carreras de botes de remos comenzaron en la ciudad hace más de cien años. [122] Originalmente lo practicaban jóvenes de familias tradicionales, que pasaban allí sus vacaciones de verano. El deporte es una opción de ocio en Cidade Baixa (la parte baja de la ciudad). Esporte Clube Vitória y Clube São Salvador fueron los pioneros en el deporte. En la actualidad, estas dos entidades y también el Clube de Regatas Itapagipe lideran las competencias que se realizan en la ciudad. Con la reciente renovación del área Dique do Tororó, Salvador recibió nuevos carriles para la práctica del deporte.


Festivales en Brasil

El carnaval es la fiesta más importante de Brasil, pero también hay otras fiestas, desde los días de los santos hasta celebraciones en torno a las elecciones o la Copa del Mundo.

Carnaval

Cuando llega el Carnaval, el país se convierte en una de las fiestas más serias del mundo. Un carnaval caribeño puede prepararte un poco, pero lo que sucede en Brasil es más espectacular, dura más y es a una escala mucho mayor. Cada lugar en Brasil, grande o pequeño, tiene alguna forma de Carnaval, y en tres lugares especialmente - Río, Salvador y Olinda, en las afueras de Recife - el Carnaval se ha convertido en un evento masivo, involucrando aparentemente a toda la población de las ciudades y atrayendo visitantes de por todo el mundo.

El momento exacto en que comienza el Carnaval depende del calendario eclesiástico: comienza a la medianoche del viernes anterior al miércoles de ceniza y termina el miércoles por la noche, aunque efectivamente la gente comienza a festejar el viernes por la tarde, durante cuatro días de celebración continua y decidida. Suele ocurrir a mediados de febrero, aunque muy ocasionalmente puede ser principios de marzo. Pero, en efecto, todo el período desde la Navidad es una especie de período previo al Carnaval. La gente comienza a trabajar en el vestuario, se componen las canciones y se realizan ensayos en los patios de recreo y patio de la escuela, de modo que el Carnaval llega como una culminación en lugar de una explosión repentina de emoción y color.

Durante los dos fines de semana inmediatamente antes del Carnaval propiamente dicho, hay bailes carnavalescos, que se vuelven bastante salvajes. No espere encontrar muchas cosas abiertas o hacer mucho en la semana anterior al Carnaval, o la semana siguiente, cuando el país se toma unos días libres para sacudirse la enorme resaca colectiva. Durante el mismo Carnaval, las tiendas abren brevemente los lunes y martes por la mañana, pero los bancos y las oficinas permanecen cerrados. Las aerolíneas nacionales, los autobuses locales e interurbanos ofrecen un servicio dominical durante el período.

El Carnaval más familiar y espectacular es el de Río, dominado por la samba y el desfile de las escuelas de samba por la enorme extensión de cemento del gloriosamente llamado Sambódromo. Uno de los lugares más importantes del mundo y televisado en vivo a todo el país, el Carnaval de Río tiene sus críticos. Ciertamente es menos participativo que Olinda o Salvador, con gente apiñada en las gradas mirando, en lugar de seguir las escuelas.

Salvador es, en muchos sentidos, la antítesis de Río, con varios enfoques alrededor del casco antiguo de la ciudad: el desfile es solo una de las muchas cosas que suceden, y la gente sigue las escuelas que desfilan y el trío elétrico, grupos que juegan en lo alto de camiones. cableado para sonido. La samba es solo uno de los varios tipos de música que se reproducen, si es música que le interesa, Salvador es el mejor lugar para escucharla y verla.

Olinda, en un entorno colonial mágico a las afueras de Recife, tiene un carácter propio, menos frenético musicalmente que Río y Salvador, está dominado por frevo, el ritmo rápido y giratorio de Pernambuco, y es en cierto modo el más distintivo visualmente, con sus bonecos, grandes figuras de papel maché que son la pieza central de los desfiles callejeros de Olinda.

Algunos lugares que esperaría que fueran lo suficientemente grandes como para tener un carnaval impresionante son de hecho notoriamente malos: las ciudades en esta categoría son São Paulo, Brasilia y Belo Horizonte. Por otro lado, también hay lugares que tienen Carnavales mucho mejores de los que te imaginas: el de Belém es muy distintivo, con la comida amazónica y los ritmos del carimbó, y Fortaleza también tiene una buena reputación. El sur, generalmente descartado por la mayoría de la gente en lo que respecta al Carnaval, tiene eventos importantes en Florianópolis, principalmente destinados a atraer turistas argentinos y paulistas, y el Carnaval más pequeño pero más distintivo en Laguna. Para obtener detalles completos de los eventos, la música y los acontecimientos de cada uno de los principales Carnavales, consulte las secciones correspondientes de la Guía.

Otros festivales

La tercera semana de junio tiene festas juninas, dirigidas principalmente a los niños, que se visten con sombreros de paja y camisas a cuadros y sueltan globos de papel con velas adheridas (para proporcionar el aire caliente), provocando desde un susto hasta una gran conflagración cuando aterrizan. .

Las elecciones y el Mundial suelen ser excusas para celebraciones improvisadas, mientras que las celebraciones oficiales, con desfiles militares y discursos patrióticos, tienen lugar el 7 de septiembre (Día de la Independencia) y el 15 de noviembre, aniversario de la declaración de la República.

En pueblos y zonas rurales, bien puede toparse con un dia de festa, el día de la patrona local, un evento muy sencillo en el que la imagen del santo se hace desfilar por el pueblo, con banda y petardos, una misa de acción de gracias. se celebra, y luego todos se vuelven hacia los placeres seculares de la feria, el mercado y la botella. En Belém, esta tradición alcanza su cenit en el Cirio anual el segundo domingo de octubre, cuando multitudes de más de un millón siguen la procesión de la imagen de Nossa Senhora de Nazaré, pero la mayoría de las festas son eventos de pequeña escala y pueblos pequeños.

En los últimos años, muchas ciudades han creado nuevos festivales, generalmente ferias industriales glorificadas o espectáculos agrícolas. A menudo, estos eventos llevan el nombre del producto más importante de la zona, como la Festa Nacional do Frango e do Peru (pollos y pavos) en Chapecó. De vez en cuando, vale la pena asistir a estas creaciones del gobierno local, ya que algunas promueven la cultura popular local y la industria. Uno de los mejores es la Festa Pomerana anual de Pomerode, que tiene lugar en la primera quincena de enero y ha contribuido mucho a fomentar la promoción de las tradiciones alemanas locales.

Fútbol en Brasil

Ir a un partido de fútbol en Brasil es algo que incluso los aburridos del juego disfrutarán como espectáculo: los estadios son miradas en sí mismos y los grandes partidos se ven detrás de una pantalla de tapones y banderas ondeando, pancartas enormes, tambores masivos, fuegos artificiales y petardos. con los cánticos, rugidos y silbidos de los aficionados al fútbol más apasionados del mundo.

Los principales equipos de Brasil se concentran en Río y São Paulo. En Río, Flamengo es el equipo mejor apoyado del país, y su distintiva camiseta de aros rojos y negros se ve por todas partes. Sus enfrentamientos con el perenne rival de Río Fluminense (rayas granate, verde y blanco) es uno de los partidos más intensos del fútbol de clubes brasileño, solo rivalizado por los partidos entre los dos equipos principales de São Paulo, São Paulo (blanco con aros rojos y negros) y Coríntians (blanco). En Río, Botafogo (franjas blancas y negras con la famosa insignia de la estrella blanca) y Vasco (blanco con franja diagonal negra) compiten con Fla-Flu por el dominio, mientras que Palmeiras (verde) y Santos (blanco) conforman los cuatro grandes en Sao Paulo. Los únicos equipos que conviven consistentemente con lo mejor de Río y São Paulo son Internacional (rojo) y Grêmio (rayas azules, blancas y negras) de Porto Alegre, y Atlético Mineiro (blanco) y Cruzeiro (azul oscuro) de Belo Horizonte.

Los estadios brasileños tienden a ser enormes, de hormigón y, con algunas excepciones, bastante lúgubres y carentes de carácter: rara vez están llenos a excepción de los clásicos, partidos entre equipos importantes, y dependen de la afición más que de su arquitectura para el color y el sentimiento. La mayoría de los campos están separados de los aficionados por una amplia pista de atletismo y, a veces, incluso por un foso, lo que aleja el juego de las gradas de lo que los aficionados británicos están acostumbrados. Pero vale la pena salir de su camino por algunos estadios: el Maracanã en Río, huelga decirlo, pero también el hermoso Art Deco Pacaembú en São Paulo. Ningún aficionado al fútbol debería visitar Río sin dejar una mañana para el excelente recorrido por el Maracaná, o perderse el magnífico nuevo Museu de Futbol cuando esté en São Paulo.

Los boletos son muy baratos para los estándares europeos, los buenos asientos en un clásico no costarán más de R $ 50, pero un partido ordinario costará la mitad o menos; el problema es la disponibilidad más que el precio. Para los clásicos, los hoteles suelen tener paquetes que incluyen transporte, boletos y una guía por alrededor de R $ 100 todo incluido, una forma costosa de hacerlo, pero a menudo la única opción práctica si no puede obtener un boleto con unos días de anticipación. Para los partidos ordinarios, casi siempre puedes presentarte media hora antes y buscar la bilheteria, la taquilla, que generalmente solo acepta efectivo. Todos los estadios son de dos pisos, la mayoría son ahora para todos los asientos, pero algunos todavía tienen terrazas en el piso inferior: los asientos del piso superior son arquibancada, geral del piso inferior. No hay tanto problema con la violencia de masas en Brasil como en muchos países europeos, pero no use una camiseta de club brasileño solo para estar seguro: las camisetas no brasileñas no son un problema (excepto las argentinas, la dos países no se llevan bien en términos futbolísticos), y los aficionados brasileños son extremadamente amables con los extranjeros. Diciembre es temporada baja, de lo contrario, una mezcla de campeonatos estatales y nacionales asegura un fútbol constante.


Brasil Medio Ambiente

En Brasil, el medio ambiente consta de siete biomas: el Amazonas, el Cerrado, la Caatinga, el Pantanal, la Mata Atlántica, la Pampa & # 8211 o Campos del Sur & # 8211 y la Costa.

Las Cataratas del Iguazú son una de las maravillas naturales más impresionantes de Brasil. Después de ver las Cataratas del Iguazú, dijo Elenor Roosevelt, & # 8220 hace que nuestras Cataratas del Niágara parezcan un grifo de cocina & # 8221. Las poderosas Cataratas del Iguazú a menudo terminan siendo el punto culminante de muchos viajes a Brasil. Es difícil competir con alrededor de 275 cascadas que abarcan aproximadamente 2 millas de largo, cayendo todas a la vez. Para ver las Cataratas del Iguazú en todo su esplendor, visite durante la temporada de lluvias, de diciembre a febrero, que es cuando suele pasar la mayor parte del agua sobre las cataratas.

Las cataratas se comparten entre Paraguay, Argentina y Brasil. Un visitante puede visitar ambos lados para obtener la perspectiva completa de las Cataratas del Iguazú. En el lado brasileño, puede tomar un paseo en bote hasta la base de las cascadas.


República Federativa de Brasil es simultáneamente el país más grande de América del Sur (tanto por población como por tamaño geográfico), así como uno de los más diversos y fascinantes. Está repleto de gente, plantas y animales fascinantes, así como dosis liberales de historia, religión, cultura y grandeza deportiva.

Las partes más densamente pobladas de Brasil se encuentran en las regiones centro-sur, que incluyen importantes conglomerados urbanos como Sao Paulo y Río de Janeiro.

Debido al rápido crecimiento experimentado por este país en términos de desarrollo urbano, industrialización y población a principios del siglo XXI, Brasil enfrenta una serie de desafíos sociales, ambientales y políticos.

Vista clásica del icónico patrón de acera, palmeras y cielo azul brillante en la playa de Ipanema, Río de Janeiro, Brasil.

Sin embargo, también es debido a este crecimiento que le está yendo tan bien en términos de economía. De hecho, es una de las economías más grandes e importantes del mundo. También es el único país de habla portuguesa en América del Norte y del Sur.

Esta herencia portuguesa se remonta a la década de 1700, cuando Brasil fue colonizado por primera vez por esta nación europea. Durante su rica y compleja historia, la esclavitud fue una parte importante de la herencia brasileña, aunque esto nunca se registró formalmente en los anales de la historia. Los esclavos fueron traídos al país a través del Océano Pacífico desde África. Por lo tanto, también hay una gran proporción de habitantes brasileños que tienen herencia africana.

Otros de ascendencia europea y asiática emigraron a Brasil en el siglo XIX. Estos eran principalmente de Japón, Polonia, España, Italia y Alemania. Por lo tanto, este país es ahora un crisol de diversidad étnica y cultural. A pesar de tal diversidad, Brasil mantiene un fuerte orgullo nacional y devoción religiosa. La gran mayoría, aproximadamente el 75%, de la población es católica romana, mientras que el resto son en gran parte cristianos o suscriben las diversas creencias basadas en África.

Brasil disfruta de una extensa costa que mide casi 7500 kilómetros (o más de 4600 millas). Sus otras fronteras están conformadas por Venezuela, Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Colombia, Bolivia, Perú, Argentina, Paraguay y Uruguay. De hecho, Ecuador y Chile son los únicos países sudamericanos con los que Brasil no comparte fronteras.

Brasil disfruta de una extensa costa que mide casi 7500 kilómetros (o más de 4600 millas). Sus otras fronteras están conformadas por Venezuela, Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Colombia, Bolivia, Perú, Argentina, Paraguay y Uruguay. De hecho, Ecuador y Chile son los únicos países sudamericanos con los que Brasil no comparte fronteras.

Hay varios grupos de islas que también pertenecen a Brasil, como San Pedro, Trindade y Fernando de Noronha, entre otros. Toda su superficie mide exactamente 8 514 876,599 kilómetros cuadrados o 3 287 612 millas cuadradas.

Además de ser geográficamente grande, Brasil también es naturalmente diverso. Comprende densos bosques tropicales y selvas, extensiones de costa, montañas imponentes, archipiélagos oceánicos (o grupos de islas), ríos, matorrales y llanuras onduladas. Debido a tal variación en los hábitats disponibles para plantas y animales, Brasil cuenta con una rica variedad de fauna y flora.

Edificio Copon, en forma de "S", un hito en el centro de la ciudad de São Paulo, Brasil.

De hecho, los científicos estiman que este país sudamericano alberga alrededor de cuatro millones de especies diferentes. Particularmente extensas son las poblaciones de aves y anfibios de este país.

En cuanto a la cultura local, Brasil sigue estando influenciado por las tradiciones y costumbres de los portugueses. Esto es evidente en la arquitectura, la música, la literatura, la gastronomía, la danza, la religión y el teatro del país.

Al ser el hogar de la selva amazónica, muchas otras maravillas naturales, atracciones culturales y vestigios históricos hacen de Brasil un destino turístico y un hogar fascinantes. Como país anfitrión de los Juegos Olímpicos de verano de 2016, se garantiza una afluencia de viajeros y aficionados al fútbol de todo el mundo.


Pomerode: la ciudad más alemana de Brasil

A unos treinta kilómetros al norte de Blumenau, una ciudad de Brasil, se encuentra la ciudad de Pomerode, llamada así porque sus fundadores vinieron de Pomerania, una región en la costa sur del Mar Báltico, dividida entre Alemania y Polonia. La ciudad fue fundada hace más de 150 años, sin embargo, incluso hoy, el noventa por ciento de la ciudad y los 25.000 habitantes hablan alemán con un marcado acento pommersch del siglo XIX.

Pomerode es probablemente una de las & # 8220 ciudades más alemanas de Brasil & # 8221. Esto es inmediatamente evidente tan pronto como uno entra en la ciudad a través de la puerta de entrada arqueada. Cada cabaña y edificio está construido en el estilo tradicional alemán caracterizado por ladrillos a la vista dentro de un marco de madera a la vista, que recuerda un entorno rural alemán de la década de 1900.

Pomerode no es la única ciudad alemana en Brasil. Hay muchos alemanes viviendo en la parte sur del país. Sus antepasados ​​habían abandonado su hogar en sucesivas oleadas de emigración que comenzaron en 1824 y se aceleraron tras las fallidas revoluciones de 1848, instalándose en Estados Unidos y en países sudamericanos como Brasil. La inmigración continuó hasta bien entrado el siglo XX, y se produjo otra gran afluencia inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial. Entre 1824 y 1969, alrededor de 250.000 alemanes emigraron a Brasil, donde constituyen la cuarta comunidad inmigrante más importante para asentarse en el país, después de portugueses, italianos y españoles.

A pesar de que la inmigración de alemanes a Brasil fue pequeña en comparación con el número que fue a los Estados Unidos, tuvo un impacto notable en la composición étnica del país, particularmente en el sur del país. A fines del siglo XIX, el 13,3% de la población de Rio Grande do Sul era de ascendencia alemana, y esa cifra se elevó al 21,6% en 1950.

En el libro & # 8220The Monroe Doctrine & # 8221, T B Edgington explicó el fenómeno del crecimiento:

El aumento natural de la población alemana en el sur de Brasil es maravilloso. Por regla general, crían de diez a quince hijos en cada familia. Blumenau, una colonia que fue colonizada por los alemanes hace más de cincuenta años, se duplica con creces cada diez años. El sur de Brasil ahora se llama & # 8216Greater Germany & # 8217, y los alemanes ejercen allí una supremacía comercial y financiera.

Durante buena parte del siglo XX, el gobierno brasileño no animó a la gente a hablar alemán. Durante los días de la presidencia de Getúlio Vargas, hablar alemán fue activamente reprimido y prohibido. Pero a lo largo de los años, el gobierno se ha vuelto más tolerante con los alemanes brasileños, reconociendo su existencia y abrazando la cultura de la población alemana. Hoy en día, el alemán forma parte del plan de estudios de las escuelas locales.


Tres días en la ciudad que alberga la mayor central hidroeléctrica en producción y una de las nuevas siete maravillas naturales del mundo.

São Roque de Minas

Puerta del Parque, São Roque de Minas guarda el secreto del famoso queso de Serra da Canastra.

Nova Olinda

Municipio ubicado en medio de sitios arqueológicos y fósiles de todo el mundo.

Aracruz

Municipio de Espírito Santo con fuerte presencia indígena en sus tierras.


Ver el vídeo: A indústria do turismo no Brasil (Diciembre 2021).