Podcasts de historia

GENERAL HENRY WAGNER HALLECK, Estados Unidos - Historia

GENERAL HENRY WAGNER HALLECK, Estados Unidos - Historia

ESTADÍSTICAS VITALES
NACIÓ: 1815 en Westernville, Nueva York.
MURIÓ: 1872 en Louisville, KY.
CAMPAÑAS: Primer Bull Run, Península, Fredericksburg, Chancelorsville, Gettysburg, Wilderness a Appomattox.
RANGO MÁS ALTO ALCANZADO: General de brigada.
BIOGRAFÍA
Henry Wagner Halleck nació en Westernville, Nueva York, el 16 de enero de 1815. Se graduó en West Point en 1839, con una gran aptitud para la teoría militar. Más tarde, Halleck enseñó en West Point, se convirtió en un experto en fortificaciones y luchó en México. Abogado y escritor, así como soldado y maestro; escribió libros sobre cuestiones legales y militares. Halleck se desempeñó como secretario de estado de California y fue el abogado principal en San Francisco durante la fiebre del oro.Cuando comenzó la Guerra Civil, Halleck regresó de California para aceptar una comisión como general de división en el Ejército de la Unión, hasta la fecha del 19 de agosto. 1861. Ese otoño, comandó el Departamento de Missouri, ganándose el sobrenombre de "Cerebros Viejos". Su eficacia en el entrenamiento de las tropas contribuyó al éxito de campo del General Ulysses S. Grant, el General de División Samuel R. Curtis y el Mayor Don Carlos Buell. Cuando el propio Halleck lideró tropas en el campo; en Corinth, Mississippi, en mayo de 1862; se desempeñó mal y fue demasiado cauteloso. El presidente Lincoln nombró a Halleck su general en jefe en julio de 1862. En ese puesto, Halleck se destacó como administrador, pero no era experto en asuntos de campo o interacciones personales. Cuando el general Grant fue nombrado comandante supremo de todos los ejércitos de la Unión, Halleck fue trasladado al nuevo puesto de jefe de personal. Ocupó este cargo hasta el final de la guerra. Después de la rendición confederada, Halleck estaba al mando de la División Militar de James. Más tarde fue asignado a la División del Pacífico, luego a la División del Sur. Halleck murió el 9 de enero de 1872 en Louisville, Kentucky.

Henry W. Halleck

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Henry W. Halleck, (nacido el 16 de enero de 1815, Westernville, NY, EE. UU.; muerto el 9 de enero de 1872, Louisville, Ky.), oficial de la Unión durante la Guerra Civil Estadounidense que, a pesar de su habilidad administrativa como general en jefe (1862-1864) , no logró una estrategia de batalla general para las fuerzas de la Unión.

Graduado de la Academia Militar de los Estados Unidos en West Point, Nueva York (1839), Halleck recibió el encargo de ingenieros y fue enviado en 1844 a visitar los principales establecimientos militares de Europa. Después de su regreso a los Estados Unidos, pronunció un curso de conferencias sobre la ciencia de la guerra, publicado en 1846 como Elementos del arte y la ciencia militares, que fue ampliamente utilizado como libro de texto por oficiales voluntarios durante la Guerra Civil. Cuando estalló la Guerra Mexicana (1846), sirvió en la expedición de los Estados Unidos a la costa del Pacífico y se convirtió en secretario de estado de California bajo el gobierno militar en 1849 y ayudó a redactar la constitución estatal. Cinco años después renunció a su cargo y se dedicó a la práctica de la abogacía.

Cuando estalló la guerra entre los estados (1861), Halleck regresó al ejército como general de división y fue encargado del mando supremo del teatro occidental. Allí jugó un papel decisivo para poner orden en el caos en las formaciones apresuradas de grandes ejércitos voluntarios, pero los éxitos militares de la primavera de 1862 se debieron principalmente a la habilidad militar de generales subordinados como Ulysses S. Grant y John Pope. En julio, sin embargo, con algunas dudas, el presidente Lincoln llamó a Halleck a Washington como su asesor militar y general en jefe de los ejércitos. Considerado responsable de posteriores reveses de los generales de la Unión en Virginia y frecuentemente en desacuerdo con sus subordinados y con el secretario de guerra, Edwin M. Stanton, fue reemplazado por Grant en marzo de 1864. Luego se desempeñó como jefe de personal hasta el final de la guerra.


Henry W. Halleck

Henry Wager Halleck nació el 16 de enero de 1815 en la granja familiar en el condado de Oneida, Nueva York. Al descubrir que despreciaba el trabajo agrícola, Henry se escapó de casa a una edad temprana y fue criado principalmente por su tío, quien lo puso en el camino hacia una educación militar. En West Point, Halleck era un estudiante favorito del estimado teórico Dennis Hart Mahan, y se graduó tercero en la clase de 1839. Como segundo teniente en el prestigioso Cuerpo de Ingenieros del Ejército, un joven Halleck ayudó a mejorar las defensas del puerto de Nueva York y viajó a Francia para aprender sobre las fortificaciones europeas. A su regreso, Halleck pronunció una serie de conferencias en Boston que fueron recopiladas y publicadas en 1846 como Elementos de arte militar y ciencia. Su trabajo, que fue bien recibido en la comunidad, se considera uno de los primeros ejemplos de profesionalismo militar estadounidense y le valió el sobrenombre de "Old Brains".

Cuando estalló la Guerra Mexicana, Halleck zarpó hacia California. En el camino, tradujo Vie Politique et Militaire de Napoleon de Jomini al inglés, mejorando aún más su reputación como un erudito militar de notable habilidad. En el momento de la Guerra Civil, casi todos los comandantes importantes de ambos bandos lo habían leído. Si bien vio el combate mientras estaba en el oeste, en Mazatlán, en 1847, Halleck se dedicó principalmente a funciones administrativas durante la guerra. Se convirtió en secretario de estado de la recién anexada California, ayudó a redactar la constitución del estado y estableció un bufete de abogados en San Francisco. Halleck se casó con Elizabeth Hamilton, la nieta de Alexander Hamilton, en 1854 y renunció al ejército para dedicarse a tiempo completo a sus lucrativas actividades legales. Halleck, Peachy y Billings fue una de las sociedades de abogados más prominentes del estado, y Halleck se sumó a su fortuna personal a través de la especulación de tierras y un período como presidente de Atlantic & amp Pacific Railroad. También fue un importante general de la milicia de California.

Cuando estalló la guerra civil en 1861, Halleck ofreció sin dudarlo sus servicios a la causa de la Unión, y Abraham Lincoln lo nombró rápidamente general de división. Al comienzo de la guerra, solo lo clasificaban Winfield Scott, George McClellan y John C. Frémont. En noviembre, Halleck fue enviado a St. Louis para reemplazar a Frémont, quien había sido un desastre al mando del Departamento del Missouri. Halleck rápidamente puso a trabajar su considerable talento administrativo, y en unos pocos meses restauró una medida de orden en una región definida hasta ese momento por el caos. Siguieron una serie de importantes victorias de la Unión en su departamento: Pea Ridge, Island No. 10, Fort Donelson y Shiloh. Aunque no había dirigido a las tropas personalmente, su trabajo organizativo había ayudado y Halleck, con razón o sin ella, recibió gran parte del crédito.

Sin embargo, cuando el propio Old Brains salió al campo, su estilo metódico y ponderado lo encontró deficiente. Permitió que las fuerzas confederadas bajo Beauregard se retiraran de Corinto, Mississippi, sin ser molestado, por lo que fue ampliamente criticado en la prensa. Sin embargo, en julio de 1862, Lincoln nombró a Halleck General en jefe de todas las fuerzas de la Unión, tal vez reconociendo que sus habilidades administrativas podrían utilizarse igualmente en Washington. Halleck tuvo éxito como organizador, pero fracasó rotundamente como estratega. Su tiempo como General en Jefe se definió por su incapacidad para llevarse bien con comandantes nominalmente subordinados o que sus órdenes fueran seguidas por ellos. McClellan caracterizó a Halleck como "el más desesperadamente estúpido de todos los hombres en una posición alta" (aunque, para ser justos, McClellan también llamó a Lincoln "el gorila original" y predijo que Robert E. Lee era "probable que fuera tímido e irresoluto en acción" ). Los superiores de Halleck tampoco estaban contentos con él. Gideon Welles escribió que "no origina nada, no anticipa nada ... no asume ninguna responsabilidad, no planea nada, no sugiere nada, no sirve para nada". Lincoln determinó que era "poco más que un empleado de primera".

En la primavera de 1864, Lincoln degradó a Halleck a jefe de personal, colocando a Grant al mando de todas las fuerzas de la Unión. Halleck sirvió el resto de la guerra desempeñando muchas de las mismas tareas que antes, asegurándose de que los ejércitos del Norte estuvieran debidamente equipados, alimentados y reforzados, lo que hizo muy bien. Después de Appomattox y el cese de hostilidades, Halleck fue trasladado de regreso a San Francisco para comandar la División Militar del Pacífico. En 1869, fue reasignado a la División del Sur, con sede en Louisville, Kentucky, donde murió en 1872. Está enterrado en el cementerio Green-Wood en Brooklyn, Nueva York. La historia no ha sido amable con Halleck, quien agrió sus relaciones con otros líderes de la época y cuya promesa militar, que mostró de manera tan brillante en el papel, nunca se materializó en el campo.


GENERAL HENRY WAGNER HALLECK, Estados Unidos - Historia

Mayor general Henry Wagner Halleck

Halleck, Henry W., general de división, nació en Westernville, Oneida, condado, NY, el 16 de enero de 1815. Después de una educación escolar común, recibida en la academia Hudson y un curso parcial en Union College, ingresó a la Academia militar de Estados Unidos el 1 de julio de 1835, graduándose cuatro años después tercero en una clase de treinta y uno. El 1 de julio de 1839 fue nombrado subteniente del cuerpo de ingenieros del ejército, y por su marcada habilidad y destreza como instructor, siendo todavía cadete, fue retenido como profesor asistente de ingeniería en la academia hasta el 28 de junio de 1840. Durante el año siguiente actuó como asistente de la junta de ingenieros en Washington, DC, y desde allí fue trasladado para ayudar en la construcción de las fortificaciones en el puerto de Nueva York. Aquí permaneció varios años, a excepción del tiempo que pasó en 1845 en una gira de inspección de obras públicas en Europa, recibiendo en ausencia un ascenso a primer teniente. Al estallar la guerra con México, fue enviado a California como ingeniero de operaciones militares para la costa del Pacífico, y luego de un viaje de siete meses en el transporte Lexington, llegó a Monterey, Cal., Que fortificó parcialmente como puerto. de refugio para la flota del Pacífico, y base para las incursiones en California por tierra. En su calidad militar acompañó varias expediciones en la del coronel Burton a la Baja California, actuó como jefe de estado mayor de ese oficial y participó en las escaramuzas de Palos Prietos y Urias,
Del 19 al 20 de noviembre de 1847 con algunos voluntarios hicieron una marcha forzada a San Antonio, el 16 de marzo de 1848, sorprendiendo a una gran guarnición mexicana y casi capturando al gobernador, y se comprometió en Todos Santos el 30 de marzo. de-campamento a Com. Shubrick en operaciones navales en la costa, entre las que se encontraba el
Captura de Mazatlán (de la que durante un tiempo fue teniente-gobernador), y por "servicios galantes y meritorios", recibió la comisión de capitán por brevet, hasta la fecha del 1 de mayo de 1847. Como secretario de los gobiernos militares de Gens. Mason y Riley, mostró "gran energía, altas cualidades administrativas, excelente juicio y admirable adaptabilidad a sus variados y onerosos deberes", y como miembro de la convención, fue llamado a reunirse en Monterey el 1 de septiembre de 1849 para
enmarcar una constitución para el estado de California, él fue sustancialmente el autor de ese instrumento. El 21 de diciembre de 1852 fue nombrado inspector e ingeniero de faros a partir del 11 de abril de 1853, fue miembro de la junta de ingenieros para fortificaciones de la costa del Pacífico, recibiendo el ascenso de capitán de ingenieros el 1 de julio y retuvo todos estos cargos hasta el 1 de agosto de 1854, cuando renunció al ejército para convertirse en el jefe del bufete de abogados más destacado de San Francisco, con grandes intereses y muy valiosas propiedades en el estado, con cuyo desarrollo y prosperidad se identificaba su nombre. En 1860-61 fue mayor general de la milicia de California, y al estallar la Guerra Civil ofreció sus servicios al gobierno, y fue nombrado mayor general de recomendación del general Scott, cuya comisión data del 19 de agosto de 1860. 1861 habituales en urgencias. El 18 de noviembre asumió el mando del Departamento de Missouri, con sede en St. Louis,
donde su vigoroso gobierno pronto estableció el orden. Después de la victoria en Shiloh Halleck salió al campo, el 11 de marzo de 1862, sucedió en el mando del Departamento del Mississippi, y el sitio de Corinto tuvo lugar bajo su dirección personal. Tras la evacuación del enemigo, y en medio de la fortificación de Corinto contra su regreso del sur, Halleck recibió la visita de dos secretarios adjuntos de guerra y un senador estadounidense, para instarle a que aceptara el cargo de general en jefe. , que le había sido licitada, pero que declinó hasta que los acontecimientos de la campaña peninsular le obligaron a aceptar el honor el pasado mes de julio.
Desde Washington, el 28 de octubre, escribió la carta que constituye "la única explicación oficial de la destitución final de McClellan del mando, el 7 de noviembre". Después de que el general Grant se convirtió en teniente general del ejército, Halleck permaneció en Washington como jefe de personal del 12 de marzo de 1864 al 19 de abril de 1865 y del 22 de abril al 1 de julio de este último año estuvo al mando de la división militar de la James con sede en Richmond. El 30 de agosto tomó el mando de la división del Pacífico, de la cual fue relevado por el general George H. Thomas, y el 16 de marzo de 1869, fue trasladado a la del Sur, con sede en Louisville, Ky. Gen . Halleck murió en Louisville, el 9 de enero de 1872. - Fuente: The Union Army, vol. 8

Esta foto del presidente Lincoln en su lecho de muerte se encontró en el álbum familiar Hallock de Amy Luciano. Es un grabado de C.A. Asp de Washington, DC. El grabado ha sido elogiado por su realismo. Supuestamente es un hallazgo raro, porque no era popular en ese momento, probablemente debido al mismo realismo.
NOTA: Henry sería el quinto de la izquierda

En la página web "Noticias de la muerte de Abraham Lincoln", la siguiente cita enumera a los que estaban junto a la cama del presidente Lincoln durante sus últimos momentos:
Rodeando el lecho de muerte del presidente estaban los secretarios Stanton, Welles, Usher, el fiscal general Speed, el director general de correos Dennison, M.B. Field, Subsecretario del Tesoro Juez Otto, Subsecretario del Interior Gen. Halleck, El general Meigs, el senador Sumner, R.F. Andrews, de New-York Gen. Todd, de Dacotah John Hay, Secretario Privado Gov.Oglesby, de Illinois Gen Farnsworth, Mr. y Miss Kenney, Miss Harris, Capitán Robert Lincoln, hijo del Presidente, y Doctores EW Abbott, RK Stone, C.D. Gatch, Neal Hall y el Sr. Lieberman. El secretario McCulloch permaneció con el presidente hasta las 5 en punto, y el presidente del Tribunal Supremo Chase, después de varias horas de asistencia durante la noche, regresó esta mañana temprano.

Halleck, Henry Apuesta
Diccionario biográfico de estadounidenses notables del siglo XX: volumen V página 42
HALLECK, Henry Wager, soldado, nació en Westernville, Nueva York, el 16 de enero de 1815. Era descendiente de Peter Halleck (o Hallock) de Long Island, 1640, y de Henry Wager, uno de los primeros colonos del centro de Nueva York. Se matriculó en Union College y se graduó en la academia militar de los Estados Unidos en 1839, tercero en una clase de treinta y uno. Fue nombrado segundo teniente en el cuerpo de ingenieros y fue retenido en la academia como profesor asistente de ingeniería y el 28 de julio de 1840, fue transferido a la junta de ingenieros de Washington, D.C., como asistente. Participó en las fortificaciones del puerto de Nueva York, 1840-17, y durante ese período visitó Europa en una gira de inspección de obras públicas. Fue ascendido a primer teniente en 1845 y en 1847 se le ordenó ir a California como ingeniero de la costa occidental. Navegó en el transporte Lexington, aterrizó en Monterey, Cal., Donde hizo una base militar al fortificar el puerto, y que también se convirtió en el punto de encuentro de la escuadra del Pacífico. Acompañó varias expediciones fue jefe de estado mayor al coronel Burton, y participó en diversas escaramuzas en Baja California en noviembre de 1847 comandó a los voluntarios que marcharon a San Antonio, y el 16 de marzo de 1848, sorprendió a la guarnición mexicana y entabló una escaramuza. en Todos Santos, el 30 de marzo y ayudó al comodoro Shubrick. U.S.N., en la toma de Mazatlán, de cuyo lugar fue por un tiempo vicegobernador. Fue nombrado capitán a la fecha desde el 1 de mayo de 1847 por sus "valientes y meritorios servicios" en estos compromisos. Fue secretario militar de los gobernadores militares Mason y Riley y fue elogiado por "gran energía, altas cualidades de admiración, excelente juicio y admirable adaptabilidad a sus variados y onerosos deberes". Fue miembro de la convención que se reunió en Monterey el 1 de septiembre de 1849 para redactar una constitución para California, redactó el instrumento y se negó a representar al estado en el Senado de los Estados Unidos, prefiriendo continuar su servicio en el ejército como ayudante. -de-campamento en el estado mayor del general Riley. Fue inspector e ingeniero de faros, de 1852 a 1853 miembro de la junta de ingenieros de fortificaciones en la costa del Pacífico. 1853-54 fue ascendido a capitán de ingenieros el 1 de julio de 1853 y renunció al ejército el 1 de agosto de 1854 para convertirse en el jefe de un bufete de abogados de San Francisco, con grandes intereses terratenientes en el estado. Fue director general de las minas de mercurio de New Almaden, 1850-61 presidente del ferrocarril Pacífico y Atlántico desde San José a San Francisco, 1855-61 mayor general de la milicia estatal, 1860-61, y a principios de 1861 fue nombrado por recomendación urgente del general Scott, general de división del ejército de los Estados Unidos, su comisión data del 19 de agosto de 1861. Era comandante del departamento de Missouri, que abarcaba el oeste de Kentucky, Illinois, Wisconsin, Minnesota, Iowa, Missouri y Arkansas, con sede en St. Louis. Aportó a este cargo una formación y experiencia militar que en tres meses colocó al ejército federal en posesión de todo el territorio bajo su control, salvo el sur de Missouri y el oeste de Kentucky, y luego, con la ayuda de la flotilla de cañoneras del almirante Foote y la Ejército del General Grant, se iniciaron las operaciones militares que resultaron en la captura de los Fuertes Henry y Donelson, la posesión de Bowling Green, Columbus y Nashville de Nuevo Madrid, Columbus y la Isla No. 10 en el Mississippi, y de todo Missouri y el norte de Arkansas, estableciendo el ejército federal en una línea que se extiende desde Chattanooga hasta Memphis. Los departamentos de Kansas y Ohio se colocaron en su departamento, el 11 de marzo de 1862, y el conjunto se conoció como el departamento del Mississippi, que incluía el territorio entre las montañas Alleghany y Rocky. Después de la batalla de Shiloh, el general Halleck tomó personalmente el campo y se movió contra Corinto, que había sido fortificado por el ejército confederado, y al llegar al lugar el 30 de mayo, cayó en sus bandas sin asalto, habiendo evacuado el lugar el enemigo. Dirigió la persecución de los confederados que huían, el General Pope siguió la retirada directa, mientras Sherman marchó a Memphis, ya capturado por las cañoneras antes de su llegada, y Buell marchó contra Chattanooga. Ocupó las fortificaciones en Corinto, reparó las comunicaciones ferroviarias y se preparó para operar contra Vicksburg, cuando el 23 de julio se aceptó el nombramiento, hecho por el presidente Lincoln, como general en jefe de los ejércitos de los Estados Unidos con sede en Washington. DC Inmediatamente ordenó el retiro del ejército de McClellan de la Península y su carta a ese comandante con fecha del 28 de octubre de 1863, fue la única explicación oficial de la remoción de McClellan del mando del ejército del Potomac, el 28 de noviembre de 1863. 7. 1863. Cuando el general Grant fue nombrado teniente general el 12 de marzo de 1864, mediante un acto especial del congreso que le otorgó el rango, el general [p.42] Halleck fue nombrado jefe de personal y continuó en Washington hasta el 19 de abril. , 1865, cuando fue trasladado a Richmond, Virginia, como comandante de la división militar de James. Sus órdenes a los oficiales al mando de las fuerzas que operan en Carolina del Norte contra el ejército del general Joseph E. Johnston, "no prestar atención a ninguna tregua u órdenes del general Sherman con respecto a las hostilidades" y "seguir adelante independientemente de las órdenes de cualquiera, excepto el general Grant, y cortó la retirada de Johnston ", provocó una ruptura en la amistad que existía desde hacía mucho tiempo entre los dos comandantes. El 80 de agosto de 1865 fue transferido al mando de la división del Pacífico y al ser relevado por Gert. George H. Thomas fue trasladado a la división del sur, con sede en Louisville, Ky. 16 de marzo de 1869. Fue elegido profesor de ingeniería en la escuela científica Lawrence de la Universidad de Harvard en 1848, pero declinó el nombramiento. Union College le otorgó el título honorífico de A.M. en 1843, y el de LL.D. en 1862. Pronunció ante el Instituto Lowell, Boston, Mass., en el invierno de 1845-46, doce conferencias sobre la ciencia de la guerra, que se publicaron como "Elementos de arte y ciencia militares" (1846, 2ª ed. 1861 ), y este trabajo se convirtió en el manual para oficiales voluntarios de la guerra civil. Durante su viaje de siete meses a California alrededor del cuerno, tradujo "Vie Politique et Militaire de Napoleon" del barón Jomini, que publicó en 1864. También publicó: A Collection of Mining Laws of Spain and Mexico (1859) una traducción de DeFooz sobre el derecho de las minas con observaciones introductorias (1860) y el derecho internacional sobre las normas que regulan las relaciones de los Estados en la paz y la guerra (1861), condensado y adaptado para su uso en escuelas y colegios (1866). Murió en Louisville, Ky., El 9 de enero de 1872.

Elizabeth Hamilton, esposa del general Henry Wagner Halleck,
era hija del coronel John Church Hamilton y nieta de Alexander Hamilton.

COLUMNA. JOHN CHURCH HAMILTON, abogado, nacido en Filadelfia el 22 de agosto de 1792, mientras que su padre era Secretario del Tesoro, murió en Long Branch, Nueva Jersey, el 25 de julio de 1882. Fue uno de los seis hijos de Alexander Hamilton, soldado y estadista. Su madre era hija del general Philip Schuyler. Si bien la muerte de Alexander Hamilton, como consecuencia del histórico duelo con Aaron Burr, dejó a la familia en circunstancias difíciles, el tema de estas memorias pudo, no obstante, graduarse en 1809 en el Columbia College. Fue admitido en el colegio de abogados y se dedicó [p. 296] al ejercicio de su profesión. Durante la guerra de 1812, sirvió como ayudante en el estado mayor del general Harrison, con el título de coronel. Originalmente un Whig, se unió al Partido Republicano antes de la Guerra Civil, y admiró y apoyó al General Grant, y en un momento se postuló para el Congreso. El matrimonio puso a su disposición amplios medios, y el coronel Hamilton se entregó entonces al estudio y las actividades literarias. En 1834-40 publicó las "Memorias de Alexander Hamilton", en las que relataba la vida de su padre con la tragedia que la puso fin, pero, con la delicadeza del sentimiento característico de él, no mencionó ese suceso. Sus "Obras de Alexander Hamilton", en dos volúmenes, aparecieron en 1851. En 1850-58, publicó una "Historia de la República, como se describe en los Escritos de Alexander Hamilton", en siete volúmenes. Se casó el 20 de diciembre de 1814 con la señorita Maria Eliza Van den Heuvel, hija del barón John Cornelius Van den Heuvel, una vez gobernador de Dulde, Guayana, y un comerciante importante de su época, que vivía en la esquina de la calle Barclay y Broadway y poseía una hermosa propiedad en Bloomingdale. La Sra. Hamilton murió en 1872. Nueve hijos sobrevivieron a su padre: Alexander Hamilton, de Tarrytown Gen. Schuyler Hamilton, de Jamaica, NY Juez Charles A. Hamilton, de la Corte Suprema de Wisconsin William Gaston Hamilton, ingeniero civil y vicepresidente de The Mexican Telegraph Co. Elizabeth, quien se casó por primera vez con el general de división Henry W. Halleck, y después de su muerte con el general de división George W. Cullum Mary E. esposa del juez Charles A. Peabody y Charlotte A., Adelaide y Alice W. Hamilton.

FACTURAS, Frederick, abogado, nació en Royalton, Vermont, el 27 de septiembre de 1823 hijo de Oel y Sophia (Wetherbe) Billings. Cuando era muy joven, sus padres se mudaron a Woodstock. Asistió a la academia sindical Kimball y se graduó de la Universidad de Vermont en la clase de 1844. De 1846 a 1848 se desempeñó como secretario de asuntos civiles y militares del gobernador Eaten. Fue admitido en el colegio de abogados en 1848 y poco después acompañó a un cuñado a San Francisco. Mientras estaban en Nueva York, esperando un vapor hacia el istmo de Panamá, llegó la noticia del descubrimiento de oro en California, y el joven Billings fue el primer abogado en exhibir su signo en la embrionaria ciudad de San Francisco. En su salida, el Sr. Billings conoció a Archibald C. Peachy, un joven abogado de Virginia, y poco después de su llegada a San Francisco formaron una sociedad como Peachy & amp Billings. Más tarde teniente. Henry apuesta Halleck se incorporó a la sociedad, y también a Trenor W. Park de Vermont, y durante muchos años Halleck, Peachy, Billings & amp Park fueron el bufete de abogados líder en San Francisco. El Sr. Billings, al estallar la guerra, hizo una señal de servicio en la prevención de la secesión del estado, y la legislatura de [p. 295] California, por resolución, solicitó al presidente Johnson que le otorgara un puesto en el gabinete.

Enciclopedia de Herringshaw de la biografía americana del siglo XIX.
página 439


Contenido

Halleck nació en una granja en Westernville, condado de Oneida, Nueva York, tercer hijo de 14 de Joseph Halleck, un teniente que sirvió en la Guerra de 1812, y Catherine Wager Halleck. El joven Henry detestaba la idea de una vida agrícola y se escapó de casa a una edad temprana para ser criado por un tío, David Wager de Utica. [1] Asistió a Hudson Academy y Union College, luego a la Academia Militar de los Estados Unidos. Se convirtió en el favorito del teórico militar Dennis Hart Mahan y se le permitió dar clases cuando aún era cadete. [2] Se graduó en 1839, tercero en su clase de 31 cadetes, como segundo teniente de ingenieros. [3] Después de pasar unos años mejorando las defensas del puerto de Nueva York, escribió un informe para el Senado de los Estados Unidos sobre las defensas de la costa, Informe sobre los Medios de Defensa Nacional, lo que complació al general Winfield Scott, quien recompensó a Halleck con un viaje a Europa en 1844 para estudiar las fortificaciones europeas y el ejército francés. [4] Al regresar a casa como primer teniente, Halleck dio una serie de doce conferencias en el Instituto Lowell en Boston que posteriormente se publicaron en 1846 como Elementos del arte y la ciencia militares. [5] Su trabajo, una de las primeras expresiones del profesionalismo militar estadounidense, fue bien recibido por sus colegas y fue considerado uno de los tratados tácticos definitivos utilizados por los oficiales en la próxima Guerra Civil. Sus búsquedas académicas le valieron el apodo (más tarde despectivo) de "Cerebros Viejos". [2]

Durante la guerra entre México y Estados Unidos, Halleck fue asignado al servicio en California. Durante su viaje de siete meses en el transporte USS Lexington alrededor del Cabo de Hornos, asignado como ayudante de campo del comodoro William Shubrick, tradujo el libro de Henri Jomini Vie politique et militaire de Napoleon, lo que mejoró aún más su reputación de erudito. Pasó varios meses en California construyendo fortificaciones, luego fue expuesto al combate por primera vez el 11 de noviembre de 1847, durante la captura por Shubrick del puerto de Mazatlán. El teniente Halleck se desempeñó como vicegobernador de la ciudad ocupada. Fue galardonado con una promoción brevet a capitán en 1847 por su "servicio valiente y meritorio" en California y México. (Más tarde sería nombrado capitán del ejército regular el 1 de julio de 1853). [3] Fue trasladado al norte para servir bajo el mando del general Bennet Riley, gobernador general del Territorio de California. Halleck pronto fue nombrado secretario de estado militar, cargo que lo convirtió en representante del gobernador en la convención de 1849 en Monterey, donde se redactó la constitución del estado de California. Halleck se convirtió en uno de los principales autores del documento. El Museo Militar del Estado de California escribe que Halleck "estaba [en la convención] y, en una medida única, su cerebro porque había pensado más en el tema que cualquier otro, y el general Riley le había dado instrucciones para ayudar a formular la nueva constitución". Fue nominado durante la convención para ser uno de los dos hombres para representar al nuevo estado en el Senado de los Estados Unidos, pero solo recibió suficientes votos para el tercer lugar. Durante sus actividades políticas, encontró tiempo para unirse a un bufete de abogados en San Francisco, Halleck, Peachy & amp Billings, que tuvo tanto éxito que renunció a su cargo en 1854. Al año siguiente, se casó con Elizabeth Hamilton, nieta de Alexander Hamilton y hermana. del general de la Unión Schuyler Hamilton. Su único hijo, Henry Wager Halleck, Jr., nació en 1856 y murió en 1882. [5]

Halleck se convirtió en un hombre rico como abogado y especulador de tierras, y un destacado coleccionista de "Californiana". Obtuvo miles de páginas de documentos oficiales sobre las misiones españolas y la colonización de California, que fueron copiados y ahora son mantenidos por la Biblioteca Bancroft de la Universidad de California, los originales fueron destruidos en el terremoto e incendio de San Francisco de 1906. Construyó el Montgomery Block, el primer edificio a prueba de fuego de San Francisco, hogar de abogados, hombres de negocios y, más tarde, los escritores y periódicos bohemios de la ciudad. Fue director de Almaden Quicksilver (Mercury) Company en San José, presidente del Atlantic and Pacific Railroad, un constructor en Monterey y propietario de 30.000 acres (120 km 2) de Rancho Nicasio en el condado de Marin. Pero siguió involucrado en asuntos militares y, a principios de 1861, era un general importante de la Milicia de California. [5]

Teatro occidental Editar

Cuando comenzó la Guerra Civil, Halleck era nominalmente demócrata y simpatizaba con el Sur, pero tenía una fuerte creencia en el valor de la Unión. [2] Su reputación como erudito militar y una recomendación urgente de Winfield Scott le valieron el rango de mayor general en el ejército regular, a partir del 19 de agosto de 1861, convirtiéndolo en el cuarto general más antiguo (después de Scott, George B. McClellan, y John C. Frémont). [6] Fue asignado a comandar el Departamento de Missouri, reemplazando a Frémont en St. Louis el 9 de noviembre, y su talento para la administración resolvió rápidamente el caos de fraude y desorden dejado por su predecesor. [2] Se puso a trabajar en el "doble objetivo de ampliar su mando y asegurarse de que no recayera ninguna culpa sobre él". [7]

El historiador Kendall Gott describió a Halleck como un comandante de departamento: [8]

Aunque tenía credenciales impresionantes, no era fácil trabajar para Henry Halleck. La naturaleza de su trabajo y su personalidad a menudo provocaban antagonismo, odio y desprecio. Las fortalezas de Halleck fueron organizar, coordinar, planificar y administrar. También podía aconsejar y sugerir, y a veces ordenaba a los subordinados dónde y cuándo hacer un movimiento, pero nunca se sentía cómodo haciéndolo él mismo. Halleck rara vez trabajaba abiertamente y, como comandante de departamento, siempre estaba en el cuartel general, separado y apartado de los hombres. Sus decisiones no fueron el resultado de juicios rápidos ni de discusiones amistosas, sino de un pensamiento calculado. También era propenso al odio violento y nunca cultivó relaciones cercanas. Overall, he generated no love, confidence, or respect.

Halleck established an uncomfortable relationship with the man who would become his most successful subordinate and future commander, Brig. Gen. Ulysses S. Grant. The pugnacious Grant had just completed the minor, but bloody, Battle of Belmont and had ambitious plans for amphibious operations on the Tennessee and Cumberland Rivers. Halleck, by nature a cautious general, but also judging that Grant's reputation for alcoholism in the prewar period made him unreliable, rejected Grant's plans. However, under pressure from President Lincoln to take offensive action, Halleck reconsidered and Grant conducted operations with naval and land forces against Forts Henry and Donelson in February 1862, capturing both, along with 14,000 Confederates. [9]

Grant had delivered the first significant Union victory of the war. Halleck obtained a promotion for him to major general of volunteers, along with some other generals in his department, and used the victory as an opportunity to request overall command in the Western Theater, which he currently shared with Maj. Gen. Don Carlos Buell, but which was not granted. He briefly relieved Grant of field command of a newly ordered expedition up the Tennessee River after Grant met Buell in Nashville, citing rumors of renewed alcoholism, but soon restored Grant to field command (pressure by Lincoln and the War Department may have been a factor in this about-face). Explaining the reinstatement to Grant, Halleck portrayed it as his effort to correct an injustice, not revealing to Grant that the injustice had originated with him. [10] When Grant wrote to Halleck suggesting "I must have enemies between you and myself," Halleck replied, "You are mistaken. There is no enemy between you and me." [11]

Halleck's department performed well in early 1862, driving the Confederates from the state of Missouri and advancing into Arkansas. They held all of West Tennessee and half of Middle Tennessee. Grant, not yet aware of the political maneuvering behind his back, regarded Halleck as "one of the greatest men of the age" and Maj. Gen. William T. Sherman described him as the "directing genius" of the events that had given the Union cause such a "tremendous lift" in the previous months. [12] This performance can be attributed to Halleck's strategy, administrative skills, and his good management of resources, and to the excellent execution by his subordinates—Grant, Maj. Gen. Samuel R. Curtis at Pea Ridge, and Maj. Gen. John Pope at Island Number 10. Military historians disagree about Halleck's personal role in providing these victories. Some offer him the credit based on his overall command of the department others, particularly those viewing his career through the lens of later events, believe that his subordinates were the primary factor. [13]

On March 11, 1862, Halleck's command was enlarged to include Ohio and Kansas, along with Buell's Army of the Ohio, and was renamed the Department of the Mississippi. [14] Grant's Army of the Tennessee was attacked on April 6 at Pittsburg Landing, Tennessee, in the Battle of Shiloh. With reinforcements from Buell, on April 7 Grant managed to repulse the Confederate Army under Generals Albert Sidney Johnston and P.G.T. Beauregard, but at high cost in casualties. Pursuant to an earlier plan, Halleck arrived to take personal command of his massive army in the field for the first time. Grant was under public attack over the slaughter at Shiloh, and Halleck replaced Grant as a wing commander and assigned him instead to serve as second-in-command of the entire 100,000 man force, a job which Grant complained was a censure and akin to an arrest. [15] Halleck proceeded to conduct operations against Beauregard's army in Corinth, Mississippi, called the siege of Corinth because Halleck's army, twice the size of Beauregard's, moved so cautiously and stopped daily to erect elaborate field fortifications Beauregard eventually abandoned Corinth without a fight. [dieciséis]

General in chief Edit

In the aftermath of the failed Peninsula Campaign in Virginia, President Lincoln summoned Halleck to the East to become General-in-Chief of all the Union armies, as of July 23, 1862. [3] Lincoln hoped that Halleck could prod his subordinate generals into taking more coordinated, aggressive actions across all of the theaters of war, but he was quickly disappointed, and was quoted as regarding him as "little more than a first rate clerk." [2] [6] Grant replaced Halleck in command of most forces in the West, but Buell's Army of the Ohio was separated and Buell reported directly to Halleck, as a peer of Grant. Halleck began transferring divisions from Grant to Buell by September, four divisions had moved, leaving Grant with 46,000 men. [17]

In Washington, Halleck continued to excel at administrative issues and facilitated the training, equipping, and deployment of thousands of Union soldiers over vast areas. He was unsuccessful, however, as a commander of the field armies or as a grand strategist. His cold, abrasive personality alienated his subordinates one observer described him as a "cold, calculating owl." Historian Steven E. Woodworth wrote, "Beneath the ponderous dome of his high forehead, the General would gaze goggle-eyed at those who spoke to him, reflecting long before answering and simultaneously rubbing both elbows all the while, leading one observer to quip that "the great intelligence he was reputed to possess must be located in his elbows." This disposition also made him unpopular with the Union press corps, who criticized him frequently. [18]

Halleck, more a bureaucrat than a soldier, was able to impose little discipline or direction on his field commanders. Strong personalities such as George B. McClellan, John Pope, and Ambrose Burnside routinely ignored his advice and instructions. A telling example of his lack of control was during the Northern Virginia Campaign of 1862, when Halleck was unable to motivate McClellan to reinforce Pope in a timely manner, contributing to the Union defeat at the Second Battle of Bull Run. It was from this incident that Halleck fell from grace. Abraham Lincoln said that he had given Halleck full power and responsibility as general in chief. "He ran it on that basis till Pope's defeat but ever since that event he has shrunk from responsibility whenever it was possible." [19]

In Halleck's defense, his subordinate commanders in the Eastern Theater, whom he did not select, were reluctant to move against General Robert E. Lee and the Army of Northern Virginia. Many of his generals in the West, other than Grant, also lacked aggressiveness. And despite Lincoln's pledge to give the general in chief full control, both he and Secretary of War Edwin M. Stanton micromanaged many aspects of the military strategy of the nation. Halleck wrote to Sherman, "I am simply a military advisor of the Secretary of War and the President, and must obey and carry out what they decide upon, whether I concur in their decisions or not. As a good soldier I obey the orders of my superiors. If I disagree with them I say so, but when they decide, is my duty faithfully to carry out their decision." [20]

Chief of staff Edit

On March 12, 1864, after Ulysses S. Grant, Halleck's former subordinate in the West, was promoted to lieutenant general and general in chief, Halleck was relegated to chief of staff, responsible for the administration of the vast U.S. armies. Grant and the War Department took special care to let Halleck down gently. Their orders stated that Halleck had been relieved as general in chief "at his own request." [21]

Now that there was an aggressive general in the field, Halleck's administrative capabilities complemented Grant nicely and they worked well together. Throughout the arduous Overland Campaign and Richmond-Petersburg Campaign of 1864, Halleck saw to it that Grant was properly supplied, equipped, and reinforced on a scale that wore down the Confederates. He agreed with Grant and Sherman on the implementation of a hard war toward the Southern economy and endorsed both Sherman's March to the Sea and Maj. Gen. Philip Sheridan's destruction of the Shenandoah Valley. However, the 1864 Red River Campaign, a doomed attempt to occupy Eastern Texas, had been advocated by Halleck, over the objections of Nathaniel P. Banks, who commanded the operation. When the campaign failed, Halleck claimed to Grant that it had been Banks' idea in the first place, not his - an example of Halleck's habit of deflecting blame.

Still, his contributions to military theory are credited with encouraging a new spirit of professionalism in the army. [22]

After Grant forced Lee's surrender at Appomattox Court House, Halleck was assigned to command the Military Division of the James, headquartered at Richmond. He was present at Lincoln's death and a pall-bearer at Lincoln's funeral. He lost his friendship with General William T. Sherman when he quarreled with him over Sherman's tendency to be lenient toward former Confederates. In August 1865 he was transferred to the Division of the Pacific in California, essentially in military exile. [23] While holding this command he accompanied photographer Eadweard Muybridge to the newly purchased Russian America. [24] He and Senator Charles Sumner are credited with applying the name "Alaska" to that region. [25] In March 1869, he was assigned to command the Military Division of the South, headquartered in Louisville, Kentucky. [23]

Henry Halleck became ill in early 1872 and his condition was diagnosed as edema caused by liver disease. He died at his post in Louisville. He is buried in Green-Wood Cemetery, in Brooklyn, New York, and is commemorated by a street named for him in San Francisco and a statue in Golden Gate Park. He left no memoirs for posterity and apparently destroyed his private correspondence and memoranda. His estate at his death showed a net value of $474,773.16 ($10,256,419.07 in 2020 dollars). His widow, Elizabeth, married Col. George Washington Cullum in 1875. Cullum had served as Halleck's chief of staff in the Western Theater and then on his staff in Washington. [5]


Commander of All Lincoln’s Armies: A Life of Henry W. Halleck (Book Review)

Civil War enthusiasts rarely get excited about General Henry Wager Halleck, even though he was, for a time, the supreme commander of the Federal armies. The belief persists that he was an aloof and demanding intellectual, happier behind a desk than on a horse. As John F. Marszalek’s splendid full-length biography Commander of All Lincoln’s Armies: A Life of Henry W. Halleck demonstrates, this popular view of Halleck is not far from the truth.’

Halleck was dubbed “Old Brains” by the troops after the Corinth campaign, but he was renowned for his intellect long before the Civil War. In his teens and early 20s, Halleck, who had escaped from farm life in Westernville, N.Y., reveled in the life of the mind. Indeed, understanding the intellectual development of Halleck is a key to comprehending his actions as a general-in-chief. After attending Union College for a year and meeting its rigorous standards, Halleck was appointed to West Point as a 20-year-old plebe.

At West Point, Halleck met professor Dennis Hart Mahan, who believed excellence in generalship was derived through the rigorous study of military history, particularly the career of Napoleon Bonaparte. Halleck adopted the same view. Mahan also tended to be demanding and humorless, traits Halleck increasingly imitated.

After a distinguished career as a cadet and then as an assistant professor, Halleck joined the Corps of Engineers. He put together a study of the defense of the United States that was so brilliant it was published at the expense of Congress. On his own initiative, Marszalek tells us, Halleck also traveled to France, where he saw the latest in French military fortifications and engineering. By the start of the Mexican War, Halleck was one of the most renowned officers in the Army.

Halleck’s career as an officer would take him to California, where he left the Army and became a successful lawyer. He also had a hand in the writing of California’s state constitution. His total disdain for sloppiness and his love of bureaucratic order would mark his career as a Civil War general. This explains Halleck’s antipathy for Ulysses S. Grant, as well as his own brilliance as an administrator. In 1862, after impressive service in the Western theater, he was called to Washington, where his subordinates had won him the command of all Union armies (1862-64). Halleck did not rise to the occasion by designing winning strategies for the war instead, the hallmarks of Halleck’s tenure were caution and attention to bureaucratic detail.

To close the volume, Marszalek details Halleck’s postwar military assignments, including the supervision of war-torn Richmond and the state of Virginia, and a return to California to head the military district there. The light shed on these little-known aspects of Halleck’s career is a valuable contribution. One of the hazards of writing a biography is that it is all too easy to fall in love with your subject. Marszalek skirted that danger and has delivered a very balanced and entertaining modern biography of the Union general.


From Farm Boy to West Point

Born on a farm in Westernville, New York, Halleck ran away from home due to his intense dislike of farmwork. His maternal grandfather subsequently adopted him and paid for his education. After studying at the Hudson Academy, Halleck was elected to Phi Beta Kappa at Union College. In 1839, he graduated from West Point Military Academy, where he also taught as an undergraduate. He performed engineering consulting on the fortifications of New York Harbor and later traveled to France where he conducted similar tasks. After publishing A Report on the Means of National Defence, Halleck was invited to present a series of lectures at the Lowell Institute of Boston. The lectures were the basis of his popular Elements of Military Art and Science. While traveling by boat to California at the onset of the Mexican-American War, he translated Henri Jomini's Vie Politique et Militaire de Napolean, which he published in 1864.

Halleck's military tenure in California was marked by many successes, including serving as secretary of state of the military government of the territory, as well as serving as lieutenant governor of the Mexican city of Mazatlan. His engineering expertise led him to be named captain of engineers, and he served as a military inspector and engineer of California's fortifications and lighthouses. He resigned from the army in 1854 and established the law offices of Halleck, Peachy & Billings, which became the most prominent legal firm in California. He also contributed significantly to the constitution of the state. He turned down a seat on the state's supreme court as well as an opportunity to serve as a United States senator, choosing instead to reap a vast financial fortune as a lawyer, writer of books on legal issues, and mine owner. He married a granddaughter of Alexander Hamilton, which also made him the brother-in-law of Major General Schuyler Hamilton.


Henry halleck

Henry Halleck was born in Westernville, New York, on 16 January 1815. He was educated at Hudson Academy, and received a Bachelor of Arts degree from Union College. He then graduated from the U.S. Military Academy in 1839 and was commissioned in the Corps of Engineers. Halleck delivered a series of lectures which were eventually published under the title &hellip

About The Army Historical Foundation

The Army Historical Foundation is the designated official fundraising organization for the National Museum of the United States Army. We were established in 1983 as a member-based, charitable 501(c)(3) nonprofit organization. We seek to educate future Americans to fully appreciate the sacrifices that generations of American Soldiers have made to safeguard the freedoms of this Nation. Our funding helps to acquire and conserve Army historical art and artifacts, support Army history educational programs, research, and publication of historical materials on the American Soldier, and provide support and counsel to private and governmental organizations committed to the same goals.


Union occupation: The siege and battle

By the end of May, the 120,000-man Union force occupied a semi-circle around the north and east portions of Corinth. Dug into entrenchments and with heavy artillery ready to blast Corinth’s defenders, Union soldiers under General Henry W. Halleck were confident of victory. The Confederate army, under General P.G.T. Beauregard, knew they could not withstand the Union assault. In an elaborate game of trickery and deception, they retreated rather than surrender (as many Confederate armies did after a siege), leaving the town and its citizens to the enemy on May 30, 1862. Despite an earlier order for all citizens to evacuate, many did not and they came under Union occupation.

The Confederates were not willing to allow the enemy to keep Corinth and her railroads, however. After a summer of relative inactivity, the Southerners, now under General Earl Van Dorn, attacked the city in October 1862, hoping to drive General William S. Rosecrans’ Union soldiers out of town and retake the lost railroads. In a bloody battle on October 3-4, 1862, fighting raged all around Corinth to the north and west, and at times right into the very heart of downtown. Confederates penetrated several forts along the periphery of the town, including Battery Powell and Battery Robinett, and broke through the center all the way into downtown, where fighting raged around the railroad crossing and the nearby Tishomingo Hotel. Union soldiers retook their positions in a counterattack and drove off the Confederates, but at the cost of thousands of dead and wounded on each side. The buildings and citizens of Corinth, those who remained, were once again inundated with dead and wounded soldiers.

Once the fighting ended, there were no more Confederate attempts to recapture the town. The Union military then used Corinth and her railroads in relative safety for much of the remainder of the war, shuttling troops from theater to theater. During this time, a large garrison held the town, and it also became a major supply center for the area.

Local slaves, either freed by the Union army or escapees to Union lines, were gathered in a “contraband camp,” actually a small city in itself just east of Corinth. Many freedmen at the camp were formed into the 55th Regiment Infantry, United States Colored Troops. Commanded by white officers, the regiment served the remainder of the war at various locations, mostly doing garrison and guard duty.


Henry Wager Halleck

Henry Wager Halleck was born in Westernville, Oneida County, New York, on 16 January 1815 was educated at Hudson Academy, received the bachelor of arts degree from Union College, and graduated from the United States Military Academy in 1839 was commissioned in engineers and assigned to work on New York harbor fortifications visited Europe and wrote a report on French fortifications that was published by the Congress as an official document, 1844 delivered a series of twelve lectures before the Lowell Institute of Boston, published in 1846 under the title Elements of Military Art and Science while en route by sea to Mexican War service in California, translated Henri Jomini?s Vie politique et militaire de Napol?on, 1846 participated in military operations in Mexico and Lower California and held staff positions, including that of secretary of state of California, in the military government under Generals Richard B. Mason and Bennet Riley, 1847?1849 was brevetted captain for gallant conduct and meritorious service, May 1847 was aide to General Riley, 1850, and a member of an engineer board for Pacific Coast fortifications, 1853?1854 resigned from the Army to pursue private interests, August 1854 married Elizabeth Hamilton, 1855 entered the practice of law as head of the firm of Halleck, Peachy and Billings, 1853?1854 was president of the Pacific and Atlantic Railroad, 1855, and director of the New Almaden Quicksilver Mine, 1853?1861 was major general of California militia, 1860?1861 published treatises on mining and international law was reappointed major general in the Regular Army, August 1861 commanded the Department of the Missouri, 1861?1862, and the Department of the Mississippi, 1862 commanded the Union forces in the Corinth operations was commanding general of the United States Army, 23 July 1862?9 March 1864 was an influential champion of discipline published his Jomini translation in four volumes was reassigned as chief of staff of the Army, 12 March 1864?19 April 1865 commanded the Division of the James, April?July 1865 commanded the Division of the Pacific, 1865?1869 commanded the Division of the South, 1869?1872 died at his headquarters in Louisville, Kentucky, on 9 January 1872.


Ver el vídeo: 49 GRANT - HENRY WAGER HALLECK (Enero 2022).