Podcasts de historia

Pecos I AO-6 - Historia

Pecos I AO-6 - Historia

Pecos

I

(AO-6: dp. 14,800; 1. 475'7 "; b. 56'3"; dr. 26'8 "; s. 14 k .;
cpl. 317; una. 4 5 ", 2 3")

El primer Pecos (AO-6) fue establecido como Buque de Combustible No. 18 el 2 de junio de 1920 por el Navy Yard, Boston, Mass .; reclasificado AO-6 el 17 de julio de 1920; lanzado el 23 de abril de 1921; patrocinado por la señorita Anna S. Hubbard; y encargado el 25 de agosto de 1921.

Durante las dos décadas antes de que Estados Unidos entrara en la Segunda Guerra Mundial, Pecos transportaba combustible a los barcos de la flota donde fuera necesario, operando tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

Cuando Japón atacó Pearl Harbor, Pecos estaba en Filipinas apoyando a los barcos de la Flota Asiática. Partió de Cavite Navy Yard el 8 de diciembre de 1941 hacia Borneo y llegó a Balikpapan el día 14. Después de llenarse de petróleo y gasolina, el petrolero se dirigió a Makassar en las Indias Orientales Holandesas de Célebes, donde reabasteció de combustible a los buques de guerra estadounidenses que luchaban para frenar el avance explosivo de las fuerzas japonesas en el Pacífico suroeste. Partió de Makassar hacia Darwin, Australia, el 22 de diciembre.

Se dirigió a Soerabaja, Java a principios de 1942, donde abasteció de combustible a los barcos aliados hasta que partió el 3 de febrero después de que un ataque aéreo japonés había hecho que esa base fuera insostenible. Tjilatjap luego se convirtió en la base del engrasador hasta que sus tanques de combustible de carga estuvieron vacíos. Luego se puso en marcha a fines de febrero hacia la India para recargar. El 27, frente a la isla de Navidad, cuando el engrasador estaba a punto de llevarse a los supervivientes de Lanvoley de los destructores Whipple y Edsall, aviones con base en tierra atacaron los tres barcos. Después de luchar contra los asaltantes, los barcos estadounidenses navegaron hacia el sur fuera del alcance y completaron la transferencia el 1 de marzo.

Al mediodía de ese día, aviones del portaaviones japonés Soryu atacaron a Pecos y volvieron a atacar una hora después. Finalmente, a media tarde, un tercer golpe envió al veterano engrasador al fondo.

Whipple corrió al lugar y rescató a 232 supervivientes.


USS Pecos (AO-6)

USS Pecos (AO – 6) fue establecido como Buque de Combustible No. 18 el 2 de junio de 1920 por el Navy Yard, Boston, Mass. reclasificado AO-6 el 17 de julio de 1920 se lanzó el 23 de abril de 1921 patrocinado por la señorita Anna S. Hubbard y se encargó el 25 de agosto de 1921. Durante las dos décadas anteriores a la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, Pecos transportaba combustible a los barcos de la flota donde fuera necesario, operando en los océanos Atlántico y Pacífico.

Cuando Japón atacó Pearl Harbor, Pecos estaba en Filipinas apoyando los barcos de la Flota Asiática. Partió de Cavite Navy Yard el 8 de diciembre de 1941 hacia Borneo y llegó a Balikpapan el día 14. Después de llenarse de petróleo y gasolina, el petrolero se dirigió a Makassar en Célebes, Indias Orientales Holandesas, donde reabasteció de combustible a los buques de guerra estadounidenses que luchaban para frenar el avance explosivo de las fuerzas japonesas en el suroeste del Pacífico. Partió de Makassar hacia Darwin, Australia, el 22 de diciembre.

Se dirigió a Soerabaja, Java a principios de 1942, donde abasteció de combustible a los barcos aliados hasta que partió el 3 de febrero después de que un ataque aéreo japonés había hecho que esa base fuera insostenible. Tjilatjap luego se convirtió en la base del engrasador hasta que sus tanques de combustible de carga estuvieron vacíos. Luego se puso en marcha a fines de febrero hacia la India para rellenar. El 27, frente a la isla de Navidad, cuando el engrasador estaba a punto de llevarse a los supervivientes de Langley de los destructores Whipple y Edsall, aviones con base en tierra atacaron los tres barcos. Después de luchar contra los asaltantes, los barcos estadounidenses se dirigieron hacia el sur fuera del alcance y completaron la transferencia el 1 de marzo.

Al mediodía de ese día, aviones de la aerolínea japonesa Soryu atacado Pecos y volvió a golpear una hora después. Finalmente, a media tarde, un tercer golpe envió al veterano engrasador al fondo. El teniente comandante Lawrence J. McPeake (clase de Annapolis de 1924-ascendido póstumamente a comandante después de la guerra) fue galardonado póstumamente con la Estrella de Plata por su valor por sus acciones a bordo del USS Pecos. Después de que el capitán del barco dio la orden de abandonar el barco (el comandante Abernethy recibió la Cruz de la Armada por su hábil maniobra, defensa del barco, operaciones de control de daños, liderazgo frío y mando del barco afectado durante el enfrentamiento), el Tte. Se vio al comandante McPeake enfrentando aviones de combate japoneses (bombarderos en picado Aichi D3A1 "Val") que estaban ametrallando y ametrallando a los supervivientes en el mar, utilizando una primitiva ametralladora calibre .50 montada en la cubierta. Se confirmó que al menos uno de los Vals había sido derribado y destruido, y otro avión figuraba como probable muerto. Según los relatos de algunos miembros de la tripulación, se informó que logró salir del barco después de que se hundió. Otros informaron que lo vieron por última vez manejando la ametralladora. De hecho, se alejó nadando del barco cuando se hundía con otro oficial de la tripulación. Sin embargo, su cuerpo nunca fue recuperado y finalmente fue catalogado como Muerto en Acción después de la Guerra. Un puente en New Hampshire recibió su nombre en honor a él, y una placa en un edificio de la Academia Naval de los Estados Unidos está inscrita con su nombre. Varios miembros de sus tripulantes sobrevivientes pensaron que la Cruz de la Armada debería haber sido otorgada al Oficial Ejecutivo, quien según algunos relatos, se hundió luchando con su barco. Aunque bastante heroicas, las acciones de McPeake no fueron de ninguna manera solitarias. Varios oficiales y hombres debían ser elogiados por el heroísmo de luchar contra los bombarderos en picado, atender a sus compañeros de barco gravemente heridos mientras estaban bajo un intenso fuego enemigo y realizar hazañas sobrehumanas combatiendo los incendios y tratando de salvar su barco condenado. Después Pecos fue hundido, el USS Whipple corrió al lugar y rescató a 232 supervivientes. Muchos de los supervivientes, aunque visibles por miembros de la tripulación de Whipple, no pudieron ser recogidos y fueron abandonados en el mar, debido a la detección de lo que se pensaba eran dos submarinos enemigos en el área a una distancia extremadamente corta.

Según el piloto Shinsaku Yamakawa de la Armada Imperial Japonesa, el ataque final fue realizado por bombarderos Aichi desde el portaaviones japonés. Kaga.


20 de marzo de 1922

20 de marzo de 1922: USS Langley (CV-1) fue comisionado como el primer portaaviones de la Armada de los Estados Unidos. Era un antiguo minero, USS Júpiter (AC-3), que se había convertido en Norfolk Navy Yard, 1921-1922.

USS Langley tenía 542 pies (165,2 metros) de largo, con una manga de 65 pies, 5 pulgadas (19,94 metros) y un calado de 24 pies (7,32 metros). Su desplazamiento a plena carga fue de 14 100 toneladas (12 791 toneladas métricas).

El portaaviones estaba propulsado por un propulsor turboeléctrico de General Electric, con un total de 7200 caballos de fuerza en el eje. Las turbinas de vapor accionaban generadores que suministraban energía a los motores eléctricos que accionaban los ejes de las hélices. Podría hacer 15,5 nudos (28,7 kilómetros por hora).

El complemento del barco era de 468 oficiales y hombres.

El armamento defensivo consistía en cuatro cañones de 5 pulgadas / calibre 51 (127 milímetros × 6.477 metros). Estas armas, que disparaban un proyectil de 50 libras (22,7 kilogramos), tenían un alcance máximo de 15,850 yardas (14,493 metros).

USS Langley (CV-1) con cazas Vought VE-7SF en la cubierta de vuelo, anclado frente a la isla de Culebra, Puerto Rico, el 18 de marzo de 1926. En el fondo hay un USS clase Tennessee y dos acorazados USS New Mexico. (Nosotros marina de guerra)

El teniente comandante Virgil Childers ("Squash") Griffin, Jr., Marina de los Estados Unidos, hizo el primer despegue de un portaaviones de la Marina de los Estados Unidos cuando voló un caza VE-7SF de Chance Vought Corporation desde la cubierta de USS Langley (CV-1), 17 de octubre de 1922, mientras el barco estaba anclado en el río York a lo largo del lado oeste de la bahía de Chesapeake, Maryland.

Como portaaviones más modernos Lexington y Saratoga entró en servicio, Langley fue reconvertido una vez más, esta vez en un hidroavión licitación, AV-3.

USS Langley (AV-3) poco después de la conversión a un hidroavión, alrededor de 1937. (Marina de los EE. UU.) Curtiss P-40E Warhawks del 13 ° Escuadrón de Persecución (Provisional) en Richmond Field, Sydney, Australia, 13 de febrero de 1942 (Texas A & ampM University Press)

Langley, bajo el mando del comandante Robert P.McConnell, USN, entregó un cargamento de treinta y dos Curtiss P-40E Warhawks para el 13 ° Escuadrón de Persecución (Provisional) desde Fremantle, Australia Occidental, al puerto de Tjilatjap, en la costa sur de Java, Indias Orientales Holandesas. Tras abandonar el puerto el 27 de febrero de 1942, Langley fue atacado por un grupo de bombarderos medianos bimotores Mitsubishi G4M & # 8220Betty & # 8221 de la Armada Imperial Japonesa.

Después de evadir varias bombas, Langley fue alcanzado por seis bombas. En llamas y con su sala de máquinas inundada, la tripulación se vio obligada a abandonar el barco. Langley fue torpedeado por un destructor de escolta, USS Whipple (DD-217), para evitar la captura.

Un torpedo disparado por U.S.S. Whipple (DD-217) ataca al USS Langley el 27 de febrero de 1942 (Marina de los Estados Unidos, Comando de Historia y Patrimonio Naval NH 92476)

La tripulación de Langley fueron llevados a bordo de un engrasador de flota, USS Pecos (AO-6), y treinta y tres pilotos del Cuerpo Aéreo fueron transferidos USS Edsall (DD-219). Pecos se hundió mientras se dirigía a Australia, con la pérdida de muchas vidas. Edsall también fue hundido y treinta y uno de los pilotos del Ejército murieron.

USS Langley (AV-3) hundiéndose. Fotografiado desde el USS Whipple (DD-217), 27 de febrero de 1942 (Comando de Historia y Patrimonio Naval de la Marina de los EE. UU. NH 92474)

Más portaaviones seguirían y fueron la clave para la victoria de la Armada de los Estados Unidos en el Océano Pacífico, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.

& # 8220 Asesinos & # 8217 Fila & # 8221 Portaaviones de la Tercera Flota anclados en el atolón Ulithi, el 8 de diciembre de 1944, durante un descanso de las operaciones en el área de Filipinas. Los portaaviones son (de adelante hacia atrás): USS Wasp (CV-18), USS Yorktown (CV-10), USS Hornet (CV-12), USS Hancock (CV-19) y USS Ticonderoga (CV-14). Wasp, Yorktown y Ticonderoga están pintados con camuflaje Medida 33, Diseño 10a. Fotografiado desde un avión USS Ticonderoga. Fotografía oficial de la Marina de los EE. UU. #: 80-G-294131

Noventa y siete años después USS Langley fue encargado, el portaaviones es el centro de la flota estadounidense. los NimitzLos portaaviones de clase son los buques de guerra más poderosos jamás construidos.

USS Ronald Reagan (CVN-76). (Nosotros marina de guerra)


Leyendas de America

Upper Pecos River, Nuevo México

Ubicado a lo largo de la Ruta 66 y dentro del Cañón del Río Pecos se encuentra el Pueblo de Pecos, Nuevo México.

Esta zona se ha asentado desde al menos el siglo VIII. Se cree que el cercano Pecos Pueblo, construido por los indios Pecos, se estableció alrededor del año 1100 d.C. Construido siglos antes de la llegada de los españoles, el pueblo de varios pisos se convirtió en un poder regional y un centro comercial entre las tribus indígenas del área hacia 1450 d.C.

Francisco Vásquez de Coronado llegó a la zona en septiembre de 1540 en busca de las legendarias Siete Ciudades de Oro & # 8211Cibola. En 1598, Don Juan de Onate, junto con colonos, ganado y 10 franciscanos, llegaron al área y construyeron la iglesia de la misión española en Pecos Pueblo en 1619. Los indios del área rechazaron a los misioneros durante la Revuelta del Pueblo en 1680, pero la El español regresó en 1692.

La concesión de San Miguel del Bado fue la primera concesión de tierras importante en el área realizada en noviembre de 1794. A principios del siglo XIX, varios cientos de familias estaban dispersas en el Valle de Pecos. La merced de tierras Canon de Pecos fue otorgada a Juan de Dios Peña en 1815, y para 1820 habían surgido varios asentamientos. En 1821, el área se independizó de España y parte de México. Este mismo año, William Becknell abrió el Camino de Santa Fe. Probablemente fue por esta misma época que se estableció el pueblo de Pecos a lo largo del río Pecos.

Ruinas de la antigua misión en Pecos Pueblo, Nuevo México por Kathy Weiser-Alexander.

En 1838, los pocos indios que quedaban en el decadente Pecos Pueblo y la iglesia misionera vacía se mudaron a Jemez Pueblo a unas 80 millas al oeste. Sin embargo, antes de que los indios Pecos se fueran, confiaron una pintura especial a la parroquia de San Antonio en Pecos. Llamado Nuestra Señora de los Ángeles, fue pintado por Juan Correa hacia 1700 y colgado en la Misión Nuestra Señora de Los Ángeles en el Pecos Pueblo. A partir de 1839, la Parroquia de San Antonio cumplió su promesa de honrar perpetuamente al santo al celebrar una misa de fiesta en los restos de la iglesia de la misión y el Pueblo Pecos. La celebración anual de la fiesta se lleva a cabo el 2 de agosto (o el domingo siguiente), atrayendo a personas de las comunidades circundantes y continúa hasta el día de hoy. Los descendientes de Pecos Pueblo de Jemez Pueblo han participado desde 1970.

Desafortunadamente, después de que los indios Pecos dejaron Pecos Pueblo, pronto se redujo a ruinas cuando los viajeros y lugareños de Santa Fe Trail robaron las vigas de los edificios en busca de leña y suministros de construcción.

Durante la Guerra México-Estadounidense, Nuevo México fue reclamado como territorio de los Estados Unidos por el general Stephen Watts Kearny en agosto de 1846.

Valley Ranch en el río Pecos, Pecos, Nuevo México

En 1852, Alexander Valle, que vivía en o cerca de Pecos, compró 574 acres de la merced de tierra Canon de Pecos, que originalmente había sido otorgada a Juan de Dios Pena en 1815. Su propiedad estaba ubicada al norte de la aldea de Pecos. También era dueño del Pigeon Ranch a unas cinco millas al oeste, donde pasaba la mayor parte del tiempo. En 1865, vendió el Pigeon Ranch y se mudó a su tierra en Pecos. Murió allí en junio de 1880. Su tierra se convertiría más tarde en el sitio de un popular rancho de turistas y más tarde en un monasterio.

En 1880, el Ferrocarril Atchison, Topeka y Santa Fe llegó al área y se estableció una estación en Pecos, que rápidamente reemplazó a las caravanas de vagones más lentas a lo largo del Camino Santa Fe. La población de la ciudad en ese momento era 241.

En 1882, la mina Terrero se abrió a unas 13 millas al norte de Pecos, comenzando con la minería del cobre. Con el paso de los años, se extraerían más minerales de la mina, incluidos oro, plata, plomo y zinc, que se transportaron por el cañón en un teleférico al sitio "El Molino" en Alamitos Creek cerca de Pecos para su molienda y concentración. La mina continuó produciendo hasta 1939. En su apogeo, Tererro tenía más de 3.000 personas y la mina empleaba a unas 600 personas. Una oficina de correos y un establo para la mina se ubicaron en Valley Ranch en Pecos. Durante sus años de funcionamiento, la economía de Pecos prosperó gracias a su funcionamiento.

En abril de 1886, la tierra de Alexander Valle en Pecos se vendió en una subasta a Valley Ranch Company.

Pecos Village, Nuevo México hoy

En 1900, unas 536 personas vivían en el Recinto de Pecos, momento en el que la clase de comerciantes había crecido lo suficiente como para que se enumeraran las especializaciones, incluido el vendedor de whisky, el vendedor de joyas, el vendedor de comestibles y otros. Es posible que algunos de estos hombres no tuvieran tiendas per se, pero era más probable que vendieran sus mercancías en la parte trasera de los carros por la zona mientras establecían sus hogares en Pecos. Otras especialidades eran ocupaciones relacionadas con el transporte de mercancías, incluido un camionero, un conductor de vagón, dos conductores de expreso, un carguero simple y tres cargueros de traviesas de ferrocarril. Este año, aparecieron el primer minero y un molinero. Veinticuatro hombres informaron que eran agricultores y 49 hombres eran trabajadores agrícolas. Sesenta y dos hombres eran jornaleros. También había una escuela en Pecos en 1900, con tres maestros locales. Pocos adolescentes asistieron porque entre los 10 y los 12 años, muchos de ellos ya tenían una ocupación. En ese momento, había dos sacerdotes en Pecos.

Iglesia Católica de San Antonio, Pecos, Nuevo México, Kathy Weiser-Alexander

En 1906, se construyó la Iglesia Católica San Antonio de Padua en Pecos. Fue construido con piedra de cantera local en lugar del adobe tradicional. Entre sus adornos se encuentra la pintura de Nuestra Señora de Los Ángeles entregada a la parroquia después de que los indios abandonaron el Pueblo de Pecos en 1838. Aún activa hoy, la iglesia está ubicada en 11 St. Anthony & # 8217s Loop.

En 1926, la Ruta 66 siguió el antiguo Camino de Santa Fe y las vías del Ferrocarril de Santa Fe, pasando por varios asentamientos hispanos aguas abajo de Pecos. En la década de 1930, el Cuerpo de Conservación Civil construyó varias carreteras, puentes y campamentos en Pecos Canyon, y se establecieron varios ranchos Dude en el área. Estos Dude Ranches jugaron un papel importante en la economía local. El Valley Ranch en Pecos se convirtió en un destino popular en ese momento y ofrecía rodeos los domingos por la tarde.

En 1937, la Ruta 66 se realineó más al sur, sin pasar por Santa Fe y proporcionando una ruta más directa entre Santa Rosa y Albuquerque.

Apache Inn en el Valley Ranch, Pecos, Nuevo México, alrededor de 1930

En 1947, los monjes trapenses de Our Lady of the Valley Abbey en Rhode Island compraron Valley Ranch y establecieron formalmente un monasterio en 1948. Los trapenses se mudaron a Oregon en 1955, vendiendo la propiedad del monasterio a los monjes benedictinos de Wisconsin que operaron el monasterio hasta 1985. Luego pasó a formar parte de la Congregación Olivetana. Hoy en día, la Abadía de Nuestra Señora de Guadalupe ofrece retiros individuales y grupales, así como alojamiento para viajeros.

Hoy en día, la población de Pecos es de aproximadamente 1400 personas, y muchas de ellas se desplazan a la cercana Santa Fe para trabajar.

El área ofrece una serie de atracciones para los visitantes, incluido el Parque Histórico Nacional Pecos, el Paso Glorieta, el Monasterio Benedictino de Pecos y el desierto de Pecos, donde se puede disfrutar de la caza, la pesca, el senderismo y el campamento.

Pecos se encuentra a unas 26 millas al sureste de Santa Fe.

© Kathy Weiser-Alexander, actualizado en diciembre de 2020.

Monasterio de la Abadía de Nuestra Señora de Guadalupe, Pecos, Nuevo México por Kathy Weiser-Alexander


Historia y cultura amp

Entre las imponentes montañas Sangre de Cristo y la Glorieta Mesa de cima plana se encuentra el Paso Glorieta, a través del cual una historia en continuo desarrollo de la cultura humana ha viajado desde y hacia el Valle de Pecos durante miles de años. Indios Pueblo y de las Llanuras, conquistadores y misioneros españoles, ejércitos mexicanos y anglosajones, colonos y aventureros de Santa Fe Trail, turistas en el ferrocarril, la Ruta 66 y la Interestatal 25. El Valle de Pecos ha sido durante mucho tiempo un telón de fondo que invita a la contemplación sobre el origen de nuestra civilización. y hacia donde se dirige. Miles de años de esta rica historia se conservan para los visitantes del Parque Histórico Nacional Pecos. Siga la línea de tiempo a continuación para acceder a más información sobre la historia de la gente y el parque.

Cazadores-recolectores arcaicos cazando ciervos en el Valle del Río Grande.

Colección de arte encargado por HFC

Período precerámico (11.500 a. C. - 600 d. C.)

Antes de la gente del Pueblo Ancestral, los cazadores-recolectores paleoindios y arcaicos vivían en el Alto Valle de Pecos. Los paleoindios cazaban animales grandes, ahora extintos, como mastodontes y perezosos terrestres gigantes. Los cazadores-recolectores arcaicos comenzaron a complementar su dieta con alimentos agrícolas como maíz, frijoles y calabaza a partir del 3500 a. C.

Período de desarrollo (600-1200 E.C.)

Durante este período, los primeros cazadores y recolectores comenzaron a establecerse cada vez más en lugares cercanos a las fuentes de agua a medida que aprovechaban un clima más húmedo y dependían más de la agricultura. Cerca de Glorieta Creek, comenzaron a construir estructuras subterráneas semipermanentes llamadas pithouses entre 800 y 900 d.C. Tareas como la agricultura, la caza, la recolección, la fabricación de herramientas y el procesamiento de alimentos se dividieron entre los miembros de la comunidad. A mediados de la década de 1100, la gente comenzó a vivir sobre la tierra en pueblos o aldeas multifamiliares.

Los restos de Forked Lighting Pueblo después de las excavaciones de Alfred V. Kidder en la década de 1920.

Período de la coalición (1200-1325 E.C.)

Durante el Período de la Coalición, el número de sitios de Pueblo Ancestral en el Valle del Río Grande aumentó, lo que sugiere una población en crecimiento. La expansión a áreas fuera del Valle del Río Grande incluye el Valle Superior de Pecos, donde se establecieron aldeas como Forked Lightning Pueblo y Rowe Pueblo a lo largo de Glorieta Creek y el río Pecos.

La gente de Pecos practicaba la agricultura cultivando las llamadas 'tres hermanas'. Las 'tres hermanas' son un grupo de tres cultivos que se cultivan juntos: maíz, frijoles y calabaza.

Colección de arte encargado por HFC

Período Clásico (1325-1600 d.C.)

Durante el Período Clásico, los muchos 50-100 + pueblos que alguna vez habían salpicado el paisaje comenzaron a consolidarse en un asentamiento más grande en Pecos Pueblo en 1450. Debido a la ubicación dominante de la aldea cerca del Paso de Glorieta, Pecos Pueblo organizó un animado comercio entre las llanuras Indios y Pueblos de Río Grande. A mediados del siglo XVI, este pueblo prominente, conocido en todo el mundo Pueblo, se había convertido en un objetivo atractivo para los conquistadores españoles durante sus exploraciones del suroeste.

Pecos Pueblo y otros nativos reunidos frente a los terrenos del pueblo para comerciar. Esta pintura es una escena del Pueblo Pecos antes de la Revuelta Pueblo de 1680.

Colección de arte encargado por HFC

Colonial temprano / antes de la revuelta (1600-1680 E.C.)

Después del contacto inicial con los Pueblos, los españoles comenzaron a establecer una colonia y se iniciaron misiones franciscanas en los pueblos más grandes. El dominio español intentó controlar todos los aspectos del mundo Pueblo, incluida su economía y sus sistemas de creencias. Debido a la forma en que se había tratado a la población indígena, muchos pueblos se unieron para crear la primera Revolución Americana: la Revuelta de los Pueblos de 1680.

Revuelta de Pueblo (1680-1692 E.C.)

Hartos de los malos tratos a manos de los españoles, los Pueblos se unieron el 10 de agosto de 1680 para expulsar al gobierno español y a los frailes franciscanos del suroeste. La revuelta exitosa, dirigida por Po'pay de Ohkay Owengeh (Pueblo de San Juan), representó la única vez que los invasores europeos fueron expulsados ​​con éxito del país.

Un dibujo de la Iglesia de la Misión Española construida en 1717 después de la Revuelta de Pueblo.

Colección de arte encargado por HFC

Colonial tardío / post revuelta (1692-1821 d.C.)

En 1692, los españoles reclamaron por la fuerza Nuevo México y restablecieron las misiones en muchos de los pueblos, incluido el Pecos Pueblo. Si bien la recolonización de Nuevo México había sido difícil, los españoles encontraron poca resistencia en Pecos Pueblo. Debido a las redadas de los comanches de las llanuras, los europeos introdujeron enfermedades que se extendieron por toda la comunidad y el robo de tierras del pueblo, la gente de Pecos disminuyó lentamente a lo largo del siglo XVIII.

Camino mexicano / Santa Fe (1821-1846 E.C.)

El legendario Camino de Santa Fe, que atravesaba el parque, se inauguró en 1821 después de que México se independizara de España. Los colonos y los viajeros que recorrían el sendero entre Santa Fe, NM e Independence, MO pasaron junto a los restos de Pecos Pueblo. En la década de 1830, los últimos Pecos que quedaban emigraron permanentemente al Pueblo de Jemez, donde viven las tradiciones de Pecos.

La batalla de la Guerra Civil del paso de Glorieta ocurrió aquí en 1862. Esta batalla se considera la "Gettysburg de Occidente".

Foto de NPS / Gary Cascio 2018

Período territorial de los Estados Unidos (1846-1880 E.C.)

Durante la Guerra México-Estadounidense en 1846, Nuevo México se convirtió oficialmente en territorio estadounidense. La evidencia de este período se puede ver hoy en el parque con el puesto comercial de Martin Kozlowski y la batalla de la Glorieta en la Guerra Civil.

La Revolución Industrial introdujo nuevas tecnologías como los ferrocarriles que se extendieron por el oeste. Los ferrocarriles reemplazaron los viejos sistemas de senderos como el Camino Santa Fe. Así comenzó la era del turismo que se extendería por el suroeste de Estados Unidos.

Colección de arte encargado por HFC

Ferrocarril / Turismo (1880-1941 E.C.)

Los signos de la Revolución Industrial llegaron al Valle de Pecos y cimentaron este lugar como un corredor de transporte clave y un centro para el turismo. Las bocinas de los trenes se podían escuchar a fines del siglo XIX, seguidas rápidamente por las bocinas de los automóviles a principios del siglo XX. Los viajeros pueden hacer una excursión de un día para ver las excavaciones de Alfred Kidder en Pecos Pueblo, tomar uno de los desvíos indios de Fred Harvey o quedarse para unas vacaciones prolongadas en el Forked Lightning Ranch de Tex Austin.

Tex Austin construyó Forked Lightning Ranch en 1926. El rancho se usó como un rancho para turistas, lo que atraía a los huéspedes a experimentar el oeste de una manera nueva y emocionante.

Periodo Tex Austin (1925-1941 E.C.)

Tex Austin compró un terreno en el área y creó el Forked Lightning Ranch en 1925. Austin, famoso como promotor de rodeos, operó el rancho como un rancho para turistas entre 1926 y 1935. Su negocio tuvo éxito hasta la década de 1930, cuando la Gran Depresión obligó a Tex a la quiebra. La propiedad estuvo vacía hasta 1941.

Greer Garson y Buddy Fogelson en el Monumento Nacional Pecos. Los Fogelson fueron fundamentales para ayudar a crear Pecos como una unidad de parque en 1965.

11 de abril de 1945

El teniente Merritt Duane Francies (izquierda) y el teniente William S. Martin con un Piper L-4J Grasshopper, 44-80699 (54 ☆ G) (Passion Aviation)

11 de abril de 1945: el primer teniente Merritt Duane Francies, artillería de campo, EE. UU., Y el observador avanzado, teniente William S. Martin, 71 ° batallón de artillería de campo blindado, quinta división blindada, volaban un Piper L-4H Grasshopper en una misión de reconocimiento cerca de Dannenberg, Alemania. . Esta era Francies & # 8217 142ª misión de combate.

El Grasshopper (Piper Model J3C-65D) fue nombrado ¿¡Extráñame!? Su número de serie del Ejército de los EE. UU. Era 43-29905 y estaba marcado como 54 ☆ J.

Los dos aviadores vieron un enemigo Fieseler Fi 156 Storch volando debajo de ellos. los Storch era similar al saltamontes. Ambos eran monoplanos monomotor de ala alta con tren de aterrizaje fijo. los Storch era más grande y más rápido, pero ambos aviones tenían misiones similares durante la guerra.

A Fieseler Fi 156 Storch, SJ + LL, Gran Sasso d & # 8217 Italia, 12 de septiembre de 1943. (Bundsarchiv, Bild 101I-567-1503C-04)

Francies puso su L-4H en picado y superó al Luftwaffe avión. Ambos oficiales estadounidenses portaban pistolas semiautomáticas M1911 calibre .45, con las que disparaban contra el Fieseler. Ambos oficiales vaciaron los cargadores de 7 rondas y luego recargaron. El avión enemigo comenzó a dar vueltas.

Pistola estadounidense, automática, calibre .45, M1911.

El teniente Francies se acercó de nuevo, acercándose a unos 30 pies (9 metros) del avión alemán. Ambos abrieron fuego de nuevo, golpeando el Storch en el parabrisas y en un tanque de combustible. Dio una vuelta y luego se estrelló. Francies aterrizó su avión cerca.

Los dos tripulantes alemanes salieron del Fi 156 destrozado e intentaron huir, pero el observador resultó herido en el pie. El teniente Martin hizo un disparo de advertencia y el piloto alemán se detuvo, luego se rindió.

Los aviadores capturados fueron entregados a una tripulación de tanques estadounidense. Francies dijo más tarde: & # 8220 Nunca supe sus nombres. Podrían haber sido importantes, por lo que sé. Los entregamos a nuestros camiones cisterna unos 15 minutos después, después de que el herido me agradeciera muchas veces por vendar su pie. Creo que pensaron que les dispararíamos. & # 8221

Francies y Martin con su matanza Duane Francies, estudiante de primer año, (The Cascade 1940)

Merritt Duane Francies nació el 21 de julio de 1921. Era hijo de Merritt Charles Francies, un agricultor de frutas, y Kathleen I. Horan Francies. Estudió en Seattle Pacific College durante un año antes de alistarse como soldado raso, Air Corps, Ejército de los Estados Unidos, el 10 de diciembre de 1941, en Spokane, Washington. El soldado Francies medía 1,78 metros de altura y pesaba 77 kilogramos.

El segundo teniente Francies se había entrenado como piloto y fue asignado a un avión de observación ligero L-4 para realizar el reconocimiento de la 5.ª División Blindada. El 19 de septiembre de 1944 rescató a un observador adelantado herido, por lo que fue galardonado con la Estrella de Bronce. Fue galardonado con una medalla aérea el 27 de septiembre de 1944. Francies recibió un ascenso en el campo de batalla a primer teniente el 15 de enero de 1945.

Después de la batalla aire-aire con el Storch, el teniente Francies fue recomendado para la Distinguished Flying Cross, el 24 de abril de 1945. El general de división Walter Jensen, del XIV Cuerpo de Ejército, le entregó la medalla 22 años después, el 13 de marzo de 1967.

Duane Francies se casó con la señorita Jo Ann Hulson en el condado de Lake, Indiana, el 29 de marzo de 1947. Murió en Chelan, Washington, el 5 de mayo de 2004.

Un Piper J-3C-65 Cub, NX38505, en U.S. Army Markings, Louisiana, 1941. El segundo avión es un Stinson O-49. (Colección Hans Groenhoff NASM SI-2004-51347)

El Piper L-4H Grasshopper es un monoplano de ala alta reforzado con puntales de dos lugares y un solo motor basado en el Piper J-3C Cub civil. En el servicio militar, se utilizó como avión de reconocimiento y enlace de corto alcance. La cabina tenía una configuración en tándem. El avión estaba construido con un fuselaje de tubo de acero soldado, y las alas tenían largueros de madera y nervaduras de aluminio remachadas. Estaba cubierto con tela dopada.

El L-4H tenía 22 pies, 4½ pulgadas (6,820 metros) de largo, con una envergadura de 35 pies, 2½ pulgadas (10,732 metros). Su altura, cuando estaba estacionado en posición de 3 puntos, era de 8 pies y 6 pulgadas (2.591 metros) hasta la parte superior del arco de la hélice. El ala tiene una cuerda de 5 pies, 3 pulgadas (1.600 metros) y un área total de pies cuadrados (metros cuadrados). Tiene un ángulo de incidencia de 1 ° 37 ′ y 0 ° 41 ′ de torsión negativa. El estabilizador horizontal de incidencia variable tiene un alcance de 9 pies y 6 pulgadas (2.896 metros). El Piper L-4H Grasshopper tenía un peso vacío aproximado de 740 libras (336 kilogramos), dependiendo del equipo instalado, y un peso bruto máximo de 1,220 libras (553 kilogramos).

Piper L-4 Grasshopper (T.O. NO. 01-140DA-3, Instrucciones de reparación estructural, en la página 2)

El Grasshopper estaba propulsado por un motor Continental O-170-3 (Continental A65-8) de 171.002 pulgadas cúbicas de cilindrada (2.802 litros), refrigerado por aire y aspiración normal, con cuatro cilindros en posición horizontal opuesta y un motor de válvulas en culata. Relación de compresión de 6.3: 1. Tenía una potencia de 65 caballos de fuerza a 2300 r.p.m. al nivel del mar para el despegue, y requería un mínimo de gasolina de 73 octanos. El motor de transmisión directa hacía girar una hélice de médula fija de dos palas con un diámetro de 6 pies, 0 pulgadas (1.829 metros).

El L-4H tenía una velocidad máxima de 90 millas por hora (145 kilómetros por hora) y un techo absoluto de 14.000 pies (4.267 metros). Con una capacidad de combustible de 12 galones estadounidenses (45,4 litros), su alcance máximo fue de 206 millas (332 kilómetros).

Piper J-3C Cub. (Colección Hans Groenhoff, NASM-HGC-1121)


Pecos Pueblo

Pecos Pueblo conocido en el idioma Towa como P`ǽ kilâ que se traduce como "el lugar sobre el agua" es un lugar muy especial para los descendientes de Pecos que actualmente viven en Jemez Pueblo. Durante la época de la gran migración de los pueblos ancestrales, los p`ǽ kish eran parte de los hemish (pueblo jemez) y viajaron por las cadenas montañosas del norte y noroeste, los amplios valles y la meseta en la parte suroeste de los Estados Unidos. El P`ǽ kish se separó de Jemez y tomó una ruta de migración hacia el sureste parando en Tǫ́ǫk & # 8217ô P & # 8217ǽ̨æ̨wâamu (Corn Cob River Valley) o el valle del río Pecos, donde construyeron aldeas. No fue hasta mediados del siglo XV cuando todas las aldeas p`ǽ kish se consolidaron en una gran aldea en una estrecha cresta arriba Wǽ̨hæ̨ P & # 8217ǽ̨æ̨wâamu (Valle del río Squash) o Gloretta Creek. Los p`ǽ kish vivían en esta aldea en esta estrecha cordillera como una nación grande y poderosa antes de la llegada de los españoles.

En la primavera de 1541, la Exploración española dirigida por Francisco Vázquez de Coronado se topó con el gran Pueblo de P`ǽ kilâ. Hogar de más de dos mil personas, los españoles lo describieron como el más grande de los Pueblos, bien fortificado y con una gran cantidad de gente muy saludable. Estaba ubicado en el borde occidental de las Grandes Llanuras y en la periferia más oriental del mundo de los pueblos. Pecos Pueblo era un gran centro comercial. Los bienes de los pueblos como maíz, frijoles, calabaza, cerámica y obsidiana fueron intercambiados por carne de búfalo y pieles ofrecidas por los apaches occidentales.

El encuentro con los españoles fue el comienzo del declive de Pecos Pueblo. El otrora grande y poderoso Pueblo enfrentó muchas dificultades. Durante tres generaciones, la comunidad perdió el 75 por ciento de su población. Pecos Pueblo sufrió grandes pérdidas por la invasión española y mexicana, ataques comanches y enfermedades. La más devastadora de todas fue una epidemia de viruela que se extendió por Pecos Pueblo. La fuente de agua potable se contaminó y provocó más enfermedades. The remaining P`ǽ kish made the hard decision to seek refuge at the Pueblo of Jemez. On August 2 nd of 1838, 21 P`ǽ kish arrived at Jemez Pueblo to humbly request for their acceptance amongst their kin. They were greeted in the plaza by the Jemez Cacique (Chief), the War Chief, the Governor and the Jemez People. After a long consultation with the Jemez leaders the P`ǽ kish were welcomed and accepted by their kin. Today the descendants of the Pecos Pueblo reside with the Hemish and are one with the people, pueblo and culture.

Jemez Pueblo actively maintains the connection to Pecos Pueblo. At the beginning of each new year, a tribal consultation meeting involving the Park Superintendent, park staff, the Pueblo of Jemez’s Leadership, Jemez Natural Resources Department, and the Pecos Eagle Society, a traditional religious society group originally from Pecos Pueblo, is held at the park. The Second Lieutenant Governor for Jemez Pueblo also serves as the Pecos Pueblo Governor, a tribal leadership role created when Pecos and Jemez merged in 1838.

The Pecos Eagle Society returns to its aboriginal homelands at Pecos to perform ceremonial rites at shrines that exits even to this day. Also, on the first Sunday after the second day of August each year, Jemez People go back home to Pecos Pueblo to celebrate the annual feast day for “Our Lady of the Angels of Porciúncula”, the patron saint for Pecos Pueblo. A Catholic Mass is celebrated in the morning followed by traditional dances and feasting. It is a joyous occasion honoring our patroness and commemorating our Pecos Ancestors who reside there. When songs are sung at the Pecos Feast Day dances in Jemez Pueblo on August 2 nd each year, the spirits of our Pecos Ancestors who reside at Pecos Pueblo are called upon to bring blessings to our people and all peoples who live on Mother Earth.

Pecos Repatriation

“I rise today to commemorate a truly historic event that took place in my state of New Mexico . . . the nation’s largest act of Native American repatriation. The Jemez-Pecos Repatriation—the reburial of nearly 2,000 human remains and artifacts unearthed from what should have been their final resting place.”

— Congressman Jeff Bingaman (Congressional Record 145 [8, May 1999]

In the early twentieth century, Archeologist Alfred Vincent Kidder excavated and transferred Pecos Pueblo remains to Harvard’s Peabody Museum. In 1999 those remains were returned back to Pecos Pueblo.

The Pecos Repatriation of 1999 is the largest repatriation by any federally recognized Native American tribe in the United States due to the passage of the Native American Graves Protection and Repatriation Act in 1990. Jemez Pueblo repatriated more than 2,000 human remains, over 1,000 associated funerary objects, and a number of objects of cultural patrimony from Pecos Pueblo.

Beginning on May 20, 1999, more than 200 Jemez tribal members walked from the plaza of Jemez Pueblo to Pecos Pueblo, retracing the steps the P`ǽ kish had traveled 161 years earlier. Three days and approximately 120 miles later, the people reached Pecos National Historical Park in the early afternoon of May 23, where they were greeted by more than 1,000 Jemez people and peoples of other tribal nations. A giant semi trailer filled with thousands of cartons carrying artifacts and our P`ǽ kish ancestors had arrived from the Peabody Museum at Harvard University.

United as one, with hearts filled with peace and joy, the people escorted the ancestors into the Pueblo and unto the gravesite where they were laid to rest. It was a joyous occasion for all present. The Pecos descendants gave honor and thanks to their Pecos Ancestors and welcomed them home.

Pueblo of Jemez tribal members Pete Toya, Tom Lucero, Ambrosio Toya, Frank Fragua, Frank Loretto, Brophy Toledo, George “Sisco” Toya, Clarence Toya, Randy Padilla, Stuart Gachupin, Frank Gachupin, Raymond Gachupin, Rueben Sando and Jemez Archeologist William Whatley all played key roles in the repatriation process.


Thursday, February 23, 2017

100 Years Ago: How the Zimmermann Telegram was Interpreted in Hampton Roads

By Julius Lacano
Hampton Roads Naval Museum Educator

In Norfolk, the German overtures to Mexico were of secondary importance to the former point, that Germany had resumed unrestricted submarine warfare on the first of February. Since war in Europe began in 1914, Norfolk had become a boomtown. Her wharves and storehouses brimmed with coal, lumber, fertilizer, and foodstuffs ready to be loaded onto Entente and neutral ships bound for Europe. According to Old Dominion University professors Maura Hametz and Joyce Hoffman , �,000 horses [were] shipped [from Norfolk] to the battlefields of France.” Ships leaving Hampton Roads were routinely stopped, inspected, and seized by British warships operating off the coast in order to slow the flow of supplies from the United States to Europe. With unrestricted warfare resuming, these same ships now became targets for German U-boats.


(Sargeant Memorial Collection, Norfolk Public Library)
One day after the news of the Zimmermann Telegram appeared , the Norfolk Real Estate and Stock Exchange predicted a land boom due to the influx of people that would come to Norfolk due to the rapid expansion of Norfolk Naval Shipyard and local privately-run shipyards, as well the thousands of men needed to support the loading of ships needed to support the war effort. “Buy a Home!” was the slogan used by members of the exchange during an advertising blitz that encouraged people of all walks of life to invest in home ownership. As a newspaper story in the Virginian-Pilot explained, “One object of the advertising campaign is to explain to them how it is possible for a man of small or moderate means to become a property owner.” This type of campaign was one that had proven very successful in other southern cities, such as Birmingham, Alabama, which saw 3,000 of its 5,500 available properties sold in one week.
(Instituto de Tecnología de Massachusetts)
This wartime boom, though it would change the cityscape of Norfolk forever, was not without issues. Norfolk was ill-prepared to deal with the massive influx of people and supplies making their way into the city. Most roads were still dirt or packed shell. Then, as now, heavy rain combined with severe drainage problems swamped roads and made them impassable. The other modes of transport in the city, as well as the public works infrastructure, were also severely lacking. The land boom that helped turn Norfolk from a small port city before the war, towards the city we know today, led to an acute housing shortage that no “Buy a Home Week” could counter. This same issue with housing would also creep up during the Second World War as well. In response, the federal government, through the United States Housing Corporation, stepped in to develop communities to house the inflow of war workers that came to the city. In Portsmouth, engineers, architects, social scientists, and others developed planned communities in the Cradock and Truxtun neighborhoods based on ideas of social engineering, decentralization, “[the] promotion of regionalism, [the] infusion of nature into everyday life, and [the] enriching of culture though the improvement of habitat conditions of the working class.” Truxton also has the distinction of being the first planned community exclusively for African-Americans.

(Servicio de Parques Nacionales)
While the Zimmermann Telegram helped push the United States towards war in Europe, for Norfolk, the effect was one of growth, not destruction. While the Hampton Roads of today little resembles the way the region looked in 1917, two neighborhoods, Cradock and Truxtun , give a glimpse into a bygone era. Because of their historical significance, there areas were added to the National Historic Registry in 1974 and 1982, respectively.


Pecos Valley Southern Railway

You will be hard-pressed to find a more humble and quaint short line operation than that of the Pecos Valley Southern Railway (reporting marks, PVS).

If it were not for ingenuity this little line would likely shutdown and in many ways it is surprising it hasn't already. The PVS is a historic system that has served West Texas since the early 20th century.

The road was founded on the hope of completing a 100+ mile line that would run from Pecos to the Mexican border. Unfortunately, money ran out and only about a quarter of the route was ever completed.

The short line has had an interesting and turbulent history over the years, threatening to be abandoned more than once by various owners.

During its heyday the Pecos Valley served several customers although today that number has dwindled to just a few.

Currently, the company is a subsidiary of a non-railroad aggregate business (and leased to Watco) and its power consists of a single locomotive although it once operated a small fleet of switchers.

Pecos Valley Southern SW900M #9 switches cars in Pecos, Texas during May of 1995. Wes Carr photo.

The history of the Pecos Valley Southern Railway begins on May 29, 1909 when it was chartered by local business interests with intentions of constructing a route from the town of Pecos.

Here, connections were made with the Texas & Pacific Railway main line as well as a Santa Fe branch, which extended southward from its main line at Clovis, New Mexico to Presidio along the Rio Grande River and Mexican border.

The railroad would have stretched more than 150 miles and by May 1, 1910 was completed 40.3 to the small hamlet of Toyahvale.

Unfortunately, while the cost of construction was cheap thanks to the relatively flat, desert-like region of West Texas money ran out to continue building any further south.

For a number of years proceeding plans continued to be made in pushing the railroad further to its intended destination but these never materialized.

Más lectura.

The hope by the builders of the Pecos Valley Southern was in serving the region's growing agricultural industry that included grain, cotton, cantaloupes, cattle, and corn.

This followed new farming techniques after 1900, related to irrigating the dry, dusty soil into practical uses that could grow various types of crops.

Prior to the coming of the railroad the farmers between Pecos and Toyahvale had no other method in moving their product to market except by traditional horse and buggy, which proved impractical in the unforgiving heat of the summer months that regularly topped 100 degrees.

Power during this early era consisted of two, second-hand 4-4-0 Americans #1-2 (it later added three former Texas & Pacific 4-6-0s, #4-6).

Unfortunately, the agricultural interests never developed quite as intended (certainly not enough to maintain a railroad's profitability) and with little other means of traffic available, except for local passengers, abandonment lay in the line's future that was not even 20 years of age.

Constructor Model Type Road Number Notas Cantidad
GE70-Ton7-8Acquired new: July, 1949 and January 1953. Out of Service.2
EMDSW9009Ex-Lehigh Valley NW1. Purchased new 1938, rebuilt for LV as an SW900 in 1957.1

Thanks to David Lustig's "Pecos Valley Southern:  The Loneliest Short Line In Texas" from the July, 1998 issue of Trains as a primary reference for this article.

In a scene that appears to be taken from a passing Missouri Pacific/Texas & Pacific passenger train, Pecos Valley Southern 70-tonner #8 has a few cars in Pecos, Texas during May of 1953. The locomotive was acquired new from General Electric.

While traffic continued to dip through the 1980s it had mostly stabilized by the 1990s, which is still the case with the railroad currently, traffic consists of sand, gravel and barite ore (yielding between 3,000-4,000 carloads annually).

As of August 10, 2012 the PVS was leased to Watco, which plans to operate the road on a long-term basis from Capitol Aggregates.

Interestingly, the future of the short line may be looking up exponentially just as oil was once a major traffic source for the road it appears to be so again as Watco has built several oil-loading facilities along the system.


Kanawha (AO-1) Class: Photographs

Haga clic en la fotografía pequeña para abrir una vista más grande de la misma imagen.

USS Kanawha (Fuel Ship No. 13)

Photographed in her original configuration circa 1915-1917.

Photo No. NH 105293
Fuente: Comando de Historia y Patrimonio Naval de EE. UU.

USS Kanawha (Fuel Ship No. 13)

A deck view looking aft taken at Mare Island on 22 June 1915 with sister Maumee fitting out alongside.
The four masts, each with two long booms, may originally have been intended to handle the 2,182 tons of coal that these two ships were designed to carry as an alternative to their normal cargo of oil. The requirement to carry coal in later ships of this type was deleted in August 1915 and hatches suitable for handling coal are not visible in this deck view.

Photo No. 19-N-8-12-35
Source: U.S. National Archives, RG-19-E.

USS Maumee (Fuel Ship No. 14)

Near the Mare Island Navy Yard on 25 February 1916.
The smokestack on this diesel-propelled ship is smaller and further aft than the stack of her steam-propelled sister. Maumee does not yet have her armament.

Photo No. 19-N-13796
Source: U.S. National Archives, RG-19-N box 26.

Being checked out after assembly at the M.A.N. works at Nurnberg, Germany.
Then-Lieutenant Chester W. Nimitz may have inspected this engine during his visit to Germany in 1913, and the engines he assembled at the New York Navy Yard in 1914-1916 for USS Maumee closely resembled it.

Photo No. NH 58335
Source: U.S. Naval History and Heritage Command (Collection of Fleet Admiral Chester W. Nimitz, USN).

Photographed circa the early 1920s.
Her bridge was moved back between the first two masts, possibly at the Philadelphia Navy Yard in early 1919.

Photo No. NH 103332
Fuente: Comando de Historia y Patrimonio Naval de EE. UU.

Photographed circa the early 1920s.

Photo No. NH 77266
Fuente: Comando de Historia y Patrimonio Naval de EE. UU.

Moored in reserve at the Philadelphia Navy Yard on 9 April 1941 between the catapult lighter AVC-1 and Bridgeport (AD-10).
Her bridge had been moved back, displacing the second mast, circa early 1919.

Photo No. Unknown (detail)
Source: U.S. National Archives, RG-19-LCM.

Near the Mare Island Navy Yard on 6 February 1942.
While being overhauled she lost her third mast. She retained her 4-4"/50 guns while adding some anti-aircraft guns. Note the triangular flanges reinforcing her narrow bridge.

Photo No. 19-N-28183
Source: U.S. National Archives, RG-19-LCM.

Near the Mare Island Navy Yard on 2 January 1943.
Her 4-4"/50 guns have been replaced by 2-5"/51 guns, both aft in the enlarged 4" gun sponsons.

Photo No. 19-N-39486
Source: U.S. National Archives, RG-19-LCM.

Near the Norfolk Navy Yard on 31 March 1945.
The ship was re-engined and reactivated in 1941-1942 after 20 years in reserve. She is shown here with her final wartime armament including 1-5"/38 gun aft.

Photo No. 19-N-97150
Source: U.S. National Archives, RG-19-LCM.

Probably shown serving as a harbor fueling ship at Shanghai between September and November 1945.


Ver el vídeo: todo pecos. (Enero 2022).