Podcasts de historia

Estadio Antiguo, Nemea, Grecia

Estadio Antiguo, Nemea, Grecia

Referencias

  • S.G. Miller. Nemea: una guía del sitio y el museo. 2004

Explore las Rutas del Vino del valle de Nemea en el Peloponeso que lo llevarán a antiguos templos, viñedos, bodegas y pueblos. Pruebe el vino local de alta calidad.

El Agioritiko es la uva principal que se cultiva en Nemea, que es roja. Más info aquí

A pocos kilómetros de la moderna ciudad de Nemea se encuentra la antigua Nemea donde se encuentra el sitio arqueológico. Entre otros edificios antiguos que se están reconstruyendo se encuentra el Templo de Zeus, uno de los templos antiguos más impresionantes que encontrará en el Peloponeso.

Desde el siglo VI al II a.C., el santuario acogió aquí los Juegos de Nemea, que atrajeron a participantes de todo el mundo griego.

El estadio en el sitio una vez sentó a 40.000 personas y ha sido restaurado por el arqueólogo Stephen Miller y sus equipos de la Universidad de California en Berkeley.

El antiguo estadio de Nemea se construyó alrededor del año 330 a. C. cuando volvieron los juegos de Argos.

Es similar a otros estadios del período helenístico temprano como los de Olimpia y Atenas que, en parte, aprovecharon el terreno y al mismo tiempo construyeron partes que no se proporcionaron de forma natural.

En el lado oeste de la pista, los asientos de piedra están interrumpidos por dos muros paralelos que se extienden hacia la ladera.

Cubierto con losas que siguen la ladera hacia arriba, este pasaje termina en el túnel abovedado que los atletas usaban como entrada, este es el equivalente exacto del túnel en Olimpia que Pausanias (6.20.8) llamó la Entrada Escondida (krypte esodos). A menos que uno esté directamente enfrente de la entrada, parece estar escondido.

La Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea ofrece una alternativa no comercial a los Juegos Olímpicos modernos que atrae a participantes y espectadores de todo el mundo.

Los competidores se visten como los antiguos griegos y compiten en el antiguo estadio y también hacen una carrera de larga distancia de 7 kilómetros llamada & # 8216The Footsteps of Herakles & # 8217 que sigue los caminos rurales de Nemea y termina en el estadio.

Los participantes de las carreras son de todas las edades y velocidades y cualquiera puede participar. Al igual que los Juegos Olímpicos, se celebran cada cuatro años, los mismos años que los Juegos Olímpicos modernos, pero en junio. Más info aquí.

El museo en el sitio es uno de los mejores pequeños museos de sitios arqueológicos en Grecia, bien organizado y exhibiciones explicadas en un inglés claro. Más info aquí.

Un punto culminante de la tierra del vino: Visite el monasterio medieval de Panagia (Nuestra Señora) de la Roca con una gran vista al valle del vino de Nemea. La antigua iglesia de Nuestra Señora de las Rocas se encuentra en el lado este de la roca llamada Polyfeggos, a pocos kilómetros de la Antigua Nemea, en el camino hacia la moderna ciudad de Nemea.

El camino conduce a través de la entrada arqueada de piedra al estrecho patio junto a la roca. Las ruinas de un asentamiento medieval han sido recientemente restauradas y abiertas a los visitantes. La entrada es gratuita. Simplemente abra la puerta arqueada y vuelva a cerrarla cuando se vaya.


Contenido

En la mitología griega, Nemea fue gobernada por el rey Licurgo y la reina Eurídice. Nemea era famosa en el mito griego como el hogar del León de Nemea, que fue asesinado por el héroe Heracles, [1] y como el lugar donde el infante Ofeltes, acostado en una cama de perejil, fue asesinado por una serpiente mientras su nodriza Hypsipyle trajo agua para los Siete contra Tebas en su camino de Argos a Tebas. Los Siete fundaron los Juegos de Nemea en su memoria, según su aition, o mito fundacional, que explica que la corona de la victoria esté hecha de perejil o la forma silvestre del apio y de las túnicas negras de los jueces, interpretadas como un signo de duelo. Los Juegos de Nemea se documentaron a partir del 573 a. C., o antes, en el santuario de Zeus en Nemea. [2]

En el temenos, la tumba de Ofeltes estaba rodeada de altares al aire libre y encerrada dentro de un muro de piedra. [1] El manantial necesario del santuario se llamaba Adrasteia: Pausanias se preguntó si tenía el nombre porque un "Adrastos" lo había "descubierto", [1] pero Adrasteia, el "ineludible", era una nodriza del niño Zeus en Creta. . El túmulo cercano fue acreditado como el túmulo funerario de su padre, y los hombres de Argos tuvieron el privilegio de nombrar al sacerdote de Nemea Zeus, se le informó a Pausanias cuando lo visitó a fines del siglo II d.C. En su tiempo, el templo, que señaló que era "digno de ver", estaba en un bosque de cipreses, su techo se había derrumbado y no había ninguna imagen de culto dentro del templo. Desde su construcción se han mantenido tres columnas de piedra caliza del templo de Zeus de Nemea de aproximadamente 330 a. C. y dos más fueron reconstruidas en 2002. [3] A finales de 2007, se están volviendo a erigir cuatro más. [4] Se emplearon tres órdenes de arquitectura en este templo, que se encuentra al final del período Clásico y presagia este y otros desarrollos de la arquitectura helenística, como la esbeltez (una altura de 6,34 diámetros de columna) de las columnas dóricas de la exterior. [5] El sitio alrededor del templo ha sido excavado en campañas anuales desde 1973: se han desenterrado el gran altar al aire libre, los baños y los alojamientos antiguos para los visitantes. El templo se encuentra en el sitio de un templo del período arcaico, del cual solo se ve todavía un muro de cimentación. El estadio ha sido descubierto recientemente. Destaca por su túnel de entrada abovedado bien conservado, que data de alrededor del 320 a. C., con grafitis antiguos en las paredes.

El material descubierto en las excavaciones se exhibe en un museo en el lugar construido como parte de las excavaciones de la Universidad de California.

En 2018, los arqueólogos descubrieron una tumba grande e intacta que data de la era micénica temprana (1650-1400 a. C.). [6]

La batalla del río Nemea Editar

En el 394 a. C., la batalla del río Nemea se libró entre Esparta y sus aliados aqueos, eleos, mantineios y tegeate contra una coalición de boetianos, eubeos, atenienses, corintios y argivos. Esta iba a ser la última victoria clara de la que disfrutó Esparta. Las tácticas eran similares a todas las demás batallas hoplitas griegas, excepto que cuando los ejércitos estaban dispuestos, y los espartanos tenían el acostumbrado honor de estar a la derecha, el ejército se desplazaba hacia la derecha a medida que avanzaba. Esto no fue bueno para los aliados espartanos, ya que expuso a los soldados a un ataque de flanqueo, pero les dio a los espartanos la oportunidad de usar su coordinación y disciplina superiores para enrollar el flanco de los atenienses, que estaban estacionados enfrente.

El resultado de la batalla fue una victoria para Esparta, a pesar de que sus aliados de la izquierda sufrieron pérdidas significativas. Esta disposición a aceptar pérdidas en el flanco izquierdo por la posición de flanqueo a la derecha fue un cambio dramático de las tácticas militares hoplitas conservadoras típicas.


Estadio Antiguo, Nemea, Grecia - Historia

La antigua Nemea no era una ciudad sino, como Olimpia, tanto un santuario de zeus y un lugar de juegos panhelénicos. Como ha sido excavado recientemente (por Stephen Miller de la Universidad de Berkeley, California) a diferencia de Olympia, las multitudes aún no lo han descubierto y no aparece en las guías griegas. No hay esculturas espectaculares aquí como en Olimpia y Delfos, pero este es uno de mis sitios favoritos con una excelente museo que realmente intenta ayudarnos a comprender las exhibiciones y las ruinas.

El entorno es hermoso, con muchos árboles, césped, rosales y mesas de picnic de mármol. Nemea se encuentra en un valle fértil y se está volviendo famoso hoy en día como un vino zona de producción.
Tradicionalmente aquí es donde Heracles dominó al león de Nemea y comenzó la juegos como acción de gracias. Otra leyenda dice que los juegos fueron iniciados por los 'Siete contra Tebas'. Iban de camino de Argos a Tebas y pasaron por Nemea en busca de agua. Aquí conocieron a Hypsipyle, la nodriza del hijo del rey. Ofeltes. El oráculo de Delfos había profetizado que el niño moriría si tocaba el suelo antes de que pudiera caminar, por lo que su nodriza lo puso sobre un lecho de apio mientras ella tomaba agua. Fue mordido por una serpiente y murió. Los Siete, angustiados por su muerte, celebraron juegos fúnebres en su honor, con una corona de apio como premio.
Los juegos antiguos se fundaron en 573 a. C. y se celebraban cada dos años (solares), rotando con los juegos de Olimpia, Delfos e Istmia. Decenas de miles de espectadores, competidores, vendedores ambulantes vinieron de todo el mundo griego, por lo tanto, "panhelénicos", así como animales para el sacrificio. A tregua de toda la guerra estuvo en vigor durante la duración de los juegos. Una vez que terminaban los juegos, los visitantes se iban y solo quedaban los cuidadores.
Aproximadamente en el 400 a. C. Argos tomó el control de Nemea y los juegos se llevaron a cabo a veces en Nemea pero con mayor frecuencia en Argos. Stephen Miller revivió los juegos aquí en 1996 para celebrar la reapertura del estadio, con coronas de apio. En 2016, un equipo de Damaris asistió a los Juegos, con cuatro participantes en la carrera de 100 metros y un ganador. Habíamos planeado estar allí para los juegos de 2020, pero COVID 19 lamentablemente ha significado el aplazamiento de los Juegos.

El santuario
Desde el museo pasamos por la rosaleda por un camino de losas pasando restos de casas domésticas a ambos lados hay señales de pozo, chimeneas y de cocina. El camino luego gira a la izquierda donde hay una tumba medieval, típica de las muchas encontradas en Nemea. Justo al norte del camino se encuentran los restos de los primeros Basílica cristiana (Siglo VI d.C.) y siglo IV a.C. Xenón (hotel) que se encuentra debajo. Bajando los escalones de la Basílica cruzamos hacia la casa de baños Construido en el último tercio del siglo IV a. C., es uno de los primeros sistemas de baño conocidos en el mundo griego y el más completo que podemos ver en la actualidad. La cámara está dividida en tres partes cada una con cuatro tinas de piedra colocados de un extremo a otro a lo largo de la pared trasera. Las muescas en forma de V permitían que el agua fluyera de una tina a otra.

El templo de Zeus fue construido alrededor del año 330 a. C. en el sitio de un templo anterior del siglo VI. Fue construido principalmente en piedra caliza extraída localmente y cubierto con estuco blanco para decorarlo y protegerlo. El templo contiene los tres "órdenes" arquitectónicos: un peristilo dórico exterior y una columnata corintia interior alrededor de la naos, encima de la cual había un segundo piso de columnas jónicas. Las columnas dóricas eran particularmente delgadas, más parecidas a las jónicas (mucho más altas y más delgadas que las que vemos en el templo de Apolo en Corinto). En la parte trasera de la naos hay una cripta hundida que tenía seis escalones hacia abajo, de los cuales tres permanecer. El propósito de esto no es seguro, posiblemente fue el sitio de un oráculo local. La estatua de culto ya faltaba cuando Pausanius visitó Nemea en el siglo II d.C. El altar de Zeus era un rectángulo inusualmente largo y estrecho de bloques de piedra caliza. Fue construido en el siglo V a. C. y fue mencionado por Píndaro. Junto al templo estaba la Arboleda Sagrada de cipreses. Nuevo cipreses se han plantado en los antiguos pozos de siembra.
Se han reiniciado los trabajos de restauración en el templo y se han vuelto a erigir cuatro columnas. Las otras columnas han sido catalogadas y ordenadas, listas para el día en que los fondos permitan una mayor restauración.


¡Este es un verdadero placer! En medio de pinos, acebos y olivos hay bancos cuidadosamente proporcionados en seleccionados 'miradores', para que puedas sentarte cómodamente (y a la sombra) a contemplar y dejar que tu imaginación te lleve a tiempos antiguos. Los miradores están numerados para que lo recorra en una secuencia lógica, excepto que se organizaron (y se escribió la excelente guía) antes de que el túnel fuera completamente excavado. Realmente recomiendo el libro de "auto-guía" de Stephen Miller, es conciso, gráfico y muy legible (y un precio modesto).

En muy buen estado de conservación aquí se encuentran los vestuario donde los deportistas se preparaban para sus eventos, el túnel por el que entraban al estadio y el propio estadio. El vestuario era rectangular con columnas dóricas en tres lados que sostenían un techo de tejas y un patio abierto en el centro. Aquí fue donde los atletas engrasaron sus cuerpos.

La entrada a el tunel está en la esquina izquierda del vestuario. Es una de las primeras bóvedas verdaderas del Mediterráneo (finales del siglo IV a. C.). Cuidado con los antiguos pintada, donde los atletas que esperaban su turno escribieron su nombre (y a veces agregaron kallos, hermosa). estadio corre de sur a norte con el extremo sur construido en el anfiteatro natural entre las crestas de la colina Evangelistra. los pista tenía 600 pies de largo (esta era la unidad de medida llamada estadio). Alrededor de los lados había un canal de piedra que traía agua fresca para beber y para mojar la superficie de la pista. Podemos ver varios 'cuencas de sedimentación 'que puede haber sido para recoger suciedad y / o para beber. La mayor parte de los 100 pies postes de marcador permanecer a los lados de la pista. Las carreras se corrieron a lo largo y hacia atrás, no alrededor del borde como ahora, con los corredores girando un poste al final, uno de estos ha sido restaurado para los juegos modernos. los jueces, un panel de diez hombres de Argos que vestían de negro en memoria del bebé Ofeltes, se sentaron en una plataforma de madera en el lado opuesto a la entrada del túnel. público se sentó en las orillas en las repisas cortadas toscamente del suelo. Las monedas encontradas en el sitio muestran que, como en un partido de fútbol moderno, los seguidores de cada ciudad estado se sentaron juntos. Los únicos asientos de piedra están frente al mirador 10. El único premios Fueron una rama de palma y un filete atado alrededor de la cabeza para los ganadores y una corona de apio silvestre para todos los atletas. El ganador tenía una comida gratis todos los días de por vida desde su ciudad natal.

El túnel del estadio

para obtener más información, consulte
Nemea


Las rutas del vino de Nemea

Por supuesto, si toma el autobús en lugar de conducir, será mucho más difícil seguir las Rutas del Vino de Nemea. Puede llegar fácilmente a la primera bodega a pie desde el sitio arqueológico, pero el camino se volverá más difícil y sus pies se volverán más pesados ​​con cada copa de vino que beba y, al final, es posible que necesite que alguien lo lleve de regreso a la parada de autobús. Si viene a Nemea por el vino, entonces la decisión inteligente sería alquilar un automóvil y hacer que una persona sea el conductor designado para no beber o contratar a George, el famoso taxista.

Al llegar a Nemea hay carteles que muestran un mapa de las bodegas. Desafortunadamente, los adolescentes de Argos han pintado con spray las etiquetas de graffiti de manera tan agresiva que tendrá la suerte de haber encontrado un letrero que pueda leer y será mejor saber de antemano qué bodegas le gustaría visitar y pedir direcciones de una bodega a la Siguiente. A diferencia de Napa, que es enorme en comparación, Nemea es un área relativamente pequeña, las granjas son más pequeñas y, siempre que pueda guardar su vino, puede tomar varias bodegas. Si visita la antigua Nemea primero cuando está fresco o la última vez que, después de todo, su vino todo parece profundo y poético, es una elección personal.

Nemea es la zona vinícola más importante del Peloponessos, aunque encontrará uvas cultivadas y vino elaborado de forma comercial y privada en cualquier lugar al que vaya. los Agioritiko es la uva principal que se cultiva aquí en Nemea, que es roja. Entre las bodegas más conocidas de Nemea se encuentra Vinos Gaia, cuyos fundadores son licenciados en agricultura y enología y elaboran varios vinos populares de su bodega en el pueblo de Koutsi en Nemea. Su vino insignia es Finca Gaia y también tienen un Agiorgitiko. A Finca Palivos, Nemea George Palivos es enólogo de tercera generación y cultiva Agioritiko. Domaine Spiropoulos es otra familia vitivinícola muy conocida que ha estado elaborando vino desde 1860. Cultivan alrededor de 40 acres de uvas orgánicas Agiorgitiko. Otras bodegas de la zona incluyen la Bodega Semeli que hacen un rosé, un tinto y un tsipuro y tienen alojamiento en la bodega, aunque en realidad no son para gente demasiado borracha para irse. Tienes que reservarlos con anticipación. Las bodegas más cercanas al Antiguo Sitio Arqueológico de Nemea son las Papaioannou Estates, Bodega Familia Gofas y el Cooperativa de vinos de Nemea, todos los cuales dan la bienvenida a los visitantes. Hay algunas bodegas más pequeñas con las que puede tropezar o incluso encontrar si puede encontrar un mapa de Nemean Wine Roads que no haya sido totalmente desfigurado. Pero, siendo realistas, ¿cuántas bodegas puedes visitar en un día?

Tenga en cuenta que Nemea, como la Argólida, puede hacer mucho calor en el verano con algunos días por encima de los 100 ° F. Entonces, si realmente quieres disfrutar de las bodegas y el sitio arqueológico, ve fuera de temporada. Especialmente en septiembre cuando están recolectando y estrujando la uva.


El antiguo estadio de Nemea se construyó alrededor del año 330 a. C. cuando volvieron los juegos de Argos. Es similar a otros estadios del período helenístico temprano como los de Olimpia y Atenas que, en parte, aprovecharon el terreno y al mismo tiempo construyeron partes que no se proporcionaron de forma natural. En el caso de Nemea, el extremo sur curvo estaba tallado entre dos crestas que se extendían hacia el norte desde la colina Evangelistria, mientras que el extremo norte de la pista estaba en una terraza artificial creada a partir de la tierra excavada en el sur.

Toda la pista, como cualquier otra pista de estadio antiguo, tenía 600 pies de largo, de hecho, el significado original de la palabra estadio es el de una unidad de medida que equivale a 600 pies. El pie, sin embargo, variaba de tamaño de un lugar a otro. El de Olimpia fue de aproximadamente 0,32 m. en Nemea, la longitud del pie era de aproximadamente 0,297 m. (también aproximadamente la longitud del pie en Delphi). Por tanto, la longitud total de la pista de Nemea fue de unos 178 m. en comparación con 192 m. para Olympia. Aquí radica una diferencia fundamental entre el atletismo antiguo y el moderno. En el primero, la competencia fue en un día específico en un lugar específico sin registros de tiempo involucrados. Solo era importante que todos los atletas compitieran con las mismas reglas y condiciones locales, y que se preocuparan por vencer a los otros atletas, no al cronómetro. También podríamos notar que solo el ganador fue recompensado en segundo lugar y el último lugar tuvo el mismo valor.

La longitud del pie en Nemea se deriva de marcadores de 100 pies a lo largo de los lados de la pista. Desafortunadamente, la terraza artificial que sostenía la parte norte de la pista se erosionó en el período bizantino, por lo que aproximadamente 1/3 de la longitud original, junto con la línea de salida norte, se ha perdido.

La pista se ensancha por la mitad, desde 23,63 m. a 26,91 m., creando un abultamiento perceptible como el de otras pistas de estadios antiguos, pero por razones desconocidas.

En el extremo sur conservado hay una línea de salida típica (balbis) con doble ranuras y los zócalos para postes que dividían la línea y la pista en 12 carriles. Estos carriles se estrecharon más tarde mediante una segunda serie de enchufes que se cortaron cuando se agregaron bases salientes en cualquier extremo de la línea para el mecanismo de arranque del hysplex.

A una distancia de 5,30 m. al norte de los balbis, ya 3,40 m. al oeste del centro de la pista, hay un bloque cuadrado que se colocó en la superficie de la pista y que tiene un zócalo, como los de los balbis, cortado en su superficie superior. Esta es la base para el poste de giro (kampter) que se utilizó en la carrera de larga distancia (dolichos).

La pista en sí está compuesta de una arcilla gris verdosa que representa un lecho de roca arcillosa natural excavada que se blanquea a un blanco amarillento con el sol de verano.


Estadio Antiguo, Nemea, Grecia - Historia

El documental completo ya está disponible.

La Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea

"Creemos que los Juegos Olímpicos modernos, a pesar de su éxito evidente en muchos aspectos, se han alejado cada vez más de la persona promedio. Nuestro objetivo es la participación, en la antigua tierra sagrada de Grecia, de todos y cada uno, en juegos que revivirá el espíritu de los Juegos Olímpicos. Lo lograremos reviviendo auténticas costumbres atléticas antiguas en el antiguo estadio de Nemea ".

Declaración del propósito de la sociedad, 30 de diciembre de 1994

La Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea es un movimiento nacido de casi 40 años de excavación por la Universidad de California en Berkeley en el Santuario panhelénico de Zeus en Nemea, Grecia, y del entusiasmo y la dedicación de los residentes locales de Nemea que sienten que podrían hacer una contribución importante al mundo de hoy debido a sus vínculos personales con Nemea.

Fue en Nemea donde los antiguos griegos celebraban festivales deportivos y religiosos que formaban parte del ciclo de juegos en Delfos, Istmia y (más conocida hoy en día) Olimpia. Fue en uno de estos cuatro sitios donde, durante un breve período cada año, las guerras y hostilidades fueron suspendidas por una tregua sagrada, y todos los griegos se reunieron en reconocimiento de su humanidad común. Este impulso hacia la paz, aunque limitado a unos pocos días al año, fue el primero en la historia de la humanidad a escala organizada, regular e internacional. Por lo tanto, los festivales de Nemea, Olimpia, Delfos e Istmia son los antepasados ​​directos del actual movimiento olímpico y de las Naciones Unidas. El antiguo estadio descubierto en Nemea es, por tanto, un monumento importante en la historia de tales instituciones.

El movimiento olímpico se ha convertido en un evento internacional cada vez más importante y complejo, y un símbolo de las aspiraciones más nobles de nuestra raza humana. Pero también se ha alejado cada vez más de aquellos que no tienen un talento atlético extraordinario. La persona promedio, inspirada por las antiguas lecciones de paz y con la esperanza de participar en el movimiento, encuentra incluso el papel de espectador difícil de cumplir en los Juegos Olímpicos modernos.

La Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea cree que hay margen para que la persona promedio participe en un festival atlético internacional de este tipo en el que no se mantendrán registros ni se otorgarán medallas. Las carreras se organizarán por género y edad, y los participantes serán recompensados ​​solo con los pies descalzos doloridos por el contacto con las mismas piedras y el mismo suelo por donde corrían pies antiguos hace más de 2.300 años.

La Séptima Nemead tendrá lugar en el verano de 2021 (las fechas se anunciarán más adelante). Para obtener más detalles sobre la organización y la importancia de los juegos, consulte BASES ANTIGUAS para obtener una imagen viva de los juegos, consulte PASO A LA HISTORIA para participar, consulte EJECUTAR.


Nemea: historia, mitología y vino

La antigua Nemea fue un sitio importante en la antigüedad debido al conocido mito de Heracles y el león de Nemea, sin embargo, el sitio alcanzó su período de mayor importancia entre los siglos VI y III a.C. debido a los Juegos de Nemea, que se celebraban todos los días. 2º año en verano. Estos juegos, celebrados por primera vez en 573 a. C., fueron considerados uno de los cuatro juegos principales (también llamados panhelénicos), después de los Juegos Olímpicos, Pythian (en Delphi) e Isthmian. Un atleta que había triunfado en los cuatro festivales había alcanzado el mayor prestigio posible.

Templo y Santuario de Zeus

El Templo de Zeus estaba en el centro del Santuario de Zeus, construido c. 330 antes de Cristo. El sitio contenía una serie de edificios y monumentos que se utilizaron en las ceremonias religiosas y deportivas de los antiguos Juegos.

Tres de las columnas del templo nunca se han derrumbado desde que se erigieron originalmente. En 2002, se volvieron a erigir dos columnas antiguas y se agregaron a las tres originales, y se agregaron cuatro más en 2012.
Las excavaciones exhaustivas del sitio se llevaron a cabo en 1924 bajo los auspicios de la Escuela Estadounidense de Estudios Clásicos en Atenas, y una vez más en 1964. A partir de 1973, las excavaciones son realizadas de manera más sistemática por la Universidad de California en Berkeley, que continúa hasta el presente. día para administrar el sitio y el museo. El material descubierto en las excavaciones se exhibe en un museo de sitio.

Los juegos de Nemea

Los juegos eran en su mayoría comparables a los de Olimpia (los antiguos "Juegos Olímpicos").
En la época helenística también se añadieron al programa concursos de canto, flauta y lira. Llegaron atletas de toda Grecia e incluso más allá, así como los espectadores. La mayoría de las competiciones eran de atletismo, siendo el evento más importante la carrera a pie. También se llevaron a cabo carreras de caballos en la pista del hipódromo.

Tradicionalmente, los Juegos se instituyeron como juegos funerarios para los muertos Ofeltes, el bebé de Lykourgos, un mítico rey de Nemea. En la época clásica, en señal de duelo, los árbitros vestían ropa negra y los vencedores eran recompensados ​​con una corona de apio, que se consideraba una planta de mal agüero.

El estadio

Unido por una carretera al Templo y Santuario, el estadio de Nemea, que también se puede visitar, data del 330-320 a. C. Tiene una capacidad de hasta 30.000 personas.
Antes de entrar al estadio, los deportistas se desnudaron en el apodyterion, el vestuario, que se ha conservado relativamente bien.

El estadio era accesible a través de un llamado criptoporticus, un largo corredor arqueado, donde los atletas esperaban hasta que se llamaba su nombre, el tiempo suficiente para inscribir sus nombres, así como otros comentarios, como & # 8220niko & # 8221 (I & # 8217m va a ganar). La pista en sí tiene los habituales 600 pies antiguos de longitud (178 m). Todavía se puede ver la línea de salida de piedra (balbis) donde los atletas colocaron su pie delantero.

El resurgimiento de los juegos de Nemea hoy

La Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea es un movimiento nacido de casi 40 años de excavación por la Universidad de California en Berkeley y del entusiasmo y la dedicación de los residentes locales de Nemea. Sienten que podrían hacer una contribución importante al mundo actual debido a sus vínculos personales con Nemea.

Los “Nuevos Juegos de Nemea” son un intento de revivir los antiguos festivales que se basaban, como los Juegos Olímpicos, en las competiciones atléticas. Habrá carreras a pie para competidores de todo el mundo que tengan al menos 8 años de edad. Los participantes correrán descalzos y usarán túnicas blancas. Intercalados con las carreras habrá música y baile de grupos locales. Al final de la jornada habrá un recorrido de 7,5 km. carrera & # 8212 & # 8220Los pasos de Herakles & # 8221 & # 8212 desde el antiguo templo de Herakles en Kleonai hasta el antiguo estadio de Nemea.

Los "nuevos juegos de Nemea" tienen lugar cada cuatro años, durante el mismo año que los "juegos olímpicos modernos". El Séptimo Nemead se llevará a cabo en Nemea del 26 al 28 de junio de 2020. Para obtener más detalles sobre la organización y la importancia de los juegos, puede visitar su sitio web.

Región vinícola de Nemea

Nemea no solo es conocida por su templo y su antiguo estadio, sino también por sus excelentes enólogos. Las montañas y los valles que rodean el pequeño pueblo de Nemea han estado produciendo vino durante siglos, principalmente de la uva nativa Agiorgitiko. A partir de esta variedad de uva tinta se elabora una amplia gama de estilos, desde vinos secos ricos y dignos de añejamiento hasta ejemplos más ligeros y dulces. Alrededor de 40 bodegas se encuentran dentro de los límites de Nemea, y el área ha experimentado una gran cantidad de inversión y crecimiento en las últimas décadas.

Si está buscando una bonita excursión de un día, le sugerimos que alquile un coche por el día en Nauplia, visite el antiguo sitio de Nemea y siga las indicaciones hacia las "rutas del vino de Nemea".

¿Quieres sumergirte en el idioma griego y mejorar tus habilidades de lectura y comprensión auditiva?
Entonces el & # 8220Ultimate Listening Comprehension eBook & # 8221 podría ser lo que está buscando.

Teste eBook contiene el texto griego completo de la traducción aquí arriba, así como otros 8 textos, todos relacionados con Grecia y la cultura griega.
Además de eso, se incluyen los archivos de audio-mp3, para que pueda escuchar a un hablante nativo de griego mientras mejora sus habilidades auditivas en griego.

El eBook es perfecto para mejorar tus habilidades de lectura y comprensión auditiva, especialmente si eres un estudiante intermedio-avanzado.

¿Listo para leer el artículo completo en griego y escuchar el archivo de audio en griego? Luego haga clic aquí para obtener más información sobre el libro electrónico.


Arqueólogo estadounidense dedica su vida a revivir los antiguos juegos de Nemea

El arqueólogo Stephen Miller en el sitio de los antiguos Juegos Nemea griegos. Crédito: Reportero griego

Un arqueólogo estadounidense en Nemea ha dedicado toda su vida profesional a descubrir los secretos de Nemea y revivir la antigua Grecia y los Juegos de Nemea.

Es posible que se pregunte exactamente cómo un niño, que creció en los años 50 en un pequeño pueblo agrícola de Indiana, se convierte en el individuo que desenterró por sí solo una parte vital de la historia de la antigua Grecia.

Stephen Miller, profesor emérito de la Universidad de California en Berkeley, puede reclamar fácilmente el título de Hoosier que se convirtió en Philhellene. Durante casi cinco décadas, Nemea ha sido el hogar del arqueólogo estadounidense & # 8212 y el resurgimiento de los Juegos de Nemea se remonta directamente a él.

Mientras Grecia celebra su Bicentenario este año, ha habido un gran reconocimiento para Philhellenes difuntos hace mucho tiempo, quienes apoyaron, trabajaron y en ocasiones murieron en la revolución griega de 1821.

Hoy, en un tranquilo pueblo del Peloponeso, hay un académico jubilado que ha recuperado y conservado una parte vital de la historia de la antigua Grecia, y sus esfuerzos son casi tan impresionantes como los de esos mismos antiguos.

Todo se habría perdido si no fuera por Miller. El trabajo de su vida y # 8217 da fe de su completa dedicación al país y su glorioso pasado como un Philhellene contemporáneo.

El arqueólogo estadounidense de Nemea una vez pensó en estudiar derecho

En un momento, Miller había considerado estudiar derecho. En cambio, se convirtió en un agente del estado griego, comprando tierras de cultivo en el Peloponeso para garantizar uno de los precursores de los Juegos Olímpicos modernos de hoy.

La competición atlética nació en cuatro sitios de la antigua Grecia: Istmia, Nemea, Delfos y Olimpia. Estos juegos fueron los precursores del espectáculo olímpico que se inaugurará en Tokio este mes de julio.

Los juegos de Tokio se pospusieron el año pasado hasta 2021, ya que todo el mundo reajustó los planes de viajes y actividades a causa del coronavirus.

La pandemia también ha reclamado al Séptimo Renacimiento de los Juegos de Nemea como su víctima más reciente este verano. Los juegos se pospondrán una vez más por un año más.

El arqueólogo estadounidense dijo que simplemente no era posible realizar los juegos revividos con todos los preparativos necesarios y los protocolos de seguridad requeridos por el gobierno. Han sido reprogramados para 2022, según un comunicado publicado por la Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea.

Fue en Nemea donde los antiguos griegos celebraban festivales deportivos y religiosos. Formaron parte del ciclo de juegos en Delphi, Isthmia y Olympia. El antiguo estadio que Miller descubrió en Nemea en 1974 es un monumento importante en la historia del deporte clásico.

Nemea está a unas 70 millas al suroeste de Atenas, a solo 80 minutos en coche.

El Estadio de Nemea fue construido de acuerdo con todo el programa de reconstrucción del área más amplia de Nemea, concebido por el rey macedonio Felipe II y sus sucesores. Crédito: Carole Raddato Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic

Miller originalmente quería ir a Ithaca, no a Nemea

Según Miller, nunca planeó ir a Nemea, donde su nombre se convertiría en sinónimo de arqueólogos y estudiantes de historia antigua con el sitio. His original desire was to travel to Ithaca and recover the ancient palace of Odysseus, referred to in Homer’s “Iliad and Odyssey.”

To most folks, the word “Nemea” conjures up three things: a lion, wine and games, in that order.

Hercules is known for his many adventures, which took him to the far reaches of the ancient world. The Twelve Labors of Hercules are 12 events that tested his power and strength that ultimately proved he was half man and half god.

The first labor was slaying the Nemean Lion. A vicious monster in Greek mythology, it lived in Nemea. The beast could not be killed using the weapons of mortals because its golden fur was impervious to attack. Its claws were sharper than mortal swords and could cut through any armor. Hercules defeated the monster, demonstrating his immortal stature.

Following a close second in name recognition is wine. Vineyards stretch across the plain to the base of Mount Killinio. The region is dominated by the Agioritiko grape and produces a plethora of red Nemean wines. Dry, red Nemean wine has had a protected designation of origin classification, often referred to as PDO, since 1971.

The games probably rank third in terms of recognition. Miller made headlines worldwide for his work uncovering the ancient athletic site where the Panhellenic games were held. He also revived the games, as international footraces, open to all, held at the ancient site every four years.

“All of us are Greek someway, somehow, even if there is no blood or DNA,” the American archaeologist of Nemea tells Greek Reporter.

He started college with the notion of becoming a politician, focusing his studies on law. At some point, he realized that law was not the same concept as justice.

He was obliged to learn a foreign language for his undergraduate studies at Wabash College in central Indiana — so he chose Ancient Greek so that he could so he could read Plato’s original words. The Mycenaen archaeologist Giorgos Milonas was a guest lecturer for two days at Wabash.

After hearing Milonas speak, Miller said, “I changed my mind about law and became an archaeologist.”

The Temple of Nemean Zeus, protector of shepherds. Credit: Zde Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International

Archaeologist Mistaken by Locals as Farmer

Crossing the country from rural Indiana, he was hired to teach at Berkeley. The university gave him the opportunity to tap and develop grants to travel to Nemea. He arrived in Greece in 1973, with the local villagers thinking he was a farmer at first.

Miller, upon arrival to Nemea, bought land around the site of the Temple of Zeus from locals. The purpose was to secure any finds for the Greek government and protect the intellectual property rights Berkeley was investing in the excavation. Locals assumed he was going to create a huge farming operation because of the land purchases.

Miller said, “I know the project had an impact in one major way, and that was social. When I arrived, there were 300 people in the village, and they were divided into two groups: the rich and the poor.” There was one phone and one car in the community. The basic mode of transportation was by family donkey.

The retired professor said, “The rich were the big landowners, and the poor worked for the rich at their beck and call. There were two families who ruled the roost. There was no external law enforcement, just these families who were the arbiters.

“I upset the village very badly,” according to Miller. “The people who had always been the hired hands of these families all of a sudden had other work.” They were digging for the excavation four or five months a year. They had more income, which meant that they were independent. “You’d hear things in the coffeehouse like, ‘There’s that old shepherd who’s sending his daughter off to nursing school. Who does he think he is? It’s Miller’s fault,” he added. Working for the excavation had given the have-nots airs.”

According to Miller, the Zeus of Nemea was a sort of shepherd god, not the firebolt throwing god of Olympus. This deity was a sort of calm protector. Nemea was a swamp that flooded in winter but dried out in summer. It was never inhabited in ancient times, but used exclusively for the games. Nemea etymology dates to the ancient Greek word “nemo” meaning grazing, so it was a place to graze sheep, Miller added.

Miller said of his discoveries, “It’s a surprise every time a crummy potsherd comes out of the ground. Do you know what it means to be the first person in 2,000 years to touch something your ancestors have made, to touch that coin or that stone and know that some ancient mason worked on it, smoothed it down, carved the relief that’s seen there? That thrill never leaves.”

Two Most Exciting Moments as an American Archaeologist

Miller described two moments as his most exciting in Nemea. “The first came in 1978, when we discovered the tunnel leading into the stadium,” he said. That proved that the Greeks, of Alexander the Great, knew how to build the arch and vault. He attributes the structures as part of development across the ancient world of Phillip and Alexander of Macedonia.

“The next day, we found graffiti, scrawled by ancient athletes, on the walls of the tunnel and began to get real insight into the human side of Greek athletics. And that thrill hasn’t worn off. Every time I walk through that tunnel I get goosebumps,” he added.

The second most exciting moment in his career came in 1996, “standing on the track during the first revival of the Nemean Games, when I heard the runners’ footsteps on the track surface that I had uncovered. I saw people running down the track and heard people shouting, and the place came to life,” Miller said.

According to Miller, more than 5,000 individuals have participated in the game revivals, from ages 6 to 97, representing 122 nations. Wearing kitones, a sort of short white tunic, the athletes shed their shoes, walk to the entry of the ancient tunnel leading to the track and take the oath administered by the judges: “To not bring dishonor to themselves, their families or to the Nemean Games. You become a part of Ancient Greece,” said Miller, as his eyes watered and his voice broke.

The archaeologist said funding was always his biggest challenge. “Money. And then there was money. And there was money.”

He stated, “I suppose in academia we are always complaining about money, but the fact is I’ve raised almost every penny that has gone into Nemea from private donors, and that’s taken a lot of time and a lot of energy. But the donors over the years have become devotees of Nemea, which means they’ve become my students and part of my extended classroom.”

Following initial excavation, Miller designed and fundraised to create a museum positioned parallel to the site, for visitors to view the finds from the excavation.

Contemporary Philhellene Retired but Never at Rest

Officially retired from academic duties in California since 2004, Miller is anything but at rest. He still serves on the board of the Revival of the Nemean Games Society. He and his wife, Effie, who is a Greek-American raised in Utah, built a home in Nemea. They have divided their time between Greece and the States. And when Miller is in Nemea, he is at the site daily.

This month, Miller participated in the filming of a documentary about his work in Nemea to be televised in September by ERT, the Greek public broadcasting channel.

Recently he found himself in a grammar school classroom talking to students about what they wanted to become.

Miller told Greek Reporter “One student raised his hand and said he wanted to be an ‘archaekopoulos’.” The teacher immediately corrected him and said, perhaps you mean an archaeologist. “No, an archaekopelos, because that’s where the money is,” Miller recounted. An “archaekopelos” is someone who loots antiquities for personal profit, according to Miller.

“Greece has one exclusive treasure,” Miller told Greek Reporter. “Other places have beautiful seas and beaches. But no place else in the world are there Greek antiquities. The Greek state does not exploit archaeology for its own good,” he added. “But the current government, has been better at providing funding. They have provided for winter staff so that visitors to Nemea throughout the entire year can have access to the site as well as the museum,” he added.

The society for the Revival of the Nemean Games has 900 members currently enrolled. The roster shows individuals from 24 different countries. “Currently enrolled” means paying the annual membership fee of about $18.

Greek Reporter visited with Professor Miller in 2018 for a live interview and a tour of the sites of the Temple of Zeus and the Stadium as well as the museum at Nemea. Watch the video here.


Ancient Stadium, Nemea, Greece - History

Ancient Nemea, Nemea (Prefecture of Korinthia)

Telephone: +30 27460 22739

Winter:
From November 1st to December 31st, 2020: 8: 30-15: 30, open all days of the week.

Summer:
April: 08: 00-19: 00
From 02.05.21 until 31.08.21 : 08: 00-20: 00
open all days of the week.
01 to 15 September: 8: 00-19: 30
September 16 th to September 30: 8: 00-19: 00
1st to 15th October: 8: 00-18: 30 and
16th to 31st October: 8:00 - 18:00.

We inform you that according to no .D. 228576 / 07.06.2021 ( : 66 4653 4- ) issued by the General Directorate of Antiquities and Cultural Heritage, the Sanctuary of Zeus, the Museum and the Stadium of Ancient Nemea on Monday, June 21 will operate exceptionally for the public from 10:00 am to 17:00 pm. Free admission: 6/3, 18/4, 18/5, 5/6, 28/10 last weekend of September, 1st Sunday of each month from 1/11 until 31/3. Closed on Easter Sunday and 1st of May, official state holidays. On Big Friday: 12: 00-17: 00 and the Holy Saturday 08: 30-16: 00. The site, Stadium and the Museum will be open on Easter Monday, Monday of the Holy Spirit, August 15 and October 28.