Podcasts de historia

Cronología de Teotihuacan

Cronología de Teotihuacan

  • C. 150 a. C. - c. 100 d.C.

    Primero se establece Teotihuacan.

  • C. 100 d.C.

    La Pirámide del Sol se construye en Teotihuacan.

  • C. 150 d.C.

    Se construye la Pirámide de la Luna en Teotihuacan.

  • C. 200 d.C.

  • C. 300 CE - 550 CE

    La ciudad de Teotihuacan domina Mesoamérica.

  • C. 600 d.C.

    Teotihuacan es deliberadamente destruido por el fuego y abandonado.


Teotihuacan alcanza la cima

La ciudad de Teotihuacán, en el centro de México, recorrió un largo camino desde un pequeño asentamiento en el Valle de México hasta una megaciudad que rivalizaba con Roma, así como con las capitales Han de Chang'an y Luoyang. Teotihuacan alcanzó su apogeo en el 450 a. C. según el Cartel de la cronología bíblica con la historia mundial. En su apogeo, fue una de las ciudades más grandes del Nuevo Mundo con una población que oscilaba entre 75.000 y 200.000 personas y abarcaba un área de 20 a 30 kilómetros cuadrados.

Estos artículos están escritos por los editores de La asombrosa línea de tiempo de la Biblia
Vea rápidamente 6000 años de la Biblia y la historia mundial juntos

Formato circular único - ver más en menos espacio.
Aprenda hechos que no se puede aprender con solo leer la Biblia
Diseño atractivo ideal para su hogar, oficina, iglesia & # 8230

Teotihuacan era una ciudad cosmopolita, a menudo visitada por peregrinos que adoraban en sus famosos centros ceremoniales y comerciantes comerciales. El rico suelo del Valle de México permitió a la gente cultivar cultivos que sustentaban a la gran población de la ciudad y los pueblos que la rodeaban, mientras que la obsidiana, un vidrio volcánico utilizado en rituales o armamento, era un bien preciado en el comercio a larga distancia entre Teotihuacan y otras ciudades mesoamericanas.

La influencia política, militar y comercial de Teotihuacan en su apogeo se extendió desde la ciudad hasta las tierras altas de Oaxaca y las regiones mayas de las tierras bajas y altas en México y Guatemala. Se encontraron rastros del poder de Teotihuacán en la ciudad de Tikal ubicada en las tierras bajas de Guatemala, así como en la ciudad maya de Kaminaljuyú en las tierras altas. También influyó en la capital zapoteca de Monte Albán. Las ciudades mayas probablemente estaban controladas por la élite de Teotihuacan a través de los pochteca, comerciantes de larga distancia que a veces eran desplegados como espías por su amplio conocimiento sobre las ciudades que visitaban.


Años: c. 1500 a. C. - 1525 Materia: Historia, Historia Regional y Nacional
Editorial: HistoryWorld Fecha de publicación en línea: 2012
Versión online actual: 2012 eISBN: 9780191736728

Ir a Maya en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a San Lorenzo, México en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a olmeca en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a olmeca en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a La Venta, Chiapas, México en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a olmeca en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir al zapoteco en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir al zapoteco en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Maya en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Maya en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Quetzalcoatl en The Oxford Companion to World Mythology (1 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Tikal, Guatemala en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Maya en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir al tabaco en The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures (1 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Toltecas en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Vaya a Tula, México en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Toltecas en un diccionario de historia mundial (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Aztec en World Encyclopedia (1 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Tenochtitlán, México en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Aztec en The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Huitzilopochtli (América) en A Dictionary of World Mythology (1 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Ir a Balboa, Vasco Núñez de (1475-1519) en A Dictionary of World History (2 ed.)

Vea este evento en otras líneas de tiempo:

Vaya a Cortés, Hernando (1485-1547) en A Dictionary of World History (2 ed.)


México hoy

La población de México ha aumentado considerablemente desde la Segunda Guerra Mundial, pero la distribución de la riqueza sigue desequilibrada. Debido a la escasa asistencia legislativa, los pobres generalmente no pueden mejorar su situación socioeconómica. El estado de Chiapas ejemplifica los problemas causados ​​por el desequilibrio financiero. En 1994, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional se levantó para desafiar la discriminación contra los pobres de Chiapas & # x2019.

Aunque su rebelión no tuvo éxito, los zapatistas continúan luchando contra el desequilibrio de la propiedad de la tierra y la distribución del poder, con poco éxito. Para complicar aún más la ya problemática división social está el problema cada vez mayor del tráfico de drogas, que ha contribuido a la corrupción política y policial y ha contribuido a ampliar la brecha entre la élite y los desfavorecidos.

En los últimos años, la construcción de fábricas y plantas (maquiladoras) de propiedad extranjera en algunas de las áreas rurales de México ha ayudado a alejar a la población de la Ciudad de México y redistribuir parte de la riqueza del país. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994 aumentó los lazos financieros de México con Estados Unidos y Canadá, pero la economía mexicana sigue siendo frágil. A pesar de sus problemas, la economía mexicana, con su creciente base industrial, abundantes recursos naturales y variedad de industrias de servicios, sigue siendo importante para América Latina.

Hoy, el turismo es uno de los principales contribuyentes a la economía mexicana. Personas de todo el mundo acuden a México para probar la diversidad cultural del país y la diversidad cultural del país, disfrutar de los exuberantes escenarios tropicales y aprovechar los precios relativamente bajos. Los turistas estadounidenses constituyen la mayoría de los visitantes del país. En el pasado, los turistas viajaban principalmente a la Ciudad de México y las ciudades coloniales circundantes de Mesa Central, desafortunadamente, la reputación de la ciudad capital ha sufrido debido a problemas sociales y ambientales, en particular altos niveles de contaminación del aire y delincuencia. Los turistas todavía acuden en masa a las playas de los resorts de fama mundial en Acapulco, Puerto Vallarta, Ixtapa-Zihuatanejo, Mazatl & # xE1n, Canc & # xFAn y Puerto Escondido.


Historia de Teotihuacan


W2-0006: Pirámide del Sol Poco se sabe sobre el surgimiento de Teotihuacan y los responsables de la construcción de esta vasta y única ciudad. La construcción comenzó con un enorme núcleo ceremonial y la construcción de tres enormes pirámides en el siglo I d.C. No hubo progresión, ni siquiera en las áreas circundantes, por lo que parece que el Teotihuacano llegó con el conocimiento para construir a una escala nunca antes vista en América. Su primera construcción, la Pirámide del Sol, sería tan grande que solo la Gran Pirámide de Giza podría eclipsarla. El tamaño y la grandeza de las enormes estructuras monumentales de Teotihuacán han desconcertado a la mayoría de los que han caminado por su imponente Avenida de los Muertos. Ha encendido muchas imaginaciones y provocado muchas teorías sobre quién podría haber construido una ciudad tan enigmática. Es posible que esta gran ciudad incluso haya dejado perplejos a los poderosos aztecas cuando la redescubrieron en el siglo XIII. Lo llamaron Teotihuacan, que se traduce aproximadamente como & # 8220El lugar donde nacieron los dioses & # 8221 o & # 8220El lugar donde comenzó el tiempo & # 8221, lo que sugiere que incluso ellos pensaron que era demasiado bueno ser obra de manos humanas.


W2-0012: Vista del núcleo ceremonial y el valle hacia el sur Los historiadores modernos han podido expandir la historia formativa de Teotihuacán a través de la investigación de otros asentamientos y pueblos antiguos en y alrededor de la Cuenca de México. Está claro que antes de que comenzaran las obras en Teotihuacan, en el año 100 a. C., había varias decenas de asentamientos más poblando la cuenca. Sin embargo, cuando se completó el núcleo monumental de Teotihuacan en el año 100 d.C., los asentamientos satélites casi habían desaparecido. Claramente, la ciudad requería mano de obra y, por lo tanto, proporcionaba trabajos y alimentos, pero ¿por qué la gente dejaría sus granjas y aldeas para trabajar duro en la construcción de estructuras tan inmensas y estructuras tan grandes que tardarían varias generaciones en completarse? La respuesta seguramente es que Teotihuacan ofrecía algo nuevo, algo hasta ahora desconocido, pues en un mundo volátil de merodeadores, sequías y erupciones volcánicas, Teotihuacan brindaría seguridad. Y serían los volcanes de Sierra Nevada, donde el clima más cálido y los suelos ricos habían sostenido a muchas comunidades agrícolas tempranas, los que proporcionarían la mayor afluencia de mano de obra calificada de Teotihuacán. La evidencia de esto se encuentra en las ruinas de Cuicuilco, que se encuentra a 50 millas al suroeste de Teotihuacan y ha estado prosperando desde el 700 a. C. Cuicuilco fue cubierto por lava de 10 metros de espesor luego de la erupción del Monte Xitle en el siglo I d.C. Obviamente, esto devastó la ciudad y afectó un área mucho mayor. Se ha sugerido que la población migrante de Cuicuilco y sus asentamientos satélites pueden haber fundado Teotihuacan en busca de seguridad. Esto explicaría cómo Teotihuacan fue planeada como una gran ciudad desde el principio, sin embargo, el momento de la erupción parece haber llegado después de la construcción de Teotihuacan e incluso hay evidencia de que Cuicuilco estaba cayendo en decadencia debido a un cambio de poder hacia la nueva ciudad. de Teothihuacan.


W1-0014: El faro de Cerro Gordo se eleva sobre la ciudad Independientemente del momento exacto, la erupción de Xitle ciertamente habría desplazado a un gran número de personas de la ciudad de Cuicuilco y de muchos otros pueblos, asentamientos y tierras de cultivo que fueron afectados por la lava. flujo y la lluvia cenicienta. Decenas de miles se habrían quedado sin hogar y se habrían dejado vagar por las frías llanuras altas en busca de comida y refugio. El lugar obvio para ir sería el norte, a la ciudad de Teotihuacan en rápido crecimiento. Sus enormes pirámides y el gigantesco Cerro Gordo, habrían sido un faro de seguridad para todos aquellos que se aventuraron al norte. Pero, la inmigración a esta escala debería haber puesto a la ciudad en un estado de confusión, porque ni siquiera Teotihuacán podría haber tenido los recursos para alimentar y albergar un aumento tan grande de población en tan poco tiempo & # 8211 los alimentos simplemente & # 8217t crecen lo suficientemente rápido. Sin embargo, Teotihuacan apoyó este aumento de población y parece haberse fortalecido con él.


W1-0019-: Pirámide del Sol La razón del éxito de Teotihuacan & # 8217 está arraigada en el tejido mismo de la ciudad, y la planificación urbana que todavía se puede ver hoy en día es una evidencia perdurable de un ideal cívico bien formado. La ideología teotihuacana fusionó la formalidad religiosa, la estructura social y la organización política para controlar la expansión física de la ciudad y la vida de todos los que vivían en ella. Estos principios estaban vigentes cuando se colocó la primera piedra y se encerraron en los primeros edificios de la ciudad para que todos los observaran. Para asegurarse de que la ciudad entendiera su destino y su papel dentro del paisaje mesoamericano, comenzaron con la estructura monumental más grande, la Pirámide del Sol. Esta sería la pieza central de la ciudad, alrededor de la cual se organizarían todos los demás edificios. Se ubicaría en el corazón de la ciudad y proporcionaría un recordatorio constante a la gente de la ciudad, el poder y sus logros. Pero también jugaría un papel enormemente simbólico, ya que construyeron para enfrentar el sol poniente el 11 de agosto, mientras se dirigía al sur hacia el invierno. El sol se pondría en el mismo lugar 260 días después mientras viajaba de regreso al norte, el 29 de abril. Para eliminar cualquier confusión sobre el propósito simbólico de la Pirámide del Sol, también construyeron 260 escalones hasta su cima y lo hicieron con 260 unidades estándar de ancho en la base. Por lo tanto, esta estructura épica no solo afirmaría el poder de Teotihuacán, sino que también sería un monumento al comienzo de los tiempos, que fue el 11 de agosto de 3114 a. C., y el origen del Calendario Ritual de 260 días.

W2-0037: Templo de la Serpiente Emplumada El mensaje de que el tiempo comenzó en Teotihuacan se integraría en todas sus estructuras. La Pirámide de la Luna se alinea con la puesta de Plaiedes el mismo día en que la Pirámide del Sol se enfrentaba a la puesta de sol. Esto marcaría la congregación celestial de dioses, que se reunirían para crear una nueva era en cada uno. Y mientras que la Pirámide del Sol marcó el tránsito del sol en el sur de 260 días, la Pirámide de la Luna se construiría precisamente al norte y mediría 105 unidades estándar en su base y marcaría así el tránsito del sol en el norte y completaría el solar. año. La Pirámide de la Serpiente Emplumada estaría cubierta de imágenes talladas que representan la creación del Quinto Sol en Teotihuacan. Tendría 260 cabezas de piedra de la Serpiente Emplumada y 13 estructuras piramidales que podrían usarse para registrar el paso del tiempo y se sentaría en una plaza tan grande que toda la población podría congregarse para observar los rituales del calendario de 260 días. Las tres grandes pirámides se alinearían para coincidir con las tres estrellas de Orión & # 8217s Belt y reflejarían la plantación de las piedras del hogar al comienzo de los tiempos, en 3114 a. C. La enorme Avenida de los Muertos atravesaría el centro de este modelo celestial y estaría bordeada de estrellas piramidales para reflejar los cielos y la Vía Láctea. Debajo de la Pirámide de la Serpiente Emplumada, crearían cuevas en forma de útero y decorarían el túnel de acceso con orbes brillantes y paredes estrelladas para representar un lugar de nacimiento de los dioses celestiales. Debajo de la Pirámide del Sol habría cuatro cuevas que representarían el lugar de nacimiento de los dioses de la tierra. Como los aztecas reconocerían más tarde, construirían un & # 8220Lugar donde comenzó el tiempo & # 8221.

W2-0027: Mural de Tepantitla La construcción de este enorme centro ceremonial mantendría ocupada a la creciente población durante más de 200 años. Después de esto, la población se puso a trabajar en la construcción de residencias permanentes de piedra, tanto para la élite como para ellos mismos. El orden de la construcción de la ciudad fue implacable, y los principios y alineamientos estrictos se integraron en cada hogar, incluso en los que se encontraban fuera de los límites de 20 km 2 de la ciudad. En total, se construyeron más de 2.200 complejos residenciales, cada uno con casas organizadas alrededor de un patio central con una cocina común y su propio templo. Entre estos complejos construyeron calles y aceras, alcantarillas y vías fluviales que abastecían de agua corriente. Luego, los apartamentos fueron decorados con murales que transmitían las creencias y doctrinas religiosas de la ciudad. Los murales encontrados en los pocos complejos excavados, como Tetitla y Tepantitla, también revelan que formaron barrios, o distritos, que tenían su propio sacerdocio, escuelas y edificios municipales, con identidad propia y vestimenta distintiva. A través de tales proyectos, Teotihuacan se aseguró de que cada miembro de su población de 100.000 habitantes se mantuviera ocupada y participara activamente en la definición de la ciudad y de ellos mismos.

W2-0025: Actividades religiosas desarrolladas en Teotihuacan Este trabajo, combinado con las fervientes actividades religiosas organizadas alrededor del Calendario Ritual y las grandes recreaciones de eventos religiosos en sus pirámides, es cómo Teotihuacan mantuvo el orden sobre su inmensa población. Sin embargo, las llanuras semiáridas y el clima más frío del Altiplano no pudieron soportar una población tan grande y Teotihuacan necesitaría expandir sus territorios a los climas más cálidos del sur. Pero primero, necesitarían un ejército para conquistar y controlar tierras lejanas, y una mercancía para comerciar y persuadir a gobernantes distantes. Encontraron los orígenes de ambos 50km al norte, al otro lado de Cerro Gordo y directamente en línea con la Avenida de los Muertos. Allí, en Pachuca, estaban las antiguas minas de obsidiana que habían estado en uso desde el año 12.000 a. C. Para el año 200 d.C. se había convertido en una operación minera industrializada controlada por Teotihuacan, con talleres y edificios arreglados y alineados con los principios teotihuacanos. La gente de Mesoamérica se volvería dependiente de este vidrio volcánico negro, ya que podría ser tallado en una hoja muy afilada, pulido en espejo o moldeado en joyería y adornos. Esta mina de obsidiana no solo proporcionó infinitas puntas de lanza para las campañas militares de Teotihuacán, sino que también proporcionó un tipo de obsidiana que parecía que les habían dado los dioses, porque era verde. Junto con la obsidiana estándar, que necesitaba un suministro constante para despuntarse rápidamente, este preciado producto verde se exportaría a toda Mesoamérica y proporcionaría al Teotihuacano una inmensa riqueza.


0247: Monte Albán & # 8211 Complejo del Sistema IV La expansión de Teotihuacano comenzó en Morelos, donde se puede encontrar evidencia de la ocupación de Teotihuacano entre las ruinas de Las Pilas. Aquí, 100 millas al sur de Teotihuacan, los climas más cálidos eran ideales para la producción y el cultivo de algodón en una escala mucho mayor de la que podía soportar el propio entorno de Teotihuacan. Desde aquí, Teotihuacan expandió su control unas 300 millas más al sur, perforando el corazón del Valle de Oaxaca y tomando el control de la capital zapoteca, Monte Albán, alrededor del 250 d.C. Con el sustento ya provisto por la adquisición de Morelos, parece que esta campaña fue en busca de bienes preciosos y control sobre las rutas comerciales que fluyen a través de Mesoamérica. En Monte Albán, tomaron el control de la mica, una fina roca mineral vítrea que podía pelarse en finas láminas translúcidas. Se desconoce exactamente por qué esto era importante para ellos, pero el Teotihuacano enterró láminas dentro de la Pirámide del Sol y debajo de un piso en el & # 8220Mica Temple & # 8221 al oeste de la gran pirámide. También se han encontrado talleres zapotecas en Teotihuacan dentro de un distrito llamado Tlailotlacan, que también se conoce como el Barrio Oaxaca. Se cree que la evidencia de una influencia teotihuacana en Monte Albán se encuentra en la construcción del complejo del Sistema IV, que incorpora facetas del diseño Talud-Tablero y se compensa con la estricta alineación norte-sur del sitio de la cima de la colina, como si estuviera alineado con la puesta del sol del 11 de agosto, como lo era Teotihuacan.


W0767: Altun Ha & # 8211 Plaza A Casi al mismo tiempo, 250 d.C., la influencia de Teotihuacano también se puede encontrar tan lejos como Altun Ha en Belice, donde un entierro llamado F8 / 1 incluía 243 piezas de obsidiana verde de Teotihuacan & # 8217s minas en Pachuca. Esto es brevemente anterior a un período de expansión a gran escala, que sugeriría un vínculo entre el comercio de Teotihuacano y el crecimiento de las ciudades. Sin duda, los teotihuacanos buscaban el jade, y Altun Ha está lleno de gravilla que sugiere que era un centro a gran escala para la talla de jade. Sin embargo, el jade, como descubrirían, solo provenía de un lugar, las minas del Valle de Motugua en el sureste de Guatemala. Para hacerse con el control de este comercio, Teotihuacan se centró en una ciudad aliada, Tikal. En 378 d.C., la Estela 31 en Tikal y la Estela 5 en Uaxactún, afirman que un emisario, o Señor de Occidente, llamado Siyah K & # 8217ak & # 8217 llegó al área de Petén desde Teotihuacan. El gobernante de Tikal & # 8217s, Jaguar Paw, muere coincidentemente durante su visita y Siyah K & # 8217ak & # 8217 instaló a Nun Yax Ayin como el nuevo gobernante. Nun Yax Ayin se describe en la estela 31 como el hijo del búho lanzallamas, quien se cree que fue el gobernante o un gran señor en Teotihuacan (la iconografía del búho se puede ver en muchos murales en Teotihuacan y aparece de manera prominente en los pilares tallados del Palacio de Quetzalpapalotl).
W1064QSF: Copán & # 8211 Altar Q Altar Q en Copán luego declara que un Señor llamado K & # 8217inich Yax K & # 8217uk & # 8217 Mo & # 8217 llegó en 426 d.C. para fundar la nueva ciudad maya y lo representa en plena vestimenta de Teotihuacano, indicando que había viajado 153 días para llegar allí. La Escalera Jeroglífica en Copán establece que K & # 8217inich Yax K & # 8217uk & # 8217 Mo & # 8217 instaló un vasallo, que había viajado con él, llamado Tok Casper en la cercana Quirigua unos días después. Ambos asentamientos se encuentran en la red fluvial que conduce al Caribe desde el río Motagua y su función principal era controlar el comercio de jade. Situada entre las minas y la costa del Pacífico estaba la enorme ciudad maya de Kaminaljuyú, donde también hay una clara evidencia de la influencia de Teotihuacano durante el siglo V.


W1-0015: La larga hilera de edificios ceremoniales en el centro del sitio Hacia el siglo VI, Teotihuacan parece haber dominado gran parte de Mesoamérica a través de sus alianzas políticas y gobernantes vasallos. Su control sobre las redes comerciales mantenía al pueblo teotihucano bien alimentado y viviendo en un lujo comparativo, en su ciudad de vanguardia, con agua corriente, alcantarillado, casas de ladrillos y comunidades de vecinos. Pero dependían de estas alianzas y el comercio y, si fracasaban, también lo haría la ciudad. Por razones desconocidas, la ciudad fracasó en algún momento durante el siglo VI o VII. El público se rebeló y quemó los templos y edificios municipales en el corazón de la ciudad y la élite fue expulsada. A partir de ese día, el poder de Teotihuacán se vio gravemente disminuido y la ciudad se redujo a una población de 20.000 personas que vivían en relativo aislamiento. Mientras tanto, parece que la élite que huyó de la ciudad pasó a crear nuevos centros culturales en el sur que algún día dominarían el paisaje una vez más. Una de esas culturas regresaría 700 años después, y la llamaría Teotihuacan & # 8211 el lugar donde el tiempo comenzó.


Teotihuacán

Teotihuacán, que estaba ubicada en el Valle de Teotihuacán, una extensión en forma de bolsillo del Valle de México en su lado noreste, fue probablemente la ciudad más grande del Nuevo Mundo antes de la llegada de los españoles. En su apogeo, hacia finales del siglo VI d.C., cubría unas ocho millas cuadradas y puede haber albergado a más de 150.000 habitantes. La ciudad estaba dividida en cuartos por dos grandes avenidas que se cruzaban en ángulo recto, y toda la ciudad estaba trazada en un plano de cuadrícula orientado a estas avenidas. La Avenida de los Muertos, la principal arteria norte-sur de la ciudad, está alineada con un punto 16 ° al este del norte verdadero, que puede haber tenido un significado astrológico.

Debido a que el riego juega algún papel en la economía agrícola actual del Valle de Teotihuacán, se ha sugerido que la ciudad del Clásico Temprano también se basó en este sistema de subsistencia. Sin embargo, es casi inconcebible que una ciudad de tales proporciones pudiera haber dependido de la producción de alimentos de su propio valle o incluso del Valle de México, con riego o sin riego.

La planificación y construcción de Teotihuacán se inició, según las fechas de radiocarbono, hacia el inicio de la Era Común, en la fase Tzacualli. En este momento, se trazaron las avenidas principales y comenzó la construcción de las estructuras ceremoniales más importantes a lo largo de la Avenida de los Muertos. Estatuillas y tiestos extraídos del relleno dentro de la Pirámide del Sol de 200 pies (61 metros) de altura, la característica más prominente de Teotihuacán, prueban que esta fue erigida al final de la fase Tzacualli. La pirámide se eleva en cuatro grandes etapas, pero hay una quinta y mucho más pequeña entre la tercera y la cuarta. Una impresionante escalinata se eleva dramáticamente en su lado oeste, frente a la Avenida de los Muertos. El reexamen sugirió la presencia de una enorme tumba en su base, pero esto nunca ha sido excavado.

En el extremo norte de la Avenida de los Muertos está la Pirámide de la Luna, muy similar a la del Sol pero con una plataforma-templo adicional que sobresale hacia el sur. Esto exhibe el talud- tablero motivo arquitectónico típico de la cultura teotihuacana: en cada cuerpo o grada de una pirámide escalonada hay un panel frontal rectangular (tablero) apoyado por una masa inclinada (talud). los tablero está rodeada por una especie de marco saliente, y la parte empotrada del panel suele llevar un mural policromado aplicado a la superficie estucada.

Cerca del centro exacto de la ciudad y justo al este de la Avenida de los Muertos se encuentra la Ciudadela ("Ciudadela"), una especie de patio hundido rodeado por los cuatro lados por plataformas que sostienen templos. En medio de la plaza hundida se encuentra el llamado Templo de Quetzalcóatl, que data de la segunda fase de Teotihuacán, Miccaotli. A lo largo de las balaustradas de su escalera frontal y ondulando a lo largo del talud-tablero Los cuerpos de cada etapa de esta pirámide escalonada son representaciones esculpidas de Quetzalcóatl, la Serpiente Emplumada. Alternando con las serpientes emplumadas en el tableros son cabezas de otro monstruo que se puede identificar con la Serpiente de Fuego, portadora del Sol en su viaje diurno por el cielo.

A ambos lados de la Avenida de los Muertos hay complejos residenciales palaciegos (probablemente ocupados por familias nobles), que también se ajustan al plan maestro de Teotihuacán. Cada uno es un cuadrado, de 200 pies (61 metros) de lado y está rodeado por una pared. El peatón solo habría visto los altos muros que daban a las calles, atravesados ​​por puertas discretas. Dentro de los complejos, sin embargo, el lujo era la regla. Los techos eran planos, construidos con grandes vigas de cedro superpuestas con matorrales y argamasa. Las paredes interiores fueron enlucidas y magníficamente pintadas con procesiones rituales de dioses y diversas narraciones mitológicas. Los apartamentos interconectados se organizaron alrededor de un gran patio central al aire libre.

Estas viviendas fueron las residencias de la élite de Teotihuacán. Hacia la periferia de Teotihuacán, sin embargo, la situación social puede haber sido bastante diferente. Una excavación en el lado este de la ciudad reveló un complejo laberíntico de apartamentos mucho más pequeños y de mala calidad que recuerdan las secciones más pobres de las ciudades del Medio Oriente. Se puede suponer que allí estaban las viviendas abarrotadas de los artesanos y otros trabajadores que hicieron de la ciudad lo que era. También hay evidencia de que ciertas secciones periféricas estaban reservadas para extranjeros.

Teotihuacán debe haber sido el principal centro industrial del Clásico Temprano, ya que los productos de sus artesanos se extendieron por gran parte de Mesoamérica. La cerámica, particularmente durante la fase Xolalpan, que representa la culminación de Teotihuacán como ciudad e imperio, es muy distintiva. El sello distintivo de la ciudad es la vasija cilíndrica con tres patas de losa y cubierta, a menudo estucada y luego pintada con escenas casi idénticas a las de las paredes de los edificios. También hay vasijas con forma de floreros modernos y jarras de crema. La vajilla Thin Orange es un tipo de cerámica especial producida según las especificaciones de Teotihuacán, quizás en el sur de Veracruz, y exportada por sus propios comerciantes. Las estatuillas fueron producidas por decenas de miles en moldes de cerámica.

Entre sus muchas especializaciones comerciales, la obsidiana probablemente fue preeminente, ya que los teotihuacanos habían ganado el control de las minas de obsidiana verde sobre la actual ciudad de Pachuca, en Hidalgo. También tenían una fuente local pero de peor calidad. Millones de hojas de obsidiana, así como cuchillos, puntas de dardos y raspadores, fueron fabricados por los talleres de Teotihuacán para la exportación.

El nombre Teotihuacán significaba “Ciudad de los Dioses” (o, “Donde los hombres se convirtieron en dioses”) en la época azteca, y aunque la ciudad había estado en gran parte desierta desde su declive, la casa real azteca realizaba peregrinaciones anuales al sitio. La cultura teotihuacana ejerció una profunda influencia en todas las culturas mesoamericanas contemporáneas y posteriores. Muchos dioses aztecas, como Tlaloc, su consorte Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl, fueron adorados por los teotihuacanos. Como los aztecas, los teotihuacanos generalmente incineraban a sus muertos. De hecho, hay tantas congruencias entre las prácticas de Teotihuacán y las de los toltecas y aztecas posteriores, que algunas autoridades creen que fueron hablantes del idioma náhuatl y precursores de ese pueblo. Algunas autoridades lingüísticas, sin embargo, creen que los teotihuacanos hablaban una lengua totonaca, similar a la que hablaban los habitantes del centro de Veracruz. No se sabe si la gente de la ciudad, como los mayas, sabían leer y escribir.

Teotihuacán fue la ciudad más grande de Mesoamérica, de hecho, de toda la América precolombina. Las autoridades están divididas en cuanto a si fue la capital de un gran imperio político. Algunos creen que la expansión de Teotihuacán se llevó a cabo por la fuerza de las armas, otros creen que su poder fue principalmente económico y religioso. En cualquier caso, en su apogeo en el siglo VI, Teotihuacán fue la civilización más grande de Mesoamérica, con una influencia que superó con creces la del último imperio azteca. Para el arqueólogo, la difusión universal de la cerámica teotihuacana y otros rasgos constituye un horizonte del Clásico Temprano.


Cronología histórica de la ciudad de las pirámides

Así como Roma no se construyó en un día, tampoco Teotihuacán tampoco. Los estudiosos argumentan que la ciudad se desarrolló en cuatro períodos distinguidos, aunque consecutivos, conocidos como Teotihuacan I, II, III y IV.

El primer periodo se remonta a entre 300 y 200 aC y marca el nacimiento de la ciudad según los estudiosos. Fue durante este período cuando los constructores de Teotihuacan colocaron los elementos necesarios para la construcción de la Avenida de los Muertos. Los expertos que existen a lo largo del enorme bulevar han identificado hasta 23 grupos de templos de este período. Fue durante el primer período cuando Teotihuacan vio el inicio de la construcción de sus monumentos más impresionantes la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna. Ambos monumentos fueron construidos en honor al Sol y la Luna, aunque la Pirámide del Sol fue erigida como un templo adorando a Quetzalcoatl, la Serpiente Emplumada.

Teotihuacan & # 8217s segundo período marca la evolución de una ciudad-estado a un poder metropolitano que en el año 300 d.C. controlaba la gran provincia. Fue durante el segundo período que los constructores completaron la Pirámide de la Luna y el templo ubicado frente a ella.

Este período también marca un desarrollo notable en la arquitectura y la escultura monumentales. De hecho, los estudiosos sostienen que algunos de los monumentos más estéticos, como el Templo de Cetzalkokal fueron construidos durante este período.

El tercer período marca la ciudad alcanzando el apogeo de su poder. En ese momento, alrededor del 650 d.C., la ciudad estaba habitada por hasta 200,000 personas, lo que la convirtió en una de las más grandes del mundo durante ese tiempo. Con una extensión de alrededor de 30 kilómetros cuadrados, se crearon más de 2.000 edificios en la ciudad.

El cuarto período (alrededor del 750 d.C.) marca el declive de una de las ciudades antiguas más grandes de Mesoamérica. El colapso de Teotihuacan tuvo lugar durante el cuarto período, cuando se cree que los poderosos toltecas invadieron y, en consecuencia, destruyeron la ciudad y muchos de sus templos.

Vista aérea de la Pirámide del Sol en Teotihuacan México. Shutterstock.


De la antigua Mesoamérica a los toltecas

C. 8000 a.C.
Los primeros experimentos humanos con el cultivo de plantas comienzan en el Nuevo Mundo durante el período pospleistoceno temprano. La calabaza es uno de los primeros cultivos. Este proceso de desarrollo agrícola, que continúa lentamente durante miles de años, formará la base de los primeros pueblos de Mesoamérica (incluidos México y Centroamérica).

1500 a.C.
La primera gran civilización mesoamericana & # x2013los olmecas & # x2013 surge de las aldeas primitivas, comenzando en la región sur de lo que hoy es México. Este período está marcado por el cultivo efectivo de cultivos como maíz (maíz), frijoles, chiles y algodón, el surgimiento de la cerámica, las bellas artes y los símbolos gráficos utilizados para registrar la historia, la sociedad y la cultura olmeca y el establecimiento de ciudades más grandes como San Lorenzo (alrededor de 1200-900 aC) y La Venta (alrededor de 900-400 aC).

600 a.C.
En el período Formativo tardío (o preclásico), la hegemonía olmeca da paso a una serie de otros grupos regionales, incluidas las civilizaciones maya, zapoteca, totonaca y teotihuaca & # xE1n, todas las cuales comparten una herencia olmeca común.

250
La civilización maya, centrada en la península de Yucat & # xE1n, se convierte en uno de los grupos regionales más dominantes del área & # x2019s, alcanzando su apogeo alrededor del siglo VI d.C., durante el período Clásico de la historia mesoamericana. Los mayas sobresalieron en la alfarería, la escritura de jeroglíficos, la elaboración de calendarios y las matemáticas, y dejaron una asombrosa cantidad de gran arquitectura que las ruinas aún se pueden ver hoy. Para el año 600 d.C., la alianza maya con Teotihuac & # xE1n, una sociedad comercialmente avanzada en el centro-norte de México, había extendido su influencia sobre gran parte de Mesoamérica.

600
Con Teotihuac & # xE1n y el dominio maya comenzando a decaer, varios estados advenedizos comienzan a competir por el poder. Los belicosos toltecas, que emigraron del norte de Teotihuac & # xE1n, se convierten en los más exitosos, estableciendo su imperio en el valle central de México en el siglo X. Se dice que el ascenso de los toltecas, que utilizaron sus poderosos ejércitos para subyugar a las sociedades vecinas, marcó el comienzo del militarismo en la sociedad mesoamericana.

900
El período Posclásico temprano comienza con los toltecas dominantes con sede en su capital, Tula (también conocida como Tollan). Durante los siguientes 300 años, el conflicto interno combinado con la afluencia de nuevos invasores del norte debilitó la civilización tolteca, hasta que en 1200 (el período Postclásico tardío) los toltecas son vencidos por los chichimechas, una colección de tribus resistentes de origen indeterminado ( probablemente cerca de la frontera norte de México & # x2019s) que reclaman las grandes ciudades toltecas como propias.


Teotihuacan

An impressive city of 125,000-200,000 inhabitants, by the 6th century, Teotihuacan was the first large metropolis in the Americas. Teotihuacan, as the city is called, is a Náhuatl name that means “ the place where the gods were created ” and was given by the Aztec centuries after it was abandoned in the 7th century . The Aztecs attributed names and significance to its buildings but had no contact with this earlier culture. Very little is known of the people who built Teotihuacan, and as a result much of our knowledge of the site , its art, and Teotihuacan culture is derived from Aztec sources. Largely created before 250 C.E., Teotihuacan is a testament to the ambition of its people, who built the first American city on a grid plan.

Pyramid of the Moon seen from the Avenue of the Dead with Cerro Gordo in the distance, Teotihuacan, Mexico

Due to an absence of (or as of yet undiscovered) royal palaces and graves, the lack of evidence for a cult of personality, and the as-of-yet undeciphered hieroglyphs, the governing system of Teotihuacan remains largely elusive to scholars. Nevertheless, the dramatic monumental architecture and dense urban fabric reveal a complex environment carefully planned to support a large population but also structured by the surrounding natural environment and in relation to specific constellations and planetary events. In keeping with the stratified nature of other Mesoamerican societies, Teotihuacan also benefitted from rulers, or a ruling elite, who commissioned massive architectural landmarks such as the Pyramids of the Sun and Moon , and who spread Teotihuacan’s sphere of influence throughout Mesoamerica—even into the Maya region as far away as Guatemala .

Pyramid the Temple of Quetzalcoatl (feathered serpent), Teotihuacan, Mexico

Plan and pyramids

The city of Teotihuacan is aligned, like other Mesoamerican cities such as La Venta, on a north-south axis. This alignment is made explicit by the central artery, known as the Avenue of the Dead, which extends more than 1.5 miles across the city. Entering the city from the south, the Avenue of the Dead leads visitors to the city’s three main architectural monuments, t he Ciudadela , a sunken plaza at the southernmost tip that contained temples, including the Pyramid of the Feathered Serpent (above), the Pyramid of the Sun further down the avenue (below), and the Pyramid of the Moon (top of page) located at the northernmost point . In the distance and behind the Pyramid of the Moon, visitors can also catch a glimpse of the impressive Cerro Gordo, an extinct volcano that frames the pyramid and demonstrates the harmonious relationship between architecture and natural topography . Running perpendicular to the Avenue of the Dead another street follows the San Juan River. These axes help to define the grid of intersecting horizontal and vertical corridors that structure and organize the city plan. The urban grid helped to establish order for religious, domestic, and commercial complexes and a structural coherence that supported the management of the city and its population. Thousands of apartment complexes also reflect the ordered planning of the site.

Pyramid of the Sun and the Avenue of the Dead, Teotihuacan, Mexico

The Pyramid of the Sun, which reaches a height of over 200 feet, was the tallest structure in the Americas at the time. Built over a cave, it is unclear who, or what, the pyramid was built to commemorate although art historians have suggested that creation mythology may be at issue, since Aztec and Maya sources refer to caves as places of origin and fertility . The pyramid was meant to be viewed and approached from the East. Visitors can still climb the pyramid’s steep staircase, which originates near the Avenue of the Dead and rises over five levels to what is now a bare flattened top (above). Keep in mind that this pyramid was heavily reconstructed in the modern era, so its original shape may have appeared somewhat differently than it does today.

Pyramid of Quetzalcoatl (feathered serpent), Teōtīhuacān

The Pyramid of the Feathered Serpent occupies a prominent place in the Ciudadela, a large open space that offers a respite from the massive presence of the Pyramid of the Sun and Pyramid of the Moon. Like so much else at Teotihuacan, the Pyramid of the Feathered Serpent was built in the talud-tablero style. The temple stands out for its sculptural ornamentation depicting the feathered serpent, known by its Aztec name Quetzalcoatl. The feathered serpent is associated with water imagery and is depicted numerous times on the exterior of the temple as an undulating snake navigating among seashells (above). Two faces project outwards, one of which depicts the feathered serpent (above left). The identification of the other head is more challenging. One interpretation is that it represents an early version of the Aztec god Tlaloc (known for his goggled eyes) and associated with rain and warfare (above right). However, some scholars identify the head as an early precedent of Xiuhcoatl, or Fire Serpent, and who was associated with warfare, fire, and time (or the calendar). Most scholars agree that the temple was associated with warfare and human sacrifice, as confirmed by numerous skeletal remains (presumably of warriors) that were discovered by archeologists in the 1980s. Speculation has also arisen about whether the Pyramid of the Feathered Serpent may have contained the body of a ruler.

Reconstruction of mural from Tepantitla in Teotihuacan in the National Museum of Anthropology in Mexico City

Pinturas

Teotihuacan was a heavily painted site, with murals found throughout the city . For example on the walls of the apartment complex in the Tepantitla district, we find an elaborate mural showing a figure often identified as the Great Goddess and more recently as a mountain-tree. The female figure stands frontally while a blossoming tree with butterflies and spiders emerges from her head (potentially a reference to the heavenly realm), while her feet remain attached to the underworld. The inverted u-shape found below the mountain-tree may function as a symbolic womb, similar to the cave found at the Pyramid of the Sun.

The identity of the two individuals to her side, possibly priests, have sparked interest. Considering the cosmopolitan nature of the city, it had been thought that Teotihuacan’s figurative art was not portraiture, but rather generic representations that sought to unify a diverse population. Recently however, some painted signs have been recognized as representing the names of individuals, leading to a re-examination of whether Teotihuacan artists portrayed specific individuals and reminding us that there is still much to learn about this complex and ancient city.

Archeologists have dated the city’s collapse to the seventh century when many of Teotihuacan’s buildings were destroyed.


El nombre Pyramid of the Sun comes from the Aztecs, who visited the city of Teotihuacan centuries after it was abandoned the name given to the pyramid by the Teotihuacanos is unknown. It was constructed in two phases. The first construction stage, around 200 CE, brought the pyramid to nearly the size it is today. The second round of construction resulted in its completed size of 225 meters (738 feet) across and 75 meters (246 feet) high, [ aclaración necesaria ] making it the third-largest pyramid in the world, [7] though still just over half the height of the Great Pyramid of Giza (146 metres). The second phase also saw the construction of an altar atop of the pyramid which has not survived into modern times.

Over the structure, the ancient Teotihuacanos finished their pyramid with lime plaster imported from surrounding areas, on which they painted brilliantly colored murals. While the pyramid has endured for centuries, the paint and plaster have not and are no longer visible. Jaguar heads and paws, stars, and snake rattles are among the few images associated with the pyramids. [ cita necesaria ]

It is thought that the pyramid venerated a deity within Teotihuacan society. However, little evidence exists to support this hypothesis. The destruction of the temple on top of the pyramid, by both deliberate and natural forces prior to the archaeological study of the site, has so far prevented identification of the pyramid with any particular deity. [ cita necesaria ]

Dimensión Value
Height 71.17 metres or 233.5 feet [ aclaración necesaria ]
Base perimeter 794.79 metres or 2,607.6 feet
Lado 223.48 metres or 733.2 feet
1/2 side 111.74 metres or 366.6 feet
Angle of slope 32.494 degrees
Lateral surface area 59,213.68 square metres or 637,370.7 square feet (assumes perfect square base and smooth faces)
Volumen 1,184,828.31 cubic metres or 41,841,817 cubic feet (assumes perfect square base and smooth faces)

The pyramid was built on a carefully selected spot, from where it was possible to align it both to the prominent Cerro Gordo to the north and, in perpendicular directions, to sunrises and sunsets on specific dates, recorded by a number of architectural orientations in Mesoamerica. [8] The whole central part of the urban grid of Teotihuacan, including the Avenue of the Dead, reproduces the orientation of the Sun Pyramid, while the southern part exhibits a slightly different orientation, dictated by the Ciudadela. [9]

The pyramid was built over a man-made tunnel leading to a "cave" located six metres down beneath the centre of the structure. Originally this was believed to be a naturally formed lava tube and interpreted as possibly the place of Chicomoztoc, the place of human origin according to Nahua legends. More recent excavations have suggested that the space is man-made and could have served as a royal tomb. Recently scientists have used muon detectors to try to find other chambers within the interior of the pyramid, [10] but substantial looting has prevented the discovery of a function for the chambers in Teotihuacan society. [ cita necesaria ]

Only a few caches of artifacts have been found in and around the pyramid. Obsidian arrowheads and human figurines have been discovered inside the pyramid and similar objects have been found at the nearby Pyramid of the Moon and Pyramid of the Feathered Serpent in the Ciudadela. These objects may have represented sacrificial victims. A unique historical artifact discovered near the foot of the pyramid at the end of the nineteenth century was the Teotihuacan Ocelot, which is now in the British Museum's collection. [11] In addition, burial sites of children have been found in excavations at the corners of the pyramid. It is believed that these burials were part of a sacrificial ritual dedicating the building of the pyramid.


Ver el vídeo: ANCIENT Teotihuacan Pyramids, Near MEXICO City (Enero 2022).