Podcasts de historia

Ashoka el Grande

Ashoka el Grande

Ashoka el Grande (r. 268-232 a. C.) fue el tercer rey del Imperio Maurya (322-185 a. C.) más conocido por su renuncia a la guerra, el desarrollo del concepto de dhamma (conducta social piadosa) y la promoción del budismo, así como su reinado efectivo de una entidad política casi panindia. En su apogeo, bajo Ashoka, el Imperio Maurya se extendía desde el actual Irán hasta casi la totalidad del subcontinente indio. Ashoka pudo gobernar este vasto imperio inicialmente a través de los preceptos del tratado político conocido como el Arthashastra, atribuido al primer ministro Chanakya (también conocido como Kautilya y Vishnugupta, l. c. 350-275 a. C.) que sirvió bajo el abuelo de Ashoka, Chandragupta (r. 321-c. 297 a. C.), quien fundó el imperio.

Ashoka significa "sin dolor", que probablemente era su nombre de pila. En sus edictos, esculpido en piedra, se le conoce como Devanampiya Piyadassi que, según el erudito John Keay (y acordado por consenso académico) significa “Amado de los Dioses” y “amable de semblante” (89). Se dice que fue particularmente despiadado a principios de su reinado hasta que lanzó una campaña contra el Reino de Kalinga en c. 260 a. C. que resultó en tal carnicería, destrucción y muerte que Ashoka renunció a la guerra y, con el tiempo, se convirtió al budismo, dedicándose a la paz como se ejemplifica en su concepto de dhamma. La mayor parte de lo que se sabe de él, fuera de sus edictos, proviene de textos budistas que lo tratan como modelo de conversión y conducta virtuosa.

Ashoka caminó por el campo de batalla de Kalinga, mirando la muerte y la destrucción, y experimentó un profundo cambio de corazón.

El imperio que él y su familia construyeron no duró ni 50 años después de su muerte. Aunque fue el más grande de los reyes de uno de los imperios más grandes y poderosos de la antigüedad, su nombre se perdió en la historia hasta que fue identificado por el erudito y orientalista británico James Prinsep (l. 1799-1840 CE) en 1837 CE. Desde entonces, Ashoka ha llegado a ser reconocido como uno de los antiguos monarcas más fascinantes por su decisión de renunciar a la guerra, su insistencia en la tolerancia religiosa y sus esfuerzos pacíficos para establecer el budismo como una de las principales religiones del mundo.

Vida temprana y ascenso al poder

Aunque el nombre de Ashoka aparece en el Puranas (literatura enciclopédica de la India que trata sobre reyes, héroes, leyendas y dioses), allí no se da información sobre su vida. Los detalles de su juventud, ascenso al poder y renuncia a la violencia después de la campaña de Kalinga provienen de fuentes budistas que se consideran, en muchos aspectos, más legendarias que históricas.

Se desconoce su fecha de nacimiento, y se dice que fue uno de los cien hijos de las esposas de su padre Bindusara (r. 297-c. 273 a. C.). El nombre de su madre aparece como Subhadrangi en un texto, pero como Dharma en otro. También se la representa como la hija de un brahmán (la casta más alta) y la esposa principal de Bindusara en algunos textos, mientras que una mujer de menor estatus y esposa menor en otros. La historia de los 100 hijos de Bindusara es descartada por la mayoría de los eruditos que creen que Ashoka fue el segundo hijo de cuatro. Su hermano mayor, Susima, era el heredero aparente y el príncipe heredero y las posibilidades de Ashoka de asumir el poder eran, por lo tanto, escasas e incluso más escasas porque a su padre no le agradaba.

Según una leyenda, Bindusara proporcionó a su hijo Ashoka un ejército pero no armas; las armas fueron proporcionadas más tarde por medios sobrenaturales.

Fue muy educado en la corte, entrenado en artes marciales y sin duda fue instruido en los preceptos del Artashastra - incluso si no fue considerado un candidato al trono - simplemente como uno de los hijos reales. los Artashastra es un tratado que cubre muchos temas diferentes relacionados con la sociedad pero, principalmente, es un manual de ciencias políticas que brinda instrucciones sobre cómo gobernar de manera efectiva. Se atribuye a Chanakya, el primer ministro de Chandragupta, quien eligió y entrenó a Chandragupta para convertirse en rey. Cuando Chandragupta abdicó a favor de Bindusara, se dice que este último fue entrenado en el Arthashastra y así, casi con certeza, habrían sido sus hijos.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Cuando Ashoka tenía alrededor de 18 años, fue enviado desde la ciudad capital de Pataliputra a Takshashila (Taxila) para sofocar una revuelta. Según una leyenda, Bindusara proporcionó a su hijo un ejército pero no armas; las armas fueron proporcionadas más tarde por medios sobrenaturales. Esta misma leyenda afirma que Ashoka fue misericordioso con las personas que deponían las armas a su llegada. No sobrevive ningún relato histórico de la campaña de Ashoka en Taxila; se acepta como hecho histórico basado en sugerencias de inscripciones y nombres de lugares, pero se desconocen los detalles.

Habiendo tenido éxito en Taxila, Bindusara envió a su hijo a gobernar el centro comercial de Ujjain, en el que también tuvo éxito. No hay detalles disponibles sobre cómo Ashoka desempeñó sus funciones en Ujjain porque, como señala Keay, “lo que se consideró más digno de mención por parte de Los cronistas budistas fue su historia de amor con la hija de un comerciante local ”(90). El nombre de esta mujer se da como Devi (también conocida como Vidisha-mahadevi) de la ciudad de Vidisha que, según algunas tradiciones, desempeñó un papel importante en la atracción de Ashoka por el budismo. Keay comenta:

Al parecer, no estaba casada con Ashoka ni estaba destinada a acompañarlo a Pataliputra y convertirse en una de sus reinas. Sin embargo, le dio a luz un hijo y una hija. El hijo, Mahinda, encabezaría la misión budista en Sri Lanka; y puede ser que su madre ya fuera budista, lo que plantea la posibilidad de que Ashoka se sintiera atraído por las enseñanzas del Buda [en ese momento]. (90)

Según algunas leyendas, Devi introdujo a Ashoka en el budismo por primera vez, pero también se ha sugerido que Ashoka ya era un budista nominal cuando conoció a Devi y pudo haber compartido las enseñanzas con ella. El budismo era una secta filosófico-religiosa menor en la India en este momento, una de las muchas escuelas de pensamiento heterodoxas (junto con Ajivika, Jainismo y Charvaka) compitiendo por la aceptación junto con el sistema de creencias ortodoxas de Sanatan Dharma (“Orden Eterno”), más conocido como Hinduismo. El enfoque de las crónicas posteriores en el romance de Ashoka con la hermosa budista Devi, más que en sus logros administrativos, puede explicarse como un esfuerzo por resaltar la asociación temprana del futuro rey con la religión que haría famoso.

Ashoka todavía estaba en Ujjain cuando Taxila se rebeló de nuevo y Bindusara esta vez envió a Susima. Susima todavía estaba involucrada en la campaña cuando Bindusara se enfermó y ordenó que se retirara a su hijo mayor. Los ministros del rey, sin embargo, favorecieron a Ashoka como sucesor, por lo que fue llamado y coronado (o, según algunas leyendas, se coronó a sí mismo) rey tras la muerte de Bindusara. Después, hizo ejecutar a Susima (o lo hicieron sus ministros) arrojándolo a un pozo de carbón donde murió quemado. Las leyendas también afirman que luego ejecutó a sus otros 99 hermanos, pero los estudiosos sostienen que solo mató a dos y que el más joven, Vitashoka, renunció a todo reclamo de gobernar y se convirtió en monje budista.

La guerra de Kalinga y la renuncia de Ashoka

Una vez que asumió el poder, según todos los informes, se estableció como un déspota cruel y despiadado que perseguía el placer a expensas de sus súbditos y se deleitaba en torturar personalmente a los que fueron condenados a su prisión conocida como el Infierno de Ashoka o el Infierno en la Tierra. Keay, sin embargo, señala una discrepancia entre la asociación anterior de Ashoka con el budismo a través de Devi y la descripción del nuevo rey como un demonio asesino convertido en santo, comentando:

Las fuentes budistas tienden a representar el estilo de vida prebudista de Ashoka como uno de indulgencia impregnado de crueldad. Entonces, la conversión se volvió aún más notable en el sentido de que mediante el "pensamiento correcto", incluso un monstruo de maldad podía transformarse en un modelo de compasión. La fórmula, tal como estaba, impedía cualquier admisión de la fascinación temprana de Ashoka por el budismo y puede explicar la conducta despiadada que se le atribuyó cuando murió Bindusara. (90)

Lo más probable es que esto sea cierto pero, al mismo tiempo, puede que no lo sea. Que su política de crueldad y crueldad fue un hecho histórico lo confirman sus edictos, específicamente su decimotercer edicto mayor de rock, que aborda la guerra de Kalinga y lamenta a los muertos y perdidos. El Reino de Kalinga estaba al sur de Pataliputra en la costa y disfrutaba de una riqueza considerable a través del comercio. El Imperio Maurya rodeaba Kalinga y las dos entidades políticas evidentemente prosperaron comercialmente gracias a la interacción. Se desconoce qué motivó la campaña de Kalinga pero, en c. 260 a. C., Ashoka invadió el reino, masacró a 100.000 habitantes, deportó a 150.000 más y dejó a miles de personas muriendo de enfermedades y hambre.

Después, se dice, Ashoka caminó por el campo de batalla, mirando la muerte y la destrucción, y experimentó un profundo cambio de corazón que más tarde registró en su decimotercer edicto:

Al conquistar Kalinga, el Amado de los Dioses [Ashoka] sintió remordimiento porque, cuando se conquista un país independiente, la masacre, la muerte y la deportación de la gente es extremadamente dolorosa para el Amado de los Dioses y pesa mucho en su mente ... Incluso los afortunados de haber escapado, y cuyo amor no ha disminuido, sufren las desgracias de sus amigos, conocidos, colegas y parientes ... Hoy, si una centésima o una milésima parte de las personas que fueron asesinadas, murieron o fueron deportadas cuando Kalinga fue anexado si sufriera de manera similar, pesaría mucho en la mente del Amado de los Dioses. (Keay, 91 años)

Ashoka luego renunció a la guerra y abrazó el budismo, pero esta no fue la conversión repentina que generalmente se da, sino más bien una aceptación gradual de las enseñanzas de Buda con las que puede o no estar ya familiarizado. Es muy posible que Ashoka haya estado al tanto del mensaje de Buda antes de Kalinga y simplemente no se lo haya tomado en serio, no haya permitido que altere de ninguna manera su comportamiento. Este mismo paradigma se ha visto en muchas personas, reyes y generales famosos o aquellos cuyos nombres nunca serán recordados, que afirman pertenecer a una determinada fe mientras ignoran regularmente su visión más fundamental.

También es posible que el conocimiento de Ashoka sobre el budismo fuera rudimentario y que fue solo después de Kalinga, y un viaje espiritual a través del cual buscó la paz y el perdón a sí mismo, que eligió el budismo entre las otras opciones disponibles. Ya sea el uno o el otro, Ashoka abrazaría las enseñanzas de Buda en la medida de lo posible como monarca y establecería el budismo como una prominente escuela religiosa de pensamiento.

El camino de la paz y la crítica

Según el relato aceptado, una vez que Ashoka abrazó el budismo, se embarcó en un camino de paz y gobernó con justicia y misericordia. Mientras que antes se había involucrado en la caza, ahora se fue de peregrinaje y, mientras que antes la cocina real sacrificaba cientos de animales para las fiestas, ahora instituyó el vegetarianismo. Se puso a disposición de sus súbditos en todo momento, abordó lo que consideraban males y defendió las leyes que beneficiaban a todos, no solo a la clase alta y los ricos.

Esta comprensión del reinado posterior a Kalinga de Ashoka viene dada por los textos budistas (especialmente los de Sri Lanka) y sus edictos. Los eruditos de hoy en día han cuestionado cuán precisa es esta descripción, sin embargo, señalando que Ashoka no devolvió el reino a los sobrevivientes de la campaña de Kalinga ni hay evidencia de que haya llamado a los 150,000 que habían sido deportados. No hizo ningún esfuerzo por disolver las fuerzas armadas y hay pruebas de que se siguió utilizando el poderío militar para sofocar rebeliones y mantener la paz.

Todas estas observaciones son interpretaciones precisas de la evidencia, pero ignoran el mensaje central de la Artashastra, que esencialmente habría sido el manual de entrenamiento de Ashoka, tal como lo había sido el de su padre y su abuelo. los Artashastra deja claro que un Estado fuerte solo puede ser mantenido por un rey fuerte. Un rey débil se complacerá a sí mismo ya sus propios deseos; un rey sabio considerará lo que es mejor para el mayor número de personas. Siguiendo este principio, Ashoka no habría podido implementar el budismo completamente como una nueva política gubernamental porque, en primer lugar, necesitaba continuar presentando una imagen pública de fuerza y, en segundo lugar, la mayoría de sus sujetos no eran budistas y han resentido esa política.

Ashoka podría haber lamentado personalmente la campaña de Kalinga, haber tenido un cambio genuino de opinión y, sin embargo, no haber podido devolver a Kalinga a su gente o revertir su política de deportación anterior porque lo habría hecho parecer débil y alentado a otras regiones o potencias extranjeras a seguir adelante. actos de agresión. Lo que se hizo, se hizo, y el rey siguió adelante, aprendiendo de su error y decidido a ser un mejor hombre y monarca.

Conclusión

La respuesta de Ashoka a la guerra y la tragedia de Kalinga fue la inspiración para la formulación del concepto de dhamma. Dhamma deriva del concepto, originalmente establecido por el hinduismo, de dharma (deber) que es la responsabilidad de uno o el propósito en la vida pero, más directamente, del uso de Buda de dharma como ley cósmica y lo que debe ser escuchado. De Ashoka dhamma incluye esta comprensión, pero la expande para significar buena voluntad general y beneficencia para todos como "comportamiento correcto" que promueve la paz y la comprensión. Keay señala que el concepto se equipara con “misericordia, caridad, veracidad y pureza” (95). También se entiende que significa "buena conducta" o "comportamiento decente".

Después de abrazar el budismo, Ashoka se embarcó en peregrinaciones a lugares sagrados para Buda y comenzó a difundir sus pensamientos sobre el dhamma. Ordenó edictos, muchos de ellos haciendo referencia al dhamma o explicando el concepto en su totalidad, grabados en piedra a lo largo de su imperio y envió misioneros budistas a otras regiones y naciones, incluidas las actuales Sri Lanka, China, Tailandia y Grecia; al hacerlo, estableció el budismo como una de las principales religiones del mundo. Estos misioneros difundieron pacíficamente la visión de Buda ya que, como había decretado Ashoka, nadie debería elevar su propia religión por encima de la de los demás; el hacerlo devaluaba la propia fe al suponer que era mejor que la de otro y así perdía la humildad necesaria para abordar los temas sagrados.

Los restos de Buda, antes del reinado de Ashoka, se habían colocado en ocho estupas (túmulos que contienen reliquias) en todo el país. Ashoka hizo retirar las reliquias y se dice que decretó la construcción de 84.000 estupas en todo el país, cada una con una parte de los restos del Buda en su interior. De esta manera, pensó, se alentaría aún más el mensaje budista de paz y existencia armoniosa entre las personas y el mundo natural. El número de estas estupas se considera una exageración, pero no hay duda de que Ashoka ordenó la construcción de varias de ellas, como la famosa obra de Sanchi.

Ashoka murió después de reinar durante casi 40 años. Su reinado había ampliado y fortalecido el Imperio Maurya y, sin embargo, no duraría ni siquiera 50 años después de su muerte. Su nombre finalmente fue olvidado, sus estupas se cubrieron de maleza y sus edictos, tallados en majestuosos pilares, fueron derribados y enterrados por las arenas. Cuando los eruditos europeos comenzaron a explorar la historia de la India en el siglo XIX, el erudito y orientalista británico James Prinsep se encontró con una inscripción en la estupa Sanchi en una escritura desconocida que, finalmente, llegó a entender como una referencia a un rey con el nombre de Devanampiya Piyadassi que , por lo que Prinsep sabía, no se mencionaba en ningún otro lugar.

Con el tiempo, y a través de los esfuerzos de Prinsep para descifrar la escritura Brahmi, así como los de otros eruditos, se entendió que el Ashoka nombrado como rey Maurya en los Puranas era el mismo que este Devanampiya Piyadassi. Prinsep publicó su trabajo sobre Ashoka en 1837 EC, poco antes de morir, y desde entonces el gran rey Maurya ha atraído un interés creciente en todo el mundo; más notablemente como el único constructor de imperios del mundo antiguo que, en el apogeo de su poder, renunció a la guerra y la conquista para perseguir el entendimiento mutuo y la existencia armoniosa tanto como política interna como externa.


¿Por qué se llamó a Ashoka el Gran Ashoka?

ASHOKA o mejor conocido como el emperador Ashoka El Grande fue un Rey Maurya. Durante sus primeros días Ashoka fue muy cruel, y se cree que mató a sus medio hermanos para conseguir el trono. Como resultado, comenzó a ser llamado como un Chand Ashoka, que significa brutal Ashoka.

También sepa, ¿por qué Ashoka es considerado el mayor rey de Maurya? Ashoka fue llamado como Ashoka los estupendo por las siguientes razones: Sus acciones en la administración y gestión del Estado reflejan piedad. Amor, magnanimidad, alta disciplina moral y conducta ética en su vida personal y pública.

De manera similar, uno puede preguntarse, ¿qué tenía de especial Ashoka como gobernante?

Emperador Ashoka el Grande (a veces escrito A & # 347oka) vivió desde 304 hasta 232 a. C. y fue el tercero regla del Imperio Mauryan indio, el más grande del subcontinente indio y uno de los imperios más grandes del mundo en su momento. Gobernó desde el 268 a. C. hasta el 232 a. C. y se convirtió en un modelo de realeza en la tradición budista.

¿Por qué Ashoka fue un gran rey?

Considerado por muchos como uno de los mayor emperadores Ashoka expandió el imperio de Chandragupta para reinar sobre un reino que se extiende desde el actual Afganistán en el oeste hasta Bangladesh en el este. Ashoka libró una guerra destructiva contra el estado de Kalinga (la moderna Odisha), que conquistó alrededor del 260 a. C.


Una pelea familiar con un trono como premio

Se dice que Ashoka nació en 304 a. C. del emperador Bindusara y Dharmma (una esposa del emperador de rango relativamente bajo). Aparte de un hermano menor, Ashoka tenía varios medios hermanos mayores. Según una leyenda, Ashoka luchó y mató a 99 de sus hermanos para heredar el trono de Maurya. Se dice que solo su hermano menor, Vitashoka, se ha salvado.

Desde temprana edad, Ashoka mostró un gran potencial para convertirse en un general exitoso y un administrador astuto. A pesar de su destreza, las posibilidades de Ashoka de suceder a su padre eran escasas, debido al hecho de que tenía varios medios hermanos mayores. Sin embargo, las habilidades de Ashoka les hicieron sospechar que Bindusara le dejaría el trono, y los hermanos comenzaron a sentirse inseguros. Esto fue especialmente cierto para Susima, el hijo mayor de Bindusara, que era quien más podía perder.

Como resultado, Susima buscó eliminar a Ashoka para asegurar su posición. Logró convencer a su padre de que enviara a Ashoka a Taxila (en el actual Pakistán) para sofocar un levantamiento. Sin embargo, el plan de Susima fracasó, ya que Ashoka fue recibido con los brazos abiertos cuando llegó al área, y así sofocó el levantamiento sin derramamiento de sangre.

Susima luego comenzó a incitar a Bindusara contra Ashoka, lo que resultó en que el futuro emperador fuera enviado al exilio durante dos años. Sin embargo, un levantamiento violento en Ujjain obligó a Bindusara a llamar a Ashoka y, posteriormente, envió a su hijo para que se ocupara de este nuevo levantamiento. Si bien Ashoka logró aplastar el levantamiento, resultó herido durante una batalla. Con el fin de mantener oculta a Susima la noticia de la herida de Ashoka, se dice que el príncipe fue tratado en secreto por monjes budistas. Los eruditos creen que este fue el primer encuentro de Ashoka con las enseñanzas del Buda.

Al año siguiente (275 a. C.), Bindusara enfermó y murió. Se libró una guerra de sucesión entre Ashoka y sus medio hermanos. Ashoka finalmente salió victorioso y se convirtió en el tercer emperador Maurya.

Un relieve indio que puede representar a Ashoka en el centro. De Amaravati, distrito de Guntur, India. ( CC por SA 3.0 )


Árbol genealógico de Ashoka

Ashoka el Grande nació en 304 a. C. del emperador Bindusara. Bindusara era el hijo del emperador Chandragupta Maurya, el fundador de la dinastía Maurya. Fue el tercer emperador de la dinastía Maurya y gobernó el subcontinente indio entre el 262 y el 238 a. C. (36 años de reinado). Murió a la edad de 72 años en el 238 a. C. La madre de Ashoka era brahmin y su nombre era Shubadrangi o Dharma. Ashoka tenía muchos nombres asociados con él como Samraat Chakravartin (emperador de emperadores), Devanampriya (el amado de dios), Priyadarshin (El que mira a todos con afecto). Su imperio se extendió desde el actual Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Nepal, Bután hasta la India hasta Andhra Pradesh y Kerala. Aquí hay algunos datos sobre Ashoka y su familia.

Padre: Emperador Bindusara

Madre: Shubadrangi o Dharma (en el sur), un brahmán plebeyo

Sushim & # 8211 Hermanastro mayor

Vitashok & # 8211 Hermano real (menor)

Tenía muchos más hermanos y hermanas pero se desconocen los detalles.

Primera esposaDevi era una enfermera budista e hija de un comerciante de Vedisagari. Ella era madre de su hijo mayor y su hija Mahendra y Sangamitra. No fue nombrada reina principal porque era una plebeya.

Segunda esposaKaurawaki era una pescadora y madre del segundo hijo de Ashoka, Tivala, Ashoka le atribuye el mérito de haber cambiado su estilo de vida y haberse embarcado en medidas de bienestar para sus ciudadanos en sus edictos. Ella era su reina favorita, ya que el suyo es el único nombre en los edictos de Ashoka.

Tercera esposa y reina principalAsandhimitra la consorte principal de Ashoka, permaneció sin hijos pero fue Emperatriz del Imperio Maurya durante más de 30 años. Se le otorgó el título Agramahishi, que significa Reina en Jefe y su consejera principal. Murió en el 240 a. C. Ashoka estaba profundamente afligida por su muerte.

Cuarta esposa & # 8211 Padmavati madre de Kunala, el futuro heredero y segundo hijo de Ashoka

Quinta esposa & # 8211 Trishyaraksha también fue reina principal más tarde después de la muerte de Asandhamitra. Murió en el 238 a. C. Ella era una doncella de Asandhamitra y juró a Ashoka usando sus habilidades de baile. Ella también fue responsable de dejar ciego a su heredero Kunala. Ella se suicidó. Ashoka estaba tan enamorado de ella que la nombró reina principal, aunque ella era una sirvienta plebeya.

Mahendra nació en 285 a.C. y se convirtió en monje budista a la edad de 20 años.

Tivala (o Tivara) era el virrey de Takshila, murió antes de Ashoka

Kunala era el heredero natural de Ashoka, pero fue cegado a una edad temprana por su madrastra Trishyaraksha. Su madre Padmavati murió cuando él era un bebé y la consorte principal de Ashhoka, Asandhamitra, lo crió como a su propio hijo Jaluka.

Sangamitra nació en 282 a. C. y se convirtió en monje budista como su hermano Mahindra

Charumati era hija de Ashoka a través de su cocubbina pero adoptada por Asandhamitra

Nietos

Dasaratha que se convirtió en emperador después de Ashoka

Sumana hijo de Sangamitra

Samprati hijo de Kunala y el Emperador después de Dasaratha

Esta no es una lista exhaustiva y se actualizará cuando los datos estén disponibles.


Vida temprana

Ashoka nació en 304 a. C. y estoy casada con el emperador Bindusara. Ashoka tiene muchos hermanos. Era un niño muy inteligente y valiente. También recibió entrenamiento militar en su juventud. Con tan solo 18 años, Avanti fue nombrado virrey. Está casado con Vedisa-Mahadevi Shakya Kumari. Mahadevi dio a luz a Mahendra (hijo) y Sangamitra (hija).

Mientras tanto, hubo una gran conmoción en Taxila y la situación estaba fuera de control. Convocó a Ashoka y demostró sus habilidades reprimiendo con éxito la rebelión.


El Ashoka antes y después de la guerra de Kalinga

Fue uno de los únicos gobernantes poderosos en la historia del mundo que intentó conquistar de manera moral. Su enorme pilar de piedra se perdió una vez por la restricción del tiempo, pero ahora resucita de la tierra y cuenta la historia de una persona complicada. , Una vez sediento de sangre, luego tranquilo. Un hombre que transformó el budismo de una pequeña secta filosófica a una religión global.

Pero, ¿se puede inventar todo su legado? La propaganda antigua todavía funciona hoy.

Exploraremos todo esto y más en una doble historia sobre la vida y el legado de & # 8220Ashoka el Grande & # 8221.

Antes de Ashoka fue su abuelo Chandragupta, un hombre que surgió de orígenes humildes como pastor y derrocó el Imperio Nanda con la ayuda de su tutor y consejero Chanakya. Estableció el Imperio Maurya, que bajo su gobierno se expandió sobre la mayor parte de la India moderna. Chandragupta se expandió en el territorio que fue conquistado recientemente por Alejandro el Grande y luego solidificó esta conquista al derrotar a uno de los sucesores de Alejandro, Seleuco, en la guerra.

Habiendo establecido uno de los imperios más grandes de la historia asiática y mundial, Chandragupta decidió renunciar a todo y pasar el final de su vida como monje jainista, o eso dice la leyenda jainista. Su hijo Bindusara heredó un imperio que se extendía desde Persia hasta Bengala y Bindusara probablemente tiene una de las historias de origen más extrañas de la historia. Según la leyenda budista, uno de los giros de Chandragupta estaba a 7 días de dar a luz. Paralelamente a este evento, Chanakya amablemente había estado poniendo pequeñas cantidades de veneno en la comida de Chandragupta. Para que desarrolle tolerancia. Chandragupta, sin darse cuenta de esto, comparte parte de su comida con su esposa. Justo cuando se llevó la comida a la boca, Chanakya entró en la habitación y vio que estaba ocurriendo un desastre.

Sabiendo que moriría Chanakya sin perder el ritmo, le corta la cabeza y realiza una cesárea de emergencia para salvar al heredero. Demostrando al mundo que Chanakya es claramente el asesor más metal de todos los tiempos. Niño en mano Chanakya se da cuenta de que necesita unos días más de cocción, por lo que sacrifica una cabra todos los días y coloca al niño dentro de ella durante 7 días. El niño entonces "nace" y se llama Bindusara, la palabra para manchado porque estaba cubierto de manchas de sangre de cabra. Ahora, esa historia es casi completamente irrelevante para la historia que nos ocupa. Pero no podía dejar que siguieras existiendo sin saberlo.

Como muchos emperadores y cabras indias, Bindusara (Bindusara) tiene muchos hijos diferentes y muchas mujeres diferentes.

Entre ellos estaba Ashoka. Se nos dice que su madre no ocupaba un lugar destacado en la cadena alimentaria imperial, por lo que Ashoka, uno de los más jóvenes de unos 100 hermanos, no recibió ninguna atención especial. El hecho de que tuviera una extraña cabeza de calabaza, un temperamento feroz y alguna extraña enfermedad de la piel tampoco le agradaba demasiado a su padre. Pero como hijo del Emperador, recibió una educación principesca y pronto se destacó entre sus hermanos. Bindusara no tuvo tiempo para este excepcional hijo suyo.

Ya había decidido que su hijo Sushima sería su heredero y la competencia no era bienvenida. Ashoka fue enviado para sofocar rebeliones en los márgenes del Imperio con el fin de mantenerlo alejado de la corte para que no pudiera establecer conexiones con ministros intrigantes. Después de sobresalir en las revueltas aplastantes, Ashoka fue destinado como gobernador de Ujjain, lejos de la Capital Imperial en Paliputra.

Estos esfuerzos por burlar la promesa de su hijo resultaron infructuosos, ya que a la muerte de Bindusara en 272 a. C., Ashoka se apresuró a ir a la capital y se apoderó del trono para sí mismo y ganó el apoyo de los ministros de su padre, quienes consideraron que Sushima era demasiado irrespetuoso. Sushma, privado de su herencia real y detestado por los hombres que una vez sirvieron a su padre, pronto se enfrentó a la ira de Ashoka. Fue quemado vivo en un pozo de brasas. Esto puede ser un mito, pero lo que sabemos con certeza es que se inició una sangrienta guerra civil cuando Ashoka masacró a todos los aspirantes al trono restantes en cuatro violentos años de caos.

Su astucia y crueldad le valieron un Imperio y se coronó a sí mismo en el 269 a. C. Toda la disidencia fue aplastada, la oposición barrida y los rebeldes encarcelados, todo lo cual le valió el nombre de Ashoka el Feroz. A pesar de que gobernó el Imperio más grande en la historia de la India, Ashoka se sintió frustrado por la existencia de un reino independiente al sur de su capital, el Reino de Kalinga. Dios, ese es un nombre divertido para decir. Kalinga era un estado próspero con conexiones comerciales de gran alcance, puertos ricos y una armada fuerte. Esto, junto con el hecho de que incluso su brillante abuelo, Chandragupta, no pudo conquistarlo, convirtió a Kalinga en un premio irresistible para Ashoka el Feroz.

Se preparó a los soldados, se afilaron lanzas, se capturaron y entrenaron elefantes. En el noveno año de su reinado, 261 a. C., comenzó la campaña. Los kalinganos tenían un ejército impresionante y ofrecieron una dura resistencia, en las orillas del río Daya, decenas de miles de soldados se estrellaron entre sí, espadas chocaron contra armaduras, miles de cascos de caballos golpearon la tierra levantando polvo rompiendo lanzas y cascos bajo los pies, Mientras los elefantes cargaban a través de filas de hombres aterrorizados causando caos y locura, sus rugidos se ahogaron por la cacofonía de los ruidos de la batalla.

Ashoka, en medio del caos, derrotó a Kalingan tras Kalingan con su brutalidad característica. A medida que pasaban las horas, los cadáveres de hombres y bestias comenzaron a amontonarse. Los Kalingans fueron aplastados, 100.000 hombres muertos. 150.000 prisioneros y allí en el campo de batalla, el victorioso Ashoka caminó entre los cadáveres, la muerte causada por su orden.

Al entrar en la ciudad, vio cómo los huérfanos y las mujeres lloraban, mientras las familias trataban frenéticamente de salvar lo que quedaba e innumerables inocentes ahora desamparados. Kalinga fue aplastado, y mientras sus hombres elogiaban a su gran emperador conquistador, Ashoka pensó para sí mismo: "Si esto es victoria, ¿qué es entonces una derrota?". Únete a mí en el próximo episodio en el que veremos a Ashoka transformarse en el hombre que Orson Welles reclamó. brilló solo como una estrella en la historia y examine si algo de esto es cierto.

Enfrentado por la destrucción que había causado, allí, entre los cadáveres y los escudos rotos, Ashoka el Feroz parece haberse derretido, una mente que alguna vez fue violenta y ardiente, apagada. Para hacer frente a su dolor, Ashoka se volvió hacia el budismo, en este punto de la historia mundial, más una secta filosófica que algo parecido a una religión.

Un shoka se inspiró principalmente en el budismo, pero también puede estar inspirado en otras filosofías que circulaban por toda la India en ese momento, abogando por la paz, el respeto y la espiritualidad.

Tras su éxito efectivo, aunque sangriento, de la nación de Kalinga en la costa este, Ashoka negó la victoria proporcionada y adoptó un enfoque que llamó & # 8220triumph by dharma & # 8221 (es decir, según los estándares de la vida correcta).

Con el fin de aumentar la exposición de sus lecciones y su trabajo, Ashoka las dio a conocer mediante métodos para declaraciones orales y grabados en rocas y columnas en lugares apropiados. Estos grabados, las órdenes de piedra y las proclamas de la columna (por ejemplo, el capitel de león de la columna encontrada en Sarnath, que se ha convertido en el símbolo nacional de la India), generalmente fechados en diferentes tramos largos de su gobierno, contienen explicaciones con respecto a sus meditaciones y actividades y dar datos sobre su vida y actos. Sus articulaciones sonaron de franqueza y seriedad.

Como lo indican sus propios registros, Ashoka venció a la nación Kalinga (actual estado de Orissa) en el octavo año de su gobierno. Los sufrimientos que la guerra provocó en los hombres aplastados lo conmovieron a tal pesar que repudió los triunfos equipados. Fue a partir de ahora que entró en contacto con el budismo y lo abrazó. Bajo su impacto e incitado por su propia personalidad única, se propuso vivir de acuerdo con el dharma y dar conferencias, y servir a sus súbditos y a toda la humanidad.

Ashoka more than once proclaimed that he comprehended dharma to be the vivacious act of the sociomoral excellencies of trustworthiness, honesty, sympathy, tolerance, kindheartedness, peacefulness, accommodating conduct toward all, “little sin and numerous great deeds, ” non extravagance, non acquisitiveness, and non injury to creatures. He talked about no specific method of strict ideology or love, nor of any philosophical conventions. He talked about Buddhism just to his coreligionists and not to other people.

Toward every single strict group, he embraced an arrangement of regard and promised them full opportunity to live as indicated by their own standards, yet he additionally encouraged them to endeavor for the “increment of their internal value.” Moreover, he urged them to regard the doctrines of others, acclaim the valid statements of others, and forgo intense antagonistic analysis of the perspectives of others.

To spread his message Ashoka issued an order to have enormous stone pillars and slabs dragged across his realm and erected at important locations. Upon these edicts his words were carved, informing his people of their emperor’s change of heart and his desire that he and they live righteous and good lives. He emphasized non-violence, respect for all religions, and what could be called rights for all humans and animals. This was a huge project, writing was new to India at this time along with huge stone constructions. These pillars would not only awe citizens but even needed government officials to be stationed nearby just to read them aloud. Making it the first kind of mass communication in India. And you can feel genuine personality seep from these rocks. For example, Rock Edict 13 contains an actual confession of remorse about Kalinga. And the text is pretty interesting.

Its content is this: “When an unconquered country is conquered, it is true that God’s beloved suffers deeply from the pain of killing, death and deportation.

But what makes this beloved God even more painful-living in these countries and respecting superior Brahmins, ascetics, and residents of various religions

Mothers and fathers, elders, behave well and have a strong loyalty to friends, acquaintances, companions, relatives, servants and employees, causing them to be injured, killed or separated from their loved ones.

Even those who are not affected by (all this) feel pain when they see friends, acquaintances, peers and relatives affected.

All these unfortunate things (due to the war) came, which caused the suffering of God’s loved ones. “These laws are not only a way for Ashoka to plead guilty, but also

It is also a way of spreading the emperor’s newly discovered pacifist philosophy. War affects not only combatants but all members of society.

Therefore, after a successful campaign, most rulers would have planned their next campaign and feast, but Ashoka began to carry out radical reforms.He would repay his debt to humanity. Hospitals were built across the land. Special botanical gardens were constructed to ensure a steady supply of medicine.

Roads were built, wells were dug, and trees planted to provide shade to weary travelers. Veterinary clinics were established, meat was banned on certain holidays, and the mistreatment of animals now carried a heavy sentence. Even though he embraced Buddhism, Ashoka did not push it to his people. Who mainly follows Brahmanism is a kind of primitive Hinduism. Ashoka insisted on tolerating all religions.

To quote another sentence again: “Who praises his religion for the excessive dedication and condemns others with the idea of ​​”beautify my own religion” will only damage his religion.

Therefore (contact between religions) is good. “And many of these reforms seem to be real.

We don’t hear of anymore conflict during Ashoka’s reign. While Rome and Carthage were beating each other to bloody pulps in the Mediterranean, Ashoka’s Empire maintained friendly relations with its fellow Indian Kingdoms to the south and the Greeks and Iranians in the West.

Under Ashoka’s rule, India entered a glittering golden age, his pillars acting as the prime example. These pillars measured between 12-15 meters tall and weighed up to 50 tons. They are how we rediscovered the legacy of Ashoka.

On the land that later became Hindu, the Buddhist emperor was almost forgotten, until the English and Indian scholars deciphered the text that was only discovered at the time. Pillar, transforming Ashoka from a random name in the history of Indian rulers to a special character we know today?

Of all of Ashoka’s stone works the most famous is probably the Lion Capital at Sarnath. Made of perfectly cut sandstone and polished so well that from a distance it appears to be shining metal. It is a fantastic example of the architecture that flourished under Ashoka. It even impressed foreign states hundreds of years later, and thousands of kilometers away inspiring replicas as far afield as WatUmong in Thailand.

When India became an independent republic on the 26th of January 1950 it was Ashoka’s 4 lions from Sarnath that were chosen as the new nation’s symbol on that very same day. Ashoka reigned for a peaceful 36 years and died in 232 BC, had he not left the pillars behind we may never have known of his spectacular reign. Because after his death his empire would crumble in about 50 years and would be overthrown by a non-Buddhist dynasty.

Records of his deeds were only maintained by Buddhist monks who all but disappear from India in the coming centuries. If Ashoka was so great and his rule so enlightened why did succeeding rulers not follow in his peaceful footsteps, why was he all but forgotten. It has been argued by some that his rule might not have been as enlightened or peaceful as we think and may all just be ancient propaganda. It should be noted that at this time and even today, the Indian subcontinent is a massive hodge-podge of different religions, peoples, and ethnicities. The empire Chandragupta conquered and Ashoka expanded was one of the most diverse in the world. So was Ashoka just some Machiavellian type character that spotted the practicality of adopting a peaceful facade in order to stitch together his divided population?

Is his conversion compliance pillar just a trick to make people perform well?

I’m a fan of looking at history sideways and trying to see the other side of common narratives so let’s give it a try. Even though he didn’t go to war again during his reign, Ashoka did still maintain an active military and on one of his edicts even make a clear threat towards the forest peoples living on his border.

He promised that if they did not accept his peace, violence would occur.

When we saw the earlier confession of sin, King Ashoka did not return the Kalinga’s land to him, and his repentance decree was not placed near Kalinga. I think it is necessary to pay attention to all these contents, because Ashoka is sometimes portrayed as flawless.

But looking at the sources we do have he comes off as an extreme realist. He saw the carnage at Kalinga and decided to try ruling in another way. Instead of crushing dissent, he would encourage diversity and cooperation instead. By pushing for respect, tolerance, and generosity tried to persuade society to function rather than force it too. Which was a very modern way of thinking fora ruler of the ancient world.

Most sources we have on Ashoka are Buddhist and he’s probably the most important person in Buddhism after well…the Buddha. The reason for this is because after his conversion Ashoka dispersed missionaries across Asia, Africa, and Europe. Spreading the religion out of India and creating a global religion, a legacy that continued long after his pillars had sunk into the Earth. The life of Ashoka and his peaceful aspirations is one of the greatest sources of inspiration for Indians today.

His biggest lie is not only that he avoided violence after a huge victory.

But through how bizarre the events that happened in the history of the world, and how his inner changes really made us think about all the other people we learn and respect in the history of the world.

Is Ashoka commendable for changing or is everyone else condemnable for not doing so? These are the history of the fun question throws at us. There are thousands of stone columns spread across our world heralding the likes of the Akkadians or Romans crushing so and so rebellion or enslaving so and so city but only Ashoka’s pillars stand-alone, speaking of kindness. Kalinga was crushed, and as his men praised their great conquering emperor, Ashoka thought to himself “If this is victory, what then is a defeat”


372 Words Short biography of king Ashoka — ‘The Great’

Indian history reveals the heroic deeds of great men. One bright star of Indian history was the first emperor to follow the principles of Ahimsa, Love and Peace. My hero is none other than the Emperor Ashoka-The Great.

The grandson of Chandragupta and the son of Bindusar, Ashoka was brought up in Patliputra. In 273 BC he ascended the throne of the Mauryan Empire, founded by Chandragupta, with a desire to expand his kingdom and unite India under his only rule. He began his conquests winning each war like a brave soldier.

The Kalinga war in 261 BC changed him completely. Seeing the great loss of lives and wealth he pledged never to wage war in future. The main factor that changed his heart was the self-immolation of a dancing woman from Kalinga who died fighting for him.

He devoted the rest of his life to the promotion of peace. He inspired people to be truthful, loving and dutiful. Though he adopted Buddhism and made it the state religion, he believed in religious tolerance. He also sent the priests to the neighboring kingdoms for the spread of Buddhism. The numerous inscriptions found on the rocks and pillars tell us about his religious edicts.

He worked for the welfare of his subjects. He made new laws, appointed ministers and made justice common for all the sections of the society. All the social services were provided to the people.

The improvement of roads and construction of shelter homes for the travelers led to the development of trade. In order to prevent cruelty to animals he banned animal slaughter throughout his kingdom. He devoted his life to the service to humanity and their well-being.

Art and sculpture also flourished under his rule. Even today, the Stupas at Gaya, Sarnath and Sanchi reflect his fine taste of architecture. The Ashok Chakra and the Lions of the iron pillar hold their importance in our national flag and stamps. These two symbols always remind us of Ashoka’s greatness.

Ashoka was a man of high learning. He had a strong character. He maintained friendly relations with the neighboring kingdoms. He was the most respected Emperor who won the hearts of all his subjects. He really was “The Great”.


Ashoka the Great in the History of Liberty

Addison Hodges Hart, a retired pastor and university chaplain, offers in The Ox-Herder and the Good Shepherd a wonderful exercise in comparative religion, examining the common ground that can be found in spiritual practice between Christianity and Buddhism. Hart focuses on the ten ox-herding icons of Zen, originating in China by the master Kakuan and accompanied by his verse and prose commentary. Hart, then, adds his own Christian perspective on the spiritual journey depicted and described by Kakuan, highlighting in the end his emphasis that outer acts of compassion require a prior, inner transformation.

One such person who was inspired by an inner, spiritual conversion not only to “outer acts of compassion” but also to build a freer and more virtuous society was the Indian Emperor Ashoka.

But in all that I have been able to cite from classical literature, three things are wanting: Representative Government, the emancipation of the slaves, and liberty of conscience. There were, it is true, deliberative assemblies, chosen by the people and confederate cities, of which, both in Asia and in Europe there were so many Leagues, sent their delegates, to sit in federal councils. But government by an elected parliament was, even in theory, a thing unknown. It is congruous with the nature of Polytheism to admit some measure of toleration. And Socrates, when he avowed that he must obey God rather than the Athenians, and the Stoics, when they set the wise man above the [civil] law, were very near giving utterance to the principle. But it was first proclaimed, and established by enactment, not in polytheistic and philosophical Greece, but in India, by Asoka, the earliest of the Buddhist kings, 250 years before the Birth of Christ.

Tantalizingly, this is all that Acton says about Ashoka (=”Asoka”). Who was he? Why does Acton single him out?

Ashoka Maurya, also known as Ashoka the Great, lived from 304-232 BC. He was an emperor of the Maurya dynasty in India from 269-232, and he united nearly all the Indian subcontinent, in part through military conquest. Nevertheless, records he has left — the fourteen “Rock Edicts,” among others — show that early on in his reign he had a profound religious conversion that led to a change of heart.

Beloved-of-the-Gods, King Piyadasi [confirmed to be another name for Ashoka in 1915], conquered the Kalingas eight years after his coronation.[25] One hundred and fifty thousand were deported, one hundred thousand were killed and many more died (from other causes). After the Kalingas had been conquered, Beloved-of-the-Gods came to feel a strong inclination towards the Dhamma, a love for the Dhamma and for instruction in Dhamma. Now Beloved-of-the-Gods feels deep remorse for having conquered the Kalingas.

The “Dhamma” he refers to is the dharma (or “teaching”) of Buddhism. His inscriptions represent perhaps the oldest hard evidence of Buddhism in the world.

Regarding “Representative Government,” Ashoka writes in his sixth Rock Edict,

In the past, state business was not transacted nor were reports delivered to the king at all hours. But now I have given this order, that at any time, whether I am eating, in the women’s quarters, the bed chamber, the chariot, the palanquin, in the park or wherever, reporters are to be posted with instructions to report to me the affairs of the people so that I might attend to these affairs wherever I am.

He also mentions here a “Council” made up of these “reporters” of “the affairs of the people.” I am not quite sure that qualifies as “Representative Government,” but it does at least seem to be a step in the right direction.

I am yet to confirm “emancipation of the slaves” under his reign, but Ashoka does go out of his way to advocate for respectful treatment of all people, including servants. He writes in his seventh “Pillar Edict,”

Whatever good deeds have been done by me, those the people accept and those they follow. Therefore they have progressed and will continue to progress by being respectful to mother and father, respectful to elders, by courtesy to the aged and proper behavior towards Brahmans [=priests] and ascetics, towards the poor and distressed, and even towards servants and employees.

The impression seems to be that including “servants and employees” was exceptional.

Regarding “liberty of conscience,” we can say that Ashoka unequivocally endorsed freedom of religion. He writes about this in several places as well, including this from his seventh Rock Edict:

Beloved-of-the-Gods, King Piyadasi, desires that all religions should reside everywhere, for all of them desire self-control and purity of heart.[14] But people have various desires and various passions, and they may practice all of what they should or only a part of it.

With regards to “self-control and purity of heart,” Ashoka repeatedly commends the love and practice of virtue to his subjects in all their relationships. He outlawed human and animal sacrifice and had a special regard for the well-being of all living things in his kingdom.

In the end, we can see that here too, like Addison Hodges Hart’s exploration of the ten Zen ox-herding icons in The Ox-Herder and the Good Shepherd, there is some significant common ground between Buddhism and Christianity on the subject of a free and virtuous society as well, in some historical expressions at least. No doubt Ashoka has been a bit romanticized in the past. It is difficult to tell how great a man really was when he himself is one of the primary sources we have of his greatness. Nevertheless, I would love to see more in-depth research conducted and popularized regarding the history of Eastern religions and liberty in the future, including, of course, Buddhism and the legacy of Ashoka in India and beyond.

You can read many of the edicts of Ashoka the Great and learn more about him aquí.

And if you have any interest in comparative religion, don’t miss my review of The Ox-Herder and the Good Shepherd a Ethika Politika aquí.

Dylan Pahman is a research fellow at the Acton Institute, where he serves as executive editor of the Journal of Markets & Morality. He earned his MTS in Historical Theology from Calvin Theological Seminary. In addition to his work as an editor, Dylan has authored several peer-reviewed articles, conference papers, essays, and one book: Foundations of a Free & Virtuous Society (Acton Institute, 2017). He has also lectured on a wide variety of topics, including Orthodox Christian social thought, the history of Christian monastic enterprise, the Reformed statesman and theologian Abraham Kuyper, and academic publishing, among others.


Tending to earthly needs

In addition to his edicts, Ashoka built stupas, monasteries, and other religious structures at noteworthy Buddhist sites, such as Sarnath. He was not an unworldly ruler, however. He efficiently managed a centralized government from the Mauryan capital at Pataliputra. A large bureaucracy collected taxes. Inspectors reported back to the emperor. Irrigation expanded agriculture. Familiar hallmarks of ancient empires, excellent roads were built connecting key trading and political centers Ashoka ordered that the roads have shade trees, wells, and inns.

After his death, Ashoka’s merciful style of governance waned along with the Mauryan Empire itself. His reign slipped into the realm of legend, until archaeologists translated his edicts two millennia later. In their time, those edicts helped unify a vast empire through their shared messages of virtue, and they propelled the expansion of Buddhism throughout India.

Sarnath, pillar of faith

Ashoka’s most famous pillar was erected at Sarnath, in the state of Uttar Pradesh in northern India. The site is revered among Buddhist pilgrims as the spot where the Buddha gave his first sermon and shared his Four Noble Truths.

The pillar’s exquisitely carved capital, more than seven feet tall, is divided into three sections. Its base is a lotus flower, a Buddhist symbol. A cylindrical abacus features carvings of a horse, a lion, a bull, and an elephant at the compass points of the cardinal directions, with dharma wheels evenly spaced in between. At the top stand four powerful lions, also facing the four cardinal directions and thought to represent Ashoka’s power over all the land. The capital was adopted as the national emblem of India in 1950 and is depicted on several of the country’s coins and banknotes.

Budismo

Founded between the sixth and early fourth century B.C. by Siddhartha Gautama, the Buddha or “enlightened one,” Buddhism soon spread through India and much of Asia. Buddha introduced the concept of peace through inner discipline. His meditations told him that suffering came from desire for sensory pleasures. Therefore, he laid out an Eightfold Path to inner holiness: right view, right aspiration, right speech, right conduct, right livelihood, right effort, right-mindedness, and right concentration.

He taught that through meditation, discussion, humility, and denial of a self, a person could achieve a perfect, peaceful state known as nirvana. As years passed, increasing numbers of Buddhist monks fanned out across Asia, acting as missionaries to promote the faith.


Ashoka the Terrible and Ashoka the Great

Who was Ashoka the Terrible and how did he turn into Ashoka the Great?
How much of his story is realistic and how much an idealization due to his conversion to Buddhism and the understandable kick that the said religion took out of it's icon emperor?
Interesting source The Unknown Ashoka by Pradip Bhattacharya - the Sanscrit "Ashokaavadaana" a C1st AD story, that talks about Ashoka's early life, which reveals a cruel and sadistic character /like burning his 500 wives alive for they playing a harmless joke on him, and ordering a Chamber of Tortures, called "the Paradisal Hell" created, that housed all possible torturing devices/, and his conversion, that has nothing to do with Kalinga, which is not mentioned at all. Really, this source doesn't even mention that Ashoka was from the Maurya dynasty, but talks about his way of spreading Buddhism, namely, by using his emperial powers to execute 1800 followers of a rival Buddhist sect.

In another part of the story, he is tricked by queen Tishyakarshitaa, who forges a decree according to which the citizens of the city of Takshashila were supposed to blind his son Kunaala, who was send there to quench a rebellion. They didn't want to do that, being afraid, but Kunaala insisted so, because he was so obedient to his father. Later, on learning the truth, Ashoka got Tishyakarshitaa burned alive and the citizens of the city of Takshashila exterminated. Kunaala was the hero in the story, because he pleaded with his father not to punish the queen, and prayed to Buddha, after which his vision was miraculously restored which didn't prevent Ashoka from taking his revenge on the queen and on the city of Takshashila.


Ver el vídeo: Raat Ka Nasha. HD. Full Song. Asoka. Shah Rukh Khan. Kareena Kapoor. Hrishitaa Bhatt (Octubre 2021).