Podcasts de historia

Antigua Military - Historia

Antigua Military - Historia

ANTIGUA & BARBUDA Military

Ramas militares:
Real Fuerza de Defensa de Antigua y Barbuda (2006)
Edad y obligación del servicio militar:
18 años de edad (est.); sin servicio militar conscripto (2001)
Mano de obra disponible para el servicio militar:
hombres de 18 a 49 años: 18952
mujeres de 18 a 49 años: 18,360 (2005 est.)
Mano de obra apta para el servicio militar:
hombres de 18 a 49 años: 14,859
mujeres de 18 a 49 años: 14,947 (2005 est.)
Mano de obra que alcanza la edad de servicio militar anualmente:
hombres de 18 a 49 años: 507
mujeres de 18 a 49 años: 494 (2005 est.)


Cuando los británicos se vuelven caribeños

Cuando los británicos tomaron el control de Antigua en 1632, trasplantaron su cultura a la cima de la isla caribeña.

Cuando lo visito hoy, queda claro que la cultura caribeña ha tomado el control del legado británico. ¡Y, en una noche especial, veo que este juego se desarrolla con gloriosa efervescencia!

No es habitual que visite un monumento histórico, una pieza importante de la isla y la historia colonial, un sitio del Patrimonio Mundial ... ¡y lo utilice como escenario para un concierto de reggae estridente!

Estoy hablando de Nelson & # 8217s Dockyard, en el borde de English Harbour en el sureste de Antigua. Es probablemente el hito histórico más importante del país y el único sitio en la Lista del Patrimonio Mundial.


¡10 datos curiosos sobre Antigua!

¿Está pensando en una escapada a una isla caribeña? ¡¿Qué tal Antigua ?! Joy, nuestra bloguera invitada favorita, ha vuelto con & # 822010 datos curiosos sobre Antigua“!

Hay muchas opciones para su escapada tropical ideal. Solo el Caribe ofrece toneladas de escapadas increíbles. ¡Sus 28 naciones insulares incluyen 7000 islas! Con tantos entre los que elegir, puede resultar abrumador reducir sus opciones. Para evitarlo, solemos ir a los mismos lugares una y otra vez. ¿Por qué hacer eso? Tenía muchas ganas de probar algo nuevo y diferente esta vez. Después de una buena búsqueda, elegí la increíble Antigua y tuve un GRAN viaje. Según mi investigación, aquí hay 10 datos divertidos sobre Antigua que debe conocer.

1) Se pronuncia: Antigua, An-TEE ’ga! También es conocido como & # 8220Waladii o Wadadii & # 8221 por la población nativa.

En realidad, es parte del país de Antigua y Barbuda. Barbuda, de unas 68 millas cuadradas, es una isla de coral plana a unas 30 millas al norte de Antigua. Antigua está en el medio de las Islas de Sotavento en el Caribe Oriental, donde el Mar Caribe se encuentra con el Océano Atlántico. Antigua es la más grande de las Islas de Sotavento de habla inglesa. Sin embargo, todavía es pequeño, a 14 millas por 11 millas. Antigua y Barbuda incluye la isla deshabitada de Redonda, una reserva natural de menos de 1 milla cuadrada.

3) Tiene un clima ideal:

Claro, la mayor parte del Caribe es cálido y soleado, pero Antigua tiene la distinción de ser la más soleada de las islas del Caribe Oriental. Las temperaturas promedian los 70 grados en invierno y los 80 grados en verano. La precipitación anual promedio es de 45 pulgadas y la isla experimenta vientos alisios constantes del noreste. Esto significa poca humedad casi todo el año.

4) hay algo para todo el mundo:

Cuando escuchas Caribe, piensas en la playa, pero hay mucho más. La capital de St. John tiene de todo, desde tiendas libres de impuestos de alta gama hasta boutiques locales. El juego es legal, por lo que puede ingresar a uno de los casinos o salas de apuestas deportivas. Nelson’s Dockyard es el lugar ideal para navegar y navegar. También es la sede de Antigua Sailing Week, una de las mejores regatas del mundo. En el Museo del Astillero puede aprender sobre la rica historia de la zona. Si quieres adentrarte más en la historia de la isla, puedes hacer un recorrido por las ruinas de sus numerosas plantaciones de azúcar. En la selva tropical, realice una caminata o un tour de tirolesa. Visite algunos sitios naturales, como el Puente del Diablo, un arco natural tallado por el mar. O simplemente puede recostarse y relajarse, porque Antigua lo ha hecho. . .

5) ¡365 playas de fina arena blanca y fina!

Antigua es conocida popularmente por tener algunas de las mejores playas del Caribe. Tengo que estar de acuerdo. Ya sea que desee descansar todo el día bebiendo bebidas afrutadas o participar en deportes acuáticos y de playa, las playas le darán ganas de volver una y otra vez.

6) A los habitantes de Antigua les encanta el cricket:

Para citar a un local, el cricket en Antigua "es más una religión que un mero deporte". Se juega en todas partes y en cualquier momento. Otros deportes populares en la isla son la pesca deportiva, el windsurf y el kitesurf.

7) Mount Obama es el punto más alto:

El nombre fue cambiado de Boggy Peak en 2009 para honrar al presidente de Estados Unidos, Obama. ¡¿Cuan genial es eso?!

8) El V.C. Aeropuerto Internacional Bird:

¡En 2015 se completó una nueva y moderna terminal del aeropuerto a un costo de $ 100 millones! Es servida por British Airways, Delta, American y United Airlines, por nombrar algunas.

9) Residentes famosos:

Entre las personas famosas que han vivido o tenido casas en la isla se encuentran Oprah Winfrey, la autora Jamaica Kincaid, el diseñador de moda Giorgio Armani, Richard Branson de Virgin Atlantic y Eric Clapton, que construyó un centro de rehabilitación y de drogas en la isla.

10) ¡Carnaval!

El carnaval se celebra en Antigua como en muchas otras islas del Caribe. Sin embargo, el carnaval de Antigua se celebra en las fechas de su emancipación de la esclavitud, que se produjo a finales de julio y principios de agosto. Es una celebración de diez días llena de coloridos disfraces, música en vivo y desfiles. El día más importante es & # 8220j & # 8217ouvert & # 8221 cuando las bandas de acero y metales tocan en toda la isla. El Carnaval de Barbuda & # 8217s se lleva a cabo en junio y es conocido como & # 8220Caribana & # 8221.

¡Espero que hayas disfrutado de estos 10 datos divertidos sobre Antigua! Recomiendo encarecidamente Antigua, pero adonde sea que lo lleven sus viajes, ¡disfrute y esté seguro!

¡Gracias Joy por compartir esta gran publicación sobre Antigua! ¿Has estado allí? Si es así, comparta sus pensamientos con nosotros. Para obtener más información sobre Antigua, visite su sitio web de turismo.


El 27 de diciembre de 1941, la Marina de los EE. UU. Designó el buque refrigerado refrigerado y de pasajeros combinado SS Antigua como el USS Antigua (AF-17), & # 913 & # 93 —un barco de tiendas de clase Mizar. Después de que la Comisión Marítima adquiriera SS Antigua en fletamento por tiempo indefinido para la Armada & # 913 & # 93 la Maryland Drydock Company, de Baltimore, Maryland la modificó para usarla como un barco de la marina mercante armada agregando un solo cañón de calibre 5 "/ 38, cuatro cañones de calibre 3" / 50 para uso antiaéreo y antisubmarino y hasta ocho cañones antiaéreos de cañón Oerlikon de 20 mm en enero de 1942. Con algunas modificaciones, el Antigua pudo transportar varias tropas, así como sus almacenes refrigerados.

Estaba tripulada por marineros mercantes más un equipo de marineros de la Guardia Armada de la Armada de los Estados Unidos para ayudar a manejar sus armas. Los guardias fueron asistidos por la tripulación "civil" de la Marina Mercante y todos corrieron el mismo riesgo de ser hundidos o heridos por submarinos o aviones bombarderos y ametrallados, pero después de que terminó la guerra solo los guardias armados fueron considerados elegibles para G.I. Beneficios de la factura.

Sirvió en el Pacífico transportando pasajeros y carga refrigerada a los barcos y tropas allí. Al igual que otros barcos de su clase con una velocidad de 17 nudos, es posible que haya evitado los convoyes y regresado a la costa oeste de los EE. UU., Australia y / o Nueva Zelanda sin escolta para reparaciones y carga nueva varias veces. USS Antigua La directiva de Adquisición Naval fue cancelada el 22 de mayo de 1944 por razones desconocidas. Aparentemente, continuó operando en el Pacífico como un buque utilitario no comisionado (¿Transporte del Ejército de los EE. UU.?) Hasta el final de la guerra y fue devuelta a la United Fruit en 1946. & # 915 & # 93


El ejército de los EE. UU. Y la presencia # 8217 en la cuenca del Gran Caribe: más una cuestión de estrategia comercial e ideología que de drogas

La iniciativa de Washington de tener acceso a al menos siete instalaciones militares colombianas ha sido criticada como una extensión del controvertido Plan Colombia y como una violación de la lealtad a sus repúblicas hermanas. También ha surgido la sospecha de que el acuerdo base fue fundamentalmente un movimiento contra el venezolano Hugo Chávez y sería un obstáculo recurrente para el cumplimiento de los objetivos políticos de Estados Unidos en la región. Dos de las instalaciones que pronto estarán disponibles para los EE. UU. Se encuentran en la región del Caribe, el puerto militar de Cartagena y la base aérea de Malambo, y atenderán las necesidades de la Marina de los EE. UU.

Las nuevas instalaciones de la costa caribeña se unirán a una serie de establecimientos militares estadounidenses existentes en la región que se remontan a 1903. Hasta ahora, el funcionario razón de ser una presencia estadounidense en el Caribe era combatir el narcotráfico. Sin embargo, la proliferación de amenazas a la seguridad, en particular desarrollos posiblemente contra los intereses de la Venezuela de Chávez, ha llevado a algunos a argumentar que no importa cuánto lo nieguen los funcionarios de Washington, una razón tácita para el despliegue de Estados Unidos en Colombia es mantener a Chávez bajo control. Con la decisión Washington-Bogotá, es necesario discutir la relación entre enmascarar los esfuerzos antinarcóticos como una tapadera para una variedad de preocupaciones y aspiraciones de seguridad de Estados Unidos en toda América Latina, especialmente en la próxima guerra comercial por los productos básicos.

Bases del Caribe-R-EE. UU.

Hasta la transferencia del Canal de Panamá al gobierno panameño y el retiro del equipo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de la Base Aérea de Howard en 1999, la estrategia de defensa estadounidense favoreció las grandes instalaciones militares en el exterior. La estrategia parece haber cambiado en los últimos años, con el Pentágono optando por instalaciones más pequeñas y un puesto de personal más modesto. Las bases estadounidenses activas en América Latina se conocen como “Ubicaciones de operaciones avanzadas” (FOL) o “Ubicaciones de seguridad cooperativa” (CSL).

La decisión del gobierno de Correa en Ecuador de no renovar el contrato de arrendamiento del complejo militar estadounidense en Manta obligó a Washington a buscar alternativas. Perú estaba interesado en albergar una de esas bases, ya que se consideraba que esto ayudaba al país en su lucha contra los restos de Sendero Luminoso y servir como elemento de disuasión contra su tradicional enemigo estratégico, Chile, que en los últimos años ha experimentado un fortalecimiento militar.

Al final, los formuladores de políticas de Washington eligieron a Colombia como la principal base regional de EE. UU. Para las operaciones en el nivel norte de América del Sur y el Caribe. El acceso a las bases colombianas probablemente significará nuevos despliegues de personal estadounidense por encima de las 300 tropas estadounidenses actualmente estacionadas allí, sin embargo, la cifra no superará el máximo de 800 tropas (y 600 trabajadores contratados) según lo acordado por ambos países. Las dos bases propuestas donde se desplegarán tropas estadounidenses a lo largo de la costa caribeña de Colombia son Malambo (Base Aérea Alberto Pouwels) y Cartagena (ARC Bolívar). Curiosamente, solo se utilizará una base en la costa del Pacífico de Colombia, en Buenaventura en el Valle del Cauca. Las bases en las instalaciones de Malambo y Cartagena se sumarán significativamente a la ya formidable presencia militar de Washington en el Caribe. Esto incluye:

• El Salvador - Según la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de los EE. UU., La Marina de los EE. UU. Vuela habitualmente P-3 MPA y E-2C AEW desde el Aeropuerto Internacional de Comalapa. La base se utiliza para operaciones antinarcóticos en el Pacífico oriental. Un informe del Centro de Relaciones Internacionales de 2001 explicó que "no hay límite en la cantidad de personal de los EE. UU. Que tiene acceso a cualquier puerto, espacio aéreo e instalaciones gubernamentales no especificadas que los EE. UU. Consideren pertinentes". El proyecto de ley que acepta el despliegue de Estados Unidos en El Salvador fue aprobado en 2000 bajo la presidencia de Francisco Flores en medio de protestas del FMLN, un movimiento político de izquierda que fue creado por exrebeldes izquierdistas que participaron en la guerra civil del país y que ahora controlan el país. presidencia. Las fuerzas estadounidenses en la región están bajo el mando del Comando Sur de las Fuerzas Navales de los Estados Unidos (SOUTHCOM), cuyo oficial superior es también el jefe de la Cuarta Flota. Al mismo tiempo, Comalapa CSL es parte de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (JIATF) con base en Key West, Florida.

• Honduras - La base Palmerola / Soto Cano es el hogar de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. Alrededor de 500 militares estadounidenses están desplegados allí, además de 600 civiles estadounidenses contratados, tanto estadounidenses como hondureños. La mezcla de tropas militares estadounidenses incluye el 612 ° Escuadrón Aéreo. En los últimos años, el gobierno hondureño expresó interés en tomar el control de Soto Cano y transformarlo en un aeropuerto civil (para que Tegucigalpa no tuviera que asumir los gastos de construcción de uno nuevo). Si eso sucediera, el ejército estadounidense probablemente se vería obligado a mudarse a un área no revelada en la selva tropical hondureña. No está claro, con los eventos en curso relacionados con el derrocado presidente Manuel Zelaya, si se discutirá el futuro de Palmerola en el corto plazo.

• Curazao y Aruba: estas islas del Caribe, que forman parte del Reino de los Países Bajos, albergan dos bases que se utilizan para interceptar los envíos de drogas por vía aérea y marítima. El ejército de los EE. UU. En estos lugares trabaja en coordinación con las unidades de la Guardia Costera local asistidas por los holandeses en las islas. Washington tiene presencia en Curazao ya que alquila parte del aeropuerto para operaciones antidrogas. El destacamento estacionado allí incluye personal militar de los EE. UU. Así como agentes de la DEA. Los aviones AWAC se utilizan para monitorear el tráfico aéreo y marítimo sospechoso en aguas del Caribe. Según un artículo de noviembre de 2008 del diario holandés NRC Handelsblad, en ese año, 214 toneladas de cocaína, 166 toneladas de heroína y cinco toneladas de marihuana fueron interceptadas por patrullas estadounidenses que despegaban de la base aérea de Curazao.

• Cuba - Es fácil olvidar que la Bahía de Guantánamo es en realidad una instalación militar, dada su publicidad en los últimos años como prisión para personas acusadas de terrorismo. Sin embargo, la base ha sido operada por Estados Unidos desde 1903, sin una fecha de finalización para la presencia militar estadounidense allí, al menos mientras Washington continúe pagando el arrendamiento. La base está destinada a servir como centro de reparación y reabastecimiento de combustible para los buques de la Guardia Costera y la Armada. Esta parte de Guantánamo está controlada por la Estación de la Armada de los Estados Unidos (que refleja la misión original de la base), actualmente comandada por el Capitán de la Armada Steve Blaisdell. El otro componente de Guantánamo es el de acoger a los detenidos acusados ​​de terrorismo, denominada Fuerza de Tarea Conjunta-Guantánamo. Actualmente está dirigido por el Contralmirante Tom Copeman, con el General de Brigada del Ejército Rafael O’Ferrall como su subcomandante.

• Antigua: el ejército de los EE. UU. Estableció una base en Antigua durante la Segunda Guerra Mundial, que se llamó Coolidge Airfield. La Antigua Air Station existe hoy como parte de la antigua Coolidge AFB. Un comunicado de prensa de 2007 del gobierno de Antigua & # 038 Barbuda destaca una reunión del primer ministro Baldwin Spence y el jefe de la estación de Estados Unidos. El comunicado explica que la U.S. Air Station “opera bajo un acuerdo de gobierno a gobierno con los Estados Unidos. … Según el acuerdo, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos arrienda tierras al Gobierno en las cercanías del Aeropuerto Internacional V C Bird ”.

• Las Bahamas - El Centro de Evaluación y Pruebas Submarinas del Atlántico (AUTEC) está ubicado en la Isla Andros en Las Bahamas. El centro se utiliza para probar nuevos tipos de armamento. Globalsecurity.org lo define como "la principal instalación de prueba en el agua de la costa este de la Marina". El sitio web de AUTEC explica que el centro está "afiliado al programa FORACS de la OTAN [Sitio de verificación de precisión de armas y sensores de las fuerzas navales] y los ocho países miembros de la OTAN participantes: Canadá, Dinamarca, Alemania, Grecia, Italia, Noruega, el Reino Unido y el Estados Unidos."

• Estados Unidos también utiliza habitualmente instalaciones en Vasco Núñez de Balboa, un puerto importante en Panamá, para suministros y reabastecimiento de combustible.

Ejercicios militares

Además de arrendar instalaciones militares en el extranjero, las fuerzas armadas de Estados Unidos han mejorado los lazos con otras fuerzas de seguridad regionales mediante la realización de ejercicios militares conjuntos. Tres de los ejercicios militares más conocidos son Tradewinds, UNITAS y PANAMAX.

Los ejercicios militares Tradewinds son organizados por los EE. UU. Y se llevan a cabo con los estados del Caribe sobre temas como la lucha contra el tráfico de drogas, el tratamiento de las amenazas terroristas y la ayuda en casos de desastre. Tradewinds 2009 se llevó a cabo en marzo y abril e incluyó ejercicios en Las Bahamas, República Dominicana y Miami. Según el sitio web de SOUTHCOM, más de 400 participantes participaron en los ejercicios, provenientes de los Estados Unidos, el Reino Unido y quince estados de la Cuenca del Caribe.

El 50 aniversario de UNITAS, un ejercicio marítimo multinacional, tuvo lugar este año en el Área Operacional de Jacksonville en Florida. Esta vez, los ejercicios se denominaron Unitas Gold, para conmemorar el aniversario. SOUTHCOM ha publicado un informe completo de la historia de UNITAS que se puede encontrar en su sitio web. La fase en el mar del ejercicio tuvo lugar el pasado mes de abril. Como parte de los ejercicios de fuego real, los buques de guerra hundieron, como estaba previsto, el ex-USS Connolly. Según un comunicado oficial, en total, Unitas Gold reunió 25 barcos, cuatro submarinos, más de 50 aviones, 650 infantes de marina y 6.000 marineros de 11 países diferentes. La potencia latinoamericana Brasil envió dos buques, la fragata Constituiçao y el submarino Tikuna.

Fuerzas Aliadas (FA) PANAMAX es un ejercicio militar multinacional anual que se realiza en Panamá para proteger el Canal. PANAMAX'09 se llevó a cabo a mediados de septiembre, con una duración de 12 días con más de 4.500 efectivos de 20 países. Un comunicado de prensa de la Marina de los EE. UU. Explicó que “las fuerzas multinacionales que protegen los accesos al canal estarán organizadas bajo la Fuerza Multinacional-Sur y estarán bajo el mando del General de División del Ejército de los EE. UU. Keith M. Huber, comandante del Ejército Sur de los EE. UU. Este año, los ejercicios simularon una amenaza terrorista ”contra el Canal de Panamá, dijo Gerald W. Ketchum, subdirector de Operación, Preparación y Movilización de Estados Unidos del Comando Sur.

Finalmente, el pasado mes de julio, 600 militares visitaron Guyana para realizar ejercicios de asistencia humanitaria y cívica denominados New Horizons 2009. El ejercicio, patrocinado por SOUTHCOM y Air Forces Southern (12th Air Force), construyó una nueva clínica y una nueva escuela, mientras transportaba otros proyectos cívicos. Lo curioso de la situación es la importancia que Guyana está ganando lentamente para SOUTHCOM desde un incidente de 2007 en el que unidades militares venezolanas ingresaron a Guyana. Con New Horizons, Guyana y las bases en Colombia, el ejército estadounidense ahora tiene (o ha tenido, en el caso de Guyana) algún tipo de presencia militar en todos los rincones geográficos de Venezuela, con la excepción de Brasil. Esta puede ser la primera vez en su historia como estado independiente que Guyana ha recibido tanta atención de Washington. Por lo general, se considera un estado en gran parte pobre donde la corrupción se ha citado como el principal obstáculo del país para la creación de instituciones viables y procesos democráticos.

Acuerdos de embarcadores

Además de una presencia militar cada vez mayor en la Cuenca del Gran Caribe, Estados Unidos ha tratado de combatir el tráfico de drogas mediante la firma de los Acuerdos de embarcadores (nombre completo: Acuerdo de cooperación para la represión del tráfico marítimo ilícito de drogas). Estos acuerdos reunieron a varios estados regionales, como Barbados en 1996 y Jamaica en 2004. En ciertos casos, Shiprider permite que la Guardia Costera y la Marina de los EE. UU. Aborden y detengan embarcaciones cuando atraviesan las aguas territoriales de los estados del Caribe si hay pruebas. o sospecha fundada de que dichas embarcaciones están cometiendo un delito, como el narcotráfico. Dependiendo de la naturaleza del acuerdo bilateral, los agentes estadounidenses pueden viajar en barcos de la guardia costera local o viceversa.

La cuarta flota y los comandos superpuestos

A medida que el despliegue de tropas estadounidenses en América Latina continúa expandiéndose, surgen preguntas importantes sobre el futuro de la Cuarta Flota. Establecida en 1943 y con sede en Mayport, Florida, la misión histórica de la flota para proteger el Mar Caribe de los asaltantes durante la Segunda Guerra Mundial, se disolvió en la década de 1950. La reactivación de la Flota en 2008 ha sido considerada como una de las decisiones más incoherentes e improductivas de la antigua administración Bush con respecto al hemisferio occidental. El contralmirante Victor Guillory, quien también es el comandante del Comando Sur de las Fuerzas Navales de EE. UU., Es el actual comandante de la Cuarta Flota.

De hecho, la Cuarta Flota, en la actualidad, solo existe en papel. No se le han asignado naves permanentes, ni se le asignará ninguna. Según el sitio web de la Cuarta Flota, “no se asignará permanentemente ninguna embarcación o aeronave a la Cuarta Flota de EE. UU. Como parte del restablecimiento. La Cuarta Flota de EE. UU. Es una flota organizacional con personal para cumplir una misión de planificación y coordinación ". Su objetivo es “fortalecer amistades y asociaciones y tendrá cinco misiones: apoyo para el mantenimiento de la paz, asistencia humanitaria, socorro en casos de desastre, ejercicios marítimos tradicionales y operaciones de apoyo antidrogas”.

Misiones y fantasías

Un "EE. UU. La hoja de Puntos de Discusión de la Cuarta Flota ”proporcionada a COHA por la Oficina de Prensa de la Cuarta Flota establece que“ debido al complejo entorno operativo y al número de misiones marítimas en el área […] La Cuarta Flota podrá brindar un apoyo más efectivo al SOUTHCOM y al región." Sin embargo, dada la amplia gama de bases e iniciativas de seguridad mencionadas anteriormente, no está claro cómo la flota será de alguna ayuda, especialmente considerando que existe solo con fines organizativos y no controla los buques de guerra reales. En todo caso, la primera impresión cuando se mira a la Cuarta Flota es que traerá más burocracia a una región que, tal como está, ya sufre de demasiadas organizaciones y procedimientos de supervisión diferentes, grupos de trabajo conjuntos y acuerdos bilaterales con estados regionales.

Las bases caribeñas en Colombia pondrán a prueba la relación entre la Cuarta Flota y SOUTHCOM en lo que respecta al uso de buques de guerra en operaciones de lucha contra el narcotráfico. Hasta ahora parece que ambos nombres son intercambiables, y no está claro qué tipo de operaciones podría realizar la Cuarta Flota que SOUTHCOM, o uno de sus componentes ya establecidos, no pudo. Esta pregunta resalta aún más la percepción de la Flota como un ejemplo de burocracia redundante.

Según un número de verano de 2009 de Guerra de superficie, la Cuarta Flota ha patrocinado ejercicios y operaciones militares como Estación de la Asociación del Sur (Ejercicios anfibios multinacionales organizados por Estados Unidos con Argentina, Brasil, Chile, Perú y Uruguay) y Promesa continua (servicios de socorro y asistencia cívica a los estados de América Latina y el Caribe). La nueva flota también fue comandante de PANAMAX 2008 y UNITAS 2009. Sin embargo, queda por ver si la reconstitución de la Cuarta Flota está mejorando el control de estas operaciones en comparación con su nivel de desempeño anterior a la Cuarta Flota.

¿Dónde están los enemigos?

La multitud de iniciativas del ejército estadounidense en todo el Caribe plantea varias preguntas. Por ejemplo, ¿Estados Unidos tiene una política general coherente hacia el Caribe? En los últimos años, el tráfico de drogas ha sido el fundamento de la presencia militar de Washington en el Caribe. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el costo de las tropas en el extranjero puede justificarse ante un público crítico solo mediante la expresión de un objetivo claro y práctico, p. Ej. detener (o al menos tratar de detener) el flujo de drogas hacia los Estados Unidos En un testimonio de marzo de 2009 ante el Congreso, el contralmirante Wayne E. Justice de la Guardia Costera, explicó que “[hubo] un cambio en las rutas principales de contrabando a los litorales de América Central donde los contrabandistas intentan evadir los esfuerzos de patrulla de Estados Unidos operando en el mar territorial de las naciones amigas. La Guardia Costera se ha centrado activamente en esta tendencia a través de una serie de 27 acuerdos y arreglos marítimos bilaterales antidrogas con países socios que incluyen todas o algunas de las siguientes disposiciones: acuerdos de embarque y pasajeros, búsqueda, entrada y sobrevuelo del mar territorial para aterrizar. para protocolos de intercambio de información de aeronaves y centros de operaciones ". Lo antes mencionado Guerra de superficie El número incluye una sección especial sobre la Cuarta Flota. La sección incluye entrevistas con el ex contralmirante Joseph Kernan y el actual contralmirante Guillory de la Cuarta Flota. Ambos identifican la prevención del tráfico ilícito como una de sus principales prioridades. Cuando se trata de las bases estadounidenses en Colombia, la razón de jure pues su existencia es, por supuesto, para combatir el narcotráfico.

Debido a la naturaleza de sus regímenes, Cuba y Venezuela se destacaron como amenazas a la seguridad para los políticos conservadores estadounidenses. Sin embargo, a pesar de estos puntos de vista polémicos con respecto a ambos estados, en general se acepta que Venezuela, a pesar de su aumento de compras militares, no podría hacer frente al poderío militar de Estados Unidos. Cuba representa una amenaza aún menor, ya que sus fuerzas armadas no tienen acceso a equipos modernos y en buen funcionamiento y un alto grado de capacitación, y actúa principalmente como una fuerza policial interna. Cuba no es en ningún caso una amenaza internacional, y menos para Estados Unidos. El acuerdo de defensa cooperativa entre Estados Unidos y Colombia es presentado por sus respectivos líderes como un esfuerzo para ayudar directamente al país sudamericano a enfrentar su conflicto con narcotraficantes y grupos guerrilleros. Sin embargo, no se puede negar que estas bases, combinadas con las dos bases cercanas en Curazao y Aruba, permitirán a Washington realizar un seguimiento de cualquier actividad clandestina llevada a cabo por el gobierno venezolano y otros desarrollos de izquierda que ocurran en el área. Considerando la reciente advertencia de la secretaria de Estado Clinton de que las compras militares de Chávez podrían desencadenar una carrera armamentista en América Latina, Washington considera el acceso a las bases colombianas como un avance positivo en una región cada vez más estratégica plagada de inseguridad. Cuba representa una amenaza aún menor: sus fuerzas armadas y su equipo envejecido no tienen acceso a equipos modernos y que funcionen bien y un alto grado de capacitación, y sus fuerzas armadas actúan principalmente como una fuerza policial interna.

El Caribe: ¿el lago de Washington una vez más?

Puede ser exagerado argumentar que Estados Unidos ha militarizado el Caribe. Sin embargo, el nuevo acuerdo base con Colombia, así como la expansión de otras instalaciones en la región, sugiere el serio compromiso de Washington con algo más allá de la mera lucha contra el narcotráfico. El persistente problema del tráfico de drogas y los insurgentes en Colombia, combinado con las compras militares en curso de Venezuela (principalmente de Rusia), fueron probablemente los dos principales impulsos que guiaron al Pentágono a iniciar el acuerdo de base colombiano. Si bien podría decirse que ayudará a las autoridades locales en su lucha contra el narcotráfico, al mismo tiempo también facilitará el monitoreo de Venezuela y otros países de izquierda de América del Sur y Central.

Los ejercicios militares, aunque conllevan un pequeño sacrificio de soberanía, muy probablemente seguirán siendo necesarios para los pequeños estados caribeños para mejorar principalmente su propia seguridad interna para que puedan abordar temas como el narcotráfico, que un Washington obsesionado simplemente hará. no dejes ir. La Cuarta Flota, por otro lado, no es probable que represente una amenaza para la seguridad de los gobiernos regionales y probablemente resultará en despidos burocráticos, ya que probablemente servirá poco más que una imagen simbólica. La Flota tendrá que demostrar en los próximos años por qué una flota sin buques de guerra específicamente designados puede ser útil para el papel de SOUTHCOM en sus operaciones.


Antigua Military - Historia

Como estudiante actualmente matriculado en una maestría en historia, pasa mucho tiempo leyendo y estudiando libros y fuentes en línea. Si bien esto definitivamente le brinda una mejor comprensión del país y del mundo en general, nada mejor que ver estos famosos monumentos históricos en persona.

Si ha estado ocupado mirando un destino de sol como la isla tropical de Antigua, entonces se encontrará con un verdadero placer. De hecho, puede tomar parte de ese conocimiento que está ocupado aprendiendo en su programa de maestría en historia en línea en una escuela de primer nivel como la Universidad de Norwich, y aplicarlo en la vida real mientras contempla los lugares históricos imperdibles de Antigua. Entonces, ¿cuáles son esos puntos de referencia principales? Echemos un vistazo más de cerca.

En lo alto de una colina en St. John & # 8217s, se encuentra la Catedral de St. John & # 8217s. Esta iglesia anglicana cuenta con dos impresionantes torres blancas que en realidad fueron construidas sobre el arrecife fosilizado. La iglesia original fue destruida en 1683 y 1745 por terremotos, pero cada vez fue reconstruida. La estructura actual fue construida en 1845.

Como nota adicional de interés, la entrada a la iglesia tiene pilares que muestran las figuras bíblicas de San Juan Bautista y San Juan el Divino. Estos fueron tomados de un barco francés en 1756 por el templo HMS.

Si le gusta aprender sobre la historia militar, entonces el mirador de Shirley Heights es una visita obligada. Se trata de una batería de armas restaurada y un puesto de vigilancia militar de 150 metros de altura. Hoy en día, le ofrece una vista de 360 ​​grados de la isla y sus aguas circundantes, pero en 1781, era el único bastión que Gran Bretaña tenía en las Indias Occidentales. Se puso mucho énfasis en las defensas aquí en Antigua y Shirley Heights jugó un papel importante en eso.

Fort James es otro hito militar que se construyó originalmente para proteger el puerto de St. John & # 8217. Antigua es conocida por sus numerosos fuertes, muchos de los cuales aún se mantienen en pie. Todos los fuertes fueron construidos por los británicos y estaban destinados a evitar una invasión de los franceses. Hoy, podrá explorar los cimientos del muro del fuerte, que aún se mantiene en pie, varios cañones y polvorines. Es como entrar en los libros de historia.

Retrocediendo aún más las páginas de la historia está Monk & # 8217s Hill. Este fuerte fue uno de los primeros construidos para fortificar la entrada al puerto de Falmouth. Se remonta a 1689. Sorprendentemente, todavía queda mucho por explorar aquí, como los 33 cañones originales, revistas, cisternas de agua, las ruinas de los edificios originales. Tenga en cuenta que este está fuera de los caminos trillados, por lo que tendrá que hacer una buena cantidad de exploración a pie.

Antigua ofrece una serie de gemas históricas

Para los estudiantes de historia, no hay mejor lección que explorar sitios históricos en persona, y eso es exactamente lo que podrán hacer en Antigua.


Una historia de Antigua y Barbuda

Antigua y Barbuda fue colonizada específicamente como recurso mercantil para la producción de azúcar. No hubo intentos serios de colonización hasta 1632 cuando un grupo de ingleses bajo el liderazgo de Edward Warner partió de la cercana St. Kitts, aterrizó en el lado sur de Antigua y la reclamó para la Corona inglesa. Establecieron un asentamiento tenue. Vivían en un estado de crisis perpetua. Fueron atacados por los caribes y quedaron atrapados en las guerras entre ingleses, franceses y holandeses, así como en las disputas de la Restauración.

The early settlers cultivated cash crops such as tobacco, indigo, cotton and ginger for export and subsistence crops for themselves. In succeeding years sugar came into prominence, its production shaped Antigua’s landscape, and its rain forest vegetation that prevailed before European entry, disappeared. During the seventeenth century Antigua was one of the most heavily wooded islands in the Eastern Caribbean. It supplied seamen with timbers and spars for their ships. Lignum Vitae and other useful plants, now all but extinct, then flourished. The island boasted two small rivers, one at Carlisle and the other at Blubber Valley.

In 1674, a dramatic change in the island’s economy took place when the first large scale sugar plantation was established by Sir Christopher Codrington who came up from Barbados. His success encouraged others to turn to sugar production. Over 150 sugar mills dotted the countryside, many of which are still standing today. The early planters christened many of their large estates with names that are familiar in Antigua today: Byam, Duers, Gunthorpes, Lucas, Parry, Vernon, Cochran, Winthrop, and others.

In 1710 Governor Park was killed in a stand off between his own militia and the planters of the day. In 1728, there was a minor slave uprising and in 1736, a major slave rebellion was alleged to have been uncovered. The three ring leaders, Court, Tomboy, and Hercules were broken on the wheel and some eighty others brutally executed.

In Antigua/Barbuda slavery was abolished in 1834 but it did not “free” the slaves as we understand freedom today, Antiguans continued to be scarred from the colonial experience. Emancipation perpetrated further the hierarchy of colour and race that the British had established at the start of the colonial period. Stringent Acts were passed to ensure that the planters had a constant labour supply.

The Assembly voted in June 1846 to import Portuguese workers from Madeira and the Cape Verde Islands. About 2000 arrived between 1847 and 1856, mostly from Madeira. They were brought here to relieve the shortage of workers occasioned by the departure of labourers from the Estates who sought recruitment in the West India army. In the early 1900’s ethnic diversity increased with the arrival of itinerant traders or peddlers who came from Lebanon. When in early 1918, the planters decided to change the method by which cane was paid for at the factory, the result was the riot of 9th March 1918. Fifteen persons were injured and several killed. The planters’ decision on cane payment was reversed

During the first elections held in 1937, only 1,048 persons or 3.2% of the population voted.

The founding of the Antigua Trades and Labour Union on the instigation of Sir Walter Citrine, a member of the Moyne Commission, that visited the West Indies in 1938/9, marked a significant step in the development of labour relations between the planters of the day and the labourers, most of whom lost no time in becoming members of the Trade Union. For the first time in over one hundred years workers could be assured that their rights were protected. Among other things, the Antigua Trades and Labour Union with its President Reginald Stevens, initiated bargaining processes with the planters and under the dynamic leadership of Vere Cornwall Bird who succeeded him made even greater strides in having the rights of the workers respected. The struggle for the recognition of the rights of the workers was a long and bitter one.

The opening of U.S. Bases in 1941, placed the United States at the centre of Antigua economic and social life but Sugar remained dominant although the declining sector of the economy throughout the 1940’s and 50’s. The Factory was decommissioned in 1980.

The Antigua Labour Party with its trade union base fought and won all subsequent elections, save one when the PLM, an opposing party won in 1971. But the ALP was again returned to power in 1976. Under the Bird administration, Antigua achieved independence in association with Great Britain in 1967, and full independence in 1981. In March 2004, the Antigua Labour Party was defeated at the polls for the second time in its career. The United Progressive Party (UPP) under the leadership of Baldwin Spencer won the elections and formed the Government.


Antigua Military - History

By ANDREW VERNON AND OLIVIA ANTIGUA | Special to Stars and Stripes | Published: June 16, 2020

For the 1% of the population who volunteer their service to this nation, putting on the uniform is a privilege and an honor. In our recent conflicts, soldiers have deployed on multiple occasions to protect and defend our great nation. What we cannot afford is to put these men and women in a position that goes against everything for which they have trained and sacrificed. We are outraged about George Floyd’s murder, and the images of him being slowly killed by police will be another tragic mark on our nation’s history. His death is one of many in a long string of injustices, which people have been fighting for centuries in this country. The current attempts to protest racial injustice have not risen to the level of insurrection, and people are justifiably upset.

We do not condone violence and looting, but it is up to governors to activate the National Guard when violence erupts locally. Infringing on states’ rights to make that decision is not necessary at this point, and could lead to the violation of individual rights to peacefully protest. Invoking the Insurrection Act to try to force the military to potentially violate constitutional rights to protest could seriously weaken not only the military but also the public’s perception of our military. The difference between using our National Guard in localized emergencies versus invoking the Insurrection Act of 1807 with active-duty soldiers is that National Guard members are meant to provide states with protections during civil unrest and natural disasters. The Insurrection Act would place active-duty service members on our streets, which is an atypical method of delivering protections. Our active-duty service members are not meant to serve on streets across America and could jeopardize the respect Americans have for them. “Those who remember the last time the Insurrection Act was used, during the 1992 Los Angeles riots, warn that President Donald Trump could undo decades of progress between police and the communities they serve if he invokes it now,” states journalist Alicia Victoria Lozano.

Our leadership in Congress, and the current administration, either appeared quiet on the issue or made inappropriate comments leading to additional violence. It’s difficult to say whether our leadership coming together and producing a strong message denouncing Floyd’s death could have reduced violence. They did not appear to do so as politics continued to mix with violence. Our service members have been called to hold the line on streets across America, but protesters are not enemies. They are a voice for Floyd, a voice for black Americans, a voice for all Americans. We need to change our policies and reduce the use of unnecessary force immediately. Our leaders in this country need to come out of their shells, wake up, and deliver some real leadership using their hearts and minds.

There are a number of concerns related to our National Guard and active-duty service members being deployed on the streets. The first is military readiness. Readiness is our military being trained to meet demands of assigned missions. With multiple conflicts ongoing around the world, we cannot afford to have our forces stretched too thin.

The second concern is military morale. Our military has been serving in the longest war in our nation’s history. With multiple deployments leading to injuries from mental health to loss of limbs, separation of families, and financial hardships, morale has become a real concern over the last decade. Putting them at odds with their fellow citizens will not help. You cannot add political upheaval, a broken justice system, poor policing, and putting our military on the streets into the same bucket. If we have this amount of problems at the same time, what has been accomplished over the past three years?

Watching these men and women be asked to hold a line on Main Street America is painful. We cannot put our military in a position that causes outrage, leading to lost hope and a misunderstanding of what their job entails. Our service members do not belong in a fight with our own citizens when we are not actually experiencing an insurrection.

Let’s put to rest the idea of active-duty service members on our streets. It’s time to retrain our entire police force across the nation and retrain annually. Police departments need to have better oversight by state and federal governments. Each department needs to be checked for officers who keep their jobs despite failing to perform responsibly. Police unions need to be overseen for their protections of bad officers, and qualified immunity should be done away with.

This horrific event needs to serve as a final opportunity to learn, and make lasting change so we never have to go through something of this magnitude again. And let’s ensure that our service members are respected for their service and sacrifice, not put in the uncomfortable position of backing political campaigns.


HISTORIA

The first inhabitants of Antigua and Barbuda were the Siboney, whose settlements date to 2400 bc. Arawak and Carib Indians inhabited the islands at the time of Christopher Columbus' second voyage in 1493. Columbus named Antigua after the church of Santa Maria de la Antigua, in Sevilla (Seville), Spain. Early settlements were founded in 1520 by the Spanish, in 1629 by the French, and in 1632 by the British. Antigua formally became a British colony in 1667 under the Treaty of Breda.

In 1674, Sir Christopher Codrington established the first large sugar estate in Antigua. He leased Barbuda to raise slaves and supplies for this enterprise. In 1834 slavery was abolished, but this was a mere technicality, since no support was provided for the new freemen. In 1860, Antigua formally annexed Barbuda. The Federation of the Leeward Islands served as the governing body of the islands from 1871 to 1956, and from 1958 to 1962, they belonged to the Federation of the West Indies.

Antigua became an associated state with full internal self-government as of 27 February 1967. Opposition to complete independence came from the residents of Barbuda, who sought constitutional guarantees for autonomy in land, finances, and local conciliar powers. With these issues still not fully resolved, Antigua and Barbuda became an independent state within the Commonwealth of Nations on 1 November 1981, with Vere Cornwall Bird as prime minister. (Considered a national hero for his role in leading the nation to independence, when Bird died in 1999, thousands turned out to observe a national moment of silence in his honor.). Bird and the Antigua Labor Party (ALP) won renewed mandates in every subsequent election to that of 1976 under his leadership until 1994 and also under the leadership of his son, Lester Bird, up until March 2004, when the ALP lost power in national elections.

Antigua is an active participant in Caribbean affairs. In May 1987, the prime ministers of the members of the Organization of Eastern Caribbean States (OECS) agreed on a merger proposal, creating a single nation out of their seven island states. A national referendum in each of the states was planned for ratification of the accord, but the referendums were defeated and the seven nations remained separate.

In its fifth general election as an independent nation, on 23 March 2004, Antigua and Barbuda experienced a peaceful change of government. The United Progressive Party (UPP), led by Winston Baldwin Spencer, won 13 of the 17 elected seats. The opposition, led by Robin Yearwood, retained four seats. Winston Baldwin Spencer was named prime minister in 2004. The next election was scheduled for 2009.


Antigua Military - History

Although the Americans were initially greeted with brass bands and open arms, Antiguans at all levels of society quickly found that the Americans did not see their society as they did. The Americans brought to Antigua a consciousness of race, and a level of racial discrimination and hostility, that was far greater than any that Antiguans had known, at least since slavery ended &mdash it was so strong, and so different, that many people told me that it was the Americans who had introduced racism to Antigua. This is not to say that Antiguans did not know racism: the middle classes still faced a color barrier, although it was gradually rising, while those from the laboring classes who had traveled to England or the United States &mdash and particularly those who had served in the British armed forces in World War I &mdash had returned home angry and vocal about the discrimination they had suffered. In addition, the Garvey movement had affected the consciousness of many West Indians, including Antiguans. What they meant was that the American southern (and army)-style racism of 1941 was different from the kind of "muffled" racism they had know in Antigua itself.

There are many examples, ranging from outright discrimination to more subtle changes in the structure of social life. The United States in the early 1940s was a society in which racial discrimination was pervasive, and in the South segregation, in the form of Jim Crow laws that had been passed in the early decades of the twentieth century, was still legal. Now Jim Crow practices were introduced on the base, including separate toilets and lunch counters. Antiguans who remember those days were well aware that the Americans were mainly "crackers" from the South, and talked about a war between "north against south."

To the dismay of many Antiguans and to the disgust of the Magnet (20 December 1943), these were practices the Antiguan government allowed. In fact, the British were determined to leave such matters to the local authorities in all the islands. For instance, when one complaint from Trinidad alleged that the Americans were trying to restrict "places of refreshment" to whites only, this was denied by the Colonial Secretary. A British M.P. was told by the Colonial Office that this issue had to be "left to the Governors concerned in consultation with the local United States authorities." (On this see CO 971/20/2, File 72059 (1941) FO 371/A1134/10/45, File 30639 (1942).) One Antiguan who had worked at the base described how when he first went there, he saw toilets marked "White" and "Black"--and decided he had to go into the bush, since he was neither.

Further, American racism not only divided people crudely according to simple phenotypic distinctions between white and black &mdash with black being automatically inferior &mdash but it was fierce and personal: the Americans introduced a new level of racially based violence, verbal and physical: filthy language, drunken driving, fist fights, brawls, and shooting incidents all became commonplace. White soldiers expected Antiguan workers to jump on command, and quickly resorted to verbal and even physical abuse. They were trigger happy and prone to pulling out knives and guns, and there were a number of serious incidents, including at least two murders: one was a man from Freemans Village who tried to steal from an American soldier another, called Son-Son, was shot in town by a Marine when he refused to be forced off the sidewalk and into the gutter by the American.[3]

There was no equal justice: although the American who shot Son-Son was sent away, for the most part the Americans often got off with a reprimand while the Antiguans were punished with jail time. An article in the U.S. magazine, The Nation, noted that although those who committed offenses outside the bases were technically subject to British law, Southern Americans would not accept coming before a local magistrate, and that if this were allowed to happen, "ugly hostility on both sides may be anticipated" (Nation, 20 September 1941: 251). It was the local belief that, even when they were courtmartialed, all the soldiers had to do was pay $.05 as a fine for the price of a bullet and accept transfer out of the country. In 1940, Antigua had the lowest crime rate per capita in the Leewards by 1942, the rate had doubled (Hammond 1952: 40).

As noted, the Americans did not want to bring black Americans to the base, but there were a few two in particular are remembered locally for their willingness to come to the defense of the Antiguans when they saw them being harassed by the white soldiers.

It should be noted that there was also little love lost between the British and the Americans, although the issue was not race but class and nation. The Leeward Islands Regiment was stationed at Campside, where a British Sergeant-Major named Floodgate was training Antiguan troops. Floodgate got into frequent fights with the Americans in taverns in town, and in one well-remembered story, trounced six American soldiers at one time.


Ver el vídeo: History of Antigua and Barbuda (Octubre 2021).