Podcasts de historia

20 de junio de 1941

20 de junio de 1941

Enemigos tradicionales: la guerra de Gran Bretaña con la Francia de Vichy 1940-1942, John D Grainger. Analiza la serie de batallas entre la Francia de Vichy y Gran Bretaña entre la caída de Francia en 1940 y la Operación Antorcha a fines de 1942. Políticamente bien equilibrada, reconociendo los motivos genuinos detrás de cada ataque británico y el difícil acto de equilibrio que el gobierno de Vichy estaba intentando, pero sin lograrlo y con buenos relatos de las acciones militares. [leer reseña completa]


Wheels West Day en Susanville History & # 8211 20 de junio de 1941

Beverly Keim de Los Ángeles conversó recientemente con George McDow Jr., secretario de la cámara de comercio de Susanville, sobre fotografías y material que está reuniendo para un motorlogue de la autopista Three Flags, U.S. 395, entre el sur de California y Washington. Keim es periodista.

La información recopilada enfatizará la Ruta 395 como una autopista de alta velocidad, libre del movimiento de camiones del ejército a través del sur de California, Nevada, Oregon, Washington y hacia Canadá. También se están tomando imágenes en movimiento de los aspectos más destacados escénicos a lo largo de la ruta.

McDow hizo arreglos con los funcionarios forestales nacionales de Lassen para que varias vistas de las maravillas y bellezas escénicas del condado de Lassen fueran incorporadas en el motorlogue.

Harold Eugene Neff, Gaylord Clayton Bowden, Don Maxwell, Ivan Leroy Wright, todos de Westwood, Ernest Peter Batal, John Vernon Peconom, Rufus Leon Connelly y Manley Wilson Inlay, todos de Susanville y George Franklin Van Houton de Bieber saldrán de aquí el 23 de junio para entrenamiento de servicio selectivo en varias partes de los Estados Unidos.

La exhibición de flores de Susanville, que se llevó a cabo en los salones de la iglesia metodista esta semana, fue un éxito, según la Sra. Fred J. Davis Sr., presidenta de la sección de jardines del club Monticola, y sus asistentes.

Más de trescientas personas visitaron el espectáculo, procedentes de Reno, San Francisco, Willows, Berkeley, Milford, Likely, Alturas, Orland, Chico, Red Bluff, Litchfield, Standish, Westwood y Susanville.

El gran premio, elegido por los asistentes, otorgó a la Sra. Oscar O'Dell por un hermoso arreglo de nenúfares de color rosa en un plato de color rosa. El premio fue un cuenco bajo con figurillas donadas por la Sra. J. MacDonald.

Sra. Emma Schumacher, segundo premio por arreglo de peonías, tercero para la Sra. Floretta Clark.

Premios masculinos, primero, Dr. Fred J. Davis Sr., por botón de soltero, segundo, C. W. Morrill por capullo de rosa roja, tercero, M. R. Arnold, amapolas.

Gran premio infantil, primero, Dolores Lucero, segundo ramo francés sobre mesa de cristal, tercero Dick Hughes, Frances Mueller. Premio de exhibición juvenil, Camp Fire Girls, exhibición de flores silvestres.

Cintas premiadas: Miniatura, primero, Sra. Davis segundo, Sra. Bridgeford. Piretro, primero, Sra. Hunt.

Delphinium, primero la Sra. Hardin Barry, segundo la Sra. Emma McClure.

Arreglo Delphinium, primero, Sra. A. J. Mathews. Delphinium, mixto, primera Sra. E. E. Smith.

Sweet Williams, primero, Sra. Mae Emerson. Columbine, primero, Sra. Emma McClure, segundo, Sra. Marc Edmonds.

Dianthus, primero, Sra. Gallo. Snapdragons, primero, Sra. J. W. Crever, segundo, Sra. Mae Emerson.

Rosas, un capullo, primero, Sra. Jack Adams, segundo, Sra. C. W. Morrill.

Rosas, grupo, mixto, primero Sra. Fred J. Davis segundo, Sra. O. S. O'Dell. Una variedad, primero, Sra. C. W. Morrill, segundo, Harry Stewart. Arreglo floral, primero, Sra. Ross Draper, segundo, E. W. Smith. Arreglo floral, Snapdragons primero, Sra. Mae Emerson, segundo, Sra. Floretta Clark.

Arreglo floral, menos de treinta centímetros, primero, Sra. Floretta Clark, segundo, Sra. W. M. Bryant. Arreglo floral de nenúfares, primero, Sra. O. S. O'Dell. Jardines de platos, primero, Sra. Ross Draper, segundo. Sra. W. E. Hunt. Lirios, primero, Sra. Maud Wood. Cactus, primero, Sra. Packwood, segundo, Sra. Tom Winchester. Plantas de interior, primero, Sra. Galloway, segundo, Sra. L. Cleland.

Exhibiciones masculinas, primero, C. W. Morill, segundo, E. P. Honsberger.

Peonías, primero, Sra. H. L. McMurphy, segundo, Sra. Perle largo. Pensamientos, primero, Sra. Floretta Clark, segundo, Sra. Bob Williams. Iris, flor única, primero, Sra. Grace Christie. Holandés, primero, Sra. Ray Needham, segundo, Sra. C. W. Morill. Amapolas de California, primero. Sra. Duerne, segundo, Sra. E. W. Smith.

Niños, primero, Dolores Lucero, segundo, Dick Hughes, tercero, Cub Scouts, cuarto, niños Davis.

Amapolas orientales, primero, Sra. E. W. Hunt, segundo, Sra. O. S. O'Dell. Amapolas de Islandia, primero, Sra. Emma Schumacher, segundo, Sra. L. Cleland.


Más información sobre este tema en estos artículos:

Referencias variadas

... La Segunda Guerra Mundial las principales potencias aliadas fueron Gran Bretaña, Francia (excepto durante la ocupación alemana, 1940-44), la Unión Soviética (después de su entrada en junio de 1941), los Estados Unidos (después de su entrada el 8 de diciembre de 1941) y China. De manera más general, los Aliados incluían a todos los miembros de las Naciones Unidas en tiempo de guerra ...

… Un dilema moral para los aliados. Para estar dispuesto a sacrificar a civiles inocentes, uno habría tenido que percibir con precisión las condiciones en el campo y suponer que interrumpir el proceso de matanza valdría la pena la pérdida de vidas en los bombardeos aliados. En resumen, habría que saber ...

Aún así, incluso para los soldados cansados ​​de la batalla que pensaron que ya habían visto lo peor, las vistas, los olores y los supervivientes demacrados que encontraron dejaron una impresión indeleble. En Dachau se encontraron con 28 vagones de ferrocarril llenos de cadáveres. Las condiciones eran tan espantosas en Bergen-Belsen que unos 28.000 reclusos ...

Segunda Guerra Mundial

En septiembre de 1939, los aliados, a saber, Gran Bretaña, Francia y Polonia, eran juntos superiores en recursos industriales, población y mano de obra militar, pero el ejército alemán, o Wehrmacht, debido a su armamento, entrenamiento, doctrina, disciplina y espíritu de lucha. , era la fuerza de combate más eficiente y eficaz para su tamaño en ...

Conferencias

… En cualquier reunión anterior entre jefes de gobierno aliados. Stalin no solo reiteró que la Unión Soviética debería conservar las fronteras proporcionadas por el Pacto de No Agresión germano-soviético de 1939 y por el Tratado Ruso-Finlandés de 1940, sino que también declaró que querría la costa báltica de Prusia Oriental ...

… Conferencia de los tres principales líderes aliados — Pres. Franklin D. Roosevelt de los Estados Unidos, el primer ministro Winston Churchill del Reino Unido y el primer ministro Joseph Stalin de la Unión Soviética, que se reunieron en Yalta en

Invasión de Normandía

durante la Segunda Guerra Mundial, la invasión aliada de Europa occidental, que se lanzó el 6 de junio de 1944 (el Día D más celebrado de la guerra), con el desembarco simultáneo de fuerzas estadounidenses, británicas y canadienses en cinco cabezas de playa separadas en Normandía , Francia. A finales de agosto de 1944, todo el norte ...

... Marineros y aviadores de la Fuerza Expedicionaria Aliada: Están a punto de embarcarse en la Gran Cruzada, hacia la que nos hemos esforzado durante estos meses. Los ojos del mundo están sobre ustedes. Las esperanzas y oraciones de las personas amantes de la libertad en todas partes marchan contigo. En compañía de nuestros valientes Aliados ...

Cuando el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y el primer ministro británico Winston Churchill se reunieron en la Conferencia de Arcadia (diciembre de 1941-enero de 1942), comenzaron un período de cooperación en tiempos de guerra que, a pesar de todas las serias diferencias que dividieron a los dos países, no tiene paralelo. en la historia militar.…

... estallido de la guerra, los gobiernos aliados comenzaron a reconsiderar su actitud hacia el Anschluss. En diciembre de 1941, el primer ministro soviético Joseph Stalin informó a los británicos que la U.R.S.S. consideraría la restauración de una república austriaca independiente como una parte esencial del orden de posguerra en Europa central. En octubre…

Para las potencias aliadas, la batalla tenía tres objetivos: bloqueo de las potencias del Eje en Europa, seguridad de los movimientos marítimos aliados y libertad para proyectar poder militar a través de los mares. El Eje, a su vez, esperaba frustrar el uso del Atlántico por parte de los Aliados para hacer la guerra. Para los británicos ...

... Unión Soviética: las potencias aliadas de la Segunda Guerra Mundial. En reuniones entre 1945 y 1972, intentaron llegar a acuerdos políticos de posguerra. Produjeron tratados de paz con Italia, Hungría, Rumania, Finlandia y Bulgaria y resolvieron el problema de Trieste en 1946. Convocaron la Conferencia de Ginebra sobre la Guerra de Corea en 1954, ...

... las fábricas fueron objeto de fuertes bombardeos aliados, especialmente en 1942-1943. Los fuertes ataques destruyeron la capacidad de producción de mineral de hierro en Elba, frente a la costa toscana, y dañaron varias zonas industriales, particularmente en ciudades del norte de Italia como Génova, La Spezia, Turín y Milán. Nápoles y otras ciudades del sur también fueron bombardeadas, ...

Así, por ejemplo, la ocupación militar aliada de Alemania después del cese de hostilidades en la Segunda Guerra Mundial no fue seguida por la anexión. Cuando la ocupación militar da lugar a la anexión, es normal un anuncio oficial, en el sentido de que se ha establecido la autoridad soberana del estado anexionante y ...

... zona, se colocó bajo la autoridad conjunta de cuatro poderes, pero se dividió en cuatro sectores con fines administrativos. Un Consejo de Control Aliado debía ejercer una autoridad conjunta general sobre el país.

… Gobierno de Alemania Occidental, los Aliados Occidentales retuvieron el derecho a reasumir su plena autoridad como potencias ocupantes.

... y se rindió incondicionalmente a las potencias aliadas. La principal preocupación en el cuartel general general (GHQ) de las potencias aliadas era la abolición inmediata de la educación militarista y la ideología ultranacionalista. Este fue el tema de una directiva emitida por GHQ al gobierno japonés en octubre de 1945. A principios de 1946, GHQ ...

Después de la rendición de Japón en 1945, las reformas de la ocupación aliada estimularon una expansión espectacular de sindicatos independientes, que habían sido eliminados durante la guerra. Hasta que se detuvo en 1949-1950 por una fuerte deflación, la revisión de las leyes laborales y una purga de izquierdistas, el sindicalismo reclutó a 6 millones de miembros, casi la mitad de todos los trabajadores. Sindicatos ...

En la última fase de la guerra, desde principios de 1944 hasta agosto de 1945, China empezó a recibir ayuda del exterior, principalmente de Estados Unidos. Se transportaba material de guerra desde la India y los pilotos chinos ...

Proyecto de inteligencia aliado que aprovechó el nivel más alto de comunicaciones cifradas de las fuerzas armadas alemanas, así como las de las fuerzas armadas italiana y japonesa, y contribuyó así a la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial. En Bletchley Park, un británico

… La Segunda Guerra Mundial, las principales potencias aliadas acordaron durante la guerra establecer una nueva organización global para ayudar a gestionar los asuntos internacionales. Este acuerdo se articuló por primera vez cuando el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, y el primer ministro británico, Winston Churchill, firmaron la Carta del Atlántico en agosto de 1941. El nombre United

... y Francia, ambos del lado aliado) para comprar municiones en efectivo y llevar. Con la caída de Francia ante Alemania en junio de 1940, Roosevelt, con un fuerte apoyo público, arrojó los recursos de Estados Unidos detrás de los británicos. Ordenó a los departamentos de Guerra y Marina reabastecer a las divisiones británicas ...


Presidencia italiana del G20

Desde el 1 de diciembre de 2020, Italia ocupa la presidencia del G20, el foro internacional que reúne a las principales economías del mundo.

En 2021, la comunidad internacional deberá mostrar coraje y ambición para superar los grandes desafíos de hoy: desde la recuperación de la pandemia hasta abordar el cambio climático, desde el apoyo a la innovación hasta la superación de la pobreza y la desigualdad.

La agenda de la Presidencia se basa en tres pilares principales: Personas, Planeta, Prosperidad. Necesitamos cuidar de las personas y de nuestro planeta, al tiempo que garantizamos una recuperación económica sólida, inclusiva y sostenible.

El G20 culminará con la Cumbre de Líderes, que se celebrará en Roma los días 30 y 31 de octubre. La Presidencia italiana y la Comisión Europea también organizaron conjuntamente la Cumbre Global de Salud, celebrada el 21 de mayo, al más alto nivel, que nos permitió dar respuesta a los grandes retos vinculados a la crisis sanitaria.

Cumbres, reuniones ministeriales y eventos especiales

Numerosos eventos tendrán lugar a lo largo del año de la Presidencia italiana, desde reuniones institucionales (reuniones ministeriales y Cumbre final) hasta eventos especiales dedicados a los principales temas de la agenda global, como la salud, la sostenibilidad ambiental, la investigación y la innovación, empoderamiento de las mujeres y lucha contra la corrupción.

La intensa agenda abarcará gran parte del país, destacando muchas de las extraordinarias realidades esparcidas por todo su territorio.

Los detalles de las reuniones institucionales se pueden encontrar en el mapa interactivo. Se dedicará un calendario específico a los eventos especiales.

Cumbre de Roma

La Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G20 se celebrará en Roma el 30 y 31 de octubre, 2021. Los participantes serán los miembros del G20, algunos países invitados y representantes de algunas de las principales organizaciones internacionales y regionales.
Tradicionalmente, se invita a los ministros de Economía y Finanzas a asistir al evento.
La Cumbre estará presidida por el presidente del Consejo de Ministros.

Turismo

Las Reuniones Ministeriales de Turismo se llevaron a cabo el 4 de mayo en VTC.
Fue presidido por el ministro Massimo Garavaglia.

Trabajo y educación

Las Reuniones Ministeriales de Trabajo y Educación se celebrarán en Catania el 22 y 23 de junio, con una fórmula "consecutiva" y un segmento conjunto.
Estarán presididos, respectivamente, por la ministra de Trabajo y Políticas Sociales Andrea Orlando y el ministro de Educación Patrizio Bianchi.

Relaciones Exteriores y Desarrollo

La Reunión Ministerial de Asuntos Exteriores se celebrará en Matera el 29 de junio. También se llevará a cabo una sesión conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores y de Desarrollo durante el mismo día.
Ambas reuniones estarán presididas por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Luigi di Maio.
El mismo día seguirá una sesión ad hoc sobre desarrollo.
Los Ministros de Desarrollo tendrán una sesión ad hoc en Brindisi el 30 de junio.

Evento Ministerial

Un evento ministerial sobre asistencia humanitaria tendrá lugar en Brindisi el 30 de junio, coorganizado con el Programa Mundial de Alimentos.

Economía y Finanzas

La Reunión Ministerial de Economía y Finanzas se celebrará en Venecia el día 9 y 10 de julio.
Estará presidido por el ministro de Economía y Finanzas, Daniele Franco, y el gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco.

Medio Ambiente, Clima y Energía

La Reunión Ministerial de Medio Ambiente, Clima y Energía se celebrará en Nápoles el 22 y 23 de julio.
Estará presidido por el ministro de Transición Ecológica, Roberto Cingolani.

Cultura

Las Reuniones Ministeriales de Cultura se celebrarán en Roma el 29 y 30 de julio.
Estará presidido por el ministro Dario Franceschini.

Innovación e Investigación

Las Reuniones Ministeriales de Innovación e Investigación se celebrarán en Trieste el 5 y 6 de agosto, con una fórmula "consecutiva" y un segmento conjunto.
La Ministerial de Innovación estará copresidida por el ministro de Desarrollo Económico, Giancarlo Giorgetti, y el ministro de Innovación Tecnológica y Transición Digital, Vittorio Colao. La Ministerial de Investigación estará presidida por la ministra de Universidad e Investigación Cristina Messa.

Salud

La Reunión Ministerial de Salud se celebrará en Roma el día 5 y 6 de septiembre.
Estará presidido por el ministro de Salud, Roberto Speranza.

Agricultura

La Reunión Ministerial de Agricultura se celebrará en Florencia el 17 y 18 de septiembre.
Estará presidido por el ministro de Agricultura, Stefano Patuanelli.

El 16 de abril habrá un Foro Abierto sobre Agricultura Sostenible en el que también participarán países no G20, OOII, sociedad civil y agricultores. Durante el Foro Abierto, tendrá lugar la Ceremonia de Premiación para los ganadores del Premio Internacional de Agricultura Sostenible, financiado por la Presidencia italiana del G20.

Comercio

La Reunión Ministerial de Comercio se llevará a cabo en Sorrento el 12 de octubre.
Estará presidido por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Luigi Di Maio.


USS Enterprise CV-6 El barco más decorado de la Segunda Guerra Mundial

En la noche del 22 de enero de 1944, bajo la atenta mirada del Subsecretario de Marina James Forrestal y el Almirante de Flota Chester Nimitz, una enorme fuerza de ataque, designada Task Force 58, salió lentamente de Pearl Harbor y puso rumbo suroeste hacia las Islas Marshall. Dividida en cuatro grupos de tareas, cualquiera de los cuales podría haber aplastado a las fuerzas japonesas en las Islas Salomón del Este o Santa Cruz, la "gran flota azul" no regresaría a Pearl Harbor hasta el final de la guerra.

En ambos lados del Pacífico, se entendió que 1944 marcó el año en que se ganaría o perdería la guerra. En ambos lados del Pacífico, los planes de guerra desarrollados décadas antes se refinaron y luego se actuaron con muy diversos grados de éxito.

El Plan de guerra estadounidense Orange, que requería que la flota se abriera camino a través del Pacífico para aliviar a las Filipinas en caso de un ataque japonés, se hizo realidad en 1944. Pero el plan tuvo un nuevo giro. En lugar de un solo impulso a través del Pacífico central, 1944 fue testigo de dos ofensivas simultáneas: una comandada por el general Douglas MacArthur desde el sur, la otra dirigida por los almirantes Spruance y Mitscher a través de las islas Marshall y Marianas. Ambas unidades convergieron en Filipinas en octubre.

De manera similar, el plan japonés de antes de la guerra, de llevar la flota enemiga a las aguas nacionales japonesas, para ser destruida en una sola batalla decisiva, influyó en su estrategia naval en 1944. Pero mientras que el plan de guerra estadounidense condujo a avances increíbles, saltos de 1000 millas a la vez, el plan japonés resultó en la destrucción total de las fuerzas navales de Japón.


Aunque ofensivo para los estadounidenses de hoy, este cartel capturó la furia y la determinación del país en el apogeo de la Segunda Guerra Mundial.

Como un atleta en la cima de su condición, Empresa estuvo incansablemente en acción durante todo el año. En enero, hizo una incursión en Taroa, en las islas Marshall, y luego navegó hacia el norte para atacar el atolón de Kwajalein en preparación para su ocupación. En febrero, lanzó incursión tras incursión contra Truk, la temida fortaleza del Pacífico central de Japón, rompiendo su propio récord de tonelaje de bombas lanzadas en un solo día y lanzando el primer bombardeo nocturno en la historia de la guerra naval.

En marzo, cubrió los desembarcos de Emirau (uno de los pocos aterrizajes fáciles de la guerra), luego navegó 1,100 millas al oeste de Truk para bombardear a los defensores japoneses del atolón de Palau, incluido Peleliu. En abril, el Big E atacó Woleai, navegó hasta el atolón de Majuro para descansar un poco y luego se dirigió al sur para cubrir los desembarcos de MacArthur en Hollandia, en la costa noroeste de Nueva Guinea. Después de los aterrizajes, una vez más atacó a Truk y luego regresó a Majuro.

Empresa permaneció en Majuro durante la mayor parte de mayo, luego, el 6 de junio, partió con la Task Force 58 al norte de las Islas Marianas. En una demostración de poderío militar e industrial nunca antes vista o desde entonces, Estados Unidos apoyó con fuerza dos ofensivas masivas en lados opuestos del mundo. Frente a las playas de Normandía, Estados Unidos, Canadá e Inglaterra acumularon una fuerza de invasión de 4.000 buques, 110.000 vehículos y casi tres cuartos de millón de hombres, y luego penetraron el Muro Atlántico el día D: 6 de junio de 1944. Simultáneamente, en el Pacífico, una flota de 535 barcos y 127.000 soldados e infantes de marina se abalanzaron sobre Guam, Saipan y Tinian: los principales vínculos de la línea defensiva interna de Japón.

A principios de junio, Empresa y los otros portaaviones rápidos golpearon aviones japoneses y aeródromos en las Marianas, y luego en las propias playas de desembarco, en preparación para la invasión lanzada el 15 de junio.

Unos días después, en la última gran batalla de portaaviones de la guerra, probablemente la última en la historia, Mitscher y Spruance se enfrentaron al almirante japonés Jisaburo Ozawa en la Batalla del Mar de Filipinas y destruyeron el poder aéreo naval de Japón para siempre. Merodeando por las Marianas hasta el 5 de julio, Empresa giró hacia el este hacia Pearl Harbor para su reparación y para subir a bordo de un nuevo grupo aéreo: Air Group 20.

A finales de agosto, volvió a la acción frente a las islas Bonin, luego Yap, Ulithi, Peleliu y Palau. Después de apoyar la invasión de Peleliu en septiembre, atacó Filipinas y Formosa, antes de participar en la batalla naval más grande de la historia: el golfo de Leyte.

Por otro mes Empresa y la Task Force 38 (rebautizada de Task Force 58 cuando Halsey relevó a Spruance después de las invasiones de las Marianas) vagaron por las Filipinas, atacando los aeródromos japoneses y el transporte marítimo, antes de regresar finalmente a Pearl Harbor el 6 de diciembre.

Cuando Empresa se destacó de Oahu en la víspera de Navidad de 1944, había sido re-designada CV (N) -6. La & quotN & quot significaba & quotNight & quot. Empresa fue el primer portaaviones al que se le ordenó participar en la guerra las veinticuatro horas del día, y fue capaz de hacerlo. Por la noche, sus aviones volarían patrullas aéreas de combate y lanzarían ataques contra el enemigo durante el día, su cubierta de vuelo estaba lista para recibir aviones y pilotos demasiado maltrechos para regresar a sus portaaviones de origen, para volar misiones CAP durante el ataque enemigo y para proporcionar dirección de combate para la flota.

Para un marinero en Empresa En los últimos días de 1944, estaba claro que los Aliados habían hecho grandes avances durante el año anterior: que la escritura estaba en la pared para Alemania y Japón. Lo que no podía saber era que el próximo año vería los combates más feroces y las mayores bajas de todo el conflicto del Pacífico. Tampoco podía saber que 1945 sería el año en que Empresa finalmente sería sacado por la fuerza de la guerra.


Historia olvidada: el motín racial de 1943 en Detroit estalló hoy hace 75 años

El año pasado, Detroit abundaba en recuerdos de la ciudad durante el tumultuoso verano de 1967. Llámelo "el motín" o "la rebelión" como prefiera, pero debe estar de acuerdo en que el evento fue analizado como nunca antes, el tema de una oleada de artículos, libros, mesas redondas, visitas guiadas, exposiciones de museos, incluso una auténtica película de Hollywood. La retrospectiva a veces sondeó los límites del buen gusto, a veces sintiéndose como un evento de gala. Pero lo mejor de eso nos invitó a mirar más allá de algunas de las narrativas tradicionales sobre “los disturbios” y ver las cosas desde otro punto de vista.

Esos mitos claramente todavía cobran gran importancia en el área metropolitana de Detroit, donde muchos todavía creen que el vuelo blanco de la ciudad comenzó oficialmente en 9125 12th Street el 23 de julio de 1967. La mirada retrospectiva del año pasado dio a muchas personas la oportunidad de desafiar esa mitología, exponiendo los hechos condiciones que llevaron inexorablemente al desorden: pobreza absoluta, discriminación y brutalidad policial. Los presentadores se cuidaron de explicar que no es necesario estar de acuerdo con el incendio provocado o el saqueo para comprender qué avivó la ira que inspiró tales actos. Y si el esfuerzo de un año fue capaz de disipar uno o dos mitos en nuestra metrópolis profundamente dividida, deberíamos estar agradecidos de que la ocasión se haya aprovechado de manera tan reflexiva y fructífera.

Hoy, sin embargo, cuando cumplimos 75 años desde el motín racial en Detroit de 1943, nos preguntamos si tal vez podríamos haber dedicado un poco más de energía este año a recordar ese episodio. En cierto modo, es la misma vieja historia que has escuchado miles de veces antes. Tiene lugar mientras el país está en guerra. Los disturbios en Detroit llevan a los funcionarios locales a solicitar una intervención militar. El presidente declara que Detroit está bajo la ley marcial y vehículos militares recorren las calles de la ciudad en una ocupación que dura semanas.

Pero la guerra fue contra las potencias del Eje, el presidente era FDR y la mayoría de los alborotadores eran blancos.

Relacionado El verano del 43

En ese entonces, Detroit era el Arsenal de la Democracia, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, con casi 2 millones de personas de todo el mundo apiñadas cara a cara en una ciudad diseñada para una población mucho más pequeña. Gracias al reclutamiento militar, las fábricas, que se habían convertido en tanques, bombas y armamento, tenían un apetito insaciable por los trabajadores. Afortunadamente, la gente llegó desde el sur en busca de prosperidad, aunque para su consternación descubrieron que Detroit era una ciudad abarrotada que enfrentaba una grave escasez de viviendas. Fue lo peor de todo para los recién llegados negros: dada la rígida segregación de Detroit, el lado este negro de Detroit ya estaba superpoblado. Esos límites raciales se doblegarían y, a veces, estallaron cuando se estima que entre 40.000 y 50.000 negros sureños llegaron en los 41 meses anteriores a junio de 1943.

La ansiedad y las esperanzas corrían por todo Detroit. Si muchos habitantes negros de Detroit parecían más militantes a principios de la década de 1940, es porque lo eran. Muchos de ellos tomaron la propaganda de la guerra en su palabra, adoptando una campaña de victoria de "Doble V" contra el fascismo en el extranjero y contra el racismo en casa. Tuvieron defensores en la NAACP, incluido el futuro juez de la Corte Suprema Thurgood Marshall, quien investigó casos de discriminación o incidentes de brutalidad policial, que abundaban en Detroit. El movimiento por los derechos civiles, considerado con mayor frecuencia un fenómeno de la década de 1950, tuvo una ventaja en Motown.

Entre los reaccionarios blancos de Detroit, se había instalado una especie de pánico, ya que acababan de ver a los sindicatos interraciales ganar una guerra de cinco años con los fabricantes de automóviles de Detroit. La ansiedad por la integración a menudo llevó a los trabajadores blancos y a los propietarios de viviendas a los brazos de los demagogos. No ayudó que Detroit hubiera sido durante mucho tiempo un campo de reclutamiento para el Ku Klux Klan y la Legión Negra, menos conocida. O que los oyentes de la radio sintonizaron para escuchar las transmisiones antisemitas del padre Charles Coughlin de Royal Oak, o los sermones al estilo de las tiendas de campaña del fundamentalista sureño J. Frank Norris. Y menos aún, muchos de los recién llegados eran campesinos sureños que siempre habían visto la supremacía blanca como 100 por ciento americanismo.

Este conflicto latente estalló en cientos de focos de tensión en todo el área metropolitana de Detroit, desde peleas individuales en tranvías hasta huelgas de odio masivas cuando se promovió a trabajadores negros, o incluso disturbios a pequeña escala, como cuando los residentes negros se mudaron a los proyectos de viviendas Sojourner Truth en 1942. En La verdad, el motín de Detroit fue sólo uno de una serie de disturbios que se extendieron por todo el país en 1943, desde Nueva York hasta Los Ángeles. Pero era el peor de todos, y el que más se había predicho.

El motín comenzó en Belle Isle un caluroso domingo de verano. Decenas de miles de habitantes de Detroit, blancos y negros, habían buscado alivio de las temperaturas que, a media tarde, se habían disparado a 91 grados. Cuando el sol comenzó a ponerse y las multitudes se atascaron en el puente de Belle Isle que se dirigía a casa, estalló una pelea entre blancos y negros. Pronto, cientos de marineros blancos corrieron para unirse a él desde la armería naval cercana, desencadenando una pelea que pronto se extendió por Gabriel Richard Park. La policía tardó varias horas en restablecer el orden.

Pero la agitación de la noche volvería a estallar casi de inmediato, impulsada por perniciosos rumores difundidos por provocadores por toda la ciudad. Los blancos se enteraron de que los negros habían matado a marineros blancos o habían atacado a una mujer blanca. En un club nocturno lleno de gente, un informe de que los blancos habían golpeado a una mujer negra y arrojado a su bebé por el puente causó un caos. Las noticias falsas hicieron su trabajo sucio rápidamente. En las primeras horas de la mañana, en el lado este completamente negro, las turbas destrozaban los escaparates y atacaban a los desventurados automovilistas blancos. En Woodward Avenue, jóvenes blancos abordaron y atacaron a los clientes negros que salían de los cines de la ciudad abiertos toda la noche.

El Departamento de Policía de Detroit entró en acción. Envió docenas de automóviles, cruceros y vagones al lado este para una juerga de castigo colectivo de casi 24 horas. Crónica de Michigan El editor Louis E. Martin conjeturó sombríamente que el plan antidisturbios del departamento era que “la policía se adentrara en el área ocupada por negros, desarmara a los residentes y luego procediera a superar a la Gestapo en asesinatos y brutalidades”. Gritando epítetos raciales, golpeando a peatones inocentes ... incluido al menos un hombre de uniforme: la policía no solo disparaba a los negros por la espalda, sino que rociaban edificios enteros con disparos automáticos. Después de una golpiza policial, una víctima negra pidió que la llevaran a un hospital. “Los negros no necesitan médicos, ”Le dijo el policía.

Mientras tanto, en Woodward Avenue y el centro de la ciudad, la mayoría de la policía hizo un guiño a la creciente multitud de merodeadores blancos, que por la mañana se habían graduado para atacar a los negros desprevenidos que se aventuraban en la calle principal compartida de la ciudad. Hacia el mediodía estaban sacando a unos desconocidos negros de los tranvías y dejándolos inconscientes. Los conductores negros fueron arrebatados de sus autos por turbas blancas, sus autos volteados y quemados en medio de la calle.

  • Uso de la imagen por cortesía de Walter P. Reuther Library, Archives of Labor and Urban Affairs, Wayne State University
  • Los bomberos de Detroit responden a un incendio de automóvil en Woodward Avenue.

Algunos policías fueron lo suficientemente decentes e hicieron lo que pudieron para sofocar la violencia blanca y proteger a los negros de Detroit. Y muchos habitantes de Detroit, blancos y negros, se arriesgaron a meterse en la violencia a través de la línea de color para rescatar a las víctimas de una muerte segura. Pero no había suficientes para evitar que la situación se saliera de control.

Los funcionarios municipales y estatales fueron de poca ayuda. El alcalde playboy de Detroit, Edward J. Jeffries Jr., desperdició gran parte del día en las salas de reuniones, ya sea divagando sobre si llamar al ejército de los EE. UU. O, junto con el gobernador Harry Kelly, tratando de elaborar una "ley marcial modificada" que no reemplazaría las funciones de la ciudad y el estado. Estas conversaciones continuaron toda la tarde, hasta la noche, hasta casi el anochecer, incluso cuando fueron interrumpidas por turbas blancas que arrasaban la calle de abajo.

Al anochecer, esas multitudes eran de 10,000 personas, con algunos de los peores episodios de violencia entre Mack y el centro de la ciudad. Ahí es donde las multitudes fueron lo suficientemente audaces como para comenzar a desafiar lo único que la policía de Detroit creía que valía la pena defender: la línea de color en John R. Street. Grandes masas de gente se desparramaron arriba y abajo de John R, hinchándose alrededor de Watson Street y Edmund Place. A pesar de todo, la policía no utilizó nada más fuerte que gas lacrimógeno contra la multitud. Pero cuando los negros se reunieron detrás de ellos desafiando a los alborotadores blancos, la policía se volvió y les disparó.

Rechazada por la policía, la multitud empujó a John R. Un testigo dijo que un oficial de policía los condujo por Brush Street, más cerca del corazón del distrito de negocios negros del centro de Detroit. En Adelaide Street, incendiaron una casa. En Vernor Highway, arrojaron ladrillos a casas de apartamentos negros y gritaron epítetos. Justo al final de la cuadra, la policía intercambió disparos con un atacante negro afuera del Vernor Highway Hotel. Fue entonces cuando las fuerzas del orden se concentraron en la esquina de Brush y Vernor enfocaron sus focos en el hotel, le dispararon gas lacrimógeno y rociaron el edificio con 1,000 rondas de municiones. Luego, la policía despejó el edificio y robó dinero en efectivo, licor y otros objetos de valor de los residentes mientras estaban detenidos en la acera.

As the violence reached this climax, the mayor and governor had finally found conditions agreeable to a declaration of martial law, and the U.S. Army arrived and largely ended the bloodshed by calmly but firmly pushing white and black rioters off main roads without firing a shot. By 11 p.m., Woodward Avenue had been cleared at bayonet-point, and the city was restored to relative order by 2 a.m.

The riot had raged for almost 24 hours, claiming millions of dollars in damages, hundreds injured, and 34 dead – as well as 1 million man-hours of lost industrial production. But it took its most brutal toll on black Detroiters. Not only did white gangsters probe their neighborhood from both sides all day long, the city's police treated it as a free-fire zone. Of 25 blacks killed, 18 were shot by police, many in the back while fleeing, or for making an insulting remark – or for nothing at all. Police arrested more than four times as many blacks as whites, though blacks were just 10 percent of the population.

When confronted with demands for an independent grand jury to investigate the riot, Detroit's white leadership, conservative and liberal, closed ranks. The blame for the riot lay, they said, with aggressive black leaders and the troublemakers at the NAACP.

Detroit Police Commissioner John H. Witherspoon said it only made sense that police arrested so many blacks, since he said they were responsible for 71 percent of the crime in the city. “If the NAACP would devote the same amount of time to educating its people to be good citizens and respect the law as they devote to alleged charges of discrimination and police brutality," he said, "they would be a helpful organization instead of a detrimental one.”

This consensus satisfied anxious white homeowners, the police, and helped win Mayor Jeffries another term, freezing out the candidate supported by labor and black leaders. Meanwhile, police repeatedly failed to apprehend many of the white rioters caught in the act by newspaper photographers.

  • Unidentified clipping, 1943 riot folder, Burton Collection, Detroit Public Library
  • White rioters swagger over their black victims in front of a gas station at Erskine and Woodward in this newspaper photograph.

Yes, it appeared that many things were up for grabs in wartime Detroit, but the color line wasn't going to be one of them. The outcome cemented race relations in Detroit for another generation. Members of Detroit City Council would speak approvingly of segregation into the 1960s. The outcome also meant no reformers would tamper with the Detroit Police Department whose officers had conducted themselves like gangsters.

The aftermath also dealt a serious blow to black hopes for interracial fellowship. It's no coincidence that, after the race riot, black nationalism in Detroit enjoyed a resurgence that lasted into the 1960s. Michigan Chronicle editor Louis E. Martin diagnosed the situation in the riot's wake, writing: “We better be frank about this. The race riot and all that have gone before have made my people more nationalistic and more chauvinistic and anti-white than they ever were before. Even those of us who were half-liberal and were willing to believe in the possibilities of improving race relations have begun to doubt – and worse, they have given up hope.”

The feeling of settling in for a long and unfair peace seemed to motivate one Detroiter who wrote to Mayor Jeffries, “The thing that amazes me is why the Detroit Police was so quick on the trigger in the colored neighborhood and was so dumb and helpless when Negroes' cars were being burned out from under them. … I once was proud of the city officers but from now on I'm teaching my kids their real purposes toward our race. I think some of them are rotten through and through. . "

It would be easy to merely suggest that the 1943 riot planted the seeds of what happened in 1967. In fact, the narrative of post-1967 Detroit – that Detroit finally elected a mayor who could reform the mostly white police force and make it more representative of the city – offers a tempting fable of good old American redemption.

But there's something about the 1943 riot that, in all its ugliness, is profoundly American. Yes, it's short on redemption, and it embodies the worst of who we are. It casts members of the Greatest Generation as the villains of the story. It complicates the mythology of World War II as an unblemished fight against white supremacy. It amply illustrates longstanding and often dismissed fears of police brutality among African Americans. And it offers an exceptionally revealing look at white violence in the American Midwest, especially among police.

Yet that's precisely why it should be remembered. As a sage once said, “Those who do not learn history are doomed to repeat it.”

Given how few know what happened 75 years ago today, that's a terrifying prospect.

Michael Jackman is working on a book about the 1943 Detroit race riot.

Stay on top of Detroit news and views. Sign up for our weekly issue newsletter delivered each Wednesday.

We welcome readers to submit letters regarding articles and content in Detroit Metro Times. Letters should be a minimum of 150 words, refer to content that has appeared on Detroit Metro Times, and must include the writer's full name, address, and phone number for verification purposes. No attachments will be considered. Writers of letters selected for publication will be notified via email. Letters may be edited and shortened for space.

Support Local Journalism.
Join the Detroit Metro Times Press Club

Local journalism is information. Information is power. And we believe todo el mundo deserves access to accurate independent coverage of their community and state. Our readers helped us continue this coverage in 2020, and we are so grateful for the support.

Help us keep this coverage going in 2021. Whether it's a one-time acknowledgement of this article or an ongoing membership pledge, your support goes to local-based reporting from our small but mighty team.


Detroit Race Riot (1943)

The Detroit Riot of 1943 lasted only about 24 hours from 10:30 on June 20 to 11:00 p.m. on June 21 nonetheless it was considered one of the worst riots during the World War II era. Several contributing factors revolved around police brutality, and the sudden influx of black migrants from the south into the city, lured by the promise of jobs in defense plants. The migrants faced an acute housing shortage which many thought would be reduced by the construction of public housing. However the construction of public housing for blacks in predominately white neighborhoods often created racial tension.

The Sojourner Truth Homes Riot in 1942, for example, began when whites were enraged by the opening of that project in their neighborhood. Mobs attempted to keep the black residents from moving into their new homes. That confrontation laid the foundation for the much larger riot one year later.

On June 20, a warm Saturday evening, a fist fight broke out between a black man and a white man at the sprawling Belle Isle Amusement Park in the Detroit River. The brawl eventually grew into a confrontation between groups of blacks and whites, and then spilled into the city. Stores were looted, and buildings were burned in the riot, most of which were located in a black neighborhood. The riot took place in an area of roughly two miles in and around Paradise Valley, one of the oldest and poorest neighborhoods in Detroit, Michigan.

As the violence escalated, both blacks and whites engaged in violence. Blacks dragged whites out of cars and looted white-owned stores in Paradise Valley while whites overturned and burned black-owned vehicles and attacked African Americans on streetcars along Woodward Avenue and other major streets. The Detroit police did little in the rioting, often siding with the white rioters in the violence.

The violence ended only after President Franklin Roosevelt, at the request of Detroit Mayor Edward Jeffries, Jr., ordered 6,000 federal troops into the city. Twenty-five blacks and nine whites were killed in the violence. Of the 25 African Americans who died, 17 were killed by the police. The police claimed that these shootings were justified since the victims were engaged in looting stores on Hastings Street. Of the nine whites who died, none were killed by the police. The city suffered an estimated $2 million in property damages.


The Mufti and the Führer

In 1941, Haj Amin al-Husseini fled to Germany and met with Adolf Hitler, Heinrich Himmler, Joachim Von Ribbentrop and other Nazi leaders. He wanted to persuade them to extend the Nazis&rsquo anti-Jewish program to the Arab world.

The Mufti sent Hitler 15 drafts of declarations he wanted Germany and Italy to make concerning the Middle East. One called on the two countries to declare the illegality of the Jewish home in Palestine. Furthermore, &ldquothey accord to Palestine and to other Arab countries the right to solve the problem of the Jewish elements in Palestine and other Arab countries, in accordance with the interest of the Arabs and, by the same method, that the question is now being settled in the Axis countries.&rdquo 1

On November 28, 1941, the Mufti met with Hitler, who told him the Jews were his foremost enemy. The Nazi dictator rebuffed the Mufti&rsquos requests for a declaration in support of the Arabs, however, telling him the time was not right. The Mufti offered Hitler his &ldquothanks for the sympathy which he had always shown for the Arab and especially Palestinian cause, and to which he had given clear expression in his public speeches. The Arabs were Germany&rsquos natural friends because they had the same enemies as had Germany, namely. the Jews. &rdquo Hitler replied:

Germany stood for uncompromising war against the Jews. That naturally included active opposition to the Jewish national home in Palestine. Germany would furnish positive and practical aid to the Arabs involved in the same struggle. Germany&rsquos objective [is]. solely the destruction of the Jewish element residing in the Arab sphere. In that hour the Mufti would be the most authoritative spokesman for the Arab world. The Mufti thanked Hitler profusely. 2

Two German historians say that Hitler had a plan to extend the Holocaust to the Middle East and had forged an alliance with Arab nationalists. This is perhaps why Hitler met with the Mufti and provided him a budget of 750,000 Reichsmark per month to foment a jihad in Palestine. The alliance did not alter Hitler&rsquos racist views toward Arabs reflected in his refusal to shake the Mufti&rsquos hand or drink coffee with him. 3

In 1945, Yugoslavia sought to indict the Mufti as a war criminal for his role in recruiting 20,000 Muslim volunteers for the SS, who participated in the killing of Jews in Croatia and Hungary. He escaped from French detention in 1946, however, and continued his fight against the Jews from Cairo and later Beirut. He died in 1974.

A document attesting to the connection between Nazi Germany and the Mufti was released in March 2017. In the letter published by the National Library of Israel Archives, SS Chief Heinrich Himmler heaps praise upon Mufti al-Husseini, stating that the Nazi leadership has been closely following the battle of freedom-seeking Arabs - and especially in Palestine - against the Jewish invaders. Himmler ends the letter by bidding the Mufti warm wishes for the continuation of your battle until the big victory. This letter was delivered in the Fall of 1943, two years after the Mufti's famous meeting with Adolf Hitler. 4

Fuentes:
1 &ldquoGrand Mufti Plotted To Do Away With All Jews In Mideast,&rdquo Response, (Fall 1991), pp. 2-3.
2 Record of the Conversation Between the Fuhrer and the Grand Mufti of Jerusalem on November 28, 1941, in the Presence of Reich Foreign Minister and Minister Grobba in Berlin, Documents on German Foreign Policy, 1918-1945, Series D, Vol. XIII, London, 1964, p. 881ff in Walter Lacquer and Barry Rubin, The Israel-Arab Reader, (NY: Facts on File, 1984), pp. 79-84.
3 Von Jan Friedman, &ldquoNew Research Taints Image of Desert Fox Rommel,&rdquo Der Spiegel, (May 23, 2007).
4 Letter written to Grand Mufti from Himmler uncovered, YNet News, (March 30, 2017)

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


The rise of user-generated content

In a bid to build trust and get consumers on side, brands are partnering up with the people they want to purchase from them.

Essentially, consumers have become a part of advertising, rather than a passive onlooker.

The lines between who “needs” who is more blurred than ever, as brands focus more on creating a community and getting consumers on board to help sell their products (which is why companies value sites like TripAdvisor so much).

Take GoPro, for example, a hugely popular brand that regularly pumps out user-generated content for its consumers. Instead of creating ads that simply shout “buy our awesome product”, they let their customers do the talking.

And then there’s Polaroid, a company that promotes user-generated content using TINT on their website rather than ads. They encourage consumers to get involved by asking them to carry out tasks, like “snap a photo with the new Taylor Swift album for a chance to win the Polaroid 22300 camera”.

The need for loyal followers over one-time buyers

Which brings me onto the final biggest change.

Because brands are increasingly becoming aware that people trust other people, not brands (we’re all getting wise to that trick), they’re shifting their focus from one-time buyers to creating a loyal following.

¿Por qué? Because a loyal following sells products all by itself. A group of raving fans is one of the best advertising tools a company can have – they will shout from the rooftops about a product without any pushing.

Take Patagonia clothing, for example. Their most famous ad does something that would have been completely bizarre back in the Marlboro Man days. They actively encourage their buyers to send back their clothing to get it fixed, rather than buy a brand new item

Surely this lowers sales? Actually, it serves two very clever purposes.

Firstly, it creates a loyal audience because their primary aim is to make sure their customers are happy – not selling more products.

Think about it logically: if a brand is encouraging you to send back a product if it’s broken, you’re more likely to think it won’t break, because why the heck would they promise to do that if they’re selling a shoddy product?

With evidence clearly showing that audiences are doing everything in they can to avoid the dreaded ad, it’s obvious that they have more power in what they do and don’t choose to buy into.

The history of advertising has taken it from the etchings of ancient Egypt, through the emergence of the printing press, through the golden age of cheesy infomercials and character-led sales pitches, to today, where ads are quickly being replaced by organic ways to build trust and community.

Marlboro Man might have been the man of the moment in the 1960s, but what impact would he have now in a time where delivering solutions comes way, way above the sell, sell, sell mentality?

Would he fare well with audiences that favor knowledge and authenticity? Who knows: that would be down to the consumer to decide.

User-Generated Content is the future of advertising. Learn more about how TINT can support your marketing efforts with beautiful, authentic content created by your users. Request a demo with our UGC experts.


Ver el vídeo: DIE DEUTSCHE WOCHENSCHAU, NO. 699, 1944 (Octubre 2021).