Podcasts de historia

Trasteros del Palacio de Knossos

Trasteros del Palacio de Knossos


El Palacio de Minos en Knossos

El Palacio de Minos en Knossos es uno de los sitios arqueológicos más famosos del mundo. Ubicado en Kephala Hill en la isla de Creta en el Mar Mediterráneo frente a la costa de Grecia, el palacio de Knossos fue el centro político, social y cultural de la cultura minoica durante la Edad del Bronce Temprano y Medio. Fundada al menos en el año 2400 a. C., su poder se redujo en gran medida, pero no se disipó por completo, por la erupción de Santorini alrededor de 1625 a. C.

Lo que quizás sea más importante, quizás, es que las ruinas del Palacio de Knossos son el corazón cultural de los mitos griegos Teseo luchando contra el Minotauro, Ariadna y su ovillo de cuerda, Dédalo el arquitecto y el condenado Ícaro de las alas de cera, todos informados por fuentes griegas y romanas. pero es casi seguro que mucho más viejo. La representación más antigua de Teseo luchando contra el minotauro está ilustrada en un ánfora de la isla griega de Tinos fechada 670-660 a. C.


Trasteros del Palacio de Knossos - Historia

El célebre palacio de Knossos, el monumento minoico más magnífico, residencia del mítico rey Minos, fue durante unos trescientos años, desde 1650 a. C. hasta 1350 a. C., el principal centro de poder en Creta. Su historia es aún más larga y su arquitectura tan compleja como sus funciones. El palacio fue construido a principios del segundo milenio y destruido doscientos años después, al final del período Paleopalacial. Fue reconstruido en una forma más espléndida, sufrió nuevos desastres y reparaciones y finalmente fue destruido por un incendio en 1350 a. C. Durante los últimos cien años de su vida, fue la sede de la dinastía micénica que había sucedido a los reyes minoicos después del desastre a gran escala en Creta en 1450 a. C. y el colapso del sistema de palacios minoicos.
Construido con materiales suntuosos, sobre la base de un diseño arquitectónico intrincado y coherente, utilizando técnicas de construcción muy avanzadas y con un impresionante sistema de suministro de agua y alcantarillado, el palacio de Knossos, el doble de tamaño (aproximadamente 22.000 metros cuadrados y 1.400 habitaciones ) de los otros dos grandes palacios en Festos y Malia, es el símbolo monumental de la civilización minoica. Los pasillos laberínticos y la famosa Gran Escalera unían las múltiples áreas de edificios de tres a cinco pisos de altura que se situaban alrededor del Tribunal Central.
El ala oeste albergaba las actividades religiosas y de culto en el ala este eran los apartamentos reales. El palacio contenía grandes almacenes en los que había enormes tinajas de almacenamiento (pitharia) y varios talleres. El Propileo Sur y la Entrada Norte fueron fortificados por bastiones con columnas. Los eventos públicos se llevaron a cabo en el llamado Teatro con Royal Road y los Tribunales al aire libre. El Salón del Trono, con sus pinturas murales y el tanque de purificación subterráneo contiguo (o "Cuenca Lustral"), era el lugar más oficial para las actividades religiosas, donde se encontraba el famoso "Trono de Minos". el trono de alabastro en el que, según Arthur Evans, el arqueólogo que excavó Knossos, se sentó el "Rey - Sacerdote", el líder secular y religioso, y jefe de los altos funcionarios que estaban sentados en los bancos que rodeaban el trono.
Muchas de las exhibiciones excepcionales en el Museo de Herakleion provienen de la excavación del palacio y las grandes estructuras que lo rodean, incluidas algunas de sus obras más famosas, símbolos de la civilización minoica, como las Diosas Serpiente y otros hallazgos de los Tesoros Sagrados, el ritón en forma de cabeza de toro, el toro saltador de marfil, el mural en relieve del "Príncipe con los lirios", el mural del toro saltando, entre otros.
La arquitectura de los palacios minoicos era magnífica. A primera vista, parece que la improvisación estaba a la orden del día y que una zona se une a otra, aparentemente al azar, que todo se ordena simplemente alrededor de un patio central y que todas las estructuras se elevan desde distintos niveles. Esto es lo que ve el observador casual, pero una mirada más cercana es suficiente para revelar la existencia de un plan coherente. El ingenioso diseño y la perfecta organización del espacio permitieron a los constructores encontrar una maravillosa solución a los problemas de luz, aire y drenaje de los grandes palacios, problemas que aún hoy presentan dificultades.

Trasteros del Palacio de Knossos - Historia

En 1878, excavaciones menores en el sitio de Kefala Hill (el sitio del Palacio de Knossos) en Creta realizadas por un hombre llamado Minos Kalokairinos de la cercana ciudad de Heraklion, habían desenterrado algunos fragmentos de cerámica y una tablilla de arcilla con una inscripción desconocida. . Estos hallazgos llamaron la atención y el sitio fue posteriormente visitado por Heinrich Schliemann. Impresionado por lo que vio, Schliemann solicitó con éxito al gobernador turco de Creta permiso para excavar. Sin embargo, sus intentos de comprar el sitio no tuvieron éxito y en 1889 dejó el proyecto a un lado y regresó a Troya para realizar más excavaciones allí. Al año siguiente murió Schliemann.

En 1896, el arqueólogo británico Arthur Evans (más tarde, Sir Arthur Evans 1851-1941) logró adquirir la propiedad parcial del sitio de Kefala Hill con sus propios fondos. Más tarde, con la ayuda del Fondo de Exploración de Creta que había establecido, Evans pudo comprar todo el sitio que comenzaron las excavaciones el viernes 23 de marzo de 1900. Una entrada para ese día en la agenda del asistente de Evans, Duncan Mackenzie, dice: "Las excavaciones del Sr. Arthur Evans en Knossos comenzaron esta mañana a las 11:00 a. M."


Arthur Evans (1851-1941)

El interés arqueológico inicial de Evans se había centrado en las monedas y las gemas grabadas. Piedras grabadas con "jeroglíficos" ininteligibles que supuestamente provenían de Creta habían llamado su atención, y en 1894 viajó a Creta para recolectar más ejemplos. Pensó que en el sitio de Knossos, que ya había sido parcialmente desenterrado en 1878, podría descubrir más sobre los orígenes de los micénicos (recientemente "descubierto" por Heinrich Schliemann) y la historia temprana de la escritura. La excavación del palacio de Knossos, que lo ocuparía por el resto de su vida, descubrió no solo más guiones, sino también una nueva civilización.

Durante la primera temporada, la excavación descubrió aproximadamente dos acres del sitio del Palacio. El vertedero elegido para la tierra removida estaba ubicado al sur y al este del sitio. A medida que avanzaba la excavación y se hacía evidente el tamaño del palacio, más tarde se hizo necesario retirar uno de los vertederos. Finalmente se descubrió que el sitio cubría 5 1/2 acres.


Plano del Palacio de Knossos (LM)


Historia de Knossos

Knossos (ortografía alternativa Knossus, Cnossus, griego Κνωσός, pronunciado [knoˈsos]), actualmente se refiere al principal sitio arqueológico de la Edad del Bronce en Heraklion, una ciudad portuaria moderna en la costa norte central de Creta. Anteriormente, Heraklion se llamaba Candia por el nombre sarraceno del lugar, Kandaiki, que significa el foso que se construyó alrededor del entonces nuevo asentamiento para la defensa. Kandaiki se convirtió en Chandax bizantino.

El nombre, Knossos, sobrevive de las antiguas referencias griegas a la principal ciudad de Creta. La identificación de Knossos con el sitio de la Edad del Bronce está respaldada por la tradición y por las monedas romanas que se esparcieron por los campos que rodean el sitio anterior a la excavación, luego un gran montículo llamado Kephala Hill, a 85 m (279 pies) del nivel del mar actual. . Muchos de ellos estaban inscritos con Knosion o Knos en el anverso y una imagen de un Minotauro o Laberinto en el reverso, ambos símbolos derivados del mito del Rey Minos, que se supone que reinó desde Knossos. Las monedas procedían del asentamiento romano de la Colonia Julia Nobilis Cnossus, una colonia romana situada justo al norte de Kephala y que la incluye políticamente. Los romanos creían que habían colonizado Knossos. Después de la excavación, el descubrimiento de las tablillas Lineal B y el desciframiento de Linear B por Michael Ventris, la identificación fue confirmada por la referencia a un centro administrativo, ko-no-so, el griego micénico Knosos, sin duda el complejo del palacio. El palacio fue construido sobre una ciudad neolítica. Durante la Edad del Bronce, la ciudad rodeó la colina sobre la que se construyó el palacio.

El palacio fue excavado y parcialmente restaurado bajo la dirección de Arthur Evans en los primeros años del siglo XX. Su tamaño superó con creces sus expectativas originales, al igual que el descubrimiento de dos escrituras antiguas, a las que denominó Lineal A y Lineal B, para distinguir su escritura de las pictografías también presentes. A partir de las capas del palacio, Evans desarrolló de novo un concepto arqueológico de la civilización que lo utilizó, a la que llamó minoica, siguiendo la costumbre preexistente de etiquetar todos los objetos de la ubicación minoica.

El complejo del palacio es el sitio arqueológico de la Edad del Bronce más grande de Creta. Sin duda fue el centro ceremonial y político de la civilización y cultura minoica. Aparece como un laberinto de talleres, espacios habitables y almacenes cerca de una plaza central. Las restauraciones de los murales interiores y exteriores del palacio proporcionan una visión gráfica aproximada de algunos aspectos de la vida cretense en la Edad del Bronce, así como los motivos decorativos de la cerámica y las insignias de los sellos y sellados.

El palacio fue abandonado en algún momento desconocido al final de la Edad del Bronce Final, ca. 1380-1100 a. C. La ocasión no se conoce con certeza, pero generalmente se presenta uno de los muchos desastres que ocurrieron en el palacio. La población que abandonó fueron probablemente griegos micénicos, que anteriormente habían ocupado la ciudad-estado, y estaban usando Linear B como su escritura administrativa, en oposición a Linear A, la escritura administrativa anterior. La colina nunca volvió a ser un asentamiento o un sitio cívico, aunque es posible que los ocupantes ilegales la hayan utilizado durante un tiempo.

Salvo períodos de abandono, se fundaron otras ciudades en las inmediaciones, como la colonia romana, y un precedente griego helenístico. La población se trasladó a la nueva ciudad de Chandax (actual Heraklion) durante el siglo IX d.C. En el siglo XIII, se llamó Makruteikhos 'Long Wall' y los obispos de Gortyn continuaron llamándose obispos de Knossos hasta el siglo XIX. Hoy en día, el nombre se usa solo para el sitio arqueológico que ahora se encuentra en los suburbios en expansión de Heraklion.

Descubrimiento e historia moderna de las antigüedades

Además de tener una historia de algunos miles de años en el Neolítico, la Edad del Bronce y el período Clásico, las ruinas en la era de la arqueología que es, desde el siglo XIX, han pasado por una historia propia, a partir de la excavación por arqueólogos de renombre, la educación y el turismo, a la ocupación como sede de los gobiernos en guerra por el control del Mediterráneo oriental en dos guerras mundiales. La historia de este sitio debe distinguirse de la antigua.

"Príncipe de los lirios" o "Relieve del rey sacerdote", relieve de yeso al final del Corredor de las Procesiones, restaurado por Gilliéron, que Arthur Evans cree que era un rey sacerdote, con una corona con plumas de pavo real y un collar con lirios sobre él, llevando a un animal invisible al sacrificio.

En 1825, Karl Hoeck utilizó el nombre Das Minoische Kretas para el Volumen II de su obra principal, Kreta. Este es actualmente el primer uso conocido del término minoico para referirse al antiguo cretense. Arthur Evans leyó el libro, continuando con el uso del término para sus propios escritos y hallazgos. El término, sin embargo, a menudo se atribuye erróneamente a Evans, a veces por notables eruditos. Evans dijo:

"Para esta civilización temprana de Creta en su conjunto he propuesto & mdash y la sugerencia ha sido adoptada generalmente por los arqueólogos de este y otros países & mdash para aplicar el nombre 'minoico'".

Afirma haberlo aplicado, pero no haberlo ideado. Hoeck tenía en mente la Creta de la mitología. No tenía idea de que había existido la Creta arqueológica. De manera similar, "minoico" se ha utilizado desde la antigüedad como un adjetivo que significa "asociado con Minos". La afirmación de Evans de 1931 de que el término estaba "sin acuñar" antes de que su uso haya sido etiquetado como una "sugerencia descarada" por Karadimas y Momigliano. Sin embargo, la declaración de Evans se aplica a contextos arqueológicos. Dado que él fue quien descubrió la civilización, y el término no pudo haber sido usado para significarlo anteriormente, él acuñó ese significado específico.

Leyendas de Knossos

En la mitología griega, el rey Minos habitaba en un palacio en Knossos. Hizo que Dédalo construyera un laberinto en el que retener a su hijo, el Minotauro. Dédalo también construyó una pista de baile para la reina Ariadna. La palabra laberinto contiene manifiestamente la palabra labrys, el hacha doble, al menos en la etimología popular. Posteriormente fue adoptado por Arthur Evans porque parecía encajar con la arqueología de Knossos. Nunca ha sido cuestionado de manera creíble, principalmente por esa arqueología.

Así, la civilización occidental estaba predispuesta por la leyenda a asociar cualquier ruina de palacio que se encontrara en Knossos con las leyendas de Minos y el laberinto. El primer nombre del primer hombre que excavó en Knossos, Minos Kalokairinos, fue tomado de la leyenda. Hasta donde se sabe actualmente, fue Stillman quien, al ver el signo del hacha doble en las enormes paredes descubiertas en parte por Kalokairinos, asoció por primera vez el complejo con el laberinto de la leyenda. Evans estuvo de acuerdo con Stillman. El mito agitó su imaginación hasta tal punto que vio la primera habitación descubierta, la Sala del Trono, como el baño de Ariadna. Además, nombró a sus viviendas construidas posteriormente como Villa Ariadne. Como arqueólogo profesional, sabía que la probabilidad de que alguna característica del palacio se asociara con alguna parte de la leyenda era pequeña. Como Schliemann, fue lo suficientemente impresionario como para retener elementos de la leyenda.

Resulta que probablemente hubo una asociación de la palabra, cualquiera que sea su etimología, con la antigua Creta. El signo se utilizó en todo el mundo micénico como símbolo apotropaico: su presencia en un objeto evitaría que lo "mataran". Se rayaron hachas en muchas de las piedras del palacio. Aparece en la decoración de cerámica y es un motivo del Santuario de las Hachas Dobles en el palacio, así como de muchos santuarios en Creta y el Egeo. Y finalmente, aparece en Lineal B en Knossos Tablet Gg702 como da-pu2-ri-to-jo po-ti-ni-ja, que probablemente escribe en griego micénico Daburinthoio potniai, "a la dueña del Laberinto", registrando la distribución de un tarro de miel. Aún no se ha formulado una teoría creíble que reúna todas las pruebas.

Arte y arquitectura del complejo del palacio.

Las características del palacio dependen del período de tiempo. Actualmente visible es una acumulación de características durante varios siglos, la última más dominante. Por lo tanto, el palacio nunca fue exactamente como se describe hoy. Además, se ha reconstituido con materiales modernos. La costumbre comenzó en un esfuerzo por preservar el sitio de la descomposición y las lluvias torrenciales del invierno. Después de 1922, el propietario principal, Arthur Evans, tenía la intención de recrear un facsímil basado en evidencia arqueológica. El palacio no es exactamente como siempre fue, quizás en lugares ni siquiera cercanos, y sin embargo, en general, a juzgar por el trabajo realizado y el cuidado, así como por los paralelismos con otros palacios, probablemente sea un buen facsímil general. Sin embargo, las opiniones van desde las más escépticas, que ven el palacio como pura fantasía basada en la arquitectura y el art decó de los años 20, hasta las más incuestionables, que aceptan los juicios finales de Arthur Evans como más precisos. La corriente principal de opinión se encuentra en el medio.


Palacio de Knossos y Museo Arqueológico en Heraklion

Descubra el Palacio de Knossos, conocida por ser la "ciudad" más antigua de Europa. Creta fue el hogar de la antigua civilización minoica, y el palacio fue el centro de todo durante la Edad del Bronce. Visitarás las ruinas y caminarás por el Museo Arqueológico de Heraklion para admirar murales y artefactos conservados.

Al llegar a Knossos, disfrutará de un recorrido por el palacio minoico de 3.500 años de antigüedad. Mientras navega por el laberinto de cámaras reales, grandes escaleras, almacenes, talleres y el primer teatro europeo, su guía le explicará la historia y la mitología del sitio. Una historia favorita entre los visitantes es la del laberinto, el mítico Minotauro y Teseo, que mató a la bestia con la ayuda de Ariadne. También escucharás sobre el mítico Rey Minos y el monstruo Minotauro.

Después de recorrer los terrenos, diríjase al Museo Arqueológico de Heraklion, uno de los museos más importantes del mundo. Alberga arte minoico único y una colección completa de artefactos minoicos. Si el tiempo lo permite, explora Heraklion, La ciudad más grande de Creta con muchos edificios históricos, monumentos e iglesias que dan testimonio de su historia centenaria. Considere visitar el Fuente Morozini, los Logia veneciana, y Iglesia de San Tito.


Artículos relacionados

Todo es griego para mí: el misterio de dónde vinieron los minoicos resuelto

Tribu de Dan: ¿Hijos de Israel o de mercenarios griegos contratados por Egipto?

Fallo fatal en la teoría del terremoto: la ciencia revela lo que derribó los palacios micénicos

Palacio monumental desconocido reescribe la historia de la antigua Grecia

La teoría de que el volcán Thera le puso fin a los minoicos ha sido puesta en reposo hace mucho tiempo.

El volcán de Santorini no destruyó la vida en Knosses, Haaretz

Sí, hubo una erupción en el siglo XVI a. C. y había sido uno grande, rivalizado en los tiempos modernos solo por la erupción del Krakatoa.

La isla de Santorini fue evacuada y enterrada bajo metros de piedra pómez. Las costas de Creta habrían sido golpeadas por tsunamis, que también destruyeron el puerto de Knossos en esa isla. Aunque gran parte de la caída de cenizas sopló en otras direcciones, la erupción aparentemente provocó un declive en la isla, cuya parte este quedó bastante despoblada.

Sin embargo: la erupción de & ldquoThera & rsquos no afectó directamente a Knossos & ndash ningún terremoto o tsunami provocado por un volcán golpeó el palacio que, en cualquier caso, está a 100 metros sobre el nivel del mar, & rdquo Macdonald señala.

Sin embargo, los arqueólogos han encontrado evidencia de destrucción generalizada en los asentamientos de la antigua Creta una o dos generaciones después de la erupción de Thera & rsquos. Aún no se ha demostrado cómo se produjo la devastación.

En ausencia de indicadores específicos, la causa podría haber sido un terremoto, hambruna, ataques desde los centros continentales de la antigua Grecia, como Micenas, o alguna combinación de lo anterior, aunque parece menos probable una invasión a gran escala de merodeadores continentales micénicos como factor central.

También es teóricamente posible que Knossos, que no se había visto muy afectado físicamente por la erupción, trató de flexionar sus músculos y atacó otros centros de civilización en su propia isla natal, Creta. O podría haber habido disturbios locales: luchas de clases, con la gente del campo levantándose contra las élites.

Lo que se puede decir es que algunas décadas después de la destrucción en Creta alrededor de 1450 a. C., apareció en Knossos un estilo diferente de costumbre funeraria y la administración adoptó un nuevo lenguaje y sistema de escritura.

Dígalo en Lineal B

Es el cambio en el sistema de escritura lo que indica un cambio de arriba hacia abajo en Knossos.

La escritura más antigua de Creta data de principios de la Edad del Bronce y era jeroglífica. A esto le siguió un sistema de escritura silábico llamado Linear A, uno de los más antiguos conocidos en el mundo, que permanece sin descifrar hasta el día de hoy.

Pero a partir de 1450 a.E.C., la misma época de las capas de destrucción en Creta, las tablillas que los arqueólogos encuentran en Knossos estaban escritas en Lineal B, que era el sistema de escritura griego y micénico en ese momento.

Posiblemente, el aparato administrativo minoico en Knossos fue tomado por los griegos del continente o Knossos quedó bajo el control absoluto de los centros del continente griego, tal vez incluso Micenas.

Tablilla minoica sobre ofrendas de aceite a las deidades, fechada entre 1450 y 1375 a. C., encontrada en Knossos y escrita en Linear B Ann Wuyts

Los nuevos descubrimientos del Servicio Arqueológico Griego a principios del siglo XXI, en el sitio de Chania, en el oeste de Creta, incluyeron un cementerio con entierros de estilo micénico. La escritura lineal B también aparece en Chania, aunque en el siglo XIII a. C., aparentemente más tarde que en Knossos.

Otro cambio después de 1450 a.E.C. Es que la práctica de los canteros de dejar marcas en su trabajo, desapareció de Knossos. (Esta era una práctica en toda la región, no una invención local).

La conclusión es que para el siglo XIV a. C., los micénicos parecen haber invadido los intereses minoicos en el Mediterráneo oriental. La cultura material micénica se volvió omnipresente en el sur del mar Egeo, donde una vez la influencia minoica había sido fuerte.

Fue todo un cambio de destino. En los siglos anteriores a la erupción, la cultura cretense había ejercido una influencia notable en el continente griego. Pero a pesar de que la explosión no necesariamente afectó demasiado a Knossos directamente, debilitó de manera plausible las civilizaciones cretenses, abriendo la puerta a las influencias micénicas, como se refleja en los cambios en la administración y las prácticas funerarias.

Con la administración, tal vez incluso la autoridad religiosa se derrumbó. "Esto bien podría haberse manifestado en levantamientos locales y la quema de edificios administrativos y de élite", especula Macdonald. Si la erupción no rompió la columna vertebral de la civilización minoica, puede haber fracturado su economía, y Micenas, la potencia de la Grecia continental, lo explotó.

Esta teoría está respaldada por el hecho de que la erupción destruyó el puerto de Theran que se había alineado con Creta y Knossos, lo que permitió a los micénicos desarrollar sus propios centros comerciales, como el otro sitio más grande de las Cícladas, Phylakopi, en Milos. No hay duda de que Phylakopi jugó un papel decisivo en la promoción de la lengua y la escritura griegas micénicas, Lineal B, como lengua franca de la economía egea después de la erupción.

El sacrificio humano y el Rey Minos el Terrible

En la época de los autores clásicos de Grecia y Roma (700 a. C.-100 d. C.), parece que había poca memoria concreta de los minoicos, y lo poco que pensaban que sabían parece negativo. Epiménides, un filósofo y adivino knosiano del siglo VII a.E.C., aparentemente escribió que `` todos los cretenses son mentirosos '', inmortalizados años después en la carta de San Pablo a Tito (1: 12-13).

Aun así, los antiguos mitos griegos se refieren a Creta una y otra vez, quizás debido a su origen común.

Un mito habla de Europa, una bella princesa fenicia a quien Zeus sedujo con la apariencia de un toro. Cuando Europa vino a acariciar al hermoso animal e incluso se atrevió a sentarse sobre su lomo, el "toro" se apresuró a cruzar tierra y mar hacia Creta, donde retomó su apariencia piadosa y derramó sus declaraciones de amor. Europa se convirtió más tarde en la madre de Knossos y rsquo rey Minos & mdash según la tradición griega, el primer rey de Creta.

Entrada noreste del palacio de Knossos: arte magnífico que hizo que los eruditos del pasado pensaran que los minoicos venían de "otro lugar" Iannis Papadakis para Colin Macdo

Minos, según otra leyenda, ordenó la construcción de un laberinto, en el que residía el legendario Minotauro mitad toro mitad hombre. Nuestra palabra & ldquolabyrinth & rdquo puede estar relacionada con labrys, un hacha de dos cabezas tallada en piedras talladas en todo el palacio de Knossos. El mito dice que después de perder una guerra con Creta, la gente de Atenas se vio obligada cada nueve años a enviar siete niños y siete niñas como sacrificios al Minotauro. Estos jóvenes fueron liberados en el laberinto, donde deambularían y el Minotauro se los comería.

Si bien el Minotauro era una leyenda, la arqueología ha encontrado evidencia de sacrificios humanos en los círculos griegos antiguos, incluso en Knossos y en el sitio sagrado de Anemospilia, unos kilómetros al sur. En la propia Knossos, los restos de niños, desmembrados y deshuesados ​​con hojas de obsidiana, fueron descubiertos en un contexto religioso o de culto asociado al período posterior a la erupción de Thera. También se encontraron sacrificios humanos en Anemospilia, que data de unos dos siglos antes.

Durante su apogeo desde aproximadamente 1750 hasta 1450 a. De la E.C. los minoicos eran ante todo una potencia marítima, como se evidencia en los frescos palaciegos de Knossos y Theram en Akrotiri. El arte mural de Akrotiri muestra barcos minoicos entrando en el puerto. Más de mil años después, los griegos quedaron impresionados por el logro de Creta:

& ldquoMinos. fue la primera persona en organizar una marina. Controlaba la mayor parte de lo que ahora se llama el Mar Egeo, gobernaba las Cícladas, en la mayoría de las cuales fundó colonias.& rdquo - Tucídides 1.4.

En la edad de oro de la civilización minoica, comerciaron con Egipto, el Levante, el Egeo, Asia Menor y menos más allá de Italia y Sicilia, y posiblemente hasta España y la costa atlántica. Pero todo llega a su fin.

Según los historiadores, Knossos era la ciudad propiamente dicha más antigua de Europa, establecida entre 2000 y 1900 a. C. Su palacio tenía características consideradas muy avanzadas para la época, por ejemplo, arquitectura monumental, desagües pluviales y alcantarillas construidos en piedra y baños. Y aunque los minoicos sufrieron terremotos, los estudios de los restos arquitectónicos en el palacio de Knossos han demostrado que el plan básico se mantuvo igual durante 500 años, con algunas renovaciones importantes, reparaciones y edificios adicionales que agregaron grandeza al palacio y rsquos.

Fresco del segundo milenio a.C. del palacio de Akrotiri, en la isla de Thera. El estilo es similar a los descubiertos en los palacios minoicos de Creta. Iannis Papadakis para Colin Macdo

& ldquoLos ​​terremotos no fueron & lsquocambiadores de juego & rsquo, pero a menudo incitaron a las autoridades a probar algo nuevo & rdquo dice Macdonald y agregó, & ldquoLos ​​terremotos fueron importantes en términos de cambio arquitectónico pero no de discontinuidad cultural. & rdquo

Los almacenes del palacio y los sistemas de drenaje avanzados, construidos alrededor del año 2000 a. C., permanecieron en uso hasta la destrucción final del palacio en el siglo XIV a. C.

El palacio fue destruido en algún momento del siglo XIV a. C., quizás hacia su final, por una conflagración que horneó las tablillas de arcilla Linear B y las impresiones de sellos.

En el siglo XIII a.E.C., hay señales dispersas de reocupación en los edificios del palacio muy dañados. Pero para entonces los minoicos, con o sin el "barniz micénico", habían desaparecido en gran medida del escenario mundial de la historia.

Palacio de Knossos, Creta: el centro de la civilización minoica Iannis Papadakis para Colin Macdonald


Un nativo de Creta

El primer arqueólogo que excavó en Knossos fue (el nombre apropiado) Minos Kalokairinos, que era nativo de Creta y ya había excavado algunas áreas del palacio antes que Evans, desenterrando en el proceso una gran cantidad de artefactos que demostraron la existencia de una civilización previamente desconocida. .

Kalokairinos comenzó a excavar en Knossos en 1878, y expuso a otras áreas parte de la antecámara de la sala del Trono con sus frescos rojos.

Asistido por el Dr. Duncan Mackenzie, que ya se había distinguido por sus excavaciones en la isla de Melos, y el Sr. Fyfe, el arquitecto de la Escuela Británica de Atenas, Evans empleó un gran equipo de excavadores y en junio de 1900 había descubierto una gran parte. del palacio.

En Knossos, los minoicos aprovecharon la pendiente empinada del terreno para diseñar un sistema de drenaje con lavabos, lavabos y pozos de inspección. Los arqueólogos han encontrado tuberías colocadas en profundidades desde justo debajo de la superficie en un área hasta casi 11 pies de profundidad en otras.

Uno de los descubrimientos notables en Knossos fueron los extensos murales que decoraban las paredes enlucidas. Todos eran muy fragmentarios y su reconstrucción y reubicación en habitaciones por parte del artista Piet de Jong no están exentos de controversia.

En Knossos, encontramos el primer inodoro con descarga conocido. El inodoro estaba protegido por tabiques y se descargaba con agua de lluvia o agua contenida en cisternas de conductos empotrados en la pared. No solo los palacios, sino las casas ordinarias se calentaron con sofisticados sistemas de hipocausto, donde el calor se conducía debajo del piso, el más antiguo conocido.


Trasteros del Palacio de Knossos - Historia

El Palacio de Knossos, el más grande de los palacios cretenses, y la ciudad que surgió a su alrededor están construidos en la cima y laderas de la colina baja de Kefala, donde el río Kairatos se encuentra con el pequeño arroyo Vlychia. La seguridad, la tierra fértil, el agua y la proximidad al mar fueron las principales razones no solo para la elección del sitio como lugar de habitación desde los primeros tiempos prehistóricos, sino también para su posterior prosperidad y crecimiento.

Los primeros vestigios de habitación se remontan al período Neolítico, cuando parece haber un extenso asentamiento en el sitio, partes del cual se han identificado en el “Oeste” y el “Patio Central”. También se han excavado partes de los edificios prepalaciales en el "Patio Oeste".

El primer palacio se construyó hacia 1900 a. C., siguiendo la nivelación y el paisajismo de la colina. De las pocas partes que sobreviven (“Revista del Gigante Pithoi”, etc.), parece que su trazado básico se estableció en sectores alrededor del gran “Patio Central”. Los sistemas de abastecimiento de agua y drenaje ya estaban en funcionamiento. El primer palacio fue destruido alrededor del 1700 a. C. y en su lugar se erigió el nuevo palacio. Es este palacio, con algunas adiciones posteriores, el que sobrevive hasta nuestros días.

El nuevo palacio fue construido según un plan arquitectónico específico, similar al de los otros palacios, acorde con su carácter y función como centro de autoridad política, económica y religiosa. La característica principal siguió siendo el Patio Central, con edificios monumentales que se levantan a su alrededor, orientados N-S. Había entradas por todos lados, siendo las más oficiales la entrada suroeste y la entrada norte. El ala oeste contenía santuarios, salones oficiales y amplias áreas de almacenamiento, mientras que el ala este albergaba los apartamentos reales. También había talleres, almacenes y otras áreas que cumplían una variedad de funciones en el norte y el sur. Cuentan con elementos arquitectónicos típicos de la época, como polythyra (conjuntos de habitaciones con múltiples particiones de muelle y puerta en dos o tres lados) y lavabos lustral (pequeñas salas rectangulares, semisubterráneas a las que se accede por una pequeña L conjunto de escaleras).

Fachadas dentadas, cubiertas planas de diferentes alturas coronadas con doble cuerno y plantas superiores (dos al oeste y cinco al este), combinadas con la gran variedad de colores y materiales de construcción, dieron al exterior del Palacio un aspecto imponente. En la mampostería se utilizaron sillares de piedra porosa. Los pisos estaban pavimentados con losas de esquisto verde puntiagudas con yeso rojo. Las columnas, vigas y marcos de las puertas estaban hechos de madera. Las losas de yeso cubrían las paredes (en forma de revestimiento de mármol) y los pisos, dando a los espacios un aire de lujo. El yeso también se utilizó para las bases de columnas y jambas, asientos, escaleras, etc. La decoración de las habitaciones se complementó con coloridos yesos y frescos.

El Palacio de Knossos fue el único palacio que permaneció en uso después de la destrucción de 1450 a. C., cuando los micénicos se establecieron en Creta. El "Salón del Trono" y los apartamentos circundantes datan de este período.

Following the final destruction of 1380 BC, large parts of the Palace were reoccupied and remodelled, mainly as private houses. The “Propylaeum” was turned into a storeroom and a room in the SE wing became the “Shrine of the Double Axes”.

The first excavations at Knossos were carried out in 1878 by a merchant and antiquarian from Heraklion, Minos Kalokairinos, who discovered part of the West Wing of the Palace.

Systematic excavations began in March 1900 under Arthur Evans, then Curator of the Ashmolean Museum in Oxford. Two years later, the excavation of the Palace was almost complete.

Over the following years there were supplementary excavations, which were completed in 1930-31. After the Second World War, the British School of Archaeology continued the excavations with significant results, both in the area of the Palace itself and in the Minoan city surrounding it.

The necessity of restoring the Palace was evident from the first years of the excavation. The fragile building materials proved extremely sensitive to weathering. During the first phase of their restoration efforts, in 1905, Evans and his colleagues restricted themselves to protecting the ruins. After 1925, however, Evans attempted a radical reconstruction of the monument, with large-scale use of reinforced concrete. Upper storeys and architectural elements were reconstructed. The timber frames and wooden Minoan columns were made of concrete and painted to imitate the originals. The frescoes were restored and copies placed in different parts of the Palace.

Evans’s interventions provoked a variety of reactions. It was noted that the archaeological data on which the reconstruction was based were not always clear. In other cases, the ancient remains cannot be distinguished from the interventions. The reconstructions are irreversible. However, many people believe that the interventions were necessary for the preservation of the monument. Moreover, they attract visitors’ interest and make it easier for them to understand the architecture of the Palace. Others, on the contrary, believe that the interventions largely present visitors with Evans’s ideas and the dominant aesthetic and ideological trends of his time. Today, however, Evans’s reconstruction of the Palace forms an integral part of the monument and its history.

After the Second World War, extensive restoration work was carried out on the Palace by the Directors of the Heraklion Archaeological Museum N. Platon and S. Alexiou. This work was limited to the conservation of the ancient masonry, the restoration of the floors and the protection of certain areas with roofing.

In the 1990s, the Directorate of Reconstruction and the 23rd Ephorate of Prehistoric and Classical Antiquities carried out conservation work on Evans’s concrete.

The “Palace and Archaeological Site of Knossos” project was included in the 3rd Common Strategic Framework in 2000 and implemented by the Fund for the Credit Management of Archaeological Works (TDPEAE).

From 2001, the responsibility of coordinating both this and the project implemented under the National Strategic Reference Framework lay with the Knossos Scientific Committee.


La historia

The most important monuments of the site are:

The Palace of Knossos. It is the largest of the preserved Minoan palatial centres. Four wings are arranged around a central courtyard, containing the royal quarters, workshops, shrines, storerooms, repositories and the throne room and banquet halls. Dated to 2000-1350 B.C.

The Little Palace. It lies to the west of the main palace and has all the features of palatial architecture: scraped wall masonry, reception rooms, a pristyle hall, a double megaron with polythyra (pi er-and-door partitions) and a lustral basin-shrine. Dated to the 17th-15th centuries B.C.

The Royal Villa. It lies to the NE of the palace and its architectural form is distinguished by the polythyra, the pillar crypt and the double staircase, with two flights of stairs. It is strongly religious in character and might have been the residence of an aristocrat or a high priest. Dated to the 14th century B.C.

House of the Frescoes. It is located to the NW of the palace and is a small urban mansion with rich decoration on the walls. Dated to the 15th, 14th-12th centuries B.C.

Caravanserai. It lies to the south of the palace and was interpreted as a reception hall and hospice. Some of the rooms are equipped with baths and decorated with wall paintings.

The "Unexplored Mansion". Private building, probably of private-industrial function, to the NW of the palace. It is rectangular, with a central, four-pillared hall, corridors, storerooms and remains of a staircase. Dated to the 14th-12th centuries B.C.

Temple Tomb. It is located almost 600 m. to the south of the palace and was connected with the "House of the High Priest" by means of a paved street. It seems that one of the last kings of Knossos (17th-14th centuries B.C.) was buried here. Typical features of its architecture are the hypostyle, two-pillar crypt, the entrance with the courtyard, the portico and a small anteroom.

House of the High Priest. It lies 300 m. to the south of Caravanserai and contains a stone altar with two columns, framed by the bases of double axes.

The South Mansion. Private civic house, located to the south of the palace. It is a three-storeyed building with a lustral basin and a hypostyle crypt, dating from the 17th-15th centuries B.C.

Villa of Dionysos. Private, peristyle house of the Roman period. It is decorated with splendid mosaics by Apollinarius, depicting Dionysos. The house contains special rooms employed for the Dionysiac cult. Dated to the 2nd century A.D.


Knossos

Knossos was undeniably the capital of Minoan Crete. It is grander, more complex, and more flamboyant than any of the other palaces known to us, and it is located about twenty minutes south of the modern port town of Iraklio.

Knossos was inhabited for several thousand years, beginning with a neolithic settlement sometime in the seventh millennium BC, and was abandoned after its destruction in 1375 BC which marked the end of Minoan civilization. The first palace on the low hill beside the Krairatos river was built around 1900 BC on the ruins of previous settlements. It was destroyed for the first time along with the other Protopalatial palaces around Crete at 1700 BC, probably by a large earthquake or foreign invaders. It was immediately rebuilt to an even more elaborate complex and until its abandonment was damaged several times during earthquakes, invasions, and in 1450 BC by the colossal volcanic eruption of Thera, and the invasion of Mycenaeans who used it as their capital as they ruled the island of Crete until 1375 BC.

Arthur Evans, the British Archaeologist who excavated the site in 1900 AD restored large parts of the palace in a way that it is possible today to appreciate the grandeur and complexity of a structure that evolved over several millennia and grew to occupy about 20,000 square meters. Walking through its complex multi-storied buildings one can comprehend why the palace of Knossos was associated with the mythological labyrinth.

According to Greek mythology, the palace was designed by famed architect Dedalos with such complexity that no one placed in it could ever find its exit. King Minos who commissioned the palace then kept the architect prisoner to ensure that he would not reveal the palace plan to anyone. Dedalos, who was a great inventor, built two sets of wings so he and his son Ikaros could fly off the island, and so they did. On their way out, Dedalos warned his son not to fly too close to the sun because the wax that held the wings together would melt. In a tragic turn of events, during their escape Ikaros, young and impulsive as he was, flew higher and higher until the sun rays dismantled his wings and the young boy fell to his death in the Aegean sea. The Labyrinth was the dwelling of the Minotaur in Greek mythology, and many associate the palace of Knossos with the legend of Theseus killing the Minotaur.

The Greek myth associated with the palace about Theseus and the Minotaur is fascinating, but walking around the ruins of Knossos today it is hard to imagine it to be a place of torment and death. Instead, the palace radiates with joyous exuberance through the elaborate architectural planes and volumes that were clustered around the central courtyard over time. The elegant wall frescoes which decorated the walls speak of a people who approached the subtleties of life and the splendor of nature with a joyous disposition.

For the visitor today, the area around the ramp which leads to the main palace, immediately exposes the rich strata of ruins that span millennia. To the left of the entrance ramp three large kouloures in the shape of large round pits reveal in their deep bottom the remains of Prepalatial building ruins. The palace of Knossos was the center of administration of the entire island during Minoan times, and its position as such allowed for unprecedented growth and prosperity as witnessed by the plethora of storage magazines, workshops, and wall paintings. The Throne room with its gypsum throne and benches to accommodate sixteen persons, the central courtyard, and the theater, along with the royal chambers paint a portrait of Knossos as a forum of elaborate rituals and extraordinary historical occurrences.

The restorations performed by Evans have been criticized as inaccurate, and there is a feeling that many of the details were reconstituted (to use Evans' term) utilizing at best "educated guesses". For the visitor however, the restorations render the incomprehensible strata of ruins along with their past grandeur a bit more obvious, and bring the majesty of Minoan life at the palace a little closer.


Ver el vídeo: CRETA El Fin de los Minoicos - Documentales (Octubre 2021).