Podcasts de historia

El nacimiento del Renacimiento: comprensión de la génesis de una nueva era

El nacimiento del Renacimiento: comprensión de la génesis de una nueva era

“Les digo: hay que tener todavía el caos dentro de uno mismo, para dar a luz a una estrella danzante” (Nietzsche en Así habló Zaratustra).

Según estimaciones conservadoras, el Renacimiento europeo abarca el período histórico del siglo XV. th y el 16 th siglos, una era en la que los artistas produjeron muchas de las mejores obras maestras jamás creadas. Durante este tiempo Colón desembarcó en el Nuevo Mundo, se lanzó la Reforma Protestante y se inició la Revolución Científica. Puente entre la Edad Media y el Mundo Moderno, el Renacimiento fue el resultado de una perspectiva completamente nueva, incluso se podría decir de un paradigma completamente nuevo, de lo que significó Se humano . Según lo elaborado por el filósofo moderno Richard Tarnas:

“El hombre era ahora capaz de penetrar y reflejar los secretos de la naturaleza, tanto en el arte como en la ciencia, con una sofisticación matemática incomparable, precisión empírica y un poder estético numinoso. Había expandido enormemente el mundo conocido, había descubierto nuevos continentes y había dado la vuelta al globo. Podía desafiar a las autoridades tradicionales y afirmar una verdad basada en su propio juicio. Podía apreciar las riquezas de la cultura clásica y, sin embargo, también sentirse rompiendo los límites antiguos para revelar reinos completamente nuevos ... El genio individual y la independencia estaban ampliamente en evidencia. Ningún dominio del conocimiento, la creatividad o la exploración parecía estar fuera del alcance del hombre ".

Durante la Edad Media, el individuo se consideraba prácticamente intrascendente, una mera sombra a los pies de las instituciones políticas y religiosas. Pero para el nuevo hombre del Renacimiento, “la vida humana en este mundo parecía tener un valor inherente inmediato, una emoción y un significado existencial” (Tarnas: 2010). Toda sociedad tiene como base una cosmovisión particular, una colección de creencias e ideas que determinan cómo los grupos de seres humanos perciben y experimentan todas las cosas. El profesor Keiron Le Grice (2011) explica que "con respecto a civilizaciones enteras, una visión colectiva del mundo, en su nivel más profundo, determina la comprensión predominante de la naturaleza de la realidad misma".

¿Cuál fue entonces la génesis de la cosmovisión del Renacimiento? ¿Cómo penetraron en la conciencia colectiva la concepción de una existencia humana con potencial significativo y la idea de que valía la pena explorar los secretos de la naturaleza después del largo letargo de la Edad Media? En este artículo exploraremos la teoría de que edades históricas como el Renacimiento representan un tipo de fenómeno emergente resultante de una confluencia de eventos mundiales temporales y desarrollos simultáneos en lo profundo de la psique colectiva del hombre occidental.

Litografía de Moynet de un camión cargado de víctimas de la peste. (Imágenes de Bienvenida / CC BY 4.0 )

El Apocalipsis del siglo XIV

A lo largo del siglo XIV, una serie de desastres azotaron a Europa que desintegraron por completo el mundo de la Edad Media. Durante la Gran Hambruna de 1315-1322, las malas cosechas y la muerte masiva de ganado y ovejas impulsaron a la sociedad a una era bárbara de hambre, enfermedades, canibalismo e infanticidio. Las epidemias de delitos, especialmente violaciones y asesinatos, fueron desenfrenadas. Las crisis se agravaron en octubre de 1347, cuando un grupo de barcos se refugió en Messina en Italia, trayendo consigo el flagelo de la Peste Negra.

El poeta italiano Giovanni Boccaccio escribió en El decameron que si bien algunas personas "se formaron en grupos y vivieron aislados de todos los demás" para evitar la plaga, también hubo quienes sostuvo que una forma infalible de protegerse de este terrible mal era beber en exceso, disfrutar de la vida al máximo, cantar y divertirse, satisfacer todos los antojos y encogerse de hombros como una broma enorme ". La plaga alcanzó su punto máximo en Europa en 1351, habiendo matado, según algunas estimaciones, a más de la mitad de la población regional. Entre la familia real inglesa, la esperanza de vida media se redujo a los 29 años durante la hambruna y a los 17 años con la llegada de la peste. En su Cronaca Senese (1348), el cronista italiano Agnolo di Tura registró la aterradora realidad de la Peste Negra:

“Padre abandonó al hijo, esposa esposo, un hermano a otro; porque esta enfermedad parecía atacar a través de la respiración y la vista. Y así murieron. No se pudo encontrar ninguno para enterrar a los muertos por dinero o amistad. Los miembros de una casa llevaban a sus muertos a una zanja lo mejor que podían, sin sacerdote, sin oficios divinos. En muchos lugares de Siena se cavaron grandes pozos y se amontonaron profundamente con la multitud de muertos. Y murieron por centenares, tanto de día como de noche, y todos fueron arrojados a esas zanjas y cubiertos de tierra. Y tan pronto como se llenaron esas zanjas, se cavaron más. Y yo, Agnolo di Tura, llamado el Gordo, enterré a mis cinco hijos con mis propias manos… no había nadie que llorara por ninguna muerte, por todos esperaban la muerte. Y murieron tantos que todos creyeron que era el fin del mundo ".

El triunfo de la muerte de Pieter Brueghel el Viejo.

Durante este período caótico, muchos creyeron que el azote imparable era el castigo de Dios o incluso el fin del mundo, una visión apocalíptica que se extendió rápidamente e inspiró todo tipo de fanatismo. Pero también había un sentimiento creciente de que la plaga socavaba seriamente la legitimidad de la autoridad asumida por la Iglesia institucionalizada, ya que la corrupción moral dentro de sus propias filas también se hacía cada vez más evidente. De este clima surgieron movimientos que cuestionaron la solidez de los dogmas católicos, la jerarquía y el papado mismo. La peste también se desarrolló en el contexto de la Guerra de los Cien Años (1337-1453), cuando las tensiones de larga data entre las coronas inglesa y francesa estallaron en el conflicto armado más largo de la historia europea. La guerra contribuyó aún más a la devastación, llevándose consigo entre 2,3 y 3,3 millones de vidas humanas.

Las crisis de finales de la Edad Media también pusieron en marcha muchas transformaciones. Los costos de la tierra y los alimentos se desplomaron, lo que condujo a la eventual desestabilización del feudalismo. También hubo un nuevo enfoque en la vida física del hombre y la investigación médica, así como una nueva demanda de arte e iconografía religiosos. A mediados del siglo XV, Europa tenía las primeras imprentas operativas, que según Tarnas permitieron "una rápida difusión de ideas nuevas y, a menudo, revolucionarias en toda Europa". Este avance "ayudó a liberar al individuo de las formas tradicionales de pensar y del control colectivo del pensamiento". Complementando esta bendición intelectual en todos los sentidos estaba la nueva disponibilidad de pólvora, que sirvió para erosionar aún más el poder absoluto del antiguo sistema feudal y de la Iglesia Católica.

En medio de este increíble momento de transición, las pequeñas ciudades-estado independientes de Italia se convirtieron en el centro de fusión de las fuerzas que dieron origen al Renacimiento. Aquí surgió una cultura de erudición, esfuerzos artísticos, lealtad a la familia, actividades comerciales y la contemplación de las verdades eternas después de las tempestades del siglo XIV. El mundo de la Edad Media estaba realmente muerto.

Varios estudiosos han argumentado que el Renacimiento comenzó en Florencia debido al papel de los mecenas ricos en la estimulación de las artes. Lorenzo de ’Medici, visto aquí en un cuadro de Giorgio Vasari, alentó el mecenazgo de las artes como gobernante de Florencia.

Las semillas del renacimiento intelectual

Hasta ahora, solo hemos considerado los eventos mundanos que precedieron al Renacimiento en el tiempo y, por lo tanto, condicionaron a Europa para su recepción. Esta narrativa es solo la mitad de la ecuación, sin embargo, para las grandes obras de arte, el individualismo intransigente, el genio académico y científico, e incluso los grandes esfuerzos comerciales fueron manifestaciones de una nueva cosmovisión, que defendió el potencial individual, los intereses diversos, la creatividad y el progreso. . La semilla de esta cosmovisión fue la reintroducción de la filosofía griega antigua en la conciencia occidental.

“Implícita en todas estas actividades estaba la noción medio inarticulada de una edad de oro mítica y distante cuando todas las cosas se conocían: el Jardín del Edén, los tiempos clásicos antiguos, una era pasada de grandes sabios ... al igual que en la Atenas clásica, la religión, el arte , y el mito de los antiguos griegos se encontró e interactuó con el nuevo e igualmente griego espíritu del racionalismo y la ciencia ”(Tarnas: 2010).

Las semillas de la restauración de la sabiduría antigua fueron plantadas en el siglo XIV por Francesco Petrarcha (1304-1374). Mejor conocido como Petrarca, recuperó las cartas de Cicerón y vigorizó un gran movimiento para traducir los textos filosóficos de la antigüedad, que se vio reforzado por la afluencia de eruditos y manuscritos del colapso del Imperio Bizantino en Oriente. Finalmente, las principales obras filosóficas, incluidas las de Platón y Plotino, circularon entre los círculos intelectuales de Italia. Durante el siglo XV, la sabiduría del viejo mundo sería sintetizada con el pensamiento y la religión occidentales por un filósofo cuya obra podría decirse que encarna la esencia misma del Renacimiento: Marsilio Ficino (1433-1499).

Marsilio Ficino fue un influyente filósofo humanista del Renacimiento italiano temprano. Revivió el neoplatonismo y pudo hacer varias contribuciones vitales a la historia del pensamiento occidental. Se le puede ver aquí (a la izquierda) en un fresco titulado Zacarías en el templo de Domenico Ghirlandaio.

Aunque Ficino se convirtió en sacerdote católico en 1473, su increíble variedad de intereses incluía la medicina, la filosofía platónica y hermética y la astrología. Ficino fue adoptado en la casa de Cosimo de Medici cuando era joven, y fue en parte debido al patrocinio de Cosimo que pudo hacer varias contribuciones vitales a la historia del pensamiento occidental, incluida una traducción al latín de los diálogos de Platón de manuscritos griegos. publicado en 1484.

El propio Cosimo también estaba inmerso en la filosofía, y el idealismo de la época lo llevó a fundar la Academia Florentina Neoplatónica, que fue dirigida por Ficino e incluía una gama de poetas, filósofos y eruditos del Renacimiento, como Cristofero Landino, Gentile de Becci, y Pico della Mirandola. Aparte de sus traducciones de Platón, Ficino produjo su propio cuerpo de obras filosóficas influyentes, incluyendo Theologia Platonica (Teología platónica) y De vita libri tres (Tres libros sobre la vida). Angela Voss (2006) explica el atractivo de la filosofía platónica para pensadores del Renacimiento como Ficino:

“Platón fue reverenciado porque defendió la divinidad y la inmortalidad del alma, un alma que era libre y voluntariosa, capaz de atravesar todas las dimensiones de la existencia ... el alma humana podía morar con las bestias o con los ángeles; podría vivir una vida limitada por los sentidos o, mediante el cultivo de la filosofía, liberarse mediante el conocimiento de sí mismo. Podría penetrar profundamente en la verdadera naturaleza de las cosas o permanecer atado a una visión miope de los asuntos humanos ”.

Platón había discutido los estados alterados de conciencia en sus escritos como la divina manías o frenesí. Para Ficino, tales estados representaban “el fenómeno de la experiencia interna o la 'conciencia' interna ... un estado mental elevado, experimentado independientemente e incluso en oposición a todos los eventos externos” (Kristeller 1943). Ficino asoció estos estados con el despertar a realidades mayores, como se describe poéticamente en el Libro 14 de Teología platónica : “Suelen estar menos engañados los que en algún momento, como ocurre de vez en cuando durante el sueño, sospechan y se dicen:“ Quizás no sean ciertas las cosas que ahora nos aparecen; tal vez ahora estemos soñando ". Como lo explicó el erudito esotérico Wouter Hanegraaff (2015), la filosofía de Ficino buscaba un" conocimiento superior "que" requería un estado inusual, extático o similar al trance ".

  • El Renacimiento: el "renacimiento" que cambió el mundo
  • Sacrificando el mundo: las catastróficas conquistas de la peste negra
  • La era de los descubrimientos: el amanecer de un nuevo mundo

En la época de los filósofos neoplatónicos, el cosmos fue concebido como una capa de múltiples reinos que descendían de Arriba a Abajo. Todas las cosas proceden del Uno, la Mónada pitagórica, como la fuente más elevada de toda la existencia. A continuación en la jerarquía dimensional viene el reino inteligible de las ideas platónicas o arquetipos, y luego el reino intermedio de las estrellas y planetas fijos, que ejercen influencia sobre el reino elemental inferior y sirven como símbolos para las cualidades de los momentos del tiempo. Las energías invisibles que dan forma al mundo descienden del reino inteligible más elevado al reino material de la tierra que se encuentra debajo, pasando por el dominio y la influencia de los celestiales. Esto fue un viviendo cosmos, un continuo proceso de la creación destinada por el Creador a operar en completa armonía. En el centro de este esquema cósmico estaba la idea de que el hombre es un microcosmos, que contiene dentro de sí mismo una realidad interior que refleja todos los componentes del cosmos "exterior". Por lo tanto, el hombre podría "conocer" o experimentar la creación volviéndose hacia adentro.

Estas concepciones del cosmos y del hombre inspiraron enormemente la filosofía del Renacimiento e informaron los conceptos emergentes de la dignidad y el potencial humanos. Pensadores como Marsilio Ficino buscaron superar la falsa elección binaria entre filosofía y religión, estudiando a los escritores antiguos y practicando la fe cristiana en la creencia de que el hombre podía mejorar su visión de la realidad bebiendo de ambos pozos.


Historia de la contabilidad

El desarrollo temprano de la contabilidad se remonta a la antigua Mesopotamia y está estrechamente relacionado con los desarrollos en la escritura, el conteo y el dinero [1] [4] [5] y los primeros sistemas de auditoría de los antiguos egipcios y babilonios. [2] En la época del Imperio Romano, el gobierno tenía acceso a información financiera detallada. [6]

En India, Chanakya escribió un manuscrito similar a un libro de administración financiera, durante el período del Imperio Maurya. Su libro "Arthashasthra" contiene algunos aspectos detallados del mantenimiento de libros de cuentas para un Estado soberano.

El italiano Luca Pacioli, reconocido como El padre de la contabilidad y la teneduría de libros fue la primera persona en publicar un trabajo sobre contabilidad por partida doble e introdujo el campo en Italia. [7] [8]

La profesión moderna de contador público se originó en Escocia en el siglo XIX. Los contadores a menudo pertenecían a las mismas asociaciones que los abogados, que a menudo ofrecían servicios de contabilidad a sus clientes. La contabilidad moderna temprana tenía similitudes con la contabilidad forense actual. La contabilidad comenzó a convertirse en una profesión organizada en el siglo XIX, [9] con los cuerpos profesionales locales en Inglaterra fusionándose para formar el Instituto de Contadores Públicos en Inglaterra y Gales en 1880. [10]


Contenido

Los primeros humanos debieron tener y transmitir conocimientos sobre plantas y animales para aumentar sus posibilidades de supervivencia. Esto puede haber incluido el conocimiento de la anatomía humana y animal y aspectos del comportamiento animal (como patrones de migración). Sin embargo, el primer punto de inflexión importante en el conocimiento biológico se produjo con la Revolución Neolítica hace unos 10.000 años. Los seres humanos primero domesticaron plantas para la agricultura, luego animales de ganado para acompañar a las sociedades sedentarias resultantes. [1]

Alrededor de 3000 a 1200 a. C., los antiguos egipcios y mesopotámicos hicieron contribuciones a la astronomía, las matemáticas y la medicina, [2] [3] que luego entraron y dieron forma a la filosofía natural griega de la antigüedad clásica, un período que influyó profundamente en el desarrollo de lo que vino a ser conocido como biología. [1]

Antiguo Egipto Editar

Se han conservado más de una docena de papiros médicos, entre los que destaca el papiro de Edwin Smith (el manual quirúrgico más antiguo existente) y el papiro de Ebers (un manual de preparación y uso de la materia médica para diversas enfermedades), ambos de alrededor del 1600 a. C. [2]

El Antiguo Egipto también es conocido por desarrollar el embalsamamiento, que se utilizó para la momificación, con el fin de preservar los restos humanos y prevenir la descomposición. [1]

Mesopotamia editar

Los mesopotámicos parecen haber tenido poco interés en el mundo natural como tal, prefiriendo estudiar cómo los dioses habían ordenado el universo. Se estudió la fisiología animal para la adivinación, incluida especialmente la anatomía del hígado, visto como un órgano importante en la aruspía. El comportamiento animal también se estudió con fines adivinatorios. La mayor parte de la información sobre el entrenamiento y la domesticación de animales probablemente se transmitió por vía oral, pero ha sobrevivido un texto que trata sobre el entrenamiento de caballos. [4]

Los antiguos mesopotámicos no distinguían entre "ciencia racional" y magia. [5] [6] [7] Cuando una persona se enfermaba, los médicos recetaban tanto fórmulas mágicas para recitar como tratamientos medicinales. [5] [6] [7] Las primeras recetas médicas aparecen en sumerio durante la Tercera Dinastía de Ur (c. 2112 - c. 2004 a. C.). [8] Sin embargo, el texto médico babilónico más extenso es el Manual de diagnóstico escrito por el ummânū, o erudito principal, Esagil-kin-apli de Borsippa, [9] durante el reinado del rey babilónico Adad-apla-iddina (1069-1046 a. C.). [10] En las culturas semíticas orientales, la principal autoridad medicinal era un exorcista-curandero conocido como āšipu. [5] [6] [7] La ​​profesión se transmitió de padres a hijos y fue muy apreciada. [5] El recurso menos frecuente fue el asu, un curandero que trataba los síntomas físicos utilizando remedios compuestos de hierbas, productos animales y minerales, así como pociones, enemas y ungüentos o cataplasmas. Estos médicos, que podían ser hombres o mujeres, también curaban heridas, colocaban miembros y realizaban cirugías sencillas. Los antiguos mesopotámicos también practicaron la profilaxis y tomaron medidas para prevenir la propagación de enfermedades. [4]

Las observaciones y teorías sobre la naturaleza y la salud humana, separadas de las tradiciones occidentales, habían surgido de forma independiente en otras civilizaciones, como las de China y el subcontinente indio. [1] En la antigua China, las concepciones anteriores se pueden encontrar dispersas en varias disciplinas diferentes, incluido el trabajo de herbólogos, médicos, alquimistas y filósofos. La tradición taoísta de la alquimia china, por ejemplo, enfatizaba la salud (con el objetivo final de ser el elixir de la vida). El sistema de la medicina china clásica generalmente giraba en torno a la teoría del yin y el yang, y las cinco fases. [1] Los filósofos taoístas, como Zhuangzi en el siglo IV a. C., también expresaron ideas relacionadas con la evolución, como negar la fijeza de las especies biológicas y especular que las especies habían desarrollado atributos diferentes en respuesta a entornos diferentes. [11]

Uno de los sistemas organizados de medicina más antiguos se conoce en el subcontinente indio en forma de Ayurveda, que se originó alrededor del 1500 a. C. a partir de Atharvaveda (uno de los cuatro libros más antiguos de conocimiento, sabiduría y cultura de la India).

La antigua tradición ayurvédica india desarrolló de forma independiente el concepto de tres humores, que se asemeja al de los cuatro humores de la medicina griega antigua, aunque el sistema ayurvédico incluía otras complicaciones, como que el cuerpo estaba compuesto por cinco elementos y siete tejidos básicos. Los escritores ayurvédicos también clasificaron los seres vivos en cuatro categorías según el método de nacimiento (desde el útero, huevos, calor y humedad, y semillas) y explicaron la concepción de un feto en detalle. También lograron avances considerables en el campo de la cirugía, a menudo sin el uso de disección humana o vivisección animal. [1] Uno de los primeros tratados ayurvédicos fue el Sushruta Samhita, atribuido a Sushruta en el siglo VI a. C. También fue una materia médica temprana, que describía 700 plantas medicinales, 64 preparaciones de fuentes minerales y 57 preparaciones basadas en fuentes animales. [12]

Los filósofos presocráticos hicieron muchas preguntas sobre la vida, pero produjeron poco conocimiento sistemático de interés específicamente biológico, aunque los intentos de los atomistas de explicar la vida en términos puramente físicos se repetirán periódicamente a lo largo de la historia de la biología. Sin embargo, las teorías médicas de Hipócrates y sus seguidores, especialmente el humorismo, tuvieron un impacto duradero. [1]

El filósofo Aristóteles fue el erudito más influyente del mundo viviente desde la antigüedad clásica. Aunque sus primeros trabajos en filosofía natural fueron especulativos, los escritos biológicos posteriores de Aristóteles fueron más empíricos y se centraron en la causalidad biológica y la diversidad de la vida. Hizo innumerables observaciones de la naturaleza, especialmente los hábitos y atributos de las plantas y los animales en el mundo que lo rodeaba, a los que dedicó considerable atención a la categorización. En total, Aristóteles clasificó 540 especies animales y diseccionó al menos 50. Creía que los propósitos intelectuales, las causas formales, guiaban todos los procesos naturales. [13]

Aristóteles, y casi todos los eruditos occidentales después de él hasta el siglo XVIII, creían que las criaturas estaban dispuestas en una escala gradual de perfección que se elevaba desde las plantas hasta los humanos: el scala naturae o Gran Cadena del Ser. [14] El sucesor de Aristóteles en el Liceo, Teofrasto, escribió una serie de libros sobre botánica: Historia de las Plantas—Que sobrevivió como la contribución más importante de la antigüedad a la botánica, incluso en la Edad Media. Muchos de los nombres de Teofrasto sobreviven hasta los tiempos modernos, como carpos para la fruta, y pericarpio para recipiente de semillas. Dioscórides escribió una farmacopea enciclopédica y pionera, De Materia Medica, incorporando descripciones de unas 600 plantas y sus usos en medicina. Plinio el Viejo, en su Historia Natural, reunió un relato igualmente enciclopédico de cosas en la naturaleza, incluyendo relatos de muchas plantas y animales. [15]

Algunos eruditos del período helenístico bajo los Ptolomeos —en particular Herophilus de Calcedonia y Erasistratus de Chios— modificaron el trabajo fisiológico de Aristóteles, incluso realizando disecciones y vivisecciones. [16] Claudio Galeno se convirtió en la autoridad más importante en medicina y anatomía. Aunque algunos atomistas antiguos como Lucrecio desafiaron el punto de vista teleológico aristotélico de que todos los aspectos de la vida son el resultado del diseño o propósito, la teleología (y después del surgimiento del cristianismo, la teología natural) seguiría siendo fundamental para el pensamiento biológico esencialmente hasta los siglos XVIII y XIX. siglos. Ernst W. Mayr argumentó que "nada de importancia real sucedió en biología después de Lucrecio y Galeno hasta el Renacimiento". [17] Las ideas de las tradiciones griegas de historia natural y medicina sobrevivieron, pero en general fueron tomadas sin cuestionarlas en la Europa medieval. [18]

El declive del Imperio Romano condujo a la desaparición o destrucción de gran parte del conocimiento, aunque los médicos aún incorporaron muchos aspectos de la tradición griega en la formación y la práctica. En Bizancio y el mundo islámico, muchas de las obras griegas se tradujeron al árabe y se conservaron muchas de las obras de Aristóteles. [19]

Durante la Alta Edad Media, algunos eruditos europeos como Hildegard de Bingen, Albertus Magnus y Frederick II escribieron sobre historia natural. El auge de las universidades europeas, aunque importante para el desarrollo de la física y la filosofía, tuvo poco impacto en la erudición biológica. [20]

El Renacimiento europeo trajo un mayor interés tanto en la historia natural empírica como en la fisiología. En 1543, Andreas Vesalius inauguró la era moderna de la medicina occidental con su tratado seminal de anatomía humana. De humani corporis fabrica, que se basó en la disección de cadáveres. Vesalio fue el primero de una serie de anatomistas que gradualmente reemplazó el escolasticismo con el empirismo en fisiología y medicina, confiando en la experiencia de primera mano en lugar de la autoridad y el razonamiento abstracto. A través de la herboristería, la medicina también fue indirectamente la fuente de un empirismo renovado en el estudio de las plantas. Otto Brunfels, Hieronymus Bock y Leonhart Fuchs escribieron extensamente sobre plantas silvestres, el comienzo de un enfoque basado en la naturaleza para la gama completa de vida vegetal. [21] Los bestiarios, un género que combina el conocimiento natural y figurativo de los animales, también se volvieron más sofisticados, especialmente con el trabajo de William Turner, Pierre Belon, Guillaume Rondelet, Conrad Gessner y Ulisse Aldrovandi. [22]

Artistas como Alberto Durero y Leonardo da Vinci, que a menudo trabajaban con naturalistas, también estaban interesados ​​en los cuerpos de animales y humanos, estudiando la fisiología en detalle y contribuyendo al crecimiento del conocimiento anatómico. [23] Las tradiciones de la alquimia y la magia natural, especialmente en la obra de Paracelso, también reivindicaron el conocimiento del mundo viviente. Los alquimistas sometieron la materia orgánica a análisis químicos y experimentaron generosamente tanto con la farmacología biológica como con la mineral. [24] Esto fue parte de una transición más amplia en las visiones del mundo (el surgimiento de la filosofía mecánica) que continuó en el siglo XVII, como la metáfora tradicional de la naturaleza como organismo fue reemplazado por el la naturaleza como máquina metáfora. [25]

Sistematizar, nombrar y clasificar dominó la historia natural durante gran parte de los siglos XVII y XVIII. Carl Linnaeus publicó una taxonomía básica para el mundo natural en 1735 (cuyas variaciones se han utilizado desde entonces), y en la década de 1750 introdujo nombres científicos para todas sus especies. [26] Mientras Linneo concibió las especies como partes inmutables de una jerarquía diseñada, el otro gran naturalista del siglo XVIII, Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon, trató las especies como categorías artificiales y las formas vivas como maleables, incluso sugiriendo la posibilidad de descendencia común. Aunque se oponía a la evolución, Buffon es una figura clave en la historia del pensamiento evolutivo que su trabajo influiría en las teorías evolutivas tanto de Lamarck como de Darwin. [27]

El descubrimiento y descripción de nuevas especies y la colección de especímenes se convirtió en la pasión de los caballeros científicos y en una empresa lucrativa para los empresarios. Muchos naturalistas viajaron por todo el mundo en busca de conocimiento científico y aventuras. [28]

Ampliando el trabajo de Vesalius en experimentos con cuerpos aún vivos (tanto de humanos como de animales), William Harvey y otros filósofos naturales investigaron el papel de la sangre, las venas y las arterias. De Harvey De motu cordis en 1628 fue el principio del fin de la teoría galénica y, junto con los estudios del metabolismo de Santorio Santorio, sirvió como modelo influyente de enfoques cuantitativos de la fisiología. [29]

A principios del siglo XVII, el micromundo de la biología apenas comenzaba a abrirse. Algunos fabricantes de lentes y filósofos naturales habían estado creando microscopios toscos desde finales del siglo XVI, y Robert Hooke publicó el seminal Micrografía basado en observaciones con su propio microscopio compuesto en 1665. Pero no fue hasta las dramáticas mejoras de Antonie van Leeuwenhoek en la fabricación de lentes a partir de la década de 1670, que finalmente produjeron un aumento de hasta 200 veces con una sola lente, que los estudiosos descubrieron espermatozoides, bacterias, infusorios y la pura extrañeza y diversidad de la vida microscópica. Investigaciones similares de Jan Swammerdam llevaron a un nuevo interés en la entomología y construyeron las técnicas básicas de disección microscópica y tinción. [30]

A medida que el mundo microscópico se expandía, el mundo macroscópico se contraía. Botánicos como John Ray trabajaron para incorporar la avalancha de organismos recién descubiertos enviados desde todo el mundo en una taxonomía coherente y una teología coherente (teología natural). [31] El debate sobre otra inundación, la de Noé, catalizó el desarrollo de la paleontología en 1669 Nicholas Steno publicó un ensayo sobre cómo los restos de organismos vivos podrían quedar atrapados en capas de sedimento y mineralizarse para producir fósiles. Aunque las ideas de Steno sobre la fosilización eran bien conocidas y muy debatidas entre los filósofos naturales, un origen orgánico para todos los fósiles no sería aceptado por todos los naturalistas hasta finales del siglo XVIII debido al debate filosófico y teológico sobre cuestiones como la edad de la tierra. y extinción. [32]

Hasta el siglo XIX, el alcance de la biología se dividió en gran medida entre la medicina, que investigaba cuestiones de forma y función (es decir, fisiología), y la historia natural, que se ocupaba de la diversidad de la vida y las interacciones entre las diferentes formas de vida y entre vida y no vida. Para 1900, muchos de estos dominios se superponían, mientras que la historia natural (y su contraparte la filosofía natural) había dado paso en gran medida a disciplinas científicas más especializadas: citología, bacteriología, morfología, embriología, geografía y geología.

Uso del término biología Editar

El término biología en su sentido moderno parece haber sido introducido independientemente por Thomas Beddoes (en 1799), [33] Karl Friedrich Burdach (en 1800), Gottfried Reinhold Treviranus (Biologie oder Philosophie der lebenden Natur, 1802) y Jean-Baptiste Lamarck (Hydrogéologie, 1802). [34] [35] La palabra en sí aparece en el título del Volumen 3 de Michael Christoph Hanow's Philosophiae naturalis sive physicae dogmaticae: Geologia, biologia, phytologia generalis et dendrologia, publicado en 1766.

Antes biología, Había varios términos utilizados para el estudio de animales y plantas. Historia Natural referido a los aspectos descriptivos de la biología, aunque también incluía la mineralogía y otros campos no biológicos desde la Edad Media hasta el Renacimiento, el marco unificador de la historia natural fue el scala naturae o Gran Cadena del Ser. Filosofía natural y teología natural Abarcaba las bases conceptuales y metafísicas de la vida vegetal y animal, abordando problemas de por qué los organismos existen y se comportan de la manera en que lo hacen, aunque estos temas también incluían lo que ahora es geología, física, química y astronomía. La fisiología y la farmacología (botánica) eran competencia de la medicina. Botánica, zoología, y (en el caso de fósiles) geología reemplazado historia Natural y filosofía natural en los siglos XVIII y XIX antes biología fue ampliamente adoptado. [36] [37] Hasta el día de hoy, la "botánica" y la "zoología" se utilizan ampliamente, aunque se les han unido otras subdisciplinas de la biología.

Historia natural y filosofía natural Editar

Los viajes generalizados de los naturalistas a principios y mediados del siglo XIX dieron como resultado una gran cantidad de nueva información sobre la diversidad y distribución de los organismos vivos. De particular importancia fue el trabajo de Alexander von Humboldt, que analizó la relación entre los organismos y su entorno (es decir, el dominio de la historia natural) utilizando los enfoques cuantitativos de la filosofía natural (es decir, física y química). El trabajo de Humboldt sentó las bases de la biogeografía e inspiró a varias generaciones de científicos. [38]

Geología y paleontología Editar

La disciplina emergente de la geología también acercó la historia natural y la filosofía natural, el establecimiento de la columna estratigráfica vinculaba la distribución espacial de los organismos a su distribución temporal, un precursor clave de los conceptos de evolución. Georges Cuvier y otros hicieron grandes avances en anatomía comparada y paleontología a fines de la década de 1790 y principios del siglo XIX. En una serie de conferencias y artículos que hicieron comparaciones detalladas entre mamíferos vivos y restos fósiles, Cuvier pudo establecer que los fósiles eran restos de especies que se habían extinguido, en lugar de restos de especies que aún viven en otras partes del mundo, como se había hecho. ampliamente creído. [39] Los fósiles descubiertos y descritos por Gideon Mantell, William Buckland, Mary Anning y Richard Owen, entre otros, ayudaron a establecer que había habido una "era de reptiles" que había precedido incluso a los mamíferos prehistóricos. Estos descubrimientos capturaron la imaginación del público y centraron la atención en la historia de la vida en la tierra. [40] La mayoría de estos geólogos sostuvieron el catastrofismo, pero el influyente Principios de geología (1830) popularizó el uniformismo de Hutton, una teoría que explicaba el pasado y el presente geológicos en términos iguales. [41]

Evolución y biogeografía Editar

La teoría evolutiva más significativa anterior a la de Darwin fue la de Jean-Baptiste Lamarck, basada en la herencia de características adquiridas (un mecanismo de herencia que fue ampliamente aceptado hasta el siglo XX), describía una cadena de desarrollo que se extendía desde el microbio más humilde hasta los humanos. [42] El naturalista británico Charles Darwin, combinando el enfoque biogeográfico de Humboldt, la geología uniformista de Lyell, los escritos de Thomas Malthus sobre el crecimiento de la población y su propia experiencia morfológica, creó una teoría evolutiva más exitosa basada en la selección natural, evidencia similar llevó a Alfred Russel Wallace para llegar de forma independiente a las mismas conclusiones. [43]

La publicación de 1859 de la teoría de Darwin en Sobre el origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de razas favorecidas en la lucha por la vida a menudo se considera el evento central en la historia de la biología moderna. La credibilidad establecida de Darwin como naturalista, el tono sobrio del trabajo y, sobre todo, la fuerza y ​​el volumen de evidencia presentados, permitieron Origen para tener éxito donde trabajos evolutivos anteriores como el anónimo Vestigios de la creación había fracasado. La mayoría de los científicos estaban convencidos de la evolución y la ascendencia común a finales del siglo XIX. Sin embargo, la selección natural no sería aceptada como el mecanismo principal de la evolución hasta bien entrado el siglo XX, ya que la mayoría de las teorías contemporáneas de la herencia parecían incompatibles con la herencia de la variación aleatoria. [44]

Wallace, siguiendo un trabajo anterior de Candolle, Humboldt y Darwin, hizo importantes contribuciones a la zoogeografía. Debido a su interés en la hipótesis de la transmutación, prestó especial atención a la distribución geográfica de especies estrechamente aliadas durante su trabajo de campo, primero en América del Sur y luego en el archipiélago malayo. Mientras estaba en el archipiélago identificó la línea Wallace, que atraviesa las islas de las especias dividiendo la fauna del archipiélago entre una zona asiática y una zona de Nueva Guinea / Australia. Su pregunta clave, en cuanto a por qué la fauna de islas con climas tan similares debería ser tan diferente, solo podría responderse considerando su origen. En 1876 escribió La distribución geográfica de los animales, que fue la obra de referencia estándar durante más de medio siglo, y una secuela, Vida en la isla, en 1880 que se centró en la biogeografía de las islas. Amplió el sistema de seis zonas desarrollado por Philip Sclater para describir la distribución geográfica de las aves a animales de todo tipo. Su método de tabulación de datos sobre grupos de animales en zonas geográficas destacó las discontinuidades y su apreciación de la evolución le permitió proponer explicaciones racionales, lo que no se había hecho antes. [45] [46]

El estudio científico de la herencia creció rápidamente a raíz de la investigación de Darwin. Origen de las especies con el trabajo de Francis Galton y los biometristas. El origen de la genética se remonta generalmente al trabajo de 1866 del monje Gregor Mendel, a quien más tarde se le atribuiría las leyes de la herencia. Sin embargo, su trabajo no fue reconocido como significativo hasta 35 años después. Mientras tanto, se debatieron e investigaron enérgicamente diversas teorías de la herencia (basadas en la pangénesis, la ortogénesis u otros mecanismos). [47] La ​​embriología y la ecología también se convirtieron en campos biológicos centrales, especialmente en lo relacionado con la evolución y popularizado en el trabajo de Ernst Haeckel. La mayor parte del trabajo del siglo XIX sobre la herencia, sin embargo, no estaba en el ámbito de la historia natural, sino en el de la fisiología experimental.

Fisiología Editar

En el transcurso del siglo XIX, el alcance de la fisiología se expandió enormemente, desde un campo principalmente orientado a la medicina hasta una amplia investigación de los procesos físicos y químicos de la vida, incluidas plantas, animales e incluso microorganismos además del hombre. Los seres vivos como máquinas se convirtió en una metáfora dominante en el pensamiento biológico (y social). [48]

Teoría celular, embriología y teoría de gérmenes Editar

Los avances en microscopía también tuvieron un impacto profundo en el pensamiento biológico. A principios del siglo XIX, varios biólogos señalaron la importancia central de la célula. En 1838 y 1839, Schleiden y Schwann comenzaron a promover las ideas de que (1) la unidad básica de los organismos es la célula y (2) que las células individuales tienen todas las características de la vida, aunque se opusieron a la idea de que (3) todas las células vienen de la división de otras células. Sin embargo, gracias al trabajo de Robert Remak y Rudolf Virchow, en la década de 1860 la mayoría de los biólogos aceptaban los tres principios de lo que llegó a conocerse como teoría celular. [49]

La teoría celular llevó a los biólogos a volver a visualizar los organismos individuales como conjuntos interdependientes de células individuales. Los científicos en el creciente campo de la citología, armados con microscopios cada vez más poderosos y nuevos métodos de tinción, pronto descubrieron que incluso las células individuales eran mucho más complejas que las cámaras homogéneas llenas de líquido descritas por microscopistas anteriores. Robert Brown había descrito el núcleo en 1831 y, a finales del siglo XIX, los citólogos identificaron muchos de los componentes celulares clave: cromosomas, centrosomas, mitocondrias, cloroplastos y otras estructuras visibles mediante tinción.Entre 1874 y 1884, Walther Flemming describió las etapas discretas de la mitosis, mostrando que no eran artefactos de tinción sino que ocurrían en células vivas y, además, que los cromosomas se duplicaban en número justo antes de que la célula se dividiera y se produjera una célula hija. Gran parte de la investigación sobre la reproducción celular se reunió en la teoría de la herencia de August Weismann: identificó el núcleo (en particular los cromosomas) como el material hereditario, propuso la distinción entre células somáticas y células germinales (argumentando que el número de cromosomas debe reducirse a la mitad para las células germinales). , un precursor del concepto de meiosis), y adoptó la teoría de pangenes de Hugo de Vries. El weismannismo fue extremadamente influyente, especialmente en el nuevo campo de la embriología experimental. [50]

A mediados de la década de 1850, la teoría del miasma de la enfermedad fue reemplazada en gran medida por la teoría de los gérmenes de la enfermedad, lo que generó un gran interés en los microorganismos y sus interacciones con otras formas de vida. En la década de 1880, la bacteriología se estaba convirtiendo en una disciplina coherente, especialmente a través del trabajo de Robert Koch, quien introdujo métodos para cultivar cultivos puros en geles de agar que contenían nutrientes específicos en placas de Petri. La idea arraigada de que los organismos vivos podrían originarse fácilmente a partir de materia inanimada (generación espontánea) fue atacada en una serie de experimentos llevados a cabo por Louis Pasteur, mientras que los debates sobre vitalismo versus mecanismo (un tema perenne desde la época de Aristóteles y los griegos) atomistas) continuó a buen ritmo. [51]

Auge de la química orgánica y la fisiología experimental Editar

En química, un tema central fue la distinción entre sustancias orgánicas e inorgánicas, especialmente en el contexto de transformaciones orgánicas como la fermentación y la putrefacción. Desde Aristóteles, éstos se habían considerado esencialmente biológicos (vital) procesos. Sin embargo, Friedrich Wöhler, Justus Liebig y otros pioneros del campo emergente de la química orgánica —a partir del trabajo de Lavoisier— demostraron que el mundo orgánico a menudo podía analizarse mediante métodos físicos y químicos. En 1828, Wöhler demostró que la sustancia orgánica urea podía crearse por medios químicos que no implican la vida, lo que representa un poderoso desafío al vitalismo. Se descubrieron extractos de células ("fermentos") que podrían efectuar transformaciones químicas, comenzando con la diastasa en 1833. A fines del siglo XIX, el concepto de enzimas estaba bien establecido, aunque las ecuaciones de cinética química no se aplicarían a las reacciones enzimáticas hasta la principios del siglo 20. [52]

Fisiólogos como Claude Bernard exploraron (a través de la vivisección y otros métodos experimentales) las funciones químicas y físicas de los cuerpos vivos en un grado sin precedentes, sentando las bases para la endocrinología (un campo que se desarrolló rápidamente después del descubrimiento de la primera hormona, la secretina, en 1902 ), biomecánica y el estudio de la nutrición y la digestión. La importancia y la diversidad de los métodos de fisiología experimental, tanto dentro de la medicina como de la biología, crecieron dramáticamente durante la segunda mitad del siglo XIX. El control y la manipulación de los procesos de la vida se convirtió en una preocupación central, y el experimento se colocó en el centro de la educación biológica. [53]

A principios del siglo XX, la investigación biológica era en gran medida un esfuerzo profesional. La mayor parte del trabajo todavía se realizó en el modo de historia natural, que enfatizó el análisis morfológico y filogenético sobre las explicaciones causales basadas en experimentos. Sin embargo, los embriólogos y fisiólogos experimentales anti-vitalistas, especialmente en Europa, fueron cada vez más influyentes. El tremendo éxito de los enfoques experimentales del desarrollo, la herencia y el metabolismo en los años 1900 y 1910 demostró el poder de la experimentación en biología. En las décadas siguientes, el trabajo experimental reemplazó a la historia natural como el modo de investigación dominante. [54]

Ecología y ciencias ambientales Editar

A principios del siglo XX, los naturalistas se enfrentaron a una presión cada vez mayor para agregar rigor y preferiblemente experimentación a sus métodos, como lo habían hecho las disciplinas biológicas de laboratorio recientemente prominentes. La ecología había surgido como una combinación de biogeografía con el concepto de ciclo biogeoquímico promovido por los químicos. Los biólogos de campo desarrollaron métodos cuantitativos como el cuadrante y adaptaron instrumentos de laboratorio y cámaras para el campo para diferenciar aún más su trabajo de la historia natural tradicional. Los zoólogos y botánicos hicieron lo que pudieron para mitigar la imprevisibilidad del mundo viviente, realizando experimentos de laboratorio y estudiando ambientes naturales semicontrolados como jardines, nuevas instituciones como la Estación Carnegie para la Evolución Experimental y el Laboratorio de Biología Marina proporcionaron ambientes más controlados para estudiar organismos. a lo largo de todos sus ciclos de vida. [55]

El concepto de sucesión ecológica, iniciado en los años 1900 y 1910 por Henry Chandler Cowles y Frederic Clements, fue importante en la ecología vegetal temprana. [56] Las ecuaciones depredador-presa de Alfred Lotka, los estudios de G. Evelyn Hutchinson sobre la biogeografía y la estructura biogeoquímica de lagos y ríos (limnología) y los estudios de Charles Elton sobre las cadenas alimentarias animales fueron pioneros entre la sucesión de métodos cuantitativos que colonizaron las especialidades ecológicas en desarrollo. . La ecología se convirtió en una disciplina independiente en las décadas de 1940 y 1950 después de que Eugene P. Odum sintetizara muchos de los conceptos de ecología de ecosistemas, colocando las relaciones entre grupos de organismos (especialmente las relaciones materiales y energéticas) en el centro del campo. [57]

En la década de 1960, cuando los teóricos evolucionistas exploraron la posibilidad de múltiples unidades de selección, los ecologistas recurrieron a enfoques evolutivos. En ecología de poblaciones, el debate sobre la selección de grupos fue breve pero vigoroso. En 1970, la mayoría de los biólogos estaban de acuerdo en que la selección natural rara vez era eficaz por encima del nivel de los organismos individuales. La evolución de los ecosistemas, sin embargo, se convirtió en un foco de investigación duradero. La ecología se expandió rápidamente con el surgimiento del movimiento ambientalista, el Programa Biológico Internacional intentó aplicar los métodos de la gran ciencia (que habían tenido tanto éxito en las ciencias físicas) a la ecología de los ecosistemas y los problemas ambientales urgentes, mientras que los esfuerzos independientes de menor escala, como las islas La biogeografía y el Bosque Experimental de Hubbard Brook ayudaron a redefinir el alcance de una disciplina cada vez más diversa. [58]

Genética clásica, síntesis moderna y teoría evolutiva Editar

1900 marcó el llamado redescubrimiento de mendel: Hugo de Vries, Carl Correns y Erich von Tschermak llegaron de forma independiente a las leyes de Mendel (que en realidad no estaban presentes en la obra de Mendel). [59] Poco después, los citólogos (biólogos celulares) propusieron que los cromosomas eran el material hereditario. Entre 1910 y 1915, Thomas Hunt Morgan y los "Drosofilistas" de su laboratorio de moscas forjaron estas dos ideas, ambas controvertidas, en la "teoría del cromosoma mendeliano" de la herencia. [60] Cuantificaron el fenómeno de la vinculación genética y postularon que los genes residen en los cromosomas como cuentas en una cuerda, supusieron que se cruzaban para explicar la vinculación y construyeron mapas genéticos de la mosca de la fruta. Drosophila melanogaster, que se convirtió en un organismo modelo ampliamente utilizado. [61]

Hugo de Vries trató de vincular la nueva genética con la evolución basándose en su trabajo con la herencia y la hibridación, propuso una teoría del mutacionismo, que fue ampliamente aceptada a principios del siglo XX. El lamarckismo, o la teoría de la herencia de las características adquiridas, también tuvo muchos adeptos. El darwinismo se consideró incompatible con los rasgos continuamente variables estudiados por los biometristas, que parecían heredables sólo parcialmente. En las décadas de 1920 y 1930, tras la aceptación de la teoría del cromosoma mendeliano, surgió la disciplina de la genética de poblaciones, con el trabajo de R.A. Fisher, J.B.S. Haldane y Sewall Wright, unificaron la idea de evolución por selección natural con la genética mendeliana, produciendo la síntesis moderna. La herencia de los caracteres adquiridos fue rechazada, mientras que el mutacionismo cedió a medida que maduraban las teorías genéticas. [62]

En la segunda mitad del siglo, las ideas de la genética de poblaciones comenzaron a aplicarse en la nueva disciplina de la genética del comportamiento, la sociobiología y, especialmente en humanos, la psicología evolutiva. En la década de 1960, W.D. Hamilton y otros desarrollaron enfoques de la teoría de juegos para explicar el altruismo desde una perspectiva evolutiva a través de la selección de parentesco. El posible origen de los organismos superiores a través de la endosimbiosis y los enfoques contrastantes de la evolución molecular en la visión centrada en los genes (que sostenía la selección como la causa predominante de la evolución) y la teoría neutral (que hizo de la deriva genética un factor clave) generaron debates perennes sobre la evolución. equilibrio adecuado de adaptacionismo y contingencia en la teoría de la evolución. [63]

En la década de 1970, Stephen Jay Gould y Niles Eldredge propusieron la teoría del equilibrio puntuado que sostiene que la estasis es la característica más destacada del registro fósil y que la mayoría de los cambios evolutivos ocurren rápidamente durante períodos de tiempo relativamente cortos. [64] En 1980 Luis Alvarez y Walter Alvarez propusieron la hipótesis de que un evento de impacto fue responsable del evento de extinción del Cretácico-Paleógeno. [65] También a principios de la década de 1980, el análisis estadístico del registro fósil de organismos marinos publicado por Jack Sepkoski y David M. Raup llevó a una mejor apreciación de la importancia de los eventos de extinción masiva para la historia de la vida en la tierra. [66]

Bioquímica, microbiología y biología molecular Editar

A finales del siglo XIX se habían descubierto todas las vías principales del metabolismo de los fármacos, junto con los perfiles del metabolismo de proteínas y ácidos grasos y la síntesis de urea. [67] En las primeras décadas del siglo XX, los componentes menores de los alimentos en la nutrición humana, las vitaminas, comenzaron a aislarse y sintetizarse. Las técnicas de laboratorio mejoradas, como la cromatografía y la electroforesis, dieron lugar a rápidos avances en la química fisiológica, que, como bioquímica—Comenzó a independizarse de sus orígenes médicos. En las décadas de 1920 y 1930, los bioquímicos, dirigidos por Hans Krebs y Carl y Gerty Cori, comenzaron a trabajar en muchas de las vías metabólicas centrales de la vida: el ciclo del ácido cítrico, la glucogénesis y la glucólisis, y la síntesis de esteroides y porfirinas. Entre las décadas de 1930 y 1950, Fritz Lipmann y otros establecieron el papel del ATP como el portador universal de energía en la célula y las mitocondrias como la fuente de energía de la célula. Este trabajo tradicionalmente bioquímico continuó siendo muy activo durante todo el siglo XX y hasta el XXI. [68]

Orígenes de la biología molecular Editar

Tras el surgimiento de la genética clásica, muchos biólogos, incluida una nueva ola de científicos físicos en biología, se interesaron por la cuestión del gen y su naturaleza física. Warren Weaver, director de la división de ciencias de la Fundación Rockefeller, otorgó subvenciones para promover la investigación que aplicaba los métodos de la física y la química a problemas biológicos básicos, acuñando el término Biología Molecular Para este enfoque en 1938, muchos de los importantes avances biológicos de las décadas de 1930 y 1940 fueron financiados por la Fundación Rockefeller. [69]

Como la bioquímica, las disciplinas superpuestas de bacteriología y virología (más tarde combinadas como microbiología), situado entre la ciencia y la medicina, se desarrolló rápidamente a principios del siglo XX. El aislamiento de bacteriófagos de Félix d'Herelle durante la Primera Guerra Mundial inició una larga línea de investigación centrada en los virus de los fagos y las bacterias que infectan. [70]

El desarrollo de organismos genéticamente uniformes estándar que pudieran producir resultados experimentales repetibles fue esencial para el desarrollo de la genética molecular. Después del trabajo inicial con Drosophila y maíz, la adopción de sistemas modelo más simples como el molde del pan Neurospora crassa hizo posible conectar la genética con la bioquímica, sobre todo con la hipótesis de un gen-una enzima de Beadle y Tatum en 1941. Los experimentos genéticos en sistemas aún más simples como el virus del mosaico del tabaco y el bacteriófago, con la ayuda de las nuevas tecnologías de microscopía electrónica y ultracentrifugación, obligaron a los científicos para reevaluar el significado literal de vida La herencia del virus y la reproducción de estructuras celulares de nucleoproteínas fuera del núcleo ("plasmagenos") complicaron la teoría aceptada del cromosoma mendeliano. [71]

Oswald Avery demostró en 1943 que el ADN era probablemente el material genético del cromosoma, no su proteína. El problema se resolvió de manera decisiva con el experimento Hershey-Chase de 1952, una de las muchas contribuciones del llamado grupo de fagos centrado en el físico convertido en biólogo. Max Delbrück. En 1953, James Watson y Francis Crick, basándose en el trabajo de Maurice Wilkins y Rosalind Franklin, sugirieron que la estructura del ADN era una doble hélice. En su famoso artículo "Estructura molecular de los ácidos nucleicos", Watson y Crick señalaron tímidamente: "No se nos ha escapado que el emparejamiento específico que hemos postulado sugiere inmediatamente un posible mecanismo de copia del material genético". [73] Después de que el experimento Meselson-Stahl de 1958 confirmara la replicación semiconservadora del ADN, quedó claro para la mayoría de los biólogos que la secuencia de ácido nucleico debe determinar de alguna manera la secuencia de aminoácidos en proteínas, el físico George Gamow propuso que un código genético fijo conectaba proteínas y ADN. Entre 1953 y 1961, se conocían pocas secuencias biológicas, ya fueran de ADN o de proteínas, pero abundaban los sistemas de códigos propuestos, una situación que se complica aún más al ampliar el conocimiento del papel intermedio del ARN. Para descifrar realmente el código, se necesitó una extensa serie de experimentos en bioquímica y genética bacteriana, entre 1961 y 1966, el más importante de los cuales fue el trabajo de Nirenberg y Khorana. [74]

Expansión de la biología molecular Editar

Además de la División de Biología en Caltech, el Laboratorio de Biología Molecular (y sus precursores) en Cambridge y un puñado de otras instituciones, el Instituto Pasteur se convirtió en un importante centro de investigación en biología molecular a fines de la década de 1950. [75] Los científicos de Cambridge, dirigidos por Max Perutz y John Kendrew, se centraron en el campo en rápido desarrollo de la biología estructural, combinando la cristalografía de rayos X con el modelado molecular y las nuevas posibilidades computacionales de la computación digital (beneficiándose tanto directa como indirectamente de las fuerzas armadas). financiación de la ciencia). Varios bioquímicos dirigidos por Frederick Sanger se unieron más tarde al laboratorio de Cambridge, reuniendo el estudio de la estructura y función macromolecular. [76] En el Instituto Pasteur, François Jacob y Jacques Monod siguieron el experimento PaJaMo de 1959 con una serie de publicaciones sobre el laca operón que estableció el concepto de regulación génica e identificó lo que llegó a conocerse como ARN mensajero. [77] A mediados de la década de 1960, el núcleo intelectual de la biología molecular, un modelo para la base molecular del metabolismo y la reproducción, estaba en gran parte completo. [78]

Desde finales de la década de 1950 hasta principios de la de 1970 fue un período de intensa investigación y expansión institucional de la biología molecular, que sólo recientemente se había convertido en una disciplina algo coherente. En lo que el biólogo organísmico E. O. Wilson llamó "Las Guerras Moleculares", los métodos y practicantes de la biología molecular se difundieron rápidamente, llegando a dominar departamentos e incluso disciplinas enteras. [79] La molecularización fue particularmente importante en genética, inmunología, embriología y neurobiología, mientras que la idea de que la vida está controlada por un "programa genético", una metáfora que Jacob y Monod introdujeron de los campos emergentes de la cibernética y la informática, se convirtió en un influyente perspectiva a lo largo de la biología. [80] La inmunología en particular se vinculó con la biología molecular, con la innovación fluyendo en ambos sentidos: la teoría de la selección clonal desarrollada por Niels Jerne y Frank Macfarlane Burnet a mediados de la década de 1950 ayudó a arrojar luz sobre los mecanismos generales de síntesis de proteínas. [81]

La resistencia a la creciente influencia de la biología molecular fue especialmente evidente en la biología evolutiva. La secuenciación de proteínas tenía un gran potencial para el estudio cuantitativo de la evolución (a través de la hipótesis del reloj molecular), pero los principales biólogos evolutivos cuestionaron la relevancia de la biología molecular para responder a las grandes preguntas de la causalidad evolutiva. Departamentos y disciplinas fracturados cuando los biólogos organísmicos afirmaron su importancia e independencia: Theodosius Dobzhansky hizo la famosa declaración de que "nada en biología tiene sentido excepto a la luz de la evolución" como respuesta al desafío molecular. La cuestión se volvió aún más crítica después de que la teoría neutral de la evolución molecular de Motoo Kimura de 1968 sugiriera que la selección natural no era la causa omnipresente de la evolución, al menos a nivel molecular, y que la evolución molecular podría ser un proceso fundamentalmente diferente de la evolución morfológica. (Resolver esta "paradoja molecular / morfológica" ha sido un foco central de la investigación de la evolución molecular desde la década de 1960). [82]

Biotecnología, ingeniería genética y genómica Editar

La biotecnología en sentido general ha sido una parte importante de la biología desde finales del siglo XIX. Con la industrialización de la elaboración de cerveza y la agricultura, los químicos y biólogos se dieron cuenta del gran potencial de los procesos biológicos controlados por humanos. En particular, la fermentación resultó ser una gran ayuda para las industrias químicas. A principios de la década de 1970, se estaba desarrollando una amplia gama de biotecnologías, desde medicamentos como la penicilina y los esteroides hasta alimentos como Clorella y proteína unicelular a gasohol, así como una amplia gama de cultivos híbridos de alto rendimiento y tecnologías agrícolas, la base de la Revolución Verde. [83]

ADN recombinante Editar

La biotecnología en el sentido moderno de la ingeniería genética comenzó en la década de 1970, con la invención de técnicas de ADN recombinante. [84] Las enzimas de restricción se descubrieron y caracterizaron a fines de la década de 1960, siguiendo los pasos del aislamiento, luego la duplicación y luego la síntesis de genes virales. Comenzando con el laboratorio de Paul Berg en 1972 (con la ayuda de EcoRI del laboratorio de Herbert Boyer, basándose en el trabajo con ligasa del laboratorio de Arthur Kornberg), los biólogos moleculares unieron estas piezas para producir los primeros organismos transgénicos. Poco después, otros comenzaron a usar vectores plásmidos y agregar genes para la resistencia a los antibióticos, aumentando en gran medida el alcance de las técnicas recombinantes. [85]

Desconfiados de los peligros potenciales (particularmente la posibilidad de una bacteria prolífica con un gen viral causante de cáncer), la comunidad científica, así como una amplia gama de científicos externos, reaccionaron a estos desarrollos con entusiasmo y con temerosa moderación.Destacados biólogos moleculares dirigidos por Berg sugirieron una moratoria temporal en la investigación del ADN recombinante hasta que se pudieran evaluar los peligros y se pudieran crear políticas. Esta moratoria se respetó en gran medida, hasta que los participantes en la Conferencia de Asilomar sobre ADN recombinante de 1975 crearon recomendaciones de política y llegaron a la conclusión de que la tecnología se podía utilizar de forma segura. [86]

Después de Asilomar, se desarrollaron rápidamente nuevas técnicas y aplicaciones de ingeniería genética. Los métodos de secuenciación de ADN mejoraron enormemente (iniciados por Frederick Sanger y Walter Gilbert), al igual que las técnicas de síntesis y transfección de oligonucleótidos. [87] Los investigadores aprendieron a controlar la expresión de los transgenes y pronto empezaron a competir, tanto en contextos académicos como industriales, para crear organismos capaces de expresar genes humanos para la producción de hormonas humanas. Sin embargo, esta fue una tarea más desalentadora de lo que los biólogos moleculares habían esperado. Los desarrollos entre 1977 y 1980 mostraron que, debido a los fenómenos de división de genes y empalme, los organismos superiores tenían un sistema de expresión génica mucho más complejo que los modelos de bacterias de estudios anteriores. [88] Genentech ganó la primera carrera de este tipo, para sintetizar insulina humana. Esto marcó el comienzo del auge de la biotecnología (y con él, la era de las patentes de genes), con un nivel sin precedentes de superposición entre biología, industria y derecho. [89]

Sistemática molecular y genómica Editar

En la década de 1980, la secuenciación de proteínas ya había transformado los métodos de clasificación científica de organismos (especialmente la cladística), pero los biólogos pronto comenzaron a usar secuencias de ARN y ADN como caracteres, lo que amplió la importancia de la evolución molecular dentro de la biología evolutiva, ya que los resultados de la sistemática molecular podrían ser en comparación con los árboles evolutivos tradicionales basados ​​en la morfología. Siguiendo las ideas pioneras de Lynn Margulis sobre la teoría endosimbiótica, que sostiene que algunos de los orgánulos de las células eucariotas se originaron a partir de organismos procariotas de vida libre a través de relaciones simbióticas, incluso se revisó la división general del árbol de la vida. En la década de 1990, los cinco dominios (Plantas, Animales, Hongos, Protistas y Moneranos) se convirtieron en tres (Archaea, Bacteria y Eukarya) basados ​​en el trabajo pionero de sistemática molecular de Carl Woese con la secuenciación del ARNr 16S. [90]

El desarrollo y popularización de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) a mediados de la década de 1980 (por Kary Mullis y otros en Cetus Corp.) marcó otro hito en la historia de la biotecnología moderna, aumentando en gran medida la facilidad y velocidad del análisis genético. [91] Junto con el uso de etiquetas de secuencia expresadas, la PCR condujo al descubrimiento de muchos más genes de los que se podían encontrar mediante métodos bioquímicos o genéticos tradicionales y abrió la posibilidad de secuenciar genomas completos. [92]

La unidad de gran parte de la morfogénesis de los organismos desde el óvulo fertilizado hasta el adulto comenzó a desmoronarse después del descubrimiento de los genes homeobox, primero en las moscas de la fruta y luego en otros insectos y animales, incluidos los humanos. Estos desarrollos llevaron a avances en el campo de la biología del desarrollo evolutivo hacia la comprensión de cómo han evolucionado los diversos planes corporales de los phyla animales y cómo se relacionan entre sí. [93]

El Proyecto del Genoma Humano, el estudio biológico individual más grande y costoso jamás realizado, comenzó en 1988 bajo el liderazgo de James D. Watson, después de un trabajo preliminar con organismos modelo genéticamente más simples como E. coli, S. cerevisiae y C. elegans. Los métodos de secuenciación de escopeta y descubrimiento de genes iniciados por Craig Venter, y alimentados por la promesa financiera de las patentes de genes con Celera Genomics, llevaron a una competencia de secuenciación público-privada que terminó en un compromiso con el primer borrador de la secuencia de ADN humano anunciado en 2000. [ 94]

A principios del siglo XXI, las ciencias biológicas convergieron con disciplinas nuevas y clásicas previamente diferenciadas como la Física en campos de investigación como la Biofísica. Se realizaron avances en la instrumentación física y química analítica, incluidos sensores, ópticas, trazadores, instrumentación, procesamiento de señales, redes, robots, satélites y potencia de cálculo mejorados para la recopilación, almacenamiento, análisis, modelado, visualización y simulaciones de datos. Estos avances tecnológicos permitieron la investigación teórica y experimental, incluida la publicación en Internet de la bioquímica molecular, los sistemas biológicos y la ciencia de los ecosistemas. Esto permitió el acceso mundial a mejores mediciones, modelos teóricos, simulaciones complejas, experimentación de modelos predictivos teóricos, análisis, informes de datos de observación de Internet en todo el mundo, revisión abierta por pares, colaboración y publicación en Internet. Surgieron nuevos campos de investigación en ciencias biológicas que incluyen bioinformática, neurociencia, biología teórica, genómica computacional, astrobiología y biología sintética.

Citas Editar

  1. ^ aBCDmiFgramo Magner, Louis N. (2002). "Los orígenes de las ciencias de la vida". Una historia de las ciencias biológicas (3ª ed.). Nueva York: CRC Press. págs. 1-40. ISBN0824708245.
  2. ^ aB
  3. Lindberg, David C. (2007). "La ciencia antes de los griegos". Los inicios de la ciencia occidental: la tradición científica europea en el contexto filosófico, religioso e institucional (Segunda ed.). Chicago, Illinois: University of Chicago Press. págs. 1–20. ISBN978-0-226-48205-7.
  4. ^
  5. Grant, Edward (2007). "Antiguo Egipto a Platón". Una historia de la filosofía natural: desde el mundo antiguo hasta el siglo XIX (Primera ed.). Nueva York, Nueva York: Cambridge University Press. págs. 1–26. ISBN978-052-1-68957-1.
  6. ^ aB
  7. McIntosh, Jane R. (2005). Mesopotamia antigua: nuevas perspectivas. Santa Bárbara, California, Denver, Colorado y Oxford, Inglaterra: ABC-CLIO. págs. 273–276. ISBN978-1-57607-966-9.
  8. ^ aBCD
  9. Farber, Walter (1995). Brujería, magia y adivinación en la antigua Mesopotamia. Civilizaciones del Antiguo Cercano Oriente. 3. Ciudad de Nueva York, Nueva York: Charles Schribner's Sons, MacMillan Library Reference USA, Simon & amp Schuster MacMillan. págs. 1891-1908. ISBN9780684192796. Consultado el 12 de mayo de 2018.
  10. ^ aBC
  11. Abusch, Tzvi (2002). Brujería mesopotámica: hacia una historia y comprensión de las creencias y la literatura de la brujería babilónica. Leiden, Países Bajos: Brill. pag. 56. ISBN9789004123878.
  12. ^ aBC
  13. Brown, Michael (1995). Sanador Divino de Israel. Grand Rapids, Michigan: Zondervan. pag. 42. ISBN9780310200291.
  14. ^
  15. R. D. Biggs (2005). "Medicina, cirugía y salud pública en la antigua Mesopotamia". Revista de estudios académicos asirios. 19 (1): 7–18.
  16. ^
  17. Heeßel, N. P. (2004). "Diagnóstico, adivinación y enfermedad: hacia una comprensión de la Razón fundamental Detrás del babilónico Manual de diagonósticoEn Horstmanshoff, H. F. J. Stol, Marten Tilburg, Cornelis (eds.). Magia y racionalidad en la medicina grecorromana y del antiguo Cercano Oriente. Estudios de Medicina Antigua. 27. Leiden, Países Bajos: Brill. págs. 97-116. ISBN978-90-04-13666-3.
  18. ^ Marten Stol (1993), Epilepsia en Babilonia, pag. 55, Brill Publishers, 90-72371-63-1.
  19. ^
  20. Needham, Joseph Ronan, Colin Alistair (1995). La ciencia y la civilización más breves en China: un resumen del texto original de Joseph Needham, vol. 1. Prensa de la Universidad de Cambridge. pag. 101. ISBN978-0-521-29286-3.
  21. ^
  22. Girish Dwivedi, Shridhar Dwivedi (2007). "Historia de la Medicina: Sushruta - el clínico - Maestro por excelencia" (PDF). Indian J Chest Dis Allied Sci. Centro Nacional de Informática. 49: 243–244. Archivado desde el original (PDF) el 10 de octubre de 2008. Consultado el 8 de octubre de 2008.
  23. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, págs. 84–90, 135 Mason, Una historia de las ciencias, pág. 41–44
  24. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, pp 201–202 ver también: Lovejoy, La gran cadena del ser
  25. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, págs. 90–91 Mason, Una historia de las ciencias, pág. 46
  26. ^ Barnes, Filosofía y ciencia helenísticas, pág. 383–384
  27. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, págs. 90–94 cita de la pág. 91
  28. ^ Anás, Filosofía griega clásica, p. 252
  29. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, págs. 91–94
  30. ^ Mayr, El crecimiento del pensamiento biológico, págs. 91–94:

"En lo que respecta a la biología en su conjunto, no fue hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX que las universidades se convirtieron en centros de investigación biológica".


El nacimiento del Renacimiento: comprensión del Génesis de una nueva era - Historia

Cómo las personas discapacitadas han sido marginadas a lo largo de los tiempos y su lucha actual por sus derechos humanos.

La diferencia corporal ha determinado durante siglos las estructuras sociales definiendo ciertos cuerpos como la norma y definiendo los que quedan fuera de la norma como "Otros", definiendo el grado de "Alteridad" por el grado de variación de la norma. Al hacer esto, hemos creado un 'paradigma de la humanidad' artificial en el que algunos de nosotros encajamos perfectamente y otros encajamos muy mal. Es probable que la vida fuera del paradigma de la humanidad se caracterice por el aislamiento y el abuso.

La historia que hemos registrado sobre la vida de las personas con discapacidad es una historia de vida vivida al margen. Para las personas con discapacidad, su historia es en gran parte una historia de silencio. Las vidas de las personas con discapacidad no solo se han construido como 'Otro', sino con frecuencia como 'el Otro' del 'Otro'. Las personas con discapacidad son marginadas incluso por aquellos que son ellos mismos marginados.

Si bien es difícil saber dónde terminan nuestras construcciones y comienza la realidad (porque las construcciones dan forma a la realidad), está claro que otras historias y construcciones que podrían haber creado diferentes realidades han sido "olvidadas" selectivamente. Los modelos de inclusión, por ejemplo, entre los maoríes de Aotearoa, donde se sugiere que la discapacidad se acepta como algo normal, se han borrado de la historia occidental de la discapacidad. Los activistas de la discapacidad se enfrentan ahora a la tarea de recrear una cultura que celebre y abrace la diferencia. En Occidente, sin embargo, el guión que hemos escrito para personas con discapacidad es estrecho.

La historia de la discapacidad en Occidente se ha caracterizado por el desarrollo progresivo de varios modelos de discapacidad: el modelo religioso de discapacidad, el modelo médico / genético de la discapacidad y el modelo de discapacidad basado en los derechos. Estos modelos, o construcciones de discapacidad, han marcado los parámetros de nuestra respuesta a las personas con discapacidad. Con el tiempo, estos modelos se han vuelto más sofisticados, pero su esencia permanece constante: la alteridad.

El modelo religioso de la discapacidad

En una sociedad judeocristiana occidental, las raíces de la comprensión de las diferencias corporales se han basado en referencias bíblicas, las consiguientes respuestas e impactos de la iglesia cristiana y el efecto del proyecto de iluminación que sustenta la era moderna. Estos estados encarnados fueron vistos como el resultado de espíritus malignos, el diablo, la brujería o el disgusto de Dios. Alternativamente, estas personas también fueron representadas como un reflejo del "Cristo sufriente", y a menudo se percibía que tenían un estatus angelical o más allá de lo humano como una bendición para los demás.

Por lo tanto, los temas que abarcan las nociones de pecado o santidad, impureza y plenitud, indeseabilidad y debilidad, cuidado y compasión, curación y carga han formado las bases dominantes de las conceptualizaciones occidentales y las respuestas a grupos de personas que, en un contexto contemporáneo, se describen como discapacitados. En el pasado, se han utilizado varias etiquetas para estas personas. Estos incluyen lisiados, cojos, ciegos, mudos, sordos, locos, débiles, idiotas, imbéciles e idiotas.

En las sociedades nómadas y / o agrarias de la preindustrialización, cuando el tiempo era cíclico, las personas percibidas con limitaciones a menudo vivían con sus familias. Se les asignaron roles y tareas de acuerdo con sus capacidades, y que cumplieron con los requisitos cooperativos para la supervivencia corporativa. Otros, sin embargo, no pudieron quedarse con sus familias. Algunos fueron condenados al ostracismo y su supervivencia amenazada debido a la concepción popular de que tales personas eran monstruos y, por lo tanto, indignos de la condición humana. Algunos se quedaron sin hogar y se desplazaron por otras razones, como la pobreza o la vergüenza. Las comunidades religiosas, a menudo dentro de los distritos o parroquias locales, respondieron a estos grupos de personas de diversas formas. Estos incluían la promoción y búsqueda de curaciones mediante acciones tales como exorcismos, purgas, rituales, etc., o la provisión de cuidados, hospitalidad y servicio como actos de misericordia y deber cristiano hacia los "extranjeros necesitados".

Sin embargo, se producirían cambios importantes con la evolución de la era moderna profundamente influenciada por la ilustración y la industrialización. Durante este tiempo, los valores y modos religiosos fueron desafiados por el levantamiento de la razón y la racionalidad.

El modelo médico de la discapacidad

A medida que el conocimiento médico y científico se expandió profusamente, el médico y el científico reemplazaron al sacerdote como custodio de los valores sociales y los procesos de curación. El trabajo y la producción se mercantilizaron y el tiempo se volvió lineal. El valor humano se determinaría entonces por el valor percibido del trabajo y la rentabilidad, y los estilos de vida y las vidas pasaron a ser dictados por las prácticas e instituciones mecanicistas del Estado nacional. La universalidad reemplazó a la particularidad, la razón reemplazó al misterio y el conocimiento y el estado de la mente reemplazaron la experiencia vivida del cuerpo. La "normalidad", entonces, quedó determinada por el ideal del cuerpo masculino blanco, joven, capaz, y la alteridad a este ideal se colocó jerárquicamente como inferioridad. Por lo tanto, la diferencia se redefinió como desviación que domina el control.

Los acontecimientos de esta época iban a tener un gran impacto en la vida de las personas con limitaciones corporales. La vida de esas personas se redujo a poco más que una etiqueta médica, y su futuro definido por un pronóstico médico. Las personas con discapacidad se convirtieron entonces en una clase que requería la eliminación física de las normas de "personas sanas" de lo que se estaba desarrollando como una sociedad urbanizada. Como señalan algunos comentaristas, esta fue la época en que desaparecieron los lisiados y se creó la discapacidad.

Como ciertos grupos de personas llegaron a ser vistos como improductivos e incapaces, las instituciones se establecieron como lugares con un doble propósito: (a) donde esas personas podían ser ubicadas mientras que otros miembros de la familia podían cumplir con las obligaciones de los trabajadores y (b) donde esas personas podían ser colocadas. estar capacitado para convertirse en miembros productivos de la sociedad.

Pero, con la era moderna, también hubo un énfasis creciente en el cientificismo y el darwinismo social y esto dio como resultado que los roles de las instituciones especiales cambiaran de agentes de reforma a agentes de custodia para el control social y la segregación institucional para aquellos que ahora se describen como subnormales. . Las instituciones se convirtieron en instrumentos para facilitar la muerte social. A través de un supuesto estatus científico, la atención a las personas con discapacidad se despolitizó, tecnificó y profesionalizó, basándose en nociones de tragedia, carga y dependencia indefensa.

En la era posindustrial y posterior a la ilustración, la discapacidad, en la sociedad occidental, ha sido considerada como una aflicción individual predominantemente proyectada dentro de los discursos científicos y médicos. Por lo tanto, la "discapacidad" ha llegado a definirse y significarse como un atributo o característica neutra en cuanto al poder, objetivamente observable de una persona "afligida". Según este modelo, es el individuo, y no la sociedad, quien tiene el problema, y ​​las diferentes intervenciones tienen como objetivo dotar a la persona de las habilidades adecuadas para rehabilitarlo o afrontarlo. Sin embargo, en una cultura, apoyada por la medicina occidental moderna, y que idealiza la idea de que el cuerpo puede ser objetivado y controlado, aquellos que no pueden controlar sus cuerpos son vistos como fracasados.

En los últimos años, y con la influencia de los principios de normalización desde la década de 1970, el lugar de una conceptualización individualizada se ha desplazado de la institución estatal (pública) a las instalaciones y el cuidado basados ​​en la comunidad. Sin embargo, la perspectiva médica de la discapacidad sigue ligada a la economía, por lo que la capacidad y la capacidad personales a menudo se evalúan como incapacidad e incapacidad para determinar la elegibilidad de una persona para recibir asistencia y beneficios económicos y el acceso a los recursos personales. Una visión económica reduce la complejidad de la discapacidad a limitaciones y restricciones, con implicaciones de si las personas "imperfectas" pueden ser educadas o productivas.

La falta de acceso a los recursos materiales adecuados perpetúa un discurso de caridad que describe a ciertas personas como necesitadas de ayuda, como objetos de lástima, como personalmente trágicas y como hijos dependientes y eternos. Es un discurso de benevolencia y altruismo y, al igual que con las respuestas de las primeras comunidades cristianas, este discurso sirve para una relación complementaria entre personas perceptiblemente indefensas como instrumentos para obras buenas y virtuosas de misericordia y compasión por parte de los miembros más "privilegiados" de la sociedad.

El modelo de discapacidad basado en derechos

Sin embargo, en tiempos más recientes, la noción de "discapacidad" ha llegado a conceptualizarse como una construcción sociopolítica dentro de un discurso basado en los derechos. El énfasis ha pasado de la dependencia a la independencia, ya que las personas con discapacidad han buscado una voz política y se han vuelto políticamente activas contra las fuerzas sociales de la discapacidad. Los activistas de la discapacidad, al involucrarse en políticas de identidad, han adoptado las estrategias utilizadas por otros movimientos sociales que dominan los derechos humanos y civiles, contra fenómenos como el sexismo y el racismo. Y estas estrategias han traído ganancias, pero dentro de ciertas limitaciones.

Desde mediados de la década de 1980, algunos países occidentales como Australia han promulgado leyes que adoptan un discurso basado en los derechos en lugar de un discurso de custodia y que busca abordar cuestiones de justicia social y discriminación. La legislación también adopta el cambio conceptual de la discapacidad como un 'problema médico' individualizado a ser más bien sobre la membresía y participación de la comunidad, y el acceso a actividades sociales regulares como el empleo, la educación, la recreación, etc. Donde el acceso es inapropiado, inadecuado, difícil o ignorado, se han iniciado procesos de incidencia para abordar situaciones y promover los derechos de las personas.

Sin embargo, el discurso basado en los derechos, aunque se emplea como estrategia política, también se ha convertido en una forma de construir la discapacidad al encerrar a las personas con discapacidad en una identidad basada en la pertenencia a un grupo minoritario. Por tanto, los derechos dependen de que se pueda definir a uno mismo como una persona con discapacidad. Y la barrera conceptual entre lo "normal" y lo "anormal" no se cuestiona, de modo que, si bien uno puede tener derechos garantizados legislativamente, la "comunidad" para la que no se puede legislar sigue siendo esquiva.

Mirando hacia el futuro

Si bien el discurso basado en los derechos, a nivel estratégico, ha traído algunos derechos adicionales a las personas con discapacidad, no ha alterado significativamente la forma en que se construye la discapacidad y, por lo tanto, a pesar de los cambios legislativos, la vida de algunas personas no ha cambiado necesariamente. De hecho, nuevos desafíos como la tecnología genética y la tecnología reproductiva amenazan con alienar aún más a la persona completa e integrada (cuerpo, mente y espíritu) de la 'persona' diagnosticada médica o científicamente (la condición). Ahora estamos viendo el surgimiento de un modelo genético de discapacidad, un modelo médico renovado, que 'promete' expandir realmente la población de personas con discapacidad para incluir a personas cuya discapacidad son sus genes 'malos' y su discapacidad es la respuesta social de evitación, discriminación e incluso eliminación que sus genes alterados provocan en otros.

El discurso basado en los derechos no logra hacer frente a estos desafíos porque, en lugar de tratar de desmantelar todo el concepto de discapacidad, en realidad se basa en tal construcción para respaldar sus reclamos de derechos y prerrogativas.

Algunos escritores sostienen que debemos ir más allá de las concepciones de discapacidad construida a una noción de universalismo según la cual, según el escritor canadiense Bickenbach, la discapacidad es en realidad una condición fluida y continua que no tiene fronteras pero que es, de hecho, la esencia de la condición humana. Y, como una condición que todos experimentamos, en algún momento de nuestras vidas, la discapacidad es realmente normal. Este punto de vista también es apoyado por el filósofo indio Sarkar, quien sostiene que no se debe permitir que las diferencias corporales enmascaren nuestra humanidad esencial.

En el nivel de nuestra existencia física, la diversidad es una condición natural y la necesidad es que acojamos y abracemos la diversidad fuera de una clasificación jerárquica de diferencia. Sin embargo, en otro nivel, la diferencia es simplemente una construcción de ideología, no un estado de realidad, ya que todos estamos interconectados y tenemos fluyendo a través de cada uno de nosotros la misma fuerza vital. Según Sarkar, "la fuerza que te guía a las estrellas tú también". Sin embargo, la historia de la discapacidad ha sido una historia de búsqueda de construir una diferencia jerárquica a partir de una realidad esencial de unidad. El desafío es crear lo contrario.

Referencias

Baird, V., (1992) "Difference and Defiance", The New Internationalist (Edición especial - Vidas de discapacitados), Vol 233, julio de 1992, págs. 4-7.

Bickenbach, J., “Equity, Participation and the Politics of Disability”, documento presentado en el 18º Congreso Mundial de Rehabilitation International, Auckland, Nueva Zelanda, septiembre de 1996.

Branson, J. y Miller, D., (1989), "Más allá de la política de integración: la deconstrucción de la discapacidad", en Barton, L., ed., Integración: ¿mito o realidad? Londres: Falmer Press.

Clapton, J., (1996) "Disability, Inclusion and the Christian Church", artículo presentado en la Conferencia sobre discapacidad, religión y salud, Brisbane, 18 al 20 de octubre de 1996.

Fitzgerald, J., (1996) "Geneticizing Disability: The Human Genome Project and the Commodification of Self", artículo presentado en el Congreso Internacional de Rehabilitación, Auckland, Nueva Zelanda, septiembre de 1996.

Fitzgerald, J., (1996) "Reclaiming the Whole: Self, Spirit and Society", artículo presentado en la Conferencia sobre discapacidad, religión y salud, Brisbane, 18 al 20 de octubre de 1996.

Funk, R., (1987) "Derechos de las personas con discapacidad: del castillo a la clase en el contexto de los derechos civiles", en Gartner, A. y Joe, T., eds., Imágenes de discapacitados, imágenes de desactivación. Nueva York: Praegar.

Fontaine, C.R., (1994) "Mesa redonda: Mujeres con discapacidades: un desafío a la teología feminista", Revista de estudios feministas en religión. 10 (2), 1994, págs. 99-134.

Higgins, P., (1992), Making Disability: Explorando la transformación social de la variación humana. Springfield, Illinios: Editorial Charles C. Thomas.

Miles, M., (1995), "Discapacidad en un contexto religioso oriental: perspectivas históricas", Discapacidad y sociedad, 10(1).

Wendell, S., (1992), "Toward a Feminist Theory of Disability", en Bequart Holmes, H. & amp Purdy, L. M., eds., Perspectivas feministas en la ética médica. Bloomington e Indianápolis: Indiana University Press.

Jayne Clapton es estudiante de doctorado con la Concentración de Investigación en Ética Aplicada y Cambio Humano en la Universidad Tecnológica de Queensland, Brisbane, Australia. Correspondencia: Escuela de Humanidades, Universidad Tecnológica de Queensland, Beams Road, Carseldine, Queensland 4034, Australia. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita tener JavaScript habilitado para verlo. .


Humanismo

El Renacimiento temprano tuvo dos características principales. De estos, el primero es el humanismo, un término que no tenía el sentido ético o antirreligioso actual, sino que se refería al estudio intensivo de una antigüedad clásica revivida. El humanismo comprendía una intensa preocupación por la studia humanitatis (“Estudios de la humanidad”), es decir, gramática, retórica, historia, poesía y filosofía moral como se lee en el latín clásico y, a veces, en los textos griegos. Como tal, no representaba un sistema filosófico sino más bien un programa educativo que excluía en gran medida las materias que se enseñaban en las universidades: lógica, filosofía natural, metafísica, astronomía, medicina, derecho y teología.

Los orígenes del humanismo se remontan a la Italia de la década de 1290, en la que se encuentran, en muchas ciudades, amigos que se reúnen informalmente para estudiar el mundo antiguo e intentan reproducir algo del espíritu de los clásicos latinos en sus propios escritos. No es de extrañar que el movimiento se haya originado en Italia. Era natural que los italianos miraran atrás a Roma, sobre todo porque las ruinas de la civilización romana todavía se levantaban a su alrededor. Además, el estudio del gran corpus de derecho romano en las universidades de Padua y Bolonia condujo fácilmente a un deseo de comprender la sociedad que lo había producido. Sin embargo, incluso más allá de eso, en el mundo secular de las ciudades-estado, donde los laicos alfabetizados más que los clérigos dominaban la vida intelectual, la civilización secular del mundo clásico tenía un atractivo irresistible. No es que los humanistas no fueran cristianos, sino que su cristianismo era un cristianismo laico y, en cierto sentido, secularizado.

El movimiento avanzó a mediados del siglo XIV gracias al trabajo de dos hombres, eminentes tanto como humanistas como por su papel en la literatura italiana y europea: Francesco Petrarca (Petrarca 1304–74) y Giovanni Boccaccio (1313–75). Se consolidó a finales de siglo, sobre todo en Florencia. Aquí, en la década de 1390, la enseñanza inspirada del bizantino Manuel Chrysoloras convirtió a la ciudad en el principal centro para el estudio del griego clásico en Europa, mientras que Coluccio Salutati (1331-1406) y Leonardo Bruni (1370-1444), ambos sirvieron para algunos El tiempo como cancilleres de la república, afirmó que las disciplinas del humanismo eran particularmente adecuadas para el servicio del estado como estudios adecuados a la “vida activa” de un ciudadano republicano.

A partir de entonces, el humanismo dominó la vida intelectual en la península (y más tarde en gran parte de Europa), influyendo en la literatura vernácula, la escritura de la historia, el arte, la educación y el estilo de vida. Durante el siglo XV, por primera vez, los estudios griegos florentinos volvieron a los académicos de la moral a la filosofía metafísica. Marsilio Ficino (1433-1499) tradujo todos los escritos de Platón, junto con importantes textos neoplatónicos y la mística griega. Cuerpo hermético. A partir de estas fuentes, pasó a desarrollar su propia filosofía del hermetismo cristiano o neoplatonismo. Posteriormente modificado y desarrollado por Giovanni Pico della Mirandola (1463-1494), cuyo ensayo más conocido lleva el significativo título Oratio de hominis dignitate (1486 Oración sobre la dignidad del hombre), esta filosofía, que sostenía que los seres humanos podían determinar independientemente su propia salvación siguiendo los impulsos naturales del amor y la belleza, presentaba una visión inmensamente optimista de la humanidad y su lugar en el universo. Iba a ejercer una fuerte fascinación, sobre todo por artistas y poetas, en los siguientes cien años.


Historia del movimiento ambiental

La preocupación por el impacto en la vida humana de problemas como la contaminación del aire y el agua se remonta al menos a la época romana. La contaminación se asoció con la propagación de enfermedades epidémicas en Europa entre finales del siglo XIV y mediados del siglo XVI, y la conservación del suelo se practicaba en China, India y Perú desde hace 2000 años. Sin embargo, en general, estas preocupaciones no dieron lugar al activismo público.

El movimiento ambiental contemporáneo surgió principalmente de preocupaciones a fines del siglo XIX sobre la protección del campo en Europa y la naturaleza en los Estados Unidos y las consecuencias para la salud de la contaminación durante la Revolución Industrial. En oposición a la filosofía política dominante de la época, el liberalismo, que sostenía que todos los problemas sociales, incluidos los ambientales, podían y debían resolverse a través del libre mercado, la mayoría de los ambientalistas primitivos creían que el gobierno, más que el mercado, debería encargarse de proteger a la economía. medio ambiente y velar por la conservación de los recursos. Gifford Pinchot (1865-1946), el primer jefe del Servicio Forestal de los Estados Unidos, desarrolló una filosofía temprana de conservación de recursos, para quien la conservación representaba el uso inteligente y eficiente de los recursos. También en los Estados Unidos, aproximadamente al mismo tiempo, surgió un enfoque más fuertemente biocéntrico en la filosofía preservacionista de John Muir (1838-1914), fundador del Sierra Club, y Aldo Leopold (1887-1948), profesor de manejo de vida silvestre. quien fue fundamental en la designación del Bosque Nacional de Gila en Nuevo México en 1924 como la primera área silvestre nacional de Estados Unidos. Leopold introdujo el concepto de ética de la tierra, argumentando que los humanos deberían transformarse de conquistadores de la naturaleza en ciudadanos de ella, sus ensayos, compilados póstumamente en Un almanaque del condado de Sand (1949), tuvo una influencia significativa en los ecologistas biocéntricos posteriores.

Las organizaciones ambientales establecidas desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX fueron principalmente grupos de presión de clase media preocupados por la conservación de la naturaleza, la protección de la vida silvestre y la contaminación que surgió del desarrollo industrial y la urbanización. También había organizaciones científicas interesadas en la historia natural y los aspectos biológicos de los esfuerzos de conservación.

Aunque Estados Unidos lideró al mundo en tales esfuerzos durante este tiempo, otros desarrollos de conservación notables también estaban ocurriendo en Europa y Oceanía. Por ejemplo, un grupo de científicos y conservacionistas suizos convenció al gobierno de reservar 14.000 hectáreas (aproximadamente 34.600 acres) de tierra en los Alpes suizos como el primer parque nacional de Europa en 1914. En Nueva Zelanda, la Native Bird Protection Society (más tarde la Royal Forest and Bird Protection Society, o Forest & amp Bird) surgió en 1923 en respuesta a la devastación de la isla Kapiti por el ganado.

A partir de la década de 1960, las diversas vertientes filosóficas del ambientalismo recibieron expresión política mediante el establecimiento de movimientos políticos "verdes" en forma de organizaciones no gubernamentales activistas y partidos políticos ambientalistas. A pesar de la diversidad del movimiento ambiental, cuatro pilares proporcionaron un tema unificador para los objetivos generales de la ecología política: protección del medio ambiente, democracia de base, justicia social y no violencia. Sin embargo, para un pequeño número de grupos ambientalistas y activistas individuales que participaron en el ecoterrorismo, la violencia fue vista como una respuesta justificada a lo que ellos consideraron el tratamiento violento de la naturaleza por parte de algunos intereses, particularmente las industrias de la tala y la minería. Los objetivos políticos del movimiento verde contemporáneo en el Occidente industrializado se centraron en cambiar la política gubernamental y promover los valores sociales ambientales. Los ejemplos incluyen las campañas en Tasmania en las décadas de 1970 y 1980 para bloquear la inundación del lago Pedder y la represa del río Franklin protestas en los Estados Unidos y Europa occidental contra el desarrollo de la energía nuclear, especialmente después de los accidentes catastróficos en Three Mile Island (1979 ) y Chernobyl (1986) la controversia relacionada de décadas en torno a la minería de uranio en el Territorio del Norte de Australia, incluso en las protestas de la mina Jabiluka contra la deforestación en Indonesia y la cuenca del Amazonas y campañas en varios países para limitar el volumen de gases de efecto invernadero liberados a través de actividades humanas. . En el mundo menos industrializado o en desarrollo, el ambientalismo ha estado más involucrado en la política “emancipadora” y el activismo de base en temas como la pobreza, la democratización y los derechos políticos y humanos, incluidos los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas. Los ejemplos incluyen el movimiento Chipko en India, que vinculó la protección de los bosques con los derechos de las mujeres, y la Asamblea de los Pobres en Tailandia, una coalición de movimientos que luchan por el derecho a participar en políticas ambientales y de desarrollo.

Las primeras estrategias del movimiento ambientalista contemporáneo fueron conscientemente activistas y poco convencionales, e incluyeron acciones de protesta directa diseñadas para obstruir y llamar la atención sobre políticas y proyectos ambientalmente dañinos. Otras estrategias incluyeron campañas de educación pública y medios de comunicación, actividades dirigidas por la comunidad y cabildeo convencional de los responsables políticos y los representantes políticos. El movimiento también intentó dar ejemplo al público con el fin de aumentar la conciencia y la sensibilidad a los problemas ambientales. Dichos proyectos incluyeron el reciclaje, el consumismo verde (también conocido como "comprar verde") y el establecimiento de comunidades alternativas, incluidas granjas autosuficientes, cooperativas de trabajadores y proyectos de viviendas cooperativas.

Las estrategias electorales del movimiento ambiental incluyeron la nominación de candidatos ambientales y el registro de partidos políticos verdes. Estos partidos fueron concebidos como un nuevo tipo de organización política que llevaría la influencia del movimiento ambiental de base directamente a la maquinaria de gobierno, haría del medio ambiente una preocupación central de las políticas públicas y haría que las instituciones del estado fueran más democráticas. , transparente y responsable. Los primeros partidos verdes del mundo, el Values ​​Party, un partido de base nacional en Nueva Zelanda, y el United Tasmania Group, organizado en el estado australiano de Tasmania, se fundaron a principios de la década de 1970. El primer miembro explícitamente verde de una legislatura nacional fue elegido en Suiza en 1979 y más tarde, en 1981, cuatro verdes ganaron escaños legislativos en Bélgica. También se han formado partidos verdes en el antiguo bloque soviético, donde fueron fundamentales en el colapso de algunos regímenes comunistas, y en algunos países en desarrollo de Asia, América del Sur y África, aunque han logrado poco éxito electoral allí.

El partido ambientalista más exitoso ha sido el Partido Verde Alemán (die Grünen), fundado en 1980. Aunque no logró obtener representación en las elecciones federales de ese año, ingresó al Bundestag (parlamento) tanto en 1983 como en 1987, ganando un 5,6% y un 8,4%. por ciento del voto nacional, respectivamente. El partido no obtuvo representación en 1990, pero en 1998 formó una coalición de gobierno con el Partido Socialdemócrata y el líder del partido, Joschka Fischer, fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores del país.

A lo largo de las dos últimas décadas del siglo XX, los partidos verdes obtuvieron representación nacional en varios países e incluso reclamaron el cargo de alcalde en capitales europeas como Dublín y Roma a mediados de la década de 1990. Fuera de Europa, el Partido Verde de Nueva Zelanda, que se reconstituyó del antiguo Partido de los Valores en 1990, obtuvo el 7 por ciento de los votos en las elecciones generales de 1990, su influencia había aumentado a 9 de los 121 escaños parlamentarios del país en 2002 y a 14 escaños parlamentarios en 2002. 2014.

Para entonces, los partidos verdes se habían convertido en vehículos políticos amplios, aunque seguían centrándose en el medio ambiente. Al desarrollar la política del partido, intentaron aplicar los valores de la filosofía ambiental a todos los problemas que enfrentan sus países, incluida la política exterior, la defensa y las políticas sociales y económicas.

A pesar del éxito de algunos partidos ambientalistas, los ambientalistas permanecieron divididos sobre el valor último de la política electoral. Para algunos, la participación en las elecciones es esencial porque aumenta la conciencia del público sobre los problemas ambientales y alienta a los partidos políticos tradicionales a abordarlos. Otros, sin embargo, han argumentado que los compromisos necesarios para el éxito electoral socavan invariablemente el espíritu de la democracia de base y la acción directa. Esta tensión fue quizás más pronunciada en el Partido Verde alemán. La fiesta Realos (los realistas) aceptaron la necesidad de coaliciones y compromisos con otros partidos políticos, incluidos los partidos tradicionales con opiniones a veces contrarias a las del Partido Verde. Por el contrario, el Fundis (fundamentalistas) sostenían que la acción directa debería seguir siendo la principal forma de acción política y que no deberían formarse pactos o alianzas con otros partidos. Asimismo, en Gran Bretaña, donde el Partido Verde logró el éxito en algunas elecciones locales pero no logró obtener representación a nivel nacional (aunque ganó el 15 por ciento de los votos en las elecciones al Parlamento Europeo de 1989), esta tensión se evidenció en las disputas entre ambos países. -llamados "electoralistas" y "radicales".

La implementación de la democracia interna partidaria también provocó fisuras dentro de los partidos ambientalistas. En particular, las estrategias anteriores, como la participación política continua de los miembros del partido, el control de base sobre todas las instituciones y decisiones del partido, y la rotación legislativa de los miembros electos para evitar la creación de políticos de carrera, a veces se percibían como inútiles y perturbadoras cuando los partidos verdes ganaban representación para asambleas locales, nacionales o regionales.

A fines de la década de 1980, el ambientalismo se había convertido en una fuerza política tanto global como nacional. Algunas organizaciones ambientales no gubernamentales (por ejemplo, Greenpeace, Friends of the Earth y el Fondo Mundial para la Naturaleza) establecieron una presencia internacional significativa, con oficinas en todo el mundo y sedes internacionales centralizadas para coordinar campañas de cabildeo y servir como centros de campaña y centros de intercambio de información para sus organizaciones. organizaciones afiliadas nacionales. La construcción de coaliciones transnacionales fue y sigue siendo otra estrategia importante para las organizaciones ambientales y para los movimientos de base en los países en desarrollo, principalmente porque facilita el intercambio de información y experiencia, pero también porque fortalece el cabildeo y las campañas de acción directa a nivel internacional.

A través de su activismo internacional, el movimiento ambiental ha influido en la agenda de la política internacional. Aunque un pequeño número de acuerdos ambientales internacionales bilaterales y multilaterales estaban en vigor antes de la década de 1960, desde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en Estocolmo en 1972, la variedad de acuerdos ambientales multilaterales ha aumentado para cubrir la mayoría de los aspectos de la protección ambiental, así como muchos más. prácticas con consecuencias ambientales, como la quema de combustibles fósiles, el comercio de especies en peligro de extinción, el manejo de desechos peligrosos, especialmente los desechos nucleares, y los conflictos armados. La naturaleza cambiante del debate público sobre el medio ambiente se reflejó también en la organización de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Cumbre de la Tierra) de 1992 en Río de Janeiro, Brasil, a la que asistieron unos 180 países y varios grupos empresariales, no gubernamentales. organizaciones y medios de comunicación. En el siglo XXI, el movimiento ambiental ha combinado las preocupaciones tradicionales de conservación, preservación y contaminación con preocupaciones más contemporáneas con las consecuencias ambientales de prácticas económicas tan diversas como el turismo, el comercio, la inversión financiera y la conducción de la guerra. Es probable que los ambientalistas intensifiquen las tendencias de finales del siglo XX, durante el cual algunos grupos ambientalistas trabajaron cada vez más en coalición no solo con otras organizaciones emancipadoras, como los grupos de derechos humanos y pueblos indígenas, sino también con corporaciones y otras empresas.


El nacimiento del Renacimiento: comprensión del Génesis de una nueva era - Historia

He superpuesto líneas de perspectiva que ilustran el uso de la perspectiva lineal de 1 punto en & quotVista de una ciudad ideal & quot, una pintura de Piero della Francesca. El punto de convergencia se llama punto de fuga.

El Renacimiento italiano es considerado por los historiadores como el comienzo de la edad moderna. El nombre en sí significa literalmente "renacimiento", una descripción precisa de este período de innovación tanto en las ciencias como en las artes. También se prestó mucha atención a las artes literarias, ya que los pensadores del Renacimiento recurrieron a los textos perdidos del mundo antiguo en busca de una nueva comprensión. Este renovado interés por la historia, la literatura y las artes fue el nacimiento de una forma de pensar completamente nueva, que se centró tanto en el mundo de la humanidad como en la preocupación por el más allá (que era la única preocupación del hombre medieval). Esta nueva forma de pensar se llama humanismo, y se remonta al concepto griego de "el hombre como medida de todas las cosas". Con la invención de los tipos móviles durante el Renacimiento, las nuevas ideas y la erudición antigua se difundieron más rápido que nunca.

Las fechas generales dadas para el período del Renacimiento son 1400-1550, y su lugar de nacimiento fue, sin lugar a dudas, Florencia, una próspera ciudad comercial en Italia. Era necesario que el cultivo de grandes ideas y arte comenzara en un centro de gran riqueza. porque requería tanta prosperidad para financiar la construcción de grandes catedrales que fueron decoradas elaboradamente por los mejores artistas que la región tenía para ofrecer. Los ciudadanos ricos a menudo donaban su dinero para comisiones de arte específicas, tanto para proyectos religiosos como seculares. Los mayores mecenas del arte en Florencia fueron la familia Medici, que decoró su ciudad con esculturas traídas de Grecia y Roma, encargó a artistas y arquitectos la creación y que también financió las primeras universidades.

Los cambios más evidentes durante la época del Renacimiento se ven en las pinturas y esculturas. Aunque continuaron la tradición medieval de usar temas religiosos, ilustrando historias de la Biblia, combinaron este interés con los ideales clásicos de la figura humana y un mayor interés en representar la naturaleza. Las obras seculares también fueron populares, a menudo inspiradas en la mitología griega y romana. Los artistas comenzaron a experimentar por primera vez con pinturas a base de aceite, mezclando pigmentos en polvo con aceite de linaza (abandonando gradualmente la técnica medieval de temple al huevo). Las pinturas se secaron lentamente y permanecieron trabajables durante unos meses. La técnica del fresco se empleó en paredes de yeso (alcanzando la perfección con artistas como Miguel Ángel). La escultura comenzó a concebirse "en redondo", en lugar de como decoración en relieve en las catedrales. La perspectiva y la luz también se introdujeron en el arte, perfeccionando el sentido de la realidad tridimensional. Los artistas del Renacimiento tuvieron un impacto tan dramático en su concepto de espacio y forma que han cambiado la forma en que vemos el mundo para siempre.


El Renacimiento temprano: innovaciones en perspectiva lineal y anatomía humana

Giotto (1267-1337) es considerado el & quot; Padre del Renacimiento & quot. Caracterizado como un pintor protorrenacentista, su obra es una transición del tardío medieval (gótico). Sus innovaciones fueron el uso de una perspectiva aproximada, un mayor volumen de figuras y una profundidad de emoción que sugiere sentimientos humanos en lugar de iconos estáticos y pasivos.


Filippo Brunelleschi (1337-1446) fue un arquitecto e ingeniero florentino el primero en llevar a cabo una serie de experimentos ópticos que llevaron a una teoría matemática de la perspectiva. Brunelleschi ideó el método de la perspectiva con fines arquitectónicos, pero una vez que el método de la perspectiva fue publicado en 1435 (por Alberti), tendría un impacto dramático en la representación del espacio tridimensional en las artes. Vea la ilustración en perspectiva en la parte superior de la página.

Masaccio (1401-1428) fue uno de los primeros artistas en aplicar el nuevo método de perspectiva lineal en su fresco de la Santísima Trinidad. El techo abovedado de cañón imita con precisión la apariencia real del espacio arquitectónico tal como aparecería desde el punto de vista del espectador. Sus figuras son precisas en su descripción de la anatomía humana, influenciadas por el estudio de la escultura del artista.

En esta pintura, el punto de fuga reside debajo de los pies de Jesús. La ilusión de la arquitectura es tan real que uno se siente como si la pared se hubiera abierto para revelar la escena. Jesús, el Padre y el Espíritu Santo (simbolizado por la paloma) se unen a María y San Juan Evangelista. Flanqueados a los lados están los donantes (cuya tumba fue descubierta debajo del mural). Un esqueleto pintado yace sobre un sarcófago ilusorio debajo de la inscripción: "Lo que eres, una vez fui lo que soy, te convertirás".


La Santísima Trinidad, fresco
(ver imagen ampliada)

Masaccio incluye tres momentos diferentes de la historia en la misma escena (una técnica conocida como & quot; narración continua & quot): En el centro, Pedro le pregunta a Jesús por qué debería pagarle al recaudador de impuestos ya que su lealtad es solo a Dios y no a los romanos. La respuesta de Jesús es “dar a los romanos lo que se les debe y al Señor lo que se le debe. Le indica a Peter que encuentre el dinero yendo a pescar (a la izquierda, Peter extrae una moneda de la boca del pez) y, a la derecha, Peter entrega el dinero del tributo al recaudador de impuestos frente a su casa.

Piero della Francesca (1416-1492) fue otro artista del Renacimiento temprano que expresó una obsesión por la perspectiva. Su trabajo se caracteriza por espacios arquitectónicos cuidadosamente analizados, una sensibilidad a la pureza geométrica de las formas y una comprensión escultórica de la figura. Estaba tan obsesionado con la perspectiva y la geometría, que escribió varios tratados sobre el tema.
Piero della Francesca, El descubrimiento y la prueba de la verdadera cruz, fresco, 1452-59
(Galería de arte web: http://www.kfki.hu/

artp)

Este es solo uno de varios murales dentro de un & quotciclo & quot que representa la leyenda de la & quot; cruz verdadera & quot. La cruz se descubre con las dos cruces (de los ladrones que murieron junto a Jesús). La verdadera cruz se identifica por su poder de devolver la vida a un joven muerto.

Donatello (1386-1466) aportó un nuevo sentido de naturalismo a la escultura. Las suyas fueron algunas de las primeras piezas que se desprendieron de las paredes de las catedrales, ocupando un espacio tridimensional. Sus figuras utilizan la clásica postura de contrapposto (relajada y no rígida). También se cree que su David es la primera escultura desnuda a gran escala desde la antigüedad. David es el joven bíblico que conquista al gigante Goliat. Aunque es difícil de ver en esta fotografía, David se para con el pie izquierdo encima de la cabeza de Goliat. Es interesante comparar esta escultura con la versión posterior de Miguel Ángel. David, bronce fundido (158 cm.), 1444-46

Andrea Mantegna (1430-1506) creó puntos de vista inusuales en sus pinturas, a menudo mirando figuras desde abajo o, en Lamentation Of the Dead Christ, desde los pies del sujeto, lo que requiere un profundo escorzo. La posición fue muy efectiva para ubicar al espectador en la escena, lo que aumentó el sentido de empatía.

Lamentación del Cristo Muerto, temple sobre lienzo, 1466

Sandro Botticelli (1445-1510) fue el primer artista en pintar un desnudo femenino de cuerpo entero en su Nacimiento de Venus. La figura en realidad recuerda la pose exacta de una escultura griega (la Venus de Medici, a la que tuvo acceso bajo su patrocinio), aunque ha agregado cabello suelto y extremidades alargadas. La figura ocupa el centro del lienzo, tradicionalmente reservado solo para el tema de la Virgen. Refiriéndose a la mitología clásica, esta es quizás la imagen más pagana de todo el Renacimiento. Primavera (Primavera) es otra pintura de tema clásico encargada a la familia Medici.


Humanismo

El humanismo fue un movimiento intelectual adoptado por académicos, escritores y líderes cívicos en la Italia del siglo XIV.

Objetivos de aprendizaje

Evaluar cómo el humanismo dio origen al arte del Renacimiento

Conclusiones clave

Puntos clave

  • Los humanistas reaccionaron contra el enfoque utilitario de la educación, buscando crear una ciudadanía que pudiera hablar y escribir con elocuencia y, por lo tanto, participar en la vida cívica de sus comunidades.
  • El movimiento se basó en gran medida en los ideales del poeta y erudito italiano Francesco Petrarca, que a menudo se centraban en el potencial de logro de la humanidad.
  • Si bien el humanismo comenzó inicialmente como un movimiento predominantemente literario, su influencia invadió rápidamente la cultura general de la época, reintroduciendo las formas de arte clásicas griegas y romanas y conduciendo al Renacimiento.
  • Donatello se hizo famoso como el escultor más grande del Renacimiento temprano, conocido especialmente por su estatua de David humanista e inusualmente erótica.
  • Mientras que la sociedad medieval veía a los artistas como sirvientes y artesanos, los artistas del Renacimiento eran intelectuales entrenados y su arte reflejaba este nuevo punto de vista.
  • En la pintura humanista, el tratamiento de los elementos de perspectiva y representación de la luz se convirtió en una preocupación particular.

Términos clave

  • Alto Renacimiento: El período de la historia del arte que denota el apogeo de las artes visuales en el Renacimiento italiano. Se cree tradicionalmente que el período del Alto Renacimiento comenzó en la década de 1490, con el fresco de Leonardo & # 8217 de La Última Cena en Milán y la muerte de Lorenzo de & # 8217 Medici en Florencia - y que terminó en 1527, con el Saqueo de Roma por las tropas de Carlos V.

Visión general

El humanismo, también conocido como humanismo renacentista, fue un movimiento intelectual adoptado por académicos, escritores y líderes cívicos en la Italia del siglo XIV y principios del XV. El movimiento se desarrolló en respuesta a las convenciones escolásticas medievales en educación en ese momento, que enfatizaban estudios prácticos, preprofesionales y científicos dedicados únicamente a la preparación laboral, y típicamente por hombres solos. Los humanistas reaccionaron contra este enfoque utilitario, buscando crear una ciudadanía que pudiera hablar y escribir con elocuencia y, por lo tanto, participar en la vida cívica de sus comunidades. Esto se lograría mediante el estudio de la & # 8220studia humanitatis, & # 8221 conocidas hoy como las humanidades: gramática, retórica, historia, poesía y filosofía moral. El humanismo introdujo un programa para revivir el legado cultural, y en particular el literario, y la filosofía moral de la antigüedad clásica. El movimiento se fundó en gran medida en los ideales del poeta y erudito italiano Francesco Petrarca, que a menudo se centraban en el potencial de logro de la humanidad.

Si bien el humanismo comenzó inicialmente como un movimiento predominantemente literario, su influencia invadió rápidamente la cultura general de la época, reintroduciendo las formas de arte clásicas griegas y romanas y contribuyendo al desarrollo del Renacimiento. Los humanistas consideraban que el mundo antiguo era el pináculo de los logros humanos y pensaban que sus logros deberían servir como modelo para la Europa contemporánea. Hubo importantes centros de humanismo en Florencia, Nápoles, Roma, Venecia, Génova, Mantua, Ferrara y Urbino.

El humanismo era una filosofía optimista que veía al hombre como un ser racional y sensible, con capacidad para decidir y pensar por sí mismo. Veía al hombre como inherentemente bueno por naturaleza, que estaba en tensión con la visión cristiana del hombre como el pecador original que necesitaba redención. Provocó una nueva visión de la naturaleza de la realidad, cuestionando más allá de Dios y la espiritualidad, y proporcionó conocimiento sobre la historia más allá de la historia cristiana.

Arte Humanista

Los humanistas del Renacimiento no vieron ningún conflicto entre su estudio de los Antiguos y el cristianismo. La falta de conflicto percibido permitió a los artistas del Renacimiento temprano combinar formas clásicas, temas clásicos y teología cristiana libremente. La escultura del Renacimiento temprano es un gran vehículo para explorar el estilo renacentista emergente. Los principales artistas de este medio fueron Donatello, Filippo Brunelleschi y Lorenzo Ghiberti. Donatello se hizo famoso como el escultor más grande del Renacimiento temprano, conocido especialmente por su estatua clásica e inusualmente erótica de David, que se convirtió en uno de los íconos de la república florentina.

Donatello y # 8217s David: Donatello y # 8217s David se considera una obra de arte humanista icónica.

El humanismo afectó a la comunidad artística y cómo se percibía a los artistas. Mientras que la sociedad medieval veía a los artistas como sirvientes y artesanos, los artistas del Renacimiento eran intelectuales entrenados y su arte reflejaba este nuevo punto de vista. El mecenazgo de las artes se convirtió en una actividad importante y las comisiones incluían temas tanto seculares como religiosos. Mecenas importantes, como Cosimo de & # 8217 Medici, surgieron y contribuyeron en gran medida a la expansión de la producción artística de la época.

En pintura, el tratamiento de los elementos de perspectiva y luz se convirtió en una preocupación particular. Paolo Uccello, por ejemplo, mejor conocido por & # 8220La batalla de San Romano & # 8221, estaba obsesionado por su interés en la perspectiva y se quedaba despierto toda la noche en su estudio tratando de captar el punto exacto de fuga. Utilizó la perspectiva para crear una sensación de profundidad en sus pinturas. Además, el uso de la pintura al óleo tuvo sus inicios en la primera parte del siglo XVI, y su uso continuó siendo explorado ampliamente a lo largo del Alto Renacimiento.

& # 8220La batalla de San Romano & # 8221 por Paolo Uccello: Las pinturas humanistas italianas se preocuparon en gran medida por la representación de la perspectiva y la luz.

Orígenes

Algunos de los primeros humanistas fueron grandes coleccionistas de manuscritos antiguos, incluidos Petrarca, Giovanni Boccaccio, Coluccio Salutati y Poggio Bracciolini. De los tres, Petrarca fue apodado el & # 8220 Padre del Humanismo & # 8221 debido a su devoción por los pergaminos griegos y romanos. Muchos trabajaban para la iglesia organizada y estaban en las órdenes sagradas (como Petrarca), mientras que otros eran abogados y cancilleres de ciudades italianas (como Petrarca y el discípulo Salutati, el canciller de Florencia) y por lo tanto tenían acceso a talleres de copia de libros.

En Italia, el programa educativo humanista ganó una rápida aceptación y, a mediados del siglo XV, muchas de las clases altas habían recibido educación humanista, posiblemente además de las tradicionales escolares. Algunos de los más altos funcionarios de la iglesia eran humanistas con los recursos para acumular importantes bibliotecas. Tal fue el cardenal Basilios Bessarion, un converso a la iglesia latina de la ortodoxia griega, quien fue considerado para el papado y fue uno de los eruditos más eruditos de su tiempo.

Tras el saqueo de Constantinopla por los cruzados y el fin del Imperio bizantino en 1453, la migración de eruditos y emigrados griegos bizantinos, que estaban más familiarizados con las lenguas y obras antiguas, impulsó el resurgimiento de la literatura y la ciencia griegas y romanas.


Cesárea: una breve historia

La cesárea ha sido parte de la cultura humana desde la antigüedad y hay historias en culturas occidentales y no occidentales de este procedimiento que resulta en madres y crías vivas. Según la mitología griega, Apolo sacó a Asclepio, fundador del famoso culto de la medicina religiosa, del abdomen de su madre. Numerosas referencias a la cesárea aparecen en el antiguo folclore hindú, egipcio, griego, romano y de otros países europeos. Grabados chinos antiguos representan el procedimiento en mujeres aparentemente vivas. El Mischnagoth y el Talmud prohibieron la primogenitura cuando los gemelos nacían por cesárea y renunciaron a los rituales de purificación para las mujeres que nacían mediante cirugía.


La extracción de Asclepio del abdomen de su madre Coronis por su padre Apolo. Xilografía de la edición de 1549 de De Re Medica de Alessandro Beneditti.

Sin embargo, la historia temprana de la cesárea permanece envuelta en mitos y es de dudosa exactitud. Incluso el origen de la "cesárea" aparentemente se ha distorsionado con el tiempo. Se cree comúnmente que se deriva del nacimiento quirúrgico de Julio César, sin embargo, esto parece poco probable ya que se dice que su madre Aurelia vivió para enterarse de la invasión de Gran Bretaña por parte de su hijo. En ese momento, el procedimiento se realizaba solo cuando la madre estaba muerta o agonizante, como un intento de salvar al niño para un estado que deseaba aumentar su población. La ley romana bajo César decretó que todas las mujeres que estaban tan condenadas por el parto debían ser cortadas, por lo tanto, cesárea. Otros posibles orígenes latinos incluyen el verbo "caedare", que significa cortar, y el término "caesones" que se aplicó a los bebés nacidos por operaciones post mortem. Sin embargo, en última instancia, no podemos estar seguros de dónde o cuándo se derivó el término cesárea. Hasta los siglos XVI y XVII el procedimiento se conocía como operación cesárea. Esto comenzó a cambiar tras la publicación en 1598 del libro de Jacques Guillimeau sobre partería en el que introdujo el término "sección". A partir de entonces, la "sección" reemplazó cada vez más a "operación".


Una de las primeras ilustraciones impresas de la cesárea. Supuestamente el nacimiento de Julio César. Un bebé vivo que se extrae quirúrgicamente de una mujer muerta. De Suetonio Vidas de los Doce Césares, Xilografía 1506.

Durante su evolución, la cesárea ha significado diferentes cosas para diferentes personas en diferentes momentos. Las indicaciones para ello han cambiado drásticamente desde la antigüedad hasta la época moderna.A pesar de las raras referencias a la operación en mujeres vivas, el propósito inicial era esencialmente recuperar al bebé de una madre muerta o moribunda, esto se llevó a cabo con la esperanza bastante vana de salvar la vida del bebé, o como lo requieren comúnmente los edictos religiosos, por lo que el el bebé puede ser enterrado por separado de la madre. Sobre todo, era una medida de último recurso y la operación no tenía la intención de preservar la vida de la madre. No fue sino hasta el siglo XIX que tal posibilidad estuvo realmente al alcance de la profesión médica.


Cesárea realizada a una mujer viva por una practicante. Miniatura de una "Historie Ancienne" del siglo XIV.

Sin embargo, hubo informes tempranos esporádicos de esfuerzos heroicos para salvar la vida de las mujeres. Si bien la Edad Media se ha visto en gran medida como un período de estancamiento en la ciencia y la medicina, algunas de las historias de cesáreas en realidad ayudaron a desarrollar y mantener las esperanzas de que la operación finalmente podría lograrse. Quizás el primer registro escrito que tenemos de una madre y un bebé que sobrevivieron a una cesárea proviene de Suiza en 1500, cuando un castrador de cerdas, Jacob Nufer, realizó la operación a su esposa. Después de varios días de trabajo de parto y la ayuda de trece parteras, la mujer no pudo dar a luz a su bebé. Su desesperado esposo finalmente obtuvo el permiso de las autoridades locales para intentar una cesárea. La madre vivió y posteriormente dio a luz normalmente a cinco hijos, incluidos mellizos. El bebé por cesárea vivió hasta los 77 años. Dado que esta historia no se registró hasta 82 años después, los historiadores cuestionan su exactitud. Un escepticismo similar podría aplicarse a otros informes tempranos de partos abdominales, los realizados por mujeres sobre sí mismas y partos resultantes de ataques de ganado con cuernos, durante los cuales se abrió la cavidad peritoneal.


La anatomía pélvica femenina. De Andreas Vesalius De Corporis Humani Fabrica, 1543.

La historia de la cesárea se puede entender mejor en el contexto más amplio de la historia del parto y de la medicina general, þ historias que también se han caracterizado por cambios dramáticos. Muchas de las primeras cesáreas exitosas se llevaron a cabo en áreas rurales remotas que carecen de personal e instalaciones médicas. En ausencia de comunidades médicas sólidas, las operaciones podrían llevarse a cabo sin consulta profesional. Esto significaba que las cesáreas se podían realizar en una etapa más temprana del trabajo de parto fallido cuando la madre no estaba cerca de la muerte y el feto estaba menos angustiado. En estas circunstancias, las posibilidades de que uno o ambos sobrevivieran eran mayores. Estas operaciones se realizaban en mesas y camas de la cocina, sin acceso a las instalaciones hospitalarias, y esto probablemente fue una ventaja hasta finales del siglo XIX. La cirugía en los hospitales estaba plagada de infecciones transmitidas entre pacientes, a menudo por las manos sucias de los asistentes médicos. Estos factores pueden ayudar a explicar éxitos como el de Jacob Nufer.

A fuerza de su trabajo en la cría de animales, Nufer también poseía un mínimo de conocimiento anatómico. Uno de los primeros pasos para realizar cualquier operación es comprender los órganos y tejidos involucrados, conocimiento que apenas se podía obtener hasta la era moderna. Durante los siglos XVI y XVII con el florecimiento del Renacimiento, numerosas obras ilustraron la anatomía humana en detalle. El monumental texto anatómico general de Andreas Vesalius De Corporis Humani Fabrica, por ejemplo, publicado en 1543, describe las estructuras genitales y abdominales femeninas normales. En el siglo XVIII y principios del XIX, los anatomistas y cirujanos ampliaron sustancialmente sus conocimientos sobre la anatomía normal y patológica del cuerpo humano. A finales del siglo XIX, un mayor acceso a cadáveres humanos y un énfasis cambiante en la educación médica permitió a los estudiantes de medicina aprender anatomía a través de la disección personal. Esta experiencia práctica mejoró su comprensión y los preparó mejor para emprender operaciones.

En ese momento, por supuesto, este nuevo tipo de educación médica todavía solo estaba disponible para los hombres. Con un impulso creciente desde el siglo XVII, las asistentes femeninas habían sido degradadas en el campo del parto. A principios del siglo XVII, el clan Chamberlen en Inglaterra introdujo fórceps obstétricos para extraer fetos del canal de parto que de otro modo podrían haber sido destruidos. Las afirmaciones de los hombres de tener autoridad sobre estos instrumentos les ayudaron a establecer un control profesional sobre el parto. Durante los siguientes tres siglos o más, el obstetra y el obstetra gradualmente le arrebataron ese control a la partera, disminuyendo así su función.

Última revisión: 08 de abril de 2011
Última actualización: 26 de julio de 2013
Publicado por primera vez: 27 de abril de 1998


Conclusión

Petrarca fue sin duda una de las influencias más significativas del Renacimiento, no solo en Italia sino en toda Europa. Su poesía inspiró a otros poetas de la época y posteriormente a examinar su vida interior y sus emociones y celebrar el mundo natural y ver el amor como algo espiritual. Sus formas literarias, como el soneto y la autobiografía, persuadieron a muchos escritores a adoptar un estilo más personal. Petrarca también fue, si no el "padre del humanismo", sin duda, una de sus principales luces.

Por ejemplo, sus obras y su erudición contribuyeron mucho a fomentar la apreciación de la civilización grecorromana. Esto fue radical, ya que ayudó a contrarrestar la influencia asfixiante de la Iglesia y el Papado. Sus escritos y filosofía promovieron una cosmovisión más secular y racional y promovieron una mayor conciencia de su importancia. Esto tuvo repercusiones importantes y alentó la creencia de que este mundo era importante y no solo la salvación. Esto alentó un redescubrimiento del mundo antiguo y una creciente investigación del mundo y la sociedad que condujo a una perspectiva más moderna y no fue totalmente influenciada por el cristianismo.

Otras lecturas

Petrarca. F. Mi libro secreto, (Secretum), traducido por Nicholas Mann. Prensa de la Universidad de Harvard.

Petrarca, F. Canzoniere, traducido por Anthony Mortimer (Londres: Penguin, 2002).

Minta, Stephen. Petrarca y petrarquismo: las tradiciones inglesa y francesa (Manchester: Manchester University Press, 1980).

Giustiniani, Vito "Homo, Humanus y los significados del humanismo". Revista de Historia de las Ideas 46 (1985), págs. 167 - 95


Ver el vídeo: Birth of the Renaissance (Octubre 2021).