Podcasts de historia

Martín Baltimore V

Martín Baltimore V

Martín Baltimore V

El Baltimore V fue la versión final del avión que se producirá y se diferenciaba de las versiones anteriores en el uso de motores Cyclone Wright R-2600-29 más potentes. Varios de estos aviones también reemplazaron las cuatro ametralladoras fijas de .303 pulgadas en las alas con armas Browning de .50 pulgadas. Se construyeron 600 Baltimore V en respuesta a una orden británica de julio de 1942, y la producción duró desde diciembre de 1942 hasta mayo de 1944. Al igual que el Baltimore IV, esta versión recibió la designación USAAF A-30A pero nunca entró en servicio estadounidense.


Martín Lutero y las 95 tesis

Nacido en Eisleben, Alemania, en 1483, Martín Lutero se convirtió en una de las figuras más importantes de la historia occidental. Lutero pasó sus primeros años en relativo anonimato como monje y erudito. Pero en 1517, Lutero escribió un documento atacando a la Iglesia Católica y la práctica corrupta de vender & # x201Cindulgencias & # x201D para absolver el pecado. Su & ​​# x201C95 Tesis, & # x201D, que proponía dos creencias centrales & # x2014, de que la Biblia es la autoridad religiosa central y que los seres humanos pueden alcanzar la salvación solo por su fe y no por sus obras & # x2014, fue la chispa de la Reforma Protestante. Aunque estas ideas se habían adelantado antes, Martín Lutero las codificó en un momento de la historia propicio para la reforma religiosa. La Iglesia Católica estuvo dividida para siempre, y el protestantismo que surgió pronto fue moldeado por las ideas de Lutero. Sus escritos cambiaron el curso de la historia religiosa y cultural en Occidente.


La visión de Glenn L. Martin de una planta en Middle River perduró durante décadas

Se dio poca noticia cuando Glenn L. Martin se mudó a Baltimore y compró una casa en Guilford a mediados de la década de 1920. Pero su secreto fue descubierto en 1929. El pionero de la aviación había comprado en secreto cientos de acres de propiedad frente al mar en Middle River.

La noticia reciente de que Lockheed Martin dejaría de fabricar en Middle River para fines de 2023 subraya el largo plazo que ha disfrutado esta industria aquí. El trabajo de Martin significó sueldos y prosperidad para miles de trabajadores de Baltimore.

Cuando Martin, que nació en Iowa y tenía una planta en Cleveland, se acercó al Ayuntamiento de Baltimore con su concepto, los miembros del cuerpo legislativo de la ciudad se quedaron perplejos. Algunos se mostraron escépticos.

Un artículo de 1928 en The Sun describía cómo el presidente del Ayuntamiento había llevado a Martin al Baltimore Country Club en Roland Park para familiarizarse con los líderes cívicos. Ese mismo día, había traído sus mapas y planos al Ayuntamiento.

“No hay mucho de qué hablar. Todo lo que sé son aviones y ciertamente he hablado lo suficiente sobre ellos en los últimos días ", dijo Martin.

Hizo su primer vuelo en 1908 y, cuando llegó a Baltimore, tenía 20 años en el negocio.

El artículo describía a Martin como poseedor de "la apariencia de un profesor universitario un poco reservado y algo divertido que se somete a un examen después de una conferencia".

Medía al menos 6 pies de altura, una figura esbelta y anteojos grandes con montura de cuerno que acentuaban su comportamiento académico, según el artículo.

La noticia de sus ambiciosos planes de Middle River salió rápidamente. La construcción comenzó en la primavera de 1929. Un grupo de trabajadores de aviones traídos de Cleveland ya estaban trabajando en un edificio temporal propiedad de Canton Co. en Colgate Creek.

Howard Shunk, un corredor de bienes raíces de Essex, reunió las tierras de cultivo necesarias para la planta.

En junio de 1930, el primer avión, un hidroavión encargado por la Marina, o un hidroavión temprano, se mostró en la recién terminada fábrica Glenn L. Martin en Middle River. Aproximadamente 9.200 personas asistieron a las ceremonias del día de apertura.

Un invitado ese día fue Anton “Anthony” Fokker, un pionero de la aviación holandés que construyó aviones para Alemania durante la Primera Guerra Mundial. Fokker llegó en su yate privado y ancló fuera de la planta. (La posición de la planta cerca de la bahía de Chesapeake fue una consideración clave para los primeros hidroaviones de Martin).


Boicot de autobuses de Montgomery

La familia King había estado viviendo en Montgomery durante menos de un año cuando la ciudad altamente segregada se convirtió en el epicentro de la creciente lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, galvanizada por el hito Brown contra la Junta de Educación decisión de 1954.

El 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks, secretaria del capítulo local de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), se negó a ceder su asiento a un pasajero blanco en un autobús de Montgomery y fue arrestada. Los activistas coordinaron un boicot de autobuses que continuaría durante 381 días. & # XA0El boicot de autobuses de Montgomery supuso una grave presión económica para el sistema de transporte público y los propietarios de negocios del centro de la ciudad. Eligieron a Martin Luther King, Jr. como líder de la protesta y portavoz oficial.

Cuando la Corte Suprema dictaminó que los asientos separados en los autobuses públicos eran inconstitucionales en noviembre de 1956, King & # x2014 fuertemente influenciado por Mahatma Gandhi y el activista Bayard Rustin & # x2014 había entrado en el centro de atención nacional como un inspirador defensor de la resistencia organizada y no violenta.

King también se había convertido en un objetivo de los supremacistas blancos, que bombardearon la casa de su familia en enero.

El 20 de septiembre de 1958, Izola Ware Curry entró en una tienda departamental de Harlem donde King estaba firmando libros y preguntó: & # x201C ¿Eres Martin Luther King? & # X201D Cuando él respondió & # x201Cyes & # x201D, ella lo apuñaló en el pecho. con un cuchillo. King sobrevivió, y el intento de asesinato solo reforzó su dedicación a la no violencia: & # x201C La experiencia de estos últimos días ha profundizado mi fe en la relevancia del espíritu de la no violencia, si es necesario que el cambio social tenga lugar pacíficamente. & # X201D


Introducción

Martin Luther King, Jr., hizo historia, pero también fue transformado por sus profundas raíces familiares en la iglesia bautista afroamericana, sus experiencias formativas en su ciudad natal de Atlanta, sus estudios teológicos, sus variados modelos de liderazgo religioso y político, y su extensa red de contactos en los movimientos por la paz y la justicia social de su tiempo. Aunque King tenía solo 39 años en el momento de su muerte, su vida fue notable por la forma en que reflejó e inspiró muchos de los principales desarrollos intelectuales, culturales y políticos del siglo XX.

El hijo, nieto y bisnieto de los ministros bautistas, Martin Luther King, Jr., llamado Michael King al nacer, nació en Atlanta y pasó sus primeros 12 años en la casa de Auburn Avenue que sus padres, el Reverendo Michael Rey y Alberta Williams Rey, compartió con sus abuelos maternos, el Reverendo Adam Daniel (A. D.) Williams y Jeannie Celeste Williams. Después de la muerte del reverendo Williams en 1931, su yerno se convirtió en Iglesia Bautista EbenezerNuevo pastor y gradualmente se estableció como una figura importante en los grupos bautistas estatales y nacionales. El rey mayor comenzó a referirse a sí mismo (y más tarde a su hijo) como Martin Luther King.

Las experiencias formativas de King no solo lo sumergieron en los asuntos de Ebenezer, sino que también lo introdujeron a los afroamericanos. evangelio social tradición ejemplificada por su padre y su abuelo, ambos líderes de la rama de Atlanta del Asociación Nacional para el Adelanto de las Personas de Color (NAACP). Las líneas de pan de la era de la depresión aumentaron la conciencia de King sobre las desigualdades económicas, y el liderazgo de su padre en las campañas contra la discriminación racial en las votaciones y los salarios de los maestros proporcionó un modelo para el ministerio políticamente comprometido del propio King más joven. Se resistió al emocionalismo religioso y cuando era adolescente cuestionó algunas facetas de la doctrina bautista, como la resurrección corporal de Jesús.

Durante sus años de licenciatura en Atlanta Morehouse College de 1944 a 1948, King superó gradualmente su renuencia inicial a aceptar su llamado heredado. El presidente de Morehouse, Benjamin E. Mays influyó en el desarrollo espiritual de King, animándolo a ver el cristianismo como una fuerza potencial para el cambio social progresivo. George, profesor de religión Kelsey lo expuso a la crítica bíblica y, según el esbozo autobiográfico de King, le enseñó "que detrás de las leyendas y mitos del Libro había muchas verdades profundas de las que uno no podía escapar" (Documentos 1:43). King admiraba a ambos educadores por ser profundamente religiosos pero también eruditos y, al final de su tercer año, tales modelos académicos y el ejemplo de su padre llevaron a King a ingresar al ministerio. Describió su decisión como una respuesta a un "impulso interior" que lo llamaba a "servir a la humanidad" (Documentos 1: 363). Fue ordenado durante su último semestre en Morehouse, y para entonces King también había dado sus primeros pasos hacia el activismo político. Él había respondido a la ola de violencia anti-negra de la posguerra proclamando en una carta al editor de la Constitución de Atlanta que los afroamericanos tenían "derecho a los derechos y oportunidades básicos de los ciudadanos estadounidenses" (Documentos 1: 121). Durante su último año, King se unió al Intercollegiate Council, un grupo de discusión de estudiantes interraciales que se reunía mensualmente en la Universidad Emory de Atlanta.

Después de dejar Morehouse, King aumentó su comprensión del pensamiento cristiano liberal mientras asistía Seminario Teológico Crozer en Pensilvania de 1948 a 1951. Inicialmente no criticaba la teología liberal, gradualmente se acercó a Reinhold NiebuhrNeo-ortodoxia, que enfatizaba la intratabilidad del mal social. Guiado por el ministro local y amigo de la familia King, J. Pius Barbour, reaccionó con escepticismo a una presentación sobre el pacifismo de Compañerismo de Reconciliación líder A. J. Muste. Además, al final de sus estudios en el seminario, King se había vuelto cada vez más insatisfecho con las concepciones abstractas de Dios sostenidas por algunos teólogos modernos y, en cambio, se identificaba con los teólogos que afirmaban personalismo, o una creencia en la personalidad de Dios. Incluso mientras continuaba cuestionando y modificando sus propias creencias religiosas, compiló un expediente académico sobresaliente y se graduó como el mejor de su clase.

En 1951, King comenzó sus estudios de doctorado en teología sistemática en Universidad de BostonLa Escuela de Teología, que estuvo dominada por teólogos personalistas como Edgar Brightman y L. Harold DeWolf. Los papeles (incluido su disertación) que King escribió durante sus años en la Universidad de Boston mostró poca originalidad, y algunos contenían plagio extenso, pero sus lecturas le permitieron formular una perspectiva teológica ecléctica pero coherente. Cuando completó sus estudios de doctorado en 1955, King había refinado su capacidad excepcional para recurrir a una amplia gama de textos teológicos y filosóficos para expresar sus puntos de vista con fuerza y ​​precisión. Su capacidad para infundir su oratoria con conocimientos teológicos prestados se hizo evidente en sus actividades de predicación en expansión en las iglesias del área de Boston y en Ebenezer, donde ayudó a su padre durante las vacaciones escolares.

Durante su estancia en Boston, King también conoció y cortejó a Coretta Scott, un graduado de Antioch College nacido en Alabama que entonces era estudiante en el Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra. El 18 de junio de 1953, los dos estudiantes se casaron en Marion, Alabama, donde vivía la familia de Scott.

Aunque consideró seguir una carrera académica, King decidió en 1954 aceptar una oferta para convertirse en pastor de Iglesia Bautista Dexter Avenue en Montgomery, Alabama. En diciembre de 1955, cuando líderes negros de Montgomery como Jo Ann Robinson, E. D. Nixony Ralph Abernathy formó el Asociación de Mejoramiento de Montgomery (MIA) para protestar por el arresto de Rosa, funcionaria de la NAACP Parques por negarse a ceder su asiento en el autobús a un hombre blanco, seleccionaron a King para encabezar el nuevo grupo. En su papel de portavoz principal del año boicot de autobuses de MontgomeryKing utilizó las habilidades de liderazgo que había adquirido a partir de su formación religiosa y su formación académica para forjar una estrategia de protesta distintiva que implicó la movilización de iglesias negras y hábiles llamamientos para el apoyo de los blancos. Con el apoyo de Bayard Rustin, Glenn Smiley, William Stuart Nelson, y otros pacifistas veteranos, King también se convirtió en un firme defensor de Mohandas GandhiPreceptos de no violencia, que combinó con las ideas del evangelio social cristiano.

Después de que la Corte Suprema de los EE. UU. Prohibiera las leyes de segregación de autobuses de Alabama en Browder contra Gayle a fines de 1956, King buscó expandir el movimiento noviolento de derechos civiles en todo el sur. En 1957 se incorporó a C. K. Steele, Fred Shuttlesworthy T. J. Jemison en la fundación de la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur (SCLC) con King como presidente para coordinar las actividades de derechos civiles en toda la región. Publicación de las memorias del boicot de King, Zancada hacia la libertad: la historia de Montgomery (1958), contribuyó aún más a su rápido surgimiento como líder nacional de derechos civiles. Sin embargo, incluso cuando expandió su influencia, King actuó con cautela. En lugar de buscar de inmediato estimular las protestas masivas contra la segregación en el sur, King enfatizó el objetivo de lograr el derecho al voto de los negros cuando se dirigió a una audiencia en el 1957 Peregrinación de oración por la libertad.

El ascenso de King a la fama no estuvo exento de consecuencias personales. En 1958, King fue víctima de su primer intento de asesinato. Aunque su casa había sido bombardeada varias veces durante el boicot de autobuses de Montgomery, fue mientras firmaba copias de Paso hacia la libertad que Izola Ware Curry lo apuñaló con un abrecartas. La cirugía para extirparlo fue exitosa, pero King tuvo que recuperarse durante varios meses, abandonando toda actividad de protesta.

Uno de los aspectos clave del liderazgo de King fue su capacidad para establecer el apoyo de muchos tipos de organizaciones, incluidos sindicatos, organizaciones pacifistas, organizaciones reformistas del sur y grupos religiosos. Ya en 1956, los sindicatos, como el Trabajadores Unidos de Empacadoras de América y United Auto Workers, contribuyó a MIA, y activistas por la paz como Homer Jacobo alertó a sus asociados sobre las actividades de MIA. Activistas de organizaciones del sur, como Myles Horton’s Escuela folclórica Highlander y anne BradenFondo Educativo de la Conferencia del Sur, estuvieron en contacto frecuente con King. Además, sus amplios vínculos con el Convención Nacional Bautista brindó apoyo de iglesias de todo el país y su asesor, Stanley Levison, aseguró un amplio apoyo de los grupos judíos.

El reconocimiento de King del vínculo entre la segregación y el colonialismo resultó en alianzas con grupos que luchan contra la opresión fuera de los Estados Unidos, especialmente en África. En marzo de 1957, King viajó a Ghana por invitación de Kwame Nkrumah para asistir a la ceremonia de independencia de la nación. Poco después de regresar de Ghana, King se unió a la Comité Americano de África, aceptando servir como vicepresidente de un Comité Patrocinador Internacional para un día de protesta contra la segregación racial Gobierno. Más tarde, en un evento patrocinado por SCLC en honor al líder sindical de Kenia, Tom Mboya, King articuló además las conexiones entre la lucha por la libertad afroamericana y los que están en el extranjero: "Estamos todos atrapados en una red ineludible de reciprocidad" (Documentos 5:204).

Durante 1959, aumentó su comprensión de las ideas de Gandhi durante una visita de un mes a India patrocinado por el Comité de Servicio de los Amigos Americanos. Con Coretta y el historiador de MIA Lawrence D. Reddick King se reunió con muchos líderes indios, incluido el primer ministro Jawaharlal. Nehru. Escribiendo después de su regreso, King declaró: "Salí de la India más convencido que nunca de que la resistencia no violenta es el arma más potente disponible para las personas oprimidas en su lucha por la libertad" (Documentos 5:233).

A principios del año siguiente, se mudó con su familia, que ahora incluía dos hijos: Yolanda Rey y martin lutero Rey, III — a Atlanta para estar más cerca de la sede de SCLC en esa ciudad y convertirse en co-pastor, con su padre, de la Iglesia Bautista Ebenezer. (El tercer hijo de los Kings, Dexter Rey, nació en 1961 su cuarto, Bernice Rey, nació en 1963.) Poco después de la llegada de King a Atlanta, el movimiento de derechos civiles del sur ganó un nuevo ímpetu gracias al mostrador de almuerzos dirigido por estudiantes sentarse en movimiento que se extendió por toda la región durante 1960. Las sentadas dieron lugar a un nuevo grupo de protesta, el Comité Coordinador Estudiantil No Violento (SNCC), que a menudo empujaría a King hacia una mayor militancia. King se puso en contacto con estudiantes, especialmente con aquellos de Nashville como John Luis, Jaime Bisely Diane Nash, quien había sido entrenado en tácticas noviolentas por James Lawson. En octubre de 1960, el arresto de King durante una protesta iniciada por estudiantes en Atlanta se convirtió en un tema de la campaña presidencial nacional cuando el candidato demócrata John F. Kennedy llamó a Coretta King para expresar su preocupación. Los exitosos esfuerzos de los partidarios de Kennedy para asegurar la liberación de King contribuyeron a la estrecha victoria del candidato demócrata sobre el candidato republicano Richard. Nixon.

La decisión de King de mudarse a Atlanta se debió en parte a la falta de éxito de SCLC a fines de la década de 1950. Directora asociada Ella panadero se había quejado de que la Cruzada por la Ciudadanía de SCLC adolecía de la falta de atención de King. Los líderes de SCLC esperaban que con King ahora en Atlanta, la estrategia mejorara. La contratación de Wyatt Tee Caminante como directora ejecutiva en 1960 también se consideró un paso hacia la eficiencia de la organización, mientras que la incorporación de Dorothy Algodón y Andrew Joven al personal infundió un nuevo liderazgo después de que SCLC se hizo cargo de la administración del Programa de Educación para la Ciudadanía iniciado por Septima Clark. Abogado Clarence Jones también comenzó a ayudar a King y SCLC con asuntos legales y a actuar como asesor de King.

A medida que el movimiento de protesta del sur se expandió a principios de la década de 1960, King se dividió a menudo entre los estudiantes activistas cada vez más militantes, como los que participaron en la Paseos por la libertady líderes nacionales de derechos civiles más cautelosos. Durante 1961 y 1962, sus diferencias tácticas con los activistas del SNCC surgieron durante un movimiento de protesta sostenido en Albany, Georgia. King fue arrestado dos veces durante manifestaciones organizadas por el Movimiento de Albany, pero cuando salió de la cárcel y finalmente salió de Albany sin lograr una victoria, algunos activistas del movimiento comenzaron a cuestionar su militancia y su papel dominante dentro del movimiento de protesta del sur.

A medida que King se encontró con una oposición blanca cada vez más feroz, continuó su movimiento para alejarse de las abstracciones teológicas hacia concepciones más tranquilizadoras, arraigadas en la cultura religiosa afroamericana, de Dios como una fuente constante de apoyo. Más tarde escribió en su libro de sermones: Fuerza para amar (1963), que las tribulaciones del liderazgo del movimiento le llevaron a abandonar la noción de Dios como "teológica y filosóficamente satisfactoria" y le hicieron ver a Dios como "una realidad viva que ha sido validada en las experiencias de la vida cotidiana" (Documentos 5:424).

Durante 1963, sin embargo, King reafirmó su preeminencia dentro de la lucha por la libertad afroamericana a través de su liderazgo de la Campaña de Birmingham. Iniciado por SCLC y su afiliada, el Movimiento Cristiano de Alabama por los Derechos Humanos, las manifestaciones de Birmingham fueron las protestas por los derechos civiles más masivas que se hayan producido hasta ahora. Con la ayuda de Fred Shuttlesworth y otros líderes negros locales, y con poca competencia del SNCC y otros grupos de derechos civiles, los funcionarios del SCLC pudieron orquestar las protestas de Birmingham para lograr el máximo impacto nacional. La decisión de King de permitir intencionalmente ser arrestado por liderar una manifestación el 12 de abril empujó a la administración Kennedy a intervenir en la escalada de protestas. El ampliamente citado "Carta de la cárcel de Birmingham”Mostró su habilidad distintiva para influir en la opinión pública al apropiarse de ideas de la Biblia, la Constitución y otros textos canónicos. Durante mayo, las imágenes televisadas de policías usando perros y mangueras de bomberos contra jóvenes manifestantes generaron una protesta nacional contra los funcionarios blancos segregacionistas en Birmingham. La brutalidad de los funcionarios de Birmingham y la negativa del gobernador de Alabama, George C. Wallace Permitir la admisión de estudiantes negros en la Universidad de Alabama llevó al presidente Kennedy a introducir una importante legislación de derechos civiles.

El discurso del rey al 28 de agosto de 1963 Marcha en Washington por el empleo y la libertad, al que asistieron más de 200.000 personas, fue la culminación de una ola de actividad de protesta por los derechos civiles que se extendió incluso a las ciudades del norte. En sus comentarios preparados, King anunció que los afroamericanos deseaban cobrar el “pagaré” que se expresa en la retórica igualitaria de la Constitución y la Declaración de Independencia. Cerrando su discurso con declaraciones extemporáneas, insistió en que no había perdido la esperanza: “Les digo hoy, amigos míos, que aunque afrontemos las dificultades de hoy y de mañana, todavía tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño americano. que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: 'Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres son creados iguales' ”. Se apropió de las familiares palabras de“ My Country 'Tis of A ti ”, antes de concluir,“ cuando permitamos que suene la libertad, cuando dejamos que suene desde cada aldea y cada aldea, desde cada estado y cada ciudad, podremos acelerar ese día en que todos los hijos de Dios, los hombres negros y hombres blancos, judíos y gentiles, protestantes y católicos, podrán unir sus manos y cantar en las palabras del viejo espiritual negro: '¡Libres al fin! ¡Libre al fin! Gracias a Dios Todopoderoso, ¡al fin somos libres! ”(King,“ Tengo un sueño ”).

Aunque hubo mucho júbilo después de la Marcha en Washington, menos de un mes después, el movimiento se sorprendió por otro acto de violencia sin sentido. El 15 de septiembre de 1963, una explosión de dinamita en la Iglesia Bautista de la Calle Dieciséis de Birmingham mató a cuatro niñas escolares. King pronunció el panegírico para tres de las cuatro niñas, reflexionando: “Nos dicen que debemos preocuparnos no solo por quién las asesinó, sino por el sistema, la forma de vida, la filosofía que produjo a los asesinos” (King, Elogio por los niños mártires ).

San Agustín, Florida se convirtió en el escenario de la próxima gran confrontación del movimiento de derechos civiles. A partir de 1963, Robert B. Hayling, de la NAACP local, había liderado sentadas contra empresas segregadas. SCLC fue llamado para ayudar en mayo de 1964, sufriendo el arresto de King y Abernathy. Después de algunas victorias en la corte, SCLC se fue cuando se formó un comité birracial, sin embargo, los residentes locales continuaron sufriendo violencia.

La capacidad de King para centrar la atención nacional en enfrentamientos orquestados con autoridades racistas, combinada con su discurso en la Marcha de 1963 en Washington, lo convirtió en el portavoz afroamericano más influyente de la primera mitad de la década de 1960. Él fue nombrado Tiempo "Hombre del año" de la revista a finales de 1963, y fue galardonado con el premio Nobel de la Paz en diciembre de 1964. La aclamación que recibió King fortaleció su estatura entre los líderes de derechos civiles, pero también motivó Oficina Federal de Investigaciones El director del (FBI) J. Edgar Hoover para intensificar sus esfuerzos por dañar la reputación de King. Hoover, con la aprobación del presidente Kennedy y el fiscal general Robert Kennedy, escuchas telefónicas establecidas y errores. Hoover y muchos otros observadores de la lucha del sur vieron a King como un controlador de eventos, pero en realidad era una fuerza moderadora dentro de una militancia negra cada vez más diversa de mediados de la década de 1960. Aunque no estuvo personalmente involucrado en Verano de la libertad (1964), fue llamado a intentar persuadir al Partido Demócrata por la Libertad de Mississippi delegados a aceptar un compromiso en la Convención Nacional del Partido Demócrata.

A medida que la lucha afroamericana se expandió de protestas contra la segregación a movimientos de masas que buscaban ganancias económicas y políticas en el Norte y el Sur, la participación activa de King se limitó a unas pocas campañas de derechos civiles muy publicitadas, como Birmingham y St. Augustine, que aseguró el apoyo popular para la aprobación de la legislación nacional de derechos civiles, en particular la Ley de derechos civiles de 1964.

Las protestas de Alabama alcanzaron un punto de inflexión el 7 de marzo de 1965, cuando la policía estatal atacó a un grupo de manifestantes al comienzo de una marcha desde Selma hasta la capital del estado en Montgomery. Cumpliendo las órdenes del gobernador Wallace, la policía utilizó gas lacrimógeno y garrotes para hacer retroceder a los manifestantes después de que cruzaran el puente Edmund Pettus en las afueras de Selma. Sin estar preparado para el violento enfrentamiento, King alienó a algunos activistas cuando decidió posponer la continuación de la Selma a Montgomery marzo hasta que recibió la aprobación de la corte, pero la marcha, que finalmente obtuvo la aprobación de la corte federal, atrajo a varios miles de simpatizantes de los derechos civiles, blancos y negros, de todas las regiones de la nación. El 25 de marzo, King se dirigió a los manifestantes que llegaban desde los escalones del capitolio en Montgomery. La marcha y el posterior asesinato de una participante blanca, Viola Liuzzo, así como el asesinato anterior de James. Reeb dramatizó la negación de los derechos de voto de los negros y estimuló la aprobación durante el verano siguiente de la Ley de derechos electorales de 1965.

Después de la marcha en Alabama, King no pudo obtener un apoyo similar para su esfuerzo por enfrentar los problemas de los negros urbanos del norte. A principios de 1966 él, junto con el activista local Al Raby, lanzó una gran campaña contra la pobreza y otros problemas urbanos, y King mudó a su familia a un apartamento en el gueto negro de Chicago. Sin embargo, cuando King cambió el enfoque de sus actividades hacia el norte, descubrió que las tácticas utilizadas en el sur no eran tan efectivas en otros lugares. Encontró una oposición formidable del alcalde Richard Daley y no pudo movilizar a la comunidad negra económica e ideológicamente diversa de Chicago. King fue apedreado por blancos enojados en el suburbio de Cicero en Chicago cuando encabezó una marcha contra la discriminación racial en la vivienda. A pesar de numerosas protestas masivas, el Campaña de Chicago no produjo ganancias significativas y socavó la reputación de King como un líder eficaz de los derechos civiles.

La influencia de King se vio aún más dañada por el tono cada vez más cáustico de la militancia negra en el período posterior a 1965. Los radicales negros se alejaron cada vez más de los preceptos gandhianos de King hacia el nacionalismo negro de Malcolm x, cuya autobiografía y discursos publicados póstumamente llegaron a grandes audiencias después de su asesinato en febrero de 1965. Incapaz de influir en las insurgencias negras que ocurrieron en muchas áreas urbanas, King se negó a abandonar sus creencias firmemente arraigadas sobre la integración racial y la no violencia. Sin embargo, no le persuadieron los llamamientos nacionalistas negros para el mejoramiento racial y el desarrollo institucional en las comunidades negras.

En junio de 1966, James Meredith recibió un disparo mientras intentaba una "Marcha contra el Miedo" en Mississippi. Rey, Floyd McKissick de El Congreso de Igualdad Racialy Stokely Carmichael del SNCC decidió continuar su marcha. Durante la marcha, los activistas del SNCC decidieron probar un nuevo lema que venían usando, Poder negro. King se opuso al uso del término, pero los medios aprovecharon la oportunidad para exponer los desacuerdos entre los manifestantes y publicitaron el término.

En su último libro, ¿Hacia dónde vamos desde aquí: caos o comunidad? (1967), King rechazó la afirmación de los defensores del Black Power de "ser el ala más revolucionaria de la revolución social que está teniendo lugar en los Estados Unidos", pero reconoció que respondían a una necesidad psicológica entre los afroamericanos que no había abordado anteriormente ( Rey, A donde vamos, 45–46). "La libertad psicológica, un firme sentido de autoestima, es el arma más poderosa contra la larga noche de esclavitud física", escribió King. “El negro sólo será libre cuando llegue a lo más profundo de su propio ser y firme con la pluma y la tinta de la hombría asertiva su propia proclamación de emancipación” (King, “¿A dónde vamos desde aquí?”).

De hecho, incluso cuando su popularidad disminuyó, King se pronunció enérgicamente contra la participación estadounidense en el guerra de Vietnam, haciendo público su cargo en un discurso, "Más allá de Vietnam, ”El 4 de abril de 1967, en la iglesia Riverside de Nueva York. La participación de King en el movimiento contra la guerra redujo su capacidad para influir en las políticas raciales nacionales y lo convirtió en blanco de nuevas investigaciones del FBI. Sin embargo, insistió cada vez más en que su versión de la no violencia gandhiana y el cristianismo del evangelio social era la respuesta más apropiada a los problemas de los estadounidenses negros.

En diciembre de 1967, King anunció la formación de la Campaña de los pobres, diseñado para impulsar al gobierno federal a fortalecer sus esfuerzos contra la pobreza. King y otros trabajadores de SCLC comenzaron a reclutar personas pobres y activistas contra la pobreza para venir a Washington, D.C., para cabildear en nombre de programas mejorados contra la pobreza. Este esfuerzo estaba en sus primeras etapas cuando King se involucró en el Huelga de trabajadores de saneamiento de Memphis en Tennessee. El 28 de marzo de 1968, mientras King dirigía a miles de trabajadores sanitarios y simpatizantes en una marcha por el centro de Memphis, los jóvenes negros comenzaron a arrojar piedras y saquear tiendas. Este estallido de violencia dio lugar a amplias críticas de la prensa a toda la estrategia de King contra la pobreza. King regresó a Memphis por última vez a principios de abril. Direccionamiento En una audiencia en el templo del obispo Charles J. Mason el 3 de abril, King afirmó su optimismo a pesar de los “días difíciles” que se avecinaban. "Pero realmente no me importa ahora", declaró, "porque he estado en la cima de la montaña. y he visto la Tierra Prometida ". Continuó: “Puede que no llegue allí contigo. Pero quiero que sepan esta noche que nosotros, como pueblo, llegaremos a la Tierra Prometida ”(King,“He estado en la cima de la montaña ”). La noche siguiente, el asesinato de Martin Luther King, Jr., tuvo lugar mientras estaba de pie en un balcón del Lorraine Motel en Memphis. Un segregacionista blanco, James Earl Ray, fue posteriormente condenado por el crimen. La Campaña de los Pobres continuó durante unos meses después de la muerte de King, bajo la dirección de Ralph Abernathy, el nuevo presidente de SCLC, pero no logró sus objetivos.

Hasta su muerte, King se mantuvo firme en su compromiso con la transformación de la sociedad estadounidense a través del activismo no violento. En su ensayo publicado póstumamente, "Un testamento de esperanza" (1969), instó a los afroamericanos a abstenerse de la violencia, pero también advirtió: "La América blanca debe reconocer que la justicia para los negros no se puede lograr sin cambios radicales en la estructura de nuestra sociedad. . " La "revolución negra" fue más que un movimiento de derechos civiles, insistió. “Está obligando a Estados Unidos a enfrentar todos sus defectos interrelacionados: racismo, pobreza, militarismo y materialismo” (King, “Testament”, pág. 194).

Después de la muerte de su esposo, Coretta Scott King estableció el Centro para el Cambio Social No Violento Martin Luther King, Jr., con sede en Atlanta (también conocido como el King Center) para promover los conceptos gandhiano-kingianos de lucha noviolenta. She also led the successful effort to honor her husband with a federally mandated King national holiday, which was first celebrated in 1986.


Baltimore '68: Riots and Rebirth

For two weeks in April 1968, beginning in the dark hours following the assassination of Martin Luther King Jr., the city of Baltimore was devastated by a series of civil disturbances that left six dead, dozens injured and hundreds of properties, both private and public, burned, shattered and in ruins. The events, which culminated in the deployment of thousands of armed National Guard troops across the city on the orders of Gov. Spiro Agnew and the addition of regular Army troops by Pres. Lyndon Johnson, riveted the attention of the nation, which already was reeling from similar riots in other cities across the country.

In 2008, the 40th anniversary of King's death, the University of Baltimore offered a close-up examination of the riots their causes and the short- and long-term consequences in a series of public events called "Baltimore '68: Riots and Rebirth." The highlight of the events was a conference exploring the effects of the riots and the many efforts at civic healing that followed. This national gathering of experts, included scholars across disciplines as varied as race relations, civic engagement and 20th-century history, takinge place on the campus April 3-5, 2008, 40 years to the date of King's murder and the unrest that followed.

About This Site

To advance the scholarship, encourage civil discourse and simply shed light on this important topic, the University of Baltimore has established a Web presence for its work on "Baltimore '68." This site should be considered a work in progress: Its only constant will be change, as more is discovered about what happened in the city in April 1968, and a better understanding of that time is reached 40 years later.


Federal use of secondary evidence was finally addressed and restricted six years later in the Silverthorne case. Federal authorities had cleverly copied illegally-obtained documentation pertinent to a tax evasion case in the hope of avoiding the Weeks prohibition. Copying a document that is already in police custody is not technically a violation of the Fourth Amendment. Writing for the Court majority, Justice Oliver Wendell Holmes was having none of it:

Holmes' bold statement – that limiting the exclusionary rule to primary evidence would reduce the Fourth Amendment to "a form of words" –has been considerably influential in the history of constitutional law. So has the idea that the statement describes, generally referred to as the "fruit of the poisonous tree" doctrine.


Fondo

In April 1816, Congress created a law that allowed for the creation of the Second Bank of the United States. In 1817, a branch of this national bank was opened in Baltimore, Maryland. The state along with many others questioned whether the national government had the authority to create such a bank within the state's boundaries. The state of Maryland had a desire to limit the powers of the federal government.

The General Assembly of Maryland passed a law on February 11, 1818, which placed a tax on all notes the originated with banks chartered outside of the state. According to the act, ". it shall not be lawful for the said branch, office of discount and deposit, or office of pay and receipt to issue notes, in any manner, of any other denomination than five, ten, twenty, fifty, one hundred, five hundred, and one thousand dollars, and no note shall be issued except upon stamped paper." This stamped paper included the tax for each denomination. In addition, the Act said that "the President, cashier, each of the directors and officers . offending against the provisions aforesaid shall forfeit a sum of $500 for each and every offense. "

The Second Bank of the United States, a federal entity, was really the intended target of this attack. James McCulloch, the head cashier of the Baltimore branch of the bank, refused to pay the tax. A lawsuit was filed against the State of Maryland by John James, and Daniel Webster signed on to lead the defense. The state lost the original case and it was sent to the Maryland Court of Appeals.


David Baltimore

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

David Baltimore, (born March 7, 1938, New York, New York, U.S.), American virologist who shared the Nobel Prize for Physiology or Medicine in 1975 with Howard M. Temin and Renato Dulbecco. Working independently, Baltimore and Temin discovered reverse transcriptase, an enzyme that synthesizes DNA from RNA. Baltimore also conducted research that led to an understanding of the interaction between viruses and the genetic material of the cell. The research of all three men contributed to an understanding of the role of viruses in the development of cancer.

Baltimore and Temin both studied the process by which certain tumour-causing RNA viruses (those whose genetic material is composed of RNA) replicate after they infect a cell. They simultaneously demonstrated that these RNA viruses, now called retroviruses, contain the blueprint for an unusual enzyme—a polymerase called reverse transcriptase—that copies DNA from an RNA template. The newly formed viral DNA then integrates into the infected host cell, an event that can transform the infected cell into a cancer cell.

Baltimore received an undergraduate degree in chemistry from Swarthmore College, Pennsylvania (B.A., 1960), and went on to study animal virology at the Rockefeller Institute (now Rockefeller University) in New York City, where he obtained a doctorate in 1964, and at the Massachusetts Institute of Technology (MIT) in Boston. He worked with Dulbecco at the Salk Institute in La Jolla, California (1965–68), studying the mechanism of replication of the poliovirus.

Baltimore joined the faculty of MIT in 1968, accompanied by Alice Huang, a postdoctoral fellow who had worked on vesicular stomatitus virus (VSV) at the Salk Institute. In Boston, Baltimore and Huang, who had married, showed that VSV, an RNA virus, reproduced itself by means of an unusual enzyme (an RNA-dependent RNA polymerase) that copies RNA by a process not involving DNA.

Baltimore then turned his attention to two RNA tumour viruses— Rauscher murine leukemia virus and Rous sarcoma virus—to discover whether a similar enzyme was at work in their replication. It was through these experiments that he discovered reverse transcriptase. This discovery proved an exception to the “central dogma” of genetic theory, which states that the information encoded in genes always flows unidirectionally from DNA to RNA (and thence to proteins) and cannot be reversed. Since its discovery, reverse transcriptase has become an invaluable tool in recombinant DNA technology.

Baltimore became director of the Whitehead Institute for Biomedical Research in Cambridge, Massachusetts, in 1983 and in 1990 left to become president of Rockefeller University. In 1989 he figured prominently in a public dispute over a 1986 paper published in the journal Cell that he had coauthored while still at MIT. The coauthor of the article, Thereza Imanishi-Kari, was accused of falsifying data published in the paper. Baltimore, who was not included in charges of misconduct, stood behind Imanishi-Kari, although he did retract the article. Because of his involvement in the case, however, he was asked to resign as president of Rockefeller University, and in 1994 he returned to MIT. In 1996 a U.S. government panel cleared Imanishi-Kari of the charges of scientific misconduct. The case was analyzed in The Baltimore Case (1998) by Daniel Kevles.

Baltimore was president of the California Institute of Technology from 1997 to 2006, when he was elected to a three-year term as president of the American Association for the Advancement of Science (AAAS). Among his other appointments, he served as a member of the Encyclopædia Britannica Editorial Board of Advisors.

The Editors of Encyclopaedia Britannica This article was most recently revised and updated by Amy Tikkanen, Corrections Manager.


The People v. Jim Crow: Federal Cases that Inspired the Freedom Rides of 1961

In 1961, the Freedom Riders purposely challenged a system that ignored a series of civil rights cases, ruling segregation of interstate commerce unconstitutional. The legal battles that inspired the Freedom Rides were fought by a World War II defense contractor, an Army officer, and a law student who, at their pivotal moments in history, were just exhausted with the laws of the Jim Crow South. Little did they know that their astute defiance would ignite one of the most memorable events of the Civil Rights Movement.

On the morning of July 16, 1944, Irene Morgan, a 27 year old production line worker who made B-26 Marauder airplanes was returning home to Baltimore, Maryland from a doctor’s appointment in Gloucester, Virginia.

When Morgan boarded a Greyhound bus in Gloucester, she sat on the fourth aisle from the back, a seat designated under Virginia’s segregation law to be for Black passengers. When the Greyhound stopped in Saluda, VA, white passengers boarded an already crowded bus. When the bus driver ordered Morgan to give up her seat for the onboarding white passengers, she refused. In a 2000 El Correo de Washington interview by Carol Morello, Morgan stated, “I didn’t do anything wrong. I’d paid for my seat. I was sitting where I was supposed to.”

After defying the bus driver’s order, the bus driver drove the Greyhound carrying Morgan to the Middlesex, VA county jail, where the driver filed a complaint against Morgan for not giving up her seat for onboarding white passengers. After the bus driver filed the complaint, a sheriff’s deputy boarded the bus and issued Morgan a warrant for her arrest.

Agitated, Morgan tore the warrant into pieces and threw it out the bus window. The deputy then attempted to grab Morgan by the arm to forcibly take her off the bus. After grabbing her arm, Morgan stated:

“That’s when I kicked him in a very bad place. He hobbled off, and another one came on. He was trying to put his hands on me to get me off. I was going to bite him, but he was dirty, so I clawed him instead. I ripped his shirt. We were both pulling at each other. He said he’d use his nightstick. I said, ‘We’ll whip each other.’ “

Morgan would be arrested and jailed. At her court appearance in the Middlesex Circuit Court, Morgan pleaded guilty to resisting arrest and was fined $100. However, she refused to plead guilty to violating Virginia’s segregation law. Morgan was found guilty of violating Virginia’s segregation law and fined $10.

With the help of her lawyer Spottswood Robinson III and the National Association for the Advancement of Colored People (NAACP), Morgan appealed her case to the Virginia Supreme Court where she was ruled in violation of the law.

In October 1945, Morgan appealed her case to the United States Supreme Court. On March 27, 1946, in the U.S. Supreme Court case, Irene Morgan v. Commonwealth of Virginia 328 U.S. 373, located in the series Appellate Jurisdiction Case Files, 1792-2017 (NAID 301668) of RG 267 Records of the Supreme Court of the United States, NAACP Attorneys William H. Hastie and Thurgood Marshall strategically did not use the Equal Protection Clause of the 14th Amendment as the base of their argument. Hastie and Marshall however argued that segregation on interstate travel violated the Interstate Commerce Clause of the Constitution.

On June 3, 1946 in a 7-1 decision, the Supreme Court ruled it unconstitutional for Virginia to continue the enforcement of segregation on interstate buses. Although the ruling of Morgan’s case was in her favor, the state of Virginia ignored the Supreme Court’s decision and continued to practice segregation and enforce the laws of Jim Crow.

Keys refused to give up her seat. After not adhering to the driver’s demand, the driver redirected passengers to another bus while prohibiting Keys from boarding it. An argument ensued between Keys and the bus driver, and Keys was later arrested for disorderly conduct. Keys would stay overnight at the Roanoke Rapids City jail without being able to communicate with anyone on her behalf. She would be found guilty of disorderly conduct and fined $25.

Keys did not give up her fight. Along with her father, Keys sought counsel from the NAACP’s Washington, D.C. office. Frank D. Reeves, president of the NAACP Washington D.C. office accepted the task of fighting Keys’ case, and referred her case to civil rights activist Dovey Johnson Roundtree. Roundtree, who also served in the Women’s Auxiliary Corps, also experienced similar discrimination in the Jim Crow South during her tenure as a WAC recruitment officer. Roundtree along with her partner, Julius Winfield Robertson embarked on a three year legal campaign in the federal court system to challenge the “separate but equal” doctrine from the Plessy v. Ferguson case, which was used as a legal mechanism to disenfranchise African Americans in the South.

Keys’ legal team first filed a complaint against the transit systems that transported Keys from New Jersey to North Carolina in the U.S. District Court for the District of Columbia in 1953, but the case was dismissed on jurisdictional grounds. After Keys’ case was dismissed, Roundtree and Robertson shifted their focus to Keys rights being violated as an interstate traveler and took their case to the Interstate Commerce Commission (ICC).

In 1954, the case Sarah Keys v. Carolina Coach Co., located in the series Class 59 (Railroads, Transportation, Interstate Commerce Commission Acts) Litigation Case Files and Enclosures, 1912-1984 (NAID 1165210) of Record Group 60: General Records of the Department of Justice, was rejected by the Interstate Commerce Commission, but a legal breakthrough in a Supreme Court case was about to turn the tide for Sarah Keys’ legal saga.

In the same year, a unanimous decision was made by the Supreme Court in favor of Brown v. Board of Education of Topeka. The ruling in Brown v. Board of Education (NAID 596300) deemed it unconstitutional for public schools to be segregated. The ruling prompted Roundtree and Robertson to bring Keys’ case to the ICC again, but this time argue that the ruling made in the Brown decision should also apply to interstate travel.

On November 7, 1955, almost four weeks before the day Rosa Parks refused to give up her seat on a public bus in Montgomery, Alabama, the Interstate Commerce Commission ruled in favor of Keys in Sarah Keys v. Carolina Coach Company, stating that segregation in regards to interstate transportation was unconstitutional. For the first time in legal history, Key’s case closed the loophole private bus companies used to impose Jim Crow laws in the operation of public transportation.

Three years after the Keys v. Carolina Coach Co. ruling, Bruce Carver Boynton, a black law student at Howard University was on his way home to Selma, Alabama via Trailways bus line for the Christmas Holidays. On his way home, Boynton bus stopped in Richmond, Virginia for a forty-minute layover.

While waiting for his bus to leave the terminal in Richmond, Boynton went to a nearby restaurant labeled “whites only” to get something to eat. At the restaurant he ordered a cheeseburger and a glass of tea.

Mr. Boynton was no stranger to the injustice of the Jim Crow South. So when Boynton refused to leave the “whites only” restaurant when asked by the restaurant’s assistant manager and police, he was angry, yet unwavering when arrested for misdemeanor trespassing. Boynton spent one night in jail and was fined ten dollars in a Richmond Police Court.

Afterwards, Boynton would appeal his conviction to the Hustings Court in Richmond, filing a motion that his arrest at the Trailways terminal was a violation of his civil rights. The Hustings Court dismissed Boynton’s motion that was also upheld by the Supreme Court of Virginia.

Boynton’s knowledge of the American legal system and determination to rectify the disservice he was given in Richmond led him to appeal his case to the U.S. Supreme court.

One can hear NAACP attorney Thurgood Marshall arguing the Supreme Court case Boynton v. Commonwealth of Virginia (NAID 81137863) in the series Sound Recordings of Oral Arguments – Black Series. In his argument, Marshall stated that since Boynton was an interstate traveler, he was protected from all discriminatory laws under the Interstate Commerce Act.

On December 5, 1960, in a decision of 7-2, the Supreme Court ruled in favor of Boynton stating that the Interstate Commerce Act not only prohibits racial discrimination during travel, but also in travel terminal waiting rooms and restaurants.


Ver el vídeo: Bailamos - Live in Belfast (Enero 2022).