Podcasts de historia

Alfred M. Landon

Alfred M. Landon

Alfred M. Landon se graduó de la Universidad de Kansas en 1908 con una licenciatura en derecho. Después de algún tiempo, se casó con Theo Cobb en 1930 y, mientras Landon crecía, se involucró en el negocio del petróleo y lo logró. Con su conocimiento de la ley, ayudó a hacer campaña a favor de Theodore Roosevelt y también del Partido Progresista. Landon ayudó a proponer programas relacionados con el sufragio femenino, la elección directa de senadores, la legislación antimonopolio y la prohibición del trabajo infantil.En 1932, Landon fue elegido gobernador de Kansas; como tal, se convirtió en una figura clave del Partido Republicano. Continuó siendo una figura clave a lo largo de la década de 1930. Landon fue reelegido en 1934 y elegido en 1936 por el Partido Republicano para ser el candidato presidencial para oponerse a Franklin D. Roosevelt. Landon tuvo mucho éxito antes de esa elección y el Partido Republicano creía que sería un candidato fuerte. Sin embargo, Roosevelt ganó fácilmente con 27,751,612 votos contra los 16,681,913 votos de Landon. Muchos políticos creían que era la manera de Roosevelt de lidiar con la tambaleante economía a través del New Deal lo que lo convertía en el favorito. Sin embargo, creía que el New Deal era hostil a los negocios del país e implicaba demasiado despilfarro. Cuando terminaron las elecciones, Landon regresó a Kansas, donde terminó su mandato como gobernador en 1937. En noviembre de 1962, se le pidió a Landon que describe su filosofía política:

“Yo diría progresista práctico, lo que significa que el partido republicano o cualquier partido político tiene que reconocer los problemas de una civilización industrial creciente y compleja. Y no creo que el Partido Republicano esté realmente consciente de eso ".

Landon recibió la visita del presidente Ronald Reagan en su cumpleaños número 100 en su casa de Topeka, Kansas. Murió poco después, el 12 de octubre de 1987. Después de su muerte, el estado de Kansas dedicó el Landon State Office Building en su honor.


Universidad Estatal de Kansas

La serie de conferencias Alfred M. Landon es una de las series de conferencias más prestigiosas de los colegios y universidades de EE. UU. Instituida en 1966 por el ex presidente de K-State James A. McCain, la serie es un tributo al fallecido Alfred M. Landon, quien se desempeñó como gobernador de Kansas de 1933 a 1937. El 13 de diciembre de 1966, el gobernador Landon pronunció la primera conferencia de la serie, "Nuevos desafíos en las relaciones internacionales". El gobernador Landon falleció el 12 de octubre de 1987, poco después de cumplir 100 años.

Hasta cinco de las figuras públicas más importantes del mundo aparecen en la plataforma Landon Lecture cada año académico. Las conferencias generalmente se llevan a cabo en el Auditorio McCain de la universidad, aunque se hacen algunas excepciones. Las conferencias están abiertas al público. Los oradores que vienen a Kansas State University han incluido políticos, periodistas, miembros del gabinete y otras figuras prominentes involucradas en temas públicos de actualidad de renombre mundial. Los presidentes Nixon, Ford, Carter, Reagan, George H. W. Bush, Clinton y George W. Bush han pronunciado conferencias sobre Landon.

Después de cada conferencia se lleva a cabo una conferencia de prensa para que los representantes de los medios de comunicación tengan la oportunidad de interrogar al conferenciante. La serie de conferencias Landon está patrocinada por más de 100 patrocinadores. Cada cliente recibe un boleto para una sección reservada especial en el auditorio y un boleto para el almuerzo, donde pueden escuchar breves comentarios del conferencista, así como recibir una copia impresa de cada conferencia. Conviértete en patrocinador del ciclo de conferencias Landon.

Landon Lectures puede ser transmitido en vivo por varias estaciones de radio y televisión de Kansas y ha recibido atención en todo el país.


Alf Landon

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Alf Landon, en su totalidad Alfred Mossman Landon, (nacido el 9 de septiembre de 1887 en West Middlesex, Pensilvania, EE. UU.; fallecido el 12 de octubre de 1987, Topeka, Kansas), gobernador de Kansas (1933-1937) y candidato presidencial republicano fallido de los EE. UU. en 1936.

Landon fue con sus padres a Independence, Kansas, en 1904. Se licenció en derecho en la Universidad de Kansas en 1908 y entró en el negocio del petróleo en 1912. Asistió a la Convención Bull Moose del Partido Progresista en ese mismo año e hizo campaña en Kansas para el candidato presidencial del Partido Progresista, Theodore Roosevelt. A partir de entonces, la afiliación política de Landon se mantuvo con el progresismo de Kansas. Durante la Primera Guerra Mundial sirvió en el servicio de guerra química del Ejército de los EE. UU.

Después de la guerra, Landon volvió a su negocio petrolero y a la política de Kansas. Fue elegido gobernador en 1932 y reelegido en 1934, el único gobernador republicano en funciones que ganó ese año. Esta victoria condujo al "Landon Boom" ya su candidatura presidencial de 1936. Aunque casi 17.000.000 de estadounidenses votaron por la candidatura republicana, Landon sólo obtuvo los votos electorales de Maine y Vermont. Después de perder las elecciones, continuó participando en la política de Kansas, pero no volvió a desempeñar un papel importante en los asuntos nacionales. Su hija Nancy Landon Kassebaum también fue senadora republicana por Kansas.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy Tikkanen, Gerente de Correcciones.


Becas de investigación Alfred M. Landon

La Beca de Investigación Histórica Alfred M. Landon se otorga anualmente a estudiantes graduados para que investiguen en las colecciones de la Sociedad Histórica de Kansas. La cantidad total disponible es de $ 1,000. La fecha límite para la presentación del Premio Landon Research Grants es el 15 de abril. El premio se otorgará cada verano para la investigación que se llevará a cabo en las colecciones de la Sociedad Histórica durante el siguiente año fiscal (a partir del 1 de julio). Busque una lista de destinatarios anteriores.

Los fondos para este programa son provistos por Alfred M. Landon Historical Research Endowment, establecido en 1987 por familiares y amigos en memoria del Gobernador Landon y en agradecimiento por su distinguido servicio a Kansas y la nación.

Procedimiento de solicitud

Los solicitantes deben enviar una solicitud completa en forma electrónica a [email protected] o por correo a la Kansas Historical Foundation antes del 15 de abril, para que los proyectos se completen en el año fiscal que comienza el 1 de julio. Se alienta a los solicitantes a discutir sus proyectos por adelantado con la Sociedad Histórica. miembros del personal con experiencia en los campos de investigación propuestos. Se insta a los solicitantes que no hayan utilizado previamente los fondos de la Sociedad Histórica a visitar y explorar las fuentes disponibles antes de enviar una solicitud.

Criterios de evaluación

Un panel especial de la Kansas Historical Foundation, designado anualmente por el comité ejecutivo de la Fundación, revisará las solicitudes. El propósito de la subvención es ayudar a sufragar los gastos mientras se utilizan los recursos de los Archivos Estatales de la Sociedad Histórica, el Museo de Historia de Kansas o ambos. Se espera que los beneficiarios dediquen un mínimo de dos semanas a realizar investigaciones en la Sociedad Histórica.

Las solicitudes se evalúan sobre la base de la utilización esperada de las existencias disponibles de las colecciones de la Sociedad Histórica, el grado en que el proyecto aborda nuevas becas en el patrimonio de Kansas, el potencial de la propuesta para una amplia difusión, el cronograma para la finalización del proyecto y las calificaciones de el aplicante. Los solicitantes serán notificados por escrito de los resultados de la revisión de sus solicitudes. El anuncio público de los beneficiarios de la subvención se hará en la reunión anual de noviembre.

Las subvenciones se otorgan por única vez durante el año fiscal (del 1 de julio al 30 de junio). Los fondos deben utilizarse durante ese año fiscal. Los solicitantes seleccionados no están excluidos de solicitar subvenciones adicionales en años fiscales posteriores.

Los beneficiarios recibirán el 50 por ciento de los fondos de la subvención cuando lleguen para iniciar la investigación, y el resto se pagará después de la revisión y aceptación del informe final. Este último consistirá en una declaración sobre el tiempo dedicado a la investigación en la Sociedad Histórica y una explicación detallada de la investigación realizada. Durante un año fiscal en particular, la Sociedad Histórica se reserva el derecho de no otorgar subvenciones Landon en función de la disponibilidad de fondos o la calidad de las solicitudes.

Todos los beneficiarios de la subvención deben proporcionar una copia del producto final de su investigación financiada para su inclusión en las colecciones de la Sociedad Histórica.

Para obtener más información y enviar solicitudes, comuníquese con:

Fundación Histórica de Kansas
6425 SW 6th Avenue
Topeka KS 66615-1099
785-272-8681
Fax 785-272-8682
[email protected]

contenido relacionado

Fundación Histórica de Kansas
Honor y middot Educate e middot Inspire

Nuestra organización miembro, minorista y de recaudación de fondos apoya y promueve la historia de Kansas a través de la Kansas Historical Society, una agencia estatal.

Sociedad Histórica de Kansas
Tus historias. Nuestra historia.

Nuestra agencia estatal protege y comparte la historia del estado y los rsquos, tocando la vida de los habitantes de Kansas todos los días.


Locador Contenido
002-05-07-07 al 002-08-04-07 146 cajas
008-13-06-01 al 008-13-08-01 Libros contables financieros, libro mayor KEDD, libro agrícola, álbum de recortes de la campaña del Comité Nacional Republicano de 1936
014-11-01-01 al 014-11-01-04 Álbumes de recortes que documentan su campaña presidencial
036-09-07-08 C. 1936: Material de viajes de campaña, incluidos discursos, declaraciones, horarios y listas de fiestas oficiales, visitantes, horarios.
065-14-01-03 Fotografías: 1 foto: vagón cubierto Landon-Knox 1 foto: Alfred Landon de niño 1 foto: Alfred M. Landon con su caballo, William H. Mossman, Sarah Mossman, John Landon
073-05-07-01 Parte de la colección A / V: fotografías de Landon y su familia
084-04-03-01 al 084-04-03-02 Colección A / V: Discursos grabados en disco de vinilo, 1936-1937.
108-05-02-03 Discursos y material de discursos no utilizados, junio a noviembre de 1936
116-02-01-01 al 116-02-02-20 Documentos del patrimonio de la familia Landon: c. 1940-1973: correspondencia con periódicos, registros comerciales de la compañía petrolera, discursos en clubes sobre numerosos temas como Watergate, energía y política exterior

Materiales asociados: Materiales asociados en las colecciones de Fotografías.
1 Disco fonográfico de vinilo de 33 1/3 RPM "This I Believe" que incluye personalidades que presentan sus filosofías. Alfred M. Landon es una de las personalidades registradas. Una copia impresa de la charla de Landon está disponible en su colección de manuscritos.
1 tarjeta de gabinete de un joven no identificado posiblemente un pariente o amigo B Landon, Alfred M. * 410


Alfred M. Landon

Alfred Mossman Landon nació el 9 de septiembre de 1887 en West Middlesex, Pensilvania, hijo de John Manuel y Anne (Mossman) Landon. Landon mayor era petrolero y se mudó con la familia a Marietta, Ohio, donde Alfred Landon asistió a la escuela preparatoria. Cuando tenía 17 años, Landon se mudó con la familia a Independence, Kansas. Se graduó de la Universidad de Kansas en 1908 con un título de abogado. Landon se casó con Margaret Fleming el 9 de enero de 1915. Tuvieron una hija, Margaret. Después de su muerte en 1918, Landon se dedicó a administrar sus intereses petroleros y criar a su pequeña hija.

Un partidario de Theodore Roosevelt, Landon & rsquos ayudar con la campaña de Bull Moose le ganó el respeto del brazo progresista del Partido Republicano. Después de un breve período como secretario del gobernador Henry Allen en 1922, Landon se convirtió en líder de la facción progresista del estado y en 1928 ganó las elecciones para la presidencia republicana del estado.

Landon se casó con Theo Cobb el 15 de enero de 1930. Tuvieron dos hijos, Nancy y John. Dirigió una exitosa campaña para la gobernación en 1932. Durante la época de la Gran Depresión, Landon fue uno de los dos gobernadores republicanos al oeste del Mississippi que ganó una contienda para gobernador. Introdujo programas para brindar alivio económico que incluían reducciones de impuestos, una moratoria sobre ejecuciones hipotecarias, alivio local apoyado por el estado y una serie de leyes bancarias de emergencia, todo sin aumentar la deuda estatal.

Los republicanos nacionales miraron a Landon para desafiar al presidente Franklin D. Roosevelt. Fue seleccionado como candidato del partido y rsquos para las elecciones presidenciales de 1936. Roosevelt demostró ser invencible en 1936 y Landon fue derrotado. Landon siguió siendo consejero del Partido Republicano. Fue el Kansan Distinguido del Año de los Hijos e Hijas Nativos de Kansas en 1969. Fue incluido en el Salón de la Fama de la Asociación de Locutores de Kansas en 1974.

Marcó su centésimo cumpleaños con la visita del presidente Ronald Reagan. Landon murió el 12 de octubre de 1987. Su hija Nancy fue elegida para el Senado de los Estados Unidos en 1978 y sirvió hasta 1996. El Edificio de Oficinas Estatales de Landon lleva su nombre en su honor.

Entrada: Landon, Alfred M.

Autor: Sociedad Histórica de Kansas

Información del autor: La Sociedad Histórica de Kansas es una agencia estatal encargada de salvaguardar y compartir activamente la historia del estado.

Fecha de creacion: Diciembre de 2004

Fecha modificada: Octubre de 2017

El autor de este artículo es el único responsable de su contenido.

Kansas Memory

Nuestras colecciones en línea contienen más de 500,000 imágenes de fotos, documentos y artefactos, que crece a diario. ¡Encuentre su historia en Kansas a través de este rico recurso!


Alfred M. Landon - Historia

Alf M. Landon, como líder de la
Oposición republicana, 1937-1940

LA PERSONA PROMEDIO recuerda a Alf M. Landon como un candidato presidencial muy golpeado en 1936, pero hay mejores razones para recordarlo. Entre otras cosas, utilizó sus magros y mal definidos poderes como líder titular de la minoría republicana entre 1937 y 1940 para mitigar las luchas intrapartidistas. Al hacerlo, hizo una contribución sustancial al renacimiento republicano en las elecciones de 1940. Su logro fue aún más notable porque los ejecutivos titulares anteriores habían sido intrigantes no funcionales o egoístas. Landon demostró las posibilidades constructivas en la oficina, pero su ejemplo se desperdició tanto en sus contemporáneos como en sus sucesores. O eludieron la responsabilidad o persiguieron la ambición personal bajo el engaño de que estaban sirviendo a su partido. De modo que el experimento de Landon fue un interludio más que el comienzo de una tradición útil.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Dado que la constitución estadounidense no preveía los partidos políticos, el trabajo de los líderes de minorías titulares, como otros cargos de partidos, se desarrolló fuera de la estructura formal del gobierno. A diferencia de su homólogo, el presidente, el líder de la minoría no tiene poder de patrocinio ni otras prerrogativas constitucionales para fortalecer su mano en el trato con los miembros de su partido en el Congreso. Las cosas podrían haberse desarrollado de manera diferente si se hubiera alentado a los candidatos presidenciales derrotados a buscar un escaño en cualquiera de las cámaras del Congreso. Tal arreglo podría haber sido difícil de resolver, pero no imposible. Un miembro de la minoría del Congreso del mismo estado que el candidato presidencial derrotado habría tenido que renunciar para hacerle un lugar. Las engorrosas características del procedimiento obstaculizaron su adopción. Además, la tradición desaprobaba el papel activo de los candidatos presidenciales derrotados y de los presidentes retirados. Se suponía que ambos debían retirarse y actuar como ancianos estadistas. Algunos desafiaron la tradición, pero los resultados fueron a menudo desastrosos. Por lo tanto, el líder titular del partido minoritario solía ser un testaferro sin autoridad ni prestigio. Incluso si intentaba convertirse en portavoz de un partido y desarrollar temas para las próximas elecciones, no tenía forma de imponer su estrategia y puntos de vista a la minoría en el Congreso.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Frente a esta situación poco prometedora, la mayoría de los candidatos presidenciales derrotados simplemente se quedaron inactivos. El primer republicano en desafiar la tradición fue Theodore Roosevelt en 1916, aunque en ese momento nadie podía estar seguro de si hablaba por Bull Moosers o por los republicanos. En cualquier caso, hizo un esfuerzo infructuoso para comprometer a la minoría del Congreso a una posición militante contra las violaciones alemanas del derecho internacional. Este episodio planteó el espectro de una ruptura ruinosa en el liderazgo de las minorías. Si los republicanos vieron el peligro, lo ignoraron. Habían sido el partido minoritario durante solo 12 años desde 1860 y pronto se encaminaban hacia una docena más de poder ininterrumpido.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Todas las posibilidades explosivas de 1916 se actualizaron en 1932 cuando los republicanos sufrieron una abrumadora derrota en las urnas. La magnitud del desastre minó la moral y provocó recriminaciones mutuas entre las víctimas. Los republicanos del Congreso culparon a Hoover por una campaña inepta y él los culpó por demorarse. & # 911 & # 93 El elemento agrario en el partido denunció a los ricos industriales, mientras que este último afirmó que las propuestas poco sólidas de los republicanos occidentales habían profundizado la depresión y asustado a los votantes. Una disputa ideológica sobre la viabilidad del sistema de libre empresa se superpuso a las antiguas animosidades seccionales. Algunos profesionales, que se sintieron más preocupados por el colapso de una máquina política útil que por la angustia económica de las masas, aumentaron el coro de críticas. Las fuentes de frustración eran demasiado diversas para recibir una expresión clara. Sin embargo, se expresó una especie de polarización: la mayor parte de la minoría del Congreso accedió a la legislación de emergencia del New Deal y Hoover, como líder del partido titular, se opuso a ella. Ninguno de los elementos fue muy ruidoso en 1933, pero la división se hizo más pronunciada a medida que los republicanos se preparaban para las elecciones legislativas de mitad de período. Los legisladores republicanos recibieron miles de cartas breves y prácticamente ilegibles de los electores que les ordenaban "apoyar al presidente". congresistas con el resultado de que los conservadores abiertos hicieron campaña por la renominación y reelección como progresistas. & # 913 & # 93

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Hoover había alimentado en secreto la esperanza de reivindicación de los votantes, pero había permanecido en silencio durante un tiempo mientras esperaba que Roosevelt se autodestruyera con salvajes ataques a las instituciones estadounidenses. Las propuestas para la extensión del New Deal y la actitud supina de los congresistas republicanos sacaron a la luz al ex presidente durante el invierno de 1933-1934. Como ejecutivo titular, estaba decidido a definir temas para la campaña de 1934 y a mantener su control sobre la maquinaria del partido. Empujó al presidente nacional Everett Sanders a una serie de violentas andanadas contra el New Deal. Los republicanos en el Congreso tomaron represalias el 25 de febrero de 1934. Por primera vez desde 1866 adoptaron una resolución que divorciaba a los comités de campaña del Congreso y del Senado del comité nacional. Luego hicieron preparativos para destituir a Sanders como presidente nacional. El enfrentamiento tuvo lugar en la Palmer House en junio, donde la facción del Congreso obtuvo una victoria pírrica. Sanders fue retirado, pero Hoover convenció al comité nacional para que aceptara a Henry P. Fletcher como su sucesor. Fletcher había votado por Roosevelt en 1912, pero sus impulsos progresistas se habían evaporado a partir de entonces. El resultado fue que celebró el 80º aniversario del Partido Republicano en Jackson, Michigan, afirmando que el 73º congreso estuvo lleno de sellos de goma y mentes débiles. Fletcher no se molestó en disminuir el impacto de la generalización restringiéndola a los demócratas. Luego Hoover se hizo cargo de la organización, lamentando la reglamentación y la pérdida de la iniciativa individual. Los votantes que se perdieron los discursos pudieron probar su punto de vista en una serie de artículos del Saturday Evening Post titulados "El desafío a la libertad".

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Desde el fallido esfuerzo de Theodore Roosevelt por hablar en nombre del partido en 1916, un líder titular definió los deseos de la minoría en el Congreso de manera tan clara. Los líderes legislativos no pudieron hacer más que desvincularse de la estrategia que consideraban suicida. Algunos ex Bull Moosers solicitaron y recibieron el respaldo de Franklin Roosevelt, otros se presentaron como críticos constructivos del New Deal y algunos hablaron sobre temas no políticos. & # 914 & # 93 En efecto, había dos minorías republicanas en lugar de una y la disensión ayudó a aumentar la marea de Roosevelt en noviembre. Por primera vez en el siglo XX, el partido en el poder aumentó su mayoría en ambas cámaras en una elección fuera de año.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Al día siguiente de la debacle, los líderes legislativos republicanos exigieron una reorganización del partido. Borah resopló que la gente no podía comerse la constitución y McNary agregó que la "reglamentación" llenaba la boca pero no el estómago. & # 915 & # 93 Hoover no solo ignoró estos golpes sino que actuó como si se hubiera perdido las elecciones de 1934. En el año anterior a la convención, dio 10 discursos importantes y viajó incesantemente. Los viejos amigos concluyeron con pesar que él era un candidato para la nueva designación, un temor que Hoover confirmó al trabajar para una convención estancada, que se volvería hacia él. & # 917 & # 93

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 La nominación de Landon en junio de 1936 puso fin momentáneamente a la guerra de facciones porque su posición política era cercana a la de los líderes republicanos del Congreso. De joven, Landon había abandonado a los republicanos para votar por Roosevelt en 1912 y por Robert M. La Follette en 1924, adhiriéndose a partir de entonces al inquieto ala agraria del partido estatal. Como gobernador de Kansas había equilibrado el presupuesto, cooperó de todo corazón con la administración de Roosevelt en el gasto de los fondos federales de ayuda y se limitó a criticar cautelosamente el New Deal. Landon buscaba "la mitad del camino entre un gobierno por plutocracia y un gobierno por burocracia". Le confió a un amigo que cuatro años más de Roosevelt "nos destrozarían", pero también sintió que un programa reaccionario pondría a Estados Unidos "en el mismo lugar al mismo tiempo". & # 918 & # 93 Landon se esforzó por mantener a Hoover fuera de la campaña y anunciar su independencia de la Liga de la Libertad.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 No fue sino hasta después de su deprimente derrota ante Roosevelt en 1936, sin embargo, que Landon dio a conocer un nuevo concepto de liderazgo minoritario. Pudo haber interpretado su abrumadora reprimenda en las urnas como una excusa para retirarse y así escapar de cualquier responsabilidad por las tácticas de lo que se había convertido en una patética minoría. Alternativamente, podría haber sucumbido al deseo de reivindicación como su predecesor y seguir un rumbo de colisión con el G.O.P. minoría en el congreso. En lugar de eso, Landon partió de la suposición de que el registro del partido lo harían los republicanos del Congreso y que debería cooperar con ellos siempre que fuera posible. Solicitó su consejo antes de hablar y simplemente permaneció en silencio si no podía aceptar su posición. Estas tácticas eran parte de un concepto más amplio de que el líder de la minoría titular debería ser un intermediario honesto, silenciando sus propios puntos de vista en aras del consenso sobre la base más amplia posible. Con razón o sin ella, Landon atribuyó las pérdidas republicanas a las luchas internas del partido y creía que algunos de los disidentes regresarían si los líderes dejaban de ventilar sus diferencias públicamente. Asimismo, consideró que el silencio estaba justificado en la medida en que los votantes habían liberado inequívocamente a los republicanos de la responsabilidad de gobernar el país. Así que quería que los líderes se sentaran y permitieran que los demócratas cometieran errores y luego alejaran a los desilusionados de Roosevelt.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Landon lanzó la nueva política en circunstancias desalentadoras. Las elecciones de 1936 habían desacreditado su táctica de acomodación parcial al New Deal tan decisivamente como las elecciones de 1934 habían desacreditado la política de denuncia. La facción Hoover y el propio ex presidente esperaban inquietos entre bastidores la oportunidad de recuperar el control del partido. Reconociendo la necesidad de una reevaluación de los principios del partido, Landon lanzó una serie de sensaciones cautelosas en enero de 1937, para una mesa redonda de verano. Lo que tenía en mente era un foro relajado del tipo que celebran los partidos británicos en lugar de una convención formal. & # 919 & # 93 Buscando ideas en lugar de controversias, desconfiaba del tipo de atmósfera asociada con una reunión oficial del partido.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 La idea de un foro fue eclipsada casi de inmediato por un desarrollo que permitió a Landon probar su teoría del liderazgo sobre una base más amplia. Tomando desprevenidos a políticos de ambos partidos el 5 de febrero de 1937, Roosevelt exigió una legislación para ampliar la Corte Suprema. En 24 horas estaba claro que muchos demócratas se opondrían al plan de la corte. Así que el triunvirato del Senado compuesto por Borah, McNary y Vandenberg persuadió a sus colegas republicanos para que se sentaran al margen. Con cierta aprensión, Townsend de Delaware se acercó a Landon para decirle que la oposición del líder titular solo haría que el plan de la corte fuera más popular. Para sorpresa de Townsend, Landon accedió fácilmente al liderazgo del Congreso, y observó que los legisladores estaban en la línea de fuego y sabían qué era lo mejor. & # 9110 & # 93 Otros emisarios llevaron la misma solicitud a Hoover y a los funcionarios del Comité Nacional que estaban ocupados puliendo sus discursos del Día de Lincoln. Hoover acordó cooperar pero pronto se arrepintió. El presidente nacional, John D. M. Hamilton, fue igualmente difícil de silenciar, y Landon tuvo que presionar repetidamente a sus compañeros de Kansas. La posición de Landon pronto se volvió insostenible porque enfrentó una creciente ola de críticas de los republicanos de base que se opusieron a la política de silencio. & # 9111 & # 93 A finales de marzo trató de averiguar cuándo los demócratas que luchan contra el plan judicial "devolverían la ciudadanía" a los republicanos, pero no recibió respuesta. & # 9112 & # 93 Sin embargo, Landon se mantuvo en paz excepto por críticas ocasionales al plan de la corte emitidas de manera no partidista. Esta estrategia finalmente dio sus frutos en julio cuando una coalición del senado republicano demócrata anuló la medida.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 La división resultante en el Partido Demócrata pareció abrir la perspectiva de un realineamiento político que beneficiaría a los republicanos. Landon había estado consciente de las posibilidades ya en febrero de 1937, y había hecho una promesa privada de respaldar a cualquier enemigo demócrata del plan de la corte que se postulara para la reelección como Independiente en 1938. & # 9113 & # 93 Por otro lado, no quería una coalición sobre una base que daría como resultado la absorción de los republicanos por los demócratas del sur. De modo que su política fue dejar la puerta abierta a la reorganización del partido evitando cualquier declaración autorizada de los principios republicanos que pudiera repeler a los conversos potenciales. "Si surge la coalición", señaló, "será tan natural como el nacimiento de un bebé". Estaba igualmente seguro de que cada estado tendría que seguir su propio patrón. & # 9114 & # 93

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Hoover vio estas tácticas con consternación. Le había molestado Landon por excluirlo de la campaña presidencial y ahora pensaba que la mejor manera de aprovechar las disensiones de los demócratas era una reafirmación agresiva de los principios republicanos. De hecho, había comenzado una campaña para arrebatarle el liderazgo titular del partido a Landon ya en la primavera de 1937. Al obtener el apoyo del presidente nacional Hamilton, exigió que el partido republicano celebrara una convención nacional en pleno verano. Presumiblemente, tal reunión reafirmaría el credo de Hoover en términos filosóficos amplios, respaldando implícitamente al propio ex presidente. Hubo todo tipo de objeciones al proyecto. Para que las transacciones de una convención de mitad de período sean vinculantes para el partido, los delegados deberían ser elegidos de la manera tradicional. Pocos G.O.P. los líderes previeron cualquier beneficio al dedicar el tiempo y el dinero necesarios para hacerlo. Además, una declaración general parecía desalentar el sentimiento de coalición entre los demócratas e irritar al G.O.P. congresistas.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Landon bloqueó la convención temporalmente al negarse a firmar la llamada, por lo que Hoover exigió que se realizara una en el otoño. Se enviaron cartas a los delegados de la convención de 1936 bajo la firma de una desconocida profesora universitaria llamada Allison Reppy instando a una nueva convención para restaurar a Hoover a su posición legítima en el partido. & # 9115 & # 93 Simultáneamente, Hoover se embarcó en una gira por los estados del norte, impulsando su proyecto. Landon se opuso a cualquier tipo de convención antes de las elecciones de mitad de período, pero en lugar de oponerse abiertamente a ella, propuso condiciones que la harían inaceptable para otros. convención. Despertó los recelos de los congresistas republicanos con la misma astucia al exigir que la convención propuesta se pronunciara sobre todos los temas de actualidad. Hoover encontró a Landon cortés pero inamovible cuando conferenciaron en la finca Sinissippi de Frank O. Lowden el 3 de octubre. Sin embargo, Landon no fue tan comedido en su correspondencia. Indignado, calificó a Hoover como el político más ciego del partido o como "egoístamente indiferente a su efecto sobre él". & # 9118 & # 93 Landon continuó señalando que ninguno de ellos pudo ser nominado en 1940, pero que Hoover sufría delirios de grandeza. & # 9119 & # 93

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Incapaz de forzar una convención de mitad de período, el persistente Hoover finalmente se conformó con un comité de políticas bajo la presidencia de Glenn Frank de Wisconsin. Este grupo fue autorizado para celebrar audiencias y redactar una declaración de principios del partido para la orientación de la convención de 1940. Landon refused to serve on the Frank committee, but observed with relief that it would produce no report until after midterm elections. ⎠] The collapse of the convention movement ended Hoover's six-year effort to dominate the Republican minority.

     Looking back on the factional squabble, Landon feared that it had resembled "two undertakers quarreling over a corpse." ⎡] His contribution to the spectacular Republican resurgence in November 1938, is difficult to measure, but Landon had done more than anybody to suspend the intraparty ideological warfare during the campaign. He devoted his last two years as titular executive to the dual task of grooming new leadership for the G.O.P. and searching for common ground on the divisive issue of foreign policy. Long before the convention he made an open and emphatic withdrawal from the Presidential race. Then he tentatively swung his support to Manhattan District Attorney Thomas E. Dewey, who most nearly met Landon's specifications for youthful, dynamic party leadership. Not only did Landon line up the Kansas delegation behind Dewey, but he resisted the early stampede to Wendell Willkie. ⎢] Although initially suspicious of the new standard bearer, Landon preferred Willkie to the shopworn leaders of the depression era and loyally supported him in 1940. ⎣]

     The intensification of isolationist sentiment in the G.O.P. alarmed Landon, but he tried to fight the trend behind the scenes rather than air his differences with the Republican minority in congress. As a Theodore Roosevelt nationalist, Landon regarded the pacifism of the mid-1930's as sickly and unpatriotic. He opposed the neutrality laws and thought they bred a false sense of security. He also believed that they would lead to trade and production controls like other New Deal policies. ⎤] With some justice, Landon blamed Franklin Roosevelt for promoting the isolationist spirit that became an inconvenience to the President after 1937. Yet Landon refused to run interference for Roosevelt at the expense of the G.O.P. Although Landon twice received bids for the White House to join a coalition cabinet, he made his acceptance contingent upon an explicit disavowal of third-term aspirations by Roosevelt. ⎥]Negotiations broke down both times because Roosevelt refused to make the necessary pledge. So Henry L. Stimson received the post intended for Landon, entering the coalition cabinet with Frank Knox in June, 1940.

     The desertion of two leading Republican internationalists on the eve of the party convention made the isolationists more truculent than ever. They overturned a cautious foreign policy plank sponsored by Landon and adopted one more critical of the Roosevelt administration. Landon was disturbed by the outcome because it tempted Republican orators to speak more charitably of foreign leaders than of their own government. In long letters to Willkie on August 31 and September 4, Landon warned of the danger that the voters would consider the party unpatriotic. ⎦] He also advised Willkie against taking any stand on specific issues that conflicted with the isolationist position of the G.O.P. minority in congress. Conceding that Willkie was a difficult situation, Landon urged a series of vague but patriotic statements on foreign policy. Willkie ignored this advice and divided the minority by colliding directly with the G.O.P. legislators on several issues before congress.

     Whether different tactics would have improved Republican prospects in the 1940 election is a matter of conjecture. In any case, Landon's experiment in cooperation between the G.O.P. titular executive and the party minority in congress was an interlude in a protracted fight between the rival centers of party leadership. Although Landon had sought to stifle factionalism by avoiding unnecessary policy statements and adjusting his position to the party record of congress, he stopped short of enunciating a formal theory of minority leadership. His contribution was in the form of deeds rather than words. As a pragmatic effort to clarify the perplexities inherent in minority leadership, Landon's approach had no lasting impact on the party. It required an unselfish concept of service that many politicians honor in theory but spurn in practice. Nonetheless, it provided a model for statesmanship under discouraging conditions.

    ف. "Hiram Johnson Papers," Bancroft Library, University of California, Berkeley, Johnson to C. K. McClatchy, December 4,1932 "Charles L. McNary Papers," Library of Congress, Canary to Mrs. W. T. Stolz, November 10,1932.

    ق. Literary Digest, New York, February 24, 1934.

    ك. "Johnson Papers," Johnson to John F. Nylon , February 25, 1934.

    ل. Walter K. Roberts, "The Political Career of Charles L. McNary" (unpublished Ph. D. thesis, University of North Carolina, chapel Hill, 1954), p. 186 "Charles L. McNary Papers," James Cousins to Canary , August 23,1934, September 21, 1934 "Arthur Capper Papers," manuscript division, Kansas State Historical Society, weekly Sunday evening radio address, October 2, 9, 16, 23, 1934.

    م. Orde S. Pickney, "William E. Borah and the Republican Party, 1932-1940" (unpublished Ph.D. thesis, University of California, Berkeley, 1957), p. 79.

    ن. "Francis V. Keesling, Papers," Stanford University Library, Stanford, Calif., Keesling to Orr M. Chenowith, November 21,1935.

    ه. "Chester Rowell Papers," Bancroft Library, University of California, Berkeley, Rowell to Myrtle (niece), June 11, 1936.

    و. "Alf M. Landon Papers," manuscript division, Kansas State Historical Society, Landon to Stanley High, November 4, 1936, September 17, 1735.

    ى. Ibídem., Landon to Richard L. Jones, January 7,1937.

    㺊. Ibídem., Landon to Walter Edge, February 23, 1937

    㺋. Ibídem., Landon to Frank Altschul, April 2,1937.

    㺌. Ibídem., William Hard to Landon, March 23, 1937

    㺍. Ibídem., Landon to Lewis Douglas, April 6,1938

    㺎. Ibídem., Landon to Jay Hayden, June 21,1937

    㺏. Ibídem., Jay W. Scoval to Jacob D. Allen, September 3, 1937.

    㺐. Ibídem., Landon to James W. Arnold, September 22, 1937.

    㺑. William T. Hutchinson, Lowden of Illinois (2 volumes), University of Chicago Press (1937), v.2, p. 724.

    㺒. "Landon Papers," Landon to Don Berry, October 14, 1937.

    㺓. Ibídem., Landon to Berry, October 25, 1937.

    㺔. Ibídem., Landon to Roger W. Straus, August 10, 1938.

    㺕. Ibídem., Landon to Straus, June 2, 1938.

    㺖. Ibídem., Landon to Charles P. Taft, July 10, 1940.

    㺗. Ibídem., Landon to Cyrus Eaton, May 20, 1940.

    㺘. Ibídem., Landon to William Hard, October 11, 1937.

    㺙. Ibídem., Landon to Sterling Morton, January 13,1949

    㺚. Ibídem., Landon to Wendell Willkie, August 31,1940, September 4, 1940.


LANDON, ALFRED M.

As governor, Landon confronted the effects of the Depression in Kansas and instituted measures to regulate banks, insurance companies, and public utilities. He also moved to protect farmers from bankruptcy, and he developed programs to bring relief to the hard-hit oil industry. Landon's ability to work with the Franklin D. Roosevelt administration resulted in Kansas receiving greater funding from New Deal agencies than did other midwestern states. In 1934, Landon was the only Republican governor in the nation to win reelection. This, together with his moderate conservativism, secured for him the Republican presidential nomination in June 1936, with Chicago publisher Frank Knox as his running mate.

With Roosevelt's popularity at its height, Republicans hoped that Landon's down-home midwestern image as a "liberal Calvin Coolidge" would attract an electorate thought to be weary of the urbane Roosevelt. Landon's campaign initially charted a moderate course, endorsing conservation, farm relief, balanced budgets, efficient administration, business expansion, and fairness to the poor, the unemployed, and organized labor. However, Landon's campaign failed to energize the electorate and was damaged by the vicious attacks launched upon Roosevelt and the New Deal by conservative Republicans and big business. With the election looming, Landon himself made increasingly desperate and immoderate attacks on the president. On November 3, 1936, Roosevelt was reelected in a landslide, receiving 27,751,841 votes compared to Landon's 16,679,491. Roosevelt received 60.8 percent of the popular vote the plurality (11,072,350) was the largest in presidential election history. Roosevelt won 523 electoral votes to Landon's eight, the biggest margin since James Monroe in 1820. In addition, Roosevelt's coattails brought Democratic majorities in the Senate (75–16) and the House of Representatives (331–88).

Following his election defeat, Landon never again ran for public office, though he remained active in Republican politics for rest of his life. His daughter, Nancy Landon Kassebaum, was elected to the U.S. Senate from Kansas in 1978. Alfred Landon died in 1987, a month after his 100th birthday.


Alfred M. Landon - History

The presidential election of 1936 pitted Alfred Landon, the Republican governor of Kansas, against the incumbent President, Franklin D. Roosevelt. The year 1936 marked the end of the Great Depression, and economic issues such as unemployment and government spending were the dominant themes of the campaign. los Literary Digest was one of the most respected magazines of the time and had a history of accurately predicting the winners of presidential elections that dated back to 1916. For the 1936 election, the Literary Digest prediction was that Landon would get 57% of the vote against Roosevelt's 43% (these are the Estadísticas that the poll measured). The actual results of the election were 62% for Roosevelt against 38% for Landon (these were the parámetros the poll was trying to measure). The sampling error in the Literary Digest poll was a whopping 19%, the largest ever in a major public opinion poll. Practically all of the sampling error was the result of sample bias.

The irony of the situation was that the Literary Digest poll was also one of the largest and most expensive polls ever conducted, with a sample size of around 2.4 million people! Al mismo tiempo Literary Digest was making its fateful mistake, George Gallup was able to predict a victory for Roosevelt using a much smaller sample of about 50,000 people.

This illustrates the fact that bad sampling methods cannot be cured by increasing the size of the sample, which in fact just compounds the mistakes. The critical issue in sampling is not sample size but how best to reduce sample bias. There are many different ways that bias can creep into the sample selection process. Two of the most common occurred in the case of the Literary Digest poll.

los Literary Digest's method for choosing its sample was as follows: Based on every telephone directory in the United States, lists of magazine subscribers, rosters of clubs and associations, and other sources, a mailing list of about 10 million names was created. Every name on this lest was mailed a mock ballot and asked to return the marked ballot to the magazine.

One cannot help but be impressed by the sheer ambition of such a project. Nor is is surprising that the magazine's optimism and confidence were in direct proportion to the magnitude of its effort. In its August 22, 1936 issue, the Litereary Digest announced:

Once again, [we are] asking more than ten million voters -- one out of four, representing every county in the United States -- to settle November's election in October.

Next week, the first answers from these ten million will begin the incoming tide of marked ballots, to be triple-checked, verified, five-times cross-classified and totaled. When the last figure has been totted and checked, if past experience is a criterion, the country will know to within a fraction of 1 percent the actual popular vote of forty million [voters].

There were two basic causes of the Literary Digest's downfall: selection bias and nonresponse bias.

The first major problem with the poll was in the selection process for the names on the mailing list, which were taken from telephone directories, club membership lists, lists of magazine subscibers, etc. Such a list is guaranteed to be slanted toward middle- and upper-class voters, and by default to exclude lower-income voters. One must remember that in 1936, telephones were much more of a luxury than they are today. Furthermore, at a time when there were still 9 million people unemployed, the names of a significant segment of the population would not show up on lists of club memberships and magazine subscribers. At least with regard to economic status, the Literary Digest mailing list was far from being a representative cross-seciton of the population. This is always a critical problem because voters are generally known to vote their pocketbooks, and it was magnified in the 1936 election when economic issues were preeminent in the minds of the voters. This sort of sample bias is called selection bias.

The second problem with the Literary Digest poll was that out of the 10 million people whose names were on the original mailing list, only about 2.4 million responded to the survey. Thus, the size of the sample was about one-fourth of what was originally intended. People who respond to surveys are different from people who don't, not only in the obvious way (their attitude toward surveys) but also in more subtle and significant ways. When the response rate is low (as it was in this case, 0.24), a survey is said to suffer from nonresponse bias. This is a special type of selection bias where reluctant and nonresponsive people are excluded from the sample.

Dealing with nonresponse bias presents its own set of difficulties. We can't force people to participate in a survey, and paying them is hardly ever asolution since it can introduce other forms of bias. There are ways, however, of minimizing nonresponse bias. For example, the Literary Digest survey was conducted by mail. This approach is the most likely to magnify nonresponse bias because people often consider a mailed questionnaire just another form of junk mail. Of course, considering the size of the mailing list, the Literary Digest really had no other choice. Here again is an illustration of how a big sample size can be more of a liability than an asset.

Nowadays, almost all legitimate public opinion polls are conducted either by telephone or by personal interviews. Telephone polling is subject to slightly more nonresponse bias than personal interviews, but it is considerably cheaper. Even today, however, a significant segment of the population has no telephone in their homes (in fact, a significant segment of the population has no homes), so that selection bias can still be a problem in telephone surveys.

The most extreme form of nonresponse bias occurs when the sample consists only of those individuals who step forward and actually "volunteer" to be in the sample. A blatant example of this is the 900-number telephone polls, in which an individual not only has to step forward, but he or she actually has to pay to do so. It goes without saying that people who are willing to pay to express their opinions are hardly representative of the general public and that information collected from such polls should be considered suspect at best.


Nancy Kassebaum

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Nancy Kassebaum, de soltera Nancy Landon, also called (from 1996) Nancy Kassebaum Baker, (born July 29, 1932, Topeka, Kansas, U.S.), U.S. Republican politician who was the first woman to represent Kansas in the U.S. Senate. She served from 1978 to 1997.

Nancy Landon was the daughter of Alfred M. Landon, governor of Kansas and Republican candidate for president in 1936. She studied political science at the University of Kansas (B.A., 1954) and diplomatic history at the University of Michigan (M.A., 1956). In 1956 she married Philip Kassebaum and began serving as vice president of Kassebaum Communications, which operated two radio stations. She also served on the Kansas Governmental Ethics Commission and Kansas Committee on the Humanities, as well as the school board in Maize, Kansas (1972–75).

After separating from her husband in 1975, Kassebaum moved to Washington, D.C., to work for Senator James B. Pearson of Kansas as a caseworker. In 1978 she was elected to replace the retiring Pearson, who was expected to leave office in January 1979. However, he resigned early, and Kassebaum was sworn in on December 23, 1978. At the time, she was the only woman in the Senate.

Kassebaum sat on several committees, including the Budget Committee, the Foreign Relations Committee, and the Committee on Labor and Human Resources. She tackled subjects other Republican politicians shied away from and was known for her resoluteness. Early in her career she supported the Equal Rights Amendment, but her later refusal to support the ratification deadline extension lost her the Kansas Women’s Political Caucus’s support. Kassebaum supported welfare reform, changes in the federal student loan and financial assistance programs, and the National Endowment for the Arts she also focused on health care issues. In the 1980s she worked toward ending apartheid in South Africa.

In 1996 Kassebaum married former senator Howard Baker of Tennessee. She chose not to seek reelection that year, and she left the Senate in 1997. She later made news as a critic of Republican Pres. Donald Trump and spoke out against divisive politics. In addition, she supported several Democratic candidates, notably Laura Kelly, who was elected governor of Kansas in 2018.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy Tikkanen, Gerente de Correcciones.


PROGRESSIVE PARTY

Beginning in the 1900s, the political history of the United States has been the story of the two mainstream political parties, the Democrats and the Republicans, and the third party movements that have grown and receded in their wake. Between 1912 and 1948, progressivism, a broadly based reform movement, had three national incarnations as the Progressive Party.

Progressivism began as a response to the transformation of American society from an agricultural-based economy to an industrial one. Many American workers, both native-born and immigrant, found themselves hindered by long hours of work in dangerous conditions, low pay, and unsafe and unsanitary housing. Reformers in the largest cities began to lobby for safer working environments, improved tenement housing, and public ownership of utilities. Others fought political corruption and the cronyism that was part of the established political machines of both parties.

In 1908, President theodore roosevelt, who had sought to find a balance between capitalists and working people and had gained fame as the nation's chief "trustbuster," declined to run for another term. With Roosevelt's support, his friend and colleague william howard taft was elected president, a move that at first was hailed by a number of Progressives. The conservative Taft turned out to be a huge disappointment to the Progressives and to Roosevelt, who challenged him for the Republican presidential nomination in 1912. After losing the nomination to Taft, Roosevelt left the republican party and gained the nomination of the Progressive Party that had been launched in 1911 as the National Progressive Republican League by Wisconsin Senator robert m. la follette. Although La Follette had hoped to be the new party's candidate, he was outpolled by Roosevelt for the nomination.

Roosevelt campaigned vigorously on a platform that called for multiple social, economic, and political reforms, including woman suffrage, the institution of a minimum wage and child labor laws, environmental conservation, direct election of U.S. senators, and procedures permitting initiative, referendum, and recall. Although Roosevelt's Progressive Party, popularly known as the "Bull Moose Party," polled 600,000 more votes than Taft, he lost to Democratic candidate woodrow wilson.

In 1924, a group of Progressives, including former members of the Bull Moose Party, united with railroad union workers, an organization called the Conference for Progressive Political Action (CPPA), the american federation of labor, and the American Socialist Party to support the presidential candidacy of Robert M. La Follette. A liberal Republican, "Fighting Bob" La Follette was a three-term Wisconsin governor who broke with the Republican establishment to lead the fight for tax reform, control of railroad rates, the establishment of the direct primary, and other reform measures that were collectively labeled the "Wisconsin Idea." In 1906, La Follette, whose wife Belle Case La Follette was an attorney and champion of women's suffrage, began the first of three terms in the U.S. Senate, where he championed reform along the lines of the Wisconsin Idea and also displayed an isolationist streak, opposing U.S. entry into world war i and also into the league of nations.

Running against Republican calvin coolidge and conservative Democrat john w. davis in 1924, La Follette and his running mate, Montana senator Burton K. Wheeler, crusaded for the dismantling of monopolistic corporations, equitable taxation of businesses, the right to collective bargaining, state ownership of public utilities, public control and protection of the country's natural resources, and an end to fraud and corruption in public offices. Coolidge, who had become president in August 1923 after the death of President warren g. harding, was reelected in a landslide victory. La Follette and the Progressive Party polled close to 5 million popular votes and 13 electoral votes. The only state the Progressive Party carried was La Follette's home state of Wisconsin.

Worn out by his extensive efforts at campaigning, La Follette died in June 1925. With La Follette's death, many members of his followers rejoined the Republican Party and the second materialization of the Progressive Party movement passed from the national political arena.

In 1948, the cold war policies of President harry truman caused a group of disaffected Democrats and others to reconstitute the Progressive Party. The new Progressives nominated former U.S. vice president and commerce secretary Henry Wallace for president and Senator Glen H. Taylor from Idaho for vice president. They campaigned on a number of issues including opposition to the marshall plan, support for civil rights and welfare legislation, and

repeal of the taft-hartley act that had placed a number of restrictions on labor unions. Support from the U.S. Communist Party caused a political backlash, and the Progressive Party's third presidential bid garnered only 2.4 percent of the national vote. In the early 2000s, the Progressive Party existed not as a national entity but as a collection of local and state organizations still championing liberal causes and reform issues.


Ver el vídeo: Альфред Шнитке Полет (Diciembre 2021).