Podcasts de historia

Catedral de Exeter

Catedral de Exeter

La catedral de Exeter es una gran catedral de estilo gótico construida entre los siglos XII y XIV. Hoy ofrece una mirada fascinante a la Gran Bretaña medieval, con impresionantes características arquitectónicas e historias que abarcan desde los romanos hasta la Segunda Guerra Mundial.

Historia de la catedral de Exeter

Varias encarnaciones anteriores han ocupado el sitio de la actual Catedral de Exeter a lo largo de los años, incluida una construcción anglosajona del siglo X y una posterior catedral normanda, que se completó en 1180. Las vastas torres de la catedral datan de esta época.

El cuerpo principal de la actual Catedral de Exeter se completó alrededor de 1400, con mejoras y renovaciones que continuaron a lo largo de la Edad Media y hasta los siglos XIX y XX.

En tiempos de conflicto, la Catedral de Exeter a menudo ha sido objeto de daños durante la Disolución de los Monasterios, la Guerra Civil Inglesa y la Segunda Guerra Mundial, cuando fue dañada en un bombardeo alemán de 1942. Esta incursión fue conocida como "Baedeker Blitz" después de una serie de guías turísticas alemanas en las que encontraron sus objetivos, y tenía la intención de causar destrucción en las ciudades históricas y culturales de Gran Bretaña.

En la década de 1970 se reveló que el sitio de la catedral de Exeter tiene un patrimonio que se remonta a la época romana, cuando los arqueólogos descubrieron los restos de una de las casas de baños romanas mejor conservadas de Gran Bretaña. Sin embargo, el sitio de los baños romanos de Exeter se recuperó para garantizar su conservación hasta el momento en que se pueda abrir al público de manera segura.

La catedral de Exeter hoy

Los visitantes de la catedral de Exeter pueden explorar su impresionante arquitectura, esculturas y vidrieras. La pantalla de imagen del frente occidental en el exterior de la catedral fue una de las mayores hazañas arquitectónicas de la Inglaterra medieval, y ve una gran cantidad de estatuas talladas de forma ornamentada que representan en su mayoría a los reyes de Judá.

En el interior, la mampostería de la catedral es impresionante, con el techo abovedado de piedra continuo más largo del mundo visto desde arriba. Otras características fascinantes incluyen la Galería de los Juglares, el Reloj Astronómico y el Trono del Obispo, todos de los siglos XIII y XIV, mientras que la Catedral Verde también es un lugar popular para relajarse bajo el sol.

Se pueden realizar recorridos gratuitos por el sitio y son una excelente manera de descubrir sus muchos misterios ocultos.

Llegar a la catedral de Exeter

La catedral de Exeter está ubicada en el centro de Exeter, a la que se puede acceder a través de la M5, A30 y A38, con un servicio Park and Ride disponible en la ciudad. La estación de tren central de Exeter se encuentra a 5 minutos a pie de la catedral, mientras que varios servicios de autobús van a la parada de Marks and Spencer en High Street, a 3 minutos a pie.


Catedral de Exeter

La catedral de Exeter es una de las catedrales más antiguas y hermosas de Inglaterra. También es una de las catedrales medievales más consistentes estilísticamente, otra es la Catedral de Salisbury, que se utilizó como modelo para construir Exeter.

Esta área fue ocupada por británicos, sajones, daneses y normandos y la Legión Romana II Augusta acampó aquí. Bonifacio, el santo inglés fue entrenado en Exeter en el 690 d.C. y luego convertiría el norte de Alemania al cristianismo. Finalmente, se construyó una catedral sajona dedicada a Santa María y San Pedro. Hay un registro en un misal del siglo XI que indica que el rey Aethelstan reunió una colección de reliquias sagradas en Exeter, enviando emisarios a un gran costo al continente para obtenerlas. Estos artículos incluían un poco de la zarza en la que el Señor le habló a Moisés y un poco de la vela que el ángel del Señor encendió en la tumba de Cristo.

En 1050, esta iglesia se convirtió en catedral cuando la sede del obispo de Devon y Cornwall fue transferida de la ciudad de Crediton a Exeter por temor a las incursiones marítimas. La catedral fue utilizada por el obispo Leofric de Exeter, pero a menudo los servicios se llevaban a cabo al aire libre, cerca del sitio del actual edificio de la catedral. Leofric también inició la biblioteca donando sesenta y seis documentos medievales de los cuales solo uno permanece en la biblioteca de la catedral hoy, un libro de poesía anglosajona llamado el “Libro de Exeter”. William Warelwast, un clérigo de origen normando fue nombrado obispo en 1107. Era un secretario real del rey Guillermo II (Rufus) y posiblemente un pariente del rey. Warelwast comenzó la construcción de un nuevo edificio de estilo normando en 1112. La catedral se inauguró oficialmente en 1133, pero la construcción tardó muchos más años en completarse. Las imponentes torres que vemos hoy datan de esta época y forman la mayor parte de lo que queda de la catedral normanda.

La reconstrucción de la catedral de estilo gótico comenzó en 1270 y la construcción continuó hasta 1369. A diferencia de otras catedrales, la reconstrucción no se debió a ningún desastre como derrumbe o incendio. Los sucesivos obispos ingeniosos tenían el deseo de hacer que el edificio fuera más moderno y más hermoso. Fue construido íntegramente con piedra local, incluido el mármol Purbeck. Durante este período de construcción, se construyeron el Frente Oeste, la pantalla tallada en el Frente Oeste y la elegante Nave junto con las espectaculares vidrieras. La catedral de Exeter tiene el tramo más largo de bóveda gótica ininterrumpida en el techo del mundo. El trono y el dosel del obispo, que tiene 18 m (59 pies) de altura y que se puede ver hoy en el quire, fue hecho de roble de Devon y fue tallado entre 1312 y 1316.

Obispo del siglo XIV y trono n. ° 8217 y dosel en la catedral de Exeter

La catedral sufrió durante la disolución de los monasterios bajo el reinado de Enrique VIII, pero como no era una fundación monástica, el daño no fue tan extenso. El edificio sufrió de nuevo durante la Guerra Civil Inglesa con los puritanos destruyendo los claustros de la catedral en 1655. Se realizaron algunas renovaciones durante la época victoriana.

En la madrugada del 4 de mayo de 1942, se lanzó un ataque aéreo sobre Exeter y la catedral recibió un impacto directo con una bomba de alto explosivo. La capilla de St. James y la sala de arriba junto con tres tramos del pasillo y dos arbotantes fueron completamente destruidos. Anticipándose al ataque, se habían retirado muchos de los artículos más preciados de la catedral, incluidos algunos de los vitrales antiguos, las misericordias, el trono del obispo, el Libro de Exeter, las cartas antiguas del reinado del rey Aethelstan y el rey Eduardo el Confesor y otros documentos preciosos de la biblioteca. Las reparaciones y la limpieza del área alrededor del extremo occidental de la catedral dieron como resultado el descubrimiento de estructuras anteriores, como los restos de la ciudad romana y de la catedral normanda original. Se han realizado trabajos de restauración y conservación de la estructura desde la década de 1950 & # 8217.


La historia arquitectónica de la catedral de Exeter | por Philip Freeman, M.A.

Las siguientes páginas son una expansión de dos conferencias impartidas en Exeter.

TítuloLa historia arquitectónica de la catedral de Exeter
AutorPhilip Freeman, M.A.
EditorGeorge Bell e hijos.
Año1873
Derechos de autor1873, George Bell e hijos.
AmazonasLa historia arquitectónica de la catedral de Exeter

Archdracon y canónigo de Exeter.

De la Biblioteca de Bellas Artes

Museo de Arte Fogg de la Universidad de Harvard

Editado, con información adicional, por Edward Vere Freeman, M.A.,

Exeter: Henry S. Eland, High Street. Londres: George Bell & Sons.


Contenido

La fundación de la catedral de Exeter, dedicada a San Pedro, data de 1050, cuando la sede del obispo de Devon y Cornwall fue transferida de Crediton por temor a las incursiones marítimas. Leofric utilizó como asiento un ministro sajón que ya existía dentro de la ciudad (y dedicado a Santa María y San Pedro), pero los servicios a menudo se llevaban a cabo al aire libre, cerca del sitio del actual edificio de la catedral.

En 1107 William Warelwast fue nombrado para la sede, y este fue el catalizador para la construcción de una nueva catedral en estilo normando. Su fundación oficial fue en 1133, durante la época de Warelwast, pero tardó muchos años más en completarse. [3] Tras el nombramiento de Walter Bronescombe como obispo en 1258, el edificio ya fue reconocido como anticuado y fue reconstruido en estilo gótico decorado, siguiendo el ejemplo de Salisbury. Sin embargo, se mantuvo gran parte del edificio normando, incluidas las dos enormes torres cuadradas y parte de las murallas. Fue construido enteramente con piedra local, incluido Purbeck Marble. La nueva catedral se completó alrededor de 1400, además de la adición de la sala capitular y las capillas de la capilla.

Como la mayoría de las catedrales inglesas, Exeter sufrió durante la disolución de los monasterios, pero no tanto como lo hubiera hecho si hubiera sido una fundación monástica. Se produjeron más daños durante la Guerra Civil, cuando los claustros fueron destruidos. Tras la restauración de Carlos II, John Loosemore construyó un nuevo órgano de tubos en la catedral. La hermana de Carlos II, Henrietta Anne de Inglaterra, fue bautizada aquí en 1644. En 1650, una iglesia independiente se reunía en la catedral y esta pequeña iglesia causó malestar cuando el ministro "excomulgó" a Susanna Parr. [4]

Durante la época victoriana, George Gilbert Scott llevó a cabo algunas reformas. De niño, el compositor Matthew Locke se formó en el coro de la catedral de Exeter, con Edward Gibbons, hermano de Orlando Gibbons. Su nombre se puede encontrar escrito en la pantalla del órgano de piedra.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Exeter fue uno de los objetivos de una ofensiva aérea alemana contra ciudades británicas de importancia cultural e histórica, que se conoció como el "Baedeker Blitz". El 4 de mayo de 1942 tuvo lugar un ataque aéreo a primera hora de la mañana sobre Exeter. La catedral sufrió el impacto directo de una gran bomba de alto explosivo en la capilla de St. James, demoliéndola por completo. La sala de municiones de arriba, tres tramos del pasillo y dos arbotantes también fueron destruidos por la explosión. La pantalla de madera medieval frente a la capilla se rompió en muchos pedazos por la explosión, pero ha sido reconstruida y restaurada. [5] Muchos de los artefactos más importantes de la catedral, como el vidrio antiguo (incluida la gran ventana del este), las misericordias, el trono del obispo, el Libro de Exeter, las cartas antiguas (del rey Athelstan y Eduardo el Confesor) y otros preciosos Se habían retirado documentos de la biblioteca en previsión de tal ataque. La preciosa efigie de Walter Branscombe había sido protegida por sacos de arena. [6] Las reparaciones posteriores y la limpieza del área alrededor del extremo occidental del edificio descubrieron porciones de estructuras anteriores, incluidos los restos de la ciudad romana y de la catedral normanda original.

Las características notables del interior incluyen las misericordias, la galería de los juglares, el reloj astronómico y el órgano. Las características arquitectónicas notables del interior incluyen el techo de múltiples nervios y los pilares compuestos en la arcada de la nave. [7]

El trono del obispo de 18 metros de altura (59 pies) en el coro fue hecho de roble de Devon entre 1312 y 1316, la sillería del coro cercano fue hecha por George Gilbert Scott en la década de 1870. La Gran Ventana Este contiene mucho vidrio del siglo XIV, y hay más de 400 jefes de techo, uno de los cuales representa el asesinato de Thomas Becket. En la cúspide del techo abovedado se aprecian los resaltes que unen las nervaduras. [8] Debido a que no hay una torre central, la Catedral de Exeter tiene el techo abovedado medieval ininterrumpido más largo del mundo, con aproximadamente 96 m (315 pies). [5]

La nave mirando al este hacia el órgano.

El coro mirando al este desde el órgano hacia Lady Chapel

Misericords Editar

Las cincuenta misericordias son el primer conjunto completo del Reino Unido. [9] Datan de dos períodos: 1220-1230 y 1250-1260. Entre otras cosas, representan la primera representación de madera conocida de un elefante en el Reino Unido. Tienen seguidores.

Galería de juglares Editar

La galería de los juglares en la nave data de alrededor de 1360 y es única en las catedrales inglesas. Su portada está decorada con 12 ángeles tallados y pintados que tocan instrumentos musicales medievales, entre los que destacan la cítara, gaita, hautboy, crwth, arpa, trompeta, órgano, guitarra, pandereta y platillos, con otros dos inciertos. [10] Desde que se compiló la lista anterior en 1921, la investigación entre musicólogos ha revisado cómo se llaman algunos de los instrumentos en los tiempos modernos. Usando nombres revisados, la lista ahora debería leerse de izquierda a derecha: gittern, gaita, chirimía, vielle, arpa, arpa de judío, trompeta, órgano, cítala, flauta dulce, pandereta, platillos. [11]

Reloj astronómico Editar

El Reloj Astronómico de la Catedral de Exeter es uno de los famosos relojes astronómicos de los siglos XIV al XVI que se encuentran en el oeste de Inglaterra. Otros están en Wells, Ottery St Mary y Wimborne Minster.

La esfera principal, inferior, es la parte más antigua del reloj, que data de 1484. [5] La manecilla con punta de flor de lis indica la hora (y la posición del sol en el cielo) en un análogo de 24 horas. marcar. La numeración consta de dos conjuntos de números romanos del I al XII. La esfera plateada y el dial interior muestran tanto la edad de la luna como su fase (usando un escudo negro giratorio para indicar la fase de la luna). La esfera superior, agregada en 1760, muestra los minutos. [5]

La frase latina Pereunt et imputantur, un lema favorito para relojes y relojes de sol, fue escrito por el poeta latino Martial. Suele traducirse como "mueren y se contabilizan a nuestra cuenta", refiriéndose a las horas que pasamos, sabiamente o no. El mecanismo de relojería original, muy modificado, reparado y descuidado hasta que fue reemplazado a principios del siglo XX, se puede ver en el piso de abajo. La puerta debajo del reloj tiene un agujero redondo cerca de su base. Esto se cortó a principios del siglo XVII para permitir la entrada del gato del obispo para disuadir a las alimañas que se sintieron atraídas por la grasa animal utilizada para lubricar el mecanismo del reloj. [5]

Biblioteca Editar

Maldición escrita por Leofric en algunos de los libros de su biblioteca [12]

La biblioteca comenzó durante el episcopado de Leofric (1050-1072), quien regaló a la catedral 66 libros, de los cuales solo uno permanece en la biblioteca: este es el Libro de Exeter (Biblioteca de la Catedral de Exeter MS 3501) de poesía anglosajona. [13] Otros 16 han sobrevivido y se encuentran en la Biblioteca Británica, la Biblioteca Bodleian o la Biblioteca de la Universidad de Cambridge. Un manuscrito del siglo X de Hrabanus Maurus De Computo e Isidoro de Sevilla De Natura Rerum puede haber pertenecido también a Leofric, pero el registro más antiguo de él se encuentra en un inventario de 1327. El inventario fue compilado por el subdecano, William de Braileghe, y se enumeraron 230 títulos. Los libros de servicio no se incluyeron y una nota al final menciona muchos otros libros en francés, inglés y latín que luego se consideraron inútiles.

En 1412-1413, dos carpinteros que trabajaron durante 40 semanas prepararon un nuevo lectrinum para los libros. Los libros que necesitaban reparación fueron reparados y algunos fueron equipados con cadenas. Un catálogo de los libros de la catedral realizado en 1506 muestra que la biblioteca amueblada unos 90 años antes tenía 11 escritorios para libros y registros de más de 530 títulos, de los cuales más de un tercio son libros de servicio. [14]

En 1566, el Decano y el Capítulo presentaron a Matthew Parker, Arzobispo de Canterbury, un manuscrito de los Evangelios anglosajones que había sido entregado por Leofric [15] en 1602, se entregaron 81 manuscritos de la biblioteca a Sir Thomas Bodley para la Biblioteca Bodleiana. en Oxford. En 1657, bajo la Commonwealth, la Catedral fue privada de varios de sus edificios auxiliares, incluida la sala de lectura de 1412-1413. Algunos libros se perdieron, pero gran parte de ellos se salvaron gracias a los esfuerzos del Dr. Robert Vilvaine, que los trasladó al Hospital St John. En una fecha posterior, proporcionó fondos para convertir la capilla de la Virgen en una biblioteca, y los libros fueron devueltos.

Para 1752 se cree que la colección había crecido considerablemente a unos 5.000 volúmenes, en gran parte gracias a las donaciones. En 1761, Charles Lyttelton, decano de Exeter, lo describe con más de 6.000 libros y algunos buenos manuscritos. Describe el trabajo que se ha realizado para reparar y enumerar el contenido de los manuscritos. Al mismo tiempo, se limpiaron los munimentos y los registros y se trasladaron a una sala de municiones adecuada. [14]

En 1820, la biblioteca se trasladó de Lady Chapel a la Sala Capitular. A finales del siglo XIX, la Catedral recibió dos grandes colecciones, y fue necesario construir un nuevo edificio para albergar toda la biblioteca. Las colecciones de Edward Charles Harington y Frederic Charles Cook estaban juntas más del doble del tamaño de la biblioteca existente, y John Loughborough Pearson fue el arquitecto del nuevo edificio en el sitio del antiguo claustro. Durante el siglo XX, la mayor parte de la biblioteca se trasladó a las habitaciones del Palacio Episcopal, mientras que el resto se mantuvo en la biblioteca del claustro de Pearson. [14]

En la actualidad, existe una buena colección de libros de medicina temprana, parte de los cuales provino en 1948 de la Biblioteca Médica de Exeter (fundada en 1814), y parte en préstamo permanente del Royal Devon and Exeter Hospital (1300 volúmenes, 1965). El manuscrito más decorado de la biblioteca es un salterio (MS 3508) probablemente escrito para la Iglesia de Santa Elena en Worcester a principios del siglo XIII. El primer libro impreso ahora en la biblioteca está representado por una sola hoja: esta es la de Cicerón De officiis (Maguncia: Fust y Schoeffer, 1465-1466). [14]


Catedral de Exeter

CLASIFICACIÓN DE PATRIMONIO:

ASPECTOS DESTACADOS DEL PATRIMONIO: tallas en la galería del juglar

Había un campamento romano en el sitio de la actual catedral de Exeter, y evidencia del culto cristiano aquí ya en el siglo quinto. Un monasterio creció cerca del sitio en el siglo VII, pero no fue hasta 1050 que Exeter se convirtió en la sede del obispo cuando el obispo de Crediton y St Germans se mudó aquí. El primer obispo de Exeter, Leofric, fue instalado por Eduardo el Confesor, y la antigua iglesia de los ministros de Santa María y San Pedro se convirtió en la catedral.

La iglesia sajona fue reconstruida en 1114, pero la mayor parte de lo que queda es el resultado de la reconstrucción entre 1275-1375. Parece que el obispo Bronescombe quedó impresionado con la nueva catedral de Salisbury y decidió reconstruir su propia iglesia en Exeter con el nuevo estilo gótico. Las torres normandas se conservaron de esa primera iglesia, pero poco más.

Se agregaron la Lady Chapel y el retrocoro, para ser seguidos por el presbiterio y el coro. La Sala Capitular de Inglés Temprano se construyó a mediados del siglo XIII, y la nave fue reconstruida a mediados del siglo XIV, bajo la dirección de Richard Farleigh, quien también fue responsable de la aguja en Salisbury.

Un escándalo medieval

Un famoso escándalo estalló en Exeter en 1283 cuando el obispo y el decano se involucraron en una lucha por el poder que culminó con el asesinato de uno de los partidarios del obispo mientras caminaba hacia los servicios vespertinos en la catedral. El propio rey Eduardo I fue llamado para juzgar el caso, y sentenció a 5 hombres a ser ejecutados y ordenó al obispo que se retirara a un monasterio.

La Guerra Civil fue un período tumultuoso para la Catedral de Exeter, la ciudad fue capturada por las fuerzas parlamentarias en 1646 y el capítulo se disolvió. La administración de la catedral fue entregada al ayuntamiento, que decidió permitir el culto de dos denominaciones diferentes, los presbiterianos y los congregacionalistas.

Para acomodar a ambos grupos se construyó un muro para dividir la pantalla del quire en dos, con los presbiterianos en el quire y los congregacionalistas en la nave.

Durante la Revolución Gloriosa de 1685, Guillermo de Orange celebró la corte en el Decanato antes de dirigirse a Londres para tomar el trono como Guillermo III. En 1942, la catedral sufrió el impacto directo de una bomba alemana, dos bahías en el quire sur fueron destruidas, así como la capilla de Santiago y Santo Tomás Mártir. Desde entonces, el daño de la bomba se ha reparado por completo.

La bóveda de la catedral se extiende por unos extraordinarios 300 pies, lo que la convierte en la bóveda de piedra ininterrumpida más larga de Gran Bretaña. La talla es maravillosa, particularmente en la galería del Minstrel (busque los 14 ángeles, cada uno con un instrumento musical diferente) y el púlpito.

Más fotos

La mayoría de las fotos están disponibles para su licencia, comuníquese con la biblioteca de imágenes de Britain Express.

Sobre la catedral
Dirección: Exeter, Devon, Inglaterra, EX1 1HS
Tipo de atracción: Catedral
Ubicación: centro de la ciudad, frente a High Street
Sitio web: Catedral
Mapa de localización
SO: SX921 925
Crédito de la foto: David Ross y Britain Express

ENTRADAS POPULARES

Hemos "etiquetado" la información de esta atracción para ayudarlo a encontrar atracciones históricas relacionadas y obtener más información sobre los períodos de tiempo principales mencionados.

Encuentra otras atracciones etiquetadas con:

ATRACCIONES HISTÓRICAS CERCANAS

Patrimonio clasificado de 1 a 5 (de bajo a excepcional) en interés histórico


Descripciones históricas

El nomenclátor imperial de Inglaterra y Gales 1870

La Catedral. — Un monasterio benedictino fue fundado, en el sitio de la catedral, en 932, por Athelstan. O ese edificio ampliado, o un nuevo edificio para suplantarlo, fue la catedral en la traducción de la sede de Crediton a Exeter en 1049 y Sir Henry Englefield cree que no tenía más de 60 pies de largo. Una nueva catedral fue construida por el obispo Warlewast, en 1112 fue saqueada y quemada por Stephen, en su toma de la ciudad y fue restaurada y ampliada en varias ocasiones hasta 1206. Dos torres de esa estructura siguen en pie, y son las torres del presente pila se cree que han ocupado una relación diferente con la pila original de lo que ocupan hasta el presente y son de arquitectura normanda, correspondiendo entre sí en tamaño y forma, pero diferentes en detalles. La actual catedral, a excepción de las torres, parte de la capilla de la Señora y dos de los oratorios, fue fundada por el obispo Quivil en 1288 y no se terminó hasta 1478. Consta de una nave, con pasillos, un crucero, terminando en las torres, un coro, con pasillos, una capilla de la Señora, diez oratorios y una sala capitular. La nave mide 180 pies de largo, 60 de ancho y 68 de alto, el crucero mide 140 pies de largo, 32 de ancho y 68 de alto, el coro mide 132 pies de largo, 54 de ancho y 68 de alto, la capilla de la Señora mide 65 pies de largo, 35 de ancho, y 40 de alto, la sala capitular mide 55 pies de largo, 28 de ancho y 50 de alto, las torres tienen 28 pies en cada sentido, y 145 de alto y la pila completa mide 387 pies de largo. La capilla de la Virgen fue construida, en 1224-44, por el obispo Bruere y terminada, en 1281-91, por el obispo Quivil. Los oratorios de Gabriel y Santa María Magdalena fueron construidos, en 1257. 80, por el obispo Bromescombe. Los primeros cuatro arcos orientales del coro fueron completados en 1310 por el obispo Stapleton. La nave fue construida, en 1293-1307, por el obispo Bytton. El coro fue terminado, la nave abovedada y el frente oeste construido, en 1327-90, por el obispo Grandison. Se hicieron adiciones al frente oeste, se construyeron los claustros y la ventana este del coro fue construida en 1370 95, por el obispo Brentingham. La sala capitular fue construida en 1420 58 por el obispo Lacy y terminada en 1478 por el obispo Booth. El estilo predominante es el decorado temprano y se mantiene, desde las primeras partes hasta las últimas, con una persistencia que pocas veces se ha ejemplificado en estructuras similares, y que da la apariencia de que todo el pilote hubiera sido construido como una sola obra y por un diseñador. “Una singular felicidad”, comenta Sir H. Englefield, “asistió a la construcción de esta catedral. Durante el largo período de 500 años, ningún prelado de mal gusto o vanidoso interfirió con el plan regular y elegante del fundador. Aunque el gusto por la arquitectura cambiaba continuamente, tan escrupulosa era la adherencia al diseño original, que la iglesia parece más bien haber sido erigida de inmediato en su perfecto estado, que haber crecido lentamente hasta alcanzar su consumada belleza. Incluso Grandison, quien, si podemos juzgar por su pantalla, tenía un gusto florido en extremo en arquitectura, reprendió sus ideas dentro de la iglesia y sintió la gracia simple del diseño de Quivil ".

El exterior de la catedral tiene un aspecto venerable, pero pierde efecto por falta de altura y por la posición inusual de las torres. El triforio está sostenido por arbotantes muy elegantes y la cumbrera del techo tiene un adorno de flor de lis, característica que no existe en ninguna otra catedral inglesa. El frente oeste fue restaurado, en 1817, por Kendall presenta una pantalla elaborada, cubierta con trabajo de imágenes de dosel y tiene una gran ventana, 32 pies por 27, de nueve luces. El interior, desde el estilo uniforme de la arquitectura, el aspecto fresco de la piedra, la abundancia de oratorios y biombos, y la espléndida bóveda de piedra de la nave y el coro, es muy eficaz. La nave tiene pilares agrupados, con fustes de mármol Purbeck el triforio consta de arcadas de cuatro arcos trifoliados en cada tramo, con una galería de mampostería abierta y la pantalla de órgano, que separa la nave del coro, tiene tres arcos, es mayoritariamente como antiguo como la época de Eduardo III., pero incluye adiciones con paneles de 1819. El coro estaba a punto de ser restaurado en 1869, a un costo estimado de más de £ 12, 000. Los puestos son de buen diseño tres sedilia tienen ricas aberturas marquesinas de trabajo y el trono del obispo es de roble negro, tallado con buen gusto, y forma una pirámide de luz de 52 pies de altura. El órgano fue construido por Loosemore en 166 4, a un costo de £ 2, 000 reconstruido por H. Lincoln, en 1819 y mejorado por Byfield y Gray. Un curioso reloj astronómico, de la época de Eduardo III., Basado en las antiguas ideas de la astronomía, se encuentra en el crucero norte. Una gran campana, que pesa 12, 500 libras, o 2, 500 más que "Tom of Lincoln", está en la torre norte y un repique de once campanas, el tenor que pesa 7, 552 libras, está en la torre sur. La sala capitular que se encuentra en el lado sur de la torre sur es en parte del inglés temprano, en parte perpendicular tiene una forma oblonga, con un techo puntiagudo y con paneles ricos y contiene una biblioteca de aproximadamente 8 000 volúmenes. Los claustros fueron destruidos por los puritanos. El palacio episcopal se encuentra adyacente al sur y no es un edificio de importancia, pero tiene una capilla inglesa antigua.

En la catedral se conmemora a muchas personas con efigies, tumbas u otros monumentos. Los jefes son el obispo Bronscombe, pantalla y dosel, del obispo Stafford del siglo XV, pantalla, altar-tumba y efigies con dosel el obispo Wolton, el altar-tumba el obispo Chichester, losa de Purbeck Sir Arthur Chichester, las efigies del obispo Marshall, la tumba de Purbeck con imágenes William Park-house, un cadáver Juez Doddridge, efigies de Sir Peter Carew, efigies de H. de Bohun, conde de Hereford, efigies: Sir Peter Courtenay, un bronce Hugh Courtenay, conde de Devon, efigies del obispo Stapleton, efigies con dosel del obispo Carey, en el parlamentario túnicas Bishop Cotton, efigies con gorro canónico Bishop Grandison, capilla Bishop Bartholomew, efigies Bishop Simon de Apulia, Efigies de Purbeck Bishop Quivil, cruz florida Bishop Oldham, efigies de Sir John Speke, efigies de Sir Richard Stapleton, efigies de Mons. Leofric, dosel de la época de Henry V., con imágenes de Sir J. Gilbert, efigies de J. Northcote, estatua de mármol de Chantrey General Simcoe, estatua de mármol de oficiales y soldados de Flaxman que murieron en el servicio indio, una losa-monumento de unos 20 pies de largo y 5 pies de alto por Marochetti y oficiales y soldados que cayeron en Lucknow y Cawnpore, un monumento mural de Richardson.

Fuente: Diccionario geográfico imperial de Inglaterra y Gales [Wilson, John M]. A. Fullarton & amp Co. N. d. C. [1870-1872].


Una breve historia de la catedral de Exeter

La catedral de Exeter no es solo el edificio más elegante de la ciudad. También es el ejemplo más célebre de arquitectura gótica decorada en Inglaterra y una de las estructuras medievales más hermosas de Europa.

El interior, en particular, es de una belleza notable y logra con éxito el difícil truco de ser íntimo y espectacular. En muchos sentidos, la catedral es Exeter.

Es imposible imaginar la ciudad sin él. Como dijo una vez un ex canciller: "En ninguna parte hay una catedral de mayor originalidad, de armonía más completa, de unidad más evidente y llamativa". Aunque probablemente se vea eclipsada en la imaginación popular por otras catedrales inglesas que son significativamente más grandes o más antiguas o más altas o más inmediatamente impresionantes, a su manera, la Catedral de Exeter es incomparable. Está lleno de cosas maravillosas. El tramo ininterrumpido de 300 pies de bóveda de nervadura de tierceron ha sido llamado "la vista gótica más larga y probablemente más hermosa del mundo". La catedral tiene el conjunto de misericordias más antiguo existente en el país, una pantalla de imágenes de esculturas del siglo XIV que se encuentra entre las más completas de Inglaterra y un vasto trono del obispo de principios del siglo XIV descrito como "la pieza de madera más exquisita de su fecha en Inglaterra y quizás en Europa ".

Tiene el 'Exon Domesday' de 1068 y el 'Libro de Exeter', donado por el primer obispo de la catedral y que es la colección individual más grande de literatura anglosajona que existe. Hasta la construcción de la catedral anglicana de Liverpool en el siglo XX, la torre sur tenía el repique de campanas más fuerte del mundo. Hay un reloj astronómico de finales del siglo XV, una gran ventana este con vidrieras de los siglos XIV y XV y dos enormes torres normandas que se alzan sobre los transeptos en una disposición única en cualquier catedral de Gran Bretaña.

Gran parte de la belleza está en los detalles, en la disposición armoniosa de pilares y arcos, en el uso sutil de piedras de colores y en más de 400 patrones medievales tallados con un virtuosismo impresionante que representan perros y dragones, sirenas, pelícanos, búhos, leones, gatos y terneros, conejos, reyes, reinas, caballeros y obispos, y follajes y flores de increíble naturalismo botánico. Y se encuentra dentro del Cercado de la Catedral con sus casas de canónigos medievales que, junto con la catedral en sí, forman uno de los paisajes urbanos más encantadores y pintorescos de Inglaterra.

A diferencia de muchas catedrales inglesas, la mayor parte del edificio se ha mantenido esencialmente sin cambios desde que se completó en c1342. No ha habido derrumbes de torres, ni incendios dañinos, ni reconstrucciones de los frentes occidentales por parte de restauradores demasiado entusiastas, aunque los nazis intentaron y fracasaron en destruirlo en 1942.

Aunque es un edificio complejo, la historia de su construcción es relativamente sencilla. El sitio del Recinto de la Catedral ha estado ocupado durante casi 2000 años. En c50AD era parte de una fortaleza de 42 acres construida por la Segunda Legión Augusta. Los extensos restos de la casa de baños construida y utilizada por los soldados romanos aún se encuentran bajo los escalones que conducen al frente occidental de la catedral. (La casa de baños fue una de las más grandes y elaboradas jamás construidas en la Gran Bretaña romana temprana). Hacia el 200 d.C., el sitio de la casa de baños se había incorporado a una basílica. Hubiera habido un santuario aquí dedicado a una deidad pagana. A finales del siglo V, el complejo de la basílica se utilizaba para entierros cristianos presajones. Es posible que la basílica en sí se hubiera convertido en un centro de culto cristiano antes de la retirada del Imperio de las Islas Británicas a principios de los años 400.

Se había fundado un monasterio en un sitio justo al oeste de la actual catedral antes de c690AD, en el mismo lugar que el cementerio preexistente del siglo V y la antigua basílica romana. Probablemente fue en el monasterio del abad Wulfhard donde San Bonifacio, el santo patrón de Alemania, comenzó su educación a finales del siglo VII. Parece que el monasterio fue refundado como un establecimiento benedictino dedicado a San Pedro y Santa María por el rey anglosajón Athelstan en c932, momento en el que Exeter era aproximadamente el sexto asentamiento más próspero de Gran Bretaña.

The monastery was rebuilt by Cnut in 1018 after the Anglo-Saxon town was devastated by the Danish king, Sweyn Forkbeard, in 1003 possibly as revenge for the death of his sister during the St Brice's Day Massacre. The raid also probably destroyed numerous documents relating to the earlier monastery making it difficult to be precise about various dates and facts. The detail from Hedgeland's model of Exeter above right shows part of the Cathedral Precinct as it appeared towards the end of the 18th century. The church of St Mary Major, highlighted in red, was on the site of the late Saxon minster which became Exeter's first cathedral. Although the church had been altered in the late Middle Ages, it's highly likely that some fabric from the minster remained within the church walls until it was demolished in 1865.

In 1050 the Bishop of Crediton, Leofric, received papal approval to move the See from Crediton to the more secure town of Exeter, still surrounded as it was by much of its 800-year-old Roman defensive wall. The Diocese of Crediton had been created in 909 to cover the two counties of Devon and Cornwall. With the relocation of Leofric's throne (or 'cathedra') Exeter became a cathedral city. Leofric didn't even need to build a new church as the active Benedictine monastery at Exeter already had a fully-functioning minster.

This minster, approximately 75ft west of the present cathedral, was Exeter's first cathedral and it was here, probably on St Peter's Day in 1050, that Leofric was enthroned as the first Bishop of Exeter in the presence of Edward the Confessor himself. The monks at the monastery became the first canons of the new cathedral. The image above left is a drawing of the first seal which was used by the Cathedral Chapter. Its earliest surviving appearance is on a document from 1133. The seal probably depicts the Saxon cathedral where Leofric was enthroned in 1050. Unfortunately it's not possible to gauge the architectural accuracy of the illustration. It is known that Leofric's minster had a very simple layout with no aisles but with an eastern apse, a chapel or porch and probably a crypt where Leofric was interred in 1072. It certainly had a bell tower as well. When Leofric arrived in 1050 he found seven bells already installed. It was also probably built largely from materials reclaimed from the ruined public buildings of the Roman city.

The continuity of occupation and the sheer depth of the history spanning almost exactly an entire millennium is extraordinary: Roman military bath house and civilian basilica to early-Christian cemetery, Saxon monastery to late Anglo-Saxon cathedral, and the Battle of Hastings is still 16 years in the future.

It's worth remembering that the old minster functioned as Exeter's first cathedral for 83 long years. It was still being used, and Leofric was still the bishop, when William the Conqueror turned up outside the East Gate and laid siege to the city in 1068, and it was still being used in the 1110s when William Warelwast, the third Bishop of Exeter and allegedly the Conqueror's nephew, decided to replace the Saxon cathedral with a new Romanesque building. Work began in 1112 on a new site slightly to the east of the Saxon cathedral, although the minster continued to be used for cathedral services until 1133. The new cathedral was predominantly built from a pale sandstone quarried at Salcombe Regis in East Devon with an inner rubble core of purple volcanic trap quarried from sites around Exeter. Compared with its Saxon predecessor, the Romanesque cathedral was gigantic. It was the same width as the current cathedral and extended for approximately 270ft (82m) from the west front seen today as far as the second bay of the choir. The eastern end had a five-sided main apse.

The first part to be completed was the eastern arm which was consecrated in 1133 although the minster church was retained and used as the parish church of St Mary Major for over 730 years. The two tremendous transept towers, both of which survive today, were built in stages between c1120 and c1170 above right . Each tower is over 140ft (44m) high and ornamented with dog-tooth decoration, blind arcading and (on the south tower left ) blind occuli. Each tower is slightly different although both were originally capped with a squat, four-sided spire.

It is not known why the Norman cathedral was given transeptal towers instead of a central crossing tower. Such an arrangement has few parallels anywhere in Europe, although the abbey church of Cluny III has been proposed as a model. It has also been speculated that the collapse of the central tower at Winchester Cathedral at the beginning of the 12th century might've dissuaded Warelwast from repeating the design at Exeter. When completed in c1170, the Romanesque cathedral at Exeter would've been overwhelmingly larger than anything else ever built in the southwest peninsula of England up to that point, an expression of political and military power as much as it was a building for spiritual enlightenment. More like a castle than a cathedral, it is difficult to imagine the impression it must've made on Exeter's population. Work continued even after the main bulk of the building had been completed. The chapter house was added by Bishop Brewer in c1225, the misericords were carved between 1230 and 1270 and various tombs were installed, including one for Leofric whose remains were transferred from the former minster.

The Norman cathedral was less than a century old when Exeter's bishop, Walter Bronescombe, attended the consecration of Salisbury's newly-built cathedral in 1258. The Early English Gothic architecture at Salisbury, with its lavish use of pointed arches and large window openings, is believed to have inspired Bronescombe to plan rebuilding the cathedral at Exeter.

Between c1275 and c1342 the entire cathedral was rebuilt, except for the two 12th century transept towers. It is this version of the cathedral which can still be seen today. The architectural style was to be the newly-emerging Decorated Gothic, especially in its geometric form, a style characterised by an increasing elaboration of the vaulting and window tracery and by a proliferation of flowing and naturalistic carving.

Preparations had probably begun by c1270 and construction work by c1275. The eastern arm of the Romanesque cathedral was demolished and much of the rubble was used to level the ground to the east. This created a level platform on which the Lady Chapel and ambulatory could be built, approximately 100ft beyond the end of the Romanesque building. The flanking chapels of St James and St Andrew were ready for glazing in 1279 although the Lady Chapel was only at window sill level in 1280 when Bishop Bronescombe died. The interior walls of the north and south towers were thrown down in 1286 and work on the choir went on throughout the 1280s and 1290s. The retention of the two Norman towers dictated the height of the vaulting to some extent, which remains low in comparison with many others.

There are some stylistic differences in the earlier phases of the rebuilding but in c1290, during the construction of the choir, the second master mason involved in the overall design of the building discovered one of the architectural keys which would unlock the entire building: the Exeter pillar . This pillar left appears for the first time in the cathedral behind the High Altar, after the construction of the Lady Chapel and other eastern chapels. It consists of 16 shafts of Purbeck marble grouped together into a single column, possibly inspired by similar clustered shafts at Old St. Paul's in London. From this point onwards the Exeter pillar was used as the template for nearly all of the other supporting pillars in the cathedral. The pattern of the tierceron vaulting was established at the same time. Using more tiercerons than anywhere else, the master mason conceived of a vault which was more opulent than anything else in England at the time. This mason, known as the Exeter Master, didn't create a new style. He simply used a pre-existing style and took it beyond anything that anyone had attempted before.

Construction continued westwards. A succession of different bishops were enthroned and at least six master masons, including the unknown Exeter Master responsible for most of the overall design, came and went, but the template remained the same. It is this general uniformity of style, and the inspired quality of its execution, which makes Exeter Cathedral the epitome of Decorated Gothic architecture.

The entire eastern arm, including the choir right , was structurally complete by c1310 and the High Altar was dedicated in 1328. The nave was then demolished down to the current level of the window sills and the western arm rebuilt in the same style as the rest of the cathedral below left . Despite the decades which had passed since the design was initiated, the master masons who supervised the rebuilding generally respected the stylistic direction of their predecessor's work. The only major exception would be the installation by Thomas of Witney of the triforium in the already completed presbytery c1315. As Pevsner and Cherry state, "evolution can only be seen in the details", particularly in the carving of the ceiling bosses as the work progressed from east to west.

The west gable was completed in 1342 and this is probably when the main works ceased, although the lower two tiers of the image screen on the west front and the Minstrels' Gallery in the nave were added between c1342 and c1360. The cloisters were rebuilt c1377 and one of the last projects of the Middle Ages was the rebuilding of the roof of the Chapter House between 1465 and 1478 which had been damaged by fire earlier in the 15th century. (More about the areas above the vault can be found here.)

It's difficult to comprehend the number of people who must've laboured their lives away on the cathedral, or the busy hands that spent years carving stone and wood, or the sheer physical effort involved in hauling the building out of the ground, but as a unified architectural vision Exeter Cathedral is stupendous, a testament to the imagination and determination of its medieval creators.

Like most other cathedrals in England, Exeter Cathedral has experienced its share of vicissitudes since it was completed. The altars were dismantled during the Reformation. Bishop Stapledon's silver retable and colossal stone reredos, bristling with up to forty-eight statues, were destroyed. Worse occurred during the Commonwealth when the cloisters were demolished in 1657 and the space used as a cloth market. Much of the stained glass was also destroyed and some of the iconography was defaced, although fortunately the 14th century image screen mostly survived intact. The medieval choir stalls were also demolished in order to accommodate pews for the Presbyterians (part of the choir stalls were installed in St Lawrence's church before they were destroyed in 1942.) The medieval cathedral was saturated with colour and much of this has been lost in the subsequent centuries. A major restoration was carried out under George Gilbert Scott between 1870 and 1877 but this was relatively sympathetic e.g. Scott refused to destroy the pulpitum of 1324 as some of his critics had demanded. Scott replaced the post-Restoration choir stalls but reused the 13th century misericords which had been carved for the Romanesque cathedral.

In 1939 the Bishop's Throne was dismantled and, along with the medieval glass from the east window, the misericords and the superb effigy of Bishop Bronescombe, was removed from the cathedral for safe-keeping. It seems unlikely that Exeter would've been targeted during World War Two if it hadn't been for the cathedral. Its complete destruction was the ultimate aim of the devastating air-raid of 04 May 1942. The late 13th century St James's chapel was completely destroyed by a high-explosive bomb. Many of the memorials were shattered along with the medieval side-screen, and much of the Victorian and Edwardian stained glass throughout the cathedral was blown out but the damage was repaired between 1945 and 1953.

A perhaps unfortunate attempt was made in the early 1970s to repaint some of the ceiling bosses in the nave but this was abandoned in favour of a more sensitive cleaning operation which revealed traces of the original paintwork. Although most people experience the cathedral via its west front, the finest view of the exterior is probably from the east and the grounds of the Bishop's Palace, which aren't frequently open to the public below . (A Red Coat guided tour does include them though for anyone interested.) From there the bulk of the cathedral and its two flanking towers rises from behind the Lady Chapel in a beautiful series of diminishing pinnacles and flying buttresses.

The image above right shows an aerial view of the cathedral with some of the key areas numbered as follows: 1 Nave 2 Choir 3 Lady Chapel 4 North Tower 5 South Tower 6 St Gabriel's Chapel 7 St John the Evangelist's Chapel 8 Oldham Chantry 9 Speke Chantry 10 St James' Chapel 11 St Andrew's Chapel 12 St John the Baptist's Chapel 13 St Paul's Chapel 14 North Porch 15 St Edmund's Chapel 16 St Radegund's Chapel 17 West Front and Image Screen 18 Chapter House 19 Cloisters 20 Bishop's Palace.


The murder on Exeter's Cathedral Green that history will never forget

It was a morning like no other in Exeter history. On November 9, 1283, a man dressed in white robes was set upon by a mob within a short distance from the still yet uncompleted Exeter Cathedral.

The attack occurred on what is now Bear Street, where an area of Exeter Cathedral School now stands.

But this was no random medieval assault. The assailants knew exactly what they were doing. Their victim was Walter Lechlade, the precentor of the cathedral and his attackers were fierce: soon Lechlade was dead.

Trouble had been brewing for some time because there had long been a feud between the city’s guilds and the growing cathedral over who held the balance of power in the city.

Following his death, 21 people including the dean, John Pycot, and the city’s mayor, Alured de Porta, were ultimately charged with involvement in the conspiracy.

King Edward I himself came to oversee the trial which took place in the Great Hall of Exeter Castle during December 1285. Five men were executed, including the mayor.

Lee mas
Artículos relacionados

Pycot himself, though thought to be guilty, took full advantage of his right to be punished by the church authorities rather than the secular ones. The church authorities proved incredibly lenient.

If Pycot did have any role in planning the murder on the Cathedral Green on that fateful autumn day in 1283, he largely got away with it.

The tale is just one of many told in new book A-Z of Exeter – Places, People and History, written by Chris Hallam, which tells of the endlessly fascinating and compelling history of Exeter which include 2,000 years of castles, cathedrals and civil war, sieges, students and shopping centres, witches, walls and world wars.

In the city bombs have fallen, battles have been fought, and houses have moved. It is a story which still has a long way left to run.

In the book, it also reveals the number of Queens who have had associations with Exeter.

Devon nostalgia

Author Chris explained: "The Tudors had little to do with Exeter. Interestingly, however, Catherine of Aragon stayed in the city for a few days en route from Spain to marry Arthur, the Prince of Wales in 1501.

"Disturbed by a persistent noise during a stormy night, an offending creaky weathervane had to be removed from St Mary Major Church during her stay. The same man had to do the same dangerous climb to reinstate the vane after the Spanish princess left Exeter.

"Catherine’s domestic life was to prove less easy to fix however: Prince Arthur died five months after the marriage and Catherine married his brother Henry instead. In 1509, he succeeded to the throne, becoming King Henry VIII.

"Henry’s second daughter, Elizabeth I, never actually visited Exeter but was nevertheless grateful to the city for its role in helping defeat the Spanish Armada in 1588. &aposAll my best men come from Devon,&apos she once said and recommended the motto Semper Fidelis (ever faithful) for the city, a slogan which wore slightly thin after Exeter switched sides several times during the English Civil War, in the next century.

Lee mas
Artículos relacionados

"Surprisingly, Queen Victoria never made an official visit to Exeter during her entire reign from 1837 to 1901. She did visit several times unofficially as both princess and queen, however.

"In particular, she and Albert were greeted warmly with three bouquets of flowers after being forced an unscheduled stop in Exeter, after a bout of seasickness led her to abandon a trip to Plymouth.

"The Royal Albert Memorial Museum was, of course, named in honour of Prince Albert who died in 1861. There is also a statue of the Queen in Queen Street, a street opened in 1839, two years’ after Victoria ascended to the throne.

"Under Queen Elizabeth II, Exeter has enjoyed more royal visits than ever, all thankfully much more peaceful. As Princess Elizabeth, she toured some wartime army barracks in 1944 and returned to visit the rebuilding of the bombed city centre in 1949. She was the &aposprincess&apos which Princesshay is named after.

"The year 1956, saw her first formal visit to Exeter as Queen: indeed, it was the first ever formal Royal visit to Exeter by any reigning Queen. She returned to the city in her silver jubilee year of 1977, and again in 1979, when she left by plane from Exeter Airport.

"Her next visit in 1983, was notable for incorporating the traditional distribution of Maundy Thursday gifts in a ceremony, broadcast on BBC Radio 4 from Exeter Cathedral.

"The Queen returned to the city for her Golden Jubilee year of 2002 and in her diamond jubilee year of 2012. Other royals such as Princess Anne, Prince Charles and the late Diana, Princess of Wales, have also visited on a number of occasions."

When it comes to heroes and villains, a celebrated figure in Exeter is General Redvers Buller.

A statue of the old soldier on horseback takes pride of place is by Bury Meadow, exactly where the roads divide. Hele Road leads down to St David’s Station while New North Road leads to Crediton which was Buller’s birthplace.

Chris said: "Born to a very wealthy and distinguished local family, the positive aspect of Buller’s reputation is based almost entirely on the events of one single day. In one day of spectacular heroism, performed as a young lieutenant during the rapid retreat from lnhlobana at the height of the Zulu Wars in 1879.

"Buller rescued wounded and vulnerable men in three separate incidents while on horseback at the height of the Zulu pursuit. He was awarded the Victoria Cross for his actions.

Lee mas
Artículos relacionados

"Buller’s later career as a general during the 1899-1902 Boer War is remembered less favourably now. The ageing Buller had only accepted the call to command again reluctantly but ended up being retired on half pay after military confrontations at Coleno and Spion Kop ended badly.

"Buller spent his last years delivering talks to local schools. In retrospect, it is perhaps unsurprising that some have questioned whether Buller deserves to be immortalised as a statue at all.

"At the time, however, many did, however, feel he had been unfairly blamed, perhaps being scapegoated for the failures of others.

Lee mas
Artículos relacionados

"Attitudes to empire and to the upper classes were different in those days. Buller’s family were distinguished locally, and his father had been a 19th century MP. The old soldier clearly still had his fans.

"The statue itself was erected after donations were received from around 50,000 admirers. Unusually, Buller himself was present to attend the ceremony when his own statue was unveiled in 1905: usually such statues only spring up after the subject’s death."

The A-Z of Exeter – Places, People and History is published by Amberley and is available from all good local bookshops and online retailers.


The Exeter Book in Exeter Cathedral Library

The Exeter Book is a very rare surviving example of Anglo Saxon poetry, one of only four such collections in the world.

Most famous for its riddles, the Exeter Book contains poetry in a wide variety of styles, and on a range of themes, some of them Christian in tone, and others secular.

Lee mas
Artículos relacionados

The book may not be highly decorated, but the script is beautiful in itself and hidden in the margins of some of the pages are medieval doodles.

Drawn without ink using the dry-point technique they are hard to spot, but filled with character. To protect the book it is kept in a climate controlled strong room and only brought out on certain days during the year for the public to see.


The Damage of 4th May 1942

Commercial Premises Destroyed

400 shops, nearly 150 offices, over 50 warehouses, and stores, 36 clubs and pubs.

Houses Destroyed

Of 20,000 houses in the city, 1,500 were destroyed, 2,700 seriously damaged and the majority of the remaining 16,000 sustained some slight damage.

Sources - Exeter Burning by Peter Thomas, Exeter, the Blitz and Rebirth of the City by Norman Venning, Exeter Blitz, A Souvenir Account, Devon Learning Resources, Express & Echo, Brian Slemming, Exeter Phoenix by Thomas Sharp, Allan H Mazonowicz © 2005/7 David Cornforth - not to be used without permission. The Forgotteh Few by Adam Zamoyski.

Map of damage from the Exeter blitz. � Exeter Memories. Firefighters in the High Street, fighting the blaze at Colsons. Courtesy &Echo

My family moved to Exeter in early 1940 as my father was appointed as Minister of the Elim Pentecostal Church on Paris street. During that major three day Blitz Paris street was particularly hard hit. The Elim church was a large solid stone building, which the fire services decided to use as a firebreak. Water was continually played on the building. As a consequence homes on lower side of Paris street were largely saved from destruction. Those on the upper side of the street were totally destroyed. The church received some heavy water damage, but as I recall not a service was missed.
Brian Slemming

Damaged house after the 4th May raid Courtesy Express & Echo Rescue workers taking some rest after the raid Courtesy Express & Echo Boys being handed rations after the Exeter blitz Courtesy Express & Echo The above poem was privately printed, and sold for 3d a copy on the first anniversary of the May 1942 bombing. The proceeds were given to the City's 'Wings for Victory' fund.
Full text of the poem. Used with the kind permission of Allan H Mazonowicz


Ver el vídeo: Exeter, capital de Devon y ciudad europea de las flores (Noviembre 2021).