Podcasts de historia

Informe de Valley Forge Washinton - Historia

Informe de Valley Forge Washinton - Historia

George Washington al presidente del Congreso.

Valley Forge, 23 de diciembre de 1777

Señor: Completo como estaba en mi representación de asuntos en los Commys. Departamento. ayer, razones frescas y más poderosas me obligan a añadir que ahora estoy convencido, sin lugar a dudas, de que a menos que se produzca de repente un gran y capital cambio en esa línea, este Ejército debe inevitablemente ser reducido a una u otra de estas tres cosas. . Pasar hambre, disolverse o dispersarse, a fin de obtener la subsistencia de la mejor manera posible; Tenga la seguridad de que esta no es una imagen exagerada, pero tengo abundantes razones para apoyar lo que veo.

Ayer por la tarde, al recibir información de que el Enemigo, en vigor, había salido de la Ciudad y avanzaba hacia Derby con aparente intención de buscar y sacar Subsistencia de esa parte del País, ordené a las Tropas que estuvieran preparadas, para que pudiera dar cada oposición en mi poder cuando, he aquí! Para mi gran mortificación, no sólo me informaron, sino que me convencieron, de que los Hombres no podían moverse sobre Acct. de Provisión, y ese peligroso motín que comenzó la noche anterior, y [que] con dificultad fue reprimido por el enérgico esfuerzo de algunos oficiales, aún quedaba mucho por descubrir. de su falta de este artículo.

Esto trajo al único Comy, en la Línea compradora, en este Campamento y, con él, esta Melancolía y verdad alarmante; que no tenía una pezuña de señor de ningún tipo para Slaughter, y no más de 20. ¡Barriles de harina! De ahí formarme una opinión de nuestra Situación cuando agrego, que él no podía ~ cuándo esperar alguna.

Todo lo que pude hacer en estas circunstancias fue enviar algunas Partes I para vigilar y acosar al Enemigo, mientras que otras Partes se separaron instantáneamente de diferentes formas de recolectar, si es posible, tanta Provisión como satisfagamos las necesidades urgentes actuales del enemigo. Soldadesca. Pero, ¿responderá esta? Señor: tres o cuatro días de mal tiempo probarían nuestra destrucción.

Entonces, ¿qué será del ejército este invierno? y si estamos tan viejos sin Provisiones ahora como con ellas, ¿qué será de nosotros en el Spr cuando nuestra fuerza será reunida, quizás con la ayuda de la Milicia, para aprovechar una campaña temprana antes de que el Enemigo pueda ser reforzado? Estas consideraciones de gran magnitud que merecen la mayor atención, cuando mi propia reputación esté tan íntimamente relacionada y se vea afectada por el evento, justificarán mi afirmación de que los actuales Comisarios están a la altura de la ejecución de la Oficina. o que el descontento de la gente está más allá de toda creencia. Sin embargo, la desgracia lo hace en mi opinión. Proceda de ambas causas, y aunque hasta ahora he sido licitado para dar opinión, o presentar quejas, como el cambio en ese departamento. tomó pl contrario a mi juicio, y las consecuencias de ello fueron predichas ;! al ver que la inactividad del ejército, ya sea por falta de provisiones, ropa u otros elementos esenciales, está cargada a mi cuenta, no solo por el vulgo común, sino también por los que están en el poder, es hora de hablar claro para exculparme; Con verdad, entonces puedo declarar que ningún Hombre, en mi opinión, tuvo sus medidas más obstaculizadas que yo, por todos los departamentos del Ejército.

Desde el mes de julio, no hemos tenido la ayuda del Quarter Master Genl. ya falta de asistencia de este departamento, el Comisario Genl. carga gran parte de su deficiencia; A esto debo añadir que, a pesar de que es una orden permanente (y repetida a menudo) que las Tropas siempre dispondrán de provisiones para dos días, para que puedan estar preparadas ante cualquier llamada repentina, sin embargo, no ha habido apenas una oportunidad de hacerlo. aprovecharse del Enemigo que no ha sido totalmente obstruido o muy impedido en esta Acta., y esto aunque el gran mal que clama no lo es todo. Jabón, vinagre y otros artículos permitidos por el Congreso no vemos ni hemos visto, creo, desde la batalla del brandywine; la primera, de hecho, ahora tenemos pocas ocasiones de que pocos hombres tengan más de una camisa, muchos sólo la mitad de una, y algunos ninguno en absoluto; además de lo cual como prueba del escaso beneficio recibido de un Cloathier Genl., y al mismo tiempo como una prueba más de la incapacidad de un Ejército en las circunstancias de éste, para realizar los deberes comunes de los Soldados (además de un número de hombres confinados en hospitales por falta de zapatos, y otros en casas de agricultores en la misma cuenta), por un regreso al campo este día, no menos de 2000 hombres ahora en el campamento no son aptos para el servicio porque están descalzos y desnudos y por el mismo regreso parece que toda nuestra fuerza en Tropas continentales (Incluidas las Brigadas del Este que se han unido a nosotros desde la rendición del General Burgoyne), excluidas las Tropas de Maryland enviadas a Wilmington, asciende a no más de 2898 En el Campamento aptas para el servicio . Independientemente de cuál, y eso, desde el 4 ~ Instt. nuestros Números se ajustan al deber debido a las dificultades y exposiciones que han sufrido, particularmente en Cuenta. El número de mantas (el número de personas obligadas y provocadas por el fuego, en lugar de descansar cómodamente de forma natural) ha disminuido cerca de 2000 hombres.

Encontramos a los Caballeros sin saber si el Ejército realmente se dirigía a Winter Quarters o no. reprochando la medida tanto como si pensaran que los Hombres están hechos de Stocks o Piedras e igualmente insensibles a la escarcha y la Nieve y, además, como si la concibieran practicable para un Ejército inferior con las desventajas que he descrito que es el nuestro. no es de ninguna manera exagerado para confinar a uno superior (en todos los aspectos bien designado, y proporcionar una campaña de Winters) dentro de la ciudad de Filadelfia. Un asunto aún más extraordinario en mi opinión es que estos mismos Gntn. que estaban bien informados de la desnudez de las Tropas, por demostración ocular pensaban que sus propios soldados estaban peor vestidos que otros, y no aconsejaron, hace casi un mes, posponer la ejecución de un Plan que estaba a punto de adoptar (en consecuencia resolución del Congreso) para apoderarse de Cloaths, sin fuertes garantías de que se recogería una amplia oferta en diez días
De acuerdo con un decreto del Estado, ningún artículo del cual, por cierto, todavía está a la mano, debería pensar que una Campaña de Winters y la protección de estos Estados de la Invasión de un Enemigo es un asunto tan fácil. Les puedo asegurar a esos señores que es mucho más fácil y menos angustioso suscitar protestas en una habitación cómoda junto a un buen fuego que ocupar una colina fría y desolada y dormir bajo la escarcha y la nieve sin mantas ni mantas; sin embargo, aunque parecen tener poco sentimiento por el Soldado desnudo y angustiado, yo lo siento sobreabundantemente por ellos, y desde mi alma se compadecen de esas miserias que no está en mi poder aliviar ni prevenir.
Es por estas razones, por lo tanto, que me he detenido en el tema, y ​​añade no poco a mis otras dificultades y angustias, encontrar que se espera de mí mucho más de lo que es posible realizar, y que sobre la base de la seguridad. y política, me veo obligado a ocultar el verdadero estado del Brazo a la vista del público y, por lo tanto, exponerme a la detracción y la calumnia.


Decididos a perseverar

Valley Forge es el sitio del campamento de invierno de 1777-78 del Ejército Continental. El parque cuenta con 3,500 acres de monumentos, prados y bosques que conmemoran los sacrificios y la perseverancia de la generación de la Guerra Revolucionaria y honran el poder de las personas para unirse y superar la adversidad durante tiempos extraordinarios. Lee mas

Recorre el campamento

¡Hay muchas formas de experimentar el campamento de Valley Forge!

Centro de visitantes virtual

Visite el Centro de visitantes virtual para planificar un viaje y obtener más información sobre la mejor manera de experimentar Valley Forge durante COVID-19.

Historia y significado

Aprenda sobre la historia y la importancia de Valley Forge.

Conviértete en un guardabosques junior

Explore diferentes formas de convertirse en un Junior Ranger en Valley Forge.

Echa un vistazo a la aplicación del Servicio de Parques Nacionales

¡Descargue la aplicación para su próxima visita a Valley Forge!

Oportunidades para voluntarios

Obtenga más información sobre las oportunidades de voluntariado en el parque.

Acepta el desafío

¡Camine, corra, ande en bicicleta o rema 78 millas en Valley Forge durante el verano de 2021 para ganar un premio divertido!

Colecciones de museos

Explore varias colecciones de imágenes, libros, documentos y artefactos.


Invierno en Valley Forge

En diciembre de 1777, el general George Washington trasladó al ejército continental a sus cuarteles de invierno en Valley Forge. Aunque las fuerzas revolucionarias se habían asegurado una victoria fundamental en Saratoga en septiembre y octubre, el ejército de Washington sufrió derrotas en Brandywine, Paoli y Germantown, Pensilvania. La capital rebelde, Filadelfia, cayó en manos británicas. Para cuando el ejército entró en Valley Forge el 19 de diciembre, estaban sufriendo no solo de frío, hambre y fatiga, sino también de baja moral a raíz de la desastrosa Campaña de Filadelfia.

Washington describió a Valley Forge como "un lugar lúgubre e incómodo". A solo 20 millas de Filadelfia ocupada por los británicos, en el este de Pensilvania, Valley Forge presentaba una ubicación estratégica que permitía al ejército de Washington permanecer cerca de la ciudad mientras mantenía una posición defendible que ofrecía acceso a agua potable y leña. Sin embargo, a pesar de estas ventajas, el ejército de Washington estaba mal preparado para el campamento que duraría seis meses. El suministro de artículos de primera necesidad del ejército, como alimentos y ropa, escaseaba perpetuamente junto con el frío del invierno y las enfermedades que se extendían por todo el campamento, esta falta de provisiones creó las condiciones infame y miserable en Valley Forge.

El ejército acampado en Valley Forge estaba formado por hasta 12.000 continentales, así como por un número menor de soldados afroamericanos y nativos americanos. Varias mujeres y niños, incluidas las esposas de los oficiales, también estaban presentes en Valley Forge, que se habían reunido con sus esposos o familiares en el campamento. Mientras pasaban el invierno en el campamento, los soldados trabajaron juntos para construir cabañas para refugiarse, pero las condiciones insalubres y la escasez de alimentos y mantas contribuyeron a la enfermedad y el agotamiento que continuamente asolaban el campamento. La falta de ropa, incluidos zapatos, calcetines y abrigos, dejó a unos 3.000 soldados de Washington no aptos para el servicio, creando la imagen de soldados hambrientos y cansados ​​que dejan huellas ensangrentadas en la nieve y el hielo. Joseph Plumb Martin, soldado del Ejército Continental, escribió que los nuevos cuarteles de invierno del ejército los dejaban "en una condición verdaderamente desolada, sin ropa, sin provisiones y tan desanimados como era necesario".

Aunque Washington suplicó al Congreso Continental y a los gobernadores estatales que obtuvieran alimentos y suministros para su ejército que sufría, el hambre y muertes como el tifus y la viruela, y la falta de protección contra los elementos causaron la muerte de más de 2.000 soldados. Washington finalmente recurrió al envío de hombres, dirigidos por Nathanael Greene, en misiones de búsqueda de alimentos para obtener las provisiones que se pudieran encontrar en el campo circundante. Más allá de competir con el Congreso por los suministros que su ejército necesitaba desesperadamente, Washington también tuvo que lidiar con amenazas a su autoridad que provenían de ordalías como la Conway Cabal y rivalidades entre líderes militares. El liderazgo constante de Washington fue crucial para mantener intacto al ejército durante las dificultades logísticas y administrativas del invierno de 1777-1778, y probablemente explica el hecho de que nunca hubo una deserción masiva o un motín en Valley Forge.

A pesar de las condiciones brutales, Valley Forge marcó un hito en la experiencia militar del ejército. En febrero de 1778, el barón Friedrich von Steuben llegó a Valley Forge, donde Washington lo nombró inspector general no oficial del campo poco después. El barón von Steuben trabajó para dar uniformidad a los soldados continentales, que habían asistido al combate, pero carecían del entrenamiento marcial para representar una amenaza efectiva para los británicos. Desarrolló un sistema de instrucción para todo el ejército y enseñó a los hombres maniobras de combate que los equipaban para competir con los habituales británicos bien entrenados. La experiencia previa de Steuben en el ejército prusiano durante la Guerra de los Siete Años lo preparó para supervisar el entrenamiento militar que los hombres de Washington tan desesperadamente necesitaban, y al final del campamento en Valley Forge, el ejército había experimentado una transformación significativa, desde reclutas harapientos y cansados. a una fuerza de combate ordenada y disciplinada.

El marqués de Lafayette, un oficial francés, que proporcionó otra notable incorporación al personal de Washington en Valley Forge. Lafayette llegó al campamento con el ejército en diciembre de 1777. Al igual que Steuben, Lafayette se involucró directamente con sus soldados y se hizo conocido por soportar las mismas dificultades que sus hombres mientras trabajaba para asegurarse de que se les proporcionara la mayor cantidad de recursos posible. Estimado por su valentía, Lafayette se hizo popular entre los continentales y bien conocido por su dedicación tanto al general Washington como a la causa estadounidense.

Las noticias de una alianza francesa con los estadounidenses llegaron en mayo de 1778, unas semanas antes de la salida del ejército del campamento en junio del mismo año. Revitalizado, reorganizado y entrenado uniformemente, el ejército seguiría adelante y mostraría su recién descubierto profesionalismo y disciplina en la batalla de Monmouth en junio de 1778. Valley Forge fue importante no solo para la remodelación del ejército de Washington, sino también por la dedicación, la resistencia y la Resistencia demostrada por los estadounidenses en su causa de Independencia.


SEDE DE WASHINGTON & # 39S

Si bien hay muchos edificios en el Parque Histórico Nacional Valley Forge que son originales de la época del campamento, ninguno tiene más importancia histórica que la Sede de Washington. Durante la mayor parte del campamento de seis meses, Washington se instaló en este edificio de piedra, reuniéndose con asesores mientras hacían planes, no solo para el campamento, sino para la continuación de la guerra.

RESERVA TU ESTANCIA AQUÍ

EL "PENTAGON" DE SU TIEMPO

Crédito de la foto: Servicio de Parques Nacionales

La casa podría considerarse el "Pentágono" de su época, ya que era el lugar donde vivían y trabajaban Washington y sus oficiales de más alto rango. La oficina de Washington, así como la oficina de un asistente, han sido recreadas para lucir como se veían durante el campamento.

LA VIDA DE WASHINGTON EN VALLEY FORGE

Crédito de la foto: Servicio de Parques Nacionales

George Washington nunca estuvo solo durante el campamento, y durante varios meses tuvo un invitado especial adicional cuando Martha Washington se unió a él por un tiempo. George y Martha eran dos de las 25 personas que habrían estado viviendo dentro de la casa. La evidencia arqueológica y documental sugiere que se construyó un anexo de troncos al lado de la casa para acomodar a todo el personal necesario.

ESTACIÓN DE TREN VALLEY FORGE

Se puede encontrar un edificio más moderno al lado de la sede de Washington. La estación de tren de Valley Forge se construyó en 1913 para servir a los pasajeros a lo largo del ferrocarril de Reading. Durante varias décadas, la estación fue una parada frecuente de excursiones turísticas al parque. Hoy, la estación centenaria ha sido restaurada y alberga una colección de exhibiciones que miran al liderazgo de Washington y también es el lugar de encuentro para recorridos guiados por guardabosques del edificio de la sede.

PLANIFIQUE SU VISITA

Enero y febrero: Abierto los fines de semana solo de 10 a. M. A 4 p. M. (Excepciones en enero y febrero: la sede está abierta el día de Martin Luther King Jr. y el día del presidente de 10 a. M. A 4 p. M.)
Mediados de marzo hasta mediados de junio: Abierto todos los días de 10 a.m. a 5 p.m. (Nota: la sede comenzará a abrir todos los días el 16 de marzo de 2020)
Mediados de junio hasta mediados de agosto: Abierto todos los días de 10 a. M. A 6 p. M. (Horario extendido de verano)
Mediados de agosto a noviembre (antes de que finalice el horario de verano / el primer domingo de noviembre): Abierto todos los días de 10 a. m. a 5 p. m.
noviembre (una vez que finaliza el horario de verano / el primer domingo de noviembre) hasta finales de diciembre: Abierto todos los días de 10 a. m. a 4:30 p. m.

Nota: La sede de Washington puede estar cerrada debido a las inclemencias del tiempo, especialmente la nieve / hielo o las inundaciones de los ríos. Cuando haya nieve, hielo o condiciones de inundación, llame al Centro de visitantes al (610) 783-1099 para confirmar el estado de la sede de Washington.


Contenido

Desde el 19 de diciembre de 1777 hasta el 19 de junio de 1778, el cuerpo principal del Ejército Continental (aproximadamente 12.000 soldados) acampó en Valley Forge. El sitio se eligió porque estaba entre la sede del Segundo Congreso Continental en York, los depósitos de suministros en Reading y las fuerzas británicas en Filadelfia a 29 km (18 millas) de distancia, que cayó después de la Batalla de Brandywine, en la que se encontraban muchos soldados estadounidenses. heridos, incluido el marqués de Lafayette Esta fue una época de gran sufrimiento para el ejército, pero también fue una época de reentrenamiento y rejuvenecimiento. Las dificultades compartidas de los oficiales y soldados del ejército, combinadas con el programa de entrenamiento militar profesional del barón Friedrich von Steuben, se consideran clave para el éxito posterior del Ejército Continental y marcan un punto de inflexión en la Guerra Revolucionaria.

Valley Forge fue establecido como el primer parque estatal de Pensilvania en 1893 por la Comisión del Parque Valley Forge (VFPC) "para preservar, mejorar y mantener como parque público el sitio en el que el ejército del general George Washington acampó en Valley Forge". [3] El área alrededor de la sede de Washington fue elegida como el sitio del parque. En 1923, el VFPC pasó a depender del Departamento de Bosques y Aguas y más tarde se incorporó a la Comisión Histórica y de Museos de Pensilvania en 1971. [3]

El parque sirvió como ubicación del Jamboree Scout Nacional en 1950, 1957 y 1964.

Valley Forge fue designado Monumento Histórico Nacional de EE. UU. En 1961 y fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos inicial en 1966. [4] [5] El área cubierta por estos listados va más allá de los límites del Parque Estatal Valley Forge para incluir cuatro casas históricas donde el marqués de Lafayette y otros oficiales estaban alojados. [5]: 6

En 1976, Pensilvania entregó el parque como regalo a la nación por el Bicentenario. El Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley firmada por el presidente Gerald Ford el 4 de julio de 1976, autorizando la incorporación del Parque Histórico Nacional Valley Forge como la Unidad 283 del Sistema de Parques Nacionales. [6] Además de establecer el Parque Nacional Valley Forge, la ley también asignó un presupuesto inicial de $ 8,622,000 y $ 500,000 adicionales para instalaciones esenciales. [7]

La Centennial and Memorial Association of Valley Forge, [8] dirigida por la regente fundadora Anna Morris Holstein, [9] se incorporó en 1878 con el propósito de salvar, adquirir, preservar la Sede del General Washington [10] y la superficie circundante inmediata. Un gran evento del Centenario para crear conciencia y recaudar fondos se llevó a cabo el 19 de junio de 1878, el centenario de la salida del Ejército de Washington de Valley Forge. [11] Se recaudaron fondos para comprar la casa de Hannah Ogden en mayo de 1878. Los esfuerzos del Centenario y el Memorial continuaron para ayudar a adquirir artefactos originales, restaurar la sede y adquirir parcelas adicionales de superficie circundante inmediata.

Superintendentes de parques estatales Editar

  1. Frederick D. Stone (1893-1895)
  2. Holstein DeHaven (1895-1898)
  3. Charles C. Adams (1899-1903)
  4. A.H. Bowen (1903-1911)
  5. Coronel SS Hartranft (1911-1921)
  6. John S. Kennedy (1921-1924)
  7. Jerome J. Sheas (1925-1935)
  8. Gilbert S. Jones (1935-1938)
  9. Joseph E. Stott (1938-1940)
  10. E.F. Brouse (1940-1941)
  11. L. Ralph Phillips (1941-1953)
  12. Paul E. Felton (1953-1955)
  13. George F. Kenworthy (1955-1957)
  14. Wilford P. Moll (1957-1958)
  15. E.C. Pyle (1958-1966)
  16. Wilford P. Moll (1966-1969)
  17. Charles C. Frost, Jr. (1969 - 1971)
  18. Horace Wilcox (1971 - 1976) [12]

Superintendentes de Parques Nacionales Editar

  1. H. Gilbert Lusk (1976-1981)
  2. Wallace Elms (1981-1990)
  3. Playa Warren (1990-1996)
  4. Arthur L. Stewart (1996 - 2004) [13]
  5. Mike Caldwell (2004 - 2011) [14]
  6. Kate Hammond (2012 - 2016) [15]
  7. Steven Sims (2017 - 2019) [16]
  8. Rose Fennell (2020 - actualidad) [17]

Tras su designación como Parque Nacional en 1976, Valley Forge fue considerado parte de la Región del Atlántico Medio del Servicio de Parques Nacionales. La Región del Atlántico Medio incluía cinco estados: Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia y Virginia Occidental. Esto cambió en 1995 cuando la Región del Atlántico Norte se fusionó con la Región del Atlántico Medio para crear la Región Noreste. [18]

Centro de visitantes Editar

El centro de visitantes del parque incluye un museo con artefactos encontrados durante las excavaciones del parque, una lista interactiva de soldados continentales acampados en Valley Forge, programas de galería y caminatas dirigidos por guardabosques, un programa de narración de historias, una galería de fotos, un mostrador de información para visitantes y una tienda de libros y souvenirs.

Se ofrecen recorridos en autobús de 90 minutos por el parque y alquiler de bicicletas según la temporada. Una película corta de 18 minutos, "Valley Forge: Un campamento de invierno" se proyecta en el teatro del parque de al lado. El centro de visitantes, construido en 1976, estaba siendo renovado, y las operaciones del centro de visitantes se han trasladado a un centro de visitantes temporal, ubicado en el estacionamiento de la instalación existente. Se esperaba que el centro de visitantes recientemente remodelado reabriera a fines de la primavera de 2020.

Edificios de la sede Editar

Una atracción clave del parque es la casa colonial restaurada utilizada por el general George Washington como su sede durante el campamento. La rehabilitación del área de la sede se completó en el verano de 2009 e incluyó la restauración de la antigua estación de tren de Valley Forge en un centro de información, nuevas visitas guiadas, nuevas exhibiciones en todo el paisaje y la eliminación de varios acres de pavimento moderno y la restauración del paisaje histórico. Los cuartos de otros generales del Ejército Continental también se encuentran en el parque, incluidos los de Huntington, Varnum, Lord Stirling, Lafayette y Knox. Los cuartos de Varnum están abiertos los fines de semana durante el verano.

Obras y edificios reconstruidos Editar

A lo largo del parque hay cabañas de troncos reconstruidas del tipo que se cree que se usaría durante el campamento. Son visibles los movimientos de tierra para la defensa del campamento, incluidos cuatro reductos, la zanja para las Defensas de la Línea Interior y un abatis reconstruido. Los reductos originales y varios redans en la Ruta 23, Outer Line Drive e Inner Line Drive se cubrieron con césped para preservarlos, pero actualmente necesitan una mayor restauración. Las forjas originales, ubicadas en Valley Creek, fueron quemadas por los británicos tres meses antes de la ocupación del área del parque por Washington. Sin embargo, ni el sitio de Upper Forge ni el sitio de Lower Forge se han reconstruido. También hay varios edificios históricos que no se han abierto al público debido a razones como su estado actual de deterioro. Estos incluyen: Lord Stirling's Quarters, Knox's Quarters y el Von Steuben Memorial. Otros edificios históricos incluyen el P.C. Knox Estate, Kennedy-Supplee Mansion y Potts 'Barn.

Capilla en memoria de Washington Editar

El carillón Washington Memorial Chapel y National Patriots Bell Tower se encuentran en lo alto de una colina en el centro del parque actual. La capilla es el legado del Rev. Dr. W. Herbert Burk. Inspirada en el sermón de Burk de 1903 en el cumpleaños de Washington, la capilla es una Iglesia Episcopal en funcionamiento, construida como tributo a Washington. Burk también jugó un papel decisivo en el desarrollo del parque, incluida la obtención de la carpa y el estandarte de la campaña de Washington, que solía estar en exhibición en el centro de visitantes pero ahora se encuentra en el Museo de la Revolución Americana en Filadelfia. [19] La capilla y el campanario adjunto no son técnicamente parte del parque, pero sirven a las necesidades espirituales del parque y de la comunidad que lo rodea. El campanario alberga los Rolls Patriot de las Hijas de la Revolución Estadounidense, que enumera los que sirvieron en la Guerra Revolucionaria, y los terrenos de la capilla albergaron el Museo World of Scouting. [20]

Marcadores conmemorativos Editar

Sentado en lo alto de una colina en la intersección de la Línea de Defensa Exterior con Gulph Road, el Arco conmemorativo nacional domina la parte sur del parque. Está dedicado "a los oficiales y soldados rasos del Ejército Continental del 19 de diciembre de 1777 al 19 de junio de 1778". El arco fue encargado por un acto del 61 ° Congreso en 1910 y terminado en 1917. Está inscrito con el tributo de George Washington a la perseverancia y resistencia de su ejército:

Desnudos y hambrientos como están & gt
No podemos admirar lo suficiente
la incomparable paciencia y fidelidad
de la Soldiery.

La unidad está llena de grandes (

2 m de altura) piedras conmemorativas para cada una de las brigadas, o "líneas", que acamparon allí. Cruzando Gulph Road en el arco, el camino continúa a través de Pennsylvania Columns y pasa por la estatua de Anthony Wayne en la cima de la colina a caballo. Más piedras de la brigada bordean Port Kennedy Road.

Torre de observación Mount Joy Editar

En lo alto de Mount Joy, la elevación más alta en el área principal del parque, se encontraba una torre de observación de acero. La torre se cerró en la década de 1980 debido al deterioro, preocupaciones de responsabilidad y los árboles circundantes superaron la plataforma. La torre fue removida y enviada a un área privada cerca de Wellsboro, Pensilvania, donde la gente todavía puede escalarla. El área donde se encontraba ahora solo es accesible a pie, los caminos se han eliminado y el área se está devolviendo al bosque.

Senderos Editar

Hay 26 millas (42 km) de senderos para caminar y andar en bicicleta dentro del parque, como el Valley Creek Trail y el River Trail. El sendero principal es Joseph Plumb Martin Trail, que rodea 8.7 millas del parque. Porciones de senderos regionales, incluidos Horse Shoe Trail y Schuylkill River Trail, también atraviesan el parque.

Recreación Editar

Los numerosos senderos en Valley Forge permiten diferentes actividades como trotar, caminar y andar en bicicleta. Otras actividades incluyen paseos a caballo y piragüismo / kayak. Hay tres áreas de picnic ubicadas en el sitio. Además, los guardaparques vestidos con uniformes de época están estacionados como las cabañas de la brigada de Muhlenburg y la sede de Washington, listos para informar a los visitantes sobre los eventos históricos que sucedieron en el sitio. La Carrera Revolucionaria de 5 Millas de Valley Forge también se lleva a cabo en el parque cada abril.

Cerca de la sede de Washington se encuentra el Estación de tren de Valley Forge, propiedad del parque. La estación fue terminada en 1911 por Reading Railroad y fue el punto de entrada al parque para los viajeros que llegaron en tren durante la década de 1950 desde Filadelfia, a 23,7 millas (38,1 km) de distancia. [21] La estación fue restaurada en 2009 y se utiliza como museo y centro de información que ofrece a los visitantes una mejor comprensión de la sede de Washington y el pueblo de Valley Forge. [22] Construido con el mismo tipo de piedra que la sede de Washington, el edificio fue erigido sobre un gran terraplén artificial con vista al sitio de la sede.

Cerca del centro de visitantes hay otra estación en Port Kennedy, en la misma línea. También propiedad del parque, la estación, ambos andenes y la antigua zona de aparcamiento se encuentran en mal estado. [23]

Como parque en un área cada vez más urbanizada, Valley Forge enfrenta problemas que incluyen el tráfico, la expansión urbana y una superpoblación de venados de cola blanca.

Valley Forge Park Road (PA Route 23), una carretera de dos carriles muy transitada, atraviesa el parque y transporta alrededor de seis millones de vehículos por año, en su mayoría de tráfico diario. Hasta ahora, los esfuerzos para desviar el tráfico no han tenido éxito debido al volumen de tráfico existente en rutas alternativas. Un consorcio de gobiernos locales y agencias estatales y federales está trabajando en enfoques para la congestión del tráfico en toda el área, en particular mejoras a la US 422.

En 2001, se ofreció a la venta un terreno privado de 62 acres (25 ha) dentro de los límites autorizados del parque. Cuando el Servicio de Parques no pudo comprarlo, se vendió a Toll Brothers, una empresa de desarrollo inmobiliario, por $ 2,5 millones. Se necesitó una campaña de base para que el Gobierno Federal comprara la tierra al desarrollador dos años después, por $ 7.5 millones. [24]

En 2007, una organización sin fines de lucro, el American Revolution Center, compró 78 acres (32 ha) de terreno dentro del límite del parque con planes para construir un centro de conferencias, hotel, comercio minorista, campamento y museo en el sitio. [25] La Asociación de Conservación de Parques Nacionales y los ciudadanos locales demandaron al municipio de Lower Providence por el cambio de zonificación que permitió esta propuesta. [26] Las dos partes acordaron permitir que NPS se quedara con la tierra, ya cambio, el Centro de la Revolución Estadounidense recibió una propiedad en Filadelfia, donde construyó el Museo de la Revolución Estadounidense.

Una superpoblación de venados de cola blanca ha provocado "cambios en la composición, abundancia y distribución de especies de las comunidades de plantas nativas y la vida silvestre asociada" en el parque. En 2008, el Servicio de Parques Nacionales publicó un borrador del plan de manejo de ciervos y una declaración de impacto ambiental para revisión pública. La intención del controvertido plan era "apoyar la protección, preservación y restauración a largo plazo de la vegetación nativa y otros recursos naturales dentro del parque". [27] La ​​caza está expresamente prohibida por la legislación que creó el parque, y se requeriría la acción del Congreso antes de que pudiera ser sancionada. [28] Desde que se puso en marcha el plan, los hábitats naturales se han restaurado y la vegetación que no se veía en el parque durante décadas ha comenzado a regresar.

El parque incluye el sitio de Ehret Magnesia Company, un antiguo fabricante de tuberías aisladas con amianto. Posteriormente, las canteras de dolomita preexistentes se rellenaron con materiales de desecho de lechada que contenían amianto. Esas áreas del parque están cerradas a los visitantes y se está realizando un esfuerzo para la remediación permanente.


presentación de Powerpoint
Bibliografía comentada
Reanudar
Reporte de laboratorio
Gran proposicion
Reporte técnico
Revisión del artículo
Tarea
Revisión de literatura

Declaración personal
proyecto final
Hacer mi tarea
Comprar ensayo
Pagar por ensayo
Escribir mi ensayo
Ensayo de admisión
Reseña de la película
Caso de estudio

Pensamiento crítico
Análisis
Carta
Resumen
Papel de reflejo
Poema
Artículo de revista
Escribe mi trabajo de investigación
Escritura creativa

Compra de artículos de investigación
Pagar por el trabajo de investigación
Papeles de investigación a la venta
Comprar disertación
Comprobador de plagio gratuito
Servicio de redacción de CV
Muestras gratis
Ayuda de disertación
Ayuda con la asignación


Invierno: El VPFA tuvo un año increíble planeado para 2020, lleno de actividades de divulgación, programas, eventos y recaudación de fondos para el parque. Pero cuando el invierno dio paso a la primavera, COVID-19 apareció en el horizonte. Por la seguridad de nuestros invitados, comenzamos a cancelar nuestros eventos.

Primavera: Empezamos a adaptarnos a nuestra nueva normalidad. El VFPA recibió un préstamo del Programa de Protección de Cheques de Pago por $ 17,500 para gastos de nómina. También recibimos una subvención de $ 5,000 Muster Roll de los Descendientes del Ejército de Washington en Valley Forge para crear un nuevo sitio web y una nueva base de datos. Nuestros maravillosos voluntarios de Muster Roll y consultores de diseño web trabajaron incansablemente para crear un nuevo sitio web. Una vez que se consideró seguro, se reanudaron las caminatas del Trail Tuesday.

Verano: El VPFA tomó uno de sus programas más populares, la serie Lunch and Learn, en línea con la ayuda de la Biblioteca Pública de Tredyffrin. Llegó a 329 espectadores, e inspirados por su éxito, comenzamos a planificar llevar la serie de altavoces en línea también. We also partnered with Washington Memorial Heritage to celebrate 100th birthday of women’s suffrage and the Justice Bell.

Maurice Stephens House: The Maurice Stephens House Advisory Group, comprised of elected officials and business and community leaders, meets for the first time outside the house. We couldn't help but notice the symbolism when a rainbow appeared at the end of a stormy day.

Virtual Events: The new film for the Park theater, Determined to Persevere, had been slated to premiere this fall. We weren't going to let the opportunity pass us by, so we held a virtual premiere featuring the film's director and producer on October 29. We also kicked off our Virtual Speaker Series in October and held our first ever photo contest, which received over 400 entries - more than we could have ever hoped for.

Diversity and Inclusion: Our board worked with a diversity, equity, and inclusion consultant to create a mission statement and goals for 2021. We hope that VFPA can broaden its outreach and attract board members who better represent all park users.

Income: In October, we received a $5,000 grant from PECO for our Guide by Cell program. This enabled the VFPA to provide this free service to all park visitors, so that they can tour the park on their own in English and Spanish. We also received a $25,000 National Park Foundation grant for capital campaign work for the Maurice Stephens house. Trying something new, we held our first Instagram auction, raising $3,000.

Valley Forge Muster Roll: Six dedicated Muster Roll volunteers assisted hundreds of online visitors to discover if their history leads to Valley Forge and awarded Official Certificates of Service to 121 individuals, plus added 43 new additions to the Valley Forge Muster Roll.


Washington's Secret War: The Hidden History of Valley Forge

The defining moments of the American Revolution did not occur on the battlefield or at the diplomatic table, writes New York Times bestselling author Thomas Fleming, but at Valley Forge. Fleming transports us to December 1777. While the British army lives in luxury in conquered Philadelphia, Washington's troops huddle in the barracks of Valley Forge, fending off starvation and disease even as threats of mutiny swirl through the regiments. Though his army stands on the edge of collapse, George Washington must wage a secondary war, this one against the slander of his reputation as a general and patriot. Washington strategizes not only against the British army but against General Horatio Gates, the victor in the Battle of Saratoga, who has attracted a coterie of ambitious generals devising ways to humiliate and embarrass Washington into resignation.

Using diaries and letters, Fleming creates an unforgettable portrait of an embattled Washington. Far from the long-suffering stoic of historical myth, Washington responds to attacks from Gates and his allies with the skill of a master politician. He parries the thrusts of his covert enemies, and, as necessary, strikes back with ferocity and guile. While many histories portray Washington as a man who has transcended politics, Fleming's Washington is exceedingly complex, a man whose political maneuvering allowed him to retain his command even as he simultaneously struggled to prevent the Continental Army from dissolving into mutiny at Valley Forge.

Written with his customary flair and eye for human detail and drama, Thomas Fleming's gripping narrative develops with the authority of a major historian and the skills of a master storyteller. Washington's Secret War is not only a revisionist view of the American ordeal at Valley Forge - it calls for a new assessment of the man too often simplified into an American legend. This is narrative history at its best and most vital.


What Archaeologists Know About George Washington's Time At Valley Forge

General Washington's headquarters in Valley Forge, PA.

(Inside Science) -- Archaeologists, digging into George Washington’s headquarters at Valley Forge in Pennsylvania, have added domestic images to the picture of one of the most iconic moments of American history.

They may have found the cabin Washington had built so he could get out of the chaos of the headquarters, and perhaps eat in peace with his wife and officers.

It also turns out the Father of the Nation liked pork for dinner and may have instituted a no-smoking zone.

The work was done by archaeologists working with the National Park Service at the Valley Forge National Park, sometimes with volunteers from the public. The latest findings were reported earlier this month at a meeting of the Society for Historical Archaeology in Seattle by Joseph Blondino of the Fredericksburg, Virginia-based Dovetail Cultural Research Group.

Historian Wayne Bodle of Indiana University of Pennsylvania said Valley Forge “was unquestionably as important as it was iconic,” although it might not have been the turning point of the Revolutionary War he doesn’t think there was a turning point.

It was, however, perhaps emblematic of the low point. The British had landed in Chesapeake Bay in August of 1777 and captured Philadelphia, the capital of the American colonies at the time. Washington’s Continental Army was defeated easily at Brandywine Creek and Germantown.

On Dec. 19, the army began a weeklong retreat to Valley Forge, located 20 miles north of Philadelphia.

It almost was a death march. The army was poorly clothed and largely unfed. Washington wrote you could tell their path by the blood from their bare feet in the snow.

“One half of our troops are without breeches, shoes and stockings,” Washington wrote, “and some thousands without blankets.”

At Valley Forge, Washington ordered them to build log “huts” of clay-daubed wood, even describing the size (14 by 16 feet), laid out in a street pattern, 12 men to a hut. The 2,000 huts gave some protection from the weather, but not much. The wind blew through the walls the huts filled with smoke from badly designed stoves.

Nothing remains above ground of the huts, but archaeologists are still digging in the soil for artifacts.

Disease and frostbite were rampant at the encampment.

The quartermaster system broke down. They had no clothing, very little food, and had to send raiding parties through the area to keep from starving. Washington wrote to Congress that the men came near to mutiny.

Washington himself stayed in a tent until most of the men were housed. Then he moved into a small stone house (still standing), the Isaac Potts house, where he set up his headquarters.

“The rooms aren’t any larger than a normal house today,” Blondino said. It must have been chaotic.

Washington ordered a log cabin be built next to the Potts house so he could dine with his officers out of the bedlam of headquarters. His wife, Martha, spent most of the time with him and probably ate there as well, Blondino said. A letter she wrote was the only evidence of the cabin, but Blondino said a linear stain discovered by archaeologists covering a trench 25 feet in length, was probably part of the foundation.

Trash pits in the backyard nearby contained pig bones. Curiously missing was smoking pipe stems, Blondino said, usually ubiquitous in late 18th century digs. It might have been that Washington ordered the men not to smoke when they were at the noisy, crowded headquarters.

They were an undisciplined rabble more than an army. Enter a man known to history as Frederick William Augustus Henry Ferdinand, Baron von Steuben, a Prussian officer who knew no English and claimed--falsely--to be a Prussian general and nobleman, according to historian Christopher Ward's 1952 book "The War of the Revolution."

He was an organizational genius who pulled the quartermaster system together, brought discipline through the camp, and drilled the men how to be soldiers. By springtime, the men were a well-fed, well-dressed army.

In June, the British abandoned Philadelphia and Washington’s army, 11,000-12,000 strong, chased them across New Jersey. On June 28, 1778, the Americans took on what many believed to be the best army in the world at Monmouth Courthouse (now Freehold), and fought them to a standstill. The momentum never changed back.

The site is a good example of how a domestic landscape, scattered farms, can be turned into a military camp, Blondino said. Once the army left, archaeologists found, it quickly returned to its domestic functions.

Bodle said the army could have easily fallen apart and the revolution would have been over at Valley Forge. Washington and von Steuben kept it together to a stage where “more British strategic mistakes could lead to checkmate. Which finally happened.”


Encyclopedia of Greater Philadelphia

This map of Valley Forge, drawn in 1890, depicts the small town nestled in rolling hills on the banks of the Schuylkill River. The village is located in Chester County and occupies the swath of land where Valley Creek and the river intersect. The southern portion of the park begins at the town and continues west into Montgomery County. When Washington and his troops encamped there during the winter of 1777-78, he counted on the small farms and homes nearby to supply food and other necessities. Almost two-thirds of the area was dedicated to farming and the section along the Schuylkill was populated with industrial buildings—sawmills, blacksmiths, and charcoal houses. By the latter half of the nineteenth century, many of the factories were converted to textile mills.

Hospital Hut

During the winter of 1777-78, the soldiers camped at Valley Forge needed to provide their own shelter. When camped near larger towns or cities the troops were sometimes able to find shelter in the homes of local residents. However, Valley Forge was a relatively sparsely populated farm town at the time and the troops were left to construct their own buildings. This a reconstruction of the “Hospital Hut,” where the soldiers tended their sick and wounded. The bunk beds, made of logs, are similar to the beds found in the men’s regular barracks. The raised wooden slab in the center of the hospital room functioned as an operating table.

Washington's Headquarters

Valley Forge Historical Park preserves the houses that served as headquarters for General George Washington (1732-99) and his officers. Washington’s Headquarters, seen here, have been restored to give visitors to the park a better understanding of Revolutionary War encampments. Quarters for General James Mitchel Varnum (1748-89) and the parade ground where Baron Von Steuben (1730-94) drilled the Continental Army, along with other important historic structures and landscapes, are available to park visitors year-round.

Washington Memorial Chapel

It was well into the nineteenth century before the people of Valley Forge began to romanticize the Continental Army’s takeover of their countryside. Though the farmers of the day were disrupted and disadvantaged by the army, which destroyed much of the farmland and cost the farmers a planting season, by the time of the war’s centennial many residents had laid those grievances to rest. The area’s historic significance and quaint, country location, mad Valley Forge became a tourist destination for Philadelphians. Before the end of the nineteenth century, the former encampment was declared a Pennsylvania state park.

In 1903, 125 years after the army departed Valley Forge, the cornerstone of the Washington Memorial Chapel, pictured here, was laid in the park. Dr. W. Herbert Bunk, an Episcopal priest, had been swept up in the religious and patriotic culture of the time and proposed a chapel be built to honor George Washington and his time in Valley Forge. Over fourteen years, small donations were able to fund the main chapel's construction, and doors opened to congregants in 1917. The chapel is a national memorial to Washington as well as an active church.

Running in Valley Forge

Valley Forge National Historic Park offers recreation as well as Revolutionary era architecture and artifacts. Expansive trails that pass the park's many historic features, including Varnum's Quarters (pictured here), attract runners and cyclists. Scientists and nature lovers are drawn by more than 315 species of wildlife and diverse habitats.

Related Topics

Enlaces

A-Z Browse

  • Activism
  • African Americans
  • Agriculture and Horticulture
  • Animales
  • Arquitectura
  • Arte
  • Boundaries
  • Business, Industry, and Labor
  • Children and Youth
  • Cities and Towns
  • Commemorations and Holidays
  • Counties
  • Crimen y castigo
  • Desarrollo economico
  • Educación
  • Energía
  • Environment
  • Eventos
  • Food and Drink
  • Geografía
  • Government and Politics
  • Health and Medicine
  • Historic Places and Symbols
  • Alojamiento
  • Immigration and Migration
  • Ley
  • LGBT
  • Literatura
  • Maritime
  • Medios de comunicación
  • Military and War
  • Películas
  • Museums and Libraries
  • Música
  • National History Day Topics
  • Nativos americanos
  • Performing Arts
  • Planning (Urban and Regional)
  • Cultura popular
  • Religion and Faith Communities
  • Science and Technology
  • Sports and Recreation
  • Streets and Highways
  • Suburbs
  • Tourism
  • Trades
  • Transportation
  • Wealth and Poverty
  • Women

Valley Forge

This map of Valley Forge, drawn in 1890, depicts the small town nestled in rolling hills on the banks of the Schuylkill River. (Biblioteca del Congreso)

In 1777 the Continental Army, unable to prevent the British forces from taking Philadelphia, retreated to Valley Forge for the winter of 1777-78. Selected for its strategic location between Philadelphia and York, along the Schuylkill River, Valley Forge had natural defensive positions, access to water, enough land to support the army, and was far enough from Philadelphia to prevent a surprise attack by the British. While preserved for its eighteenth-century significance as the 1777-78 winter encampment of the Continental Army during the American Revolution, Valley Forge has a more extensive past and continues to play an integral role in the region’s history and environment.

American Indian tribes inhabited the area that became known as Valley Forge as early as the Archaic Period, 8000 BCE to 1000 BCE. William Penn’s land grant in 1681 led to plantations, which displaced the Indians. In 1699, the Pennsylvania Land Company of London bought the land that later became the north side of Valley Forge National Historical Park the majority of it was subsequently purchased by two families, the Pawlings and the Morgans. By the early 1700s they had established substantial plantations called Pawlings and Mill Grove.

At the start of the American Revolution Valley Forge was one of several farming towns that supplied Philadelphia. Along with large farms, the town also included several mills, a forge, and a predominantly Quaker population. The revolution came to Valley Forge in December 1777, after British troops moved south from New York and captured Philadelphia, and the Continental Army retreated. At Valley Forge, generals and their staffs rented homes of local farmers, most of who stayed to care for their livestock and safeguard their property. Soldiers initially lived in tents, but for this long-term encampment they also constructed log cabins, sixteen by fourteen feet in size, each housing sixteen men. The soldiers suffered from lack of basic supplies due to mismanagement and weather conditions. Contrary to popular belief, Valley Forge was not the coldest encampment of the War for Independence (Morristown, New Jersey, was). Mild weather with heavy rain resulted in muddy roads and swollen rivers that prevented supplies from reaching the camp.

During this encampment the newly appointed Prussian-born Inspector General Baron von Steuben (1730-1794) began drilling the Continental Army. The Battle of Monmouth Courthouse (1778), while not a victory for the Americans, proved that the new skills learned under the general were essential to the army’s survival.

Remnants of Military Occupation

During the winter of 1777-78, the soldiers camped at Valley Forge needed to provide their own shelter. This is a reconstruction of the “Hospital Hut,” where soldiers tended their sick and wounded. (Biblioteca del Congreso)

During the Revolutionary War the farms at Valley Forge were ransacked by the British troops and used by the Americans. Archaeologists have uncovered saw-cut animal bones from cattle and pigs, uniform buttons, musket balls, and redware shards from the Revolutionary period to verify these events. Following the war the land continued to be farmed, and the community embraced scientific farming. The first permanent bridge over the Schuylkill was built in 1810, and the canals came into place during the 1820s.

Initial preservation efforts at Valley Forge did not start until the mid-nineteenth century, when poets began romanticizing the site and it became a place of interest for the colonial revival movement. By the 1880s, trains brought tourists from Philadelphia to Valley Forge.

The Centennial and Memorial Association, modeled after the Mt. Vernon Ladies Association, set about opening Washington’s Headquarters as a historic house museum for the encampment’s centennial. The fundraising efforts were spearheaded by Anna Morris Holstein (1825-1900) and initially were very successful. The first “march out” commemoration of the end of the encampment was held on June 19, 1878. With the aid of the Patriotic Order of the Sons of America (POSA) and a grant from the state, the restored house was eventually purchased from private owners (the house had been privately owned and lived in since 1778) and opened to the public.

From Encampment to State Park

In 1893 the Commonwealth of Pennsylvania took a further interest in Valley Forge and established it as a state park. The state park commission began acquiring land that encompassed remnants of the inner and outer line defenses from the encampment and eventually accrued several historic structures, including Washington’s Headquarters, as well as a thin strip of property north of the Schuylkill River.

The area remained popular into the 1920s with city dwellers seeking to escape the oppressive heat of the city and return to nature. The south side of the park remained a historic tourist destination, but the popularity of the north side declined. With the strong connection to the American Revolution, Valley Forge became a symbolic site for reflection, commemoration, and occasionally protest. During the Vietnam era, Vietnam Veterans Against the War organized Operation RAW (Rapid American Withdrawal), a march from Morristown to Valley Forge culminating with a rally in Valley Forge on Labor Day 1970.

In 1976 the National Park Service acquired stewardship of Valley Forge when President Gerald Ford (1913-2006) signed legislation creating Valley Forge National Historical Park. Today, Valley Forge National Historical Park is more than five square miles of green landscape in Philadelphia’s suburban sprawl. Bisected by the Schuylkill River, the park is divided into the well-known south side, where there is an abundance of historic structures and interpretation of the Revolutionary War, and the north side, which has an extensive trail system.

Siobhan Fitzpatrick has worked with several history organizations in New Jersey and at Valley Forge National Historical Park.

Copyright 2014, Rutgers University.

Lectura relacionada

Bodle, Wayne. The Valley Forge Winter: Civilians and Soldiers in War. University Park: The Pennsylvania State University Press, 2002.

Brier, Mark A. “Tolerably Comfortable: A Field Trial of a Recreated Soldier Cabin at Valley Forge,” Valley Forge National Historical Park, 2004.

Dodd, John Bruce, and Cherry Dodd. Historic Structure Report: The Philander Knox Estate. Valley Forge National Historical Park. Valley Forge, Pennsylvania. 1981.

— — —. Historic Structure Report: Varnum’s Quarters. Valley Forge National Historical Park Valley Forge, Pennsylvania. 1981.

— — —. Historic Structure Report: Washington’s Headquarters. Valley Forge National Historical Park Valley Forge, Pennsylvania. 1981.

Fleming, Thomas. Washington’s Secret War: The Hidden History of Valley Forge. New York: Harper Perennial, 2006.

Kurtz, James. Archeological Inventory and Assessment: North of the Schuylkill River. Valley Forge National Historical Park Valley Forge, Pennsylvania. 1988. Revised 2001.

Lockhart, Paul. The Drillmaster of Valley Forge: The Baron de Steuben and the Making of the American Army. New York: Harper Perennial, 2010.

Treese, Lorett. Valley Forge Making and Remaking a National Symbol. University Park: Pennsylvania State University Press, 1995.

Colecciones

At Valley Forge National Historical Park , Valley Forge, Pa.: Horace Willcox Memorial Library Collections George C. Neumann Collection John Reed Collection Francis M. Brooke Collection Records of the Valley Forge Park Commission Archeological Collection Photographic & Postcard Collection.

Places to Visit

Valley Forge National Historical Park, Visitor Center, 1400 North Outer Line Drive, King of Prussia, Pa.


Ver el vídeo: El Valle Forge Español (Diciembre 2021).