Podcasts de historia

¿Por qué el uso del bidé no se ha extendido a los países del norte de Europa?

¿Por qué el uso del bidé no se ha extendido a los países del norte de Europa?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Como afirma wikipedia, el bidé es bastante común en los países del sur de Europa (en Italia, por ejemplo, se encuentra en el 95% de los hogares), en el Medio Oriente y en el Este de Asia. Por el contrario, los bidés son bastante raros en el norte de Europa. ¿Por qué la discrepancia en el uso?


Los países del norte de Europa

Aunque las definiciones de la extensión del norte de Europa varían, según el geoesquema de las Naciones Unidas para Europa, el norte de Europa se compone de 10 naciones soberanas. Estos países se pueden dividir en tres regiones: Escandinavia, las Islas Británicas y la región del Báltico.

Un mapa que muestra los países del norte de Europa marcados en azul y el resto de Europa en verde.

Estos son los diez países que componen el norte de Europa:


Impacto de la reforma protestante

La Reforma fue un movimiento religioso en el siglo XVI que resultó en la división teológica entre católicos y protestantes.

Objetivos de aprendizaje

Describir la reforma protestante y sus efectos en el arte de Europa occidental del siglo XVI.

Conclusiones clave

Puntos clave

  • El arte que representaba figuras o escenas religiosas seguía la teología protestante al representar personas e historias con precisión y claridad y enfatizaba la salvación a través de la gracia divina, en lugar de a través de hechos personales o mediante la intervención de la burocracia eclesiástica.
  • El arte de la reforma adoptó los valores protestantes, aunque la cantidad de arte religioso producido en los países protestantes se redujo enormemente. En cambio, muchos artistas de los países protestantes se diversificaron en formas de arte seculares como la pintura de historia, los paisajes, el retrato y la naturaleza muerta.
  • La Reforma Protestante indujo una ola de iconoclastia, o la destrucción de la imaginería religiosa, entre los evangelistas más radicales.

Términos clave

  • reforma Protestante: El cisma del siglo XVI dentro del cristianismo occidental iniciado por Martín Lutero, Juan Calvino y otros primeros protestantes caracterizado por la objeción a las doctrinas, los rituales y la estructura eclesiástica de la Iglesia Católica Romana y condujo a la creación de iglesias protestantes, que estaban fuera del control del Vaticano.
  • iconoclastia: La creencia, la participación o la aprobación de la destrucción de íconos religiosos y otros símbolos o monumentos, generalmente con motivos religiosos o políticos.

La reforma protestante y el arte

La Reforma Protestante fue un movimiento religioso que ocurrió en Europa Occidental durante el siglo XVI y que resultó en la división teológica entre católicos romanos y protestantes. Este movimiento creó una división Norte-Sur en Europa, donde generalmente los países del Norte se volvieron protestantes, mientras que los países del Sur permanecieron católicos. La teología protestante se centró en la relación individual entre el adorador y lo divino y, en consecuencia, el movimiento artístico de la Reforma se centró en la relación personal del individuo con Dios. Esto se reflejó en una serie de personas comunes y escenas cotidianas representadas en el arte.

La Reforma marcó el comienzo de una nueva tradición artística que resaltó el sistema de creencias protestante y divergió drásticamente del arte humanista del sur de Europa producido durante el Alto Renacimiento. El arte de la reforma adoptó los valores protestantes, aunque la cantidad de arte religioso producido en los países protestantes se redujo enormemente (en gran parte porque un gran mecenas de las artes, la Iglesia Católica, ya no estaba activo en estos países). En cambio, muchos artistas de países protestantes se diversificaron en formas de arte seculares como la pintura de historia, los paisajes, el retrato y la naturaleza muerta.

El arte que representaba figuras o escenas religiosas seguía la teología protestante al representar personas e historias con precisión y claridad y enfatizaba la salvación a través de la gracia divina, en lugar de a través de hechos personales o mediante la intervención de la burocracia eclesiástica. Ésta es la influencia directa de una de las principales críticas a la Iglesia Católica durante la Reforma: que los pintores crearon escenas bíblicas que se desviaron de su historia real, eran difíciles de identificar y estaban adornadas con efectos pictóricos en lugar de centrarse en el mensaje teológico. En cuanto al tema, las imágenes icónicas de Cristo y las escenas de la Pasión se volvieron menos frecuentes, al igual que las representaciones de los santos y el clero. En cambio, prevalecieron escenas narrativas de la Biblia y descripciones moralistas de la vida moderna.

La Reforma Protestante también aprovechó la popularidad del grabado en el norte de Europa. El grabado permitió que las imágenes se produjeran en masa y estuvieran ampliamente disponibles para el público a bajo costo. Por lo tanto, la iglesia protestante pudo llevar su teología a la gente a través de medios visuales portátiles y económicos. Esto permitió la amplia disponibilidad de imágenes visualmente persuasivas. Con el gran desarrollo del mercado del grabado y el grabado en Amberes en el siglo XVI, el público obtuvo imágenes accesibles y asequibles. Muchos artistas proporcionaron dibujos a editoriales de libros e impresiones.

Iconoclasia y resistencia a la idolatría

Todas las formas de protestantismo mostraron cierto grado de hostilidad hacia las imágenes religiosas, especialmente la escultura y las grandes pinturas, considerándolas formas de adoración de ídolos. Después de los primeros años de la Reforma, los artistas en áreas protestantes pintaron muchos menos temas religiosos para exhibición pública, en parte porque el arte religioso había estado asociado durante mucho tiempo con la Iglesia Católica. Aunque, hubo un esfuerzo consciente para desarrollar una iconografía protestante de imágenes de la Biblia en ilustraciones e impresiones de libros. Durante la Reforma temprana, algunos artistas hicieron pinturas para iglesias que representaban a los líderes de la Reforma de manera muy similar a los santos católicos. Más tarde, el gusto protestante se apartó de la exhibición de escenas religiosas en las iglesias, aunque algunas continuaron exhibiéndose en los hogares.

También hubo una reacción contra las imágenes de la mitología clásica, la otra manifestación del Alto Renacimiento en ese momento. Esto provocó un estilo que estaba más directamente relacionado con retratar con precisión los tiempos actuales. Por ejemplo, Bruegel & # 8217s Festín de bodas retrata una cena de boda flamenca-campesina en un granero. No hace referencia a ningún acontecimiento religioso, histórico o clásico, y simplemente da una idea de la vida cotidiana del campesino flamenco.

Bruegel & # 8217s Boda campesina: Bruegael & # 8217s Boda campesina es una pintura que captura la tradición artística de la Reforma Protestante: se centra en escenas de la vida moderna en lugar de temas religiosos o clásicos.

La Reforma Protestante indujo una ola de iconoclastia, o la destrucción de la imaginería religiosa, entre los evangelistas más radicales. Los líderes protestantes, especialmente Huldrych Zwingli y John Calvin, eliminaron activamente las imágenes de sus iglesias y consideraron la gran mayoría de las imágenes religiosas como idólatras, incluso cruces simples. Por otro lado, Martín Lutero alentó la exhibición de una gama restringida de imágenes religiosas en las iglesias. Sin embargo, en su mayor parte, la iconoclasia de la Reforma resultó en la desaparición del arte figurativo religioso, en comparación con la cantidad de piezas seculares que surgieron.

Iconoclasia: Retablo católico: Retablo en la catedral de San Martín y # 8217, Utrecht, atacado en la iconoclasia protestante en 1572. Este retablo volvió a ser visible después de que la restauración en 1919 quitara la pared falsa colocada frente a él.


¿Por qué Irlanda es el país más antiisraelí de Europa?

(6 de febrero de 2018 / JNS) Los pueblos irlandés y judío comparten una historia común de sufrimiento cruel persecución y logro de la redención nacional contra inconmensurables probabilidades. Pero hoy, la Irlanda moderna es uno de los críticos más feroces de Israel en Europa. Esta tensión se puso de manifiesto la semana pasada cuando el Senado irlandés estaba considerando una legislación destinada a criminalizar el comercio con los asentamientos israelíes.

La legislación, titulada "Proyecto de Ley de Control de la Actividad Económica (Territorios Ocupados) 2018", llama a "prohibir la importación y venta de bienes, servicios y recursos naturales que se originen en asentamientos ilegales en territorios ocupados", según la Senadora Frances Black, el proyecto de ley patrocinador.

Si bien la votación sobre la legislación finalmente se pospuso, muchos en Israel lo vieron como otro ejemplo del creciente esfuerzo en Europa para señalar y boicotear al estado judío.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que el "único propósito de la legislación es apoyar el movimiento BDS y dañar al Estado de Israel".

La embajada de Israel en Irlanda también denunció el proyecto de ley, diciendo que "solo ofrece un incentivo para aquellos que desean boicotear a Israel y contrasta radicalmente con los principios rectores del libre comercio y la justicia".

Orde Kittrie, profesor de derecho en la Universidad Estatal de Arizona y miembro principal de la Fundación para la Defensa de las Democracias, le dijo a JNS que la legislación propuesta estaba claramente dirigida a deslegitimar al estado de Israel.

“A primera vista, el proyecto de ley trata de presionar a Israel para que evacue Cisjordania y se la entregue al gobierno palestino. Sin embargo, como en tantos casos de BDS, parece que el objetivo era al menos también más amplio: contribuir a deslegitimar al estado de Israel ”, dijo.

Un portavoz del grupo irlandés pro israelí Irish4Israel dijo que el proyecto de ley también fue respaldado por varias ONG antiisraelíes, incluidas Christian Aid y Trocaire, además de sindicatos en Irlanda.

“El proyecto de ley fue respaldado por sindicatos y otros, y tuvo el apoyo de muchos partidos más pequeños. La motivación es una ingenua esperanza de mostrar solidaridad con los palestinos ”, dijo el portavoz.

Consecuencias económicas

En los días previos a la votación, surgió un debate en Irlanda sobre las consecuencias económicas inminentes para el país si seguía adelante con la legislación. De particular preocupación era la posibilidad de que la legislación pudiera entrar en conflicto tanto con la UE. y la ley de los Estados Unidos, potencialmente poniendo en peligro los vínculos críticos.

“Este proyecto de ley haría que las empresas estadounidenses con subsidiarias en Irlanda, las empresas irlandesas con subsidiarias en los EE. UU. Y sus empleados que son irlandeses o residentes en Irlanda, elijan entre violar la ley irlandesa o violar las Regulaciones de la Administración de Exportaciones de EE. UU.”, Dijo Kittrie. "Las violaciones de estas leyes estadounidenses contra el boicot se castigan con multas y hasta 10 años de prisión".

Como tal, al solicitar el aplazamiento de la votación sobre el proyecto de ley, el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, señaló que el proyecto de ley puede violar una ley de la UE. ley de que todos los miembros tienen una política comercial común. Coveney también expresó su preocupación de que el proyecto de ley dañaría las relaciones con Israel y, por lo tanto, la capacidad de Irlanda para desempeñar un papel constructivo en el proceso de paz de Oriente Medio.

UE actual La ley estipula que los productos israelíes que se originan más allá de las líneas anteriores a 1967 no pueden etiquetarse como "Hecho en Israel". Israel considera que Cisjordania es un territorio en disputa, cuyas fronteras se determinarán en cualquier negociación de paz con los palestinos.

Sin embargo, a pesar de la demora y las preocupaciones, Kittrie cree que el proyecto de ley finalmente se aprobará, especialmente si el proceso de paz continúa estancado.

“Al observar el debate en el Senado irlandés, parece que la mayoría de los senadores irlandeses simpatizan mucho más con la perspectiva palestina que con la israelí”, dijo.

“Una versión del proyecto de ley, presumiblemente una revisada para eliminar el conflicto con E.U. parece probable que se apruebe cuando se vote en cuatro o cinco meses, a menos que haya un progreso significativo en el proceso de paz o que el Senado irlandés se muestre más comprensivo con la perspectiva israelí o que el Senado irlandés llegue a comprender mejor cómo el proyecto de ley, si promulgada, socavaría gravemente los vínculos económicos de Irlanda con los Estados Unidos ”, dijo.

Relaciones entre Irlanda e Israel

Pero, ¿cómo es que los irlandeses, que como el pueblo judío también han enfrentado siglos de persecución, terminaron simpatizando tanto con la causa palestina?

Gran parte de las simpatías de Irlanda por los palestinos parecen estar relacionadas con su propia historia conflictiva con el Reino Unido.

“Los irlandeses ven a Israel actuando como lo hizo el Reino Unido cuando ocupó toda Irlanda [hasta la independencia de Irlanda en 1921] e Irlanda del Norte hasta el día de hoy”, dijo Kittrie. "Específicamente, comparan los asentamientos de Israel en Cisjordania con los protestantes de Gran Bretaña que se establecieron en Irlanda del Norte".

Las relaciones judío-irlandesas no siempre han sido tan amargas. A principios del siglo XX, muchos líderes irlandeses simpatizaban con el pueblo judío, y los irlandeses se basaban en gran medida en paralelismos históricos con los judíos, incluido su sufrimiento, la migración a gran escala de irlandeses en el siglo XIX y su lucha ascendente por la autonomía nacional. determinación contra los británicos.

Pero tras la independencia de Israel en 1948, las simpatías irlandesas cambiaron inexplicablemente. Los irlandeses ya no veían a Israel como el desvalido que lucha por los derechos nacionales, sino como un ocupante extranjero en la tierra de otra persona, los palestinos, similar a la experiencia irlandesa con el control británico sobre Irlanda del Norte.

Irlanda no extendió el reconocimiento a Israel hasta 1963 y no estableció una embajada en Tel Aviv hasta 1996. Además, Irlanda fue uno de los primeros países europeos en pedir un estado palestino en 1980 y se ha centrado insistentemente en la cuestión de los refugiados palestinos.

Hoy, a pesar de su posición subordinada dentro de la Unión Europea detrás de potencias tan grandes como Francia y Alemania, Irlanda ha desempeñado un papel enorme como voz en asuntos relacionados con Israel y el conflicto árabe-israelí. El año pasado, el Parlamento irlandés aprobó una resolución simbólica en la que pedía al gobierno que reconociera la condición de Estado palestino. Irlanda también fue el primer país europeo en reconocer a la Organización de Liberación de Palestina.

Al mismo tiempo, el movimiento BDS (boicot, sanción de desinversión) en Irlanda es visto por muchos como uno de los grupos más poderosos de Europa.

La Campaña de Solidaridad Irlanda-Palestina (IPSC), que ha estado a la vanguardia del sentimiento antiisraelí en Israel, llevó recientemente a Israel a prohibir a unos 20 activistas asociados con el grupo con sede en Dublín ingresar al estado judío como parte de un reciente “ lista negra ”del gobierno israelí contra los grupos BDS antiisraelíes.

“Es una obsesión irlandesa identificarse con el desvalido percibido. Es muy decepcionante y una distorsión total de los hechos sobre el terreno ", dijo el Irish4Israel portavoz. "Si Israel quiere cambiar la mentalidad irlandesa hacia Israel, necesita comprometerse más con Irlanda".

¿Pueden los ojos irlandeses sonreír a Israel?

Sin embargo, un importante desafío que se avecina en el compromiso son los informes recientes de que Israel está considerando cerrar su embajada en Irlanda como parte de los planes para cerrar siete embajadas en todo el mundo debido a preocupaciones presupuestarias. Yediot Achronot informó.

Israel abrió su embajada por primera vez en 1996, uno de los últimos países de la UE. tener una embajada israelí, después de años de negociaciones. A pesar de las tensas relaciones políticas desde entonces, el comercio entre Irlanda e Israel ha crecido significativamente, ya que ambos países se han convertido en líderes mundiales en áreas como tecnología y productos farmacéuticos. En 2016, Israel fue el undécimo socio exportador más grande de Irlanda, con $ 1,63 mil millones.

A pesar de los crecientes vínculos económicos, Kittrie cree que Israel necesita mejorar su alcance a los irlandeses si el estado judío espera mejorar las relaciones con el país.

“Israel tiene una buena historia que contar. Tiene que hacer un mejor trabajo al contárselo al pueblo irlandés ”, dijo.

“Al observar el debate en el Senado irlandés, uno pensaría que la falta de paz entre Israel y los palestinos es totalmente culpa de Israel. Esto simplemente no es verdad. Creo que la educación tiene un papel importante que desempeñar en la mejora de las relaciones entre Irlanda e Israel ”.

Apoyo Sindicato de noticias judías

Con las divisiones geográficas, políticas y sociales cada vez más amplias, los informes de alta calidad y el análisis informado son más importantes que nunca para mantener a las personas conectadas.

Nuestra capacidad para cubrir los temas más importantes en Israel y en todo el mundo judío, sin el sesgo estándar de los medios, depende del apoyo de lectores comprometidos.

Si aprecia el valor de nuestro servicio de noticias y reconoce cómo JNS se destaca entre la competencia, haga clic en el enlace y haga una contribución única o mensual.


Transporte durante la revolución industrial

La red de carreteras de Gran Bretaña, que había sido relativamente primitiva antes de la industrialización, pronto experimentó mejoras sustanciales, y más de 2000 millas de canales estaban en uso en Gran Bretaña en 1815.

A principios del siglo XIX, Richard Trevithick debutó con una locomotora a vapor, y en 1830 locomotoras similares comenzaron a transportar carga (y pasajeros) entre los centros industriales de Manchester y Liverpool. En ese momento, los barcos y barcos propulsados ​​por vapor ya estaban en uso generalizado, transportando mercancías a lo largo de los ríos y canales de Gran Bretaña y los canales, así como a través del Atlántico.


Los hallazgos de la ONS muestran cómo una propagación más amplia de la infección y medidas menos severas u oportunas para responder a ella son factores en la muerte de muchos miles de personas.

Inscribirse

Reciba el correo electrónico del Morning Call del New Statesman.

Inglaterra tuvo los niveles más altos de exceso de mortalidad en Europa durante los meses más cruciales de la pandemia Covid-19 hasta ahora, según los datos publicados hoy.

Un informe de la Oficina de Estadísticas Nacionales compara el exceso de cifras de muertes en todos los países europeos donde había datos disponibles para la primera mitad de 2020 y estandariza los números para controlar las diferencias en el tamaño de la población y la estructura de edad. Encuentra que entre el 3 de enero y el 12 de junio de este año, Inglaterra tuvo los niveles generales más altos de exceso de mortalidad en el continente.

El exceso de muertes se refiere al número de muertes adicionales por encima del nivel esperado. Esta métrica ha sido descrita por científicos y ministros del gobierno a lo largo de la crisis como la medida de comparación más útil entre países, porque las estadísticas de muerte de Covid-19 se compilan utilizando diferentes métodos y en algunos casos representan una imagen incompleta.

La tasa de mortalidad excesiva de Inglaterra fue un 8% más alta de lo esperado durante la primera mitad de 2020. Esta cifra es más alta que la de otros países porque la curva de enfermedad de Inglaterra duró más, y el número de muertes continuó aumentando más adelante en el año.

España había experimentado un pico más alto de exceso de mortalidad (139% por encima del nivel de referencia, en comparación con el 108% máximo de Inglaterra). Pero España, Italia y otros países fueron mejores en "aplanar la curva" y reducir los niveles de muerte.

La mayor mortalidad del Reino Unido también se debió al hecho de que la enfermedad no estaba contenida en un área local, como lo fue en Italia y España.

Ese hallazgo suena con el Nuevo estadistaEl propio análisis de datos del desempeño comparativo del Reino Unido, publicado como parte de la edición especial Anatomy of a Crisis, que encontró que el Reino Unido fue más lento para introducir el bloqueo y más rápido para aliviar las restricciones que otros países.

El gráfico a continuación muestra los niveles de muerte en exceso relativo a lo largo del tiempo por país.


Tomate

Como otros alimentos de este grupo, el tomate vino de América del Sur y Central y se llevó a Europa. Finalmente, se introdujo en los EE. UU. Y Canadá desde Europa, no desde México. Los tomates no eran uno de los favoritos al principio de su historia europea, a menudo se confundían con la planta venenosa de la solanácea. En realidad, sus hojas son venenosas, pero la fruta está bien para comer.

Los franceses los llamaron la manzana del amor o pomme d ’amour, Los italianos los llamaban la manzana dorada o pomi d'oro. Los nombres siempre son importantes. Los botánicos que le dieron nombre al tomate inicialmente le dieron mala reputación. Los malentendidos fueron continuados por Joseph Pitton de Tournefort, y más tarde por Carl Linnaeus, quien agrupó los tomates como “Wolf Peaches” debido a su forma, y ​​los consideró alucinógenos, venenosos o ambos.

Thomas Jefferson ayudó a promover los tomates cultivándolos en su casa en Monticello y los usó en recetas con su familia. Se rumorea que el coronel Robert Gibbon Johnson se comió una canasta de tomates frente a su palacio de justicia local en 1830, para mostrarle a su audiencia que no moriría ni echaría espuma por la boca. Pero fue Joseph Campbell de Campbell’s Soup quien impulsó a los tomates a convertirse en parte de la dieta estadounidense. Con catálogos de semillas y sopa de tomate condensada, la gente realmente aceptó el tomate e incluso comenzó a amarlo por su variedad de colores, beneficios para la salud y sabores. Encontrará varios de los mejores beneficios para la salud de esta fruta cuando la cocine. La sopa de tomate asado es un excelente lugar para comenzar, especialmente en otoño.


Comparar y contrastar la difusión del Islam y la difusión del cristianismo

600 d.C. a 1250 d.C., una época en la que tuvo lugar la edad de oro del Islam y, desde un punto de vista eurocéntrico, una época de expansión y conversión cristianas, fue un período de difusión y expansión religiosa. Si bien el Islam se "extendió por la espada" debido a las conquistas militares y la expansión del imperio árabe (que era predominantemente musulmán), el cristianismo no tenía asociación con una raza o grupo de pueblos específico y, por lo tanto, no se extendió con el propósito de expandir un imperio.

Sin embargo, tanto el Islam como el cristianismo se difundieron a través del trabajo misionero. Después de la muerte de Mahoma, el Islam se extendió rápidamente bajo los primeros cuatro califas a través de la conquista militar y el propósito de expandir el imperio árabe. "Las guerras de expansión también fueron impulsadas por la devoción de los fieles al concepto de yihad". (history-world.org, "Islam desde el principio hasta 1300", Peter N. Stearns, 2002) "Jihad" significa "lucha en el camino de Dios".

En otras palabras, "yihad" significa "la lucha por la conversión".

”A través de la conquista y expansión militar, los musulmanes ganaron muchos conversos en las áreas recién conquistadas como la provincia bizantina de Siria, Egipto, el norte de África e incluso España. Los musulmanes no forzaron la conversión, pero los no musulmanes que se negaron a convertirse fueron gravados mientras que los conversos fueron gravados menos. Esto obviamente llevó a muchas personas a convertirse porque no querían pagar el impuesto, pero algunas personas conquistadas se convirtieron al Islam no para escapar de los impuestos, sino porque creían que, dado que los árabes tuvieron tanto éxito en la conquista militar, el Islam y su dios deben serlo. legítimo. Por otro lado, dado que los cristianos realmente no tenían asociación con un imperio o una raza específicos (como los árabes eran específicamente musulmanes), el cristianismo no se extendió como lo hizo el imperio árabe musulmán en términos de conquista militar y guerra y el propósito de la guerra. expandiendo un imperio.

Sin embargo, tanto el Islam como el cristianismo se difundieron de una manera similar: el trabajo misionero. Los sufíes, místicos islámicos, fueron misioneros muy eficaces. En lugar de seguir una forma particular de ritual, los sufíes enfatizaron una relación personal con Dios. Los sufíes les dieron a los seguidores una forma de volverse uno con Allah de una manera única o diferente en lugar de seguir la norma habitual de un ritual en particular. "Al permitir, e incluso alentar, a los seguidores a practicar sus propias formas de venerar a Alá, y al tolerar a otros que colocaron a Alá en el marco de otras creencias, los sufíes lograron convertir a un gran número de personas al Islam". (Armstrong, 136, Cracking the AP World History Exam Edición 2011) Los sufíes atrajeron a muchos conversos, especialmente en Persia e India. Los misioneros musulmanes tenían una ventaja al utilizar rutas comerciales bien conocidas y establecidas para viajar y difundir el Islam.

La principal forma de difundir el cristianismo de los cristianos fue a través del trabajo misionero, comenzando por la comunidad monástica. La práctica de vivir la vida de un monje, o una monja en algunos casos, se conoce como monaquismo. Los monjes y las monjas trabajaron para difundir el cristianismo por toda Europa. “Los monjes ingleses e irlandeses fueron misioneros muy entusiastas, personas enviadas para llevar un mensaje religioso, que emprendieron la conversión de pueblos no cristianos, especialmente en tierras alemanas”. (Spielvogel, 306, Glencoe World History) Los misioneros proporcionaron un ejemplo moral a todos los conversos y llevaron un mensaje sobre el cielo, el infierno y las enseñanzas de Cristo a Europa occidental, especialmente a Alemania y los Países Bajos. Hacia 1050, la mayor parte de Europa occidental se había catolicizado.

Para los árabes, la expansión de su imperio y su esfuerzo por convertir a otros al Islam fueron de la mano, mientras que el cristianismo no tenía restricciones a una determinada nacionalidad o imperio, por lo que el cristianismo no se extendió como la forma de “guerra y conquista” de los musulmanes árabes. El éxito de los árabes en ganar guerras se utilizó como una ventaja no solo para expandir el imperio, sino también para difundir la religión árabe del Islam. Sin embargo, tanto el Islam como el cristianismo se difundieron a través de los viajes de los misioneros. El Islam, que se extiende a través de la ayuda misionera de los sufíes, y el cristianismo, que se extiende a través de la ayuda misionera de la comunidad monástica, ambos tienen un impacto duradero en el mundo y la historia de hoy.


Europa: geografía humana

Europa tiene una larga historia de desarrollo humano y se considera el lugar de nacimiento de la civilización occidental.

Arte y música, Geografía, Geografía humana, Estudios sociales, Economía, Historia mundial

Europa es el segundo continente más pequeño. El nombre Europa, o Europa, se cree que es de origen griego, ya que es el nombre de una princesa en la mitología griega. El nombre Europa también puede provenir de la combinación de raíces griegas EUR- (ancho) y -op (ver) para formar la frase & ldquowide-mirando. & rdquo

Europa se describe a menudo como una "península de penínsulas". Una península es un pedazo de tierra rodeado de agua por tres lados. Europa es una península del supercontinente euroasiático y está bordeada por el Océano Ártico al norte, el Océano Atlántico al oeste y los mares Mediterráneo, Negro y Caspio al sur.

Las principales penínsulas de Europa y rsquos son la Ibérica, la Italiana y la Balcánica, ubicadas en el sur de Europa, y las Escandinavas y Jutlandia, ubicadas en el norte de Europa. El vínculo entre estas penínsulas ha convertido a Europa en una fuerza económica, social y cultural dominante a lo largo de la historia registrada.

Hoy, Europa es el hogar de los ciudadanos de Albania, Andorra, Austria, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda. , Italia, Kosovo, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia, San Marino, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Ucrania, Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) y Ciudad del Vaticano.

Geografía cultural

Europa tiene una larga historia de desarrollo humano y se considera el lugar de nacimiento de la civilización occidental. Hoy en día, esta riqueza cultural se utiliza para solidificar la Comunidad Europea y se exporta al resto del mundo como uno de los mayores activos globales del continente y rsquos.

Culturas históricas
Las culturas indígenas moldearon y fueron moldeadas por la variada geografía de Europa. Las características físicas, los fenómenos relacionados con el clima y los recursos locales tuvieron un profundo impacto en cómo las culturas históricas europeas prosperaron, interactuaron y creyeron que su mundo funcionaba.

La geografía y el clima de la región mediterránea, por ejemplo, influyeron directamente en la mitología griega. La mayoría de los dioses y diosas griegos son representaciones de los elementos físicos activos que componían el paisaje local. Se creía que los volcanes de Lemnos, una isla en el Mediterráneo, y el Monte Etna, en la isla de Sicilia, eran las forjas de Hefesto, el dios griego del fuego. Los antiguos griegos también creían que los dioses reinantes encarcelaban a los dioses menores debajo de los volcanes. Un volcán & rsquos de naturaleza violenta provino así de la obra de Hefesto y de la ira de los dioses encarcelados.

La conexión de los antiguos griegos y rsquo con el mar también influyó profundamente en sus creencias mitológicas. En Grecia, muchos terremotos, y los tsunamis que causaron, estaban relacionados con el dios del mar Poseidón, conocido como el "agitador de la tierra". Se construyeron cultos y templos centrados en Poseidón en los mares Egeo y Mediterráneo como un medio para apaciguar al dios.

A medida que el comercio marítimo y la exploración se desarrollaron en la región, los vientos y las corrientes conectadas a Poseidón se volvieron importantes en la mitología griega. Los dioses podían recompensar y castigar a los viajeros y comerciantes con condiciones marítimas favorables o desfavorables. Este es un tema principal de La odisea, un poema épico escrito por Homero, en el que estos elementos clave del mar ayudan y lastiman al héroe.

Otras culturas se desarrollaron en torno a los recursos únicos a su disposición. La cultura sami de Escandinavia, por ejemplo, estaba profundamente relacionada con las manadas de renos autóctonos del Ártico. Los Sami siguieron y cuidaron a estos rebaños durante su ciclo de pastoreo. Durante el duro invierno, los Sami se comieron todas las partes del animal. Crearon ropa y tiendas de campaña con pieles de reno, cosiendo la tela con un cordel hecho con los tendones de los animales y rsquos.

Hacer un seguimiento de los rebaños y los animales individuales se volvió cada vez más importante en la vida de los samis. Para distinguir los rebaños, las familias y las comunidades desarrollaron un patrón de cortes y muescas en las orejas de los animales.

Los renos también eran el principal método de transporte de mercancías de los sami y rsquos durante sus viajes nómadas. Estos viajes variaron en duración, dependiendo de los patrones de migración de las manadas de renos específicas. Algunas manadas de renos tienen un área de distribución de hasta 5.000 kilómetros cuadrados (1.930 millas cuadradas).

La cría de renos sigue siendo un aspecto importante de la cultura Sami, que continúa prosperando en el norte de Escandinavia y Rusia y la península de Kola rsquos.

Las características físicas distintivas tuvieron un impacto duradero en la forma en que las culturas europeas se comunicaban entre sí. Con su ubicación en Europa central pero su lejanía geográfica, la región de los Alpes se convirtió en una encrucijada única para las lenguas dominantes de Europa y rsquos, y un refugio para sus lenguas arcaicas. Esta diversidad lingüística está presente en las regiones alpinas de muchos países europeos contemporáneos en la actualidad.

Suiza, por ejemplo, tiene cuatro idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y romanche. Durante la Edad Media, las potencias europeas dominantes conquistaron el territorio montañoso de importancia estratégica de los Alpes. Alrededor del año 400 d.C., los alamanes, una tribu germánica, invadieron la actual Suiza del norte. Hoy, esta es la región de habla alemana del país.

Por esta misma época, los conquistadores romanos se apoderaron de la actual Suiza meridional. El latín, el idioma de Roma, evolucionó hacia el francés en la región occidental y el italiano en el sur. Sin embargo, debido a su lejanía, todas estas regiones tienen dialectos distintos que se diferencian ligeramente de su lengua materna. El suizo-italiano se distingue del italiano.

El romanche, una lengua en peligro de extinción, también se deriva del latín. Menos de un millón de personas hablan romanche con fluidez. El idioma sobrevive en Suiza debido a la ubicación remota de sus hablantes nativos.

Culturas contemporáneas
Europe&rsquos rich and diverse cultural heritage continues to flourish today. With such a large number of nationalities compacted into such a small area, Europe strongly supports individual cultural identities and products.

The European Capitals of Culture program, started in 1985, has become one of Europe&rsquos most important and high-profile cultural events. The goals of the program are local, regional, and global. The program highlights Europe&rsquos rich cultural diversity, celebrates its cultural ties, and brings people of different European backgrounds together. The program has provided a lasting economic boost to cities and regions, raised their international profiles, and enhanced their images in the eyes of their own inhabitants.

Each year, two or three cities are chosen to produce a year-long program of cultural events. This program must not only highlight the city&rsquos unique cultural heritage, but also feature new events that unite a range of cultural practices from across Europe. All of the events must come together under a common theme or themes. One Capital of Culture of 2011, Turku, Finland, focused on culture&rsquos positive influence on health and well-being. Many of its events encouraged community involvement and civic engagement. Projects are meant to stay a part of the city after 2011&mdashsome pieces of sculpture may be used for athletics, for instance. Turku officials hope to inspire other European countries to undertake similar projects.

Europe also strengthens ties between its diverse peoples and cultures by supporting multilingual education. The European Union has 23 official languages, and the continent has more than 60 indigenous languages. Flourishing immigrant communities are bringing in new languages to the continent, including Arabic, Hindi, and Mandarin.

A 2006 European study showed that 53 percent of respondents could speak a second language, while 28 percent could speak two foreign languages. The study also showed that only 8 percent of respondents considered language-learning unimportant.

The European Union has adopted a multilingual language policy with the goal that everyone should be able to speak at least two languages in addition to their own. By supporting this policy, the European Union hopes it will strengthen social, educational, professional, and economic ties in Europe and make the continent more competitive in global markets.

Europe&rsquos cultural products also help unify the region. Certain countries and regions have even developed an identity or &ldquobranding&rdquo focused on specific products and exports.

Scandinavian design, for instance, is primarily focused on fashion and home wares. It is characterized by simple, minimalist design and low-cost mass production. Important Scandinavian companies focused on designed products include Electrolux, which makes home electronics, and Ikea and H&M, famous around the world for inexpensive but well-designed home furnishings and clothing, respectively.

Italian fashion is also an important cultural export. The city of Milan is regarded as a major fashion capital, hosting an international fashion week twice a year. The city is home to the headquarters of luxury brands such as Valentino, Gucci, Versace, and Prada. Milan is also home to important European fashion magazines, such as Grazia, Vogue Italia, y Vera.

German automotive design has a global reputation for excellence and prestige. Automobile companies such as BMW, Mercedes, and Audi are known throughout the world for creating cars with dynamic designs and an engaging driving experience. The country is also home to a number of outstanding schools for automotive design, such as the Hochschule Esslingen and Hochschule Pforzheim.

Political Geography

Europe&rsquos long history and economic progress have been shaped by its political geography. Political geography is the internal and external relationships between governments, citizens, and territories. Early Europeans, in fact, shaped global ideas of citizenship and government. These ideas have been tested during times of peace and military conflict, and continue to be redefined today.

Historic Issues
Europe&rsquos early political history can be traced back to ancient Greece and Rome, both of which profoundly affected how Western civilizations govern their territories and citizens.

Described as the birthplace of democracy, ancient Greece revolved around the polis, or city-state. City-states were unique in that they were governed not by a hereditary ruler, but by a political body that represented its citizens. This idea of citizenship&mdashof being connected to and having a voice in your community&mdashbecame the basic building block of democracy. The word &ldquodemocracy&rdquo has Greek roots: población-, meaning &ldquopeople,&rdquo and -kratos, meaning &ldquopower.&rdquo Prominent Greek philosophers, such as Socrates and Plato, discussed democratic ideals in their writings. Philosophers and politicians have used these writings to uphold and defend the democratic tradition ever since.

Roman civilization had a major influence on Western concepts of law, government, and the military. At its largest, Rome controlled approximately 6.5 million square kilometers (2.5 million square miles) of land.

The Roman approach to conquering and controlling territory is often considered to be the basis of Western imperialism. Imperialism is a policy of extending a nation&rsquos power and influence through diplomacy or military force. Imperialism is a policy that has been used throughout history, most notably by European powers and the United States. Other political institutions of Rome persist throughout Europe and former European colonies. Some of these concepts include the idea of an elected Senate and the stationing of military troops outside a country&rsquos home region.

World War I and World War II dramatically affected the political geography of Europe. World War I (1914-1918) left about 16 million people dead. The Central Powers (led by the German Empire, the Austro-Hungarian Empire, and the Ottoman Empire) fell to the forces of the Allied Powers (led by the United Kingdom, France, and the Russian Empire). By the end of the war, the Austro-Hungarian and Ottoman empires collapsed and broke into a dozen separate nations. Borders between existing nations, such as Poland and Russia, were entirely redrawn.

World War II (1939-1945) left about 43 million Europeans dead, including about 6 million who died in the Holocaust. The Holocaust was the mass murder of Jews under the Nazi regime. World War II also left more than 40 million refugees, contributed to the independence of European colonies throughout the world, and devastated the urban infrastructure of many European cities.

As a result of the devastation of World War II, Western Europe&rsquos leadership in global politics diminished. The United States began to lead the Western world, while the Soviet Union, with its capital in the Eastern European city of Moscow, Russia, led the so-called Eastern Bloc. The relationship between the United States, with a free-market economy, and the Soviet Union, with a communist economy, was known as the Cold War.

The &ldquoIron Curtain&rdquo represents Europe&rsquos political geography during the Cold War. The Iron Curtain was an ideological boundary that divided Europe into two blocs&mdashWestern countries influenced by the United States, and Eastern countries influenced by the Soviet Union. International economic and military organizations developed on either side of the Iron Curtain. The United States and the Soviet Union built up huge nuclear arsenals, with many missiles aimed at targets throughout Europe.

The Iron Curtain took on the physical shape of border defenses, walls, and limited diplomacy. The nation of Germany was divided in two. In fact, the most famous symbol of the Iron Curtain was the Berlin Wall, which divided the East German city of Berlin into western and eastern-controlled parts.

The economic and political demise of the Soviet Union led to the end of the Iron Curtain in the late 1980s. During this time, a number of anti-communist revolutions swept central and eastern Europe. These revolutions eventually lead to the end of the Cold War, symbolized by the falling of the Berlin Wall in 1989.

Temas contemporaneos
Europe is now broadly defined in the context of the European Union (EU), an economic and political body officially created by the Maastricht Treaty in 1993. The EU works to create a unified structure for social, environmental, military, and economic policies of its member states.

Today, the European Union is composed of 27 member states, with new members mainly coming from central and eastern Europe. The financial and diplomatic success of the EU has led to its rapid growth across the continent.

The euro is one of the strongest currencies in the world. The euro is the second-most popular currency (behind the American dollar) and is used daily by more than 320 million people. Nations that use the euro as a unit of currency are called the &ldquoeurozone.&rdquo

Leadership of the EU, split among different branches and institutions, is a working model of international cooperation. The EU accepts few candidates: member states must maintain a stable, democratic form of government, a free-market economy, and commitment to the rule of law.

The rapid growth of the European Union, however, has caused a number of administrative and political tensions. Critics believe the process of attaining EU membership is too difficult for Europe&rsquos developing economies. Strict EU regulations place a heavy burden on developing countries to compete with their more developed neighbors.

The global financial crisis, which began around 2008, has caused these tensions to elevate dramatically. The financial crisis is defined by debt and high unemployment. The European Union created a $957 billion &ldquorescue package&rdquo for the EU economy, primarily for countries that had unsustainable debt rates. These countries included Greece, Ireland, Spain, and Portugal. This rescue package has caused tensions to rise between economically competitive countries and the indebted countries that they are helping to rescue. Indebted countries must now deal with strict budgets and declining incomes while more financially stable countries are forcing taxpayers to help fund the financial rescue.

The status of immigrants is also a source of tension and debate in Europe. Historically, Europe has been a center of immigration. The European Union has established the Schengen Area&mdasha zone where Europeans can travel from country to country without having to show their passports. The financial crisis, along with concerns about immigrants&rsquo connections to terrorism and religious extremism, has caused Europe to develop a more guarded approach to immigration. Some critics argue these attitudes are xenophobic. Xenophobia is an intense dislike or fear of people from other places or cultures.

Two events demonstrate this debate. In 2005, the Danish newspaper Jyllands-Posten published 12 cartoons featuring Islamic subjects. The political cartoons sought to engage in the debate surrounding Muslim extremism. Many Muslim organizations, however, saw the cartoons as bigoted, racist, and insulting. Protests developed across the Muslim world, and demonstrators set fire to Danish embassies in Lebanon, Iran, and Syria. These events had a devastating effect on Denmark&rsquos reputation as a progressive and welcoming country. The debate surrounding the cartoons also intensified strained relations between the Islamic world and the West.

In 2010, the French government dismantled illegal immigrant camps throughout France. These camps were mostly populated by Roma, also called Gypsies. Roma are a people and culture native to central and eastern Europe. In the face of an economic crisis, EU citizens of poorer member countries, such as the Roma of Bulgaria and Romania, often migrate to more developed EU countries in search of work. Developed countries, however, are also facing economic challenges. These nations do not feel an obligation to accept illegal immigrants, seeing them as both a threat and a burden.

Supporters of the crackdown want to stop illegal immigration. Critics argue the move was racist.

Future Issues
An important predictor of Europe&rsquos political and economic future is its efforts to minimize the effects of climate change.

Europe is often seen as a world leader in environmentally friendly technologies and legislation. The 2009 United Nations Climate Change Conference was held in Copenhagen, Denmark. As part of an international agreement signed at the conference, all 27 member states of the European Union agreed to reduce carbon emissions by 20 percent by 2020 (from 1990 levels).

The EU also notified the UN of a &ldquoconditional offer to increase this cut to 30 percent, provided that other major emitters agree to take on their fair share of a global reduction effort.&rdquo This conditional offer illustrates the tension that was present at the conference between developed countries&rsquo high carbon emissions and developing countries&rsquo low or rising carbon use. In fact, many developing nations argued that the Copenhagen Accord was drafted by a small group of powerful countries and unfairly disadvantages poorer countries, many of which are expected to suffer the worst effects of climate change.

The ageing of Europe&rsquos population is also expected to dramatically affect the continent&rsquos social, political, and financial future. The overall population of Europe is set to drop from roughly 590 million to 542 million by 2050. The proportion of people older than 65 will grow from 16 percent to 28 percent. These projected changes will have two major effects: There will be a smaller work force to create a dynamic and industrious economy, and governments and citizens will have to care for more elderly people.

These changes will affect different regions of Europe in different ways. A study completed by the Berlin Institute for Population and Development found that Scandinavia, the United Kingdom, the Netherlands, western Germany, Switzerland, Slovenia, Austria, and France have the best prospects of supporting vibrant and economically successful societies. Many of the most socially and economically powerful elements of these societies will be led by immigrants.

Developing countries, such as those in eastern and southern Europe, are expected to bear the worst of the depopulation trend. Among the struggling economies that may suffer from carbon emission limits are Romania, Bulgaria, and Moldova.

Thus, it seems that Europe&rsquos historic disparities between north and south, west and east, will continue to widen in the future. Enacting regional social policies and economic legislation, especially through bodies like the European Union, may help curb that trend.

Europe has a long history of human development and is considered the birthplace of Western Civilization.


Europe’s Hypocritical History of Cannibalism

In 2001, a lonely computer technician living in the countryside in Northern Germany advertised online for a well-built man willing to participate in a mutually satisfying sexual act. Armin Meiwes’ notice was similar to many others on the Internet except for a rather important detail: The requested man must be willing to be killed and eaten.

Meiwes didn’t have to look far. Two hundred and thirty miles away in Berlin, an engineer called Bernd Brandes agreed to travel to Meiwes’ farmhouse. There, a gory video later found by police documented Brandes’ consensual participation in the deadly dinner. The cannibalism was both a shock to the German public and a conundrum to German prosecutors wanting to charge Meiwes with a crime.

Cannibalism might be humanity’s most sacred taboo, but consent of a victim typically eliminates a crime, explains Emilia Musumeci, a criminologist at the University of Catania, in Italy, who studies cannibalism and serial killers.

More technically, cannibalism is not designated as illegal in Germany’s extensive criminal code: Until that point, laws against murder had sufficed to cover cannibalism. If Brandes had volunteered his own life, how could Meiwes be accused of murder?

Because of his victim’s consent, Meiwes was initially found guilty of something akin to assisted suicide, and sentenced to eight years in jail. Had there not been widespread uproar about the seemingly lenient penalty, Meiwes would be out of jail by now. Instead, the uproar led to a subsequent retrial, where Meiwes was found guilty of killing for sexual pleasure. He will likely spend the rest of his life in jail.

The unusual Meiwes case is just one of the topics to be discussed this weekend at an interdisciplinary cannibal conference to be held at the Manchester Museum—the world’s first, say many attending the meeting.

The idea of a cannibalism conference might sound like the basis for a macabre joke about coffee-break finger food. However, there’s serious cannibal scholarship taking place in many disciplines, says conference organizer Hannah Priest, a lecturer at Manchester University, who has previously hosted other academic meetings on werewolves and monsters under the banner of her publishing company Hic Dragones. “From contemporary horror film to medieval Eucharistic devotions, from Freudian theory to science fiction, cannibals and cannibalism continue to repel and intrigue us in equal measure,” advertises the conference’s website.

When the call for abstracts went out last fall, “our first response was one from anthropology, another one was on heavy metal music and the third was on 18th-century literature,” Priest says. “Academics will quite happily discuss very disturbing things in quite polite terms and forget that not everybody talks about this stuff all the time.”

It is perhaps fitting that the conference should take place in Europe because the region has a long chronicle of cannibalism, from prehistory through the Renaissance, right up to the 21st-century Meiwes case. In addition, the area has bequeathed us a bounty of fictional cannibals, including Dracula, who is arguably the world’s most famous consumer of human blood and a gory harbinger of the current pop culture fascination with vampires and zombies.

Europe boasts the oldest fossil evidence of cannibalism. In a 1999 Ciencias article, French paleontologists reported that 100,000-year-old bones from six Neanderthal victims found in a French cave called Moula-Guercy had been broken by other Neanderthals in such a way as to extract marrow and brains. In addition, tool marks on the mandible and femur suggested that tongue and thigh meat had been cut off for consumption. 

The cannibalism at Moula-Guercy wasn’t an isolated incident in prehistory. In the past decade, researchers have reported other evidence that Neanderthals continued eating each other until just before their disappearance. In one particularly grisly discovery at the El Sidrón cave in Spain, paleontologists discovered that an extended family of 12 individuals had been dismembered, skinned and then eaten by other Neanderthals about 50,000 years ago.

When early Homo sapiens began engaging in cannibalism is a topic of debate, although it is clear they eventually did, says Sandra Bowdler, an emeritus professor of archeology at the University of Western Australia. Evidence is scant that this happened in early human hunter-gatherer communities, she says, although in 2009 Fernando Rozzi, at the Centre National de la Récherche Scientifique, in Paris, reported finding a Neanderthal jaw bone that may have been butchered by early humans.

Even if Europe’s Homo sapiens didn’t consume each other in prehistory, they certainly did in more modern times. References to acts of cannibalism are sprinkled throughout many religious and historical documents, such as the reports that cooked human flesh was being sold in 11th-century English markets during times of famine, says Jay Rubenstein, a historian at the University of Tennessee, Knoxville.

However, the world’s first cannibal incident reported by multiple, independent, first-hand accounts took place during the Crusades by European soldiers, Rubenstein says.

These first-hand stories agree that in 1098, after a successful siege and capture of the Syrian city Ma’arra, Christian soldiers ate the flesh of local Muslims. Thereafter the facts get murky, Rubenstein says. Some chroniclers report that the bodies were secretly consumed in “wicked banquets” borne out of famine and without the authorization of military leaders, Rubenstein says. Other reports suggest the cannibalism was done with tacit approval of military superiors who wished to use stories of the barbaric act as a psychological fear tactic in future Crusade battles.

Either way, post-Crusade European society was not comfortable with what happened at Ma’arra, Rubenstein says. “Everybody who wrote about it was disturbed,” he says. “The First Crusade is the first great European epic. It was a story people wanted to celebrate.” But first they had to deal with the embarrassing stain.

Part of the problem was that cannibalism at Ma’arra simply didn’t fit in with the European self-image. In medieval times, cultural enemies—not military or religious heroes—were commonly depicted as cannibals or giants, “especially in narratives of territorial invasion and conquest,” argues Geradine Heng, in Cannibalism, The First Crusade and the Genesis of Medieval Romance. & # 8220Witches, Jews, savages, Orientals, and pagans are conceivable as—indeed, must be—cannibals but in the 12th-century medieval imaginary, the Christian European subject cannot.”

By the 16th century, cannibalism was not just part of the mental furniture of Europeans it was a common part of everyday medicine from Spain to England.

Initially, little bits of pulverized mummies imported from Egypt were used in prescriptions against disease, but the practice soon expanded to include the flesh, skin, bone, blood, fat and urine of local cadavers, such as recently executed criminals and bodies dug up illegally from graveyards, says University of Durham’s Richard Sugg, who published a book in 2011 called Mummies, Cannibals and Vampires: The History of Corpse Medicine from the Renaissance to the Victorians.

Medicinal cannibalism reached a feverish pitch around 1680, Sugg says. But the practice can be traced back to the Greek doctor Galen, who recommended human blood as part of some remedies in the 2nd century A.D., and it continued all the way into the 20th century. In 1910, a German pharmaceutical catalog was still selling mummy, says Louise Noble, who also wrote a book on the topic called Medicinal Cannibalism in Early Modern English Literature and Culture.

While Europeans ate “mummy” to cure their physical ailments, the same culture sent missionaries and colonists to the New World to cure New World indigenous people of their purported barbaric cannibalism, some of which was entirely fabricated as a rationale for conquest, Bowdler says. “It’s certainly possible that Europeans were consuming more human flesh at the time than people in the New World,” Sugg says.

 “It’s a big paradox,” Noble adds. The term cannibal was being used to describe someone inferior while the “civilized in Europe were also eating bits of the human body,” she says.

The word cannibal first entered the English language in the mid-16th century by means of Spanish explorers, says Carmen Nocentelli, a 16th-century comparative literature and culture scholar at the University of New Mexico. It derives from the Spanish word Canibales, which was used by Columbus in his diaries to describe indigenous people of the Caribbean islands who were rumored to be eaters of human flesh, Nocentelli says. In his diaries, it is clear Columbus didn’t initially believe the rumors, she adds.

But the name stuck: Cannibal became a popular term used to describe people in the New World. It was certainly sexier than the Greek and then Latin word “anthropophagi,” which a 1538 dictionary defines as “people in Asia, which eate [sic] men,” Nocentelli says.

Because there’s evidence that colonists exaggerated accounts of cannibalism in the New World, some scholars have argued that all cannibalism reports in the colonies were fictitious. But the balance of evidence suggest some reports were certainly true, Bowdler says, namely, from human blood proteins found in fossilized feces at American Southwest sites to first-hand reports from reliable sources about cannibal practices among Mesoamerican Aztecs and Brazilian Tupinambá. “One of the reasons cannibalism is so controversial is because we have few detailed accounts of how it worked in society,” Bowdler adds.

Bowdler has been compiling a list of well-documented accounts of worldwide cannibalism that she will present at the conference this weekend. In particular, she’ll discuss categories of cannibalism where consuming human flesh is “not considered out-and-out bad” in the society where it is practiced, she says.

One such category is survival cannibalism, where people consume each other out of absolute necessity, such as the 16 survivors of a 1972 plane crash in the Andes mountains or the members of Sir John Franklin’s failed 1845 expedition to the Arctic.

Another category is mortuary cannibalism, the consumption of the dead during their funeral rites, practiced through the 20th century in the Eastern Highlands Province of Papua New Guinea and the Brazilian and Peruvian Amazon. “This is not, as we may instinctively imagine, morbid and repulsive,” notes the University of Manchester’s Sarah-Louise Flowers in her conference abstract, “but is instead an act of affection and respect for the dead person, as a well as being a means of helping survivors to cope with their grief.”

As some conference attendees compare culturally acceptable categories of human consumption with nefarious cases of cannibal serial killers, other conference presenters will pick apart the presence of cannibals in pop culture, such as the episode of revenge cannibalism in the animated sitcom South Park, the blockbuster popularity of the vampire romance novel series Crepúsculo and the emergence of the Call Of Duty: Zombies video game.

With talk titles like “Flesh-Eaters in London: Cosmopolitan Cannibals in Late 19th-Century Fiction and the Press,” “Guess Who’s Coming to Dinner? Inside the Mind of the Cannibal Serial Killer,” and “Bon Appetit! A Concise Defense of Cannibalism,” one can only hope the conference canapés are vegetarian.