Podcasts de historia

William Quantrill asesinado por soldados de la Unión

William Quantrill asesinado por soldados de la Unión

William Quantrill, el hombre que les dio a Frank y Jesse James su primera educación sobre el asesinato, muere a causa de las heridas sufridas en una escaramuza con soldados de la Unión en Kentucky.

Nacido y criado en Ohio, Quantrill estuvo involucrado en varias empresas turbias en Utah y Kansas durante su adolescencia. A los 20 años, huyó a Missouri, donde se convirtió en un firme partidario de los colonos a favor de la esclavitud en su conflicto a veces violento con sus vecinos antiesclavistas. Cuando estalló la Guerra Civil en 1861, Quantrill, de 24 años, se convirtió en el líder de una fuerza irregular de soldados confederados que se conocieron como Quantrill's Raiders.

Para 1862, las fuerzas de la Unión habían establecido el control de Missouri, pero los Raiders de Quantrill continuaron hostigando al ejército del norte y a las ciudades pro-Unión sin vigilancia durante los siguientes tres años. Quantrill y otros líderes guerrilleros reclutaron a sus soldados entre los simpatizantes confederados que estaban resentidos por lo que veían como el injusto y duro gobierno de la Unión en su estado. Entre los que se le unieron se encontraba un granjero de 20 años llamado Frank James. Su hermano menor, Jesse, se unió a una fuerza guerrillera aliada un año después.

En agosto de 1863, Frank James estaba con Quantrill cuando dirigió un salvaje ataque contra la ciudad, en gran parte indefensa, de Lawrence, Kansas. Enojados porque la gente del pueblo había permitido que Lawrence fuera utilizado como base esporádica para los soldados de la Unión, Quantrill y sus guerrilleros dispararon a todos los hombres y niños que vieron. Después de matar al menos a 150 civiles varones, los asaltantes prendieron fuego a la ciudad.

En mayo de 1865, Quantrill resultó gravemente herido en una escaramuza con las fuerzas de la Unión, y murió ese día en 1865. Dado que los hombres de Quantrill eran guerrilleros en lugar de soldados legítimos, se les negó la amnistía general otorgada al ejército confederado después de que terminó la guerra. Algunos, como Frank y Jesse James, tomaron esto como una excusa para convertirse en delincuentes y ladrones de bancos.


Sarah Quantrill

Sarah Quantrill (1848-1930) fue la esposa de William Quantrill, líder guerrillero confederado durante la Guerra Civil. A los 14 años, Sarah King se escapó con Quantrill y pronto se casó con él, pasando la mayor parte de su breve matrimonio viviendo en tiendas de campaña con él. En el verano de 1863, su acción más infame fue perpretada contra los ciudadanos de Lawrence, Kansas en el Lawrence Raid. En cuatro horas, Quantrill & # 8217s Raiders asesinó a 200 ancianos y niños jóvenes. En mayo de 1865, Quantrill finalmente murió tratando de escapar de las fuerzas de la Unión en Kentucky.

Sarah Katherine King nació en 1848, hija de Robert y Malinda King, cuya granja estaba cerca de Blue Springs, Missouri. William Clarke Quantrill nació el 31 de julio de 1837 en Canal Dover, Ohio, hijo de Thomas Henry, director de escuela, y Caroline Cornelia Quantrill. Era el mayor de 8 hijos, cuatro de los cuales murieron en la infancia o la niñez.

A menudo golpeado por su padre, William se graduó de la escuela secundaria a los 16 años y comenzó a enseñar en la escuela de Dover. Su padre murió de tuberculosis en diciembre de 1854, sumiendo a la familia en la pobreza. William trató de complementar los ingresos de su familia convirtiéndose en maestro. Deseando ayudar a su madre y sus hermanos, Quantrill viajó a Illinois e Indiana, pero encontró empleo solo como contable y maestro.

Después de varios años trabajando como maestro en Mendota, Illinois, regresó a su casa en Dover, donde su madre hizo arreglos para que dos vecinos, Harmon Beeson y Henry Torrey, compraran un reclamo de Quantrill en Kansas, y él saldaría su deuda trabajando en sus granjas.

El 26 de febrero de 1857, Quantrill partió hacia el Territorio de Kansas. Después de vivir con estos hombres durante un año, se puso inquieto y quiso vender su reclamo. Surgió una disputa que tuvo que ser resuelta en la corte, pero le pagaron solo la mitad de lo que la corte le otorgó.

En la primavera de 1858, Quantrill se inscribió como camionero en una expedición para reabastecer a las tropas federales en el territorio de Utah que luchan contra los mormones. Muchos de los otros camioneros eran fanáticos del sur que habían venido a Kansas desde el sur profundo para unirse a la lucha. Durante el año que pasó en su compañía viajando a Utah y de regreso a Kansas, se convirtió en su punto de vista. Algunos se convertirían en amigos de toda la vida de Quantrill y más tarde en miembros de su guerrilla.

Quantrill observó el conflicto en Kansas sobre si el territorio entraría en la Unión como esclavo o como estado libre. En la primavera de 1860, fue a Lawrence, donde se encontró con Border Ruffians: activistas a favor de la esclavitud que se infiltraron en el Territorio de Kansas desde el vecino estado esclavista de Missouri. Compartieron sus nuevas creencias políticas y él se unió a su banda.

Durante los siguientes ocho meses, los Border Ruffians se mezclaron con los Jayhawkers, un nombre adoptado por bandas militantes afiliadas a la causa del estado libre. El grupo de Quantrill # 8217 robó ganado y participó en la devolución de un esclavo fugitivo a su dueño a cambio de la recompensa, la venta de otro fugitivo y un intento de capturar a varios otros. Después de que un gran jurado del condado de Douglas lo acusó de varios cargos, Quantrill se ocultó.

Después de que comenzó la Guerra Civil, Quantrill se unió al Ejército Confederado y luchó bajo el mando del general Benjamin McCulloch en la Batalla de Wilson & # 8217s Creek (10 de agosto de 1861), cerca de Springfield, Missouri. Posteriormente, Quantrill se alistó como soldado raso en el ejército del general Sterling Price y se dice que luchó con & # 8216 osadía visible & # 8217 en la batalla de Lexington, Missouri (septiembre de 1861).

Quantrill dejó el ejército poco después, quejándose de que el Sur no estaba librando la guerra con suficiente ferocidad. Regresó al área de Blue Springs del condado de Jackson y ayudó a organizar una compañía de adolescentes de la Guardia Nacional que buscaba proteger su vecindario de las redadas de Kansas Jayhawkers.

A fines de 1861 se había convertido en una banda guerrillera de 15 miembros con Quantrill como líder. Organizaron redadas en Kansas, hostigaron a los soldados de la Unión, asaltaron ciudades pro-Unión, robaron entrenadores de correo y atacaron a civiles unionistas. A medida que su reputación crecía, se acercaban nuevos reclutas, que en ocasiones llegaban a 100 hombres o más. Quantrill quería especialmente a aquellos que estaban solteros y motivados por la venganza como resultado del duro trato a sus familias por parte de los Jayhawkers y la milicia federal.

Su banda de renegados creció hasta incluir unos 400 forajidos y guerrilleros conocidos como Quantrill & # 8217s Raiders. Nunca sancionados oficialmente por el gobierno confederado, lucharon por la causa sureña a través del bandidaje, la matanza y la brutalidad, canalizando una parte de sus ganancias a la causa confederada, mientras se repartían la mayor parte de su botín entre ellos.

En sus primeros días como cacique guerrillero, Quantrill se comportó con honradez: aceptó rendiciones, puso en libertad condicional a los prisioneros y prohibió la violación. Esperaba que él y sus hombres fueran tratados como soldados si los capturaban. Luego, el general Henry W. Halleck, comandante de la Unión del Departamento de Missouri, emitió una orden prohibiendo a los & # 8216bushwhackers & # 8217 y las guerrillas.

Los comandantes de la Unión declararon a Quantrill un proscrito, aunque aparentemente consiguió una comisión confederada como capitán de los guardabosques partisanos, y comenzó a ejecutar sumariamente a los hombres de Quantrill. Inmediatamente tomó represalias matando a los prisioneros y luego diría que se sintió & # 8216 forzado & # 8217 a un tipo de guerra & # 8216 sin cuartel & # 8217. Rápidamente se hizo conocido por sus oponentes como un temido asaltante rebelde, y por sus seguidores como un héroe apuesto y de espíritu libre.

Durante 1862, Quantrill & # 8217s Raiders saquearon ciudades, se enfrentaron con destacamentos de la Unión y asaltaron el correo. Quantrill fue comisionado formalmente como capitán bajo la Ley Partisan Ranger de 1862, luego de la captura de Independence, Missouri, el 11 de agosto de 1862, donde luchó junto a las fuerzas confederadas, aunque continuó operando principalmente fuera del control militar.

El 7 de septiembre de 1862, la banda de Quantrill & # 8217 atacó y saqueó Olathe, Kansas, matando a varios ciudadanos. El 17 de octubre de 1862, los Raiders atacaron Shawnee, Kansas, incendiaron la ciudad y capturaron a doce hombres desarmados, todos los cuales pronto fueron encontrados muertos. Once de los doce recibieron disparos en la cabeza.

Sarah Katherine King conoció a William Clarke Quantrill cuando él y unos 100 de sus hombres acamparon cerca de la granja King en Blue Springs, Missouri. Quantrill vino a hablar con su padre y se sintió muy atraída por él. La hermosa Sarah se escapó con Quantrill a los 14 años y pronto se casó con él, tomando el nombre Kate Clarke & # 8211 derivado de sus dos segundos nombres. Pasó la mayor parte de su breve matrimonio viviendo en tiendas de campaña con él.

La redada de Lawrence
En el verano de 1863, el general de la Unión Thomas Ewing, Jr. había ordenado la detención de cualquier civil que prestara ayuda a Quantrill & # 8217s Raiders. Varias parientes de la guerrilla fueron encarceladas en una cárcel improvisada en una casa en Kansas City. El 14 de agosto, el edificio se derrumbó, matando a cuatro mujeres jóvenes e hiriendo gravemente a otras. Los hombres de Quantrill & # 8217 creían que el colapso fue deliberado. Quantrill planeó su venganza en la ciudad de Lawrence, Kansas, la sede de los abolicionistas Jayhawkers.

Después de recorrer 40 millas pasando patrullas y guarniciones, Quantrill atacó a Lawrence al amanecer del 21 de agosto de 1863, encabezando una columna de 450 hombres: miembros de su propia banda y otras bandas guerrilleras, reclutas del ejército confederado y civiles de Missouri. Saquearon los bancos y negocios de la ciudad y prendieron fuego a las casas de presuntos simpatizantes de la Unión.

Durante las siguientes cuatro horas, los asaltantes asesinaron a aproximadamente 200 hombres y adolescentes, de entre 14 y 90 años. Casi todos iban desarmados y, a menudo, sus mujeres suplicaban por sus vidas cuando las balas golpeaban. Se quemó todo el distrito comercial y quizás 100 casas, lo que provocó una pérdida de propiedad estimada en 2 millones de dólares en dinero de la época de la Guerra Civil. La masacre se considera la mayor atrocidad de la Guerra Civil.

Un sobreviviente, el reverendo H.D. Fisher, describió la carnicería:

Con gritos demoníacos, los sinvergüenzas volaban de aquí para allá, dondequiera que se viera a un hombre, disparándole como a un perro. Los hombres fueron llamados desde sus camas y asesinados ante los ojos de esposas e hijos en sus puertas. Las lágrimas, los ruegos, las oraciones no sirvieron de nada. Los demonios del infierno estaban entre nosotros y, bajo las demandas de su vengativo líder negro, saciaron su sed de sangre con un deleite diabólico.

El 25 de agosto de 1863, en represalia por la redada, el general Ewing ordenó la evacuación de cuatro condados de Missouri a lo largo de la frontera de Kansas, lo que obligó a decenas de miles de civiles a abandonar sus hogares. Las tropas sindicales marcharon detrás de ellos, quemando edificios, incendiando campos plantados y derribando ganado. El área quedó tan devastada que se la conoció como el Distrito Quemado.

El 6 de octubre de 1863, Quantrill diseñó un ataque sorpresa contra las fuerzas de la Unión en Baxter Springs, Kansas, matando a unos 100 soldados. Más tarde ese mes, se ofreció como voluntario para ayudar a reunir a los desertores confederados en Texas, pero esa asignación terminó después de que murieron más desertores de los que fueron detenidos. Pronto hubo que asignar tropas confederadas para proteger a los tejanos de los hombres de Quantrill & # 8217.

Algunos de los primeros seguidores de Quantrill se sintieron disgustados con la degeneración de la banda y se fueron, generalmente fueron reemplazados por aquellos atraídos más por las perspectivas de saqueo y violencia que por motivos más elevados. En Sherman, Texas, durante el invierno de 1863-1864, Quantrill tuvo dificultades para controlar a sus seguidores: se emborracharon, dispararon contra la ciudad y robaron a los tenderos. Varias víctimas de robos fueron asesinadas.

El 28 de marzo de 1864, Quantrill fue arrestado por las fuerzas confederadas y acusado de planear el asesinato de un oficial confederado. Escapó a territorio indio, perseguido por cientos de fuerzas confederadas. Después de este escape estrecho, la autoridad de Quantrill fue desafiada entre sus propios Raiders, y su banda se dividió en varias facciones.

En el otoño de 1864, Quantrill salió de la reclusión, reunió al resto destrozado de su banda y se vio envuelto en la guerra de guerrillas que se libraba en el centro-norte de Kentucky. A mediados de febrero de 1865, fue obligado a esconderse. En la primavera de 1865, quien ahora lideraba solo a unas pocas docenas de hombres, Quantrill organizó una serie de redadas en el oeste de Kentucky.

Mientras tanto, las fuerzas de la Unión contrataron a Edwin Terrell, un guerrillero de la Unión de mala reputación, para perseguir a Quantrill, que para entonces se había reducido a comandar solo unas pocas docenas de hombres. La última batalla de Quantrill & # 8217 tuvo lugar en un granero cerca de Taylorsville, Kentucky, el 10 de mayo de 1865, donde fue literalmente sorprendido durmiendo cuando Terrell lanzó un ataque sorpresa.

Quantrill intentó escapar, pero recibió un disparo en la espalda. La bala viajó a través de su omóplato izquierdo, se inclinó hacia abajo y se alojó contra su columna vertebral, paralizándolo instantáneamente de los hombros hacia abajo. Quantrill fue interrogado mientras yacía inmóvil en el campo, pero aún con mucho desprecio en él, dio su nombre como Capitán William Clarke del 4to Calvario Confederado de Missouri y pidió permiso para que se le permitiera morir donde yacía. Terrell creyó su historia y se fue para continuar persiguiendo a Quantrill.

Mientras tanto, llegó un médico, aparentemente convocado por simpatizantes confederados locales y, después de un breve examen, el médico afirmó que las heridas de Quantrill eran bastante graves y que no sobreviviría por mucho tiempo.

Sin embargo, pronto surgió la verdadera identidad de Quantrill, y el 12 de mayo, Terrell regresó con una carreta tirada por caballos. Cargaron a Quantrill en él y lo llevaron al ala del hospital de una prisión militar en Louisville, Kentucky, donde llegó un día después. A Terrell le pagaron por capturarlo y le dijeron que sus servicios ya no eran necesarios.

Con pocas esperanzas de recuperarse, Quantrill se demoró en un gran dolor. Antes de su muerte, un sacerdote lo visitó y Quantrill le pidió que se pusiera en contacto con una mujer que tenía una buena cantidad de dinero para él. Con el dinero, el sacerdote compró una parcela de cementerio y una lápida y luego le dio el resto a su esposa, Kate Clarke, después de sacar una pequeña comisión.

William Clarke Quantrill permaneció en el hospital de la prisión militar hasta que finalmente sucumbió a sus heridas y murió el 6 de junio de 1865, a la edad de 27 años, con Kate junto a su cama. Si hubiera sobrevivido, indudablemente lo hubieran disparado o colgado.

Inicialmente enterrado en el cementerio St. John & # 8217s en Louisville, Kentucky, la tumba de Quantrill & # 8217s ha sido manipulada y sus huesos han viajado en la muerte como en la vida. Se cree que parte de él se encuentra en su parcela original en Louisville, pero su madre recuperó su cráneo y luego lo enterró en el cementerio de Fourth Street en su ciudad natal de Dover, Ohio.

Tres huesos del brazo, dos espinillas y algo de pelo de Quantrill & # 8217 están enterrados en el Confederate Memorial State Historic Site en Higginsville, Missouri. Estos restos fueron enterrados allí en 1992 con todos los honores confederados, inicialmente se colocó una bandera sobre el ataúd. Todavía hay muchos en Missouri que creen que la historia ha sido injusta con Quantrill, y hablan o escriben de él con admiración y respeto.

En el momento de la muerte de Quantrill, Kate tenía diecisiete años. Ella operaba una conocida casa de prostitución en St. Louis (donde figura en el censo de 1870). Casada cinco veces, era madre de una hija, Bertha Ivins / Evans. Se casó con su último marido a los 74 años.

Sarah King Quantrill murió el 9 de enero de 1930 en el Hogar para Ancianos del Condado de Jackson (también conocido como el hogar para pobres) en el condado de Jackson, Missouri, a la edad aproximada de 82 años.


William Clarke Quantrill

William Quantrill nació en Canal Dover (ahora Dover), Ohio. Poco se sabe de su juventud, pero fue profesor durante varios años antes de mudarse al oeste. Quantrill aparentemente se ganaba la vida jugando, pero luego se mudó a un área cerca de Lawrence, Kansas y enseñó en los años 1859-60. En algún momento huyó a Missouri para escapar del arresto por cargos de asesinato y robo de caballos. Cuando estalló la guerra, Quantrill se unió a la causa confederada y, a fines de 1861, encabezaba su propia unidad. Los Quantrill Raiders operaron en la zona fronteriza entre Kansas y Missouri, apuntando a las fuerzas de la Unión y simpatizantes. También se enfrentaron frecuentemente con los "Jayhawkers", las fuerzas de Kansas en suelo libre que organizaron ataques contra sus oponentes pro confederados en el área. Al amanecer del 21 de agosto de 1863, Quantrill y una fuerza de más de 300 hombres descendieron sobre la ciudad pro-Unión de Lawrence. Al menos 180 hombres y niños fueron asesinados a tiros o quemados hasta la muerte. Se llevaron a cabo ejecuciones frente a esposas e hijos. Se incendiaron viviendas y edificios públicos. Las fuerzas de la Unión contrarrestaron esta atrocidad con las suyas al forzar la evacuación de cuatro aldeas proconfederadas, que luego fueron saqueadas e incendiadas. En octubre de 1863, Quantrill y sus hombres, disfrazados con uniformes de la Unión, atacaron y mataron a 90 soldados federales en Baxter Springs, Kansas. Finalmente, los Raiders se vieron obligados al sur, donde el grupo se dividió en unidades más pequeñas. Quantrill tenía un historial de peleas con sus superiores y perdió el apoyo de algunos de sus hombres. Fue asesinado por las fuerzas de la Unión en Kentucky en 1865. Los Raiders de Quantrill pueden haber sido la fuerza de combate más cruel de la Guerra Civil. Su uso de ataques relámpago y retiros fue utilizado más tarde con gran efecto por los hermanos James y otros forajidos notorios del oeste americano.


Anderson, William "Bloody Bill"

William T. Anderson fue uno de los guerrilleros confederados más notorios de la Guerra Civil. Operando contra unionistas en medio de la guerra de guerrillas en Missouri y Kansas, fue una figura destacada en la infame Masacre de Lawrence y la Masacre de Centralia, ganando el apodo de “Bloody Bill” por la percepción de salvajismo de sus hazañas. Al igual que los compañeros irregulares confederados William Clarke Quantrill y Jesse James, segmentos de la vida de Anderson están envueltos en dudas, dando lugar a una romántica mitología guerrillera.

Anderson nació en algún momento entre 1837 y 1839 en el condado de Hopkins, Kentucky, de William C. y Martha Anderson. Su familia se mudó a Huntsville, Missouri, cuando era niño, y en 1857 los Anderson se mudaron nuevamente a Kansas y se establecieron cerca de Council Grove. A pesar de no poseer esclavos, los Anderson eran profundamente esclavistas. Además de entablar amistad con un juez local a favor de la esclavitud, I. A. Baker, la familia experimentó personalmente el conflicto de “Kansas sangrante” por la esclavitud que había enredado el territorio.

En 1860 Anderson se había convertido en dueño de una propiedad y entró en el negocio del transporte de carga con su padre y comenzó a comerciar con caballos. El estallido de la Guerra Civil vio una mayor demanda de caballos, y Anderson comenzó a robar caballos y venderlos a lo largo del Camino de Santa Fe. A finales de 1861, él y Baker intentaron unirse al Ejército Confederado, pero fueron atacados por la 6ta Caballería de Kansas en el condado de Vernon, Missouri. Después de ser capturado, Baker se distanció de la familia Anderson, emitiendo una orden de arresto contra el hermano de William, Griffith. Cuando William intentó que se suspendiera la orden judicial, se produjo una pelea en la que Baker disparó y mató al patriarca Anderson. El 2 de julio de 1862, William asesinó a Baker, quemó su casa y huyó a Missouri.

Las hermanas de Anderson, que habían operado como espías confederadas, fueron arrestadas por las autoridades de la Unión bajo el mando del odiado general de la Unión Thomas Ewing Jr.

En Missouri, William y Jim Anderson formaron una pandilla con Bill Reed, robando y atacando a los soldados de la Unión, antes de unirse a las filas de Quantrill a principios de 1863. Después de un robo cerca de Council Grove en mayo de 1863, los hombres de Quantrill fueron emboscados por las tropas federales y obligados a separarse. Anderson pronto fue ascendido a teniente, logrando un mando casi independiente y participó en redadas en Westport, el estado de Kansas, y el condado de Lafayette, Missouri.

Mientras tanto, en el frente interno, las hermanas de Anderson, que habían operado como espías confederadas, fueron arrestadas por las autoridades de la Unión bajo el mando del odiado general de la Unión Thomas Ewing Jr. Después de arrestar y confinar a varias presuntas espías en una cárcel improvisada en Kansas City. , el edificio se derrumbó, matando a una de las hermanas de Anderson entre otras víctimas. Los simpatizantes confederados, incluido Anderson, creyeron que el colapso fue intencional. Aunque las motivaciones son difíciles de determinar, los historiadores Albert Castel y Thomas Goodrich argumentan que la motivación de Anderson cambió en ese momento, ya que el asesinato desenfrenado se convirtió en un fin en sí mismo. “Bloody Bill” Anderson y sus asociados se ganaron reputaciones ignominiosas por torturas y mutilaciones.

Anderson pronto se convirtió en el guerrillero más notorio de Missouri, aumentando su red de apoyo local y atrayendo reclutas sedientos de sangre, incluido Jesse James.

Impulsado al menos en parte por la venganza contra Ewing, Quantrill condujo a aproximadamente 450 asaltantes confederados a pro-Union Lawrence, Kansas, el 21 de agosto de 1863, matando entre 160-190 ciudadanos varones e incendiando y saqueando gran parte de la ciudad. Anderson y sus hombres, incluidos George M. Todd, Archie Clement y Frank James, supuestamente se comportaron con excesiva brutalidad. A medida que aumentaban las represalias unionistas, sobre todo a través de la Orden No. 11 de Ewing, muchos de los hombres de Quantrill, incluido Anderson, se dirigieron a Texas. En Texas, aumentaron las tensiones entre Anderson y Quantrill, lo que provocó que Anderson hiciera arrestar a su comandante por asesinar a un oficial confederado. Esta ruptura con Quantrill preparó el escenario para la siguiente fase de la carrera guerrillera de Anderson.

Al regresar a Missouri en la primavera de 1864 y libres de la supervisión de Quantrill, los hombres de Anderson se disfrazaron de soldados de la Unión y organizaron una serie de redadas en las que tendieron una emboscada a las tropas federales y asesinaron o incluso les arrancaron el cuero cabelludo a civiles. Anderson pronto se convirtió en el guerrillero más notorio de Missouri, aumentando su red de apoyo local y atrayendo reclutas sedientos de sangre, incluido Jesse James.

Operando en el centro y noroeste de Missouri, a lo largo del río Missouri en la región de "Little Dixie" del estado, Anderson organizó una redada cerca de Centralia el 27 de septiembre de 1864. Habiendo robado al congresista unionista James S. Collins, capturado un tren de pasajeros de la Unión y asesinado a 22 Soldados de la Unión sin permiso que se habían rendido, los hombres de Anderson fueron perseguidos por la 39.a Infantería de Voluntarios de Missouri (Unión). Después de una escaramuza separada que tuvo lugar más tarde en el día, a veces conocida como la Batalla de Centralia, los hombres de Anderson tendieron una emboscada a los perseguidores unionistas superados en armas, y sus hombres mutilaron y torturaron a los sobrevivientes federales de la batalla. Los asesinatos iniciales y las secuelas se conocieron como la Masacre de Centralia.

Perseguido por las autoridades de la Unión, la fuga de Anderson de Centralia implicó el saqueo y la tortura de simpatizantes de la Unión y varios casos de violaciones denunciadas, particularmente en una redada en Glasgow, Missouri. Las fuerzas de la Unión al mando del teniente coronel Samuel P. Cox, un ex explorador del ejército, finalmente alcanzaron a Anderson y sus aproximadamente 150 hombres el 27 de octubre de 1864. Se produjo una breve batalla en la que Anderson recibió un disparo en la cabeza y murió instantáneamente. Los soldados de la Unión fotografiaron el cuerpo de Anderson y lo hicieron desfilar por las calles de Richmond, Missouri, enterrándolo cerca (más tarde fue enterrado de nuevo). Cox se convirtió en un héroe de la Unión, y la muerte de Anderson más tarde se convirtió en el motivo del robo a un banco de 1869 de Jesse James en Gallatin, Missouri, en el que disparó por error a alguien que creía que era Cox.

Para obtener más información sobre las atrocidades cometidas en la Masacre de Centralia y la siguiente escaramuza, lea esta discusión de PBS American Experience de un panel de expertos en Guerra Civil.

Como Quantrill y James, las historias de posguerra presentan a Anderson como un asesino sádico o un gallardo caballero confederado. Sin embargo, las valoraciones de los historiadores recientes han situado a Anderson dentro del mundo de la política de la esclavitud, la violencia política y las atrocidades en tiempos de guerra del que surgió. La mayoría está de acuerdo en que sus acciones y su personalidad encarnaron algunos de los aspectos más salvajes de la guerra. Muy mitificado, Anderson ha aparecido en una variedad de medios culturales populares, incluido un personaje de la película. El forajido Josey Wales (1976).


Café con el Ermitaño


William Quantrill, el hombre que les dio a Frank y Jesse James su primera educación sobre el asesinato, muere a causa de las heridas sufridas en una escaramuza con soldados de la Unión en Kentucky.

Nacido y criado en Ohio, Quantrill estuvo involucrado en varias empresas turbias en Utah y Kansas durante su adolescencia. A los 20 años, huyó a Missouri, donde se convirtió en un firme partidario de los colonos a favor de la esclavitud en su conflicto a veces violento con sus vecinos antiesclavistas. Cuando estalló la Guerra Civil en 1861, Quantrill, de 24 años, se convirtió en el líder de una fuerza irregular de soldados confederados que se conocieron como Quantrill & # 8217s Raiders.

En 1862, las fuerzas de la Unión habían establecido el control sobre Missouri, pero los Raiders de Quantrill continuaron hostigando al ejército del norte y a las ciudades pro-Unión sin vigilancia durante los siguientes tres años. Quantrill y otros líderes guerrilleros reclutaron a sus soldados entre los simpatizantes confederados que estaban resentidos por lo que veían como el injusto y duro gobierno de la Unión en su estado. Entre los que se unieron a él se encontraba un granjero de 20 años llamado Frank James. Su hermano menor, Jesse, se unió a una fuerza guerrillera aliada un año después.

En agosto de 1863, Frank James estaba con Quantrill cuando dirigió un salvaje ataque contra la ciudad, en gran parte indefensa, de Lawrence, Kansas. Enojados porque la gente del pueblo había permitido que Lawrence fuera utilizado como base esporádica para los soldados de la Unión, Quantrill y sus guerrilleros dispararon a todos los hombres y niños que vieron. Después de matar al menos a 150 civiles varones, los asaltantes prendieron fuego a la ciudad.

En mayo de 1865, Quantrill resultó gravemente herido en una escaramuza con las fuerzas de la Unión, y murió ese día en 1865. Dado que los hombres de Quantrill eran guerrilleros en lugar de soldados legítimos, se les negó la amnistía general otorgada al ejército confederado después de la guerra. terminó. Algunos, como Frank y Jesse James, tomaron esto como una excusa para convertirse en delincuentes y ladrones de bancos.

Solo un ejemplo más de cómo las cosas sedientas de sangre podrían volver en los primeros días.

Café adentro esta mañana. Afuera hace demasiado calor.

2 comentarios:

Sospecho que después de un par de años de eso, los hermanos James no necesitaron muchas excusas para continuar la vida de forajidos.

Algo en lo que nunca había pensado realmente, & quot; el viejo oeste & quot. No hay duda en mi mente de que Jesse James era parte del & quot; antiguo oeste & quot, pero ¿lo es Missouri?

Creo que mi actitud sobre el & quot; viejo oeste & quot proviene de la televisión y el cine. si no estaba en Monument Valley o Tombstone, AZ o & quot; The Big Valley & quot; entonces no era & # 39t & quot; el oeste & quot; como se pensó :-)

Por otra parte, tengo problemas para pensar en Ohio (o Pittsburgh, PA para el caso) como la frontera occidental, pero en su tiempo, lo eran.

¡Este fue uno bueno, Sr. Ermitaño!

Tienes razón, no sabía mucho sobre Quantrill hasta esta publicación. Gracias.


William Quantrill asesinado por soldados de la Unión - HISTORIA

William Clarke Quantrill (1837-1865) se ganó la infamia durante la Guerra Civil por sus atrocidades contra los ciudadanos y la guerra de guerrillas contra los soldados de la Unión. Sirvió a la Confederación y quizás esperaba obtener un alto rango y el reconocimiento de sus líderes. Pero las actividades de Quantrill indicaron que luchó por el saqueo y la venganza personal más que por cualquier compromiso con el Sur. Nacido en Ohio, Quantrill se dirigió al Territorio de Kansas a los dieciocho años y se vio envuelto en hostilidades entre las fuerzas del estado libre y del estado esclavista. En esa fecha temprana, Quantrill cambió fácilmente de bando, su única preocupación era el pillaje. Después del tiroteo en Fort Sumter, la guerra de guerrillas sacudió la frontera entre Kansas y Missouri.

Quantrill se retiró a Missouri a principios de 1861 y vivió con un tal Marcus Gill. Cuando Gill se fue a Texas, Quantrill lo siguió. Quantrill pronto se trasladó al Territorio Indio, donde se hizo amigo de Joel B. Mayes, el futuro jefe principal de la Nación Cherokee. Quantrill se quedó con Mayes, aprendió las tácticas de guerrilla cherokee y en agosto fue testigo de la batalla de Wilson's Creek en Missouri. Regresó a la región alrededor de los condados de Jackson y Cass en Missouri y organizó un grupo de irregulares. Como sabía leer y era un excelente tirador y jinete, se convirtió en el líder de la pandilla. A lo largo de 1862, Quantrill y su banda de casi doscientos hombres asaltaron Kansas City, Independence y Olathe. Salieron de Missouri y Kansas durante el invierno de 1862-1863 para trasladarse al territorio indio, Arkansas y Texas.

En 1863 Quantrill emprendió las redadas que hicieron temido su nombre en la región. El 21 de agosto su banda incendió Lawrence, Kansas, donde asesinaron a unos 150 ciudadanos. Posteriormente, él y sus hombres se retiraron a Texas a través de Texas Road. En el camino sorprendieron a las tropas de la Unión al mando del general James G. Blunt en Baxter Springs, Kansas, a principios de octubre, mataron a unos ochenta federales e hirieron a dieciocho. Quantrill llegó a Fort Gibson en el territorio indio el 10 de octubre y sus hombres mataron allí a doce soldados de la Unión. Su banda luego unió fuerzas con el coronel Daniel McIntosh y el general Douglas H. Cooper. Aquí Quantrill escribió su único informe oficial de la guerra. Afirmó que había matado a 150 negros e indios de la Unión en la Nación Cherokee, y firmó el informe "W. C. Quantrill, Coronel Comandante".

Quantrill y sus hombres acamparon cerca de Sherman, Texas, a fines de 1863 y saquearon sin piedad a los habitantes. El general confederado Henry McCulloch los envió al territorio indio. A mediados de diciembre, Quantrill y sus hombres se unieron al general Stand Watie para atacar Fort Gibson. Esta incursión no consiguió nada, y es dudoso que los asaltantes hayan entrado en combate. Aproximadamente una semana después, Quantrill, Watie y el coronel William Penn Adair intentaron asaltar Fort Smith, Arkansas. Una vez más, hubo poca acción y Quantrill regresó a Texas para pasar el invierno.

McCulloch perdió la paciencia con los ultrajes cometidos por los hombres de Quantrill y lo arrestó. Sin embargo, escapó, llevó a su banda al territorio indio y se unió al general Cooper, que estaba conspirando para tomar Fort Smith. Llegaron cerca de Fort Smith el 6 de abril de 1864, pero no tenían intención de ayudar a Cooper. Quantrill se trasladó hacia Fort Gibson y ordenó la muerte de nueve civiles en la Agencia Creek. Una fuerza confederada allanó cerca de Fort Gibson el 17 de abril, pero Quantrill evitó la pelea, luego superó a las tropas de la Unión y escapó al suroeste de Missouri.

Quantrill hizo una excursión a Texas en mayo de 1864, creyendo que los cargos confederados en su contra habían sido retirados y que podría recibir un comando formal. Pero no recibió una orden y regresó con su banda, cuyo liderazgo había perdido. Finalmente, llevó a un pequeño grupo a Kentucky para participar en actividades de guerrilla. Allí le dispararon el 10 de mayo de 1865 y murió en una prisión de Louisville el 6 de junio de 1865. En agosto de 1864 ocurrió una acción sobre Fort Gibson entre las tropas federales y los restos de Los asaltantes de Quantrill. En esta batalla Jesse James resultó herido y comenzó su carrera fuera de la ley.

La reputación de Quantrill se hizo en la guerra fronteriza entre Missouri y Kansas. His Indian Territory operations lacked importance and exhibited none of the dash that he had showed in Kansas. The reasons are twofold. First, Quantrill and his men needed familiar surroundings to implement their guerrilla tactics. Indian Territory was alien to them, and they avoided conflict there. Second, Indian Territory did not have Unionist population centers that were ripe for his kind of terrorism. For Quantrill and his men, Indian Territory served as an escape route, not a field of action.

Bibliography

Albert Castel, William Clarke Quantrill: His Life and Times (Reprint ed. Norman: University of Oklahoma Press, 1999).

LeRoy H. Fischer and Lary C. Rampp, "Quantrill's Civil War Operations in Indian Territory," Las crónicas de Oklahoma 46 (Summer 1968).

Ninguna parte de este sitio puede interpretarse como de dominio público.

Copyright de todos los artículos y otro contenido en las versiones en línea e impresas de La enciclopedia de la historia de Oklahoma está en manos de la Sociedad Histórica de Oklahoma (OHS). Esto incluye artículos individuales (derechos de autor a OHS por asignación de autor) y corporativos (como un cuerpo completo de trabajo), incluyendo diseño web, gráficos, funciones de búsqueda y métodos de listado / navegación. Los derechos de autor de todos estos materiales están protegidos por las leyes internacionales y de los Estados Unidos.

Los usuarios acuerdan no descargar, copiar, modificar, vender, arrendar, alquilar, reimprimir o distribuir estos materiales, o vincularlos a estos materiales en otro sitio web, sin la autorización de la Sociedad Histórica de Oklahoma. Los usuarios individuales deben determinar si el uso que hacen de los Materiales se rige por las pautas de & quot; uso justo & quot de la ley de derechos de autor de los Estados Unidos y no infringe los derechos de propiedad de la Sociedad Histórica de Oklahoma como titular legal de los derechos de autor de La enciclopedia de la historia de Oklahoma y en parte o en su totalidad.

Créditos fotográficos: Todas las fotografías presentadas en las versiones publicadas y en línea de La enciclopedia de la historia y la cultura de Oklahoma son propiedad de la Sociedad Histórica de Oklahoma (a menos que se indique lo contrario).

Citación

Lo siguiente (según El manual de estilo de Chicago, 17a edición) es la cita preferida para los artículos:
James L. Huston, &ldquoQuantrill's Raiders,&rdquo La enciclopedia de la historia y la cultura de Oklahoma, https://www.okhistory.org/publications/enc/entry.php?entry=QU002.

& # 169 Sociedad histórica de Oklahoma.

Sociedad histórica de Oklahoma | 800 Nazih Zuhdi Drive, Oklahoma City, OK 73105 | 405-521-2491
Índice del sitio | Comuníquese con nosotros | Privacidad | Sala de prensa | Consultas del sitio web


This Day In History: The Oulaw Jesse James Is Born (1847)

On this day in 1847, Jesse James was born in Missouri. He is one of the best-known outlaws from the Old West and has been portrayed in countless movies and television shows. He is seen by some as a bloodthirsty criminal but to others, he is something of a folk-hero- like Robin Hood.

Jesse and his older brother Frank (Franklin) are abandoned by their father in 1849 when he left for the gold fields of California. Their mother quickly remarried but her new husband appears to have treated the young James&rsquo brothers badly. In 1861 the Civil War erupted and soon both men joined the Confederate army. Both the James&rsquo brothers are staunch Confederate supporters and they join a notorious band of guerrilla fighters.

The joined William Quantrill&rsquos vicious Missouri guerilla band, that terrorised both Union soldiers and civilians. On one occasion Jesse took part in the cold-blooded murder of 25 unarmed Union prisoners of war in the Fall of 1863.

Memorial marking the site of Jesse James killing.

When the war ended, there was little opportunities for the two young men. Neither had the temperament for the hard life of a Missouri farmer and there was no other work to be had in the south after the devastation of the war. They joined up with a group of ex-soldiers and robbers and began a life of crime. They and their new gang staged the first daylight bank robbery in US history in 1867. They stole over 50,000 dollars from a bank in Liberty Missouri. This was to start a ten-year career in crime and the James brothers were to become among the most notorious outlaws of their time.

Their exploits were publicized by the sensational dime novels of the day and the two men became celebrities. Jesse became the better known of the two. This may be a result of the fact that he was much more charismatic than Frank. Frank was a deliberate and cautious man, who always carried copies of the bible and Shakespeare with him. Jesse was a reckless and glamorous figure. That is why he is much better known to this day, than Frank.

In the south, some have seen them as Robin Hood figures who stole from the rich and gave to the poor. They are often portrayed by some in the south as resisting the Union forces that had occupied the South after the end of the Civil War. In reality, Jesse was as likely to steal from the poor and the rich and like every criminal he did not have much of a conscience. Many ordinary people had their money stolen by Jesse and his gang. Several are killed and maimed. On one occasion the gang killed a train driver when his train was derailed by the gang.

Nonetheless, the myth that Jesse James a Southern Robin Hood, who only stole from the rich and Northerners remains popular to this day. Jesse James was killed in 1882 after he was shot in the back of the head.


William Quantrill

The most notorious of their leaders was William Clarke Quantrill. The son of an Ohio schoolteacher, Quantrill had drifted around the West until the war came along to give full rein to his particular talents. Without any ties to the South or to slavery, he chose the Confederacy apparently because in Missouri this allowed him to attack all symbols of authority. He attracted to his gang some of the most psychopathic killers in American history.

Leader of perhaps the most savage fighting unit in the Civil War, William Quantrill developed a style of guerrilla warfare that terrorized civilians and soldiers alike. Quantrill was born in 1837 in Ohio, but little is known of his early life. It appears that after being a schoolteacher for several years, he travelled to Utah in 1858 with an army wagon train and there made his living as a gambler, using the alias of Charles Hart. After a year, he moved to Lawrence, Kansas, where he was again a schoolteacher from 1859 to 1860. But his past and predisposition soon caught up with him and, wanted for murder and horse theft, Quantrill fled to Missouri in late 1860.

Quantrill entered the Civil War on the Confederate side with enthusiasm. By late 1861, he was the leader of Quantrill's Raiders, a small force of no more than a dozen men who harassed Union soldiers and sympathizers along the Kansas-Missouri border and often clashed with Jayhawkers, the pro-Union guerrilla bands that reversed Quantrill's tactics by staging raids from Kansas into Missouri. Union forces soon declared him an outlaw, and the Confederacy officially made him a captain. To his supporters in Missouri, he was a dashing, free-spirited hero.

The climax of Quantrill's guerilla career came on August 21, 1863, when he led a force of 450 raiders into Lawrence, Kansas, a stronghold of pro-Union support and the home of Senator James H. Lane, whose leading role in the struggle for free-soil in Kansas had made him a public enemy to pro-slavery forces in Missouri. Lane managed to escape, racing through a cornfield in his nightshirt, but Quantrill and his men killed 183 men and boys, dragging some from their homes to murder them in front of their families, and set the torch to much of the city.

The Lawrence Massacre led to swift retribution, as Union troops forced the residents of four Missouri border counties onto the open prairie while Jayhawkers looted and burned everything they left behind. Quantrill and his raiders took part in the Confederate retaliation for this atrocity, but when Union forces drove the Confederates back, Quantrill fled to Texas. His guerrilla band broke up into several smaller units, including one headed by his vicious lieutenant, "Bloody Bill" Anderson, known for wearing a necklace of Yankee scalps into battle. Quantrill himself was eventually killed on a raid into Kentucky in 1865.

Even after his death, Quantrill and his followers remained almost folk heroes to their supporters in Missouri, and something of this celebrity later rubbed off on several ex-Raiders -- the James brothers, Frank and Jesse, and the Younger brothers, Cole and Jim -- who went on in the late 1860's to apply Quantrill's hit-and-run tactics to bank and train robbery, building on his legacy of bloodshed a mythology of the Western outlaw that remains fixed in the popular imagination.


William Quantrill killed by Union soldiers - HISTORY

Both William Clarke Quantrill and John Singleton Mosby were the South's most recognizable and daring guerrilla leaders. Both their careers took similar turns. Quantrill began the war as a private rising in rank to sergeant after fighting at Wilson's Creek, Lexington, the First Battle of Independence and the Battle of Lone Jack. Then after being directed by General Sterling Price to organize his own company he was later commissioned a captain on August 12 , 1862. Mosby started the war as a cavalryman under Jeb Stuart after gaining his fighting experience at Manassas and Antietam before setting up his own band of some 300 men in January of 1863. Quantrill too normally operated with 300 men. At the height of his success Quantrill commanded over 450 men during his Lawrence, Kansas raid.

Both guerrilla leaders were regarded as outlaws by the Federal military though both operated under the Confederate government's Partisan Ranger Act. Quantrill as well as Mosby was forced to fight under the "Black Flag." The "Black Flag" meant "no quarter" for prisoners and was the most feared Confederate battle flag to Union soldiers. This was not a practice supported by the Confederacy, which condemned the killing of prisoners. However, pro-Confederate guerillas were often given "no quarter" when they surrendered and that was more than enough reason for them to fly the "Black Flag" in retaliation.

In Virginia, Union General Philip Sheridan raised the "Black Flag" when in September 1864 he captured seven of Mosby's men and hung them as outlaws. Mosby was forced to respond in kind, executing five Union prisoners. As the situation escalated, Mosby wrote to Sheridan asking for a return to the fair treatment of prisoners, which was granted. In Missouri General Henry Halleck raised the "Black Flag" by outlawing all guerrillas and issued orders to execute all guerrillas when captured. On April 15 , 1862 after the Lowe House fight Federals captured two of Quantrill's men and immediately shot them both. Wounded guerrillas were treated with the same brutality. In May Quantrill sent a message to the Union command seeking an exchange of prisoners to which he was curtly rebuffed. During the Lawrence raid Quantrill's surgeon Dr. John Benson was credited with saving numerous lives of those in Lawrence. Upon returning to his home citizens pleaded for him to surrender, that he would be treated as any other prisoner. After giving himself up Benson was convicted for being a Quantrill man and shot on October 15, 1863.

The guerrilla groups under Quantrill and Mosby operated in the same fashion. The men had no camps nor fixed quarters, and never slept in tents. When they wanted to eat they stopped at a friendly farm house, or went into some little town and bought what they needed. For Mosby, his area of operations embraced in general two counties in Virginia, Fauquier and Loudoun, totaling some 1,200 square miles known as "Mosby's Confederacy." In contrast, Quantrill controlled over 3,200 square miles in a five county area surrounding his base of operations in Jackson County, Missouri, known as "Quantrill Country."

During the war local government was suspended. There were no courts or officers to keep the peace or to make sure the law was obeyed. The people looked to Quantrill and Mosby to make the necessary laws and to enforce them. Mosby would not permit any man to commit a crime, or even a misdemeanor, in his domain. In like fashion Quantrill caught a deserter from Price's army, George Searcy, just before Christmas 1861. Searcy had gained a reputation as a thief and robber who made no distinctions between his victims. When captured he had in his possession a large quantity of horses and livestock. Searcy was tried and condemned to death and hung. Quantrill returned the horses, mules, and other property to their owners, some of whom were Union men. Guerrilla Harrison Trow commented, “The execution acted as a thunderstorm. It restored the equilibrium of the moral atmosphere.”

The arms and accoutrements carried by both forces were in most part the same. Each of Mosby's men was armed with two .44 caliber Colt Army revolvers. Some few who could afford it, or who had succeeded in capturing extra pistols wore an extra pair in saddle holsters or struck into their boot legs. Both groups prime battle strategy was open battle in close combat with unerring marksmanship. Mosby's skirmishes were fast and furious and quickly over, one or the other side withdrawing at a dead run when their pistols were empty. Though cleverly executing well planned ambushes and skirmishes Quantrill was known for leading the van in numerous stand up battles.

Quantrill's men were armed with a variety of weaponry. Most carried a shotgun or carbine slung across their back in addition to the pistols they carried. Most common was the Colt or Remington revolver in .36 or .44 caliber. Most guerrillas carried a brace of revolver with some carrying up to four to six apiece. While "something gray" was the one requisite for Mosby's men, Quantrill's men became famous for what came to be known as the "guerrilla shirt." It was a large comfortable blouse with two broad breast pockets. They were immediately recognizable, a distinguishing mark of these men as was the "gray" for Mosby's men. These “guerrilla shirts” also demonstrated a kind of flamboyance, pride, and esprit-de-corps. In battle the soldiers would open their jackets to reveal their bright-colored shirts. Given the practicality of wearing scavenged Union uniforms to be able to operate behind enemy lines, the flaunting of their "guerrilla shirts" in combat revealed who was friend or foe amid the dust and smoke of close combat. Guerrilla shirts were more than mere decoration. The shirts were highly functional and practical. Designed for close pistol combat on horseback, they were made large enough to be nonbinding. The two large breast pockets were sewed at an angle, without pocket flaps, so the wearer could extract or dispose of extra pistol cylinders without difficulty. Both Quantrill and Mosby's men, when mounted on the finest of horses, certainly gave a ‘Knightly’ appearance.

The chief distinction was that the mode of warfare differed somewhat between the two guerrilla leaders. Mosby’s operations were limited to disrupting the enemies supply lines. He did this by operating behind the enemies lines taking prisoners and capturing horses and mules from enemy supply trains, the mules and horses badly needed for replacements for Lee's army. The number of enemy killed in combat during a whole season of campaigning under the command of Colonel Mosby wouldn’t equal what Colonel Quantrill killed in combat in one engagement. The enemy soldiers whom Mosby encountered were usually captured and after the war went home to be with their families. The enemy soldiers whom Quantrill encountered went home to be with their God.

The South owed a debt of gratitude to both these exemplary guerrilla leaders. At the end of the war, though having served as an honorable Southern officer Mosby had a $5,000 reward on his head. He eluded capture until January 1866, when General Grant intervened directly in his case and paroled him. Quantrill had a reward of $50,000 on his head by his enemies in Kansas. He knew if he stayed in Missouri, he and his men would eventually be caught and hanged. Quantrill understood that the best option for him and his men was to head east to join with General Robert E. Lee’s army or another Southern general and seek reasonable surrender terms when the end of the war came.

In January 1865, Quantrill crossed the Mississippi River into Kentucky with forty handpicked men. The going was slow and treacherous and by March 29, Lee's army was forced to abandon Petersburg, Virginia. After the collapse of Petersburg the Confederate government fled the capitol of Richmond. Quantrill proceeded as far east as Spencer County, Kentucky and waited to see what would happen. Shortly after April 9, Quantrill received news that Lee had surrendered at Appomattox Court House. Quantrill continued skirmishing with Federal troops until he was shot and mortally wounded on May 10.

After Quantrill's death many of his men were hunted down and murdered by Union vigilantes. While some escaped to places like Texas some were driven into outlawry. Mosby went on to become a campaign manager in Virginia for President Ulysses S. Grant. Grant appointed him as U.S. consul to Hong Kong. Because of Mosby's friendship with Grant he regularly received death threats, his boyhood home was burned down, and at least one attempt was made to assassinate him.

Article by: Paul R. Petersen - Author of Quantrill of Missouri, Quantrill in Texas, Quantrill at Lawrence y Lost Souls of the Lost Township.

References: The Blue and The Gray - Henry Steele Commager, The Fairfax Press

Below is a previously unpublished image Mosby in a uniform of a Yankee private.


Quantrill's Flag

Raiders under the command of the notorious Confederate guerrilla William Quantrill dropped this flag in Olathe during an attack.

Just after midnight on September 7, 1862, the town of Olathe, Kansas, was overrun by Confederate guerrillas.

In the hours before dawn the raiders killed several men and looted businesses and private homes. This flag apparently was carried by one of the raiders and dropped in the public square.

The flag's existence raises many questions. Quantrill is not known to have carried any sort of flag this is supported by some of his men in post-war accounts. Claims that he carried a black flag with the misspelled name "Quantrell" in red originated in popular writings of the 1880s and have no basis in fact.

The flag's small size&mdashjust seven by 13 inches&mdashalso is unusual. One possible reason for the flag's small size is offered in Alan Sumrall's Battle Flags of Texans in the Confederacy, which cites a flag from the First Texas Infantry Regiment at approximately the same dimensions. It is referred to as a "streamer" flag, placed on the staff above the regimental flag. But if Quantrill carried no large flag, a companion "streamer" flag would not seem to be justified.

Another explanation may be found in the traditional use of "Bible" flags by both northern and southern families. These textiles were placed in the large family Bibles of the time to mark passages of scripture. Perhaps one of the raiders carried the flag as a keepsake, only to lose it in Olathe.

Kansas sangrante

The Olathe raid was just one of many incidents that occurred along the Kansas-Missouri border from 1854 to 1865. "Bleeding Kansas" erupted over a debate on whether the territory should be admitted to the Union as a free or slave state. Raids by both sides continued after both Kansas achieved statehood and the Civil War broke out in 1861, resulting in the plundering of communities and the murder of many citizens.

Kansans engaged in these activities included Charles "Doc" Jennison, whose "Jayhawkers" of the Seventh Kansas Cavalry included plundering as part of their soldierly duties, often without regard as to citizens' anti- or proslavery leanings. U.S. Senator James Lane led a brigade against Osceola, Missouri, looting and burning the town.

Quantrill

But the best known guerrilla on the Missouri side (and perhaps of the entire war) was William Clarke Quantrill. Born at Canal Dover, Ohio, in 1837, Quantrill had come to Kansas in 1857 to farm. When this effort failed, he traveled west to the Rockies to seek adventure. Back in Kansas just before the outbreak of the war, he cast his lot with the south and joined the Missouri Confederate troops led by Sterling Price. Dissatisfied with a lack of aggressiveness after the Battle of Lexington, he left the army to take a more active role--bringing guerrilla warfare to Kansas.

Quantrill first raided the Kansas town of Aubry in March, 1862, with 30 men in his command. Raids continued throughout the year, including the one at Olathe.

But Quantrill's most famous--or infamous--successes came the following year. At dawn on August 21, 1863, he led over 300 men in a raid against the city of Lawrence. When they were done, over 150 men were dead and over 200 homes and businesses destroyed. This illustration of the raid (bottom, right) appeared in Harper's Weekly, a popular 19th-century magazine.

In early October Quantrill struck at Baxter Springs, first attacking a fortification, then a column which included Major General James Blunt, eight wagons, a brass band, and 100 soldiers as an escort. Blunt escaped, but 90 soldiers were killed.

Quantrill left Kansas and headed east in 1864. On May 10, 1865, one month after Lee's surrender at Appomattox, Virginia, he was mortally wounded in a skirmish with Union soldiers in Kentucky. William Quantrill died at Louisville, a month short of his 28th birthday.

This flag was found in the Olathe square after the raid by town resident Jonathan Millikan. His son, Orion, donated the flag to the Kansas Historical Society in 1930. It is in the collections of the Society's Kansas Museum of History.

Save the Flags!

The Kansas Historical Society raises funds for flag conservation and preservation through the Save the Flags! proyecto.

Help us preserve our collections by donating funds to the Save the Flags! project through our Museum Store. Specify "Save the Flags" in the drop-down menu.

Entrada: Quantrill's Flag

Autor: Sociedad Histórica de Kansas

Información del autor: La Sociedad Histórica de Kansas es una agencia estatal encargada de salvaguardar y compartir activamente la historia del estado.

Fecha de creacion: May 2001

Fecha modificada: September 2014

El autor de este artículo es el único responsable de su contenido.

Enviar Kansapedia contenido

Lo invitamos a enviar más detalles sobre los artículos existentes o enviar artículos sobre otros temas de la historia de Kansas.

Kansas Memory

Nuestras colecciones en línea contienen más de 500,000 imágenes de fotos, documentos y artefactos, que crecen a diario. ¡Encuentre su historia en Kansas a través de este rico recurso!


La leyenda

There is a legend that someone claiming to be William Quantrill was living on Vancouver Island in 1907. Another story claims that Quantrill escaped the ambush and fled to Arkansas, where he lived under an alias until 1917. What are reputed to be his remains lie buried in the Old Confederate Veterans’ Home Cemetery in Higginsville, Missouri, where they were interred in 1992. The last surviving member of Quantrill’s Raiders died in 1940.

War in the 19th century trained soldiers to kill people and break things. These skills can be useful during a conflict and dangerous when the war is over. Frank and Jesse James were part of Quantrill’s Raiders. They and other guerrilla veterans would transfer what they learned into careers as bandits and bank robbers. It would be almost 20 years after the surrender at Appomattox Courthouse before real peace and quiet came to Missouri and Kansas.


Ver el vídeo: El Reino Unido asume autoría de la muerte de 300 civiles afganos (Diciembre 2021).