Podcasts de historia

Población de Laos - Historia

Población de Laos - Historia

LAOS

Aproximadamente la mitad de la población del país es de etnia laosiana, los principales habitantes de las tierras bajas y el grupo dominante política y culturalmente. Los laosianos descienden del pueblo tai que comenzó a migrar hacia el sur desde China en el primer milenio d.C. Las tribus montañosas de chino-tibetano (Hmong, Yao, Akha y Lahu) y la herencia etnolingüística tai se encuentran en el norte de Laos. En conjunto, se les conoce como Lao Sung o Highland Lao. En las montañas centrales y meridionales predominan las tribus Mon-Khmer, conocidas como Lao Theung o Midland Lao. Algunas minorías vietnamitas y chinas permanecen, particularmente en las ciudades, pero muchas se fueron en dos oleadas, después de la independencia a fines de la década de 1940 y nuevamente después de 1975.
GRÁFICO DE POBLACIÓN
Población:
6.521.998 (julio de 2007 est.)
Estructura por edades:
0-14 años: 41,2% (hombres 1.349.352 / mujeres 1.338.252)
15-64 años: 55,7% (hombres 1.795.029 / mujeres 1.835.168)
65 años y más: 3,1% (hombres 90,188 / mujeres 114,009) (2007 est.)
Edad media:
total: 19 años
hombre: 18,7 años
mujeres: 19,3 años (2007 est.)
Tasa de crecimiento de la poblacion:
2,37% (2007 est.)
Tasa de natalidad:
34,98 nacimientos / 1.000 habitantes (2007 est.)
Índice de mortalidad:
11,28 muertes / 1.000 habitantes (2007 est.)
Tasa neta de migración:
0 migrante (s) / 1,000 habitantes (2007 est.)
La proporción de sexos:
al nacer: 1,04 hombre (s) / mujer
menores de 15 años: 1.008 hombre (s) / mujer
15-64 años: 0,978 hombres / mujer
65 años y más: 0,791 hombres / mujer
población total: 0,984 hombres / mujer (2007 est.)
Tasa de mortalidad infantil:
total: 81,44 muertes / 1.000 nacidos vivos
hombres: 90,91 muertes / 1.000 nacidos vivos
mujeres: 71,56 muertes / 1.000 nacidos vivos (2007 est.)
La esperanza de vida al nacer:
población total: 55,89 años
hombre: 53,82 años
mujeres: 58.04 años (2007 est.)
Tasa de fertilidad total:
4,59 niños nacidos / mujer (2007 est.)
VIH / SIDA - tasa de prevalencia en adultos:
0,1% (2003 est.)
VIH / SIDA - personas que viven con el VIH / SIDA:
1,700 (2003 est.)
VIH / SIDA - muertes:
menos de 200 (2003 est.)
Nacionalidad:
sustantivo: Lao (s) o Laosiano (s)
adjetivo: lao o laosiano
Grupos étnicos:
Lao Loum (tierras bajas) 68%, Lao Theung (tierras altas) 22%, Lao Soung (tierras altas) incluidos los hmong y los yao 9%, etnia vietnamita / china 1%
Religiones:
Budista 65%, animista 32,9%, cristiano 1,3%, otro y no especificado 0,8% (censo de 1995)
Idiomas:
Lao (oficial), francés, inglés y varios idiomas étnicos
Literatura:
definición: mayores de 15 años pueden leer y escribir
población total: 66,4%
hombres: 77,4%
mujeres: 55,5% (2002)


Religión en Laos

El budismo Theravada es el más grande religión en Laos, que es practicado por el 66% de la población. [2] Laos tiene un área de 85.000 millas cuadradas (220.000 km 2) y tiene una población de aproximadamente 6,6 millones. Casi todos los laosianos étnicos o de las "tierras bajas" (Lao Loum y Lao Lom) son seguidores del budismo Theravada; sin embargo, constituyen sólo el 40-50% de la población. El resto de la población pertenece al menos a 48 grupos étnicos minoritarios distintos. La mayoría de estos grupos étnicos (30%) son practicantes de la religión popular de Laos, con creencias que varían mucho entre los grupos.

La religión popular laosiana predomina entre la mayoría de los grupos Lao Theung, Lao Sung, Sino-Thai, como Thai Dam y Thai Daeng, así como entre los grupos Mon-Khmer y Tibeto-Burman. Incluso entre las tierras bajas de Laos, muchos prebudistas fi Las creencias religiosas se han incorporado a la práctica budista Theravada. Los católicos y protestantes constituyen aproximadamente el 2% de la población. Otros grupos religiosos minoritarios incluyen los que practican la fe baháʼí, el budismo mahayana y las religiones populares chinas. Un número muy reducido de ciudadanos es ateo o agnóstico.

Aunque el Gobierno prohíbe a los extranjeros hacer proselitismo, algunos extranjeros residentes asociados con empresas privadas u organizaciones no gubernamentales se involucran discretamente en actividades religiosas. El Frente Lao para la Construcción Nacional está a cargo de los asuntos religiosos dentro del país y todas las organizaciones religiosas dentro de Laos deben registrarse en él. [3]


Patrones de acuerdos

Laos es predominantemente rural y agrícola. Las numerosas comunidades aisladas del valle conservan una variedad de tradiciones, idiomas y dialectos. Las aldeas de las tierras bajas generalmente están ubicadas cerca de ríos y carreteras que dan a la gente acceso a comerciantes itinerantes, así como entre sí. La mayoría de los asentamientos se distribuyen alrededor de una calle principal o un área abierta, con tierras de cultivo adyacentes a las áreas residenciales. Cada aldea de las tierras bajas, si puede, tiene un templo budista y mantiene al menos a un monje. El recinto del templo generalmente incluye un edificio público que sirve como escuela y sala de reuniones. El liderazgo de la aldea suele estar dividido, el jefe supervisa los asuntos seculares y el monje tiene autoridad en los religiosos.

Los pueblos de las tierras altas y del medio -lao Soung y Lao Theung, respectivamente- están organizados en gran parte por clanes y viven en grupos más pequeños. La mayoría cultiva rozas (es decir, campos que se talan y cultivan durante algunos años antes de ser abandonados y se les permite volver a ser bosques), cazan animales de caza y recolectan diversos productos forestales comestibles y no comestibles. Entre algunos pueblos, en particular los hmong, la agricultura migratoria ha impedido el establecimiento de aldeas permanentes. Los pueblos de Midland que viven más cerca de las áreas de tierras bajas han tendido más fácilmente a adquirir los idiomas y culturas de sus vecinos y a participar en el comercio con ellos. Los que viven en elevaciones más altas siguen siendo menos aculturados.

La vida urbana en Laos se limita principalmente a la capital, Vientiane, la antigua capital real, Louangphrabang, y otras cuatro o cinco grandes ciudades. Con la excepción de Louangphrabang, todos están ubicados en el área de la llanura aluvial cerca del río Mekong. Sus poblaciones son predominantemente laosianas, con grupos más pequeños de chinos, vietnamitas e indios.


Historia de Laos

Mucho antes de la Guerra Fría, Laos tenía un historial de interferencia de sus vecinos. Fa Ngum fundó el primer estado de Laos registrado de & # x201CLan Xang, & # x201D o & # x201C The Kingdom of a Million Elephants, & # x201D en 1353. Desde 1353-1371, Fa Ngum conquistó la mayor parte de la actual & # x2019s Laos y partes de lo que ahora es Vietnam y el noreste de Tailandia, trayendo consigo el budismo Theravada y la cultura jemer del reino de Angkor (en la actual y # x2019s Camboya). & # xA0

A lo largo de los siglos, sus vecinos conquistados se defendieron y el pueblo tailandés dominó grandes franjas de Laos desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XIX. Lo que hoy conocemos como Laos se construyó a partir de un conjunto de diferentes grupos étnicos con distintos idiomas y culturas.

Un hombre pasa junto al cráter de una bomba de más de 30 años en medio de una aldea en Laos. Cráteres de décadas de antigüedad están por todo el pueblo. & # XA0

Jerry Redfern / LightRocket / Getty Images

Los europeos entraron en la refriega en 1893, cuando Francia declaró a Laos parte de la Indochina francesa. Para los franceses, tener a Laos como protectorado era un medio para controlar el río Mekong, una valiosa ruta comercial a través del sudeste asiático.

El dominio de Francia y de Laos cayó por primera vez en 1945, cuando los japoneses ocuparon Laos en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Cuando las bombas atómicas cayeron sobre Japón, Laos declaró su independencia bajo el efímero gobierno de Laos Issara (& # x201C Free Laos & # x201D) del príncipe Phetsarath en 1945. Los franceses recuperaron el poder al año siguiente.

Laos logró la independencia total en 1954 tras la victoria del líder comunista de Vi & # x1EC7t Minh, Ho Chi Minh, sobre los franceses en la sangrienta batalla de & # x110i & # x1EC7n Bi & # xEAn Ph & # x1EE7. Los consiguientes Acuerdos de Ginebra dividieron Vietnam en Vietnam del Norte y del Sur y estipularon que los franceses renunciaran a sus reclamos en el sudeste asiático. El acuerdo no fue firmado por Estados Unidos, que temía que, en ausencia de la influencia francesa, el sudeste asiático cayera en manos de las fuerzas comunistas.


  • NOMBRE OFICIAL: República Democrática Popular Lao
  • FORMA DE GOBIERNO: Comunista
  • CAPITAL: Viangchan (nombre local) Vientiane
  • POBLACIÓN: 7.234.171
  • IDIOMA OFICIAL: Lao
  • DINERO: Kip
  • ÁREA: 91,429 millas cuadradas (236,800 kilómetros cuadrados)
  • PRINCIPALES RANGOS DE MONTAÑA: Annamite Range, Luang Prabang Range
  • RÍOS PRINCIPALES: Mekong

GEOGRAFÍA

Laos es el único país sin salida al mar en el sudeste asiático. Casi tres cuartas partes de Laos están cubiertas de montañas y colinas boscosas que son demasiado empinadas para vivir. Viajar por la tierra es difícil.

El río Mekong es vital como ruta de transporte de carga y pasajeros, como fuente de electricidad en las represas, suministro de agua para los cultivos y hogar de los peces, que son un alimento importante en la dieta de los laosianos. Hay tres mesetas entre las montañas y el río Mekong: las mesetas de Xiangkhiang, Khammouan y Bolovens.

El Xiangkhiang es el más grande, mientras que la meseta de Bolovens cerca de Camboya ofrece tierras de cultivo más fértiles donde se cultivan café, té, arroz, fresas y piñas. La región de las tierras bajas es la más vital para los laosianos. Allí, el río Mekong inunda el suelo proporcionando ricos nutrientes para producir suficiente arroz y otros cultivos para alimentar a todo el país durante un año.

Mapa creado por National Geographic Maps

La mayor parte de la población del país vive a lo largo del río, que recorre más de 4,180 kilómetros desde China a través de Laos hasta el océano en el sur de Vietnam. Solo el 10 por ciento del país tiene menos de 600 pies, y el pico más alto, Phu Bia, tiene 9.242 pies (2.817 metros).

PERSONAS Y CULTURA

Laos es uno de los países más pobres de la Tierra. Aunque los laosianos tienen pocas posesiones más allá de la comida, sus creencias budistas les ayudan a encontrar la felicidad a través de una vida sencilla. La mayoría de la gente vive en pequeñas comunidades rurales cercanas al río.

Toda la familia trabaja duro para cultivar suficientes alimentos. Muchas personas no tienen agua corriente y deben llevar agua desde el río hasta sus pequeñas casas de madera para cocinar, beber y lavar.

En Laos y otros países del sudeste asiático, la gente practica un deporte llamado kataw. El juego es un poco como el voleibol, pero los jugadores no pueden usar sus manos y en su lugar deben patear o forzar una pequeña pelota hueca hecha de bambú tejido sobre una red alta. A los laosianos también les gusta el deporte de la lucha de rinocerontes y escarabajos. La gente apuesta por qué escarabajo permanecerá de pie más tiempo.

GOBIERNO

Poco después de la independencia de Francia en 1953, el país entró en crisis en 1975, el comunista Pathet Lao tomó el poder con la ayuda de Vietnam del Norte. Muchos huyeron y muchos se reasentaron en Estados Unidos. Laos es uno de los pocos estados comunistas que quedan. La economía se ve obstaculizada por las malas carreteras, la falta de vías férreas y el acceso limitado a la electricidad.

NATURALEZA

Los vientos monzónicos soplan por el país dos veces al año. De mayo a octubre, los vientos monzónicos del Océano Índico traen fuertes lluvias que bañan el cálido país tropical. Luego, el viento cambia de dirección y trae un viento cálido y seco de China a Laos de noviembre a abril.

El clima tropical húmedo, el terreno accidentado y el bosque espeso proporcionan un hábitat tranquilo para muchos animales. El panda rojo, que está relacionado con los mapaches y no con los pandas gigantes, vive en los bosques del norte de Laos.


Columna: Las historias de los estadounidenses de Laos están oscurecidas por la historia. Por eso necesitamos estudios étnicos

Un día de la semana reciente en el sureste de San Diego, en una barbería escondida detrás de un negocio de reparación de automóviles, Jumbo Chanthamart, de 26 años, relató haber sido expulsado de clase en la escuela secundaria durante una unidad sobre la Guerra de Vietnam.

No se dijo nada de los 2,7 millones de toneladas de explosivos estadounidenses que se lanzaron sobre suelo laosiano entre 1965 y 1973, muchos de los cuales permanecen en el suelo y todavía matan o hieren a unas 300 personas cada año.

El plan de estudios no tenía nada sobre cómo las fuerzas estadounidenses que se retiraron del sudeste asiático dejaron a millones de laosianos a merced de regímenes comunistas brutales, o cuán terribles eran las condiciones en los campos de prisioneros de los que huyeron sus padres. En realidad, Laos nunca apareció. Chanthamart se opuso en voz alta a la omisión y se le pidió que se fuera.

"Es ridículo. Buena historia, mala historia. Todo sigue siendo historia, ¿no es así? Chanthamart dijo mientras retocaba el fade de un cliente, una bandera de Laos en exhibición detrás de él.

"Maldita sea", respondió John, el cliente, que resultó ser también laosiano. "No sabía nada de eso".

Quizás no sea sorprendente que un conflicto llamado Guerra Secreta haya sido tan oscurecido por la historia que incluso los estadounidenses de Laos luchan por descubrirlo. El propio Chanthamart dice que aprendió la historia cuando era adolescente solo después de leer sobre ella en Internet. Me avergüenza admitir que me enteré hace solo unas semanas.

Los legisladores estatales están considerando una ley que podría ayudar a cambiar eso. El Proyecto de Ley de la Asamblea 1393 requeriría que los educadores de California creen un plan de estudios modelo sobre la Guerra Secreta que incluya las perspectivas de los refugiados laosianos.

Requisitos como estos y los requisitos propuestos para la graduación de estudios étnicos en California tienen décadas de retraso. Pero los educadores estatales retrasaron la revisión del plan de estudios de estudios étnicos la semana pasada después de que varios grupos de defensa se quejaron de que sus historias no estaban incluidas. Algunos conservadores criticaron el plan de estudios por tener palabras que eran "demasiado progresistas".

Así que decidí dedicar un tiempo a conocer a la comunidad laosiana en San Diego como recordatorio de la razón más importante para enseñar estas historias: comprender a las personas que nos rodean.

Bonita o no bonita, es importante que los estadounidenses comprendan por qué tenemos inmigrantes y por qué tenemos refugiados.

Podemos discutir si los términos son demasiado "despiertos" o "progresivos". Podemos y debemos debatir apasionadamente qué historias y comunidades deben incluirse y cuál es la mejor manera de enseñar sobre ellas.

Pero debemos recordar que los estudios étnicos existen porque las historias que se enseñan en las escuelas son vergonzosamente incompletas. Y la exclusión de esas historias no solo nos deja a muchos de nosotros ignorantes, sino que también obliga a personas como Chanthamart a luchar por el reconocimiento de los hechos básicos de su existencia.

Estas historias no podrían ser más esenciales en un estado como California, donde más de una cuarta parte de la población nació en el extranjero y la mitad de los niños del estado tienen al menos un padre inmigrante.

Comprender la historia puede marcar la diferencia entre quién obtiene el estatus de refugiado y quién, en cambio, es demonizado como inmigrante “ilegal”, ya sea que los solicitantes de asilo centroamericanos sean tratados como seres humanos o encerrados en jaulas en la frontera y separados de sus familias.

Como muchos hijos de inmigrantes, a Sourita Siri, de 26 años, no le encanta que le pregunten de dónde es. Es particularmente irritante en su caso porque, cuando responde, nadie parece entender la respuesta.

"Es como si tuviera que sacar un mapa y dar una conferencia de historia cada vez", dijo Siri.

A menos que hayan visto el episodio de 2017 de Laos del programa de Anthony Bourdain "Parts Unknown" o hayan visto el documental de PBS sobre los hmong que salió ese año, la mayoría de las personas con las que se encuentra no tienen idea de que la guerra de Vietnam se libró en Laos, así como en Vietnam y Camboya. , Dijo Siri.

Pero los refugiados hmong y laosianos se han asentado en California desde la década de 1970, y ahora hay alrededor de 160.000 personas hmong y laosianas en el estado. Aproximadamente 8.000 se establecieron en San Diego, principalmente en la parte sureste de la ciudad, donde el abuelo de Siri ayudó a establecer el primer templo laosiano en los Estados Unidos en 1980.

Al principio, la comunidad era pequeña e íntima. El templo era un rancho de un piso alquilado y renovado con las paredes interiores derribadas para dejar espacio para que todos se reunieran para las fiestas y eventos importantes.

Cuando se abrieron las propiedades vecinas, los asistentes al templo juntaron su dinero y los adquirieron uno por uno. Solicitaron a la ciudad que combinara los lotes hasta que tuvieran suficiente espacio para construir un templo más grande con su propio estacionamiento.

Los restaurantes y las tiendas se agruparon en los vecindarios alrededor del templo y atrajeron aún más inmigrantes laosianos. Ahora, el sureste de San Diego es un lugar de aterrizaje para muchos inmigrantes y refugiados laosianos, dijo Siri, aunque nadie lo sabría en la escuela secundaria a la que asistió, donde todos asumieron que era filipina.

La comunidad estadounidense de Laos ha estado demasiado callada, dijo Pida Kongphouthone, una agente inmobiliaria estadounidense de Laos y residente de San Diego. El año pasado, cuando una enmienda estatal que estableció un plan de estudios modelo sobre la historia del sudeste asiático excluyó a los laosianos, la comunidad tuvo su llamada de atención.

“Nos dimos cuenta de que necesitábamos ser nuestros propios defensores y contar nuestras propias historias”, dijo Kongphouthone.

Él y un grupo de laosianos formaron un grupo llamado LaoSD y comenzaron a presionar para que se incluyera su historia. Y en enero, la asambleísta Shirley Weber (D-San Diego) patrocinó un proyecto de ley que requiere que los educadores estatales creen un plan de estudios modelo sobre la cultura y la historia de Laos.

Es fundamental que nuestra historia tenga en cuenta hechos como cómo la intervención de Estados Unidos en el sudeste asiático dejó a Laos como el país per cápita más bombardeado de la historia, dijo Kongphouthone.

Nos dimos cuenta de que necesitábamos ser nuestros propios defensores y contar nuestras propias historias.

Pero también es importante que entendamos que los laosianos, que comprenden más de 100 grupos étnicos diferentes, son parte del tejido social estadounidense, Kongphouthone dijo que los soldados Hmong lucharon por las causas de Estados Unidos que John Douangdara, un especialista de la Armada estadounidense de Laos, murió sirviendo con el equipo SEAL. 6 en Afganistán.

"Bonita o no bonita, es importante que los estadounidenses comprendan por qué tenemos inmigrantes y por qué tenemos refugiados", dijo Kongphouthone.

Para Sane Chanthaphavong, de 67 años, quien se unió a la Real Fuerza Aérea Lao respaldada por Estados Unidos a los 16 años después de que su hermano muriera en el conflicto, la guerra no era un secreto. Voló más de 1.000 misiones, escoltando a figuras políticas y arrojando bombas donde le dijeron los oficiales de inteligencia estadounidenses.

Desde que era niño, Estados Unidos siempre le había representado libertad y oportunidad: dólares estadounidenses pagados por alimentos, educación infantil y becas. Pero luego los soldados estadounidenses se fueron y él terminó en un campo de prisioneros de guerra, que él describe como "lo opuesto a la vida".

Debido a que era un piloto con valiosas habilidades, dos guardias lo acompañaron a todas partes y se vio obligado a transportar oficiales enemigos. En los campos, los soldados comunistas mataron de hambre a los refugiados, sembraron la discordia entre las familias, incluso se negaron a dejar que los maridos hablaran con las esposas, atacando el tejido social de la sociedad laosiana.

“El padre no confía en la hija”, dijo Chanthaphavong. "El hijo no puede confiar en la madre".

Él y su esposa finalmente escaparon a un campo de refugiados tailandés, encontraron un patrocinador y se reubicaron en San Diego. Chanthaphavong encontró una nueva vida trabajando como maquinista y se convirtió en padre. Está contento de que su historia se pueda enseñar ahora en las escuelas; trata de contársela a la mayor cantidad de jóvenes posible.

“Para protegerlos”, explica Chanthaphavong. "Para proteger la libertad".

Le pregunté a Chanthaphavong por qué quería venir a Estados Unidos, y al principio me dio una respuesta que escucho mucho: "Vine por una vida mejor".

No discuto la veracidad de la afirmación y sé que si el inglés fuera su lengua materna, podría dar una respuesta más elocuente.

Pero esa narrativa es demasiado simple. Oculta la dolorosa complejidad del viaje de Chanthaphavong a San Diego. Da la impresión de que simplemente buscaba la prosperidad cuando, de hecho, estaba huyendo por su vida.

Y no explica el alfiler de elefante dorado en su solapa (un símbolo del Laos precomunista), o por qué nunca ha regresado a su país de origen, aunque a veces siente nostalgia cuando las gotas de lluvia salpican las puertas de su casa en San. Diego.


Población de Laos - Historia

Durante la Segunda Guerra de Indochina (1954-75), particularmente entre 1960 y 1973, un gran número de laosianos fueron desplazados de sus aldeas, ya sea para escapar de frecuentes bombardeos o como resultado de reubicaciones forzosas de un bando u otro que buscaban consolidar el control sobre una zona. En la zona oriental controlada por el Pathet Lao, muchas aldeas fueron abandonadas y los habitantes vivían en cuevas o huían a través de la frontera hacia Vietnam (donde, a pesar de la guerra aérea masiva de los Estados Unidos, el bombardeo fue menos intenso que en las áreas a. que se trasladaron), o se trasladaron a aldeas o campamentos de refugiados en las zonas del Gobierno Real de Laos (RLG). Estos pueblos se establecieron a lo largo de la Ruta 13 desde Savannakh t hasta Pakxan y continuaron al norte de Vientiane. Además, muchas aldeas Hmong y Mien que se habían aliado con el RLG se vieron obligadas a moverse con frecuencia como resultado de las líneas de batalla cambiantes y fueron abastecidas regularmente por el RLG y los Estados Unidos.

Al final, se estima que 700.000 personas, o alrededor del 25 por ciento de la población, fueron de alguna manera desplazadas de sus hogares originales. Muchos de estos refugiados comenzaron a regresar a sus aldeas, o al menos a la misma zona general, después del alto el fuego de 1973, vaciando muchas de las aldeas de refugiados a lo largo de la Ruta 13. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (el ACNUR brindó alguna asistencia en transporte y suministros iniciales de arroz, y después de 1975 el gobierno también ayudó en la medida de lo posible con sus escasos recursos.Los hmong que se pusieron del lado del RLG se vieron obligados a huir después de 1975.

Sin embargo, no todos los refugiados internos regresaron a sus distritos de origen. Algunos optaron por permanecer en áreas más pobladas cerca del Mekong y las ciudades más grandes, y continuaron cultivando tierras que habían despejado durante la guerra. La caída del RLG y el mayor control por parte de los cuadros del gobierno sobre las actividades diarias en las aldeas también hicieron que muchos aldeanos huyeran del país y terminaran en campamentos de refugiados en Tailandia. La emigración se produjo en tres fases. Una fuga inicial de los funcionarios del RLG y la élite occidentalizada comenzó en 1975. Un segundo período de salidas de muchos más aldeanos comunes ocurrió entre 1977 y 1981, respondiendo tanto a las dificultades económicas causadas por el mal tiempo y la mala gestión gubernamental del sector agrícola como al control político. medidas. Un período posterior de salida menos rápida se prolongó hasta finales de los años ochenta. En total, más de 360.000 laosianos, alrededor del 10 por ciento o más de la población, huyeron del país entre 1975 y 1992. Este grupo incluía a casi todos los laosianos con educación occidental y, como ha señalado el politólogo Martin Stuart-Fox, la la pérdida de la intelectualidad puede haber hecho retroceder al país a toda una generación. Algunas minorías de las tierras altas que habían apoyado al RLG y al esfuerzo militar de los Estados Unidos también huyeron de inmediato, mientras que otros grupos continuaron una insurgencia guerrillera, que no fue controlada hasta después de aproximadamente 1979.

A finales de 1992, aproximadamente 305.000 refugiados laosianos habían sido reasentados permanentemente en terceros países, más comúnmente en Estados Unidos y Francia. Cuarenta mil laosianos, en su mayoría hmong, permanecían en campos de refugiados en Tailandia, y 12.000 refugiados habían sido repatriados voluntariamente a Laos bajo la supervisión y con la asistencia del ACNUR. Los acuerdos internacionales ordenaron el reasentamiento o repatriación de todos los refugiados restantes en Tailandia para fines de 1994.

Incluso sin las circunstancias de la guerra, los aldeanos laosianos tradicionalmente se han movido en busca de mejores perspectivas. Debido a la baja densidad de población en general, si las tierras agrícolas cercanas a una aldea escasearan o su calidad empeoraba, una parte o la totalidad de la aldea podría decidir trasladarse a un lugar donde hubiera más potencial. Este patrón ocurre con mayor frecuencia entre los pueblos semimigratorios de las tierras altas, donde existe un patrón regular de movimiento vinculado al uso de los campos de quema y quema, pero incluso los laosianos de las tierras bajas tienen un historial de fragmentación de aldeas en busca de nuevas tierras, aunque su inversión en infraestructura familiar o de aldea se ha incrementado. tendió a estabilizar la población. Desde mediados de la década de 1980, el gobierno ha alentado u obligado a varias aldeas de las tierras altas que cultivan arroz de quema a que se reubiquen en entornos de tierras bajas, un patrón también utilizado por el RLG para controlar más fácilmente a los aldeanos. En algunos casos, se ha proporcionado asistencia para la reubicación y el desmonte inicial del terreno, mientras que en otros se ha dejado que las personas se las arreglen por sí mismas en sus nuevas ubicaciones.


Hmong

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Hmong, grupo étnico que vive principalmente en China y el sudeste asiático y habla Hmong, una de las lenguas Hmong-Mien (también conocida como lenguas Miao-Yao). Desde finales del siglo XVIII, los hmong solos entre los grupos Miao han emigrado lentamente fuera de las provincias del sur de China, donde todavía quedan alrededor de 2,7 millones. Ver también Chinos. Unos 1,2 millones se han trasladado a las escarpadas tierras altas del norte de Vietnam, Laos, Tailandia y las partes orientales de Myanmar (Birmania). Más de 170.000 viven en Estados Unidos y casi 20.000 más en Francia (15.000), Australia (2.000), Guayana Francesa (1.500), Canadá (600) y Argentina (600). (Ver Nota del investigador: cifras de población hmong y nombre propio).

Se cree que el hogar original de los Hmong estuvo en la cuenca del Huang He (río Amarillo) en el centro de China. Fueron conducidos lentamente hacia el sur y marginados por la creciente población de chinos Han. Tradicionalmente, los hmong practicaban el cultivo migratorio de cultivos de secano en las tierras altas: el trigo sarraceno, la cebada y el mijo se cultivaban en las altitudes más altas, y el arroz y el maíz (maíz) en las altitudes más bajas. El bosque virgen fue talado y quemado para la siembra de nuevos campos cuando la fertilidad del suelo disminuyó (generalmente después de varias décadas), todo el pueblo se reubicó. Las aldeas nuevas pueden estar a una distancia considerable de la ubicación anterior de un grupo. A fines del siglo XIX, la amapola de opio fue introducida en las tierras altas por comerciantes externos, y los hmong comenzaron a cultivarla en un ciclo integrado junto con maíz y arroz seco. Vendían opio a comerciantes ambulantes, generalmente chinos, a cambio de plata. La plata se utilizaba en el pago de la dotación de la novia y el sistema de comercio a menudo implicaba un préstamo para una futura cosecha de opio.

A fines del siglo XX, la agricultura migratoria se había vuelto impracticable, excepto en algunas áreas remotas. En respuesta a los programas gubernamentales en Tailandia, Laos y Vietnam, los Hmong ahora han abandonado en gran medida la agricultura migratoria y la producción de opio. En cambio, se han volcado al cultivo permanente de cultivos como el maíz o la jardinería de flores, frutas y verduras, que venden en los mercados de las tierras bajas.

La sociedad Hmong está organizada a través de una serie de clanes patrilineales con apellidos chinos como Li, Wang y Yang. Los grupos de descendencia más pequeños dentro de estos clanes comprenden personas unidas a través de un ancestro común conocido y rituales ancestrales compartidos. La exogamia del apellido, o matrimonio, todavía se observa estrictamente: un hombre Li no puede casarse con una mujer Li. Una ideología de hermandad une a los hombres de un clan en particular, de modo que un hombre del clan Li puede esperar encontrar la hospitalidad de otros "hermanos" Li, donde sea que vivan. El papel de las mujeres en la cultura tradicional de los clanes es más ambiguo, sus espíritus fueron cuidados en la otra vida, pero su estatus social era bajo.

Los clanes salvan las amplias divisiones culturales que se cree que reflejan la migración de diferentes grupos de Hmong desde el centro de China. Las dos principales divisiones culturales de los hmong en el sudeste asiático son el hmong blanco y el hmong verde, que pueden referirse al color de la ropa de las mujeres. Los Hmong Blancos y los Hmong Verdes vivían tradicionalmente en aldeas separadas, rara vez se casaban entre ellos, hablaban dialectos diferentes, vestían diferentes formas de vestimenta femenina y vivían en casas de diferentes patrones arquitectónicos. A fines del siglo XX, había una mayor proximidad entre los grupos culturales (se produjeron más matrimonios mixtos y los asentamientos mixtos se habían convertido en algo común), sin embargo, el sentido de diferencia entre las divisiones seguía siendo fuerte.

La vida cultural y las creencias religiosas de los hmong son extremadamente ricas, como los bordados y las canciones de amor por las que se destacan los hmong. Al casarse, la novia se une a la familia de su marido. La secuencia de eventos en una boda se lleva a cabo mediante una serie de canciones que marcan cada momento de la transición de la novia, cantadas por dos intermediarios designados respectivamente por la novia y el novio. La familia del novio debe pagar una cierta cantidad de dinero de la novia, tradicionalmente en plata, a la familia de la novia. Este pago actúa como una sanción por su comportamiento si se puede demostrar que se ha portado mal (por ejemplo, engañando a su marido o huyendo sin una buena razón), la familia del marido puede exigir su devolución. Los suicidios femeninos, a menudo por ingestión de opio, eran bastante comunes. Un hombre puede tener más de una esposa. Las co-esposas viven juntas en la misma casa y tratan a sus hijos por igual.

El Año Nuevo, que comienza el día 30 del duodécimo mes lunar, es un momento para honrar a los espíritus ancestrales y domésticos de la familia, y para que la familia permanezca unida, pero también para visitar otras aldeas y jugar juegos comunales. En el sudeste de Asia, filas de niños y niñas solteros juegan a atrapar con una pelota de tela, mientras que en China se escucha el vaivén de un volante de plumas. Estos juegos pueden dar lugar a más encuentros entre una pareja joven y, finalmente, al matrimonio.

En casos de enfermedad grave o desgracia, se invita a un chamán a la casa, donde entra en trance posesivo para visitar el otro mundo y localizar el alma perdida del paciente. Cada persona tiene un número de almas que pueden alejarse del cuerpo o ser atrapadas por espíritus malignos, causando enfermedades, y es trabajo del chamán diagnosticar esto y recuperar el alma (ver pérdida del alma del chamanismo).

Los ritos funerarios pueden durar varios días y hay una serie de ritos mortuorios que se llevan a cabo algunos años después de la muerte. Se golpea un tambor, se tocan las flautas de caña y se invita a un experto ritual especial a cantar la canción "Abriendo el camino", que guiará el alma reencarnada del difunto de regreso a la aldea original de los antepasados, de donde será. renacido. El cadáver se entierra, por lo general en un lugar seleccionado, como los lugares de las aldeas, de acuerdo con el sistema chino de geomancia (feng shui).

A veces, un chamán actúa como líder político, ya que no existe una institución política específicamente hmong por encima del nivel de la aldea o del grupo de ascendencia local. Desde finales del siglo XIX hasta el siglo XX, los hmong se han levantado periódicamente en revueltas armadas contra las autoridades coloniales y poscoloniales, en respuesta a la explotación y las penurias impuestas por los pueblos más dominantes. A menudo, estas rebeliones se han asociado con la creencia de que un líder mesiánico de los hmong está a punto de nacer, cuya inminencia es anunciada por un profeta que valida su afirmación al “descubrir” una forma de escritura para el idioma hmong. No existe una forma tradicional de escritura para los hmong, pero las leyendas explican cómo perdieron su escritura en los albores de los tiempos y describen las circunstancias bajo las cuales algún día será restaurada. Aunque ahora se utiliza una variedad de escrituras para el idioma, persisten los movimientos mesiánicos.

En el siglo XX, los hmong del sudeste asiático estaban divididos por los conflictos entre partidos y estados comunistas. En Tailandia, donde muchos hmong se unieron al Partido Comunista durante la década de 1960, se ganaron la reputación de enemigos del estado por esa razón. Décadas más tarde, muchos Hmong en Tailandia siguen careciendo de derechos de ciudadanía o títulos adecuados sobre la tierra que cultivan.

En Laos, muchos hmong se pusieron del lado de la oposición a los comunistas después de la Revolución de 1975, más de 100.000 huyeron de Laos a campos de refugiados en Tailandia, desde donde fueron reasentados en países como Estados Unidos, Canadá, Francia y la Guayana Francesa, Australia, y Nueva Zelanda. Many families were split apart in these resettlements. Some diasporic Hmong have begun tracing family roots and tracking down relatives while revisiting their homelands in Thailand, in Laos, to a lesser extent in Vietnam, and even in southern China, which their families may have left two centuries ago. New contacts have been formed across the Hmong global community through the use of audio- and videocassettes and increasingly through the Internet. Indeed, these technological advances have been crucial in forming a new sense of transnational community among the geographically distant groups of Hmong.


Laos profile - timeline

1893 - Laos becomes a French protectorate until 1945, when it is briefly occupied by the Japanese towards the end of World War II.

1946 - French rule over Laos is resumed.

1950 - Laos is granted semi-autonomy as an associated state within the French Union.

1954 - Laos gains full independence as a constitutional monarchy. Civil war breaks out between royalists and the communist group, the Pathet Lao.

1960 - Laos subject to extensive aerial bombardment by the United States in an attempt to destroy North Vietnamese sanctuaries and to rupture the supply lines known as the Ho Chi Minh trail. It's estimated that more bombs were dropped on Laos than were used during the whole of World War II.

1973 - Vientiane ceasefire agreement divides Laos between the communists and the royalists.

1975 - The Pathet Lao - renamed the Lao People's Front - seizes power. King Savang Vatthana abdicates - he is later arrested and dies in captivity. The Lao People's Democratic Republic is proclaimed, with the Lao People's Revolutionary Party (LPRP) the only legal political party. Kaysone Phomvihane becomes prime minister. "Socialist transformation" of the economy is launched.

1979 - Food shortages and the flight of hundreds of thousands of refugees to Thailand leads the government to modify its approach. Some private enterprise within agriculture is permitted.

1986 - Encouraged by the Gorbachev reforms in the Soviet Union, Laos introduces market-oriented reforms.

1989 - First elections held since 1975. All candidates have to be approved by the LPRP. Communists retain power.

1991 - Security and cooperation pact signed with Thailand. A new constitution is endorsed. Kaysone Phomvihane becomes president, Khamtay Siphandon becomes prime minister.

1992 - President Phomvihane dies. Siphandon becomes head of the LPRP.

1994 - "Friendship bridge" over the Mekong linking Laos and Thailand is opened.

1995 - US lifts its 20-year aid embargo.

1997 - Laos becomes a member of the Association of Southeast Asian Nations (Asean). The Asian financial crisis decimates the value of the Lao currency, the kip.

1998 - Khamtay Siphandon becomes president.

2000 - A series of bomb blasts hits the capital - the authorities blame anti-government groups based abroad. Celebrations of 25 years of communist rule take place in Vientiane in December.

2000 - Government embarks on decentralization process, granting more autonomy and budgetary responsibilities to provinces.

2001 March - Khamtay Siphandon re-elected president.

2001 April - International Monetary Fund approves a new three-year loan for Laos worth $40 million. IMF officials expect the loan to help strengthen macroeconomic stability and reduce poverty "through growth with equity".

2001 April - Parliament introduces death sentence for possession of more than 500g of heroin.

2001 December - UN World Food Programme (WFP) launches three-year initative to feed 70,000 malnourished children in Laos.

2002 February - Parliamentary elections. All but one of the 166 candidates are from the governing Lao People's Revolutionary Party.

2003 June - Two European journalists and their American translator arrested after making contact with Hmong ethnic group. Pair found guilty of obstructing security forces and briefly jailed.

US-based Lao exile group, the Fact Finding Commission, says the Lao Citizens Movement for Democracy (LCMD) has started a revolution in 11 provinces. The government dismisses the claim.

The LCMD says it has killed three soldiers in clashes. The government denies the claim.

2004 November - As chair of the Association of South East Asian Nations (Asean), Laos hosts the organisation's summit.

2005 February - US establishes Normal Trade Relations, ending protracted period of punitive import taxes.

2005 April - World Bank approves loans for Nam Theun Two hydroelectric dam project. Dam is expected to produce electricity for export critics are concerned about its environmental, social impact.

2005 November - Foundation stone of Nam Theun Two hydroelectric dam is laid.

2006 June - Choummaly Sayasone succeeds Khamtay Siphandone as president. The former vice president became leader of the ruling communists in March.

2006 December - More than 400 members of the Hmong ethnic group surrender to the authorities. They are among several groups of Hmong who have been living in the jungle as fugitives since 1975, when the pro-US government they supported was defeated by the communists.

2007 June - US prosecutors charge nine people with plotting a coup in Laos, including former general Vang Pao, a prominent member of the ethnic Hmong group who emigrated to the US in the 1970s.

2007 July - California court order the release on bail of former general Vang Pao, accused of plotting the overthrow of Laos' communist government.

2008 January - Laos takes steps to become full member of the World Trade Organization.

2008 May - Some 69% of children in Laos lack basic health care, Save the Children charity reports.

2009 March - Thai Princess Maha Chakri Sirindhorn opens a rail connection over the Mekong river, linking Thailand and Laos.

2009 December - Thailand forcibly repatriates more than 4,000 ethnic Hmong asylum seekers back to Laos.

2010 December - PM Bouasone Bouphavanh resigns, citing "family problems", and is replaced by National Assembly president Thongsing Thammavong. Analysts say factional disputes within the ruling party are the likely reason.

2011 January - New stock market opens in Vientiane as part of tentative experiment with capitalism.

Former Laos royal general and leader of Hmong ethnic group Vang Pao dies in exile in US, aged 81.

2011 June - President Choummaly is given a further five-year term by parliament.

2012 July - Hillary Clinton becomes the first US secretary of state to visit Laos for 57 years. The legacy of the Vietnam War and a controversial dam project are on her agenda.

2012 November - Laos approves plans to build a massive dam at Xayaburi, on the lower Mekong river, despite opposition from environmentalists and neighbours Cambodia and Vietnam.

2013 August - European parliamentarians draw attention to the disappearance of activist Sombath Somphone, last seen at a police checkpoint.

2014 May - Several senior officials are killed in a plane crash in northern Laos, including Defence Minister and Deputy Prime Minister Douangchay Phichit, Security Minister Thongbanh Sengaphone and Vientiane Mayor Soukanh Mahalath.

2016 April - National Assembly at its five-year congress appoints Bounnhang Vorachit as president and leader of the ruling Lao People's Revolutionary Party (LPRP), succeeding Choummaly Sayasone.

2016 September - President Barack Obama becomes the first sitting US president to visit Laos.

US commits 90 million US dollars over three years to help clear unexploded bombs the US dropped on Laos during the Vietnam War.

2017 September - Conservationists warn that Laos has become the fastest growing ivory market in the world, undermining the international effort to stop the illegal trade.


Visión general

Lao PDR has made good development progress over the past twenty years, halving poverty, reducing malnutrition, and improving education and health outcomes. However, there is room for further improvement. A child born in Laos today will only be half as productive as she could be if she enjoyed full health and education. Malnutrition continues to be a critical issue, with stunting (impaired growth and development from poor nutrition) affecting over 30 percent of children under five. The maternal mortality rate is also high, at 185 per 100,000 births (2017). While a Lao child goes to school for 10.8 years on average, she only receives the equivalent of 6.4 years of learning. Moreover, the effects of COVID-19 on the Lao economy are placing at risk some of the gains made against poverty.

A shift in leadership in early 2021 has brought various pressing issues to the front of the Lao government’s socioeconomic planning. The new prime minister announced seven priorities in March, vowing to tackle public debt and revenue leakages, boost exports, counter corruption, and create more job opportunities. The government has also pledged to foster quality growth and reduce reliance on the natural resource sector, to increase access to basic public services, especially health and education, and to place more emphasis on human resource development.

This approach aims to correct the country’s previous reliance on a narrow growth model based on natural resource extraction and capital-intensive infrastructure investment. While this policy orientation delivered sustained economic growth over the past two decades, is has been less successful in fostering the creation of jobs, and has led to the accumulation of significant public external debt. In the wake of the COVID-19 pandemic, economic growth declined to an estimated 0.4 percent in 2020, the lowest level in three decades. The service sector, including travel and tourism, has been hit hard by lockdown measures while remittances, a vital source of income for many families, have dried up. The unemployment rate has risen to over 23 percent, from 16 percent at the end of 2019. Public external debt stock has increased to 65 percent of GDP in 2020 from 59 percent in 2019. Laos has onerous debt service obligations, which stand at around US$1.1 billion per year for 2020-23.

The World Bank Group (WBG) works with the government to reduce extreme poverty and boost shared prosperity, supporting the Ninth National Socio-Economic Development Plan 2021-25, to which the Bank and other development partners contributed. The WBG’s current Country Partnership Framework (CPF) 2017-2021 was approved in April 2017 following a Systematic Country Diagnostic and public engagement meetings with a wide range of stakeholders on the twin goals of reducing poverty and boosting shared prosperity. A cornerstone of the CPF is support to greener, more inclusive growth, aiming to improve local livelihoods by diversifying income sources and encouraging the private sector to spur market development, for instance through sustainable forest management and nature-based tourism. A Performance and Learning Review of the CPF completed in 2020, emphasized the need to redouble efforts on the macro-economic front and consolidate the country’s project portfolio. The CPF was extended by one year, until June 2022.

Supporting Inclusive Growth: Putting public finances on a sustainable path and supporting financial sector stability, making it easier to do business, and investing in infrastructure for growth and inclusion.

Investing in People: Reducing malnutrition, improving the quality of primary and pre-primary education, keeping girls in school, improving access to and quality of health services, reducing vulnerability, and boosting inclusive access to social services.

Protecting the Environment: Promoting environmental protection and sustainable natural resource management, enhancing disaster risk management, and climate and disaster resilience.

Cross-cutting theme: Enhancing governance and creating a rules-based environment.

The World Bank has an ongoing portfolio of 25 projects in Laos, with a funding value of US$745 million. These include 21 projects financed by the International Development Association, the World Bank’s fund for the most in-need countries. The largest sectors by total financing are health, nutrition and population (14%), environment, natural resources and the blue economy (14%), and transport (12%). The International Finance Corporation — one of the five institutions that make up the World Bank Group and the largest global development institution focused exclusively on the private sector in developing countries — is also active. Since 2000, IFC has invested and mobilized more than $98 million in Lao PDR mainly in the power, banking, manufacturing, and services sectors. IFC is currently implementEn g five advisory projects valued at $12.2 million to improve the business environment, expand access to finance for SMEs, boost sustainable economic growth, and create more jobs.

The Poverty Reduction Fund (PRF) is a large multi-sector local development project that has been supported with $123.5 million through three phases of IDA financing. The PRF has improved access to basic services for 1.2 million rural people through more than 5,000 community infrastructure projects in the poorest districts of the country. In target villages, access to an improved water source increased by nearly 60 percent, and travel time to the nearest village was reduced by an average of 114 minutes in the dry season and about 70 minutes in the wet season. Under the latest World Bank support, the PRF has scaled up production and consumption of nutritious foods in four northern provinces (Oudomxay, Phongsaly, Houaphan and Xieng Khouang) where the incidence of child stunting is high. A recent impact evaluation of the PRF’s Road Maintenance Groups found that these groups have significantly increased women’s engagement in paid work, a particularly relevant finding as options are examined for economic recovery after the COVID-19 pandemic.

The Lao PDR COVID-19 Response Project was approved in April 2020 to provide a quick response to the pandemic in Laos by enhancing technical capacity among health professionals at all levels and delivering emergency medical equipment and supplies to all 18 provinces. The Micro, Small, and Medium Enterprise Access to Finance Emergency Support and Recovery Project, approved in October 2020, helps small business weather the economic slowdown associated with the virus.

To address the urgent issue of nutrition the World Bank finances a series of projects titled “Nutrition Convergence”, taking a holistic approach towards the reduction of stunting among Lao children. In four northern provinces, projects support government efforts through a multi-sectoral approach to improve water supply and sanitation, health and nutrition, social protection, education, and agriculture. The first phase (2019-24) targets households in the twelve poorest northern districts. In the first quarter of 2021, pregnant women in these districts started receiving cash transfers to supplement their children’s health and nutritional status.

At the same time, the Health and Nutrition Services Access Project, approved in March 2020, is working to strengthen the Lao health system and improve the quality and coverage of health and nutrition services by providing funds to health centers and departments using results-based instruments. The project will help tackle childhood stunting through a Multisectoral Nutrition Convergence Approach, by increasing access to and use of nutrition interventions. This work builds on the achievements of the Health Governance and Nutrition Development Project, which has improved the delivery of basic health services to around one million Lao women and children over the last five years.

In addition, since April 2014 the Early Childhood Education Project has been helping to improve the coverage and quality of education for 3- to 5-year old children in 11 provinces. This project promotes community-based construction grants for pre-primary classrooms and the establishment of Community Child Development Groups for 3- and 4-year-olds. Results so far show the project has benefited 53,000 children aged 3-5 and achieved significant improvements in enrollment, learning environment, and in both literacy and numeracy, plus a reduction in stunting. A new complementary project, Global Partnership for Education III, focuses on preparing pre-school children to enter school ready to learn, screening to help provide extra resources to children with disabilities, and targeted training and management systems to improve the environment for teaching and learning. The project incorporates features to help make up for learning time lost due to COVID-19.

The Competitiveness and Trade Project, approved in 2018, supports government efforts to simplify business regulations, facilitate trade, and improve competitiveness. New and existing Lao firms are starting to benefit from lower costs of doing business, easier procedures, and access to funding for business improvements. These reforms also benefit the public by generating job opportunities and stimulating competition, leading to lower prices and increased choice in goods. The project prioritizes reforms that benefit SMEs and women-led enterprises. Such reforms include streamlining of operating licenses and business registration, and easier documentation for import and export. The project Business Assistance Facility helps private enterprises access business development services and aims to improve company management and innovation. By July 2020, 61 matching grants were approved for firms in Laos.

Supporting the government’s green growth strategy, the Scaling-Up Participatory Sustainable Forest Management Project is helping to build a solid foundation for the strategically important forest sector in Laos. The project has worked with over 100,000 people, largely from ethnic minorities, in over 650 forest villages. Livelihoods support and casual employment in forest restoration has reduced the deforestation rate in Laos and saved 1.8 million tonnes of carbon dioxide-equivalent emissions. Work on management plans for state production forests and third-party certification of wood products has helped to modernize the sector and to create the new Forestry Law of 2019. Complementing this effort, the Second Lao Environment and Social Project is helping to strengthen environmental management capacity by publicly disclosing air pollution data and environmental and social impact assessments, and by improving the management of 11 protected areas. The project promotes conservation-friendly livelihoods in 189 villages and is strengthening the capacity to curb the illegal wildlife trade, a critical factor in preventing future pandemics like COVID-19 arising from zoonoses. These initiatives are backed up by the recently approved Lao Landscapes and Livelihoods Project, which will help communities in over 600 villages and 25 forest areas secure livelihoods and jobs from sustainably managed forests, including opportunities in timber and non-timber products, and nature-based tourism.


Ver el vídeo: Los contenedores mortuorios de LAOS (Diciembre 2021).