Podcasts de historia

¿Qué sabemos sobre la estructura organizativa de la Biblioteca de Alejandría?

¿Qué sabemos sobre la estructura organizativa de la Biblioteca de Alejandría?

Se estima que la Biblioteca Real de Alejandría tenía más de medio millón de documentos y albergaba a unos 100 académicos, según este artículo. Esto sugeriría un sistema de archivo bastante descentralizado, quizás con cada sección teniendo su propio sistema de mantenimiento de registros.

Según la entrada relevante de Wikipedia, la biblioteca también participó en la crítica textual, lo que implica un mantenimiento de registros más detallado.

Aparte de eso, no pude encontrar ninguna otra idea sobre cómo se organizó la colección. ¿Qué sabemos sobre el sistema de indexación utilizado por la Biblioteca? Para aclarar: el título se refiere a la organización de los manuscritos, no a la organización estructural de la Biblioteca en sí.


En el artículo de Wikipedia que ha copiado hay una referencia a los Pinakes.

Buscando he encontrado un artículo en este sitio web Library Philosophy and Practice (LPP) que explica la organización de los libros, manuscritos,… de esta vasta biblioteca. Copio algunos fragmentos:

Sobre Zenodotus, el primer bibliotecario

Zenodotus, el primer bibliotecario de la Gran Biblioteca, introdujo un sistema de organización rudimentario mediante el cual los textos se asignaban a diferentes salas según su tema. Zenodotus primero hizo un inventario de los fondos de la Biblioteca, que luego organizó en tres categorías principales. […] Dentro de cada una de estas divisiones, Zenodotus organizó las obras alfabéticamente por la primera letra del nombre de su autor […] El personal de la biblioteca bajo Zenodotus adjuntó una pequeña etiqueta colgante al final de cada pergamino, que contenía información sobre el autor de cada obra. , título y tema para que los materiales puedan devolverse fácilmente al área en la que habían sido clasificados

Acerca de Calímaco de Cirene.

Callimachus produjo los pinakes […] Callimachus enumeró las obras alfabéticamente por autor y género. Hizo lo que los bibliotecarios modernos llamarían "agregar metadatos": escribir una breve nota biográfica de cada autor, que precedía a la entrada de ese autor en su catálogo. […] Además, Calímaco anotó las primeras palabras del trabajo y el número total de líneas del documento. Más tarde, los bibliotecarios debían hacer anotaciones marginales en los pinakes, lo que proporcionaba aún más información sobre la naturaleza del documento catalogado […] Al consultar los pinakes, un usuario de la biblioteca podía averiguar si la biblioteca contenía una obra de un autor en particular, cómo se categorizó y dónde se podría encontrar.

Pero…

Si bien el pinakes es muy similar a lo que los bibliotecarios modernos llamarían catálogo de biblioteca, no cubría la totalidad de las existencias de la Gran Biblioteca. Se ocupaba únicamente de la parte más grande y más utilizada de la colección. Sin embargo, el principio organizativo de Zenodotus cubría toda la Biblioteca.

Según biblicalarchaeology.org, se dan más detalles sobre los "metadatos" realizados por Callimachus.

Los Pinakes identificaron cada volumen por su título, luego registraron el nombre y el lugar de nacimiento del autor, el nombre del padre y los maestros del autor, el lugar y la naturaleza de la educación del autor, cualquier apodo o seudónimo aplicado al autor, una breve biografía ( incluyendo una lista de las obras del autor y un comentario sobre su autenticidad), la primera línea de la obra especificada, un breve resumen del volumen, la fuente de donde se adquirió el libro (como la ciudad donde se compró o el barco o viajero al que fue confiscado), el nombre del antiguo propietario, el nombre del erudito que editó o corrigió el texto, si el libro contenía una sola obra o numerosas obras distintas, y el número total de líneas en cada obra.


Estrabón, que estuvo en Egipto del 24 al 19 a. C. y nos dio relatos detallados del Museo, afirma que la inspiración para la organización de la Biblioteca, al menos inicialmente, fue Aristóteles (el énfasis es mío):

De Scepsis vinieron los filósofos socráticos Erasto y Corisco y Neleo el hijo de Corisco, este último un hombre que no solo fue alumno de Aristóteles y Teofrasto, sino que también heredó la biblioteca de Teofrasto, que incluía la de Aristóteles. De todos modos, Aristóteles legó su propia biblioteca a Teofrasto, a quien también dejó su escuela; y es el primer hombre, hasta donde yo sé, que ha coleccionado libros y ha enseñado a los reyes de Egipto cómo organizar una biblioteca..

Fuente: Strab. 13.1.54.

La historia parece probable; Aristóteles fue el padre de la taxonomía y su biblioteca personal fue una de las primeras adquisiciones de la Biblioteca. Los primeros bibliotecarios probablemente modelaron sus propios enfoques sobre los de Aristóteles. Sin embargo, no tenemos detalles sobre cómo Aristóteles organizó su biblioteca y hasta qué punto los primeros bibliotecarios adoptaron sus métodos.

Lo que sí sabemos es que Zenodoto de Éfeso, el primer bibliotecario según la Suda, dispuso los libros en diferentes habitaciones según su tema. Luego, dentro de cada habitación, ordenó los libros alfabéticamente (por el nombre de su autor). Su sistema puede parecer rudimentario para los estándares actuales, pero para el momento fue revolucionario. De hecho, es la instancia más antigua conocida de organización alfabética.

Calímaco de Cirene amplió el sistema de Zenodoto en su obra magna, la Tablas de personas que se distinguieron en todas las ramas del saber. Pinakes, como se conoce mejor a la obra, es un estudio biobibliográfico de los escritos griegos más importantes, dividido en 120 libros. Según Wikipedia:

El sistema de Calímaco dividió las obras en seis géneros y cinco secciones de prosa. Estos fueron retórica, derecho, épica, tragedia, comedia, poesía lírica, historia, medicina, matemáticas, ciencias naturales y misceláneas. Cada categoría fue ordenada alfabéticamente por autor.

Desafortunadamente, solo sobreviven unos pocos fragmentos de los Pinake, pero de esos fragmentos sabemos que incluían datos biográficos, incluidas otras obras del autor, y notas generales para cada obra (por ejemplo, su extensión). Los Pinakes de Callimachus fueron la clave de la vasta colección de Library, y los bibliotecarios y gramáticos posteriores los actualizaron constantemente a medida que la colección crecía.

Fuentes:

  • Los Pínakes de Calímaco, Francis J. Witty
  • Los otros pinakes y obras de referencia de Callimachus, Francis J. Witty

1 Πίνακες των εν πάση παιδεία διαλαμψάντων.


Tipos de estructuras organizativas

Una estructura organizativa define cómo los trabajos y las tareas se dividen, agrupan y coordinan formalmente. El tipo de estructura organizativa dependería del tipo de organización en sí y de su filosofía de funcionamiento. Básicamente, la estructura puede ser de naturaleza mecánica u orgánica o una combinación de las mismas. Sin embargo, la mayoría de las estructuras organizativas todavía se diseñan siguiendo líneas mecánicas o clásicas.

Elementos clave para una estructura organizativa adecuada

  • Especialización del trabajo: ¿Hasta qué punto se subdividen los artículos en trabajos separados?
  • Departamentalización: ¿Sobre qué base se agruparán los puestos de trabajo?
  • Cadena de mando: ¿A quién informarán los individuos y los grupos?
  • Ámbito de control: ¿Hasta cuántas personas puede dirigir un gerente de manera eficiente?
  • Centralización vs descentralización: ¿Quién será el único que tomará las decisiones?
  • Formalización: ¿Hasta qué punto habrá reglas y regulaciones para dirigir a los empleados y gerentes?

Algunas de las estructuras organizativas más comunes son:


8 tipos de estructuras organizativas: sus ventajas y desventajas

Todos los gerentes deben tener en cuenta que hay dos organizaciones con las que deben tratar: una formal y la otra informal.

La organización formal suele delimitarse mediante un organigrama y descripciones de puestos. Todos los gerentes conocen claramente las relaciones de informes oficiales.

Junto a la organización formal existe una organización informal que es un conjunto de relaciones y patrones de interacción humana en evolución dentro de una organización que no están prescritos oficialmente.

Las estructuras organizativas formales se clasifican como:

(i) Estructura organizativa de línea.

(ii) Estructura organizativa del personal o de la autoridad funcional.

(iii) Estructura organizativa de línea y personal.

(iv) Estructura organizativa del comité.

(v) Estructura organizativa divisional.

(vi) Estructura organizativa del proyecto.

(vii) Estructura organizacional de la matriz y

(viii) Estructura organizacional híbrida.

Estas estructuras organizativas se describen brevemente en los siguientes párrafos:

1. Estructura organizativa de línea:

Una organización de línea solo tiene relaciones verticales directas entre los diferentes niveles de la empresa. Solo hay departamentos de línea, departamentos directamente involucrados en el logro del objetivo principal de la organización. Por ejemplo, en una empresa típica, los departamentos de línea incluyen producción y marketing. En una organización de línea, la autoridad sigue la cadena de mando.

La figura 10.3 ilustra una estructura organizativa de una sola línea.

Solo tiene relaciones verticales directas entre los diferentes niveles de la empresa.

1. Tiende a simplificar y aclarar las relaciones de autoridad, responsabilidad y rendición de cuentas

2. Promueve la toma de decisiones rápida

1. Descuida a los especialistas en planificación

Algunas de las ventajas de una organización de línea pura son:

(i) Una estructura de línea tiende a simplificar y aclarar las relaciones de responsabilidad, autoridad y rendición de cuentas. Es probable que los niveles de responsabilidad y autoridad sean precisos y comprensibles.

(ii) Una estructura de línea promueve una rápida toma de decisiones y flexibilidad.

(iii) Debido a que las organizaciones de línea suelen ser pequeñas, las gerencias y los empleados tienen una mayor cercanía.

Sin embargo, también existen algunas desventajas. Son:

(i) A medida que la empresa crece, la organización de línea se vuelve más ineficaz.

(ii) Es posible que la velocidad y la flexibilidad mejoradas no compensen la falta de conocimientos especializados.

(iii) Es posible que los gerentes deban convertirse en expertos en demasiados campos.

(iv) Existe una tendencia a volverse demasiado dependiente de las pocas personas clave que realizan numerosos trabajos.

2. Personal o estructura organizativa de la autoridad funcional

Los trabajos o puestos en una organización se pueden clasificar como:

(I) Posición de la línea:

un puesto en la cadena de mando directa que es responsable del logro de los objetivos de una organización y

(ii) Posicion del personal:

Un puesto destinado a proporcionar experiencia, asesoramiento y apoyo para los puestos de línea.

Los oficiales de línea o gerentes tienen la autoridad directa (conocida como autoridad de línea) que deben ejercer para lograr los objetivos de la organización. Los oficiales de personal o gerentes tienen autoridad de personal (es decir, autoridad para asesorar a la línea) sobre la línea. Esto también se conoce como autoridad funcional.

Una organización donde los departamentos de personal tienen autoridad sobre el personal de línea en áreas limitadas de especialización se conoce como organización de autoridad funcional. La figura 10.4 ilustra una estructura organizativa de autoridad funcional o de personal.

En la organización de línea, los gerentes de línea no pueden ser expertos en todas las funciones que deben realizar. Pero en la organización de autoridad funcional, el personal del personal que es especialista en algunos campos recibe autoridad funcional (el derecho de los especialistas del personal a emitir órdenes en sus propios nombres en áreas designadas).

El principio de unidad de mando se viola cuando existe autoridad funcional, es decir, un trabajador o un grupo de trabajadores puede tener que recibir instrucciones u órdenes del supervisor de línea, así como del especialista del personal, lo que puede resultar en confusión y órdenes contradictorias de múltiples fuentes. puede conducir a una mayor ineficacia. Algunos especialistas del personal pueden ejercer autoridad directa sobre el personal de línea, en lugar de ejercer autoridad de asesoramiento (por ejemplo, el inspector de control de calidad puede dirigir al trabajador y asesorar en asuntos relacionados con la calidad).

Si bien este tipo de estructura organizativa supera las desventajas de una estructura organizativa de línea pura, tiene algunas desventajas importantes:

Estos son: (i) los conflictos potenciales resultantes de la violación del principio de unidad de mando y (ii) la tendencia a mantener la autoridad centralizada en los niveles superiores de la organización.

3. Estructura organizativa de la línea y del personal:

La mayoría de las grandes organizaciones pertenecen a este tipo de estructura organizativa. Estas organizaciones tienen relaciones verticales directas entre diferentes niveles y también especialistas responsables de asesorar y ayudar a los gerentes de línea. Estas organizaciones tienen departamentos tanto de línea como de personal. Los departamentos de personal brindan a las personas de línea asesoramiento y asistencia en áreas especializadas (por ejemplo, el departamento de producción de asesoramiento de control de calidad).

La figura 10.5 ilustra el organigrama de la línea y del personal. Las funciones de línea son producción y marketing, mientras que las funciones del personal incluyen personal, control de calidad, investigación y desarrollo, finanzas, contabilidad, etc. .

Se pueden identificar tres tipos de personal especializado:

Algunos miembros del personal realizan solo una de estas funciones, pero algunos pueden realizar dos o las tres funciones. La principal ventaja es el uso de la experiencia de los especialistas del personal por parte del personal de línea. El alcance del control de los gerentes de línea se puede aumentar porque se les releva de muchas funciones que el personal realiza para ayudar a la línea.

(i) Incluso a través de una línea y la estructura del personal permite una mayor flexibilidad y especialización, puede crear conflictos entre el personal de línea y el personal.

(ii) Es posible que a los gerentes de línea no les guste que el personal del personal les diga qué hacer y cómo hacerlo, aunque reconozcan el conocimiento y la experiencia de los especialistas.

(iii) Algunas personas del personal tienen dificultades para adaptarse a la función, especialmente cuando los gerentes de línea se muestran reacios a aceptar consejos.

(iv) El personal puede estar resentido por su falta de autoridad y esto puede causar conflictos de línea y personal.

1. La línea y el personal tienen una relación vertical directa entre los diferentes niveles.

2. Los especialistas del personal son responsables de asesorar y ayudar a los gerentes / oficiales de línea en áreas especializadas.

3. Estos tipos de personal especializado son (a) Asesoramiento, (b) Servicio, (c) Control, por ejemplo,

Sistema de información de gestión, investigación operativa y técnicas cuantitativas, ingeniería industrial, planificación, etc.

Mantenimiento, Compra, Tiendas, Finanzas, Marketing.

Control de calidad, control de costos, auditoría, etc. Ventajas & # 8217

(i) Uso de la experiencia de los especialistas del personal.

(ii) Se puede aumentar el alcance del control

(iii) Libera a las autoridades de línea de decisiones rutinarias y especializadas.

(iv) No se necesitan todos los ejecutivos de ronda.

(i) Aún pueden surgir conflictos entre la línea y el personal.

(ii) Los oficiales de estado mayor pueden resentir su falta de autoridad.

(iii) La coordinación entre la línea y el personal puede resultar difícil.

Características de la estructura organizativa del comité:

(a) Formado para manejar ciertos problemas / situaciones

(b) Son decisiones temporales.

1. Las decisiones del comité son mejores que las decisiones individuales

2. Una mejor interacción entre los miembros del comité conduce a una mejor coordinación de las actividades.

3. Se puede motivar a los miembros del comité a participar en la toma de decisiones del grupo.

4. La discusión en grupo puede conducir al pensamiento creativo.

1. Los comités pueden retrasar las decisiones, consumir más tiempo y, por tanto, resultar más costosos.

2. La acción de grupo puede llevar al compromiso y la indecisión.

3. Puede resultar en un "pase de dólar".

4. Estructura organizativa divisional:

En este tipo de estructura, la organización puede tener diferentes bases sobre las que se forman los departamentos. Son:

La figura 10.6 ilustra las estructuras organizativas formadas sobre la base de la anterior base de departamentos.

5. Organización del proyecto Estructura:

Las estructuras organizativas de línea, línea y personal y autoridad funcional facilitan el establecimiento y distribución de autoridad para la coordinación y el control verticales en lugar de las relaciones horizontales. En algunos proyectos (actividad compleja que consta de una serie de actividades independientes e interdependientes) el proceso de trabajo puede fluir horizontal, diagonalmente, hacia arriba y hacia abajo. La dirección del flujo de trabajo depende de la distribución de talentos y habilidades en la organización y la necesidad de aplicarlos al problema que existe. Para hacer frente a tales situaciones, han surgido organizaciones de proyectos y organizaciones matriciales.

Una organización de proyecto es una organización temporal diseñada para lograr resultados específicos mediante el uso de equipos de especialistas de diferentes áreas funcionales de la organización. El equipo del proyecto centra todas sus energías, recursos y resultados en el proyecto asignado. Una vez que se ha completado el proyecto, los miembros del equipo de varios departamentos multifuncionales pueden volver a sus puestos anteriores o pueden ser asignados a un nuevo proyecto. Algunos de los ejemplos de proyectos son: proyectos de investigación y desarrollo, desarrollo de productos, construcción de una nueva planta, complejo habitacional, complejo comercial, puente, etc.

La figura 10.7 ilustra la estructura organizativa de un proyecto.

Organización temporal diseñada para lograr resultados específicos mediante la utilización de equipos de especialistas de diferentes áreas funcionales de la organización.

Importancia de la estructura organizativa del proyecto:

La estructura organizativa del proyecto es más valiosa cuando:

(i) El trabajo se define por una meta específica y una fecha límite para su finalización.

(ii) El trabajo es único y desconocido para la organización.

(iii) El trabajo es complejo, ya que las actividades independientes y las habilidades especializadas son necesarias para su realización.

(iv) El trabajo es fundamental en términos de posibles ganancias o pérdidas.

(v) El trabajo no es de naturaleza repetitiva.

Características de la organización del proyecto:

1. El personal se asigna a un proyecto de la organización permanente existente y está bajo la dirección y el control del director del proyecto.

2. El director del proyecto especifica qué esfuerzo se necesita y cuándo se realizará el trabajo, mientras que el director del departamento en cuestión ejecuta el trabajo utilizando sus recursos.

3. El director del proyecto obtiene el apoyo necesario de producción, control de calidad, ingeniería, etc. para completar el proyecto.

4. La autoridad sobre los miembros del equipo del proyecto es compartida por el gerente del proyecto y los respectivos gerentes funcionales en la organización permanente.

5. Los servicios de los especialistas (miembros del equipo del proyecto) se prestan temporalmente al director del proyecto hasta la finalización del proyecto.

6. Puede haber conflicto entre el director del proyecto y el director departamental sobre el tema de ejercer autoridad sobre los miembros del equipo.

7. Dado que las relaciones de autoridad se superponen con la posibilidad de conflictos, las relaciones informales entre el gerente de proyecto y los gerentes de departamento (gerentes funcionales) se vuelven más importantes que la prescripción formal de autoridad.

8.La comunicación plena y libre es fundamental entre quienes trabajan en el proyecto.

6. Estructura organizativa de la matriz:

Es una organización permanente diseñada para lograr resultados específicos mediante la utilización de equipos de especialistas de diferentes áreas funcionales de la organización. La organización matricial se ilustra en la figura 10.8.

Superpone un conjunto horizontal de divisiones y relaciones de informes en una estructura funcional jerárquica.

1. Toma de decisiones descentralizada.

2. Fuerte coordinación producto / proyecto.

3. Mejora del seguimiento medioambiental.

4. Rápida respuesta al cambio.

5. Uso flexible de recursos.

6. Uso eficiente de los sistemas de apoyo.

1. Alto costo administrativo.

2. Posible confusión sobre autoridad y responsabilidad.

3. Grandes perspectivas de conflicto.

4. Excesivo énfasis en la toma de decisiones en grupo.

5. Enfoque excesivo en las relaciones internas.

Este tipo de organización se utiliza a menudo cuando la empresa tiene que ser muy sensible a un entorno externo que cambia rápidamente.

En las estructuras matriciales, hay gerentes funcionales y gerentes de producto (o proyecto o grupo empresarial). El gerente funcional está a cargo de los recursos especializados como producción, control de calidad, inventarios, programación y marketing. Los gerentes de producto o grupo empresarial están a cargo de uno o más productos y están autorizados para preparar estrategias de producto o estrategias de grupo empresarial y llamar a los diversos gerentes funcionales para obtener los recursos necesarios.

El problema con esta estructura son los efectos negativos de la autoridad dual similar a la de la organización del proyecto. Los gerentes funcionales pueden perder parte de su autoridad porque los gerentes de producto reciben los presupuestos para comprar recursos internos. En una organización matricial, los gerentes de producto o grupo empresarial y los gerentes funcionales tienen un poder algo similar. Existe la posibilidad de conflicto y frustración, pero la oportunidad de lograr un logro rápido y eficiente es bastante alta.

7. Estructura organizativa híbrida:

La figura 10.9 (a) ilustra la estructura organizativa híbrida.

La figura 10.9 (b) ilustra una estructura de combinación

1. Alineación de metas corporativas y divisionales.

2. Experiencia y eficiencia funcional.

3. Adaptabilidad y flexibilidad en divisiones.

1. Conflictos entre departamentos y unidades corporativas.

2. Gastos de administración excesivos.

3. Respuesta lenta a situaciones excepcionales.

Se utiliza en organizaciones que enfrentan una considerable incertidumbre ambiental que puede resolverse a través de una estructura divisional y que también requiere experiencia funcional o eficiencia.

Este tipo de estructura es utilizada por empresas multinacionales que operan en el entorno global, por ejemplo, International Business Machines USA. Este tipo de estructura depende de factores como el grado de orientación y compromiso internacional. Las corporaciones multinacionales pueden tener sus oficinas corporativas en el país de origen y sus divisiones internacionales establecidas en varios países reportando al CEO o presidente en la sede. Las divisiones internacionales o subsidiarias extranjeras pueden agruparse en regiones como América del Norte, Asia, Europa, etc. y nuevamente cada región puede subdividirse en países dentro de cada región.

Si bien la atención se centra en las estructuras geográficas internacionales, las empresas también pueden elegir la división funcional o de procesos o productos además del patrón geográfico, mientras que en la oficina central la división puede basarse en la función.

La organización informal:

Una organización informal es el conjunto de relaciones y patrones de interacción humana en evolución dentro de una organización que no se presentan oficialmente. Junto a la organización formal, existe una estructura organizativa informal que consiste en relaciones informales creadas no por gerentes oficialmente designados sino por miembros de la organización en todos los niveles. Dado que los gerentes no pueden evitar estas relaciones informales, deben estar capacitados para enfrentarlas.

La organización informal tiene las siguientes características

(i) Sus miembros se unen para satisfacer sus necesidades personales (necesidades de afiliación, amistad, etc.)

(ii) Está cambiando continuamente:

La organización informal es dinámica.

(iii) Involucra a miembros de varios niveles organizacionales.

(iv) Se ve afectado por la relación fuera de la empresa.

(v) Tiene un orden jerárquico: el grupo informal asigna a ciertas personas una mayor importancia que a otras.

Aunque una estructura organizativa informal no tiene su propio organigrama formal, tiene su propia cadena de mando:


Encabezamientos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH)




Encabezamientos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) es la lista de encabezados producida a partir del archivo de autoridad de materia mantenido por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para su uso en registros bibliográficos. Es conocido popularmente por su abreviatura como LCSH ya veces se usa indistintamente con la frase archivo de autoridad del sujeto. LCSH es un vocabulario controlado. Se elige una sola palabra o frase para representar cada concepto que se incluye, y se proporcionan sinónimos como referencias ver a ese encabezado. También indica relaciones entre títulos. Sin embargo, no es un tesauro verdadero porque, por razones históricas, no se ajusta completamente al estándar internacional sobre la construcción de tesauros. LCSH comprende la lista alfabética completa de términos que los catalogadores de la Biblioteca del Congreso y otras bibliotecas utilizarán como vocabulario controlado para conceptos de materias para proporcionar dicho acceso controlado por materias a los registros sustitutos. LCSH se ha utilizado en la catalogación desde 1898 en la Biblioteca del Congreso para asignar títulos de materias para facilitar el acceso de materias a los recursos de su catálogo de la biblioteca.

LCSH es un vocabulario multidisciplinario que incluye títulos en todas las materias, desde ciencia hasta religión, historia, ciencias sociales, educación, literatura y filosofía. También incluye títulos para características geográficas, grupos étnicos, eventos históricos, nombres de edificios, etc. Encabezamientos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) es el vocabulario de materias más utilizado en el mundo. Es el modelo para muchos otros vocabularios en inglés y otros idiomas y ha sido traducido a numerosos idiomas. El aspecto más fuerte de LCSH es que representa los encabezamientos de materias de la Biblioteca del Congreso, la biblioteca nacional de los Estados Unidos, una de las bibliotecas nacionales más ricas del mundo. La maquinaria administrativa y de gestión de LC ha hecho posible LCSH destacar como líder indiscutible. LCSH también se utiliza como índice de vocabulario en varias bibliografías publicadas.

La base de datos de autoridad de materia de la que se extrajeron los títulos de esta edición indica que el archivo contiene aproximadamente 24,390 títulos de nombres personales, de los cuales 23,272 representan apellidos, 10,034 títulos corporativos, 6 títulos de reuniones o conferencias, 481 títulos uniformes, 242,511 títulos de temas de actualidad y 61.885 títulos de materias geográficas. Hay 764 referencias de USO general, 4.351 general ver también referencias, 299,751 referencias de un encabezado utilizable a otro, y 362,646 referencias de términos no usados ​​a encabezados usados.

La creación y revisión de títulos de materias es un proceso continuo. Aproximadamente 5.000 nuevos encabezados, incluidos los encabezados con subdivisiones, se agregan a LCSH cada año. Los catalogadores de la Biblioteca del Congreso y los participantes en el Programa Cooperativo de Autoridades de Materias (SACO) presentan propuestas para nuevos encabezados y revisiones de los existentes. Puede encontrar más información sobre SACO en & ltURL http://www.loc.gov/aba/pcc>. Las propuestas aprobadas pasan a formar parte del archivo de autoridad en línea de encabezados de materias en la Biblioteca del Congreso, a partir del cual se crean varias publicaciones.

Cinco servicios proporcionan información sobre títulos nuevos y revisados. En primer lugar, un servicio de distribución proporciona los encabezados de materia en el formato de autoridades MARC 21 a través de Internet FTP semanalmente para complementar el archivo de base de datos maestra de los registros de autoridad de la materia. Segundo, L.C. Listas mensuales de encabezados de materia son una fuente oportuna de información sobre títulos de materias nuevos y modificados, números de clases, referencias y notas de alcance. Las listas se publican mensualmente en la World Wide Web en http://www.loc.gov/aba/cataloging/subject/weeklylists. Tercera, Web de clasificación proporciona acceso a la World Wide Web a Encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso y Clasificación de la Biblioteca del Congreso a los suscriptores. En cuarto lugar, los registros de autoridad de la materia se incluyen en el servicio de autoridades de la Biblioteca y Web y se pueden buscar y ver en http://authorities.loc.gov. En quinto lugar, las autoridades de la materia están disponibles gratuitamente para su búsqueda y descarga a través del Servicio de datos vinculados de la biblioteca # 8217 en http://id.loc.gov.

  • Uso de LCSH con ayudas auxiliares
  • Historia LCSH
  • Componente de entradas en LCSH
    • Encabezados
    • Números de clase
    • Notas de alcance
    • La relación de equivalencia: referencias de USE
    • La relación jerárquica: términos más amplios y términos más restringidos
    • La relación asociativa: términos relacionados
    • Referencias generales
    • Categorías de subdivisiones
    • Subdivisiones temáticas
    • Subdivisiones de forma
    • Subdivisiones cronológicas
    • Subdivisiones geográficas
    • Subdivisión geográfica y nombres de lugares divididos por tema
    • Subdivisiones flotantes

    USO DE LCSH CON AUXILIARES

    LCSH 40 debe utilizarse con varias ayudas auxiliares. El más importante de estos es el Manual de encabezados de materia (Edición de 2008), que está disponible a través de Catalogar y escritorio # 8217s, un servicio de documentación en línea basado en suscripción. Las hojas de instrucciones que comprenden el Manual También se puede descargar gratuitamente del sitio web de LC & # 8217 en http://www.loc.gov/aba/publications/FreeSHM/freeshm.html.

    El Manual contiene las mismas instrucciones que utilizan los catalogadores de materias de la Biblioteca del Congreso en su trabajo diario. Aunque algunas de las instrucciones describen los procedimientos internos de la Biblioteca del Congreso, la mayoría de ellas son esenciales para quienes deseen comprender y aplicar correctamente los títulos de materias de la Biblioteca del Congreso. Se hará referencia a la Manual cuando se describe información adicional sobre un tema.

    Los encabezados para los nombres de personas, entidades corporativas, jurisdicciones, títulos uniformes y otros encabezados que tradicionalmente se cree que son susceptibles de autoría pueden asignarse como encabezados de materia. Los registros de autoridad para estos títulos se encuentran en un archivo en línea de títulos de nombres en la Biblioteca del Congreso. Estos registros se pueden buscar y ver a través del servicio de autoridades web de la Biblioteca en http://authorities.loc.gov y en Web de clasificación. Estos registros también se distribuyen a través de FTP y deben consultarse para obtener la forma autorizada de los títulos de nombres. Cuando los títulos de los nombres se han impreso en LCSH, normalmente se han tomado prestados del archivo de autoridad de nombres. La estructura de referencia completa y la información de autoridad adicional aparecerán solo en el archivo de autoridad de nombres.

    Las preguntas sobre las publicaciones o su contenido deben remitirse a:
    División de Normas y Políticas Biblioteca del Congreso 101 Independence Avenue, S.E. Washington, D.C.20540 & # 82114260 Correo electrónico: [email protected]

    Como sus predecesores, esta edición de LCSH sigue siendo una acumulación de los títulos de materias establecidos en la Biblioteca del Congreso desde 1898. En 1897, después de que la Biblioteca se trasladara del Capitolio de los EE. UU. a su nuevo y resplandeciente edificio, se hizo evidente que era necesario un nuevo catálogo de materias para reflejar más específicamente la amplia gama de temas de los libros contenidos en las colecciones de rápido crecimiento de la Biblioteca. La Biblioteca decidió que se debería adoptar un catálogo de diccionario en lugar de un catálogo clasificado alfabéticamente o clasificado para complementar el nuevo sistema de clasificación que reemplazaría el sistema de Thomas Jefferson. Utilizando el Lista de títulos de materias para su uso en catálogos de diccionarios (Lista A.L.A.), elaborado por un comité de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas y publicado en 1895, como texto base, se agregaron hojas en blanco que triplicaban el tamaño del volumen original y las copias se encuadernaron en cuero flexible. El A.L.A. lista, varias otras listas de títulos de materias y muchos libros de referencia se consultaron como fuentes para nuevos títulos de materias. También surgieron nuevos temas en la catalogación diaria que se realiza en la Biblioteca. En la primavera de 1898 se tomaron decisiones y se establecieron los arreglos preliminares. El trabajo real en el nuevo catálogo temático comenzó simultáneamente con la impresión de las tarjetas del primer autor en julio de 1898.

    La primera edición de la lista de la Biblioteca del Congreso, llamada Encabezamientos de materias utilizados en los catálogos de diccionarios de la Biblioteca del Congreso, se imprimió en partes entre 1909 y 1914. Se publicaron listas complementarias según fuera necesario, seguidas de una segunda edición en 1919. Las ediciones posteriores se publicaron a intervalos irregulares. El título fue cambiado a Encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso cuando se publicó la octava edición en 1975.

    Desde el inicio de la lista, se han creado encabezados según sea necesario cuando las obras se catalogan para las colecciones de la Biblioteca del Congreso. Debido a que la lista se ha expandido con el tiempo, refleja las variadas filosofías de los cientos de catalogadores que han contribuido con títulos. Las inconsistencias en la formulación de las rúbricas suelen explicarse por las políticas vigentes en las distintas fechas de su creación.


    COMPONENTES DE LAS ENTRADAS EN LCSH

    Los títulos se enumeran en negrita, por ejemplo, Alfabeto, Vida en otros planetas, Física nuclear. Un encabezado puede ir seguido de la leyenda (Puede Subd Geog), que muestra que el título puede subdividirse por lugares de acuerdo con las reglas de la Manualy por números de clase. Las notas de alcance que brindan orientación sobre el significado o la aplicación de un título pueden seguir en párrafos separados. Las referencias asociadas con los encabezados se enumeran luego en grupos, seguidas de subdivisiones de los encabezados de materia, que pueden tener cualquiera o todos los elementos mencionados anteriormente. Cada uno de estos componentes se describe a continuación.

    Los encabezados de materia pueden constar de una palabra o de varias. Un encabezado de una palabra suele ser un sustantivo, Viscosidad, Perros, o Escuelas, por ejemplo. Los conceptos normalmente se nombran en singular y los objetos en plural, aunque se pueden encontrar excepciones.

    Los títulos de dos palabras suelen contener un adjetivo y un sustantivo. Estos pueden aparecer en el orden normal de las palabras, como con Física nuclear, Fiscalidad local, y Maquinaria de bombeo, o en forma invertida. La inversión es común con los adjetivos que describen el idioma o la nacionalidad, como Canciones De Cuna, Canciones En Urdu, Arte Francés, Americano y Dibujo, Australiano. Otros tipos de encabezados también se pueden invertir para llevar el sustantivo a la posición inicial, como Amor, maternal y Inyecciones intramusculares. La política actual es utilizar el orden normal de las palabras para los encabezados temáticos, excepto para los encabezados con adjetivos de idioma, nacionalidad o étnicos, encabezados calificados por período de tiempo, como Arte, Medieval, títulos calificados por estilo artístico, títulos con el adjetivo Fósily ciertos títulos musicales.

    Aunque la intención original era que los encabezados de las materias siguieran un plan de diccionario en lugar de un plan de clasificación alfabética, la lista refleja una renuencia a dispersar las entradas relacionadas. Muchos encabezados se construyeron originalmente de una manera que colocaba el nombre de una clase en primer lugar mediante el uso de subdivisiones, mediante inversión o mediante calificación entre paréntesis. Ejemplos de estos son: Fotografía & # 8212Estudios y cuartos oscuros Geología, Estratigráfica & # 8212 Ferrocarriles cenozoicos & # 8212 Horarios Escuelas de vacaciones, Arte religioso, Cocina bizantina (pescado) y Ensayos (falsificación). Estos encabezados y muchos otros similares continúan existiendo en la lista hoy.

    Los nombres de las características geográficas se han invertido tradicionalmente para colocar una palabra significativa en la posición inicial en lugar de la palabra genérica. Por ejemplo, el lago Erie se formula como Erie, lago de modo que la parte distintiva del nombre, Erie, aparece primero.

    Cuando se utilizan más de dos palabras en un encabezado, el encabezado puede incluir conjunciones y frases preposicionales. Los encabezados con la palabra y pueden expresar una relación recíproca, como en Tecnología y civilización, o pueden combinar dos títulos tan similares que a menudo se tratan juntos en una obra, como con Tornillos y nueses. Los títulos con frases preposicionales se pueden invertir, como en Justicia penal, Administración de, o en el orden normal de las palabras, como en Fotografía de aves, Terapia ocupacional para niños, y Predicción del éxito escolar. La Biblioteca ha cambiado algunos títulos con frases preposicionales invertidas en títulos con subdivisiones o títulos de frases según el caso.

    idioma noruego
    [PD2571 y # 8211PD2699]


    REFERENCIAS: LA RELACIÓN ENTRE ENCABEZADOS

    LCSH contiene referencias cruzadas construidas en diferentes momentos de acuerdo con diferentes filosofías. Algunas referencias de temas específicos a generales permanecen como un legado de prácticas pasadas. Durante muchos años se hicieron referencias cruzadas a temas & # 8220 probablemente de interés para el usuario & # 8221 que consultaba un encabezado de tema. En 1985 se establecieron nuevas reglas para hacer referencias. Como resultado, se está prestando más atención a las relaciones jerárquicas y las referencias superfluas o inexactas se eliminan de la lista cuando se encuentran. Estas reglas se describen completamente en el Manual.

    La relación de equivalencia: referencias de USE

    Las referencias de USO se hacen desde un término no autorizado o no preferido a un encabezado autorizado o preferido. Bajo el título mencionado, el código UF (usado para) precede al término no usado. Los códigos USE y UF funcionan como recíprocos.

    Automóviles (Automóviles)
    UTILIZAR Automóviles

    Automóviles
    UF Cars (Automóviles)

    La palabra USE y el código UF aparecen solo delante de la primera referencia si hay varias referencias presentes.

    Comida cruda
    UF Alimentos, crudos [Antiguo título]
    Comida cruda
    Comida sin cocer

    Una referencia que es una forma anterior de un título va seguida de la leyenda [Título anterior].

    Bases de datos
    Bases de datos UF [Antiguo título]

    Las referencias de USE están hechas de sinónimos, variantes de ortografía, variantes de formas de expresión, construcciones alternativas de títulos y formas anteriores de títulos. Las referencias a USE también se hacen cuando se ha decidido que las palabras no deben usarse como encabezamiento, incluso si el encabezado y las palabras no utilizadas no son realmente sinónimos. Los encabezados que tienen más de una palabra con frecuencia tienen referencias USE de las palabras no elegidas como elemento de entrada. Las referencias de USE no se hacen normalmente en esta lista a partir de abreviaturas, a menos que sean de uso generalizado, ni se hacen generalmente a partir de equivalentes de temas en idiomas extranjeros.

    Las referencias USE a menudo se omiten si comienzan con la misma palabra que un término más amplio necesario para la jerarquía. Es decir,

    Iluminación exterior
    BT Iluminación

    Iluminación exterior
    Iluminación UF, Exterior

    La relación jerárquica: términos más amplios y términos más restringidos

    Los títulos de materias están vinculados a otros títulos de materias a través de referencias cruzadas que ahora se expresan como términos más amplios (BT) y términos más específicos (NT). El código BT precede a un encabezado de materia que representa, de acuerdo con la política actual, la clase a la que pertenece el encabezado. El código NT precede a un encabezado de materia que representa, en la mayoría de los casos, a un miembro de la clase representada por el encabezado bajo el cual aparece el NT. Los códigos BT y NT funcionan como recíprocos. Un encabezado que aparece como BT debe coincidir con la relación inversa como un NT, como lo demuestra el siguiente ejemplo:

    Iluminación exterior
    BT Iluminación

    Encendiendo
    NT Iluminación exterior

    Normalmente, un encabezado está vinculado al que está inmediatamente a su lado en la jerarquía de encabezados de materia. Dado que los títulos referenciados están vinculados a su vez con otros títulos, ya no se hacen referencias a relaciones distantes. Las referencias que conducen a dos o más niveles en una jerarquía reflejan una práctica obsoleta.

    Hacer explícitas las relaciones jerárquicas crea un sistema en el que la superordinación y la subordinación se establecen claramente. Los títulos creados después de 1984 deben seguir estos principios. Los títulos establecidos antes de 1985 se revisan de forma gradual. Sus referencias se están modificando para ajustarse a las reglas actuales. Hasta que se complete esta revisión, la lista contendrá referencias que no reflejan la jerarquía.

    La elaboración de referencias jerárquicas crea la capacidad de encontrar sistemáticamente títulos que son más generales o más específicos que el título que se consulta. No importa el nivel en el que uno ingrese a la jerarquía, uno puede seguir BT o NT para encontrar el encabezado más amplio o más específico disponible. Los siguientes encabezados ilustran esto:

    Vehículos
    Transporte BT
    NT Vehículos de motor

    Vehículos de motor
    Vehículos BT
    Camiones NT

    Camiones
    BT Vehículos de motor
    Camiones volquete NT

    Camion de basura
    Camiones BT

    Siguiendo los NT, es evidente que el encabezado más específico es Camion de basura. Siguiendo los BT, es evidente que el encabezado más amplio es Transporte.

    En el pasado, se omitían muchas referencias jerárquicas cuando el encabezado más estrecho comenzaba con la misma palabra que el encabezado más amplio. Por ejemplo, el encabezado Escuelas de arquitectura no contiene el BT Escuelas. Se creía que la proximidad alfabética eliminaba la necesidad de una referencia cruzada jerárquica a un archivo de encabezado inmediatamente adyacente. Se están agregando gradualmente encabezados más amplios si así lo requieren los principios jerárquicos, independientemente de la proximidad alfabética.

    La relación asociativa: términos relacionados

    La relación asociativa, expresada por el código RT que significa Término relacionado, vincula dos encabezados que están asociados de alguna manera diferente a la jerarquía. Por ejemplo,

    Aves
    RT Ornitología

    Ornitología
    RT Birds

    De acuerdo con la política actual, pocos encabezados estarán vinculados por referencias asociativas hasta que la jerarquía en la lista haya sido revisada a fondo.

    La aplicación de los títulos de materias de la Biblioteca del Congreso requiere un uso extensivo de subdivisiones de materias como un medio de combinar varios conceptos diferentes en un solo título de materia. Los temas complejos pueden estar representados por títulos de materias seguidos de subdivisiones. Algunas subdivisiones están impresas en LCSH pero se puede asignar un mayor número de subdivisiones de acuerdo con las reglas especificadas en el Manual. Solo una fracción de todas las posibles combinaciones de encabezado y subdivisión se enumeran en LCSH.

    Para facilitar la lectura de la lista, las partes iniciales de un encabezado con subdivisión se suprimen en la impresión. En cambio, las subdivisiones aparecen en la lista siguiendo un guión largo, sin repetición del encabezado. Por ejemplo,

    Massachusetts
    & # 8212Antigüedades

    fue producido a partir de un registro legible por máquina con las palabras Massachusetts & # 8212Antigüedades. Si se utilizan dos subdivisiones, el título principal y la primera subdivisión se reemplazan por dos guiones largos:

    Massachusetts
    & # 8212Historia
    & # 8212 & # 8212 Período colonial, ca. 1600 y # 82111775
    & # 8212 & # 8212New Plymouth, 1620 & # 82111691

    Estos se llevan en los registros de autoridad del sujeto como Massachusetts & # 8212History & # 8212Período colonial, ca. 1600 y # 82111775 y Massachusetts & # 8212History & # 8212New Plymouth, 1620 & # 82111691. Cuando un encabezado tiene muchas subdivisiones que se subdividen aún más, como Estados Unidos & # 8212History, los guiones ayudan a alinear las subdivisiones correctamente.

    Categorías de subdivisiones

    Generalmente se reconocen cuatro categorías de subdivisiones: temáticas, forma, cronológicas y geográficas. Cada categoría se describe por separado a continuación, y se pueden encontrar ejemplos en LCSH. Las instrucciones para asignarlos aparecen en varias secciones de la Manual.

    Las subdivisiones temáticas se utilizan bajo los encabezados principales u otras subdivisiones para limitar el concepto expresado por el encabezado a un subtema especial, por ejemplo, Maíz & # 8212Cosecha, Automóviles y # 8212 Motores y # 8212 Carburadores, y Mujeres & # 8212Empleo. Muchas subdivisiones temáticas se omiten de la lista impresa. Las reglas para su aplicación se encuentran en el Manual y en referencias generales impresas bajo los encabezados genéricos en LCSH.

    Las subdivisiones de formulario se utilizan para indicar la forma en que se organiza y presenta el material sobre un tema (por ejemplo, congresos, diccionarios, publicaciones periódicas) y, como tal, se agregan como último elemento a cualquier encabezado. Las subdivisiones de forma representan lo que es una obra en lugar de lo que trata. Por lo general, se pueden usar para cualquier tema y, por lo tanto, rara vez se imprimen en LCSH. No obstante, en la lista aparecen algunos casos, generalmente porque se establecieron e imprimieron antes de 1974 cuando pasaron a flotar libremente, por ejemplo,

    Massachusetts & # 8212History & # 8212Período colonial, ca. 1600 & # 8211 1775 & # 8212 Literatura juvenil

    Estados Unidos & # 8212History & # 8212Periodicals

    La mayoría de las subdivisiones de formularios se indican en la lista mediante un ver también referencia bajo el encabezado que representa el formulario en su conjunto, por ejemplo,

    Publicaciones periódicas
    SA subdivisión Publicaciones periódicas bajo temas específicos, por ejemplo, Ingeniería & # 8212Periodicals Estados Unidos & # 8212 Historia & # 8212Periodicals

    Orientación sobre el uso de muchas subdivisiones de formularios específicas, como & # 8212Resumen, & # 8212Catálogos, & # 8212Diccionarios, & # 8212Digestas, & # 8212 Manuales, manuales, etc., & # 8212Obras pictóricas, & # 8212Tablas, y otros, se da en el Manual.

    Subdivisiones cronológicas

    Las subdivisiones cronológicas se utilizan para limitar un encabezado o encabezado y subdivisión a un período de tiempo particular. Bajo los nombres de países y otras jurisdicciones o regiones se imprimen subdivisiones temáticas específicas y las subdivisiones cronológicas que se pueden usar con ellas. Las subdivisiones de fecha indicadas en Estados Unidos & # 8212Condiciones económicas, Estados Unidos & # 8212History, y Estados Unidos & # 8212Política y gobierno son ilustrativos.

    Cuando los títulos de actualidad contienen subdivisiones cronológicas no precedidas por la subdivisión & # 8212Historia, las subdivisiones generalmente se establecen e imprimen en LCSH, p.ej.,

    Filosofía, francés & # 821218th siglo

    Subdivisiones geográficas

    La designación (Puede Subd Geog) después de que un encabezado o subdivisión de materia indique que una ubicación geográfica puede seguir al encabezado o subdivisión. La designación (No Subd Geog) después de que un encabezado o subdivisión de materia indique que se ha tomado la decisión de no dividir un encabezado en particular por ubicación geográfica. La omisión de cualquiera de las designaciones normalmente significa que el título aún no se ha revisado para determinar si es posible la subdivisión geográfica o, por lo tanto, no se debe utilizar la ubicación geográfica deseable.

    Las instrucciones para la subdivisión por lugar pueden aparecer bajo un encabezado individual en una nota de alcance, pero se da una descripción completa de las reglas en el Manual. Generalmente, si la entidad geográfica es el nombre de un país o es más grande que un solo país, el nombre establecido se coloca inmediatamente después del encabezado o subdivisión que tiene el código (Puede Subd Geog). Oferta de trabajo (Puede Subd Geog) significa que el lugar sigue al sujeto, como en Oferta de mano de obra & # 8212Francia. Si la entidad geográfica es el nombre de una región o característica geográfica dentro de un país, el nombre de un estado o provincia, o el nombre de una ciudad, entonces el nombre del país en el que se encuentra generalmente precede al nombre de la localidad geográfica más pequeña. . El resultado de esta práctica es reunir la mayoría de las localidades como subdivisiones adicionales bajo el nombre del país, como con Oferta de mano de obra & # 8212Francia & # 8212París.

    La principal excepción a la interposición del nombre del país es que tres países & # 8212 Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá & # 8212 no sirven como dispositivos de recopilación para jurisdicciones o entidades geográficas más pequeñas. Los nombres de los estados, países constituyentes y provincias, respectivamente, en lugar del nombre del país, sirven como dispositivos de recopilación para las jurisdicciones o áreas geográficas más pequeñas. Las excepciones adicionales a la regla general indicada anteriormente se describen en el Manual.

    Si un encabezado contiene tanto una subdivisión geográfica como subdivisiones temáticas o de forma, la ubicación de la subdivisión geográfica depende de qué elementos se pueden subdividir por lugar. Como regla general, el lugar sigue al último elemento que se puede dividir por lugar. Siguiendo esta regla para el encabezado de LCSH con subdivisiones debajo

    Industria de construccion (Puede Subd Geog)
    & # 8212Finanzas
    & # 8212 & # 8212 Ley y legislación (Puede Subd Geog)
    & # 8212Política del gobierno (Puede Subd Geog)
    & # 8212 Modelos matemáticos

    resultará en estas combinaciones:

    Industria de la construcción & # 8212Italia

    Industria de la construcción & # 8212Italia & # 8212Finanzas

    Industria de la construcción & # 8212Finanzas & # 8212Ley y legislación & # 8212 Italia

    Industria de la construcción & # 8212 Política gubernamental & # 8212 Italia

    Industria de la construcción & # 8212Italia & # 8212Modelos matemáticos

    Pocas subdivisiones geográficas se imprimen en LCSH. Por ejemplo, el encabezado Residuos de petróleo va seguido del código (Puede Subd Geog), pero no se imprimen instancias de subdivisión geográfica. En este caso, las reglas específicas para la subdivisión geográfica en el Manual debe ser consultado para construir correctamente un encabezado de materia con subdivisión geográfica. Las subdivisiones geográficas que se imprimen generalmente se requieren para que las referencias a títulos más estrechos puedan conducir desde el tema en un lugar especial a una instancia de ese tema. Por ejemplo, muchas subdivisiones geográficas se imprimen bajo el encabezado Ríos (Puede Subd Geog) para que las referencias puedan conducir a los nombres de ríos individuales.

    Subdivisión geográfica y nombres de lugares divididos por tema

    La expresión del lugar geográfico en relación con un tema se maneja de dos formas diferentes en LCSH. Los encabezados de temas de actualidad se pueden subdividir por lugar, como en Oferta de mano de obra & # 8212 Francia, o los encabezados geográficos pueden subdividirse por tema, como en Massachusetts & # 8212Historia. Dado que no existe una regla general que explique bajo qué circunstancias se prefiere un método al otro, es mejor confiar en las instrucciones bajo los títulos de materias específicas para determinar qué método se utiliza. Si un encabezado de materia contiene la designación (Puede Subd Geog), un lugar geográfico se resalta por subdivisión. Por ejemplo, oferta de trabajo (Puede Subd Geog) significa que el lugar seguirá al sujeto, como en Oferta de mano de obra & # 8212Francia. Sin embargo, si el encabezado carece de la instrucción o indica específicamente (No Subd Geog) y hay una referencia general a una subdivisión específica bajo los nombres de los lugares, entonces el área geográfica específica precede al tema. Por ejemplo,

    Historia
    SA subdivisión Historia bajo nombres de países, ciudades, etc., y entidades corporativas individuales, títulos uniformes de obras sagradas, clases de personas, grupos étnicos y encabezados temáticos

    autoriza la construcción de la combinación Massachusetts & # 8212 Historia.

    El uso de subdivisiones bajo nombres de lugares es más problemático porque es necesario referirse al Manual para obtener una lista completa de estas subdivisiones. Ningún nombre de lugar único enumera todas las subdivisiones disponibles. Las subdivisiones bajo los encabezados Francia, Gran Bretaña, y Estados Unidos en LCSH son representativos de algunas de las subdivisiones que se pueden utilizar. Sin embargo, las subdivisiones de fechas que representan períodos históricos deben establecerse de forma única bajo el nombre de cada lugar.

    Subdivisiones flotantes

    Hasta 1974, los catalogadores de materias normalmente establecían combinaciones específicas de encabezado y subdivisión para imprimir en LCSH. En 1974 se decidió que muchas subdivisiones de los títulos de materias se construirían en el futuro de acuerdo con reglas en lugar de según una autorización específica, y el término subdivisión flotante libre fue acuñado. Debido a que los registros de autoridad rara vez se han preparado para estas combinaciones desde 1974, las combinaciones resultantes rara vez aparecen en LCSH. Por lo tanto, las subdivisiones que aparecen son remanentes de días anteriores o subdivisiones necesarias para que se puedan mostrar encabezados más estrechos o encabezados usados ​​anteriormente.

    Las cadenas de títulos de materia, compuestas por títulos establecidos y combinaciones de subdivisión flotante, son ensambladas en forma de bloques de construcción por el catalogador en el momento de asignar títulos de materia a una obra que se cataloga. La mayoría de las subdivisiones son accesibles en LCSH sí mismo, ya sea a través de un general ver también (SA) referencia bajo el encabezado que es lo mismo que una subdivisión (por ejemplo, Resúmenes), oa través de una referencia de USO general (por ejemplo, Prueba de habilidad). Además, las pautas para el uso de muchas subdivisiones aparecen en las notas y referencias bajo los correspondientes títulos genéricos o referencias en el texto de LCSH. Además, los catalogadores deben consultar varias listas y hojas de instrucciones en el Manual para combinar elementos correctamente. Para obtener una lista completa de las subdivisiones de flotación libre en uso a partir de enero de 2018, así como las pautas para su uso, consulte la sección & # 8220 Subdivisiones de flotación libre & # 8221 en esta 40a edición de LCSH.

    En 1974, el principio de subdivisiones flotantes controladas por encabezados de patrones se incorporó oficialmente a LCSH. Se desarrollaron conjuntos estandarizados de subdivisiones de temas y formas para su uso en categorías particulares de títulos de materias o títulos de nombres utilizados como materias. Para evitar la repetición de estas subdivisiones en todos los encabezados posibles, solo se imprimen uno o unos pocos encabezados representativos de cada categoría en LCSH con un conjunto de subdivisiones apropiadas para su uso en otros encabezados pertenecientes a la categoría. Estos encabezados se denominan encabezados de patrón para las categorías respectivas.

    Debido a que muchas subdivisiones ahora autorizadas como flotantes por un encabezado de patrón se imprimieron en LCSH antes de 1974, todavía aparecen en numerosos casos bajo títulos individuales pertenecientes a una categoría. Se necesitan algunos encabezados que incorporan subdivisiones controladas por encabezados de patrón para proporcionar la estructura de referencia para otros encabezados.

    Las subdivisiones generales de flotación libre no suelen imprimirse en LCSH bajo encabezados de patrón. Sin embargo, algunas subdivisiones generales de temas y formas flotantes libres se enumeran bajo encabezados de patrón si representan un tema importante o tipo de material pertinente a la categoría, o si se citan como ejemplos en general. ver también referencias.

    Cualquier subdivisión establecida bajo un encabezado de patrón es utilizable, si corresponde y no existe conflicto, bajo cualquier otro encabezado que pertenezca a su categoría. Dentro de estos límites especificados, es una subdivisión flotante.

    Por ejemplo, se ha desarrollado un conjunto de subdivisiones para órganos y regiones del cuerpo. Los títulos típicos que pertenecen a esta categoría incluyen Canal alimentario, Ganglios autónomos, Arteria renal, Dedos del pie, etc. Hay dos encabezados de patrón para las partes del cuerpo: Pie y Corazón. Las subdivisiones establecidas bajo cualquiera de estos encabezados se pueden utilizar como subdivisiones flotantes bajo cualquier encabezado perteneciente a la categoría si es apropiado. Para ilustrar, el encabezado Articulaciones y # 8212Biopsia no se imprime en LCSH. No obstante, es un encabezado válido porque la subdivisión & # 8212 Biopsia aparece debajo Corazón.

    Encontrará información adicional sobre los encabezados de los patrones en el Manual. Allí se describen los tipos de títulos incluidos en las categorías. También se proporcionan listas de las subdivisiones que se pueden utilizar en otros encabezados que pertenecen a la categoría. Cuando se agregan nuevas subdivisiones a los encabezados del patrón, las subdivisiones se imprimen bajo los encabezados del patrón en LCSH.

    La tabla de encabezados de patrón está ordenada alfabéticamente por categoría de encabezados cubiertos por encabezados de patrón los encabezados específicos bajo los cuales aparecerán las subdivisiones en LCSH se enumeran en la columna de la derecha.


    CATEGORÍAS DE ENCABEZADOS INCLUIDOS EN LA LISTA

    LCSH es principalmente una lista de títulos de temas de actualidad. Desde la primera edición, los nombres de las personas y los nombres de las entidades corporativas (jurisdicciones, empresas, etc.) se han omitido de la lista a menos que se necesiten como patrones o ejemplos, o a menos que se deba imprimir una subdivisión. Además, la lista en el pasado omitió algunos de los encabezados temáticos establecidos y asignados como encabezados de materia a los registros bibliográficos por la Biblioteca del Congreso. Si bien se establecieron y aplicaron ciertas categorías de títulos a las obras catalogadas, se omitieron de la lista impresa para ahorrar espacio.

    En 1976 se tomó la decisión de imprimir los siguientes tipos de títulos anteriormente omitidos: nombres de libros sagrados nombres de familias, dinastías y casas reales dioses personajes legendarios y ficticios obras de arte nombres biológicos y productos químicos. Los encabezados de estas categorías aparecen en la lista si se establecieron después de 1976. En 1976, la Biblioteca también comenzó a imprimir varias otras categorías de encabezados anteriormente omitidos: regiones geográficas y características secciones de la ciudad sitios arqueológicos ciudades extintas estructuras edificios carreteras parques y reservas plazas calles y otros nombres propios que no suelen ser autoritarios. La lista también contiene una estructura artificial llamada & # 8220multiple, & # 8221 de la cual Encabezados de materia & # 8212 Aeronáutica, [Educación, Latinoamérica, Derecho, etc.] y Derechos civiles & # 8212 Aspectos religiosos & # 8212 Budismo, [cristianismo, etc.] son ejemplos. Estas múltiples subdivisiones están destinadas a indicar que se pueden utilizar subdivisiones análogas según sea necesario sin un registro de autoridad específico. Es decir, bajo el encabezado Derechos civiles & # 8212 Aspectos religiosos el nombre de cualquier religión puede asignarse como una subdivisión adicional.


    CATEGORÍAS DE ENCABEZADOS OMITIDOS DE LA LISTA

    Se omiten cuatro categorías de encabezados de la lista: encabezados que aparecen en el Archivo de autoridad de nombres, encabezados de frases que flotan libremente, ciertos encabezados de música y registros de validación generados por máquina.

    Encabezados que residen en el archivo de autoridad de nombres

    Los nombres personales, entidades corporativas, nombres de jurisdicciones, nombres de reuniones, conferencias y otros eventos organizados, como competiciones y eventos deportivos, y los títulos uniformes se omiten de la lista de encabezados de materias, a menos que se utilicen como patrón o ejemplo, oa menos que sea una subdivisión. o se deben imprimir instrucciones especiales.

    En 2013 se tomó la decisión de dejar de establecer varios tipos de encabezados en LCSH: nombres de personajes ficticios individuales, personajes legendarios y figuras mitológicas nombres de deidades individuales y animales nombrados individualmente. Los encabezados ahora se establecen en el archivo de autoridad de nombres, y los encabezados de materia existentes se están cancelando gradualmente a favor de los registros de autoridad de nombres. Encontrar las formas establecidas de títulos que no aparecen en LCSH consulte el archivo en línea de registros de autoridad de nombres. Para más información, consulte el Manual.

    Encabezados de frases flotantes

    Estos encabezados no los establecen los catalogadores de materias, pero se componen y aplican según sea necesario.

    sin la creación de un registro de autoridad. Estos encabezados son:

    [Nombre de la ciudad] Área metropolitana ([Calificador geográfico])

    [Nombre de la ciudad] Región ([Calificador geográfico])

    [Nombre de la ciudad] Área suburbana ([Calificador geográfico])

    [Nombre del río] Región ([Calificador geográfico])

    [Nombre del elemento geográfico] Región ([Calificador geográfico])

    Establecimiento e impresión de ciertos títulos musicales

    Registros de validación generados por máquina

    Se han seguido reglas de archivo que permiten la ordenación eficiente de las entradas bibliográficas por computadora. Estas reglas (Reglas de presentación de la Biblioteca del Congreso, 1980) también se utilizan en otros productos bibliográficos generados por computadora de la Biblioteca del Congreso.

    El principio básico es archivar un encabezado estrictamente como se expresa en su forma escrita, palabra por palabra. Una palabra se define como una palabra que consta de una o más letras o números marcados por espacios o marcas de puntuación significativa, como el guión. Por lo tanto, las abreviaturas, acrónimos e iniciales sin puntuación interior (por ejemplo, Dr., ALGOL, IBM) se archivan como palabras. Las iniciales separadas por puntuación se archivan como palabras separadas al comienzo de su grupo alfabético.

    Los números que se expresan en dígitos, tanto árabes como romanos, preceden a los caracteres alfabéticos y están ordenados en valores numéricos crecientes.

    En un archivo cronológico, las fechas están ordenadas según la cronología adecuada. La palabra & # 8220To & # 8221 se trata como si fuera 0 (cero). En una progresión cronológica, se archiva primero el período más corto. Las subdivisiones de períodos se organizan cronológicamente incluso cuando las fechas no aparecen primero. Si dos intervalos comienzan con la misma fecha, el período de tiempo más corto se archiva primero:

    Niños
    Niños, maoríes
    Niños (derecho internacional)
    Niños (derecho romano)

    EJEMPLOS LCSH
    Literatura inglesa & # 821220th century & # 8212Historia y crítica.
    Industria de la construcción & # 8212Estados Unidos.
    India & # 8212Historia & # 8212Autonomía e independencia movimientos.
    Música de piano (Jazz) & # 8212France & # 8212History.
    Envejecimiento & # 8212Egipto & # 8212 Aspectos psicológicos.
    Descripción de recursos y acceso al amplificador: manuales, manuales, etc.

    A continuación se muestra un ejemplo del encabezado LCSH & # 8220Hotels & # 8221 del Servicio de datos vinculados de la Biblioteca del Congreso:

    Hoteles
    URI
    http://id.loc.gov/authorities/subjects/sh85062487
    Variantes
    Hoteles, tabernas, etc.
    Posadas
    Términos más amplios
    Industria de la hospitalidad
    Términos más estrictos
    Hoteles de suites
    Alojamientos libres de alérgenos
    Alojamiento y desayuno
    Caravanas
    Alojamiento gay
    Hoteles embrujados
    Hoteles historicos
    Cadenas hoteleras
    Vestíbulos de hoteles
    Hoteles imaginarios
    Casas de hospedaje
    Moteles
    Alojamiento para no fumadores
    Instalaciones de alojamiento del parque
    Cabañas de safari
    Hoteles de ocupación de habitación individual
    Campamentos turísticos, albergues, etc.
    Términos relacionados
    Pensiones
    Tabernas (posadas)
    Formularios establecidos anteriormente
    Hoteles, tabernas, etc.
    Clasificación LC
    GT3770-GT3896
    NA7800-NA7850
    TX901-TX946

    Consulte nuestro artículo Ejemplos de catalogación, que incluirá ejemplos de encabezados LCSH en un registro de catálogo.


    ASIGNACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE LCSH

    1. Regla general (cómo asignar títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) al trabajo que se cataloga)

    2. Tratamiento de catalogación (cómo asignar Encabezamientos de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) correspondientes al tratamiento de catalogación de la obra)

    3. Número de encabezados (¿cuál es el número de encabezados de materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) requeridos en un registro de catálogo?

    4. Especificidad (en la asignación de títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH))

    5. Profundidad de la indexación (cómo asignar los encabezados de materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) que más se correspondan con la cobertura general del trabajo)

    6. Principio de tema general y subtema versus caso específico (cómo asignar Encabezados de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) si un trabajo discute un tema general con énfasis en un subtema en particular, o presenta un principio e ilustra el principio con un caso específico o ejemplo)

    7. Dos o tres encabezados relacionados (cómo asignar Encabezados de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) si existe un encabezado, o puede establecerse, que represente los dos o tres temas discutidos en un trabajo)

    8. Regla de tres (cuando sea apropiado asignar hasta tres Encabezamientos de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH))

    9. Regla de cuatro (cuando sea apropiado asignar hasta cuatro títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH))

    10. Temas de varios elementos (cómo asignar títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) si un trabajo trata un tema complejo o compuesto para el que no existe un solo título ni puede construirse o establecerse de manera práctica)

    11. Aspectos adicionales (cómo asignar títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) con aspectos adicionales importantes, como la limitación a un lugar o tiempo específico, el enfoque en entidades nombradas específicas y la presentación en una forma particular)

    12. Conceptos en títulos (cómo asignar encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) para resaltar conceptos en títulos y subtítulos)

    13. Encabezados adicionales (Cómo asignar encabezados de materias adicionales de la Biblioteca del Congreso (LCSH) que son necesarios debido a la naturaleza compleja de ciertos temas, o prácticas especiales que se han desarrollado para temas particulares)

    14. Objetividad (principio para evitar la asignación de títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) que etiqueten temas o expresen juicios de valor personales con respecto a temas o materiales)

    15. Construcción de títulos (ejemplos de diferentes tipos de títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH))


    REGLA DEL VEINTE POR CIENTO DE LA LCSH

    • & # 8220 & # 8221 Subdivisiones múltiples a ser canceladas de los encabezados de materia de la Biblioteca del Congreso [7 de noviembre de 2018] - Para respaldar mejor las iniciativas de datos vinculados, la Biblioteca del Congreso y la División de Normas y Políticas # 8217 cancelarán las subdivisiones & # 8220múltiples & # 8221 de los Encabezados de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) a partir de diciembre de 2018. A La subdivisión múltiple es un tipo especial de subdivisión que otorga automáticamente un estado de flotación libre a subdivisiones análogas utilizadas bajo el mismo título. En el ejemplo Computadoras & # 8212Aspectos religiosos & # 8212Budismo, [Cristianismo, etc.], la subdivisión múltiple es & # 8212Budismo, [Cristianismo, etc.]. El personal de PSD cancelará las subdivisiones múltiples de LCSH y creará registros de autoridad individuales para cada cadena de encabezado válida y completa que se creó en función de una subdivisión múltiple. El PSD desea ser lo más completo posible al crear registros de autoridad basados ​​en cadenas de encabezados utilizados en los registros bibliográficos OCLC Research ayudará en este esfuerzo al proporcionar al PSD listas de los encabezados utilizados en los registros bibliográficos de OCLC. Para saber más, consulte el artículo principal: & # 8220Múltiples & # 8221 Las subdivisiones se cancelarán de los encabezados de materia de la Biblioteca del Congreso
    • Cancelación de múltiples subdivisiones en LCSH [17 de julio de 2020]
      • Cancelación de múltiples subdivisiones utilizadas después de [nombre de la persona] & # 8211Caracteres en los encabezados de materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH)
      • Cancelación de las subdivisiones múltiples & # 8211Aspectos religiosos & # 8212Bautistas, [Iglesia católica, etc.] y & # 8211Aspectos religiosos & # 8212Budismo, [Cristianismo, etc.]
      • Para saber más, consulte el artículo principal: Cancelación de múltiples subdivisiones en LCSH


      CONTROL DE AUTORIDAD LCSH

      Encabezamientos de materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH) - Registro de autoridad de materia

      Cuestionario LCSH: lista de preguntas, respuestas y cuestionarios sobre los encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) de los cuestionarios de preguntas y respuestas sobre bibliotecas y ciencias de la información. Visite esta colección y busque las preguntas que se dan a continuación bajo el título "Unidad V - Organización y gestión de la información y el conocimiento", donde también encontrará sus URL con respuestas y más explicaciones.

      • Completa los "objetos" del catálogo de Cutter. Rellenar los espacios en blanco. Para permitirle a una persona ________ un recurso del cual se conoce el ________, título o ________. Para mostrar lo que tiene la biblioteca por un ________ dado, en un ________ dado, o en un ________ dado de literatura.
      • Los metadatos se pueden definir como [Complete los espacios en blanco. Los metadatos se pueden definir como ______ sobre ______. En las bibliotecas, la creación de metadatos a menudo se denomina ______. Es un subconjunto de la organización ______.]
      • Los metadatos son información estructurada que describe recursos [verdadero o falso]
      • ¿Cuáles son los dos métodos principales de acceso a materias?
      • Usar un vocabulario controlado es lo mismo que usar un lenguaje natural. [Verdadero o falso]
      • ¿Cuáles son los propósitos de un vocabulario controlado? (Seleccione todas las opciones que correspondan). [A) Para permitir la recuperación constante de recursos. B) Permitir la búsqueda integral de un catálogo. C) Permitir etiquetas proporcionadas por el usuario que sean específicas del usuario que las aplica. D) Permitir el control de sinónimos. E) Para vincular términos que están relacionados entre sí, para facilitar la recuperación. F) Repetir todos los sustantivos que aparecen en los títulos de cada recurso.]
      • Las palabras clave y el etiquetado social son [Complete-The-Blank: Las palabras clave y el etiquetado social son enfoques ______ de acceso. Proporcionan ______ colocación de recursos.]
      • Una lista de términos simple (una "lista de selección") _____ relaciones semánticas entre términos [(A) no muestra (B) muestra]


      HERRAMIENTAS Y RECURSOS DE LCSH

      Aquí proporcionamos una lista de herramientas y recursos para el uso de los Encabezados de Materia de la Biblioteca del Congreso (LCSH).

      Cinco servicios proporcionan información sobre títulos nuevos y revisados. En primer lugar, un servicio de distribución proporciona los encabezados de materia en el formato de autoridades MARC 21 a través de Internet FTP semanalmente para complementar el archivo de base de datos maestra de los registros de autoridad de la materia. En segundo lugar, L.C. Las Listas Mensuales de Encabezados de Materias son una fuente oportuna de información sobre encabezados de materias nuevos y modificados, números de clases, referencias y notas de alcance. Las listas se publican mensualmente en la World Wide Web en http://www.loc.gov/aba/cataloging/subject/weeklylists. En tercer lugar, Classification Web proporciona acceso a World Wide Web a los encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso y la Clasificación de la Biblioteca del Congreso a los suscriptores. En cuarto lugar, los registros de autoridad de la materia se incluyen en el servicio de autoridades de la Biblioteca y Web y se pueden buscar y ver en http://authorities.loc.gov. En quinto lugar, las autoridades de la materia están disponibles gratuitamente para su búsqueda y descarga a través del Servicio de datos vinculados de la biblioteca # 8217 en http://id.loc.gov.

      Vídeos sobre los títulos de materias de la Biblioteca del Congreso (LCSH) del artículo Vídeos sobre bibliotecas y ciencias de la información. Estos videos tienen la forma de una lista de reproducción creada en el canal de YouTube de Estudios de Bibliotecología y Tecnología de la Información amp. Simplemente haga clic en el lado superior izquierdo del reproductor de video para obtener la lista de videos en la lista de reproducción desde donde puede elegir el video que desea ver.




      EJEMPLOS DE ALGUNOS ENCABEZADOS DE LA LCSH CONTROVERSIALES

      & # 8220 Extranjeros ilegales & # 8221 es un encabezado controvertido de la LCSH que se utiliza para inmigrantes indocumentados que no son ciudadanos del país en el que residen.

      Durante muchos años, la Biblioteca del Congreso clasificó muchos de sus libros bajo un tema controvertido: & # 8220 Extranjeros ilegales & # 8221 & # 8308.

      Capturas de pantalla del encabezado Extranjeros ilegales en LCSH del sitio web de la Biblioteca del Congreso


      Título de la LCSH - Extranjeros ilegales [Fuente: Autoridades de la Biblioteca del Congreso]

      Título de la LCSH - Extranjeros ilegales [Fuente: Servicio de datos vinculados de la Biblioteca del Congreso]

      En 2013, la estudiante de Dartmouth y ex inmigrante indocumentada, Melissa Padilla, se encontró con el LCSH actual & # 8220Illegal aliens & # 8221 mientras realizaba una investigación. Enfurecido, Padilla dijo que el término se usa esencialmente para & # 8220criminalizar las decisiones que tomaron nuestros padres para brindarnos una mejor vida & # 8221, y está destinado a degradar específicamente a los inmigrantes mexicanos. Padilla planteó el problema con los estudiantes de Dartmouth en una reunión de la Coalición para la reforma migratoria, la igualdad y los soñadores, que, con la ayuda de los bibliotecarios de Dartmouth, presentó una solicitud formal a LC en 2014 para reemplazar el término & # 8220Illegal extranjeros & # 8221 por & # 8220 Inmigrantes indocumentados. & # 8221 En febrero de 2015, LC respondió públicamente que no cambiaría el título. Tras las discusiones en ALA, incluso dentro del Comité de Análisis de Temas (SAC), la Mesa Redonda de Responsabilidades Sociales y REFORMA, ALA formuló una resolución pidiéndole a LC que reconsiderara la solicitud original, argumentando que & # 8220extranjeros & # 8221 y & # 8220 Extranjeros ilegales & # 8221 son términos peyorativos . & # 8312

      En 2016, la Biblioteca del Congreso anunció que reconsideraría el uso de & # 8220Aliens & # 8221 y sus términos relacionados en los Encabezamientos de Materia de la Biblioteca del Congreso, siguiendo un movimiento dirigido por estudiantes para cambiar el término peyorativo & # 8220Illegal Aliens. & # 8221 Sin embargo, tres años después, estos términos permanecen en la LCSH. & # 8309

      El 22 de marzo de 2016, la biblioteca tomó una decisión trascendental, anunciando que cancelaba el encabezado de materia & # 8220 Extranjeros ilegales & # 8221 a favor de & # 8220 No ciudadanos & # 8221 y & # 8220 Inmigración no autorizada & # 8221.

      Sin embargo, la decisión fue revocada unos meses después, cuando la Cámara de Representantes ordenó a la biblioteca que siguiera usando el término & # 8220 extranjero ilegal & # 8221. Dijeron que decidieron esto para duplicar el lenguaje de las leyes federales escritas por el Congreso.

      Esta fue la primera vez que el Congreso intervino sobre un cambio de encabezado de tema de la Biblioteca del Congreso. A pesar de que muchos bibliotecarios y la Asociación de Bibliotecas de Estados Unidos se opusieron a la decisión del Congreso, & # 8220Ilegal extranjeros & # 8221 sigue siendo el tema autorizado en la actualidad.

      La catalogación y clasificación son fundamentales para cualquier biblioteca. Sin ellos, encontrar materiales sería imposible. Sin embargo, existen sesgos que pueden hacer que los usuarios no obtengan los materiales que necesitan.

      Cambiar de tema: un documental

      Change the Subject comparte la historia de un grupo de estudiantes universitarios que desde sus primeros días en Dartmouth College se comprometieron a avanzar y promover los derechos y la dignidad de los indocumentados. En asociación con el personal de Dartmouth, estos estudiantes & # 8211 ahora exalumnos & # 8211 produjeron una película para capturar su esfuerzo singular para enfrentar una instancia de sentimiento antiinmigrante en el catálogo de su biblioteca. Su defensa los llevó desde la biblioteca Baker-Berry hasta los pasillos del Congreso, mostrando cómo una instancia de activismo universitario entró en el centro de atención nacional y cómo un término de catalogación se convirtió en un punto de inflamación en el debate sobre inmigración en Capitol Hill.

      Año: 2019
      Duración: 54 minutos
      Idioma: inglés
      País: Estados Unidos

      Cambiar de tema - Tráiler


      Estado de Hawaii Sistema de biblioteca pública

      Después de la estadidad en 1959, la Legislatura del Estado de Hawái creó el Sistema de Bibliotecas Públicas del Estado de Hawái (HSPLS), el único sistema estatal en los Estados Unidos, con el edificio de la Biblioteca del Estado de Hawái como su sucursal insignia. El Sistema de Bibliotecas Públicas del Estado de Hawaii es una agencia estatal independiente que reporta directamente a la Junta de Educación. Los deberes de la junta de educación se describen en el Estatuto revisado de Hawaii §312-1. El Bibliotecario del Estado es designado por la Junta de Educación y es responsable de la operación, planificación, programación y presupuesto de todas las bibliotecas públicas dentro del Estado.

      Financiamiento de la Biblioteca Pública del Estado de Hawái

      El Sistema de Bibliotecas Públicas del Estado de Hawái depende de (4) fuentes de financiación:

      1. Fondos Generales del Estado (GF)
      2. Fondos estatales para proyectos de construcción y mejoramiento (CIP)
      3. Fondos especiales
      4. Fondos de la Ley Federal de Servicios y Tecnología de Bibliotecas (LSTA)

      Fondos Generales del Estado

      Los Fondos Generales del Estado son asignados cada año por la Legislatura y el Gobernador. Este financiamiento se utiliza para personal, equipo, servicios públicos, seguridad y otras operaciones básicas.

      Fondos para proyectos de construcción y mejora

      Los fondos estatales del CIP se utilizan para implementar proyectos de instalaciones que se relacionan con la salud y seguridad de la comunidad, y también nuevos proyectos de construcción. Los fondos también se utilizan para respaldar los requisitos de construcción de ADA, eficiencia energética y retrocomisionamiento.

      Fondos especiales

      Los Fondos Especiales se componen de multas y tarifas de HSPLS. Los fondos se utilizan para comprar colecciones para todas las bibliotecas públicas.

      Ley Federal de Tecnología y Servicios Bibliotecarios

      LSTA es un financiamiento que se proporciona a través del Instituto federal de Servicios de Museos y Bibliotecas a cada estado a través de una fórmula. Hawaii recibe alrededor de $ 1.2 millones cada año. Los fondos se utilizan para tecnología, conectividad a Internet y recursos digitales para garantizar que el acceso a los recursos en las seis (6) islas sea equitativo.

      Soporte adicional

      HSPLS también depende del inmenso compromiso y apoyo de los voluntarios que dedican su tiempo y recursos a recaudar fondos para apoyar los programas y servicios bibliotecarios en Hawái. Friends of the Library of Hawaii (FLH) se estableció en 1879 y “es una organización sin fines de lucro cuyo objetivo principal es mantener bibliotecas públicas gratuitas en el estado de Hawái, promover la extensión de los servicios bibliotecarios en todo el estado de Hawái y aumentar la instalaciones del sistema de bibliotecas públicas de Hawái mediante la obtención de materiales más allá del control del presupuesto ordinario de la biblioteca. Otros objetivos son centrar la atención en las bibliotecas y alentar y aceptar, mediante legado o obsequio, donaciones de libros, manuscritos, dinero y otro material apropiado que pueda enriquecer las oportunidades culturales disponibles para la gente de Hawái. Friends of the Library of Hawaii es una organización sin fines de lucro exenta de impuestos aprobada por la Sección 501 (C) (3) del Código de Rentas Internas ".

      Además, hay grupos de amigos locales que apoyan a las ramas individuales. Pueden ser afiliados de FLH o su propio 501c (3).


      Hagadá de Sarajevo

      Si tuviéramos que elegir las gemas más brillantes del tesoro del patrimonio material e inmaterial que se guarda en el Museo Nacional de Bosnia y Herzegovina, no habría forma de que pudiéramos omitir el códice judío iluminado conocido en todo el mundo como la Hagadá de Sarajevo. La hagadá (en hebreo para historia, relato) es una colección de reglas y tradiciones religiosas organizadas en el orden del Seder que se observa en la Pascua, la festividad que celebra la liberación de los judíos de la esclavitud en Egipto.Las haggadot fueron especialmente importantes durante la cena familiar ceremonial: el Seder, cuando todos los miembros de la familia y los invitados, libro en mano, leyeron o siguieron los relatos del viaje hacia la libertad y todo lo demás que estaba conectado, en un sentido ceremonial, con ese pozo. historia conocida del Antiguo Testamento. La tradición de leer de una hagadá en el círculo familiar conduce a la producción de un número relativamente grande de tales libros. La Hagadá de Sarajevo, debido a su valor estético e importancia histórica, es la más importante entre ellas.

      La Hagadá de Sarajevo consta de 142 hojas de pergamino, de 16,5 cm x 22,8 cm de tamaño, hechas de piel de ternera blanqueada y extraordinariamente fina. Las primeras 34 hojas presentan 69 miniaturas iluminadas que muestran la Creación del Mundo, la esclavitud en Egipto, la salida de Egipto bajo el liderazgo de Moisés, y más allá, hasta la sucesión de Josué, hijo de Nun. Las últimas cuatro miniaturas son una excepción, ya que no son de carácter bíblico. Las siguientes 50 hojas contienen el texto de la Hagadá, escrito tanto en el anverso como en el reverso en hebreo, en la escritura cuadrada medieval de tipo español. La última parte del libro es un apéndice poético / ceremonial agregado posteriormente que contiene poemas de algunos de los poetas hebreos más famosos de la era dorada de la literatura hebrea (siglos X-XIII): Yehudah HaLevi, Yitzhak ben Yehudah ibn Ghiyyath HaLevi, Salomon ibn Gabirol, Abraham ben Meir ibn Ezra y otros.

      El descubrimiento de la Hagadá de Sarajevo en 1894 despertó el interés de los historiadores del arte de la época, porque la Hagadá es una rara pieza de evidencia que prueba que los judíos, a pesar de una estricta prohibición escritural (No te harás una imagen esculpida ni ninguna semejanza, Éxodo 20: 4), dedicado a la representación figurativa altamente artística de humanos y animales. A partir del análisis estilístico de las iluminaciones y miniaturas contenidas en sus páginas, se determinó que el libro se realizó en la España medieval, en el antiguo reino de Aragón, muy probablemente en Barcelona, ​​hacia 1350. Pudo haber sido un regalo para la boda. de miembros de dos familias prominentes, Shoshan y Elazar, porque sus escudos de armas - un escudo con una roseta / rosa (shoshan en hebreo) y un ala (elazar en hebreo) - aparecen en la página que muestra el escudo de armas de la ciudad de Barcelona.

      Según una nota del propio libro, cambió de propietario tras la expulsión de los judíos de España en 1492, pero desconocemos los nombres del propietario original o del nuevo. En los siglos XVI y XVII, el libro se encontraba en el norte de Italia, como lo confirman dos breves notas en sus páginas. Una nota ingresada en 1609 dice que el libro no contiene nada dirigido contra la Iglesia, probablemente el resultado de una verificación de contenido por parte de la Inquisición Romana. Se desconocen las circunstancias en las que llegó a Bosnia, así como cuándo sucedió.

      Deja un rastro confiable en la historia nuevamente en 1894, cuando el Museo Nacional lo compró a la familia sefardí de Sarajevan Koen por la suma de 150 coronas. Luego fue enviado a Viena para su análisis y devuelto después de algunos años de vicisitudes.

      De acuerdo con su destino, la Hagadá de Sarajevo no pudo encontrar la paz ni siquiera en la colección del museo. En los primeros días posteriores a la ocupación de Sarajevo por las fuerzas alemanas en 1941, las autoridades alemanas exigieron que Jozo Petrović, el director del Museo en ese momento, entregara el famoso códice encuadernado en cuero. Petrović, con la ayuda del curador Derviš Korkut, asumió enormes riesgos, eludió la demanda y dispuso que la Hagadá se guardara en un lugar seguro. Según relatos fiables, estuvo escondido en una mezquita en una de las aldeas musulmanas del monte Bjelašnica, donde permaneció hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Otro intento de robarlo se realizó en la década de 1950, esta vez también, los empleados del Museo evitaron el robo.

      Más recientemente, y con suerte por última vez, este valioso tomo estuvo en peligro al comienzo del asedio de Sarajevo en 1992, cuando el Museo Nacional se encontró en la primera línea de defensa. El museo sufrió entonces fuertes bombardeos, de los que aún no se ha recuperado.

      Hoy, por primera vez en su rica y tumultuosa historia, la Hagadá de Sarajevo es accesible al público en general, se mantiene en un espacio especialmente seguro, bajo condiciones ambientales estrictamente definidas, y se exhibe en ocasiones especiales.

      Estos hechos sobre la Hagadá de Sarajevo, tanto los inferidos a través de la investigación y el análisis como los que conocemos de las notas de sus páginas y de las historias tradicionales que han seguido a este libro durante décadas, lo convierten en un recurso invaluable para estudiar la historia cultural de una nación en la búsqueda de la patria durante un siglo. La Hagadá de Sarajevo es una prueba física de la apertura de una sociedad en la que el miedo al Otro nunca ha sido una enfermedad incurable.

      Mirsad Sijarić, DSc
      Director interino del Museo Nacional de Bosnia y Herzegovina


      Explicación y predicción: construcción de una teoría unificada de bibliotecología, concepto y revisión *.

      COMO INSPIRACIÓN PARA EL DESARROLLO DE UNA TEORÍA EXPLICATIVA, COMPLETA Y UNIFICADA DE LA BIBLIOTECA la unificación del electromagnetismo, la luz, la fuerza débil, la fuerza electrodébil, la fuerza fuerte y el objetivo final de incluir la gravedad, el espacio, el tiempo y la relatividad en una sola gran teoría unificada. Si bien la analogía puede ser ingenua y discutible, la vinculación de dominios dispares sugiere un proceso para vincular las funciones amplias y clásicas de la bibliotecología en un marco para una teoría unificada. La teoría unificada podría consistir en funciones derivadas del mundo editorial: selección y deselección, adquisiciones, estructura del conocimiento y clasificación, almacenamiento y preservación, colección bibliotecaria y circulación. El autor revisa la investigación reciente en Bibliotecología y Ciencias de la Información (LIS) del tipo que podría contribuir al desarrollo de la teoría unificada. Las variables dependientes e independientes se identifican cuando son aparentes, con especial énfasis en la importancia de las unidades de análisis para la teoría. La literatura reciente está dominada en todo el marco por estudios que involucran la circulación de bibliotecas o sus sustitutos.

      Cuando Copérnico demostró que los planetas conocidos orbitaban el sol, no la tierra, comenzó un proceso de siglos de vinculación de las fuerzas fundamentales de la naturaleza. Su teoría revolucionaria cambió el curso de la astronomía porque explicaba los movimientos de los planetas mucho mejor que el sistema ortodoxo ptolemaico. Fue defendida por Galileo, aumentada por el descubrimiento de Kepler de las órbitas elípticas, explicada por las leyes de la gravedad de Newton y, en última instancia, refinada por la teoría general de la relatividad de Einstein. (1)

      El genio del logro copernicano-galileo-keplerio-newtoniano, o "mecánica celeste", como se le llama ahora, reside en su extraordinaria capacidad para explicar y predecir. Los movimientos de los planetas, lunas, cometas y otros cuerpos se pueden explicar en términos de fuerza gravitacional y las secciones cónicas de la geometría clásica (la elipse, parábola e hipérbola) y se pueden predecir sus posiciones exactas entre sí. con gran precisión.

      De manera similar, el poder de explicar y predecir también mejoró con la reconciliación de la electricidad y el magnetismo del siglo XIX de Michael Faraday, con la luz de James Clerk Maxwell, y más recientemente con la fuerza fundamental "débil", para formar la teoría "electrodébil". Los esfuerzos actuales están dirigidos a reconciliar la fuerza "electrodébil" con la fuerza "fuerte" y, en última instancia, con la gravedad y la relatividad general para formar una teoría "superunificada" que incorpore todas las fuerzas fundamentales de la naturaleza (Ferris, 1991). Hannaford (1980), en su discusión sobre bibliotecas y conocimiento científico, se refiere a esto como la imagen jerárquica de la explicación, "La relatividad general explica la relatividad especial explica la mecánica newtoniana explica las observaciones de los movimientos planetarios" (p. 577).

      FENÓMENOS DE LA BIBLIOTECA

      ¿Cuál es la implicación de estos grandes logros para las bibliotecas, además de ser repositorios de los preciosos documentos que las describen? Como académicos y científicos sociales en nuestra propia esfera, mucho más humilde pero algo pretenciosa, ¿podemos formular teorías para explicar las diversas fuerzas interactuantes de la bibliotecología que nos permitirían predecir esos fenómenos? La respuesta es "quizás", porque tal aplicación es principalmente por analogía, y la analogía es más inspiradora que emuladora. Después de todo, la biblioteconomía no es ciencia natural. El comportamiento humano, mucho más complejo que los movimientos planetarios, nunca puede describirse o predecirse con la precisión de la mecánica celeste. Pero nos gustaría intentarlo, aunque nuestras teorías nunca sean elegantes o exactas.

      Para esta discusión, se puede utilizar una definición informal y simple (algunos dirían simplista) de teoría: Un conjunto de variables que pueden explicar y predecir otra variable. Una teoría unificada es simplemente aquella que reconcilia o incorpora otras teorías. Para una definición más formal de la teoría en el contexto de la bibliotecología, consulte la taxonomía de la teoría de Grover & amp Glazier (1986) y su actualización más amplia de la taxonomía en este número (Glazier & amp Grover, 2002).

      Considere algunas de las áreas tradicionales de interés para la bibliotecología: publicación, adquisiciones, almacenamiento, preservación, clasificación y organización del conocimiento y colecciones y circulación. Si bien no son necesariamente completos, pocos los cuestionan como básicos para la profesión. Más recientemente, Curran (2001) los ha reconfirmado como aquellos aspectos de la información que más preocupan a los científicos de la información y las bibliotecas, agregando origen, diseminación, propiedades, recuperación e interpretación de la información. Sin duda, esta lista podría perfeccionarse o ampliarse aún más. Curran ofrece muchas preguntas pertenecientes a cada área, las respuestas y alternativas que la profesión debe seguir buscando. Sus preguntas (cómo, quién, qué) son todas válidas al intentar describir actividades. Nosotros, aquellos en la profesión de Bibliotecología y Ciencias de la Información (LIS), nos gustaría tener una comprensión más precisa, quizás matemática, de cómo estas áreas están interconectadas, y cómo las actividades o resultados de cada una pueden explicarse o predecirse en términos de insumos de otros. Si bien reconocen que Curran y otros pueden preferir el esquema más detallado o uno completamente diferente, este artículo se limita a uno más limitado. Sin embargo, sea cual sea el marco, es importante tener en cuenta que existe una sensación de flujo o conectividad de un dominio a otro, tal como ocurre en el procesamiento y uso práctico cotidiano de los materiales de la biblioteca.

      Dentro del contexto de estas actividades, pero más allá de su mera descripción, ¿qué entendemos por "explicación" y "predicción"? ¿Qué queremos explicar y qué hay que predecir en la bibliotecología, y por qué deberíamos querer predecirlo? Una definición de explicación, un concepto mucho más complejo que el que se puede explorar aquí, es simplemente dar cuenta de un fenómeno en términos de otros. Una buena explicación es aquella que proporciona comprensión. Más específicamente, es uno que, dado un conjunto de condiciones, nos permite predecir otro con una confianza razonable o satisfactoria.

      En cada área - adquisiciones, almacenamiento, preservación, clasificación de conocimiento, colecciones, trabajo de referencia, etc. - hay algo que varía y depende de otra cosa, por lo que deberíamos interesarnos en construir teorías que nos permitan para explicar y predecir aquellas cosas que varían en cada área. Intuitivamente, sabemos que cada área es, en cierta medida, dependiente de otra, ya sea directamente, en un flujo lineal, de principio a fin, o de una manera multidimensional más compleja, en la que la comunicación, o el flujo de trabajo, puede tomar muchos caminos. .

      Considere algunas actividades típicas en cada una de las áreas funcionales enumeradas anteriormente: cómo podrían explicarse por alguna otra área, cómo se podrían construir teorías específicas para cada área y, finalmente, cómo podrían integrarse finalmente en una teoría unificada. La Figura 1, modelada a partir de un diagrama, "Explicación de las fuerzas de la naturaleza", publicado en el New York Times (Broad, 1984), y reproducido en McGrath (1995b, ver nota 1), muestra estas áreas tradicionales de bibliotecología con conexiones hipotéticas ( líneas de puntos) entre ellos para indicar relaciones no establecidas firmemente en ningún sentido explicativo o predictivo.

      Hasta cierto punto, los bibliotecarios quieren saber qué factores sociales contribuyen a la variabilidad de la publicación cada año: demanda, eventos mundiales, condiciones económicas, etc. El conocimiento de esos factores es necesario para construir una teoría de la publicación. (2) Aunque tal teoría es de interés para comprender el panorama general, los bibliotecarios aceptan información del mundo editorial como entrada para sus consideraciones: la población de libros, revistas y otros materiales, o parte de ellos, que se van a adquirir. Mientras que la publicación es el resultado de la motivación y las condiciones sociales, es un insumo para una teoría de adquisiciones.

      La publicación es una condición necesaria para que se lleven a cabo las adquisiciones. La construcción de colecciones no puede ocurrir a menos que haya artículos publicados para recolectar. (3) La pregunta, por lo tanto, es "¿Cuáles son las condiciones y los criterios para seleccionar o no libros específicos para agregar a la colección?" Todas estas condiciones y criterios pueden cuantificarse de tal manera que se pueda probar su efecto sobre el número de elementos seleccionados.

      Una teoría propuesta sobre la construcción de colecciones debe considerar, es decir, probar, las variables asociadas con la publicación, la selección y la censura, así como una serie de otras variables, incluida la educación y el conocimiento de los selectores, el entorno académico, la naturaleza. de la comunidad, tamaño del presupuesto y áreas temáticas requeridas. La teoría incluiría solo aquellas variables que contribuyen significativamente a la variación de la selección y la construcción de la colección, es decir, solo aquellas variables que se mantienen bajo prueba. Incluso entonces, sigue siendo una teoría, porque está en la naturaleza de la ciencia que una vieja teoría pueda ser modificada, derrocada o desplazada, y eso es ciertamente cierto en nuestro contexto.

      El esquema de clasificación utilizado por la biblioteca es una propiedad importante de la colección. El esquema refleja las percepciones de los bibliotecarios sobre cómo se organiza o estructura el conocimiento. La idea de estructura se acerca más a nuestra analogía cosmológica: así como ha habido muchas teorías sobre cómo los cuerpos astronómicos se relacionan entre sí en un sistema organizado, también ha habido muchos sistemas de clasificación. Y así como algunas de esas teorías cosmológicas, como el sistema ptolemaico, fallaron en su capacidad de predecir, nuestros sistemas de clasificación fallaron en optimizar la accesibilidad. Así como el sistema ptolemaico fue asumido como autoridad durante catorce siglos o más hasta que Copérnico lo puso a prueba, los bibliotecarios han tomado la mayoría de los sistemas de clasificación con autoridad y rara vez, si es que alguna vez, los han puesto a prueba de previsibilidad. Los sistemas humanos nunca pueden ser deterministas en el sentido de que, por ejemplo, los cuerpos en órbita dependen de la fuerza de la gravedad. Debido a que la sociedad es mutable, ninguna teoría de clasificación puede ser duradera. Sin embargo, todavía podemos buscar estructura en el conocimiento. Y aunque la estructura puede no ser permanente, los principios son permanentes y son razón suficiente para buscar una estructura más duradera. Buckland, al definir la teoría, dice que "la estructura es teoría" (1988, p. 37). De ahí se deduce que la clasificación y la estructura del conocimiento son necesarias para el desarrollo de una teoría bibliotecaria unificada.

      La estructura del conocimiento se debe en gran parte a lo que se publica. Para cualquier biblioteca determinada, puede depender de la parte del conocimiento publicado adquirido. También puede deberse a otras variables del entorno local, incluida la demanda, la naturaleza de la comunidad y los usuarios de la biblioteca.

      El almacenamiento y la conservación son las principales preocupaciones funcionales de todas las bibliotecas. Los problemas de almacenamiento involucran pies cuadrados disponibles, espacio de pila lineal, mantenimiento de pila, recuperación y reubicación de materiales, programación y capacitación del personal de pila, lectura de estantes, inventario y mucho más. La conservación comprende el estado de los materiales, cuestiones ambientales, humedad, productos químicos, temperatura, iluminación, acidez del papel, polvo, protección contra el fuego y la humedad, etc. Todas estas variables pueden cuantificarse, controlarse o describirse de otro modo y son propiedades importantes de la colección de la biblioteca.

      Ahora podemos ver que una descripción de la colección de la biblioteca debe incluir todo lo discutido hasta este punto: publicación, adquisiciones (que implica selección), el esquema de clasificación (basado en alguna estructura percibida del conocimiento) y los problemas de almacenamiento y conservación. La forma en que estos componentes encajan para hacer una teoría de colecciones parece obvia y trivial, pero lo que puede parecer obvio puede ser simplemente un reflejo de lo que realmente hacemos en la práctica, la forma actual de hacer las cosas, que puede no ser necesariamente la mejor forma. . Después de todo, el sistema ptolemaico, que Copérnico y Galileo demostraron que estaba equivocado, pudo predecir las posiciones planetarias con cierto éxito. Quizás algunos componentes, como la clasificación, pueden estar basados ​​en una teoría coherente, pero a menos que la teoría incluya todos los componentes, no es completa. Idealmente, todas las variables y todos los componentes deben describirse, cuantificarse, probarse y volverse a probar como un sistema completo antes de que estemos satisfechos. Hannaford (1980), al equiparar "teórico" y "científico", cree que el desarrollo de colecciones puede ser científico. En dos artículos anteriores, McGrath discutió la teoría de las colecciones en términos de la relación entre la circulación y las colecciones y las unidades en las que se podrían recolectar los datos (McGrath, 1980), y en términos de la relación entre las partes de las colecciones, quién las usa, y entre otras colecciones (McGrath, 1985).

      Veamos ahora la circulación, quizás la primera y última razón fundamental de la existencia misma de la biblioteca moderna. El éxito de la biblioteca depende de su circulación. (4) Por el contrario, la circulación depende de la biblioteca y su colección, clasificación y organización de materiales.

      El alto volumen de circulación requiere que los administradores de la biblioteca mantengan registros apropiados, reubiquen los libros devueltos con prontitud, mantengan las estanterías ordenadas, etc. Pero la circulación de la biblioteca varía de una hora a otra y de un día a otro. El administrador de la biblioteca quisiera poder anticipar (predecir) esta variación a fin de asignar fondos suficientes para pagar a los estantes y programarlos cuando sea necesario. Si se conocieran las condiciones o variables que hacen fluctuar la circulación, el administrador podría brindar un mejor servicio.¿Qué hace que la circulación fluctúe? No lo sabremos hasta que podamos probar las variables que creemos que pueden estar correlacionadas con la circulación, es decir, formulando una teoría de la circulación y luego probándola.

      La circulación puede depender de variables tanto internas como externas a la biblioteca. En cualquier caso, nos gustaría saber cuáles son. Si es interno, entonces tendríamos que examinar todas las áreas funcionales, como adquisiciones y catalogación, en busca de condiciones que pudieran hacer fluctuar la circulación. Si es externa, la circulación se convierte en parte de una teoría sociológica más amplia.

      GRAN TEORÍA UNIFICADA DE LA BIBLIOTECA

      En un marco muy amplio e inespecífico, este ensayo describe un posible enfoque para el desarrollo de una gran teoría bibliotecaria unificada en la que la biblioteca es un sistema integrado donde los resultados se pueden describir en términos de relaciones, regularidades y leyes mensurables. El trabajo requerido para descubrir estas relaciones, el trabajo de diseño intelectual y computación, puede ser prodigioso y desafiante, pero los cálculos deberían ser relativamente triviales una vez que se formula el diseño.

      La teoría unificada está esbozada solo en el esquema más amplio y breve. Hay mucho que no se aborda: la psicología de usuarios y bibliotecarios, estudios de actitud, comportamiento organizacional, interacción con otras disciplinas, cienciometría e informetría, productividad académica individual, análisis de citas, educación LIS, bienestar y estatus de los bibliotecarios (incluida la tenencia, salarios, y prestigio), etc. Para algunos críticos, la omisión más flagrante podría ser la falta de atención a la revolución digital. Para este autor, sin embargo, si bien la producción de bases de datos electrónicas, la World Wide Web e Internet es tecnología, su uso puede describirse en términos de funciones bibliotecarias tradicionales.

      En un nivel más mundano, la necesidad de unir dominios, ya sea que se llame teoría unificada o algo más, es reconocida por la familiar queja sardónica en las bibliotecas de que los bibliotecarios de adquisiciones no hablan con catalogadores, que no hablan con bibliotecarios de referencia, que sí lo hacen. no hablar con los bibliotecarios de circulación, etc. "Nadie habla con nadie", pero la necesidad de reconciliación, cooperación e integración del sistema es obvia e incontrovertible. Una teoría unificada podría proporcionar la base y el incentivo tanto para comprender y cuantificar el flujo de materiales entre los dominios como para establecer una comunicación más firme.

      Las herramientas matemáticas y computacionales modernas, mucho más poderosas que el lápiz y el papel utilizados por Copérnico y Kepler hace tres siglos y más, pueden medir la relación entre las variables de salida o dependientes y las variables de entrada o independientes. Las herramientas estadísticas probabilísticas, como la correlación canónica, el análisis discriminante, el análisis de ruta, el modelo lineal general, la regresión múltiple y el análisis de varianza, se utilizan de forma rutinaria para probar y construir teorías en muchos dominios científicos. La idea general de estas herramientas es que nos permiten dar cuenta de la varianza en las variables dependientes en términos de la varianza de las variables independientes.

      Pueden utilizarse otros métodos para describir la naturaleza cíclica inevitable del acceso a la información. Después de todo, las Leyes de Newton y Kepler se derivaron de una descripción pura y precisa del movimiento orbital y se consideraron precisas y deterministas. Las herramientas matemáticas, como las series de tiempo y el análisis espectral, fundamentales para la comprensión de las señales celestes y la mecánica orbital, pueden aplicarse a estos ciclos (McGrath, 1996a).

      La construcción de una teoría, por supuesto, implica mucho más que la aplicación de métodos cuantitativos. Es fundamental comprender todo el proceso. Scriven (1968) proporciona tal comprensión en un ensayo sobre las preocupaciones de la ciencia: observación, descripción, definición, clasificación, medición, experimentación, generalización, explicación, predicción, evaluación y control del medio. McGrath (1986) mostró cómo estas preocupaciones pueden aplicarse a la investigación en LIS como un proceso coherente y continuo.

      UNA REVISIÓN DE INVESTIGACIONES EXPLICATIVAS RECIENTES QUE PODRÍAN CONTRIBUIR A UNA TEORÍA UNIFICADA

      La teoría en LIS es algo más que un ámbito esotérico y abstracto fuera de contacto con los problemas prácticos del trabajo profesional del día a día, como puede inferirse de la extensa revisión de Pettigrew & amp McKechnie (2001). Descubrieron que de 1.160 artículos en seis revistas LIS para los años 1993 a 1998, 397 discutieron o emplearon la teoría mientras caracterizaron "la gran mayoría de la ciencia de la información" desde 1950 como "ateórica". Encuestas anteriores llegaron a conclusiones similares (Peritz, 1980). Sin embargo, estas revisiones muestran que, a pesar del fracaso de muchas investigaciones para abordar la teoría, existe un reconocimiento considerable entre los investigadores de base de que la teoría ayudaría a fortalecer nuestra comprensión de las relaciones LIS.

      A continuación se presenta una breve revisión de artículos recientes que ejemplifican el tipo que puede contribuir a la teoría en cada una de las categorías tradicionales descritas anteriormente. Las revistas están repletas de estudios de la actividad bibliotecaria y de información, pero relativamente pocos, como han descubierto Pettigrew & amp McKechnie y otros, en teoría, y menos que se presten a la construcción de teorías. Aquí no se intentó revisar toda la literatura que de otro modo podría considerarse relevante. En particular, la vasta literatura sobre bibliotecas digitales y recuperación en línea se deja a otros revisores (por ejemplo, ver Bar-Ilan & amp Peritz, 2002).

      Existe mucha literatura sobre la filosofía de LIS que contiene ideas provocadoras y estimulantes que siempre parecen estar a punto de ofrecer teorías comprobables o de desafiar a los investigadores empíricos a operacionalizar temas abstractos. Una de esas piezas es el extenso y reflexivo tratado oh metalibrarianship de Nitecki (1993), un tour de force, en el que explora no solo el carácter interdisciplinario de la biblioteconomía, sino las "relaciones entre los elementos esenciales, mínimos y básicos en la comunicación de cualquier dato, información o conocimiento registrado "(Parte 1, p. 2). En el Capítulo 11, "Teoría del mosaico de la biblioteconomía", Nitecki explora la teoría, la metateoría, la metodología, la evolución de conceptos, la "multiplicidad de relaciones entre las bibliotecas" y otras ideas que detallan un enfoque relacional de la bibliotecología.

      Un artículo de Zwadlo (1997) desafía de manera similar a LIS a aplicar ideas "filosóficas" a "cosas útiles". Se pueden encontrar muchos más artículos de este tipo en las citas de Nitecki y Zwadlo, así como en otros. Sin embargo, por muy interesante que pueda ser, a menos que la filosofía de la bibliotecología nos diga cómo desarrollar una teoría explicativa de la bibliotecología, tiene un valor limitado para esta revisión.

      Los criterios para la inclusión en esta revisión son artículos publicados (aproximadamente) en los últimos diez años que incluyen (1) el uso de métodos cuantitativos, como la regresión múltiple y el análisis de varianza, que permiten a los investigadores probar variables independientes que podrían explicar la varianza. en variables dependientes o (2) métodos de correlación aplicados a dos o más variables para las cuales el investigador puede o no identificar la dependencia o independencia pero que son potencialmente una u otra o (3) estudios que no necesariamente aplican métodos cuantitativos, pero expresan una hipótesis de investigación, un objetivo o un modelo que, en última instancia, puede ser probado por métodos cuantitativos y, por lo tanto, tiene el potencial de construir una teoría.

      Se ha dedicado una gran cantidad de estudios a las distribuciones de frecuencia de variables individuales. Si bien estos son siempre muy matemáticos e interesantes y teóricos, y aunque hay ejemplos incluso entre los artículos de este número de Library Trends (por ejemplo, Rousseau), sus autores se preocupan principalmente por la capacidad de una distribución de frecuencia para pronosticarse a sí misma. Estas distribuciones son teóricas en el sentido de que los investigadores intentan ajustar un modelo a los datos reales. Suelen tener un gran éxito y precisión, pero su aplicación a la teoría explicativa es limitada. Rara vez se analizan las relaciones entre ellos y otras variables. Aparte de señalar su importancia al considerar la normalidad y la homogeneidad de la varianza, propiedades importantes de las distribuciones utilizadas en las pruebas paramétricas, contribuyen muy poco a las relaciones explicativas de interés para esta revisión. Con algunas excepciones, ese género no se incluye entre los estudios revisados ​​en este documento.

      Muchos otros estudios interesantes, algunos que utilizaron un enfoque explicativo con variables dependientes e independientes, fueron excluidos de esta revisión porque estaban fuera de su hilo conductor principal o no lograron encontrar relaciones significativas. Se excluyeron los estudios de actitud, los estudios de satisfacción del usuario y los estudios psicológicos en general, así como los estudios sobre el estado de los bibliotecarios, la satisfacción laboral y los salarios. Por lo tanto, existe un sesgo hacia lo que hacen las bibliotecas, los bibliotecarios y los usuarios en lugar de lo que piensan o sienten.

      Se excluyeron los artículos sobre la teoría de las citas, excepto cuando las citas se correlacionaran con otras variables relevantes. La literatura de la teoría de las citas se centra principalmente en las relaciones de comunicación entre académicos y científicos o entre disciplinas, algo muy interesante pero de interés indirecto aquí.

      Es posible que haya estudios que podrían haberse incluido, por ejemplo, artículos publicados en los años setenta, ochenta y antes. Sin embargo, el propósito de este artículo no es proporcionar una revisión exhaustiva de todos los artículos relevantes posibles o una historia del desarrollo de la teoría, sino más bien proporcionar ejemplos de artículos recientes que podrían ayudar a construir la teoría.

      Los siguientes estudios, entonces, son ilustrativos de tipos que tienen el potencial de construir una gran teoría integral. Se podría llamar a estos estudios ciencia "normal" después de Kuhn (1962) - llenando los vacíos de la teoría existente - excepto que la teoría existente es mucho más elemental o primitiva, y LIS tiene mucho que recorrer para construir una buena teoría explicativa.

      Variables dependientes, variables independientes y unidades de análisis

      Cuando es evidente, el autor ha tratado de enumerar la variable dependiente, las variables independientes significativas y las unidades de análisis (las cosas descritas por variables) para cada artículo revisado. Mientras que la mayoría de los investigadores comprenden el significado y la importancia de las variables dependientes e independientes en teoría, no siempre se aprecia la importancia de las unidades de análisis en el diseño de la investigación. La comprensión de la unidad de análisis es crucial en la construcción de la teoría (McGrath, 1996b). La diferencia entre variables y unidades de análisis puede resultar bastante confusa. Una variable en un nivel, por ejemplo, podría ser una unidad de análisis en otro nivel. En algunos estudios, las unidades de análisis no siempre fueron especificadas por sus autores y tuvieron que inferirse.

      Saxton (1997), utilizando el metanálisis para evaluar la coherencia de los hallazgos y los estándares para informar los hallazgos a través de estudios independientes, en este caso, las correlaciones con la precisión del servicio de referencia, hace varias observaciones importantes, una de las cuales también es crítica para el desarrollo. de la teoría. "Los estudios no se pueden comparar", dice, "si utilizan diferentes unidades de análisis (por ejemplo, bibliotecas, bibliotecarios, transacciones de referencia)" (p. 282). McGrath (1996b) también hace este argumento, pero agrega que, en el desarrollo de una teoría unificada, diferentes unidades de análisis pueden relacionarse entre sí en diferentes niveles. Por ejemplo, el número de bibliotecas puede ser una variable en un estudio donde el país es la unidad de análisis, mientras que en otro estudio, el número de libros que posee una biblioteca puede ser una variable, mientras que la biblioteca sería la unidad de análisis.

      Para cada estudio, cuando son identificables, las variables independientes están en cursiva, las variables dependientes en mayúsculas y, cuando no se indique lo contrario, las unidades de análisis van seguidas de la abreviatura "u.a." entre paréntesis. Así, en un estudio que utiliza variables demográficas para predecir el número de libros prestados por los usuarios de una biblioteca, las variables independientes son, por ejemplo, la edad, el sexo, el estado civil, el nivel educativo, la variable dependiente es el NÚMERO DE LIBROS RETIRADOS y las unidades de análisis son usuarios de bibliotecas (ua).

      Se ha dicho que, así como las farmacias son los distribuidores de la productividad de la industria farmacéutica, las bibliotecas son los distribuidores de la industria editorial y la producción académica. Tal vez una perspectiva tan limitada interfiera con nuestra capacidad para percibir todo el mundo del conocimiento y para comprender la mejor manera de utilizarlo. Se pueden encontrar muchas investigaciones sobre los aspectos comerciales y de marketing de la publicación, pero aparte de los precios y la disponibilidad, relativamente poca, en el sentido explicativo, sobre la interacción con las bibliotecas. No se revisan aquí los numerosos estudios sobre factores que afectan la productividad de profesores, científicos y académicos en general.

      Petersen (1992), utilizando regresión múltiple para encontrar los correlatos más significativos de PRECIOS de revistas (u.a.), encontró que las editoriales con fines de lucro, las originarias de Europa y el factor de impacto de la revista eran los mejores determinantes.

      Chressanthis & amp Chressanthis (1994), también usando análisis de regresión, encontraron que el tipo de cambio entre países, la existencia de ilustraciones, el número de páginas, una combinación de medidas de citas, la antigüedad de la revista, las economías de escala creadas por una mayor circulación y la existencia de "motivación sin fines de lucro de los editores" tienen un efecto en los PRECIOS de las revistas (ua).

      Kishida y Matsui (1997) desarrollaron un modelo de regresión en el que encontraron que la población y el número de personas que alcanzaron una educación universitaria explicaban mejor EL NÚMERO DE MONOGRAFÍAS PUBLICADAS en cada país (u.a.).

      Quandt (1996) utilizó un modelo de simulación iterativo para describir la evolución de las suscripciones a bibliotecas en las que las cancelaciones inevitablemente hacen que los editores aumenten sus precios. Aunque no se trata de los determinantes del precio ni del número de suscripciones, su artículo puede ser útil para diseñar un estudio de este tipo en dos aspectos: uno en el que el precio y la ganancia son predictores del NÚMERO DE SUSCRIPCIONES DE LA BIBLIOTECA a las revistas (ua) y otro en el que el costo y la importancia para las bibliotecas son predictores de las decisiones de la biblioteca (UA) de SUSCRIBIRSE O NO. Por lo tanto, su artículo es un ejemplo de puente entre más de un nivel de nuestro contexto teórico: publicación y adquisiciones.

      Adquisiciones (selección de libros y revistas)

      Mientras que varios estudios sobre los predictores del precio como variable dependiente fueron citados en la sección de publicación anterior, el precio se convierte en una variable independiente (determinante) al considerar la compra o deselección de libros y revistas. Por ejemplo, McCain (1992) encontró que el precio, así como el contenido matemático y la tasa de cocitación, eran predictores significativos del NÚMERO DE BIBLIOTECAS QUE TIENEN revistas de economía (u.a.). La longevidad y la tasa de cocción fueron predictores significativos en genética.

      Shaw (1991) encontró una correlación significativa entre el número de reseñas de LIBROS y el número de bibliotecas que las poseen. Asimismo, Serebnick (1992) encontró una relación significativa entre el número de reseñas de títulos de libros (u.a.) y EL NÚMERO DE BIBLIOTECAS QUE LAS TIENEN. De manera similar, en una muestra de libros (u.a.) revisados ​​en la revista Choice, Calhoun (1998) encontró una correlación positiva entre el número de libros revisados ​​que aparecen en los planes de aprobación de los proveedores y los libros posteriormente comprados por las bibliotecas. Cualquiera de estos podría considerarse como la variable dependiente, pero no se indicaron así en el estudio.

      Kreider (1999) encontró una correlación significativa entre la frecuencia local de citas y la frecuencia global de citas de las revistas (u.a.) que aparecen en Journal Citation Reports (JCR), lo que sugiere que las bibliotecas deberían considerar los datos de JCR al evaluar sus colecciones de revistas. La frecuencia de citas local o global podría considerarse como la variable dependiente, según el propósito.

      Tsay (1998) encontró correlaciones significativas entre la frecuencia de uso de revistas y la frecuencia de citas y entre la frecuencia de uso y el factor de impacto para algunas disciplinas médicas (u.a.) pero no para otras. Para comentar, dado que Tsay no indicó qué viene primero, la circulación o la cita (es decir, cuál es dependiente y cuál independiente), los bibliotecarios podrían usar los datos de las citas publicadas para predecir la CIRCULACIÓN al seleccionar y, a la inversa, la circulación para predecir la CITA al deseleccionar las existencias.

      Crotts (1999) "desarrolla" un modelo para asignar presupuestos de monografías a ÁREAS TEMÁTICAS basado en la circulación. La asignación presupuestaria para áreas temáticas es un tema para el que existe una gran cantidad de literatura y muchas revisiones que se remontan a los años setenta y ochenta y antes. Su artículo se cita simplemente para documentar el interés continuo y la atemporalidad de un modelo clásico, como un ejemplo de cómo unir los dos dominios (desarrollo y circulación de la colección) y como potencial continuo para un mayor desarrollo de la teoría. Su diseño no fue conceptualizado en términos de variables dependientes o independientes, aunque es razonable considerar la CIRCULACIÓN como la variable dependiente y las áreas temáticas (u.a.) como las unidades de análisis. Para una contribución anterior de la circulación al desarrollo de la teoría y la colección, véase McGrath (1980, 1985).

      Clasificación y organización del conocimiento

      Se encontraron pocos estudios explicativos recientes sobre clasificación y organización del conocimiento. Esto no sugiere necesariamente un descuido de la investigación, porque existe una gran cantidad de literatura, incluidas revistas completas, dedicada a la clasificación y organización del conocimiento. Sin embargo, parece haber una brecha en la literatura explicativa de la clasificación.

      Satija (2000) proporciona numerosas definiciones - una de las preocupaciones de Scriven (1968) - acerca de los conceptos de clasificación que serían necesarios al operacionalizar hipótesis en un diseño explicativo.

      Leazer & amp Smiraglia (1999) realizan un análisis cualitativo de "familias bibliográficas", familias de obras relacionadas en el catálogo de la biblioteca, con la intención de producir una explicación de algún patrón [¿una variable dependiente?]. Los mapas generados por catalogadores de estas familias, concluyen, son inadecuados para explicar el patrón, y se necesitan estudios de comportamiento del usuario para determinar qué mapas son preferibles. Smiraglia analiza la necesidad de estudios explicativos en este número de Library Trends.

      Losee (1993), en un estudio sobre la influencia de la clasificación y la ubicación en la circulación, utilizó un enfoque de regresión para predecir el NÚMERO PROMEDIO DE LIBROS que un usuario (ua) circula desde la ubicación relativa de los libros, las relaciones entre el número de áreas en las que se encuentran los libros (medidos por el número de paradas que hace un usuario cuando navega) y las distancias a través de un grupo. Los usuarios hicieron más paradas que los libros encontrados en una parada.

      Rodman (2000) analiza la conexión entre los números de clasificación y la capacidad de navegación en la estantería, o en un catálogo en línea, cuando los números de clasificación no se cambian para encajar en la secuencia de la lista de estantes. Aunque no es un estudio explicativo, sugiere un diseño en el que el "número de pantallas entre elementos similares" en un catálogo en línea podría retroceder contra el NÚMERO DE HITS durante una sesión de búsqueda (u.a.) o período de tiempo (u.a.).

      Gestión de almacenamiento, conservación y colección

      El almacenamiento, la preservación y la gestión de colecciones son componentes cruciales de una teoría integral, obviamente porque la existencia de una colección bibliotecaria (ya sea en papel o digital) es una condición necesaria para su uso o circulación.

      Como un medio para identificar títulos de baja demanda (u.a.) para almacenamiento remoto, Silverstein & amp Shieber (1996) observaron títulos individuales (u.a.) para ver CUÁNTAS VECES CIRCULARON (0, 1, 2,., N veces en circulación). Llegaron a la conclusión de que "el uso pasado [sigue siendo] el mejor predictor individual del uso futuro" (p. 289). Aunque el suyo era un estudio de distribución de frecuencias, que no pretendía ser explicativo, sus datos podrían someterse a métodos explicativos, como el análisis de varianza. Las variables independientes fueron categóricas: último uso, clasificación de la Biblioteca del Congreso, fecha de publicación, idioma y país.

      Con un propósito similar, Hayes (1992) ajustó una ecuación de curva J exponencial para registrar (u.a.) los datos de frecuencia de circulación y desarrolló un modelo de asignación de costos a los niveles de acceso y almacenamiento. Las unidades de análisis fueron libros (u.a.). La variable dependiente fue, de forma diversa, CIRCULACIÓN y USO INTERNO. Al igual que con Silverstein y Shieber, su estudio no pretendía ser explicativo.

      Lee (1993) aborda el problema del espacio de almacenamiento, citando investigaciones anteriores sobre almacenamiento remoto, deshierbe y material poco utilizado como posibles soluciones. Como ayuda para determinar el enfoque más económico para el almacenamiento, Lee propone un modelo que incorpora tanto la predicción de DEMANDA como el análisis de costos en un solo modelo.

      Dos estudios sobre el deterioro de los libros (Bennett, 1992 O'Neill & amp Boomgaarden, 1995) no fueron en sí mismos estudios explicativos, pero pueden ser útiles para definir variables como la fragilidad y acidez del papel de libro (ua) y otras condiciones que pueden ser útiles en correlación eventual con otros componentes de una teoría unificada.

      Lo que contiene la colección de la biblioteca y cómo se organiza y utiliza es un componente esencial de una teoría unificada (McGrath, 1985).

      Exon & amp Punch (1997), replicando un estudio de 1981, probaron la suposición de colecciones bibliotecarias autosuficientes realizando un análisis de correlación entre el tamaño de la colección de una biblioteca (u.a.) y las solicitudes de préstamos interbibliotecarios de otras bibliotecas. De la fuerte correlación positiva encontrada, concluyen que la autosuficiencia es una falacia. Esto puede interpretarse en el sentido de que las bibliotecas se necesitan unas a otras y que su interdependencia puede incorporarse a la teoría más amplia. En un estudio explicativo, NÚMERO DE SOLICITUDES DE PRÉSTAMO INTERBIBLIOTECARIO podría ser la variable dependiente.

      Circulación (incluye acceso al catálogo, acceso en línea y servicio de referencia)

      La circulación y el uso pueden ser la función más estudiada en las bibliotecas. La literatura es voluminosa, se remonta a muchas décadas y ha sido revisada extensamente por muchos autores. Estas revisiones se pueden encontrar fácilmente en la literatura.

      Una pregunta constante es si el uso interno se puede emplear como medida de circulación, es decir, los libros se cargan oficialmente. La unidad de análisis puede ser alguna unidad de tiempo, como día, semana o mes o alguna otra unidad, como tema o disciplina o tipo de material, como libro o diario.

      Blecic (1999), que investiga el uso de revistas (u.a.) en una biblioteca médica, encontró una correlación significativa entre el uso interno de las revistas y su circulación, así como entre esas dos variables y la cita de la revista (u.a.) por parte de los profesores. De manera similar, Walter y Darling (1996) mostraron una aparente correspondencia entre la circulación de revistas (u.a.), el uso interno, el préstamo entre bibliotecas y la frecuencia de publicación.

      Lochstet & amp Lehman (1999) correlacionaron los recuentos de preguntas de referencia con los recuentos de puertas en los que las unidades de análisis fueron semanas (u.a.). Uno esperaría encontrar una correlación tan alta entre estas dos variables (cualquiera de las cuales podría depender de la otra), como cabría esperar entre la circulación y el uso interno. De hecho, hubo una correlación muy alta, 0,96, lo que sugiere, en el peor de los casos, una comparación sin sentido o, en el mejor de los casos, un error en alguna parte. Por lo menos, lo que es evidente es que prácticamente todos los recuentos brutos del uso de la biblioteca, ya sea en la casa, las cajas oficiales, los recuentos de referencias o los recuentos de puertas, están necesariamente altamente correlacionados, porque los mismos usuarios que se cuentan mientras caminan a través de la puerta (conteos de torniquetes), se cuentan nuevamente cuando hacen preguntas de referencia, y aún nuevamente cuando toman prestados libros.5 Lo que se necesita para construir la teoría son estudios de correlación entre el uso de la biblioteca y las variables que son verdaderamente independientes del uso. La circulación, el uso interno y otras medidas de uso no son independientes entre sí.

      Uno de esos estudios, en el contexto de las bibliotecas públicas, es el de Yilmaz (1998), quien hizo una regresión de la CIRCULACIÓN en función de la edad, el sexo, el estado civil, el nivel educativo, la ocupación, el nivel de ingresos y el "pasado geográfico", así como el estatus social y el rol social. , en tres estratos socioeconómicos. Independientemente de si estas variables fueron significativas o no, parecen ser verdaderamente independientes. Los usuarios (u.a.) fueron las unidades de análisis.

      Cooper & amp Chen (2001) utilizaron un enfoque de regresión logística para predecir la "relevancia" de una sesión de búsqueda de catálogo (ua), donde la relevancia se definió como un resultado discreto, es decir, SI UN USUARIO GUARDA, IMPRIME, CORREO O DESCARGA UNA CITA. La predicción se basa en "el tiempo dedicado a realizar tareas durante la sesión y los recuentos, frecuencias relativas y proporciones de acciones realizadas durante la sesión", que los autores denominan "sustitutos del comportamiento del usuario" (p. 826). La unidad de análisis fue la sesión de búsqueda (u.a.) en lugar del usuario individual (u.a.) porque, presumiblemente, los usuarios individuales realizaron búsquedas repetidas.

      La mayoría de las variables citadas en esta revisión se midieron independientemente de su cambio a lo largo del tiempo. Es decir, se midieron en puntos en el tiempo, ya sean minutos, días, semanas o años. Una teoría completa de la bibliotecología debería, por supuesto, considerar los cambios a lo largo del tiempo. El tiempo agrega otra dimensión a la estructura de la teoría explicativa.

      Dos tipos de estudios de uso pasado-futuro son (1) estudios de distribución de frecuencia probabilística, que cuentan el número de veces que ocurre una cosa y donde la frecuencia baja suele ser más común que la frecuencia alta, y (2) estudios de pronóstico en los que las unidades de Los análisis son secuencias de puntos en el tiempo, un marco univariante diferente a los estudios de correlación, que suelen ser multivariados, y en los que las unidades de análisis se toman como instantáneas en el tiempo.

      Kasukabe (1990), usando regresión múltiple para estudiar el uso de bibliotecas públicas en Tokio, encontró que la colección per cápita (presumiblemente existencias), la población de la comunidad por mil bibliotecarios, la población diurna y la proporción de trabajadores administrativos eran todos predictores de CIRCULACIÓN PER CÁPITA, pero diferían en diferentes momentos (ua). Dado que el "per cápita" parece ser un componente en cada una de sus variables, se sospecha que las correlaciones significativas se debieron a la colinealidad así introducida.

      En dos artículos, McGrath (1995a, 1996a) examinó la circulación por día (u.a.) durante un período de varios años. En un artículo (1996a), primero convirtió la circulación diaria en una biblioteca universitaria del dominio del tiempo al dominio de la frecuencia utilizando análisis espectral, y pudo mostrar al menos dos frecuencias distintas y pronunciadas: un período semestral de 122 días y un período de 7 -período de días. (6)

      En el otro artículo (1995a), argumentó que la circulación por día (ua) podría modelarse utilizando una combinación de tres fuentes: (a) Variables predictoras correlativas, (b) Influencias cíclicas normales (dominios de tiempo o frecuencia) y (c ) Un proceso complejo o recursivo (de la teoría del caos) en el que una parte de la circulación se debe a la circulación previa, por ejemplo, cuando las referencias de un libro prestado se toman prestadas posteriormente.

      Naylor & amp Walsh (1994) ajustaron una ecuación de serie de tiempo a los datos de recolección semanal (u.a.) (libros tomados de las tablas para colocar en estanterías). Decroos et al (1997) también sometieron dos años de datos de circulación diaria (u.a.) al análisis espectral. Ellos "detectaron claramente" la periodicidad semestral y semanal. Estos artículos sobre el tiempo y el espectro sugieren que deben tenerse en cuenta al construir la teoría.

      Kishida & amp Sato (1991) utilizaron el mismo enfoque que Kasukabe anterior, pero sin mirar el componente de tiempo. La colección de bibliotecas (existencias) per cápita, las adquisiciones anuales per cápita, el número de bibliotecas en cada comunidad (ua), la proporción de ocupaciones profesionales y la población diurna se sometieron a análisis de regresión como predictores de la CIRCULACIÓN DE LIBROS PER CÁPITA, pero nuevamente no es así. claro qué efecto tiene el componente per cápita. (7) Los coeficientes explicativos (r-cuadrado) son muy altos, lo que sugiere colinealidad (autocorrelación) debido al componente per cápita en cada variable. Sin embargo, el suyo es un enfoque interesante para la predicción de la circulación en el contexto de una biblioteca pública.

      La Tabla 1 recapitula las variables dependientes y las unidades de análisis para cada estudio revisado en cada dominio amplio. No se muestran, por falta de espacio, las variables independientes que, cuando son significativas, explican la variable dependiente en términos de porcentaje de varianza contabilizada mediante un coeficiente, como R-cuadrado o algún otro estadístico. Son evidentes dos propiedades importantes de la literatura. Primero, la tabla muestra claramente el papel dominante de la circulación o sus sustitutos en casi todos los niveles, con la posible excepción de la clasificación, para la cual parece haber una brecha en la literatura explicativa reciente. En segundo lugar, está claro que una variable en un nivel puede ser una unidad de análisis en otro. Bajo COLECCIONES, por ejemplo, BIBLIOTECAS (Exon & amp Punch, 1997) son una unidad de análisis, mientras que bajo ADQUISICIONES, el número de bibliotecas es una variable (McCain, 1992 Shaw, 1991). Bajo ALMACENAMIENTO Y CONSERVACIÓN, los LIBROS son la unidad de análisis (Bennett, 1992 O'Neill & amp Boomgaarden, 1995) mientras que bajo CIRCULACIÓN el número de libros prestados es una variable (Yilmaz, 1998). De lo contrario, la distinción entre variables y unidades de análisis en los distintos niveles no siempre es clara o sencilla. Si estas dos propiedades importantes son realmente esenciales para la teoría explicativa, como cree este autor, entonces los teóricos tienen mucho trabajo por hacer para resolverlas.

      Los logros de Copérnico, Kepler, Galileo, Newton, Faraday, Maxwell, Einstein y otros en la reconciliación de las fuerzas naturales y el desarrollo de la gran teoría unificada se citan como inspiración para intentar construir una gran teoría unificada en una esfera más humilde, la biblioteconomía. Aunque algunos pueden decir que la visión es ingenua o grandiosa, el esfuerzo por describir las interrelaciones de las funciones tradicionales de la biblioteconomía (es decir, selección, adquisiciones, almacenamiento y recuperación, clasificación, colecciones y circulación) como integradas e interdependientes es un esfuerzo importante y que vale la pena. .

      Los métodos cuantitativos, que pueden relacionar la variabilidad de los productos con la variabilidad de los insumos, se pueden utilizar para probar las variables de publicación y selección con las variables de adquisiciones. Las variables de adquisiciones, a su vez, son un insumo importante para el almacenamiento y conservación que, en combinación con el esquema de clasificación, define la naturaleza dinámica y estática de la colección, condición necesaria para su circulación y uso. Todas las funciones estarían unidas en un gran esquema integrado, coherente y lógico en el que un nivel funcional explica un nivel y es explicado por otro.

      Para ilustrar la contribución potencial de la investigación reciente a una teoría unificada, se revisó la literatura para el período 1990 a 2001. Se incluyeron estudios que utilizaron métodos estadísticos explicativos y predictivos para explorar las relaciones entre las variables dentro y entre las áreas generales descritas anteriormente. Estos estudios no constituyen en sí mismos una teoría amplia, aunque, individualmente, se puede decir que postulan la teoría en el nivel estrecho, porque cuando uno prueba una hipótesis (es decir, calcula una correlación), también está probando la teoría. Basta conectar estas hipótesis, estas miniteorías, de un nivel a otro.

      La revisión descubrió estudios explicativos en casi todos los niveles, con la posible excepción de clasificación, mientras que los estudios en circulación y el uso de la biblioteca fueron claramente dominantes. Una recapitulación mostró que una variable en un nivel puede ser una unidad de análisis en otro, una propiedad de la investigación explicativa crucial para el desarrollo de la teoría, que ha sido ignorada o no reconocida en la literatura de LIS.

      Los investigadores deben vincular los distintos niveles de manera más formal, o encontrar una base empírica para niveles alternativos. En un estudio cuidadosamente diseñado, un teórico podría construir un esquema amplio en el que las variables y unidades de análisis en cada nivel se abrazan inevitable y necesariamente desde el nivel más alto. Hasta cierto punto, la revisión sugiere que existen relaciones explicativas y predictivas y que pueden ser útiles para construir una teoría unificada integral de la bibliotecología.

      * La primera mitad de este artículo se basa en parte en material extraído, abreviado y revisado de un artículo publicado originalmente en Polonia en una colección de ensayos sobre bibliotecas y democracia (McGrath, 1995b).

      (1.) Nicolaus Copernicus, De Revolutionibus Orbium Coelestium Isaac Newton, Principia Mathematica Johannes Kepler, Astronomia Nova Johannes Kepler, Epitome Astronomiae Copernicae Johannes Kepler, Harmonices Mundi Galileo, Diálogo sobre los dos sistemas mundiales principales y Albert Einstein (1926), Relatividad: La Teoría Especial y General, trad. Robert Lawson, Nueva York: Crown Publishers.

      (2.) "Publicación" se refiere a la producción de libros, revistas y conocimiento impreso o almacenado.

      (3.) También podemos definir "publicaciones" como cualquier formato de información recopilable.

      (4.) "Circulación" se define ampliamente para incluir no solo el préstamo, sino también el uso dentro de la biblioteca y los préstamos interbibliotecarios, así como cualquier otro tipo de uso.

      (5.) Este autor no reconoció ese simple hecho en un estudio de hace treinta años (McGrath, 1971).

      (6) Se puede demostrar que cualquier dato uniformemente cíclico, como la circulación de la biblioteca, puede graficarse como ondas o como órbitas elípticas cerradas, curvas intrínsecas a la mecánica celeste y un análogo dramático al contexto de Copérnico-Kepler-Newton. discutido al principio de este documento.

      (7.) "Comunidad" (u.a.) parece definirse como pueblo o ciudad.

      Bar-Ilan, J. y Peritz, B. (2002). Teorías y métodos informáticos para explorar Internet: una encuesta analítica de la literatura de investigación reciente. Library Trends, 50 (3), 371-392.

      Bennett, R. E. (1992). Estudios de conservación de papel en las bibliotecas de la Universidad de Manitoba. Canadian Library Journal, 49 (1), 41-48.

      Blecic, D. D. (1999). Mediciones del uso de revistas Un análisis de las correlaciones entre tres métodos. Boletín de la Asociación de Bibliotecas Médicas, 87 (1), 20-25.

      Broad, W.J. (1984). ¿Es demasiado costoso el gran destructor de átomos? New York Times, sección C, Science Times. 27 de marzo, C1, C4.

      Buckland, M. K. (1988). Servicios bibliotecarios en teoría y contexto. Oxford y Nueva York: Pergamon Press.

      Calhoun, J. C. (1998). Medir la recepción de las revisiones de Choice a través de los catálogos colectivos en línea. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 42 (1), 21-43.

      Chressanthis, G. A., y Chressanthis, J. D. (1994). Un modelo econométrico general de los determinantes de los precios de suscripción a las bibliotecas de revistas académicas El papel del riesgo de tipo de cambio y otros factores. Library Quarterly, 64 (3), 270-293.

      Cooper M. D. y Chen, H.-M, (2001). Predecir la relevancia de una búsqueda en el catálogo de una biblioteca. Revista de la Sociedad Estadounidense de Ciencia y Tecnología de la información, 52 (10), 813-827.

      Crotts, J. (1999). Uso de materias y financiación de monografías bibliotecarias. Bibliotecas universitarias y de investigación, 60 (3), 261-273.

      Curran, C. (2001). ¿Qué hacen los bibliotecarios y los científicos de la información? Bibliotecas estadounidenses, 32 (1), 56-59.

      Decroos, E Dierckens, K. Pollet, V. Rousseau, R. Tassisgnon, H. y Verweyen, K. (1997). Métodos espectrales para detectar la periodicidad en los datos de circulación de la biblioteca Un estudio de caso. Tratamiento y gestión de la información, 33 (3), 393-403.

      Exon, F. C. A. y Punch, K. F. (1997). La colección bibliotecaria autosuficiente Una prueba de supuestos. Revista de la Sociedad Estadounidense de Ciencias de la Información, 48 (1), 11-16.

      Ferris, T. (1991). Teorías unificadas de la física. En T. Ferris (Ed.), El tesoro mundial de la física, la astronomía y las matemáticas (págs. 116-127). Boston: Little, Brown & amp Co.

      Glazier, J. D. y Grover, R. (2002). Un marco multidisciplinario para la construcción de teorías. Library Trends, 50 (3), 317-329.

      Grover R. y Glazier, J. D. (1986). Un marco conceptual para la construcción de teorías en bibliotecología y ciencias de la información. Investigación en bibliotecas y ciencias de la información, 8 (3), 227-242.

      Hannaford, W. E. (1980). Hacia una teoría del desarrollo de colecciones. En R. D. Stueart & amp G. B. Miller, Jr. (Eds.), Desarrollo de colecciones en bibliotecas A

      tratado (págs. 573-583). Greenwich, CT: JAI Press.

      Hayes, R. M. (1992). Medición del uso y decisiones de asignación de acceso resultantes. Investigación en Bibliotecología y Ciencias de la Información,

      Kasukabe, C. (1990). Un análisis de series de tiempo sobre el uso de bibliotecas públicas en Tokio [Resumen en inglés, texto en japonés]. Bibliotecología y ciencias de la información, 28, 121-143.

      Kishida, IC y Matsui, S. (1997). Patrones de publicación internacional en ciencias sociales Un análisis cuantitativo del archivo IBSS [Resumen]. Cienciometría, 40 (2), 277-298.

      Kishida, IC y Sato, Y. (1991). Prueba de la función que predice la circulación de libros en bibliotecas públicas mediante análisis de regresión lineal múltiple [Resumen]. Bibliotecología y ciencias de la información, 29, 161-168.

      Kreider, J. (1999). La correlación de los datos de citas locales con los datos de citas de Journal Citation Reports. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 43 (2), 67-77.

      Kuhn, T. (1962). La estructura de las revoluciones científicas. Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.

      Lee, H. L. (1993). El problema del espacio de la biblioteca, la demanda futura y el control de la colección. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 3 7 (2), 147-166.

      Leazer, G. H. y Smiraglia, R. P. (1999). Familias bibliográficas en el catálogo de la biblioteca Un análisis cualitativo y teoría fundamentada. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 43 (4), 191212.

      Lochstet, G. y Lehman, D. H. (1999). Un método de correlación para recopilar estadísticas de referencia. Bibliotecas universitarias y de investigación, 60 (1), 45-53.

      Losee, R. M. (1993). La ubicación relativa en los estantes de los libros en circulación Un estudio de clasificación, usuarios y navegación. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 37 (2), 197-209.

      McCain, IC W. (1992). Algunos determinantes de los patrones de tenencia de revistas en bibliotecas académicas. Investigación en bibliotecas y ciencias de la información, 14 (3), 223-243.

      McGrath, W. E. (1971). Correlacionar los temas de los libros extraídos y los libros utilizados dentro de una biblioteca de pila abierta. Bibliotecas universitarias y de investigación, 32 (4), 280-285.

      McGrath, W. E. (1980).Estudios de circulación y desarrollo de colecciones Problemas de metodología, teoría y tipología de investigación. En R. D. Stueart & amp G. B. Miller, Jr. (Eds.), Collection development in libraries A treatise (págs. 373-403). Greenwich, CT: JAI Press.

      McGrath, W. E. (1985). Evaluación de colecciones - Teoría y búsqueda de estructura. Tendencias de la biblioteca, 22 (3), 241-266.

      McGrath, W. E. (1986). Ciencia y bibliotecología Un desafío para la educación bibliotecaria. Revista de educación para bibliotecas y ciencias de la información, 25 (3), 219-222.

      McGrath, W. E. (1995a). Análisis preliminar de la dinámica del caos en la circulación bibliotecaria. En M. E. D. Koenig & amp A. Bookstein (Eds.), Actas de la Quinta Conferencia Internacional de la Sociedad Internacional de Cienciometría e Informetría, 7 al 10 de junio de 1995, Rosary College, River Forest, IL (págs. 283-292). Medford, Nueva Jersey: Learned Information, Inc.

      McGrath, W. E. (1995b). En la tradición de Copérnico - Construyendo una teoría científica de la bibliotecología La libertad para investigar. En M. Kocojowa & amp G. S. Bobinski (Eds.), El papel de las bibliotecas en el proceso democrático (págs. 58-67). Estudios en Bibliotecología y Ciencias de la Información, 2 (4). Cracovia, Polonia: Universidad Jagellónica.

      McGrath, W. E. (1996a). Periodicidad en la circulación de bibliotecas académicas Un análisis espectral. Revista de la Sociedad Estadounidense de Ciencias de la Información, 4 7 (2), 136-145.

      McGrath, W. E. (1996b). La unidad de análisis (objetos de estudio) en bibliometría y cienciometría. Cienciometría, 35 (2), 257-264.

      Naylor, M. y Walsh, K. (1994). Un modelo de series de tiempo para datos de bibliotecas académicas utilizando análisis de intervención. Investigación en bibliotecas y ciencias de la información, 16 (4), 299-314.

      Nitecki, J. z. (1993). Metalibrarianship Un modelo para los fundamentos intelectuales de la ciencia de la información bibliotecaria. Trilogía Nitecki (Vol. 1). Obtenido el 12 de agosto de 2001 de http://www.du.edu/LIS/collab/library/niteck. Documento ERIC ED363 346.

      O'Neill, E. T. y Boomgaarden, W. L. (1995). Deterioro y pérdida de libros Magnitud y características en las bibliotecas de Ohio. Recursos bibliotecarios y servicios técnicos, 39 (4), 394-408.

      Peritz, B. (1980). Los métodos de investigación en bibliotecología Algunos resultados de un estudio bibliométrico. Investigación bibliotecaria, 2 (3), 251-268.

      Petersen, H. C. (1992). La economía de las revistas de economía: un análisis estadístico de las prácticas de fijación de precios por parte de los editores. Bibliotecas universitarias y de investigación, 53 (2), 176-181.

      Pettigrew, K. E. y McKechnie, L. (E. E). (2001). El uso de la teoría en la investigación en ciencias de la información. Revista de la Sociedad Estadounidense de Ciencia y Tecnología de la Información, 52 (1), 62-73.

      Quandt, R. E. (1996). Modelo de simulación de suscripción de revistas por bibliotecas. Revista de la Sociedad Estadounidense de Ciencias de la Información, 4 7 (8), 610-617.

      Rodman, R. L. (2000). Estableciendo la conexión entre procesamiento y acceso: ¿Las decisiones de catalogación afectan el acceso de los usuarios? Colecciones de bibliotecas, adquisiciones y servicios técnicos, 24 (4), 443-458.

      Rousseau, R. (2002) .Evaluación de revistas: cuestiones técnicas y prácticas. Library Trends, 50 (3), 418-439.

      Satija, M. P. (2000). Clasificación de bibliotecas Un ensayo de terminología. Organización del conocimiento, 27 (4), 221-229.

      Saxton, M. L. (1997). Evaluación de servicios de referencia y metaanálisis Hallazgos y cuestiones metodológicas. Library Quarterly, 67 (3), 267-289.

      Scriven, M. (1968). La filosofía de la ciencia. En Enciclopedia Internacional de Ciencias Sociales (Vol. 14, págs. 84-92). Nueva York: Macmillan Company y Free Press.

      Serebnick, J. (1992). Selección y existencias de libros de pequeñas editoriales en las bibliotecas de OCLC Un estudio de la influencia de reseñas, editoriales y proveedores. Library Quarterly, 62 (3), 259294.

      Shaw, D. (1991). Un análisis de la relación entre reseñas de libros y existencias de ficción en OCLC. Investigación en bibliotecología y ciencias de la información, 13 (2), 147-154.

      Silverstein, C. y Shieber, S. M. (1996). Predecir el uso de libros individuales para el almacenamiento fuera del sitio mediante árboles de decisión. Library Quarterly, 66 (3), 266-293.

      Smiraglia, R. (2002). El progreso de la teoría en la organización del conocimiento. Library Trends, 50 (3), 330-349.

      Tsay, M. Y. (1998). La relación entre el uso de revistas en una biblioteca médica y el uso de citas. Boletín de la Asociación de Bibliotecas Médicas, 86 (1), 31-39.

      Walter, P. L. y Darling, L. M. (1996). Un estudio de uso de la revista Checkouts y uso interno. Boletín de la Asociación de Bibliotecas Médicas, 84 (4), 461-467.

      Yilmaz, B. (1998). Un estudio sociológico del uso de bibliotecas públicas en Ankara, Turquía. Revista de Bibliotecología y Ciencias de la Información, 30 (4), 259-267.

      Zwadlo, J. (1997). No necesitamos una filosofía de las ciencias de la información y la biblioteca. Ya estamos bastante confundidos. Library Quarterly, 67 (2), 103-121.

      William E. McGrath, P.O. Box 534, Westford, MA 01886

      WILLIAM E. McGRATH es profesor emérito del Departamento de Estudios de Información y Bibliotecas de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo. Antes de enseñar en SUNY-Buffalo, fue Decano de Bibliotecas, Universidad de Massachusetts, Director de Bibliotecas de Lowell, Universidad de Southwestern Louisiana (ahora Universidad de Louisiana), Bibliotecario en Jefe, Escuela de Minas de Dakota del Sur y Bibliotecario de Tecnología y Ciencia de la Universidad de New Hampshire. Ha publicado muchos artículos en bibliotecología y ciencias de la información, incluidos varios sobre teoría y explicación.


      Entorno de redes / sistemas de bibliotecas universitarias

      Los temas en los que trabajaremos durante algún tiempo incluyen la redefinición de los servicios de referencia y asistencia al usuario para alejarlos del paradigma del usuario en el escritorio. También necesitamos restablecer el equilibrio de las responsabilidades de los servicios al usuario en la biblioteca para proporcionar más tiempo para educar a los usuarios en el uso eficaz de la tecnología de la información. Si tenemos éxito, tendremos usuarios más informados y autosuficientes y, por lo tanto, reduciremos la demanda de servicios de referencia ad hoc individuales. Con el tiempo, reasignaremos líneas profesionales desde servicios tradicionales de desarrollo de colecciones y referencias hasta servicios de red y apoyo para la educación del usuario. Ninguno de los cambios que hemos discutido y estamos comprometidos a implementar tendrá éxito sin un compromiso vigoroso y sostenido con la capacitación y el desarrollo del personal. El personal de la biblioteca y la informática son nuestro recurso más preciado, la base sobre la que podemos reestructurar nuestras organizaciones.


      Seguridad de archivos, concurrencia y subprocesos

      Debido a que las operaciones relacionadas con archivos implican la interacción con el disco duro y, por lo tanto, son lentas en comparación con la mayoría de las otras operaciones, la mayoría de las interfaces relacionadas con archivos en iOS y macOS están diseñadas teniendo en cuenta la simultaneidad. Varias tecnologías incorporan la operación asincrónica en su diseño y la mayoría de las demás se pueden ejecutar de forma segura desde una cola de despacho o subproceso secundario. La Tabla 1-4 enumera algunas de las tecnologías clave que se analizan en este documento y si son seguras de usar desde subprocesos específicos o desde cualquier subproceso. Para obtener información específica sobre las capacidades de cualquier interfaz, consulte la documentación de referencia de esa interfaz.

      Para la mayoría de las tareas, es seguro utilizar el objeto NSFileManager predeterminado simultáneamente desde varios subprocesos en segundo plano. La única excepción a esta regla son las tareas que interactúan con el delegado del administrador de archivos. Al usar un objeto de administrador de archivos con un delegado, se recomienda que cree una instancia única de la clase NSFileManager y use su delegado con esa instancia. Luego, debe usar su instancia única de un hilo a la vez.

      GCD en sí mismo es seguro de usar desde cualquier hilo. Sin embargo, usted sigue siendo responsable de escribir sus bloques de una manera segura para subprocesos.

      La mayoría de los objetos Foundation que usa para leer y escribir datos de archivos se pueden usar desde un solo subproceso, pero no se deben usar desde varios subprocesos simultáneamente.

      Debido a que son parte de su interfaz de usuario, siempre debe presentar y manipular los paneles Abrir y Guardar desde el hilo principal de su aplicación.

      Las rutinas POSIX para manipular archivos generalmente están diseñadas para operar de manera segura desde cualquier hilo. Para obtener más información, consulte las páginas de manual correspondientes.

      Los objetos inmutables que usa para especificar rutas son seguros para usar desde cualquier hilo. Debido a que son inmutables, también puede hacer referencia a ellos desde varios subprocesos simultáneamente. Por supuesto, las versiones mutables de estos objetos deben usarse desde un solo hilo a la vez.

      Los objetos enumeradores son seguros de usar desde cualquier subproceso, pero no deben usarse desde varios subprocesos simultáneamente.

      Incluso si utiliza una interfaz segura para subprocesos para manipular un archivo, aún pueden surgir problemas cuando varios subprocesos o múltiples procesos intentan actuar en el mismo archivo. Aunque existen medidas de seguridad para evitar que varios clientes modifiquen un archivo al mismo tiempo, esas medidas de seguridad no siempre garantizan el acceso exclusivo al archivo en todo momento. (Tampoco debe intentar evitar que otros procesos accedan a los archivos compartidos). Para asegurarse de que su código conozca los cambios realizados en los archivos compartidos, utilice coordinadores de archivos para administrar el acceso a esos archivos. Para obtener más información sobre los coordinadores de archivos, consulte El papel de los coordinadores y presentadores de archivos.

      Copyright & # x00a9 2018 Apple Inc. Todos los derechos reservados. Condiciones de uso | Política de privacidad | Tiempo de actualización: 2018-04-09


      Otros casos de uso de estructura de desglose

      El uso típico de la estructura de desglose como herramienta de gestión de proyectos incluye la estructura de desglose del trabajo (WBS), la estructura de desglose de recursos, la estructura de desglose de riesgos y la estructura de desglose de la organización (OBS), o algunas veces conocido como organigrama.

      Estructura de desglose de recursos

      La estructura de desglose de recursos (RBS) es una herramienta de gestión de proyectos que proporciona una descomposición jerárquica de recursos, ya sea estructurada por categoría de recursos, tipos o por función de TI / negocio que tiene necesidades de recursos.

      Aquí hay un ejemplo de estructura de desglose de recursos:

      Estructura de desglose de riesgos

      Los riesgos lo son todo en cualquier proyecto de TI. La existencia de riesgo provoca un impacto negativo en el cronograma, los costos y la calidad del proyecto. En la gestión de proyectos, Project Manager es responsable de gestionar los riesgos y de garantizar que el proyecto se entregará a tiempo, dentro del proyecto y hasta el nivel esperado del usuario estándar. Una de las herramientas de gestión de riesgos más populares es la estructura de desglose de riesgos.

      La estructura de desglose de riesgos es la descomposición jerárquica de los riesgos, comenzando por el elemento del nodo raíz que representa el proyecto y bajando a las diversas categorías de riesgo, y luego los riesgos de nivel más fino.

      Además de presentar los riesgos del proyecto en una estructura de desglose de riesgos, es posible combinar el uso de Color Legend para representar el impacto del riesgo. Eche un vistazo al ejemplo de Estructura de desglose de riesgos a continuación, se ha configurado una leyenda de Impacto con cinco elementos, que representa los cinco niveles de impactos que los riesgos pueden tener en el proyecto con cinco códigos de colores distintos.

      A continuación, se muestra un ejemplo de estructura de desglose de riesgos:

      Estructura organizativa de desglose

      La estructura de desglose organizacional, o a veces conocida como organigrama, es una herramienta de gestión de proyectos ampliamente utilizada para representar la organización de proyectos. Por lo general, comienza con el patrocinador del proyecto y con todas las partes interesadas clave incluidas. Al presentar la estructura de la organización, considere la organización o grupo que solicita el proyecto y el nivel de su patrocinio y autoridad.


      Ver el vídeo: La biblioteca perdida de Alejandría (Diciembre 2021).