Podcasts de historia

Simón de Montfort

Simón de Montfort

Simón de Montfort nació en Francia hacia 1208. Su padre era un gran terrateniente, pero cuando murió dejó sus tierras al hermano mayor de Simón, Amaury. La familia de Montfort había sido propietaria de tierras en Inglaterra en el pasado y Amaury sugirió que Montfort debería visitar a Enrique III para ver si la tierra podía ser reclamada.

Montfort llegó a Inglaterra en 1230. A Henry le agradaba Simón, simpatizaba con su reclamo y le devolvió las tierras de su familia. El rey también acordó que Montfort se convirtiera en el nuevo conde de Leicester. A cambio, Montfort prometió pagar una tarifa de £ 100 y proporcionar sesenta caballeros en tiempo de guerra.

El nuevo conde de Leicester también acordó convertirse en administrador del rey, lo que lo involucró en la organización de funciones ceremoniales. Esto agradó a Montfort, ya que le permitió conocer a la mayoría de las personas ricas e influyentes de Inglaterra. Como estaba escaso de dinero, Montfort esperaba que esto lo ayudara a conocer a una viuda rica.

Montfort era un hombre atractivo con un título y varias mujeres se interesaron por él. La mujer que eligió fue la hermana del rey, Leonor. Casada a los nueve años y viuda a los dieciséis, Eleanor era ahora una de las mujeres más ricas de Inglaterra. El rey estaba inicialmente en contra del matrimonio, pero finalmente Leonor logró persuadirlo para que cambiara de opinión.

Como cuñado, Simón de Montfort se convirtió en uno de los principales consejeros del rey Enrique. Enrique también valoró las habilidades de Montfort como comandante militar, y en 1248 lo envió a tomar el control de Gascuña, una de las últimas áreas de Francia que todavía formaba parte del imperio inglés.

Después de trabajar en estrecha colaboración con Enrique III, Montfort pronto se dio cuenta de que el rey era un líder pobre. Montfort desarrolló la opinión de que la situación solo mejoraría si los barones desempeñaban un papel más activo en el gobierno del país. Otros importantes barones compartieron las opiniones de Montfort y en 1258 decidieron actuar.

En mayo, los barones fueron a ver al rey. Exigieron que en el futuro el rey no debería tomar decisiones sin consultar a sus barones. Temiendo una guerra civil que perdería, Henry aceptó sus demandas de reforma (las Provisiones de Oxford).

Quince barones, incluido Simon de Montfort, fueron seleccionados para convertirse en miembros de este consejo asesor. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que Henry ignorara a sus asesores. Cuando los barones se quejaron, Henry los sobornó con regalos.

Simón de Montfort se negó a cambiar de opinión sobre la necesidad de un consejo permanente. Montfort tenía fama de simpatizar con las necesidades de la gente corriente. Esto le ayudó a ganarse el apoyo de la mayoría de las personas que vivían en los grandes pueblos y ciudades. Por ejemplo, en Londres la gente se rebeló contra Enrique y entregó la ciudad a Montfort.

Después de reunir a sus seguidores, el rey decidió enfrentarse al ejército de Montfort. Las dos partes se reunieron en Lewes en Sussex el 14 de mayo de 1264. Los obispos de Chichester, Londres y Worcester, todos partidarios de Simon de Montfort, intentaron negociar una tregua antes de que comenzara la batalla. Sin embargo, Henry, que tenía un ejército mucho más grande y confiaba en la victoria, se negó a hacer un trato.

Montfort se había roto recientemente la pierna al caer de un caballo y tuvo que dirigir operaciones mientras estaba sentado en un carro. Sin embargo, eso no le impidió conseguir una famosa victoria. Al final de la batalla, el rey había sido capturado y los miembros de su ejército que habían sobrevivido habían huido del campo de batalla.

Montfort y su segundo al mando, Gilbert el Rojo, organizaron ahora un nuevo parlamento. Además de los barones y líderes de la iglesia, se invitó a dos representantes de cada pueblo a asistir al parlamento. El día a día del país estaba a cargo de tres hombres: Simón de Montfort, Gilberto el Rojo y el obispo de Chichester. Sin embargo, a los pocos meses los barones empezaron a quejarse de que Montfort actuaba como un rey.

Gilbert el Rojo discutió con Simon y se fue de Londres. En junio de 1265, Gilbert conoció al hijo del rey, el príncipe Eduardo, en Ludlow. Los dos hombres formaron un ejército y comenzaron su campaña capturando Gloucester. Cuando Montfort se enteró del tamaño del ejército de su enemigo, se dice que dijo: "Encomendamos nuestras almas a Dios, porque nuestros cuerpos son de ellos".

Un ataque al amanecer en Kenilworth el 2 de agosto de 1265 tomó por sorpresa a las fuerzas dirigidas por el hijo de Montfort. Al día siguiente, el ejército principal de Montfort fue atacado en Evesham. El ejército del príncipe Eduardo tuvo una victoria fácil y el ejército superado en número de Montfort fue masacrado. Después de que Simon de Montfort fuera asesinado, su cuerpo fue mutilado. Le cortaron la cabeza y la exhibieron por todo el país como advertencia de lo que les sucedió a las personas que se rebelaron contra su rey.

Matthew Paris ha argumentado: "El conde Simon, que cedió no solo su propiedad, sino también su persona, para defender a los pobres de la opresión y para el mantenimiento de la justicia. Según el informe, Simon, después de su muerte, se distinguió por la obrando muchos milagros, que, sin embargo, no se dieron a conocer públicamente, por temor a los reyes ". Sin embargo, Thomas Wykes afirmó que tenía otro objetivo: "Simon de Montfort ... deseaba sofocar a los poderosos y arruinar su poder ... para poder someter más libre y fácilmente al pueblo, después de haber destruido la fuerza de los magnates". . "

Que el Señor bendiga a Simón de Montfort y también a sus hijos y su ejército que, exponiéndose a la muerte, lucharon valientemente por el pueblo inglés ... Simón de Montfort tenía pocos hombres acostumbrados a las armas; el grupo real era numeroso, habiendo reunido a los más grandes guerreros de Inglaterra ... pero Dios proveyó ... ya que Dios es una ayuda para los que están del lado de la justicia. Por lo tanto, era correcto que Dios ayudara al conde, porque sin Dios no podría vencer al enemigo.

Simón de Montfort ... para poder someter más libre y fácilmente al pueblo, después de haber destruido la fuerza de los magnates.

Con su muerte, el conde de Montfort obtuvo la victoria,

Como el mártir de Canterbury, terminó su vida;

El buen Tomás no permitiría que la santa iglesia pereciera,

El conde luchó por una causa similar y murió sin inmutarse.

Aunque por traición casi le roba su propio reino,

Edward superó las legiones conquistadoras con un esfuerzo maravilloso.

La noble descendencia llevó a su padre al gobierno del reino,

Perversamente arrebatado de él, que había anhelado gobernar.

Earl Simon, quien entregó no solo su propiedad, sino también su persona, para defender a los pobres de la opresión y para el mantenimiento de la justicia. El informe dice que Simón, después de su muerte, se distinguió por la realización de muchos milagros, que, sin embargo, no se dieron a conocer públicamente por temor a los reyes.


Simón de Montfort

El lugar de Simón de Montfort en la historia ha sido grande, principalmente porque sus acciones supusieron una importante contribución a la historia del Parlamento.

Simon nació alrededor de 1208, hijo menor del noble francés Simon de Montfort y su esposa Alix de Montmorency. Su abuela paterna, Amicia de Beaumont, era la heredera mayor de su hermano Robert de Beaumont, tercer conde de Leicester. El anciano de Montfort había encabezado una cruzada contra los herejes en Toulouse.

Simon de Montfort, sexto conde de Leicester

Tras la pérdida del ducado de Normandía, el rey Juan concedió las propiedades de Leicester y el título al primo del padre de Simón, Ranulfo, conde de Chester. El hijo mayor de De Montfort, Amaury, intentó recuperar el condado, pero finalmente aceptó permitir que su hermano menor Simon lo reclamara a cambio de todas las posesiones familiares en Francia. Simón llegó a Inglaterra en 1229, el nuevo rey, Enrique III, aunque simpatizante, no estaba en condiciones de enfrentarse al poderoso conde de Chester, Simón se acercó al conde él mismo, ya que no tenía hijos, Ranulfo acordó que cedería el condado a su pariente.

Simón se casó con Leonor, la hermana viuda de Enrique III, el 7 de enero de 1238 en la Capilla del Rey en el Palacio de Westminster, sin obtener el consentimiento del consejo del rey. Eleanor se había casado anteriormente, a la edad de nueve años, con William Marshal, hijo de William Marshal, conde de Pembroke. La incompetencia, la tiranía y la indecisión patológica en el gobierno de Enrique III determinaron que los barones no perdieran los beneficios de la Carta Magna que les habían asegurado sus antepasados. Simon se convirtió en el líder de la oposición baronial a Henry que resultó en una guerra civil. De Montfort se estaba preparando para unirse a la cruzada de Luis IX de Francia, cuando en 1248, el rey Enrique le pidió que pacificara Gascuña, allí Simón se hizo enemigos que lo llevaron a ser juzgado en 1252. Su relación con su indeciso hermano en Ahora que el rey estaba tenso, Simón debía grandes sumas de dinero a Tomás II de Saboya, y nombró al rey como su seguridad, una acción que tuvo éxito en enfurecer a Enrique. Simon huyó a Francia y luego participó en una cruzada a Tierra Santa.

A su regreso a Inglaterra, Simon emergió como el líder de los barones que se oponían a los favoritos extranjeros de Henry en la corte. En 1258, el partido del barón redactó Provisiones en Oxford para someter al rey a un consejo y un "Parlamento" (del antiguo parlamento francés, que significa, hablando, una conferencia) que constaba de quince y doce barones cada uno.

En 1260 Simón celebró un parlamento, en el que tramitó negocios contrarios a las órdenes de Enrique, el rey recuperó el poder y Simón se vio obligado a regresar temporalmente a Francia. Regresó en 1263 y declaró la guerra a sus enemigos, arrestando al obispo saboyano de Hereford dentro de su catedral, Henry y su familia se vieron obligados a buscar refugio de los londinenses en la Torre de Londres. Con la ayuda de su hijo mayor, conocido como Lord Edward (más tarde Eduardo I), Enrique se reafirmó y Simon se vio obligado a aceptar el arbitraje de Luis IX de Francia, por la Mise de Amiens de 1264 Luis canceló las Provisiones de Oxford. Simon se negó a aceptar la decisión diciendo: "He estado en muchos países y en ningún lugar he encontrado hombres tan infieles como en Inglaterra, pero, aunque todos me desamparen, mis cuatro hijos y yo defenderemos la causa justa". En esto contó con el apoyo de Gilbert de Clare, conde de Gloucester, los franciscanos y estudiantes de Oxford.

La familia de Montfort

La guerra civil que siguió alcanzó su punto culminante en la Batalla de Lewes que se libró el 14 de mayo de 1264, donde las fuerzas de Simon lucieron cruces blancas como cruzados. El rey, Lord Edward y Richard Earl de Cornwall, el hermano de Henry, fueron capturados y Henry se vio obligado a aceptar los términos de Simon en la Mise of Lewes. En 1265, Simon convocó un parlamento que incluía a dos ciudadanos de cada distrito, además de los habituales clegy, barones y caballeros. Sin embargo, su gobierno se vio amenazado por una disputa con el joven Gilbert de Clare que llevó a una reanudación de la guerra en mayo de 1265.

Lord Edward logró escapar de su cautiverio cuando, con el pretexto de ir a cazar, dejó atrás a sus captores y llegó al castillo de Wigmore, donde se le unieron el principal aliado de Simon, Thomas de Clare, Gilbert de Clare y otros. Simon pidió la ayuda de su hijo Simon de Sussex, el joven Simon y sus fuerzas se detuvieron para descansar el 2 de agosto en el priorato de Kenilworth, cuando un espía hizo pasar a Lord Edward y De Clare para sorprenderlos, Edward tomó muchos prisioneros.

El 3 de agosto Simon llegó a Evesham para recibir la mala noticia, consciente de que lo rodearían, mantuvo al cautivo Enrique III entre sus filas y en la mañana del 4 de agosto, los dos cuñados hostiles escucharon misa juntos. Al amanecer, los vigías colocados en la torre de Evesham Abbey informaron haber visto al ejército de Lord Edward en Green Hill, a las afueras de la ciudad. Aproximadamente a las ocho de la mañana, Simon cabalgó fuera de la ciudad de Evesham cuando una gran tormenta eléctrica comenzó a rugir. Una siniestra nube negra se cernía sobre el campo de Evesham, mientras Montfort dirigía a su ejército a la formación de batalla. El ejército realista cargó con el grito 'Muerte al traidor'. Las fuerzas de Edward llevaban una cruz roja como marca distintiva. Según el cronista William Rishanger, cuando Montfort vio el avance de las tropas reales, exclamó: "No lo han aprendido por sí mismos, pero yo lo enseñé".

El ejército de De Montfort se colocó en un bucle del río Avon, con las fuerzas de Edward sosteniendo el terreno elevado y bloqueando el único puente disponible sobre el río. Simon, muy superado en número, cargó a la cabeza de su caballería y concentró sus fuerzas en el centro del frente enemigo, con la esperanza de abrir una brecha en la línea. Aunque estas tácticas inicialmente tuvieron cierto éxito, las fuerzas baroniales pronto perdieron la iniciativa, especialmente cuando la infantería galesa proporcionada por Llywelyn the Last desertó en un punto temprano de la batalla. Los flancos del ejército real se acercaron a los de Montfort, rodeándolos. Con Montfort enfrentado por una fuerza que duplicó el tamaño de la suya, la batalla se convirtió rápidamente en una masacre.

A pesar de los intentos de rendirse, la mayoría de los barones rebeldes fueron asesinados en el campo en lugar de ser hechos prisioneros y rescatados. En lo que se ha denominado "un episodio de derramamiento de sangre noble sin precedentes desde la Conquista", el hijo de Montfort, Enrique, fue asesinado primero, el propio rey Enrique, que había estado bajo la custodia de Montfort y vestido con sus colores, fue rescatado de la pelea por Roger de Leybourne. Se informó que Henry fue arrojado al suelo y habría sido asesinado si no se hubiera levantado la visera y le hubiera dicho a su agresor: "¡Sálvame, sálvame, soy Henry de Winchester!". La carnicería fue terrible, los rebeldes que huían fueron empujados hacia la ciudad por los realistas, la matanza continuó por las calles e incluso dentro de la propia abadía de Evesham.

El propio Simon fue desmontado y asesinado en la lucha. Su cuerpo fue mutilado en un frenesí sin igual por los realistas, su cabeza, manos, pies y testículos cortados. Roger Mortimer, conde de marzo, envió su cabeza al castillo de Wigmore como trofeo para su esposa. Los restos de de Montfort que pudieron ser localizados fueron recogidos en una escalera por los monjes y cubiertos por un abrigo rasgado, fueron llevados a la Abadía de Evesham y enterrados, junto con el cuerpo de su hijo Enrique, debajo del altar allí.

Torre de Leicester en el sitio de la batalla de Evesham

El hijo de Simon, el joven Simon de Montfort, llegó a Evesham con refuerzos justo a tiempo para ver la cabeza de su padre sobre una pica. La viuda de Simón, Leonor, huyó a Francia, donde se convirtió en monja en la abadía de Montargis, que había fundado por la hermana de su marido, Amicia, que permaneció allí como abadesa. Allí murió el 13 de abril de 1275.

Monumento a Simon de Monfort en el campo de batalla de Evesham

El otro hijo de De Montfort, Guy de Montfort, resultó gravemente herido y capturado durante la batalla, fue encarcelado en el castillo de Windsor hasta la primavera de 1266, cuando escapó sobornando a sus captores y escapó a Francia para reunirse con su familia en el exilio.

La hija de Simon, Eleanor de Montfort, se casó en 1278 con el príncipe Llywelyn ap Gruffydd de Gwynedd, también conocido como Llywelyn the Last. La pareja tuvo un hijo, Gwenllian de Gales (nacido en 1282) que, después de la conquista de Gales, fue encarcelado por Eduardo I de Inglaterra, primo de su madre, en el priorato de Sempringham, donde murió en 1337.

En 1268 Enrique de Almain, el sobrino de Enrique III acompañó a su primo Eduardo en la Cruzada, Eduardo lo envió de regreso de Sicilia para pacificar la rebelde provincia de Gascuña. Enrique tomó la ruta terrestre junto con Felipe III, rey de Francia, y Carlos I de Sicilia. Mientras asistía a misa en Chiesa di San Silvestro en Viterbo el 13 de marzo de 1271, fue asesinado por sus primos Guy y Simon el joven de Montfort, hijos de Simon de Montfort, sexto conde de Leicester, en venganza por la decapitación de su padre y mayores. hermano en la batalla de Evesham. Henry fue asesinado mientras se agarraba al altar, suplicando piedad. Se dice que Guy respondió: "No tuviste piedad de mi padre y mis hermanos". Los hermanos de Montfort fueron excomulgados por el crimen.

La tumba de Simón fue venerada como tierra santa por muchos de los plebeyos hasta que se informó al rey Enrique, que volvió a enterrar sus restos bajo un árbol. Matthew Paris informó que Robert Grosseteste, obispo de Lincoln, le dijo una vez al hijo mayor de Simon, Henry: "Mi amado hijo, tanto tú como tu padre encontrarán la muerte en un día, y por un tipo de muerte, pero será en el nombre de la justicia y la verdad ".

A pesar de su final espeluznante, tres monumentos separados se erigen para conmemorar a Simon de Montfort en Evesham, incluida una torre del siglo XIX y un obelisco. La torre octogonal de Leicester, al oeste de Abbey Manor y un obelisco, que se encuentra al sureste de Abbey Manor House, fue erigida en la década de 1840 por Edward Rudge en el lugar donde murió de Montfort. En 1965, el presidente de la Cámara de los Comunes y el arzobispo de Canterbury colocó un monumento de piedra de Montfort-l'Amaury en el lugar del antiguo altar de la abadía de Evesham.

La familia de Simon de Montfort y Eleanor Plantagenet

(1) Henry de Montfort (noviembre de 1238-1265)

(2) Simón de Montfort (abril de 1240-1271)

(3) Amaury de Montfort, canónigo de York (1242 / 1243-1300)

(4) Guy de Montfort, conde de Nola (1244-1288) se convirtió en el antepasado de Elizabeth Woodville, esposa del rey Eduardo IV, a través de su hija, Anastasia de Montfort.

(5) Joanna de Montfort (nacida y muerta entre 1248 y 1251).

(7) Eleanor de Montfort (1252-1282) se casó con Llywelyn ap Gruffudd, Príncipe de Gales.


Otras lecturas

Son muchos los estudios de Simon de Montfort y su época. Las biografías recomendadas son Charles Bemont, Simón de Montfort (trad. 1930) Margaret Wade Labarge, Simón de Montfort (1962) y C. H. Knowles, Simón de Montfort (1965). Para el período histórico, ver Ernest F.Jacob, Estudios en el período de la reforma y rebelión baroniales, 1258-67 (1925) Reginald F. Treharne, El Plan Baronial de Reforma, 1258-63 (1932) y Sir Frederick Maurice Powicke, El siglo XIII, 1216-1307 (1953).


Simón de Montfort

La feria de lincoln
A la muerte de Juan, el pequeño grupo de barones y obispos leales se apresuró a proclamar rey a su joven hijo Enrique. A la cabeza estaba el fornido y viejo mariscal Guillermo de Pembroke, que aceptó el cargo de protector apoyado por Ranulfo de Chester, así como por el juez Hubert de Burgh y el legado Gualo, que representaba al nuevo papa Honorio III. La gran Carta fue reeditada por el nuevo gobierno, pero con una suspensión significativa de las cláusulas que prohibían los impuestos excepto con el consentimiento del Gran Consejo.

Los rebeldes estaban en una pausa inquietos e insatisfechos con el Delfín y sus compañeros franceses, pero no estaban dispuestos a someterse a los leales.Las hostilidades se suspendieron hasta principios del verano del año siguiente, momento en el que se habían producido apreciables adhesiones al partido del rey. La lucha de fuga conocida como la "Feria de Lincoln" cambió la escala y esto fue seguido en agosto por la "victoria de Hubert de Burgh en el Estrecho de Dover sobre una flota considerable que traía refuerzos franceses para el Dauphin".

Luis vio que la lucha se había vuelto desesperada y llegó a un acuerdo en septiembre.Se concedió una amnistía casi total a los rebeldes, con la excepción de la severidad mostrada por el legado papal Gualo hacia el clero que se había opuesto a la Corona desafiando la ley. Órdenes papales, una severidad que acentuó la disposición del clero inglés a resentir el ejercicio en Inglaterra del control por parte de Roma. El Conde Mariscal vivió sólo dieciocho meses más, gobernando durante ese tiempo con firmeza y moderación.

Peter des Roches
A su muerte, el control pasó a Hubert de Burgh y al obispo de Winchester, Peter des Roches, un poitevin como la reina de Lohn y sus parientes, que se colocó a la cabeza del elemento extranjero que John, obligado a depender de mercenarios, había traído. Dentro del país. El sucesor de Gualo, Pandulph, trató de imponer una supremacía papal, pero se retiró ante la combinación de Hubert y Peter mientras Stephen Langton persuadía al Papa de que renunciara a imponer legados extranjeros en el país.

Los barones carecían de líderes y durante un tiempo hubo una lucha por el poder entre el partido extranjero inspirado en el obispo y los patriotas representados por el justiciar, del que salió triunfante Hubert de Burgh.

Enrique III
Pero en 1227 Enrique III alcanzó la mayoría de edad y asumió el gobierno. Durante cinco años, Hubert siguió siendo su ministro principal, soportando el peso de las locuras del joven rey y haciendo todo lo posible para contrarrestar o minimizar sus efectos negativos mientras Peter des Roches intrigaba para socavar su posición.

En 1232, el intrigante, a su vez, logró el éxito de las acusaciones de mala administración y peculación contra Hubert que, de hecho, no pudieron probarse, pero no fueron fáciles de refutar, y fue privado de su cargo y de la mayoría de sus propiedades a pesar de algunos de sus más fuertes políticos. los adversarios se interpusieron a su favor, y el sentimiento popular estaba del lado del viejo y corpulento patriota.

Hubert de Burgh se había esforzado honesta y lealmente por restaurar lo que las fechorías de John habían destruido: un gobierno central fuerte en las líneas nacionales. No sólo los Comunes de Inglaterra eran ingleses, sino que el baronage de Inglaterra se había convertido finalmente definitivamente en inglés también en el transcurso de las últimas tres generaciones.

Los barones estaban decididos a que el gobierno de Inglaterra fuera inglés, no extranjero, pero de ninguna manera estaban claramente decididos a mantenerlo fuerte y centralizado. Durante unos veinticinco años después de la caída del último gran magistrado, es imposible descubrir en ningún lugar líderes reconocidos, o una política positiva definida en la oposición a la Corona, o un plan definido para remediar el desgobierno, la mala administración y la extravagancia persistentes.

El rey Juan era un tirano brutal y libertino, lo suficientemente inteligente como para haber sido un distinguido estadista y general si no hubiera sido esclavo de sus propias pasiones y vicios, que eran innobles sin reservas. Enrique no era ni cruel ni libertino, y si hubiera reconocido sus propias limitaciones intelectuales y se hubiera dejado guiar por consejeros sensatos y patrióticos, habría sido un monarca eminentemente respetable.

Desafortunadamente, aunque era piadoso y caballero, estaba obstinadamente decidido a seguir su propio camino, lo que invariablemente era imprudente y, como muchas otras personas obstinadas pero miopes, generalmente lo manejaban intrigantes astutos que se aprovechaban de sus debilidades para ganarse la vida. propios fines.

Influencia extranjera
Pero no había nada tan fatal como su persistente desconfianza hacia todos los ingleses, que le llevaba habitualmente a depositar su confianza en los consejeros extranjeros y a poner la administración en manos de hombres que, cualesquiera que fueran sus méritos, eran detestados como extraterrestres y cazadores de botines. eran completamente antingleses en sus simpatías. En la primera etapa, la dominación alienígena fue la de los Poitevin, los aliados o protegidos de Peter des Roches.

Pero el matrimonio de Enrique en 1236 con Leonor de Provenza, cuya madre era de la casa de Saboya, provocó una incursión de los tíos de Saboya y parientes provenzales de la joven reina, quienes se habían decepcionado de los beneficios esperados cuando la hermana de Leonor se casó con el rey de Francia, Luis IX. y unos años más tarde hubo una nueva afluencia de Poitevins, hijos y parientes de la madre de Henry, que se había casado de nuevo.

A estos enjambres de alienígenas hubo que añadir los miembros de la nobleza francesa que, por descendencia o matrimonio, descubrieron derechos sobre territorios en Inglaterra. Cuando Simon de Montfort, el gran conde de Leicester, apareció por primera vez en escena, era un miembro conspicuo de este último grupo, aunque con el paso del tiempo se identificó con el país de su adopción y se convirtió en el campeón incondicional de la lengua inglesa. libertades.

Y mientras que los celos de Enrique por el baronage inglés proporcionaban poder, lugar y ganancias a los extranjeros, su piadosa sumisión al papado lo preparó para acceder a todas las demandas de la Santa Sede, para verter los ingresos de la Iglesia Nacional en el Tesoro Romano. y cubrir las vacantes eclesiásticas con los nominados del Papa.

La influencia de Peter des Roches fue desafiada por primera vez por Richard Marshal, el hijo del Protector, quizás el único hombre que estaba capacitado para encabezar una oposición patriótica. Pero el conde fue asesinado por una estratagema traicionera mientras estaba en Irlanda, y aunque el baronage y el clero, encabezados por el nuevo arzobispo, Edmund Rich, lograron obligar al obispo de Manchester a retirarse, no había nadie lo suficientemente fuerte para dominar el rey, que mantenía la gestión de los asuntos en sus propias manos incompetentes.

Una serie de magníficos matrimonios, incluido el de la hermana del rey con el emperador alemán Federico II, así como las propias nupcias del rey, supusieron un gasto tremendo, que fue amargamente resentido aunque difícilmente se pudo resistir.

Las cosas no mejoraron cuando Enrique realizó una expedición militar impopular a Poitou, de la cual solo un remanente quedó a los angevinos. Año tras año se vieron repetidas protestas contra los impuestos y la extravagancia por parte del Gran Consejo, un cuerpo que todavía para fines prácticos generalmente consistía en los grandes barones y eclesiásticos.

Por fin, en 1244, la oposición comenzó a formular algo parecido a un plan para controlar al rey. Sus líderes en esta ocasión fueron Ricardo de Cornualles, hermano del rey, y Simón de Montfort, a quien unos años antes se le había permitido casarse con una hermana del rey. Instaron, aunque sin éxito, a que se eligieran tres grandes funcionarios del Estado, el juez, el canciller y el tesorero, y se nombrara un consejo permanente con cierto poder de control.

Pero el intento fracasó. Montfort estuvo durante algunos años empleado en el extranjero principalmente para establecer la autoridad del rey en Gascuña, mientras que la posición de Ricardo de Cornualles le impidió actuar enérgicamente en antagonismo con el rey. Edmund Rich de Canterbury, un santo pero no un estadista fuerte, fue sucedido por uno de los tíos de la reina, Bonifacio de Saboya, quien mostró una independencia considerable y aparentemente estaba dispuesto a actuar como un buen inglés, pero estaba inevitablemente bajo sospecha como miembro. de la familia Saboya.

Prácticamente, el papado y la Corona se combinaron para someter al país a imposiciones cada vez mayores, que ni el baronage ni el clero nacional fueron lo suficientemente fuertes como para resistir con eficacia.

El clímax, sin embargo, se alcanzó cuando el rey aceptó del Papa Inocencio IV. el nombramiento de su segundo hijo Edmund para ser rey de Sicilia, que el papado estaba decidido a quitar de las manos de los Hohenstauffen. Al aceptar el reino, Enrique se comprometió a extraer dinero de Inglaterra para que Inocencio y su sucesor Alejandro IV llevaran a cabo la disputa papal con los Hohenstauffen, que no tenía nada que ver con Inglaterra.

El parlamento loco
Las inmensas demandas involucradas en la bolsa nacional tensaron la resistencia del baronage y el clero hasta el límite. La oposición cerró sus filas, aunque en 1257 se concedió una parte de las demandas de Enrique, el Gran Consejo conocido como el Parlamento Loco, que se reunió en 1258, insistió sin concesiones en la reparación de los agravios.

Las quejas y el remedio propuesto se formularon en las Provisiones de Oxford. Los hechos de la extravagancia portentosa, las exacciones ilegales, la mala administración interminable, la incapacidad militar y el sometimiento al papado eran patentes. Las expediciones de Enrique en Francia habían terminado, no con la recuperación, sino con la pérdida total de Poitou.

Llewelyn, el Príncipe de Gales del Norte, había logrado prácticamente por primera vez unir a casi todo Gales en desafío a Inglaterra, y los intentos de someterlo habían fracasado ignominiosamente. Todos estos problemas los barones atribuían principalmente al empleo de extraterrestres por parte del rey en casi todos los puestos de confianza. Las repetidas confirmaciones de la Carta modificada no sirvieron de nada cuando se encontraron medios para obligar al rey a cumplir sus promesas.

De modo que las Provisiones exigían una limpieza total de los extranjeros y de los funcionarios incompetentes y corruptos. Pero fueron mucho más allá e insistieron en el nombramiento de una especie de oligarquía bastante novedosa que, por un lado, ocuparía el lugar del Gran Consejo y, por otro, ejercería un control total sobre la administración.

Los arreglos eran extravagantemente complicados, pero el resultado práctico era que habría un consejo supremo de quince, dos comités de veinticuatro y otro comité de doce, con varias funciones que cumplir, todos los comités formados de modo que un grupo de los grandes barones eran miembros de cada uno, y el gobierno iba a quedar permanentemente en manos de unas pocas familias.

Pero la oligarquía no estaba unida más que en la determinación de quitar el control del gobierno de las manos del rey. En ningún caso, el sistema podría haberse configurado como una constitución funcional. Probablemente, Montfort habría repudiado por completo la idea de que buscaba su propio engrandecimiento personal; su objetivo honesto era el establecimiento de un gobierno fuerte y justo.

Pero también probablemente nunca habría considerado un gobierno fuerte y justo en el que él no fuera prácticamente el dictador. Había otros que querían un gobierno fuerte y justo, pero no querían tener a Montfort como dictador. Y hubo otros que fueron impulsados ​​por ambición meramente personal y querían dominar el gobierno para sus propios fines personales.

En cuatro años, los oligarcas estaban desesperadamente enfrentados entre ellos, y la mitad de ellos, para derrocar a Montfort, se había pasado al lado del rey, quien a su vez obtuvo del Papa una dispensa de sus repetidos juramentos de observar el Provisiones.

Por fin hubo un acuerdo general para remitir toda la cuestión al arbitraje del rey francés Luis IX, uno de los personajes más nobles del siglo. Louis otorgó su premio, conocido como la Mise of Amiens, en enero de 1264, totalmente del lado de Henry.

Una historia de Gran Bretaña

Este artículo está extraído del libro, 'Una historia de la nación británica', de AD Innes, publicado en 1912 por TC & amp EC Jack, Londres. Recogí este delicioso tomo en una librería de segunda mano en Calgary, Canadá, hace algunos años. Ya que han pasado más de 70 años desde la muerte del Sr. Innes en 1938, podemos compartir el texto completo de este libro con los lectores de Britain Express. Algunas de las opiniones del autor pueden ser controvertidas según los estándares modernos, en particular sus actitudes hacia otras culturas y razas, pero vale la pena leerlas como una pieza de época de las actitudes británicas en el momento de escribir este artículo.


MONTFORT!

Siéntase libre de agregar a nuestro conocimiento o comentar sobre el tema. Este es un hilo abierto.

Esta entrada fue publicada el jueves 2 de septiembre de 2010 a las 2:54 pm y está archivada en Discusión de historia, Genealogía de Valentina Baciu. Puede seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puede dejar una respuesta o un trackback desde su propio sitio.

44 Respuestas a & # 8220Open Thread - Descendientes y genealogía de Montfort & # 8221

Diana descendió de Simon

He estado haciendo una extensa investigación sobre los antepasados ​​y descendientes de Simon de Montfort: ¡aquí hay algunas sorpresas!

Guy de Montfort → Anastasia de Montfort → Roberto Orsini → Nicola Orsini → Raimondello Orsini del Balzo → Caterina Orsini del Balzo → Isabella de Clermont (de Chiaromonte) → Federigo de Aragon → Charlotte de Aragon (de Napoli, de Tarento) → Anne de Montfort → Louis de la Tremouille → Claude, primer duque de la Tremouille casado con Charlotte de Nassau → Charlotte de la Tremouille → Amelia Ann Sophia, Lady Stanley → John Murray → Ann Susan, lady Murray → Catherine Gordon, Dama de Aberdeen → Alexander Gordon → Georgiana Elizabeth, Lady of Gordon → Louisa Jane Russel → James Hamilton → James Albert Edward Hamilton, tercer duque de Abercorn → Cynthia Elinor Beatrix, Lady Hamilton se casó con Albert Edward John Spencer → Edward John Octavo conde Spencer se casó con Frances Ruth Burke → Princesa Diana de Gales , madre de William Arthur Philip Louis Windsor.

¡Muchas gracias por compartir esto con nosotros! Déjanos ver más.

Existe un fuerte vínculo entre de Montfort y los Habsburgo. Pero esto comienza solo con María Teresa (13 de mayo de 1717 - 29 de noviembre de 1780), la última de la Casa de Habsburgo. Se casó con Francisco I (Francisco Esteban, 8 de diciembre de 1708 - 18 de agosto de 1765), duque de Lorena y gran duque de Toscana. Son los fundadores de la dinastía Habsburgo-Lorena.

Francis tuvo como bisabuela a Claude de Lorraine, ella es el padre de nuestro Simons descendiente de sus 4 abuelos. Dos de ellos tienen como antepasado al hermano de nuestro Simón, Amaury, y los otros dos tienen como antepasado a nuestro Simón. Si está interesado, he desarrollado una genealogía titulada & # 8216MONTFORT to HABSBURGS '.

Abuelos de Claude de Lorraine:

1. Carlos III, duque de Lorena y de Bar, XIII nieto de Amaury de Montfort, hermano de Simón.

2. Claude de Valois, hija de Enrique II de Valois, rey de Francia y Catalina de Médicis, XI nieta de Amaury de Montfort, hermano de Simón.

3. Vincenzo Gonzaga (21 de septiembre de 1562 - 9 de febrero de 1612), gobernante del Ducado de Mantua, XII nieto de Simón.

4. Eleonora de ’Medici (28 de febrero de 1567 - 9 de septiembre de 1611) hija de Francisco I de’ Medici, Gran Duque de Toscana, XIII nieta de Simón.

¡Es casi increíble! ¡Y esto es menos del 15%! ¡El resto está en Italia, Francia, Inglaterra, Polonia, Bélgica y España!

El hecho es que muchos, muchos acontecimientos históricos importantes en Europa tuvieron como protagonistas a sus descendientes. Y lo que es muy extraño es que actuaron como sabían todo el tiempo que su antepasado era Simón de Montfort, el gran defensor de la fe católica o Simón de Montfort, el Conde que solía dar a cada uno lo que se merecía. no importa si esa persona era un rey, un noble, un caballero o un plebeyo. El emperador José II, hijo de Francisco de Lorena, es considerado el primer monarca de la Ilustración, su trabajo político fue similar al de Simón en muchos aspectos & # 8230.

¡Esto es maravilloso! Deseando escuchar más & # 8230

Mi investigación sugiere que el hijo de Simon, Guy de Montfort puede haber sido la inspiración para El Conde de Montecristo & # 8230

Ha mencionado a Eleanor de Castille, la esposa de Edward. Esto me hizo volver a mis genealogías de Montfort. ¿Sabes que el hermano de Leonor, el príncipe Fernando de Castilla, fue el primer marido de Laure de Montfort, la hija de Amaury? Sí, Amaury fue tan grande que su hija se casó con un príncipe de Castilla, mucho después de la muerte de su padre. Se casaron cca 1256 y Fernando murió 1264.

Tuvieron un hijo, Jean d'Aumale, con descendientes continuos en la familia Harcourt. Laure se casó después con Henry de Grandpre de Livry y tuvo otros descendientes en la familia de Livry. Hubiera sido mucho mejor si Ferdinand hubiera vivido más tiempo, estoy seguro de que Laure y él hubieran intentado reconciliar a Edward con Simon y Guy).

Fernando era medio hermano de Alfonso (rey de Castilla hasta 1284) y tío de Sancho rey de Castilla hasta 1291. La hija de Sancho se casó con Jacobo, el nuevo rey de Aragón en el momento de la liberación de Guy (1291) de la cárcel. Alphonse era nieto de Philippe de Hohenstaufen como Constance, la madre de James era nieta de Frederick de Hohenstaufen. Entonces, Jean d'Aumale era primo hermano de Guy, Simon, Amaury y Alphonse, el sobrino de Eleanore y Edward. Jean d'Aumale era tío de la esposa de James de Aragon.

¡Sigue lo más extraño! El hermano del rey Alfonso, Enrique, fue prisionero de Carlos de Anjou, como puede ver, leyendo a continuación:

& # 8220 Más tarde se dirigió a Italia, donde se unió a la campaña de su primo Carlos de Anjou en 1266 para convertirse en rey de Sicilia (Batalla de Benevento) y le prestó grandes sumas de dinero. Fue aquí donde Enrique obtuvo su título de El Senador cuando Carlos lo nombró Senador de Roma. Sin embargo, Charles Henry nunca le reembolsó que había aspirado a la realeza de Cerdeña o algún otro título alto, y encontró que la senatoria era una compensación pobre. Como resultado, cuando su primo Conradin invadió Italia en 1268, Enrique cambió de bando y se unió a él. Fue uno de los generales de Conradin en la batalla de Tagliacozzo, estuvo al mando de una hueste de trescientos caballeros españoles enviados por su hermano Alfonso X de Castilla. Ganó el primer encuentro contra los franceses, pero fue derrotado por un ataque sorpresa de un refuerzo oculto de mil caballeros franceses al mando de Carlos de Anjou. Después de la pérdida de la batalla, huyó al Convento de San Salvatore, Monte Cassino, donde fue capturado por los Angevin. Según Ferdinand Gregorovius, pasó los siguientes veintitrés años en cautiverio en Castello di Canosa & # 8212 desde 1268 hasta 1277, y en Castel del Monte desde 1277 hasta 1291. En 1272, su media hermana Leonor y su esposo, el rey Eduardo I de Inglaterra llegaron a Sicilia a su regreso de las Cruzadas. Los intentos de Eleanor de sacarlo de la prisión no tuvieron éxito, pero se mantuvo en contacto con él hasta su propia muerte. Tanto Leonor como Carlos murieron antes de que Enrique fuera finalmente liberado en 1291. Regresó a Castilla en 1298, donde fue nombrado regente de su sobrino nieto, el rey Fernando IV.

Entonces, fue imposible para Eleanor, esposa de Edward, liberarlo en 1272. Charles no tenía un pariente adecuado para intercambiar en ese momento. Henry fue libre solo en 1291.

¿Qué pasó en 1291? James se convierte en rey de Aragón, a la muerte de su hermano. Isabel, sobrina de los prisioneros más nobles de Aragón y Nápoles, el pobre Enrique y el pobre Guy, se casa con el nuevo rey de Aragón.

La madre de Sancho era hermana del padre de James, por lo que el rey de Castilla era primo del rey de Aragón, ¡e Isabel era la sobrina de su nuevo marido!

Tengo la sensación de que Henry no fue liberado por nada. Fue un matrimonio arreglado, y esos están hechos para obtener beneficios, más aún si la novia tiene solo 8 años. La novia era sobrina de Edward y de Guy también, ahora es la esposa de James. Su hermano había tenido a Guy en prisión desde 1287 (la novia y el novio también tienen al emperador Federico Barbarroja como bisabuelo compartido).

¿Y si Henry (mantenido en prisión por Carlos II de Anjou, el mejor amigo de Guy) fuera liberado a cambio de Guy?

Le envié un documento en latín donde Charles llamaba a Guy consanguineo nostrum: & # 8220 nuestro pariente de sangre & # 8221 Eran primos tanto por el lado de la madre como por el lado del padre. (Eran primos a través de su bisabuelo de Hainaut, Alix de Montmorency era primo hermano del padre de Luis IX, por lo que nuestro Simón y Luis IX eran primos segundos.

Así que Carlos II de Anjou, rey de Nápoles en 1292, también fue primo de Guy varias veces. Eran primos a través de la hermana del rey John Lackland, la madre de Blanche de Castille, la madre de Charles de Anjou y la abuela de Charles II de Anjou. De modo que Guy era primo de Carlos I de Anjou y tío del rey de Nápoles de 1291.

Me pregunto si alguien podría probar alguna vez que un rey, teniendo en su poder un prisionero durante 23 años, lo liberaría sin pedir un canje por su amado primo y tío Guy de Montfort.

El matrimonio sólo tuvo motivos políticos, y tan pronto se concertó Enrique, príncipe de Castilla fue liberado de la cárcel. El matrimonio tiene todo que ver con Carlos II de Anjou, el de Nápoles. King James iniciaría contactos regulares con Charles, como lo mostrará la siguiente cita:

& # 8220El 1 de diciembre de 1291, Isabel se casó con Jaime II de Aragón en la ciudad de Soria. La novia tenía solo ocho años y el novio veinticuatro. El matrimonio nunca llegó a consumarse, se disolvió y anuló tras la muerte de Sancho IV el 25 de abril de 1295. Jacobo optó por cambiar sus alianzas y aprovechar la agitación dentro de Castilla. Hizo anular su boda y procedió a casarse con Blanca de Anjou, segunda hija de Carlos II de Nápoles y María Arpad de Hungría. & # 8221

Para Guy era imposible ser oficialmente libre, ya que su esposa ya estaba casada con otra persona y él ya había sido excomulgado una vez por Viterbo. Sus hijas habrían perdido toda perspectiva de buenos matrimonios con ambos padres excomulgados.

Entonces, ¡la forma de hacer las cosas del Conde de Montecristo era la única manera posible!

Siento que estoy en guerra con Maud de Braose (de Brewes, de Mortimer).

Si eres tan tolerante con Edward, supongo que yo también debería serlo. Edward insistió en que debería permanecer prisionero como un término de paz entre Aragón y Nápoles, eran correctos solo hasta 1291.

Entonces, si agregamos la muerte de Gaston en 1290, no había ninguna razón para mantener a Guy en prisión. 1291 es el año en que Margherita se enteró & # 8212 Estoy seguro de que eran noticias oficiales & # 8212 de que Guy seguía vivo, aunque no había tenido noticias de él desde 1288. Le envío por separado un ensayo biográfico sobre Margherita & # 8212 I no sé quién lo tradujo del italiano & # 8212 diciendo que se casó en 1291. Aquí está una de mis fuentes que dice, por el contrario, que Margherita no se volvió a casar en 1291.

& # 8220En 1287, durante la Guerra del Vespro (1282-1302), Guido di Monfort viene fatto prigioniero dagli aragonesi che lo rinchiudono nelle carceri di Messina e che in odio agli angioini di Napoli, di cui lo sapevano grande campione, ve lo tennero fino alla morte, che sembra avvenuta negli ultimimesi del 1291. Verso il 1289, mentre il marito era prigioniero in Messina, Margherita entra in contatto con Nello della Pietra, di cui diventa l'amante, nominandolo proprio vicario generale, ma rifiutando tuttavia disposarlo, e da cui ebbe un figlio, Binduccio, allevato segretamente in Massa Marittima e morto nel 1300. Nel 1291, priva del marito e stanca delle probabili arroganze di Nello, Margherita ottiene da papa Niccolò IV che le venga assegnato come consigliere e protettore il cardinale Benedetto Caetani, il futuro papa Bonifacio VIII (1294). Nel 1292, pochi mesidopo la morte del primo marito, sposa Orso degli Orsini, il quale muorenel 1295. & # 8221

De Anonimo fiorentino, cura di Pietro Fanfani, Bolonia 1866–1874.

Entonces, he decidido no confiar completamente en nadie, ya que solo interpretan documentos antiguos. Los diferentes documentos muestran diferentes hechos.

Hay muchas versiones diferentes de la muerte de Guy en prisión, pero todas dicen que fue su decisión morir y se suicidó.

No es de extrañar que se sienta en guerra con Lady Mortimer, si es la misma Lady Mortimer que recibió la cabeza cortada de Simon después de la Batalla de Evesham y & # 8220foully shent & # 8221.

No creo que Guy fuera un amigo en particular de Edward, era demasiado joven y habría estado en Francia cuando se estaba formando el grupo de amigos de Edward. Enrique de Alemaine, por otro lado, era en todos los sentidos un tipo encantador y un amigo muy cercano de Edward. No es de extrañar que Edward quisiera castigar a Guy (ya que no tenía al joven Simon a mano) por el asesinato de Viterbo.

Su argumento sobre la supervivencia de Guy y su liberación o escape de la prisión tiene mucho que recomendar, especialmente contra las partes interesadas que afirman que se suicidó, algo muy poco probable dadas las creencias religiosas en las que se crió Guy. Se puede decir que dejó de lado esas creencias al asesinar al joven Henry mientras oraba en una iglesia. De eso, creo que el joven Simon fue el perpetrador y estaba loco & # 8212 siempre marginalmente estable y ahora completamente loco. Guy, supongo, se había unido a él con la esperanza de salvarlo, y cuando el joven Simon cometió el asesinato, Guy se encontró compartiendo la culpa y era demasiado honorable para acusar a su hermano loco en un esfuerzo por disculparse.

No sé si estamos completamente de acuerdo, pero ambos tenemos a Guy en alta estima.

En cuanto a la documentación histórica contradictoria, ese es el escollo de la investigación. La desinformación, la desinformación y la confusión siempre han estado con nosotros. El trabajo del historiador es abrirse camino a través del pantano con un sentido de lo que parece plausible como guía, eligiendo qué verificaciones existen, pero reconociendo la existencia de material que puede respaldar una interpretación muy diferente.

¡Encuentro que la magnífica estatua de Simón de Montfort, erigida por suscripción por admiradores de Montfort, todavía se describe como la representación de Richard Couer de Lion!

Revisé la escena política británica cuando se creó e instaló la estatua. Dos de los primeros ministros eran descendientes de Simón y, si su futuro colega Disraeli tenía esa maravillosa opinión de Simón (Sybil se publicó en 1845), ¡imagínense cuál era su opinión! Los historiadores solían decir que en el siglo XIX los liberales redescubrieron a Simon, pero Disraeli era un político conservador.

¡Churchill también era descendiente! Estoy seguro de que Simon fue considerado el prototipo del político de más alto rango que trabaja para toda la nación, para las tres clases. Los descendientes de Montfort fueron: Liberal Lord John Russell (su primer ministerio: 30 de junio de 1846-21 de febrero de 1852) primer ministro cuando la estatua fue concebida y exhibida en la Gran Exposición de 1851 el conservador George Hamilton-Gordon, el Conde de Aberdeen ( 19 de diciembre de 1852-30 de enero de 1855). En 1860, cuando se fundió e instaló la estatua, el primer ministro era Lord Palmerstone, no un amigo de Lord Russell. Aunque no estaban en el mismo partido, el conde de Aberdeen y Lord Russel eran amigos y Russell estaba detrás de la coalición entre los dos partidos.

¿Quiere decir el conde de Gordon que George Gordon, Lord Byron, el poeta, también era descendiente de Simon?

Te envío el escudo de armas de Elizabeth Woodville antes de que se convirtiera en la reina de Eduardo IV. Aquí está con su explicación oficial, de un sitio oficial de reinas.

Verá que el escudo de armas de Orsini está allí (y permanecerá en el escudo de armas de Isabel como reina). Todos en Inglaterra conocían a los bisabuelos italianos de su madre Jaquetta de Luxembourg. Lea la biografía de wikipedia de Jaquetta:

El padre de Jacquetta, Pedro I de Luxemburgo, conde de Saint-Pol, fue también el conde de Brienne hereditario desde 1397 hasta su muerte en 1433.

Peter había sucedido a su padre John, Lord de Beauvoir y madre Marguerite de Enghien. Habían co-reinado como conde y condesa de Brienne desde 1394 hasta su muerte en 1397. John era un descendiente de cuarta generación de Waleran I de Luxemburgo, señor de Ligny, segundo hijo de Enrique V de Luxemburgo y Margarita de Bar. Esta línea de cadetes de la Casa de Luxemburgo reinó en Ligny-en-Barrois.
Su madre Margaret de Baux era hija de Francois de Baux, duque de Andria, y de Sueva Orsini. Sueva era hija de Nicola Orsini, conde de Nola (27 de agosto de 1331 - 14 de febrero de 1399) y Jeanne de Sabran.
Nicola Orsini era hijo de Roberto Orsini, Conde de Nola (1295-1345) y Sibilla del Balzo. Sibilla era hija de Hugh de Baux, Gran Senescal del Reino de Nápoles.

Roberto Orsini era hijo de Romano Orsini, Vicario Real de Roma, y ​​de Anastasia de Montfort. Anastasia era la hija mayor y heredera de Guy de Montfort, Conde de Nola y Margherita Aldobrandeschi.
Guy de Montfort era hijo de Simon de Montfort, sexto conde de Leicester y Leonor de Pembroke. Leonor era la hija menor del rey Juan de Inglaterra y su reina consorte Isabel de Angulema.

La propia Jacquetta era descendiente de Juan en la octava generación y, por lo tanto, estaba relacionada lejanamente con los reyes de Inglaterra que descendían de él.

El 22 de abril de 1433, a los 17 años de edad, Jacquetta se casó con Juan de Lancaster, primer duque de Bedford en Therouenne. El duque fue el tercer hijo del rey Enrique IV de Inglaterra y Mary de Bohun. Jacquetta era prima de Segismundo de Luxemburgo, el emperador reinante del Sacro Imperio Romano Germánico y rey ​​de Bohemia y Hungría. El matrimonio estaba destinado a fortalecer los lazos del Reino de Inglaterra con el Sacro Imperio Romano Germánico y aumentar la influencia inglesa en los asuntos de Europa continental. El matrimonio no tuvo hijos y el duque murió el 15 de septiembre de 1435 en Rouen.

La mayoría de los historiadores solían decir que los políticos europeos medievales no consideraron las ideas políticas de sus famosos eruditos contemporáneos. ¡Pero los aliados de Simon de Montfort tienen una opinión diferente!

“Entre 1258 y 1265, communitas regni, el lema del discurso político del siglo XIII, estuvo más cerca de una existencia real y relevante desde el punto de vista social”. como dijo el biógrafo más reciente de Simon.

Hasta cierto punto, la acción de los reformadores ingleses bajo el liderazgo de Simon de Montfort, conde de Leicester, puede considerarse la implementación de las teorías políticas formuladas por los estudiosos de la época. Uno de estos eruditos fue Juan de Salisbury quien, en su obra Policraticus (1159), trató de definir la forma ideal de gobierno: “Cuando la ley divina (iustitia) no es manifiesta, la ley natural (aequitas) - la aplicación de la capacidad de una persona razonar y ser justos (ratio et ius) - puede intervenir ". (Juan de Salisbury) El movimiento baronial se rebeló contra las prerrogativas de que disfrutaba el rey en ese momento, considerando que el rey Enrique no estaba cumpliendo con sus deberes para con la comunidad en su conjunto. Esta es una interpretación de la conclusión de Salisbury de que “si la sociedad posee una cierta persona corporis ficticia, entonces debe materializarse en la figura del líder, la expresión física de la justicia misma. Es imago deitas pero también imago aequitas y puede seguir siendo rey mientras represente el equilibrio de la sociedad, entre la parte y el todo, entre lo divino y lo natural ... Para convertirse en policraticus, el líder, sea rey o papa, tiene que ser el ser humano social ideal ".

El manifiesto político de Montfort de 1264, año en que el poder real cayó bajo el control de los reformadores, se difundió en forma de balada, compuesta por los monjes franciscanos, The Song of Lewes. En esta canción, Montfort fue representado como un vasallo fiel a su soberano, cuya obligación era mantener la cooperación entre el rey y la comunidad a través de un consejo. Los autores admitieron que los nobles fieles al rey despreciaron la ideología de los reformadores y la descartaron como "palabrería de sacerdotes". Esto es una referencia al hecho de que Simon de Montfort basó sus creencias políticas en los escritos políticos y religiosos de la Universidad de Oxford, considerando al gran teólogo y filósofo Robert Grosseteste, el patrón de los franciscanos, como su mentor.

La comparación entre el Estado y un organismo vivo fue una de las ideas políticas más difundidas de la Edad Media. En todas las variantes existentes, la comparación sirvió para definir la estación y el rol de cada individuo, así como su relación con la sociedad en su conjunto.

“La comunidad humana se describe como un cuerpo vivo, creado por Dios como todo lo demás en este mundo y sujeto a la ley natural (aequitas). El rey representa la cabeza de este organismo. El Real Consejo es su corazón, los justiciadores y los responsables del orden público son los ojos, los oídos y la lengua los cortesanos son el pecho, los que gobiernan son la mano desarmada mientras que los soldados representan la mano armada. Los encargados de las finanzas representan el estómago y los órganos internos, mientras que los demás trabajadores representan las piernas. Y, de la misma manera en que el cuerpo humano está gobernado por el alma, el cuerpo político debe someterse al clero, que se erige como el alma del Estado ”. (Juan de Salisbury –Policraticus)

Este concepto del estado como organismo vivo fue desarrollado en el siglo siguiente por Marsiglio de Padova quien “[…] de manera similar a Aristóteles, define al estado como un organismo, un ser vivo, cuyos componentes deben funcionar perfectamente armonía."

Se supone que mi abuela, Blanche Montfort, es descendiente de Simone de Monfort. Tenía un escudo de armas en su casa y pinturas del Castillo de Montfort. ¿Puedes verificar esto por mí?

Hola Sally,
Encantado de saber de ti. Tu abuela bien podría ser descendiente del padre del Simón del que escribo. El padre, actualmente número V en la línea de Simons de Montfort, fue el héroe de la Tercera Cruzada y el hereje albigense Crsade aganst en el sur de Francia. No he podido abrir el archivo donde supongo que están las imágenes. Montfort l'Amaury, la sede de la familia, a unas 45 millas al oeste de París, ha reducido el caparazón parcial de una torre durante al menos los últimos cien años. Otro castillo de Montfort, en Israel, se llamó Starkenburg durante un tiempo.
Simón VI, de quien escribo, no tuvo más que descendientes femeninas después de la generación de sus propios hijos. Pero los Tudor afirmaron descender de él a través de su hija Eleanor y su hija, su hija de Llewellyn, el Príncipe de Gales del Norte.

Los hombres de influencia templaron la justicia con una venganza agonizante, las mujeres de fuerza encantadas y traicionadas, y la Iglesia afectó perpetuamente vidas destinadas al tormento y al gobierno envueltas en la confusión a medida que el siglo XII ascendía al XIII. La extensa investigación de Katherine Ashe sobre Montfort y su época pinta un retrato emocionante e intrincadamente detallado de la justicia y su evolución dentro de la civilización occidental y más allá.

Después de leer el concurso de justas del joven Simon de Montfort con un bandolero descarriado, retratado con entusiasmo en las primeras páginas, quedó claro que esta es la historia de aventuras que ansía la industria cinematográfica, y pensé inmediatamente en el joven actor australiano Chris. Egan, quien podría ser un excelente Simon en una eventual dramatización de una película.

Desde las victorias de Montfort en el campo de batalla, hasta su matrimonio, hasta una breve aventura con Leonor de Henry (mientras estaba casada con otra mujer), acentuada por la liberación de un halcón, una vez que su presencia ya no aseguraba una relación amorosa & # 8212 todavía prohibida & # 8212 disfrutada. lejos de miradas indiscretas, el joven exhibe una personalidad poderosa, pero eternamente conflictiva.

¿Cuándo mezclar hechos históricos con narraciones nunca fue un negocio arriesgado? Sin embargo, la obvia confianza de Ashe en su laboriosa investigación ha dado como resultado un punto de vista histórico que vale la pena.

Las trampas de la influencia de la Iglesia en el mundo conocido se ilustran magníficamente, hasta un nivel individual donde Simon recibe instrucciones de autoflagelar sus pecados, mientras que también tiembla de miedo cuando el obispo Grosseteste predice que la trágica muerte del niño y del padre ocurrirá. simultáneamente un día.

Una sección al final que coloca pasajes y palabras importantes en un contexto histórico también es útil para el lector, que se beneficiará aún más íntimamente de la búsqueda del autor de conocimientos sobre Simón de Montfort y su época. Bien hecho.

Yo, entre muchos otros, desciende de Simon de Montfort, muchas, muchas veces. La inspiración para el conde de Montecristo fue bastante más prosaica. Es el vehículo estándar para el escenario "La venganza es un plato que se sirve mejor frío" y fue muy utilizado por muchos autores del siglo XIX (y del siglo XX) con diversos grados de éxito. Dumas lo explicó en sus notas sobre la novela que se conservan en los Archivos Nacionales de París. Usó muchas fuentes, pero el hijo de De Montfort no parece ser parte de su plan de juego & # 8230 & # 8230 & # 8230 & # 8230

Vengo de una familia de Montfort & # 8230 mis bisabuelos
eran de Filipinas. Mi madre me dijo
que nuestros antepasados ​​fueron duques. No se como terminaron
en ese país. Escribieron su apellido como MONFORT y yo
Recordó que dijo que solía tener una T después de la N & # 8230 no sé
por qué lo deletrearon así.

Hay muchas, no cientos de familias con un patronímico como de & # 8216Montfort '- Hay al menos 6 en el Ducado de Saboya, 5 en Suiza, 16 en Francia & # 8230. . Sin embargo, no hay herederos masculinos del patronímico & # 8216de Montfort 'tan famoso en la historia medieval inglesa y francesa, y no los ha habido durante al menos un par de siglos. las variantes del nombre, Monforte, Monforti, Monteforte, Monfort, etc. son abundantes en muchos países, lo que demuestra que el nombre solo significa ¡Montaña Fuerte!

Mi madre era una Montfort y dice ser descendiente de Simon De Montfort. Pero como somos estadounidenses, me pregunto si esto puede ser cierto. No puedo encontrar ninguna evidencia de que los descendientes de Simon vinieran a Estados Unidos. Gracias por cualquier aclaración que pueda proporcionar.

Hola Beverlee, Quizás lo siguiente ayude a aclarar la llegada de Mountfort estadounidense & # 8212 esta información parcial de la Historia de Portland, Avisos biográficos de Maine 824-825: & # 8221 Mountfort, Edmund, el primero del nombre que vino a Falmouth, fue nieto de Edmund, que llegó a Boston procedente de Inglaterra, en el barco Providence, con su hermano Henry, en 1656. Eran comerciantes independientes y tenían su origen en una familia normanda que acompañó a Guillermo el Conquistador a Inglaterra. Su escudo de armas se corresponde con el de Hugo de Mountfort, quien comandó la caballería de William en la batalla de Hastings en 1066. Vinieron de Beamhurst en el condado de Stafford, y afirman descender de Simon de Mountfort, conde de Leicester & # 8230 & # 8221. lea desde allí los matrimonios y las conexiones, la propiedad de la tierra y la utilidad de Mountfort en el desarrollo de Portland, Maine anteriormente llamado Falmouth. -Linda M.

Muchos, muchos franceses vinieron a América, por diversas razones luchando con el partido independentista, por la tolerancia religiosa (estos podrían haber sido hugonotes) y por una vida mejor o un cambio de vida. Lamentablemente, el nombre Montfort es demasiado común en los países de habla francesa, y mucho menos en los países latinos.
No ha habido ninguna línea masculina Montforts, que descienda del Montfort L'Amaury desde hace al menos 450 años, por lo que es bastante seguro que no desciende de esta familia. la buena noticia es, sin embargo, que usted puede ser descendiente de otros.

Hay un pequeño defecto en el & # 8216 escudo de armas & # 8216 en la teoría de la batalla de Hastings. Estos emblemas eran personales y no se transmitieron al hijo mayor. De hecho, las primeras armas registradas que se usaron de manera hereditaria fueron cien años después, aproximadamente en 1151, e incluso esto es tenue.

Si una familia del condado de finales de la época medieval usó un escudo de armas idéntico al que se ve en los escudos del tapiz de Bayeux, entonces es 100% falso. Estas familias querían atacar por encima de su estación y crearon un escudo de armas que implicaría una continuidad de descendencia de un invasor normando copiando los brazos en el tapiz de Bayeux.

Muchas visitas de los siglos XVI y XVII fueron engañosas. muy a menudo, un Heraldo tomaba dinero de una familia rica para incluir & # 8216 su escudo de armas en las visitas cuando no tenía derecho a hacerlo. El pedigrí de Foster es probablemente el más conocido para este tipo de práctica. Esta práctica se reanudó en el siglo XIX cuando las familias recién ricas adoptaron el escudo de armas / blasón de una familia de nombre similar para darles más credibilidad. esta práctica fue eliminada y estas familias fueron & # 8216 enrutadas 'por así decirlo, a menos que tuvieran sus armas oficialmente reconocidas por el Colegio de Armas (y por esto se paga una tarifa, incluso hoy en día) con una diferencia para demostrar que aunque podrían Afirmar descendencia de una familia armígera, no tenía fundamento.

De hecho, hubo una familia Mountford de Inglaterra, algunos de cuyos miembros emigraron a América. Esta familia, sin embargo, no tenía conexiones con la dinastía Montfort L’AMAURY.

Por lo que leí en & # 8216 Epitaphs from Copp’s Hill Burial Ground, Boston ’de Thomas Bridgman, John Hannibal Sheppard, hay mucho que investigar.

El escudo de armas de Montfort (no Mountford en este caso), como se menciona sobre la tumba de Jonathan Mountfort, pertenecía a Hugo de Montfort, un normando que, en 1066, comandó la caballería de Guillermo el Conquistador en la batalla de Hastings. . & # 8221 Saltaré las referencias a los reinados posteriores de los monarcas citados donde el & # 8220nombre es conocido & # 8221 & # 8220 Se menciona especialmente en & # 8216Dugdale's History of Warwickshire, & # 8212 & # 8221, una copia del cual es en la biblioteca de la Universidad de Harvard, que representa el mismo escudo de armas que los que están sobre las tumbas de Copp Hill, y da un elaborado y auténtico pedigrí de la familia de Turstain de Montfort, 1030, padre de Hugo, como se mencionó anteriormente, a Simon Mountfort , 1633, padre de Edmund y abuelo de John y Jonathan Mountfort, fundadores de las tumbas 7 y 59. También se menciona en & # 8216Collin's Peerage ', & # 8216Burke's Extinct Peerage' Wiffan's & # 8216House of Russell, 'y otros trabajos. & # 8221 (cita adicional de Bridgman et al)
Para aquellos de ustedes que puedan investigar en Boston, esto podría proporcionarles un camino a seguir.

Simon VI Monfort era mi bisabuelo de 25 años por parte de mi abuela paterna, quien nació de la línea Nielson Simmons.

Simon VI De Montfort estaba casado con Eleanor Plantagenet, una persona registrada a través de JewishGen.org de ascendencia étnica judía.

& # 8216 ¿Sitio web judío étnico? Ser judío es una religión, como ser cristiano, musulmán & # 8230. Dime más & # 8230 & # 8230.

No parece haber ninguna fuente primaria o secundaria confiable que dé una respuesta categórica a los judíos practicantes medievales que descienden de los habitantes originales de Judea. Adoptaron la religión, pero parece que ninguno podía afirmar ser de ascendencia étnica. Supongo que el individuo mencionado era judío a través de la línea femenina, ya que uno solo puede ser judío a través de las mujeres.

Marie De Montfort (ca 1620), no puedo encontrar un vínculo entre De Montforts de 1200 & # 8242s y ella, cualquier ayuda sería apreciada. Gracias

esto es en referencia a Beverlee y la American Line of Montfort’s
Tengo un libro que explica nuestra historia en Estados Unidos. No dude en ponerse en contacto conmigo para obtener una copia.

Cómo me pongo en contacto con usted. Gracias

Para John, tratar de resolver eso sin publicar información de contacto personal ... ¿alguna idea?

George Gordon Byron, el poeta, era primo segundo de mi tatarabuelo. Ambos estaban juntos en la misma escuela cuando descubrió que era el heredero de la Baronía de Byron de Newstead Abbey. Ambos primos descienden de Simón de Montfort 32 veces.

Montfort. Estoy en Facebook puede enviarme un mensaje allí. Gracias

Hola Juan, hay cinco con tu nombre en que ciudad?

Montfort, John Olthoff & # 8220 Trabajando para ganarse la vida & # 8221 Red Oak, TX

Ok, John te acaba de enviar un mensaje. Dado que nunca hemos enviado un mensaje, puede ir archivado para abrir, haga clic en sus mensajes en fb y en la parte superior dirá & # 8220 solicitudes de mensaje & # 8221, luego haga clic en & # 8220ver filtrado & # 8221 si no apareció, estará allí. .

Estoy escribiendo una historia y me pregunto si el francés de Montfort tuvo algún descendiente que inmigró a los Estados Unidos. Eso es todo. Gracias
Denise Dumars

Es muy posible que muchos descendientes de la familia Montfort L'Amaury hayan inmigrado a los EE. UU. Sin embargo, probablemente no llevarían el nombre como lo harían a través de líneas femeninas. El hecho de que su nombre sea Montfort no significa que sea descendiente de esa dinastía, como muchos otros nombres famosos, hay muchos Montfort en Francia que no tienen parentesco con esta dinastía. Todo el significado del nombre es montaña fuerte o grande en latín y actualmente hay al menos 15.000 familias con este nombre en toda España, Francia, Portugal, Italia, Suiza y Canadá, ninguna de las cuales está relacionada. Es el mismo tipo de pensamiento que hace que la gente piense que si tienen el mismo apellido, ¡deben estar relacionados! Dígaselo a Jones, Smiths, Fletchers, Wrights, Duponts, Favre, Duports, Schmidts, Levis, Cohens, Bushs, Clinton, etc. & # 8230 ..

Quizás pueda ayudar. Tengo un libro sobre los Montfort en Estados Unidos.
Título: Familia Montfort-Munford de Virginia y Georgia y familias aliadas.
Puede encontrar una copia en la Biblioteca del Congreso núm. 78-68121 publicado en 1976.
Yo era un niño cuando el autor llamó a nuestra familia para pedir información. En ese momento solo había alrededor de 200 Montfort en los Estados Unidos.

Todo comenzó con Thomas Mumford. 1607 llegó aquí con el capitán John Smith a Jamestowne. Thomas se menciona con frecuencia en la narrativa de Captian Smith. Continúa diciendo que los Montfort y los Wingfield se casaron entre sí que eran el escalón superior de la sociedad primitiva. Avance rápido (página 12) Munfords son los varios Munfords de Virginia Montfort que cambiaron su nombre a Montfort. & # 8220 Ambos Mumford's habían cambiado su nombre a Montfort. En este momento, había un Joseph Montfort muy influyente que vivía en Halifax y que había llegado recientemente a las colonias y creemos que influyó en los Virginia Munford para corregir la ortografía de su nombre, cambiándolo de Munford a eMontfort como lo deletreó Simon en Francia. Familia de De Montfort. Además, la ortografía inglesa había perdido popularidad después de la Revolución.
Joseph Montfort era un recién llegado de Inglaterra que nuestros primeros colonos coloniales. Se decía que era un inglés de linaje noble. Fue nombrado Gran Maestre Provincial de y para América el 14 de enero de 1771 por el Duque Beaufort, Gran Maestre de la Gran Logia de Inglaterra. Él era el:
Primer secretario de la corte de Halifax
tesorero de la provincia de Carolina del Norte
Coronel de Tropas Coloniales
Miembro del Congreso Provincial
El funcionario masónico más alto que jamás haya reinado en este continente
El primero el último el Único Gran Maestro de América.
El libro tiene 133 páginas, lo siento, pero no puedo mecanografiarlo todo y tengo la única copia de tapa dura. Puedo hacer copias, pero cuestan $ 20. lo que he hecho por familiares cercanos.

Estoy buscando su ayuda para ayudarme a aprender más sobre mi ascendencia de la familia Mulford. Mi madre es Brenda Lee McDonald y su madre Wilma Eloise Mulford. Somos descendientes directos de William Mulford, quien fue uno de los primeros pobladores de East Hampton, Suffolk, Nueva York. También somos descendientes directos de Lion Gardiner, quien también fue uno de los primeros pobladores de East Hampton.

Al crecer, fui muy unida a mi abuela Wilma, sin embargo, ella nunca habló mucho sobre su familia Mulford. Recientemente comencé a investigar los orígenes de mi familia. Mientras estudiaba la familia Mulford, me di cuenta de que tengo algunos antepasados ​​directos muy importantes como Simon de Montfort, quien encabezó la rebelión contra el rey Enrique III de Inglaterra durante la Segunda Guerra de los Barones. También me di cuenta de que mi noveno bisabuelo William Mulford no solo ayudó a asentar East Hampton, sino que también era miembro de una familia Mulford más grande que, junto con la familia Gardiner, tenía una profunda influencia sobre la ciudad de East Hampton, el condado. de Long Island, el estado de Nueva York, la región de Nueva Inglaterra y la mitad oriental de los Estados Unidos de América durante mucho tiempo e incluso hasta el día de hoy.

Cuanto más estudiaba a la familia Mulford, comencé a descubrir legisladores, académicos, filántropos, financieros, abogados, innovadores, colonos, oficiales militares y empresarios. También encontré empresas como Mulford Plastics e instituciones de aprendizaje como The Mulford Academy.

La investigación de David Mulford despertó mi interés y me preguntó por qué alguien que básicamente provenía del mismo grupo de antepasados ​​y parientes podía seguir un camino completamente diferente y tener una experiencia socioeconómica completamente diferente. Creo que mi abuela sabía que tenía parientes de la familia Mulford, pero no sé si sabía cuán lograda y numerosa era en realidad su familia. Mi noveno y octavo bisabuelos William y Thomas Mulford son conocidos como los colonos originales de East Hampton, Long Island y Nueva York. Mi séptimo bisabuelo Jeremiah Mulford, mi sexto bisabuelo Job Mulford, mi quinto bisabuelo Abraham Mulford y mi cuarto bisabuelo Ezekiel Mulford eran ricos propietarios de tierras que tenían grandes propiedades y testamentos que se publican en línea. ¡Pero sucedió algo! Entre mi cuarto bisabuelo Ezekiel Mulford y mi tercer bisabuelo Enos Mulford y mi segundo bisabuelo John Mulford y mi bisabuelo Dewey Nide Mulford… todo eso se perdió. No solo se perdieron la riqueza y la tierra, sino que se perdió cualquier conexión con la familia Mulford en general.

Necesito su ayuda para ayudarme a redescubrir lo que una vez se perdió y lo que permanece perdido. Para ayudarme a establecer conexiones con mi familia Mulford. Encontrar antepasados ​​perdidos, conocer descendientes comunes y, si es posible, ver cómo estoy conectado con dinero, fideicomisos, donaciones, estipendios, corporaciones, dividendos, personas, etc., conectados con mi relación en la Familia Mulford.

Puede intentar suscribirse a la lista Gen-medieval, puede encontrar la lista en Google escribiendo el nombre de la lista. Tiene muchos genealogistas aficionados y muchos profesionales que pueden orientarlo o incluso brindarle información sobre sus antepasados. Sea cortés y no confunda, y trate de recopilar tantos datos como sea posible sobre su familia de Mulford. Esta lista se ocupa de la genealogía entre 1100-1600, ¡pero a menudo se permite un pequeño margen de maniobra!

¡Muchas gracias por compartir todas tus historias!

Es tan interesante leer historias de todas partes y una gran posibilidad de que pueda estar relacionado con alguno de ustedes. Soy filipino. Mi bisabuela materna era una Monfort que vivió la mayor parte de su vida en la región de Visayas en Filipinas. La única historia que escuché de mi abuela fue que sus antepasados ​​eran descendientes de irlandeses y españoles que en realidad eran frailes en el siglo XVIII (tal vez incluso antes). Supongo que son descendientes de los Montfort que navegaron en Filipinas durante el dominio español.
Hice una investigación en línea sobre la historia de Montfort y me llevó de España a Irlanda y Francia. Y solo leer toda esta información me emocionó e incluso me puso la piel de gallina.
Siempre me ha fascinado la historia. Recientemente también encontré información en línea sobre mi ascendencia paterna. De alguna manera tenía mucho sentido de quién soy.
Ojalá pueda obtener más información sobre los Montfort.

Acabo de comenzar mi investigación genealógica. En la actualidad me he remontado a los años 1500 y 8242. Muy lejos de la prueba de una relación con Simon de Montfort.

Mi bisabuelo afirmó que nuestra familia estaba relacionada con Simon de Montfort. Mi apellido es de Montfort Shepherd. Mi bisabuelo nació en Inglaterra y se mudó a Birmania, donde se casó con una mujer birmana.

Me preguntaba si alguien tenía alguna información que pudiera vincular a Shepherd con De Montfort.

Agradezco cualquier información o consejo que pueda ofrecer.

Bien hecho por llegar al siglo XVI. La mayoría de la gente, y me refiero a la mayoría, dice que aproximadamente el 95% de la gente solo puede llegar hasta el siglo XVIII, ¡si es que llega tan lejos! La razón es que el registro documental se enfría si su familia no tiene antecedentes de ingresos más altos.
Pastor es un apellido relativamente común en el idioma inglés y mucho menos en otros. Tomemos, por ejemplo, el francés, Pasquier es el vigésimo apellido más común en el idioma francés. Ahora bien, ¿se añadió de Montfort al apellido cuando un antepasado paterno se casó con un de Montfort? ¿Puedes encontrar alguna prueba de eso? ¿O el nombre surgió repentinamente como parte del apellido en los últimos 100 años? ¿Alguno de los documentos oficiales (pasaporte / nacimiento / matrimonio. Actas de defunción) tiene de Montfort como parte del nombre de alguno de sus antecedentes? Los registros oficiales ayudan a justificar los nombres de los antecedentes.

¿Ha logrado llegar al siglo XVI a través de genealogías familiares, y ha comprobado su veracidad, generación tras generación, comprobando los registros oficiales con los familiares? ¡Esto es muy importante, ya que a menudo la tradición familiar es & # 8216bunkum ’! Un ejemplo clásico es en la familia de mi madre, donde había una leyenda de larga data con la que descendíamos / nos relacionábamos, Stonewall Jackson, el general. Después de mucha investigación descubrí que nuestro Stonewall no era un general de EE. UU., Sino un jugador de críquet inglés, ¡con el mismo apodo!

Tengo dos preguntas. Mi nombre es Mountford (una de las variaciones de Montfort) y vivo cerca de Henley-in-Arden. Comencé a investigar mi genealogía (solo me remonta a 1767) y me pregunto si podría ser descendiente de Thurstan-de-Montfort de Beaudesert. Sé que este linaje se originó en Montfort-sur-Risle y supuestamente no estaba relacionado con el famoso Simón, a pesar de que su hijo Peter (Piers) luchó y murió junto a él en la batalla de Evesham, ¿es correcto? Cualquier comentario de investigadores que sepan mucho más que yo sería muy apreciado.


Autores de ficción histórica inglesa

El joven era Simón de Montfort, y el nombre ya era famoso en 1229. Su padre, por el que fue nombrado, fue un líder de la Tercera Cruzada. Se negó a enredarse con la política de Constantinopla y llevó sus fuerzas a Palestina, mientras que el resto de sus compañeros cruzados se cubrieron de vergüenza en los levantamientos imperiales. Por su determinación, Simon de Montfort Pere fue considerado un héroe.

Hoy es considerado un oportunista despiadado. En la Francia a la que regresaron Simón Pere y sus caballeros de Normandía, surgió una nueva religión que el papado condenó como herética. El nombre de la ciudad de Albi, en el sur de Francia, un centro de su predicación, los albigenses estaban ganando conversos del catolicismo convencional por la vida virtuosa que vivían y el astuto razonamiento de su predicación en la plaza del mercado. Su religión implicaba un ayuno de cuarenta días y una comida de celebración, seguido de otro ayuno de cuarenta días. Los que sobrevivieron a este régimen fueron confirmados como cátaros: puros.

El Papa Inocencio III encargó a Domingo Félix de Guzmán (Santo Domingo) que fundara una orden de predicación para contrarrestar esta desviación cada vez más popular del cristianismo estándar.

Pero cuando el legado papal Pierre de Castelnau fue asesinado, el Papa tomó medidas militares. Un caballero que fue a la cruzada a Tierra Santa recibió el perdón de sus deudas y de sus pecados, ahora esos obsequios tan deseables se ofrecieron para una cruzada mucho menos costosa simplemente en el sur de Francia.

Miles de caballeros del norte de Francia respondieron, convergiendo hacia el sur con una licencia sagrada para destruir. Atraparon a seis mil albigenses en la iglesia de Bézier, amontonaron leña alrededor del edificio y asaron hasta la muerte a todos los hombres, mujeres y niños que había dentro. Al recuperarse de este ataque de sed de sangre, los cruzados se dieron cuenta de que necesitaban un líder. Pero nadie deseaba mucho el dudoso honor de convertir a los asesinos alborotadores en una fuerza de combate adecuada. Simon de Montfort finalmente aceptó el mando y, por supuesto, se le ha culpado del horror de Bézier.

En una larga guerra contra los señores del sur de Francia que albergaban a los albigenses, Simon Pere se vio obligado a contratar mercenarios por su cuenta. Conquistó la mayoría de las ciudades estratégicas, estableciendo para sí mismo un ducado que incluía Foix, Toulouse y Carcassonne. Luego, durante su ausencia de la ciudad, Toulouse logró rebelarse. Simón encontró las paredes exteriores sostenidas contra él. Cuando atacó, fue asesinado por una piedra lanzada desde un mangonel montado en la pared y operado por una mujer.Toulouse todavía celebra el evento con la imagen de un cordero ensartando a un león derribado con la punta de un asta de bandera. (En un taxi en Toulouse hice un comentario favorable sobre Simon de Montfort. El conductor detuvo el automóvil, buscó en el maletero, encontró una llanta y vino hacia mí. Me escapé por la puerta del automóvil y # 8217s.)

El joven Simon había nacido en Carcasona en algún momento entre 1209 y 1213 y era demasiado joven para participar en las guerras de su padre. Pero el hijo mayor, Amaury, lideró las fuerzas de su padre y tuvo un éxito devastador. Con el dinero adeudado a sus mercenarios y los activos de la familia & # 8217s holding, Montfort l & # 8217Amaury, en bancarrota, Amaury no tuvo más remedio que ceder las conquistas de la familia a la Corona de Francia. (La región de Languedoc, en el sur de Francia, tiene un movimiento separatista activo y culpa a los Montfort de haber sido incorporados a Francia. De ahí mi estrecha fuga del taxista).

La práctica medieval normal generalmente incluía la provisión de un rehén virtual para asegurar el compromiso del dador de contacto con el acuerdo. La opción obvia disponible para Amaury para ofrecer a la Corona de Francia era su hermano pequeño Simon, cuya madre también había muerto en 1221 y, por lo tanto, no podía oponerse. Pero tales rehenes en París disfrutaban de considerables ventajas de educación en la corte más erudita y devota de la cristiandad.

No hay constancia de la infancia del joven Simón, pero sí de su excelente educación, como lo atestiguan las cartas de sus amigos franciscanos que se contaban entre los más destacados eruditos de la época, y el gran cariño y confianza depositados repetidamente en él por el rey Luis IX de Francia (Saint Louis) y su madre, la reina Blanca, que fue regente de Luis, sugieren que Simon, como propongo en mi libro, probablemente sirvió como rehén y fue el compañero de infancia del pequeño rey de Francia. La reina Blanca incluso consideró oportuno desposar a esta huérfana sin título, prácticamente sin tierra y sin un centavo con Juana la Princesa de Flandes, otra niña rehén de su corte, pero con una inmensa riqueza y poder como dote. Johanna finalmente se casó con Tomás, el Conde de Provenza.

Ese compromiso, y cualquier otra conexión con la Corte de Francia, se derrumbó para Simon después de que prometió a su señor a Enrique III obtener las rentas de su condado. Los chismes de la época tenían a Blanche maldiciendo a Simon y su huida de Francia. ¿De qué se trató la disputa? El hermano de Simon, Amaury, había solicitado repetidamente a Enrique III los títulos de Leicester y, comprensiblemente, se lo habían negado. Amaury fue el mariscal de Francia. Era responsable de proporcionar monturas y animales de carga para las campañas militares de la Corona francesa, e Inglaterra y Francia estaban en guerra, aunque de una manera inconexa. Simon aparece por primera vez en Inglaterra después de que los esfuerzos de Amaury hayan fracasado irrevocablemente, y en un momento en que Francia temía una invasión inglesa.

La reina Blanca se destacó por su red de espías. ¿Esperaba colocar un agente en la corte de Henry & # 8217? ¿Un hombre que pudiera informarle de los planes de Henry y posiblemente influir en el joven e inepto rey para alejarlo de las acciones militares? ¿Simon fue enviado para ser ese agente, en lugar de su hermano? Y una vez que hubo hecho su solemne y santo juramento de señor a Enrique, como se le pidió, ¿consideró entonces que sería un acto de deslealtad a su prometido señor servir a la reina Blanca como su espía? Creo que algo en este sentido fue la causa de la ruptura temprana del joven Simon con la familia real francesa.

Esa brecha se solucionó en los años siguientes, aunque probablemente no porque él fuera un agente secreto de Francia. En 1252, cuando la reina regente estaba muriendo y Luis estaba de cruzada en Palestina, Blanche nombró a Simón regente de Francia, cargo que ocupó con tanto éxito que los cronistas ingleses afirman que los franceses consideraban tentadoramente que él sería un rey mejor que Luis. . Simón no se quedó en Francia para tomar el poder por sí mismo, sino que huyó y volvió al servicio del rey Enrique e Inglaterra. Y Luis regresó apresuradamente de Palestina, donde le ofrecían un sultanato si se convertía al Islam.

Lista parcial de fuentes:

Bemont, Charles, Simon de Montfort, Clarendon Press, Oxford, 1930.

Bemont, Charles, Simon de Montfort, Clarendon Press, Oxford, 1930.

Excerpta e Rotulis Finium en Turri Londdinensi Asservatis Henry III, 1216-1272, ed.
C.Roberts, Oficina de Registro Público, 1835-36.

Labarge, Margaret Wade, Simon de Montfort, Eyre y Spottiswood, Londres, 1962.
La página 22 indica que el autor se inclina por mi teoría de la infancia de Simon en la Corte de Francia.

Luard, H.R., Rolls Series, vol. III.

Matthew Paris & # 8217s English History from 1235-1273, traducido por el Rev. JA Giles, Henry Bohn, Londres, 1852, es una traducción completa al inglés de la Chronica Majora latina del siglo XIII del monje Matthew Paris de Saint Albans, el cronista principal del período. (La reimpresión de Kessinger actualmente disponible no está completa).

Por favor, vea mi Volumen Uno, Montfort The Early Years 1229 to 1243, para un completo
bibliografía y discusión de estos puntos en la sección Contexto histórico del libro.

Los cuatro volúmenes de Montfort están disponibles en formato de tapa blanda y Kindle de Amazon.

Montfort Los primeros años 1229 a 1243
Montfort El Virrey 1243 a 1253
Montfort El Revolucionario 1253 a 1260
Montfort El ángel de la espada 1260 a 1265


Sobre el autor: Katherine Ashe ha pasado treinta y cuatro años investigando a Simon de Montfort y su época, construyendo su trabajo a partir de documentos originales. Montfort es una historia especulativa que utiliza la forma novedosa para responder a las preguntas de cómo y por qué pudieron haber ocurrido los hechos reales. Mientras escribía Montfort, Katherine también escribió guiones de cine, teatro y radio sobre temas históricamente diversos como Cesare Borgia y Johnny Mitchell de la huelga de los mineros del carbón de 1902 & # 8217. Como dice Katherine, & # 8220Es & # 8217 todo investigación. & # 8221


Simon de Montfort: un verdadero revolucionario

Simon de Montfort nació en 1208, nació en Montfort en Francia. El hijo menor de su padre, también llamado Simon, el joven noble francés no iba a heredar ninguna de las tierras de su padre, pero eso no evitaría que el joven Simon se convirtiera en uno de los hombres más conocidos e influyentes del siglo XIII.

Dibujo de una vidriera de la catedral de Chartres, que representa a Simón de Montfort FUENTE: Dominio público

Vida temprana y la cruzada albigense

Poco se sabe sobre la infancia de Simon, incluso su fecha de nacimiento es objeto de debate, con la primera mención oficial de Simon de Montfort en 1217, cuando su madre le hizo una donación de dinero. Al joven Simon se le mostró rápidamente lo brutal que fue el siglo XIII, uniéndose a su padre y sus hermanos mayores Guy y Amaury en la Cruzada contra los albigenses, un ataque contra supuestos herejes cátaros en el sur de Francia. La cruzada fue convocada por primera vez por el Papa Inocencio III en 1209, pidiendo a todos los señores y barones del norte de Francia incondicionalmente católicos que tomaran las armas contra los herejes del sur. El padre de Simon, fue uno de los nobles que se unió a la noble búsqueda de un control católico completo sobre Francia.

Al igual que con la mayoría de las cruzadas de los siglos XI-XIII, la cruzada contra los cátaros finalmente fracasó y no logró eliminar por completo al grupo herético, pero los ataques permitieron a la Corona francesa controlar más o menos completamente la región sur de Languedoc. , centrada en Toulouse. A nivel personal, la Cruzada fue una completa tragedia para el joven Simon, quien con tan solo 10 años, vio la muerte de su propio padre en el asedio de Toulouse, cuando un proyectil disparado por un mangonel lo golpeó en la cabeza. matándolo instantáneamente. Si eso no fuera lo suficientemente malo, solo dos años después, en 1220, el hermano mayor de Simon, Guy, también fue asesinado en el sitio de Castelnaudary. Sorprendentemente, la muerte de su padre y su hermano mayor no hizo que Simon fuera elevado a la posición de heredero de las tierras y la fortuna de los De Montfort, sino que su hermano Amaury heredaría todas las tierras francesas de sus padres dejando poco a Simon. a pesar de que Simon era francés hasta la médula, la familia de De Montfort tenía derecho al condado de Leicester a través de su abuela paterna, Amicia de Beaumont. Su hermano mayor, Amaury, estuvo de acuerdo con Enrique III de Inglaterra en que si Simon renunciaba a sus derechos sobre todas las tierras francesas, podría reclamar Leicester y ocupar su lugar como barón inglés.


Conde de Leicester

En 1229, Simón se dirigía a Inglaterra para reclamar su herencia y pronto ascendió en las filas de la corte de Enrique, convirtiéndose rápidamente en uno de los favoritos del rey, un punto de discordia durante el reinado de Enrique III, quien había sido alentado por su esposa, Leonor. de Provenza, para otorgar cargos políticos y títulos importantes a su familia extranjera. Simon era visto por muchos, como un señor extranjero más, que buscaba aprovecharse del fácilmente manipulable Enrique III, pero Simon iba a vencerlos a todos como Conde de Leicester.

Un retrato de Enrique III (1902) FUENTE: Dominio público

Como se mencionó anteriormente, Simon había heredado el condado de Leicester a través de su abuela paterna, pero incluso antes de ser nombrado oficialmente conde, de Montfort se estaba diseñando como tal, logrando molestar a la clase dominante bien establecida en Inglaterra. Simón fue tan popular entre el rey que se casó con la propia hermana de Enrique, Leonor, en 1238, un punto de discusión seria para los señores y barones de Inglaterra. Hay varias razones por las que este matrimonio fue tan controvertido, la primera es el hecho de que Eleanor ya se había casado con William Marshall y, a su muerte, hizo un voto de castidad y se negó a volver a casarse. Además, los barones se sintieron frustrados porque no se les consultó sobre un compromiso tan importante que pondría a De Montfort, un señor francés menor, al alcance del rey y la familia real, con sus hijos potenciales reclamando el trono inglés.

Simon de Montfort pasó las siguientes dos décadas adquiriendo más poder y riqueza, aprovechándose tanto de la bondad de los reyes como, lamentablemente, del pueblo judío de Leicester expulsándolos de la ciudad por 'el bien de su alma'. serie de préstamos que él y sin intención de devolver, utilizando al rey como garantía, lo que obviamente era una libertad que no podía tomar. Tan rápido como floreció la relación entre el rey y el barón, comenzó a agriarse, lo que llevó a algo más que una mala relación entre Henry y su amigo.

En 1239, Henry (más probablemente su esposa y otros barones) estaba harto de la incomparable capacidad de De Montfort para tomarse libertades, eligiendo desviar su atención del dinero que debía y, en cambio, a su matrimonio con Eleanor. Desde sus inicios, el matrimonio estuvo lejos de ser popular, pero, en agosto de 1239, se produjo una discusión muy poderosa entre los antiguos amigos. Se dice que Henry dijo "Sedujiste a mi hermana" y "cuando descubrí esto, te la di, en contra de mi voluntad, para evitar el escándalo", lo que implica que Simon tenía relaciones con la hermana del rey y Henry, para protegerlos a ambos. , decidió casarlos.


Las semillas de la rebelión están cosidas

Con el aumento de las deudas y el deterioro de su relación con el rey, de Montfort decidió que era hora de una cruzada. Uniéndose a Ricardo de Cornualles en la llamada "Cruzada de los Barones" (1239-1241), de Montfort siguió la tradición de cruzada de su familia. Regresó a Henry en 1241, y pasó la siguiente década y media gobernando partes de las menguantes tierras francesas de Henry. Henry estaba gastando dinero como si estuviera pasando de moda y, para empeorar las cosas, despreciaban a su amada esposa. La reina fue vista como una mala influencia para el rey y, lo que es más importante, como una extranjera desesperada por tomar tierras y títulos de los barones ingleses. En 1254, Enrique cometió quizás su mayor error: intentó capturar el trono de Sicilia, un plan elaborado por el Papa. Al ver la oportunidad de darle una herencia a su segundo hijo, Edmund, Henry se embarcó en la aventura increíblemente costosa, regresando a casa en 1255 sin corona y aún menos dinero.

Una miniatura que muestra a Leonor de Provenza (izquierda) y Henry (derecha) por Matthew Paris (alrededor de 1250) FUENTE: Dominio público

El rey había pedido dinero muchas veces en el pasado, la mayoría de las veces los señores y barones accedían a pagar (siempre que se volviera a emitir la Carta Magna), pero esta vez era demasiado. En 1258, Enrique estaba desesperado por dinero, incluso rogándole a la iglesia, consiguiendo recaudar aproximadamente 40.000 libras esterlinas o la mitad de lo que le debía al Papa por la oportunidad de tomar Sicilia, pero esto no fue suficiente para complacer a un parlamento ahora rebelde.

Las provisiones de Oxford

Para 1258, el rey no tenía amigos ni dinero, lo que logró trastornar tanto al papado como a su corte en casa. Una vez más, el rey volvió al parlamento por el resto del dinero, pero en lugar de simplemente decir que no, los barones tuvieron un argumento en contra. Al rey se le presentó el documento más revolucionario de toda la Edad Media, los barones le presentaron al rey "las Disposiciones de Oxford" y cambiarían para siempre la forma en que el mundo hacía política. Las disposiciones colocaban al rey bajo la autoridad de un Consejo de Quince, que sería elegido por veinticuatro hombres compuestos por doce nominados por el rey y doce nominados por los reformadores. Los ministros principales, el Justiciar y el Canciller serían elegidos y responsables ante el Consejo de los Quince y, en última instancia, ante la comunidad del reino en parlamentos regulares que se celebrarían tres veces al año. Esto se basó en los ideales propuestos por la Carta Magna, pero de manera crucial, por primera vez, incluyó los "bienes comunes" en el proceso de toma de decisiones. El líder de estos revolucionarios era el propio cuñado del rey, Simon de Montford, él y los otros barones ayudarían al rey a tomar todas y cada una de las decisiones.

La relación entre Simon y Henry continuó desintegrándose y después de una breve rebelión, Simon tomaría el control total del país. De Montfort gobernaría como rey de facto hasta 1265 después de derrotar a Enrique y su hijo, Eduardo en la batalla de Lewes en 1264, ilegalizando efectivamente a la familia real. Simon de Montfort pasó la siguiente década construyendo sobre las disposiciones establecidas en 1258, dándonos la base de la democracia moderna, con propietarios de tierras en pueblos y ciudades autorizados a elegir representantes para acompañar a los caballeros de los condados, formando la base para el Cámaras parlamentarias de los Comunes y los Lores.

No hay forma de escapar del hecho de que De Montfort era un dictador, que descartaba, encarcelaba o mataba a quienes no estaban de acuerdo con él y obligaba a muchos a volver a los brazos de la familia real. El príncipe Eduardo, que había estado encarcelado desde la batalla de Lewes, había escapado del cautiverio y pronto fue rodeado por importantes ingleses, todos deseosos de derribar a Simon de Montfort de su ahora muy alto pedestal.

La batalla de Evesham

En la batalla de Lewes en 1264, el ejército de los barones, dirigido por De Montfort, había sido superado en número sin remedio, no confiando en tácticas superiores, sino en el fervor religioso y la ira divina, llevando cruces blancas en sus ropas y armaduras, pero en Evesham, el rey ejército liderado por Edward, pintó cruces rojas en su armadura, mostrando que la voluntad divina estaba con ellos.

Una imagen que muestra a Simon de Montfort (izquierda) luchando contra el ejército real (ver las cruces rojas), por James William Edmund Doyle (1864) FUENTE: Dominio público

La batalla de Evesham se describiría más tarde como "un episodio de derramamiento de sangre noble" sin precedentes desde la Conquista, con muchos barones destacados asesinados en el campo de batalla, incluido el hijo de De Montford, Henry y, lo más importante, el propio Simon. El cuerpo de Simón de Montfort fue mutilado y exhibido como premio de guerra. A raíz de la batalla, la mayoría de los barones rebeldes habían muerto o se habían arruinado financieramente, dejando la puerta abierta para que Enrique y la familia real volvieran al gobierno.

Consecuencias y legado

Después de la muerte de De Montfort, las ideas y leyes puestas en marcha bajo su gobierno no desaparecieron. las Provisiones de Oxford todavía forman parte de la constitución muy laxa del Reino Unido, con la importancia de la representación tan importante entonces como lo es ahora. El legado de Simon de Montfort debería ser de violencia y manipulación, tanto como se trata de la ley y el orden. Un hombre que cometió o al menos ordenó varios pogromos contra el pueblo judío de Leicester murió como había vivido, cubierto de sangre, rodeado de algunos de los hombres más grandes de la época.

El "padre del Parlamento" sigue vivo en la forma de la Universidad De Montfort en Leicester y, lo que es más sorprendente, en la pared de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, como uno de los 23 legisladores famosos de la historia.

Una de las 23 imágenes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Gaetano Cecere (1950) FUENTE: Dominio público

Espero que hayas disfrutado esto y te encantaría escuchar lo que piensas, ¡déjame un comentario y sígueme en Instagram @chrisriley_ para conocer más historia medieval!


Nunca volverás a mirar a Simon de Montfort de la misma manera

Simon de Montfort exhaló su último suspiro exhausto en un sangriento campo de batalla de Worcestershire. Superado en número cuatro a uno, el poderoso sexto conde de Leicester había rechazado las súplicas de escapar a un lugar seguro mientras los realistas continuaban su carga hacia adelante.

"Nuestros cuerpos son de ellos, nuestras almas son de Dios", gritó mientras un escuadrón de caballeros, enviado para asesinarlo por el Príncipe Eduardo, el heredero del trono, se acercaba lentamente.

Sería el último hurra del noble nacido en Francia, y la victoria en la batalla de Evesham el 4 de agosto de 1265 pertenecería al cuñado de De Montfort, Enrique III, rey de Inglaterra.

Aunque para entonces, el daño ya estaba hecho.

Ese enero, de Montfort, un barón renegado, había presidido el primer Parlamento electo de Inglaterra, estableciendo las Disposiciones de Oxford, la piedra angular del proceso democrático de la nación.

Y mientras su cuerpo fue despedazado triunfalmente, no se pudo hacer nada para desmantelar el legado de De Montfort.

Hoy, sin embargo, hay dos escuelas de pensamiento distintas cuando se trata de recordar al Padre de la Democracia. Un hombre que, como ya sabrás, da su nombre a media docena de calles de la ciudad, una universidad y un lugar de entretenimiento.

Por un lado, tenemos a las personas que celebran su vida, y por otro, están los que lo ven como poco más que un mercenario de la Edad Media, un aristócrata que asesinó y secuestró en su singular búsqueda del poder.

Aubrey Newman, profesor de historia en la Universidad de Leicester y experto en relaciones anglo-judías, es uno de los que cae en el último campo.

"Si permites el uso de palabras de cuatro letras, ambas eran una mierda", dice el historiador franco, golpeando tanto a De Montfort como a su padre, también llamado Simon de Montfort.

“Es casi seguro que Simon de Montfort (el más joven) estuvo involucrado en la masacre de varios cientos de judíos en Londres en 1258.

“Y su padre dirigió la Cruzada contra los Albigenses”, dice con ironía.

La cruzada fue contra los cátaros del sur de Francia, una secta cristiana contra la que los católicos gobernantes habían declarado la Guerra Santa.

Los historiadores acusan al anciano Simón de Montfort, un comandante católico, de masacre al por mayor mientras cumplía con entusiasmo los deseos del Papa.

Mientras estaba en la ciudad de Béziers, en 1208, que era en parte cátara y en parte católica, un barón se acercó al noble y le preguntó cómo iban a distinguir las tropas a las sectas religiosas.

"Tuez-les tous Dieu reconnaitra les siens", fue la escalofriante respuesta. "Matarlos a todos. Dios reconocerá a los suyos ".

(He oído desde que de Montfort & # 8217s lo dijo el eclesiástico).

Sin embargo, dice el profesor, los de Montfort vivieron una época de increíble fervor religioso y ortodoxia.

Las Cruzadas estaban en pleno apogeo y la matanza generalizada se justificaba fácilmente en el nombre de Dios.

“Este fue el siglo XIII, este tipo de comportamiento no es en absoluto inusual”, dice el profesor Newman.

Sin embargo, el prolífico antisemitismo del joven Simon ha manchado su nombre en los últimos años, incluso hasta el punto de que se habló de derribar su efigie de cota de malla de la Torre del Reloj del centro de la ciudad.

Todo comenzó cuando un grupo de activistas cristianos pidió al ayuntamiento en 2001 que renunciara a una carta emitida por De Montfort en 1231, que pedía a los propietarios que rechazaran a los judíos.

"Ningún judío o judía en mi tiempo, o en el tiempo de cualquiera de mis herederos hasta el fin del mundo, habitará, permanecerá u obtendrá una residencia en Leicester", decía la carta de De Montfort.

Y se emitió a los pocos meses de la llegada del noble francés, aunque sin un centavo, a las costas inglesas.

Sin embargo, el profesor cree que esta carta no valía ni el pergamino en el que estaba escrita.

“Lo que estoy diciendo es que no tuvo ningún impacto, porque estoy 99 por ciento seguro de que no había judíos viviendo en Leicester en ese momento.

"Sería como si yo prometiera no golpear a ningún hombre nacido en China. ¿Qué posibilidades tengo de encontrarme con un hombre chino?" él dice.

“Los judíos eran realmente parte de la propiedad real. Eran propiedad del rey, nadie podía jugar con ellos, eran intermediarios del rey. Es poco probable que el rey aprobara esta carta, por lo que, en última instancia, no tiene sentido ".

En defensa de Simon de Montfort está Iris Pinkstone, presidenta de la Sociedad Simon de Montfort, una organización benéfica que tiene como objetivo educar a las personas sobre la vida y la época del conde de Leicester.

Ella dice que los estatutos de Simon, aparentemente un movimiento de relaciones públicas suave del siglo XIII, deben entenderse en el contexto de la época.

“Un gran número de personas eran anti-judías por el dinero que tenían. No era diferente a ningún otro hombre de su época.

“Como la gente de su época, trató mal a los judíos. Una vez más, creo que su idea de democracia no sería la nuestra hoy.

“Pero creo que lo que tenía el hombre era que la gente se sentía atraída por él. Era amigo del arzobispo de Canterbury, los eruditos y la gente común.

“En otras palabras, creo que tenía el toque común.

“Quizás la princesa Diana tenía en cierto grado que podía entrar a la casa del consejo tan fácilmente como a los aposentos reales.

“No olvidemos que intentaron derribar a Nelson de su columna. Eres un niño de tu edad. Y creo que, tal vez, Simon era un poco progresista ".

Dando alguna indicación del carisma que ejercía De Montfort, mientras luchaba hasta la muerte en el campo de batalla de Evesham's Greenhill, sus hombres no vacilaron. Lucharon junto a él hasta el final.

"También se molestó en aprender inglés, tenía un buen dominio del idioma inglés y creo que su matrimonio fue un matrimonio por amor genuino", dice Iris, quien espera que la Lotería Nacional ayude a los planes de la sociedad para hacer el sitio de batalla en Evesham. una atracción turística.

Sin embargo, hay muchas historias sobre lo que sucedió con el cuerpo de De Montfort, o lo que quedó de él, después de la batalla de Evesham.

Una historia es que el torso fue encontrado por plebeyos y llevado a los monjes en Evesham Abbey, donde su cuerpo fue enterrado debajo del altar. ¿Suena familiar?

Posteriormente, debido a un aumento en el número de peregrinos a la tumba, el cuerpo fue retirado y su paradero sigue siendo un misterio.

"Una teoría es que parte de ella fue llevada al castillo de Kenilworth, que era una de las casas de De Montfort", dice Iris.

Simón también fue venerado como santo después de su muerte y se cantó un himno en su honor.

“Es interesante pensar que un francés vino a Inglaterra para hacer que el rey honrara la Carta Magna.

“Hizo que el rey, o trató de hacer que el rey, se apegara a las reglas establecidas por la Carta Magna.

“Pero sí creo que le debemos algo, o ¿por qué, en 1965, lo conmemoramos en la Abadía de Westminster en el 700 aniversario del primer Parlamento? Churchill, sin duda, le tenía un gran respeto.

“Reconocemos que tenía sus defectos y era un personaje muy controvertido, pero lo que podemos decir es que fue uno de los hombres más grandes de su época.


Las dos esposas del rey Juan

Rey juan

Una de las relaciones más intrigantes de la historia de la Carta Magna es la que existe entre Isabel de Gloucester e Isabelle d & # 8217Angoulême, las dos esposas del rey Juan.

Isabella of Gloucester es una persona única en la historia de la Carta Magna. Ella es, en muchos sentidos, una sombra en las páginas de la historia y, sin embargo, tuvo uno de los condados más importantes de Inglaterra. No hay fotos de ella, ni siquiera una descripción de su personalidad o apariencia. En un momento, nadie parecía seguro de su nombre, la habían llamado Isabel, Isabella, Hawise, Avice, pero Isabella es como aparece en los Close Rolls. 1

Isabella era la hija más joven y co-heredera de William, segundo conde de Gloucester, quien era él mismo el hijo de Robert de Gloucester, un hijo ilegítimo del rey Enrique I y el hermanastro de la emperatriz Matilda & # 8217 y partidario incondicional durante su guerra contra el rey. Stephen. La esposa de Earl William era Hawise, la hija de Robert de Beaumont, tercer conde de Leicester. El único hermano de Isabella, Robert, había muerto en 1166, convirtiendo a Isabella y sus dos hermanas en co-herederas del condado de Gloucester. Aunque su fecha de nacimiento se ha perdido en la historia, parece probable que nació a principios de la década de 1160.

Sabemos muy poco de la infancia de Isabella, aunque, considerando su estatus social, como hija de uno de los condes más ricos de Inglaterra, es probable que se le haya dado la educación que se espera de una mujer noble de alto rango y se le haya enseñado a dirigir una gran casa, como así como las gracias sociales del canto, el baile y la costura. El matrimonio de sus padres parece haber sido un éxito. La madre de Isabella, la condesa Hawise, fue testigo habitual de los estatutos de su marido y fue mencionada en varios de ellos, especialmente en el pro amina cláusulas de subvenciones otorgadas a casas religiosas que buscaban beneficios espirituales para los nombrados.

Brazos de Geoffrey de Mandeville, Isabel de Gloucester y segundo marido # 8217

El padre de Isabella, aunque primo hermano de Enrique II, tenía una relación complicada con el rey, especialmente después de que Enrique le quitara el castillo de Bristol al conde, el castillo había estado en manos del padre de Guillermo antes que él. A pesar de permanecer leal a Enrique II durante la rebelión de los hijos del rey en 1173-1174 y aceptar el matrimonio de su hija menor con el príncipe Juan, la lealtad del conde William siguió siendo sospechosa y fue arrestado y encarcelado en 1183. El desafortunado conde murió cuando aún estaba cautivo, el 23 de noviembre de 1183.

Isabel se comprometió, en 1176, con el príncipe Juan, el hijo menor de Enrique II y Leonor de Aquitania. John tenía 9 años en el momento del compromiso, mientras que Isabella probablemente tenía unos años más. Según los términos del acuerdo de matrimonio, Earl William reconoció a John como heredero del condado de Gloucester, desheredando efectivamente a las dos hermanas mayores de Isabella. El matrimonio iba a ser una forma de que Enrique II mantuviera a su hijo menor. Después de la muerte del conde de Gloucester en 1183, toda su propiedad pasó a Isabel, que había sido nombrada bajo la tutela del rey.

Las hermanas mayores de Isabella ya estaban casadas. Mabel era la esposa de Amaury de Évreux y Amicia estaba casada con el conde de Hertford. A la muerte de su padre, ambos habían sido excluidos explícitamente del patrimonio para evitar la división de la herencia conyugal y recibieron anualidades de £ 100 cada uno en compensación. Tomando a Isabella bajo tutela, Enrique II se apoderó de todas las tierras de Gloucester y puso los ingresos de ellos a disposición de John, como futuro esposo de Isabella. El rey, sin embargo, parece haber mantenido abiertas sus opciones y no había finalizado el matrimonio de John con Isabella en el momento de su muerte en caso de que surgiera una alianza más adecuada.

La catedral de Winchester, Isabella e Isabelle compartían una casa en Winchester

El rey Ricardo I, por otro lado, pensó que era conveniente casar a su hermano de manera segura, en su propio acceso al trono en 1189. La boda tuvo lugar en el castillo de Marlborough en Wiltshire el 29 de agosto de 1189. Juan tenía 21 años e Isabella pudo haber sido acercándose a los 30. Baldwin, el arzobispo de Canterbury en ese momento, se opuso al matrimonio ya que la pareja estaba relacionada dentro del tercer grado de consanguinidad eran primos segundos, ambos eran bisnietos de Enrique I. Juan tuvo que prometer buscar una dispensa papal e, incluso entonces, el arzobispo ordenó a la pareja que no durmieran juntos.

Aunque Isabella y John estuvieron casados ​​durante diez años, su matrimonio no fue feliz ni exitoso. Pasaron algún tiempo juntos en los primeros años de su matrimonio, ya que emitieron cartas juntos durante una visita a Normandía alrededor de 1190-1191. 2 Sin embargo, parecen haber pasado cada vez menos tiempo juntos a medida que pasaban los años. Nunca tuvieron hijos y es durante este tiempo de su vida que los hijos ilegítimos de John, incluidos Richard de Chilham y Joan Lady of Wales, nacieron como una sugerencia adicional de que la pareja no era cercana. En 1193, como parte de su conspiración con Philip Augustus, John prometió casarse con la hermanastra del rey francés y su hermanastra, Alice, que anteriormente había estado comprometida con el propio hermano de John, Richard. Al final no salió nada de la propuesta de matrimonio, pero fue un rechazo implícito de Isabella como su esposa.

Juan sucedió en el trono tras la muerte de su hermano mayor, Ricardo Corazón de León, el 6 de abril de 1199. Fue coronado, solo, el 27 de mayo de 1199, el hecho de que Isabel no fuera coronada con él sugiere que Juan ya estaba buscando un camino. fuera del matrimonio. A la pobre Isabel nunca se la llamaría 'reina' y posiblemente ya en agosto de 1199, pero ciertamente a principios de 1200, John obtuvo el divorcio por consanguinidad, la misma objeción por la que se suponía que había obtenido una dispensa cuando se casó con Isabel en 1189. Los obispos de Lisieux, Bayeux y Avranches, sentados en Normandía, proporcionaron el juicio requerido. Un cronista dijo de John que "presionado por la esperanza de un matrimonio más elevado, actuó con malos consejos y rechazó a su esposa" 3.

Deseoso de mantener su dominio sobre las importantes tierras de Gloucester, John llevó a Isabella a la tutela, nuevamente, manteniéndola en "confinamiento honorable" durante los siguientes catorce años. Poco se sabe de su vida cotidiana, aunque parece haber mantenido una relación civilizada con el rey Juan. John cubrió los gastos de la casa y el personal de Isabella y le envió numerosos obsequios, incluidos vino y ropa. Es posible que las cosas hayan sido un poco incómodas a veces, especialmente después de que John se encontró otra esposa.

Abadía de Westminster, donde Isabelle d'Angoulême fue coronada Reina de Inglaterra

Habiendo descartado a Isabella, John comenzó a buscar en otra parte una nueva esposa y envió embajadores a la península Ibérica para investigar las posibilidades de un emparejamiento con la hija del rey de Portugal. Sin embargo, tales planes fueron abandonados apresuradamente cuando John puso su mirada en Isabelle d’Angoulême.

Isabelle era hija única de Audemar, conde de Angoulême y Alice de Courtenay. Alice era la hija de Peter de Courtenay, señor de Montargis y Chateaurenard, y prima del rey Felipe II Augusto de Francia. A través de sus conexiones familiares Courtenay, Isabelle también estaba relacionada con las casas reales de Jerusalén, Hungría, Aragón y Castilla. Sin embargo, había un pequeño problema: Isabelle ya estaba comprometida con Hugh IX de Lusignan. El matrimonio tenía la intención de poner fin a la amarga rivalidad de las dos familias, pero también sería una amenaza para el poder angevino en la región, dividiendo efectivamente Aquitania en dos, con los lusignanos controlando el centro.

Por lo tanto, John le sugirió al conde Audemar que se casara con Isabelle. El conde aprovechó la oportunidad de ver a su hija convertirse en reina de Inglaterra. Isabelle y John se casaron el 24 de agosto de 1200 Isabelle no tenía más de 12 años y puede haber sido tan joven como 10, John tenía 33 o 34.

Sello de Isabelle d’Angoulême

Cuando John se volvió a casar en 1200 con Isabelle d’Angoulême, alojó a su nueva esposa con su ex esposa, lo que podría haber sido bastante incómodo para ambas mujeres. La reina Isabelle era todavía muy joven, probablemente no tenía más de 12 años en su matrimonio. A pesar de que los cronistas afirmaron que Isabelle era una tentadora y mantuvo a John en la cama cuando debería haber estado gobernando el reino, en los primeros años de su matrimonio, el rey parece haberla tratado más como una niña que como una esposa, lo cual ella, por supuesto, era. Su independencia fue severamente limitada porque John mantuvo el control personal de sus finanzas.

Cuando no estaba en la corte con el rey, Isabelle pasaba un tiempo en Marlborough o en la casa de la primera esposa de John, Isabel de Gloucester, en Winchester. La asignación de Isabella se elevó de £ 50 a £ 80 al año, para pagar los gastos adicionales incurridos por el alojamiento de la reina. 4 La joven reina permaneció en la casa de Isabel de Gloucester hasta el nacimiento de su primer hijo, Enrique, en 1207, año en el que Isabel de Gloucester fue trasladada a Sherborne antes de que la reina diera a luz. Y ahora que ya no tenía el cuidado de la reina, la asignación de Isabella se redujo a 50 libras al año.

Uno puede imaginar que esto fue bastante incómodo para Isabella de Gloucester, la esposa descartada se vio obligada a acoger a la joven esposa de su exmarido. Sin embargo, si lo reflexionaba más de cerca, también pudo haber sido un consuelo para ella. La reina adolescente probablemente habría sido una compañía animada para la condesa de cuarenta y tantos que nunca había sido bendecida con niños. Es posible que se haya sentido protectora y maternal con la niña, especialmente conociendo a John tan bien como debió haberlo hecho.

Después del nacimiento de su primer hijo, Henry, Isabelle le dio a John cuatro hijos más, otro hijo, Richard, nacido en 1209 e hijas, Joan, nacida en 1210, Isabella, nacida en 1214 y Eleanor, que nació en 1215 o 1216, y se casó con el famoso Simon de Montfort, conde de Leicester, como su segundo marido. Tras la muerte de John & # 8217 en 1216, Isabelle regresó a Francia, a su condado de Angulema, donde, en 1220, se casó con Hugh X de Lusignan, el hijo de su antiguo prometido.

La puerta de entrada a la catedral de Canterbury, donde está enterrada Isabel de Glooucester

Isabella de Gloucester finalmente se le permitió volver a casarse en 1214 una patente de cartas emitida por John el 28 de enero de 1214 informó a todos los caballeros e inquilinos del honor de Gloucester que & # 8216 hemos dado a Isabella, condesa de Gloucester, nuestra pariente & # 8217 en matrimonio con Geoffrey de Mandeville, conde de Essex. 5 Mandeville tuvo que pagar la enorme suma de 20.000 marcos por el privilegio de casarse con la primera esposa del rey y la primera esposa, una cantidad que nunca podría esperar devolver. Fue uno de los barones que se rebeló durante la crisis de la Carta Magna de 1215.

Notas a pie de página:

1 precio rico, King John & # 8217s Cartas Grupo de Facebook 2 Louise Wilkinson, Isabel de Gloucester, esposa del rey Juan, magnacarta800th.com 3 Ralph de Diceto, Imágenes de la historia 4 Lisa Hilton, Reina y consorte n. ° 8217: Inglaterra y reinas medievales n. ° 8217 5 Louise Wilkinson, Isabel de Gloucester, esposa del rey Juan, magnacarta800th.com

Fuentes:

Precio rico, King John & # 8217s Cartas Grupo de Facebook Louise Wilkinson, Isabel de Gloucester, esposa del rey Juan, magnacarta800th.com Robert Bartlett Inglaterra bajo los reyes normandos y angevinos 1075-1225 Dan Jones Los Plantagenets los reyes que hicieron Inglaterra La crónica de Plantagenet Editado por Elizabeth Hallam Maurice Ashley La vida y los tiempos del rey Juan Roy Strong La historia de Gran Bretaña Compañero de Oxford a la historia británica Mike Ashley Reyes británicos y reinas del amplificador David Williamson La realeza británica de Brewer Robert B. Patterson, Isabel, suo jure condesa de Gloucester (c. 1160-1217), Oxforddnb.com Ralph de Diceto, Imágenes de la historia Lisa Hilton, Reina y consorte n. ° 8217: Inglaterra y reinas medievales n. ° 8217 Marc Morris, Rey juan Elizabeth Norton, She-Wolves: Las famosas reinas de Inglaterra Louise Wilkinson, Isabel de Angulema, esposa del rey Juan, magnacarta800th.com

Imágenes:

Cortesía de Wikipedia, excepto que la Catedral de Winchester es © 2020 cortesía de Anne Marie Bouchard, Abadía de Westminster, © 2020 cortesía de Daniel Gleave y la Catedral de Canterbury que es © 2020 Sharon Bennett Connolly.


Simon de Montfort - Historia

ing John había confiscado las tierras en Leicestershire al padre de Simón de Montfort en 1207. Enrique III le devolvió las tierras a Simón en 1231 y en enero de 1238, Simón se casó con la hermana de Enrique, Eleanor. Como conde de Leicester y cuñado del rey, Simon ocupó una posición importante y poderosa. Cuando los intentos de Enrique de retomar Piotou fracasaron en 1242, fue Simon quien tuvo que rescatar al rey. El poder de Simón creció y el rey le concedió castillos, incluido Kenilworth. En 1258, las finanzas de Henry fueron criticadas porque gastaba más dinero del que tenía y en un momento en que las cosechas habían fracasado. Un grupo de barones, incluido Simon, comenzó a hablar en contra de su rey y se enfrentaron a Henry en Westminster y lo obligaron a él y a su hijo Edward (más tarde Eduardo I) a cumplir sus deseos.Había siete líderes principales de los barones, Richard de Clare (conde de Gloucester), John Fitz Geoffrey, Roger Bigod (conde de Norfolk), Hugh Bigod (hermano de Roger), Pedro de Saboya, Pedro de Montfort (no pariente de Simón). ), y finalmente Simon de Montfort. En Oxford, en junio de 1258, se acordó que un consejo de quince asesoraría a Henry sobre sus finanzas. Desafortunadamente, el consejo no pudo ponerse de acuerdo entre ellos y se disolvió permitiendo que Henry recuperara el control. En este punto, Simon se fue a Francia, donde estaba más seguro.

Mapa de ubicación del evento (haga clic en la imagen para explorar)

Montfort, Henry de
El conde de Leicester pierde tierras

El rey Juan tomó la tierra del conde de Leicester (padre de Simón de Montfort) y lo desterró de Inglaterra.

Simon de Montfort toma posesión de su tierra

El rey Enrique III ordenó a los alguaciles de Hampshire, Dorset y Wiltshire que dieran a Simon de Montfort la posesión de las tierras de su padre, el conde de Leicester.

El rey Enrique se casa con Leonor de Provenza

El rey Enrique III se casó con Leonor, una de las cuatro hijas del conde de Provenza Raymond. Eleanor tenía 14 años. Simon de Montfort, como Lord High Steward, se encargó de los arreglos del banquete y la cocina. La ceremonia tuvo lugar en la Catedral de Canterbury.

Simon se casa con la hermana de Henry

Simón de Montfort se casó en secreto con la hermana de Enrique III, Leonor. Se había casado con William, conde de Pembroke (¿hijo de William Marshal?), Pero murió antes de tiempo y la dejó con su riqueza. Los barones no estaban contentos con este arreglo ya que no fueron consultados.

Edward (yo) nace

Edward fue el primer hijo de Enrique III y Leonor de Provenza y nació en el Palacio de Westminster. Simón de Montfort fue elegido padrino de Enrique III.

Las finanzas de Henry son criticadas

Simon de Montfort es uno de los doce miembros del consejo que se reunieron para arreglar las finanzas de Henry. Henry fue criticado por sus excesos.

Henry intenta retomar Poitou

Isabella, la madre de Henry, convenció a Henry de que organizara una expedición para retomar Poitou. Incapaz de obtener dinero directamente de los barones, Henry recurrió a extorsionarlos individualmente (¿cómo?). La expedición fracasó, y tras ser rescatados los condes de Leicester, Salisbury y Norfolk, Henry se retiró a Burdeos donde pasaron el invierno.

Simon de Montfort obtiene la custodia del castillo de Kenilworth

El rey Enrique III otorgó la custodia del castillo de Kenilworth a Simon de Montfort. La esposa de Simon, Eleanor, la hermana de Henry, ya era dueña del castillo de Odiham, por lo que Simon tenía dos de las fortalezas más fuertes de Inglaterra bajo su control.

Los barones se enfrentan a Henry

A los siete se unieron muchos más barones y caballeros y se enfrentaron a Enrique III en Westminster. Aunque armados, los barones dejaron sus armas fuera del salón. Henry y su hijo Edward se vieron obligados a prestar juramento para unirse a la comuna de Barons y aceptar su deseo. Henry acordó reunirse de nuevo con los barones en Oxford en junio.

Henry se opone a los barones

Durante muchos años, Henry había estado viviendo más allá de los medios del país y con el fracaso de las cosechas y la voluntad de Henry de enmendar sus costumbres, un grupo de barones se levantó contra él. Siete barones primero firmaron un juramento y formaron una comuna en la que juraron cuidar los intereses de los demás. Los siete eran Richard de Clare (conde de Gloucester), John Fitz Geoffrey, Roger Bigod (conde de Norfolk), Hugh Bigod (hermano de Roger), Peter de Saboya, Peter de Montfort (no pariente de Simon), y finalmente Simon de Montfort.

Provisiones de Oxford

Provisiones de Oxford. Los barones y Enrique III se reunieron en Oxford donde, armados completamente, los barones le demostraron a Enrique que no tenía más remedio que reformar la forma en que se gobernaba el país. Se estableció un consejo de quince miembros para asesorar al rey. Los quince fueron seleccionados por un comité de cuatro, dos de los barones y dos del rey. El nuevo consejo no iba a durar mucho ya que los miembros no podían ponerse de acuerdo entre ellos sobre los cursos de acción y en 1260 se había disuelto. Los reformadores y realistas iban a tomar las armas y enfrentarse en una guerra civil.

Odiham y Kenilworth entregados al Rey

Como acto de fe, Simon de Montfort entregó sus castillos en Odiham y Kenilworth como parte de las propuestas presentadas en las Provisiones de Oxford.

Edward se une a Simon de Montfort

En este momento, Edward (para convertirse en Edward I), se reunió con Simon de Montfort y quedó bajo su influencia. Edward, los dos hijos mayores de Simon. Esta amistad no iba a durar.

Worcester atacó

Robert Ferrers, el conde de Derby, junto con el hijo de Simon de Montfort sitiaron la ciudad de Worcester. Los atacantes finalmente entraron en la ciudad y se les permitió saquear la ciudad. La comunidad judía fue atacada por los atacantes.

Las fuerzas de Simon hacen mucho daño

Moviéndose primero hacia el oeste desde la fortaleza de uno de los partidarios de Enrique a otro, las fuerzas de Simón de Montfort causaron mucho daño, a pesar de que Simón había ordenado que no se atacara ningún lugar sagrado. Simon luego se trasladó hacia los puertos de la costa sureste para asegurarlos. A finales de junio había llegado a Dover y sus habitantes le dieron la bienvenida.

Asedio al castillo de Pevensey

Tras la derrota en la batalla de Lewes, los partidarios de Enrique III huyeron y se refugiaron en el castillo de Pevensey. El hijo de Simón de Montfort, asedió el castillo, pero no pudo tomarlo.

Ejército en Barham Down

En un campamento cerca de Canterbury, llamado Barham Down, los partidarios de Simon de Montfort reúnen un ejército y lo mantienen allí para defenderse de una posible invasión de los partidarios de Enrique III.

Asedio del castillo de Rochester

Una fuerza liderada por Simon de Montfort asedió el castillo de Rochester durante varios días, pero el castillo no cayó. Dejó un pequeño número de hombres para continuar el asedio, pero fueron atacados y huyeron.

Castillo de Beeston ocupado

Durante este año las fuerzas pertenecientes a Simon de Montfort ocuparon y controlaron el importante castillo de Beeston.

La guerra de Enrique con los barones

La guerra civil entre el rey Enrique III y los barones. Los barones querían limitar el poder de Henry y arreglar sus finanzas, lo que suponía un gasto para los recursos de los barones. La causa estuvo encabezada por Simón de Montfort.

Batalla de Lewes

Simon de Montfort sorprendió a Enrique III y al príncipe Eduardo con los primeros movimientos de sus tropas en las colinas sobre el castillo de Lewes. Enrique y Ricardo de Cornualles defienden el centro y la izquierda del castillo, pero el príncipe Eduardo atacó a los londinenses armados más ligeros de la derecha y los obligó a huir y los siguió fuera del lugar de la batalla. Cuando regresó, descubrió que el rey Enrique estaba atrapado en el priorato y se entregó a cambio de la liberación de su padre. Después de la batalla, Simon de Montfort marchó sobre Londres, pero el alcalde había levantado el puente levadizo sobre el puente de Londres. Simon contó con el apoyo de los londinenses que lograron bajar el puente levadizo permitiéndole entrar a la ciudad,

Simon de Montfort convoca al Parlamento

De una administración provisional formada por el propio Simon de Montfort, el conde de Gloucester y el obispo de Chichester, se eligió un consejo de 9 para asesorar al rey. De estos 9, 3 debían estar con el rey en todo momento.


Ver el vídeo: Turning Points in British History - Episode 104 - Simon de Montfort (Enero 2022).