Podcasts de historia

"Ulises" no se declara obsceno


Un juez federal dictamina que Ulises de James Joyce no es obsceno. El libro había sido prohibido inmediatamente tanto en los Estados Unidos como en Inglaterra cuando salió a la luz en 1922. Tres años antes, su publicación en una revista estadounidense había sido interrumpida por la Oficina de Correos de los Estados Unidos por la misma razón. Afortunadamente, una de las simpatizantes de James, Sylvia Beach, propietaria de la librería Shakespeare and Co. en París, publicó la novela ella misma en 1922.

James Joyce nació en Dublín, el mayor de 10 hijos de un alegre eterno que finalmente quebró. Joyce asistió a la escuela católica y al University College de Dublín, donde aprendió dano-noruego para poder leer las obras de Henrik Ibsen en su versión original. En la universidad, comenzó una vida de rebelión literaria cuando publicó por sí mismo un ensayo rechazado por el asesor de revistas literarias de la escuela.

Después de graduarse, Joyce se mudó a París. Decidió estudiar medicina para mantenerse mientras escribía, pero pronto lo abandonó. Regresó a Dublín para visitar el lecho de muerte de su madre y se quedó para enseñar en la escuela y realizar trabajos ocasionales. El 16 de junio de 1904 conoció a Nora Barnacle, a quien convenció para que regresara a Europa con él. La pareja se instaló en Trieste, donde tuvieron dos hijos, y luego en Zurich. Joyce luchó con serios problemas oculares y se sometió a 25 operaciones por diversos problemas entre 1917 y 1930.

En 1914, publicó Los dublineses y su novela de 1915, Retrato del artista joven, le trajo fama y el patrocinio de varias personas ricas, incluida Edith Rockefeller. Ulises, con su narrativa radical de flujo de conciencia, influyó profundamente en el desarrollo de la novela moderna. La última novela de Joyce, Finnegans Wake, se publicó en 1939 y Joyce murió en 1941.


En este día de la historia, el juez John Woolsey del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York dictaminó que la controvertida novela de James Joyce Ulises podría ser admitido en los Estados Unidos, porque no era "suciedad por la suciedad", escrito con la "mirada lasciva del sensualista", sino "un intento sincero y serio de idear un nuevo método literario para la observación y descripción de la humanidad":

Soy bastante consciente de que debido a algunas de sus escenas Ulises es un borrador bastante fuerte para pedirle a una persona sensible aunque normal que lo tome. Pero mi opinión ponderada, después de una larga reflexión, es que si bien en muchos lugares el efecto de Ulises en el lector es indudablemente algo emético, en ninguna parte tiende a ser afrodisíaco. & # 8221


En juicio por obscenidad, juez abordó la libertad de expresión de la Primera Enmienda

En 1933, Random House Publishers, en busca de impugnar la prohibición, importó la edición de París y dispuso que los funcionarios de aduanas confiscaran el libro.

Luego, el gobierno solicitó la confiscación. En Estados Unidos contra un libro llamado Ulises (1933), el juez de la corte de distrito John M. Woolsey abordó el tema de la libertad de expresión al observar el efecto y rsquos y ldquo de la novela en una persona con instintos sexuales promedio. & Rdquo Woolsey concluyó que Ulises no tuvo ningún efecto lascivo en tal persona, y para confirmarlo consultó a dos amigos y "asesores cualificados", Henry Seidel Canby (editor de la Revisión de literatura de los sábados) y Charles E. Merrill Jr. (cofundador de Merrill Lynch).

Samual Slote, Joyce Scholar in Residence, tiene una copia rara de Ulysses de James Joyce en la Universidad de Buffalo, en Amherst, Nueva York en 2004. Ulysses fue declarado obsceno en los Estados Unidos hasta 1933. (AP Photo / David Duprey, usado con permiso de Associated Press)


El blog principal

Parece un rito de iniciación para cualquier libro que aspire a alcanzar el estatus de clásico que debe soportar un período de resistencia por parte de la cultura en la que aparece por primera vez y de la que se concibe. La partera es el genio del autor, que se resiste a una concepción limpia y, al encontrar fallas, exponer las excentricidades del presente, es detestado por hacerlo. Irónicamente, resulta que estar en el lado equivocado de la cultura a menudo significa que muchos de los clásicos han aparecido en el lado correcto de la historia, al no convertirse en él. Christopher Klein en Historia ha hecho su propia contribución al recordarnos los clásicos que fueron prohibidos en un momento. Un ejemplo proviene de James Joyce. La publicación de su historia,Ulysess, tiene una historia que en sí misma es digna de ser llamada una Odisea:

Una primera edición de Ulises. (Crédito: FRAN CAFFREY / AFP / Getty Images). Imagen para Historia.

James Joyce, la historia radical y de flujo de conciencia del viaje de un día de Leopold Blooms a través de Dublín provocó una feroz reacción literalmente en ambos lados del Océano Atlántico después de su publicación en 1922. Según el autor Kevin Birminghams The Most Dangerous Book: The Battle for James Joyces Ulysses, las autoridades gubernamentales de Estados Unidos e Inglaterra no solo prohibieron lo que ahora se considera una obra maestra modernista, sino que también confiscaron y quemaron más de 1.000 copias. Hasta que un juez federal dictaminó en 1933 que Ulises no era obsceno, los estadounidenses se vieron obligados a rastrear copias de contrabando de la novela de Joyces para poder leerla.

Mark Twain también hizo el corte, quien dijo que la historia no se repite sino que rima. Bueno, ciertamente hay una verdad en eso. Primero,Canterbury, luego Arándano. Y & # 8216rhymes & # 8217 sí mismo contiene & # 8216Rye & # 8217, cuyo receptor también está en la lista. Pero, ¿rima & # 8216Rye & # 8217 con & # 8216Grey & # 8217 & # 8211? Si es así, todavía hay esperanza, a menos que la cultura regrese y la historia permanezca en el cubo de la basura, en rima final confinlandés.


Contenido

Joyce se encontró por primera vez con la figura de Ulises / Ulises en Charles Lamb's Aventuras de Ulises, una adaptación del Odisea para los niños, que parece haber establecido el nombre latino en la mente de Joyce. En la escuela escribió un ensayo sobre el personaje, titulado "Mi héroe favorito". [6] [7] Joyce le dijo a Frank Budgen que consideraba a Ulises el único personaje completo en la literatura. [8] Pensó en llamar a su colección de cuentos Dubliners Ulises en Dublín, [9] pero la idea creció de una historia escrita en 1906, a un "libro corto" en 1907, [10] a la vasta novela que comenzó en 1914.

    's home at 7 Eccles Street [12] - Episodio 4, Calypso, Episodio 17, Ithaca y Episodio 18, Penélope
  1. Oficina de correos, Westland Row - Episodio 5, Lotus Eaters.
  2. La farmacia de Sweny, Lombard Street, Lincoln Place [13] (donde Bloom compró jabón). Episodio 5, Lotus Eaters
  3. The Freeman's Journal, Prince's Street, [14] fuera de O'Connell Street Episodio 7, Aeolus Y, no muy lejos, la tienda de dulces de Graham Lemon, 49 Lower O'Connell Street, comienza el Episodio 8, Lestrygonians - Episodio 8, Lestrygonians - Episode 9, Escila y Caribdis
  4. Ormond Hotel [15] - a orillas del Liffey - Episodio 11, Pub Sirens, Episodio 12, Cyclops
  5. Hospital de maternidad, Episodio 14, El burdel de los Bueyes del Sol. Episodio 15, Circe
  6. Refugio de taxistas, Butt Bridge. - Episodio 16, Eumaeus

La acción de la novela se mueve de un lado a otro de la bahía de Dublín, abriéndose en Sandycove al sur de la ciudad y cerrándose en Howth Head hacia el norte.

Ulises se divide en los tres libros (marcados I, II y III) y 18 episodios. Los episodios no tienen títulos ni títulos de capítulos, y están numerados únicamente en la edición de Gabler. En las distintas ediciones, las pausas entre episodios se indican de diferentes formas, por ejemplo, en la edición de Modern Language, cada episodio comienza en la parte superior de una nueva página.

A primera vista, gran parte del libro puede parecer desestructurado y caótico. Joyce dijo una vez que había "metido tantos enigmas y acertijos que mantendrá ocupados a los profesores durante siglos discutiendo sobre lo que quise decir", lo que le valdría la inmortalidad de la novela. [16] Los esquemas que Stuart Gilbert y Herbert Gorman publicaron después de su publicación para ayudar a defender a Joyce de las acusaciones de obscenidad [ aclaración necesaria ] hizo los enlaces a La odisea más claro, y también ayudó a explicar la estructura del trabajo.

Joyce y Homer editar

Joyce se divide Ulises en 18 episodios que "corresponden aproximadamente a los episodios de Homer Odisea". [17] Homero Odisea se divide en 24 libros (secciones).

Los eruditos han sugerido que cada episodio de Ulises tiene una temática, técnica y correspondencia entre sus personajes y los del Odisea. El texto de la novela no incluye los títulos de los episodios que se utilizan a continuación, ni las correspondencias, que se originan en los esquemas explicativos que Joyce envió a sus amigos, conocidos como los esquemas de Linati y Gilbert. Joyce se refirió a los episodios por sus títulos homéricos en sus cartas. Tomó la interpretación idiosincrásica de algunos de los títulos (por ejemplo, "Nausikaa" y "Telemachiad") de los dos volúmenes de Victor Bérard Les Phéniciens et l'Odyssée, que consultó en 1918 en la Zentralbibliothek Zürich.

Mientras que la novela de Joyce tiene lugar durante un día cualquiera en el Dublín de principios del siglo XX, en la epopeya de Homero, Ulises, "un héroe griego de la guerra de Troya. Tardó diez años en encontrar el camino desde Troya hasta su hogar en la isla de Ítaca". [18] Además, el poema de Homero incluye tormentas violentas y un naufragio, gigantes y monstruos, dioses y diosas, un mundo totalmente diferente al de Joyce. Leopold Bloom, "un colportor publicitario judío", corresponde a Ulises en la épica Stephen Dedalus de Homero, el héroe también de la anterior obra de Joyce, en gran parte autobiográfica. Retrato del artista joven, corresponde al hijo de Odiseo, Telémaco y la esposa de Bloom, Molly, corresponde a Penélope, la esposa de Odiseo, que esperó 20 años para que regresara. [19]

Joyce estudió griego de Paulos Fokas como se ve en sus cuadernos de Zurich entre 1915-18. [20]

Parte I: Telemachia Editar

Episodio 1, Telémaco Editar

A las 8 a. M., Malachi “Buck” Mulligan, un bullicioso estudiante de medicina, llama al aspirante a escritor Stephen Dedalus al techo de la torre Sandycove Martello, donde ambos viven. Hay tensión entre Dedalus y Mulligan derivada de un comentario cruel que Stephen escuchó hacer a Mulligan sobre su madre recientemente fallecida y del hecho de que Mulligan ha invitado a un estudiante inglés, Haines, a quedarse con ellos. Los tres hombres desayunan y caminan hacia la orilla, donde Mulligan le exige a Stephen la llave de la torre y un préstamo. Los tres hacen planes para encontrarse en un pub, The Ship, a las 12:30 pm. Al partir, Stephen decide que no volverá a la torre esa noche, ya que Mulligan, el "usurpador", se ha apoderado de ella.

Episodio 2, Nestor Editar

Esteban está dando una clase de historia sobre las victorias de Pirro de Epiro. Después de la clase, un estudiante, Cyril Sargent, se queda atrás para que Stephen pueda mostrarle cómo hacer una serie de ejercicios algebraicos. Stephen mira el feo rostro de Sargent e intenta imaginar el amor de la madre de Sargent por él. Luego visita al director de la escuela unionista Garrett Deasy, de quien cobra su paga. Deasy le pide a Stephen que lleve su extensa carta sobre la fiebre aftosa a la oficina de un periódico para imprimirla. Los dos discuten la historia de Irlanda y las conferencias de Deasy sobre lo que él cree que es el papel de los judíos en la economía. Cuando Stephen se va, Deasy bromea diciendo que Irlanda "nunca ha perseguido a los judíos" porque el país "nunca los dejó entrar". Este episodio es el origen de algunas de las líneas más famosas de la novela, como la afirmación de Dedalus de que "la historia es una pesadilla de la que estoy tratando de despertar" y que Dios es "un grito en la calle".

Episodio 3, Proteo Editar

Stephen camina por Sandymount Strand durante algún tiempo, reflexionando sobre varios conceptos filosóficos, su familia, su vida como estudiante en París y la muerte de su madre. Mientras recuerda, se acuesta entre unas rocas, observa a una pareja cuyo perro orina detrás de una piedra, garabatea algunas ideas para poesía y se hurga la nariz. Este capítulo se caracteriza por una corriente de estilo narrativo de conciencia que cambia de enfoque salvajemente. La educación de Stephen se refleja en las muchas referencias oscuras y frases extranjeras empleadas en este episodio, que le han ganado la reputación de ser uno de los capítulos más difíciles del libro.

Parte II: Odisea Editar

Episodio 4, Calipso Editar

La narrativa cambia abruptamente. Vuelven a ser las 8 a.m., pero la acción se ha trasladado a toda la ciudad y al segundo protagonista del libro, Leopold Bloom, un colportor publicitario en parte judío. El episodio comienza con la línea 'Mr. Leopold Bloom comió con deleite los órganos internos de bestias y aves. Después de comenzar a preparar el desayuno, Bloom decide caminar hasta un carnicero para comprar un riñón de cerdo. Al regresar a casa, prepara el desayuno y se lo lleva con el correo a su esposa Molly mientras ella descansa en la cama. Una de las cartas es de su director de conciertos Blazes Boylan, con quien está teniendo una aventura. Bloom lee una carta de su hija Milly Bloom, quien le cuenta sobre su progreso en el negocio de la fotografía en Mullingar. El episodio cierra con Bloom leyendo una historia de una revista titulada Golpe maestro de Matcham, por el Sr. Philip Beaufoy, mientras defecaba en el retrete.

Episodio 5, Devoradores de loto Editar

Mientras se dirige a la oficina de correos de Westland Row, Bloom se siente atormentado por el conocimiento de que Molly le dará la bienvenida a Boylan en su cama más tarde ese día. En la oficina de correos recoge subrepticiamente una carta de amor de una tal "Martha Clifford" dirigida a su seudónimo, "Henry Flower". Conoce a un conocido y, mientras charlan, Bloom intenta comerse con los ojos a una mujer que lleva medias, pero un tranvía que pasa se lo impide. A continuación, lee la carta de Martha Clifford y rompe el sobre en un callejón. Entra en un servicio de la iglesia católica y reflexiona sobre la teología. El sacerdote tiene las letras I.N.R.I. o I.H.S. Molly le había dicho a Bloom que se referían a He pecado o Yo he sufrido, y Los clavos de hierro entraron. [21] Compra una pastilla de jabón de limón en una farmacia. Luego conoce a otro conocido, Bantam Lyons, quien por error lo toma como si estuviera ofreciendo una propina de carreras para el caballo. Tirar a la basura. Finalmente, Bloom se dirige hacia los baños.

Episodio 6, infierno Editar

El episodio comienza con Bloom entrando en un carruaje fúnebre con otros tres, incluido el padre de Stephen. Conducen hasta el funeral de Paddy Dignam, charlando un poco en el camino. El carruaje pasa tanto por Stephen como por Blazes Boylan. Se habla de varias formas de muerte y entierro, y Bloom está preocupado por los pensamientos de su hijo pequeño muerto, Rudy, y el suicidio de su propio padre. Entran en la capilla en el servicio y posteriormente se van con el carro del ataúd. Bloom ve a un hombre misterioso que lleva un impermeable durante el entierro. Bloom continúa reflexionando sobre la muerte, pero al final del episodio rechaza los pensamientos mórbidos para abrazar una "vida cálida y pura".

Episodio 7, Eolo Editar

En la oficina del Diario de Freeman, Bloom intenta colocar un anuncio. Aunque inicialmente alentado por el editor, no tiene éxito. Stephen llega trayendo la carta de Deasy sobre la fiebre aftosa, pero Stephen y Bloom no se encuentran. Stephen lleva al editor y a otros a un pub, contando una anécdota en el camino sobre "dos vestales de Dublín". El episodio está dividido en segmentos cortos por titulares al estilo de un periódico y se caracteriza por una abundancia de figuras y recursos retóricos.

Episodio 8, Lestrigones Editar

Los pensamientos de Bloom están salpicados de referencias a la comida a medida que se acerca la hora del almuerzo. Conoce a un viejo amor, se entera del trabajo de Mina Purefoy y ayuda a un niño ciego a cruzar la calle. Entra en el restaurante del hotel Burton, donde le repugna ver a hombres comiendo como animales. En cambio, va al pub de Davy Byrne, donde consume un sándwich de queso gorgonzola y un vaso de borgoña, y reflexiona sobre los primeros días de su relación con Molly y cómo el matrimonio ha decaído: 'Yo. Y yo ahora. Los pensamientos de Bloom tocan lo que las diosas y los dioses comen y beben. Se pregunta si las estatuas de diosas griegas en el Museo Nacional tienen ano como los mortales. Al salir del pub, Bloom se dirige hacia el museo, pero ve a Boylan al otro lado de la calle y, presa del pánico, se apresura a entrar en la galería al otro lado de la calle del museo.

Episodio 9, Escila y Caribdis Editar

En la Biblioteca Nacional, Stephen explica a algunos estudiosos su teoría biográfica de las obras de Shakespeare, especialmente Aldea, que él argumenta se basan en gran medida en el adulterio postulado de la esposa de Shakespeare. Buck Mulligan llega e interrumpe para leer en voz alta el telegrama que Stephen le ha enviado indicando que no haría su cita prevista en The Ship. Bloom entra a la Biblioteca Nacional para buscar una copia antigua del anuncio que ha estado intentando colocar. Pasa entre Stephen y Mulligan cuando salen de la biblioteca al final del episodio.

Episodio 10, Rocas errantes Editar

En este episodio, diecinueve breves viñetas representan los movimientos de varios personajes, mayores y menores, por las calles de Dublín. El episodio comienza siguiendo al padre Conmee, un sacerdote jesuita, en su viaje hacia el norte, y termina con un relato de la cabalgata del Lord Teniente de Irlanda, William Ward, Conde de Dudley, a través de las calles, que es encontrado por varios personajes de la novela.

Episodio 11, Sirenas Editar

En este episodio, dominado por motivos musicales, Bloom cena con el tío de Stephen en el hotel Ormond, mientras que el amante de Molly, Blazes Boylan, procede a su cita con ella. Mientras cena, Bloom escucha el canto del padre de Stephen y otros, observa a las seductoras camareras y redacta una respuesta a la carta de Martha Clifford.

Episodio 12, Cíclope Editar

Este capítulo está narrado por un habitante anónimo de Dublín que trabaja como cobrador de deudas. El narrador va al pub de Barney Kiernan donde se encuentra con un personaje al que solo se hace referencia como "El ciudadano". Se cree que este personaje es una satirización de Michael Cusack, miembro fundador de la Asociación Atlética Gaélica. [22] Cuando Leopold Bloom entra al pub, es reprendido por el Ciudadano, que es un feroz feniano y antisemita. El episodio termina con Bloom recordándole al ciudadano que su salvador era judío.Cuando Bloom sale del pub, el ciudadano arroja una lata de galletas a la cabeza de Bloom, pero falla. El capítulo está marcado por tangentes extendidos hechos en voces distintas a la del narrador anónimo: estos incluyen corrientes de jerga legal, un informe de un combate de boxeo, pasajes bíblicos y elementos de la mitología irlandesa.

Episodio 13, Nausicaa Editar

Toda la acción del episodio tiene lugar en las rocas de Sandymount Strand, la costa que Stephen visitó en el episodio 3. Una joven, Gerty MacDowell, está sentada en las rocas con sus dos amigos, Cissy Caffrey y Edy Boardman. Las niñas están cuidando a tres niños, un bebé y mellizos de cuatro años llamados Tommy y Jacky. Gerty contempla el amor, el matrimonio y la feminidad al caer la noche. El lector se da cuenta gradualmente de que Bloom la está mirando desde la distancia. Gerty se burla del espectador exponiendo sus piernas y ropa interior, y Bloom, a su vez, se masturba. El clímax masturbatorio de Bloom se refleja en los fuegos artificiales en el bazar cercano. Cuando Gerty se va, Bloom se da cuenta de que tiene una pierna coja y cree que esta es la razón por la que la han "dejado en el estante". Después de varias digresiones mentales decide visitar a Mina Purefoy en la maternidad. No está claro qué parte del episodio son los pensamientos de Gerty y cuánto es la fantasía sexual de Bloom. Algunos creen que el episodio se divide en dos mitades: la primera mitad el punto de vista altamente romantizado de Gerty, y la otra mitad el de Bloom, mayor y más realista. [23] El propio Joyce dijo, sin embargo, que "no pasó nada entre [Gerty y Bloom]. Todo sucedió en la imaginación de Bloom ”. [23] 'Nausicaa' atrajo una inmensa notoriedad mientras el libro se publicaba en forma de serie. También ha atraído una gran atención por parte de los estudiosos de la discapacidad en la literatura. [24] El estilo de la primera mitad del episodio toma prestado (y parodia) revistas y novelas románticas.

Episodio 14, Bueyes del sol Editar

Bloom visita el hospital de maternidad donde Mina Purefoy está dando a luz, y finalmente conoce a Stephen, quien ha estado bebiendo con sus amigos estudiantes de medicina y está esperando la llegada prometida de Buck Mulligan. Como el único padre en el grupo de hombres, Bloom está preocupado por Mina Purefoy en su trabajo de parto. Empieza a pensar en su esposa y el nacimiento de sus dos hijos. También piensa en la pérdida de su único "heredero", Rudy. Los jóvenes se vuelven bulliciosos y comienzan a discutir temas como la fertilidad, la anticoncepción y el aborto. También hay una sugerencia de que Milly, la hija de Bloom, tiene una relación con uno de los jóvenes, Bannon. Continúan hasta un pub para seguir bebiendo, luego del exitoso nacimiento de un hijo de Mina Purefoy. Este capítulo es notable por el juego de palabras de Joyce, que, entre otras cosas, recapitula toda la historia del idioma inglés. Después de un breve encantamiento, el episodio comienza con prosa latina, aliteración anglosajona, y avanza a través de parodias de, entre otros, Malory, la Biblia King James, Bunyan, Pepys, Defoe, Sterne, Walpole, Gibbon, Dickens y Carlyle. , antes de concluir en una neblina de jerga casi incomprensible. Se cree que el desarrollo del idioma inglés en el episodio está alineado con el período de gestación de nueve meses del feto en el útero. [25]

Episodio 15, Circe Editar

El episodio 15 está escrito como un guión teatral, con instrucciones escénicas. La trama es frecuentemente interrumpida por "alucinaciones" experimentadas por Stephen y Bloom, fantásticas manifestaciones de los miedos y pasiones de los dos personajes. Stephen y su amigo Lynch entran en Nighttown, el barrio rojo de Dublín. Bloom los persigue y finalmente los encuentra en el burdel de Bella Cohen donde, en compañía de sus trabajadoras como Zoe Higgins, Florry Talbot y Kitty Ricketts, tiene una serie de alucinaciones con respecto a sus fetiches sexuales, fantasías y transgresiones. Bloom es puesto en el banquillo de los acusados ​​por una variedad de mujeres sádicas y acusadoras, incluidas la Sra. Yelverton Barry, la Sra. Bellingham y la Hon Sra. Mervyn Talboys. Cuando Bloom ve a Stephen pagando de más en el burdel, decide quedarse con el resto del dinero de Stephen para su custodia. Stephen alucina que el cadáver podrido de su madre se ha levantado del suelo para enfrentarse a él. Stephen llora Non serviam!, usa su bastón para romper un candelabro y huye de la habitación. Bloom paga rápidamente a Bella por el daño, luego corre tras Stephen. Encuentra a Stephen enfrascado en una discusión con un soldado inglés, Private Carr, quien, después de un insulto percibido al rey, golpea a Stephen. Llega la policía y la multitud se dispersa. Mientras Bloom atiende a Stephen, tiene una alucinación con Rudy, su hijo fallecido, cuando tenía 11 años.

Parte III: Nostos Editar

Episodio 16, Eumeo Editar

Bloom lleva a Stephen al refugio de un taxista cerca de Butt Bridge para devolverlo a sus sentidos. Allí, se encuentran con un marinero borracho, D. B. Murphy (W. B. Murphy en el texto de 1922). El episodio está dominado por el motivo de la confusión y la identidad errónea, y las identidades de Bloom, Stephen y Murphy se cuestionan repetidamente. El estilo divagante y laborioso de la narración en este episodio refleja el agotamiento nervioso y la confusión de los protagonistas.

Episodio 17, Ithaca Editar

Bloom regresa a casa con Stephen, le prepara una taza de chocolate, analiza las diferencias culturales y lingüísticas entre ellos, considera la posibilidad de publicar las parábolas de Stephen y le ofrece un lugar para pasar la noche. Stephen rechaza la oferta de Bloom y es ambiguo en respuesta a la propuesta de Bloom de futuras reuniones. Los dos hombres orinan en el patio trasero, Stephen se va y se aleja en la noche, [26] y Bloom se va a la cama, donde está durmiendo Molly. Ella se despierta y le pregunta sobre su día. El episodio está escrito en forma de un catecismo "matemático" rígidamente organizado de 309 preguntas y respuestas, y se dice que fue el episodio favorito de Joyce en la novela. Las descripciones profundas van desde cuestiones de astronomía hasta la trayectoria de la micción e incluyen una lista de 25 hombres, incluido Boylan, y la reacción psicológica de Bloom a su asignación. Mientras describe eventos aparentemente elegidos al azar en términos matemáticos o científicos aparentemente precisos, el episodio está plagado de errores cometidos por el narrador indefinido, muchos de los cuales son intencionales por Joyce. [27]

Episodio 18, Penélope Editar

El episodio final consiste en los pensamientos de Molly Bloom mientras yace en la cama junto a su esposo. El episodio utiliza una técnica de flujo de conciencia en ocho párrafos y carece de puntuación. Molly piensa en Boylan y Bloom, sus antiguos admiradores, incluido el teniente Stanley G. Gardner, los acontecimientos del día, su infancia en Gibraltar y su reducida carrera como cantante. También insinúa una relación lésbica, en su juventud, con una amiga de la infancia, Hester Stanhope. En ocasiones, estos pensamientos se ven interrumpidos por distracciones, como el silbato de un tren o la necesidad de orinar. Molly está sorprendida por la llegada temprana de su período menstrual, que atribuye a su vigoroso sexo con Boylan. El episodio concluye con el recuerdo de Molly de la propuesta de matrimonio de Bloom y de su aceptación: "él me preguntó si yo sí para decir sí mi flor de la montaña y primero puse mis brazos alrededor de él y lo atraje hacia mí para que pudiera sentir mis pechos. todo perfume sí y su corazón se estaba volviendo loco y sí le dije que sí lo haré sí ".

El historial de publicaciones de Ulises es complejo. Ha habido al menos 18 ediciones y variaciones en diferentes impresiones de cada edición.

Según el estudioso de Joyce, Jack Dalton, la primera edición de Ulises contenía más de 2000 errores. [28] A medida que las ediciones posteriores intentaron corregir estos errores, a menudo agregarían más, debido en parte a la dificultad de separar los errores no autoriales de los "errores" deliberados de Joyce ideados para desafiar al lector. [27]

  • París: Shakespeare and Company, 1922.
    La primera edición publicada en París el 2 de febrero de 1922 (cumpleaños número 40 de Joyce) por Shakespeare and Company de Sylvia Beach. Beach encargó a Darantiere en Dijon que imprimiera 1000 copias numeradas que constan de 100 copias firmadas en papel hecho a mano holandés, 150 copias numeradas en papel vergé d'Arches y 750 copias en papel hecho a mano, [29] más 20 copias adicionales sin numerar en papel mixto para bibliotecas y prensa. [30] [31] [32]
  • Londres: Egoist Press, 1922.
    La primera edición en inglés publicada por Egoist Press de Harriet Shaw Weaver en octubre de 1922. Por razones legales, el libro fue impreso en nombre de Egoist Press por John Rodker utilizando la misma impresora, Darantiere, y planchas que la primera edición. Esta edición constaba de 2000 ejemplares numerados en papel artesanal para la venta [33] más 100 ejemplares sin numerar para bibliotecas de prensa, publicidad y depósito legal. [34] [35] [32] [36] Una lista de erratas de siete páginas compilada por Joyce, Weaver y Rodker fue insertada libremente y contenía 201 correcciones. [37] [38] La Oficina de Correos de Estados Unidos supuestamente quemó hasta 500 copias, [39] como se indica en ediciones posteriores de Shakespeare & amp Co. [40]
  • Nueva York: Two Worlds Publishing Company, 1929.
    La primera edición estadounidense de la novela fue pirateada por Samuel Roth sin la autorización de Joyce y se publicó por primera vez en serie en Roth's Dos mundos mensuales, luego en un solo volumen en 1929. Fue diseñado para imitar de cerca la novena edición de Shakespeare & amp Company de 1927, pero se produjeron muchos errores y corrupciones durante la reproducción. [41] [42] Según se informa, se imprimieron entre 2000 y 3000 copias, pero la Sociedad de Nueva York para la Supresión del Vicio confiscó y destruyó la mayoría después de una redada en las oficinas de Roth el 4 de octubre de 1929 [43]
  • Hamburgo: Odyssey Press, 1932.
    En dos tomos. La portada de esta edición dice "La presente edición puede considerarse como la edición estándar definitiva, ya que ha sido especialmente revisada, a petición del autor, por Stuart Gilbert".. Esta edición todavía contenía errores, pero en su cuarta edición revisada (abril de 1939) se consideró la oferta más precisa del texto y posteriormente se utilizó como base para muchas ediciones posteriores de la novela. [44] [45] [42]
  • Nueva York: Random House, 1934.
    La primera edición autorizada de EE. UU., [46] publicada después de la decisión en Estados Unidos contra un libro llamado Ulises encontrando que el libro no era obsceno. [44] El fundador de Random House, Bennett Cerf, decidió basar esta edición en una copia de la edición pirateada de Samuel Roth de 1929, lo que le llevó a reproducir muchos de los errores de esa edición. [47] [48]
  • Londres: Bodley Head, 1936.
    La primera edición impresa y publicada en Inglaterra. Establecido a partir de la segunda impresión de la edición de Odyssey Press y corregido por Joyce. [49] [44]
  • Bodley Head, 1960.
    Edición corregida recientemente restablecida basada en la impresión de 1958 de la edición anterior de Bodley Head. [50] La fuente de muchas ediciones posteriores de otros editores.
  • Casa aleatoria, 1961.
    Restablecimiento de la edición de Bodley Head de 1960.
  • Ulises: una edición crítica y sinóptica. Garland, 1984.
    Editado por Hans Walter Gabler.
  • Ulises: una edición para lectores. Lilliput Press, 1997.
    Editado por Danis Rose.

"Joyce Wars" editar

La edición de 1984 de Hans Walter Gabler fue el intento más sostenido de producir un texto corregido, pero ha recibido muchas críticas, sobre todo de John Kidd. La principal crítica teórica de Kidd es la elección de Gabler de un mosaico de manuscritos como su texto de copia (la edición base con la que el editor compara cada variante), pero esta falla se debe a una suposición de la tradición angloamericana de edición académica en lugar de la mezcla de teorías editoriales francesas y alemanas que en realidad están detrás del razonamiento de Gabler. [51] La elección de un texto de copia compuesto se considera problemática a los ojos de algunos editores estadounidenses, que generalmente favorecen la primera edición de cualquier trabajo en particular como texto de copia. [51]

Sin embargo, menos sujeta a las diferentes teorías editoriales nacionales es la afirmación de que durante cientos de páginas, aproximadamente la mitad de los episodios de Ulises—Se supone que el manuscrito existente es una "copia fiel" que Joyce hizo para vender a un cliente potencial. (Al final resultó que, John Quinn, el abogado y coleccionista irlandés-estadounidense, compró el manuscrito.) Diluir un poco este cargo es el hecho de que la teoría de los borradores de trabajo finales (ahora perdidos) es de Gabler. Para los episodios sospechosos, el texto mecanografiado existente es el último testigo. Gabler intentó reconstruir lo que llamó "el texto manuscrito continuo", que nunca había existido físicamente, sumando todos los aportes de Joyce de las diversas fuentes. Esto permitió a Gabler producir un "texto sinóptico" que indica la etapa en la que se inserta cada adición. Kidd e incluso algunos de los propios asesores de Gabler creen que este método significó perder los cambios finales de Joyce en unos dos mil lugares. [51] Lejos de ser "continuos", los manuscritos parecen ser opuestos. Jerome McGann describe en detalle los principios editoriales de Gabler en su artículo para la revista. Crítica, número 27, 1985. [52] A raíz de la controversia, otros comentaristas acusaron que los cambios de Gabler estaban motivados por el deseo de asegurar un nuevo derecho de autor y otros setenta y cinco años de regalías más allá de una fecha de vencimiento inminente.

En junio de 1988, John Kidd publicó "El escándalo de Ulises" en The New York Review of Books, [51] alegando que los cambios de Gabler no sólo anularon las últimas revisiones de Joyce, sino que en otros cuatrocientos lugares Gabler no siguió ningún manuscrito, lo que hizo que sus propias premisas fueran un disparate. Kidd acusó a Gabler de cambiar innecesariamente la ortografía, la puntuación, el uso de acentos de Joyce y todos los pequeños detalles que afirmaba haber estado restaurando. En cambio, Gabler estaba siguiendo ediciones impresas como la de 1932, no los manuscritos. Más sensacionalmente, se descubrió que Gabler había cometido errores genuinos, el más famoso fue el cambio del nombre del dublinés Harry Thrift de la vida real a 'Shrift' y el jugador de críquet Capitán Buller a 'Culler' sobre la base de irregularidades en la escritura a mano en el manuscrito existente. . (Estas "correcciones" fueron deshechas por Gabler en 1986). Kidd afirmó que muchos de los errores de Gabler se debían al uso de facsímiles de Gabler en lugar de manuscritos originales.

En diciembre de 1988, "The New Ulises: La controversia oculta "para La revisión de Nueva York reveló que los propios asesores de Gabler sentían que se estaban haciendo demasiados cambios, pero que los editores estaban presionando para que se hicieran tantas modificaciones como fuera posible. Luego, Kidd produjo una crítica de 174 páginas que llenó un número completo de la Artículos de la Sociedad Bibliográfica de América, con fecha del mismo mes. Esta "Consulta sobre Ulises: The Corrected Text "fue publicado el año siguiente en formato de libro y en disquete por el Centro de Investigación James Joyce de Kidd en la Universidad de Boston. Gabler y otros rechazaron la crítica de Kidd, y la comunidad académica permanece dividida.

Eliminada la edición Gabler Editar

En 1990, la editorial estadounidense de Gabler, Random House, después de consultar a un comité de académicos, [53] reemplazó la edición de Gabler con su versión de 1961, y en el Reino Unido la imprenta Bodley Head revivió su versión de 1960 (en la que se basa la versión de Random House de 1961). ). Tanto en el Reino Unido como en los EE. UU., Everyman's Library también volvió a publicar el 1960 Ulises. En 1992, Penguin eliminó a Gabler y reimprimió el texto de 1960. La versión Gabler siguió estando disponible en Vintage International. Las reimpresiones de la primera edición de 1922 también están ampliamente disponibles desde el 1 de enero de 2012, cuando esta edición pasó al dominio público bajo la ley de derechos de autor de EE. UU. [54]

En 1992, W. W. Norton anunció que publicaría la muy esperada edición de Kidd de Ulises como parte de la serie "The Dublin Edition of the Works of James Joyce". Este libro tuvo que ser retirado cuando los herederos de Joyce se opusieron. Durante un período posterior, la herencia se negó a autorizar más ediciones de la obra de Joyce. Esto terminó cuando acordó permitir que Wordsworth Editions publicara una versión económica de la novela (una reimpresión de la edición de Odyssey Press de 1932) en enero de 2010, antes de la expiración de los derechos de autor en 2012. [55] [56]

Escrito durante un período de siete años desde 1914 hasta 1921, Ulises fue serializado en la revista estadounidense La pequeña reseña de 1918 a 1920, [57] cuando la publicación de la Nausicaä El episodio condujo a un enjuiciamiento por obscenidad en virtud de la Ley Comstock de 1873, que hizo ilegal la circulación de materiales considerados obscenos en el correo de los EE. UU. [58] En 1919, secciones de la novela también aparecieron en la revista literaria de Londres. El egoísta, pero la novela en sí fue prohibida en el Reino Unido hasta 1936. [59] Joyce había decidido que el libro se publicaría en su 40 cumpleaños, el 2 de febrero de 1922, y Sylvia Beach, la editora de Joyce en París, recibió los primeros tres ejemplares de la impresora esa mañana. [60] [42]

El enjuiciamiento de 1920 en los EE. UU. Se inició después de La pequeña reseña serializó un pasaje del libro que representa a personajes masturbándose. La Oficina de Correos de Estados Unidos había prohibido tres capítulos anteriores, pero fue el Secretario de la Sociedad de Nueva York para la Supresión del Vicepresidente John S. Sumner quien instigó esta acción legal [61]. La Oficina de Correos suprimió parcialmente la edición "Nausicaä" de La pequeña reseña. [62] El historiador jurídico Edward de Grazia ha argumentado que pocos lectores habrían sido plenamente conscientes de la masturbación en el texto, dado el lenguaje metafórico. [63] Irene Gammel amplía este argumento para sugerir que las acusaciones de obscenidad presentadas contra La pequeña reseña fueron influenciados por la poesía más explícita de la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven, que había aparecido junto con la serialización de Ulises. [64] En el juicio de 1921, la revista fue declarada obscena y, como resultado, Ulises fue efectivamente prohibido en los Estados Unidos. A lo largo de la década de 1920, el Departamento de Correos de los Estados Unidos quemó copias de la novela. [sesenta y cinco]

En 1933, Random House y el abogado Morris Ernst organizaron la importación de la edición francesa y la Aduana confiscó una copia. Random House impugnó la incautación, y en Estados Unidos contra un libro llamado Ulises, El juez federal de distrito John M.Woolsey dictaminó que el libro no era pornográfico y, por lo tanto, no podía ser obsceno, [66] una decisión que Stuart Gilbert denominó "trascendental". [67] La ​​Corte de Apelaciones del Segundo Circuito confirmó el fallo en 1934. [68] Estados Unidos se convirtió así en el primer país de habla inglesa donde el libro estuvo disponible gratuitamente. Aunque la Junta de Censura de Publicaciones de Irlanda nunca prohibió Ulises, una laguna aduanera impidió que se le permitiera entrar en Irlanda. [69] [42] [70] Estuvo disponible abiertamente por primera vez en Irlanda en la década de 1960. [71]

En una revisión en El dial, T. S. Eliot dijo de Ulises: "Considero que este libro es la expresión más importante que ha encontrado la época actual; es un libro con el que todos estamos en deuda y del que ninguno de nosotros puede escapar". Continuó afirmando que Joyce no tenía la culpa si la gente después de él no lo entendía: "La próxima generación es responsable de su propia alma, un hombre de genio es responsable ante sus compañeros, no ante un estudio lleno de tontos incultos e indisciplinados". . " [72]

¿Qué es tan asombroso sobre Ulises Es el hecho de que detrás de mil velos no hay nada oculto que no se vuelva ni hacia la mente ni hacia el mundo, sino que, tan frío como la luna que mira desde el espacio cósmico, permite que el drama del crecimiento, el ser y la decadencia siga su curso. .
—Carl Jung [73]

Ulises ha sido llamado "el hito más destacado en la literatura modernista", una obra donde las complejidades de la vida se representan con "virtuosismo lingüístico y estilístico sin precedentes e inigualable". [74] Ese estilo ha sido llamado el mejor ejemplo de corriente de conciencia en la ficción moderna, con Joyce yendo más y más profundamente que cualquier otro novelista en monólogo interior y corriente de conciencia. [75] Esta técnica ha sido elogiada por su fiel representación del flujo del pensamiento, el sentimiento y la reflexión mental, así como por los cambios de humor. [76]

El crítico literario Edmund Wilson señaló que Ulises intenta expresar "de la manera más precisa y directa posible, en palabras, cómo es nuestra participación en la vida, o más bien, cómo nos parece a medida que vivimos momento a momento". [77] Stuart Gilbert dijo que los "personajes de Ulises están no ficticio "[78] pero que" estas personas son como deben ser actúan, vemos, según algunos lex eterna, una condición ineludible de su propia existencia ". [79] A través de estos personajes Joyce" logra una interpretación coherente e integral de la vida ". [79]

Joyce utiliza "metáforas, símbolos, ambigüedades y connotaciones que se unen gradualmente para formar una red de conexiones que unen toda" la obra. [76] Este sistema de conexiones le da a la novela un significado más amplio y universal, ya que "Leopold Bloom se convierte en un Ulises moderno, un hombre común en un Dublín que se convierte en un microcosmos del mundo". [80] Eliot llamó a este sistema el "método mítico": "una forma de controlar, de ordenar, de dar forma y significado al inmenso panorama de futilidad y anarquía que es la historia contemporánea". [81] El novelista Vladimir Nabokov llamado Ulises una "obra de arte divina" y la mayor obra maestra de la prosa del siglo XX, [82] y dijo que "se eleva por encima del resto de la escritura de Joyce" con "noble originalidad, lucidez de pensamiento y estilo únicas". [83]

El libro tuvo sus críticos, en gran parte en respuesta a su entonces poco común inclusión de elementos sexuales. Shane Leslie llamó Ulises "Bolchevismo literario. experimental, anticonvencional, anticristiano, caótico, totalmente inmoral". [84] Karl Radek lo llamó "un montón de estiércol, lleno de gusanos, fotografiado por una cámara de cine a través de un microscopio". [85] Virginia Woolf escribió: "Ulises fue una catástrofe memorable: inmensa en audacia, terrible en desastre ". [86] Un experto en un periódico dijo que contenía" alcantarillas secretas del vicio. canalizado en su torrente de pensamientos, imágenes y palabras pornográficas inimaginables "y" blasfemias repugnantes "que" rebajan y pervierten y degradan el noble don de la imaginación y el ingenio y el dominio del lenguaje "[87].

Teatro Editar

Ulises en Nighttown, basada en el episodio 15 ("Circe"), se estrenó fuera de Broadway en 1958, con Zero Mostel como Bloom debutó en Broadway en 1974.

En 2006, la dramaturga Sheila Callaghan Ciudad muerta, una adaptación teatral contemporánea del libro ambientada en la ciudad de Nueva York, y que presenta a las figuras masculinas Bloom y Dedalus reinventadas como personajes femeninos Samantha Blossom y Jewel Jupiter, fue producida en Manhattan por New Georges. [88]

En 2012, se realizó una adaptación en Glasgow, escrita por Dermot Bolger y dirigida por Andy Arnold. La producción se estrenó por primera vez en el Tron Theatre y luego realizó una gira en Dublín, Belfast, Cork, hizo una aparición en el Festival de Edimburgo y se realizó en China. [89] [90] En 2017, una versión revisada de la adaptación de Bolger, dirigida y diseñada por Graham McLaren, se estrenó en el Teatro Nacional de Irlanda, The Abbey Theatre en Dublín, como parte del Festival de Teatro de Dublín de 2017. [91] Fue revivido en junio de 2018, [92] y el guión fue publicado por Oberon Books. [93]

En 2013, una nueva adaptación teatral de la novela, Gibraltar, fue producido en Nueva York por el Irish Repertory Theatre. Fue escrito y protagonizado por Patrick Fitzgerald y dirigido por Terry Kinney. Esta obra de dos personas se centró en la historia de amor de Bloom y Molly, interpretada por Cara Seymour. [94]

Edición de película

En 1967, Joseph Strick dirigió una versión cinematográfica del libro. Protagonizada por Milo O'Shea como Bloom, fue nominada a un Premio de la Academia al Mejor Guión Adaptado.

En 2003, una versión cinematográfica, florecer, fue estrenada protagonizada por Stephen Rea y Angeline Ball.

Televisión Editar

En 1988, el episodio "James Joyce's Ulises"de la serie documental El mundo moderno: diez grandes escritores se mostró en el Canal 4. Algunas de las escenas más famosas de la novela fueron dramatizadas. David Suchet interpretó a Leopold Bloom. [95]

Edición de audio

En Bloomsday 1982, RTÉ, la emisora ​​nacional de Irlanda, emitió una producción de radio completa, íntegra y dramatizada de Ulises, [96] que se ejecutó ininterrumpidamente durante 29 horas y 45 minutos.

El texto íntegro de Ulises ha sido interpretada por Jim Norton con Marcella Riordan. Naxos Records lanzó la grabación en 22 CD de audio en 2004. Sigue a una grabación abreviada anterior con los mismos actores. [97]

En Bloomsday 2010, el autor Frank Delaney lanzó una serie de podcasts semanales llamados Re: Joyce que llevó a los oyentes página por página a través de Ulises, discutiendo sus alusiones, contexto histórico y referencias. [98] El podcast se ejecutó hasta la muerte de Delaney en 2017, momento en el que estaba en el capítulo "Wandering Rocks".

BBC Radio 4 emitió una nueva adaptación de nueve partes dramatizada por Robin Brooks y producida / dirigida por Jeremy Mortimer, y protagonizada por Stephen Rea como el narrador, Henry Goodman como Bloom, Niamh Cusack como Molly y Andrew Scott como Dedalus, para Bloomsday 2012, comenzando el 16 de junio de 2012. [99]

El grupo de grabación de comedia / sátira The Firesign Theatre finaliza su álbum de 1969 "¿Cómo puedes estar en dos lugares a la vez cuando no estás en ningún lugar?" con una voz masculina recitando las últimas líneas del soliloquio de Molly Bloom. [100]

Música Editar

El CD de musica Ulises clásico fue lanzado por la Sociedad James Joyce en Dublín para las celebraciones Bloomsday100 en 2004. Contenía versiones grabadas de la música clásica mencionada en el libro. La música se utilizó como banda sonora para el Bloomsday100 Parade en Dublín el 16 de junio de 2004. El CD fue creado y producido por el autor y poeta afincado en Londres Frank Molloy.

La canción de Kate Bush "Flower of the Mountain" (originalmente la canción principal en El mundo sensual) pone música al final del soliloquio de Molly Bloom. [101]

Thema (Omaggio a Joyce) es una composición electroacústica para voz y cinta de Luciano Berio. Compuesto entre 1958 y 1959, se basa en la lectura interpretativa del poema "Sirens" del capítulo 11 de la novela. Es cantado / expresado por Cathy Berberian, con elaboración técnica en su voz grabada. Umberto Eco, un admirador de Joyce de toda la vida, también contribuyó a su realización. [102]

El álbum de 1967 de la banda de rock Jefferson Airplane "After Bathing at Baxter's" incluye una canción, "Rejoyce", de la cantautora Grace Slick que contiene alusiones a personajes y temas de Ulises.

El título de la pista instrumental "16 de junio" del álbum de 1984 de Minutemen. Dobles monedas de diez centavos es una referencia a la fecha de la novela. [103]

Prosa Editar

La novela de Jacob M. Appel La biología de la suerte (2013) es un recuento de Ulises ambientada en la ciudad de Nueva York. Cuenta con un guía turístico inepto, Larry Bloom, cuyas aventuras son paralelas a las de Leopold Bloom a través de Dublín.

  1. ^ Harte, Tim (verano de 2003). "Sarah Danius, los sentidos del modernismo: tecnología, percepción y estética". Bryn Mawr Review of Comparative Literature (Revisión de literatura comparada de Bryn Mawr). 4 (1). Archivado desde el original el 5 de noviembre de 2003. Consultado el 10 de julio de 2001. (reseña del libro de Danius).
  2. ^ Beebe (1971), pág. 176.
  3. ^
  4. Kiberd, Declan (16 de junio de 2009). "Ulises, la obra maestra más sociable del modernismo". El guardián. Londres. Consultado el 28 de junio de 2011.
  5. ^ Keillor, Garrison, "The Writer's Almanac", 2 de febrero de 2010.
  6. ^
  7. Menand, Louis (2 de julio de 2012). "Silencio, exilio, juego de palabras". El neoyorquino. El 16 de junio de 2014 es la fecha de la primera salida de Joyce con su futura esposa, Nora Barnacle, caminaron hasta el suburbio de Ringsend en Dublín, donde Nora lo masturbó.
  8. ^ Gorman (1939), pág. 45.
  9. ^
  10. Jaurretche, Colleen (2005). Beckett, Joyce y el arte de lo negativo. Estudios Joyce europeos. 16. Rodopi. pag. 29. ISBN978-90-420-1617-0. Consultado el 1 de febrero de 2011.
  11. ^ Budgen (1972), pág.
  12. ^ Borach (1954), pág. 325.
  13. ^ Ellmann (1982), pág. 265.
  14. ^
  15. "Mapa de ULISES del condado de Dublín" (PDF). irlandaonline.com.
  16. ^
  17. "Fotografía de 7 Eccles Street". Museo y Biblioteca Rosenbach. Archivado desde el original el 27 de septiembre de 2016. Consultado el 26 de septiembre de 2016.
  18. ^
  19. O'Connell, Mark (16 de junio de 2014). "La pequeña tienda que Ulises hizo famosa y que pronto cerrará sus puertas" - vía Slate.
  20. ^
  21. Larkin, Felix M. (4 de marzo de 2012). "'La anciana de Prince's Street': Ulises y el diario de Freeman". Diario de Dublín James Joyce. 4 (4): 14–30. doi: 10.1353 / djj.2011.0007. S2CID162141798.
  22. ^
  23. "Plan para demoler el hotel Ormond para el desarrollo rechazado".
  24. ^
  25. "Booker de los corredores de apuestas".El observador. Londres. 5 de noviembre de 2000. Consultado el 16 de febrero de 2002.
  26. ^ "Ulises", The Oxford Companion to English Literature (El compañero de Oxford para la literatura inglesa) (1995), editado por Margaret Drabble. Oxford UP, 1996, pág. 1023
  27. ^ Bernard Knox, "Introducción" a La odisea, traducido por Robert Fagles. Penguin Books, 1995, pág. 3.
  28. ^The Oxford Companion to English Literature (El compañero de Oxford para la literatura inglesa) (1995), pág. 1023.
  29. ^ Mando Aravandinou, "El griego de James Joyce", (texto griego, 9780003200010, ediciones Hermis, 1977).
  30. ^
  31. "busque 'I.N.R.I.' - Ulises de James Joyce "- a través de www.gutenberg.org.
  32. ^ Sen Moran, "La creación de Cusack es un legado floreciente", The Irish Times, 16 de junio de 2004 - a través de HighBeam Research (se requiere suscripción).
  33. ^ aB
  34. Rainey, Lawrence (2005). Modernismo: una antología. Oxford: Blackwell Publishing. págs. 227-257.
  35. ^
  36. Colangelo, Jeremy (28 de marzo de 2019). "Puntuaciones de lo virtual: sexo espectador y discapacidad en la" Nausicaa "de Joyce". Estudios de ficción moderna de MFS. 65 (1): 111-131. doi: 10.1353 / mfs.2019.0005. ISSN1080-658X. S2CID166582990.
  37. ^
  38. Gales, Kathleen (1989). "Los" Bueyes del Sol "en" Ulises ": Joyce y Anglosajón". James Joyce trimestral. 26. 3: 319–330.
  39. ^ Hefferman, James A. W. (2001) Ulises de Joyce. Chantilly, VA: The Teaching Company LP.
  40. ^ aB McCarthy, Patrick A., "Catequista poco confiable de Joyce: Matemáticas y la narrativa de 'Ithaca'", ELH, Vol. 51, núm. 3 (otoño de 1984), págs. 605–606, citando a Joyce en Cartas de James Joyce. Un ejemplo famoso es la aparente interpretación de Joyce del año 1904 en el imposible número romano MXMIV (p. 669 de la edición de la Biblioteca Moderna de 1961).
  41. ^ Dalton, págs.102, 113
  42. ^
  43. "La novela del siglo. Ulises de James Joyce en el aniversario de Bloomsday. Ulises - Primeras ediciones". Biblioteca Lilley, Universidad de Indiana. Consultado el 19 de mayo de 2018.
  44. ^
  45. Gilbert, Stuart, ed. (1957). Cartas de James Joyce. Nueva York: The Viking Press. pag. 189. LCCN57-5129.
  46. ^
  47. Gilbert, Stuart, ed. (1957). Cartas de James Joyce. Nueva York: The Viking Press. pag. 162. LCCN57-5129.
  48. ^ aB
  49. Slote, Sam (2004), Crispi, Luca Fahy, Catherine (eds.), Ulises en plural: las ediciones variables de la novela de Joyce, La Biblioteca Nacional de Irlanda Joyce Studies 2004, La Biblioteca Nacional de Irlanda, p. 47
  50. ^
  51. "Colecciones Especiales de Bibliotecas UWM: Ulises. Egoist Press, 1922". Biblioteca de la Universidad de Wisconsin Milwaukee. Consultado el 19 de mayo de 2018.
  52. ^
  53. Houston, Lloyd (1 de junio de 2017). "(Il) Depósitos legales: Ulises y las bibliotecas de derechos de autor". La biblioteca. 18 (2): 131-151. doi: 10.1093 / library / 18.2.131.
  54. ^
  55. "En este día ... 12 de octubre". El Centro James Joyce, Dublín. Consultado el 19 de septiembre de 2018.
  56. ^
  57. Gilbert, Stuart, ed. (1957). Cartas de James Joyce. Nueva York: The Viking Press. pag. 194. LCCN57-5129.
  58. ^
  59. James, Joyce (1922). Ulises. Prensa egoísta.
  60. ^
  61. "Un centenario Bloomsday en Buffalo - Exposición organizada y compilada por Sam Slote, et al. En 2004". Universidad de Buffalo. Consultado el 20 de mayo de 2018.
  62. ^
  63. Brooker, Joseph (2014). "Capítulo 2: Historial de recepción". En Latham, Sean (ed.). El compañero de Cambridge para Ulises. Prensa de la Universidad de Cambridge. pag. 20. ISBN978-1107423909.
  64. ^ Slocum (1953), págs. 26-27.
  65. ^
  66. Slote, Sam (2004), Crispi, Luca Fahy, Catherine (eds.), Ulises en plural: las ediciones variables de la novela de Joyce, La Biblioteca Nacional de Irlanda Joyce Studies 2004, La Biblioteca Nacional de Irlanda, p. 48
  67. ^ aBCD
  68. "¡75 años desde el primer Ulysses estadounidense autorizado!". El Centro James Joyce. Consultado el 6 de mayo de 2019.
  69. ^ Slocum (1953), págs. 28-29.
  70. ^ aBC
  71. "La novela del siglo. Ulises de James Joyce en el aniversario de Bloomsday. Ulises - Ediciones posteriores". Biblioteca Lilly, Universidad de Indiana. Consultado el 19 de mayo de 2018.
  72. ^
  73. McCleery, Alistair. "La reputación de la edición de prensa de la Odisea de 1932 de" Ulises "". The University of Chicago Press en nombre de la Sociedad Bibliográfica de América. JSTOR24293831. Citar diario requiere | diario = (ayuda)
  74. ^
  75. "El Centro James Joyce: EN ESTE DÍA. 1 DE DICIEMBRE". El Centro James Joyce. Consultado el 20 de mayo de 2018.
  76. ^
  77. "La colección de James Joyce: archivar lo efímero una exposición en ocasión de NEMLA 2000 en Buffalo". Biblioteca de la Universidad de Buffalo. Archivado desde el original el 19 de mayo de 2018. Consultado el 19 de mayo de 2018.
  78. ^ Slocum (1954), pág. 29.
  79. ^
  80. Kiberd, Declan (2000). "Una breve historia del texto". Ulises. Pingüino. págs. lxxi – lxxxix.
  81. ^
  82. Johnson, Jeri (1993). "Apéndice B: Ulises: serializaciones y ediciones". Ulises. Prensa de la Universidad de Oxford. pag. 743. ISBN978-0-19-953567-5.
  83. ^ aBCD
  84. Kidd, John (junio de 1988). "El escándalo de Ulises". The New York Review of Books . Consultado el 13 de julio de 2010.
  85. ^
  86. McGann, Jerome (2 de agosto de 2012). "Ulises como texto postmodem: la edición Gabler". Crítica. 27 (3). ISSN0011-1589.
  87. ^ McDowell, Edwin, "Corrected 'Ulysses' Sparks Scholarly Attack", The New York Times, 15 de junio de 1988
  88. ^James Joyce entra en el dominio público, pero los autores de 1955 deben esperar desde The Verge
  89. ^
  90. Max, D.T. (19 de junio de 2006). "El coleccionista de injusticias". El neoyorquino . Consultado el 26 de marzo de 2009.
  91. ^
  92. Battles, Jan (9 de agosto de 2009). "Presupuesto Ulises para inundar el mercado". El Sunday Times. Londres. Archivado desde el original el 6 de junio de 2010. Consultado el 30 de noviembre de 2009.
  93. ^La pequeña reseñaArchivado el 30 de agosto de 2016 en Wayback Machine en The Modernist Journals Project (edición digital con capacidad de búsqueda de los volúmenes 1 al 9: marzo de 1914 - invierno de 1922)
  94. ^
  95. Ellmann, Richard (1982). James Joyce . Nueva York: Oxford University Press. págs. 502–504. ISBN0-19-503103-2.
  96. ^McCourt (2000) pág. 98 Biblioteca Británica
  97. ^ Ellmann (1982), págs. 523–24
  98. ^ Claire A. Culleton, Joyce y los G-Men: la manipulación del modernismo de J. Edgar Hoover. Palgrave Macmillan, 2004. p. 78
  99. ^ Paul Vanderham. James Joyce y la censura: los juicios de Ulises, Nueva York U P, 1998, pág. 2.
  100. ^De Grazia, Edward. Las niñas se reclinan en todas partes: la ley de la obscenidad y el asalto a la genialidad. Nueva York: Vintage (1992) p. 10.
  101. ^ Gammel, Irene. Baronesa Elsa: género, dadaísmo y modernidad cotidiana. Cambridge, MA: MIT Press (2002) págs. 252-253.
  102. ^ Lyons, Martyn. (2011). "Libros: una historia viva". Los Ángeles, CA: Publicaciones Getty p. 200 978-1606060834.
  103. ^Estados Unidos v. Un libro llamado "Ulises",5 F.Supp. 182 (S.D.N.Y.1933).
  104. ^
  105. "Ulises (primera edición americana)". James Joyce, Ulises: El texto clásico: tradiciones e interpretaciones. Universidad de Wisconsin en Milwaukee. 2002. Archivado desde el original el 31 de agosto de 2000. Consultado el 18 de agosto de 2007.
  106. ^Estados Unidos contra un libro titulado Ulises por James Joyce, 72 F.2d 705 (2do Cir. 1934)
  107. ^"Censurado" TheJournal.ie, 21 de mayo de 2012
  108. ^"Irlanda preparada para el festival de Joyce" BBC, 11 de junio de 2004. Consultado el 9 de agosto de 2010.
  109. ^ "Demasiado largo, sobrevalorado e inmóvil: veredicto de Roddy Doyle sobre Ulises de James Joyce". El guardián 10 de febrero de 2004 & lt /
  110. ^ Eliot, T. S. (1975). "'Ulises', Orden y Mito". En Prosa seleccionada de T.S. Eliot (Londres: Faber y Faber, 1975), 175.
  111. ^ Jung, Carl. Ulises: un monólogo. Jung escribió:

Das Erschütternde am »Ulysses« aber ist, daß hinter Abertausenden von Hüllen nichts steckt, daß er sich weder dem Geiste noch der Welt zuwendet, und daß er kalt wie der Mond, aus kosmischer Ferne schauend, die Komöins und des Wergedens abrollen läßt.


¿Por qué es exactamente este libro obsceno? (Pase a Dirty Bits)

Se han prohibido o censurado muchos libros a lo largo de los años, y se han hecho aún más intentos para prohibirlos y censurarlos. Pero siempre me he preguntado exactamente qué estos libros fueron llevados a juicio por. & # 8220Obscenity, & # 8221 después de todo, es un campo bastante amplio. Es obsceno la cantidad de cosas que he llamado obscenas. Entonces, ¿qué fue? ¿Un cierto número de malas palabras? ¿Sensualidad general? ¿Una sensación de malestar en el estómago por parte de un lector bien conectado? Busqué algunas respuestas de libros famosos considerados (por algunos) obscenos.Sobre todo, se trata de malas palabras, ¡pero a veces también es comunismo!

D.H. Lawrence, Señora Chatterley & # 8217s Amante

En 1960, Penguin Books fue procesado bajo la Ley de Publicaciones Obscenas del Reino Unido & # 8217s para evitar que publicaran D.H. Lawrences & # 8217s Lady Chatterley & # 8217s Amante. Este libro es famoso por su atractivo, solo pregúntele a las chicas del grupo de secretarias, pero la pregunta en cuestión era: ¿también es literatura?

El discurso de apertura pronunciado por la fiscalía Mervyn Griffith-Jones es ahora famoso. & # 8220 Permítanme enfatizarlo en nombre de la acusación, & # 8221, comenzó. & # 8220 No abordes este asunto de una manera mojigata, altruista, supercorrecta y a mediados de la época victoriana. Mírelo como todos nosotros, espero, miramos las cosas hoy, y luego, para volver atrás y volver a citar las palabras del Sr. Juez Devlin, & # 8217 tendrá que decir, ¿este libro debe ser tolerado o no? '& # 8221 Continuó argumentando que es probable que la novela & # 8220 induzca pensamientos lujuriosos en las mentes de quienes la lean & # 8221, y también que & # 8220 se asienta sobre un pedestal de relaciones sexuales promiscuas y adúlteras. Elogia, y de hecho se propone elogiar, la sensualidad casi como una virtud. Fomenta, y de hecho incluso defiende, la tosquedad y la vulgaridad del pensamiento y el lenguaje. & # 8221

Griffith-Jones planteó esta pregunta a la corte: & # 8220 ¿aprobaría usted que sus hijos pequeños, hijas pequeñas, porque las niñas pueden leer tan bien como los niños, leyendo este libro? ¿Es un libro que tendrías por ahí en tu propia casa? ¿Es un libro que incluso desearía que leyeran su esposa o sus sirvientes? & # 8221 (Esto sería un paso en falso grave: evocaba una época y un conjunto de valores demasiado lejanos).

También se quejó de los trece & # 8220 episodios de relaciones sexuales & # 8221 en el libro, doce de ellos & # 8220 descritos con el mayor detalle. . . no dejar nada a la imaginación. & # 8221 Pero no fueron & # 8217t sólo las escenas de sexo que Griffith-Jones contó: & # 8220La palabra & # 8216fuck & # 8217 o & # 8216fucking & # 8217 aparece no menos de 30 veces. . . & # 8216cunt & # 8217 14 veces & # 8216balls & # 8217 13 veces & # 8216shit & # 8217 y & # 8216arse & # 8217 seis veces cada una & # 8216cock & # 8217 cuatro veces & # 8216piss & # 8217 tres veces, y así sucesivamente & # 8221 Y tuvo un problema particular con el uso repetido de & # 8220womb & # 8221 y & # 8220bowels & # 8221 — obviamente no el hábito de un gran escritor.

Como un testigo del juicio lo puso en El neoyorquino, en el transcurso del procedimiento, & # 8220 prácticamente todas las descripciones de hacer el amor en el libro deben haber sido leídas por el Sr. Griffith-Jones, con un énfasis terrible y el aire de impartir algún rito reprobable que sería noticia para todos sus oyentes, y fue interesante lo bien que la escritura resistió el tratamiento. & # 8221

De todos modos, la defensa llamó a 35 testigos, entre ellos Rebecca West y E.M. Forster, para testificar sobre el mérito literario del libro, y Lady Chatterley se marchó impune.

William S. Burroughs, Almuerzo desnudo

En 1962, el libro fue llevado a juicio en Boston por cargos de obscenidad, y aunque Allen Ginsberg y Norman Mailer testificaron en nombre del libro, perdió. El Tribunal Superior de Boston falló en contra de la novela con esta declaración: & # 8220Almuerzo desnudo puede apelar al interés lascivo de los desviados y aquellos que sienten curiosidad por los desviados. Para nosotros, es tremendamente ofensivo y es lo que el propio autor dice, "brutal, obsceno y repugnante". & # 8221 Sin embargo, la decisión sería revocada solo unos años después por la Corte Judicial Suprema de Massachusetts, que concluyó que, por sucio que fuera, el libro tenía mérito literario.

Para obtener más detalles sobre los & # 8220 medios brutales, obscenos y repugnantes & # 8221, considere esto: dos semanas después del juicio de Boston, el libro también fue impugnado en un tribunal de Los Ángeles, en el que el fiscal señaló al Tribunal & # 8220que las siguientes palabras se usan en el libro un total de 234 veces en 235 páginas. . . Joder, mierda, culo, coño, pinchazo, gilipollas, chupapollas. Doscientos treinta y cuatro veces en doscientas treinta y cinco páginas. & # 8221

James Joyce, Ulises

En 1920, una joven consiguió un ejemplar de la revista literaria La pequeña reseña. Estaba consternada por una sección específica: las páginas & # 8220Nausicaa & # 8221 de lo que sería Ulises, aquí primero serializó y se lo mostró a su padre, quien se lo mostró a John Sumner, el secretario de la Sociedad de Nueva York para la Supresión del Vicio. Esto dio lugar a cargos de obscenidad contra El pequeño Revisary, lo que es más importante, los cargos de violar la Ley Comstock, que decía que no se permitía enviar materiales obscenos en el correo de los EE. UU. muy delicado y adecuado.

En el tribunal, Sumner argumentó que la novela era tan obscena, lasciva, lasciva, sucia, indecente y repugnante, que una descripción minuciosa de la misma sería ofensiva para el tribunal e impropio de incluir en el registro de la misma. Como Kevin Birmingham lo explica en El libro más peligroso: La batalla por James Joyce & # 8217s Ulysses, & # 8220la vice sociedad pensaba que defender la ley significaba no examinar nada del material que la ley condenaba; la acusación era la prueba. El argumento de Sumner no fue excéntrico. . . pero [el juez] insistió en examinar la revista él mismo. & # 8221

En su ensayo & # 8220Art and the Law & # 8221, Jane Heap, uno de los editores declarados culpable de violar la Ley Comstock, escribió:

El presente caso es bastante irónico. Estamos siendo procesados ​​por imprimir los pensamientos en la mente de una joven. Sus pensamientos y acciones y las meditaciones que produjeron en la mente del sensible Mr. Bloom. Si la joven corrompe, ¿puede ella también ser corrompida? La jovencita del Sr. Joyce es una niña inocente, sencilla e infantil que cuida a los niños. . . no ha tenido la ventaja de los bailes, cabarets, viajes en motor abiertos a las jóvenes de este país más puro y libre. Si hay algo que realmente temo es la mente de la joven.

Para una mente algo acostumbrada a la vida, el capítulo del Sr. Joyce parece ser un registro de los pensamientos sexuales más simples, inevitables y desenfocados posibles en un ser humano correctamente construido y sin vergüenza. Joyce no está enseñando las primeras perversiones egipcias ni inventando otras nuevas. Las chicas se reclinan por todas partes, muestran encaje y medias de seda, visten batas escotadas sin mangas, trajes de baño sin aliento, los hombres piensan y tienen emociones sobre estas cosas en todas partes, rara vez con tanta delicadeza e imaginación como el señor Bloom, y nadie se corrompe. ¿Puede la mera lectura de los pensamientos que él piensa corromper a un hombre cuando sus pensamientos no lo hacen? Todo el poder para el artista, pero esta no es su función.

El Sr. Sumner parece un tipo bastante decente. . . serio, descolorido y gastado como si se hubiera pasado la vida resentido por las emociones. Un 100 por ciento estadounidense que cree que la negación, el resentimiento y el silencio sobre todas las cosas relacionadas con el sexo producen rectitud.

Kathleen Winsor, Ámbar para siempre

Ámbar para siempre fue una de las novelas más vendidas de la década de 1940, y el hecho de que estuviera prohibida en catorce estados probablemente tenga algo que ver con eso. El primero de todos los estados en prohibir el libro fue Massachusetts, cuyo Fiscal General, según Nicole Moore & # 8217s The Censor & # 8217s Library, citó & # 822070 referencias a relaciones sexuales, 39 embarazos ilegítimos, siete abortos, 10 descripciones de mujeres desnudándose delante de hombres y 49 & # 8216 varios pasajes objetables, & # 8221 incluyendo (en palabras del Ministro de Aduanas de Australia, donde el libro también fue prohibido) & # 8220 escenas de amor, & # 8221 & # 8220 impotencia, & # 8221 & # 8220 perversión, & # 8221 & # 8220 sugestión, & # 8221 & # 8220 aborto, & # 8221 y & # 8220 grosería & # 8221 (Si tan solo pudiéramos prohibir a los políticos para ese último.) Pero la propia Winsor estaba desconcertada. & # 8220Escribí sólo dos pasajes sexys, & # 8221 ella dijo, & # 8220 y mis editores sacaron los dos. . . En su lugar, ponen puntos suspensivos. En aquellos días, se podía resolver todo con una elipse. & # 8221

J.D. Salinger, El Guardian en el centeno

En su libro sobre J.D. Salinger y su novela más famosa, Raychel Haugrud Reiff identifica & # 8220four principales razones & # 8221 para la constante censura de El Guardian en el centeno: lenguaje inapropiado, & # 8220 & # 8216 episodios escandalosos, & # 8221 mal modelado de roles por parte de Holden, y la desautorización de Holden de & # 8220 & # 8220American valores & # 8221. se hicieron intentos para mantener El Guardian en el centeno fuera de las instituciones de educación pública, lo que lo convierte en & # 8216 el libro prohibido con más frecuencia en las escuelas & # 8217 durante estos años & # 8221. Algunos ejemplos:

En 1962, un padre de Temple City, California, encontró el lenguaje & # 8220 crudo, profano y obsceno & # 8221 y argumentó que la novela atacaba & # 8220 la vida hogareña, [la] profesión docente, la religión, etc. & # 8221.

En 1963, los padres de Columbus, Ohio pidieron que se prohibiera la novela porque era & # 8220antiblanco & # 8221.

En 1972, los padres de Massachusetts & # 8220 afirmaron que ningún joven podía leer este & # 8216 libro totalmente sucio, totalmente depravado y totalmente profano & # 8217 & # 8216 sin tener cicatrices & # 8221.

En 1978, un ciudadano preocupado en Issaquah, Washington, & # 8220 encontró 785 blasfemias y acusó de que incluir la novela en el programa de estudios [de la escuela secundaria] era & # 8216 parte de un complot comunista general & # 8221. Por cierto, 1984 También fue una vez extrañamente desafiado, en 1981 en Jackson Country, Florida, por ser & # 8220procomunista. & # 8221


Es la Semana de los Libros Prohibidos: 5 libros que alguna vez fueron prohibidos en los Estados Unidos

A lo largo de la historia, los gobiernos de todo el mundo han prohibido todo, desde el panfleto más simple hasta la Biblia, y Estados Unidos no es diferente.

Aquí hay una lista de libros que han sido prohibidos en algún momento de la historia de los Estados Unidos:

El amado recuento de James Joyce de 1922 de "La Odisea" ha sido prohibido en varios países por lo que muchos ven como contenido obsceno.

El libro cuenta la historia de un día en Dublín, Irlanda, a través de los ojos del protagonista Leopold Bloom.

Antes de que Sylvia Beach publicara el libro, varias revistas literarias lo publicaban por entregas. "The Little Review" lo serializó en los Estados Unidos.

La parte del libro que llamó más la atención es el capítulo 13 del libro titulado "Nausicaa". Cuenta con una escena en la que el protagonista fantasea con una mujer.

Ulises está lleno de niveles de simbolismo y metáfora que dificultan que el lector lo comprenda por completo. Joyce en realidad dijo que su objetivo era hacer que la gente cuestionara el libro mucho después de su muerte, por lo que asumir que el lector promedio vería ese pasaje en particular como obsceno era un poco complicado.

Aún así, se entabló una demanda contra "The Little Review", y en 1921 la revista fue declarada obscena, prohibiendo efectivamente "Ulysses" en los Estados Unidos.

La oficina de correos quemó copias del libro a lo largo de la década de 1920 hasta que el caso de 1933 "Estados Unidos contra un libro llamado Ulises" dictaminó que el libro no era obsceno y que se le permitió ingresar a los Estados Unidos.


Nota del editor: El domingo 16 de junio, Irlanda y el mundo celebra el genio del novelista irlandés James Joyce y su obra más famosa, Ulises. En el período previo a esta celebración, IrishCentral está echando un vistazo a libros, noticias recientes y teorías sobre James Joyce y sus obras. Puede mantenerse actualizado sobre toda nuestra cobertura de Bloomsday y otras noticias literarias en la página de libros especiales de IrishCentral aquí.

En Bloomsday, siempre es esclarecedor recordar por lo que pasó James Joyce para que se publicara Ulysses, el último libro "sucio". A veces perdido en la lucha de dos continentes, es como Ulises finalmente llegó a los Estados Unidos, gracias principalmente a Bennett Cerf, el intrépido editor de Random House en Nueva York.

Cerf era conocido en Estados Unidos como uno de los panelistas eruditos de What’s My Line? programa de juegos, un elemento básico en CBS Network todos los domingos por la noche a las 10:30 p.m. por 20 años. Cerf era conocido por su amor por los juegos de palabras y la buena literatura. No tenía pretensiones y, como vieron los espectadores, se lo estaba pasando fatal todo el tiempo. “Todo el mundo tiene una racha de jamón puro sin adulterar”, admitió Cerf en un perfil de New Yorker. “Muchos no lo admitirán. Me deleito con eso ". (Más sobre Cerf y su confrontación en vivo con Robert Briscoe sobre la censura más adelante).

Cerf, quien murió en 1971, dejó una maravillosa memoria de sus años dirigiendo Random House llamada At Random. En él, cuenta historias maravillosas sobre sus autores, desde Ayn Rand hasta John O’Hara, pasando por Eugene O’Neill y William Faulkner. Él los describe, de una manera vivaz, con verrugas y todo.

Uno de los capítulos más interesantes y divertidos trata sobre sus esfuerzos por adquirir los derechos de Ulises y conseguir su publicación. Ulises fue prohibido por el gobierno de los Estados Unidos en virtud de la Ley Comstock porque se consideraba obsceno.

Superando el obstáculo legal y encontrando al Sr. Joyce

“Escuché a Morris Ernst, el gran abogado, decir una noche que la prohibición de Ulises fue una vergüenza y que le gustaría librar una lucha para legalizarla”, escribió Cerf en At Random. “Así que en marzo de 1932, almorcé con Ernst y le dije: 'Si puedo conseguir que Joyce se inscriba para hacer una edición estadounidense de Ulysses, ¿pelearás por nosotros en la corte?'. Agregué: 'No tenemos el dinero para pagar sus precios lujosos —era un abogado de muy alto poder—, pero me gustaría hacerle una propuesta. Pagaremos todos los gastos de la corte y, si gana el caso, recibirá una regalía sobre Ulysses por el resto de su vida ".

Cerf viajó a París y concertó una cita con Joyce a través de la editorial francesa de Joyce, Sylvia Beach of Shakespeare & amp Company. “En la mañana acordada”, escribió Cerf, “entré en Sylvia Beach's y allí estaba James Joyce sentado con un vendaje alrededor de la cabeza, un parche sobre el ojo, el brazo en cabestrillo y el pie todo vendado y estirado en una silla. Se parecía a uno de esos personajes de 'El espíritu del 76'. Retrocedí un paso, y la señorita Beach, una encantadora dama de cabello gris, dijo: 'Oh, señor Cerf, no crea que siempre se ve así camino. Estaba tan emocionado de conocerte, en su camino aquí fue atropellado por un taxi. Pero insistió en verte hoy porque necesita dinero y cree que tal vez le vayas a conseguir algo ".

Cerf rápidamente llegó a un acuerdo con la empobrecida Joyce. "Te daré mil quinientos dólares", le dijo a Joyce, "en el entendimiento de que si legalizamos el libro, esto es un anticipo de las regalías regulares del quince por ciento. Si perdemos nuestro caso, te quedas con los mil quinientos.

“Estaba encantado con el hecho de que era mucho más dinero entonces de lo que sería hoy. Dijo: "No creo que lo consigas. Y no vas a recuperar los mil quinientos. "

Nora ayuda al Sr. Joyce a aterrizar en su culo

Cerf tiene una gran historia sobre Joyce el juerguista y su espinosa pero amorosa relación con su esposa, Nora Barnacle.

"Cuando lo conocí, Joyce tenía poco más de cincuenta", escribió Cerf. “Después de quitarse los vendajes, parecía un tipo bastante vigoroso. Su esposa Nora era una típica dama irlandesa, locuaz y amigable. Pasamos varias tardes juntas, y la última fue la más divertida, porque esta vez Joyce, que siempre bebía mucho, se quedó muy embriagada. De regreso a su apartamento después de la cena, decidió que me iba a cantar algunas baladas irlandesas, pero la Sra. Joyce decidió que no me iba a cantar algunas baladas irlandesas.

"Y así comenzó una gran pelea cuando Joyce se acercó al piano. Había un banco largo frente a él, y Nora agarró un extremo y Joyce el otro, ambos tirando en direcciones opuestas. De repente, ella lo soltó deliberadamente y Joyce se fue tambaleándose hacia atrás y aterrizando de espaldas en el suelo contra la pared con el banco del piano encima de él. Nora dijo: "Tal vez esto te dé una lección, borracho ..." Pensé que había llegado el momento de retirarse, así que ella y dejé a Joyce todavía sentada en el suelo, bastante feliz y sin dolor. Nora me llevó abajo y me metió en un taxi y se disculpó por la vulgar exhibición, pero por supuesto, ambos nos reíamos, era tan ridículo. Lo que escuché de ella cuando subí al taxi fue: 'Algún día voy a escribir un libro para ti, Bennett, y lo voy a llamar' Mis veinte años con un genio llamado '”.

Aduanas de EE. UU. Dormidas en el Switch

Para que todas las pruebas fueran incluidas en el juicio, todo tenía que estar contenido en una edición de Ulises. Eso incluiría todas las revisiones y comentarios de algunas de las estrellas literarias de la época, incluidos Ford Madox Ford, Edmund Wilson y Ezra Pound. Dado que era ilegal traer Ulises a los Estados Unidos, Cerf se sorprendió por los esfuerzos que tuvieron que realizar para que la Aduana de los Estados Unidos se apoderara de esta importante edición de Ulises.

Cerf lo toma a partir de ahí: “Dado que esa copia tenía que ser la que se usaría como prueba, conseguimos que alguien se la llevara a Europa y la devolviera al Aquitania, y teníamos a nuestro agente en el muelle cuando aterrizó. . Fue uno de los días más calurosos de la historia de Nueva York. La temperatura en ese muelle debía haber sido de ciento veinte grados, y la gente de aduanas solo quería una cosa: bajar a los pasajeros que regresaban y salir ellos mismos. Estaban estampando todo sin abrirlo, diciendo: "Fuera, sal fuera". Cuando llegó nuestro hombre, el inspector de aduanas empezó a estampar su maleta sin siquiera mirarla. Nuestro agente, frenético, dijo: "Insisto en que abra esa bolsa y la registre". El inspector lo miró como si fuera un loco absoluto y dijo: "Hace demasiado calor".

"Creo que hay algo ahí que es contrabando", dijo nuestro agente, "e insisto en que se registre".

“Entonces, furioso, el tipo tuvo que abrir la maleta. Y el agente dijo "¡Ajá!" mientras sacaba nuestra copia de Ulises. El aduanero dijo: "Oh, por el amor de Dios, todo el mundo trae eso. No le prestamos atención". Pero el agente insistió: "Le exijo que se apodere de este libro".

“Después de una breve discusión, el inspector de aduanas llamó a su jefe y le dijo: 'Este tipo quiere que me apodere de este libro'. Entonces el jefe comenzó a argumentar que dijo que eso era ridículo. Pero nuestro agente se salió con la suya. Tenía razón, legalmente, y les hizo apoderarse del libro. Entonces, cuando surgió el caso, esa era la copia como prueba ".

Un mal día para los "Bluenoses"

Después de que el libro fuera incautado y más disputas legales, comenzó el juicio. “Morris Ernst hizo una brillante defensa de Ulysses ante el juez Woolsey”, escribió Cerf, “quien entendió completamente los puntos que se estaban planteando. El juicio, en el que no hubo jurado, terminó en dos días, y aunque tuvimos que esperar bastante tiempo para que se dictara, la actitud del juez nos hizo sentir seguros de que habíamos ganado. La famosa decisión de Woolsey, que le llevó algún tiempo escribir, concluyó que Ulises `` es un intento sincero y serio de idear un nuevo método literario para la observación y descripción de la humanidad ''. Declaró que no era obsceno y podía ser admitido en los Estados Unidos. Estados.

“El caso fue apelado una vez, ante los jueces Augustus y Learned Hand y el juez Martin Manton. La apelación fue denegada de manera irrevocable, y eso fue todo. Publicamos Ulysses en enero de 1934, con la decisión histórica de Woolsey en él, y todavía se incluye en nuestra edición. El libro ha tenido una venta enorme, es uno de los principales Gigantes de la Biblioteca Moderna y de la Vendimia y vende miles de copias cada año. Morris Ernst ha estado recibiendo regalías por Ulysses desde entonces, pero se las merecía con creces. Nunca le envidiamos esto. Ha ganado mucho dinero con eso, pero nosotros también, y, por supuesto, Joyce también hizo una fortuna. Así que todo el mundo estaba muy feliz, excepto los narcos azules, los autoproclamados censores ".

Cerf hace una observación más aguda sobre la supersticiosa Joyce. “Casi atraemos a Joyce a Estados Unidos una vez”, escribió, “pero le tenía miedo a los barcos. En el último minuto se lamentó ".

Cerf desafía a Robert Briscoe en ¿Cuál es mi línea?

Pero hay un seguimiento de la censura de Ulises casi 25 años después. En la edición del 9 de marzo de 1958 de What’s My Line? uno de los invitados era Robert Briscoe, el antiguo alcalde judío de Dublín. Esta noche no aparecía como político —aún era TD en Dáil Éireann— sino como hombre de negocios, proveedor de carnes kosher.

Esta aparición en Briscoe sucedió justo cuando se había producido un altercado entre Sean O’Casey, Samuel Beckett y el arzobispo de Dublín, John Charles McQuaid. En el Festival de Teatro de Dublín de 1958, se programaron varias obras hasta que el arzobispo lo desconectó. Sean O’Casey había presentado The Drums of Father Ned o A Mickrocosm of Ireland. (¡Uno solo puede imaginar lo que McQuaid pensó de ese título!) Samuel Beckett estaba preparado para enviar Krapp's Last Tape. También estaba programada una versión dramatizada de Ulises, llamada Bloomsday.

“El arzobispo de Dublín se negó a ofrecer la misa votiva”, escribió Deirdre Bair en su biografía Samuel Beckett, “que tradicionalmente abría el Tóstal si las ofrendas de O’Casey y Joyce se realizaban como se habían presentado. El consejo no estaba dispuesto a anular el veto del arzobispo ".

A O'Casey se le dijo que su obra solo podía representarse si se realizaban "ciertas alteraciones estructurales". O'Casey, en ese momento el dramaturgo irlandés más importante del siglo XX, retiró su obra en un arrebato de ira. Es difícil imaginar el descaro de McQuaid ordenando a un dramaturgo de la estima de O'Casey que hiciera "alteraciones estructurales", pero esa fue la Irlanda católica de 1958.

Luego fue el turno de Beckett. Beckett, en ese momento el dramaturgo irlandés más nuevo e innovador debido a su transformador Waiting for Godot, se indignó y retiró Krapp's Last Tape del festival. “Cuando Beckett se enteró de la historia”, escribió Bair, “retiró el permiso para sus obras de teatro. Estaba tan enfurecido que, como protesta adicional, se negó a permitir que sus obras se representaran en cualquier lugar de la República de Irlanda ".

Fue en esta atmósfera polémica que Briscoe, un hombre serio de Valera que no se mueve en el bote, si es que alguna vez hubo uno, apareció en ¿Cuál es mi línea? La parte fácil fue confundir al panel, que consta de los clientes habituales de Cerf, Dorothy Kilgallen, Arlene Francis y el panelista Vincent Price, sobre su compañía de carne kosher. Fue entonces cuando Bennett Cerf, el hombre que llevó a Ulises a Estados Unidos, hizo una pregunta directa.

Vea el debate entre Cerf y Briscoe aquí en la marca de las 11:40:

CERF: Sr. Briscoe, ¿puedo hacerle una pregunta? ¿Puedo hacerte una pregunta? El Festival de Teatro de Dublín acaba de prohibir las obras de O'Casey y Joyce, creo. ¿No crees que esto es indefendible?

BRISCOE: Bueno, en primer lugar, nuevamente, como experimenté el año pasado, está aceptando declaraciones como hechos y está haciendo preguntas sobre cosas que realmente no se ajustan a los hechos. Existe este festival de teatro para nuestra temporada turística costera, y el consejo del festival de teatro estaba considerando asumir dos obras, las dos que mencionaste. En el caso de la obra de O’Casey, el Sr. O’Casey se negó a que se hicieran ciertos cambios técnicos en su obra, lo que imposibilitó que la obra se desarrollara dentro de los límites de nuestro director del festival de teatro. En el caso de Joyce, en realidad no es una obra de Joyce, es una especie de guión que alguien ha escrito a partir de una obra de Joyce. Y se encontró más bien que no se ajustaba a los requisitos porque había ciertos artículos en él que querían sacar y que este productor se negaba a que se les permitiera sacar, por lo que no tenían más alternativa que cancelar los acuerdos en los que estaban ingresando. dentro.

Ahora no tiene nada que ver con la Iglesia ni con la censura que prohíbe estas obras. Somos tan amplios, civilizados y sensibles como ustedes lo son aquí.

CERF: [interrumpiendo] Eso deja mucho espacio.

BRISCOE: A algunas personas les gustaría sugerir que adoptemos estas medidas limitadas porque somos un país católico. Soy judío y estoy muy feliz de vivir en ese país y vivir como se deciden estas cosas. Si yo fuera este año como el año pasado, presidente del consejo de festivales, también habría tomado la misma línea que este año.

Cerf había pillado a Briscoe en descaradas mentiras y medias verdades. En ese momento, antes de que Cerf pueda responder, el moderador John Charles Daly dice: "¡Aquí, aquí!" y se acabó la polémica televisiva.

Beckett: "Nos han engañado hasta la gloria"

Este debate sobre la censura recuerda un poco a lo que sucedió cuando O’Casey presentó El arado y las estrellas al Abbey Theatre en 1926. La obra contenía un retrato de Dublín como no la capital católica de Irlanda. Tenía putas, saqueadores y borrachos. Muchos de los actores católicos de la Abadía tenían miedo de aparecer en ella. Se convirtió en un enfrentamiento entre los actores católicos y el protestante O'Casey y dos de los actores protestantes prominentes, Barry Fitzgerald y su hermano Arthur Shields. Shields, quien luchó en el GPO en 1916, dijo que no quería tener que decir sus oraciones "en gaélico". Entonces, hubo una seria irritación entre los jugadores, pero finalmente la jugada continuó y logró causar el habitual tumulto de la noche de apertura en la Abadía.

Este tipo de censura se atascó especialmente en las garras de Beckett. "Fue inusualmente vituperador cuando habló sobre el incidente", escribió Bair en su biografía de Beckett, "y lo usó para ilustrar su teoría de que la Iglesia Católica, hacia la que había sido hostil durante mucho tiempo, y el gobierno británico eran responsables de la sorprendente número de grandes escritores que habían aparecido en el corto tiempo transcurrido desde el siglo XIX. Varios años más tarde, en una conversación nocturna en París en el Falstaff Bar, Beckett recordó su furia por lo que caracterizó como la incapacidad irlandesa para superar el miedo a la Iglesia Católica, y dio una breve y amarga conferencia sobre el tema.

"Cuando estás en la última zanja, solo queda una cosa: cantar", comenzó Beckett, a modo de ilustrar su punto. Cuando su público parecía desconcertado, continuó: "Il nous ailes en culer a la gloire". que tradujo de inmediato como "¡Nos han llevado a la gloria!"

Estoy seguro de que tanto a Bennett Cerf como a James Joyce les habría encantado la metáfora del señor Beckett.

* Dermot McEvoy es el autor de The 13th Apostle: A Novel of Michael Collins and the Irish Uprising y Our Lady of Greenwich Village, ambos ahora disponibles en rústica, Kindle y Audio de Skyhorse Publishing. Puede ser contactado en [email protected] Síguelo en www.dermotmcevoy.com. Siga al decimotercer apóstol en Facebook.

* Publicado originalmente en 2018.

¿Está buscando recomendaciones de libros irlandeses o reunirse con otras personas que compartan su amor por la literatura irlandesa? Únase al club de lectura de IrishCentral en Facebook y disfrute de nuestra comunidad amante de los libros.


Dos por ciento de por vida

Cerf contrató a Morris L. Ernst, el principal abogado de Estados Unidos en casos de obscenidad. La tarifa de Ernst, supeditada a ganar el caso, era una regalía del cinco por ciento sobre las primeras 10.000 copias publicadas, luego del dos por ciento de por vida en todas las impresiones posteriores.

Ernst y su socio, Alexander Lindey, planearon cuidadosamente su estrategia. A principios de 1932, enviaron por correo una copia del libro al otro lado del mar, esperando que la Aduana se lo llevara. Llegó intacto.

"Así que le pedimos a un amigo que trajera una copia", escribió Klopfer muchos años después, "¡y bajamos al muelle para darle la bienvenida! El hombre de Aduanas vio el libro y no quiso hacer nada al respecto, pero insistimos. y consiguió que su superior pasara, y finalmente se llevaron el libro y no nos permitieron traerlo a los Estados Unidos porque era obsceno y sacrílego ". La Aduana envió esa copia al fiscal de los Estados Unidos para los procedimientos de difamación. Un significado de la palabra "difamación" es "la publicación de escritos o imágenes blasfemos, traidores, sediciosos u obscenos".

Ernst luego consiguió que el fiscal de los Estados Unidos aceptara que el asunto fuera juzgado ante un solo juez & # x2014, evitando así los posibles peligros de un juicio con jurado.

Finalmente, Ernst logró posponer el caso hasta que llegó ante un juez en particular: John M. Woolsey. Ernst conocía al juez como un caballero culto que escribía decisiones elegantes y que amaba los libros y los muebles antiguos.

El juez pospuso aún más la audiencia del caso para darse tiempo de leer Ulises y otros libros que se habían escrito al respecto. Pero por fin, el 25 de noviembre, en una pequeña sala de audiencias abarrotada con capacidad para menos de 50 personas, comenzó la audiencia. Uno de los fiscales se dirigió a Morris Ernst. "El gobierno no puede ganar este caso", dijo. Ernst preguntó por qué. "La única forma de ganar", dijo el fiscal, "es referirse a la gran cantidad de palabras vulgares de cuatro letras que utiliza Joyce. Pero no puedo hacerlo". ¿Por qué no ?, preguntó Ernst.

"Porque hay una dama en la sala del tribunal".

"Pero esa es mi esposa", dijo Ernst. "Es maestra de escuela. Ha visto todas estas palabras en las paredes de los baños o garabateadas en las aceras por niños que las disfrutan porque son tabú".

El caso del gobierno contra el libro de Joyce planteó dos objeciones distintas. Primero fue el uso de palabras de cuatro letras que no se pueden mencionar en una compañía educada. Ernst se propuso demostrar que los estándares de obscenidad cambian y que, según los estándares de 1933, la elección de palabras de Joyce no hizo que el trabajo fuera obsceno. Para ayudar a aclarar su punto, Ernst trazó las etimologías de varias palabras de cuatro letras. De una palabra particularmente aborrecible, dijo: "Su Señoría, tiene más honestidad que las frases que los autores modernos usan para connotar la misma experiencia".

"Oh & # x2014" durmieron juntos '. Significa lo mismo."

"Por lo general, eso ni siquiera es la verdad", dijo el juez Woolsey.

En ese momento, Ernst comentó más tarde, sabía que "el caso estaba medio ganado".

La segunda objeción fue a la franqueza de la corriente de pensamiento inconsciente que Joyce retrató en personajes como Molly Bloom. Este fue (como Ernst más tarde lo expresó) el "dramático intento incisivo de Joyce de registrar esos pensamientos y deseos que todos los mortales llevan dentro de sí mismos".

El juez le preguntó a Ernst si había leído todo el libro de Joyce. "Sí, juez", respondió. "Traté de leerlo en 1923 pero no pude profundizar en él. El verano pasado, tuve que leerlo en preparación para este juicio. Y mientras daba una conferencia en la Iglesia Unitaria en Nantucket en el feriado bancario. & # X2026"

"¿Qué tiene eso que ver con mi pregunta & # x2014 lo has leído?"

"Mientras hablaba en esa iglesia, después de terminar mi conferencia, recordé que mientras pensaba solo en los bancos y las leyes bancarias, de hecho, al mismo tiempo, estaba reflexionando sobre el reloj en la parte trasera de la iglesia, la anciana en la primera fila, las altas contraventanas a los lados. Al igual que ahora, juez, he pensado que solo estaba involucrado en la defensa del libro & # x2014 debo admitir que al mismo tiempo estaba pensando en el anillo de oro alrededor de su corbata, la imagen de George Washington detrás de su banco y el hecho de que su túnica judicial negra se está deslizando de sus hombros. Esta doble corriente de la mente es la contribución de Ulises ".

El juez golpeó el banco. "Ahora, por primera vez, aprecio el significado de este libro. Te he escuchado tan atentamente como sé cómo. Estoy perturbado por las escenas de los sueños al final del libro, y aún debo confesar que mientras escucho "He estado pensando al mismo tiempo en los muebles Hepplewhite que hay detrás de ti".

"Juez", dijo Ernst, "ese es el libro".


Archivos de casos de obscenidad: Estados Unidos v. Un libro llamado & # 8220Ulysses & # 8221

James Augusta Aloysius Joyce es considerado uno de los escritores más influyentes de principios del siglo XX. Su libro Ulises ha sido considerada una de las novelas más desafiantes y gratificantes jamás escritas y está considerada como una de las obras más importantes de la literatura modernista. Sin embargo, lo que muchos tal vez no se den cuenta es que el libro también fue objeto de un litigio que llevó a un cambio importante en la forma en que los tribunales analizaron los casos de obscenidad y ampliaron los derechos de los autores de la Primera Enmienda. Esta es la historia de Estados Unidos v. Un libro llamado & # 8220Ulysses. & # 8221

Ulises cuenta la historia de Leopold Bloom y un artista torturado llamado Stephen. Cada uno de los 18 capítulos (o episodios) describe y relata una serie de encuentros e incidentes que ocurren mientras Bloom viaja por Dublín el 16 de junio de 1904. (Cabe señalar que las fechas son significativas porque marcan la primera cita de Joyce con su futura esposa, Nora Barnacle). Joyce hizo un paralelo intencional de los personajes y eventos del Odisea, el poema épico escrito por Homero. De hecho, el nombre Ulises es la forma latina del nombre de Ulises, la estrella de la Odisea.

Ulises fue lanzado en forma serializada en la revista estadounidense La pequeña reseña desde marzo de 1918 hasta diciembre de 1920. Sin embargo, el libro fue criticado después del lanzamiento del Episodio 13, (más tarde titulado & # 8220Nausicaa & # 8221), que presenta una historia en la que Bloom observa y fantasea con una joven llamada Gerty MacDowell mientras se complace a sí mismo. Bloom llega al clímax justo cuando los fuegos artificiales estallan en un bazar cercano. Después de la publicación de este episodio, que también contenía algunas blasfemias, la Oficina de Correos de los Estados Unidos determinó que el material era obsceno y confiscó tres números de La pequeña reseña, quemando 500 copias de ellos.

Después de que una niña de edad desconocida leyó el libro, se presentó una queja ante la oficina del fiscal de distrito de Manhattan y la oficina # 8217 (el libro se vendió en Manhattan, que era el lugar principal de negocios de La pequeña reseña). Después de un juicio en 1921 que fue iniciado por la Sociedad de Nueva York para la Supresión del Vicio, la revista fue declarada obscena. Como resultado, los editores de La pequeña reseña, Margaret Caroline Anderson y Jane Heap, fueron multadas con $ 50.00 cada una (alrededor de $ 700 hoy cuando se ajusta a la inflación) y casi fueron sentenciadas a prisión. Curiosamente, durante el juicio, el tribunal se negó a permitir que se leyeran en voz alta ciertos pasajes del libro porque había mujeres presentes. Irónicamente, las únicas mujeres presentes fueron, de hecho, las editoriales del libro. El tribunal también rechazó el testimonio de un experto que elogió el libro como una obra de arte y sostuvo que Ulises Parecía & # 8220como el trabajo de una mente desorganizada & # 8221. Como resultado de este fallo, Ulises fue efectivamente prohibido en los Estados Unidos.

(Debo agregar que, aunque extractos de Ulises también apareció en la revista literaria de Londres llamada Los Egois, la novela en sí fue prohibida en el Reino Unido hasta la década de 1930).

En 1922, la totalidad de Ulises fue publicado por la editorial parisina Sylvia Beach, que también era propietaria de la librería Shakespeare and Company. El libro se convirtió en un éxito instantáneo y con frecuencia se introducía de contrabando en los Estados Unidos y Gran Bretaña como un placer culpable. En 1928, el Tribunal de Aduanas de los Estados Unidos incluyó oficialmente Ulises en la lista de libros obscenos prohibidos bajo la Ley de Tarifas de 1930, lo que significaba que el libro no podía ser traído legalmente a los Estados Unidos. Esto sólo incrementó la aclamación popular y crítica del libro.

Después de que varios escritores notables de la época & # 8212 personas como T.S. Elliot, Virginia Wolf y Ezra Pound & # 8212 elogiaron el libro, Bennett Cerf, cofundador de Random House con Donald S. Klopfer, se interesó en traer Ulises a Estados Unidos, lo que significaba que debía eliminarse de la lista de obscenos.

Para hacer esto, Cerf se dirigió a Morris L. Ernst, la principal autoridad mundial en obscenidad (foto de la derecha). En lo que muchos consideran un esquema de pago poco ortodoxo, a Ernst se le pagó una tarifa de contingencia del cinco por ciento de las primeras 10,000 copias de Ulysses publicadas y luego un pago del dos por ciento por todos los libros posteriores publicados durante la vida de Cerf.

Ernst ideó un plan en el que el libro sería confiscado por la Aduana, lo que permitiría a Cerf presentar una demanda bajo las disposiciones de la Ley de Tarifas de 1930. La estrategia del juicio de Ernst era simple: quería que el caso fuera escuchado por un juez y no por un juez. jurado, que podría estar sorprendido por el lenguaje. Pero Ernst no buscó a cualquier juez. Siguió posponiendo el caso hasta que pudiera ser escuchado por el juez John M. Woolsey (en la foto a la izquierda), quien tenía la reputación de ser un amante de los libros antiguos y se tomó el tiempo para escribir decisiones poéticas. Lo más probable es que Cerf supiera que su estrategia valió la pena cuando el juez Woolsey pospuso el juicio para darle tiempo no solo para leer Ulises en su totalidad, sino también leer varios ensayos críticos y libros que se habían escrito sobre Ulises.

La cuestión principal en el caso era si la intención de Joyce por escrito Ulises fue obsceno. En ese momento, la opinión predominante de la obscenidad se basó en un caso inglés de 1868 llamado Regina contra Hicklin, en el que el tribunal definió la obscenidad como material que corrompió a & # 8220aquellos cuyas mentes están abiertas a & # 8230 influencias inmorales ”y que llevó a“ los jóvenes & # 8230 a pensamientos de un carácter sumamente impuro y libidinoso ”. En resumen, hasta el segundo Ulises En el juicio, los tribunales analizaron cómo los niños verían el material para respaldar las leyes contra la obscenidad, independientemente de la edad de la audiencia prevista.

Con este estándar en mente, el gobierno tenía dos argumentos principales en el Ulises prueba. Primero, el libro contenía blasfemias. Una vez más, el fiscal intentó escandalizar a la Corte alegando que & # 8220 & # 8217t ganar & # 8221 porque no quería & # 8220 referirse a la gran cantidad de palabras vulgares de cuatro letras utilizadas por Joyce & # 8230 [b] porque había una señora en la sala del tribunal. & # 8221

En respuesta, el experimentado litigante Ernst rápidamente señaló que la mujer era su esposa, una maestra de escuela. & # 8220She & # 8217s vio todas estas palabras en las paredes de los inodoros o garabateadas en las aceras por niños que las disfrutan porque son tabú. & # 8221 En cambio, Ernst argumentó que el lenguaje era necesario para transmitir la verdadera intención del autor. Por ejemplo, Ernst señaló el hecho de que un improperio tan controvertido tenía & # 8220más honestidad que [cuando los autores modernos dicen] que durmieron juntos & # 8221. Añadió: & # 8220Significa lo mismo & # 8221.

Ernst sabía que la batalla estaba casi ganada, cuando el juez lo corrigió y dijo: & # 8220Eso no es & # 8217t por lo general ni siquiera la verdad & # 8221.

El segundo argumento del gobierno estaba relacionado con la franqueza del lenguaje contenido en el libro en relación con las mujeres en el libro. Además de las escenas de Gerty MacDowell en el episodio 13, Ulises también incluyó el Soliloquio de Molly Bloom en el Episodio 18, que consiste en el flujo de pensamientos de conciencia de la esposa de Leopold y # 8217 mientras se acuesta junto a él en la cama. El soliloquio consta de ocho oraciones seguidas sin puntuación. El episodio, junto con el libro, termina con:

& # 8230 Yo era una Flor de la montaña sí cuando me ponía la rosa en el pelo como solían las andaluzas o me pongo un sí rojo y como me besaba bajo la muralla morisca y yo pensaba bien él como otro y luego Le pedí con mis ojos que volviera a preguntar sí y luego me preguntó si yo sí para decir sí mi flor de la montaña y primero puse mis brazos alrededor de él sí y lo atraje hacia mí para que pudiera sentir mis pechos todo perfume sí y su El corazón se estaba volviendo loco y sí, dije que sí, lo haré.

Durante el juicio, el juez Woolsey le preguntó a Ernst si había leído todo el libro. Ernst respondió:

Sí, juez, intenté leerlo en 1923 pero no pude profundizar en él. El verano pasado tuve que leerlo en preparación para este juicio. Y mientras daba una conferencia en la Iglesia Unitaria en Nantucket en el día festivo…

El tribunal, molesto, interrumpido, & # 8220¿Qué tiene que ver eso con mi pregunta? ¿La ha leído? & # 8221 Ernst ignoró la interrupción y continuó:

Mientras hablaba en esa iglesia, recordé después de que terminó mi conferencia que mientras pensaba solo en los bancos y las leyes bancarias, de hecho estaba, al mismo tiempo, meditando sobre el reloj en la parte trasera de la iglesia, la anciana en la primera fila, las altas contraventanas a los lados. Al igual que ahora, juez, he pensado que solo estaba involucrado en la defensa del libro; debo admitir que al mismo tiempo estaba pensando en el anillo de oro alrededor de su corbata, la imagen de George Washington detrás de su banco y el hecho de que tu negro manto judicial se te resbala de los hombros. Esta doble corriente de la mente es la contribución de Ulises.

El tribunal quedó convencido. El juez Woolsey dijo:

Ahora, por primera vez, aprecio la importancia de este libro. Te he escuchado tan atentamente como sé. Estoy perturbado por las escenas de los sueños al final del libro, y aún debo confesar que mientras lo escucho, he estado pensando al mismo tiempo en los muebles Hepplewhite detrás de usted.

Ernst aprovechó su ventaja y argumentó, & # 8220Judge, que & # 8217 es el libro. & # 8221

A continuación, los fiscales señalaron el hecho de que las secciones más picantes del libro, cuando se leían de forma aislada, eran sexualmente explícitas y obscenas. Pidieron al tribunal que considerara qué pasaría si un niño encontrara estas partes del texto. Ernst desestimó esto y argumentó, & # 8220La literatura para adultos [nunca debería] reducirse a papilla para bebés. & # 8221

El tribunal emitió su dictamen el 6 de diciembre de 1933 y falló a favor del libro. El tribunal desestimó la moción # 8217 del gobierno de decomiso, destrucción y difamación.

Sostengo eso Ulises es un libro sincero y honesto. tipos de gente cuya vida, física y mental, Joyce está tratando de describir. Respecto al surgimiento recurrente del tema del sexo en la mente de sus personajes, siempre hay que recordar que su local fue el celta y su estación primaveral.

Más importante aún, el tribunal no aplicó un estándar de obscenidad que privó a los adultos de la literatura que se consideraba corruptora para los niños. En cambio, el tribunal examinó si el trabajo “conduciría a pensamientos lujuriosos y sexualmente impuros” en un adulto normal. La corte escribió:

Soy bastante consciente de que debido a algunas de sus escenas Ulises es un borrador bastante fuerte para pedirle a algunas personas sensibles, aunque normales, que lo tomen. Pero mi opinión considerada, después de una larga reflexión, es que si bien en muchos lugares el efecto de Ulises para el lector indudablemente es algo emético, en ninguna parte tiende a ser afrodisíaco. Ulises puede, por tanto, ser admitido en los Estados Unidos.

Como explicó el tribunal, "si uno no desea asociarse con personas como Joyce describe, es su propia elección".

Cuenta la leyenda que Random House empezó a componer Ulises dentro de los diez minutos posteriores a la audiencia del fallo del juez. Una copia de la opinión del juez Woosley & # 8217 apareció en cada copia de Ulises vendido. Ernst escribió la introducción.

El caso fue apelado ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos, donde el juez principal Martin Manton (no en la foto), el juez Learned Hand (en la foto a la izquierda) y su primo, el juez Augustus Noble Hand (en el centro de la foto), escucharon el caso. ).

Durante la discusión oral, Ernst argumentó:

Hay dos cuestiones pertinentes para la resolución de este caso. La primera es: ¿El libro ha sido aceptado y tratado abiertamente o se ha tratado bajo el mostrador? La respuesta es que se ha abordado abiertamente. La otra cuestión es la de la intención del autor. En cuanto a eso, no creo que pueda haber ningún comentario despectivo serio. El libro fue escrito para presentar un estudio de la mente humana y las emociones en ciertas frases y no ha sido pregonado en un sentido grosero y codicioso. Aquellos que gritan más fuerte por la censura son los grandes empresarios que cuentan historias sucias en autos Pullman. Si te sonrojas, minimiza la corrupción y actúa como repelente

Hand preguntó: & # 8220 Puedes imaginar escritos que son groseros sin ser lujuriosos, simplemente serían repugnantes. ¿Ese es tu punto? & # 8221

Ernst respondió: & # 8220Eso & # 8217 es correcto, su señoría. Si los hombres razonables difieren en Ulises, entonces, de acuerdo con las precedentes de nuestra ley, la decisión del juez Woosley debe mantenerse. & # 8221

La decisión del tribunal inferior fue confirmada por 2-1, con el juez principal Manton en la minoría disidente. El juez Augustus Hand, escribiendo en nombre de la mayoría, señaló: “Creemos que Ulises es un libro de originalidad y sinceridad de tratamiento, y que no tiene el efecto de promover la lujuria. & # 8221

El Segundo Circuito también sostuvo que el daño de un libro & # 8220obscene & # 8221 debe juzgarse no por leer pasajes selectos sino como resultado de todo el libro. Por lo tanto, si el libro en su conjunto tiene mérito artístico y las partes supuestamente obscenas guardan relación con el propósito del libro, entonces el libro no puede considerarse obsceno. El juez Augustus Hand escribió:

Creemos que la prueba adecuada de si un libro determinado es obsceno es su efecto dominante. (Es decir, ¿la promoción de la lujuria es el efecto dominante de leer todo el libro?) Al aplicar esta prueba, la relevancia de las partes objetables al tema, la reputación establecida de la obra en la estimación de críticos aprobados, si el libro es moderno, y el veredicto del pasado, si es antiguo, son pruebas persuasivas de que las obras de arte probablemente no mantendrán una posición elevada sin mejor garantía de su existencia que su contenido obsceno.

El juez Hand concluyó la opinión de la mayoría con una perspectiva histórica de los daños de la censura excesiva:

Ciertamente, el arte no puede avanzar bajo la obligación de las formas tradicionales, y nada en tal campo es más sofocante para el progreso que la limitación del derecho a experimentar con una nueva técnica. Los juicios tontos de Lord Eldon hace unos cien años, proscribiendo las obras de Byron y Southey, y el hallazgo del jurado bajo un cargo de Lord Denman de que la publicación de Shelley & # 8217s Reina Mab fue un delito procesable son una advertencia para todos los que tienen que determinar los límites del campo dentro del cual los autores pueden ejercitarse. Pensamos eso Ulises Es un libro de originalidad y sinceridad de trato y que no tiene el efecto de promover la lujuria. En consecuencia, no entra dentro del estatuto, aunque con justicia pueda ofender a muchos.

La disidencia se basó en la opinión del juez principal Manton de que ciertos pasajes indudablemente eran obscenos, como lo demuestra el hecho de que ni siquiera podían ser citados en la opinión. Como el libro era una obra de ficción & # 8220escrito para la supuesta diversión del lector únicamente & # 8221, esos pasajes deberían verse de forma aislada. Además, el juez principal Manton argumentó que el libro debería examinarse en función de su efecto en toda la comunidad, incluidos los niños. Hacer lo contrario & # 8220 mostraría un total desprecio por los estándares de decencia de la comunidad en su conjunto y un total desprecio por el efecto del libro sobre los miembros menos sofisticados de la sociedad, por no mencionar el adolescente. & # 8221 El juez principal Manton concluyó argumentando que las obras maestras no son el producto de & # 8220 hombres entregados a la obscenidad o pensamientos lujuriosos - hombres que no tienen Amo & # 8221 pero deben servir & # 8220 un estándar moral, & # 8221 ser & # 8220 nobles y duraderos, & # 8221 # 8221 y & # 8220 animar, consolar, purificar o enloquecer la vida de las personas. & # 8221

El gobierno decidió no apelar a la Corte Suprema, poniendo fin a una lucha de una década con el gobierno de Estados Unidos y los grupos de censura locales. Además, los componentes clave de la prueba de obscenidad de Miller de tres puntas actual y n. ° 8217 se derivan de la decisión del Tribunal de Distrito en Estados Unidos v. Un libro llamado "Ulises", incluyendo la opinión de que la obra investigada por obscenidad debe ser considerada en su totalidad y no simplemente juzgada por sus partes.

Debo señalar que, 23 años después, la Corte Suprema seguiría el Segundo Circuito y rechazó el estándar de niño vulnerable en Roth contra Estados Unidos y creó una prueba de obscenidad que analizó si el atractivo dominante de una obra es el "interés lascivo" de los adultos promedio, y si fue "completamente sin redimir la importancia social".

Pero ese es el tema de otra columna. Lo importante para quitar es que Ulises podría venderse en los Estados Unidos, y Ulises todavía está impreso hoy.

¡Ayude a apoyar el importante trabajo de CBLDF sobre la Primera Enmienda y a informar sobre temas como este haciendo una donación o convirtiéndose en miembro de CBLDF!


Ver el vídeo: Pol Jóvenes Eternamente Letra (Diciembre 2021).