Podcasts de historia

12 de las mujeres Tudor más importantes

12 de las mujeres Tudor más importantes

Entre 1485 y 1603, Inglaterra fue gobernada por miembros de la familia Tudor: Enrique VII, Enrique VIII, Eduardo VI, María I e Isabel I.

A pesar de que la mayoría de las mujeres fueron relegadas al servicio de su esposo o padre, hubo muchas que escribieron textos humanistas, construyeron casas enormes, administraron vastas propiedades e incluso gobernaron como reinas.

Aquí están 12 de los más importantes.

1. Margaret Pole, condesa de Salisbury

Una pintura considerada Margaret Pole, condesa de Salisbury.

Margaret Pole era la sobrina de Ricardo III, a quien Enrique VII había matado en la batalla de Bosworth Field en 1485. Hasta el día de su muerte, Margaret afirmó su lealtad a Yorkista y se convirtió en un foco de rebelión. Se consideró tal amenaza que Enrique VIII ordenó su ejecución en 1541.

2. Isabel de York

Elizabeth era la hija del rey Eduardo IV y Elizabeth Woodville, quienes eran líderes de la causa de York. Sus hermanos eran los "Príncipes de la Torre".

Una copia de la pintura de Whitehall de 1537 perdida de Hans Holbein el Joven. Enrique VII e Isabel de York están detrás de Enrique VIII y Jane Seymour.

El matrimonio entre Elizabeth de York y Henry Tudor marcó una unión entre las Casas de York y Lancaster, y nació la rosa Tudor roja y blanca. Isabel y Enrique tuvieron ocho hijos que, a través del matrimonio, se convirtieron en monarcas de Inglaterra, Escocia y Francia.

3. Margaret Tudor, reina de Escocia

Margaret, la hija mayor de Enrique VII e Isabel de York, era hermana de Enrique VIII. Estuvo casada con James IV de Escocia desde 1503-1513, que unió las casas reales de Inglaterra y Escocia. Después de la muerte de su esposo, Margaret actuó como regente de su hijo James V, de 1513 a 1515.

Un dibujo de Margaret.

4. Catalina de Aragón

Catalina gobernó como reina de Inglaterra desde junio de 1509 hasta mayo de 1533. Era hija de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón.

A los tres años se comprometió con Arturo, Príncipe de Gales, quien era el heredero aparente del trono inglés. Después de la muerte de Arthur, Catherine se casó con su hermano menor Henry, quien se sintió cada vez más frustrado después de que ella no pudo dar a luz a un heredero varón.

Catalina de Aragón.

Durante seis meses en 1513, sirvió como regente de Inglaterra mientras Enrique estaba en Francia. Su conmovedor discurso sobre el valor emocional pareció ser un factor importante en la victoria inglesa en la batalla de Flodden. También fue una destacada humanista y contaba entre sus amigos a eruditos como Erasmo de Rotterdam y Thomas More.

Jessie Childs es una autora e historiadora galardonada. En esta fascinante entrevista, explora la difícil situación católica en la Inglaterra isabelina, una época en la que su fe fue criminalizada y casi doscientos católicos fueron ejecutados. Al exponer las tensiones enmascaradas por el culto a Gloriana, ella considera las terribles consecuencias cuando la política y la religión chocan.

Escucha ahora

5. Elizabeth Blount

"Bessie" Blount era una amante de Enrique VIII. El 15 de junio de 1519, Blount le dio al rey lo que siempre había deseado: un hijo. Henry Fitzroy, el único hijo ilegítimo de Enrique VIII, fue más tarde duque de Richmond y Somerset y conde de Nottingham.

El hijo ilegítimo de Enrique VIII, Henry Fitzroy.

6. Ana Bolena

La segunda y quizás más infame esposa de Enrique VIII, Ana Bolena fue reina de Inglaterra desde 1533 hasta 1536, cuando fue ejecutada.

Anne Bolena de Hans Holbein el Joven.

Enrique la vio por primera vez cuando servía a Catalina de Aragón como dama de honor. Para acomodar un matrimonio con Anne y divorciarse de Catherine, Henry no tuvo más remedio que dejar la Iglesia Católica y establecer la Iglesia de Inglaterra.

Anne era la madre de Isabel I.

7. Catherine Parr

Catalina tenía cuatro maridos, el tercero de los cuales era Enrique VIII, a quien sobrevivió un año. Disfrutaba de una estrecha relación con los tres hijos de Henry, se interesaba personalmente por su educación y desempeñaba un papel importante en la Tercera Ley de Sucesión, que devolvió a María e Isabel a la línea de sucesión.

Catherine Parr fue tratada como reina viuda después de la muerte de Enrique.

Después de la muerte de Enrique, Catalina actuó como reina viuda y se le permitió quedarse con vestidos y joyas reales.

8. Lady Jane Grey

Jane era bisnieta de Enrique VII e Isabel de York, a través de su hija María, que se convirtió en reina de Francia.

Tenía una educación excepcionalmente buena en estudios humanistas y, como protestante comprometida, Eduardo VI la veía como una aliada. En 1553, el testamento de Edward colocó a Jane en la fila para heredar el trono, eliminando efectivamente a sus medias hermanas María e Isabel de la línea de sucesión e ignorando la Tercera Ley de Sucesión.

"La ejecución de Lady Jane Grey" de Paul Delaroche, 1833.

Jane fue proclamada reina el 10 de julio de 1553, pero el apoyo se desvaneció rápidamente y el Consejo Privado la abandonó. Con una duración de poco más de una semana, se hizo conocida como la "Reina de los Nueve Días". Aunque Mary inicialmente le perdonó la vida, fue vista como una amenaza para la Corona y fue ejecutada al año siguiente.

9. María I

María se casó con Felipe II de España.

María fue la hija mayor de Enrique VIII que sobrevivió hasta la edad adulta. Como hija de Catalina de Aragón, era una católica acérrima. Después de expulsar a Lady Jane Grey para recuperar su lugar en el trono, Mary intentó revertir la Reforma inglesa iniciada por su padre y restaurar el catolicismo romano.

Las ejecuciones de protestantes le valieron el apodo de "Bloody Mary". Estaba casada con Phillip de España.

10. Isabel I

Isabel I con su túnica de coronación, estampada con rosas Tudor y adornada con armiño.

Isabel fue la última monarca de la dinastía Tudor, que gobernó desde 1558 hasta 1603. Dependía en gran medida de un grupo de asesores dirigido por William Cecil. Juntos establecieron un camino intermedio en los debates religiosos, ya que Elizabeth se convirtió en la gobernadora suprema de la iglesia protestante inglesa, pero insistió en una mayor tolerancia hacia los católicos ingleses.

La historiadora Nicola Tallis aparece en el programa para hablar sobre la extraordinaria Margaret Beaufort: 'Madre de los Tudor' y antepasado de todos los miembros de la realeza posteriores.

Ver ahora

Isabel nunca se casó y se la conoció como la "Reina Virgen". Su reinado de 44 años estuvo marcado por la derrota inglesa de la Armada española en 1588 y el florecimiento del drama inglés, dirigido por los dramaturgos Christopher Marlowe y William Shakespeare.

11. Bess de Hardwick

Bess de Hardwick era la mujer más poderosa de Inglaterra, después de la reina.

Nacida en un entorno modesto, Bess se casó cuatro veces y adquirió una enorme fortuna para convertirse en la segunda mujer más importante de Inglaterra, después de la reina. Es famosa por construir Hardwick Hall, que dio lugar a la rima "Hardwick Hall, más vidrio que pared".

Bess era famosa por construir Hardwick Hall, que está adornado con sus iniciales.

12. María, reina de Escocia

María reinó sobre Escocia desde 1542 hasta 1567. Fue la única hija legítima sobreviviente del rey James V de Escocia, que murió cuando María tenía seis días de edad. Se casó con Francis, el Delfín de Francia, y más tarde con su medio primo, Lord Darnley.

Su hijo, James, se convertiría en James I de Inglaterra, uniendo los dos reinos. Fue ejecutada por su prima Isabel I en 1587 en el castillo de Fotheringhay.

María, Reina de Escocia. Su hijo se convirtió en James I de Inglaterra y James VI de Escocia.


Boudicca (Murió c.60 - 61 d.C.)

Ella era la reina rebelde de la antigua tribu celta británica Iceni, que dirigió un ejército contra los romanos en el 60/61 d.C., asegurándose un lugar en los libros de historia como uno de los gobernantes más emblemáticos de Gran Bretaña. Después de sufrir una flagelación pública y presenciar la violación de sus dos hijas, Boudicca levantó un ejército que destruyó las fortalezas romanas en Colchester, Londres y St Albans, matando a entre 70.000 y 80.000 personas en el proceso. Finalmente, la rebelión de Boudicca fue sofocada y aparentemente se envenenó a sí misma, junto con sus dos hijas.

Æthelflæd - Dama de los mercianos (c.870 - 918 d.C.)

Æthelflæd, la hija mayor de Alfredo el Grande, rey del reino anglosajón de Wessex, ayudó a liderar la lucha contra los vikingos y a sentar las bases de Inglaterra. Después de la muerte de su esposo, Æthelflæd se hizo cargo del gobierno del reino de Mercia, convirtiéndose en la Dama de los Mercianos, un logro verdaderamente notable dados los tiempos dominados por los hombres en los que vivió. Pasó a la ofensiva contra los vikingos y durante los años siguientes jugó un papel importante en la conquista de Danelaw, el reino vikingo en Inglaterra.

Ana Bolena (hacia 1501/07 - 1536)

La segunda esposa de Enrique VIII fue un actor clave en la reforma inglesa, una serie de eventos que vieron a la Iglesia de Inglaterra separarse de la Iglesia Católica Romana y de la autoridad del Papa. Enrique deseaba anular su matrimonio con Catalina de Aragón para poder ser libre de casarse con Ana. Cuando el Papa Clemente VII rechazó los deseos de Enrique, éste inició la separación de la Iglesia de Inglaterra de Roma. Anne se convertiría en reina de Inglaterra durante tres años y daría a luz a uno de los más grandes monarcas del país, Isabel I, antes de ser decapitada por traición.

Leer más sobre: ​​Reyes y Reinas

El ascenso y la caída de los Bolena

Isabel I (1533-1603) y Catherine Parr (1512-1548)

La Reina Virgen es uno de los gobernantes más exitosos y populares de Gran Bretaña. La hija de Enrique VIII y Ana Bolena fue la última de los monarcas de la casa de Tudor. Su reinado (conocido como la era isabelina) duró 44 años, presagiando un período de relativa estabilidad y prosperidad económica, que dio lugar a una edad de oro en la exploración y las artes. Estableció el protestantismo en Inglaterra y derrotó a la Armada española en 1588, una de las mayores victorias militares de la historia inglesa.

Catherine Parr, la última esposa de Enrique VIII, jugó un papel importante en la educación personal de Isabel, dando forma a las creencias y convicciones de la futura reina. Catalina también ayudó a influir en la aprobación de la Tercera Ley de Sucesión por parte de Enrique en 1543, que restauró a sus hijas en la línea de sucesión. Sin Catalina, Isabel nunca habría ascendido al trono.

Reina Victoria (1819-1901)

Su reinado (conocido como la era victoriana) duró 63 años, más que cualquiera de sus predecesores y fue un período de grandes cambios en el Reino Unido. Al llegar al trono con tan solo 18 años, Victoria presidiría la transformación política, social, cultural e industrial del país, junto con la expansión del Imperio Británico. Se convirtió en la mujer más poderosa del mundo y ayudó a restaurar la reputación de la monarquía después de haber sido empañada por la extravagancia de sus tíos.

Isabel II (1926-presente)

Como Victoria e Isabel I antes que ella, no se esperaba que gobernara la actual reina de Gran Bretaña. Cuando su tío, el rey Eduardo VIII, abdicó del trono, empujó al padre de Isabel, Jorge VI, al primer puesto y colocó a Isabel en la línea directa de sucesión. Ascendió al trono a los 25 años y se ha convertido en la monarca más longeva y con más años de servicio de Gran Bretaña. Ahora con 93 años, su reinado ha durado más de 68 años, un período que ha sido testigo de notables cambios sociales, tecnológicos, científicos y políticos.


Hatshepsut

Print Collector / Hulton Archive / Getty Images

Mucho antes de que Cleopatra reinara en Egipto, otra mujer tenía las riendas del poder: Hatshepsut. La conocemos principalmente por el gran templo construido en su honor, que su sucesor e hijastro desfiguraron para tratar de borrar su reinado de la memoria.


12 mujeres en la historia que necesitan biopics ahora mismo

La historia está llena de mujeres no reconocidas. Esa no es la observación más sorprendente en el mundo. Los escribas a lo largo de la historia han envidiado a las mujeres en cualquier espacio en sus importantes registros de Reyes y emperadores haciendo cosas, porque las mujeres solo estaban allí para engendrar herederos y verse bien, ¿verdad? Sin embargo, profundiza un poco más y pasa el rato en la sección de historia de la librería, donde todos los días parecen surgir nuevos libros que defienden a una mujer complicada y marginada durante mucho tiempo, desde la ahijada sufragista de la reina Victoria hasta la famosa víctima de asesinato Kitty Genovese, y encontrarás heroínas que solo piden atención, publicidad y una extravagancia en la alfombra roja de Viola Davis o Cate Blanchett.

Las biografías son el nuevo vehículo histórico para traer de vuelta a nuestra atención a las mujeres desatendidas. En un futuro no muy lejano, las pantallas gigantes de Estados Unidos mostrarán películas biográficas sobre personajes como la legendaria emperatriz viuda china Cixi (que era una déspota tan totalitaria que ella poner al emperador bajo arresto domiciliario ), la dulcemente excéntrica heredera Florence Foster Jenkins (protagonizada por Meryl Streep, nada menos), y Effa Manley, la copropietaria afroamericana del equipo de béisbol Newark Eagles en las décadas de 1930 y 1940. Las damas pasadas por alto en la historia son aparentemente la nueva gran cosa en el cine, y estoy pre-reservando boletos para todo.

Así que aquí hay una lista de 12 mujeres fascinantes en la historia que necesitan seriamente que Harvey Weinstein respalde la historia de sus vidas, como ayer. Fascinante no significa necesariamente heroico, o políticamente poderoso, o incluso particularmente agradable, pero todos serían invitados fantásticos a la cena, siempre que escondieras las espadas.

1. Ida B. Wells

No tengo idea de por qué no hay al menos cinco biopics de esta increíble mujer. Nacida como esclava en Mississippi en 1862, se convirtió básicamente en todo: una reformadora de los derechos civiles, una intrépida periodista de investigación y una auténtica mujerzuela que se enfrentó al odio racial al escribir abiertamente sobre el linchamiento de Estados Unidos como una forma de controlar a los afroamericanos.

Enfrentó amenazas de muerte, turbas, exclusión por parte de otras activistas por los derechos de las mujeres y una incredulidad generalizada sobre la verdad de sus informes de linchamiento, incluso cuando dio la vuelta al mundo dando conferencias al respecto. Incluso se negó a ceder un lugar en el vagón de tren de una mujer blanca, 71 años antes que Rosa Park. ¿Estás sin aliento todavía?

2. Harriet Chalmers Adams

Harriet Chalmers Adams fue esencialmente la primera mujer en usar profesionalmente un casco de médula. Ella exploró todos los lugares en los que podía pensar, a pesar de estar viva en una época (1875-1937) en la que se suponía que las mujeres debían sentarse quietas, beber té y desmayarse ante cosas groseras. Ella escribió para National Geographic sobre grandes extensiones de los países de América del Sur que exploró y ayudó a fundar la Sociedad de Mujeres Geográficas. Y, cuando no estaba haciendo cosas increíbles como escalar los Andes a caballo, fue la única periodista a la que se dejó entrar en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial.

3. Hojo Masako

Conocida como "la monja shogun", Hojo Masako era una figura enormemente poderosa en el gobierno guerrero de Japón. Nacida en 1156, tomó el velo de monja después de la muerte de su esposo el shogun, pero aún así logró mantener un dominio absoluto sobre el funcionamiento ridículamente sombrío del dominio japonés. Estos incluyeron posiblemente conspirar por la muerte de su poco confiable hijo mayor, el derrocamiento de su padre en favor de su hermano y otros giros hechos a medida para una película épica.

4. Isabella Lucy Bird

Isabella Lucy Bird era una mujer ridículamente rebelde. ¿Qué otra hija de un clérigo victoriano sobrevive a un tumor en la columna y rápidamente decide viajar por el mundo, tener un romance serio con Wild Jim Nugent en las Montañas Rocosas y visitar todas partes, desde Vietnam hasta Hawai? Tuvo alrededor de catorce vidas en una, viajando con soldados británicos en Teherán y entrenando como médico como una ocurrencia tardía. Usó una escalera que le había regalado el sultán de Marruecos para montar su caballo y escribió 18 volúmenes de observaciones. Un guionista ni siquiera sabría por dónde empezar.

5. Annie Edison Taylor

Annie Edison Taylor no era una exploradora, ni una heredera, ni siquiera particularmente valiente. Ella era solo una mujer que decidió hacer algo que nadie había hecho antes. En su cumpleaños número 63, el 14 de octubre de 1901, fue la primera persona en cruzar las Cataratas del Niágara en un barril, en el que había sido empacada con su almohada de la suerte. Lo hizo para ganar dinero, pero la publicidad no duró y murió en la oscuridad, y el barril se perdió después de que su gerente lo robó.

6. Nellie Bly

Nellie Bly fue posiblemente la primera periodista de inmersión del mundo, e hizo que Tintin pareciera un completo perdedor. Hizo una circunnavegación del mundo en 72 días solo para ver si el límite de 80 días de Julio Verne podía alcanzarse en la vida real, pero la hazaña por la que más se la recuerda es su aterradora investigación sobre las condiciones en los hospitales psiquiátricos. Una casa de locos & quot, por lo que ella fingió estar loco y ella misma se había comprometido.

Casi como actividad secundaria, se casó con un millonario de 73 años a la edad de 31 y patentó varios inventos, incluida la moderna lata de leche. Como tu lo haces.

7. Hatshepsut

Con el lanzamiento de una biografía de gran éxito, la gente ya está clamando por que la vida de esta reina egipcia se convierta en una película. Hatshepsut fue el gobernante absoluto de Egipto durante 22 años en la dinastía XVIII, y fue realmente bueno en eso, haciendo a Egipto pacífico y enormemente próspero.

Ella construyó templos asombrosos para ella en todas partes y evitó una guerra civil, todo mientras tenía que usar una barba postiza. Después de su muerte, alguien trató de borrar todos sus nombres y logros de sus edificios, posiblemente porque una mujer siendo rey era considerada ofensiva. No funcionó.

8. Jeanne Bare

Jeanne Bare era una figura completamente enigmática en más de un sentido. Huérfana francesa, fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo en barco, y lo hizo vestida de hombre, porque estaba a bordo como asistente de su amante, el espléndido naturalista viudo Philibert Commercon.

Los dos viajaron juntos felices, botanizando su camino a través de Mauricio, Tahití, Madagascar y otros climas exóticos, descubriendo buganvillas por el camino. Después de la trágica muerte de Commercon, se casó con un oficial, regresó a Francia y el gobierno le dio una pensión "a esta mujer extraordinaria".

9. Maria Tallchief

Me sorprende que Maria Tallchief aún no haya tenido una película biográfica dedicada a ella, aunque la primera bailarina de 88 años murió en 2013. Fue la primera primera bailarina de Estados Unidos, la estrella del famoso Ballet de la ciudad de Nueva York de George Balanchine. y la primera famosa bailarina nativa americana. Después de una espantosa discriminación de niña que la llevó a contraer su nombre completo, Tall Chief, en una palabra, se convirtió en una estrella de ballet muy querida, pero su vida personal fue dramática: Balanchine, 21 años mayor, le pidió que se casara con él cuando se casó con él. tenía 21 años, pero ocho años después se anuló el matrimonio.

10. Alexandra David-Neel

Alexandra David-Neel era otra mujer que parecía combinar siete o más vidas en una. Aristócrata belga nacida en 1868, se formó como prima donna, escribió un tratado anarquista tan alarmante que los editores se negaron a tocarlo y viajó repetidamente a la India y sus alrededores, incluido el Tíbet, durante el período de su historia en el que estuvo cerrado. a los extranjeros.

Esto, para ponerlo en contexto, era algo imposible. Se hizo amiga (y posiblemente sedujo) del Sikkim Maharajah, y luego adoptó a un joven monje, Aphur Yongden, que sería su compañero de viaje por todo el Tíbet y Japón. En sus memorias cuenta que salvó a Yongden de una tormenta de nieve abrazándolo y elevar artificialmente la temperatura de su cuerpo a través de la meditación.

11. Emperatriz Theodora

La emperatriz bizantina Teodora, esposa de Justiniano I (500AD-548AD), es sobre todo famosa porque los primeros historiadores fueron lindo convencida de que antes de ser reina había sido prostituta. Si eso era cierto, era una historia épica de una mujer que se elevaba por encima de las circunstancias, porque Bizancio era ridículamente piadoso y el Emperador era el jefe de la iglesia. Sin embargo, es más probable que fuera una actriz o de otra manera humilde, y que sus enemigos conspiraron para hacerla parecer hipócrita y lujuriosa con un pasado oscuro. Dado que toda la evidencia apunta al hecho de que ella fue en realidad una líder efectiva y justa, esto parece increíblemente injusto.

12. Annie Londonderry Cohen Kopchovsky

Este es el tipo de historia que sería una excelente película alegre de Maggie Gyllenhaal. Annie & quotLondonderry & quot Cohen Kopchovsky fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo en bicicleta, y lo hizo por una apuesta: dos caballeros de Boston hicieron una apuesta en 1895 sobre si una mujer podía cuidar de sí misma. Según ella, le dieron 15 meses y, a pesar de que nunca antes había andado en bicicleta, se puso en camino.

Es más probable que fuera un truco publicitario, ya que Cohen también era periodista y le pagaban por llevar carteles con imágenes de agua de manantial, pero definitivamente dio la vuelta al mundo en el tiempo asignado. Se llamó a sí misma The New Woman, pero su notoriedad pronto se desvaneció, y ya es hora de que regrese.


Los siete de Edimburgo

Estas siete mujeres fueron las primeras en matricularse en una universidad británica. Al estudiar medicina en Edimburgo, se enfrentaron a una tarea gigantesca desde el principio, con elementos de la universidad y, de hecho, de la ciudad en general en su contra. Ciertos profesores masculinos provocaron hostilidad y, en 1870, las cosas llegaron a un punto crítico cuando los siete se presentaron para un examen de anatomía, solo para encontrar su camino bloqueado por una multitud burlona y abusiva que les arrojó basura y barro. Se mantuvieron firmes en lo que se conoció como The Surgeon's Hall Riot pero, a pesar de obtener el apoyo de otros estudiantes y la prensa (y un tal Charles Darwin), finalmente se les dijo que no podían graduarse. Su fuerza y ​​decencia bajo presión inspiraron a muchos otros, hasta el día de hoy. Un ejemplo de esto es el hecho de que la cuenta de Twitter de la Organización de Enseñanza Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Edimburgo lleva el nombre de una de las siete, Edith Pechey. Las otras fueron Mary Anderson, Emily Bovell, Matilda Chaplin, Helen Evans, Sophia Jex-Blake e Isabel Thorne.


Mujeres en la Inglaterra Tudor

La Inglaterra Tudor fue testigo de muchos eventos famosos como la Armada Española, la Reforma y personajes famosos como Enrique VII, Enrique VIII y Sir Francis Drake. Pero, ¿qué había sucedido con la posición que ocupaban las mujeres en la sociedad Tudor inglesa? La posición de las mujeres no había cambiado durante siglos y la época de los Tudor vio poca o ninguna mejora a pesar del hecho de que de 1485 a 1603 vieron 2 reinas. Ni Mary Tudor ni Elizabeth hicieron mucho para promover la causa de la mujer. ¿Por qué fue esto?

Durante siglos se les había dicho a las niñas y, si se les había educado, que eran inferiores. Entonces, cuando se convirtieron en mujeres, habrían actuado como si fueran inferiores a los hombres. La Iglesia enseñó esto y usó la Biblia para justificar esta creencia. Si los hombres de Dios decían que las mujeres eran inferiores, tenía que ser verdad ... Así que dos sectores de la sociedad crecieron para creer lo mismo. Tanto hombres como mujeres creían que las mujeres eran inferiores a los hombres y que esto estaba ordenado por Dios. No se produjo ningún cambio con la Reforma. El líder protestante John Knox escribió:

"La mujer en su máxima perfección fue creada para servir y obedecer al hombre".

A las niñas se les enseñó que tenían que obedecer a sus padres al instante. Como un padre dominaba un hogar, esto básicamente significaba que las niñas crecían para obedecer instintivamente a los hombres. Incluso los tíos, los hermanos mayores y los amigos varones de la familia podían esperar una obediencia instantánea de las niñas. Las niñas no recibieron educación formal (aunque muy pocos niños la recibieron), pero se les enseñó que su única función en la vida era casarse, tener hijos y cuidar de sus hogares y maridos. A las niñas se les enseñó que Dios les había ordenado que fueran obedientes a los hombres, ya fuera padre o esposo.

Las niñas de un hogar pobre no recibieron educación como la reconoceríamos. Aprendieron habilidades para la vida de sus madres. Las niñas de los hogares de los ricos recibieron algún tipo de educación, pero fue en cosas como la gestión del hogar, la costura y la preparación de comidas. En general, se creía que enseñar a las niñas a leer y escribir era una pérdida de tiempo. Dos de las esposas de Enrique VIII apenas sabían leer y escribir: Jane Seymour y Catherine Howard.

Las señoritas de una familia rica no tendrían elección sobre quiénes serían sus maridos. Con frecuencia, los matrimonios se arreglaban para que las familias involucradas se beneficiaran; si la joven amaba a su futuro esposo era realmente irrelevante. De hecho, no habría sido raro que una pareja se conociera por primera vez en su boda como les sucedió a Enrique VIII y Ana de Cleves.

No había edad legal para contraer matrimonio y muchas niñas de 14 años se habrían casado a esa edad. En los hogares de los pobres, casi había prisa por casar a las hijas, ya que se creía que una vez que llegaban a cierta edad, alrededor de los 14, se las consideraba demasiado mayores para casarse y, por lo tanto, una responsabilidad en el hogar. una boca extra que alimentar y no hay ingresos extra que ingresen a la casa.

Una vez casada, la función principal de una esposa era producir un hijo para continuar la línea familiar. Esto fue cierto para la realeza hasta el campesino común. No habría sido raro que las esposas estuvieran embarazadas cada doce meses. En la Inglaterra Tudor, el embarazo y especialmente el parto era peligroso para la esposa. La muerte durante el parto no era inusual. Una "tradición" en este momento era que la esposa preparara la habitación de un nuevo bebé, pero también hiciera arreglos para el bebé en caso de que ella, la madre, muriera durante el parto.

El acto real del parto fue asistido por una "partera". De hecho, generalmente se trataba de una pariente anciana o una vecina sin conocimientos médicos. Las complicaciones eran frecuentes y la muerte no era inusual en el parto, pero en la época de los Tudor no existían médicos adecuados para cambiar esto. Incluso si el parto de un bebé tuvo éxito, la madre aún podría ser víctima de una enfermedad debido a la falta de higiene durante el parto. La víctima Tudor más famosa de esto fue Jane Seymour, que murió después de dar a luz con éxito a Eduardo VI. Tanto la fiebre puerperal como las infecciones posparto fueron asesinas.

La forma de vestir de las mujeres también estaba estrictamente controlada. Las mujeres que no estaban casadas podían llevar el pelo suelto. Las mujeres casadas tenían que esconder su cabello bajo un velo y una capucha. Las reinas podían llevar el cabello suelto en ocasiones estatales, pero esto solo se toleraba porque tenían que llevar una corona. El cabello de Ana Bolena era tan largo que podía sentarse en él, pero a pesar de su naturaleza enérgica, incluso ella hizo lo que se esperaba de ella y usó el cabello con capucha después de su matrimonio con Enrique VIII.

Como en épocas anteriores, el vestido de mujer cubría casi todo. Las mangas llegaban hasta las muñecas e incluso los vestidos de verano llegaban al suelo. Los corsés eran comunes, pero un escote pronunciado se consideraría aceptable. Para las reinas, la vestimenta ceremonial podría ser incluso un desafío, ya que sus vestidos podrían ser hermosos para quienes las miran, pero ambos eran voluminosos y pesaban mucho, ya que generalmente estaban incrustados con joyas. Usados ​​en una noche calurosa en una ocasión estatal, tales vestidos deben haber sido incómodos de usar.

Isabel I
que se ajustaba a los estándares de vestimenta esperados para las mujeres

La ley otorgó al esposo plenos derechos sobre su esposa. Ella efectivamente se convirtió en su propiedad. Una esposa que cometió adulterio podía esperar ser severamente castigada, como descubrió Catherine Howard. Un par podría hacer quemar en la hoguera a su esposa adúltera si el rey o la reina estaban de acuerdo. Una esposa que mató a su esposo no cometió asesinato, cometió el peor crimen de traición a la patria. Esto también la llevó a ser quemada en la hoguera. Golpear a la esposa era común y la lógica de la Inglaterra Tudor era que la esposa habría provocado que su esposo la golpeara y si ella se hubiera comportado correctamente, él no la habría golpeado. ¡Por lo tanto, ella misma fue responsable de su golpiza! En teoría, una esposa podría alejarse de un matrimonio, pero ¿a qué? ¿Quién se quedaría con ella? ¿Quién la contrataría? Por lo tanto, las mujeres tenían que permanecer en un matrimonio incluso si era brutal, ya que era muy poco lo que podía hacer.


Calles de londres

No es de extrañar que, con tanta gente acudiendo a las ciudades, Londres fuera ahora la ciudad más grande de Europa con entre 130.000 y 150.000 habitantes. Era una metrópolis colorida y contenía lo mejor y lo peor de la vida urbana. Las calles estaban llenas de cervecerías, garitos de juego y burdeles, y el público se entretuvo con artistas callejeros, casas de juegos y espectáculos como hostigamiento de osos. Londres estaba sucio pero intrigante, animado pero peligroso. Y, además de sus propios pobres, la ciudad actuó como un imán para mendigos, ladrones y estafadores de todo el país.

. la ciudad actuó como un imán para mendigos, ladrones y estafadores de todo el país.

Los monarcas anteriores habían tomado medidas para cuidar a los que llegaban a las calles de Londres. Eduardo VI había suministrado uno de los palacios reales para que sirviera de casa de corrección para los pobres, conocida como Bridewell. Aquí, en lugar de ser castigados, a los vagabundos y criminales se les asignaron tareas útiles para realizar como parte de su curación. Este fue un enfoque ilustrado y se establecieron casas de corrección en otras ciudades para reintegrar a estos individuos a la sociedad. Desafortunadamente, bajo María I, se usaba más comúnmente como lugar de castigo. Pero durante el reinado de Isabel, las casas de corrección una vez más cumplieron un propósito útil para mantener el orden social y mantener a los vagabundos fuera de las calles.

Las Leyes de Pobres aprobadas durante el reinado de Isabel I jugaron un papel fundamental en el bienestar del país. Señalaron una progresión importante desde la caridad privada hasta el estado de bienestar, donde el cuidado y la supervisión de los pobres se plasmó en la ley y fue parte integral de la gestión de cada ciudad. Otro signo de su éxito fue que el desorden y los disturbios temidos por el Parlamento no se materializaron. Pero persistieron los problemas. No hay duda de que las leyes ayudaron a los indigentes al garantizar un nivel mínimo de subsistencia, pero aquellos que se ganaban la vida con ganas de vivir no calificaban para recibir ayuda y continuaron luchando. Y, a medida que pasaban los años y la población seguía aumentando, las disposiciones adoptadas para cuidar de los pobres se extendieron hasta el límite. Sin embargo, es un tributo a su éxito duradero que dos de las Actas, de 1597 y 1601, perduraron hasta bien entrado el siglo XIX.


Lista de las 20 mujeres más importantes

1- Mytilene Safo

"¿Arde de nuevo el corazón inquieto? / ¿A quién pretendes enredar en
¿Lazo de amores? ¿A quién evita tu red, avaro Safo?

(Himno en honor a Afrodita)

Estas estrofas fueron escritas por Safo de Mitilene o Safo de Lesbos, famoso poeta griego que fue incluido en los & poetas líricos laquoninos & raquo. Vivió en los siglos VII / VI aC en la Antigua Grecia.

Aunque no hay mucha información sobre su vida, sus poemas se han conservado a lo largo del tiempo. Los especialistas consideran que fue miembro de la sociedad poética thiasos.

En sus poemas habla del amor no correspondido y también del amor entre mujeres. Safo fundó la Casa de los Sirvientes de las Musas. En esta escuela se enseñaba a las mujeres a declamar, arreglos florales y otras artes. El único poema que se conservó por completo es el Himno en honor a Afrodita.

2- Cleopatra

"Cleopatra died at the age of thirty-nine, of which twenty-two had reigned, and had ruled with Antonio more than fourteen."

(Life of Marco Antonio, Plutarch)

Cleopatra was one of the most important rulers of her time, who knew how to use her intelligence and the people around her to gain power. More than once he had to marry his brothers and seduce enemy powers, such as Julius Caesar and Mark Antony.

Thanks to their relations, this one could control the Egyptian policy besides maintaining a peaceful relation with the Romans. Cleopatra knew several languages, plus she had knowledge of mathematics, astronomy, music and other sciences and arts.

In losing her political allies, Cleopatra preferred death, to be imprisoned in Rome. During his reign, Egypt culturally influenced Rome, where the calendar of Canopus (Julian) was adopted and the cult of the Egyptian goddess Isis was practiced.

3- The Trung Sisters

"When the enemy is at the door, the woman goes out to fight."

(Famous vietnamese phrase"giac den nha, dan ba cung danh")

The Trưng sisters, Trưng Trắc (側 側) and Trưng Nhị (貳 貳), are national heroes of the Vietnamese people. They fought against the Chinese invasion in the first century during the Han Dynasty.

These sisters began by liberating their hometown from the Chinese invasion and then continued the struggle and ended up liberating 65 citadels from the Chinese. They resisted the counterattack of China for 3 years and were regents of Nanyue, which became the center of the rebellion.

To this day, the two sisters who rode elephants are considered a symbol of the nation.

4- Empress Wu

"To be declared Empress, Empress Wu strangled her own daughter His willingness to crush his own flesh and blood showed how great his vicious and vile nature was, even though this performance is nothing more than what bad, jealous women could do."

Despite being described as a cruel and soulless monarch, Empress Wu was undoubtedly an exceptional policy. She was named empress and regent in Ancient China and also founded her own dynasty, which she called Zhōu.

It is considered that the harsh criticism of the Chinese chroniclers to its policy is due to the fact that to have been named empress it scandalized the men of the time. This fact violated the rules of Confucius. The Empress supported Buddhism and used religion as a way of legitimizing her mandate. He attacked the Mongol nomads and also introduced new characters to the Chinese alphabet.

5- Lubna

"Among the clerks of the palace are Lubna and Fatima, secretaries of the caliph, well versed in grammar and poetry."

(Margarita Bernis, Spanish-Arab Science)

According to the chronicles of the Arab philosopher Ibn Bashkuwal, Lubna had excellent knowledge of mathematics, grammar, and other sciences. She was one of the most important figures of the palace and served as secretary of the Caliph and copyist.

In addition, it is considered that led during a time the real library of Cordova that counted on more than half million volumes. Together with his colleague Fatima, they worked during the governments of Abderramán III and his successor Alhakén II.

6 - Eleanor of Aquitaine

"It was believed that from that time the Queen would have established her court at Poitiers, surrounded by troubadours, poets, and literati, to reign in her the"courtesy"as patroness of letters and arts."

(Flori, J. Leonor of Aquitaine, The Rebel Queen)

Leonor of Aquitaine was one of the most powerful queens of the Middle Ages. He was monarch of two nations: of France, when marrying with Louis VIII and of England, when marrying with Henry II.

He inherited from his father the region of Aquitaine, one of the largest and most important of the time. It was criticized by the clergy of the time for its little feminine attitudes.

It is considered to have played an important role in the recruitment of men to participate in the Crusades. Her marriage to her first husband was annulled. Then he married his second husband.

He had 10 children, including Ricardo Corazón de León. He was very active politically and supported his children to obtain the throne in France as in England.

7- Joan of Arc

"He said that, since he was thirteen, he had the revelation of Our Lord through a voice that taught him to use it."

(Georges Duby, Andrée Duby The processes of Joan of Arc)

The maid of Orleans, Joan of Arc was a heroine Fance, who led the French army in the Battle of Patay and other clashes during the Hundred Years War. Despite her youth, she convinced King Charles VII that it was necessary to expel the English from France.

She was burned alive and judged by the voices she said she heard and because she declared that she had been chosen to lead the French in their struggle. Of course, the decision to burn her at the stake was also influenced by the political situation of the time.

Years after her death she was declared a saint and then Patron Saint of the French people.

8- Catalina de Medici

"Madame, my daughter, I have heard from some who have come from Spain that your ladies do not get along, and that Madame de Vineux wants to intervene at all costs in your affairs, something that I find incredibly bad. "

(Letters of Catalina de Medici, T. 1)

Catherine de Medici had no political influence during the government of her husband, but when he died, she successively handled the affairs of the state during the reigns of her three children: Francis II, Charles IX and Henry III.

Catherine ruled during a time of internal instability due to the religious wars that took place throughout Europe. His entire government was marked by desperate measures to keep his family in power. It is considered that she was the most influential woman of Century XVI. His letters to his children, friends and enemies show his ambition and cold blood when making decisions.

9- Isabel I

"Come live with me and know my love, / and we will try all the pleasures
That the mountains, the valleys and the fields, / and the abrupt summits offer us".

(Christopher Marlowe, The Passionate Pastor of His Love)

Christopher Marlowe and William Shakespeare are just some of the great representatives of the Elizabethan era. Thanks to the political stability and relative peace between Catholics and Protestants achieved by Queen Elizabeth I, England enjoyed a period of stability and development that allowed them to defeat the Incredible Navy, to discover new territories in the new world, to impose itself as a maritime empire and Expand its economy.

At the end of the reign of Isabel I was also achieved the unification with Scotland. Many historians believe that the Tudor era has been the most fruitful of the country's history.

10- Catalina the Great

"Empress Catherine was German by birth, but she was the daughter of Peter the Great, not of blood but of soul."

(Visarión Belinski, Complete Works Collection)

Catherine the Great continued the legacy of Peter the Great and the course towards the Europeanization of the country. His government stood out for important reforms, in addition to its support for science and art.

Catalina maintained personal correspondence with outstanding personages of the time and was a very illustrated woman who triumphed in governing a country that was not his. It was his turn to face the rebellion of Yemelián Pugachov and the Turks.

The Russian empire extended during its mandate arriving until Crimea. He introduced vaccination and created Lomonosov State University, which to this day continues to be the most important in the country.

11- Mary Wollstonecraft

". if women are not prepared by education to become the companion of man, they will stop the progress of knowledge and virtue, for truth must be shared by all."

(Vindication of the rights of women)

The English philosopher and writer Mary Wollstonecraft was one of the precursors of the feminist movement. His work Vindication of women's rights (1792) deals with educational, political and social issues.

Wollstonecraft defended the need for women to be educated. In his works Reflections on the education of daughters (1787) and Original stories (1788) touches themes common to the time such as etiquette and protocol.

On the other hand, the author touched on issues such as the life of single women, which was a taboo subject in society. The author met many important scientists of the time and also took part in the reflection of the intelligence of the time on the French Revolution, as evidenced by his work Vindication of the rights of man (1790).

12- Jane Austen

"The imagination of a lady goes very fast and jumps from admiration to love and from love to marriage in a moment."

(Pride and Prejudice, Chapter VI)

The works of the writer of the time of the English regency Jane Austen are classics of world literature. In his works as Orgullo y prejuicio Y Sense and Sensibility , Austen describes Georgian rural society and the role of women in it and in the family.

Jane Austen did not focus on describing global political facts, but rather attempted to describe moral dilemmas and how the character of a person conforms.

His description of small social groups and how they interact represents a microcosm of the life of a common person of the time.

You may be interested in learning more about this author by discovering her Best phrases .

13- Brontë Sisters

"There are millions of beings condemned to a less pleasant fate than mine at that time, and those millions live in silent protest against their fate. No one knows how many rebellions, other than politics, ferment in the minds of the people."

Sisters Bronte, Charlotte, Emily and Anne wrote important works for world literature, such as Jane Eyre , Agnes Gray Y cumbres borrascosas . The works of the sisters were based on their experiences.

For example in Jane Eyre , Charlotte denounced the horrors of the school she attended with her brothers and the physical punishments imposed on the book were inspired by their suffering.

The Bronte sisters also addressed issues such as the life and fate of women in their time. The Bronte sisters tried to fend for themselves.

14- Marie Curie

"Science is beautiful and it is by this beauty that we must work on it, and perhaps, one day, a scientific discovery like radium, can come to benefit all mankind.."

(Marie Curie Nobel Prize Acceptance Speech)

This Polish scientist discovered, along with her husband Pierre Curie, radium and polonium and also developed the theory of radioactivity.

Marie Curie began her scientific training in Warsaw clandestinely. During World War I created radiological centers for military use.

Marie Curie was celebrated during her life as many considered that the discovery of the radio would help develop the treatment to cure cancer. He died from exposure to radioactive elements.

15- Valentina Tereshkova

(Words of Valentina Tereshkova before going to space)

Chosen among more than 400 candidates, Valentina Tereshkova made history by being the first woman to travel to space. When it was chosen for the mission, Tereshkova already was engineer and parachutist.

Returning from his trip to space, he continued to prepare and studied space engineering. Although it was planned to send more women into space, it took 19 years for Svetlana Savítskaya to be included in the crew to travel to space.

"The Gaviota"continued to occupy important positions in the Soviet air force and the body of cosmonauts. In addition it was dedicated to the policy occupying positions in the Russian parliament. She is the president of the non-profit foundation"Memory of Generations".

16- Golda Meir

"Your Eminence, our people have been waiting for 2000 years. Could you call that a hurry?"

(Golda Meir responds to King Abdullah II of Jordan during the interview in Amman in 1948)

Golda Meir was one of the most influential policies of the twentieth century, as it played a decisive role in establishing the State of Israel and later in its foreign and domestic policy.

During his years in politics, he faced the 7-Day War, Palestinian terrorist attacks, the massacre of the Japanese Red Army and the killing of Israeli athletes at the Munich Olympic Games. She was a tough woman who made many difficult decisions. In addition Meir was ambassador and led the Jewish Labor party for many years.

17- Simone de Beauvoir

"The child captures paternal superiority through a feeling of rivalry, while the girl suffers it with impotent admiration."

Simone de Beauvoir led a lifestyle that scandalized many, but despite this, her genius and the depth of her ideas is undeniable. Your book The second sex Is considered one of the basic treatises of feminism.

But his intellectual production was not limited to feminist ideas and social problems, but he devoted himself to the study of existentialist themes, such as the perception of old age in Western society or the perception of the"I".

Next to Jean Paul Sartre , His lover and philosophical companion, founded Modern Times magazine. In his work"The ceremony of goodbye"tells about the life and work of Sartre. De Beauvoir was an icon of literature, feminism and existentialism.

18- Dorothy Hodgkin

"I once wrote a lecture at the University of Manchester called"Moments of discovery"in which he said that there are two moments that are important. This is the moment when you know that you can find the answer and there is the period when you are without sleep before you know what it is. When you already have it and you know what it is, then you can rest easy."

(Dorothy Hodgkin when interviewed by Olivia Cox-Fill)

Nobel Prize in Chemistry, Dorothy Hodgkin was a pioneer in developing the technique to determine the structure of biochemical substances. The result of his years of work was the determination of the structure of insulin. Dorothy developed the technique of crystallography to determine the chemical components.

Thanks to his work, the three-dimensional structure of vitamin B12, cholesterol, suprasterol, lactoglobulin and other chemicals was determined. This discovery was important for the pharmaceutical industry and the development of new medicines.

19- Lisa Meitner

"I have nothing to do with a bomb!"

(Answer from Lise Meitner when invited to participate in the Manhattan project)

Austrian physicist Lisa Meitner was part of the scientific group, led by Otto Hahn, who discovered nuclear fusion. In spite of her important contribution to the research, since it was she who explained the phenomenon of nuclear fusion, her contributions were not recognized by the Nobel Committee, which only highlighted Otto Hahn.

On the other hand, the scientific community recognized its merits by naming a chemical element in its name:"el meitnerio". He also received the Enrico Fermi Award in the United States.

Meitner worked in different universities, such as the University of Stockholm.

20- Indira Gandhi

"To be free, women must feel free, not to rival men, but free in their capacities and personality."

(Speech The True Liberation of Women by Indira Gandhi in New Delhi in 1980)

She was president of her country in difficult times. He had to impose his point of view on a patriarchal society. Among its political achievements is the Independence of Bangladesh, industrialization and centralization of the country. Measures such as censorship of the media and a policy of birth control detracted from popularity.

Indira fought against the separatism and nationalism of the Sikhs in Panyab and in the end was betrayed and killed by her bodyguards who belonged to this ethnic group.

These leaders demonstrated that the contribution of women is invaluable to society. Although many women have not been recognized for their merits, history puts everything in its place.


12 of the Most Important Tudor Women - History

In the wake of the Radio 4 Woman's Hour power list for 2015 let's forget Nicola Sturgeon and Caitlyn Jenner for a moment to consider the female movers and shakers of the Tudor age.

Still considered one of England’s greatest monarchs, history has perhaps glossed over some of the failures of Elizabeth I’s 44 year reign, choosing instead to focus on the triumphs. The defeat of the Spanish Armada was one such victory, indeed because the Catholic world deemed the Protestant Elizabeth a heretic, her reign was characterised by England’s successful defence against a perpetual and very real Spanish threat.

The period saw a great flourishing of culture supported by the Queen, in particular the rise of English drama with playwrights like Shakespeare and her encouragement of the exploration of the New World by figures such as Frances Drake, all helping to establish the English cultural identity that persists to this day.

Unlike her sister Mary, Elizabeth understood the mechanics of power for a woman on the throne and that her potential for marriage allowed her to play one foreign state off against another. To commit herself in marriage, she realised, would mean a compromise of that power, so she remained single at great personal cost and without the ability to produce an heir to continue the hard-won Tudor line.

Elizabeth features prominently in all three of my Tudor novels.

The Tudors would have remained a family of ordinary nobles were it not for the indomitable Margaret Beaufort. As the mother of Henry Tudor (Henry VII), an upstart king, with a tenuous claim to the throne, who won his crown on the battlefield, she understood the importance of establishing the Tudor dynasty as a force to be reckoned with.

A mother and widow by the age of twelve, Margaret Beaufort managed to place herself, through marriage, into a position from which she could pull the strings to eventually see her son crowned. The English throne had been contested for decades, passing between the houses of York and Lancaster in an endless bloody struggle and it was Margaret who managed to broker a marriage between the Lancastrian Henry and Elizabeth of York, thereby uniting the warring houses.

Once Henry VII was on the throne she ran the royal household with a rod of iron, setting down codes of behaviour and helping negotiate illustrious and powerful marriages for her royal grandchildren to create alliances across Europe: the eldest Arthur to Spanish princess Catherine of Aragon Margaret to James IV of Scotland Mary to Louis XII of France and we all know what became of younger brother Henry.

The eldest daughter of Henry VIII with his first wife Catherine of Aragon is remembered as Bloody Mary. This is somewhat unfair as, though it is true 280 people were burned for heresy in her four-year reign, many other monarchs of the period were responsible for equally brutal punishment regimes, indeed her younger sister Elizabeth ordered the execution of no less than 600 in the aftermath of a Catholic uprising in the north of England alone.

Mary’s route to the throne was not straightforward and she was compelled to raise an army to overthrow her young cousin Lady Jane Grey, who had been named as her brother Edward VI’s successor. Staunchly papist, Mary dragged England back to Catholicism kicking and screaming, re-establishing papal power and marrying her cousin Philip of Spain. Unfortunately this marriage was the source of much anxiety as the English worried about becoming an annex of Spain. An uprising ensued but Mary stood her ground and quelled the rebels gaining the respect of her people.

But Mary’s Spanish marriage caused England to join in Spain’s European war, which ultimately led to the loss of Calais (the last English territory on the continent) and her lack of an heir meant that when she died she had no choice but to pass the crown to her popular Protestant sister, thwarting her hopes of a Catholic England.

Mary Tudor and her reign are explored in Sisters of Treason.

Catherine of Aragon is remembered primarily for the humiliation of her divorce from Henry VIII in favour of Anne Boleyn and miserable end in a damp castle separated from those she loved. But that is a mere fragment of her story. As Henry’s queen for more than twenty years, and with her illustrious family ruling over most of Europe, she was the most powerful woman in England, prompting Thomas Cromwell to say of her ‘if not for her sex, she could have defied all the heroes of history,’ and this from an enemy.

She promoted education for women and relief for the poor and during Henry’s French campaign she was made Regent of England, raising an army to fight the invading Scots, who thought with the King away they would find an easy victory in England. This was not to be, James IV was killed at Flodden Field and the pregnant Catherine, who had ridden north in armour to encourage her troops, sent a piece of the Scottish King’s bloody coat to her husband in France to mark her triumph.

Katherine Parr is not an obvious choice for the Tudor power list as she is remembered as the wife who managed to survive marriage to Henry VIII by being meek, uncontroversial and managing to outlive him.

This was far from the case: Katherine used her position as queen to forward her reformist political agenda in a volatile, polarised court. Her Catholic enemies tried to bring her down but failed miserably as she managed to stay a step ahead of them causing them to topple in her stead. At a time when women were supposed to be seen and not heard, she was one of the first women to publish in the English language, penning two widely read books, one a highly dangerous political text that might have seen her follow her predecessors to the block.

Like Catherine of Aragon, Katherine Parr was the only other of Henry’s queens to hold the position of Regent of England, while Henry was campaigning in France, a role she performed with aplomb, managing the politically divided council and ensuring the safety of the realm. It was Katherine who encouraged Henry to reinstate his outcast daughters to the succession, thus playing an important role in the eventual half-century of female rule in England, and played a pivotal role in the education of the young Elizabeth Tudor.

Katherine Parr is the focus of Queen’s Gambit.

Bess of Hardwick is the only woman on the Tudor power list without a direct connection by blood or marriage to the monarchy, but as an ordinary woman born into a family of minor gentry who eventually became the Countess of Shrewsbury, amassed great wealth and land and oversaw the building of some of the great Elizabethan houses such as Chatsworth and Hardwick Hall, she deserves a mention.

Some might dismiss Bess as a canny gold-digger but this is far from the case. In the period as a woman if you didn’t manage to elevate your family through marriage you were deemed a failure, so Bess’s marital mountaineering was more about clever negotiation than seductive pulchritude. Her final marriage contract with George Talbot the Earl of Shrewsbury, one of the primary nobles in the land, was cleverly constructed to include the marriage of her son and daughter, from an earlier union, to Shrewsbury’s son and daughter, meaning that her children and their progeny would also become part of the illustrious Talbot line.

Shrewsbury managed his money badly and lost a fortune as Elizabeth’s jailor to Mary Queen of Scots, who he was impelled to house, with her vast queen’s entourage, for nearly twenty years. Bess in the meantime shored her fortune up, cultivating powerful friends, building houses and accumulating land in Derbyshire. But her ambitions were greater and she managed to marry one of her daughters to Charles Stuart, the grandson of Margaret Tudor, meaning that the daughter of that union, Arbella Stuart, was a strong contender for the English throne after Elizabeth. Bess’s hopes of becoming the queen’s grandmother were, however, dashed when Elizabeth handed the crown to Arbella’s cousin James VI of Scotland.

Arbella is to be the protagonist of my next novel.

An less obvious candidate for the power list as she's a little known figure, but as a prominent and well-connected woman who forwarded the ambitions of her family at court, was involved in risky secret espionage with the Scottish Court on the matter of the Stuart succession and lived openly in an adulterous relationship, having several children with her lover, a very bold move for a woman of the period, she deserves her place.

The One Good Ming

Amongst the cruelty, there was one Ming emperor that limited his philandering and was never documented as being cruel to the members of his palace. Hongzi, ninth Ming emperor and father of Zhengde, saw the kind of life that came from multiple marriages, thousands of concubines, and cruelty towards all. His father, Emperor Chenghua, was obsessed with pornography and neglected his throne allowing eunuchs to wield immense power. Hongzhi’s mother, a consort named Lady Ji, was murdered at the hands of the child-less favourite concubine, Lady Wan, out of jealousy over Chenghua being named Hongzhi’s heir. Prior to this Lady Wan had murdered as many of the Emperor’s children as she could find, often killing the mothers as well in an attempt to gain favour for her never-to-be-born son. As such, Chenghua saw the damage that could come from having too many concubines and giving them power and prominence within the imperial house. As such, he only has two empresses, one after the other, and there is no documentation to suggest that he was as violent, torturous, or evil as any of the other Ming Emperors.


Ver el vídeo: Maria Tudor, La Reina sangrienta o los dilemas de una hija no deseada y una esposa no querida (Diciembre 2021).