Podcasts de historia

Isabel II - Historia

Isabel II - Historia

Elizabeth Taylor

1932-2011

Actriz

Elizabeth Taylor nació en Londres, Inglaterra, el 27 de febrero de 1932, y tal vez ninguna otra actriz haya alcanzado el tipo de interés y atención mundial que ha disfrutado Elizabeth Taylor desde su primer papel protagónico en la película National Velvet a los 12 años.

A lo largo de su larga carrera, marcada por el triunfo y la tragedia, Taylor nunca ha estado fuera de la vista del público. Su salud fluctuante, muchos matrimonios con hombres como Mike Todd, Richard Burton, Eddie Fisher y John Warner, junto con sus apariciones en películas como Cleopatra (1963), Gigante (1956) y Gato sobre un tejado de zinc (1958) han convertido a Taylor en uno de los titanes indiscutibles de Hollywood.

Taylor ha ganado dos premios de la Academia en su carrera, en 1960 por Butterfield 8 y nuevamente en 1966 por Who's Afraid of Virginia Woolf. En los últimos años, Taylor ha utilizado su fama para publicitar y recaudar fondos para causas importantes, especialmente la investigación del SIDA.


LONDRES - Para el pueblo británico, él es el consorte real con más años de servicio en la historia de la nación, al lado de la reina durante 65 años.

El país, y el mundo, rindieron homenaje al príncipe Felipe después de su muerte el viernes a la edad de 99 años.

Pero para su esposa, la reina Isabel II, el fallecimiento de Felipe pone fin a un matrimonio de 73 años, uno que comenzó como una historia de amor de cuento de hadas entre una joven princesa y su prima mayor.

Relacionado

El Príncipe Felipe del mundo ganó & # x27t tener un funeral de estado, los dolientes pidieron que se mantuvieran alejados debido a Covid

Philip y Elizabeth se cruzaron por primera vez en 1934 en una boda de la familia real y luego se volvieron a encontrar adecuadamente cinco años después, en 1939, cuando ella tenía 13 y él 18, la primera vez que ella dijo que recordaba haberlo conocido. La princesa había acompañado a sus padres en una visita al Royal Naval College de Gran Bretaña, donde él era cadete.

Los dos tuvieron crianzas muy diferentes.

Descargue la aplicación NBC News para conocer las últimas noticias y la política

Hermoso y atlético, Philip era mundano, habiendo vivido en París, Alemania y el Reino Unido después de que su propia familia real se viera obligada a huir de su lugar de nacimiento, Grecia. Pasó gran parte de su infancia separado de sus padres y pasó a servir en el Mediterráneo y el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, Elizabeth fue educada en casa y nunca abandonó el Reino Unido. Hablaba francés con fluidez y su educación incluía historia constitucional y derecho en preparación para su asunción al trono.

Según una carta que escribió en 1947, ella y Philip pudieron pasar tiempo juntos después de la guerra cuando él estuvo destinado en una escuela de oficiales navales y pasó los fines de semana y un largo descanso con su familia.

Relacionado

Galería de fotos Al lado de la reina y # x27: el príncipe Felipe a través de los años

Sus diferentes antecedentes fueron motivo de preocupación para otros miembros de la familia real, según Clive Irving, autor de "La última reina: cómo la reina Isabel II salvó la monarquía".

"Antes de casarse, había muchas dudas en la corte y el palacio sobre si era la pareja adecuada", dijo.

Su noviazgo también tuvo lugar bajo la sombra del rey Eduardo VIII, quien abdicó en 1936 después de enamorarse de una mujer estadounidense, Wallis Simpson, que se divorció dos veces. Edward decidió alejarse de la monarquía en lugar de renunciar a ella.

"Había preocupación por la institución de la monarquía, tanto como por el matrimonio", dijo Irving.

Elizabeth y Philip anunciaron su compromiso en julio de 1947 y se casaron poco más de cuatro meses después, con la futura reina sonriendo ampliamente en las fotos con su nuevo esposo. Como otras novias en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, Elizabeth tuvo que usar cupones de racionamiento para comprar los materiales para su vestido de novia.

La boda en sí fue un gran acontecimiento, con 2.000 invitados en la Abadía de Westminster, una recepción en el Palacio de Buckingham y un pastel de bodas de 9 pies de altura.

"Nos comportamos como si nos hubiéramos pertenecido durante años", escribió Elizabeth en una carta a sus padres poco después de casarse. "Philip es un ángel, es tan amable y atento".

Felipe, a quien se le otorgó el título de duque de Edimburgo y rescindió su título real griego, estaba enamorado de su joven esposa.

"Mi ambición es soldarnos a los dos en una nueva existencia combinada que no solo podrá resistir los golpes que se nos dirigen, sino que también tendrá una existencia positiva para el bien", le escribió a su nueva suegra. poco después de la boda.

Esta adoración también fue clara para el padre de Isabel, el rey Jorge VI, quien ensalzó su amor en una carta a su hija después de su boda, expresando cuánto la echaría de menos.

“Puedo ver que estás sublimemente feliz con Philip, lo cual es correcto, pero no te olvides de nosotros”, escribió.

La pareja pronto tuvo hijos, y el príncipe Carlos llegó solo un año después de la boda y la princesa Ana dos años después.

Durante estos primeros años, Philip se concentró en su carrera militar y se desempeñó como comandante de un barco de la Royal Navy. La pareja vivió en Malta desde 1949 hasta 1951, donde Isabel era menos una princesa que la esposa de un oficial.

Esta existencia despreocupada llegó a su fin con la inesperada muerte del padre de Elizabeth en 1952, solo cinco años después de la boda de Elizabeth y Philip.

Isabel asumió el trono y la carrera militar de Felipe llegó a su fin cuando asumió el papel de consorte real, uno al que al principio Felipe tuvo dificultades para adaptarse, según Irving.


Principales logros de la reina Isabel II

Logros de la reina Isabel II

Amado por su país y millones en todo el mundo

En los últimos años, muchos miembros de la familia real británica, como Meghan Markle, el príncipe Harry, Sophie, la condesa de Wessex, el príncipe William y Kate Middleton, han tomado el mando y se han vuelto extremadamente populares. Sin embargo, nada de eso se compara con la enorme confianza y admiración que el público británico, así como la Commonwealth, sienten por la reina Isabel II.

Su tenacidad mostrada durante años irregulares en los años 80 y 90 continuó para solidificar su reclamo como una de las más grandes monarcas británicas de la historia. Aunque nunca ha concedido una sola entrevista a lo largo de sus 65 años en el trono, Isabel II nunca defrauda a su gente cuando se trata de comunicar emociones sinceras. Estas, y muchas otras, son algunas de las razones por las que la Reina es querida por muchos.

Acreditado por inyectar vigor y vitalidad a la monarquía británica

En una época en la que las monarquías de todo el mundo parecen estar perdiendo fuerza y ​​atractivo público, la reina Isabel II ha llevado a la monarquía británica por un camino de relevancia e impacto continuos.

Nacida en 1926, se podría decir que la Reina lo ha visto todo: la Segunda Guerra Mundial (Segunda Guerra Mundial), la Guerra de Corea, la Guerra Fría, la Guerra de las Islas Malvinas y las primeras como la crisis del Brexit. A pesar de todo eso, mostró nervios de acero al sacar a su país de situaciones bastante difíciles. E incluso como princesa Isabel, jugó un papel vital en mantener a la nación optimista y fuerte durante la Batalla de Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial.

Ella es la monarca con más años de servicio en la historia británica.

La reina Isabel II tiene el récord de ser la monarca reinante más antigua de Gran Bretaña. Después de suceder a su padre, el rey Jorge VI en 1953, Isabel se ha comportado de una manera que corresponde a un verdadero monarca durante más de 65 años. Su capacidad para mantenerse al día con los tiempos cambiantes le ha valido enormes elogios de todos los rincones del mundo.

Su primer hito llegó en 2002, cuando celebró 50 años en el trono. A esto le siguieron sus celebraciones del Jubileo de Diamante y Zafiro en 2012 y 2017, respectivamente.

En términos de longevidad en el trono, Isabel II supera a su bisabuela, la reina Victoria, la segunda monarca reinante más longeva de Inglaterra. Dice mucho que un monarca sea considerado de la misma manera (o incluso mejor) que la reina Victoria.

Jefe de la Commonwealth

SM la Reina Isabel II flanqueada por los Primeros Ministros de las Naciones de la Commonwealth, en el Castillo de Windsor (1960)

Cuando Isabel se convirtió en reina en 1952, se convirtió en la jefa de los reinos de la Commonwealth, un grupo de territorios soberanos y protectorados que consideran a la reina como jefa de estado. En 2020, hay 16 estados que pertenecen al ámbito de la Commonwealth, incluidos Jamaica, Granada, Australia, las Bahamas, Barbados, Canadá, etc. Estos 16 países también son miembros de la Commonwealth of Nations de la que la Reina es la jefa. .

La Commonwealth of Nations es un grupo de 53 países independientes (en su mayoría antiguas colonias del Imperio Británico) que trabajan juntos para promover los lazos socioeconómicos y culturales entre ellos.

Se estima que la Commonwealth of Nations por sí sola representa un tercio de la población mundial, la mayoría de estos países se encuentran en África.

Como jefa de la Commonwealth, la Reina ha sido fundamental para traer varios beneficios socioeconómicos a esos países. Por ejemplo, los Juegos de la Commonwealth, que se celebran cada cuatro años, son un evento mundial que ayuda a promover la corporación entre esas 53 naciones que utilizan el poder de los deportes. En cierto sentido, es casi como los Juegos Olímpicos. También se ha estimado que ha visitado más de 110 países durante su largo reinado como reina.

Soportó la tormenta durante su "annus horribilis"

¿Qué dijo Isabel a los años que marcaron su "annus horribilis"? Nuestra suposición es que ella debe haber dicho algo como "¡adelante!"

¿Imagina que 3 de cada 4 hijos tuyos se divorciaran en el mismo período? Ahora, agregue algunas desgracias más, digamos que su casa se quemó y luego, unos años más tarde, perdió a su nuera en un extraño accidente. Desafortunadamente, esa fue la serie exacta de eventos que atravesó Isabel II a principios de la década de 1990. Incluso llamó a esa época (1992 para ser específico) como su “annus horribilis”, que significa un año horrible en latín. Tres de sus hijos, el príncipe Carlos, el príncipe Andrés y la princesa Ana, tuvieron matrimonios plagados de enormes problemas, por lo que los tres se divorciaron.

Isabel II es la mejor persona para personificar verdaderamente el término "lo que no te mata te hace más fuerte". Ella se mantuvo firme durante todos esos horribles eventos y guió a su familia hacia días más brillantes.

Sirve como símbolos importantes para la identidad nacional y el orgullo.

Logros de la reina Isabel II | Fuente de la imagen: Royal.uk

Avance rápido al siglo XXI y no puede dejar de notar cómo la Reina nunca dejó de inyectar altas dosis de compromiso y pasión en su trabajo. Una verdadera matriarca de la familia real, Isabel II se ha encargado de hacer que la monarquía vuelva a ser relevante para los ideales y aspiraciones de las nuevas generaciones en las redes sociales. Por ejemplo, se ha mantenido al día con las tendencias del entorno de Internet que cambia rápidamente. En 1997, lanzó un sitio web que detalla las actividades y obras caritativas de la familia real.

Para mostrar su apoyo a las plataformas de comunicación digital, hizo su primer tuit en 2014. Cinco años después, en marzo de 2019, la Reina hizo su primera publicación en Instagram durante su visita al Museo Británico de Ciencias, Londres. Isabel II siempre ha sido fanática de la comunicación saludable a través de herramientas tecnológicas. Ya en 1976, la Reina se convirtió en la primera monarca (también una de las primeras personas en el mundo) en enviar un correo electrónico.

Ayudó a aprobar la Ley de la Corona de 2013

Hasta 2013, la sucesión a la corona inglesa favorecía mucho a los príncipes sobre las princesas. Lo que esto significaba era que los príncipes estaban más cerca del trono que sus hermanas mayores. Sin embargo, todo esto cambió en 2013 cuando el Parlamento británico promulgó la Ley de la Corona (2013). La ley establece que la sucesión estará disociada del género. Esto fue algo muy empoderador, y la Reina se aseguró de que se aprobara. Al hacerlo, defendió la igualdad de género y la igualdad de oportunidades en su país. Por ejemplo, la bisnieta de la reina, la princesa Charlotte (la hija del príncipe William y Kate Middleton) está más cerca en la línea del trono inglés que su hermano menor, el príncipe Louis.

Su reinado vio la descolonización de varios países

Desde 1952, Elizabeth ha sido la jefa de la Commonwealth, un grupo de países y territorios esparcidos por todo el mundo. Los más notables de esos países fueron Canadá, Sudáfrica, Pakistán, Sri Lanka (antes Ceilán), Nueva Zelanda y Australia. Desde principios de la década de 1950 hasta la de 1990, la Reina ayudó a muchos de esos países a obtener la independencia o algún tipo de autonomía. Esto fue particularmente crucial en África, donde prácticamente todas las colonias británicas obtuvieron la independencia durante su reinado.

Aunque su papel es en gran parte ceremonial, debe tenerse en cuenta que Isabel II todavía se desempeña como jefa de estado de unos 16 países, incluidos Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados y algunos otros.

En 1977, la Reina mostró tanto liderazgo durante el proceso de Patriación en Canadá. El proceso dio como resultado que Canadá eliminara la influencia que el Parlamento británico tenía sobre los canadienses. Sin embargo, los canadienses todavía mantuvieron a la reina como jefa de estado.

Ella sobrevivió a un par de intentos de asesinato.

El 13 de junio de 1981, un joven de 17 años llamado Marcus Simon Serjeant disparó seis tiros a la Reina, que para entonces estaba montando a caballo (un caballo birmano de 19 años) durante la ceremonia Trooping the Colour en Londres. Afortunadamente, los disparos que se hicieron fueron en blanco y la Reina no resultó herida. Lo notable de este incidente es el nivel de compostura que exhibió la Reina mientras se encontraba bajo una amenaza obvia. Juzgado bajo la Ley de Traición de 1842, el agresor, que por cierto era un ex cadete aéreo de Kent, fue condenado a cinco años de prisión.

Luego, en octubre de 1981, la vida de la reina se vio amenazada de nuevo cuando visitó Dunedin, Nueva Zelanda. El agresor era Christopher John Lewis, un joven de 17 años, que iba armado con un rifle .22. Christopher disparó un solo tiro desde un retrete vacío en un edificio cerca de donde pasaba el convoy de la Reina. Christopher falló y fue detenido de inmediato por la policía. Por sus crímenes, el trastornado fue condenado a tres años en una prisión psiquiátrica. Más tarde se quitaría la vida mientras cumplía su condena.

El primer monarca británico en dirigirse al Congreso de los EE. UU.

La relación entre Estados Unidos y Gran Bretaña es una que muchos expertos han descrito como inquebrantable. Sin embargo, no siempre fue así, teniendo en cuenta que Estados Unidos fue una vez una colonia británica y que las dos partes lucharon entre sí durante la larga lucha de Estados Unidos por la independencia.

Por lo tanto, el discurso de la reina Isabel II ante el Congreso de los Estados Unidos en 1991 fue un momento muy histórico para ambos países. Al hacerlo, la Reina se convirtió en el primer monarca británico en lograr esta hazaña.

Aumentó la moral de Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial

La reina Isabel II (entonces princesa Isabel) sirvió en el Servicio Territorial Auxiliar durante la Segunda Guerra Mundial

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial (Segunda Guerra Mundial) en 1939, la Reina (entonces la Princesa Isabel), en su adolescencia para entonces, estaba ansiosa por contribuir a la defensa de su pueblo. Debido a su importante papel en la sociedad, es decir, ser la presunta heredera, Elizabeth pudo levantar el espíritu de los niños de todo el país. Periódicamente realizó transmisiones de radio durante la guerra en un intento por alegrar a su pueblo. La primera de estas transmisiones de radio se realizó a través de la BBC (British Broadcasting Corporation) en un programa llamado Hora de los niños.

Logros de la reina Isabel II | Transmisión de la BBC de la reina Isabel II durante la Segunda Guerra Mundial

A medida que la Segunda Guerra Mundial se calentaba, ella se desempeñaría como mecánica y luego como conductora en el Servicio Territorial Auxiliar de mujeres. Su valentía frente a la adversidad fue incomparable en su familia real.


La Reina y la Commonwealth: ¿una fuerza para el cambio internacional?

Mientras Gran Bretaña estaba perdiendo el control de un imperio que se encogía, Isabel II prometió su "corazón y alma" como cabeza de la Commonwealth. Ashley Jackson analiza su estatus especial entre las naciones y su papel como agente de cambio internacional

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 9 de marzo de 2020 a las 10:00 a.m.

La Commonwealth moderna e Isabel II crecieron juntas. Son compañeros de edad; uno podría forzar una analogía y llamarlos gemelos. El año de nacimiento de Isabel, 1926, fue también el año de la Declaración Balfour (que lleva el nombre de Arthur Balfour, al igual que la famosa carta de 1917 sobre el futuro de Palestina), una declaración histórica que reconoce la independencia de los Dominios 'blancos' en relación con Gran Bretaña. atado sólo por su apego a la corona. Fue el momento fundamental de la Commonwealth y los principios de la declaración se extendieron a los territorios no blancos del imperio después de la Segunda Guerra Mundial. El proceso de descolonización, y la evolución de la Commonwealth of Nations que lo siguió, se convirtieron en leitmotivs de la nueva era isabelina, desde la independencia de Ghana en 1957 hasta la entrega de Hong Kong cuatro décadas después.

Debo dejar en claro que cualquier artículo sobre la Reina exige la advertencia de que gran parte de lo que está escrito es especulativo. Esto se debe a que la Reina no ha creado un archivo personal abierto al público, no ha publicado voluminosos diarios o memorias, no ha concedido entrevistas ni ha reflexionado autobiográficamente sobre Desert Island Discs. Teniendo esto en cuenta, tenemos la suerte de contar con el estudio de Philip Murphy sobre la reina, Monarquía y el fin del imperio (2013), para guiarnos aquí.

El papel y la identidad de la familia real se entrelazaron con el imperio británico durante el reinado de Victoria y, cuando nació Isabel, los Windsor se habían convertido en una dinastía imperial. En ese otoño de entreguerras del poder británico, con el telón de fondo de un vasto imperio azotado por corrientes fisíparas de nacionalismo y la marea del declive británico, la monarquía se nutrió como símbolo de unidad. Cuando era niña, Elizabeth observó a sus padres embarcarse en giras reales, como la visita de 1939 a América del Norte. Los acompañó en la gira de 1947 por el sur de África, su debut como intérprete real en el escenario internacional. El viaje le brindó una vívida vista previa de los deberes de la Commonwealth que tenía por delante. Transportado a bordo del último gran acorazado de Gran Bretaña, el HMS Vanguardia, la gira abarcó Bechuanaland, Basutoland, Rhodesia y Sudáfrica. Más de un mes de los cuatro meses de expedición lo pasaron durmiendo a bordo del "Tren Blanco" que los llevó durante gran parte del viaje entre Ciudad del Cabo, Salisbury y las Cataratas Victoria.

Con motivo de su cumpleaños número 21, Elizabeth hizo un debut memorable transmitido desde Ciudad del Cabo al imperio-Commonwealth. El gobierno sudafricano lo convirtió en el punto culminante de la visita, declarando fiesta nacional, y la joven princesa pronunció un llamativo discurso que se destacó tanto por las palabras, escritas por el secretario privado del rey, Sir Alan Lascelles, como por la sinceridad con la que fueron enunciado. Se dirigió a "la juventud de la familia británica de naciones" y comprometió su vida al servicio de la Commonwealth, un "acto solemne de dedicación", dijo, realizado "con todo un imperio escuchando". Esta gira afectó profundamente su perspectiva, ayudando a establecer el interés y la lealtad de la Commonwealth que se convirtió en un tema constante de su reinado. Poco después de esta gira definitoria, y desarrollando aún más su perspectiva de la Commonwealth, la princesa Isabel vivió en Malta desde 1949 hasta 1951, donde el príncipe Felipe estaba destinado con la Flota del Mediterráneo.

En 1952, la princesa Isabel y su esposo se embarcaron en una gira por Australasia y África oriental. Realizados en nombre del enfermo Jorge VI, no llegaron más allá de Kenia antes de que se recibiera la noticia de su muerte. Así se convirtió en reina mientras estaba en las montañas de Aberdare, a la vista del monte Kenia. La posterior coronación fue el canto del cisne de la gran procesión imperial. Sin embargo, incluyó ajustes que reflejaron la realidad de la recién emergente Commonwealth. Por ejemplo, la Proclamación de Adhesión omitió la referencia a la "Corona Imperial", que no habría tenido ningún significado para la India independiente, empleando en su lugar el término "Jefe de la Commonwealth". El sentido del destino y el deber de Elizabeth fue confirmado por el evento, con su fuerte sabor a Commonwealth, incluida la presencia de 300 invitados del imperio-Commonwealth solo en la Abadía de Westminster.

Poco después de su coronación, la reina se embarcó en una gira de 64.000 kilómetros por la Commonwealth que la llevó al Caribe, el Mediterráneo, Adén, África oriental, Ceilán, Australasia y el Pacífico. La transmisión del día de Navidad de 1953 provino de Auckland y en ella la Reina enfatizó que la Commonwealth “no se parecía en nada a los imperios del pasado. Es una concepción completamente nueva, construida sobre las cualidades superiores del espíritu del hombre: amistad, lealtad y el deseo de libertad y paz. A esa nueva concepción de una asociación equitativa de naciones y razas, entregaré mi corazón y mi alma todos los días de mi vida ".

Mirando hacia el futuro desde el punto de vista ventajoso de 1952 y la adhesión de Isabel, la mayor parte del imperio británico permaneció intacto. Aunque el cambio estaba en marcha en el mundo, ella no habría sabido con qué rapidez llegaría. Nadie lo hizo. Sin embargo, en la primera docena de años de su reinado, el imperio casi desapareció, hasta el punto de que en 1965 el término "imperio británico" había dejado de usarse comúnmente. Con el surgimiento de una Mancomunidad multirracial de naciones independientes con intereses divergentes, el papel de la Reina se convirtió en el de proporcionar continuidad durante la transformación. El proceso de descolonización se aceleró en la década de 1950, entró en una aceleración en la década de 1960, luego se desaceleró a un ritmo constante en la década de 1970 y un goteo en la de 1980. La descolonización significó que la Commonwealth moderna no iba a ser el vehículo del poder mundial británico que muchos políticos esperaban. No iba a ser un imperio británico ligero. Un aspecto clave de la interpretación y desempeño de la Reina de su papel como jefa del Commonwealth fue su comprensión del hecho de que se trataba de una asociación irrevocablemente multirracial y multinacional. Por delante de la curva, a diferencia de muchos de sus ministros y, de hecho, de sus súbditos británicos, discernió la necesidad de evitar las "viejas" ideas de lealtad imperial o superioridad anglosajona y, en cambio, abrazar a nuevos miembros. Hizo hincapié en la importancia de la historia, las ideas y los valores comunes, teóricamente compartidos por las diversas personas del Commonwealth, aunque no por sus líderes.

Las vicisitudes de la política internacional, inevitablemente, rasgaron, repararon y remodelaron el tejido del Commonwealth. Hubo salidas de alto perfil, como las de Irlanda, Sudáfrica y las expulsiones de Fiji, solicitudes para volver a unirse, solicitudes para unirse de nuevo de países que nunca estuvieron bajo el dominio británico, invasiones de reinos de la Commonwealth y disputas dañinas dentro de la Commonwealth. Las diferencias sobre el republicanismo, las solicitudes de Gran Bretaña para unirse a la CEE, el declive del comercio entre el Reino Unido y la Commonwealth y las realidades fundamentales de la divergencia política dieron forma a la Commonwealth. También lo hizo el deseo de algunos estados de la Commonwealth de fortalecer los lazos con Gran Bretaña y con la monarquía, creando lo que se ha denominado una "Commonwealth real". Momentos de gran dramatismo, como la crisis de Suez, tensaron las relaciones entre los países de la Commonwealth y Gran Bretaña, al igual que temas de combustión lenta como la respuesta a las luchas contra el gobierno de la minoría blanca en Rhodesia / Zimbabwe y Sudáfrica.

Como jefa de estado, como jefa de la Commonwealth y como reina, Isabel negoció los muchos desafíos de la independencia, la evolución de las relaciones con nuevos países y el protocolo. Esto estaba en contra de un panorama internacional cargado de las corrientes de rivalidad este-oeste y discordia norte-sur. La relación con sus propios primeros ministros y gobiernos a veces ha sido difícil y ha obligado a la reina a tomar un rumbo diferente oa distanciarse de las políticas gubernamentales y la conducta de sus ministros.

Entonces, ¿qué ha aportado Isabel II a la Commonwealth? Los expertos señalan inevitablemente las cualidades personales, las relaciones y la conducta. A menudo se destaca su sensibilidad, al igual que su conciencia fundamental de la Commonwealth como entidad poscolonial. Su conciencia de otras personas y su sentido de afecto son ampliamente reconocidos, al igual que la solidez de las relaciones que ha desarrollado con los muchos líderes con los que ha tratado durante un lapso de siete décadas. Esto ha engendrado lealtades y afinidades personales con los líderes de la Commonwealth, independientemente de sus políticas o ideologías o, de hecho, de la actitud de los gobiernos británicos hacia ellos. La asistencia de la Reina a eventos clave de la Commonwealth, como las reuniones periódicas de Jefes de Gobierno de la Commonwealth, aporta la presencia emoliente de una figura central fuera de la política y que posee una experiencia inigualable. Para muchos de los estados más pequeños de la Commonwealth, el reconocimiento de la Reina y la Commonwealth ofrece una sensación de seguridad y conexión con el resto del mundo.

También ayuda que la Reina haya visitado 116 países, incluidos los de la Commonwealth; probablemente sea la jefa de estado con más viajes de la historia. Las giras reales y las visitas de estado se han convertido en características inefables de la diplomacia internacional, el perfil global de Gran Bretaña y la Commonwealth moderna. Los viajes y visitas han sido innumerables, incluidos hitos como la visita de 1961 a la India y Pakistán (que marcó el tono de las visitas a las repúblicas del Commonwealth), la visita de 2011 a Irlanda y la gira de Sudáfrica en 1995. Esas ocasiones atrajeron una gran atención de los medios de comunicación. ya veces marcaron cambios importantes en las relaciones entre Gran Bretaña y los países involucrados, o desarrollos clave en su historia política y constitucional.

En gran parte porque la Commonwealth no se desarrolló como una agencia del poder británico, el gobierno y el establecimiento británicos, y de hecho el pueblo británico, perdieron el interés y colectivamente olvidaron por qué, aparte de la historia compartida, estaba allí. Pero la Reina no lo hizo. A diferencia de su posición como monarca del Reino Unido, la jefatura de la Commonwealth moderna era algo en lo que ella había contribuido decisivamente a crear. Sus funciones como jefa de una Commonwealth de 53 naciones y jefa de estado en 16 de ellas continuaron siendo tomadas con una seriedad que no necesariamente se refleja en Westminster o Whitehall.

Se ha sugerido engañosamente que la Reina necesitaba más a la Commonwealth que al revés. El historiador Ben Pimlott capturó sucintamente (y con mayor precisión) la relación simbiótica: “La monarquía, con su memoria imperial, buscó con entusiasmo un papel en la Commonwealth, en parte para justificarse, pero también porque se había tomado en serio su papel supranacional y ... de una manera que los políticos nunca entendieron del todo: continuó relacionándose con comunidades distantes que mostraron su lealtad de maneras que no necesariamente llamaron la atención de Whitehall ”.

Harold Macmillan dijo que la Commonwealth "ofrecía oportunidades para un papel monárquico, forjado por sí misma, que el Reino Unido no podía proporcionar". La Commonwealth podría haberse convertido en una asociación flexible y los lazos con la antigua "madre patria" se han visto erosionados por la descolonización, la globalización, el cambio demográfico, las opiniones divergentes y los patrones cambiantes del comercio. Pero el cordón umbilical que unía constitucionalmente a los estados con la monarquía continuó dando al palacio una perspectiva diferente y creó un nuevo espacio de contacto, uno más allá, en muchos sentidos, de la sociedad y la política británicas. La pregunta es cuánto tiempo continuarán estos vínculos históricos y, de alguna manera, anómalos, y hacia dónde irá la relación extraordinaria que se ha desarrollado entre la Reina y la Commonwealth.

Este artículo apareció por primera vez en el bookazine "The Queen at 90" de la revista BBC History.


Después de conocer a Eisenhower, la reina viajó a la ciudad de Nueva York, donde también se reunió con el ex presidente Herbert Hoover, quien había estado fuera de su cargo durante 24 años. Se reunieron en un almuerzo ofrecido por el entonces alcalde de la ciudad de Nueva York, Robert Wagner.

Durante su primer año como presidente, John F. Kennedy, junto con la primera dama Jacqueline Kennedy, viajaron al Reino Unido para un banquete en su honor. Los Kennedy se reunieron con la reina y Felipe en el Palacio de Buckingham el 5 de junio.

Después de regresar a los EE. UU., Kennedy le envió a la reina un mensaje de cumpleaños el 9 de junio, agregando al final de su carta: “Permítame también decirle al mismo tiempo lo agradecidos que estamos mi esposa y yo por la cordial hospitalidad que nos brindó su esposa. Majestad y el Príncipe Felipe durante nuestra visita a Londres el pasado lunes. Siempre apreciaremos el recuerdo de esa agradable velada ".


Generación 8 (5tos bisabuelos)

  • 128. Ernst Frederick, duque de Sajonia-Coburgo-Saalfeld (padre de 64) & # x2028
  • 129. Sophia Antonia de Brunswick-Wolfenb & # x00fcttel (madre de 64) & # x2028
  • 130. Heinrich XXIV, Conde Reuss de Ebersdorf (padre de 65) & # x2028
  • 131. Karoline Ernestine de Erbach-Sch & # x00f6nberg (madre de 65) & # x2028
  • 132. Ernst II, duque de Sajonia-Gotha-Altenburg (padre de 66) & # x2028
  • 133. Charlotte of Saxe-Meiningen (madre de 66)
  • & # x2028134. Frederick Francis I, Gran Duque de Mecklenburg-Schwerin (padre de 67) & # x2028
  • 135. Princesa Luisa de Sajonia-Gotha-Altenburg (madre de 67)
  • & # x2028136. Frederick, Príncipe de Gales (padre de 68), misma persona que 88 & # x2028
  • 137. Princesa Augusta de Sajonia-Gotha (madre de 68), misma persona que 89 & # x2028
  • 138. Duque Charles Louis Frederick de Mecklenburg (padre de 69), misma persona que 90 & # x2028
  • 139. Princesa Isabel Albertina de Sajonia-Hildburghausen (madre de 69), misma persona que 91 & # x2028
  • 140. misma persona que 128 & # x2028
  • 141. misma persona que 129
  • & # x2028142. misma persona que 130 & # x2028
  • 143. misma persona que 131 & # x2028
  • 144. Karl Anton August, Príncipe de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Beck (padre de 72) & # x2028
  • 145. Condesa Charlotte de Dohna-Schlodien (madre de 72) & # x2028
  • 146. Conde Charles Leopold von Schlieben (padre de 73)
  • & # x2028147. Condesa Maria Eleonore de Lehndorff (madre de 73) & # x2028
  • 148. Frederick II, Landgrave de Hesse-Kassel (padre de 74 y 76), la misma persona que 92 & # x2028
  • 149. Princesa María de Gran Bretaña (madre de 74 y 76), misma persona que 93
  • & # x2028150. Frederick V de Dinamarca (padre de 75 y 78) & # x2028
  • 151. Princesa Luisa de Gran Bretaña (madre de 75) & # x2028
  • 152. misma persona que 148 & # x2028
  • 153. misma persona que 149 & # x2028
  • 154. Charles William, Príncipe de Nassau-Usingen (padre de 77), misma persona que 94 & # x2028
  • 155. Condesa Caroline Felizitas de Leiningen-Dagsburg (madre de 77), misma persona que 95 & # x2028
  • 156. misma persona que 150
  • & # x2028157. Duquesa Juliana Maria de Brunswick-Wolfenb & # x00fcttel (madre de 78)
  • & # x2028158. Duque Luis de Mecklenburg-Schwerin (padre de 79)
  • 159. Princesa Charlotte Sophie de Saxe-Coburg-Saalfeld (madre de 79) & # x2028
  • 160. Karl Alexander, duque de W & # x00fcrttemberg (padre de 80) & # x2028
  • 161. Princesa María Augusta de Thurn y Taxis (madre de 80) & # x2028
  • 162. Margrave Frederick William de Brandenburg-Schwedt (padre de 81) & # x2028
  • 163. Princesa Sofía Dorotea de Prusia (madre de 81)
  • & # x2028164. Charles August, Príncipe de Nassau-Weilburg (padre de 82) & # x2028
  • 165. Augusta Frederika Wilhelmina de Nassau-Idstein (madre de 82) & # x2028
  • 166. Guillermo IV, Príncipe de Orange (padre de 83) & # x2028
  • 167. Anne, Princess Royal and Princess of Orange (mother of 83)
  • �. Count László Rhຝy de Kis-Rh (father of 84)
  • �. Countess Mária Toroczkay de Toroczkó-Szent-György (mother of 84)
  • �. Count Boldizsár Bánffy de Losoncz (father of 85)

  • 171. Krisztina Kemény de Magyar-Gyerö-Monostor (mother of 85)
  • �. Baron Gergely Inczຝy de Nagy-Várad (father of 86)

  • 173. Baroness Ágnes Kendeffy de Malmoviz (mother of 86)

  • 174. Baron Péter Barcsay de Nagy-Barcsa (father of 87)

  • 175. Baroness Terézia Inczຝy de Nagy-Várad (mother of 87)

  • 184. William VIII, Landgrave of Hesse-Kassel (father of 92)

  • 185. Dorothea Wilhelmine of Saxe-Zeitz (mother of 92)

  • 186. George II of Great Britain (father of 93)

  • 187. Caroline of Ansbach (mother of 93)

  • 188. Charles, Prince of Nassau-Usingen (father of 94)

  • 189. Christina Wilhelmina of Saxe-Eisenach (mother of 94)

  • 190. Christian Karl Reinhard of Leiningen-Dachsburg-Falkenburg-Heidesheim (father of 95)
  • �. Katherine Polyxene of Solms-Rlheim and Assenheim (mother of 95)

  • 192. Thomas Lyon, 8th Earl of Strathmore and Kinghorne (father of 96)

  • 193. Jean Nicholsen (mother of 96)

  • 194. George Bowes (father of 97)

  • 195. Mary Gilbert (mother of 97)

Prada Men & # 8217s Primavera 2022

According to the House of Garrard, the tiara snapped on the day of Queen Elizabeth&rsquos wedding as she was getting ready for the ceremony. A police escort transported the tiara to the jeweler&rsquos workshop where it was mended just in time for the wedding.

Queen Elizabeth has gone on to wear the tiara frequently throughout her reign. She also lent the tiara to her daughter Princess Anne for her wedding in 1973 and her granddaughter Princess Beatrice for her royal wedding in 2020.

Girls of Great Britain and Ireland Tiara

The Girls of Great Britain and Ireland Tiara is one of the queen’s most recognizable headpieces, as she’s frequently seen wearing the tiara. The diamond tiara was purchased by Queen Mary’s ladies-in-waiting as a wedding gift in 1898, according to the House of Garrard. Queen Mary later gave the tiara to her granddaughter as a wedding gift in 1947.

While the queen did not wear the tiara on her wedding day, she has regularly worn the piece throughout her reign and is seen wearing the tiara on certain issues of British and Commonwealth banknotes.

The Grand Duchess Vladimir Tiara

Queen Elizabeth II in 1963 and 2006.

The Grand Duchess Vladimir Tiara is another of the queen’s most frequently worn pieces. The tiara was commissioned by the Duchess Vladimir in 1874 from the Romanov court jeweler, Bolin, and was smuggled out of the country after the duchess fled St. Petersburg during the Russian Revolution in 1918, according to Town & Country.

The duchess&rsquo family later sold the tiara after her death in 1909 to Queen Mary, who had the tiara altered so that emeralds or pearls could be added to the piece as desired. Queen Elizabeth later inherited the tiara from her grandmother upon assuming the throne and has regularly worn the piece throughout her reign with emeralds or pearls and without additional jewels.

The State Diadem

Queen Elizabeth II at the State Opening of Parliament in 2014. Heathcliff O'Malley/Shutterstock

The State Diadem has been in the British royal family since 1821 when it was made for King George IV&rsquos coronation. After his death the diadem was passed to Queen Adelaide, consort of King William IV, who made it tradition for female monarchs to wear the piece, according to the Royal Collection Trust.

The diadem was passed down to Queen Elizabeth, who wore the headpiece on the way to her coronation at Westminster Abbey in June 1953. The queen continues to wear the diadem on her way to and from every State Opening of Parliament.

The State Diadem is made with more than 1,000 diamonds &mdash including a 4-carat yellow diamond at the center &mdash and roughly 170 pearls.

Lover&rsquos Knot Tiara

Princess Diana in 1989 and the Duchess of Cambridge in 2018. REX/Shutterstock

Queen Mary commissioned the Lover&rsquos Knot Tiara in 1913 to the House of Garrard, and the piece has since become one of the most recognizable tiaras of the British royal family. The tiara was often worn by the late Princess Diana and is frequently seen on the Duchess of Cambridge, Kate Middleton.

The tiara was created with 19 baroque pearls and rose-cut diamonds, which are set in a series of heart-shaped knots.

Queen Elizabeth gifted the tiara to Princess Diana as a wedding present, which the princess wore on multiple occasions, including a visit to Hong Kong in 1989. Princess Diana later returned the tiara to Queen Elizabeth after her divorce from Prince Charles in 1996.

Queen Mary&rsquos Bandeau Tiara

The Duchess of Sussex, Meghan Markle, at her royal wedding in 2018. David Fisher/Shutterstock

Queen Mary&rsquos Bandeau Tiara was created in 1932 from a brooch she received in 1893 by the County of Lincoln for her marriage to the future King George V. The tiara was designed with a flexible band of 11 sections with pavé-set diamonds. The center brooch includes 10 individual diamonds. Queen Elizabeth received the tiara when her grandmother died in 1953.

The queen lent the tiara to the Duchess of Sussex, Meghan Markle, for her wedding to Prince Harry in 2018.

Cartier Halo Tiara

The Duchess of Cambridge, Kate Middleton, at her royal wedding in 2011. Sipa/Shutterstock

King George VI, the queen&rsquos father, commissioned the Cartier Halo Tiara in 1936 for his wife just shortly before he assumed the throne. She gifted the tiara to Queen Elizabeth on her 18th birthday. The tiara is set with 739 brilliant and 149 baton diamonds, according to the Royal Collection Trust.

The queen later lent the tiara to the Duchess of Cambridge, Kate Middleton, to wear at her wedding to Prince William in 2011.

Burmese Ruby Tiara

Queen Elizabeth II in 1992. Assignments/Shutterstock

Queen Elizabeth commissioned her Burmese Ruby Tiara to the House of Garrard in 1973, using rubies that were given to her as a wedding gift by the people of Myanmar (formerly known as Burma).

The rubies are extremely rare and were banned in the U.S. starting in the early Aughts as part of President George W. Bush&rsquos continued sanctions on Myanmar for its military regime. President Obama later lifted these sanctions and its subsequent ban on the rubies in 2016.

According to the House of Garrard, the 96 rubies in the tiara have a symbolic meaning as in Burmese culture, the stones are said to protect against evil and illnesses.

Given the supposed meaning, the queen made headlines last year when she wore the tiara during a state dinner with then-President Trump at Buckingham Palace.

Greville Emerald Kokoshnik Tiara

Princess Eugenie’s wedding in 2018. Tim Rooke/Shutterstock

The Greville Emerald Kokoshnik Tiara was created in 1919 by Boucheron for Margaret Greville, a well-known socialite who left her jewels to Queen Elizabeth’s mother upon her death. The tiara takes its style from those popular in Russia&rsquos Imperial Court in the early 19th century. It is made with rose-cut pavé diamonds set in platinum and features six emeralds, with the central stone sizing at 93.7 carats.

The Queen lent the tiara to her granddaughter Princess Eugenie for her royal wedding in 2018.

Delhi Durbar Tiara

The Duchess of Cornwall, Camilla Parker Bowles, in 2005. Shutterstock

The Delhi Durbar Tiara was made in 1911 for Queen Mary to wear for King George V&rsquos succession as King Emperor of India. The tiara was originally set with 10 large emeralds, but they were later removed in 1922 for other uses.

Queen Elizabeth acquired the tiara after her mother&rsquos death in 2002. She has since lent the tiara to her daughter-in-law, the Duchess of Cornwall, Camilla Parker Bowles.

The Brazilian Aquamarine Tiara

Queen Elizabeth II in 2011. Shutterstock

Queen Elizabeth commissioned her Brazilian Aquamarine Tiara from the House of Garrard to match a diamond and aquamarine earring and necklace set that the people of Brazil gifted her for her coronation in 1953.

The Sapphire Tiara

Queen Elizabeth II in 1969. Reginald Davis/Shutterstock

The queen commissioned her sapphire tiara in 1963 to match a set of diamond and sapphire earrings and a necklace given to her by her father for her wedding.

Read more here:

WATCH: How to Re-create Meghan Markle’s Go-to Messy Bun


The Coronation

“Sirs, I here present unto you
Queen ELIZABETH,
your undoubted Queen:
Wherefore all you who are come this day
to do your homage and service,
Are you willing to do the same?”

The public signified its willingness and joy by loud and repeated acclamations, with one voice crying out, “God Save the Queen”, and hence, she was formally accepted to rule the hearts of British people, for decades to come.


A look at the queen's history-making visits with American presidents

President Biden and first lady Jill Biden shared afternoon tea with Queen Elizabeth II at Windsor Castle on Sunday. But while that gathering was a first for the first couple, the queen's encounters with American presidents and their wives is a piece of history all its own.

In her nearly 70-year reign, Queen Elizabeth may have met more U.S. presidents than anyone else alive today.

Some were a bit out of order. She met the nation's 31st president, Herbert Hoover, at a 1957 luncheon &mdash 24 years after he left office.

And she was only Princess Elizabeth when she and her late husband met President Harry Truman in Washington, on behalf of her father, King George.

American President Harry Truman and Elizabeth II in the back of the Lincoln Cosmopolitan Presidential state car, Washington, D.C., on October 31, 1951. Image courtesy National Archives/Getty Images

But most of the encounters have been as queen, and with a sitting president &mdash including a 1959 visit by Dwight Eisenhower to Balmoral Castle in Scotland, a 1961 state dinner at Buckingham Palace for John and Jackie Kennedy, and a 1969 palace tour for President Richard Nixon.

In 1976, President Ford played host, waltzing with Queen Elizabeth at the White House to celebrate the nation's bicentennial.

The Royals

Jimmy Carter also made quite an impression on the queen and her mother. During a 1977 Buckingham Palace state dinner &mdash instead of bowing his head or shaking the queen mother's hand, he decided to kiss her right on the lips.

President Jimmy Carter (second right) speaks with Her Majesties The Queen and the Queen Mother as Prince Philip and Italian Prime Minister Giulio Andreotti (r) look on in the Blue Drawing Room at Buckingham Palace. PA Images/ Contributor/Getty

Ronald Reagan, a personal favorite of her majesty, bonded with the queen over their mutual love of horses.

And in 1991, President George H.W. Bush took the royal couple to one of America's favorite pastimes: a baseball game, between the Baltimore Orioles and the Oakland A's.

Bill Clinton and George W. Bush each met with the queen and Prince Philip on numerous occasions, without any major breaches of royal protocol.

President Bill Clinton talks with Elizabeth II along with the first lady Hillary Rodham Clinton and daughter Chelsea at the Garden Entrance of Buckingham Palace, on December, 14, 2000, in London, England. PAUL J. RICHARDS/AFP via Getty Images

Unfortunately, more recent presidents weren't so lucky.

While toasting the monarch at a 2009 state dinner, President Obama kept right on talking as the band played the British national anthem.

And most recently, Donald Trump drew some raised British eyebrows when he walked ahead of the queen during their 2018 visit.

In this file photo dated July 13, 2018, President Trump and Britain's Queen Elizabeth II inspect a Guard of Honour, formed of the Coldstream Guards at Windsor Castle in Windsor, England. Matt Dunham/AP


British Royal Family History

Elizabeth II has reigned for 69 years, 4 months, and 14 days.

Queen Elizabeth II became Queen of the United Kingdom and Head of the Commonwealth on 6th February 1952. She is head of the British Royal Family, has 4 children, 8 grandchildren and 11 great-grandchildren, and is 95 years, 2 months, old.

She is the 32nd great-granddaughter of King Alfred the Great who was the first effective King of England 871-899. See Royal Family Tree.

She was crowned at Westminster Abbey on 2nd June 1953, nearly eighteen months after she succeeded her father, King George VI who died on 6th February 1952. As of today she has reigned for 69 years, 4 months, and 14 days. 2nd June 2013 was the 60th anniversary of her coronation. She will have reigned for 70 years on 6th February 2022 and plans are being put in place to stage a series of events from 2-5 June 2022 to celebrate her 70th Platinum Jubilee.

On 21st December 2007 she became the oldest reigning British monarch having lived longer than Queen Victoria who died 22nd January 1901 aged 81 years, 7 months and 29 days. On 20th November 2020 Queen Elizabeth II celebrated her 73rd wedding anniversary. On 21st April 2020 she became 94 years old.

On 10th September 2015 Queen Elizabeth II became the longest reigning monarch in over 1,200 years of British History when the length of her reign surpassed her great-great-grandmother Queen Victoria who reigned for 63 years and 7 months from 20th June 1837 to 22nd January 1901. See British Kings & Queens by Length of Reign.

2017 was the 100th anniversary of the House of Windsor. It was founded by the Queen's grandfather King George V on 17th July 1917.

The Queen and her husband Prince Philip, Duke of Edinburgh, were married on 20th November 1947 at Westminster Abbey, and in 2020 celebrated their 73rd wedding anniversary. Prince Philip died at Windsor on 9th April 2021 just 2 months before his 100th birthday. He was the longest ever serving royal consort and oldest spouse of a reigning British monarch.

Their eldest son Prince Charles became 72 years old on 14th November 2020 and is the longest waiting and oldest ever heir to the throne. See British Kings & Queens by Age of Ascent.

On 29th April 2011 the Queen's grandson Prince William, who is 2nd in line to the throne, married Catherine (Kate) Middleton in Westminster Abbey. They are now the Duke and Duchess of Cambridge, and in Scotland the Earl and Countess of Strathearn. On 22nd July 2013 their first child Prince George was born. He is now 3rd in Line of Succession to the thone after his father, Prince William, and his grandfather Prince Charles. Their second child Princess Charlotte was born on 2nd May 2015 and is 4th in line. Their 3rd child, Prince Louis who is 5th in line, was born on 23rd April 2018.

The Queen's grandson Prince Henry (known as Harry), who is 6th in line to the throne, and Meghan Markle were married in St George's Chapel, Windsor Castle, on 19th May 2018. They are now the Duke and Duchess of Sussex, and in Scotland the Earl and Countess of Dumbarton. Their son Archie was born on 6th May 2019, and their daughter Lilibet on 4th June 2021. They have stepped down from their royal roles and now live in California.

The Queen's granddaughter Princess Eugenie married Jack Brooksbank in St George's Chapel on the 12th October 2018. Their first child August Philip was born on 9th February 2021. Her sister Princess Beatrice married Edoardo Mapelli Mozzi in the Royal Chapel of All Saints, Windsor, on 17th July 2020.

Elizabeth II is Queen of the United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland, and Head of the Commonwealth of Nations. Great Britain was formed 310 years ago by the Act of Union between England and Scotland on 1st April 1707. More about Great Britain and the United Kingdom.

As well as the United Kingdom, she is Queen of Canada, Australia, New Zealand, Jamaica, Barbados, the Bahamas, Grenada, Papua New Guinea, the Solomon Islands, Tuvalu, Saint Lucia, Saint Vincent and the Grenadines, Antigua and Barbuda, Belize, and Saint Kitts and Nevis, where she is represented by Governors-General. The sixteen countries of which she is Queen are known as Commonwealth Realms, and their combined population is 150 million.

She is Head of the Commonwealth of Nations comprising 54 member states and over 20% of the Word's land in North America, South America, Europe, Africa, Asia and Oceania. The aims of the Commonwealth include the promotion of democracy, human rights, good governance, the rule of law, individual liberty, egalitarianism, free trade, multilateralism, and world peace. The 2.4 billion people in the member states account for almost a third of the world's population.

Her reign of over 69 years has seen 14 Prime Ministers of the United Kingdom, and numerous Prime Ministers in the Commonwealth Realms of which she is (or was) also Head of State between them she has had a total of over 170 Prime Ministers including 12 Canadian and 18 Australian Prime Ministers during her reign. There have been 14 US Presidents during her reign.


Ver el vídeo: A História de Plínio e Angélica Parte única+Comentários (Diciembre 2021).