Podcasts de historia

Tanque pesado T34

Tanque pesado T34

Tanque pesado T34

El Heavy Tank T34 se basó en el Heavy Tank T29 y el Heavy Tank T30, y estaba armado con un cañón antiaéreo modificado de 120 mm. No entró en producción, pero el Heavy Tank M103 de la posguerra se basó en gran medida en él.

El trabajo en el Heavy Tank T29 y el Heavy Tank T30 comenzó en 1944. Originalmente eran casi idénticos, aparte del uso de diferentes cañones: un cañón de 105 mm en el T29 y un cañón de 155 mm en el T30. A principios de 1945, el Departamento de Artillería comenzó a trabajar para convertir el cañón antiaéreo de 120 mm en un cañón de tanque. Pronto quedó claro que este cañón tendría mejores capacidades de perforación de blindaje que el cañón de alta velocidad de 105 mm o el cañón de menor velocidad de 155 mm, y en mayo de 1945 el Departamento de Artillería recomendó que dos de los pilotos del T30 estuvieran armados con el cañón de 120 mm, ya que el Tanque pesado T34. Este fue aprobado el 31 de mayo.

Originalmente, el T34 debía haber usado el mismo motor Ford GAC que el T29 y el T30. Después del final de la guerra con Japón, esto cambió. El T30 debía usar un motor Continental AV-1790, mientras que el T34 debía usar un motor de avión Allison V-1710. En noviembre de 1946 se modificaron las especificaciones del T34. Ahora debía utilizar el motor Continental y, al mismo tiempo, el Departamento de Artillería recomendó el uso de dos chasis del programa T30.

No está del todo claro en qué vehículos se basaron realmente los dos pilotos del T34, pero es probable que uno se haya producido con un chasis T29 y el otro con un chasis T30. La mayoría de las fuentes solo mencionan el pedido original de dos chasis T30, pero esto debe haberse ampliado en algún momento, ya que sobreviven tres tanques.

El Heavy Tank T34 utilizó el mismo chasis, superestructura y torreta que el T29 y el T30. Este tenía ocho ruedas de carretera y un casco simple con un frente inclinado y una parte superior en gran parte horizontal, casi al nivel de la parte superior de las orugas. Los tres usaban armas con munición separada, por lo que llevaban un artillero, dos cargadores y el comandante en la enorme torreta. El cañón de 120 mm del T34 usaba proyectiles más ligeros que el cañón de 155 mm del T30, por lo que no fue necesario el elaborado sistema de carga probado en el T30E1. Se tuvo que soldar un peso pesado a la parte posterior de la torreta para equilibrar el cañón más pesado.

Los modelos piloto del T34 no se entregaron hasta 1947. Los dos T34 fueron para pruebas en Fort Knox y Aberdeen Proving Ground. Los principales problemas fueron con el cañón de 120 mm. Al menos dos hombres fueron hospitalizados por retrocesos provocados por gases de pólvora no quemados que se succionaron en la torreta con el casquillo del cartucho expulsado y luego se encendieron. Incluso cuando esto no sucedió, pronto se formó un nivel peligroso de gases nocivos en la torreta.

Fueron necesarios dos intentos para solucionar el problema del flareback. El primero utilizó un sistema de barrido de ánima, en el que se bombeaba aire comprimido en el tubo de la pistola antes de que se abriera la recámara, para expulsar los gases no quemados de la boca. Esta solución funcionó, pero ocupaba demasiado espacio y necesitaba un compresor de aire y almacenamiento para el aire comprimido.

El segundo sistema era un extractor de orificio de tipo aspirador, diseñado para los anteriores cañones de 90 mm T15E4 y M3E4. En este sistema se instaló una cámara cilíndrica justo detrás de la boca del cañón. Se perforaban una serie de agujeros en el cañón del arma, apuntando diagonalmente hacia la boca, desde la recámara hacia el cañón. Cuando se disparó el arma, el cañón y la recámara fueron presurizados por los gases de la pólvora en expansión. La presión en el cañón disminuyó rápidamente, mientras los gases fluían por la boca. Los gases de alta presión en las cámaras se vaciaron por los orificios diagonales y emergieron de la boca del cañón a gran velocidad. Esto succionó todos los gases no quemados del resto del cañón, y la recámara se pudo abrir de manera segura. Este resultó ser un sistema simple y efectivo, y se convirtió en una característica estándar de los cañones de tanques de posguerra.

No se realizaron pedidos de producción para el T34, que se consideró demasiado pesado. Sin embargo, en 1948 se comenzó a trabajar en una versión ligera del diseño, el Heavy Tank T43, que luego entró en producción como el tanque de combate con cañones de 120 mm M103.

Estadisticas
Producción:
Longitud del casco: 25 pies sin arma; 38 pies 7.5 pulgadas con pistola
Ancho del casco: 12,5 pies
Altura: 10 pies 7 pulgadas
Tripulación: 6
Peso: 143,600 lb con carga de combate
Motor: Continental AV-1790-3 de 810 CV
Velocidad máxima: carreteras de 22 mph
Alcance máximo: 100 millas de velocidad de crucero en carretera
Armamento: un cañón de 120 mm

Armadura

Armadura

Parte delantera

Lado

Trasero

Arriba / Abajo

Torreta

178 mm

127 mm

203 mm

38 mm

Superestructura

Cáscara

70-102 mm

51-76 mm

19-51 mm

38 mm

Escudo de pistola

203-279 mm


¿Fue el T-34 ruso realmente el mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial?

El mariscal de campo alemán von Kleist describió el T-34 ruso como "El mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial. "El líder de los Panzer, el general Heinz Guderian, afirmó que el T-34 disfrutó de"vasta superioridad " sobre los tanques alemanes contemporáneos en la primera parte de la guerra.

¿Tenían razón? ¿Fue el T-34 ruso realmente el mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial?

El trabajo de diseño en lo que se convertiría en el T-34 comenzó a fines de la década de 1930. Muchas unidades de tanques rusos en ese momento estaban equipadas con tanques ligeros T-26 o Bystrokhodny tanques (BT), tanques relativamente pequeños, ligeramente blindados pero rápidos capaces de operar sobre ruedas o orugas.

Un T-26 operado por fuerzas republicanas durante la batalla de Brunete en 1937.

El tanque BT-2 de 1932 fue la primera modificación soviética del diseño de Walter Christie & # 8217s.

El combate durante la Guerra Civil Española y en una guerra fronteriza no declarada con Japón había demostrado que ambos tipos eran muy vulnerables a las armas antitanques modernas.

Algunas unidades soviéticas estaban equipadas con tanques pesados ​​como el enorme T-35 de cinco torretas, pero eran tan lentos y poco fiables que eran prácticamente inútiles en combate.

Lo que le faltaba al Ejército Rojo era un carro medio con buena velocidad y maniobrabilidad, un blindaje grueso y un cañón principal capaz de destruir los tanques enemigos.

Primer tanque T-35A de producción en desfile en la Plaza Roja.

Diseño en el nuevo "Tanque universal " comenzó en 1937 en la planta de locomotoras de Kharkov Komintern en Ucrania bajo el liderazgo del diseñador Mikhail Koshkin. Los primeros prototipos se produjeron a principios de 1939.

El nuevo tanque, entonces designado A-32, fue una combinación de ideas existentes combinadas con innovación.

Usó una suspensión Christie de resortes helicoidales similar a la serie BT, pero empleó un diseño de oruga completamente nuevo que le dio al nuevo tanque una presión sobre el suelo fenomenalmente baja de 0,64 kg / cm 2, ¡que es solo un poco más alta que la presión sobre el suelo de una huella humana!

Esto hizo que el nuevo tanque fuera menos propenso a atascarse en el barro y la nieve blanda.

Tenía un blindaje frontal de 45 mm de grosor, pero también estaba inclinado en un ángulo de 60 °. Esto significaba que era probable que un proyectil en una trayectoria horizontal rebotara en la armadura. Pero incluso si no fuera así, la pendiente significaba que un proyectil antitanque tendría que penetrar más de 50 mm de blindaje antes de entrar en el interior del tanque.

Tanque medio A-32

El motor era un potente diesel V12. El uso de un motor diésel aumentó el alcance y redujo la probabilidad de que el tanque se quemara si se golpeaba. La torreta estaba provista de un cañón L-11 de 76 mm que tenía 30,5 calibres de largo y tenía una velocidad de boca de alrededor de 2000 pies / s (600 m / s).

Motor (V-2-34) del tanque soviético T-34 exhibido en el Museo de Tanques de Finlandia (Panssarimuseo) en Parola. Algunas partes se han quitado o cortado para mostrar el funcionamiento interno. Foto: Balcer CC BY 2.5

Mikhail Koshkin decidió nombrar el nuevo tanque & # 822034 porque, afirmó, ese fue el año en el que había comenzado a considerar este diseño.

En enero de 1940, se completaron dos prototipos de T-34 y ambos fueron sometidos a una extenuante prueba de confiabilidad. Fueron conducidos desde Ucrania a Moscú (una distancia de más de 1.200 km o 745 millas) y luego a la frontera con Finlandia y luego a Kiev antes de regresar a Jarkov.

De alguna manera, esta prueba fue un éxito rotundo. Ambos tanques completaron el viaje, y solo se requirieron modificaciones menores a la suspensión y la transmisión.

Sin embargo, de otras formas, el juicio fue una catástrofe & # 8211 Mikhail Koshkin contrajo neumonía durante el viaje y murió como resultado directo. Fue reemplazado por su adjunto, Alexander Morozov.

BT-7, A-20, T-34 (modelo 1940) y T-34 (modelo 1941).

La producción del T-34 comenzó en septiembre de 1940 en la planta de locomotoras de Kharkov Komintern. También se pretendía que hubiera una producción simultánea del T-34 en la Stalingradzkiy Traktornyj Zawod (fábrica de tractores de Stalingrado), aunque no se produjeron tanques allí hasta principios de 1941.

Habría cuatro versiones distintas del T-34 equipadas con el cañón de 76 mm. La primera versión de producción fue identificada por el Ejército Rojo como & # 8220Model 1940 & # 8221.

Las dificultades de producción con la fabricación del motor diesel V12 significaron que muchos T-34 Modelo 1940 fueron provistos en su lugar con el motor de gasolina inferior MT-17 de la serie de tanques BT.

T-34 Modelo 1940.

Casi tan pronto como los primeros T-34 alcanzaron las unidades de primera línea, hubo críticas al cañón L-11 que se encontró que tenía una capacidad de penetración inaceptablemente pobre contra objetivos blindados. Fue reemplazado rápidamente por el cañón F-34 de 76 mm que tenía 42 calibres de largo.

El nuevo cañón tenía una velocidad de salida mejorada de alrededor de 2.130 pies / s (650 m / s). Los tanques equipados con el nuevo cañón, así como un blindaje frontal aún más grueso y una torreta fundida o soldada, fueron designados como & # 8220Model 1941 & # 8221, que comenzaron a llegar a las unidades de primera línea en el verano de 1941.

Cuando comenzó la invasión alemana en junio de 1941, se habían producido alrededor de 1.000 T-34 en Jarkov y Stalingrado, y la mayoría de ellos se pusieron a disposición de las unidades que intentaban detener directamente el avance alemán.

La producción de T-34 en Jarkov se trasladó en septiembre a una nueva fábrica en Nizhniy Tagil, al este de los Montes Urales.

Subtipos y variantes del T-34 ordenados por calibre, tipo de arma y fecha de producción / diseño.

El T-34 Modelo 1942 entró en producción a principios de 1942, y este tanque incorporó varias modificaciones menores, en su mayoría simplificaciones destinadas a acelerar la producción. La mayoría de los tanques Modelo 1942 tenían torretas fundidas, aunque algunos todavía estaban equipados con la torreta soldada más antigua.

La versión final del T-34 con el cañón de 76 mm, el Modelo 1943, se introdujo a mediados de 1942.

Incorporaba pequeñas mejoras como la adición de dos trampillas circulares en la torreta. Estos reemplazaron la gran escotilla única en los modelos anteriores, lo que llevó a que este modelo se llamara & # 8220Mickey Mouse T-34 por los alemanes.

En marzo de 1944, comenzó la producción de un nuevo T-34 equipado con un cañón de 85 mm, pero éste incorporó varios cambios de diseño significativos y era esencialmente un tanque nuevo.

Tanques T-34 modelo 1942 fabricados en la planta de Uralmash. Foto: Archivo RIA Novosti, imagen # 1274 RIA Novosti CC-BY-SA 3.0

¿El mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial?

El T-34 equipado con el cañón de 76 mm (que se llama T-34/76 para distinguirlo del T-34/85 posterior, aunque estas designaciones nunca fueron utilizadas por el Ejército Rojo) fue el tanque que enfrentó por primera vez a los alemanes. invasores y que fue una sorpresa tan desagradable para la Wehrmacht.

¿Era este realmente el mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial?

La armadura inclinada del T-34 ciertamente lo hizo prácticamente impermeable a los golpes frontales del cañón de 50 mm instalado en el Panzer III (el principal tanque alemán durante la invasión de Rusia), así como al cañón antitanque Pak 38 de 50 mm, que fue ampliamente utilizado. utilizado en ese momento.

Era relativamente rápido y sus anchas huellas lo hacían menos propenso a atascarse en el mar de lodo que comenzó a frenar el avance alemán en el otoño de 1941.

Interior de la torreta T-34 Modelo 1941, con el cañón F-34 visible. El vehículo fue capturado por el ejército finlandés y estaba siendo sometido a una revisión. Foto tomada en 1944.

El diseño relativamente simple del T-34 facilitó la producción en grandes cantidades utilizando mano de obra no calificada. La simplificación significó que a fines de 1942, se necesitaba la mitad del tiempo para producir un T-34 que antes.

En 1943, la producción de T-34 alcanzó los 1.300 tanques por mes y en total se produjeron alrededor de 35.000 T-34/76 en poco más de tres años. Sin embargo, visto objetivamente, el T-34/76 tenía algunos defectos fundamentales como sistema de armas.

Primero, tenía una torreta de dos hombres, atravesada manualmente. Esto significaba que el comandante también era el artillero, y quizás también un líder de pelotón.

Esto supuso una carga de trabajo irrealmente alta para el comandante y se vio agravada por el hecho de que la torreta carecía de una canasta, un piso que se mueve cuando la torreta atraviesa. Sin esto, era muy fácil tropezar con los proyectiles u otros elementos gastados mientras la torreta se movía.

El F-34 era el cañón estándar del carro medio T-34. Aquí se muestra un T-34 Modelo 1943. Foto: Radomil CC BY-SA 3.0

La visibilidad desde el interior del T-34/76 era tan terrible que los comandantes a menudo entraban en batalla con la escotilla principal de la torreta abierta, refugiándose detrás de ella mientras trataban de ver qué estaba sucediendo.

No fue hasta el Modelo 1943 que el T-34 finalmente recibió una cúpula que incorporaba periscopios similares a los que se ven en los tanques alemanes.

Dos impactos de cañón antitanque no penetrantes en el lado derecho y en la parte trasera de la torreta de un T-34 del Ejército Rojo capturado por el Ejército finlandés. Verano de 1941.

Las mejoras en los cañones de tanques y antitanques alemanes significaron que el T-34 se volvió rápidamente vulnerable incluso a los golpes frontales. La armadura utilizada en el T-34 era muy dura, lo que significaba que incluso un proyectil que no penetrara podía causar astillas de acero letales que se desprendían del interior.

La armadura frontal inclinada también significaba que el interior del T-34 estaba realmente muy estrecho. Cuando un T-34 fue probado por ingenieros del ejército de los EE. UU. En 1942, se sorprendieron de que fuera posible colocar a cuatro hombres con ropa de invierno en el interior.

La falta de espacio interior significó que los lados del casco incorporaron celdas de combustible que podrían romperse si son golpeadas por proyectiles perforadores de blindaje.

T-34/76.

La mayoría de los primeros T-34 no estaban provistos de radios. Solo el tanque del líder del pelotón tenía radio (aproximadamente un tanque de cada cinco). La comunicación durante el combate estaba destinada a ser por bandera.

Solo piense en eso por un momento: en la ferocidad y velocidad de un enfrentamiento blindado, se suponía que las tripulaciones del T-34 ondearían banderas entre sí para comunicarse, aunque la falta de visibilidad significaba que las posibilidades de que cualquier otro tanque viera esas banderas eran mayores. delgado de hecho.

Como resultado, los ataques de los T-34 generalmente carecían de cohesión. Incluso en 1943, muchos T-34 no tenían radio.

La transmisión era tan tosca que se autodestruía con regularidad y el cargador a menudo tenía un mazo a mano para golpear la transmisión si el conductor no podía cambiar de marcha. Sin embargo, el principal problema con el T-34 era la falta de confiabilidad de su motor, engranaje de transmisión y suspensión.

Tanque soviético capturado T-34/76.

El contraataque que siguió al fracaso alemán de tomar la ciudad de Stalingrado en el invierno de 1942/1943 fue la primera vez que los alemanes se enfrentaron a grupos masivos de T-34 y esto se ha convertido en parte del mito del T-34.

A partir de documentos publicados después de la caída de la Unión Soviética, ahora sabemos que estos T-34 se desempeñaron muy mal.

En solo seis días de combate, las brigadas de tanques rusas perdieron 326 de sus 400 T-34. Pero solo 66 de estos fueron pérdidas en combate, el resto se debió a averías.

Un tanque soviético T-34 76 en exhibición en el campo de pruebas de Aberdeen del ejército de EE. UU.

Las pruebas soviéticas de los T-34 recién completados en 1942 mostraron que solo el 7% estaban libres de defectos importantes. En 1943, se tomaron T-34 al azar de la línea de producción y se sometieron a una prueba de confiabilidad de 300 km. En junio de 1943, menos del 8% pudo completar esta prueba sin averías.

No era extraño que las brigadas de tanques soviéticos perdieran algo desde el 30% y # 8211 al 50% de sus T-34 simplemente viajando al área de combate.

Según la Dirección de Blindados del Ejército Rojo, el T-34 promedio en la Segunda Guerra Mundial duró menos de 200 kilómetros (124 millas) antes de requerir una reparación o revisión importante. ¡Esto significa que un T-34 generalmente necesitaba reparaciones importantes antes de haber usado su primer tanque lleno de diesel!

Tanques T-34 Modelo 1943 capturados puestos en servicio con la Wehrmacht, enero de 1944. Foto: Bundesarchiv, Bild 101I-277-0836-04 / Jacob / CC-BY-SA 3.0

Teniendo en cuenta todas estas cosas, parece que la noción del T-34 como el mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial es poco más que una pieza perdurable de propaganda soviética.

La confiabilidad era terrible, y era tan difícil luchar eficazmente desde el interior de los primeros T-34 que muchos comandantes de tanques soviéticos recurrieron desesperados a embestir a los tanques alemanes con la esperanza de inutilizarlos.

La principal ventaja del T-34 fue que, en virtud de su diseño relativamente simple y utilizando lo que equivalía a mano de obra esclava en sus fábricas, los rusos pudieron producir muchos de ellos.

Estos tanques medianos T-34-85 construidos por los soviéticos son solo parte de la extensa colección de vehículos militares que se exhiben en el Museo Militar White Eagle, Skarzysko Kamienna, Polonia. Foto: Hawkeye Reino Unido CC BY-SA 2.0

Entre 1941 y 1943, las fábricas rusas produjeron más de 30.000 T-34. En comparación, durante el mismo período, los alemanes produjeron poco más de 5.000 Panzer IV. La filosofía de combate rusa parece haber sido que era mejor tener una gran cantidad de tanques defectuosos que esperar un diseño mejorado.

El T-34/85, que comenzó a producirse en marzo de 1944, finalmente solucionó muchas de las deficiencias de la versión anterior, por ejemplo, tenía una torreta de tres hombres. Pero la mayoría de los T-34 utilizados durante la Segunda Guerra Mundial fueron T-34/76.

Un T-34-85 durante el Desfile del Día de la Victoria de Moscú 2018.Foto: kremlin.ru CC BY 4.0

Las muchas fallas del T-34/76 fueron superadas, al menos en parte, por el coraje y el sacrificio de tripulaciones soviéticas inadecuadamente entrenadas que demostraron estar dispuestas a atacar a sus enemigos alemanes independientemente de las pérdidas.

¿Podemos concluir de esto que el T-34 es el mejor tanque de la Segunda Guerra Mundial? Objetivamente, la respuesta debe ser un rotundo no. Aunque si estuviéramos buscando el tanque más sobrevalorado de esa guerra, bien podría ser un contendiente.


Módulos

Torretas

Motores

Suspensiones

Radios

Equipo compatible

Consumibles compatibles

Opinión del jugador

Pros y contras

  • El tercer mayor daño alfa y la mayor penetración de todos los tanques pesados ​​de nivel 8
  • Buena precisión cuando está completamente apuntado, inusual para un tanque estadounidense
  • Gran depresión del arma
  • Blindaje facial de torreta muy fuerte y blindaje de torreta trasera sorprendentemente grueso
  • Las orugas grandes pueden absorber los daños cuando se raspan correctamente.
  • Pobre armadura del casco
  • Pobre DPM
  • Muy mal manejo del arma y largo tiempo de puntería.
  • Muy mala resistencia del suelo, poca movilidad.
  • La configuración de la tripulación no coincide con M103 y T110E5, entrenador de tripulación incómodo

Rendimiento

El tanque tiene un casco débil, por lo que no se recomienda para liderar un empujón. Trate de mostrar su torreta solo manteniéndose con el casco hacia abajo si es posible.T34 funciona muy bien cuando puedes ponerte a cubierto y apoyar a tus compañeros de equipo, tener un arma que puede penetrar el nivel 10 con disparos bien colocados y tener una armadura de torreta que puede hacer rebotar a la mayoría de los enemigos contra los que te enfrentas, demostrando ser un tanque que no se puede ignorar. incluso por los más grandes y malos.

Se recomiendan un estabilizador vertical y un mecanismo de colocación de armas para reducir el tiempo de puntería. Tener ambos hace que el tiempo de puntería y el tamaño de la retícula sean comparables a los de otros tanques.

Dicho esto, este tanque tiene un papel interesante que desempeñar. Puede enfrentarse a casi cualquier tanque que quiera, incluso al de nivel 10, si el T34 puede forzar una pelea de largo alcance donde el alto alfa, la penetración y la precisión combinados con la torreta enormemente blindada te harán casi invencible. Sin embargo, si algún tanque, incluso algunos tanques de nivel 4 (es decir, T-50), se colocan detrás de ti, pueden matarte fácilmente debido a tu terrible armadura de casco combinada con tus características de movimiento lento (aunque mejor que el Löwe y pesados ​​similares) quedándose en la línea de fondo es crucial para este tanque. Ignore el impulso y su equipo desinformado en la sugerencia de empujar. Apoye en la línea de fondo, y encontrará que este tanque es un tanque formidable y poderoso, y fácilmente uno de los mejores tanques de nivel 8. Sin embargo, tenga en cuenta que la artillería es la perdición de este tanque. Sentarse en una posición con el casco hacia abajo y al mismo tiempo estar a salvo de la artillería es imperativo, y debe buscar activamente un terreno que pueda cumplir con uno o ambos de estos requisitos, ya que reforzarán sus vulnerabilidades.

En resumen, el T34 tiene fortalezas muy fuertes y debilidades paralizantes. Sin embargo, un jugador experimentado buscará formas de remediar la situación y utilizará la poderosa arma. La paciencia es clave con este tanque y se adapta bien a un estilo de juego defensivo.

Equipo sugerido

Revisiones y opiniones externas

Galería

Información histórica


Heavy Tank T34 - Historia

Ningún tanque afectó tanto el resultado de la Segunda Guerra Mundial como la serie soviética de tanques medianos T-34 con más de 80.000 producidos.

Escrito por: Staff Writer | Última edición: 08/04/2020 | Contenido y copia www.MilitaryFactory.com | El siguiente texto es exclusivo de este sitio.

Para las autoridades del Ejército Rojo, se estaba volviendo dolorosamente claro que la serie BT de "tanques rápidos" no era la respuesta a largo plazo para las fuerzas blindadas soviéticas. El tanque estaba ligeramente blindado y ligeramente armado mientras aún tenía la intención de hacer frente a los blindados enemigos a distancia. Estos vehículos carecían prácticamente de las instalaciones necesarias para desempeñar su función de forma eficaz, sobre todo en el campo de batalla de modernización de finales de la década de 1930. Las marcas BT presentaban un diseño de pista bastante novedoso que les permitía correr sobre ruedas desnudas según fuera necesario, una cualidad que agregaba poco a su destreza en la guerra pero que fue admirada por las autoridades soviéticas por su naturaleza multifacética. En 1937, el ejército soviético solicitó oficialmente su reemplazo oficial y esto comenzó el desarrollo de un nuevo tipo de tanque de combate de primera línea basado en los vehículos de "prueba de concepto" BT-IS. Los ingenieros pusieron en marcha varios vehículos piloto, cada uno con una protección de blindaje progresivamente más gruesa e inclinada y un armamento mayor y basados ​​en una forma más evolucionada de la serie de tanques rápidos BT. Se desarrolló un nuevo motor de combustible diesel, el Modelo V-2 de 12 cilindros, y esta adición en particular demostró ser una desviación de los paquetes de energía de gasolina utilizados en la serie BT, que tenían una propensión a explotar en llamas cuando se golpeaban. La última revisión, el A-34, fue aceptada para el servicio como tanque medio T-34. Las primeras formas de producción de 1940 estaban armadas con el cañón principal de la serie L-11 de 76,2 mm que finalmente dio paso al F-32 y, en última instancia, a la excelente serie F-34 de cañones de 76,2 mm. El uso de armaduras muy inclinadas para protección balística era bastante progresista para la época.

Nace el T-34

La producción del T-34 se inició rápidamente, particularmente después de las fallas masivas de los blindados soviéticos en la Guerra de Invierno contra la vecina Finlandia (1939-1940). Sin embargo, la escasez de suministros del nuevo motor y los equipos de radio vio a los primeros modelos T-34 equipados con centrales eléctricas Mikulin M-17 inferiores de los tanques BT y los equipos de radio se distribuyeron únicamente a los "tanques de comando". Luego, los tanques T-34 fueron entrenados para confiar en señales del campo de batalla bastante primitivas presentadas a través de movimientos de bandera especializados, lo que requería que los tanques acompañantes tuvieran que estar dentro del alcance visual entre sí, lo que recuerda a la guerra antigua hasta cierto punto.

T-34 Walk-Around

La entrada en servicio del T-34 en 1940 provocó una consideración inmediata como el tanque con mayor capacidad de combate del mundo. El vehículo era el equilibrio perfecto entre velocidad, potencia de fuego y protección de blindaje: tres activos clave de cualquier diseño de tanque exitoso, incluso los que se están desarrollando en la actualidad. El vehículo pesaba 26 toneladas y logró una longitud de funcionamiento de 22 pies con un ancho de 10 pies y una altura de 8 pies. El armamento principal de 76,2 mm se incrementó con una ametralladora DT coaxial de 7,62 mm y una ametralladora de 7,62 mm montada en la proa en el casco, ambas para servir como defensa anti-infantería. Una vez que las existencias del motor previsto estuvieron disponibles, la potencia se derivó principalmente del motor de 12 cilindros diésel Modelo V-2 que desarrollaba 500 caballos de fuerza. Esto promovió una velocidad máxima de 33 millas por hora en superficies ideales y un rango operativo de 250 millas antes de repostar. El chasis estaba suspendido sobre un sistema de suspensión de resortes helicoidales basado en Christie que presentaba un excelente rendimiento a campo traviesa. La clave del éxito del T-34 sería la implementación de revestimientos de blindaje gruesos y muy inclinados, particularmente en la placa del glacis, la torreta y a lo largo de los lados del casco. La torreta en sí era deliberadamente pequeña en dimensión para promover un objetivo en cuclillas cuando se ve de perfil. Las cinco ruedas de carretera grandes y las pistas anchas servirían bien al tipo cuando atravesara los terrenos blandos de Europa central y oriental en las batallas siguientes. El alojamiento de la tripulación ascendió a cuatro personas integradas por el conductor, el comandante / cargador, el artillero y el artillero de proa. Tenga en cuenta que el comandante se duplicó como su propio cargador en estas primeras formas del T-34, este arreglo necesario debido a las condiciones de hacinamiento de la pequeña torreta. Por el contrario, los tanques occidentales en Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania dependían en gran medida de una tripulación de cinco hombres para una mayor eficiencia.

Alemania invade la Unión Soviética

En junio de 1941, los alemanes invadieron la Unión Soviética bajo la "Operación Barbarroja", el gran plan de Hitler para superar a los comunistas en el Este. La campaña sería un asunto breve y una dulce victoria para los pueblos alemanes, de la misma manera que lo fueron Polonia, Francia y los Países Bajos el año y los meses anteriores. Si bien las ganancias iniciales se consideraron excelentes, el invierno soviético retrasó la inevitable toma de posesión de Moscú propiamente dicha. Esto le dio tiempo al Ejército Rojo para reagrupar al resto, reformar sus fuerzas y establecer nuevas instalaciones de producción en los Urales del Este. Aunque se introdujo en el otoño de 1940, el entrenamiento de los petroleros T-34 no comenzó hasta la primavera de 1941.

Limitaciones del T-34

En la lucha inicial, los petroleros alemanes y los equipos antitanques se horrorizaron al descubrir que sus proyectiles perforadores de blindaje "destructores de tanques" de 37 mm "rebotaban" en el grueso casco y las torretas de los T-34 que se acercaban. Sin embargo, la respuesta soviética se hizo menos efectiva mediante el uso de tripulaciones de petroleros mal entrenados, doctrina de guerra blindada obsoleta y respuestas desconcertadas. En el momento de la invasión, el ejército soviético todavía estaba estableciendo sus nuevos grupos blindados, lo que se sumó a la consternación. El entrenamiento se estaba realizando sin tanques T-34, lo que no ayudó en nada. Además, los T-34 sufrieron altas tasas de averías mecánicas en el campo (principalmente debido a conductores con poca experiencia), lo que permitió al destino reclamar más de estos tanques que cualquier arma alemana. Solo entre 1.000 y 1.200 (las fuentes varían y los registros soviéticos eran inexistentes) T-34 estaban disponibles en el momento de la invasión alemana y estos estaban dispersos en general y concentrados en ciertos frentes, colocando las probabilidades directamente a favor del ejército alemán. ya que estos números eran demasiado pocos para tener un impacto concertado. Quizás tan solo 150 petroleros fueron entrenados adecuadamente en el uso de sus T-34. Otros vieron la experiencia en la serie de tanques ligeros T-26 completamente ajenos. Sin embargo, hubo pocos casos tempranos en los que los T-34, si se utilizaban correctamente y estaban respaldados por tanques pesados ​​KV-1, tuvieron éxito al emplear la doctrina de guerra blindada "similar a la alemana".

Para colmo de males, las condiciones de trabajo de los petroleros T-34 eran muy básicas y el uso de señales de bandera era engorroso y francamente mortal tanto para el comandante como para el tanque. Las primeras formas del T-34 utilizaban una sola escotilla pesada en el techo de la torreta que los petroleros detestaban. La visión fuera del tanque era pobre en el mejor de los casos y el equipo de avistamiento de artillería fue superado por las delicadas herramientas utilizadas por los alemanes en el otro extremo. La interrupción de las instalaciones de producción clave de T-34 solo se sumó a las malas conveniencias que se iniciaron cuando las líneas de fabricación reubicadas se establecieron, lo que resultó en niveles de control de calidad menos que perfectos.

Cuando se operaba de manera eficiente y efectiva y bajo un mando fuerte y en números, no había rival moderno para el nuevo T-34 soviético en las primeras fases de la guerra. Los tanques ligeros Panzer I y II fueron superados por completo y los vehículos de las series Panzer III y Panzer IV simplemente no pudieron penetrar el grueso blindaje frontal del T-34 mientras que su propia protección quedó deficiente. Por otro lado, las capacidades de penetración intrínsecamente fuertes del cañón principal soviético de 76,2 mm (particularmente después del cambio al cañón F-34) fueron probadas y los alemanes enviaron desarrollos para desarrollar su propio contador. A pesar de lo tosco que era el T-34, era un arma eficiente y, cuando estaba disponible en número, representaría un gran obstáculo para los invasores alemanes. A finales de 1941, 2.810 T-34 estaban disponibles para luchar.

Marcas de producción T-34/76

Las variantes abundaban a lo largo de la línea de producción del T-34. La marca inicial fue el T-34 Modelo 1934 (T-34 / 76A) que disparó el cañón principal L-11 de 76,2 mm desde una torreta soldada o fundida para dos hombres. Estos recibieron los motores de gasolina MT-17 de tanque rápido BT inferiores debido a la escasez del paquete de energía previsto. Luego siguió el T-34 Modelo 1941 (T-34 / 76B) y estos presentaban los cañones de tanque F-34 de 76,2 mm muy mejorados en una torreta fundida o soldada. El T-34 Modelo 1941 (T-34 / 76C) apareció en 1942 y vio aumentada la protección de su armadura. Se introdujeron nuevas ruedas de carretera y orugas, así como una escotilla del conductor revisada. Una gran parte de estos tanques lucían torretas fundidas. El T-34 Modelo 1942 (T-34 / 76D) apareció en mayo de 1942 en adelante y provocó el primer uso de la torreta hexagonal con trampillas de techo gemelas. El T-34 / 76E tenía un alcance similar y se le dio una nueva cúpula de comandante. El T-34 / 76F siguió luego con un diseño de torreta redondeada debido a las diferencias en el origen de la producción.

El T-34/57 no era más que el T-34/76 con el cañón antitanque ZiS-4 de 57 mm instalado como asesinos de tanques ad hoc. Pensado de mayor calibre, el arma de 57 mm tenía mejores valores de penetración contra los tanques enemigos. Estos vehículos se utilizaron principalmente para la defensa de Moscú después de importantes avances alemanes en la ofensiva anterior y se parecían mucho a los tanques T-34 básicos. El cañón ZiS-4 se basó en el sistema anterior de la serie ZiS-2. Se cree que se produjeron unos 42 tanques T-34/57 y esto a partir de las fábricas STZ y Plant No. 183 a partir de septiembre de 1941.

El OT-34 era un T-34/76 ligeramente modificado con su ametralladora montada en proa quitada. En su lugar había un lanzallamas, aunque estos tanques se diferenciaban poco de los tanques básicos orientados al combate.

El T-34M fue uno de los primeros prototipos del T-34 de corta duración con suspensión de barra de torsión (sobre la del Christie original). Se introdujeron nuevas ruedas de carretera, rangos mejorados y municiones totales, así como una torreta de diseño hexagonal para tres personas. Desafortunadamente, el diseño fue abandonado después de la invasión alemana de la Unión Soviética.

Los tanques de mando y control eran los modelos T-34K y T-34G. El T-34K estaba equipado con el equipo de radio RSB que redujo el recuento de proyectiles de 76 mm a 39 rondas. El T-34G incluía aparatos de radio que aumentaban los rangos de transmisión a 120 kilómetros.

La respuesta alemana

Los comandantes alemanes transmitieron sus hallazgos operativos del T-34 a Alemania, donde finalmente se capturaron un par de ejemplos completos para que los ingenieros los revisaran formalmente. Los alemanes quedaron impresionados por las cualidades clave del diseño soviético: orugas anchas que rodean grandes ruedas de carretera, blindaje grueso inclinado y un cañón de gran calibre. Las grandes ruedas de carretera fueron de particular mención aquí porque contrarrestaron la acumulación de barro y nieve, algo que los alemanes nunca aprendieron en su hábito de usar ruedas de carretera superpuestas. Las vías anchas también permitieron que el diseño soviético llevara cargas de blindaje y armamento más pesados ​​a través de terrenos blandos.

Si bien el T-34 superó a sus primeros homólogos alemanes, los ingenieros alemanes trabajaron arduamente para desarrollar un contraataque a la amenaza soviética. Si bien esto eventualmente tomaría la forma del excelente tanque medio Panzer V "Panther", el tanque pesado "Tiger I" serviría para el ínterin. Este enorme tanque estaba armado con el legendario cañón principal de 88 mm basado en el probado sistema de cañón antitanque, basado en un diseño antiaéreo anterior. El cañón podía ayudar al Tiger a superar el armamento principal de 76,2 mm del T-34 y estaba muy bien protegido gracias a su grueso blindaje frontal. Tanto los tanques Tiger I como los Panther entraron en funcionamiento a partir de finales de 1942 y los alemanes también encontraron que sus cañones de campaña antitanque PaK 40 de 75 mm eran capaces de penetrar el blindaje soviético. El 75 mm alemán también serviría como armamento principal en los tanques Panzer IV mejorados, así como en los cazacarros StuG III / StuG IV / Jagdpanzer IV. El cañón del tanque alemán de 75 mm superó al soviético de 76,2 mm a pesar de la diferencia de calibre. A medida que avanzaba la guerra, se perdió un mayor número de T-34 a manos de los cañones alemanes de 75 mm y 88 mm. Aproximadamente el 40% de las pérdidas en la Operación Orel de 1943 solo se debieron a cañones de 75 mm y un 26% adicional a los 88.

Al igual que los alemanes, los ingenieros soviéticos se pusieron a trabajar para desarrollar un nuevo tanque de combate con la designación de "T-43" (principalmente debido al mayor uso del cañón largo de 75 mm por parte de los alemanes). Sin embargo, este diseño avanzado no superó las capacidades de rendimiento del T-34 que estaba destinado a reemplazar y su nueva configuración de blindaje no era de ninguna manera una garantía contra el poderoso alemán "88" ni siquiera el 75 mm. Por lo tanto, se acordó simplemente fabricar una variante T-34 modificada con un cañón principal de 85 mm de cañón largo más potente instalado en una torreta basada en la familia de tanques pesados ​​KV-85. La torreta ahora permitía un cargador dedicado para el cañón principal, liberando así al comandante de ese deber y concentrarse en dirigir a su tripulación. Un nuevo sistema de transmisión de cinco velocidades completó los cambios de lo que era, esencialmente, un T-34-76 "mejorado". El nuevo tanque surgió bajo la designación de "T-34-85" que indicaba claramente su nuevo equipamiento de armamento y esta versión entró en servicio en 1944 con 12.000 en circulación al final de la guerra. El T-34-85 finalmente existió en varias formas de producción notables durante la guerra y en los años de la posguerra (ver lista de variantes).

A pesar de los cambios, el T-34-85 no fue la respuesta final a la amenaza del tanque Panther, pero el tipo sirvió para nivelar el campo de juego hasta cierto punto. El Panther era claramente el vehículo superior tanto en blindaje como en armamento, y el T-34 claramente había visto sus mejores días detrás de ella. Sin embargo, la disponibilidad en números ciertamente jugó bien para los soviéticos, ya que los T-34 podían invadir las posiciones enemigas aparentemente a voluntad. La producción de T-34 superó ampliamente la producción de Panther con cientos de T-34 disponibles por mes. Por supuesto, las pérdidas soviéticas fueron comparativamente altas, pero los planificadores de la guerra soviéticos lo consideraron insignificante. En la práctica, se usaría una colección de varios tanques T-34-85 para atacar a un solo tanque Panther desde todos los ángulos que no sean el frente letal, con buenos resultados en general al apuntar a los paneles laterales y traseros más débiles. El ejército soviético también comenzó a agregar el tanque pesado IS "Josef Stalin" a la mezcla a partir de 1943 para un golpe "uno-dos" verdaderamente potente. Los tanques IS estaban equipados con el enorme cañón principal de 122 mm y estaban cubiertos con una gruesa armadura integral, sus variantes estuvieron en servicio hasta bien entrados los años de la Guerra Fría.

NOTA: Consulte la entrada T-34-85 dedicada en este sitio web para obtener notas completas sobre el historial y las marcas de producción.

Fallout y resumen

La producción del T-34 fue ininterrumpida hasta el final de la campaña europea en 1945, en la que 57.000 T-34 estaban en circulación en ese momento; de hecho, el T-34 reemplazó la producción de todos los demás tipos de tanques de combate soviéticos durante el uso máximo con 42 fábricas participantes: esto convirtió al T-34 en el más numeroso de todos los vehículos blindados soviéticos utilizados en la guerra. Las fábricas incluían No. 183 (Kharkov), No. 183 (Nizhny Tagil), la planta STZ, No. 112 (Kr.Sormovo), ChKZ, Uralmash y la planta No. 174, cada una presentando productos finales ligeramente variables debido a diferencias en fabricar. En 1940, solo se produjeron 97 T-34 con 3.000 siguientes en 1941. En 1942, se entregaron 12.500, pero esto quedó demostrado por los 15.700 construidos durante 1943. La producción finalmente disminuyó en los últimos años ya que "solo" se agregaron 4.000 en 1944 El T-34 logró el uso principalmente de los cañones de las series L-11, F-34 y ZiS-4 a lo largo de su carrera y esto existió en 746 ejemplos de L-11, 38.580 ejemplos de F-34 y 212 ejemplos de ZiS-4. En términos de centrales eléctricas, durante la guerra se produjeron unos 96.182 motores diésel Modelo V-2 en fábricas que incluían trabajadoras.

El tanque se convirtió en el símbolo de la lucha soviética contra Alemania en los años de la posguerra. Aunque lejos de ser el tanque de combate perfecto, fue visto como una pieza central de muchos monumentos a la guerra. Si bien el T-34-76 cayó en gran medida en desgracia después de la guerra, el T-34 continuó el servicio en su apariencia T-34-85, ya que muchos fueron entregados a los aliados soviéticos y estados satélites. La producción total abarcó desde 1940 hasta 1958 a la que se entregaron un total de 84.000 ejemplares. El chasis también formó la base para una capa de puente, una plataforma de cañón autopropulsada y un vehículo de recuperación blindado, entre otros tipos. Incluso se usó como un "transporte de personal rápido" ad hoc para horror de las tropas alemanas que ahora están siendo atacadas por T-34 cargados con infantería soviética. Otras variantes notables incluyeron un tanque de llamas, un vehículo de remoción de minas y destructores de tanques armados de 100 mm y 122 mm (consulte la lista de variantes para obtener descripciones completas de las marcas). Los alemanes reclamaron hasta 20.000 T-34 en combate, ya sea capturados o destruidos.

Operadores T-34 Global

Los operadores del T-34 finalmente demostraron ser numerosos y su uso fue mucho más allá de las fronteras rusas. La cosecha de usuarios incluyó en última instancia a Afganistán, Albania, Argelia, Angola, Austria, Bulgaria, China, Congo, Chipre, Checoslovaquia, Cuba, Finlandia, Alemania del Este, Egipto, Guinea Ecuatorial, Etiopía, Guinea, Guinea-Bissau, Hungría, Indonesia, Irak, Laos, Libia, Mali, Mongolia, Mozambique, Namibia, Corea del Norte, Palestina, Polonia, Rumania, Somalia, Yemen del Sur, Sudán, Siria, Togo, Vietnam, Yugoslavia y Zimbabwe.La producción de T-34 también se llevó a cabo en Checoslovaquia, Polonia y China, mientras que algunos ejércitos menores todavía operan tanques T-34-85 a partir de 2012.

T-34/85 en la Guerra de Corea

El Ejército de Corea del Norte manejó aproximadamente 120 tanques T-34-85 durante su invasión de Corea del Sur para comenzar la Guerra de Corea (1950-1953). Los tanques demostraron ser muy efectivos en la acción de la primera ronda, pero menos en la contraofensiva de la OTAN, que los vio destruidos o en retirada. Casi 100 de estos tanques se perdieron en los combates posteriores contra los tanques estadounidenses M4 Sherman, M46 Patton y M26 Pershing mejorados. El T-34-85 fracasó particularmente en superar al M26 que había llegado al Europe Theator durante las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial.

El legado del T-34

Para los soviéticos, el T-34 sentó las bases para otros tanques exitosos de la guerra fría. La famosa serie T-54 / T-55 se convirtió en descendiente directa del T-34 y se convirtió en la línea de tanques más producida en la historia con más de 85,000 (quizás hasta 100,000). Dicho esto, el T-34 sigue siendo el segundo tanque de combate más producido de la historia. Un desarrollo relacionado del T-34, el efímero "T-44", estaba destinado a ser un sucesor directo del T-34 y también estaba equipado con el cañón de la serie ZiS-S-53 de 85 mm, aunque solo se completaron unos pocos cientos y estos también llegaron. tarde para ver la guerra en Europa, y constantemente perseguido por problemas mecánicos hasta que la línea se retiró por completo del servicio.


Heavy Tank T29: cuando tarde no es mejor que nunca

los Tanque pesado T29 se suponía que era la respuesta de Estados Unidos al Tiger Ausf.B. Los estadounidenses obtuvieron su King Tiger, pero solo dos años después de que terminara la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, el Heavy Tank T29 parecía bastante obsoleto.

Pershing de talla grande

El programa de tanques pesados ​​estadounidense estaba en letargo en 1944. El desarrollo activo del tanque pesado M6 se agotó rápidamente. El tanque resultó ser inadecuado para las necesidades del Ejército. Más bien, los requisitos cambiaron y el tanque viejo no cumplió con los nuevos. Se necesitaba un tanque con mejor movilidad que la que podía lograr el M6 de 57 toneladas. Como resultado, el Heavy Tank M6 resultó ser innecesario en 1943. El cazacarros GMC M10 podía derrotar a los tanques pesados ​​enemigos, y los tanques de la serie M4 podían manejar cualquier otra cosa. El combate en Italia demostró que había poca necesidad de un nuevo tanque pesado.

La aparición del tanque King Tiger en Normandía fue una llamada de atención. El primer tanque de este tipo fue derribado el 18 de julio, y el 31 de julio General Electric propuso una conversión del M6 para instalar un cañón más potente. Ese fue el comienzo del proyecto M6A2E1.

Cañón T5E1 de 105 mm utilizado inicialmente en el tanque pesado T29

Parecía que la conversión del M6A2 sería una solución rápida. Al mismo tiempo, el mayor general Gladeon Barnes, quien a mediados de agosto era el Jefe de Investigación e Ingeniería en el Departamento de Artillería, comenzó a dudar de esta solución. El M6 tenía poca movilidad como está, y la masa del M6A2E1 creció a 77 toneladas. Esto significó que la movilidad disminuyó aún más. Existía otro método para obtener un tanque nuevo, aunque más largo. El 14 de agosto, Barnes propuso la idea de crear dos tanques pesados: el T29 y el T30. Se diferenciarían entre sí solo en armamento.

El 22 de agosto se cerró el programa M6A2E1. La decisión se cambió más tarde: dos M6A2E1 se convirtieron en torretas de prueba para acelerar el programa del tanque T29. Esto dio origen a un mito del M6A2E1 con la torreta T29. En realidad, la torreta M6A2E1 se diseñó inicialmente para el T29. Las pruebas demostraron que la torreta podía mejorarse, y las torretas instaladas en los T29 reales eran diferentes.

Torreta inicial T29

El tanque medio T26 era el mejor tanque estadounidense cuando se lanzó el programa T29. En el verano de 1944 estaban en marcha los preparativos para la producción en masa de este tanque. Era mejor que cualquier tanque estadounidense de la época debido a su casco bajo, suspensión de barra de torsión y tren de rodaje mejorado. Casi nada quedó de los tanques medianos estadounidenses que pudieran rastrear su linaje hasta el Tanque Ligero T2. Con una plataforma tan prometedora, el Tank-Automotive Center tomó esta plataforma como base. Esto no significaba que el T29 fuera un clon del T26, pero el concepto general se basó en este tanque. En el verano de 1944, el T26 también fue reclasificado como tanque pesado.

El difícil camino de un tanque pesado

El trabajo en el T29 comenzó en el otoño de 1944. El 14 de septiembre, el Comité de Artillería autorizó la producción de dos tanques experimentales. Dos prototipos más recibirían cañones T7 de 155 mm y recibirían el índice Heavy Tank T30 (la primera mención de tal tanque se hizo el 14 de agosto de 1944). Este tanque, al igual que las variantes posteriores, merecen sus propios artículos.

Piloto de Heavy Tank T29, producido por Pressed Steel Car Co. Inc, 1947

El desarrollo en el Tank-Automotive Center fue rápido y el Comité de Artillería se mostró optimista. El tanque era esperado con impaciencia debido a la situación del frente occidental. El cañón más grande disponible para los petroleros estadounidenses era el M3 de 90 mm utilizado en el Heavy Tank T26E3 y el cazacarros GMC M36. Estos vehículos fueron efectivos contra Panthers, pero se necesitaba algo más grande para lidiar con el King Tiger. El Heavy Tank T26E4 se introdujo como medida temporal. Uno de esos tanques llegó al campo de batalla, pero no vio mucha acción.

El Comité de Artillería autorizó la producción de 1200 tanques pesados ​​T29 el 1 de marzo de 1945. En este punto, el tanque solo existía en papel. El contrato fue otorgado a Pressed Steel Car Co. Inc de Nueva Jersey, uno de los mayores fabricantes de tanques. Si la guerra continuaba, no habría ningún problema con la producción de estos tanques. Lo más probable es que hubieran tenido la misma torreta que el M6A2E1. Sin embargo, la historia de este tanque fue en una dirección diferente.

Así es como se veía originalmente el tanque. Las alteraciones posteriores afectaron su apariencia.

La primera señal de que el curso estaba cambiando ocurrió el 12 de abril de 1945. El pedido se redujo a 1152. Se ordenaron cuatro tanques experimentales adicionales. Uno de ellos estaba armado con el cañón T53 de 120 mm, que inició la historia de otro hermano del T29, el Heavy Tank T34. Esta reducción de la producción fue solo el primer paso. Cuando la guerra en Europa terminó el 8 de mayo, la necesidad de luchar contra los tanques King Tiger desapareció. La rendición de Japón significó que ya no se necesitaba un tanque pesado producido en masa.

El 23 de agosto de 1945, el Comité de Artillería cambió radicalmente el plan de producción del T29. Solo se construirían dos en lugar de 1152. Un tanque se construiría en su totalidad, el otro solo parcialmente. El trabajo adicional en el tanque y cualquier material o documentación se transfirió de Pressed Steel al Arsenal de Detroit.

El mismo tanque después de mejoras. La mayoría de los cambios afectaron al casco trasero y a los componentes internos.

En la práctica, esto significó no solo la cancelación casi total del proyecto, sino una reducción radical en el ritmo de desarrollo. Las conclusiones obtenidas como resultado de las pruebas del M6A2E1 significaron que se tuvo que hacer una gran cantidad de cambios en la torreta, y el final de la guerra ralentizó aún más el programa. Los estadounidenses no estaban solos: el desarrollo del IS-4 soviético también se ralentizó, así como otros programas de tanques en otras naciones. Como resultado, el desarrollo del T29 llevó años. El 10 de julio de 1947, el Comité de Artillería ordenó la reducción de los tanques construidos en el arsenal de Detroit de 10 a 8. Eso no importaba, ya que todavía no se había construido un solo tanque. Pressed Steel produjo su prototipo primero.

El tanque mejorado visto desde la parte trasera

La selección del Heavy Tank T26 como ejemplo a seguir permitió al Heavy Tank T29 retener una masa razonable. Pesaba un poco más de 64 toneladas, o solo 7 toneladas más que el Heavy Tank M6. El casco inferior significaba que el T29 era ligeramente más bajo que su predecesor. Este todavía era un gigante con una enorme torreta, desarrollada a partir de la utilizada en el Heavy Tank M6A2E1.

Dos años no se desperdiciaron. La torreta se mejoró radicalmente. El mantelete del cañón aumentó de grosor a 203-279 mm y se hizo mucho más grande. La protección de la torreta también fue impresionante: 178 en la parte delantera, 127 mm en los lados, 102 mm en la parte trasera. La estación y la cúpula del comandante regresaron al bullicio de la torreta. El número de escotillas en la torreta aumentó a 3. Esto se debió en parte al número de tanques en la plataforma T29 que tendrían armas aún más pesadas. El número de ventiladores aumentó a 2. A diferencia del M6A2E1, el arma no tenía freno de boca. Las ametralladoras también cambiaron: en lugar de una M1919A4 Browning .30 cal, el tanque tenía dos ametralladoras coaxiales M2HB .50 cal.

Motor Ford GAF ​​y transmisión de tracción cruzada CD-850-1

La protección del casco se compara pobremente con la protección de la torreta. El Heavy Tank T26 (en este punto Medium Tank T26) inspiró no solo la forma del casco, sino también su protección. 102 mm de blindaje frontal eran suficientes para un tanque medio, pero no para un peso de casi 65 toneladas. El ángulo de la armadura delantera se cambió de 46 a 54 grados, pero eso no ayudó mucho. El tren de rodaje también se tomó del M26. Inicialmente, se utilizó la pista T80E1 de 580 mm de ancho, al igual que en el M26. El número de ruedas de carretera se incrementó a 8 ya que el casco era más largo.

Diagrama de corte del tanque pesado T29

La mayor diferencia estaba en la parte trasera del casco. El tanque más pesado necesitaba un motor más potente. Este era el Ford GAC, un pariente del Ford GAF, el motor utilizado en el M26. El número de cilindros aumentó a 12 y el volumen a 277 L. La potencia máxima de salida fue de 770 CV. La relación potencia / peso era mayor que en el King Tiger. Inicialmente, el tanque tenía la transmisión electromecánica EX-120 de General Motors, pero después de las pruebas iniciales fue reemplazado por la transmisión de transmisión cruzada Alisson CD-850-1.

Un tanque para experimentos

El propósito del tanque piloto producido por Pressed Steel era probar los componentes del tanque antes de que el arsenal de Detroit comenzara la producción del lote piloto. Este tanque rara vez apareció en correspondencia. Los ocho tanques que se estaban construyendo en Detroit tenían una prioridad más alta, aunque había una advertencia. El T29 nunca iba a entrar en producción en masa. Estos tanques se estaban construyendo como laboratorios móviles para probar componentes de posibles tanques. Los 8 tanques que se construyeron tenían números de registro entre 30162834 y 30162841.

Heavy Tank T29 # 7 durante las pruebas en Fort Knox

Los primeros tanques T29 estaban listos para el otoño de 1947. No tenían diferencias importantes con el prototipo, pero sí muchas pequeñas. El tanque todavía usaba el soporte del cañón T123, pero el mantelete era diferente. Se agregaron protuberancias para proteger de las salpicaduras, lo que dificultó la extracción del soporte de la pistola. Se realizaron algunos cambios en otros elementos de la torreta, especialmente en la estiba. También se realizaron cambios en el tren de rodaje. Dado que la presión sobre el suelo aumentó, las orugas fueron reemplazadas por el T80E3 con extensores de orugas, que aumentaron su ancho a 711 mm.

El mismo tanque desde el frente. Los cañones T5E1 no duraron mucho en los tanques T29

Uno de los tanques, el # 7, fue transferido al Armor Board en Fort Knox en junio de 1948. El ejército llevó a cabo pruebas aquí, a las que luego se unieron el M26 y el T30. Los juicios duraron hasta 1949, pero fueron en gran parte académicos, ya que la producción en masa nunca estuvo sobre la mesa. Los tanques experimentales aparecieron con mucha más frecuencia en Aberdeen Proving Grounds, donde se llevaron a cabo pruebas de confiabilidad. El primer prototipo del T29 se envió allí en octubre de 1947, pero no duró mucho.

Motor Allison V-1710-E32 utilizado en el tanque pesado T29E1

Aunque el Ford GAC era lo suficientemente potente para un tanque grande como este, se estaba buscando una alternativa. El motor tenía que ser más potente para aumentar la movilidad del tanque. El Allison V-1710, ampliamente utilizado en los cazas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, fue una solución perfecta. La Allison V-1710-E32 se creó basándose en el motor del avión. La potencia se redujo a 870 CV. El motor trabajó en conjunto con la transmisión CD-850-1.

El primer prototipo T29 se envió a General Motors, donde tuvo que ser convertido. La Allison V-1710-E32 era más larga que la Ford GAC y hubo que alargar el compartimento del motor. Este tanque fue indexado Heavy Tank T29E1. El tanque pasó por pruebas, pero el Allison V-1710-E32 no fue ampliamente utilizado. La práctica demostró que se necesitaba un motor de tanque especialmente diseñado.

Cañón T5E2 de 105 mm. Se utilizó por primera vez en el Heavy Tank T29E2, más tarde en cuatro tanques más.

El armamento del Heavy Tank T29 evolucionó de manera similar. El vehículo convertido se indexó Heavy Tank T29E2. La mayor diferencia fue la pistola T5E2, desarrollada en el verano-otoño de 1946. La pistola tenía un freno de boca de doble maffle, que permitía reducir los cilindros de retroceso de tres a dos. El tanque recibió una nueva torreta, indexada T5. Tenía mecanismos hidráulicos de desplazamiento y elevación. Este invento del Instituto de Tecnología de Massachusetts se probó aquí, pero no se usó en otros tanques.

El arma fue una historia diferente. Se tomó la decisión de convertir los tanques ## 3, 4, 5, 6 y 7 para usar el T5E2. El soporte de la pistola también se cambió al T123E1. La conversión al nuevo estándar no ocurrió de una vez. Por ejemplo, el tanque n. ° 7 se probó con el sistema anterior y el T5E2 se instaló más tarde.

T29 típico con la pistola T5E2

Se probaron activamente tres tanques T29 en Aberdeen Proving Grounds: ## 3, 4 y 6. Los tanques se probaron en un momento diferente. El # 3 llegó el 28 de mayo de 1948, el tanque # 4 llegó el 1 de abril, el tanque # 6 llegó el 22 de octubre de 1947. El tanque # 3 viajó 2686 km durante las pruebas, el tanque # 4 viajó 1400 y el tanque # 6 3314 km. Durante las pruebas, el tanque # 4 recibió la transmisión CD-850-2 mejorada. Los largos tiempos de ejecución se debieron al hecho de que los tanques estaban pasando por pruebas de confiabilidad, probando componentes que luego se usarían en otros tanques.

El mismo tanque por detrás. Los tanques experimentales pueden verse diferentes entre sí dependiendo del equipo que se esté probando en ese momento

El tanque n. ° 3 se convirtió en objeto de experimentos casi tan pronto como llegó. El 16 de julio, el tanque se probó en terreno campo a través. La transmisión tuvo que ser reparada después de 235 km. Más tarde vinieron problemas graves. El 13 de agosto, después de 750 km de conducción, surgieron una gran cantidad de problemas con el motor y la transmisión. El tanque tuvo que ser retirado de las pruebas durante 1,5 meses. El 29 de septiembre el tanque volvió a las pruebas, pero no por mucho tiempo. El 8 de octubre, después de conducir 309 km, el motor se averió, llevándose consigo varios elementos de transmisión. El motor y la transmisión tuvieron que ser reemplazados. El tanque regresó al taller de reparaciones para una estadía prolongada. El tiempo de ejecución de prueba restante solo se completó en 1949, después de varios cambios del motor y el bloque de transmisión.

El compartimento del motor es más grande que en el M26 debido a un motor más grande

T29 # 4 tuvo una carrera aún más dramática. El tanque permaneció inmóvil durante sus primeros 1,5 meses en Aberdeen. Se estaba trabajando en el diseño del motor y la transmisión. El tanque se rompió entre el 9 y el 25 de junio de 1948. Se observaron varios problemas con el motor y la suspensión. Sin embargo, el tanque terminó sus primeros 328 km en mucho mejor estado que el tanque n. ° 3. El tanque solo recorrió 184 km en julio, ya que estaba plagado de varios defectos técnicos.

El tiempo de ejecución entre finales de julio y principios de octubre fue incluso menor: 80 km. A finales de octubre, tras sólo 592 km de pruebas, hubo que cambiar el motor. El nuevo motor no duró mucho. El sistema de enfriamiento se rompió después de 230 km. Primero se extrajo el motor y luego se reemplazó por completo. El tanque recorrió otros 275 km antes de que el nuevo motor también se rompiera. A finales de enero de 1949, tras 1170 km de recorrido, se tomó la decisión de instalar una nueva transmisión CD-850-2. El tanque completó el resto de sus pruebas con una nueva transmisión.

Un episodio típico de juicios. El motor y la transmisión tuvieron que ser removidos para reparaciones con mucha frecuencia.

Las largas pruebas del tanque # 6 comenzaron primero, el 10 de noviembre de 1947. Manejó 752 km a fines de febrero, cuando su transmisión se vino abajo. También se registraron problemas con los componentes del motor. El tanque regresó a las pruebas el 17 de marzo y viajó 182 km a fines de abril, cuando surgieron problemas con la dirección y el motor.

Los defectos plagaron el tanque durante todo el verano de 1948. Problemas similares continuaron en el otoño. El motor fue reemplazado a finales de diciembre después de otra avería importante. Esto sucedió después de 1707 km de conducción, una distancia significativa, pero que solo podría cubrirse a costa de varias reparaciones del motor. Sin embargo, el motor de reemplazo también resultó problemático. Tras esta actuación se selló el destino del Ford GAC. El Heavy Tank T30 se estaba probando cerca con el motor Continental AV-1790-1. Este motor tampoco era impecable, pero era más potente y al menos tan confiable como el Ford GAC.

Tanque pesado T29E3 en Aberdeen Proving Grounds

Además del tanque piloto y el primer tanque de producción, el último tanque también mantuvo su armamento inicial. Este tanque se utilizó como banco de pruebas para nuevas ópticas de tanque. El Heavy Tank T29E3 tuvo la mayor diferencia con sus primos. El telémetro estereoscópico T31E1 introdujo las características «orejas» en el tanque. También se cambiaron las miras. Se instaló la mira telescópica T93E2 y también se probaron las miras panorámicas T141, T144 y T145.

A diferencia de otros tanques, el T29E3 se utilizó principalmente para probar dispositivos ópticos

A diferencia de los tanques n. ° 3, 4 y 6, el tanque n. ° 8 no participó en las pruebas de movilidad extendidas. Los experimentos tuvieron que ver principalmente con miras y dieron malos resultados (especialmente el telémetro). El Heavy Tank T29E3 se trasladó a Fort Knox al final de sus pruebas, donde continuaron las pruebas. Este «destierro» salvó el tanque. Los vehículos en Fort Knox que estaban siendo sometidos a pruebas se salvaron, el resto se desguazó. Los conservados T29 y T29E3 se convirtieron en parte del museo Patton y ahora se exhiben en el Museo Nacional de Armadura y Caballería en Fort Benning.

El telémetro estereoscópico T31E1 le dio al tanque sus «oídos»

La familia de tanques T29 demostró ser una bolsa mixta. Estaban obsoletos en cuanto se construyeron y ya tenían un casco insatisfactorio, que era vulnerable a cañones de mediano y gran calibre. El tanque resultó ser insuficientemente ágil y las pruebas mostraron que el motor y la transmisión no eran confiables. El cañón T5E1 y T5E2 de 105 mm fue ineficaz contra los nuevos tanques, sobre todo el IS-3. La aparición de este tanque en el Victory Parade en Berlín el 7 de septiembre de 1945 hizo que la producción de este tanque fuera inútil.

La decisión de limitar la producción del tanque resultó ser correcta. El T29 demostró su utilidad como banco de pruebas. La transmisión CD-850 se instaló en los tanques M46 Patton y luego se migró al M103, el único tanque pesado estadounidense producido a gran escala.

Traducido por Peter Samsonov. Lea más artículos interesantes sobre tanques en su blog Tank Archives.


Heavy Tank T34 - Historia

"Es complicado" es una buena forma de describir la relación estadounidense con los tanques pesados ​​en la primera mitad del siglo XX. El tanque angloamericano "Liberty" se convirtió en la parte superior del concepto de "rombo", pero quedó obsoleto en las primeras etapas de producción. Los tanques experimentales T1 y M6 terminaron con una buena colección de problemas técnicos y nunca abandonaron la etapa de prototipo. El Pershing apareció hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, pero fue nombrado tanque pesado solo para calmar a los petroleros: no te preocupes, tenemos un tanque realmente pesado, no peor que un King Tiger. Poco hay que decir sobre el T28 / T95, los estadounidenses ni siquiera decidieron si llamarlo tanque pesado o SPG.

29 + 5 o 30 + 4

En junio de 1944, los aliados desembarcaron en Europa. Muchos informes de las líneas del frente de los tanques pesados ​​alemanes se convirtieron en un argumento de peso para acelerar el programa de tanques pesados. Un documento que describe dos nuevos tanques pesados ​​fue firmado el 14 de septiembre de 1944. Los ingenieros debían crear el T29, con un cañón de 105 mm, y el T30, con un cañón de 155 mm.

En abril de 1945, el ejército ordenó que uno de los prototipos T29 estuviera equipado con un cañón T53 de 120 mm. Este vehículo se indexó inicialmente T34. Sin embargo, debido al final de la Segunda Guerra Mundial, el trabajo en el T29 se ralentizó y este prototipo T34 nunca se construyó.

La cuestión del aumento de la potencia de fuego de los tanques seguía sin resolverse. El cañón T53, basado en el cañón AA de 120 mm, podía disparar un proyectil a 1100 m / s, lo que era un muy buen resultado en aquellos días. Una carcasa HVAP con núcleo de tungsteno podría alcanzar velocidades de 1300 m / s. A mediados de mayo de 1945, se decidió que este cañón se colocaría en dos prototipos de tanques T30. El índice T34 migró a estos vehículos.

Aparte del arma, el T34 tenía una torreta diferente a la del T30. Para equilibrar el cañón largo, se instaló un contrapeso en la parte trasera. De lo contrario, los vehículos eran idénticos. En 1946, un T34 experimental estaba listo.

Petardeo

Durante los juicios en Aberdeen y Fort Knox, el ejército se enfrentó a dos problemas graves. Una era que la ventilación no podía soportar la cantidad de gases que se formaban durante la cocción. Después de varios disparos, la concentración de gases dentro de la torreta alcanzó niveles peligrosos.

El segundo problema fue que varios camiones cisterna terminaron en el hospital con quemaduras. Después de disparar, el cañón aún contenía una cierta cantidad de gases calientes. Tan pronto como se abrió la recámara para extraer la carcasa, fueron succionados hacia la torreta, mezclados con aire y encendidos.

El problema se resolvió con un extractor de humos, un dispositivo especial para extraer el exceso de gases del barril. Se instaló en el cañón, cerca de la boca. Este dispositivo ya se usó con éxito en varios otros tanques.

El T34 no se produjo en masa. Solo se construyeron dos vehículos experimentales. En la década de 1940, el Departamento de Artillería reevaluó sus planes de tanques pesados, en parte debido a la apariencia del IS-3, que era más liviano que sus equivalentes estadounidenses, pero tenía una protección superior y una potencia de fuego comparable.

Como parte de una reducción general del presupuesto militar, los programas T29, T30 y T34 se redujeron primero en alcance y luego se cancelaron por completo. La mayoría de los prototipos terminados se desecharon. Un T34 escapó de este destino y actualmente está presente en el museo Patton en Fort Knox.


Habilidades y equipo

Generalmente, los Tanques Premium no tienen una tripulación asignada solo para ese tanque, sin embargo, este tanque verá una mejora sostenida en sus habilidades con una tripulación entrenada y algunas habilidades, las siguientes habilidades son las recomendadas para el T34.

Nota: Sin ningún orden en específico, la elección de las habilidades y el orden es decisión del petrolero.

Brothers in Arms: Mejora las cualificaciones y las habilidades de la tripulación en un 5%, que es mejor recarga, puntería, etc.

Frenado con embrague: permite aumentar la velocidad de desplazamiento, lo que ayuda a mejorar el rendimiento en el suelo.

Sexto sentido: esto le ayudará a saber si se ha detectado el vehículo.

Paseo suave: mejora la precisión en movimiento del tanque.

Armero: reduce el efecto de penalización de un arma rota.


& ldquoSteel! ¡Acero! Acero! & Rdquo

Años antes de la Operación Barbarroja, los tanques soviéticos T-26 habían superado fácilmente a los tanques alemanes e italianos durante la Guerra Civil Española. Pero tenían algunas debilidades inaceptables. El gran problema era que el T-26 se destruía con demasiada facilidad con armas antitanques ligeras e incluso con armas improvisadas, como los cócteles Molotov.

"Estos tanques sufren grandes pérdidas sin falta", escribió el ministro de Defensa Voroshilov en 1937.

En respuesta, los planificadores del Ejército Rojo elaboraron especificaciones para un nuevo tanque mediano de 26 toneladas, uno que sería rápido y móvil, pero también mucho mejor protegido. También llevaría un cañón más grande que el T-26, lo que le da la capacidad de enfrentarse a fortificaciones y tanques enemigos.

Este fue un concepto revolucionario. Anteriormente, los tanques habían sido acorazados pesados ​​o tanquetas rápidas pero frágiles, por lo que combinar velocidad, protección y potencia de fuego en un solo paquete era un gran desafío y requería un diseño innovador. Stalin firmó la orden para comenzar la producción en abril de 1940, y en junio los primeros T-34 salían de la línea de producción.

El aspecto más llamativo de la apariencia del T-34 & rsquos fueron sus superficies en ángulo. En lugar de ser una caja de metal básica como los tanques anteriores, el T-34 fue diseñado cuidadosamente para presentar caras de blindaje inclinadas a los proyectiles entrantes. Golpear en ángulo tenía dos efectos: aumentaba el grosor de la armadura que un proyectil tenía que penetrar, y el ángulo oblicuo significaba que era probable que un proyectil rebotara en lugar de atravesarlo.

Los soviéticos también desarrollaron un nuevo tipo de acero para la armadura T-34 & rsquos. Los investigadores de la fábrica de Mariupol en Ucrania pasaron años en el aleación especial MZ-2, que combinaba dureza con ductilidad y la capacidad de comprimir sin romperse para que no se rompiera ni cediera. Esta combinación de acero y pendiente fue increíblemente efectiva.

"Una tripulación determinada de 37 mm informó haber disparado 23 veces contra un solo tanque T-34, solo logrando atascar el tanque y el anillo de la torreta rsquos", dijo un oficial alemán.

Mientras que otros tanques estaban armados con cañones de calibre de 50 mm (2 pulgadas) que disparaban proyectiles de seis libras, el T-34 incluía un nuevo cañón de 76 mm (3 pulgadas), el F-34. Esto disparó un proyectil perforador de blindaje de 14 libras capaz de atravesar dos pulgadas de blindaje de acero a 1,000 yardas. El T-34 también disparó el Proyectil de alto explosivo F-354 para derribar edificios o búnkeres.

Cuando los alemanes introdujeron nuevos tanques como el Tigre con una protección cada vez más pesada, los soviéticos equiparon el T-34 con un montaje de torreta más grande y un cañón aún más grande, el ZiS-S-53 de 85 mm, que siguió siendo eficaz durante toda la guerra y mucho después.

Además del armamento principal, el T-34 también incluía dos ametralladoras, una en el casco y otra coaxial con el cañón grande, para atacar a la infantería a menor alcance. Los T-34 posteriores tenían puertos de pistola a cada lado de la torreta si la lucha se acercaba mucho.

El tercer aspecto fue la movilidad con el T-34 & rsquos 8.3 litros y 500 caballos de fuerza. Motor V12, dando una impresionante velocidad máxima de 34 mph. El rendimiento a campo traviesa era vital, y las pistas anchas especiales no ejercían más presión sobre el suelo que una huella humana. Esto permitió que el T-34 atravesara lodo y nieve profundos, donde Panzers alemanes empantanados, una ventaja crucial en Rusia y rsquos primavera y otoño & lsquomud temporadas. & rsquo

El T-34 fue diseñado como un vehículo de bajo costo para ser producido en masa en grandes cantidades. En el momento de la invasión alemana, los soviéticos tenían alrededor de 1.000 del nuevo tanque. Pronto siguieron muchos miles más.

"Frente a mí aparecieron quince, luego treinta, luego cuarenta tanques. Finalmente, había demasiados para contarlos".

El T-34 fue la columna vertebral del Ejército Rojo durante la épica Batalla de Kursk en 1943, la batalla de tanques más grande jamás librada. El plan alemán era abrirse paso y rodear a un grupo del Ejército Rojo, como lo habían hecho con éxito antes en la guerra. Esta vez, aunque los soviéticos contraatacaron. Con el pedido & ldquoStal! ¡Stal! ¡Stal! & Rdquo (& ldquoSteel! Steel Steel! & Rdquo), el general Rotmistrov ordenó que el 5.º Ejército de Tanques de la Guardia entrara en acción en la cabeza de puente de Prokhorovka sostenida por tanques pesados ​​alemanes.

& ldquoAproximadamente 150 & ndash200 metros frente a mí aparecieron quince, luego treinta, luego cuarenta tanques. Finalmente, había demasiados para contar ", escribió un oficial alemán.

Las fuerzas soviéticas y alemanas se cerraron a corto alcance, donde se hizo evidente la movilidad superior de los T-34.

"Privados en el cuerpo a cuerpo de su ventaja en potencia de fuego, de la que habían disfrutado al comienzo de la ofensiva en el choque con nuestras otras formaciones blindadas, [los alemanes] ahora estaban completamente asombrados por los tanques soviéticos T-34 desde distancias más cortas", y rdquo Rotmistrov escribió.

El Ejército Rojo todavía sufrió muchas bajas, pero detuvo el avance alemán y la cabeza de puente de Prokhorovka se convirtió en un punto de inflexión. Era el final de la ofensiva estratégica alemana, la marea cambió y pronto se estrellaría en las calles de Berlín.

El general alemán von Kleist llamó al T-34 y ldquoel mejor tanque del mundo& rdquo y sugirió que el Reich debería copiarlo en lugar de diseñar el suyo propio. Si bien esa idea se abandonó, el blindaje inclinado T-34 & rsquos fue una fuerte influencia en el próximo tanque alemán, la pantera.

"No teníamos nada comparable", escribió el general von Mellenthin sobre la fallido asalto de 1941 en Moscú. & ldquoEllos [T-34] jugaron un papel importante en salvar la capital rusa. & rdquo


Orgullo antes de la caída: por qué Japón fracasó en la guerra de tanques

Los soldados de infantería japoneses avanzan sobre Nanjing en 1937 detrás de un tanque medio Tipo 89B I-Go. El desempeño de las fuerzas blindadas de Japón había alcanzado su punto máximo en ese momento.

Ullstein Bild a través de Getty Images

W Cuando la gente piensa en los militares japoneses en la Segunda Guerra Mundial, a menudo se imaginan a los temibles combatientes o soldados Zero luchando a muerte, no a tanques y vehículos blindados que causan estragos en enemigos desprevenidos. Esa impresión tiende a estar reservada para los alemanes. La fuerza blindada de Japón en la Segunda Guerra Mundial nunca fue un componente importante de la máquina de guerra imperial y su desempeño durante la guerra fue, en el mejor de los casos, mediocre.

¿Pero por qué? Japón fue una de las primeras potencias mundiales en experimentar con vehículos blindados. Incluso puso en práctica la guerra de armas combinadas años antes que los alemanes. Luego, a través de una mezcla de luchas internas entre el cuerpo de oficiales, personalidades fuertes y prioridades cambiantes en el campo de batalla, Japón desperdició todo ese logro.

Cuando Heinz Guderian, el legendario arquitecto alemán de la Blitzkrieg y autor del pionero libro de guerra blindada de 1937 ¡Achtung-Panzer!- buscó en el mundo ejemplos de desarrollo de tanques después de la Primera Guerra Mundial, pero se olvidó de mirar hacia el este a Japón, una de las principales naciones del período de entreguerras en la guerra blindada.

Aunque no participó directamente en la picadora de carne de la Primera Guerra Mundial, Japón, como muchas otras naciones en ese momento, había enviado observadores militares al frente occidental. Cuando el Mk I británico, el primer tanque del mundo en servir en batalla, rodó incómodamente por tierra de nadie en el Somme, los observadores telegrafiaron la noticia del artilugio de regreso a Tokio.

Los observadores internacionales observaron con fascinación cómo el primer tanque del mundo en combate, el británico Mk I, entraba en el campo de batalla, aquí cerca de Thiepval, Francia, en 1916. (© Ivy Close Images / Alamy)

El Ejército Imperial Japonés reconoció rápidamente el potencial revolucionario del tanque y, ya en 1917, comenzó a discutir sobre la compra de modelos de referencia extranjeros. El 24 de octubre de 1918, menos de un mes antes de que terminaran los combates con el Armisticio, un tanque "femenino" británico Mk IV (una variante armado con cinco ametralladoras pero sin cañón) llegó al puerto japonés de Yokohama, destinado a la escuela de infantería. en la prefectura de Chiba. El estudio serio del tanque comenzó a fines del año siguiente, cuando la escuela recibió su segundo envío: seis Whippets británicos Mk A y 13 Renault FT-17 franceses.

Aparte de los aspectos técnicos de la nueva arma, los japoneses tomaron nota del significado potencial de la nueva doctrina que representaba: la guerra blindada. El Cuartel General Técnico del Ejército, creado como parte de una reforma de 1919 para supervisar la investigación y el desarrollo de armas, enfatizó la importancia de emplear "energía mecánica además de los poderes humanos y animales existentes para la operación y transporte de armas". Esta idea generó un gran interés entre los oficiales de infantería más abiertos. En 1921, la Escuela de Guerra del Ejército de Japón en Tokio comenzó a organizar conferencias extracurriculares sobre la guerra blindada durante la Gran Guerra, y la palabra japonesa para tanque:sensha, literalmente "coche de batalla", fue acuñado.

El tanque no fue la única arma nueva que generó interés. Si bien la Gran Guerra fue una tribulación trágica para Europa, para Japón fue un tesoro infinito de tecnologías, doctrinas y lecciones. Surgieron docenas de comités de investigación y juntas de tecnología para investigar metralletas, comunicaciones por radio, poder aéreo, movilización nacional, cualquier cosa en beneficio de las ambiciones militares de Japón. Pero en comparación con otros temas, el desarrollo de tanques no recibió la máxima prioridad.

En 1925 eso cambió. El ministro de Guerra Kazushige Ugaki implementó un importante programa de desarme para el ejército dirigido a la reducción y modernización, o calidad sobre cantidad. El ejército disolvió cuatro divisiones de infantería y varias escuelas y hospitales del ejército, reasignando los recursos liberados para expandir el cuerpo aéreo y el cuerpo antiaéreo del ejército y establecer un cuerpo de tanques profesional.

El 1 de mayo de 1925, la fuerza blindada japonesa entró en vigor con la formación del 1er Batallón de Tanques en Kurume y el Batallón de Tanques de la Escuela de Infantería en Chiba. Pero los dos batallones, cada uno compuesto por cinco Whippets Mk A y Renault FT-17 ahora obsoletos, eran unidades experimentales que no eran capaces de un combate real. Además, el incipiente cuerpo de tanques se enfrentó al gran escepticismo de los tradicionalistas del ejército, que cuestionaron el potencial de este absurdo invento.

Sin embargo, el primer grupo de ingenieros y comandantes de tanques de Japón se mantuvo impávido, y sus oficiales jóvenes estaban decididos a construir una fuerza blindada moderna, desde cero si era necesario. Sabiendo que la guerra con China, y posiblemente la Unión Soviética, era solo una cuestión de tiempo, estaban consternados por la dependencia de Japón de las importaciones extranjeras, principalmente de Francia. Los pedidos de tanques de producción nacional obtuvieron el apoyo del jefe del Cuartel General Técnico del Ejército, quien asignó el proyecto de tanques domésticos de Japón al ingeniero de artillería de 30 años, Capitán Tomio Hara, del Departamento de Vehículos Motorizados del Cuartel Técnico, en junio de 1925, un diseño estaba en proceso. .

Ignorado por Guderian, Japón fue uno de los primeros en adoptar tanques, y en 1925 asignó al Capitán Tomio Hara para producir un tanque doméstico. (Archivos de HistoryNet)

Había dudas sobre las posibilidades de éxito del Capitán Hara y de su equipo. La experiencia previa de Japón en la producción de vehículos de motor militares se limitaba a un camión de cuatro toneladas y un tractor de tres toneladas. Sin embargo, veinte meses después, Hara demostró que los escépticos estaban equivocados.

El Tanque Experimental No. 1 (designado como tanque mediano Tipo 87 Chi-I) tenía sus fallas - con 20 toneladas, era pesado y con mucha poca potencia - pero como pasó las pruebas de campo, el ejército dio luz verde a su programa de tanques domésticos. Hara y su equipo inmediatamente comenzaron a mejorar el diseño para la producción en masa y, en 1929, completaron el prototipo del tanque mediano Tipo 89 I-Go, el primer tanque diesel producido en masa y un caballo de batalla blindado del ejército hasta 1942. En En 1929, Japón también ordenó su último lote de tanques de fabricación extranjera: 10 Renault NC-27. A partir de entonces, todo estaría hecho en Japón.

Aunque Japón comenzó con menos experiencia en la guerra blindada que sus contrapartes occidentales, eso cambió durante la invasión de China. El 17 de diciembre de 1931, los japoneses formaron la 1ª Compañía de Tanques, una unidad temporal compuesta por Renault FT-17 y NC-27 de los dos batallones de tanques existentes, y la enviaron a los campos de batalla de Manchuria. Su bautismo de fuego resultó ser anticlimático. Liderados por uno de los comandantes de tanques más prometedores de Japón, el capitán Shunkichi Hyakutake, de 34 años, los tanques casi no encontraron resistencia mientras avanzaban lentamente detrás de los soldados de infantería. La mayor acción de la compañía en la campaña, la Batalla de Harbin, duró solo 17 horas antes de que las tropas caudillos chinos mal entrenados y desmotivados abandonaran la ciudad.

Menos de un mes después, cuando los disturbios antijaponeses se convirtieron en una confrontación militar a gran escala en Shanghai, el ejército japonés envió una segunda compañía de tanques, esta vez con cinco de los I-Go Tipo 89 producidos en el país junto con los viejos Renaults, para reforzar el Las fuerzas de desembarco sitiadas de la Armada Imperial Japonesa allí. La 2.a Compañía de Tanques, comandada por el colega de Hyakutake, el capitán Isao Shigemi, de 37 años, no tuvo buenos resultados en la densa ciudad de Shanghai, donde la infantería china podía controlar fácilmente los tanques en las estrechas calles de la ciudad.

Veinte meses después, el Capitán Hara entregó el Tanque Experimental No. 1. - El primer tanque de producción masiva de Japón y # 8217. (Archivos Nacionales)

Estas actuaciones insatisfactorias no se debieron a la ineptitud técnica sino a fallas teóricas. El período de entreguerras había visto innumerables hipótesis sobre cómo debería usarse el tanque en el campo de batalla moderno, pero brindó pocas oportunidades para probarlas. Los teóricos militares propusieron doctrinas drásticamente diferentes y, a principios de la década de 1930, la filosofía de la guerra blindada se dividía en gran medida en dos escuelas de pensamiento: la británica y la francesa.

Muchos teóricos militares británicos, incluidos el general de división J. F. C. Fuller y el capitán B. H. Liddell Hart, abogaron por las fuerzas blindadas como un brazo independiente, con una fuerza de armas combinadas mecanizadas como columna vertebral de un ejército pequeño y móvil centrado alrededor del tanque.

En el extremo opuesto, la mayoría de los generales franceses (excepto el futuro general Charles de Gaulle) insistieron en mantener el ejército de infantería al estilo de la Primera Guerra Mundial, utilizando el tanque principalmente como un brazo de apoyo subordinado. En lugar de estar concentrados, los vehículos blindados se dispersarían entre las formaciones de infantería de primera línea. Con Japón como un importante importador de tanques franceses, era natural que los japoneses adoptaran la doctrina francesa de apoyo a la infantería.

Durante los años de entreguerras, las potencias europeas no pudieron determinar qué teoría era la correcta, pero cuando el modelo británico de armas combinadas de Heinz Guderian Panzerwaffe finalmente chocó con el ejército francés en 1940, la respuesta quedó clara.

Si los europeos hubieran mirado hacia el este, a Japón, podrían haber recibido su respuesta antes. El 21 de febrero de 1933, mientras Japón aseguraba sus ganancias en Manchuria y continuaba invadiendo lentamente la China propiamente dicha, desató una gran ofensiva, la Batalla de Rehe, destinada a capturar la provincia de Mongolia Interior, al norte de Beijing.Japón había huido al ejército de los caudillos chinos que no estaban preparados, pero el teniente general Yoshikazu Nishi, comandante de la 8.a División del ejército, se dio cuenta de que su infantería tradicional no sería capaz de perseguir y derrotar a los chinos antes de que establecieran una nueva línea de defensa. Sin embargo, a su disposición estaba la ahora experimentada Primera Compañía de Tanques, que constaba de 11 tanques Tipo 89 y dos vehículos blindados pesados ​​Tipo 92, junto con aproximadamente 100 camiones y vehículos blindados del Grupo de Automóviles del Ejército de Kwantung.

En 1929, Japón completó el prototipo del tanque mediano Tipo 89 I-Go producido en serie. (Asahi Shimbun a través de Getty Images)

Nishi sabía improvisar. El 1 de marzo, ordenó al general de división Tadashi Kawahara y su Grupo de batalla Kawahara, una formación ad-hoc que consta de la 1.a Compañía de Tanques, una compañía de artillería de montaña, una compañía de ingenieros, un escuadrón de comunicaciones por radio y dos batallones de infantería, para explotar el avance inicial y avance por delante de la principal fuerza japonesa hacia Chengde, la capital provincial, para interrumpir las defensas chinas.

Los tanques y camiones del Grupo de Batalla Kawahara avanzaban por la carretera Jinzhou-Chaoyang. Las fuerzas chinas, que aún se retiraban lentamente hacia la segunda línea defensiva, fueron tomadas completamente desprevenidas. Sus defensas se derrumbaron y la 1.ª Compañía de Tanques entró en un Chengde abandonado el 4 de marzo, cubriendo unas impresionantes 200 millas, aproximadamente la distancia desde la frontera belga hasta París, en cuatro días.

Probablemente nunca se sepa si el general Nishi había leído la teoría de armas combinadas de Liddell Hart de antemano, pero lo que hizo improvisadamente en las carreteras llenas de baches del norte de China puso en acción los sueños de los teóricos militares británicos de una doctrina de guerra de armas combinadas centrada en tanques. El resultado fue una brillante victoria mecanizada contra la infantería tradicional y, significativamente, una empleada mucho antes que los alemanes.

La victoria en Rehe finalmente dio a los oficiales a favor de los tanques la palanca para impulsar formaciones blindadas concentradas y mecanización de armas combinadas. En marzo de 1934, sus llamadas fueron finalmente respondidas con la formación de la 1ª Brigada Mixta Independiente del ejército. La 1ª Brigada Mixta Independiente, que consta de dos batallones de tanques, un regimiento de infantería, un batallón de artillería y una compañía de ingenieros, fue la primera formación operativa de armas combinadas de Japón y, en realidad, un ejemplo operativo temprano de lo que las potencias occidentales habían estado probando. principalmente en juegos de guerra en tiempos de paz. Cuando estalló la Segunda Guerra Sino-Japonesa en 1937, Japón envió inmediatamente la brigada a la provincia de Chahar en el norte de China como parte de la Fuerza Expedicionaria del Teniente General Hideki Tojo.

En marzo de 1933, el teniente general Yoshikazu Nishi utilizó tanques con gran efecto durante la batalla de Rehe en Mongolia Interior. (Archivos de HistoryNet)

La operación posterior, sin embargo, fue un desastre. A diferencia de Yoshikazu Nishi, Tojo, que se desempeñaría como primer ministro japonés durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial, era un tradicionalista acérrimo de la infantería, sin intención de experimentar con doctrinas centradas en los tanques. Haciendo caso omiso de las repetidas protestas del comandante de la 1ª Brigada Mixta Independiente, el mayor general Koji Sakai, Tojo dividió los batallones de infantería y de tanques de la brigada para reforzar otras unidades de infantería, anulando el propósito mismo de una formación blindada concentrada. Sakai encontró repetidamente a su brigada desnuda, con una sola compañía de ingenieros a su mando. Que Sakai se atreviera a maldecir a su Academia del Ejército Imperial Japonés senpai como un "idiota estúpido", un acto asombroso dada la estricta cultura japonesa de cortesía y respeto, era comprensible.

Para agravar la situación, la mayoría de los comandantes de infantería de unidades blindadas no sabían cómo emplear eficazmente sus vehículos. Incluso en un papel de apoyo a la infantería, la 1ª Brigada Mixta Independiente se desempeñó mal. Un análisis posterior a la batalla realizado por la Escuela de Tanques del Ejército de Chiba señaló que durante la Operación Chahar y la posterior ofensiva hacia el oeste, más hacia el interior de la provincia de Shanxi, las unidades blindadas a menudo se “cometieron con una preparación insuficiente, en condiciones de humedad y barro, sin apoyo o coordinación de artillería. "

Frustrado por el constante desmantelamiento de sus unidades de tanques, el comandante de la 1ª Brigada Mixta Independiente, el general de división Koji Sakai, llamó a Tojo un “idiota estúpido. (Archivos de HistoryNet)

Las fuerzas de oposición chinas, incluidas las del Ejército Central de élite, poseían capacidades antitanques mucho mejores que las de los ejércitos de caudillos locales a los que se había enfrentado anteriormente el ejército japonés. Durante la Batalla de Xinkou en octubre de 1937, el comandante de la 5ª División ordenó a su 4º Batallón de Tanques que atacara frontalmente las posiciones antitanques chinas atrincheradas en Yuanping. En ese fatídico cargo, las tropas chinas que disparaban cañones antitanques Pak 35/36 de 37 mm fabricados en Alemania masacraron los tanques ligeros del batallón de blindaje delgado, matando a tres de los cinco comandantes de la compañía, entre ellos, la estrella en ascenso Shunkichi Hyakutake. (A su colega Isao Shigemi le fue un poco mejor, vivió la guerra y ascendió al rango de mayor general, hasta que condujo su tanque en un cargo suicida contra los estadounidenses durante la Batalla de Luzón en 1945).

Aunque Tojo y sus compañeros oficiales de infantería fueron los principales culpables del pésimo desempeño de la brigada en el norte de China, el ejército consideró un fracaso su experimento de guerra de armas combinadas. En agosto de 1938, el ejército retiró la mayoría de los tanques de la 1ª Brigada Mixta Independiente, disolviendo efectivamente la unidad.

Aún así, la fuerza blindada de Japón continuó expandiéndose, con Tomio Hara y su equipo diseñando tanques más nuevos y pesados. Pero no se habló más seriamente de formaciones de tanques concentrados; el destino de la fuerza blindada cuando se selló un brazo de apoyo disperso y subordinado, un resultado que muchos generales de infantería acogieron con agrado.

Al igual que con la mayoría de las naciones occidentales, el mayor obstáculo de Japón para levantar una fuerza blindada no fue la falta de recursos o las sanciones extranjeras, sino el escepticismo y la oposición de los tradicionalistas dentro de su propio ejército que ni entendían la innovación ni querían ver una nueva rama de armas compitiendo contra su propio ejército. propio. En Occidente, sin embargo, las fuerzas blindadas finalmente lograron redimirse como el componente principal de las modernas armas combinadas de tanques, infantería y artillería. En Japón, esa redención ocurrió demasiado tarde.

De 1938 a 1942, la mayoría de las unidades de tanques japonesas operaron bajo el mando de divisiones de infantería tradicionales. Ocasionalmente, el ejército organizaba libremente varios regimientos de tanques y un número limitado de unidades de infantería y artillería en sensha dan, o grupos de tanques, pero no eran permanentes ni independientes. En cambio, funcionaban más como grupos de reserva operativa, con unidades enviadas al frente cada vez que la infantería requería una gran fuerza móvil.

El teniente general Hideki Tojo, un acérrimo tradicionalista de infantería mejor conocido como el primer ministro de Japón durante la Segunda Guerra Mundial, disolvió ese progreso dividiendo el batallón de tanques. (Archivos Nacionales)

Sólo después de sufrir una humillante derrota en mayo-septiembre de 1939 por el Ejército Rojo del general Georgy Zhukov en Nomonhan, conocida por los soviéticos como la Batalla de Khalkhin Gol, y luego de presenciar el poder destructivo de la Blitzkrieg alemana en Europa Occidental en mayo-junio de 1940, Los japoneses vuelven a contemplar la mecanización de armas combinadas. En abril de 1941, el ejército instaló su Cuartel General de Mecanización, dedicado al estudio e implementación de dicha guerra. El 24 de junio de 1942, formó tres divisiones de tanques en el norte de China. El 4 de julio, las divisiones de Tanques 1 y 2 se combinaron con la Brigada de Tanques de Demostración de élite para formar el Ejército Mecanizado en Manchuria. Parecía que Japón finalmente estaba listo para la guerra blindada.

La realidad, sin embargo, no lo confirma. Cada división de tanques debía tener cuatro regimientos de tanques, un regimiento de infantería y un regimiento de artillería, con varias unidades especializadas (todas mecanizadas) agregadas. Pero las divisiones nunca recibieron suficientes vehículos blindados o camiones, algunos regimientos se vieron obligados a depender de los caballos para el transporte. En el mejor de los casos, podrían considerarse solo semimotorizados. Con la firma del Pacto de Neutralidad Soviético-Japonés el 13 de abril de 1941 y el ataque a Pearl Harbor poco menos de ocho meses después de eso, el ejército japonés había perdido las prioridades de producción frente a su archirrival, la armada japonesa.

Los tanques japoneses tampoco podían defenderse de sus homólogos aliados. El Type 97-Kai Shinhoto Chi-Ha, el tanque más pesado disponible para las divisiones, pesaba 15,8 toneladas, tenía un cañón de 47 mm de alta velocidad y solo una pulgada de blindaje en su punto más grueso. En comparación, un tanque medio estadounidense M4A3 Sherman pesaba 33 toneladas, tenía un cañón principal de 75 mm y al menos 2,5 pulgadas de blindaje frontal (ver más abajo “¿Fueron los japoneses constructores de tanques terribles?).

Con una guerra terrestre contra la Unión Soviética temporalmente fuera de discusión y el conflicto chino-japonés atascado en un punto muerto, ya no existía la demanda de grandes formaciones blindadas en Asia continental que había existido en la década de 1930. En poco tiempo, el ejército retiró regimiento tras regimiento de las divisiones de tanques para reforzar los teatros del sur, y finalmente disolvió el Ejército Mecanizado por completo el 30 de octubre de 1943. Además, las selvas de Indochina y las islas del Pacífico eran naturalmente inadecuadas para operaciones blindadas a gran escala, y el El número relativamente pequeño de tanques convirtió a la fuerza blindada de Japón una vez más en un brazo de apoyo de infantería.

Los japoneses tuvieron dos usos operacionalmente exitosos de vehículos blindados concentrados durante la guerra: en la Campaña Malaya de diciembre de 1941 a enero de 1942 y la Operación Ichi-Go de abril a diciembre de 1944 en el este y el sur de China. Aunque el ejército también desplegó tanques en Filipinas, su actuación estuvo lejos de ser exitosa. A medida que la situación militar de Japón se deterioró y el suministro de combustible disminuyó, muchos comandantes de infantería finalmente recurrieron al uso de tanques como piezas de artillería estáticas y fortines.

Los tanques no eran adecuados para el uso en las islas del Pacífico. Este tipo 95 Ha-Go parcialmente enterrado en Tarawa se utilizó como revestimiento. (Archivos Nacionales)

A los tanques japoneses en Manchuria no les fue mejor. Cuando tres frentes del Ejército Rojo encabezados por tanques T-34/85 y aviones de ataque Ilyushin Il-10 Sturmovik cruzaron la frontera entre Mongolia, URSS y Manchukuo el 9 de agosto de 1945, las divisiones de tanques japoneses ahuecados esencialmente se evaporaron frente a la Red. Maniobras de pinza blindada masiva del ejército.

En la brumosa mañana del 18 de agosto, tres días después En el anuncio de la rendición de Japón, el coronel Sueo Ikeda dirigió los 40 o más tanques Tipo 97 y Tipo 95 de su 11. ° Regimiento de Tanques en una loca contracarga contra las fuerzas de ocupación soviéticas que aterrizaban en la isla japonesa de Shumshu, en la cadena de las Islas Kuriles. Hay pocos registros oficiales disponibles y no está claro si la agresión soviética, la desesperación japonesa o simplemente un malentendido mutuo desencadenaron la batalla. El resultado, sin embargo, es inequívoco: mientras que los japoneses mataron o hirieron a más de 1.500 soldados soviéticos, las armas antitanques soviéticas demolieron la mitad de los tanques del regimiento japonés, masacrando a Ikeda y sus hombres, y la historia de la fuerza blindada del Japón imperial llegó a un punto crítico. final sin ceremonias.

Un tanque estadounidense M4 Sherman eclipsa a la tanqueta japonesa Tipo 94 que de alguna manera descansa sobre ella. (Archivos Nacionales)

¿Fueron los japoneses constructores de tanques terribles?

Si bien los tanques japoneses pequeños, con armadura ligera y poco armados tuvieron un desempeño pobre frente a los tanques aliados líderes, esta disparidad no reflejaba una falta de conocimientos técnicos japoneses. La mayoría de los tanques producidos por Japón durante la década de 1930 antes de la guerra estaban a la par en calidad con los diseños occidentales contemporáneos.

La mayoría de los tanques japoneses estaban ligeramente blindados porque durante la primera mitad de la Segunda Guerra Mundial, el principal enemigo de Japón fue China, que estaba mal equipada, donde las capacidades antitanques de sus tropas de infantería a menudo equivalían a ataques suicidas con granadas de mano. Aparte de unos pocos casos raros, el combate tanque contra tanque tampoco existía, por lo que Japón no tenía necesidad de armaduras gruesas ni grandes cañones. De hecho, los tanques necesario ser ligero para atravesar el terreno montañoso y la infraestructura limitada del sur de China. Los japoneses produjeron un número limitado de tanques más pesados ​​diseñados para contrarrestar las nuevas amenazas aliadas, por ejemplo, el Tipo 3 Chi-Nu, con un cañón de 75 mm. Pero el ejército reprimió eso
equipo precioso en el Japón continental, junto con la 4ta División de Tanques de élite levantada en 1944, para Hondo-Kessen—La “batalla final por las islas de origen” que nunca llegó. —Jiaxin "Jesse" Du

Esta historia se publicó originalmente en la edición de marzo / abril de 2017 de la Segunda Guerra Mundial. revista. Suscríbete aquí.


Especificaciones de KV-1B

Enlaces y referencias

El KV-1 en Wikipedia

Todos los carteles de los tanques soviéticos de la Segunda Guerra Mundial

El primer prototipo de KV-1 en Finlandia con el 91. ° Batallón de Tanques de la 20. ° Brigada de Tanques Pesados, cerca de Suma, del 17 al 19 de diciembre de 1939, junto con dos T-100 y un SMK.

KV-1 modelo 1939 con torreta soldada. Frente central, verano de 1941.

KV-1 modelo 1940, frente central, otoño de 1940. Lema & # 8220Para Rusia & # 8221.

KV-1 modelo 1940 de la reserva táctica pesada de Moscú, invierno 1941/42. Lema: & # 8220 para Stalin & # 8221.

KV-1 modelo 1941 con un patrón de camuflaje complejo & # 8220finés & # 8221, invierno 1941/42. Observe también las nuevas ruedas de radios.

KV-1 modelo 1940 s ekranami (blindado). Unidad delantera de reserva desconocida, verano de 1942.

KV-1 modelo 1941 s ekranami (blindado), unidad desconocida, sector de Leningrado, invierno de 1942.

KV-1B (modelo 1941), 124ª Brigada de Tanques de Guardia, parte de la 24ª División de Tanques, que opera cerca de Leningrado.

KV-1B, sector de Leningrado, invierno de 1941/42. El camuflaje de invierno es otra variación con manchas omitidas para crear un patrón alternativo.

Modelo KV-1 1941, producción tardía, 53 ° Ejército del Frente Transcaucásico, invasión anglo-soviética de Irán, septiembre de 1941.

KV-1 modelo 1941/42 con torreta parcialmente soldada y nuevo cañón largo ZiS-5. Unidad desconocida, Frente Central, otoño de 1942.

KV-1 modelo 1942 con torreta totalmente fundida. Unidad desconocida, Frente Sur, verano de 1942. Eslogan & # 8220October Revolution & # 8221

Artista & # 8217s impresión de un KV-1 modelo 1942 (torreta totalmente fundida) & # 8220 Kutuzov & # 8221 en librea de pintura blanca lavable, unidad desconocida, frente norte, invierno 1942/43. Muchos tanques soviéticos recibieron el nombre de generales y héroes soviéticos.

KV-1 modelo 1942, unidad desconocida, frente finlandés, marzo de 1942. Observe la montura AA de la ametralladora DT de 7,62 mm (0,3 pulgadas) y la pintura blanca descolorida.

KV-1 modelo 1942 (producción tardía), unidad desconocida, frente sur, primavera de 1942.

KV-1 modelo 1942 (producción tardía), frente central, principios de 1943. Lema & # 8220Death for death & # 8221. El green original de fábrica se modificó debido al paso de un invierno y la quema de gasolina por una explosión y otros productos químicos. La lucha dentro de las fábricas no era inusual en muchas batallas callejeras.

Versiones de lanzallamas


KV-8 (versión lanzallamas), 503 ° Batallón Blindado Independiente, sector Volhovsky, verano de 1942.

KV capturados (Beutepanzers)


PzkPfw KV-1B 753 (r), Regimiento Panzer SS de la 2ª División Panzergrenadier SS & # 8220Das Reich & # 8221, Grupo Centro, primavera de 1943. Observe el camuflaje salmón sobre el dunkelgrau estándar de las unidades capturadas.

KV-1C (Modelo 1942) o PzKpfw KV-IC 753 (r), 3.a División Panzer-Granaderos SS & # 8220Totenkopf & # 8221, Kharkov, marzo de 1943.

PanzerKampfwagen KV-1B 756 (r), 204 ° Regimiento Panzer, 22 ° PanzerDivision, Kursk, verano de 1943.

Vehículos blindados auxiliares del Ejército Rojo, 1930-1945 (Imágenes de guerra), por Alex Tarasov

Si alguna vez quisiste aprender sobre probablemente las partes más oscuras de las fuerzas de tanques soviéticos durante el período de entreguerras y la Segunda Guerra Mundial, este libro es para ti.

El libro cuenta la historia de la armadura auxiliar soviética, desde los desarrollos conceptuales y doctrinales de la década de 1930 hasta las feroces batallas de la Gran Guerra Patria.

El autor no solo presta atención al aspecto técnico, sino que también examina cuestiones organizativas y doctrinales, así como el papel y el lugar de la armadura auxiliar, como lo vieron los pioneros soviéticos de la guerra blindada Mikhail Tukhachevsky, Vladimir Triandafillov y Konstantin Kalinovsky. .

Una parte importante del libro está dedicada a las experiencias reales del campo de batalla extraídas de los informes de combate soviéticos. El autor analiza la cuestión de cómo la falta de blindaje auxiliar afectó la eficacia de combate de las tropas de tanques soviéticos durante las operaciones más significativas de la Gran Guerra Patria, entre ellas:

& # 8211 el frente suroeste, enero de 1942
& # 8211 el 3er Ejército de Tanques de la Guardia en las batallas de Jarkov en diciembre de 1942-marzo de 1943
& # 8211 el 2. ° Ejército de Tanques en enero-febrero de 1944, durante las batallas de la ofensiva Zhitomir-Berdichev
& # 8211 el 6 Ejército de Tanques de la Guardia en la operación de Manchuria en agosto-septiembre de 1945

El libro también explora la cuestión del apoyo de ingeniería desde 1930 hasta la Batalla de Berlín. La investigación se basa principalmente en documentos de archivo nunca antes publicados y será de gran utilidad para académicos e investigadores.
¡Compre este libro en Amazon!


Ver el vídeo: ЛЕГЕНДАРНЫЙ ВОЕННЫЙ ФИЛЬМ! ПРО ЗНАМЕНИТЫЙ Т 34! ТАНКИ ВОЕННЫЕ ФИЛЬМЫ, ФИЛЬМЫ ПРО ВОЙНУ, БОЕВИКИ (Diciembre 2021).