Podcasts de historia

Reseña: Volumen 42

Reseña: Volumen 42

  • Primera Guerra Mundial
  • La monarquía
  • Historia militar
  • Historia familiar
  • Segunda Guerra Mundial

Diario de historia aborigen

Historia aborigen es una revista anual que contiene estudios históricos interdisciplinarios de las interacciones de los pueblos aborígenes e isleños del Estrecho de Torres con los pueblos no indígenas. Promueve la publicación de tradiciones orales indígenas, biografías, idiomas, guías de archivo y bibliográficas, relatos de manuscritos inéditos, críticas de eventos actuales e investigaciones y reseñas en los campos de antropología, arqueología, sociología, lingüística, demografía, derecho, geografía y cultura. , historia política y económica. La revista se publica desde 1977.

La revista es coeditada por Aboriginal History Inc., una organización editorial con sede en el Centro Australiano de Historia Indígena, Escuela de Investigación de Ciencias Sociales, Universidad Nacional Australiana, Canberra.

Para obtener más información sobre Aboriginal History Inc., visite aboriginalhistory.org.au. Historia aborigen La revista está comprometida con los más altos estándares de ética en la investigación académica y la publicación. Somos particularmente conscientes de las prácticas éticas específicas para realizar investigaciones y publicaciones en relación con los pueblos indígenas australianos.

Propiedad y gestión

Aboriginal History Inc. es una organización editorial con sede en el Centro Australiano de Historia Indígena, Escuela de Investigación de Ciencias Sociales, Universidad Nacional Australiana, Canberra. Está gobernado por un Comité Editorial, que se reúne tres veces al año. La Corporación también celebra una reunión general anual.

La Junta es responsable de todas las decisiones comerciales y de publicación de revistas. El Consejo considera y ratifica todas las propuestas de manuscritos presentados por el equipo editorial de la revista.

Historia aborigen La revista cuenta con un equipo editorial de cuatro que son responsables del trabajo editorial diario: un editor senior y asociado de artículos de revistas y un editor senior y asociado de reseñas de libros.

Historia aborigen La revista es coeditada por ANU Press y Aboriginal History Inc. Las publicaciones coeditadas también están sujetas a la declaración de ética editorial y mala praxis editorial de ANU Press.

Programa de publicación

Aboriginal History se publica una vez al año, en diciembre. También se pueden publicar números especiales dentro o fuera del calendario de publicación normal de la revista.

Acceso

La publicación académica de acceso abierto está disponible gratuitamente inmediatamente después de la publicación. Los autores deben estar de acuerdo con esta política de acceso abierto, que permite el acceso sin restricciones y la reutilización de todos los artículos publicados, con el reconocimiento y la cita apropiados.

Los usuarios pueden copiar y redistribuir el material en formato impreso o electrónico y construir sobre el material, sin que se requieran permisos ni tarifas adicionales, siempre que se les dé el crédito apropiado. La página de derechos de autor de la revista tendrá más información sobre las condiciones específicas de derechos de autor de determinadas publicaciones.

Copyright y licencias

Aboriginal History Inc. conserva los derechos de autor sobre todas las revistas publicadas y el logotipo de Aboriginal History Inc.

ANU Press conserva los derechos de autor sobre todos los diseños de revistas y diseños de portadas que han sido creados por ANU Press. Cuando ANU Press no ha creado este contenido, esto se indica en la página de derechos de autor de la publicación. ANU Press también conserva los derechos de autor de todos los logotipos de ANU Press y las páginas web de ANU Press.

Los autores conservan los derechos de autor sobre sus trabajos, a menos que se acuerde o se indique lo contrario.

Los creadores de materiales visuales y de otro tipo conservan los derechos de autor sobre estos materiales, incluidas fotografías, mapas, obras de arte, gráficos, video, audio o cualquier otro material que pueda incluirse en una publicación en línea.

Se debe obtener permiso para reutilizar cualquier contenido que no esté publicado bajo una licencia Creative Commons o donde el uso del contenido no esté cubierto por esta licencia.

Fuentes de ingresos

Subvenciones ocasionales (por ejemplo, subvenciones del Fondo Cultural en 2015 y 2017 de la Agencia de derechos de autor), remesas de la Agencia de derechos de autor para el uso de material protegido por derechos de autor y remesas de RMIT y ANU Press para las ventas de publicaciones de Aboriginal History Inc.

Honorarios de autor

No se cobran tarifas a los autores por publicar trabajos en Historia aborigen diario.

Proceso de revisión por pares

Historia aborigen Los manuscritos de revistas son revisados ​​por pares por expertos y académicos en los campos o disciplinas relevantes al tema del manuscrito que se está revisando. Se utiliza un riguroso proceso de revisión por pares doble ciego para todos los artículos.

El proceso de revisión por pares es justo, objetivo y transparente. Cuando exista un posible conflicto de intereses, se espera que los revisores pares se retiren de la comisión. (Consulte las responsabilidades de los revisores pares y los conflictos de intereses a continuación).

Respeto de los derechos morales y la propiedad intelectual de los indígenas

Historia aborigen La revista ha sido pionera en estudios históricos interdisciplinarios de las interacciones de los pueblos aborígenes e isleños del Estrecho de Torres con pueblos no indígenas, principalmente en Australia, pero también a nivel transnacional. Ha promovido la publicación de tradiciones orales indígenas, biografías, idiomas, guías de archivo y bibliográficas, relatos de manuscritos inéditos, críticas de acontecimientos actuales e investigaciones y reseñas en los campos afines de la antropología, la arqueología, la sociología, la lingüística, la demografía, el derecho, la geografía. e historia cultural, política y económica.

Modelamos nuestro enfoque para la publicación en dos pautas desarrolladas por el Instituto Australiano de Estudios Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres:

  • Pautas de publicación ética (disponibles en aiatsis.gov.au/aboriginal-studies-press/getting-published/ethical-publishing-guidelines)
  • Directrices de AIATSIS para la investigación ética en estudios indígenas australianos (disponibles en aiatsis.gov.au/research/ethical-research/guidelines-ethical-research-australian-indigenous-studies)

Historia aborigen journal se toma muy en serio cualquier alegación de investigación inadecuada o infracción de los derechos de autor y los derechos morales de los pueblos indígenas.

Plagio y mala conducta académica

Historia aborigen La revista toma en serio cualquier alegación de mala conducta académica relacionada con los manuscritos presentados o artículos publicados.

Se espera que los revisores o miembros de la Junta informen cualquier caso sospechoso de mala conducta o plagio en un manuscrito enviado al editor de la publicación o al Comité Editorial con suficiente información y evidencia para que se inicie una investigación. Cuando se identifique plagio o mala conducta, Historia aborigen journal actuará de inmediato para suspender la publicación del manuscrito en cuestión e investigar cualquier alegación hasta que se llegue a una aclaración y se llegue a una decisión o conclusión exitosa.

Si un miembro del público sospecha de algún caso de plagio o mala conducta académica en cualquiera de los artículos, reseñas de libros u otro contenido en Historia aborigen Journal, les recomendamos que notifiquen a Aboriginal History Inc. inmediatamente.

Cualquier alegación será revisada por la Junta Editorial de Aboriginal History Inc. Nuestra investigación incluirá contactar al autor / editor del manuscrito o artículo sospechoso para obtener una aclaración, exponiendo la respectiva queja o reclamaciones realizadas.

Responsabilidades del autor

Publicar en Historia aborigen revista, los autores deben asegurarse de que su manuscrito enviado cumpla con los requisitos específicos para publicaciones académicas de calidad.

El autor debe garantizar que:

  • El manuscrito enviado es original, no se ha publicado previamente y no se está considerando su publicación en otro lugar, ya sea en forma impresa o electrónica.
  • Se ha reconocido, citado o citado la fuente de cualquier material con derechos de autor en cualquier manuscrito enviado y se han obtenido los permisos adecuados para usar dicho material con derechos de autor.
  • La obra no contiene ningún material difamatorio.
  • Se divulgan todos los intereses, financiación o afiliaciones que puedan afectar los resultados de la investigación y la imparcialidad de los manuscritos enviados.
  • Entienden las condiciones de la licencia que se aplican a sus artículos publicados.
  • Los manuscritos presentados se refieren a trabajos realizados de manera ética y responsable y de conformidad con toda la legislación pertinente.
  • Los manuscritos enviados solo reportarán datos precisos y confiables.

Los autores deben asegurarse de que todas las personas que hayan realizado una contribución significativa a la concepción, el diseño, la ejecución o la interpretación del manuscrito enviado se incluyan como coautores.

Si otros han participado en ciertos aspectos sustantivos del manuscrito enviado, deben ser reconocidos o enumerados como contribuyentes. El autor correspondiente debe asegurarse de que todos los coautores apropiados hayan visto y aprobado la versión final de los manuscritos enviados y hayan aceptado su envío para su publicación.

Todos los autores también deben divulgar en el manuscrito enviado todas las fuentes de apoyo financiero para el proyecto sobre el que está escrito el manuscrito enviado para informar a los lectores sobre quién ha financiado la investigación y sobre el papel de los financiadores en la investigación.

Responsabilidades del revisor de pares

Los revisores pares son una parte esencial del proceso de publicación académica de la revista. Ayudan al editor a determinar qué publicaciones agregan valor al debate académico y garantizan la integridad del registro académico. Debido al importante papel que desempeñan los revisores pares, es esencial que los revisores realicen las revisiones de manera ética y responsable.

Es responsabilidad del revisor:

  • Asegúrese de que puedan devolver una revisión de manera oportuna.
  • Declare cualquier conflicto de intereses antes de aceptar un manuscrito para su revisión.
  • Asegúrese de que se declaren intereses contrapuestos al Comité Editorial antes de aceptar un manuscrito para su revisión.
  • Lea el manuscrito completo y proporcione comentarios sobre todos los artículos.
  • Respete la confidencialidad del proceso de revisión por pares y no use la información obtenida durante el proceso para su propio beneficio o el de otros, o para desfavorecer o desacreditar a otros.
  • No involucrar a nadie más en el proceso de revisión sin primero obtener el permiso del Comité Editorial.
  • Sea imparcial por consideraciones relacionadas con la nacionalidad, creencias religiosas o políticas, género u otras características de los autores, orígenes de un manuscrito o por consideraciones comerciales.
  • Informar al Comité Editorial si descubren que no tienen la experiencia necesaria para evaluar los aspectos relevantes del manuscrito.
  • Notifique al Comité Editorial si sospecha de cualquier incumplimiento de la ética de la investigación o la publicación de inmediato.
  • Preparar un informe para el editor de la revista que identifique las fortalezas y debilidades del manuscrito proporcionando cualquier consejo sobre las revisiones, ediciones, adiciones u omisiones que consideren necesarias para mejorar el manuscrito aconsejar al Consejo Editorial que acepte, revise o rechace el manuscrito.

Historia aborigen Journal emplea un riguroso modelo de revisión por pares doble ciego. Este modelo asegura que los autores no conocen a sus revisores, ni los revisores conocen a los autores. Los autores pueden sugerir posibles revisores al editor de la revista Aboriginal History Journal, pero no se les informa si se utilizaron estos revisores.

Conflictos de interés

Historia aborigen La revista se compromete a eliminar los posibles conflictos de intereses, ya sea que se hayan identificado antes o después de las publicaciones, y espera que nuestros editores, autores, miembros del consejo editorial y revisores también estén atentos a dichos problemas.

Dichos conflictos pueden surgir de empleos, consultorías, propiedad de acciones, afiliaciones, honorarios, testimonios de expertos pagados, acuerdos de financiación o participaciones financieras, o subvenciones, solicitudes / registros de patentes que pueden generar preocupaciones sobre posibles sesgos en los resultados de la investigación o decisiones editoriales.

Los posibles conflictos de intereses deben revelarse lo antes posible. Si se identifica un posible conflicto de intereses, la parte relevante debe declarar el interés al Editor Senior de la Revista o al Comité Editorial y retirarse del proceso mientras se investiga el conflicto. En particular:

EDITORES DE REVISTAS

  • Declarar si tienen algún conflicto de intereses al recibir un manuscrito para su consideración.
  • Asegúrese de que los autores y revisores informen sobre posibles conflictos de intereses que puedan influir, o que se perciba que han influido, en los resultados y conclusiones de su investigación.
  • Disponer de procesos para gestionar las presentaciones de ellos mismos y de otros miembros del Comité Editorial.
  • Asegúrese de que ningún acuerdo comercial, publicitario o de patrocinio ejerza influencia alguna sobre las decisiones editoriales.

MIEMBROS DE EQUIPOS / JUNTAS EDITORIALES

Los miembros del Consejo Editorial declararán cualquier conflicto de interés antes de aceptar un puesto en el Consejo, en el momento de la presentación, declararán su interés si buscan publicar su propio trabajo a través de Historia aborigen diario.

Los autores declararán al Editor de la Revista cualquier conflicto de interés potencial que pueda interpretarse como que influye en los resultados o la interpretación de su manuscrito enviado.

Los revisores declararán cualquier posible conflicto de intereses al Editor de reseñas de libros antes de realizar cualquier revisión.

Retractaciones y correcciones

En caso de que no se detecte un error o un caso de mala conducta académica hasta después de la publicación, se emitirá una retractación o corrección tan pronto como sea posible.

Los autores y otras partes interesadas deben informar de inmediato los errores o inexactitudes en la versión publicada oficialmente de la revista. El Editor o el Comité Editorial será responsable de agregar una errata al artículo o reseña del libro. La ubicación de la errata quedará a discreción de ANU Press y se destacará.

Se emitirán retractaciones en casos de mala conducta académica o en el caso de errores importantes que signifiquen que los hallazgos de una publicación no son confiables. En este caso, los metadatos de publicación permanecerán en el sitio web con un aviso de retractación indicando el motivo de la retractación y su fecha.

Los autores cooperarán con el Editor de la revista o el Comité Editorial para retractarse o corregir la versión publicada del artículo.

Archivar

Historia aborigen La revista está disponible para los lectores en múltiples formatos en línea y como copias impresas bajo demanda a perpetuidad. ANU Press también se ha asociado con CLOCKSS para preservar digitalmente sus libros electrónicos y revistas electrónicas y el acceso a estas publicaciones a prueba de futuro.

Confidencialidad

El personal editorial no debe revelar ninguna información sobre un manuscrito enviado a nadie más que al autor correspondiente, revisores, revisores potenciales, otros asesores editoriales y Historia aborigen Consejo editorial. Los editores se asegurarán de que el material enviado sea confidencial mientras se esté revisando.

Política de quejas

Nos tomamos muy en serio las quejas o inquietudes sobre Historia aborigen revista, nuestro Consejo Editorial, nuestros Editores, o las actividades o información relacionada con Aboriginal History Inc.

Todas las inquietudes relacionadas con errores o sospechas de mala conducta académica deben informarse en primera instancia a la Junta Editorial de Aboriginal History Inc., que seguirá los procedimientos descritos en esta declaración.

Se alienta a los autores que tengan inquietudes sobre el proceso editorial o de revisión por pares a que discutan estos temas con la Junta Editorial de Aboriginal History Inc.

Las inquietudes sobre el estado legal de las publicaciones de Aboriginal History Inc., como los derechos de autor, la privacidad o la difamación, deben enviarse a la Junta Editorial.

Equipo editorial

  • Editora: Ingereth Macfarlane
  • Editor de reseñas de libros: Annemarie McLaren
  • Corrector de estilo: Geoff Hunt.

Miembros de la Junta

  • Maria Nugent, Universidad Nacional de Australia (presidenta)
  • Lawrence Bamblett, Universidad Nacional de Australia
  • Rebecca Collard (Editora asociada de reseñas de libros), Universidad Nacional de Australia
  • Liz Conor, Universidad La Trobe
  • Val Cooms, Universidad Griffith
  • Brian Egloff, Universidad de Canberra
  • Karen Fox, Universidad Nacional de Australia
  • Sam Furphy, Universidad Nacional de Australia
  • Niel Gunson, Universidad Nacional de Australia
  • Geoff Hunt (corrector de estilo)
  • Julia Hurst, Universidad de Melbourne
  • Dave Johnston, Universidad Nacional de Australia
  • Rani Kerin (Editor de monografías), Universidad Nacional de Australia
  • Harold Koch, Universidad Nacional de Australia
  • Shino Konishi, Universidad de Australia Occidental
  • Ingereth Macfarlane (editora de la revista), Universidad Nacional de Australia
  • Ewan Maidment, Universidad Nacional de Australia
  • Isabel McBryde, Universidad Nacional de Australia
  • Ann McGrath (vicepresidenta), Universidad Nacional de Australia
  • Annemarie McLaren (Editora de reseñas), Griffith University
  • Rob Paton (Tesorero / Funcionario público), Universidad Nacional de Australia
  • Peter Read, Universidad Nacional de Australia
  • Tikka Wilson (Secretaria, Gerente de sitio web)
  • Laura Rademaker (editora asociada de monografías), Universidad Nacional de Australia
  • Ben Silverstein (editor asociado de la revista), Universidad Nacional de Australia
  • Martin Thomas, Universidad Nacional de Australia

Envíe las presentaciones de artículos a [email protected]

Se prefieren artículos de aproximadamente 7.000 palabras de extensión (incluidas notas a pie de página y referencias), pero se considerarán envíos de hasta 9.000 palabras. Envíe una versión electrónica del artículo (solo texto sin imágenes incrustadas o escaneos) en formato Microsoft Word o RTF, junto con un breve resumen y la biografía del autor como un documento separado.


Una nueva bibliografía de trabajo de la ley griega antigua (siglos VII-IV a. C.). Anuario del Centro de Investigaciones para la Historia del Derecho Griego, volumen 42. Suplemento, 11

Sundahl, Mark, David Mirhady e Ilias Arnaoutoglou. Una nueva bibliografía de trabajo de la ley griega antigua (siglos VII-IV a. C.). Anuario del Centro de Investigación para la Historia del Derecho Griego, volumen 42. Suplemento, 11. Atenas: Academia de Atenas, 2011. 657 p. (pb). ISBN 9789604041985

Revisado por Judith Fletcher, Universidad Wilfrid Laurier ([email protected])

Este volumen es el hijo del proyecto de bibliografía en línea y en curso NOMOI, creado por el mismo triunvirato de académicos, y actualmente alojado por la Universidad Simon Fraser, donde se actualiza dos veces al año. La intención de las bibliografías electrónicas y en papel es recopilar y catalogar la erudición sobre el derecho griego antiguo entre los siglos VII y IV a. C., sin embargo, esta versión es más que una copia impresa del sitio web.Los bibliógrafos han aprovechado la oportunidad para reeditar y categorizar su material en un volumen que es una bendición para cualquier erudito que trabaje en el tema del derecho griego o en la historia del derecho griego antiguo: temas extensos y de múltiples ramas que crecen cada vez más. sofisticado con cada año que pasa.

Como explica la introducción, el proyecto se inspiró e impulsó la bibliografía de 1927 de G. Calhoun y Delamere (citada sólo como Calhoun en la introducción, pero correctamente en la bibliografía misma). La introducción (en inglés y griego) establece los parámetros y la justificación del proyecto. Aconsejo consultar primero esta breve introducción, ya que no solo explica la lógica detrás de las diferentes categorías, sino que también define y defiende los límites de la bibliografía. Por ejemplo, los investigadores no encontrarán artículos sobre diferentes aspectos del derecho en el Egipto helenístico, pero nos dirigiremos a fuentes que proporcionarán material útil.

En aras de la concisión, los acompañantes y los volúmenes editados citados más de una vez se presentan en formas abreviadas que se enumeran al principio del volumen. Hay algunas omisiones en este directorio, que pueden generar cierta confusión. Por ejemplo, encontramos artículos de (2005) El compañero de Cambridge de la ley griega antigua, ed. M. Gagarin y D. Cohen, citados simplemente como El compañero de Cambridge en varios puntos, pero falta la cita completa en la lista de abreviaturas. No obstante, estos lapsos son raros y, por lo general, los problemas se pueden resolver mediante una búsqueda en línea. Ciertamente, no comprometen el valor de esta útil herramienta.

El objetivo de los bibliógrafos es recopilar artículos y libros “en todos los idiomas a los que tengamos acceso” (p. 30). Los resultados son impresionantemente completos y accesibles para especialistas y no especialistas (especialmente si consultan los principios organizativos establecidos en la introducción). El material se presenta de acuerdo con diferentes títulos temáticos, y el catálogo completo se presenta nuevamente alfabéticamente por autor en la segunda mitad del volumen. Los títulos griegos modernos se transcriben al alfabeto latino. Los títulos de algunos artículos en idiomas extranjeros (por ejemplo, el serbio) se traducen al inglés. El mismo material puede citarse más de una vez bajo diferentes títulos, lo que aumenta la utilidad del volumen. Ocasionalmente, la notación de los números de página es inconsistente: por ejemplo, Saripolos, N.I. (1860) es Solón 1, 3 y siguientes, mientras que la mayoría de las entradas incluyen páginas inclusivas. Esto es una objeción, pero hace que pedir material arcano a través del préstamo entre bibliotecas sea un poco más desafiante.

La primera sección trata de material de referencia sobre la historia jurídica griega e incluye libros de consulta generales sobre el derecho griego, material sobre los oradores y referencias a cuestiones jurídicas en la literatura, la filosofía y la historiografía. Los investigadores del siempre floreciente movimiento de derecho y literatura agradecerán la inclusión de material sobre poesía y teatro, aunque quizás Rogers, R.S. (1985) "El Avispas en la corte: Argumento y audiencia en los dicasterios atenienses ”, Revista Estadounidense de Historia Legal 28: 147-163, debe incluirse bajo el encabezado de Aristófanes (con la extensión de página completa, en lugar de 147ss.), Además de su aparición en “Reparación legal” (p. 341).

La Sección II es una lista completa de material auxiliar que incluye enfoques metodológicos e interdisciplinarios del derecho griego. Este es un excelente punto de partida para estudiantes y académicos en las fases preliminares de la investigación. La sección III establece los recursos para los "Principios fundamentales". Esto incluye artículos sobre pensamiento jurídico (por ejemplo, el estado de derecho), litigio, codificación, los diferentes legisladores, la relación entre derecho y justicia y terminología jurídica (por ejemplo, nomos, psefisma).

La sección IV está dedicada a la Polis (o derecho público) y enumera los estudios sobre constituciones, magistrados, legislación y finanzas. La sección V, titulada "Individuos, estatus y ley", comprende entradas sobre diferentes aspectos legales de la identidad, incluida la edad (por ejemplo, efebios), el estatus (por ejemplo, metics, esclavos y libertos) y mujeres. La última categoría es especialmente bienvenida a la luz de la pausa curatorial temporal del sitio web. Diotima: mujeres y género en el mundo antiguo. Los investigadores en temas de mujeres y derecho encontrarán más recursos en la Sección VI, “Familia y herencia”, que incluye subtítulos sobre matrimonio, divorcio, ilegitimidad y los epicleros (o heredera sin hermanos).

La Sección VII cubre “Relaciones contractuales y de propiedad” y la Sección VIII “Comercio y comercio”. La Sección IX, “Delito y castigo”, incluye subdivisiones sobre homicidio, hybris (violencia criminal) y hurto, así como sanciones. A esto le sigue lógicamente la Sección X, “Reparación legal”, que cubre el arbitraje, el Areópago, los procedimientos regulares ( dikai y graphai), procedimientos extraordinarios (p. ej. antidosis), juicios famosos, personal (sic) y equipo, pruebas, tortura (la basanos) y testigos.

La sección XI trata de "Ley y religión". El material sobre suplicantes y la ley (que podría merecer su propio subtítulo) se enumera en la lista general al comienzo de la sección. De lo contrario, los subtítulos son: Asebeia (impiedad), Asylia (inviolabilidad), Defixiones (maldiciones), y Leges sacrae (leyes sagradas). La sección final (XII) es “Relaciones interpolares” que incluye diplomacia, arbitraje internacional y tratados.

En conclusión, esta bibliografía es una excelente herramienta de investigación, gracias a su amplio alcance - parece que no se ha removido ninguna piedra de archivo - su organización lógica y sus intentos de evitar la ambigüedad. Lo recomiendo como un recurso para cualquier persona que investigue o enseñe la ley griega antigua, la historia social (incluidas las mujeres y la familia) o incluso la historia griega antigua en general. Merece un lugar en todas las bibliotecas de investigación serias.


EL DEBATE DEL CANNABIS MEDICINAL

Como sustancia controlada de la Lista I sin uso medicinal aceptado, alto potencial de abuso, preocupación por la dependencia y falta de seguridad aceptada para su uso bajo supervisión médica & # x02014 junto con un estigma nacional que rodea los daños potenciales y la implicación del consumo de cannabis como una droga de entrada a Otras sustancias & # x02014La transición de una sustancia vilipendiada a una con méritos terapéuticos ha sido controvertida. los Farmacopea de los Estados Unidos y la FDA han considerado las complejidades de regular esta terapia basada en plantas, incluidos los numerosos compuestos y las complejas interacciones entre las sustancias de este producto, y cómo podría encajar en el marco regulatorio actual de los medicamentos en los Estados Unidos. 11, 12, 17

Muchos piensan que el surgimiento del interés en el cannabis medicinal botánico es un efecto colateral de la epidemia de abuso de opioides.La percepción pública en torno al uso de cannabis medicinal sugiere que esta terapia basada en plantas no se considera muy diferente a un producto o suplemento farmacéutico botánico. utilizado para la salud o el alivio de los síntomas si la enfermedad persiste. Sin embargo, al igual que algunas preparaciones o suplementos a base de hierbas, el cannabis medicinal también puede presentar riesgos para la salud asociados con su uso, incluidos efectos psicoactivos, intoxicantes y perjudiciales, que no se han dilucidado por completo a través de ensayos clínicos. Los defensores argumentan que existe evidencia para respaldar el cannabis medicinal botánico en el tratamiento de una variedad de afecciones, particularmente cuando los síntomas son refractarios a otras terapias, de que existen cannabinoides beneficiosos, como lo demuestran los agentes de entidad única derivados del cannabis que contienen los compuestos THC y cannabidiol ( CBD) que el cannabis es relativamente seguro, con pocas muertes reportadas por el uso de que la terapia es auto titulable por el paciente y que la terapia es relativamente barata en comparación con los agentes farmacéuticos. 20 & # x02013 22 Los opositores al consumo de cannabis medicinal argumentan, en parte, que faltan ensayos aleatorizados bien diseñados para confirmar los beneficios y los daños que no ha estado sujeto a los rigores del proceso de aprobación de la FDA que la estandarización en potencia o cantidad de los componentes activos están ausentes que los efectos adversos para la salud se relacionan no solo con fumar cannabis, sino también con el desenmascaramiento de los trastornos de salud mental, lo que dificulta la coordinación y afecta el juicio que no existe estandarización para el empaque y los controles del producto para prevenir el uso inadvertido por parte de menores o mascotas que existe un potencial por dependencia, adicción y abuso y que los costos representan una carga potencial. 23 & # x02013 25

Independientemente de las opiniones y percepciones personales, para negar o ignorar las implicaciones del uso de esta sustancia en la salud del paciente y la infraestructura del sistema de salud es irresponsable, los médicos deben ser conscientes de estas implicaciones e informados sobre cómo esta terapia puede influir en la práctica en una variedad de aspectos. de los entornos de atención de la salud, incluida la atención aguda.


Contenido

Escribiendo el Historia siguió los primeros logros de Mommsen en el estudio de la antigua Roma. Él mismo no se había propuesto escribir una historia, pero la oportunidad se presentó en 1850 mientras estaba en la Universidad de Leipzig, donde Mommsen era un profesor especial de derecho de treinta y dos años. "Cuando me invitaron a dar una conferencia pública mientras estaba en Leipzig, pronuncié un discurso sobre los Gracchi. Reimer e Hirzel, los editores, estaban presentes y dos días después me pidieron que escribiera una Historia romana para su serie". [3] Habiendo sido despedido de la Universidad por actividades revolucionarias, Mommsen aceptaría la propuesta de publicación "en parte para mi sustento y en parte porque el trabajo me atrae mucho". [4]

Los editores especificaron que el trabajo se enfoca en eventos y circunstancias, y evita discutir el proceso académico. Si bien ciertamente querían un trabajo académico muy respetado que se ajustara a su aclamada serie sobre historia, Karl Reimer y Solomon Hirzel también buscaban uno con mérito literario que fuera accesible y atractivo para el público educado. Como erudito, Mommsen participó activamente en los avances recientes realizados en los estudios romanos antiguos. Sin embargo, Mommsen también tenía cierta experiencia como periodista. Bien podría llegar a convertirse en un autor académico popular. [5] "Ya es hora de realizar un trabajo así", escribió Mommsen a un asociado en estudios romanos, "es más necesario que nunca presentar a un público más amplio los resultados de nuestras investigaciones". [6] [7]

Edición original

Originalmente el Historia fue concebida como una obra de cinco volúmenes, que abarca la historia romana desde sus inicios hasta el emperador Diocleciano (284-305). Los primeros tres volúmenes, que cubrieron el origen de Roma hasta la caída de la República y que terminaron con las reformas de Julio César, se publicaron en 1854, 1855 y 1856, como Römische Geschichte. [8]

De hecho, estos tres volúmenes se hicieron populares, muy populares. "Su éxito fue inmediato". Aquí, "un erudito profesional" presentó a sus lectores una prosa que era de "tal vigor y vida, tal comprensión de los detalles combinada con tal visión, tal dominio seguro de sí mismo de un vasto campo de aprendizaje". Especialmente en el tercer volumen de Mommsen, cuando la narración contaba cómo la crisis política en la República romana llegó a su clímax final ", escribió con un fuego de imaginación y emoción casi desconocido en una historia profesional. Aquí estaba el aprendizaje científico con el vigor estilístico de una novela ". [9]

Estos tres primeros volúmenes del Römische Geschichte mantuvo su popularidad en Alemania, con ocho ediciones que se publicaron durante la vida de Mommsen. [10] Tras su muerte en 1903, se han publicado ocho ediciones alemanas adicionales. [11]

Volúmenes posteriores Editar

Un cuarto volumen planeado que cubría la historia romana bajo el Imperio se retrasó hasta que Mommsen completara una obra de 15 volúmenes sobre inscripciones romanas. Esta tarea requirió sus servicios como investigador, escritor y editor, que ocupó Mommsen durante muchos años. Después de repetidos retrasos, el cuarto volumen proyectado finalmente se abandonó, o al menos no se publicó, es posible que un manuscrito antiguo se haya perdido en un incendio. [12] [13]

A pesar de carecer de un "cuarto volumen", en 1885 Mommsen tenía preparado otro volumen sobre la historia de la antigua Roma que describía las provincias imperiales. En Alemania, este trabajo se publicó como el volumen cinco de su Römische Geschichte. [14] En trece capítulos, Mommsen analiza las diferentes provincias del Imperio Romano, cada una como un tema independiente. [15] Aquí no hubo una narrativa corriente de eventos políticos, a menudo dramáticos, como fue el caso en el relato cronológico popular de Mommsen sobre la República Romana en sus primeros tres volúmenes. [16] La traducción al inglés se titulaba Las provincias del Imperio Romano desde César hasta Diocletion. [17]

En 1992 se publicó una edición "reconstruida" del que habría sido el "cuarto volumen" perdido de Mommsen sobre el Imperio. [18] Se basó en notas de lectura recientemente descubiertas por dos de los estudiantes de Mommsen: Sebastian Hensel (padre) y Paul Hensel (hijo). [19] Los dos Hensels tomaron notas de las conferencias sobre la política del Imperio Romano impartidas por el profesor Mommsen en la Universidad de Berlín de 1882 a 1886. Alexander Demandt las descubrió en 1980 en una librería usada en Nuremberg. Según lo editado por Barbara Demandt y Alexander Demandt, las notas produjeron el texto alemán 'reconstruido', Römische Kaisergeschichte. [20]

En inglés Editar

Las traducciones al inglés contemporáneo fueron obra de William Purdie Dickson, entonces profesor de teología en la Universidad de Glasgow. Los primeros tres volúmenes alemanes (que contenían cinco "libros") fueron publicados entre 1862 y 1866 por R. Bentley & amp Son, Londres. [21] Durante varias décadas, el profesor Dickson preparó más ediciones en inglés de esta traducción, siguiendo el ritmo de las revisiones de Mommsen en alemán. [22] En total, se han publicado cerca de un centenar de ediciones y reimpresiones de la traducción al inglés. [23] [24]

En 1958, las selecciones de los dos últimos 'libros' de los tres volúmenes Historia fueron preparados por Dero A. Saunders y John H. Collins para una versión en inglés más breve. [25] El contenido fue elegido para resaltar el relato de Mommsen sobre las luchas sociopolíticas durante varias generaciones que llevaron a la caída de la República. [26] Provisto de nuevas anotaciones y una traducción revisada, el libro presenta un resumen que revela la cronología histórica. Con rigor se muestra a Mommsen narrando el grave drama político e iluminando sus implicaciones. El libro cierra con su extensa descripción del nuevo orden de gobierno esbozado por Julio César. [27]

Con respecto al "quinto volumen" de Mommsen de 1885 sobre las provincias romanas, el Prof. Dr. Dickson inmediatamente comenzó a supervisar su traducción. En 1886 apareció como Las provincias del Imperio Romano. De César a Diocleciano. [28]

El cuarto volumen perdido de Mommsen fue reconstruido a partir de notas de los estudiantes y publicado en 1992 con el título Römische Kaisergeschichte. Pronto fue traducido al inglés por Clare Krojzl como Una historia de Roma bajo los emperadores. [29]

La República Editar

Con excepciones, Mommsen en su Römische Geschichte (1854-1856) narra una cronología directa de acontecimientos y circunstancias históricos. A menudo redactado enérgicamente, describe cuidadosamente los actos políticos realizados por los protagonistas, demuestra los resultados inmediatos, dibuja implicaciones para el futuro, al tiempo que arroja luz sobre la sociedad en evolución que los rodea. La cronología del contenido de sus cinco 'libros' (en sus primeros tres volúmenes) es breve:

  • Libro I, orígenes romanos y la monarquía
  • Libro II, la República hasta la Unión de Italia
  • Libro III, las Guerras Púnicas y Oriente
  • Libro IV, los Gracchi, Marius, Druso y Sulla
  • Libro V, Las Guerras Civiles y Julio César.

Los trazos generales de la narrativa larga, a veces intensa, de Mommsen sobre la República Romana se resumieron en la concesión del Premio Nobel de 1902 en un discurso pronunciado por el secretario de la Academia Sueca. [30] Al principio, la fuerza de Roma derivaba de la salud de sus familias, por ejemplo, la obediencia de un romano al estado estaba asociada con la obediencia de hijo a padre. [31] Desde aquí, Mommsen desenrolla hábilmente el enorme lienzo del largo desarrollo de Roma de ciudad rural a capital mundial. Una fuente temprana de estabilidad y eficacia fue la constitución tercamente conservada, por ejemplo, el Senado reformado compuesto por patricios y plebeyos generalmente manejaba los asuntos públicos de la ciudad-estado de una manera honorable. [32]

Sin embargo, la gran expansión de Roma y las consiguientes transformaciones contribuyeron a subvertir el antiguo orden. Gradualmente, las instituciones más antiguas se volvieron incapaces de afrontar con eficacia circunstancias nuevas y desafiantes, de realizar las tareas cívicas requeridas. [33] La supuesta soberanía de los comitia (asamblea popular) se convirtió sólo en una ficción, que podría ser explotada por los demagogos para sus propios fines. [34] En el Senado, la vieja oligarquía aristocrática comenzó a corromperse por la enorme riqueza derivada de la conquista militar y sus secuelas [35] ya no cumplía bien su propósito funcional, no cumplía con las nuevas demandas impuestas a Roma, y ​​su los miembros buscarían egoístamente preservar las prerrogativas heredadas contra el desafío legítimo y la transición. [36] Un capitalismo frecuentemente antipatriótico abusó de su poder en la política y mediante especulaciones irresponsables. El campesinado libre [37] se vio exprimido por las demandas en competencia de intereses poderosos en consecuencia, su número comenzó a disminuir, lo que finalmente condujo a una reestructuración del reclutamiento del Ejército, y más tarde tuvo consecuencias desastrosas para todo el Estado Libre Asociado. [38]

Además, el cambio anual de cónsules (los dos jefes ejecutivos romanos) comenzó a afectar negativamente a la gestión constante de sus fuerzas armadas y a debilitar su eficacia, especialmente en la era posterior a las guerras púnicas. Eventualmente condujo a la prolongación de los comandos militares en el campo, por lo tanto, los generales del ejército romano se volvieron cada vez más independientes y dirigieron a los soldados personalmente leales a ellos. [39] Estos líderes militares comenzaron a adquirir la capacidad de gobernar mejor que las ineficaces instituciones civiles. En resumen, las capacidades políticas del poder civil no estaban a la altura de las necesidades reales del estado romano. A medida que aumentaba la fuerza y ​​el alcance de Roma, se desarrolló la situación política en la que una estructura de mando absoluto impuesta por los líderes militares en la cúspide podría, a largo plazo, en muchos casos tener más éxito y causar menos caos y dificultades a la ciudadanía que los corruptos y gobierno incompetente de la oligarquía de viejas familias en disputa que de facto controlaba el gobierno.[40] Tal fue su propósito cuando el conservador Optimate, el noble y general romano Sila (138-78), tomó el poder estatal por la fuerza militar, pero buscó sin éxito permanente restaurar la nobleza del Senado a su antiguo poder. [41]

Pronto volvió la inestabilidad política, siendo el malestar social la norma desagradable. La renovación conservadora de las instituciones de la República fue abandonada y desmantelada. Finalmente, la decisiva victoria en la guerra civil del incomparable Julio César (100–44), seguida de su dominio ejecutivo y reformas de mentalidad pública, apareció como el paso necesario y bienvenido hacia la resolución del lamentable y sangriento débâcle en Roma. Esto, en la narrativa dramática de Theodore Mommsen. [42] [43] [44]

El penúltimo capítulo de Mommsen ofrece un esbozo del programa de "construcción de la nación" iniciado por César tras su victoria. Se reformaron las instituciones, las muchas regiones gobernadas por Roma se unificaron en diseño, como si estuvieran preparadas para un futuro Imperio que perduraría durante siglos esto, durante los últimos cinco años y medio de vida de César. Su trabajo en el arte de gobernar incluyó lo siguiente: la lenta pacificación de las luchas partidarias, sin embargo con la oposición republicana latente y episódicamente expresó su asunción del título de Imperator (rechazando la corona, pero continuando desde el 49 como dictador), con la reversión del Senado a una asesoría. consejo, y los comicios populares como legislatura obediente, aunque sus edictos solo podrían hacer la ley su asunción de autoridad sobre impuestos y tesorería, sobre los gobernadores provinciales y sobre la jurisdicción suprema de la capital (juicio y apelación) sobre el sistema legal republicano en curso , con la judex siendo seleccionada entre senadores o equites, sin embargo, los tribunales penales permanecieron corrompidos por el mando supremo de luchas internas entre facciones sobre el decadente ejército romano, que fue reorganizado y que permaneció bajo control civil reforma de las finanzas gubernamentales, de presupuestación de ingresos y gastos, y de distribución de maíz cultivo de la paz civil en Roma mediante el control de "clubes" criminales, por la nueva policía de la ciudad , y por proyectos de edificación pública. [45] Problemas imposibles: esclavitud generalizada, desaparición de granjas familiares, extravagancia e inmoralidad de los ricos, pobreza extrema, especulación, deuda Reformas de César: favorecer a las familias, contra los ausentes, restringir los lujos, alivio de la deuda (pero no cancelación como exige populares), bancarrota personal por deudas impagables que reemplazan la esclavitud por parte de los acreedores, leyes de usura, construcción de carreteras, distribución de tierras agrícolas públicas en una forma moderada de Gracchan y nueva ley municipal. Mommsen escribe: "[Nosotros] bien podemos concluir que César con sus reformas se acercó tanto a la medida de lo que era posible como se le dio a un estadista y un romano por venir". [46]

En cuanto a las provincias romanas, se describe el desgobierno y el saqueo financiero cometidos por agentes del gobierno romano y comerciantes romanos. encontró más difícil de arrestar. Disminución de la noción popular anterior de las provincias como "haciendas" para trabajar o explotar en beneficio de Roma. Continúan los favores concedidos a los judíos en las colonias latinas. Unión cultural de latinos y helenos "Italia se convirtió de la dueña de los pueblos sometidos en la madre de la renovada nación ítalo-helénica". El censo de la población mediterránea bajo Roma tomó la religión popular y la dejó libre de normas estatales adicionales. Desarrollo continuo del Edicto del Pretor y planes para una codificación de la ley. La acuñación, los pesos y las medidas romanas reformaron la creación del Calendario Juliano. “La rapidez y la precisión con la que se ejecutó el plan demuestran que se había meditado a fondo durante mucho tiempo y que todas sus partes estaban resueltas en detalle”, comenta Mommsen. "[Este] era probablemente el significado de las palabras que se oyeron caer de él: que había 'vivido lo suficiente'". [47] [48]


Las excepciones a la cronología simple son las digresiones periódicas en su narrativa, donde Mommsen inserta capítulos separados, cada uno dedicado a uno o más de una variedad de temas particulares, por ejemplo:

  • "La Constitución Original de Roma" (Libro I, Capítulo 5)
  • "Los etruscos" (I, 9)
  • "Ley y Justicia" (I, 11)
  • "Religión" (I, 12)
  • "Agricultura, comercio, comercio" (I, 13)
  • "Medir y escribir" (I, 14)
  • "El tribuno de la plebe y el decemvirato" (Libro II, Capitulo 2)
  • "Derecho - Religión - Sistema militar - Condición económica - Nacionalidad" (II, 8)
  • "Arte y ciencia" (II, 9)
  • "Cartago" (Libro III, Capítulo 1)
  • "El gobierno y los gobernados" (III, 11)
  • "La gestión de la tierra y el capital" (III, 12)
  • "Fe y modales" (III, 13)
  • "Literatura y arte" (III, 14)
  • "Los pueblos del norte" (Libro IV, Capítulo 5)
  • "El Commonwealth y su economía" (IV, 11)
  • "Nacionalidad, religión, educación" (IV, 12)
  • "La Antigua República y la Nueva Monarquía" (Libro V, Capítulo 11)
  • "Religión, cultura, literatura y arte" (V, 12).

La experiencia de Mommsen en los estudios romanos fue reconocida por sus compañeros como amplia y profunda, por ejemplo, su dirección del proyecto de las antiguas inscripciones latinas, [49] su trabajo sobre los dialectos antiguos de Italia, [50] la revista que comenzó dedicada a la acuñación romana. , [51] su multivolumen Staatsrecht sobre la larga historia del derecho constitucional en Roma, [52] [53] sus volúmenes sobre derecho penal romano, el Strafrecht. [54] Su bibliografía enumera 1500 obras. [55] [56]

Las provincias editar

los Provincias del Imperio Romano (1885, 1886) contiene trece capítulos, a saber: el norte de Italia, España, Galia, Alemania, Gran Bretaña, el Danubio, Grecia, Asia Menor, el Éufrates y Partia, Siria y los nabateos, Judea, Egipto y las provincias de África. Generalmente, cada capítulo describe la geografía económica de la región y su gente, antes de abordar cómo el régimen imperial se adaptó a sus peculiaridades. Con respecto al Norte, la administración militar a menudo se enfatiza, mientras que en el Este, la atención se centra más en la cultura y la historia.

Una cuarta parte del camino en su breve "Introducción" a la Provincias Mommsen comenta sobre el declive de Roma, la capital: "El estado romano de esta época se asemeja a un árbol poderoso, cuyo tronco principal, en el curso de su descomposición, está rodeado de vástagos vigorosos que se abren paso hacia arriba". [57] Estos brotes son las provincias que describe aquí.

El Imperio Editar

El cuarto volumen perdido de Mommsen, reconstruido por Barbara Demandt y Alexander Demandt a partir de notas de clase, se publicó como Römische Kaisergeschichte en 1992. Así aparece muchos años después del tercer volumen (1856) y el quinto (1885). Contiene tres secciones de aproximadamente el mismo tamaño.

La primera sección está ordenada cronológicamente por emperador: Augusto (44 a. C.-14 d. C.) Tiberio (14-37) Cayo Calígula (37-41) Claudio (41-54) Nerón (54-68) El año de los cuatro emperadores (68- 69) Vespasiano (69-79).

Los capítulos de la segunda sección se titulan: Introducción general Política interna I Guerras en Occidente Guerras en el Danubio Guerras en Oriente Política interna II.

La tercera sección: Introducción general Gobierno y sociedad Una historia de acontecimientos [esta es la subsección más larga, organizada por emperadores]: Diocleciano (284-305) Constantino (306-337) Los hijos de Constantino (337-361) Juliano y Joviano (355-364) Valentiniano y Valente (364-378) De Teodosio a Alarico (379-410). [58]

Esta obra rescatada contiene una gran riqueza de material, en el que se siguen los pasos de un maestro historiador. Sin embargo, tal vez debido a su naturaleza de apuntes de conferencias de estudiantes reconstruidos, a menudo carece de los puntos finos de la composición y el estilo literarios y, por supuesto, del impulso narrativo de los tres volúmenes originales. [59] No obstante, es bueno recordar que los estudiantes que participaron aquí en la toma de notas de la clase eran en sí mismos personas bastante consumadas, y un oyente y grabador ya era un padre maduro. [60]

Varios escritores han comentado sobre la capacidad de Mommsen para interpretar la personalidad y el carácter. [61] [62] Los siguientes puntos destacados se extraen de las representaciones de Mommsen de figuras de la antigua Roma, a saber: Aníbal, Escipión Africano, los hermanos Gracchi, Mario, Druso, Sila, Pompeyo, Catón, César y Cicerón.

    (247-183). De Cartago, no de Roma, de hecho un enemigo jurado de Roma, como lo conoció el pueblo romano. Ningún escritor púnico nos ha dejado un relato de él, sino sólo sus "enemigos", sean griegos o romanos. Mommsen nos dice que "los romanos lo acusaron de crueldad, los cartagineses de codicia". Es "cierto que odiaba" y sabía "odiar" y que "un general al que nunca le faltaron dinero y provisiones difícilmente puede haber sido menos que codicioso. Pero aunque la ira, la envidia y la mezquindad han escrito su historia, lo han hecho. no ha podido estropear la imagen pura y noble que presenta ". Su padre Amílcar sirvió a Cartago como un general del ejército. La juventud de Aníbal se había pasado en el campo. Cuando era un niño a caballo, se había convertido en "un jinete intrépido a toda velocidad". En el ejército de su padre había realizado "sus primeras hazañas con las armas bajo el ojo paterno". En Hispania su padre pasó años construyendo colonias para Cartago desde las que atacar Roma pero el hijo vio a su padre "caer en batalla a su lado". Bajo su cuñado Asdrúbal, Aníbal dirigió la caballería con valentía y brillantez, luego Asdrúbal fue asesinado. Por "la voz de sus camaradas" Aníbal a los 29 años tomó el mando del ejército. "[Todos] estaré de acuerdo en esto, que combinó con rara perfección discreción y entusiasmo, precaución y energía". Su "astucia inventiva" le hizo "aficionado a tomar rutas singulares e inesperadas, emboscadas y estratagemas de todo tipo que le eran familiares". Estudió cuidadosamente el carácter romano. "Mediante un inigualable sistema de espionaje, tenía espías regulares incluso en Roma, se mantenía informado de los proyectos de su enemigo". A menudo se le veía disfrazado. Sin embargo, nada de lo que hizo en la guerra "puede no estar justificado dadas las circunstancias y según el derecho internacional de la época". "El poder que ejercía sobre los hombres se demuestra por su incomparable control sobre un ejército de varias naciones y muchas lenguas, un ejército que nunca en el peor de los tiempos se amotinó contra él". Después de la guerra, el estadista Hannibal sirvió a Cartago para reformar la constitución de la ciudad-estado y más tarde, como exiliado, ejerció influencia en el Mediterráneo oriental. "Fue un gran hombre dondequiera que iba, cautivó los ojos de todos". [63] (235-183). Su padre, un general romano, murió en la guerra en Hispania años antes, su hijo Publius Cornelius Scipio (más tarde Africanus) le había salvado la vida. Como entonces nadie se ofreció a suceder al puesto de su padre, el hijo se ofreció a sí mismo. Los comicios populares aceptaron al hijo por padre, "todo esto dejó una impresión maravillosa e imborrable en los ciudadanos y agricultores de Roma". Publio Escipión "él mismo se entusiasmó" con los demás, por lo que "inspiró entusiasmo". El Senado romano accedió al mero tribuno militar que ocupaba el lugar de un pretor o cónsul, es decir, su padre. "No fue uno de los pocos que con su energía y hierro obligarán al mundo a adoptar y moverse en nuevos caminos durante siglos, o que, en cualquier caso, tomarán las riendas del destino durante años hasta que sus ruedas rueden sobre ellos". Aunque ganó batallas y conquistó naciones y se convirtió en un destacado estadista en Roma, no fue un Alejandro ni un César. "Sin embargo, un encanto especial persiste en torno a la forma de ese grácil héroe al que está rodeado, como si estuviera rodeado de un halo deslumbrante. En el que siempre se movía Escipión con una mezcla de credulidad y destreza". Su entusiasmo calentó el corazón, pero no se olvidó de lo vulgar, ni dejó de seguir sus cálculos. "[No] lo suficientemente ingenuo como para compartir la creencia de la multitud en sus inspiraciones. Sin embargo, en secreto, estaba completamente persuadido de que era un hombre especialmente favorecido por los dioses". Aceptaría simplemente ser un rey ordinario, pero, sin embargo, la constitución de la República se aplicaba incluso a héroes como él. "[S] o seguro de su propia grandeza que no conocía la envidia ni el odio, [él] reconoció cortésmente los méritos de otros hombres y perdonó con compasión las faltas de otros hombres". Después de su victoria que puso fin a la guerra sobre Aníbal en Zama, fue llamado Africanus. Era un excelente oficial del ejército, un diplomático refinado, un orador consumado, que combinaba la cultura helénica con la romana. Se ganó el corazón de los soldados y de las mujeres, de sus compatriotas y de los españoles, de sus rivales en el Senado y de su mayor antagonista cartaginés. Su nombre pronto estuvo en boca de todos, y el suyo fue la estrella que parecía destinada a traer la victoria y la paz a su país ". Sin embargo, su naturaleza parecía contener "extrañas mezclas de oro genuino y oropel brillante". Se dijo que puso "la moda de la nobleza en la elegancia, la búsqueda de títulos y la creación de clientes". En su política, Escipión Africano "buscó apoyo para su oposición personal y casi dinástica al senado en la multitud". Sin demagogo, sin embargo, se contentó con ser simplemente "el primer burgués de Roma". [64]
    (163-133). Su abuelo materno fue Escipión Africano. Su padre Tiberio fue dos veces cónsul, un hombre poderoso a su muerte en 150. La joven viuda Cornelia "una mujer muy culta y notable" se negó a casarse con un rey egipcio para criar a sus hijos. Ella era "una mujer muy culta y notable". [65] Su hijo mayor Tiberius Sempronius Gracchus "en todas sus relaciones y puntos de vista. Pertenecía al círculo Escipiónico" compartiendo su "cultura refinada y completa" que era a la vez griego y romano. Tiberio "era de buena disposición moral, de aspecto amable y porte tranquilo, aparentemente apto para cualquier cosa más que para un agitador de masas". En ese momento, la reforma política fue ampliamente discutida entre los aristócratas, pero el Senado siempre la evitó. Tiberio se declaró a favor de la reforma. Quizás lo motivó personalmente un incidente como questor con el Ejército en campaña en Hispania: allí había escapado de una terrible experiencia debido a sus conexiones de élite. Los ideales reformistas de este "hombre joven, recto y orgulloso" fueron alimentados por retóricos helénicos. "[C] uando se conocieron sus intenciones, no faltaron las voces de aprobación, y muchos carteles públicos convocaron al nieto de Africanus a pensar en los pobres y en la liberación de Italia". En 134 se convirtió en tribuno del pueblo. "Las terribles consecuencias del desgobierno anterior, la decadencia política, militar, económica y moral de los burgueses, estaban en ese momento desnudas y abiertas a los ojos de todos ... Así que Graco, inmediatamente después de asumir el cargo, propuso la promulgación de una ley agraria ". La reforma agraria debía beneficiar a los pequeños propietarios, restaurar la prosperidad de los "agricultores libres" de Italia, se refería a las tierras estatales rurales. de facto mantenido durante mucho tiempo en posesión de familias ricas tanto de Roma como de los aliados latinos. Su ley propuesta pareció obtener el apoyo del Senado, pero fue vetada efectivamente por otro tribuno que actuaba en nombre de los poderosos terratenientes romanos dos veces su proyecto de ley fue vetado. Tiberio Graco luego se dirigió a la asamblea del pueblo, que depuso al tribuno infractor y aprobó la ley de reforma agraria. [66]
    (154-121). Gayo era el hermano menor de Tiberio Graco y el segundo hijo de Cornelia. Gayo se propuso el proyecto de reformar el orden constitucional del Senado y el Pueblo de Roma. [69]
    (157–86). "Hijo de un jornalero pobre" en un pueblo italiano, Marius fue "criado en el arado". Se unió al ejército tan pronto como pudo. Destacado por su habilidad y buena apariencia, sirvió durante campañas en Hispania y a los 23 años se convirtió en oficial. De regreso a casa, planeó una carrera militar, pero independientemente de sus méritos "no pudo alcanzar esos cargos políticos, que por sí solos lo llevaron a los puestos militares más altos, sin riqueza y sin conexiones. El joven oficial adquirió tanto por afortunadas especulaciones comerciales como por su sindicato". con una doncella del antiguo clan patricio de los Julii ". En 115 se desempeñó como pretor y en 107 como cónsul. En África, luego dirigió un ejército que estaba bajo su mando, Sulla, quien capturó Jugurta, lo que puso fin a la guerra. De nuevo Mario se convirtió en cónsul, durante cuatro mandatos consecutivos sin precedentes (104-101), durante los cuales en Germania condujo a un ejército a la victoria. "[Un] hombre valiente y recto, que administraba la justicia con imparcialidad", era "incorruptible". "[Un] hábil organizador. Un general capaz, que mantuvo al soldado bajo disciplina [y] al mismo tiempo se ganó su afecto. [Marius] miró al enemigo a la cara con valentía y se unió a él en el momento adecuado". No era un hombre de "eminente capacidad militar", disfrutaba de "la reputación de tal capacidad". [70]

"[Marius ocupó un lugar] de incomparable honor entre los consulares y los triunfadores. Pero no estaba mejor preparado en ese sentido para el círculo brillante. Su voz permaneció áspera y fuerte, y su mirada salvaje, como si todavía viera antes él libios o cimbrios, y no colegas bien educados y perfumados. [H] su falta de cultura política era imperdonable. ¿Qué podía pensarse de un cónsul que era tan ignorante de la etiqueta constitucional como para aparecer en traje triunfal en el senado? También en otros aspectos se aferraba a él el carácter plebeyo. No era meramente —según la fraseología aristocrática— un hombre pobre, sino, lo que era peor, frugal y enemigo declarado de todo soborno y corrupción. no era agradable, pero le gustaban las tazas. No conocía el arte de dar banquetes y tenía un mal cocinero. También era incómodo que el consular no entendiera nada más que latín y rechazara la conversación en griego. Así permaneció durante toda su vida. un elenco de compatriotas a la deriva entre los aristócratas ". [71]

    (muerto 91). Su padre del mismo nombre, actuando como tribuno pero en nombre del Senado, había patrocinado programas rivales y "provocó el derrocamiento de Cayo Graco". El hijo también tenía "puntos de vista estrictamente conservadores". "Pertenecía al círculo de la más alta nobleza y poseía una fortuna colosal en disposición. También era un aristócrata genuino, un hombre enfáticamente orgulloso". Sin embargo, siguió "el hermoso dicho de que la nobleza implica obligación". En serio se había apartado de la "frivolidad" común a la sociedad de élite."[T] rustico y estricto en moral, fue respetado en lugar de ser amado propiamente" por la gente común, "para quien su puerta y su bolso estaban siempre abiertos". Más tarde se convirtió en tribuno a medida que se desarrollaban los acontecimientos políticos, Druso se volvió menos antagonista y más discípulo del difunto Cayo Graco. Defendió reformas para remediar la corrupción en los tribunales causada por los comerciantes equitativos (que luego actuaron como judex) a esta reforma agregó la concesión de la ciudadanía romana a los italianos. Tras la aparente victoria de estas reformas en el Senado, seguida de su derogación, aunque todavía vigorosa, fue asesinado. Después de su muerte, comenzó la Guerra Social en toda Italia por los derechos de ciudadanía. [74]
    (106–48). Su padre fue Pompeyo Estrabón, un cónsul que triunfó en la Guerra Social. El propio Pompeyo alcanzó una gran prominencia pública durante sus 20 años bajo el gobierno de Sila. No era ni un "adherente incondicional" ni un "oponente abierto" de Sila, quien "mitad en reconocimiento, mitad en ironía" llamó por primera vez a Pompeyo "el Grande". Sano de cuerpo y mente, buen atleta, hábil jinete y esgrimista, el joven Pompeyo había ganado extraordinarios honores militares y elogios del público. "Lamentablemente, sus dotes mentales de ninguna manera se correspondían con estos éxitos sin precedentes. No era ni un hombre malo ni un incapaz, sino un hombre completamente ordinario". Un "excelente soldado", estaba "sin rastro de dones superiores". Como comandante, Pompeyo fue cauteloso y dio "el golpe decisivo sólo cuando había establecido una inmensa superioridad". "Su integridad era la de un hombre rico. Demasiado rico para incurrir en riesgos especiales, o atraer sobre sí mismo una deshonra conspicua". Su reputación de "integridad y desinterés" provenía menos de su virtud que de un senado plagado de vicios. Sin embargo, como terrateniente, era justo y no se unía a "planes repugnantes en los que las grandes de esa época" expandían sus dominios infringiendo sus "vecinos más humildes". Un buen hombre, "mostró apego a su esposa e hijos". Fue "el primero en apartarse de la bárbara costumbre de dar muerte a los reyes cautivos" de los países que luchaban contra Roma. "Su 'rostro honesto' se volvió casi proverbial". Sin embargo, por orden de Sila, Pompeyo renunció a su amada esposa y luego ordenó la ejecución de los soldados leales a él, todo debido a Sila y la política. No era cruel, pero tenía frío. Un hombre tímido, "hablaba en público no sin vergüenza y generalmente era anguloso, rígido e incómodo en las relaciones sexuales". "Para nada estaba menos calificado que para un estadista". Sus objetivos inciertos, incapaz de decidir sobre los medios, miope, "solía ocultar su irresolución e indecisión bajo un manto de solemne silencio". A menudo "se engañaba a sí mismo pensando que estaba engañando a otros". Como Mario, "Pompeyo era en todos los aspectos incapaz de dirigir y mantener unido un partido [político]". [76]
    (95–46). El hermano de su madre fue el reformador Livius Drusus. El abuelo de su padre fue el famoso censor, Catón el Viejo (234-149). Aquí, Catón (también llamado 'el Joven') era un hombre raro entre la aristocracia, "un hombre de las mejores intenciones y de una devoción poco común", pero quijotesco y triste. Aunque honorable, firme, serio y fuertemente apegado "al país ya su constitución hereditaria", poseía poca comprensión práctica. Catón, "torpe de intelecto y tanto sensual como moralmente desprovisto de pasión", podría haber sido "un contable del estado tolerable". Caminando "en la capital pecaminosa como un ciudadano modelo y espejo de virtud", "regañaría" a los que se desvían. Su antepasado Cato el Viejo trabajaba como agricultor, su ira lo había convertido en un orador que manejaba el arado y la espada, en política "su sentido común estrecho, pero original y sólido normalmente da en el clavo". El joven Catón, sin embargo, inspirado por el ejemplo de su bisabuelo, hizo de él una "extraña caricatura". Formal y filosófico, seguidor de la Stoa, el joven Catón hablaba con "sabiduría escolástica" y aparecía como "este caminante de nubes en el reino de la moral abstracta". Sin embargo, al igual que su antepasado, comenzó a "viajar a pie en lugar de montar a caballo, a no interesarse, a rechazar las insignias de distinción como soldado" y, como el legendario rey Rómulo, a aparecer sin camisa. En "una época absolutamente miserable y cobarde, su coraje y sus virtudes negativas se expresaron poderosamente con la multitud". Como "el único conservador destacado que poseía, si no talento y perspicacia, en todo caso integridad y coraje, pronto se convirtió en el campeón del partido Optimate". Nunca faltó a una reunión del Senado y "mientras vivió revisó los detalles del presupuesto público". Sin embargo, lamentablemente en política simplemente carecía de sentido común. La táctica de Cato parecía consistir en nada más que "enfrentarse a todos los que se desvían" del catecismo tradicional de la aristocracia, que por supuesto funcionaba tanto contra los Optimates como a su favor. Por su carácter y sus acciones este "Don Quijote de la aristocracia" demostró el agotamiento de la política del Senado. [78]
    (106–43). Un oportunista, "acostumbrado a coquetear a veces con los demócratas, a veces con la aristocracia, y a prestar sus servicios como defensor de todo hombre influyente sometido a juicio político sin distinción de persona o partido". La riqueza y el comercio eran entonces "dominantes en los tribunales" y el abogado Cicerón se había convertido en "el elocuente defensor" y "el campeón cortés e ingenioso". No era un aristócrata, sino un novus homo; no pertenecía a ningún partido, pero cultivaba suficientes conexiones entre los optimates y los populares. Elegido cónsul en el 63, eludió la responsabilidad legal en la conspiración de Catilina. "Como estadista sin perspicacia, idea o propósito, Cicerón figuró sucesivamente como demócrata, como aristócrata y como una herramienta del triunvirato, y nunca fue más que un egoísta miope". "Fue valiente en la oposición a los ataques simulados, y derribó muchas paredes de cartón con un estruendo fuerte, ningún asunto serio fue decidido por él, ya sea para bien o para mal". En latín, "su importancia radica en su dominio del estilo". Sin embargo, como autor, era "un aficionado", un "periodista en el peor sentido del término" y "pobre más allá de toda concepción de ideas". Sus cartas "reflejan la vida urbana o de villa del mundo de la calidad" y, sin embargo, permanecen en esencia "rancias y vacías". Como orador "Cicerón no tenía convicción ni pasión, no era más que un abogado". Publicó sus alegatos judiciales y sus discursos pueden ser de "lectura fácil y agradable". Utilizó la anécdota para excitar el sentimentalismo, "para animar el árido negocio" de la ley "con astucia o ingeniosidades sobre todo de tipo personal". Sin embargo, "el juez serio" encontrará tales "ventajas de muy dudoso valor" considerando su "falta de discernimiento político en las oraciones sobre cuestiones constitucionales y de deducción jurídica en los discursos forenses, el egoísmo olvidado de su deber". [Y] el espantosa esterilidad de pensamiento ". Sin embargo, como "portavoz" de los políticos, Cicerón "fue útil debido al talento de su abogado para encontrar una razón, o al menos palabras, para todo". [81]

Los escritores han descrito la historia de Mommsen como transformadora de trabajos anteriores sobre la antigua Roma. Empleó nuevas fuentes, por ejemplo, inscripciones antiguas, para obtener nuevos conocimientos. También escribió de una manera nueva. Sin embargo, su punto de vista en sí mismo era nuevo, un producto de su propia vida y época, una perspectiva del siglo XIX de la Europa central. Desde el punto de vista ventajoso de nuestra última era, la visión del siglo XIX presenta un resultado que ahora parece una especie de distorsión. Por otro lado, la perspectiva de cada individuo necesariamente abarcará conocimientos únicos. [83]

Nuevas fuentes Editar

Mommsen siguió por una generación al historiador Barthold Niebuhr, que había realizado importantes avances en los estudios romanos. [84] Niebuhr elevó los estándares de la erudición y, al hacerlo, sacó a la luz la falta de rigor de trabajos anteriores. Insistió en investigar las fuentes originales. Con su perspicaz cuestionamiento, desafió la literatura histórica latina y griega sobreviviente, especialmente en lo que respecta a la Roma primitiva. Niebuhr lo examinó cuidadosamente para separar lo que reflejaba genuinamente los eventos reales: historias provenientes de personas con conocimiento personal, en contraposición a invenciones creadas aparte del evento y que contienen información sospechosa, por ejemplo, leyendas o cuentos populares mezclados a fondo con mitos y ficción. Se basó en parte en el campo emergente de la crítica de fuentes para arrojar nueva luz sobre los viejos escritos. [85] Niebuhr's Historia romana fue muy elogiado. [86] [87]

Sin embargo, Mommsen superó a Niebuhr. Mommsen buscó crear una nueva categoría de evidencia material sobre la cual construir un relato de la historia romana, es decir, además de la literatura y el arte. De principal importancia fueron las muchas inscripciones latinas supervivientes, a menudo en piedra o metal. También se incluyeron las ruinas romanas y los diversos artefactos romanos que van desde cerámica y textiles hasta herramientas y armas. Mommsen alentó la investigación sistemática de estas nuevas fuentes, combinada con desarrollos en curso en filología e historia legal. Mucho trabajo en curso estaba impulsando este programa: se estaban recopilando y autenticando inscripciones, se realizaba trabajo en las ruinas y se realizaba un examen técnico de los objetos. A partir de una síntesis coordinada de estos diversos estudios, se podrían construir modelos históricos. Tal modelo proporcionaría a los historiadores un marco objetivo independiente de los textos antiguos, mediante el cual determinar su confiabilidad. La información que se encuentra en la literatura sobreviviente podría entonces, por primera vez, analizarse adecuadamente para determinar su valor de verdad y evaluarse en consecuencia. [88] [89]

"[A] través de la lingüística comparativa, la numismática y la epigrafía, Mommsen estaba tratando de crear un cuerpo de material que tuviera el estatus de evidencia de archivo y que sirviera como control sobre las narrativas de escritores históricos como Livy y Appian. Sus narrativas ya había sido sometido al escrutinio de los estudiosos anteriores, de los cuales el más significativo fue Barthold Georg Niebuhr (1776-1831). El método de Niebuhr había sido aplicar los principios de la "crítica de la fuente" para desentrañar las contradicciones en el relato tradicional, y luego explicarlos aplicando modelos desarrollados a la luz de su propia experiencia, por ejemplo, del servicio militar obligatorio en una sociedad campesina. El trabajo de Mommsen buscó establecer categorías de evidencia completamente nuevas para el uso del historiador ". [90]

El trabajo de Mommsen ganó una aclamación generalizada inmediata, pero los elogios que obtuvo no fueron unánimes. "Si bien el público acogió con agrado el libro y los eruditos testificaron de su impecable erudición, algunos especialistas se sintieron molestos al ver rechazadas las viejas hipótesis". [91] Mommsen omite muchas de las leyendas de la fundación y otros cuentos de la Roma temprana, porque no pudo encontrar evidencia independiente para verificarlos. [92] Por lo tanto, ignoró un campo académico que buscaba una visión armonizada utilizando simplemente escritores antiguos. En cambio Mommsen's Römische Geschichte presentó solo eventos de la literatura sobreviviente que de alguna manera podrían compararse con otros conocimientos conocidos obtenidos en otros lugares, por ejemplo, de inscripciones, filología o arqueología.

"[El libro] asombró y conmocionó a los estudiosos profesionales por su tratamiento revolucionario de los brumosos comienzos de Roma, barriendo las viejas leyendas de los reyes y héroes y, junto con ellas, la elaborada estructura crítica deducida de esos cuentos de Barthold Niebuhr, cuya reputación como el gran maestro de la historia romana era entonces sacrosanto. Reemplazó el trabajo crítico de Niebuhr con una crítica mucho más penetrante y un cuerpo de inferencia más profundo ". [93]

El trabajo continúa, por supuesto, en el esfuerzo transgeneracional de los modernos para comprender lo que se puede entender legítimamente de lo que queda del mundo antiguo, incluidas las obras de los historiadores antiguos. Ser consciente de cómo el enfoque de la evidencia antigua, por supuesto, se incluye en el desafío. [94]

Estilo novedoso Editar

Hubo académicos que desaprobaron su tono. "De hecho, fue el trabajo de un político y periodista, así como de un académico". Antes de escribir el HistoriaMommsen había participado en eventos durante los disturbios de 1848 en Alemania, un año de revueltas en toda Europa en el que había trabajado editando un periódico que involucraba política. Más tarde, Mommsen se convirtió en miembro de la legislatura prusiana y, finalmente, del Reichstag. [95] Se dice que la comparación transparente de Mommsen de la política antigua con la moderna distorsiona, su conciso estilo periodístico, es decir, no está a la altura del estándar que debe alcanzar el académico profesional.

Sobre su tono modernista, Mommsen escribió: "Quería derribar a los antiguos del fantástico pedestal en el que aparecen al mundo real. Por eso el cónsul tuvo que convertirse en el burgomaestre". En cuanto a su partidismo, Mommsen respondió: "Los que han vivido acontecimientos históricos, ven que la historia no se escribe ni se hace sin amor y odio". Al desafío que favoreció la carrera política de Julio César, Mommsen se refirió a la corrupción y disfunción de la tambaleante República: "Cuando un Gobierno no puede gobernar deja de ser legítimo, y quien tiene el poder de derrocarlo tiene también la Derecha." Además, aclaró, afirmando que el papel del César debe considerarse como el menor de dos males. Así como un organismo es mejor que una máquina "así es toda constitución imperfecta que da lugar a la libre autodeterminación de una mayoría de ciudadanos infinitamente [mejor] que el absolutismo más humano y maravilloso, porque uno está vivo y el otro está muerto." " Por lo tanto, el Imperio solo mantendría unido un árbol sin savia. [96]

Fiestas romanas Editar

"En sólo un aspecto importante", sostienen Saunders y Collins, "Mommsen cayó en un error grave". Señalan que "la mayoría" de los eruditos han criticado a Mommsen por su descripción del sistema de partidos romano durante la última República. Admiten fácilmente que el Senado estaba dominado por un grupo de `` aristócratas '' o la `` oligarquía '', que también casi monopolizaron las principales oficinas del gobierno, por ejemplo, el cónsul, por medio de la conexión familiar, la alianza matrimonial, la riqueza o la corrupción. Se puede decir que esos "hombres formaron un 'partido' en el sentido de que tenían al menos una perspectiva común: un conservadurismo obstinado". Lucharon en vano entre ellos por los 'honores' estatales y la codicia personal, "formando camarillas e intrigas en lo que equivalía a un juego privado". Tal 'desgobierno' del Senado subvirtió a Roma, causando agravios e injusticias prolongados que "suscitaron una oposición esporádica y a veces masiva y desesperada. Pero la oposición nunca se organizó en un partido. al César ". [97] [98]

La clasicista Lily Ross Taylor aborda este tema de la siguiente manera. Cicerón, para referirse a estos dos grupos políticos rivales, utilizó continuamente la palabra latina partes [Inglés "Parties"]. Cicerón (106–43) fue una figura clave en la política romana que escribió volúmenes sobre ella. Al distinguir los dos grupos, empleó los términos latinos optima para los proponentes de la nobleza del Senado y populares para los defensores de la élite de las demostraciones populares o los plebeyos. Señala a los historiadores romanos Salustio (86-34) y Livio (59 a. C.-17 d. C.) para una confirmación parcial, así como a los escritores posteriores Plutarco (c.46-120), Apio (c.95-c.165) y Dio (c.155-c.235), y más tarde aún Maquiavelo (1469-1527). [99]

Estos grupos políticos rivales, afirma el profesor Taylor, eran bastante amorfos, como bien sabía Mommsen. De hecho, cuando Mommsen escribió su Romische Geschichte (1854-1856) los partidos políticos en Europa y América también eran en general amorfos, comparativamente desorganizados y desenfocados, sin la lealtad de los miembros y, a menudo, sin programas. Sin embargo, en el siglo XX, los partidos modernos se organizaron mejor con políticas duraderas, de modo que su comparación con la antigua Roma se ha vuelto cada vez más tenue. Ella describe a Mommsen:

"Theodor Mommsen. Presentó la política de partidos de la república [romana] tardía en términos de la lucha de su época entre el liberalismo y la reacción que ganó la batalla en 1848. Mommsen identificó a los romanos optima con los odiados junkers prusianos y se alineó con César contra ellos. Pero reconoció plenamente la falta de principios o programas entre los populares. Comprendió bien el carácter amorfo de los "partidos" romanos. Las partes que conocía en Prusia y en otros estados alemanes eran casi igualmente amorfas "[100].

Como continúa el profesor Taylor, desde que Mommsen's escribió las 'entradas' y las 'líneas' modernas del partido se han vuelto más disciplinadas, y "el significado de partido ha sufrido un cambio radical. Por lo tanto, los términos partido 'óptimo' y 'popular' son engañosos para el lector moderno. [¶] Últimamente ha habido protesta contra la atribución de partidos a Roma. La protesta ha ido demasiado lejos ". Es decir, las divisiones antes mencionadas fueron políticas fuertes y consteladas durante el último siglo de la República Romana. [100] [101]

Revolución (s) Editar

En 1961, el historiador británico Edward Hallett Carr publicó su ¿Qué es la Historia?, que se hizo muy conocido. Allí, Carr conjeturaba que la propia naturaleza de escribir historia hará que los historiadores en su conjunto se revelen a sus lectores como "prisioneros" sujetos al contexto de su propia época y cultura. Como consecuencia, se puede agregar, cada generación siente la necesidad de reescribir la historia para que se adapte mejor a su propia situación, a su punto de vista. Para ilustrar su punto aquí, Carr seleccionó como ejemplos a varios historiadores bien considerados, entre ellos Theodore Mommsen. [102]

En consecuencia, Carr nos informa que el trabajo multivolumen de Mommsen Römische Geschichte (Leipzig 1854-1856) puede decirle al perceptivo historiador moderno mucho sobre la Alemania de mediados del siglo XIX, mientras presenta un relato de la antigua Roma. [103] [104] [105] Un importante evento reciente en Alemania fue el fracaso de la Revolución de 1848-1849, mientras que en Mommsen Historia romana su narración de la República llega a su fin con el surgimiento revolucionario de un fuerte ejecutivo estatal en la figura de Julio César. Carr conjetura lo siguiente.

"Mommsen estaba imbuido del sentido de la necesidad de un hombre fuerte para limpiar el desorden dejado por el fracaso del pueblo alemán en realizar sus aspiraciones políticas y nunca apreciaremos su historia en su verdadero valor hasta que nos demos cuenta de que su conocido La idealización de César es el producto de este anhelo del hombre fuerte para salvar a Alemania de la ruina, y que el abogado-político Cicerón, ese charlatán ineficaz y procrastinador resbaladizo, ha salido directamente de los debates de la Paulikirche en Frankfurt en 1848. " [106]

Lejos de protestar o negar tal observación, el propio Mommsen lo admitió de buena gana. Añadió: "Quería derribar a los antiguos de su fantástico pedestal en el que aparecen en el mundo real. Por eso el cónsul tuvo que convertirse en el burgomaestre. Quizás me he excedido, pero mi intención era lo suficientemente sólida". [107] [108]

Junto a Carr en Mommsen, Carr también se acerca a George Grote's Historia de Grecia (1846-1856) y afirma que también debe revelar la Inglaterra de ese período, así como la antigua Grecia. Así sobre las conjeturas de Carr del libro de Grote.

Grote, un banquero radical ilustrado que escribió en la década de 1840, encarnó las aspiraciones de la clase media británica en ascenso y políticamente progresista en una imagen idealizada de la democracia ateniense, en la que Pericles figuraba como un reformador benthamita, y Atenas adquirió un imperio en un arrebato de Puede que no sea descabellado sugerir que el descuido de Grote del problema de la esclavitud en Atenas reflejaba el fracaso del grupo al que pertenecía para afrontar el problema de la nueva clase obrera industrial inglesa [109].

"No debería pensar que es una paradoja escandalosa", escribe Carr, "si alguien dijera que Grote Historia de Grecia tiene tanto que decirnos sobre el pensamiento de los radicales filosóficos ingleses en la década de 1840 como sobre la democracia ateniense en el siglo V aC "[110] El profesor Carr acredita al filósofo RG Collingwood como su inspiración para esta línea de pensamiento. 111]

Robin Collingwood, un profesor de Oxford de principios del siglo XX, trabajó en la construcción de una filosofía de la historia, en la que la historia seguiría siendo una disciplina soberana. Para llevar a cabo este proyecto, estudió extensamente al filósofo e historiador italiano Benedetto Croce (1866-1952). Collingwood escribió sobre Croce, aquí en su ensayo de 1921. [112]

"Croce muestra cómo Herodoto, Livio, Tácito, Grote, Mommsen, Thierry, etc., todos escribieron desde un punto de vista subjetivo, escribieron de modo que sus ideales y sentimientos personales colorearon toda su obra y la falsearon en parte. Ahora, si esto es así, ¿quién escribió la historia real, la historia no coloreada por puntos de vista e ideales? Claramente nadie ... La historia, para ser, debe ser vista, y debe ser vista por alguien, desde el punto de vista de alguien. Pero esto es no es una acusación contra ninguna escuela de historiadores en particular, es una ley de nuestra naturaleza ". [113]

En resumen, Edward Carr presenta aquí sus interesantes desarrollos sobre las teorías propuestas por Benedetto Croce y retomadas posteriormente por Robin Collingwood. Al hacerlo, Carr no alega puntos de vista erróneos o fallas específicas de Mommsen, o de cualquiera de los otros historiadores que menciona. Más bien, tales errores y fallas serían generales para todos los escritos históricos. [114] Como afirma Collingwood, "la única forma segura de evitar el error es dejar de buscar la verdad". [115] No obstante, esta línea de pensamiento, y estos ejemplos e ilustraciones de cómo la Alemania de Mommsen podría colorear su historia de la antigua Roma, son esclarecedores tanto en lo que respecta al proceso como al resultado.

César editar

La figura de Julio César (100–44) sigue siendo controvertida entre los historiadores y estudiantes de la antigua Roma. [116] Mommsen vio en él a un líder con un don especial para organizar y transformar la ciudad-estado, que había llegado a dominar el mundo mediterráneo. [117] César se opuso a una oligarquía de familias aristocráticas, la optima, que dominó el Senado y casi monopolizó las oficinas estatales, que se benefició de la corrupción de la ciudad y explotó las conquistas extranjeras. Bloquearon el cambio requerido por los tiempos, sofocando o cooptando, a veces con violencia, a cualquiera que impulsara programas progresistas. Aunque el estado era peligrosamente inestable y la ciudad a menudo se desgarraba por turbas armadas, el optima descansaba en su herencia de la tradición romana. [118]

César surgió del corazón de esta antigua nobleza, sin embargo, nació en una familia que ya se había aliado con la populares, es decir, aquellos que favorecieron el cambio constitucional. Por lo tanto, la carrera de César se asoció con la lucha por un nuevo orden y, al fallar la oportunidad en las avenidas pacíficas, emergió como un líder militar cuyo triunfo en las armas contribuyó a promover el cambio político. Sin embargo, ambas partes en esta larga lucha tenían historias accidentadas de violencia y corrupción. Mommsen también reconoció e informó de que "César el libertino, César el conspirador y César el pionero de los siglos posteriores de absolutismo". [119]

Algunos modernos siguen el optimate Consideran que fue un papel nefasto el que jugó César en la caída de la República, cuyo conjunto gobernante de instituciones aún no había dejado de ser útil. [120] [121] [122] [123] Por el contrario, la caída de la República marcó el comienzo del opresivo Imperio cuyos gobernantes "divinos" tenían el poder absoluto. Julio César como villano era una opinión compartida, por supuesto, por sus asesinos blandiendo cuchillos, la mayoría de los cuales también eran nobles. Compartido también sin vergüenza por ese epítome de la política y las letras romanas clásicas, Marco Tulio Cicerón (106–43). [124] [125] [126] Para algunos observadores, tras el asesinato de César, Cicerón salvó su carrera bastante errática en la política gracias a su posición de alto perfil a favor de la República. [127] También fuerte entre los oponentes de César fue Marcus Porcius Cato Uticensis (95-46), quien había liderado durante mucho tiempo la opima, partidarios de la aristocracia republicana, contra el populares y en particular contra Julio César. Durante la era imperial, el estoico Catón se convirtió en el símbolo de la virtud republicana perdida. [128]

No obstante, incluso los enemigos mortales pudieron ver el brillante genio de César, de hecho, muchos conspitadores fueron sus beneficiarios. [129] "Bruto, Casio y los demás que, como Cicerón, se unieron a la conspiración, actuaron menos por enemistad con César que por un deseo de destruir su dominatio. "[130] Además, la conspiración no logró restaurar la República. [131] Un aristócrata libertas significaba muy poco para la población: el pueblo, los ejércitos, o incluso los jinetes, sus asesinos "no lograron captar el pulso real de la respublicar." [132]

Sin embargo, los modernos pueden ver ambos lados del problema, como lo haría un historiador. De hecho, existe una gran diferencia de contexto entre, digamos, un historiador estadounidense y un historiador alemán de la década de 1850, donde durante 1848 los ciudadanos habían hecho un esfuerzo bastante espontáneo e incoherente para llevar la política alemana hacia un país libre y unificado: fue aplastado. por la nobleza. [133] [134]

El filósofo Robin Collingwood (1889-1943) desarrolló una visión matizada de la historia en la que cada persona explora el pasado con el fin de crear su propia y verdadera comprensión de las características únicas de esa persona. herencia cultural. Aunque la objetividad sigue siendo crucial para el proceso, cada uno extraerá naturalmente su propia verdad interior del universo de la verdad humana. Esto se ajusta a las duras limitaciones de la capacidad de cada individuo para conocer todos los aspectos de la historia. Hasta cierto punto, estas limitaciones también afectan al historiador. Collingwood escribe:

"Esto no reduce la historia a algo arbitrario o caprichoso. Sigue siendo un conocimiento genuino. ¿Cómo puede ser esto, si mis pensamientos sobre Julio César difieren de los de Mommsen? ¿No debe uno de nosotros estar equivocado? No, porque el objeto es diferente. Mi [ objeto] es sobre mi propio pasado, no sobre el pasado de Mommsen. Mommsen y yo compartimos muchas cosas, y en muchos aspectos compartimos un pasado común, pero en la medida en que somos personas diferentes y representantes de diferentes culturas y generaciones. tenemos pasados ​​diferentes ... [Nuestras] opiniones sobre Julio César deben diferir, quizás ligeramente, pero perceptiblemente. Esta diferencia no es arbitraria, porque puedo ver, o debería poder ver, que en su lugar, aparte (una vez más) de todas las cuestiones de error, debería haber llegado a sus conclusiones ". [135]

Un historiador moderno de la antigua Roma se hace eco del tosco consenso actual de los académicos sobre esta gran y controvertida figura, como concluye su bien considerada biografía de Julio César: "Cuando lo mataron sus asesinos no se dieron cuenta de que habían eliminado a los mejores y la mente más clarividente de su clase ". [136] [137] [138]

4to volumen Editar

Mommsen mencionó la futura publicación de un cuarto volumen sobre el Imperio Romano. Debido a la inmensa popularidad de sus tres primeros, permaneció durante décadas un interés y una expectativa sustanciales con respecto a la aparición de este cuarto volumen. Sin embargo, no apareció en vida de Mommsen. En consecuencia, este cuarto volumen faltante ha provocado que numerosos estudiosos especulen sobre las razones "por qué no". Al mismo tiempo, tales reflexiones sirvieron para sugerir dónde se ubicaría Theodore Mommsen en medio de la galería de retratos de historiadores del siglo XIX y la era moderna.

En cuanto a la cuestión de por qué "Mommsen no pudo continuar su historia más allá de la caída de la república", Carr escribió: "Durante su carrera activa, el problema de lo que sucedió una vez que el hombre fuerte tomó el poder aún no era real. Nada inspiró a Mommsen". proyectar este problema de nuevo en la escena romana y la historia del imperio quedó sin escribir ". [106] [139]

Discernimiento editar

Debido al conocimiento experto de Mommsen en muchos campos de estudio, él "sabe como testigo ocular porque. Una comprensión tan perfecta [lo coloca] en la posición de un contemporáneo. [Por lo tanto, siente] una certeza que no puede explicar, como el juicio de un estadista o un astuto hombre de negocios que forma sus opiniones mediante procesos que no intenta analizar ". [140] [141]

Si bien no sigue la 'adivinación' de Niebuhr, la manera de Mommsen cuestiona si uno puede usar una 'proyección intersticial' discreta y controlada, salvaguardada al monitorear los resultados de cerca. después del hecho. ¿Su uso sacrifica necesariamente las pretensiones de "objetividad"? Intuición denominada basada en la erudición, los practicantes de tales técnicas son vulnerables a los cáusticos desafíos a la integridad de su ciencia. El reconocimiento de tales debilidades también puede incluir una evaluación de la habilidad involucrada y la calidad del resultado. [142]

Alabanza Editar

El trabajo de Mommsen continúa atrayendo a lectores refinados y populares. En su introducción, Saunders y Collins expresan su admiración por Mommsen y su contribución al estudio de la historia romana antigua:

"Theodor Mommsen (1817-1903) fue el mayor historiador clásico de su siglo o del nuestro. Su único rival en cualquier siglo fue Edward Gibbon, cuya monumental Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano complementa más que compite con la soberbia descripción de Mommsen de la república romana ". [143]

Una referencia enciclopédica resume: "Igual de grande como anticuario, jurista, historiador político y social, Mommsen no [tenía] rivales. Combinó el poder de la investigación minuciosa con una facultad singular para la generalización audaz". [144] Acerca de Historia de Roma el historiador universal Arnold J. Toynbee escribe: "Mommsen escribió un gran libro, que sin duda siempre se contará entre las obras maestras de la literatura histórica occidental". [145] G. P. Gooch nos da estos comentarios evaluando los Historia: "Su seguridad de tacto, su conocimiento polifacético, su vitalidad palpitante y el colorido veneciano de sus retratos dejaron una impresión imborrable en todo lector". "Fue una obra de genialidad y pasión, la creación de un joven, y es tan fresca y vital hoy como cuando fue escrita". [146]

En 1902, el profesor Theodor Mommsen se convirtió en la segunda persona en recibir el Premio Nobel de Literatura, que había sido inaugurado el año anterior. Este reconocimiento mundial le fue dado con "especial referencia" a la Römische Geschichte (los Historia de Roma). El elogio lo llamó "el mayor maestro vivo del arte de la escritura histórica". [147]

El premio llegó casi cincuenta años después de la primera aparición de la obra. El premio también llegó durante el último año de la vida del autor (1817-1903). Hasta el momento, es la única vez que se ha entregado el Premio Nobel de Literatura a un historiador. per se. [148] Sin embargo, el Nobel literario se ha otorgado desde entonces a un filósofo (1950) con mención de una "historia intelectual", [149] y a un líder en tiempos de guerra (1953) por discursos y escritos, incluida una "historia de acontecimientos actuales ", [150] más un Premio Nobel en Memoria se han otorgado por dos" historias económicas "(1993). [151] No obstante, el multivolumen de Mommsen Historia de Roma permanece en una clase Nobel singular.

El 1911 Encyclopædia Britannica, una referencia bien considerada pero, sin embargo, "una fuente implacablemente crítica", resume: "Igual de grande como anticuario, jurista, historiador político y social, Mommsen vivió para ver la época en que entre los estudiosos de la historia romana tuvo alumnos, seguidores, críticos, pero no rivales. Combinó el poder de la investigación minuciosa con una facultad singular de generalización audaz y la capacidad de rastrear los efectos del pensamiento en la vida política y social ". [152]

El historiador británico G. P. Gooch, escribiendo en 1913, once años después del premio Nobel de Mommsen, nos da esta evaluación de su Römisches Geschichte: "Su seguridad de tacto, su conocimiento polifacético, su vitalidad palpitante y el colorido veneciano de sus retratos dejaron una impresión imborrable en todo lector". "Fue una obra de genialidad y pasión, la creación de un joven, y es tan fresca y vital hoy como cuando fue escrita". [153] Acerca de Historia de Roma otro historiador británico Arnold J. Toynbee escribió en 1934, al comienzo de su propia historia universal de 12 volúmenes, "Mommsen escribió un gran libro, [Römisches Geschichte], que sin duda siempre se contará entre las obras maestras de la literatura histórica occidental ". [154]

  1. ^G. P. Gooch, Historia e historiadores en el siglo XIX (Londres: Longmans, Green 1913, 4a impr. 1928) en 456.
  2. ^ "Datos sobre el Premio Nobel de Literatura: Otorgado por una obra literaria en particular:" Si bien el Premio Nobel de Literatura es para la obra de toda la vida de un escritor, hay nueve Premios de Literatura para quienes la Academia Sueca destacó un trabajo específico para un reconocimiento particular. "Theodor Mommsen en 1902: 'el mayor maestro vivo del arte de la escritura histórica, con especial referencia a su obra monumental, Una historia de Roma'" http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/shortfacts.html.
  3. ^ G. P. Gooch, Historia e historiadores en el siglo XIX (1913, 1928) en 456, citando la carta de Mommsen al novelista Freytag.
  4. ^ Cf., Alexander Demandt, "Introduction" en 1-35, 1, en Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (Londres: Routledge 1996).
  5. ^ Sauders y Collins, "Introduction" en 1–17, 5–6, a su edición de Mommsen, Historia de Roma (New Haven: Meridian Books 1958).
  6. ^ Gooch, Historia e historiadores en el siglo XIX (1913, 1928) en 456, citando la correspondencia de Mommsen a Henzen.
  7. ^ En una nota diferente, Mommsen se casaría con Marie Reimer, la hija de su editor de Leipzig y juntos tuvieron dieciséis hijos. T. Wiedemann, "Mommsen, Roma, y ​​el alemán" Kaiserreich "36–47, en 44, en Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (1992 1996).
  8. ^ Mommsen, Römische Geschichte, 3 volúmenes (Leipzig: Reimer & amp Hirsel 1854–1856). Aunque publicado en Tres volúmenes, esta parte del Historia Mommsen organizado en cinco "libros".
  9. ^ Sauders & amp Collins, "Introduction" 1-17, en 5-6, a su edición truncada de Mommsen, Historia de Roma (New Haven: Meridian Books 1958).
  10. ^ W. P. Dickson, "Prefacio del traductor" (1894) en v – x, viii, a Mommsen's Una historia de Roma, volumen uno (1854 1862 reimpreso por The Free Press / The Falcon's Wing Press, Glencoe IL, 1957).
  11. ^ Alexander Demandt, "Introduction" 1-35, en 1, en Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (Londres: Routledge 1996).
  12. ^ El incendio de 1880 en la oficina central de Mommsen, debido a una explosión de gas, se ha propuesto como la razón del volumen cuatro, pero Alexander Demandt descarta tal especulación. A. Demandt, "Introduction" 1–35, en 7, 22–23, en Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (1992 Londres: Routledge 1996). Ha habido mucha discusión académica sobre el destino del cuarto volumen "perdido". Cf., A. Demandt, "Introduction" en 1-13 ("Why no volume IV?"), En Mommsen (1992 1996).
  13. ^ Cf., sección "Comentarios" aquí abajo.
  14. ^ El quinto volumen de Mommsen está subtitulado Die Provinzen von Caesar bis Diokletian (Berlín: Weidmann 1885).
  15. ^ Cf., sección "Revisión de contenidos" más abajo.
  16. ^ Publicado décadas antes, de 1854 a 1856.
  17. ^ Mommsen (1885 Londres: Macmillan 1909 reimpresión Nueva York 1996) en 4-5.
  18. ^ Theodore Mommsen, Römische Kaisergeschichte (München: C.H.Beck'sche 1992), editado por B. y A. Demandt traducido como Una historia de Roma bajo los emperadores (Londres: Routledge 1996).
  19. ^ La familia Hensel se distinguió. El padre compuso una historia familiar (1879) que incluía al compositor Felix Mendelssohn, hermano de su madre. El hijo se convirtió en profesor de filosofía. El abuelo paterno fue un pintor de la corte prusiana. A. Demandt, "Introduction" 1-35, en 14-15, 17, en Mommsen (1992 1996).
  20. ^ Theodore Mommsen (1992 1996), la "Introducción" en 1-35 de A. Demandt, págs. 9-10, 13-14.
  21. ^ La traducción de Dickson de la primera Tres se publicaron volúmenes en cuatro Volúmenes en inglés.
  22. ^ Dickson, "Preface by the Translator" (1894) en viii, publicado por Charles Scribners 'Sons, Nueva York, 1895.
  23. ^ Por ejemplo, como se enumera aquí por fecha más antigua de los siguientes editores. Londres: R. Bentley (1862), J. M. Dent (1868), Macmillan (1894), Routledge / Thoemmes (1996). Nueva York: C. Scribner (1866). Glencoe IL: La prensa libre (1894).
  24. ^ Mommsen's Römische Geschichte ha sido traducido a muchos idiomas, luego de su publicación en italiano, francés, inglés, ruso, polaco y español. New York Times obituario, "Prof. Mommsen is Dead" en la página uno (2 de noviembre de 1903).Hace relativamente poco tiempo, el primer volumen fue traducido al chino por Li Jianian y publicado por Commercial Press, Beijing, 1994. T. Wiedemann y Wang Naixin, "Mommsen's Historia romana" en Histos, v.1 (abril de 1997).
  25. ^ Mommsen, Historia de Roma. Un relato de acontecimientos y personas desde la conquista de Cartago hasta el fin de la República (New Haven CN: Meridian / Greenwich 1958), editado por Saunders y Collins. Texto elegido del 'Libro IV' y el 'Libro V' de Mommsen.
  26. ^ Con respecto a su escritura aquí, Gooch opina: "Mommsen llega a toda velocidad con Marius y Sulla, y retrata las luchas agonizantes de la República con incomparable poder y brillantez". Gooch (1913, 1928) en 456.
  27. ^ Saunders y Collins en su edición del Historia de Roma (1958), discuta su resumen y su revisión de la traducción de Dickson, en la "Introducción" 1-17, en 12-15 y 15-16.
  28. ^ También publicado por R. Bentley & amp Son, Londres. La traducción fue revisada más tarde por F. Haverfield, evidentemente para una edición de 1909 de Macmillan, Londres. Véase la "Nota preliminar" de Haverfield, incluida en la reimpresión de 1995 de Barnes & amp Noble, Nueva York.
  29. ^ Theodore Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (Londres: Routledge 1996), editado con un ensayo de Thomas Wiedemann, de la edición alemana de B. Demandt y A. Demandt, introducción de A. Demandt, traducido por Clare Krojzl.
  30. ^ Resumen del libro de Mommsen en el "Discurso de presentación" de Carl David af Wirsén, Secretario Permanente de la Academia Sueca, Estocolmo, 10 de diciembre de 1902. Lista del Premio Nobel de Literatura - 1902: Theodore Mommsen. Af Wirsén también fue poeta.
  31. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en I: 72–86 (Bk.I, ch.5 start). Estos principios sociales no eran específicos de Roma, sino que todos los latinos los tenían en común.
  32. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en I: 410–412 (Bk.II, ch.3 end).
  33. ^ Por ejemplo, Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en III: 35–63 (Bk.III, cap.XI segunda mitad), y 293–296 (Bk.IV, ch.1 end).
  34. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en III: 57–63 (Libro III, final del capítulo 11).
  35. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854-1856 1862-1866 reimpresión 1957 por The Free Press), por ejemplo, en IV: 163-166 (Libro IV, capítulo 11 begin / mid).
  36. ^ Por ejemplo, la reforma con respecto a ciertas tierras agrícolas propuesta por separado por los Gracos, Tiberio (163-133) y Gayo (154-121), y reformas similares adelantadas por Druso (muerto en 91). Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en III: 297–333, 334–370 (Bk.IV, ch.2 & amp ch.3), y en III: 483–489 (Bk.IV, final del capítulo 6).
  37. ^ Término de Mommsen. Incluía a la plebe más pobre.
  38. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en III: 65–75, & amp 96-97, 98-103 (Bk.III, ch.12 start & amp end), en III: 305-309, 311 –314 (Libro IV, capítulo 2 a mitad del comienzo) y, por ejemplo, en IV: 171-172 (Libro IV, capítulo 11 mitad).
  39. ^ Debido a la disminución de la población de los plebeyos más pobres y del "campesinado libre" en general, los extranjeros y los proletarios sin tierra habían pasado a ser elegibles bajo Marius (157-86) para servir en el ejército. Sus vínculos estatales relativamente débiles los hacían menos propensos a ser tan leales a los políticos romanos, pero la dependencia económica alentó su vínculo con el comandante general, su pagador. Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en III: 456–462 (Bk.IV, cap.6 cerca del comienzo), pero compare en IV: 135-136 (Bk.IV, cap.10 mid / fin).
  40. ^ Los diversos triunviratos, durante las últimas décadas de la República, funcionaron en cierto modo como dictaduras militares "lite". Cf. Mommsen, Una historia de Roma (1854-1856 1862-1866 reimpresión 1957 por The Free Press) en IV: 378-385 (Bk.V, cap.3 mid), y en IV: 504-518 (Bk.V, cap.6 end), sobre los dos triunviratos de Pompeyo, Caso y César.
  41. ^ Entre los generales romanos que interfirieron con el gobierno civil: antes de Sila, Mario (157-86) el plebeyo Populare después de Sila, el plebeyo Optimate Pompey the Great (106-48), cuyo principal oponente se convirtió en el noble Populare Julius Caesar (100-44) .
  42. ^ Aquí termina la interpretación de los contenidos tomados del "Discurso de presentación" de af Wirsén por el Premio Nobel de 1902, en relación con Mommsen Römische Geschichte (1854-1856), traducido como Una historia de Roma (1862–1866).
  43. ^ Una revisión similar, aunque más larga, del contenido de la Historia romana fue proporcionada anteriormente por W. P. Allen, "Theodor Mommsen" en 445-465, en el Revisión de América del Norte, verso 112 (1870).
  44. ^ Para discutir una respuesta contraria a Mommsen, p. Ej. su interpretación de Julio César, consulte la sección "Comentarios" aquí abajo.
  45. ^ Mommsen, La historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión de The Free Press 1957) en V: 315–377 (Bk.V, cap. 11).
  46. ^ Mommsen, La historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión de The Free Press 1957) en V: 377–406 (Bk.V, cap. 11), cita en 406.
  47. ^ Mommsen, La historia de Roma (1854–1856 1862–1866 reimpresión de The Free Press 1957) en V: 406–442 (Bk.V, cap. 11), citas en 427 y 442. Seis siglos después, la codificación de la ley se produjo bajo Justiniano (r.527– 565), en 434–435.
  48. ^ Otro estudioso conjetura que Mommsen debió haber considerado el asesinato de Julio César "un desastre incalculable". W. P. Allen, "Theodor Mommsen" en el Revisión de América del Norte (1870) en 112: 445–465, en 456.
  49. ^Corpus Inscriptionum Latinarum (1867 en adelante), que bajo su dirección creció a 40 volúmenes en folio ocupando dos metros y medio de estantería. W. Warde Fowler, Ensayos e interpretaciones romanas (Universidad de Oxford, 1920), "Theodore Mommsen: Su vida y obra" 250–268, págs. 261–262.
  50. ^ Mommsen, Die unteritalischen Dialekte (Leipzig: Weidmann 1850). Mommsen ayudó a demostrar que el latín y otras lenguas itálicas eran hermana lenguas al griego antiguo, lo que resultaba fatal para la teoría pelasga favorecida por Niebuhr. W. P. Allen, "Theodor Mommsen" 445–465, en 446, en el Revisión de América del Norte, verso 112 (1870).
  51. ^Zeitschrift für Numismatik más el gran volumen de Mommsen sobre antiguas monedas romanas, Über das Römische Münzwesen (1850). A partir de monedas, pesos estándar y el alfabeto utilizado por los antiguos romanos, Mommsen argumentó que su influencia principal fue la civilización griega, no la etrusca. W. P. Allen, "Theodor Mommsen" 445–465, en 448, en el Revisión de América del Norte, verso 112 (1870).
  52. ^ Mommsen, Römisches Staatsrecht, 3 volúmenes (Leipzig: Hirzel 1871–1876, 3ª ed. 1887).
  53. ^ Gooch llama a Mommsen's Staatsrecht "el mayor tratado histórico sobre instituciones políticas jamás escrito". Historia e historiadores en el siglo XIX (1913, 1928) en 460.
  54. ^ Mommsen, Römisches Strafrecht, 3 volúmenes (Leipzig: Duncker y Humblot 1899).
  55. ^ Fritz Stern, Las variedades de la historia (Cleveland: World / Meridian 1956) en 191.
  56. ^ Una bibliografía de Mommsen preparada por Zangemeister en 1887 enumera 920 artículos. "Discurso de presentación del Premio Nobel" [re Mommsen] pronunciado por af Wirsén (Estocolmo, 10 de diciembre de 1902).
  57. ^ Mommsen, La provincia del Imperio Romano (Leipzig 1865 Londres 1866 Londres: Macmillan 1909 reimpresión Nueva York 1996) en 4-5.
  58. ^ Theodore Mommsen ''.Römische Kaisergeschichte (München: C.H.Beck'sche 1992), editado por Barbara y Alexander Demandt traducido por Clare Krojzl como Una historia de Roma bajo los emperadores (Londres: Routledge 1996), editado por Thomas Wiedemann de la edición alemana de B. y A. Demandt, ensayo de T. Wiedemann, introducción de A. Demandt.
  59. ^ Vea aquí arriba, "Publicación" en "Original".
  60. ^ Consulte aquí la subsección "Volúmenes posteriores" en Nota Bene. Alexander Demandt, "Introduction" 1-35, en 14-17, en Mommsen, Una historia de Roma bajo los emperadores (1992 1996).
  61. ^ "Discurso de presentación" de Carl David af Wirsén, de la Academia Sueca, Estocolmo, 10 de diciembre de 1902. Se mencionaron en particular: Aníbal, Escipión Africano, Cayo Graco, Mario, Sila y César. Lista de literatura del Premio Nobel - 1902: Theodore Mommsen
  62. ^W. Warde Fowler, sin embargo, en su Ensayos e interpretaciones romanas (Universidad de Oxford 1920), "Theodor Mommsen: Su vida y obra" 250-268, en 259, escribe que Mommsen se extravió al juzgar a Pompeyo y César, Cicerón y Catón.
  63. ^ Mommsen, Una historia de Roma (1854–1856), traducido por Dickson (1862–1866), reimpreso por The Free Press (1957), II: 243–245 (Bk.III, ch.VI a principios de mediados). Su padre Amílcar: II: 236-239. Su juramento contra Roma: II: 238 y 483 (Bk.III, cap.IX final). Como líder cívico: II: 378–379 (Bk.III, ch.VII temprano a mediados). Exilio en el Este: II: 449, 451, 454 (Libro III, capítulo IX cerca del comienzo).
  64. ^ Mommsen (1854–56 1957) II: 324–327 (Bk.III, ch.VI mid), 483 (Bk.III, ch.IX end) III: 61 (Bk.III, ch.XI cerca del final).
  65. ^ Mommsen, Historia de Roma (Reimpresión de 1854–56: The Free Press 1957) en III: 318 (Bk.IV, ch.III mid). Cornelia disfrutó de la celebridad literaria en la cultura romana.

"La colección de cartas de Cornelia, la madre de los Gracchi, fue notable en parte por la pureza clásica del lenguaje y el alto espíritu del escritor, en parte como la primera correspondencia publicada en Roma, y ​​como la primera producción literaria de una obra romana. señora."

"El personaje de César está deliberadamente escorzado en la obra con fines dramáticos. Dado que César debe ser asesinado, Shakespeare debe enfatizar aquellas cualidades en él que pueden justificar el hecho a los ojos de quienes lo cometen y que deben, temporalmente, tener la simpatía de la audiencia. En consecuencia, César se presenta sin referencia a las fuentes genuinas de su grandeza, el énfasis está puesto en su arrogancia ".

"[C] uando Bruto blandió la daga que acababa de clavar en el cuerpo de César y le gritó felicitaciones a Cicerón por su nombre, supo que podía contar con una respuesta incondicional. Cicerón vio el asesinato como una espléndida hazaña de heroísmo patriótico, y la víctima como un enemigo público por cuya suerte todos los buenos ciudadanos deberían regocijarse y alegrarse ".


El misterio de la historia

Aunque disfrutamos leyendo el primer volumen de El misterio de la historia hace unos tres años, no había comprado ninguno de los otros volúmenes porque el El misterio de la historia La serie estaba (en ese momento) incompleta. Ese mismo año también disfrutamos escuchando los dos primeros volúmenes de La historia del mundo. Tiempo La historia del mundo proporcionó narrativas atractivas (es decir, & # 8220 historia viva & # 8221) de la antigüedad, El misterio de la historia nos proporcionó conexiones bíblicas más profundas que no había notado a medida que continúo superando mi comprensión segmentada y compartimentada de la historia. Ese año, fue maravilloso encajar Historia del mundo con El misterio de la historia, razón por la cual lo estoy considerando una vez más. Simplemente pon, El misterio de la historia tiende a llenar un vacío que existe en nuestra educación en casa debido a mi propia falta de conocimiento y comprensión. Ahora eso el volumen final de El misterio de la historia se publica, estoy contento de tener otra opción a considerar para un estudio de historia clásico, cronológico y completo, que presenta la historia desde una cosmovisión bíblica.

Escrito por Linda Hobar, madre educadora en el hogar, los cuatro volúmenes de El misterio de la historia incluir:

Esta revisión es específicamente para Volumen IV Las guerras de independencia hasta los tiempos modernos, un estudiante de tapa dura ilustrada leyendo un texto & # 8230

& # 8230, que también incluye un CD-ROM que incluye una guía complementaria de más de 600 páginas con pruebas preliminares, actividades para varias edades, cuestionarios, ejercicios de mapeo, instrucciones de la línea de tiempo y más.

Recomendado para los grados 6 y superiores debido al nivel de lectura y la intensidad emocional (como también lo menciona Susan Wise Bauer para Historia del Mundo Volumen 4 re: la naturaleza de los eventos de este período de tiempo), El misterio de la historia Volumen IV cubre las guerras de la independencia hasta los tiempos modernos, incluidas las guerras de la independencia, las guerras de ideologías, las guerras del mundo, las guerras de los tiempos modernos y la esperanza de la humanidad. Otras figuras históricas destacadas incluyen a Napoleón, Beethoven, Simón Bolívar, George Muller, Harriet Tubman, Martin Luther King Jr., Billy Graham, Nelson Mandela y otras personas notables que van desde artistas y compositores hasta revolucionarios y misioneros. A medida que la autora entreteje la historia bíblica en la historia del mundo secular, ofrece una visión integrada de la única historia de la humanidad y el mensaje del Evangelio a través de las edades.

El Volumen IV proporciona todo lo necesario para enseñar este período de la historia desde una perspectiva cristiana, junto con actividades para varias edades, recomendaciones de libros y videos, sugerencias de línea de tiempo, trabajo con mapas y evaluaciones. Se compone de 84 lecciones que se completarán en un período de 28 semanas, y cada semana contiene tres lecciones de lectura. Esto permite uno o dos días adicionales a la semana para completar actividades adicionales o excursiones sugeridas.

El misterio de la historia Pros

La amplitud de la historia cubierta. Incluso las vidas de compositores y artistas están entretejidas en la historia. Esto me recuerda cierto objetivo de una educación cristiana clásica: todos los temas se relacionan entre sí y todos apuntan a nuestro Creador.



Transiciones y conexiones. Cuando la autora cubre un tema relacionado con algo mencionado anteriormente, da una breve sinopsis para recordarnos de ello en lugar de sacudirnos de un evento a otro sin una transición. Se basa en cierta repetición (sin que parezca repetitivo), lo que también ayuda con la retención.
Clásico en su enfoque. La historia no solo se lee y luego se olvida. Cada semana se proporciona un recordatorio para que el estudiante cree & # 8220Challenge Cards & # 8221 que se utilizan para ejercicios orales, juegos o revisión independiente.
La Guía complementaria incluye una variedad de ideas con instrucciones para actividades multisensoriales y de edades múltiples. Esto podría verse como una ventaja o una desventaja. Proporciona flexibilidad para hacer tanto o tan poco como desee. ¡Profundice o simplemente lea la lección & # 8211 & # 8217 es su elección! No hay duda de que la cantidad de actividades y sugerencias pueden hacer que el texto se adapte a un rango de edad mucho más amplio.
La guía complementaria está en CD en lugar de dentro del texto. Esto también podría verse como una ventaja o una desventaja. Personalmente, me suelen gustar las cosas preimpresas. Pero tener las actividades adicionales en la Guía complementaria permite hacer varias copias fácilmente cuando sea necesario, y mantiene este volumen en un tamaño que no es abrumador. Entonces & # 8230 ¿qué se incluye en la Guía complementaria? La guía complementaria contiene & # 8230

  • Resúmenes trimestrales
  • Pruebas preliminares
  • Instrucciones para crear líneas de tiempo, tarjetas de memoria y un cuaderno de historia.
  • Trabajo de mapa
  • Hojas de trabajo trimestrales
  • Cuestionarios y pruebas semestrales
  • Respuestas claves
  • Lista suplementaria de lecturas / videos
  • Actividades adicionales e instrucciones de uso El misterio de la historia para que los estudiantes de secundaria obtengan un crédito de historia de la escuela secundaria

Trata los temas no cristianos con respeto mientras comparte la verdad y la esperanza del Evangelio. El autor toca la fe cristiana de una manera hermosa, no condenatoria y hace referencia a las escrituras cuando es apropiado (por ejemplo, Cómo los principios marxistas van en contra de Dios y la Palabra # 8217). En algunos casos, el autor sugiere que los estudiantes más jóvenes dejen de leer en un momento determinado debido al contenido delicado, en cuyo caso generalmente se incluye una nota para el maestro para que no lo tomen por sorpresa. Aunque se recomienda para los grados 6 y superiores, este volumen se puede leer a los niños, aunque es posible que los padres quieran omitir algunos de los temas más intensos.

El misterio de la historia Contras

Aunque en su mayoría atractivo, generalmente solo lo es para áreas específicas de la historia. (Esto se aplica a casi todos los textos de historia). Algunos de los temas no están escritos de una manera tan interesante o atractiva como otros. Aunque el autor inserta citas en los resúmenes históricos, la mayor parte no está escrita en un formato de historia, lo que dificulta atraer el interés de los niños pequeños.
Fraseología coloquial. Esta es una queja tan insignificante, pero todas las frases & # 8220in-case-you-didn & # 8217t-know & # 8221 y & # 8220-in-my-opinion & # 8221 me distraen. La escritura sería mucho mejor sin tantas de esas frases coloquiales insertadas en ella.
No es suficiente para estudiar Historia Americana. Aunque en este volumen se cubre una gran parte de la historia de Estados Unidos, no es un estudio completo de la historia de Estados Unidos para aquellos que deseen estudiar la historia de Estados Unidos en profundidad.
El contenido cuestionable me tomó por sorpresa. Aunque disfrutamos del Volumen 1 y la mayor parte del Volumen 2 de El misterio de la historia, existe un contenido cuestionable que hizo que dejáramos de escuchar los audios durante el Volumen 3. Ese contenido incluye (comenzando en el Volumen 3):

  • La preferencia sexual de ciertas personas (presentada como pecado, pero no es algo que quiera mencionar mientras escucho audios)
  • Drama amoroso de la vida de varias personas (incluida la especulación sobre cosas como contraer una enfermedad a través de un estilo de vida promiscuo) & # 8230
  • & # 8230 que es por eso que mi esposo y yo pensamos que estaba cayendo demasiado en los chismes. (Esto fue especialmente difícil de manejar mientras escuchaba los audios). Algunas de las cosas que se comparten en la narración no son necesarias para la historia.

Si lo está leyendo en voz alta, puede ajustar las lecturas, pero como lo estábamos escuchando en el automóvil, no teníamos esa opción. The Mystery of History es un programa muy bueno, pero no recomiendo escuchar audios con niños hasta los 12 años.

Historia del mundo contra el misterio de la historia: Una breve comparación

Aunque me tomaría varios meses más de lectura completar (o incluso comenzar) una comparación completa del contenido de estos dos programas, me gustaría ofrecer una breve comparación para aquellos que están tratando de tomar una decisión entre los dos.

  • Ambos son estudios cronológicos clásicos de cuatro años de la historia mundial.
  • El primer volumen de ambos Historia del mundo y El misterio de la historia fueron lo suficientemente simples y atractivos para que nuestros niños (en ese momento de 4, 6 y 9 años) los entendieran. En general, El misterio de la historia parece estar escrito en un nivel más alto que los volúmenes anteriores de Historia del mundo.
  • Para ampliar el punto anterior: El formato de Historia del mundo está dirigido a un público más joven. Susan Wise Bauer utiliza las historias de las culturas del mundo contadas desde el punto de vista de un niño para mostrar cómo era la vida en las civilizaciones antiguas. El misterio de la historia no está escrito en este formato de historia de ficción histórica, pero muchas veces va en mayor profundidad / amplitud.
  • Tiempo Historia del mundo es un libro de historia mundial con la historia bíblica incorporada en el texto, El misterio de la historia es un libro de historia bíblica con la historia mundial entretejida a lo largo. Como tal, El misterio de la historia da una conexión mayor y más profunda con la fe cristiana e incluye referencias a las Escrituras en todos los volúmenes.
  • Al escuchar o leer el Volumen 1 y 2 de Historia del mundo, A menudo sentí la necesidad de detenerme y explicar el texto, como la diferencia entre mitos y leyendas y relatos históricos reales, ya que la presentación de personas y eventos bíblicos parece presentarse de la misma manera que los mitos griegos y las leyendas antiguas. Partes sobre los pilares islámicos de la fe también fueron algo confusas para nuestros hijos. Mientras disfrutábamos del estilo narrativo de Historia del mundoHonestamente, luché con estas cosas y hubiera preferido un plan de estudios de historia centrado en Cristo (aunque fue algo beneficioso luchar juntos por esas cosas).
  • La historia del mundo se puede completar en un período de tiempo más corto que El misterio de la historia. Es factible leer los cuatro volúmenes de La historia del mundo en dos años (que es como preferimos leer nuestra historia, ya que encaja más fácilmente con los tres ciclos del programa Fundamentos de Conversaciones Clásicas). Sin embargo, sería bastante intenso completar cuatro volúmenes de El misterio de la historia en dos años.
  • Debido al contenido cuestionable, nuestra familia prefiere La historia del mundo sobre El misterio de la historia. (¡Es más fácil incorporar los audiolibros en los viajes por carretera!)

Mientras considero cuál de estos programas recomendaría, no puedo ayudar, pero recomiendo ambos por diferentes razones. Empezando con Historia del mundo involucra mejor a un niño pequeño en la historia de la humanidad debido a sus cualidades de historia, pero la lectura El misterio de la historia ayuda a cerrar la brecha en la comprensión de cómo la historia se relaciona con las Escrituras.


Historia rebelde

El archivo puede resultar enloquecedor. Los historiadores encuentran allí gente interesante cuyas vidas aparecen en meros fragmentos, lo que despierta una curiosidad que nunca puede saciarse por completo. Los estudiosos de la esclavitud estadounidense están particularmente familiarizados con este fenómeno. Las personas que mejor podían dar cuenta del día a día antes de la emancipación eran las personas más directamente afectadas por la institución: los esclavizados. Sin embargo, la naturaleza de la esclavitud fue tal que, con pocas excepciones, estos individuos fueron silenciados. La gran mayoría de ellos no sabían escribir y, por lo tanto, no podían dejar cartas; sus matrimonios, no reconocidos por la ley, no producían licencias que se mantuvieran como parte de un registro oficial. Al no poseer propiedad, no presentaron escrituras, evidencia de transferencias de tierras o testamentos para ser legalizados.

En cambio, lo que se puede saber de sus vidas proviene de las personas que los esclavizaron y de los testigos egoístas y poco confiables sobre la cuestión de la vida interior de las personas que tenían cautivas. Son esas vidas interiores las que a muchos historiadores les gustaría explorar y formar parte del registro histórico. Si tan solo pudiéramos conocer y contar esas historias, aprenderíamos mucho sobre las sutilezas de la cultura en la que vivieron. Estas narrativas son las piezas faltantes de un rompecabezas incompleto que durante demasiados años los historiadores han tratado como resuelto al centrarse en las vidas de las personas en el poder que dejaron registros escritos.

Para ser justos con los historiadores, el impulso de décadas por una historiografía más amplia de la esclavitud los ha llevado a ir más allá de los métodos que normalmente emplean, o que pueden haber sido entrenados para emplear, con el fin de reconstruir lo que puedan para derrotar. los archivos y rsquo silencio. La disciplina de la historia está, en su mayor parte, unida al registro documental. La forma en que los académicos se relacionan con él es una de las formas en que se hacen juicios sobre la calidad de su trabajo. ¿Qué encontraron? ¿Cuán persuasivas son sus interpretaciones de los documentos? ¿Existe evidencia de ir más allá de lo que sugiere el registro? La mayoría de la gente entiende que es imposible reproducir la realidad de un tiempo transcurrido, no importa cuántos documentos existan sobre una persona o un evento. El objetivo general, sin embargo, es que el historiador hará todo lo posible por acercarse lo más posible a la reconstrucción de esa realidad.

Por supuesto, existen formas creativas de conocer a las personas que no hicieron registros escritos. Las familias pueden mantener vivas las historias de sus antepasados ​​transmitiendo historias de boca en boca (aunque la historia oral se considera más confiable cuando está corroborada por al menos alguna evidencia documental). La arqueología da una idea de la cultura material que puede revelar mucho sobre un individuo. Las excavaciones en Monticello, por ejemplo, han proporcionado información valiosa sobre Elizabeth Hemings, la matriarca de la familia Hemings y la madre de Sally Hemings & mdashn, no solo sobre la naturaleza de su espacio vital, sino sobre su posesión de bienes de consumo (incluido un juego de té adornado con imágenes chinas). que probablemente compró a vendedores ambulantes). Uno imagina instantáneamente a la esclava y mdash que conoció a Thomas Jefferson y a todas las personas más asociadas con Monticello y mdash en su pequeña cabaña al pie de la montaña bebiendo té con sus numerosos descendientes y nietos, hablando del extraño hombre que tenía el poder sobre sus vidas y su extraña relación. a él. Aunque sería completamente razonable suponer que tales escenas tuvieron lugar, no podemos saberlo con certeza. Hay límites a lo lejos que puede llegar el historiador.

¿Cuáles son esos límites? ¿Significa la falta de certeza que no se debe intentar reconstruir la vida de personas que fueron forzadas deliberadamente a los márgenes en su propio tiempo? Hay una dimensión moral urgente en esta cuestión que va más allá de las historias de los esclavizados. Se puede argumentar que los historiadores tienen el deber y mdash, por el bien de la escritura histórica misma, de mirar más allá de las presentaciones de personas que deliberadamente forzaron la oscuridad sobre otros y retrataron a los oprimidos de una manera que justificaba su dominio sobre ellos. Al privilegiar sus documentos, los historiadores juegan con un sistema amañado, produciendo una historia marcada indeleblemente por el prejuicio, una forma de fantasía escrita de hecho.

Entonces, ¿qué se debe hacer exactamente? ¿Cómo deberían los historiadores construir una versión más completa y veraz del pasado? ¿Cambiaremos nuestra comprensión de lo que constituye "evidencia", cómo se obtiene y cómo se lee? Aunque la literatura nos muestra que hay algunos temas persistentes en la vida humana, debemos tener un grado de humildad al enfrentar el hecho de que nuestras categorías, respuestas y sentimientos actuales no pueden simplemente injertarse en personas del pasado. Es el arte de la historia saber qué piezas encajan y cuáles no. ¿Qué umbral de evidencia debe existir antes de que se pueda hacer un intento válido para rescatar a las personas del borrado histórico?

Saidiya Hartman y rsquos Vidas rebeldes, hermosos experimentos es un intento de luchar contra el borrado, un golpe decidido contra los archivos y el supuesto silencio sobre las vidas de las mujeres afroamericanas que viven bajo la sombra directa de la esclavitud. En su "relato" escrito desde la nada, desde la nada del gueto y la nada de la utopía, "Hartman busca contar historias de jóvenes mujeres negras de principios del siglo XX que estaban, dice, en" rebelión abierta "contra los esfuerzos por impulsar en "nuevas formas de servidumbre" después de la Reconstrucción. Hartman señala desde el principio la naturaleza extraordinaria de su proyecto. Al comenzar con & ldquoUna nota sobre el método & rdquo, se enfrenta de frente a las dificultades particulares con lo que está intentando hacer y los mecanismos que utilizó para superarlas:

Todo historiador de la multitud, los desposeídos, los subalternos y los esclavizados se ve obligado a lidiar con el poder y la autoridad del archivo y los límites que establece sobre lo que puede ser conocido, cuya perspectiva importa y quién está dotado de la gravedad. y autoridad del actor histórico. Al escribir este relato de los descarriados, he hecho uso de una amplia gama de materiales de archivo para representar la experiencia cotidiana y el carácter inquieto de la vida en la ciudad. Recreo las voces y uso las palabras de estas jóvenes cuando es posible y habito las dimensiones íntimas de sus vidas. El objetivo es transmitir la experiencia sensorial de la ciudad y capturar el rico paisaje de la vida social negra. Para ello, utilizo un modo de narración cercana, un estilo que coloca la voz del narrador y el personaje en una relación inseparable, de modo que la visión, el lenguaje y los ritmos del descarriado moldean y ordenan el texto. Las frases y líneas en cursiva son expresiones del coro. La historia se cuenta desde el interior del círculo.

Hartman se refiere a las mujeres que han infringido la ley o han desobedecido las expectativas convencionales sobre las normas y relaciones de género. Las niñas y mujeres cuyas historias cuenta Hartman eran personas reales, pero ella se refiere a ellas como "personajes", una elección que aleja aún más la obra de lo que podríamos llamar historia ordinaria, y alerta a los lectores sobre el hecho de que más de la cantidad habitual de imaginación se empleará en su presentación. En su mente y ojo, la historiadora trata de ver a personas que realmente no conoce y tiempos en los que no está viviendo. Las indicaciones sobre cómo hacer esto provienen de la evidencia que el historiador puede reunir. Las indicaciones de Hartman & rsquos provienen del

revistas de recaudadores de alquileres, encuestas y monografías de sociólogos, transcripciones de juicios, fotografías de barrios marginales, informes de viceinvestigadores, trabajadores sociales y oficiales de libertad condicional, entrevistas con psiquiatras y psicólogos y expedientes de casos de prisiones.

Aunque ejercían mucho menos poder, las fuentes que produjeron los documentos en los que se basa Hartman pueden, en algunos aspectos, compararse con los esclavizadores que ven a los esclavizados. Ambos eran observadores interesados ​​en sí mismos, generalmente sin prestar atención a la vida interior de las personas sobre las que ejercían el poder, y ambos contaban historias que justificaban el poder que tenían. No se trata simplemente de que las historias de los sujetos de Hartman & rsquos se hayan sumergido bajo el peso de sus circunstancias, es que, cuando aparecen en el registro documental, la información que se encuentra en estas fuentes invariablemente pinta a las mujeres y niñas con una luz negativa. Nunca se les retrata como plenamente humanos, como conciudadanos de la república. En su lugar, se presentan como meros problemas y casi extraterrestres con los que tuvo que enfrentarse una sociedad presuntamente justa y dominante. El sistema que los controlaba rara vez se cita por cómo arruinó sus vidas.

WEB. Du Bois / Biblioteca del Congreso

Una de las más de trescientas fotografías recopiladas por W.E.B. Du Bois y se muestra bajo el título & lsquoTypes of American Negroes & rsquo en la Exposición de París de 1900.

Hartman, como ella dice, "está muy obsesionada con figuras anónimas". Profesora de literatura inglesa y comparada en Columbia, considera que su trabajo, impulsado por una pasión justificadamente justa, "reprime la violencia de la historia, redacta una carta de amor para todos aquellos". que había sido perjudicada. & rdquo Esa pasión alimentó su consideración de los ghaneses atrapados en la esclavitud y la institución y los legados de la institución en Estados Unidos en su muy aclamado trabajo de 2008, Pierde a tu madre: un viaje por la ruta atlántica del esclavo. Los esfuerzos de Hartman & rsquos por contar la historia de los esclavos y los negros estadounidenses parecen particularmente oportunos, ya que Estados Unidos se enfrenta al problema del racismo y la desigualdad sistémicos. Como mucha gente, historiador o no, se ha preguntado: ¿Cómo llegamos aquí?

Para restaurar la humanidad de sus sujetos, Hartman intenta una forma diferente de manejar la evidencia para ver sus vidas. Ella reinventa su personalidad, alejándolos de los juicios hostiles de los registros oficiales que buscaban sellarlos con una evaluación negativa tras otra. Digo & ldquoreimagine & rdquo porque la representación de las mujeres en los registros oficiales también fue una forma de imaginación, retratos nacidos del desprecio por los pobres y oprimidos, formulaciones racistas y actitudes represivas hacia el trabajo de las mujeres & rsquos en la sociedad.

En Hartman & rsquos & ldquocontra-narrative & rdquo, sus sujetos ya no son criminales, malas madres o mujeres sueltas. Son "modernistas homosexuales, amantes libres, radicales y anarquistas", las "chicas quoghetto" que fueron la inspiración de la vida real para los flappers blancos. Hartman caracteriza a estas mujeres por haber efectuado una revolución antes de Gatsby. Vidas rebeldes, entonces, es una "crónica del radicalismo negro, una historia estética y desenfrenada de las niñas de color y sus experimentos con la libertad". Estas y "jóvenes mujeres negras eran pensadoras radicales que imaginaban incansablemente otras formas de vida y nunca dejaban de considerar cómo podría ser el mundo de otra manera". . & rdquo

Esta es una forma atrevida, ya menudo inspiradora, de considerar la vida de estas mujeres y rsquos, aunque uno sospecha que se aplica más a algunas de las mujeres que a otras. Utilizando un expediente del Reformatorio para Mujeres del Estado de Nueva York en Bedford Hills (que sigue siendo una prisión para mujeres y rsquos hasta el día de hoy), Hartman reconstruye la historia de Mattie Nelson, quien a la edad de quince años viajó de Virginia a Nueva York para escapar de las depredaciones. del Sur. Nelson fue enviado a Bedford Hills por robar ropa interior de un vecino y rsquos de un tendedero. Que este delito menor pudiera resultar en encarcelamiento, una intervención tan devastadora en la vida de una persona, surgió del incansable esfuerzo por vigilar la sexualidad de las mujeres negras. El verdadero crimen de Nelson fue que ella había dado a luz a dos hijos, de dos hombres diferentes, fuera del matrimonio. Su madre también vivía con un hombre fuera del matrimonio.

El trabajador social asignado para considerar el caso determinó que Nelson & rsquos home & ldquowas un pobre ambiente, & rdquo haciendo referencia a la & ldquoinmoral conducta & rdquo tanto de Mattie como de su madre. Incluso la decisión del vecino de no continuar con la denuncia contra Nelson no logró disuadir a los trabajadores sociales de su curso. Debido a que ni Nelson ni su madre se sintieron culpables por tener relaciones sexuales con hombres fuera del matrimonio y mdash "me gustó hacerlo", se citó a Nelson diciendo acerca de su relación con uno de sus amantes, "mdash" fueron juzgados como depravados. Desde el punto de vista de los funcionarios, enviar a Nelson a Bedford Hills durante tres años fue decididamente mejor que dejarla quedarse en la casa de su madre. Esto estaba lejos de ser cierto. Aunque las cartas que escribió Nelson "no están en el expediente del caso", Hartman utiliza una carta de su madre al superintendente de la prisión, así como información de amigos de Nelson entre sus compañeros de prisión y de los relatos del abuso físico notoriamente desenfrenado de las mujeres alojadas en Bedford, para describir lo que pudo haber sufrido durante su tiempo allí.

Así como los historiadores que hacen historia convencional a menudo llegan a conclusiones diferentes acerca de lo que dice el material que tienen ante sí, es posible tener una visión diferente de la historia de Mattie Nelson & rsquos que la de Mattie Nelson & rsquos. Vidas rebeldes. La descripción conmovedora e imaginativa de Hartman & rsquos de las relaciones de la joven Mattie & rsquos con Herman Hawkins y Carter Jackson, sus dos amantes y los padres de sus hijos, puede recordar no tanto a un radical sexual que quiere explotar las costumbres sexuales como a una joven típica que anhela el amor, estabilidad y compañerismo. Estas cosas, particularmente las dos últimas, se habían vuelto difíciles para la mayoría de las parejas negras desde los días de la esclavitud, y Nelson no era la excepción. En su mundo, fue la idea de un & ldquoBlack love & rdquo estable y auténtico lo que habría sido el movimiento radical, una amenaza real para la noción de superioridad blanca, particularmente el culto a la feminidad blanca que había tenido, desde los primeros días de la llegada de las mujeres africanas a África. América del Norte, los designó como "ldquoun-womanly" y aptos para el trabajo duro.

Los flappers blancos burlaron las convenciones que, con el pretexto de protegerlos, habían limitado sus horizontes. Las mujeres negras, ya sea Mattie Nelson o la periodista y activista Ida B. Wells, cuya negativa a dejar su asiento en el vagón de damas de un tren en Chesapeake, Ohio y Southwestern Railroad en 1884 resultó en un altercado físico, nunca habían sido "protegidas" en 1884. de esa manera. Como señala Hartman, "las mismas palabras" niña coloreada "o" mujer negra "eran casi un término de reproche. Ella no estaba de moda. Cualquier homenaje en el santuario de la feminidad trazaba una línea de color que la colocaba para siempre fuera de su círculo místico.& rdquo

Sin embargo, lo que pensaban los blancos no era lo único que importaba. Los negros crearon su propia cultura de relaciones de género que surgió de las circunstancias de la vida negra en los Estados Unidos. Esa cultura, en su mayor parte, aceptó que había un ámbito en el que operaban los hombres y un ámbito en el que operaban las mujeres, pero hizo ajustes para la sociedad circundante y la hostilidad de los rsquos hacia los hombres negros y las mujeres negras y rsquos mayor participación en el trabajo fuera del hogar. La capacidad de desempeñar roles definidos por género dentro de esas esferas dependía del acceso individual a los recursos económicos.

La decisión del país de poner el empleo decente, el respeto y la ciudadanía plena fuera del alcance de la mayoría de los hombres y mujeres negros fue enormemente estresante para las parejas negras. A Nelson, Hawkins y Jackson se les había impedido el avance educativo y se vieron obligados a acceder a una gama limitada de oportunidades de empleo, todas ellas débiles y, a menudo, perjudiciales para iniciar y mantener el matrimonio y la vida familiar. El sexo y la maternidad fuera del matrimonio, el supuesto libertinaje por el que los trabajadores sociales afirmaron estar conmocionados, fueron en parte el resultado de decisiones políticas. Además, en realidad era lo que los blancos esperaban de los negros. Desde los días de la esclavitud, se decía que los hombres y mujeres negros simplemente se habían acoplado, ya que estaban movidos por la lujuria más que por el amor real. Castigar este comportamiento en el siglo XX, cuando la esclavitud ya no era legal, era solo otra forma de ejercer el control social y desestabilizar a la comunidad negra.

¿Qué significa todo esto para cómo vamos a imaginar la vida interior de Nelson & rsquos? Que haya tenido relaciones sexuales con hombres fuera del matrimonio y que haya quedado embarazada en una era de métodos anticonceptivos poco fiables no significa que necesariamente se viera a sí misma como una rebelde sexual. Simplemente estaba actuando como un ser humano en una sociedad que despreciaba a personas como ella y criminalizaba su comportamiento.¿Y qué hay de Hawkins y Jackson? ¿Podrían haber estado dispuestos a hacer compromisos reales con Nelson si tuvieran un empleo estable como plomeros, abogados o gerentes bancarios, o si tuvieran negocios exitosos? Si a Nelson se le diera a elegir entre vivir una vida precaria, dependiendo de hombres a quienes la sociedad impidió realizar su potencial, y ser esposa y madre en circunstancias disponibles para las mujeres blancas de clase media y alta, no hay razón para suponer que lo haría. No he optado por lo último. Vivimos después de una crítica sostenida de los valores y estilos de vida burgueses, décadas en la fabricación. Nelson no lo hizo. Ella puede haber tenido ideas muy diferentes sobre lo que significaba rebelarse y qué resultado deseaba lograr de la rebelión, que nosotros. Nunca lo sabremos, pero el relato sensible de Hartman & rsquos sobre la historia de Nelson & rsquos es lo suficientemente esclarecedor sin la necesidad de caracterizar sus motivos.

Hartman deja en claro que la obsesión de la sociedad estadounidense con la sexualidad de las mujeres negras, nuevamente un foco desde los días de la esclavitud, marcó el curso de gran parte de la vida negra, afectando no solo a las mujeres mismas, sino a todos los que las amaban y dependían de ellas. Corrían constantemente el riesgo de ser etiquetados como criminales. & ldquoThe Tenement House Law & rdquo, aprobada en Nueva York en 1901,

fue el principal instrumento legal para la vigilancia y arresto de jóvenes negras como vagabundas y prostitutas. El interior negro cayó directamente dentro del alcance de la policía. Agentes vestidos de civil e investigadores privados monitoreaban la vida privada y el espacio doméstico, dando fuerza legal a la noción de que el hogar negro era el lugar del crimen, la patología y la desviación sexual.

Hartman señala que esta medida fue implementada por "reformadores progresistas, amigos oficiales de los negros y los hijos e hijas de abolicionistas que intentaban proteger a los pobres y disminuir los efectos brutales del capitalismo". Las condiciones y condiciones de las viviendas también se consideraban una medida de lucha contra el crimen, ya que se decía que las condiciones de hacinamiento fomentaban la criminalidad y la licencia sexual.

La ley no resolvió el problema de las malas condiciones de vida para muchos, porque los códigos de construcción no se hicieron cumplir y los propietarios no fueron castigados por no mantener sus propiedades. Sin embargo, "consolidó el significado de la prostitución, y suturó la negritud y la criminalidad, al poner bajo vigilancia la vida doméstica negra".sospecha de la prostitución. & rdquo El mero & ldquodisponibilidad tener relaciones sexuales o participar en & lsquolewdness & rsquo o parecer probable que lo hicieran era suficiente para el enjuiciamiento. & rdquo

Naturalmente, a primera vista, esta ley no solo se aplica a las mujeres negras. Pero la sutura de & ldquoblackness and criminality & rdquo fue una práctica de larga data, que se remonta a la esclavitud cuando los negros fueron acusados ​​de robar a sus esclavizadores, y después de la Guerra Civil cuando los blancos del sur intentaron recuperar el control físico sobre los negros que habían tenido durante la esclavitud. La tendencia a vigilar en exceso a las comunidades negras significó que medidas como la Ley de Casas de Vivienda tuvieron un impacto desigual en los afroamericanos. Uno duda de que los agentes de policía estuvieran merodeando por las comunidades blancas adineradas preguntando a las mujeres blancas jóvenes si querían tener relaciones sexuales y arrestándolas por prostitución si decían que sí, o participando en "redadas de ldquojump", en las que agentes de policía vestidos de civil,

habiendo identificado a una persona y un lugar sospechosos, llamó a la puerta de una residencia privada y, cuando se abrió, se abrió paso a través del umbral o siguió a una mujer que entró en su apartamento.

Estas redadas se llevaron a cabo sin la protección de una orden judicial, lo que hizo que se reconocieran los derechos de ciudadanía de segunda clase de aquellos cuyos hogares fueron invadidos por el gobierno.

No todos los sujetos de Hartman & rsquos en Vidas rebeldes son desconocidos. Además de Ida B. Wells, Jackie & ldquoMoms & rdquo, Mabley y Billie Holiday hacen apariciones, al igual que W.E.B. Du Bois, en una de las reconstrucciones de la vida más brillantes del libro. Du Bois fue famoso a Filadelfia en 1896 para estudiar las condiciones sociales de los negros en el Séptimo Distrito, muchos de ellos fugitivos recientes del sur. Había ido allí a instancias de los administradores de la Universidad de Pensilvania y filántropos preocupados, que se habían alarmado por las tasas de delincuencia en los vecindarios negros, pensando que la culpa era de la gente y no de las políticas que limitaban la capacidad de participación de los negros. en sociedad. Du Bois publicado El negro de Filadelfia: un estudio social en 1899, obra que justifica su designación como padre de la sociología estadounidense.

Hartman presenta a Du Bois imaginando sus pensamientos mientras se ahoga en la esquina de Seventh y Lombard, asimilando la hermosa anarquía del espacio. Vemos al joven recién casado en su piso de una habitación, escasamente amueblado, en la peor sección de la Séptima Sala. A diferencia de la mayoría de los otros temas de este libro, Hartman tenía una montaña de información y mdashDu Bois & rsquos propios voluminosos escritos (autobiográficos y no) y David Levering Lewis & rsquos multivolume, biografía premiada entre ellos & mdash para dibujar un retrato imaginativo del hombre. Hay muchas menos posibilidades, a diferencia de Mattie Nelson, de malinterpretar sus motivaciones. La presentación de Hartman & rsquos de los pensamientos y sentimientos de Du Bois & rsquos suena completamente cierta.

Du Bois vivió hasta los noventa y cinco años, y sus posiciones cambiaron a lo largo de su larga vida. Hartman captura a la joven, victoriana y patriarcal Du Bois, quien, aunque simpatizante, podría juzgar severamente el estilo de vida de los residentes negros desproporcionadamente jóvenes del Séptimo Distrito, particularmente las mujeres "inconmovibles" de la formulación de Hartman. Luchó contra ese impulso, escribe ella:

Sus puntos de vista vacilaron, ya que el calidad de corazón de la justicia, la angustia del sentimiento compartido, se apoderó del frío estadístico. Una niña-madre traicionada y abandonada por su amante podría encarnar toda la ruina y la vergüenza de la esclavitud y también representar todo lo bueno y natural de la feminidad. Du Bois se equivocó con respecto a la libertad sexual y décadas después estuvo cerca de respaldar el amor libre cuando coincidió con el deseo materno y el infierno. En una novela, poseía la capacidad de transformar a una niña arruinada que creció en un burdel en una heroína, pero lograr lo mismo en un estudio sociológico resultó casi imposible. La literatura fue capaz de lidiar mejor con el papel del azar en la acción humana e iluminar la posibilidad y la promesa del camino errante.

Este pasaje nos devuelve al libro de Hartman & rsquos, y la pregunta que persiste en sus páginas: ¿Por qué un libro de no ficción y no una novela? Hartman es un escritor tremendamente dotado con el ojo y la prosa lírica de un novelista. Una novela histórica, utilizando la extensa investigación que aportó en este libro, podría ser tan verdadera y poderosa como esta obra de no ficción especulativa. No habría necesidad de una nota sobre metodología para justificar lo que estaba intentando hacer con el trabajo. (Suficientemente interesante, Vidas rebeldes ganó un Premio del Círculo Nacional de Críticos de Libros de 2019 en la categoría de & ldquoCriticism, & rdquo, lo que quizás indica alguna dificultad para clasificarlo.) Si sus & ldquopersonajes & rdquo fueran abordados como ficción, Mattie Nelson podría ser lo que Hartman quisiera que fuera, sin ninguna preocupación molesta sobre si ella había capturado con precisión los pensamientos y sentimientos de una persona que realmente vivía y tenía su propia historia. Hay algo de ironía aquí. El método Hartman & rsquos funciona mejor con una persona de la que se sabe mucho, como Du Bois o Wells. Los espacios en blanco que deben llenarse sobre la vida de esas personas y rsquos suelen ser igualmente importantes, pero no tan grandes.

Por supuesto, las personas deberían escribir los libros que quieran escribir. Hartman ha expresado sólidas razones para escribir Vidas rebeldes, hermosos experimentos en la forma que ella eligió. Está el importante trabajo de "afrontar la violencia de la historia" y considerar la vida de "la multitud, los desposeídos, los subalternos y los esclavizados". alquimia a eso. El talento para hacer lo que Hartman hace en este libro es raro. Afortunadamente para las mujeres de Vidas rebeldes, ella posee ese talento en abundancia, y está en plena exhibición.


Envíos para el verano de 2021 en tiempo pasado

La fecha límite para la presentación de artículos de investigación ha pasado para nuestra edición de verano de 2021, pero todavía estamos aceptando reseñas de libros (entre 500-750 palabras) y comentarios críticos (de no más de 1500 palabras) sobre temas en el campo de la historia. Los ejemplos de presentaciones de comentarios críticos incluyen piezas de pensamiento, análisis de eventos actuales en perspectiva histórica e historias extravagantes históricas o de archivo. Damos la bienvenida a los estudiantes de posgrado a enviar reseñas de libros y comentarios críticos antes del 4 de marzo para ser considerado para su publicación en nuestro número de verano de 2021.

Estamos particularmente interesados ​​en los comentarios que abordan los siguientes temas:

  • Historia en la época de Covid: ¿Cómo practicamos, aprendemos y enseñamos historia durante la pandemia de COVID-19? ¿Cómo han impactado las restricciones de viaje, las demoras en los programas y el aislamiento social las prácticas de investigación y escritura y la salud mental individual? ¿Cómo se han materializado e intensificado las desigualdades sociales debido a COVID-19 en contextos tanto locales (por ejemplo, en la geografía urbana de propagación) como global (por ejemplo, la (in) seguridad alimentaria en el mundo en desarrollo)?
  • La salud pública y la pandemia Covid-19 en perspectiva histórica
  • Black Lives Matter y la defensa de la justicia racial: ¿Cómo abordamos los legados de la supremacía blanca y el (neo) colonialismo en la escritura de historia y la universidad? ¿Cuál es el futuro de los estudios raciales críticos?
  • Tendencias actuales y perspectivas históricas sobre los derechos y el activismo indígenas
  • Historia popular y pública: interactuar con audiencias y lectores más amplios en televisión, películas, podcasting, videojuegos y otros medios.
  • Ecología y medio ambiente en 2021: examen de los desastres naturales, la escasez de alimentos y la promoción del medio ambiente a través de las fronteras nacionales

Si tiene otra idea para un comentario crítico, comuníquese con nosotros en [email protected] para “presentar” su historia. También aceptaremos reseñas breves de libros y comentarios críticos que cubran una variedad de temas de forma continua. Las presentaciones y presentaciones que se nos envíen después de la fecha límite del 4 de marzo serán consideradas y revisadas por el equipo editorial para su publicación en nuestro sitio web.


¿Otro comienzo americano?

Siempre deseo un libro más largo, pero lo hice con la notable obra de Bruno Maçães. La historia ha comenzado. Su tesis es sutil y no se ajusta bien al resumen, pero aquí está mi opinión. Maçães comienza con una crítica de las visiones teleológicas de la historia. Cada una de estas perspectivas ve la historia viajando por un camino predeterminado. Pero la historia, sostiene Maçães, no tiene una dirección particular; cambia de rumbo a medida que cada sociedad se enfrenta a los problemas que enfrenta.

América, nos dice Maçães, es así pionera en un nuevo camino para sí misma. Hace mucho tiempo, la sociedad estadounidense se movió más allá de la "creencia burguesa en la realidad objetiva" y ahora se está alejando aún más del pensamiento europeo que ha dominado a Estados Unidos durante la mayor parte de su historia y hacia una "nueva sociedad indígena", lo que se convertirá en una "post-sociedad". estado de verdad ". Ese nuevo Estados Unidos, advierte, puede ser incompatible con muchos de los principios fundacionales de la nación e incluso con la Constitución bajo la cual Estados Unidos ha vivido durante 230 años.

Maçães encuentra las raíces de esta nueva dirección estadounidense en dos lugares: en la filosofía pragmática de finales del siglo XIX de William James y en los escritos de principios del siglo XX de Sinclair Lewis, en particular su novela clásica, Revestir de metal antifricción. La parte relevante de la filosofía de James es su énfasis en lo que sea que funcione para las personas. Sobre la religión, por ejemplo, Santiago insiste en que la gente abraza la fe más porque enriquece sus vidas que porque están seguros de alguna verdad objetiva acerca de Dios. Esta y otras decisiones similares determinan lo que las personas notan y, en consecuencia, lo que experimentan.

El personaje de Sinclair Lewis, Babbitt, comienza como un hombre de negocios estadounidense estereotipado, enfocado en poco más además de hacer crecer su negocio y ganar dinero. Eventualmente comienza a encontrar una salida a la conformidad opresiva que exige esa vida. No busca revolucionar la sociedad, esa sería una respuesta europea, como la ve Maçães. En cambio, a través del personaje de Babbitt, Lewis argumenta a favor de dejar la sociedad intacta pero alentando a cada persona a soñar en todo lo que hace, ya sea un hombre de negocios que se imagina a sí mismo como un constructor de imperios o un ex banquero que crea un estilo de vida bohemio para sí mismo.

Con la televisión, el cine e Internet, los estadounidenses han llevado estos enfoques a los extremos, sostiene Maçães. Las personas crean personajes para sí mismos y luego conducen sus vidas para promover la imagen que han creado, si no de forma permanente, al menos por el momento. Este enfoque responde a la necesidad de hacer frente al cinismo que, de otro modo, domina la vida moderna. El surgimiento de la corrección política, escribe Maçães, es un ejemplo de este proceso. Adherirse a la corrección política es claramente demostrar una preferencia por cómo se retrata la vida en lugar de cómo se vive. De manera similar, el socialismo goza de una popularidad renovada, precisamente porque ya no es un programa político activo y vital y, por lo tanto, ofrece a las personas más espacio para crear imágenes en torno a él. En una maravillosa expresión, Maçães resume el efecto jugando con la vieja exigencia marxista de "controlar los medios de producción". Hoy, dice, lo importante es controlar los "memes de producción".

Por fascinante que sea todo esto, me resisto a la afirmación de Maçães de que es nuevo. No es necesario ser un crítico literario o un historiador social para ver la evidencia del pasado a veces distante de personas que tejen fantasías sobre su lugar en el mundo y luego actúan sobre ellas. Tampoco veo tales prácticas como exclusivamente estadounidenses. El vestuario tan frecuente en las protestas callejeras europeas sugiere que esos mundos de fantasía van mucho más allá de las costas de Estados Unidos. Quizás Maçães respondería diciendo que la televisión y la Web han difundido la creación de imágenes del pasado, de modo que, en lugar de cautivar a unos pocos individuos, ha marcado un camino para toda la sociedad. También podría argumentar que los artistas callejeros europeos están menos consumidos por las imágenes que han seleccionado y más conscientes que sus primos estadounidenses de dónde termina la imagen y ellos, como personas, comienzan.

La afirmación de Maçães de que estas fantasías son en su mayoría inofensivas plantea una objeción más seria. Afirma que minimizan el peligro al permitir que las personas prueben cosas en sus cabezas en lugar de imponerlas a la sociedad. Es bastante fácil aceptar ese pensamiento en general. Ciertamente, el hombre de negocios que tiene la fantasía de ser un constructor de imperios es inofensivo (excepto quizás para aquellos que se sientan a su lado en la cena). Pero puede ocurrir un daño real cuando su actuación a partir de esa fantasía choca con la realidad o con las fantasías en competencia de otras personas. En respuesta a los recientes disturbios alrededor del Capitolio de los Estados Unidos, Maçães describió a la multitud como menos interesada en un golpe, al menos en la forma en que generalmente se entiende la palabra, que en hacer realidad sus sueños sobre sí mismos. Eso podría ser cierto para muchas personas allí ese día, e incluso para muchas que ingresaron al Capitolio, pero la realidad es que una preciosa institución estadounidense fue amenazada y varias personas murieron. Estos no son eventos inofensivos.

Quizás algunas de estas preguntas y objeciones surjan de mis luchas con la tesis de Maçães. Podría haber ofrecido más explicaciones para su descripción de este nuevo camino estadounidense. Aún así, la perspectiva que ofrece Maçães y la imaginación que demuestra hacen de su libro una lectura fascinante y genuinamente reveladora.

Milton Ezrati es editor colaborador de El Interés Nacional, filial del Centro para el Estudio del Capital Humano de la Universidad de Buffalo (SUNY) y economista jefe de Vested, la firma de comunicaciones con sede en Nueva York. Su último libro es Treinta mañana: las próximas tres décadas de globalización, demografía y cómo viviremos.


& # 8216Skin: Una historia de desnudez en las películas & # 8217: Film Review

El nuevo documental 'Skin: A History of Nudity in the Movies' cubre más de 100 años de desnudez masculina y femenina en la pantalla, con entrevistas de los actores Malcolm McDowell, Mariel Hemingway y Pam Grier y los directores Peter Bogdanovich y Amy Heckerling.

Stephen Farber

  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo sobre correo electrónico
  • Mostrar opciones de acciones adicionales
  • Comparte este artículo sobre impresión
  • Comparte este artículo en Comentar
  • Comparte este artículo en Whatsapp
  • Comparte este artículo en Linkedin
  • Comparte este artículo en Reddit
  • Comparte este artículo en Pinit
  • Comparte este artículo en Tumblr

  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo sobre correo electrónico
  • Mostrar opciones de acciones adicionales
  • Comparte este artículo sobre impresión
  • Comparte este artículo en Comentar
  • Comparte este artículo en Whatsapp
  • Comparte este artículo en Linkedin
  • Comparte este artículo en Reddit
  • Comparte este artículo en Pinit
  • Comparte este artículo en Tumblr

El título puede sonar incendiario, algo que quedó de la era de Russ Meyer, pero Danny Wolf & rsquos Piel: una historia de desnudez en las películas resulta ser informativo e imparcial, además de entretenido. Las películas de Meyer & rsquos se incluyen inevitablemente en este despreocupado documental sobre la desnudez desde la era del cine mudo hasta el presente. Pero hay segmentos más sorprendentes e instructivos a medida que el director recorre más de 100 años de historia cinematográfica y gran parte de la carne (masculina y femenina) expuesta a lo largo de las décadas.

La película comienza sabiamente reconociendo los cambios producidos por el movimiento #MeToo, incluidos los jinetes de desnudos en los contratos de estudio y un nuevo campo de coordinadores de intimidad en el set, y proporciona un resumen rápido de las muchas celebridades acusadas de acoso sexual o algo peor.Pero también incorpora entrevistas de un par de actrices que defienden la desnudez que realizaron, y nos encontramos con críticas y cineastas que brindan una visión equilibrada y, a veces, sardónica de sus aventuras en el comercio de la piel.

FECHA DE LANZAMIENTO 17 de agosto de 2020

Esencialmente, la película adopta un enfoque cronológico, comenzando con las primeras imágenes en movimiento de desnudez en la década de 1890 y luego reconociendo algunos logros en el cine mudo, incluidas las secuencias de Babylon en D.W. Griffith y rsquos Intolerancia. Se presta bastante atención a la era anterior al Código, cuando Claudette Colbert tomó un revelador baño de leche en Cecil B. DeMille & rsquos. La Señal de la Cruz (también presenta una escena con un gorila amenazando a una damisela escasamente vestida en apuros). Una película fundamental de esa época no se creó en Hollywood: Hedy Lamarr apareció en la pantalla en Éxtasis, que la crítica de cine Amy Nicholson elogia como una de las primeras películas que mostraban a una mujer experimentando placer sexual.

Otros críticos y autores, incluido Mick LaSalle de la Crónica de San Francisco, Richard Roeper del Chicago Sun-Times, Kyle Anderson de Nerdista y THR& rsquos Tatiana Siegel, proporcionan recuerdos personales y penetrantes conocimientos sobre algunas películas controvertidas históricas. La galería de cabezas parlantes también incluye profesores, historiadores del arte y Joan Graves, la directora recientemente retirada de la junta de clasificación de la MPAA. Pero quizás las ideas más entretenidas provienen de actores y cineastas.

Los directores Peter Bogdanovich, Joe Dante, Kevin Smith y John Cameron Mitchell ofrecen información valiosa, no solo sobre sus propias películas, sino también sobre otras películas. Es especialmente revelador escuchar a directoras como Amy Heckerling y Martha Coolidge. Heckerling sostiene que la desnudez era importante para los temas de Tiempos rápidos en Ridgemont High, aunque admite que no se le permitió mostrar desnudez frontal masculina en estas escenas de sexo, ya que su productor advirtió que resultarían en una calificación X.

se debe notar que Piel no está sujeto a las restricciones que impidieron a Heckerling. El documental incluye muchas escenas de desnudez frontal masculina y mdash, la famosa escena de lucha desnuda en Mujer enamorada extensa desnudez masculina en el debut como director de Jack Nicholson & rsquos, Conduce, dijo el asombroso & ldquoreveal & rdquo en El juego del llanto Richard Gere mostrando todo en Gigoló americano la cómica escena de lucha libre en Borat.

Por supuesto, la desnudez femenina estaba mucho más extendida. Pam Grier habla alegremente sobre sus hazañas en las películas de mujeres en la cárcel. Por otro lado, Linda Blair, la estrella de Calor enjaulado, relata el comportamiento abusivo de su coprotagonista, John Vernon, con una sensación de traición que no se ha desvanecido. Mariel Hemingway habla con franqueza sobre ambos Mejor marca personal, una película histórica sobre atletas femeninas, y Bob Fosse & rsquos Estrella 80, y declara que la desnudez era necesaria para ambas películas. Es un placer escuchar los comentarios sinceros de Sean Young sobre sus escenas de sexo un tanto escandalosas con Kevin Costner en No hay salida. Los comentarios picantes también provienen de Eric Roberts, coprotagonista de Hemingway & rsquos en Estrella 80y Bruce Davison, quien interpretó una memorable e inquietante escena de violación en El verano pasado, que fue escrito por una guionista, Eleanor Perry.

Quizás el actor más entretenido del conjunto es Malcolm McDowell, quien admite que ayudó a allanar el camino para la desnudez masculina en películas como Si & hellip, Una Naranja Mecánica y el infame Calígula. (De esta última película, McDowell declara que el productor Bob Guccione, el editor de Ático, & ldquotenía absolutamente ningún gusto & rdquo). Muchos probablemente han olvidado que el elenco de Calígula incluyó a los galardonados actores Peter O & rsquoToole, Helen Mirren y John Gielgud. McDowell & rsquos reminiscencias de Gielgud & rsquos reacción de sobresalto (pero agradecido) a todos los penes en el set es uno de los momentos divertidos en el documental, interrumpido durante los créditos finales.

También hay comentarios reveladores de artistas menos conocidos que no se disculpan ni se arrepienten de sus escenas de desnudos. La coprotagonista de Terminator 3, Kristanna Loken, sintió que su desnudez en esa película realzaba su carácter y la fuerza de sus rsquos. Y Betsy Russell, coprotagonista de la comedia olvidada Escuela privada, defiende sus escenas de desnudos. Recuerda haber pensado en ese momento: "¿Cuándo volveré a verme tan bien?".

Estos comentarios y muchos otros dan fe de la imprevisibilidad de la película y los rsquos. Pero la cita de Russell & rsquos también sugiere una de las limitaciones de la película & rsquos. Simplemente incorpora demasiadas películas que han sido completamente olvidadas excepto por fanáticos con, digamos, apetitos poco convencionales. Cuanta gente recuerda Escuela privada o una versión desnuda de Alicia en el país de las Maravillas que jugó en los 70? Esta película se esfuerza demasiado para ser completa y es una tarea imposible y, con demasiada frecuencia, se empantana en trivialidades. Pero hay suficientes puntos destacados para hacer un paseo valioso por el comercio de pieles.


Reseña: 'White Trash' rumia sobre una clase baja estadounidense

Crackers y ocupantes ilegales, campesinos sureños y hillbillies, sandhillers y fango, comedores de arcilla y azadas: Estados Unidos ha desarrollado un rico vocabulario para describir una parte de su subclase permanente. El epíteto que los incluye a todos, para tomar prestado el título del nuevo libro formidable y verídico de Nancy Isenberg, es basura blanca.

El proyecto de la Sra. Isenberg en "White Trash: The Untold History of Class in America" ​​de 400 años es volver a contar la historia de los Estados Unidos de una manera que no solo incluya a los débiles, los impotentes y los estigmatizados, sino que también los coloque al frente y al centro.

Como tal, ha escrito un volumen elocuente, más incómodo y necesario que un semirremolque lleno de nuevas biografías de los fundadores y de los presidentes más queridos. (Mire, aquí hay seis más en mi buzón). Vista desde abajo, un buen ángulo para nadie, la historia de Estados Unidos es útilmente desorientadora y casi siempre espantosa. “White Trash” te hará retorcer en tu silla.

La Sra. Isenberg es profesora de historia estadounidense en la Universidad Estatal de Louisiana. Sus libros incluyen una biografía bien considerada de Aaron Burr. Su propia experiencia de clase no se menciona en "White Trash". Este estudio no requiere el acelerador emocional de las memorias.

Como Howard Zinn en "A People's History of the United States" (1980), la Sra. Isenberg presenta una interpretación alternativa de la historia estadounidense. A diferencia de Zinn, a ella no le interesan los cruzados, los organizadores laborales y los políticos de tendencia socialista. No vengas a su libro para aprender sobre los Wobblies. La historia que cuenta es más íntima. Es un análisis del sistema de castas intratable que perdura bajo los mitos nacionales del individualismo accidentado y las ciudades en las colinas.

La Sra. Isenberg sostiene que a los adultos en Estados Unidos se les alimenta con cuchara su historia como si fueran niños pequeños. Somos consumidores ávidos de la hagiografía nacional. Ella subvierte esta hagiografía a cada paso, comenzando por el principio.

Los comienzos coloniales de Estados Unidos tienden a ser vistos, escribe Isenberg, a través de las `` creencias de esos líderes de principios moldeados en bronce, los John Winthrops y William Penns, a quienes se les enaltece por haber proyectado los destinos ampliados de sus respectivas colonias ''.

Sin embargo, ella demuestra que la mayoría de los primeros colonos no compraron estos destinos. La mayoría tampoco vino para escapar de la persecución religiosa. "Durante la década de 1600", escribe, "lejos de ser clasificados como súbditos británicos valiosos, la gran mayoría de los primeros colonos fueron clasificados como población excedente y 'basura' prescindible".

Muchos eran sirvientes contratados. Otros eran "bandoleros pícaros, vagabundos mezquinos, rebeldes irlandeses, putas conocidas y una variedad de convictos enviados a las colonias por hurto mayor u otros delitos contra la propiedad". Otros eran simplemente perezosos, "holgazanes", en la jerga de la época. Prefieren beber ron que limpiar un acre de pinos.

Estados Unidos no desarrolló una Cámara de los Lores, sin embargo, importamos la manipulación del sistema de clases británico, argumenta Isenberg. Ésta no era una tierra de igualdad de oportunidades. El trabajo brutal aguardaba a la mayoría de los migrantes. Había poca movilidad social.

“La fe religiosa puritana no desplazó la jerarquía de clases, ni las primeras generaciones de habitantes de Nueva Inglaterra no hicieron nada para disminuir, y mucho menos condenar, la dependencia rutinaria de los sirvientes o esclavos”, observa. “La tierra era la principal fuente de riqueza, y quienes no la tenían tenían pocas posibilidades de escapar de la servidumbre. Fue el estigma de la falta de tierra lo que dejaría su huella en la basura blanca a partir de este día ".

Desde este comienzo, la Sra. Isenberg avanza con confianza, a través de, por ejemplo, los problemas de clase que sustentaron la Guerra Civil y el movimiento popular de eugenesia, favorecido por Theodore Roosevelt, que marcó a muchos como objetivos de esterilización. La esclavitud y el racismo apenas se descartan en este libro, pero ella mantiene su enfoque en los blancos pobres.

Ella señala a Carolina del Norte como "lo que podríamos llamar la primera colonia de basura blanca". Era pantanoso y, gracias a su costa llena de bajíos, carecía de un puerto importante. No tenía una verdadera clase de jardinería. Sus ciudadanos eran vistos como holgazanes, "cabezas de tonto cobardes" en palabras de uno de los primeros escritores. Otro se refirió al estado como el "hundimiento de América" ​​sin ley.

La Sra. Isenberg avanza a través de la Gran Depresión, deteniéndose para admirar el complejo pero urgente relato de no ficción de James Agee sobre las vidas de los agricultores arrendatarios pobres en Alabama, "Let Us Now Praise Famous Men" (1941). Llega Elvis. También lo hace la Gran Sociedad de Lyndon B. Johnson.

Los parques de caravanas, que recuerdan al "lado oscuro de la libertad", son objeto de su valoración, al igual que películas como "Deliverance". (Ella encuentra repugnantes sus caricaturas de campesinos sureños.) Se analizan las carreras de Dolly Parton, Jimmy Carter, Jim y Tammy Faye Bakker y Bill Clinton. El coqueteo de Clinton con Monica Lewinsky resultó en un espectáculo que el autor compara con una "salida de basura blanca en el gran escenario nacional".

Considera el fenómeno de Sarah Palin y programas de telerrealidad como "Here Comes Honey Boo Boo" y "Duck Dynasty". Donald J. Trump, el político, no está en el radar de este libro, sin embargo, Isenberg escribe en su sección de Palin: "Cuando conviertes una elección en un circo de tres pistas, siempre existe la posibilidad de que gane el oso bailarín".

A lo largo de este volumen, hay una conciencia de un aspecto cruel de nuestra complexión moral. "Los estadounidenses no solo se apresuraron a salir adelante", escribe, "necesitaban a alguien a quien menospreciar". Gore Vidal lo expresó de otra manera: "No basta con ganar, los demás deben perder".

La Sra. Isenberg no escatima en análisis económico. Ella observa cómo los motores centrales de nuestra economía, desde los hacendados dueños de esclavos hasta las políticas bancarias y fiscales actuales, han perjudicado sistemáticamente a los trabajadores pobres. "Tenemos que preguntarnos", escribe sobre los temas de su libro, "cómo existe esa gente en medio de la abundancia".

Parte de su respuesta es la "reacción violenta que se produce cuando se intenta mejorar las condiciones de los pobres", desde el New Deal hasta Obamacare. “Se dice que la ayuda del gobierno socava el sueño americano”, escribe, y agrega: “Espere. Socavar cuyo ¿Sueño americano?"

Este estimable libro se sumerge en el estancamiento del verano como la electrificación rural. Nos recuerda que, como escribió Simon Schama, expresando su disgusto por "Downton Abbey", "La historia está destinada a ser un fastidio, no un paseo por el camino de la memoria".

“White Trash” es de hecho un fastidio, y completamente patriótico. Se trata de las verdades que importan, es decir, de las incómodas.


Ver el vídeo: Cotopaxi Allpa 42L Review. One Bag Travel Backpack Built For Adventure (Enero 2022).