Podcasts de historia

Historia de Islandia - Historia

Historia de Islandia - Historia

ISLANDIA

Los vikingos llegaron a Islandia en el siglo IX. Allí se fundó el organismo representativo más antiguo de Europa, el Althing. Hacia el año 1000 llegó el cristianismo. Primero bajo el dominio noruego (1200) y luego bajo el danés (1380), Islandia tuvo que esperar hasta 1918 para obtener su independencia, aunque siguió compartiendo un rey con Dinamarca. Cuando los nazis ocuparon Dinamarca durante la Segunda Guerra Mundial, Islandia se declaró república. Islandia, uno de los primeros miembros de las Naciones Unidas y la OTAN, no tiene fuerzas armadas (Estados Unidos operó una base en Keflavik). La población de Islandia es una de las más educadas y saludables del mundo; Los beneficios sociales integrales están disponibles para todos gracias al estado de bienestar de estilo escandinavo del país.


Historia y patrimonio de Islandia

Cuando los primeros colonos vikingos llegaron a Islandia a finales del siglo IX d.C., encontraron una isla deshabitada. Hoy en día, Islandia es un país completamente moderno y ndash, pero la evidencia de tiempos pasados ​​y nuestra rica herencia cultural aún es visible en todas partes.

Tradicionalmente, se cree que el período de asentamiento (landn & aacutem, o & sbquoland-take & lsquo) duró unos 60 años, desde alrededor del 870 d.C. al 930 d.C., momento en el que se habían reclamado todas las tierras habitables y la población rondaba los 30.000.

LA EDAD VIKINGA

La mayoría de los colonos procedían de Noruega y emigraron debido a una combinación de factores políticos y socioeconómicos. Otros procedían de Dinamarca o Suecia, o de asentamientos vikingos alrededor de las Islas Británicas.

El análisis de ADN de los islandeses modernos apunta a que alrededor del 60% de las colonas son de origen celta, y es probable que las esclavas pertenecientes a los colonos nórdicos también fueran en gran parte de origen celta.

ALTHINGI - EL PARLAMENTO MÁS ANTIGUO DEL MUNDO

La sociedad islandesa primitiva se organizó primero sobre una base regional y no había rey o jefe de estado equivalente. Las disputas y otros asuntos de importancia se discutieron y resolvieron en las asambleas locales.

En 930 d.C., se fundó Al & thorningi & ndash la Asamblea Nacional o Commonwealth & ndash y se estableció una ley común. Los jefes locales y sus seguidores se reunían anualmente cada junio en & THORNingvellir. Se aprobó legislación y los casos legales también se llevaron a cabo de manera crucial, la asamblea fue una reunión muy social y un foro para el comercio.


Historia de Islandia

Historia de Islandia Ultima Thule una tierra en el norte
Islandia es responsable del descubrimiento del explorador griego Pitias, quien realizó un viaje épico por el noroeste de Europa alrededor del año 325 a. C. Mencionó una tierra, una bolsa de Ultima o la más lejana al norte, seis días al norte de Gran Bretaña y viajando cerca de un mar helado. También describió el fenómeno del sol de medianoche. Islandia se muestra con el nombre de Thule en mapas medievales posteriores.

El primer colono permanente de Islandia fue Ingleford Arnarsson, un cacique noruego rico e influyente que emigró a Islandia en 874. Junto con su esposa, la H وی lvig Fredetti یر re, construyó una casa en un lugar que llamó Reykjav ۔k.

La mayoría de los primeros pobladores de Islandia vinieron del oeste de Noruega, pero algunos de otros países escandinavos provenían de los asentamientos de la época vikinga en las islas británicas. Los colonos que vinieron de Noruega eran principalmente grandes agricultores y poderosos señores de la guerra que estaban descontentos con los excesos del Rey Heraldo Primero. Viajó en botes abiertos con su familia, parientes.

Los siervos y el ganado se asentaron en las zonas bajas de la costa donde podían cultivar. Establecieron grandes granjas y se defendieron principalmente criando ganado y pescando. Según las primeras fuentes islandesas, cuando llegaron los colonos irlandeses, algunos monjes irlandeses vivían en Irlanda, pero lo hicieron de inmediato. Se fueron.

Inicialmente no había una administración o gobierno central, pero los primeros colonos continuaron las tradiciones de las leyes noruegas y las asambleas de distrito, encabezadas por Sardar (Gujar). Estas asambleas locales se llevaron a cabo regularmente cada primavera y otoño.

Commonwealth (930-1262)

  1. En el parlamento de Islandia, el Primer Alang Xi (Tuthang) se estableció más tarde en los campos conocidos como Inang Velayer (Tung Weiler) y, de acuerdo con la constitución de la constitución noruega, se adoptó una constitución para todo el país. Era.

Tanto la Legislatura como la Asamblea Judicial fueron todo lo contrario y continuó en pleno verano durante 14 días al año. Esta ley fue recopilada, revisada y enmendada por el Consejo Jurídico integrado por el Consejo y sus asesores. El Consejo Jurídico eligió a un orador cuyo trabajo consistía en memorizar y citar la ley. (Las reglas de todo no se escribieron hasta 1117-8 d.C.). Se requirió que cada Gopi (cacique) participara en la lectura de las reglas.

La primera reunión en 930 marca el comienzo de la república libre. Este período de gobierno se llama Pueblo de la Commonwealth de Islandia o Estado Libre. La edad de oro de Islandia

El período comprendido entre 930 y 1030 se conoce como la era de la saga, porque muchos eventos se registraron más tarde (en los siglos XII y XIII) en las ciudades islandesas. Además, muchos eventos importantes relacionados con las sagas tuvieron lugar en Thang Velayar. También fue en Thang Velayar en 999 o 1000 donde se adoptó el cristianismo en Islandia.

El primer obispo de Islandia se fundó en 1082 en Skulholt y el segundo obispo se estableció en 1106 en Halar. John Agundson, el primer obispo de Hilaar, deseando borrar todos los signos de los incrédulos, logró cambiar los nombres de los días de la semana, que llevan el nombre de los dioses paganos. Así, Tosdagger, después de Tr (martes), Instagram, después de ellos (miércoles), después de Arsagar, Fur (Gross), y después de Friezdagger, Frig (Fred): & # 8220Third Day & # 8221 (Arijodagor), & # 8220Midweek Day. & # 8221 & # 8220 (My Weekdogger), & # 8221 The Fifth Day & # 8220 (Femtodagor) y & # 8221 Fast Day & # 8220 (Festudugur). También prohibió la danza y los poemas de amor.

Las décadas de 1120 y 1230, un período maravilloso de escritura, fue un período de notables logros literarios. Durante este tiempo se escribieron la mayoría de las historias islandesas, además de grandes obras históricas: el Libro de los sueños y la Hemskrangela. Slingingbeck, la primera historia nacional, fue escrita alrededor de 1130 por Eric Argelson (Torjelson), conocido como Frey-Armitage (1067-1148). El guión de Ham (La historia de los reyes noruegos) fue escrito por Sunvory Storlsson (1179-1241).

El año 1220 marca el comienzo de & # 8220el tiempo de Storlings & # 8221 & # 8211 el comienzo del Storlingield. Este fue el período de conflicto interno en Islandia, y el último período independiente de Islandia fue de unos 400 años como estado independiente. Sterling & # 8217s eran una familia muy poderosa. También fue el autor de la clásica saga islandesa. El más famoso de ellos fue Snorri Sturluson. A través de bodas y alianzas políticas, los Stirling dominaron gran parte del país, pero otros nobles y familias influyentes se opusieron.

El prolongado conflicto entre el poder y la lucha por el poder provocó la ruina económica y social. En ese momento, el rey noruego Heiken Hikonarsen (Rey Haikon IV) estaba tratando de expandir su influencia en Islandia mientras hacía parte de su campaña para unir todos los asentamientos de la Era Vikinga de Noruega. Muchos de los principales jefes de Islandia & # 8217 se convirtieron en reyes & # 8217

señores, mientras que el apoyo del rey Hakone y el rival del # 8217 Earl Scully perdió el apoyo de Sunwari Storlsson. Fueron. En 1241, por instigación del rey Haiken, Annioret Storlanson fue asesinada en el Reicholt. Finalmente, 1262-1264, los jefes de Islandia acordaron parcialmente jurar lealtad al rey Hakone IV de Noruega con la esperanza de que establecieran la paz en el país. El fin de la Commonwealth de Islandia es 1262.

Islandia bajo la ley extranjera
Bajo los auspicios de Noruega, los islandeses continuaron dependiendo de los barcos noruegos para obtener suministros, que a menudo no llegaban. Después de eso, el período de grandes dificultades y desolación pasó. La nieve a menudo bloqueaba los fiordos y las rutas marítimas. Volcanes violentos, pestes recurrentes y hambrunas destruyeron todo el país. En 1349, la peste negra dañó Noruega, que cortó todo el comercio y la logística.

En 1380, el Reino de Noruega formó una alianza con Dinamarca. Sin embargo, este cambio no afectó el estado de Islandia. Cuando se formó la Unión Klemer entre Suecia, Noruega y Dinamarca en 1397, Islandia quedó bajo la poderosa corona danesa. La situación en el país empeoró. Los jefes de Islandia fueron reemplazados por funcionarios reales daneses. Todo se convirtió en un tribunal de justicia. Los oficiales reales fueron elegidos por los jueces.

A principios del siglo XV, 1402-1404, la peste negra afectó a Islandia y mató a más de un tercio de la población. Durante el período 1540-1550, el luteranismo fue impuesto en Islandia por decreto del rey de Dinamarca, y el primer obispo luterano fue instalado en Skluthal. La oposición a la reforma en Islandia terminó en 1550 cuando el último obispo católico John Arson fue decapitado.

En 1602, Dinamarca estableció un monopolio comercial, prohibiendo a Islandia comerciar con cualquier país que no fuera Dinamarca, lo que provocó un período de graves disturbios. El monopolio continuó hasta 1787. El pacto danés también fortaleció su control a nivel constitucional en la isla. En 1662, el rey de Dinamarca heredó el poder, se impuso la soberanía absoluta en Islandia y el poder de todo disminuyó significativamente.

En el siglo XVIII en Islandia hubo un período trágico de disminución de la población, aumento de la pobreza y desastres naturales. Cuando se realizó el primer censo de Islandia en 1703, la población en ese momento era de 50,366 y el 20% estaba indefenso. Después del brote de viruela en 1707, murieron unas 18.000 personas. Los desastres naturales y las hambrunas han provocado una disminución de la población y se han reducido a menos de 40.000 durante este siglo. El volcán Katala entró en erupción en 1735 y el devastador lugar explotó en 1783 (compuertas), causando inundaciones, cenizas y humos venenosos, y posteriormente mató a 10.000 personas de hambre.

Hacia la independencia
En 1800 el enfermo fue disuelto por real decreto y posteriormente sustituido por el Tribunal Supremo. Sin embargo, a mediados del siglo XIX se restauró una nueva conciencia nacional en Islandia, y John Sigursson (Jon Sigurdsson) se había convertido en el gran líder del movimiento independentista islandés. En 1843 Alting se restableció como una empresa de consultoría,

pero sólo unos pocos terratenientes poderosos fueron elegidos en el extranjero y terratenientes. Cuando el rey Federico VIII de Dinamarca renunció a su poder absoluto en 1848, también planteó la cuestión del estatus de Islandia en la nueva forma de gobierno. La posición de John Sigourson era que el rey solo podía otorgar a Islandia su soberanía total sobre el pueblo de Islandia, ya que él fue quien se retiró de Dinamarca en 1662. Además, Islandia originalmente firmó una alianza con Noruega como un estado independiente con algunos derechos en virtud del Tratado de 1262-1264.

En 1854, el monopolio comercial de Dinamarca terminó e Islandia finalmente obtuvo la independencia total del comercio. La libertad de prensa se estableció en 1855. En 1874, se organizó un acuerdo de mil años y el rey Christian IX de Dinamarca visitó Islandia. Introdujo una nueva constitución en Islandia que autorizaba modificaciones en los asuntos internos. En 1904 se enmendó la constitución e Islandia recibió la autonomía bajo Dinamarca. El primer ministro de Islandia se estableció en Reykjavik.

El autogobierno de la soberanía
Los años de dominio interno (1904-1918) caracterizaron el desarrollo en los sectores económico y social, mientras continuaba la lucha de Islandia por una mayor soberanía. El 1 de diciembre de 1918, Islandia se convirtió en un estado soberano, el Reino de Islandia, en alianza personal con el Rey de Dinamarca.

En la década de 1930, se llevaron a cabo eventos en Thang Velayar para celebrar a los Miles. Fue la primera celebración general de los islandeses, a la que asistió una proporción significativa del país. Se estima que estuvieron presentes entre 30.000 y 40.000 personas.

En 1944, Islandia puso fin a su alianza con Dinamarca.
El 17 de junio de 1944, se fundó la República de Islandia en Thong Velar, la ubicación nacional de Islandia. El 17 de junio fue elegido porque es el cumpleaños del héroe nacional de Islandia John Sigourson, & # 8220Islandia & # 8217s niño aspirante, su honor, la espada y el escudo. & # 8221


Los elfos de Islandia

Es solo recientemente que los elfos se han limitado a obras de teatro, libros y cuentos de hadas. En siglos pasados, la creencia en la existencia de hadas y elfos era común tanto entre adultos como entre niños. La creencia sigue siendo fuerte en algunos lugares. En Islandia, por ejemplo, aproximadamente la mitad de los residentes creen en seres parecidos a elfos conocidos como "huldufolk" (gente oculta), o al menos no descartan su existencia.

Según el autor D.L. Ashliman en el libro "Folk and Fairy Tales: A Handbook" (Greenwood Publishing, 2004), Eve estaba avergonzada de que sus hijos estuvieran sucios cuando Dios vino a visitarlos, así que los escondió y mintió sobre su existencia. Dios sabía de su engaño y proclamó: "Lo que el hombre esconde de Dios, Dios lo esconderá del hombre". Estos niños luego se convirtieron en la "gente oculta" de Islandia que a menudo hacen sus hogares en grandes rocas.

Las creencias sobrenaturales son tan fuertes en Islandia que muchos proyectos de construcción de carreteras se han retrasado o desviado para evitar perturbar las casas de los elfos. Cuando los proyectos no se detienen por primera vez por los residentes que intentan proteger a los elfos, parece que los mismos elfos los frustran.

Por ejemplo, a finales de la década de 1930, se inició la construcción de una carretera cerca de & Aacutelfh & oacutell, o Elf Hill, la residencia de elfos más famosa de la ciudad de K & oacutepavogur. La construcción se estableció para llevar la carretera a través de & Aacutelfh & Oacutell, lo que esencialmente habría destruido la casa de los elfos. Al principio, la construcción se retrasó debido a problemas de dinero, pero cuando el trabajo finalmente comenzó una década después, los trabajadores encontraron todo tipo de problemas, desde maquinaria rota hasta herramientas perdidas. Posteriormente, la carretera se desvió alrededor de la colina, en lugar de a través de ella, según The Vintage News.

Más tarde, en la década de 1980, se dispuso que se levantara y pavimentara la misma carretera. Cuando los trabajadores llegaron a & Aacutelfh & oacutell y estaban a punto de demolerlo, la perforadora se rompió en pedazos. Luego, el taladro de reemplazo también se rompió. En este punto, los trabajadores se asustaron y se negaron a acercarse al cerro. & Aacutelfh & Oacutell ahora está protegido como patrimonio cultural.

Las leyes islandesas se redactaron en 2012 estableciendo que todos los lugares con reputación de magia o que estén relacionados con cuentos populares, costumbres o creencias nacionales deben ser protegidos por su patrimonio cultural, según el Iceland Monitor. Curiosamente, sin embargo, los daños accidentales a las residencias de los elfos parecen salir a la luz casi de inmediato.


Artes escénicas

La escena cultural en Reykjavik es famosa por su carácter vibrante y enérgico. La ciudad está llena de delicias metropolitanas y es especialmente fuerte en las artes escénicas, desde el cine hasta el teatro y la danza. En agosto se lleva a cabo una Noche de la Cultura especial, donde la ciudad se convierte en un escenario vivo para representaciones teatrales en lugares inesperados.

Teatro

Islandia ofrece un teatro excepcional con actores y directores de calibre internacional. La capital tiene una variedad de lugares para elegir y tiene dos compañías de tiempo completo que actúan en el Teatro Nacional y el Teatro de la Ciudad de Reykjavik durante todo el año. Los musicales al estilo de Broadway sacan a relucir lo mejor de los mejores talentos con precios de entradas muy razonables.

Danza

La Compañía de Danza de Islandia presenta espectáculos de danza entre septiembre y marzo con la base de sus operaciones en el Teatro de la Ciudad de Reykjavik. La compañía que ha realizado numerosas giras por el extranjero está formada por bailarines islandeses e internacionales. En los últimos años, la Icelandic Dance Company ha ganado reconocimiento como compañía de danza contemporánea a escala mundial.

Un género floreciente en la escena cultural islandesa es la industria cinematográfica, con actores, escritores y directores islandeses que hacen olas en el circuito internacional. El cineasta Fridrik Thor Fridriksson fue nominado a un premio de la Academia en 1992 por "Niños de la naturaleza" y fue nombrado uno de los cineastas más influyentes de Europa. Baltasar Kormakur es otra figura de peso pesado que se está haciendo un nombre escribiendo y dirigiendo importantes películas como A Little Trip to Heaven, Contraband, Everest y The Oath.

Islandia también tiene dos palme d'Or con Bjork como Mejor Actriz en 'Dancer in the Dark' de Lars Von Trier, y en 2013 el guionista y director Gudmundur Arnar Gudmundsson ganó una Mención Especial por su cortometraje 'Whale Fjord' en la película de Cannes. Festival.

Los compositores islandeses son cada vez más buscados para la televisión y las bandas sonoras e incluyen al ganador de los Bafta Ólafur Arnalds y al nominado a los premios de la Academia Jóhann Jóhannsson.


Islandia - Historia y cultura

La historia de Islandia está ligada a su entorno hostil, su herencia vikinga y su idioma, que apenas ha cambiado desde sus raíces en el nórdico antiguo. Aunque muchos visitantes pueden esperar una versión más remota de los países escandinavos, se sorprenderán al descubrir que la cultura aquí es totalmente individual para la propia Islandia, con poco, excepto sus primeros colonos nórdicos, que la vinculan con Noruega, Dinamarca o Suecia.

Historia

La historia de Islandia como isla poblada es tan emblemática como su belleza natural y comenzó mucho antes de la llegada de los escandinavos en 874 d. C. Las excavaciones arqueológicas han revelado las antiguas ruinas de cabañas en la península de Reykjanes, que se cree que fueron las casas de los Papar, los monjes cristianos celtas que llegaron varios cientos de años antes como misioneros de Escocia. Los asentamientos fueron abandonados cuando llegaron los escandinavos.

El primer colono, Ingolfr Arnarson, se instaló en Reykjavik y rápidamente se unieron más escandinavos y sus siervos contratados irlandeses y escoceses. 50 años después, se estableció el primer parlamento del mundo y se reclamó la mayor parte de las tierras cultivables. Los colonos adoptaron el cristianismo en el año 1000 d.C., aunque el paganismo continuó silenciosamente en áreas remotas.

La guerra civil en la isla provocó que Islandia fuera tomada por la corona noruega en 1262, y la alianza unida Dinamarca-Noruega Kalmar Union asumió el control en 1380. Posteriormente, las erupciones volcánicas, la pobreza del suelo y el clima severo pusieron de rodillas a la Islandia agrícola. , y dos brotes de la peste negra durante los siguientes 100 años redujeron su población a más de la mitad.

El conflicto religioso en Dinamarca en el siglo XVI resultó en la Reforma y la adopción del luteranismo en Islandia, anteriormente un país católico. En los siglos XVII y XVIII, las duras restricciones comerciales de Dinamarca estaban volviendo a quebrar la estabilidad económica del país y la epidemia de viruela del siglo XVIII diezmó la comunidad y fue seguida casi de inmediato por la erupción del volcán Laki en 1783.

Las dificultades de la niebla causadas por las consecuencias de la erupción mataron a más del 50 por ciento del ganado del país y una hambruna devastadora diezmó a la población una vez más. Durante el siglo XIX, el clima empeoró inexplicablemente, lo que obligó a emigrar a unos 15.000 de los 70.000 habitantes de la isla, principalmente a Canadá. A pesar de los desastres en curso, un nuevo movimiento independentista echó raíces en la década de 1850, impulsado por el nacionalismo romántico en Europa.

En 1874, Dinamarca había capitulado y concedido a Islandia un gobierno autónomo limitado y una constitución y, en 1918, se firmó un acuerdo entre los dos países, reconociendo a Islandia como un estado soberano durante 25 años bajo una unión personal con el rey danés. Después de la invasión alemana de Dinamarca en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno islandés asumió las funciones del rey danés. Cuatro cortas semanas después, Islandia fue invadida y ocupada por las Fuerzas Armadas Británicas, que fueron reemplazadas por las estadounidenses en 1941.

En 1943, los 25 años de la Ley de Unión entre Dinamarca e Islandia expiraron y el 97 por ciento de los islandeses votaron por una república independiente, finalmente establecida un año después. En 1946, los estadounidenses se marcharon y la impopular decisión de unirse a la OTAN fue ratificada en 1949. Tres años más tarde, como parte de su estrategia de Guerra Fría, las fuerzas estadounidenses regresaron a la isla como las Fuerzas de Defensa de Islandia, permaneciendo hasta 2006.

Económicamente, Islandia se benefició durante la Segunda Guerra Mundial y durante la década de 1950 disfrutó de un fuerte crecimiento, impulsado por su industria pesquera industrializada y con la ayuda del Plan Marshall. La liberalización y diversificación de la economía se produjo después de 1994 debido a la adhesión del país al Espacio Económico Europeo. Su floreciente papel en la política internacional se centró en cuestiones humanitarias y de mantenimiento de la paz, e incluyó experiencia y ayuda a intervenciones dirigidas por la OTAN en Bosnia, Kosovo e Irak.

En 2007, tras la privatización de los bancos islandeses en 2003, la economía del país se centró en los servicios financieros y tuvo un gran éxito. Sin embargo, el auge fracasó espectacularmente en 2008, impulsado por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Los tres bancos comerciales islandeses quebraron, lo que provocó una corrida de depósitos y el mayor colapso bancario de la historia mundial. En 2009, 5.000 islandeses habían emigrado como resultado del caos económico. Desde entonces, la economía se ha estabilizado y se espera que vuelva a crecer en 2013.

Cultura

Junto con el idioma islandés, la cultura de Islandia está fuertemente arraigada en las tradiciones nórdicas, expresadas en las sagas y la literatura antigua, que aún son populares. El mero aislamiento del país de sus vecinos europeos ha protegido su cultura de influencias externas y ha preservado su idioma como descendiente directo del nórdico antiguo. Muchos islandeses aún recuerdan los nombres de las granjas de sus antepasados ​​y se supone que no es necesario poner nombres de lugares en los mapas como la mayoría de la gente los conoce.

Las variadas y ricas corrientes culturales de Islandia provienen de la herencia literaria temprana del país y abarcan artesanías tradicionales como la forja de plata, el tejido y el tallado en madera, así como canciones folclóricas y bailes tradicionales. La herencia vikinga es una fuente de gran orgullo, con tradiciones, costumbres y creencias vikingas inextricablemente entretejidas en la cultura moderna.

Aquí abundan las leyendas y los cuentos populares, y muchos islandeses admiten una fuerte creencia en las "personas ocultas", criaturas extrañas parecidas a los elfos con un museo de Reykjavik dedicado a su tradición. Creer en los huldufolk es una antigua tradición, respetada por todos los islandeses, muchos de los cuales afirman haber visto a las pequeñas criaturas. ¡No se aprecia el escepticismo sobre su existencia! Los trolls aparecen con fuerza en el folclore local, con las leyendas ligadas a puntos de referencia geográficos locales, y los avistamientos de fantasmas se aceptan como algo normal.

Incluso las celebraciones navideñas en este país cristiano involucran tradiciones populares oscuras muy alejadas del alegre Santa Claus de Occidente, que llegó tarde aquí. Los niños tienen una buena razón para comportarse perfectamente durante el Adviento, ya que los muchachos navideños, los hijos de una bruja temible devoradora de niños llamada Griga y su esposo troll, están al acecho. Uno llega desde su hogar en la montaña todos los días durante el período previo a la Navidad. Es un ejemplo perfecto de la unión de formas antiguas y modernas en una cultura única adaptada a la tierra.

El arte, la música y la literatura icónica del país y sus pueblos son una fuerza cultural vinculante aquí, y la música tradicional todavía florece, a menudo basada en vínculos religiosos. Las épicas baladas con rima nórdica se remontan a la poesía escáldica y, con su forma revitalizada a principios del siglo XX, todavía son muy queridas en la actualidad. La poesía de paisajes representa la belleza única de la topografía de Islandia y muchos de los poemas más queridos se remontan casi inalterados a las antiguas sagas islandesas.

La autosuficiencia, la ética de trabajo y la independencia son muy valoradas aquí, y los modales bruscos de los islandeses esconden una naturaleza amigable y servicial reflejada en una dedicación a la comunidad inmediata. La larga historia de condiciones duras de Islandia ha dado lugar a una alta tasa de cohesión social respaldada por el contacto regular con vecinos y amigos. El país tiene una sociedad sin clases basada en el amor por la naturaleza y el respeto por su herencia cultural de una manera desconocida en el mundo occidental actual.

La caza de ballenas aquí se remonta a la época vikinga y es un aspecto tradicional de Islandia, que todavía juega un papel en la economía actual del país. Independientemente de cómo se sienta acerca de la práctica, es mejor no incluirla en ninguna conversación con los islandeses. Otro no-no conversacional es el reciente colapso económico del país, una vergüenza para sus pueblos y es mejor no ser molestado.


Una breve historia de Islandia

Las primeras personas que se establecieron en Islandia fueron probablemente los monjes irlandeses que llegaron en el siglo VIII. Sin embargo, en el siglo IX fueron expulsados ​​por los vikingos.

Según la tradición, el primer vikingo que descubrió Islandia fue un hombre llamado Naddoddur que se perdió mientras se dirigía a las Islas Feroe. Después de él, un sueco llamado Gardar Svavarsson circunnavegó Islandia alrededor del 860. Sin embargo, el primer intento vikingo de establecerse fue por un noruego llamado Floki Vilgeroarson. Aterrizó en el noroeste, pero un invierno severo mató a sus animales domésticos y navegó de regreso a Noruega. Sin embargo, le dio a la tierra su nombre. Lo llamó Islandia.

La estatua de Sun Voyager en Reykavik

Luego, desde 874, muchos colonos llegaron a Islandia desde Noruega y las colonias vikingas en las Islas Británicas. Un noruego llamado Ingolfur Arnarson los dirigió. Navegó con su familia, esclavos y animales.

Cuando vio Islandia, Ingolfur dedicó sus postes de madera a sus dioses y luego los arrojó por la borda. Prometió establecerse en el lugar donde el mar los arrastró. Luego exploró Islandia. Cuando se encontraron los puestos en el suroeste de Islandia, Ingolfur y su familia se establecieron allí. Llamó al lugar Reykjavik, que significa Smokey Bay. Muchos otros vikingos lo siguieron a Islandia.

La tierra en Islandia era gratuita para quien la quisiera. Un hombre podría reclamar tanta tierra como podría encender fuegos en un día, mientras que una mujer podría reclamar tanta tierra como podría conducir una novilla en un día.

En Islandia había muy buenas zonas de pesca y la tierra se adaptaba bien a las ovejas. Muchos vikingos trajeron rebaños con ellos y pronto las ovejas se convirtieron en una importante industria islandesa. La población de Islandia se disparó. Alrededor de 930 había unas 60.000 personas viviendo en Islandia.

Al principio, los islandeses estaban gobernados por jefes llamados Godar, pero hubo algunas asambleas locales. Alrededor de 930, los islandeses crearon una asamblea para toda la isla llamada Althing.

ISLANDIA EN LA EDAD MEDIA

En el siglo XI, los noruegos se convirtieron al cristianismo. Los reyes noruegos enviaron misioneros a Islandia. Algunos islandeses aceptaron la nueva religión, pero muchos se opusieron amargamente. Finalmente, un hombre llamado Thorgeir, que era el portavoz de la ley del Althing, se dio cuenta de que era probable que hubiera una guerra civil entre los dos. También puede haber temido la intervención noruega. (¡Los noruegos estaban bastante preparados para & # 8216convertir & # 8217 a la gente al cristianismo por la fuerza!). Persuadió a la gente para que aceptara un compromiso. El cristianismo se convirtió en la religión & # 8216oficial & # 8217 de Islandia, pero a los paganos se les permitió adorar a sus dioses en privado.

Iglesia Hallgrímskirkja en Reykavik

A partir de 1097, la gente en Islandia tuvo que pagar diezmos a la iglesia (en otras palabras, tuvieron que pagar una décima parte de sus productos). Como resultado, la iglesia se hizo rica y poderosa. Se erradicó el paganismo y se construyeron monasterios. Islandia recibió un obispo en 1056. En 1106 se creó otro obispado en Holar, en el norte.

Sin embargo, en 1152 la iglesia islandesa quedó bajo la autoridad de un arzobispo noruego. En aquellos días, la iglesia estaba estrechamente aliada con el estado. Cuando la iglesia islandesa se subordinó a la iglesia noruega, significó que la influencia del rey noruego en Islandia aumentó lentamente.

Mientras tanto, durante el siglo XII, las condiciones en Islandia se deterioraron. Es posible que se deba en parte al pastoreo excesivo. Los bosques también fueron talados y el resultado fue la erosión del suelo. Sin madera para construir barcos, los islandeses dependían de los comerciantes noruegos. En ese momento se exportaban desde Islandia lana, pieles de animales, caballos y halcones. Se importaba madera, miel y malta para la elaboración de cerveza. Algunos islandeses empezaron a acudir al rey de Noruega para proteger el comercio.

La Commonwealth de Islandia también se vio socavada por los enfrentamientos entre clanes. Luego, en 1218, un hombre llamado Snorri Sturlung visitó Noruega y acordó apoyar los intereses del rey noruego en Islandia. Regresó a casa en 1220. Mientras tanto, los obispos nacidos en Noruega también apoyaron las ambiciones del rey noruego de gobernar Islandia.

Sin embargo, la Commonwealth realmente terminó debido a la disputa entre clanes. Los islandeses querían desesperadamente la paz y finalmente se dieron cuenta de que la única forma de obtenerla era someterse al rey noruego.

Por lo tanto, en 1262, el Althing aceptó un acuerdo llamado Antiguo Pacto. Los islandeses acordaron pagar un impuesto sobre las telas de lana cada año. A cambio, el rey prometió mantener la ley y el orden en Islandia. También reemplazó al Godar con funcionarios reales. En 1280 se redactó una nueva constitución. El Althing continuó reuniéndose pero sus decisiones tuvieron que ser ratificadas por el rey. Además, el rey nombró a un gobernador y 12 alguaciles locales para gobernar. Mientras tanto, la esclavitud se extinguió lentamente en Islandia.

Los siglos XIV y principios del XV fueron años problemáticos para Islandia. A principios del siglo XIV, el clima se enfrió. Luego, en 1402-03, la peste negra golpeó Islandia y la población quedó devastada.

Sin embargo, la prosperidad regresó en el siglo XV. En ese momento había una gran demanda en Europa de bacalao islandés e Islandia se enriqueció con la industria pesquera. Los islandeses comerciaron con los ingleses y con los alemanes. (En ese momento no había una sola nación alemana, pero los puertos alemanes se unieron en una federación llamada Liga Hanseática).

Mientras tanto, en 1397 Noruega se unió a Dinamarca. Posteriormente, Islandia fue gobernada por la corona danesa.

ISLANDIA 1500-1800

Durante el siglo XVI, Islandia, como el resto de Europa, fue sacudida por la reforma. Dinamarca se hizo protestante en la década de 1530 y en 1539 el rey danés ordenó a sus hombres que confiscaran la tierra de la iglesia en Islandia. Los obispos de Islandia resistieron y en 1541 el rey danés envió una expedición para imponer la conformidad. Skalholt recibió un nuevo obispo, pero el obispo de Holar, un hombre llamado Jon Aranson, siguió resistiendo. Era un poderoso cacique además de obispo y tenía soldados para luchar por él. También tuvo dos hijos, de su concubina, que lo apoyaron. En 1548 Aranson fue declarado proscrito. Luego, sus soldados capturaron al obispo protestante de Skalholt. Sin embargo, en 1550 fue derrotado. Aranson y sus dos hijos fueron ejecutados.

Posteriormente, la gente de Islandia aceptó gradualmente el protestantismo y en 1584 la Biblia se tradujo al islandés.

Sin embargo, durante el siglo XVII, los islandeses sufrieron dificultades. En 1602, el rey convirtió todo el comercio con Islandia en un monopolio de ciertos comerciantes en Copenhague, Malmo y Elsinore. En 1619 el monopolio se convirtió en sociedad anónima. El monopolio significó que los islandeses se vieron obligados a vender productos a la empresa a precios bajos y comprarles suministros a precios altos. Como resultado, la economía islandesa sufrió severamente.

Vista del monte Esja desde Reykavik

Furthermore in 1661 the Danish king made himself an absolute monarch. In 1662 the Icelanders were forced to submit to him. The Althing continued to meet but had no real power. It was reduced to being a court. Worse in 1707-09 Iceland suffered an outbreak of smallpox which killed a large part of the population.

In the mid 18th century a man named Skuli Magnusson was made an official called a fogd. He tried to improve the economy by bringing in farmers from Denmark and Norway. He also introduced better fishing vessels. He also created a woolen industry in Reykjavik with German weavers. Finally, in 1787 the monopoly was ended.

However in 1783 the fallout from volcanic eruptions caused devastation in Iceland. By 1786 the population of Iceland was only 38,000. Finally, in 1800 the Althing closed. A new law court replaced it. It sat in Reykjavik which at that time was a little community of 300 people.

ICELAND IN THE 19TH CENTURY

In the 19th century ties between Iceland and Denmark weakened. Nationalism was a growing force throughout Europe including Iceland. One sign of this growing nationalism was the writing of the song O Guo vors lands in 1874.

In 1843 the Danish king decided to Christian VIII recall the Althing. It met again in 1845. However it had little power. Yet nationalist opinion in Iceland continued to grow and in 1874 Christian IX granted a new constitution. However under it the Althing still had only limited powers. Then in 1904 the post of governor was abolished and Iceland was granted home rule.

Landscape view in Iceland

Meanwhile, in 1854 remaining restrictions on trade were removed. Trade with Iceland was opened to all nations. Furthermore Icelandic fishing became much more prosperous in the late 19th century. Until then fishermen usually used rowing boats but by the end of the century they had switched to much more effective decked sailing ships.

ICELAND IN THE 20TH CENTURY

Iceland began to prosper once again. The population rose (despite emigration to Canada) and in 1911 Reykjavik University was founded.

In the 20th century ties with Denmark were loosened. In 1904 Iceland was granted home rule. The post of governor was abolished. Instead Iceland gained an Icelandic minister responsible to the Althing. Then in 1918 Iceland was made a sovereign state sharing a monarchy with Denmark.

In 1915 Icelandic women were allowed to vote. The first woman was elected to the Althing in 1922.

Then, in May 1940, Iceland was occupied by British troops. In May 1941 the Americans relieved them. Finally in 1944 Iceland broke all links with Denmark and the joint monarchy was dissolved.

In 1947 Mount Hekla erupted causing much destruction but Iceland soon recovered and in 1949 Iceland joined NATO.

In the late 20th century Iceland had a series of ‘cod wars’ with Britain. Iceland relied on its fishing industry and grew alarmed that the British were overfishing its waters. The ‘cod wars’ were ‘fought’ in 1959-1961, 1972 and in 1975-1976.

In 1980 Vigdis Finnbogadottir was elected president of Iceland. She was the first elected woman president in the world.

ICELAND IN THE 21ST CENTURY

The people of Iceland benefit from natural hot water, which is used to heat their homes. It is also used to heat greenhouses.

In March 2006 the USA announced it was withdrawing its armed forces from Iceland.

Then in 2008 Iceland suffered an economic crisis when its 3 main banks failed. In 2009 demonstrations led to the fall of the government.

Today Iceland still relies on fishing but there are many sheep, cattle and Icelandic ponies. Iceland suffered badly in the world financial crisis that began in 2008 and unemployment rose to over 9%. However Iceland soon recovered and unemployment fell.

Today Iceland is a prosperous country with a high standard of living. Today the population of Iceland is 339,000.

Modern Day Tourists Enjoying the Basalt Columns in Iceland


Axlar-Bjorn

We must admit we saved the worst for last, for topping our list of Iceland&rsquos most wanted is none other than Björn Pétursson, better known as Axlar-Björn, Iceland&rsquos only known serial killer in history. Born in the late 16th century, this ruthless murderer got his nickname from the farm in which he resided, Öxl in Breiðuvík in the Snæfellsnes peninsula.

Many mysteries surround the bloody story of Axlar-Björn, and he has long been a subject of fascination to writers, poets and historians. The only verified documentations of his life are those found in the 1596 and 1597 verdicts of Alþingi, Iceland&rsquos legislative body. However, folklore and numerous stories tell of his many crimes, and perhaps these accounts can help us unveil the man behind the myth - if a man is what we can call him.

Born to a low-income family, Björn was taken into foster care by his father&rsquos master at the age of four. During his first years, he did not differ much from his siblings or stepbrother, Guðmundur Ormsson, with whom he became close friends.

It wasn&rsquot until his teenage years that his disorders reportedly surfaced, when he grew cold and antisocial. One legend tells of how Björn fell asleep during Sunday mass and dreamt of a man offering him copious amounts of red meat. Björn gleefully devoured the pieces one by one, until finally feeling sick after the eighteenth.

This particular folklore is undoubtedly based on the number of Björn&rsquos victims, although there is no way to know exactly how many fell to his prey. On trial, he admitted to them being nine, but several accounts believe they were as many as eighteen.

After the passing of his father, Guðmundur Ormsson built his stepbrother the large and lavish farmstead Öxl, where Björn would reside with his wife, Þórdís Ólafsdóttir. This was to be the location of the horrors that Björn freely committed for all those years, where unsuspecting travellers sought shelter at his land.

Instead, they wound up in pieces in a watery grave, a deep pond on the premises by the name of Ígultjörn. The victims were stripped of their goods, clothes and horses, supporting the reportedly lush lifestyles of Björn and his wife.

How could a whole farm not know of over a dozen murders taking place? With new horses regularly appearing in the stables, chances are that they did, but kept quiet because of the influence of Björn&rsquos adopted family.

In the writings of Sveinn Níelsson, Guðmundur is said to have visited Björn at this farm to confront him about his crimes. Björn then came after his stepbrother with an axe, managing to wound his horse as he barely escaped. Afterwards, Þórdís asked Guðmundur to keep the incident to himself. He agreed but added that sooner or later, the wickedness of Axlar-Björn would be discovered.

There are different tales as to how this homicidal maniac was finally apprehended. One tells of a mother and her three children who spent the night at Öxl. Björn lured the children away one by one and brutally killed them, but their mother escaped and alerted the authorities.

Another version describes how two children, a brother and a sister, were staying at the farm overnight. After supper, Björn escorted the girl from the room, when her brother was suddenly startled by her screams. Terrified, he ran outside to hide in the stables, with Björn fast on his heels. The boy spent the night on the run, before finally escaping to the nearby farm Hraunlendi.

An abandoned house close to Hraundrangar in the Snæfellsnes Peninsula

There, the farmer took the boy to see the sheriff of Brekkubær, who subsequently returned with a few strong men to face Björn at Öxl and arrest him, thus finally ending his reign of terror. The evildoer was tried at Alþingi in 1596, and his sentence was muerte by beheading.

If that wasn&rsquot enough, his limbs were first shattered with a sledgehammer, and his private parts cut off and thrown to his wife. As for Þórdís, her husband named her a culprit to the murders, and as a consequence, she was also sentenced to death. However, reports claim she was with child at the time, so her execution was postponed.

Evil seemed to run in the family - Sveinn skotti, the son of Björn and Þórdís, lived a vagabond's life of crime and mischief until arrested and hanged for attempted rape in 1648. His son, Gísli hrókur, later met that very same fate.

One of Iceland&rsquos most renowned poets and lyricists, Megas, masterfully adapted the tale in his 1994 novel Björn og Sveinn, where the father and son duo travel the modern underworld of Reykjavík together.

Although the facts are littered with myths, Axlar-Björn's is a story stained with blood and one the Icelandic people are not likely to ever forget - guaranteeing him the top spot on our list.

Whatever their crimes, these colourful individuals are all remembered by the Icelandic nation as being larger than life. From the beloved Egill Skallagrímsson to the loathed Axlar-Björn, these oddities and outcasts all contributed to the shaping of their nation&rsquos history - for better or worse.

Who is your favourite villain in Icelandic history? Did we leave anyone out? Let us know in the comments below!


Viking Explorations and Settlements: Iceland, Greenland and Vinland

When the Vikings burst out of their homelands starting in the 8th century, they raided, fought and settled in many parts of Europe and Russia, but they also took off on voyages of discovery across the Atlantic Ocean. They moved into Scotland and Ireland and most of the Atlantic Islands—Shetland, Orkney and the Hebrides. Vikings soon settled in the Faroe Islands as well and later discovered Iceland through a sailing mishap. Over the next two centuries, Viking explorers settled in Iceland, Greenland and Vinland, in what is now Newfoundland.

Islandia

Norwegian Vikings first discovered Iceland. The first was Naddod, who was blown off course sailing from Norway to the Faroe Islands in 861. He called the new island Snowland. Naddod returned to Norway and told people of his discovery. Six years later, Floki Vilgerdarson was the first Viking to set out for Iceland and find it. Floki gave the island its present name of Iceland. However, it wasn’t until 870 that people arrived to settle in Iceland.

When Harald Fairhair strong-armed Norway under his control, many people fled—some settled in Scotland, Ireland, Orkneys and Faroe Islands and Iceland. A Norwegian chieftain, Ingolfur Arnarson brought his family to Iceland in 874, settling on the southwest peninsula in a place he called Reykjavik or Cove of Smoke. Many other families from Norway, Scotland and Ireland followed. The Icelandic sagas and Landnamabok or Book of the Settlements, written 200 years later, describes the early settling of Iceland. For the next 60 years, settlers came and picked out arable land to farm.

Groenlandia

Icelanders discovered and settled in Greenland starting in the 980s. Erik the Red, an adventuresome and belligerent man, was exiled from Iceland for killing a man. During his three year-exile, Erik explored the southwest coast of Greenland. When he returned to Iceland, he bragged of the good land he had found, calling it Greenland to attract settlers. Icelanders settled in two main areas, the Eastern Settlement and the Western Settlement.

Farming was difficult, but settlers were able raise livestock and enough grain to feed them. Greenland was able to export furs, wool, sheep, whale blubber and walrus ivory. Due to the advance of the Little Ice Age, however, the colony declined during the 14th century. Life had become too hard, shipping too difficult due t o growing ice. By 1408, all the settlers were gone.

Vinland, North America

A trader named Bjarni Herjolfsson was sailing to Greenland. He was blown off course and sighted lands to the west. He successfully completed his journey to Greenland where he described his accidental find to Leif Ericson, son of Erik the Red. Circa A.D. 1000, Leif and a crew sailed across 1,800 miles across open sea, following Bjarni’s description of his voyage. The Greenlanders made a small settlement in the land they called Vinland. Due to hostile natives that the Vikings called skraelings, the settlement eventually failed.

In the 1960s, a Norse settlement was found at L’Anse aux Meadows in Newfoundland by an archeologist Anne Stine Ingstad and her husband Helge. Whether this is the Viking settlement mentioned in various sagas is still in dispute, but archeology proves the Vikings discovered North America 500 years before Christopher Columbus.

This article is part of our larger selection of posts about Vikings history. To learn more, click here for our comprehensive guide to Vikings history


An Island Nation With Mighty Clout

Cuando compra un libro revisado de forma independiente a través de nuestro sitio, ganamos una comisión de afiliado.

HOW ICELAND CHANGED THE WORLD
The Big History of a Small Island
By Egill Bjarnason

It wasn’t easy getting to Iceland in the days before Björk, before Skyr, when no cheap trans-Atlantic flight stopped there. You had to avoid the abyss at the end of the world, dodge the islands that surged suddenly out of the water and then make landfall at mountains of red-hot rock that spat fire into the heavens. Saints got there in holy dreams but nobody dared settle until A.D. 874.

This solves the first mystery about Iceland’s history: why it is short. What Egill Bjarnason sets out to explain in “How Iceland Changed the World,” his joyously peculiar book, is why it is also so full of farce and drive — why Iceland is a country with the soul of a very small town and yet can sometimes shut down the world. Bjarnason balances pride and realism so casually that you can almost take for granted a nation whose Parliament once voted to abolish the letter “z” (except in a few words such as “pizza”).

Maybe it’s the fish that give the country its special flavor. Iceland instituted prohibition in 1915, but it didn’t last the Spanish declined to buy Iceland’s salt cod unless it continued to import Spain’s red wine, which obliged the island to keep drinking, so the islanders said. Then Iceland started to issue licenses for fishing — papers that could be traded, sold or used as financial collateral. In the early 2000s, fishing moguls poured money into the country’s newly deregulated banks. That eased Iceland, disastrously, into cod-based international finance. In the 2008 banking crisis 90 percent of its financial firms went under in a week.

Or maybe it’s a question of scale. Bjarnason portrays an island so small that it didn’t need a word for “nepotism” until 1995 because that’s just how things worked in a place where everyone is more or less related. Now there is also an app for avoiding incest at parties.

Iceland’s ambition seems to have been almost accidental. The first settlers managed in 100 years to invent a 10th-century kind of democracy because nobody had the right, yet, to be a lord or king. They sailed west looking for lands glimpsed by lost sailors, which is how they found first Greenland and then North America.

All this was happening over one of the great gaps in the skin of the earth where tectonic plates pull apart an inch a year, and molten magma feeds volcanoes. You can still bury bread to bake overnight in the hot Icelandic ground, and it’s only a half-century since NASA used Iceland’s black volcanic deserts as a substitute for the moon when training astronauts.

When these mountains blow, the world knows about it. In 2010, the ash left five million people stranded across Europe, after flying became impossible. In 1783, thanks to those same volcanoes, sulfurous fog smothered Europe, there was ice in the Gulf of Mexico and no monsoon at all in India. Iceland’s volcanoes destroyed the rice crop in Japan that year they changed the world.

The country’s human history is not quite so impressive. Its revolution happened a couple of decades after the French one, when an English soap seller and his sailors came ashore while everyone was at Sunday services and kidnapped the Danish governor. It was a fine moment but it took decades before the locals talked about actual statehood. The first nationalists were handicapped by their habit of dying early and drunk — falling down stairs, burning up in their beds or drowning in canals.

And yet that nationalism, infused with myth and pride in the distinctive Icelandic language, also changed the world. When the United Nations was debating the partition of Palestine, someone had to chair the committee that would decide what to do the Australian candidate backed away, as did the Thai candidate, which left the man from Iceland, which was also a new nation. His argument in favor of a two-state solution made possible the birth of Israel.

The Nazis had read the Icelandic sagas and imagined an Aryan stronghold for their U-boats they found it hard to cope with the wandering sheep, open sewers and open mockery they met in Reykjavik. The British arrived at the start of World War II and within a year the Americans followed, and stayed. President Franklin D. Roosevelt couldn’t declare a shooting war in Europe but he could persuade the Icelanders to invite him to protect them.

In 1986, Ronald Reagan and Mikhail Gorbachev met in Iceland — an island midway between them — and almost agreed to eliminate nuclear weapons. The Russian Boris Spassky and the American Bobby Fischer went to Iceland for a Cold War chess match with Henry Kissinger intervening by phone.

Being the place in between might be the key to this very idiosyncratic history. After all, Iceland starts with sagas full of hulking homicidal heroes and ends with the world’s first woman elected head of state in a direct vote, known by her first name, Vigdis. She owed her rise to a memorable Women’s Day Off, which shut the island down in a practical proof of what women’s work is worth, and for 11 years Iceland was at the top of the league tables on gender equality. Even so, an old lady asked Vigdis on the hustings if she was still a virgin.

As one gender studies professor tells Bjarnason, with just the right note of deprecation: “Between heaven and hell, we are, of course, doing better than most places.”


Ver el vídeo: Cuando ISLANDIA estuvo a punto de SALTAR por los AIRES - Value School (Diciembre 2021).