Liberia

los Sociedad Americana de Colonización se formó bajo el liderazgo de John Calhoun, uno de los principales defensores de la esclavitud. La nueva tierra se llamó Liberia y se hicieron planes para persuadir a los antiguos esclavos de que regresaran a África.

El proyecto se opuso a Richard Allen y James Forten de la Convención de Color. En lugar de la repatriación de África, la organización abogó por el asentamiento de esclavos negros fugitivos en Canadá.

El primer grupo de colonos negros zarpó hacia Liberia en 1820. Durante los siguientes diez años, más de 1.400 personas se establecieron en la colonia. A pesar de las intensas campañas de propaganda, solo unas 15.000 personas salieron de Estados Unidos hacia Liberia.


Una breve historia de Liberia 1822-1991

Una breve historia de Liberia escrita por un visitante del país durante la guerra civil de 1991.

Estaba destinado a ser el fondo de una función de Black Flag que nunca sucedió. Probablemente necesite mejorar, especialmente en las respuestas de las personas que vivían allí a su papel de proveedores de materias primas para el oeste, pero es al menos un comienzo.

Liberia
La actual guerra civil en Liberia, que recientemente le costó la vida a Samuel Doe, presidente desde un golpe de estado a principios de los 80, tiene sus raíces en la fundación de una colonia de ex esclavos en 1822.

A principios del siglo XVIII, la marea de opinión en Estados Unidos y en otros lugares se estaba volviendo contra la esclavitud. Sin embargo, los blancos temían una revuelta de esclavos liderada por negros recién emancipados. Con este fin, se fundó la Sociedad Americana de Colonización en 1816 y dos de sus funcionarios visitaron la Costa de los Cereales de África con dos agentes del gobierno de Estados Unidos. En 1821 se firmó un acuerdo entre la Sociedad y los jefes locales concediendo a la Sociedad la posesión del Cabo Mesurado.

Los primeros esclavos estadounidenses liberados desembarcaron en 1822, seguidos poco después por Jehudi Ashmun, un estadounidense blanco que fundó el gobierno y el compendio de leyes de Liberia.

Desde 1841, el gobernador era un hombre de nacimiento libre, uno de cuyos bisabuelos era negro, Joseph Jenkins Roberts. A pedido de la American Colonization Society, proclamó a Liberia como una república libre en 1847. Se redactó una Constitución siguiendo las líneas de la de los Estados Unidos.

Sin embargo, los intentos de fundar un estado basado en unos 3000 colonos resultaron difíciles. Algunas tribus costeras se hicieron protestantes y aprendieron inglés, pero la mayoría de los africanos indígenas conservaron su religión e idioma tradicionales. Incluso la trata de esclavos continuó ilícitamente desde los puertos liberianos, pero la Armada británica puso fin a esta situación en la década de 1850.

En 1919 Liberia transfirió 2000 millas cuadradas de territorio interior que había reclamado a Francia, porque no podía controlarlo. De hecho, las autoridades no pudieron ejercer ningún control más allá de unas 20 millas tierra adentro. La intervención de las "grandes potencias", y en particular de Estados Unidos, ha sido desde entonces una constante en la historia de Liberia. En 1912, se consiguió un préstamo de 1,7 millones de dólares cediendo el control de la Aduana a Estados Unidos y tres potencias europeas. Se organizó una fuerza de policía de frontera bajo el mando de oficiales estadounidenses.

En la década de 1920, Firestone Rubber Company obtuvo una concesión de 1 millón de hectáreas para el cultivo del caucho en Liberia. Después de un escándalo de esclavitud en 1931, el entonces presidente y vicepresidente dimitieron, y el nuevo presidente apeló a la Liga de Naciones en busca de ayuda financiera. Después de tres años de negociaciones, que incluyeron la suspensión de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y Gran Bretaña, se llegó a un 'acuerdo' en la línea sugerida por la Liga, que resultó beneficiosa para Firestone.

Liberia fue estratégicamente muy importante durante la Segunda Guerra Mundial como la mejor fuente de caucho de látex, y en 1942 firmó un Pacto de Defensa con Estados Unidos. Esto inició un período de construcción estratégica de carreteras y también se construyó un aeropuerto. Liberia declaró la guerra a Alemania y Japón en 1944, y también fue durante la guerra que William VS Tubman fue elegido presidente.

El país ha permanecido dominado por Estados Unidos desde entonces. Las principales exportaciones son el caucho (de las plantaciones de propiedad estadounidense) y el mineral de hierro (extraído por empresas estadounidenses). También es estratégicamente muy importante, actuando como punto de apoyo de la CIA en África, y hay una poderosa estación de rastreo allí.

Socialmente, la élite gobernante se extrajo al principio de los colonos estadounidenses y otros grupos que se establecieron en la fundación del país (que incluía a varios miles de congoleños en ruta a las Américas en barcos de esclavos).

Sin embargo, como es típico en el capitalismo, se dio el caso de que cualquier liberiano con riqueza fuera considerado "américo-liberiano" o "congo". Tubman murió en 1970 y fue sucedido por William Tolbert, otro americano-liberiano, aunque era mitad Kpelle. Durante todo este período, el gobierno fue totalmente corrupto, como se esperaría de cualquier burocracia. Sin embargo, los años setenta vieron una depresión en el precio mundial del caucho, y en 1980 Tolbert comenzó a responder a las ofertas libias y cubanas. Los libios estaban a punto de comenzar a trabajar en un proyecto de viviendas de bajo costo en Monrovia cuando Samuel Doe, un sargento mayor en el arny, llevó a cabo un golpe de estado.

Se sospecha que la CIA está detrás del golpe, y dada la magnitud de la ayuda a Liberia entre 1980 y 2005 (490 millones de dólares), parece probable. Sin embargo, a pesar de todas las promesas, la corrupción y la ineficiencia persistieron. Se desviaron millones y la infraestructura del país se deterioró.

Doe prometió elecciones, y cuando fue reelegido, un antiguo aliado suyo, Thomas Quiwonk, intentó un golpe de Estado en noviembre de 1986. Doe respondió enviando a su ejército entrenado israelí al noreste de Liberia, donde Quiwonk, un miembro de la tribu Gio, había su apoyo. Cientos de Gios murieron en las redadas de represalia. Doe comenzó a reclutar un gran número de kranhs para el ejército y la burocracia, que anteriormente había sido multiétnica.

Para 1989, hubo una guerra civil furiosa, muy a lo largo de las líneas tribales, con los respectivos ejércitos de Doe, Prince Johnson y Charles Taylor peleando, y el liberiano común quedando atrapado en el medio. El papel de Estados Unidos en esto ha sido ambiguo, especialmente porque ellos son en parte culpables. Se han desplegado marines, pero solo para "proteger a los ciudadanos y las propiedades estadounidenses". Sin embargo, se utilizaron tropas estadounidenses contra la residencia privada de Doe y helicópteros artillados volaron el edificio en pedazos.

Las otras naciones de África Occidental han intervenido militarmente, tanto por la influencia desestabilizadora de la guerra civil en la región como por cualquier otra cosa. Sin embargo, sus motivos no son tan puros ni sus acciones tan inocentes como pretenden. Cuando Doe se rindió a las Fuerzas de Paz, lo entregaron a los hombres de Taylor. Estaba con una gorra en la rodilla y murió unas horas después.

Dadas las fronteras arbitrarias que estos países han heredado de la era del imperialismo, el conflicto tribal de un tipo similar es un peligro real en la mayoría de los países africanos. Monrovia está ahora completamente devastada, con miles de personas muriendo de hambre y miles de refugiados más cruzando la frontera hacia los países vecinos, que difícilmente están en condiciones de ayudarlos. Y la clase dominante continúa jugando sus juegos contra este sangriento telón de fondo. El eventual vencedor de este costoso juego heredará solo las cenizas.


Una breve historia de Liberia 1822-1991

Una breve historia de Liberia escrita por un visitante del país durante la guerra civil de 1991.

Estaba destinado a ser el fondo de una función de Black Flag que nunca sucedió. Probablemente necesite mejorar, especialmente en las respuestas de las personas que vivían allí a su papel de proveedores de materias primas para el oeste, pero es al menos un comienzo.

Liberia
La actual guerra civil en Liberia, que recientemente le costó la vida a Samuel Doe, presidente desde un golpe de estado a principios de los 80, tiene sus raíces en la fundación de una colonia de ex esclavos en 1822.

A principios del siglo XVIII, la marea de opinión en Estados Unidos y en otros lugares se estaba volviendo contra la esclavitud. Sin embargo, los blancos temían una revuelta de esclavos liderada por negros recién emancipados. Con este fin, se fundó la Sociedad Americana de Colonización en 1816 y dos de sus funcionarios visitaron la Costa de los Cereales de África con dos agentes del gobierno de Estados Unidos. En 1821 se firmó un acuerdo entre la Sociedad y los jefes locales concediendo a la Sociedad la posesión del Cabo Mesurado.

Los primeros esclavos estadounidenses liberados desembarcaron en 1822, seguidos poco después por Jehudi Ashmun, un estadounidense blanco que fundó el gobierno y el compendio de leyes de Liberia.

Desde 1841, el gobernador era un hombre de nacimiento libre, uno de cuyos bisabuelos era negro, Joseph Jenkins Roberts. A pedido de la American Colonization Society, proclamó a Liberia como una república libre en 1847. Se redactó una Constitución siguiendo las líneas de la de los Estados Unidos.

Sin embargo, los intentos de fundar un estado basado en unos 3000 colonos resultaron difíciles. Algunas tribus costeras se hicieron protestantes y aprendieron inglés, pero la mayoría de los africanos indígenas conservaron su religión e idioma tradicionales. Incluso el comercio de esclavos continuó ilícitamente desde los puertos liberianos, pero esto fue terminado por la Armada británica en la década de 1850.

En 1919 Liberia transfirió 2000 millas cuadradas de territorio interior que había reclamado a Francia, porque no podía controlarlo. De hecho, las autoridades no pudieron ejercer ningún control más allá de unas 20 millas tierra adentro. La intervención de las "grandes potencias", y en particular de Estados Unidos, ha sido desde entonces una constante en la historia de Liberia. En 1912, se obtuvo un préstamo de 1,7 millones de dólares al ceder el control de la Aduana a Estados Unidos y tres potencias europeas. Se organizó una fuerza de policía fronteriza bajo el mando de agentes estadounidenses.

En la década de 1920, Firestone Rubber Company obtuvo una concesión de 1 millón de hectáreas para el cultivo del caucho en Liberia. Después de un escándalo de esclavitud en 1931, el entonces presidente y vicepresidente dimitieron, y el nuevo presidente apeló a la Liga de Naciones en busca de ayuda financiera. Después de tres años de negociaciones, que incluyeron la suspensión de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y Gran Bretaña, se llegó a un 'acuerdo' en la línea sugerida por la Liga, que resultó beneficiosa para Firestone.

Liberia fue estratégicamente muy importante durante la Segunda Guerra Mundial como la mejor fuente de caucho de látex, y en 1942 firmó un Pacto de Defensa con Estados Unidos. Esto inició un período de construcción estratégica de carreteras y también se construyó un aeropuerto. Liberia declaró la guerra a Alemania y Japón en 1944, y también fue durante la guerra que William VS Tubman fue elegido presidente.

El país ha permanecido dominado por Estados Unidos desde entonces. Las principales exportaciones son el caucho (de las plantaciones de propiedad estadounidense) y el mineral de hierro (extraído por empresas estadounidenses). También es estratégicamente muy importante, actuando como punto de apoyo de la CIA en África, y hay una poderosa estación de rastreo allí.

Socialmente, la élite gobernante se extrajo al principio de los colonos estadounidenses y otros grupos que se establecieron en la fundación del país (que incluía a varios miles de congoleños en ruta a las Américas en barcos de esclavos).

Sin embargo, como es típico en el capitalismo, se dio el caso de que cualquier liberiano con riqueza fuera considerado "américo-liberiano" o "congo". Tubman murió en 1970 y fue sucedido por William Tolbert, otro americano-liberiano, aunque era mitad Kpelle. Durante todo este período, el gobierno fue totalmente corrupto, como se esperaría de cualquier burocracia. Sin embargo, los años setenta vieron una depresión en el precio mundial del caucho, y en 1980 Tolbert comenzó a responder a las ofertas libias y cubanas. Los libios estaban a punto de comenzar a trabajar en un proyecto de viviendas de bajo costo en Monrovia cuando Samuel Doe, un sargento mayor en el arny, llevó a cabo un golpe de estado.

Se sospecha que la CIA está detrás del golpe, y dada la magnitud de la ayuda a Liberia entre 1980 y 2005 (490 millones de dólares), parece probable. Sin embargo, a pesar de todas las promesas, la corrupción y la ineficiencia persistieron. Se desviaron millones y la infraestructura del país se deterioró.

Doe prometió elecciones, y cuando fue reelegido, un ex aliado suyo, Thomas Quiwonk intentó un golpe de Estado en noviembre de 1986. Doe respondió enviando a su ejército entrenado israelí al noreste de Liberia, donde Quiwonk, un miembro de la tribu Gio, había su apoyo. Cientos de Gios murieron en las redadas de represalia. Doe comenzó a reclutar un gran número de kranhs para el ejército y la burocracia, que anteriormente había sido multiétnica.

Para 1989, hubo una guerra civil furiosa, muy a lo largo de las líneas tribales, con los respectivos ejércitos de Doe, Prince Johnson y Charles Taylor peleando, y el liberiano común quedando atrapado en el medio. El papel de Estados Unidos en esto ha sido ambiguo, especialmente porque ellos son en parte culpables. Se han desplegado marines, pero solo para "proteger a los ciudadanos y las propiedades estadounidenses". Sin embargo, se utilizaron tropas estadounidenses contra la residencia privada de Doe y helicópteros artillados volaron el edificio en pedazos.

Las otras naciones de África Occidental han intervenido militarmente, tanto por la influencia desestabilizadora de la guerra civil en la región como por cualquier otra cosa. Sin embargo, sus motivos no son tan puros ni sus acciones tan inocentes como pretenden. Cuando Doe se rindió a las Fuerzas de Paz, lo entregaron a los hombres de Taylor. Estaba con una gorra en la rodilla y murió unas horas después.

Dadas las fronteras arbitrarias que estos países han heredado de la era del imperialismo, el conflicto tribal de un tipo similar es un peligro real en la mayoría de los países africanos. Monrovia está ahora completamente devastada, con miles de personas muriendo de hambre y miles de refugiados más cruzando la frontera hacia los países vecinos, que difícilmente están en condiciones de ayudarlos. Y la clase dominante sigue jugando sus juegos contra este sangriento telón de fondo. El eventual vencedor de este costoso juego heredará solo las cenizas.


Índice

Geografía

Situada en el Atlántico en la parte sur de África occidental, Liberia limita con Sierra Leona, Guinea y Cte d'Ivoire. Es comparable en tamaño a Tennessee. La mayor parte del país es una meseta cubierta por densos bosques tropicales, que prosperan con una precipitación anual de aproximadamente 160 pulgadas al año.

Gobierno
Historia

Liberia, la primera república de África, fue fundada en 1822 como resultado de los esfuerzos de la Sociedad de Colonización Estadounidense para asentar esclavos estadounidenses liberados en África Occidental. La sociedad sostuvo que la emigración de negros a África era una respuesta al problema de la esclavitud y la incompatibilidad de las razas. En el transcurso de cuarenta años, cerca de 12.000 esclavos fueron reubicados voluntariamente. Originalmente llamada Monrovia, la colonia se convirtió en la República Libre e Independiente de Liberia en 1847.

Los americanos-liberianos de habla inglesa, descendientes de antiguos esclavos estadounidenses, representan solo el 5% de la población, pero históricamente han dominado a la clase intelectual y dominante. La población indígena de Liberia está compuesta por 16 grupos étnicos diferentes.

El gobierno de la primera república de África se inspiró en el de los Estados Unidos, y Joseph Jenkins Roberts de Virginia fue elegido primer presidente. Irónicamente, la constitución de Liberia negó a los liberianos indígenas el mismo nivel que los inmigrantes estadounidenses de piel más clara y sus descendientes.

Después de 1920, se logró un progreso considerable hacia la apertura del interior del país, un proceso que facilitó el establecimiento en 1951 de un ferrocarril de 43 millas (69 km) a las colinas de Bomi desde Monrovia. En julio de 1971, mientras cumplía su sexto mandato como presidente, William V. S. Tubman murió después de una cirugía y fue sucedido por su asociado de mucho tiempo, el vicepresidente William R. Tolbert, Jr.

Un golpe militar conduce al desastroso gobierno de Charles Taylor

Tolbert fue derrocado en un golpe militar el 12 de abril de 1980 por el Sargento Primero. Samuel K. Doe, respaldado por el gobierno de Estados Unidos. El gobierno de Doe se caracterizó por la corrupción y la brutalidad. Una rebelión liderada por Charles Taylor, un ex asistente de Doe, y el Frente Patriótico Nacional de Liberia (NPFL), comenzó en diciembre de 1989 al año siguiente, Doe fue asesinado. La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) negoció con el gobierno y las facciones rebeldes e intentó restaurar el orden, pero la guerra civil continuó. En abril de 1996, los combates entre facciones de los señores de la guerra del país habían destruido cualquier último vestigio de normalidad y sociedad civil. La guerra civil finalmente terminó en 1997.

En lo que los observadores internacionales consideraron una elección libre, Charles Taylor ganó el 75% de los votos presidenciales en julio de 1997. El país no tenía prácticamente ningún sistema de salud y la capital no tenía electricidad ni agua corriente. Taylor apoyó al brutal Frente Revolucionario Unido (FRU) de Sierra Leona con la esperanza de derrocar al gobierno de su vecino y a cambio de diamantes, lo que enriqueció sus arcas personales. Como consecuencia, la ONU emitió sanciones contra Liberia.

En 2002, los rebeldes? Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia (LURD)? Intensificaron sus ataques contra el gobierno de Taylor. En junio de 2003, el LURD y otros grupos rebeldes controlaban dos tercios del país. Finalmente, el 11 de agosto, Taylor renunció y se exilió en Nigeria. Para cuando fue exiliado, Taylor había llevado a la bancarrota a su propio país, desviando $ 100 millones y dejando a Liberia como la nación más pobre del mundo. Gyude Bryant, un hombre de negocios considerado un constructor de coaliciones, fue seleccionado por las distintas facciones como el nuevo presidente.

Liberia elige a la primera mujer presidenta de África

En una segunda vuelta de las elecciones presidenciales de noviembre de 2005, Ellen Johnson-Sirleaf, una economista educada en Harvard que había trabajado en el Banco Mundial, derrotó a George Weah, una ex estrella del fútbol de talla mundial. En enero de 2006 se convirtió en la primera mujer presidenta de África.

Taylor condenado por crímenes de guerra

En 2006, el ex presidente Taylor, exiliado en Nigeria, fue entregado a un tribunal internacional en La Haya para ser juzgado por crímenes de lesa humanidad por apoyar a las tropas rebeldes en la brutal guerra civil de Sierra Leona que se cobró la vida de unas 300.000 personas en la década de 1990. Los rebeldes buscaban el control de los ricos campos de diamantes de Sierra Leona para financiar su adquisición de armas. Su juicio se inició en junio de 2007. En abril de 2012, después de deliberar durante más de un año, el tribunal, integrado por tres jueces de Irlanda, Samoa y Uganda, condenó a Taylor por ayudar e incitar a crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, incluido el asesinato. , violación, esclavitud sexual y reclutamiento de niños soldados. Su condena es la primera de un tribunal internacional desde los juicios de Nuremberg. Fue condenado a 50 años de prisión.

Gyude Bryant, quien fue presidente de Liberia de 2003 a 2005 durante el período de transición después de la guerra civil de 14 años, fue absuelto de cargos de malversación de fondos en mayo de 2009. Fue acusado de robar alrededor de $ 1 millón mientras estaba en el cargo.

Johnson-Sirleaf, junto con Leymah Gbowee, también de Liberia, y Tawakkul Karman, de Yemen, ganaron el Premio Nobel de la Paz 2011 en octubre "por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y por los derechos de las mujeres a la plena participación en la paz. obras de construcción." Ganó el premio durante su candidatura a la reelección. En la primera ronda de votación, obtuvo el 44% de los votos. Su oponente en la segunda ronda, Winston Tubman, un ex funcionario de la ONU, se retiró de la carrera, alegando que la primera ronda estaba amañada. Las autoridades electorales no encontraron evidencia de fraude. Johnson-Sirleaf navegó hacia la victoria en la segunda vuelta, obteniendo el 90% de los votos. La participación fue bastante baja: 33%.

El brote de ébola mata a cientos

Un brote de ébola afectó a Liberia en mayo de 2014. A finales de agosto, se estima que la enfermedad había matado a casi 700 personas en Liberia, y había casi 1.400 casos sospechosos y confirmados en el país, según los Centros para el Control de Enfermedades. . El brote fue particularmente grave en partes de Monrovia, y el gobierno puso en cuarentena el barrio pobre y abarrotado de West Point, que se vio muy afectado. Los residentes protestaron por la cuarentena y se enfrentaron con la policía. A finales de agosto, la Organización Mundial de la Salud declaró que el brote era una emergencia internacional. Es el peor brote desde que se identificó el virus por primera vez hace casi 40 años.


Lanzamiento del libro del bosque de Kola

¿No puede gastar dinero o tiempo para ayudar a recuperar la historia de Liberia? Envíe sus comentarios.

En enero de 2017, se publicó la primera historia de los liberianos antes de 1800. Lo que siguió fue una serie de charlas de libros en los EE. UU. El público fue tan diverso como los lugares: la Iglesia Episcopal Trinity en Washington, DC, un centro comunitario en Brooklyn Park, Minnesota, Habitat for Humanity en Atlanta, el Festival Geeche Kunda en Riceboro , Georgia, Bethel World Outreach Church en Olney, Maryland y Ma Hawa's Kitchen en Staten Island, entre otras paradas. La respuesta púbica mostró que hay hambre de historia.


Ex esclavos que esclavizaron a la población nativa

Los afroamericanos comenzaron su asentamiento oponiéndose a la esclavitud, y este fue un punto de discordia en sus batallas con la población nativa (para la cual la esclavitud era la norma).

Esto se describe en la siguiente cita.

Lo que realmente enfrentó a los colonos con los nativos nuevamente no se dijo: el comercio de esclavos, un negocio para los nativos, era una abominación para los colonos, quienes estaban decididos a acabar con él tan pronto como tuvieran los medios para hacerlo. Para aquellos que habían escapado de la esclavitud en Estados Unidos, era algo más, era una responsabilidad y un deber para con los millones de sus hermanos en esclavitud en casa.

Sin embargo, una vez que estuvo firmemente en control de la nueva tierra liberiana, esta posición no se mantuvo.

Con este fin, el gobierno de Monrovia asignó a cada tribu (hay 16 de ellos) un territorio donde se les permitió vivir & # 8211 no muy diferente de los típicos & # 8220homelands & # 8221 creados para los africanos décadas más tarde por los racistas blancos de Pretoria. . Todos los que hablaron en contra de esto fueron severamente castigados. Los jefes de las tribus no sumisas fueron eliminados en el acto, la población rebelde asesinada o encarcelada, sus aldeas destruidas, sus cultivos incendiados. & # 8211 El guardián

Estas expediciones y guerras locales tenían un único objetivo primordial: capturar esclavos. Los americanos-liberianos necesitaban mano de obra. Y, de hecho, comenzaron a utilizar esclavos en sus granjas y en sus negocios ya en la segunda mitad del siglo XIX. También los vendieron a otros países. A finales de la década de 1920, la prensa mundial reveló la existencia de este comercio, ejercido oficialmente por el gobierno liberiano. Intervino la Liga de Naciones. El entonces presidente, Charles King, se vio obligado a dimitir. Pero la práctica continuó sigilosamente. & # 8211 El guardián

Como ocurre con cualquier sociedad esclavista, la esclavitud de los nativos redujo las oportunidades de trabajo para los recién llegados de Estados Unidos. Esto se explica en la siguiente cita.

Como escribió Peyton Skipwith en su primera carta a casa, & # 8220Los [colonos] que están en buena posición tienen los nativos como eslavos y los pobres que vienen de América no tienen la oportunidad de ganarse la vida para los nativos que hacen todo el trabajo. & # 8221 Observadores hostiles, como el abolicionista William Nesbit, lanzaron la temida & # 8220s palabra & # 8221 con abandono. & # 8220Cada colono tiene esclavos nativos (o como ellos los llaman sirvientes) a su alrededor, variando en número de uno a quince, según las circunstancias del amo. & # 8221 Una cosa que sí sabemos: los nativos nunca fueron legalmente reconocidos como esclavos. , ya que eso habría sido una violación de todas las constituciones escritas para la colonia & # 8211 Otra América


Liberia es un país resistente. Después de superar dos guerras civiles, el país todavía tiene interesantes eventos históricos, culturales y emblemáticos de los que presumir. Es el único país africano que ha tenido dos presidentas en el cargo.

Las presidentas son Lady Ellen Johnson Sirleaf y Ruth Perry. Hay doce hechos más destacados que te resultarán interesantes sobre esta antigua república de África Occidental.

12. Liberia es uno de los mayores exportadores de mineral de hierro de África.

Liberia tiene grandes depósitos minerales. Históricamente, ha habido mucha extracción de minerales, particularmente de mineral de hierro. Como resultado, la extracción de mineral de hierro juega un papel importante en la economía liberiana.

Representa el 30% de las exportaciones totales en 2016. Asimismo, el mineral de hierro ha eclipsado la importancia de otros recursos minerales potenciales. La mayor parte de la extracción es realizada por empresas internacionales que están muy interesadas en el sector y, a menudo, utilizan mano de obra local.

Los bajos precios mundiales del mineral de hierro han reducido la producción y las exportaciones de Liberia a lo largo de los años. Esto también ha provocado que la mayoría de las empresas internacionales reduzcan sus operaciones. Arcelor Mittar, uno de los mayores productores del mundo, tiene reservas de mineral de hierro y carbón metalúrgico en Liberia.

Las reservas están ubicadas en la cordillera del Monte Nimba, al norte de Liberia. También hay depósitos de manganeso, bauxita, uranio y zinc-plomo en Liberia. Además, los depósitos de diamantes como aluviales y artesanales están muy extendidos en la mayor parte del país.

11.Contiene uno de los ecosistemas más ricos del continente africano

El Parque Nacional Sapo de Liberia es sin duda una de las 261 maravillas naturales del mundo. En primer lugar, es el único parque nacional ubicado en el ecosistema forestal de Guinea superior.

En segundo lugar, contiene la segunda área más grande de bosque húmedo tropical primario en África Occidental. Por último, el Parque Nacional Sapo alberga la mayor diversidad de especies de mamíferos del mundo. Ha habido dos guerras civiles sucesivas que son responsables de causar la destrucción de la infraestructura y el equipamiento del parque.

El clima es tropical con temperaturas que oscilan entre los 22-28 grados centígrados. El parque tiene una humedad promedio de selva tropical del 91% y es una de las especies florales más ricas del país. La mayoría de las especies florales son endémicas.

Después de la aprobación del Parque Nacional Sapo el 10 de octubre de 2003, el tamaño del parque se amplió un 3% a 1804 km cuadrados.

10. Su costa frente al Océano Atlántico alberga lagunas, manglares, pantanos y bancos de arena.

La costa de Liberia se caracteriza por lagunas, manglares y bancos de arena depositados por ríos. La meseta cubierta de hierba del interior sustenta una agricultura limitada.

La costa se extiende desde el río Mano en el noroeste hasta el río Cavally en el sureste. Tiene unos 579 km de ancho con muchos ramales. La costa se enfrenta al Océano Atlántico y llueve más que la tierra adentro.

9. Playas espectaculares pero de difícil acceso

Las playas de Liberia son espectaculares pero de difícil acceso. Generalmente, solo los nadadores más fuertes se aventuran en el mar porque el oleaje es alto y las corrientes fuertes.

Las playas de Liberia se han ganado un nombre como uno de los mejores lugares para surfear en África. Algunas playas tienen arenas doradas vírgenes, aguas cristalinas y olas perfectamente formadas. El pueblo de pescadores llamado Robertson es un paraíso para los surfistas.

8. El futbolista liberiano George Weah se convirtió en su presidente y fue elogiado por Nelson Mandela.

El presidente de Liberia es George Weah, un destacado futbolista que nació en Clara Town, Liberia. Es el primer jugador africano en ganar el título de Jugador Mundial del Año de la FIFA y el Balón de Oro. Nelson Mandela, uno de los íconos más admirados del mundo, una vez llamó a Weah "El orgullo de África".

7. El río más largo de Liberia lleva el nombre de un pez.

El río más largo de Liberia lleva el nombre de un pez llamado Cavalla. Es una especie de jurel. El río Cavalla emerge desde el norte del monte Nimba en Guinea a través de Costa de Marfil hasta Zwedru en Liberia.

Asimismo, forma parte de la frontera entre Liberia y Costa de Marfil y tiene 515 km de longitud. Fluye de regreso a la frontera con Costa de Marfil y termina en el Golfo de Guinea. Sus otros nombres son Cavally, Youbou y Diougou.

6. Las casas generalmente se construyen con ladrillos de arcilla locales secados al sol y un techo de hierro.

Las casas en Liberia generalmente se construyen con ladrillos de arcilla locales secados al sol y recubiertos con yeso. Se usa comúnmente un techo de hierro corrugado galvanizado. Las casas de arcilla suelen tener forma cuadrada y no circular.

Además, el techo está diseñado para mantener el agua fuera durante la lluvia torrencial. Está inclinado para drenar el agua de lluvia fácilmente. Anteriormente, el techo estaba hecho de césped para enfriar los interiores de una casa. Sin embargo, el techo de hierro ha ocupado su lugar desde hace mucho tiempo.

5. El nombre original de la capital de Liberia, Monrovia, era Christianopolis.

El nombre original de Monrovia, la capital de Liberia, era Christianopolis. El nombre de la ciudad se cambió a Monrovia en honor a James Monroe, ex presidente de los Estados Unidos.

Liberia tiene vínculos históricos con los Estados Unidos y hay un claro parecido entre la bandera liberiana y la bandera estadounidense. Monroe era partidario de los esclavos liberados que regresaban a África.

La capital tiene una población de más de un millón de personas. Históricamente, fue fundada el 25 de abril de 1822.

4. Liberia tiene más de 700 especies de aves, ¡es un paraíso para las aves!

El país es literalmente un paraíso para las aves. Aún más, Liberia tiene 700 especies de aves que incluyen un ave que es un poco más grande que una abeja melífera. Más específicamente, Liberia es el hogar de la curruca abeja. Muchas de las aves están allí durante todo el año, mientras que algunas viajan para encontrar condiciones climáticas más favorables.

3. Oprah Winfrey rastreó su ascendencia hasta Liberia

La única, Oprah Winfrey, había rastreado a sus antepasados ​​hasta Liberia. Su ciudad natal es la región liberiana de Kpelle. La gente vive cerca de Gbarnga en el centro de Liberia.

2. Liberia fue la segunda República Negra del mundo

Después de Haití, Liberia es la segunda República Negra del mundo. A principios de la década de 1940, Liberia declaró formalmente la guerra a Japón y Alemania. En consecuencia, posteriormente declararon la independencia por la legislatura el 26 de julio de 1847.

Como resultado, Liberia se convirtió en la primera república africana en proclamar su independencia. Sin duda, es la primera y más antigua república moderna de África.

1. Liberia fue el primer país africano negro en ser elegido miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Liberia en 1960 fue elegida para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Es el primer país africano negro en ocupar un asiento en este cuerpo. El Consejo de Seguridad fue creado después de la Segunda Guerra Mundial.

Su propósito principal es mantener la paz mundial. Consta de quince miembros, de los cuales cinco son miembros permanentes y diez no permanentes. Hay elecciones cada dos años para reemplazar a los miembros no permanentes.


Liberia - Historia y cultura

Liberia es única entre los estados africanos porque fue fundada por esclavos liberados del sur de Estados Unidos, que trajeron consigo su propia cultura y desplazaron a tribus antiguas que habían cultivado la tierra y comerciado con enclaves europeos en África occidental durante siglos. Por primera vez desde su fundación, las diversas etnias de la región se están uniendo después de la devastadora guerra civil de 14 años para crear un capítulo nuevo, pacífico y exitoso tanto en la historia como en la cultura.

Historia

La historia de la región ahora conocida como Liberia comenzó entre los siglos XII y XVI con migraciones masivas de diversas tribus que huían de la desertificación de sus países de origen. Los recién llegados trajeron habilidades como fundición de hierro, tejido, hilado y el cultivo de arroz y otros cultivos básicos, además de habilidades y tradiciones políticas y sociales. By the 15th century, trade with West African settlements along the coast from Cap Vert to the Gold Coast was well established.

Contact with Portuguese explorers was first made in 1461, with the mariners naming the region the Pepper Coast due to an abundance of melegueta seasoning. Dutch and British trading posts were setup by the mid-17th century, but the region remained isolated until 1921 when the first shipment of former slaves arrived from America, spurred by abolitionists who believed freed slaves would be unable to coexist in American society. As a result, much effort and money went into creating an African enclave for these individuals, with Liberia’s independence first declared in 1847. Plantation owners backed the move as they feared the effect on their livelihood.

From 1847 to 1980 Liberia was governed by the Americo-Liberian descendents of the original arrivals, a small minority around five percent in the country as more indigenous tribes migrated to the region. Four interactive developments formed the colony’s history, all intertwined and reactive. Relations between indigenous tribes and the ruling colonists, the US and other world powers and the economic strengths of natural resources and industry all combined to influence Liberia’s development.

Integration between the colonists and the indigenous people caused contention since the freed slaves’ arrival, leading eventually to a revolution in 1980 which overthrew the Americo-Liberian government and ruling class. Tribal natives hated the lighter-skinned, mixed-ancestry migrants, their Christian beliefs and supposed cultural superiority, all displayed in the Americanized way of life and architecture.

The final straw came after WWII, when fortunes in unregulated foreign investment were received by the government, destabilizing the economy and many of the funds embezzeled by political officials. From that point on, hostility between the two factions increased until 1979 when inflation of the rice price sparked riots ending in the 1980 military coup and the formation of the People’s Redemption Council, led by Master Sergeant Samuel Doe.

Doe was elected president in a ballot widely derided as fixed, with the resulting civil strife, counter-coup and government repression ramping up an already unstable situation. Charles Taylor’s National Patriotic Front of Liberia led the revolution in 1989 with the help of Cote d’Ivoire and Burkina Faso military, and the devastating Civil War period began with the defeat of Doe’s forces and his execution.

From then until 1996, one of Africa’s bloodiest conflicts raged, with over 200,000 Liberians killed and millions displaced into refugee camps across the country’s borders. Infrastructure was destroyed, and by the time a peace deal had been brokered, Liberia was a wreck. Worse was to come, as under Taylor’s presidency the country became a world pariah for illegal timber exports and blood diamonds to support neighboring Sierra Leone’s Revolutionary United Front in their own civil war.

By 1999, Liberia was again up in arms, with the rebel Liberians United for Reconciliation and Democracy fighting against Taylor’s rule. In 2003 they were joined by another rebel group, the Movement for Democracy in Liberia, resulting in Taylor being indicted for crimes against humanity in June. Under pressure from the Women of Liberia Mass Action for Peace and the international community, Taylor finally resigned and fled to Nigeria, leaving the country to recover under the United Nations Mission.

New elections, considered fair and free, took place in 2005, with Harvard-trained economist Ellen Johnson Sirleaf becoming Africa’s first female president. Her first move was to successfully request the extradition of Taylor from Nigeria and his removal to The Hague for trial. Since then, her government has inaugurated a Truth and Reconciliation Commission tasked with addressing the causes of the civil war and the crimes committed. The government has also done much to improve stability and security.

Cultura

The culture of Monrovia has two distinct roots, the Southern US heritage of the freed Americo-Liberian slaves and the ancient African descendants of the indigenous people and migratory tribes. Most former Americans belonged to the Masonic Order of Liberia, outlawed since 1980, but originally playing a huge part in the nation’s politics. Settlers brought the skills of embroidery and quilting with them, with both now firmly embedded in the national culture. The haunting slave music and songs of the American South with ancient African rhythms and harmonies blended well with indigenous musical traditions of the region.

The diverse tribal ethnicities making up the population of Liberia today have all added to the richness of cultural life in the country. Christian music is popular, with hymns sung a-capella in the iconic African style. Spirituality and the region’s ancient rituals are reflected in the unusually intricate carving style, and modern Liberian artists are finding fame outside the country. Dance is a valued heritage, with the Liberian National Culture Group giving performances both in the country and overseas based on traditional themes. The gradual integration of all Liberia’s ethnic groups has given rise to a renewed interest in its tribal culture as a reminder of the diverse roots of the new country.


Monrovia, Liberia (1822- )

Monrovia is the capital of Liberia as well as its largest city. It is located on Bushrod Island and Cape Mesurado along the Mesurado River. A 2008 census showed its population as 970,824.

Monrovia was founded on April 25, 1822 by members of the American Colonization Society (ACS), an organization created to return U.S.-born former slaves to Africa. ACS representatives first arrived on the Mesurado River in 1821. The original name of Monrovia was Christopolis. In 1824 it was renamed “Monrovia” after James Monroe, who was the American President at the time as well as a supporter of the American Colonization Society. The indigenous populations of the areas surrounding Monrovia felt that the city was built on stolen land and began attacking it as early as 1822. Those attacks continued sporadically until the mid-nineteenth century.

Monrovia’s first settlers were former Southern slaves. Not surprisingly the early architecture of the city was largely influenced by the style of the Southern antebellum buildings.

Monrovia grew slowly during the rest of the 19th Century. After the Civil War the American Colonization Society was taken over by emigrationists such as Edward Wilmot Blyden and Bishop Alexander Crummell. They urged post-Civil War African Americans to settle there and many of them did until World War I. These Americo-Liberians, both those in the initial wave of settlement in the 1822-1848 period (Liberia became independent that year), and those who came after the U.S. Civil War, politically and culturally dominated the city.

After World War II growing numbers of indigenous people from the interior of Liberia began migrating to the capital to exploit new job opportunities. Always present in the city back to its founding, by 1950 for the first time, they were the majority of the city’s residents.

In 1980 Sergeant Samuel Doe of the Liberian Army led a coup which toppled the existing government. For the first time in its history Liberia was controlled by indigenous people rather than Americo-Liberians. Doe ruled autocratically but when he was deposed in 1990, Liberia plunged into political chaos. The series of civil wars both crippled Monrovia’s economy and brought thousands of people into the capital fleeing the violence. The Civil Wars ended in 2003 when dictator Charles Taylor was deposed.

Today Monrovia is home to Americo-Liberians, indigenous people from the nation’s interior, and now thousands of refugees fleeing from other West African civil wars such as the one in neighboring Sierra Leone. Approximately 85% of the city’s population is Christian and 12% is Muslim. It is the site of the University of Liberia and three small religious colleges, United Methodist University, African Methodist Episcopal University, and Stella Maris Polytechnic, a Catholic institution.

Monrovia’s economy is based on trade. The port of Monrovia, the largest artificial harbor in West Africa, ships rubber, iron ore, coffee, cocoa, rice, and timber from the Liberian interior to the rest of the world. Monrovia’s major industry is rubber and palm oil processing, food products, furniture, and chemicals. These industries, however, employ relatively small numbers of workers. Most residents of Monrovia lack stable employment and 80% of the population lives below the poverty line.

In 2014 Monrovia faced a new crisis as its government had to address the spread of ebola among its most vulnerable citizens.


Liberia

The Republic of Liberia is a democracy located on the west African coast. Bordered by the Atlantic Ocean along its entire diagonal southwest coastline of 579 kilometers, Liberia borders Sierra Leone to the northwest, Guinea to the north, and Côte d'Ivoire to the east. Liberia measures 111,370 square kilometers in area, of which nearly 10 percent is water, and is slightly larger than the U.S. state of Tennessee. Much of Liberia is covered with tropical rainforest, and the country's terrain ranges from coastal plains to plateau to low mountains. Liberia's climate is tropical.

Colonized by former slaves from the United States who returned to Africa in the early nineteenth century after securing their freedom, Liberia became the first independent country in Africa during the period of Western colonization. The first president of independent Liberia, President Joseph Jenkins Roberts, was a Monrovia merchant who emigrated to Liberia from Petersburg, Virginia in 1829 and served as governor of the Commonwealth of Liberia starting in 1841, appointed by the American Colonization Society. In 1847 the Free and Independent Republic of Liberia was proclaimed, and President Roberts became the country's first president. He was elected to office in 1848 and headed the country until 1856. Roberts then served as president of Liberia College for many years, after which he again assumed the presidency of Liberia from 1872 until 1876. Following a century of uneasy and often contentious relations between the Americo-Liberian former slaves and the indigenous African ethnic groups of Liberia's interior, Liberia experienced seven highly destructive years of civil war between 1989 and 1996, which finally ended in 1997 with a peace treaty brokered by the Economic Community of West African States (ECOWAS). Democratic elections were held in July 1997 with Charles Ghankay Taylor elected president. He was inaugurated in August 1997.

As of mid-2001 full peace and stability had not yet returned to Liberia. According to a U.S. Department of State briefing of May 2001, "The presence of many illtrained and armed government security personnel continues to constitute a potential danger. The northwestern part of the country is unsettled as rebel activity in Sierra Leone and Guinea continues to affect stability along the Sierra Leone-Guinea-Liberia border areas. In particular, there have been reports of intensified hostilities in upper Lofa County [in the north of Liberia]." Liberia in 2001 had not yet recovered from the political, social, economic, and infrastructural damage caused by the war. Neither had certain key transitions to peacetime activities and development-oriented policies been made. Describing the situation in Liberia in May 2001, the State Department noted, "Although a democratically elected government was installed in August 1997, limited progress has been made toward the following goals: resettlement of refugees and displaced persons, reintegration of former combatants, reconstruction of the country's infrastructure, respect for human rights and the rule of law, a stable environment for economic development, and the elimination of corruption."

In July 2000 Liberia's population was estimated to be about 3.2 million, comprising of some 15 to 20 ethnic groups, which are grouped into 3 main categories. The ethnic composition in the late 1990s was estimated as follows: about 95 percent indigenous African tribes (including Kpelle, Bassa, Gio, Kru, Grebo, Mano, Mandingo, Krahn, Gola, Gbandi, Loma, Kissi, Vai, and Bella), about 2.5 percent Americo-Liberians (descendents of African-American slaves who had immigrated from the United States), and about 2.5 percent "Congo People" (descendents of former Afro-Caribbean slaves who had immigrated to Liberia). Estimates of religious affiliation vary widely, depending on the source of information. Between 40 and 75 percent of the population is said to adhere to indigenous beliefs while between 10 and 40 percent of the population is Christian and 15 to 40 percent is Muslim. Many languages are spoken in Liberia. English is used by about 20 percent of the population and serves as the official language.

Approximately 44.3 percent of Liberia's population lived in urban areas in 1999 with many Liberians living in and around Monrovia, the national capital. That year, the total fertility rate was estimated to be 6.1 (i.e., a woman bearing children throughout her childbearing years at current fertility rates would have 6 children). This high rate is due in part to the desire to compensate for the extremely high infant and child-mortality rates in the country, where malaria and other tropical diseases are prevalent, HIV/AIDS claims an increasing numbers of victims, and many families do not have enough to eat. In 1999 the infant mortality rate in Liberia was 112.8 per 1,000 live births&mdashmore than 1 children in 10&mdashwhile the under 5 years child-mortality rate was an astounding 188.0. About 43 percent of Liberia's population was 14 years old or younger in 1999, some 54 percent was 15 to 64 years of age, and only about 3 percent of the population was 65 or older, due to the very low life expectancy at birth prevailing in Liberia (51.0 years in the year 2000&mdash49.6 years for men and 52.5 years for women).

Estimates of Liberia's GDP are difficult to come by, since the country's economy is not functioning at present in anything approaching a normal way. With the economy and infrastructure of the country destroyed by the seven years of civil war, Liberia's basic utilities have yet to be rebuilt. Running water and electricity are still lacking in most of Monrovia, and many war-damaged buildings remain in severely dilapidated condition, waiting to be rebuilt. War-damaged housing to some extent has been replaced throughout the country with rebuilt temporary homes, financed by UN agencies and other international, bilateral, and nongovernmental donors. However, much of the country still appears as though it has just emerged from war, although crops have been replanted, and many internally displaced persons (IDPs) and refugees have attempted to return to their home communities. With a very limited number of wage-paying jobs open in Liberia after the war and little means for many of Liberia's residents to earn a living, many households are barely surviving. The unemployment rate is estimated to be about 70 percent. In 1999 an estimated 70 percent of the labor force was employed in agriculture (mostly as subsistence farmers), 8 percent in industry, and 22 percent in services&mdashquite different from many other countries in the region and around the world, including in developing areas, where the industrial and service sectors employ a larger segment of the population. The contribution to the national economy in terms of percentage of GDP by sector was estimated as 50 percent from agriculture, 15 percent from industry, and 35 percent from services in 1999. Real GDP per capita was only US$150-200 in 1998-1999, an improvement over income levels during the war but far less than the still meager prewar GDP per capita of US$450 in 1987. With rich diamond and titanium reserves and many natural resources, including exotic forest timbers, rubber plantations, and fertile land well suited for rice cultivation and the growing of cash crops like coffee and cocoa, Liberia could once again flourish economically given the right conditions. The potential clearly exists for the equitable development of Liberia to the benefit of all her citizens, provided that Liberia's human resources are concomitantly developed.


Ver el vídeo: Showcasing Zwedru City Grand Gedeh County Liberia (Enero 2022).