Teseo

Teseo es un héroe legendario de la mitología griega que fue considerado uno de los primeros reyes de Atenas. Matando famosos villanos, amazonas y centauros, su aventura más celebrada fue el asesinato del temible Minotauro del rey de Creta Minos. En el período clásico, Teseo llegó a representar al perfecto ateniense, el hombre de acción justo decidido a servir a su ciudad lo mejor que pudiera y defensor acérrimo de la democracia. El héroe aparece en varias obras de teatro de tragedias griegas y su batalla con el Minotauro fue una de las favoritas de los pintores griegos de vasijas. L es el tema tambin de uno de los Vidas biografías.

Primeras aventuras de Teseo: los trabajos

En la leyenda, el padre de Teseo era considerado hijo del dios Poseidón o el rey Egeo de Atenas. Su madre era Aethra, hija de Pittheus, el rey de Troezen, a quien Aegeus sedujo. Teseo pasó su infancia en Troezen, en el noreste del Peloponeso, ya que Egeo le había advertido a Aethra que no le dijera a su hijo quién era su verdadero padre hasta que alcanzara la mayoría de edad, quizás explicando por qué Teseo fue considerado el hijo de Poseidón en su juventud. Cuando era un adulto joven, el héroe recogió regalos de sandalias y una espada de su padre que había sido enterrada bajo una pesada roca para cuando tuviera la edad suficiente para levantarla. Con estas fichas, Teseo partió hacia Atenas para reclamar, como único hijo de Egeo, su herencia, el reino de Atenas. Sin embargo, antes de que pudiera llegar a la ciudad, primero tuvo que luchar contra varios villanos y monstruos.

El primer villano en ser enviado fue Periphetes, quien aplastó la cabeza de cualquiera con el que se cruzara con un enorme garrote de hierro. Teseo lo mató sin ceremonia y tomó su garrote como un arma útil para sus futuras aventuras. Un mal similar fue Sinis (también Sines) que merodeaba por el campo de Corinto y doblaba pinos para que pudieran golpear y matar a las personas que pasaban por el Istmo. Nuestro héroe mató al problemático Sinis usando, por supuesto, un pino doblado. Según Plutarco, Teseo tuvo un hijo, Melanipo, de la hija de Sinis, Perigune.

Luego vino Skiron, quien bloqueó el estrecho paso del mar a través de las rocas de Megara. Se deleitaba en obligar a la gente a lavarse los pies y cuando se inclinaban para hacerlo, los pateaba por el acantilado y los tiraba al mar. Que los desafortunados viajeros sobrevivieran a la caída o no era irrelevante ya que, en cualquier caso, luego fueron devorados por una tortuga gigante que rondaba esos lugares. Teseo puso fin a todo este comportamiento espantoso, quien pateó a Skiron al mar para que se lo comiera su propio cómplice o, en otra versión, lo convirtiera en una roca.

Teseo fue el gran héroe de Atenas que luchó contra el Minotauro, Amazonas, Centauros y Villanos.

El siguiente en la fila fue Kerkyon, el luchador campeón que aplastó hasta la muerte a cualquiera que se cruzara en su camino, pero Teseo lo venció en su propio deporte. El último sinvergüenza fue Prokroustes (también Procrustes o Damastes) que acechaba a los viajeros y los obligaba a acostarse; si eran demasiado altos para la cama, cortaba el exceso, si eran demasiado cortos, los estiraba con pesas o les martillaba las extremidades para aumentar su longitud. Teseo rápidamente se ocupó de él también poniéndolo en su propio dispositivo.

Terminado de ensuciar el campo griego con villanos muertos, Teseo tuvo que matar a una cerda de mal genio llamada Phaia que estaba causando problemas, nuevamente, en el área de Corinto. Finalmente llegó a Atenas, donde no fue ayudado por su celosa madrastra Medea. Ella y los primos de Teseo, los Pallantidae, intentaron varias veces acabar con nuestro héroe, pero sus emboscadas y envenenamientos no sirvieron para nada. Medea luego envió a Teseo a la peligrosa misión de lidiar con el toro de Maratón que aterrorizaba al campo. El héroe capturó al animal y lo sacrificó a Apolo. En más aventuras, Teseo incluso encontró tiempo para ayudar a Meleagro en la caza del jabalí de Calidón y para acompañar a Jason y sus argonautas en su búsqueda para encontrar el Vellocino de oro, pero su mayor prueba aún estaba por llegar.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Teseo y el Minotauro

La aventura más famosa de Teseo fue su asesinato del Minotauro del rey Minos en Creta. Cada año (o cada nueve, según Plutarco) Atenas se vio obligada a enviar siete hombres y siete mujeres jóvenes para alimentar a esta temible criatura con cuerpo de hombre y cabeza de toro, que habitaba en el misterioso laberinto de Knossos, construido por el famoso arquitecto Dédalo. El terrible tributo fue, en algunas fuentes, una compensación por la muerte del hijo de Minos, Androgeous, asesinado por competidores celosos después de ganar en los Juegos de Atenas (en otras versiones fue asesinado por el toro de Maratón). El Minotauro único vino de la unión de Pasiphae, la esposa de Minos, y un toro después de que Zeus hiciera que la reina se enamorara del animal como venganza por la negativa de Minos a sacrificarlo en honor del dios.

Teseo, tratando de poner fin a esta barbarie, se inscribió como uno de los siete jóvenes y navegó hacia Creta. En el camino, nuestro héroe, con la ayuda de Anfitrite, la esposa de Poseidón, recuperó un anillo que había sido arrojado al mar por Minos. A su llegada, Teseo entró sin miedo en la guarida del Minotauro de la que nadie había salido con vida. Allí, con la ayuda de Ariadne, hija de Minos, el héroe marcó su camino a través de los sinuosos pasajes del laberinto con una bola de hilo. Derribó a la bestia con su espada, siguió fácilmente la cuerda hasta la entrada del laberinto y liberó a Atenas de su terrible obligación para con Minos.

Navegando de regreso a Atenas, Teseo abandonó con bastante descortesía a Ariadna en la isla de Naxos, tal vez por consejo de Atenea, pero pronto encontró consuelo en los brazos del dios del vino Dionisos, con quien se casó. En otra versión, Artemisa la mata, siguiendo las instrucciones de Dionysos, quien una vez había estado comprometido con la princesa y estaba molesto por haberla perdido con Teseo. El héroe luego se detuvo en Delos, ofreció un sacrificio a Apolo y realizó lo que se convertiría en un baile famoso, el geranos o Danza de la grulla, que imita los movimientos dentro del laberinto.

Teseo luego navegó hacia su casa, pero fue golpeado por la tragedia cuando se olvidó, como le había prometido a su padre antes de partir, de izar una vela blanca en lugar de la habitual negra (puesta como marca de luto por los jóvenes condenados) que lo haría. señal a su padre que esperaba que todo estaba bien. El padre de Teseo vio la vela negra, pensó que su hijo había sido asesinado por el Minotauro y, completamente angustiado, se arrojó por el acantilado al mar. A partir de entonces, el mar llevó su nombre, el Egeo. Teseo heredó así el trono y se instaló en el gobierno, unificando los muchos pequeños asentamientos del área en una sola unidad política (sinoecismo) y estableciendo un período pacífico y próspero para Atenas.

Luchando contra Amazonas, Centauros y Hades

Este no fue el final de las aventuras de Teseo, ya que también estuvo involucrado en varios otros mitos. Luchó contra las Amazonas junto a Hércules cuando invadieron Ática para recuperar el cinturón de su reina Hipólita, también conocida como Antíope, que Hércules había robado como uno de sus trabajos. En algunos relatos, Hipólita fue la primera esposa de Teseo y juntos tuvieron un hijo, Hipólito. A continuación, Teseo luchó contra los centauros, las criaturas mitad hombre, mitad caballo, que habían interrumpido la boda del buen amigo de Teseo, Pirithous (Peirithoos) de los Lapiths.

Teseo luego trató de secuestrar a Perséfone del Hades en el inframundo para que Peiritoo pudiera casarse con ella. Hades no iba a entregar a su novia tan fácilmente (especialmente después de la molestia que se tomó para llevarla allí en primer lugar) y engañó a la pareja para que se sentaran en tronos que los atraparon. Teseo solo fue rescatado por las hazañas de Hércules, que había venido a capturar a Cerberos en su trabajo final, pero Peirithous quedó, por desgracia, a su suerte.

La segunda esposa de Teseo fue Phaidra, hermana de Ariadne, con quien tuvo dos hijos, Akamas y Demophon. Desafortunadamente para la armonía familiar, Phaidra se enamoró de su hijastro Hipólito. Sin embargo, sus avances no fueron recíprocos y, despreciada, le dijo furiosamente a Teseo que su hijo había intentado violarla. Indignado, Teseo pidió a Poseidón que castigara a Hipólito, y el dios del mar respondió enviando un toro desde las profundidades del océano. Esta criatura asustó tanto a los caballos del carro de Hipólito que arrojaron al joven al mar donde se ahogó. Phaidra, golpeada por punzadas de culpa, luego se ahorcó para completar un ciclo típico de tragedia griega.

En otro secuestro, pero esta vez más exitoso, Teseo capturó a Helena cuando era una niña y se la entregó a su madre para que la cuidara hasta que ella alcanzó la edad adulta. Sin embargo, la niña fue rescatada por sus hermanos, los Dioscuri. Este último invadió Ática con ese propósito y Teseo se vio obligado a huir a la isla Egea de Skyros. Según la leyenda, el héroe fue asesinado allí por el rey Lycomdedes, quien lo empujó por un acantilado. Sus huesos fueron finalmente recuperados por el estadista y almirante ateniense Cimon c. 475 a. C., quien los trajo de regreso a Atenas y los colocó en un templo, el Theseion. Teseo fue honrado posteriormente por el festival de Theseia que se celebra cada año en la ciudad y se asoció para siempre con el día 8 de cada mes, el día tradicional en que el héroe había llegado por primera vez a Atenas cuando era joven.

Significado de los mitos

Los mitos que involucran a Teseo se hicieron prominentes en el siglo VI a. C., en un momento en que la ciudad de Atenas estaba entrando en un período de dominio en la Grecia más amplia. Teseo pudo haber sido una alternativa conveniente a ese otro gran héroe griego Hércules, y le dio a la ciudad un prestigioso patrimonio que se diferenciaba de otras ciudades. Teseo también fue promovido por el estadista ateniense Clístenes, que era archirrival de los Peisistratidas, que consideraban a Hércules como el símbolo de la fuerza de Atenas. La larga lista de villanos con los que se ocupa Teseo también es de naturaleza muy similar a la historia anterior de los doce trabajos de Hércules. En su lucha contra las amazonas y los centauros, Teseo probablemente fue una metáfora de la resistencia de Atenas contra el ataque extranjero.

El requisito de pagar un tributo de jóvenes a la Creta minoica puede haberse basado en un pago real de tributo al poder comercial dominante del Egeo en la Edad del Bronce media. Los minoicos también eran adoradores de toros, como lo demuestran los hallazgos arqueológicos, como decoraciones arquitectónicas de cuernos de toro, ritones de toros y frescos, y otras obras de arte que representan un deporte de salto de toros. Además, el palacio de Knossos era extremadamente grande para su época y estaba compuesto por múltiples habitaciones pequeñas contiguas, muchas de ellas con columnas y techos abiertos que actuaban como pozos de luz. No sería de extrañar que los visitantes atenienses pudieran considerar esta maravilla arquitectónica un laberinto. En otro posible vínculo, la misma palabra laberinto puede estar relacionada con los labrys, un símbolo de doble hacha de importante significado religioso para los minoicos.

Teseo en el arte y la literatura

Teseo aparece, en particular luchando contra el Minotauro, en el arte griego de la última década del siglo VI a. C. Las escenas de las batallas del héroe en su primer viaje a Atenas estaban presentes en la escultura en relieve en el Hephaesteion de Atenas y el tesoro ateniense en Delfos; ambos edificios datan de c. 500 a. C. - y el templo de Poseidón en Sunión y el heroón en Trysa en Licia.

Las batallas del héroe con el toro de Maratón y el Minotauro fueron particularmente populares entre los pintores de jarrones de figuras negras, siendo el mejor ejemplo el Florero de Francois, que muestra muchas escenas de la historia de Teseo. Se debe dar una mención especial a un magnífico Kylix ático de figura roja, ahora en el Museo Británico, que representa todos los trabajos del héroe. Teseo se distingue de escenas pintadas similares de Hércules luchando contra un toro y centauros, ya que el primero generalmente se representa sin barba.

Teseo aparece en las tragedias de ambos Eurípides (Hipólito y Mujeres suplicantes - donde critica la tiranía y defiende la democracia) y Sófocles (Edipo en Colonus). Finalmente, el laberinto apareció en las monedas de Creta, y el motivo también fue un recurso popular en el arte romano, especialmente en los mosaicos de pisos.


Teseo, gran héroe de la mitología griega

Teseo es uno de los grandes héroes de la mitología griega, un príncipe de Atenas que luchó contra numerosos enemigos, incluidos el Minotauro, las Amazonas y la Cerda Crommyon, y viajó a Hades, donde tuvo que ser rescatado por Hércules. Como el legendario rey de Atenas, se le atribuye la invención de un gobierno constitucional, limitando sus propios poderes en el proceso.

Hechos rápidos: Teseo, gran héroe de la mitología griega

  • Cultura / País: Antigua Grecia
  • Reinos y poderes: Rey de atenas
  • Padres: Hijo de Aegeus (o posiblemente de Poseidon) y Aethra
  • Esposos: Ariadna, Antiope y Fedra
  • Niños: Hipólito (o Demophoon)
  • Fuentes primarias: Plutarco "Teseo" Odas 17 y 18 escritas por Bacchylides en la primera mitad del siglo V a. C., Apolodoro, muchas otras fuentes clásicas

Teseo

En 1951, Claude Shannon hizo Theseus, un ratón de resolución de laberintos que utilizaba un banco de relés para su cerebro. Era un dispositivo bastante grande con motores X-Y, 90 relés, interruptores de lengüeta y mucho metal. Una réplica no era realmente adecuada para ser una obra de arte montada en la pared.

Teseo en el Museo del MIT

Cortesía del Museo MIT

Así que comencé con un modelo de cartón a escala 1: 4 para tener una idea de cómo se vería en una pared.

Prototipo de cartón

A mis hijos les encantó ver a los Hexbugs rebotar en el laberinto

Luego me acerqué a Bell Labs para ver si podían compartir información sobre el laberinto. En particular, estaba interesado en tratar de hacer coincidir los relevos en el original porque en un video promocional que Shannon hizo sobre Teseo, había un primer plano de los relevos y tenían una apariencia muy distintiva.

Mientras tanto, encontré algunos relés antiguos en eBay y decidí seguir adelante y pedirlos. Unos días después, los recibí.

Pagar los costos de envío fue mucho más que el precio de oferta.

Resulta que los relevos fueron un buen partido. Eran del mismo tipo que los del video & mdash U Type. Aunque no eran el mismo número de modelo, John de Bells Labs tuvo la amabilidad de mirar algunas de sus hojas de especificaciones antiguas para confirmar que se usaron durante los años 40 a 70.

Relés. Un partido bastante igualado

Luego dirigí mi atención al ratón. No pude conseguir ningún dibujo o fotografía detallados para usar como referencia, por lo que terminé esbozando mi propia versión de un mouse en Fusion 360.

Impresión 3D del mouse usando filamento negro

De vuelta al laberinto

Decidí seguir el camino de hacer una pieza que fuera representativa del original pero claramente no una réplica. Gracias a mis amigos de Tap Plastics, su sugerencia fue probar un acrílico fluorescente para resaltar las paredes del laberinto.

El último componente importante fue descubrir cómo hacer los postes cuadrados con las ranuras en las esquinas, como en el original. Después de verme luchar para usar madera y un enrutador de mesa para hacer la ranura, Kenny en TheShop sugirió que solo los imprimiera en 3D. En este punto, mis habilidades de diseño en Fusion 360 habían mejorado y eliminar el diseño no estaba tan mal.


Comprobando el ajuste y la apariencia

Etiqueta de exposición de Theseus

Theseus 1951 por Claude Shannon
Diseño de laberinto y ratón por Edwardo Martinez
Acrílico fluorescente, ratón impreso en 3D, postes de laberinto impresos en 3D

Claude Shannon es conocido como el padre de la era de la información y también es conocido por Theseus, el ratón inteligente que podría resolver un laberinto por sí solo. Los cerebros de Teseo estaban en realidad debajo del laberinto y, utilizando una combinación de relés e imanes, el ratón pudo explorar el laberinto y aprender la solución para alcanzar la meta (queso). Betty Shannon, matemática y su esposa, fue una de sus colaboradoras más cercanas y lo ayudó a desarrollar sus ideas, incluido el cableado de los cerebros de Teseo. El Teseo original estaba hecho de metal con un cerebro compuesto por 90 relés. Al construir Theseus, le dio a Shannon y Bell Labs una forma de comunicar la velocidad y las capacidades de Bell Labs para manejar y enrutar inteligentemente las llamadas telefónicas.


Conoce al gusano con una mandíbula de metal

Se han descubierto materiales similares al metal en un lugar muy extraño.

  • Los gusanos de cerdas son gusanos segmentados, puntiagudos y de aspecto extraño con mandíbulas súper fuertes.
  • Los investigadores han descubierto que las mandíbulas contienen metal.
  • Parece que algún día los procesos biológicos podrían utilizarse para fabricar metales.

El gusano de cerdas, también conocido como poliquetos, existe desde hace unos 500 millones de años. Los científicos creen que la especie súper resistente ha sobrevivido a cinco extinciones masivas, y hay unas 10,000 especies de ellas.

Alégrate si no te has encontrado con un gusano de cerdas. Ser picado por uno es un asunto extremadamente irritante, como pueden decirle las personas que poseen acuarios de agua salada después de haber tocado accidentalmente un gusano de cerdas que hizo autostop en un tanque a bordo de una roca viva.

Los gusanos de cerdas suelen tener de una a seis pulgadas de largo cuando se encuentran en un tanque, pero pueden crecer hasta 24 pulgadas de largo. Todos los poliquetos tienen un cuerpo segmentado, y cada segmento posee un par de patas, o parapodios, con pequeñas cerdas. ("Poliqueato" en griego significa "mucho pelo"). Los parapodios y sus cerdas pueden dispararse hacia afuera para atrapar presas, que luego se transfieren a la boca eversible de un gusano de cerdas.

Las fauces de un gusano de cerdas. Platynereis dumerilii - son superresistentes, prácticamente irrompibles. Resulta que, según un nuevo estudio de investigadores de la Universidad Técnica de Viena, esta fuerza se debe a los átomos de metal.


¿Qué es la Nave de Teseo?

Plutarco nos dice: "El barco en el que Teseo zarpó con los jóvenes y regresó sano y salvo, la galera de treinta remos, fue conservado por los atenienses hasta la época de Demetrio Falereo. De vez en cuando se llevaban las viejas vigas y puso en su lugar unos nuevos y sólidos, de modo que el recipiente se convirtió en una ilustración permanente para los filósofos en la cuestión discutida del crecimiento, algunos declarando que seguía siendo el mismo, otros que no era el mismo recipiente ".

Muchos filósofos, como la profesora Jennifer Wang de la Universidad de Stanford, tienden a simplificar el original de Plutarco en la siguiente pregunta: si los atenienses que habían mantenido el Barco de Teseo como un monumento a las aventuras del gran héroe tenían que reemplazar una tabla del barco cada año y lo hizo durante mil años, momento en el que cada parte de la nave ha sido reemplazada, ¿sigue siendo técnicamente la nave de Teseo?


Teseo - Historia

Comentario: Se han publicado algunos comentarios sobre Teseo.

Traducido por John Dryden

Mientras los geógrafos, Sosio, se amontonan en los bordes de sus mapas con partes del mundo que no conocen, agregando notas en el margen para indicar que más allá de esto no hay nada más que los desiertos arenosos llenos de bestias salvajes, pantanos inaccesibles, escitas. hielo, o un mar helado, así que en este trabajo mío, en el que he comparado las vidas de los hombres más grandes entre sí, después de pasar por esos períodos a los que el razonamiento probable puede llegar y la historia real encuentra un punto de apoyo, podría muy bien decir de los que están más lejos: "Más allá de esto no hay más que prodigios y ficciones, los únicos habitantes son los poetas e inventores de fábulas, ya no hay crédito, ni certeza". Sin embargo, después de publicar un relato sobre Licurgo el legislador y Numa el rey, pensé que podría, no sin razón, ascender tan alto como a Rómulo, habiendo sido llevado por mi historia tan cerca de su tiempo. Considerando, por tanto, conmigo mismo

"¿A quién enfrentaré a un hombre tan grande?
¿O quién se opone? ¿Quién es igual al lugar? "(Como lo expresa Esquilo), no encontré a nadie tan en forma como él que pobló la hermosa y famosa ciudad de Atenas, para oponerse al padre de la invencible y renombrada ciudad de Roma. Esperemos que Fábula pueda, en lo que sigue, someterse a los procesos purificadores de la Razón hasta tomar el carácter de historia exacta. En cualquier caso, sin embargo, donde se la encontrará despreciando contumamente la credibilidad y negándose a ser reducida a nada. como hecho probable, rogaremos que podamos encontrarnos con lectores sinceros, y aquellos que reciban con indulgencia las historias de la antigüedad.

Teseo me pareció que se parecía a Romulus en muchos detalles. Ambos, nacidos fuera del matrimonio y de parentesco incierto, tenían la reputación de haber surgido de los dioses.

"Ambos guerreros eso por todo el mundo permitido". Ambos unieron con fuerza de cuerpo e igual vigor de mente y de las dos ciudades más famosas del mundo, una construyó Roma y la otra hizo que Atenas fuera habitada. Ambos están acusados ​​de violación de mujeres ninguno de ellos pudo evitar las desgracias domésticas ni los celos en el hogar, pero hacia el final de sus vidas se dice que ambos incurrieron en un gran odio con sus compatriotas, si es que podemos tomar las historias. menos como la poesía como nuestra guía hacia la verdad.

El linaje de Teseo, por parte de su padre, asciende hasta Erectheus y los primeros habitantes del Ática. Por el lado de su madre, era descendiente de Pelops. Porque Pélope era el más poderoso de todos los reyes del Peloponeso, no tanto por la grandeza de sus riquezas como por la multitud de sus hijos, habiendo casado muchas hijas con jefes y puesto a muchos hijos en puestos de mando en las ciudades vecinas. él. Uno de los cuales se llamaba Pittheus, abuelo de Teseo, era gobernador de la pequeña ciudad de los troezenianos y tenía la reputación de ser un hombre con el mayor conocimiento y sabiduría de su tiempo, que entonces, al parecer, consistía principalmente en máximas graves, como la el poeta Hesíodo consiguió su gran fama, en su libro de Obras y días. Y, de hecho, entre estos hay uno que atribuyen a Pittheus:

"A un amigo es suficiente
Un precio estipulado "que, también, menciona Aristóteles. Y Eurípides, al llamar a Hipólito" erudito del santo Piteo ", muestra la opinión que el mundo tenía de él. Egeo, deseoso de tener hijos, y consultando el oráculo de Delfos, recibió la célebre respuesta que le prohibía la compañía de cualquier mujer antes de su regreso a Atenas. Pero como el oráculo era tan oscuro que no lo satisfacía, por lo que estaba claramente prohibido, fue a Troezen y le comunicó a Pittheus la voz del dios. que fue de esta manera, -

"No sueltes el pie del odre de vino, jefe de los hombres,
Hasta que vuelvas a Atenas ".

Por lo tanto, Pittheus, aprovechándose de la oscuridad del oráculo, lo convenció, no se sabe si por persuasión o engaño, para que se acueste con su hija Aethra. Después, Egeo, sabiendo que ella con quien se había acostado era la hija de Pittheus, y sospechando que estaba encinta con él, dejó una espada y un par de zapatos, escondiéndolos debajo de una gran piedra que tenía un hueco que encajaba exactamente con ellos y se fue dejándola enterada únicamente de ello, y ordenándole que si ella daba a luz un hijo que, cuando llegara a la propiedad del hombre, pudiera levantar la piedra y llevarse lo que él había dejado allí, debería enviarlo. a él con esas cosas con todo el secreto, y con mandatos para él tanto como sea posible para ocultar su viaje a todos porque él temía mucho a los Pallantidae, que continuamente se amotinaban contra él, y lo despreciaban por su falta de hijos, ellos mismos siendo cincuenta hermanos, todos hijos de Palas.

Cuando Aetra dio a luz a un hijo, algunos dicen que inmediatamente se llamó Teseo, por las señales que su padre había puesto debajo de la piedra, otros que recibió su nombre después en Atenas, cuando Egeo lo reconoció como su hijo. Fue criado con su abuelo Pittheus, y tuvo un tutor y asistente llamado Connidas, a quien los atenienses incluso hasta este momento, el día antes de la fiesta que está dedicada a Teseo, sacrificaron un carnero, dando este honor a su memoria por razones mucho más justas que a Silanio y Parrhasius por hacer, pinturas y estatuas de Teseo. Habiendo entonces una costumbre para los jóvenes griegos, al llegar por primera vez a la propiedad del hombre, de ir a Delfos y ofrecer las primicias de sus cabellos al dios, Teseo también fue allí, y un lugar allí hasta el día de hoy se llama Thesea , como se dice, de él. Se cortó solo la parte delantera de la cabeza, como dice Homero que hicieron los Abantes. Y este tipo de tonsura fue de él llamado Teseo. Los Abantes lo usaron por primera vez, no a imitación de los árabes, como algunos imaginan, ni de los misios, sino porque eran un pueblo guerrero, y acostumbrados a luchar cuerpo a cuerpo, y sobre todas las demás naciones acostumbradas a enfrentarse cuerpo a cuerpo, como atestigua Arquíloco. en estos versos:

"No girarán hondas, ni volarán muchas flechas,
Cuando en la llanura la batalla se une solo a espadas,
Hombre contra hombre, el conflicto mortal intenta
Como es la práctica de los señores de Eubea
Hábil con la lanza.- "

Por tanto, para no sujetar a sus enemigos por el pelo, se lo cortaron de esta manera. También escriben que esta fue la razón por la que Alejandro ordenó a sus capitanes que se afeitaran todas las barbas de los macedonios, ya que era el mejor lugar para un enemigo.

Aethra ocultó durante algún tiempo la verdadera ascendencia de Teseo, y Pittheus dio a conocer un informe de que fue engendrado por Neptuno para que los troezenianos le rindieran a Neptuno la más alta veneración. Él es su dios tutelar que le ofrecen todos sus primeros frutos, y en su honor sellan su dinero con un tridente.

Teseo desplegando no solo una gran fuerza de cuerpo, sino igual valentía, y una rapidez y fuerza de entendimiento por igual, su madre Aethra lo condujo a la piedra, y le informó quién era su verdadero padre, le ordenó que tomara de allí las fichas que Aegeus se había marchado y zarpaba hacia Atenas. Sin ninguna dificultad se puso en la piedra y la levantó, pero se negó a emprender el viaje por mar, aunque era mucho más seguro, y aunque su madre y su abuelo le suplicaron que lo hiciera. Porque en ese momento era muy peligroso ir por tierra en el camino a Atenas, ninguna parte estaba libre de ladrones y asesinos. Esa edad produjo una especie de hombres, en fuerza de mano, y rapidez de pies, y fuerza de cuerpo, superando el ritmo ordinario y totalmente incapaces de fatigarse, sin embargo, haciendo uso de estos dones de la naturaleza para ningún propósito bueno o provechoso para la humanidad. pero regocijándose y enorgulleciéndose de la insolencia, y aprovechándose de su fuerza superior en el ejercicio de la inhumanidad y la crueldad, y en apoderarse, forzar y cometer toda clase de ultrajes sobre todo lo que cayera en sus manos, todo respeto por los demás, todo La justicia, pensaban, toda equidad y humanidad, aunque naturalmente alabada por la gente común, ya sea por falta de valor para cometer injurias o por miedo a recibirlas, de ninguna manera preocupaba a aquellos que eran lo suficientemente fuertes para ganar por sí mismos. Algunos de ellos, Hércules destruyó y cortó en su paso por estos países, pero algunos escaparon de su atención mientras pasaba, huyeron y se escondieron, o bien fueron salvados por él en desprecio de su abyecta sumisión: y después de eso Hércules cayó en desgracia, y, habiendo matado a Ifito, se retiró a Lidia, y durante mucho tiempo fue esclavo de Omphale, un castigo que se había impuesto a sí mismo por el asesinato: entonces, de hecho, Lydia disfrutó de gran paz y seguridad, pero en Grecia y los países a su alrededor, las villanas similares revivieron nuevamente y estallaron, sin que nadie las reprimiera o castigara. Por lo tanto, fue un viaje muy peligroso viajar por tierra desde Atenas hasta el Peloponeso y Pittheus, dándole un relato exacto de cada uno de los ladrones y villanos, su fuerza y ​​la crueldad que usaron con todos los extraños, trató de persuadir a Teseo para que fuera por mar. . Pero, al parecer, hacía mucho tiempo que había sido despedido en secreto por la gloria de Hércules, lo tenía en la más alta estima y nunca se sintió más satisfecho que escuchar a cualquiera que diera cuenta de él, especialmente a aquellos que lo habían visto o habían sido presente en cualquier acción o dicho suyo. De modo que estaba completamente en el mismo estado de sentimiento que, en siglos posteriores, Temístocles, cuando dijo que no podía dormir porque el trofeo de Milcíades tenía tanta admiración por la virtud de Hércules, que en la noche sus sueños eran todos de las acciones de ese héroe, y en el día una continua emulación lo incitó a realizar algo similar. Además, estaban emparentados, habiendo nacido de primos alemanes. Porque Aetra era hija de Pittheus, y Alcmena de Lysidice y Lysidice y Pittheus eran hermano y hermana, hijos de Hippodamia y Pelops. Por lo tanto, pensó que era una cosa deshonrosa, y que no debía soportar, que Hércules saliera a todas partes y purgara la tierra y el mar de los hombres malvados, y él mismo huyera de las aventuras similares que realmente se interpusieron en su camino deshonrando a su reputado padre. por un vuelo mezquino por mar, y no mostrando a su verdadero como buena evidencia de la grandeza de su nacimiento por acciones nobles y dignas, como por la señal de que trajo consigo los zapatos y la espada.

Con esta mente y estos pensamientos, se puso en marcha con el propósito de no hacer daño a nadie, sino de repeler y vengarse de todos aquellos que debieran ofrecerlo. Y antes que nada, en un combate fijo, mató a Periphetes, en las cercanías de Epidauro, que usaba un garrote para sus armas, y desde allí tenía el nombre de Corinetes, o el portador del garrote que lo agarró y le prohibió. para seguir adelante en su viaje. Complacido con el garrote, lo tomó y lo convirtió en su arma, y ​​siguió usándolo como Hércules hizo con la piel del león, sobre cuyos hombros eso sirvió para demostrar cuán enorme bestia había matado y con el mismo fin llevaba a Teseo. este club superado efectivamente por él, pero ahora en sus manos, invencible.

Avanzando hacia el istmo del Peloponeso, mató a Sinnis, a menudo apodado el Bender de Pinos, de la misma manera en que él mismo había destruido a muchos otros antes. Y esto lo hizo sin haber practicado ni aprendido nunca el arte de doblar estos árboles, para demostrar que la fuerza natural está por encima de todo el arte. Este Sinnis tenía una hija de notable belleza y estatura, llamada Perigune, quien, cuando su padre fue asesinado, huyó y fue buscada por todas partes por Teseo y llegó a un lugar cubierto de matorrales, arbustos y espárragos, allí, en de manera infantil e inocente, rezaba y suplicaba, como si la entendieran, que le dieran cobijo, con votos de que si escapaba nunca los talaría ni los quemaría. Pero Teseo la llamó y le prometió que la usaría con respeto y no le haría ningún daño, ella salió y, a su debido tiempo, le dio a luz un hijo, llamado Melanipo, pero que luego se casó con Deioneo, el hijo de Eurito, el Oechaliano, el mismo Teseo se la entregó. Ioxus, el hijo de este Melanippus, que nació de Teseo, acompañó a Ornytus en la colonia que llevó con él a Caria, de donde es un uso familiar entre la gente llamada Ioxids, tanto machos como hembras, nunca quemar ni arbustos ni espárragos, sino respetarlos y honrarlos.

La cerda Crommyonian, a la que llamaron Phaea, era una bestia salvaje salvaje y formidable, de ninguna manera un enemigo para ser despreciado. Teseo la mató, saliendo de su camino a propósito para encontrarla e involucrarla, para que pareciera que no realizara todas sus grandes hazañas por mera necesidad, siendo también de la opinión de que era parte de un hombre valiente castigar a los villanos y malvados. hombres malvados cuando son atacados por ellos, sino para buscar y vencer a las bestias salvajes más nobles. Otros relatan que Phaea era una mujer, una ladrona llena de crueldad y lujuria, que vivía en Crommyon, y se le dio el nombre de Cerda por la maldad de su vida y sus modales, y luego fue asesinada por Teseo. También mató a Escirón, en los límites de Megara, arrojándolo desde las rocas, siendo, como la mayoría informa, un notorio ladrón de todos los pasajeros y, como otros agregan, acostumbrado, por insolencia y desenfreno, a estirar los pies. a extraños ordenándoles que los lavaran, y luego, mientras lo hacían, con una patada para enviarlos por la roca al mar. Los escritores de Megara, sin embargo, en contradicción con el informe recibido, y, como lo expresa Simónides, "luchando con toda la antigüedad", sostienen que Escirón no era ni un ladrón ni un hacedor de violencia, sino un castigador de todo eso, y el relativo y amigo de hombres buenos y justos por Eaco, dicen, siempre fue estimado como un hombre de la mayor santidad de todos los griegos y Cychreus, el salaminiano, fue honrado en Atenas con el culto divino y las virtudes de Peleo y Telamón no eran desconocidas para alguien. Ahora bien, Escirón era yerno de Cicreo, suegro de Éaco y abuelo de Peleo y Telamón, que eran ambos hijos de Endeis, la hija de Escirón y Cariclo. Los mejores hombres debían hacer estas alianzas con el peor, dándose y recibiendo mutuamente lo que era de mayor valor y más querido para ellos. Teseo, según su relato, no mató a Escirón en su primer viaje a Atenas, sino después, cuando tomó Eleusis, una ciudad de los megarios, después de eludir a Diocles, el gobernador. Tales son las contradicciones en esta historia. En Eleusis mató a Cercyon, el Arcadian, en un combate de lucha libre. Y avanzando un poco más, en Erineus, mató a Damastes, también llamado Procusto, obligando su cuerpo al tamaño de su propia cama, como él mismo solía hacer con todos los extraños esto lo hizo a imitación de Hércules, quien siempre regresaba. sobre sus asaltantes la misma clase de violencia que le ofrecieron sacrificaron a Busiris, mataron a Anteo en la lucha libre, a Cicno en combate singular, y a Termerus rompiéndole el cráneo en pedazos (de donde, dicen, viene el proverbio de "una travesura termeriana" ), porque parece que Termerus mató a los pasajeros que encontró corriendo con la cabeza contra ellos. Y así también Teseo procedió al castigo de los hombres malvados, que sufrieron de él la misma violencia que habían infligido a otros, sufriendo justamente de la manera de su propia injusticia.

A medida que avanzaba en su viaje, y llegó hasta el río Cephisus, algunos de la raza de los Phytalidae se reunieron con él y lo saludaron, y ante su deseo de usar las purificaciones, luego, en la costumbre, las realizaron con todos los ceremonias habituales y, habiendo ofrecido sacrificios propiciatorios a los dioses, lo invitó y lo entretuvo en su casa, una amabilidad que, en todo su viaje hasta ese momento, no había conocido.

En el octavo día de Cronio, ahora llamado Hecatombaeon, llegó a Atenas, donde encontró los asuntos públicos llenos de confusión y divididos en partidos y facciones, Egeo también y toda su familia privada, trabajando bajo el mismo temple para Medea. , habiendo huido de Corinto y prometido a Egeo que lo haría, por su arte, capaz de tener hijos, vivía con él. Primero fue consciente de Teseo, a quien aún Egeo no conocía, y estando él en años, lleno de celos y sospechas, y temiendo todo por razón de la facción que estaba entonces en la ciudad, ella fácilmente lo persuadió de que lo matara por veneno en un banquete, al que iba a ser invitado como un extraño. Él, al llegar al entretenimiento, pensó que no convenía descubrirse a sí mismo de inmediato, pero dispuesto a darle a su padre la oportunidad de encontrarlo primero, con la carne sobre la mesa, desenvainó su espada como si tuviera la intención de cortar con ella. Egeo, reconociendo enseguida la señal, arrojó la copa de veneno y, interrogando a su hijo, lo abrazó y, habiendo reunido a todos sus ciudadanos, lo reconoció públicamente ante ellos, quienes, por su parte, lo recibieron con alegría por la fama. de su grandeza y valentía y se dice que cuando cayó la copa, el veneno se derramó allí donde ahora está el espacio cerrado en el Delphinium porque en ese lugar estaba la casa de Egeo, y la figura de Mercurio en el lado este del templo. se llama Mercurio de la puerta de Egeo.

Los hijos de Palas, que antes estaban tranquilos ante la expectativa de recuperar el reino después de la muerte de Egeo, que no tuvo descendencia, tan pronto como Teseo apareció y fue reconocido como el sucesor, resentidos mucho porque Egeo primero, un hijo adoptivo solo de Pandion, y no En todo lo relacionado con la familia de Erecteo, debería estar sosteniendo el reino, y que después de él, Teseo, un visitante y extranjero, debería estar destinado a sucederlo, estalló en una guerra abierta. Y divididos en dos compañías, una parte de ellos marchó abiertamente desde Sphettus, con su padre, contra la ciudad, la otra, escondiéndose en la aldea de Gargettus, tendió una emboscada, con el propósito de atacar al enemigo de ambos lados. . Tenían con ellos un pregonero del municipio de Agnus, llamado Leos, quien descubrió a Teseo todos los diseños de los Pallantidae. Inmediatamente cayó sobre los que estaban en una emboscada, y los cortó a todos cuando se enteró de que Palas y su compañía huyeron y fueron dispersados.

De ahí dicen que se deriva la costumbre entre la gente del municipio de Pallene de no tener matrimonios ni alianza alguna con la gente de Agnus, ni de permitir que los pregoneros pronuncien en sus proclamas las palabras utilizadas en todas las demás partes del país, Acouete Leoi (Oíd gente), odiando el sonido mismo de Leo, debido a la traición de Leos.

Teseo, deseoso de estar en acción y deseoso también de hacerse popular, salió de Atenas para luchar con el toro de Maratón, lo que causó un daño considerable a los habitantes de Tetrapolis. Y habiéndolo vencido, lo trajo vivo en triunfo a través de la ciudad, y luego lo sacrificó al Apolo delfiniano.La historia de Hecale, también, de que ella recibió y entretuvo a Teseo en esta expedición, parece no estar totalmente desprovista de verdad porque los municipios de los alrededores, reunidos en un día determinado, solían ofrecer un sacrificio que llamaron Hecalesia, a Júpiter Hecaleio. y para rendir honor a Hecale, a quien, con un nombre diminutivo, llamaron Hecalina, porque ella, mientras entretenía a Teseo, que era bastante joven, se dirigía a él, como hacen los viejos, con diminutivos similares y entrañables y después de haber hecho un voto de Júpiter para él cuando se dirigía a la pelea, que, si él regresaba sano y salvo, ella ofrecería sacrificios en agradecimiento por ello, y muriendo antes de que él regresara, se le otorgaron estos honores a modo de retribución por su hospitalidad, por el mando de Teseo, como nos dice Filócoro.

Poco después llegaron por tercera vez de Creta los recaudadores del tributo que los atenienses les pagaron en la siguiente ocasión. Androgeo fue asesinado traicioneramente en los confines de Ática, no solo Minos, su padre, puso a los atenienses en una angustia extrema por una guerra perpetua, sino que los dioses también asolaron su país, tanto el hambre como la pestilencia pesaban sobre ellos, e incluso sus ríos. se secaron. Cuando el oráculo les dijo que, si apaciguaban y reconciliaban a Minos, la ira de los dioses cesaría y disfrutarían del descanso de las miserias bajo las que trabajaban, enviaron heraldos, y con mucha súplica finalmente se reconciliaron, llegando a un acuerdo. enviar a Creta cada nueve años un tributo de siete jóvenes y tantas vírgenes, como la mayoría de los escritores coinciden en afirmar y agrega la historia más poética, que el Minotauro los destruyó, o que, vagando por el laberinto, y no encontrando los medios posibles de salir, terminaron miserablemente sus vidas allí y que este Minotauro era (como lo ha dicho Eurípides) -

"Una forma mezclada donde dos formas extrañas se combinan,
Y diferentes naturalezas, toro y hombre, se unieron ". Pero Filócoro dice que los cretenses de ninguna manera permitirán la verdad de esto, sino que dicen que el laberinto era solo una prisión ordinaria, que no tiene otra mala calidad que asegurar a los prisioneros. de escapar, y que Minos, habiendo instituido juegos en honor de Androgeus, entregó, como recompensa a los vencedores, estos jóvenes, que mientras tanto se mantenían en el laberinto y que el primero que venció en esos juegos fue uno de los más grandes El poder y el mando entre ellos, llamado Tauro, un hombre de disposición no misericordiosa o gentil, que trataba a los atenienses que fueron hechos su premio de una manera orgullosa y cruel. También el propio Aristóteles, en el relato que da de la forma de gobierno de los bottiaeans, es manifiestamente de opinión que los jóvenes no fueron asesinados por Minos, sino que pasaron el resto de sus días en la esclavitud en Creta que los cretenses, en tiempos pasados, para cumplir un antiguo voto que habían hecho, estaban acostumbrados a mandar un ofrenda de las primicias de sus hombres a Delfos, y que algunos descendientes de estos esclavos atenienses se mezclaron con ellos y fueron enviados entre ellos, y, incapaces de ganarse la vida allí, se trasladaron de allí, primero a Italia, y se establecieron en Japygia. de allí de nuevo, que se trasladaron a Tracia, y fueron nombrados bottiaeans y que esta es la razón por la que, en cierto sacrificio, las muchachas bottiaean cantan un himno que comienza Vayamos a Atenas. Esto puede mostrarnos lo peligroso que es incurrir en la hostilidad de una ciudad que es dueña de la elocuencia y el canto. Porque siempre se hablaba mal de Minos, y se lo representaba siempre como un hombre muy malvado, en los teatros atenienses ni Hesíodo le valió llamándolo "el Minos más real", ni Homero, que lo llama "el amigo familiar de Júpiter" que obtuvieron los trágicos. mejor, y desde el terreno ventajoso del escenario llovió sobre él, como un hombre de crueldad y violencia, mientras que, de hecho, parece haber sido un rey y legislador, y Radamanthus, un juez bajo su mando, administrar los estatutos que ordenó.

Ahora, cuando llegó el momento del tercer tributo, y los padres que tenían jóvenes para sus hijos debían proceder por sorteo a la elección de los que iban a ser enviados, surgieron nuevos descontentos y acusaciones contra Egeo entre la gente. , que estaban llenos de dolor e indignación porque el que era la causa de todas sus miserias era la única persona exenta del castigo adoptando y asentando su reino sobre un hijo bastardo y extranjero, no pensaba, decían, en su destitución y pérdida, no de bastardos, sino de hijos legítimos. Estas cosas afectaron sensiblemente a Teseo, quien, pensando pero no para ignorar, sino para participar de los sufrimientos de sus conciudadanos, se ofreció por uno sin mucho. Todos los demás quedaron impresionados por la admiración por la nobleza y por el amor por la bondad del acto y Egeo, después de oraciones y ruegos, encontrándolo inflexible y no ser persuadido, procedió a la elección de los demás por sorteo. Hellanicus, sin embargo, nos dice que los atenienses no enviaron a los jóvenes y a las vírgenes por sorteo, sino que el mismo Minos solía venir y hacer su propia elección, y lanzó sobre Teseo antes que todos los demás según las condiciones acordadas entre ellos, a saber , que los atenienses les proporcionaran un barco y que los jóvenes que iban a navegar con él no llevaran armas de guerra, pero que si el Minotauro era destruido, el tributo cesaría.

En las dos ocasiones anteriores del pago del tributo, sin albergar esperanzas de seguridad o regreso, enviaron el barco con una vela negra, como a una destrucción inevitable, pero ahora, Teseo animando a su padre, y hablando mucho de sí mismo, como confiado. para que matara al Minotauro, le dio al piloto otra vela, que era blanca, ordenándole, al regresar, si Teseo estaba a salvo, que la usara y si no, que navegara con la negra, y que pasara el rato. ese signo de su desgracia. Simónides dice que la vela que Egeo entregó al piloto no era blanca, sino que ...

"Escarlata, en la jugosa flor
Del roble vivo empapado, "y que esto iba a ser la señal de su huida. Phereclus, hijo de Amarsyas, según Simónides, era piloto del barco. Pero Philochorus dice que Teseo lo había enviado por Scirus, de Salamina, Nausithous para ser su timonel, y Phaeax su vigía en la proa, los atenienses aún no se habían dedicado a la navegación y que Scirus lo hizo porque uno de los jóvenes, Menestes, era el hijo de su hija y esto las capillas de Nausitous y Phaeax, construidos por Teseo cerca del templo de Scirus, confirman, también, que la fiesta llamada Cibernesia fue en honor a ellos. , fue al Delphinium y les hizo una ofrenda a Apolo de su insignia de suplicante, que era una rama de olivo consagrado, con lana blanca atada alrededor.

Habiendo realizado así su devoción, se hizo a la mar, el sexto día de Munychion, día en el cual, incluso hasta este momento, los atenienses envían a sus vírgenes al mismo templo para hacer súplicas a los dioses. Se informa además que el oráculo de Delfos le ordenó que hiciera de Venus su guía e invocarla como compañera y conductora de su viaje y que, mientras le estaba sacrificando una cabra a la orilla del mar, se transformó repentinamente en un él, y por esta razón esa diosa tenía el nombre de Epitragia.

Cuando llegó a Creta, como nos dicen la mayoría de los historiadores antiguos y los poetas, al tener una pista del hilo que le dio Ariadna, que se había enamorado de él, y que ella le indicó cómo usarlo para conducir lo atravesó a través de las curvas del laberinto, escapó de él y mató al Minotauro, y navegó de regreso, llevándose consigo a Ariadna ya los jóvenes cautivos atenienses. Phercydes agrega que hizo agujeros en el fondo de los barcos cretenses para obstaculizar su persecución. Demon escribe que Tauro, el capitán en jefe de Minos, fue asesinado por Teseo en la desembocadura del puerto, en un combate naval mientras navegaba hacia Atenas. Pero Philochorus nos cuenta la historia de la siguiente manera: que en el establecimiento de los juegos anuales por el rey Minos, se esperaba que Tauro se llevara el premio, como lo había hecho antes y estaba muy resentido con el honor. Su carácter y modales hicieron que su poder fuera odioso, y además fue acusado de estar demasiado familiarizado con Pasifae, razón por la cual, cuando Teseo deseó el combate, Minos accedió de inmediato. Y como era costumbre en Creta que las mujeres también fueran admitidas a la vista de estos juegos, Ariadna, estando presente, quedó impresionado por la admiración de la belleza viril de Teseo, y el vigor y dirección que mostró en el combate. superando todo lo que encontró con él. También Minos, muy complacido con él, especialmente porque había derrocado y deshonrado a Tauro, entregó voluntariamente a los jóvenes cautivos a Teseo y remitió el tributo a los atenienses. Clidemus da un relato peculiar a sí mismo, muy ambicioso, y comenzando un gran camino atrás: que era un decreto consentido por toda Grecia, que no se debería permitir navegar ningún barco de cualquier lugar, que contenga más de cinco personas, excepto Jason , que fue nombrado capitán del gran barco Argo, para navegar y rastrear el mar de piratas. Pero después de haber escapado Dédalo de Creta y volando por mar a Atenas, Minos, en contra de este decreto, lo persiguió con sus barcos de guerra, fue forzado por una tormenta sobre Sicilia, y allí acabó con su vida. Después de su muerte, Deucalion, su hijo, deseando una pelea con los atenienses, les envió, exigiendo que le entregaran a Dédalo, amenazando con su negativa con dar muerte a todos los jóvenes atenienses que su padre había recibido como rehenes. de la ciudad. A este mensaje enojado, Teseo respondió con una respuesta muy amable, excusándose de que no podía entregar a Dédalo, que estaba casi relacionado con él, siendo su primo alemán, siendo su madre Merope, la hija de Erecteo. Mientras tanto, preparó en secreto una armada, parte de ella en su casa cerca del pueblo de Thymoetadae, un lugar sin recurso, y lejos de cualquier camino común, la otra parte por los medios de su abuelo Pittheus en Troezen, para que así su diseño pudiera llevarse a cabo con el mayor secreto. Tan pronto como su flota estuvo lista, zarpó, llevando consigo a Dédalo y otros exiliados de Creta como guías y ninguno de los cretenses tenía conocimiento de su llegada, pero imaginando cuando vieron su flota que eran amigos y embarcaciones propias, pronto se hizo dueño del puerto e inmediatamente hizo un descenso, llegó a Gnoso antes de cualquier aviso de su llegada, y, en una batalla ante las puertas del laberinto, puso a Deucalion y a todos sus guardias a espada. . Al caer el gobierno por este medio en manos de Ariadna, se alió con ella y recibió a sus cautivos, y ratificó una amistad perpetua entre los atenienses y los cretenses, a quienes comprometió bajo juramento de no volver a iniciar ninguna guerra con Atenas.

Todavía hay muchas otras tradiciones sobre estas cosas, y otras tantas sobre Ariadna, todas incompatibles entre sí. Algunos relatan que ella se ahorcó, siendo abandonada por Teseo. Otros que fue llevada por sus marineros a la isla de Naxos, y se casó con Enarus, sacerdote de Baco y que Teseo la dejó porque se enamoró de otro-

"Porque el amor de Aegle ardía en su pecho un verso que Hereas, el megariano, dice que estaba anteriormente en las obras del poeta Hesíodo, pero que fue publicado por Pisístrato, de la misma manera que agregó en El levantamiento de los muertos de Homero, para complacer a los atenienses: la línea-

"Teseo, Piritoo, poderoso hijo de dioses". Otros dicen que Ariadna también tuvo hijos de Teseo, Enopión y Estafilo y entre ellos se encuentra el poeta Ion de Quíos, que escribe sobre su propia ciudad natal:

"Que una vez construyó Oenopion, hijo de Teseo". Pero la más famosa de las historias legendarias que todo el mundo (como puedo decir) tiene en la boca. En Paeon, sin embargo, el amathusiano, se cuenta una historia que difiere del resto. Porque él escribe que Teseo, empujado por una tormenta sobre la isla de Chipre, y teniendo a bordo con él a Ariadna, embarazada y extremadamente trastornada por el movimiento del mar, la dejó en la orilla y la dejó allí sola, para Regresó y ayudó al barco, cuando, de repente, un viento violento lo llevó de nuevo al mar. Que las mujeres de la isla recibieron a Ariadna con mucha amabilidad e hicieron todo lo posible para consolarla y aliviar su angustia por haberse quedado atrás. Que falsificaron cartas amables y se las entregaron, como las enviadas por Teseo, y, cuando ella se puso de parto, fueron diligentes en realizarle todos los servicios necesarios, pero que murió antes de que pudiera ser entregada y fue enterrada honorablemente. Que poco después regresó Teseo, muy afligido por su pérdida, y a su partida dejó una suma de dinero entre la gente de la isla, ordenándoles que hicieran sacrificio a Ariadna y provocó que se hicieran dos pequeñas imágenes y se las dedicaran, uno de plata y el otro de bronce. Además, que en el segundo día de Gorpiaeus, que es sagrado para Ariadna, tienen esta ceremonia entre sus sacrificios, para que un joven se acueste y con su voz y gesto representen los dolores de una mujer en dolores de parto y que los amathusianos llaman el arboleda en la que muestran su tumba, la arboleda de Venus Ariadna.

A diferencia todavía de este relato, algunos de los naxianos escriben que había dos Minoses y dos Ariadnes, uno de los cuales, dicen, estaba casado con Baco, en la isla de Naxos, y dio a luz a los hijos Staphylus y su hermano, pero que el otro , de una edad posterior, fue secuestrada por Teseo y, siendo luego abandonada por él, se retiró a Naxos, con su nodriza Corcyna, cuya tumba aún muestran. Que esta Ariadna también murió allí, y fue adorada por la isla, pero de una manera diferente a la primera porque su día se celebra con alegría y jolgorio general, pero todos los sacrificios realizados a la segunda son acompañados de luto y tristeza.

Teseo, a su regreso de Creta, se instaló en Delos y, habiendo sacrificado al dios de la isla, dedicó al templo la imagen de Venus que Ariadna le había regalado, y bailó con los jóvenes atenienses una danza que, en memoria de de él, dicen, aún se conserva entre los habitantes de Delos, consistente en ciertos giros y retornos medidos, imitativos de los devanados y giros del laberinto. Y esta danza, como escribe Dicaearchus, se llama entre los Delianos la Grulla. Este bailó alrededor del Altar Ceratoniano, llamado así por su forma de cuernos tomados del lado izquierdo de la cabeza. Dicen también que instituyó juegos en Delos, donde fue el primero que inició la costumbre de dar una palma a los vencedores.

Cuando estuvieron cerca de la costa del Ática, fue tan grande la alegría por el feliz éxito de su viaje, que ni el propio Teseo ni el piloto se acordaron de tender la vela que debería haber sido la señal de su seguridad a Egeo, quien, desesperado al verlo, se arrojó de una roca y pereció en el mar. Pero Teseo llegó al puerto de Phalerum, pagó allí los sacrificios que había prometido a los dioses cuando se hizo a la mar, y envió un heraldo a la ciudad para llevar la noticia de su regreso sano y salvo. A su entrada, el heraldo encontró a la gente en su mayor parte llena de dolor por la pérdida de su rey, otros, como bien se puede creer, llenos de alegría por las nuevas que traía, y ansiosos por darle la bienvenida y coronarlo con guirnaldas para sus buenas nuevas, que de hecho aceptó, pero las colgó en el bastón de su heraldo y así regresó a la orilla del mar antes de que Teseo hubiera terminado su libación a los dioses, se mantuvo apartado por temor a perturbar los ritos sagrados, pero, tan pronto como Terminada la libación, subió y relató la muerte del rey, al oírlo, con grandes lamentos y un confuso tumulto de dolor, corrieron a toda prisa a la ciudad. Y de ahí, dicen, viene que en este día, en la fiesta de Oscoforia, no se corona al heraldo, sino a su báculo, y todos los que están presentes en la libación gritan eleleu, iou, iou, el primero de los cuales Los sonidos confusos son comúnmente utilizados por hombres apresurados o triunfantes, el otro es propio de personas en consternación o desorden mental.

Teseo, después del funeral de su padre, rindió sus votos a Apolo el séptimo día de Pianepsion porque ese día el joven que regresó con él sano y salvo de Creta hizo su entrada en la ciudad. Dicen, además, que la costumbre de hervir legumbres en esta fiesta se deriva de ahí porque los jóvenes que escaparon juntaron todo lo que quedaba de su provisión y, hirviéndolo en una olla común, se deleitaron con él y comieron. todo junto. Por eso, también, llevan en procesión una rama de olivo atada con lana (de la que entonces usaban en sus súplicas), a la que llaman Eiresione, coronada con toda clase de frutos, para significar que cesó la escasez y la esterilidad, cantando. en su procesión esta canción:

"Eiresione trae higos, y Eiresione trae panes
Tráenos huesos en pintas y aceite para frotar en nuestros cuerpos,
Y una jarra de vino fuerte, para que todos se vayan tranquilos a la cama ". Aunque algunos opinan que esta ceremonia se conserva en memoria de los Heráclidos, que así fueron entretenidos y educados por los atenienses. Pero la mayoría es de la opinión de que hemos dado arriba.

El barco al que regresaron Teseo y el joven de Atenas tenía treinta remos, y fue preservado por los atenienses hasta la época de Demetrio Faloreo, pues se llevaron las viejas tablas a medida que se deterioraban, y en su lugar colocaron madera nueva y más resistente. de tal manera que este barco se convirtió en un ejemplo permanente entre los filósofos, por la cuestión lógica de las cosas que crecen, un lado sostiene que el barco sigue siendo el mismo y el otro sostiene que no es el mismo.

La fiesta llamada Oscoforia, o la fiesta de las ramas, que hasta el día de hoy celebran los atenienses, fue instituida por primera vez por Teseo. Porque no se llevó consigo el número completo de vírgenes que por sorteo iban a ser llevadas, sino que seleccionó a dos jóvenes que conocía, de bellos rostros femeninos, pero de espíritu varonil y atrevido, y que tenían, mediante frecuentes baños, y evitando el calor y la abrasión del sol, con un uso constante de todos los ungüentos y lavados y vestidos que sirven para adornar la cabeza o alisar la piel o mejorar la tez, de una manera cambiada de lo que eran antes, y después de haberles enseñado a falsificar la voz, el porte y el andar de las vírgenes para que no se percibiera la menor diferencia, él, sin que nadie lo descubriera, los incluyó en el número de las doncellas atenienses diseñadas para Creta. A su regreso, él y estos dos jóvenes encabezaron una procesión solemne, con el mismo hábito que ahora usan los que llevan las ramas de la vid.Esas ramas las llevan en honor a Baco y Ariadna, por el bien de su historia antes relatada o más bien porque volvieron en otoño, la época de la recolección de la uva. Las mujeres, a quienes llaman Deipnopherae, o portadoras de la cena, son llevadas a estas ceremonias y asisten al sacrificio, en recuerdo e imitación de las madres de los jóvenes y vírgenes sobre quienes cayó la suerte, porque así corrieron trayendo pan y carne a sus hijos y debido a que las mujeres luego les contaban a sus hijos e hijas muchos cuentos e historias, para consolarlos y animarlos bajo el peligro al que estaban pasando, todavía se ha mantenido la costumbre de que en esta fiesta se cuenten viejas fábulas y cuentos. dicho. Por estas particularidades estamos en deuda con la historia de Demon. Entonces se escogió un lugar y se erigió en él un templo para Teseo, y las familias de las que se recogió el tributo de los jóvenes fueron designadas para pagar impuestos al templo por los sacrificios a él. Y la casa de los Phytalidae tenía la supervisión de estos sacrificios, Teseo les hacía ese honor en recompensa por su antigua hospitalidad.

Ahora, después de la muerte de su padre Egeo, formando en su mente un gran y maravilloso designio, reunió a todos los habitantes de Ática en una sola ciudad, y los convirtió en un solo pueblo de una ciudad, mientras que antes vivían dispersos, y no eran fácil de reunir sobre cualquier asunto de interés común. Es más, a menudo se producían diferencias e incluso guerras entre ellos, que él con sus persuasiones apaciguaba, yendo de un municipio a otro y de una tribu a otra. Y a los de una condición más privada y mezquina que aceptaban fácilmente tan buenos consejos, a los de mayor poder les prometió una mancomunidad sin monarquía, una democracia o un gobierno popular, en el que sólo debería continuar como su comandante en la guerra y el protector de sus leyes, todo lo demás se distribuye por igual entre ellos, y por este medio trajo una parte de ellos a su propuesta. El resto, temiendo su poder, que ya se había vuelto muy formidable, y conociendo su coraje y resolución, prefirieron ser persuadidos que obligados a cumplir. Luego disolvió todos los distintos estados, ayuntamientos y magistraturas, y construyó un estado común y un ayuntamiento en el lugar de la actual ciudad alta, y dio el nombre de Atenas a todo el estado, ordenando una fiesta y sacrificio común. , que él llamó Panathenaea, o el sacrificio de todos los atenienses unidos. También instituyó otro sacrificio llamado Metoecia, o Fiesta de la Migración, que aún se celebra el decimosexto día de Hecatombaeon. Luego, como había prometido, dejó su poder real y procedió a ordenar una comunidad, entrando en esta gran obra no sin el consejo de los dioses. Por haber enviado a consultar al oráculo de Delfos sobre la fortuna de su nuevo gobierno y ciudad, recibió esta respuesta:

"Hijo de la doncella pitea,
Para tu ciudad los términos y destinos
Mi padre da de muchos estados.
No estés ansioso ni asustado
La vejiga no dejará de nadar
Sobre las olas que lo rodean. "Qué oráculo, dicen, una de las sibilas mucho después repitió de alguna manera a los atenienses, en este verso: -

"Se puede mojar la vejiga, pero no ahogarla". Más aún, con el propósito de ampliar su ciudad, invitó a todos los extranjeros a que vinieran y disfrutaran de los mismos privilegios que los nativos, y se dice que la forma común, Venid aquí, todos vosotros, fueron las palabras que proclamó Teseo cuando estableció así un Commonwealth, en cierto modo, para todas las naciones. Sin embargo, no dejó que su estado, por la multitud promiscua que afluía, se convirtiera en confusión y se fuera sin ningún orden ni grado, sino que fue el primero que dividió a la Commonwealth en tres filas distintas, los nobles, los labradores y artífices. Encomendó a la nobleza el cuidado de la religión, la elección de los magistrados, la enseñanza y aplicación de las leyes, y la interpretación y dirección en todos los asuntos sagrados, siendo toda la ciudad, por así decirlo, reducida a una igualdad exacta, los nobles sobresaliendo Descanse en honor, los labradores en provecho, y los artífices en número. Y que Teseo fue el primero que, como dice Aristóteles, por inclinación al gobierno popular, se separó del poder regio, parece atestiguar también Homero, en su catálogo de los barcos, donde da el nombre de Pueblo a los atenienses. solamente.

También acuñó dinero, y lo selló con la imagen de un buey, ya sea en memoria del toro maratoniano, o de Tauro, a quien venció, o bien para poner en mente a su pueblo para seguir la ganadería y de esta moneda surgió la expresión tan frecuente entre los griegos, de una cosa que vale diez o cien bueyes. Después de esto, se unió a Megara al Ática y erigió ese famoso pilar en el Istmo, que lleva una inscripción de dos líneas, que muestra los límites de los dos países que se encuentran allí. En el lado este, la inscripción es:

"Peloponeso allí, Jonia aquí" y en el lado oeste, -

"Peloponeso aquí, Jonia allá". También instituyó los juegos, en emulación de Hércules, siendo ambicioso que así como los griegos, por el nombramiento de ese héroe, celebraban los juegos olímpicos en honor de Júpiter, así por su institución, debían celebrar el Istmo en honor de Neptuno. Pues las que estaban allí antes observadas, dedicadas a Melicerta, se realizaban en privado por la noche, y tenían la forma más de un rito religioso que de un espectáculo abierto o fiesta pública. Hay quienes dicen que los juegos ístmicos fueron instituidos por primera vez en memoria de Escirón, haciendo así Teseo expiación por su muerte, debido a la cercanía de parientes entre ellos, siendo Escirón el hijo de Canethus y Heniocha, la hija de Pittheus aunque otros escribe que Sinnis, no Escirón, era su hijo, y que para su honor, y no para el otro, estos juegos fueron ordenados por Teseo. Al mismo tiempo, hizo un acuerdo con los corintios, para que permitieran a los que venían de Atenas a la celebración de los juegos del Istmo tanto espacio de honor ante los demás para contemplar el espectáculo, como la vela del barco que traía. allí se extendieron en toda su extensión, podrían cubrir, así lo han establecido Hellanicus y Andro de Halicarnassus.

Con respecto a su viaje al mar Euxino, Philochorus y algunos otros escriben que lo hizo con Hércules, ofreciéndole su servicio en la guerra contra las Amazonas, y Antiope le dio como recompensa por su valor, pero la mayor parte, de las cuales son Pherecydes, Hellanicus y Herodorus, escriben que hizo este viaje muchos años después de Hércules, con una armada bajo su propio mando, y tomó prisionera al Amazonas, la historia más probable, porque no leemos ninguna otra, de todas las que lo acompañó en esta acción, tomó prisionera a cualquier amazona. Bion agrega que, para llevársela, tuvo que usar el engaño y huir porque las Amazonas, dice, siendo naturalmente amantes de los hombres, estaban tan lejos de evitar a Teseo cuando tocó sus costas, que le enviaron regalos a su barco, pero él, habiendo invitado a Antiope, quien los trajo, a subir a bordo, inmediatamente se hizo a la vela y se la llevó. Un autor llamado Menecrates, que escribió la Historia de Nicea en Bitinia, agrega que Teseo, teniendo a Antiope a bordo de su barco, navegó durante algún tiempo por esas costas, y que había en el mismo barco tres jóvenes de Atenas, que lo acompañaban. en este viaje, todos hermanos, cuyos nombres eran Euneos, Thoas y soloon. El último de ellos se enamoró desesperadamente de Antiope y, escapando a los demás, reveló el secreto solo a uno de sus más íntimos conocidos, y lo empleó para que revelara su pasión a Antiope. Ella rechazó sus pretensiones con una negación muy positiva. , sin embargo, trató el asunto con mucha gentileza y discreción, y no presentó ninguna queja a Teseo por nada de lo que había sucedido, excepto que Soloon, que estaba desesperado, saltó a un río cerca de la costa y se ahogó. Tan pronto como Teseo se enteró de su muerte y de su infeliz amor que la había causado, se sintió sumamente angustiado y, en el colmo de su dolor, le vino a la mente un oráculo que había recibido anteriormente en Delfos. había sido ordenado por la sacerdotisa de Apolo Pythius, que dondequiera que en una tierra extraña estuviera más triste y bajo la mayor aflicción, debería construir una ciudad allí, y dejar a algunos de sus seguidores para que fueran gobernadores del lugar. Por esta causa fundó allí una ciudad, a la que llamó, por el nombre de Apolo, Pitópolis, y, en honor del infortunado joven, nombró al río que corre por él Soloon, y dejó a los dos hermanos supervivientes confiados con el cuidado del gobierno y las leyes, uniéndose a ellos Hermo, uno de la nobleza de Atenas, de quien un lugar en la ciudad se llama la Casa de Hermo, aunque por un error en el acento se ha tomado para la Casa de Hermes, o Mercurio , y el honor que fue diseñado para el héroe, transferido al dios.

Este fue el origen y la causa de la invasión amazónica del Ática, que no parece haber sido una empresa leve o femenina. Porque es imposible que hubieran colocado su campamento en la misma ciudad y se hubieran unido a la batalla cerca del Pnyx y el cerro llamado Museo, a menos que, habiendo conquistado primero el país circundante, hubieran avanzado impunemente a la ciudad. Es difícil creer que hicieron un viaje tan largo por tierra y pasaron el Bósforo cimerio cuando estaban congelados, como escribe Hellanicus. Que acamparon todos menos en la ciudad es cierto, y puede ser suficientemente confirmado por los nombres que aún conservan los lugares de aquí, y las tumbas y monumentos de los que cayeron en la batalla. Estando ambos ejércitos a la vista, hubo una larga pausa y duda en cada lado que debería dar el primer ataque al fin Teseo, habiéndose sacrificado al Miedo, en obediencia a la orden de un oráculo que había recibido, les dio batalla y esto sucedió en el mes de Boedromion, en el que hasta el día de hoy los atenienses celebran la fiesta de Boedromia. Clidemus, deseoso de ser muy circunstancial, escribe que el ala izquierda de las Amazonas se movió hacia el lugar que aún se llama Amazonium y la derecha hacia el Pnyx, cerca de Chrysa, que con este ala los atenienses, saliendo de detrás del Museo, se comprometieron, y que las tumbas de los muertos se ven en la calle que conduce a la puerta llamada Piraic, junto a la capilla del héroe Chalcodon y que aquí los atenienses fueron derrotados y cedieron ante las mujeres, hasta donde al templo de las Furias, pero, nuevos suministros provenientes del Paladio, Ardettus y el Liceo, cargaron contra su ala derecha y los devolvieron a sus tiendas, en cuya acción murieron un gran número de Amazonas. Finalmente, después de cuatro meses, se llegó a la paz entre ellos por mediación de Hipólita (pues así llama este historiador a la Amazona con la que se casó Teseo, y no a Antíope), aunque otros escriben que Molpadia la mató con un dardo mientras luchaba. al lado de Teseo, y que el pilar que se encuentra junto al templo de la Tierra Olímpica fue erigido en su honor. Tampoco es de extrañar que en acontecimientos de tanta antigüedad la historia esté en desorden. Porque en verdad también se nos dice que las Amazonas que resultaron heridas fueron enviadas en privado por Antiope a Calcis, donde muchas de sus cuidados se recuperaron, pero algunas que murieron fueron enterradas allí en el lugar que hasta ahora se llama Amazonium. Que esta guerra, sin embargo, terminó con un tratado es evidente, tanto por el nombre del lugar contiguo al templo de Teseo, llamado, por el solemne juramento que allí se hizo, Horcomosium, como por el antiguo sacrificio que solía celebrarse a las Amazonas el día antes de la Fiesta de Teseo. Los megarianos también muestran un lugar en su ciudad donde fueron enterradas algunas amazonas, en el camino del mercado a un lugar llamado Rhus, donde se encuentra el edificio en forma de rombo. Se dice, asimismo, que otros de ellos fueron asesinados cerca de Queeronea y enterrados cerca del pequeño riachuelo antes llamado Termodon, pero ahora Haemon, del cual se da cuenta en la vida de Demóstenes. Además, parece que el paso de las Amazonas a través de Tesalia no estuvo exento de oposición, porque todavía se muestran muchas tumbas de ellas cerca de Escotussa y Cynoscephalae.

Esto es todo lo que vale la pena contar sobre las Amazonas. Por el relato que el autor del poema llamado Tésida da de este levantamiento de las Amazonas, cómo Antíope, para vengarse de Teseo por rechazarla y casarse con Fedra, descendió sobre la ciudad con su séquito de Amazonas, a quienes Hércules mató, es manifiestamente nada más que fábula e invención. De hecho, es cierto que Teseo se casó con Fedra, pero eso fue después de la muerte de Antíope, de quien tuvo un hijo llamado Hipólito o, como escribe Píndaro, Demófon. Las calamidades que sufrieron Fedra y este hijo, dado que ninguno de los historiadores ha contradicho a los poetas trágicos que han escrito sobre ellos, debemos suponer que sucedieron tal como las representan uniformemente.

También hay otras tradiciones de los matrimonios de Teseo, ni honorables en sus ocasiones ni afortunadas en sus acontecimientos, que sin embargo nunca fueron representadas en las obras de teatro griegas. Porque se dice que se llevó a Anaxo, un troezeniano, y que mató a Sinnis y Cercyon, violando a sus hijas para casarse con Periboea, la madre de Ayax, y luego con Febea, y luego con Iope, la hija de Iphicles. Y además, se le acusa de desertar de Ariadna (como se relató antes), de estar enamorado de Aegle, la hija de Panopeus, ni justa ni honorablemente y, por último, de la violación de Helena, que llenó todo Ática de guerra y sangre, y Fue al final la ocasión de su destierro y muerte, como se relatará más adelante.

Herodorus opina que aunque hubo muchas expediciones famosas emprendidas por los hombres más valientes de su tiempo, Teseo nunca se unió a ninguna de ellas, excepto una vez, con los Lapithae, en su guerra contra los centauros, pero otros dicen que él acompañó Jason a Cólquida y Meleagro a la matanza del jabalí de Calidón, y que de ahí llegó a ser un proverbio, No sin Teseo que él mismo, sin embargo, sin la ayuda de nadie, realizó muchas hazañas gloriosas, y que de él comenzó el dicho , Él es un segundo Hércules. También se unió a Adrasto en la recuperación de los cuerpos de los que fueron asesinados antes de Tebas, pero no como dice Eurípides en su tragedia, por la fuerza de las armas, sino por la persuasión y el mutuo acuerdo y composición, porque así la mayor parte de los historiadores escribe Philochorus agrega Además, este fue el primer tratado que se hizo para la recuperación de los cuerpos de los muertos, pero en la historia de Hércules, se muestra que fue él quien primero dio permiso a sus enemigos para que se llevaran a sus muertos. Los lugares de enterramiento de la mayor parte aún están por verse en la villa llamada Eleutherae los de los comandantes, en Eleusis, donde Teseo les asignó un lugar, para obligar a Adrasto. La historia de Eurípides en sus suplicantes es refutada por Esquilo en sus Eleusinianos, donde el propio Teseo relata los hechos como aquí se cuentan.

Se dice que la célebre amistad entre Teseo y Pirítoo comenzó así la fama de la fuerza y ​​el valor de Teseo que se extendió por Grecia, Pirítoo estaba deseoso de hacer una prueba y prueba él mismo, y con este fin se apoderó de una manada de bueyes que pertenecía a Teseo, y los estaba expulsando de Maratón, y cuando se le dio la noticia de que Teseo lo perseguía en armas, no voló, sino que se volvió y fue a su encuentro. Pero tan pronto como se vieron el uno al otro, ambos admiraron la gracia y la belleza, y sintieron tal respeto por el coraje del otro, que olvidaron todos los pensamientos de lucha y Pirithous, primero extendiendo su mano hacia Teseo, ordenó él mismo será juez en este caso y se comprometió a someterse voluntariamente a cualquier pena que le imponga. Pero Teseo no solo lo perdonó todo, sino que le suplicó que fuera su amigo y hermano de armas y ratificaron su amistad mediante juramentos. Después de esto Piritoo se casó con Deidamia e invitó a Teseo a la boda, rogándole que fuera a ver su país y a conocer a los Lapitas. Al mismo tiempo había invitado a los centauros a la fiesta, que se enrojecían de vino y comenzaban a ser insolentes y salvajes, y ofreciendo violencia a las mujeres, los Lapithae se vengaron inmediatamente de ellas, matando a muchas de ellas en el lugar, y luego, habiéndolas vencido en la batalla, expulsaron a toda la raza de ellas fuera de su país, Teseo todo el tiempo. tomando su parte y luchando de su lado. Pero Herodorus da una relación diferente de estas cosas que Teseo no acudió en ayuda de los Lapithae hasta que la guerra ya había comenzado y que fue en este viaje que tuvo su primera visión de Hércules, habiendo hecho su trabajo encontrarlo. en Trachis, donde había elegido descansar él mismo después de todos sus vagabundeos y sus labores y que esta entrevista fue realizada honorablemente por cada parte, con sumo respeto, buena voluntad y admiración mutua. Sin embargo, es más creíble, como escriben otros, que hubo, antes, entrevistas frecuentes entre ellos, y que fue por medio de Teseo que Hércules fue iniciado en Eleusis y purificado antes de la iniciación, debido a varias acciones precipitadas de su antigua vida.

Teseo tenía ahora cincuenta años, como dice Helánico, cuando se llevó a Helena, que aún era demasiado joven para casarse. Algunos escritores, para quitar esta acusación de uno de los mayores crímenes que se le imputan, dicen que él no se robó a Helena él mismo, sino que Idas y Lynceus fueron los violadores, quienes se la llevaron y la entregaron a su padre. acusado, y que, por lo tanto, se negó a restaurarla a petición de Cástor y Pólux o, de hecho, dicen que su propio padre, Tyndarus, la había enviado para que la guardara, por temor a Enarophorus, el hijo de Hippocoon, quien la habría llevado a la fuerza cuando aún era una niña. Pero el relato más probable, y el que tiene más testigos de su lado, es este: Teseo y Piritoo fueron juntos a Esparta y, habiendo agarrado a la joven mientras bailaba en el templo Diana Orthia, huyeron con ella. En ese momento se enviaron hombres en armas para perseguirlos, pero no los siguieron más allá de Tegea, Teseo y Piritoo, que estaban ahora fuera de peligro, habiendo atravesado el Peloponeso, y acordaron entre ellos que aquel a quien recayera la suerte debería haberlo hecho. Helena a su esposa, pero debería estar obligado a ayudar a conseguir otra para su amigo.La suerte cayó sobre Teseo, quien la trasladó a Afidnae, aún no siendo casadera, y la entregó a uno de sus aliados, llamado Afidno, y, habiendo enviado a su madre, Aetra, después de cuidarla, le pidió que se los quedara. Tan en secreto, que nadie podía saber dónde estaban los que hicieron, para devolver el mismo servicio a su amigo Piritoo, lo acompañó en su viaje a Epiro, con el fin de robar a la hija del rey de los Molosenses. El rey, que se llamaba Aidoneo, o Plutón, llamó a su esposa Proserpina, y a su hija Cora, y a un gran perro, que tenía, Cerbero, con el que ordenó luchar a todos los que vinieran como pretendientes a su hija, y prometió ella al que debe vencer a la bestia. Pero habiendo sido informado de que el designio de Pirithous y su compañero no era cortejar a su hija, sino forzarla a irse, hizo que ambos fueran apresados ​​y arrojó a Pirithous para que lo despedazara su perro, y puso a Teseo en prisión. , y lo mantuvo.

Por esta época, Menesteo, hijo de Peteus, nieto de Orneus y bisnieto de Erecteo, el primer hombre del que se tiene constancia que influyó en la popularidad y se congraciaba con la multitud, agitó y exasperó a los hombres más eminentes de la ciudad. , que durante mucho tiempo le había guardado un resentimiento secreto a Teseo, concibiendo que les había robado sus varios pequeños reinos y señoríos, y habiéndolos retenido a todos en una ciudad, los estaba utilizando como sus súbditos y esclavos. También puso a la gente más mala en conmoción, diciéndoles que, engañados con un mero sueño de libertad, aunque de hecho fueron privados tanto de eso como de sus propios hogares y usos religiosos, en lugar de muchos reyes buenos y bondadosos propios, se habían entregado para dejarse dominar por un recién llegado y un extraño. Mientras él estaba tan ocupado en infectar las mentes de los ciudadanos, la guerra que Castor y Pollux entablaron contra Atenas llegó muy oportunamente para promover la sedición que había estado promoviendo, y algunos dicen que por sus persuasiones fue totalmente la causa de que invadieran la ciudad. . En su primer acercamiento, no cometieron ningún acto de hostilidad, pero exigieron pacíficamente a su hermana Helena, pero los atenienses respondieron que no la tenían allí ni sabían dónde estaba dispuesta, se prepararon para asaltar la ciudad, cuando Academus, habiendo, por sea ​​lo que sea, lo descubrió, les reveló que estaba secretamente retenida en Aphidnae. Por lo cual fue altamente honrado durante su vida por Cástor y Pólux, y los Lacedemonios, cuando a menudo en el futuro hicieron incursiones en el Ática y destruyeron todo el país circundante, perdonaron la Academia por el bien de Académico. Pero Dicaearchus escribe que había dos Arcadians en el ejército de Castor y Pollux, uno llamado Echedemus, y el otro Marathus del primero que ahora se llama Academia se llamaba Echedemia, y el pueblo Marathon tenía su nombre del otro, quien, para cumplir algún oráculo, se ofreció voluntariamente para ser sacrificado antes de la batalla. Tan pronto como llegaron a Aphidnae, vencieron a sus enemigos en una batalla fija, y luego asaltaron y tomaron la ciudad. Y aquí, dicen, fue asesinado Alycus, el hijo de Escirón, del grupo de los Dioscuri (Castor y Pollux), de quien un lugar en Megara, donde fue enterrado, se llama Alycus hasta el día de hoy. Y Hereas escribe que fue el mismo Teseo quien lo mató, en testimonio de lo cual cita estos versículos sobre Alycus:

"Y Alycus sobre la llanura de Aphidnae,
Por Teseo en la causa de la muerte de Helena. "Aunque no es del todo probable que el mismo Teseo estuviera allí cuando la ciudad y su madre fueron tomadas.

Aphidnae fue ganada por Cástor y Pólux, y la ciudad de Atenas estaba consternada, Menesteo persuadió a la gente para que abrieran sus puertas y los recibieran con toda clase de amistad, porque ellos, les dijo, no estaban en enemistad con nadie más que con Teseo. quienes los habían lastimado primero, y fueron benefactores y salvadores de toda la humanidad además. Y su comportamiento daba crédito a esas promesas, pues habiéndose hecho dueños absolutos del lugar, no exigían más que ser iniciados, ya que estaban tan cerca de la ciudad como Hércules, que había recibido el mismo honor. Este fue su deseo que obtuvieron fácilmente y fueron adoptados por Aphidnus, como Hércules había sido por Pylius. Fueron honrados también como dioses, y fueron llamados por un nuevo nombre, Anaces, ya sea por el cese de la guerra, o por el cuidado que tuvieron de que nadie sufriera ningún daño, aunque había un ejército tan grande dentro de las murallas para el La frase anakos ekhein se usa para referirse a aquellos que miran o se preocupan por cualquier cosa que los reyes por esta razón, tal vez, sean llamados anactes. Otros dicen que por la aparición de su estrella en los cielos, fueron llamados así, porque en el dialecto ático este nombre se acerca mucho a las palabras que significan arriba.

Algunos dicen que Aethra, la madre de Teseo, fue hecha prisionera y llevada a Lacedemonia, y de allí se fue con Helena a Troya, alegando que este verso de Homero demostraba que atendía a Helena.

"Aethra de Pittheus nació, y Clymene de grandes ojos". Otros rechazan este versículo como ninguno de Homero, como también lo hacen con toda la fábula de Munico, quien, dice la historia, era el hijo de Demófón y Laodice, nacido en secreto y criado por Aetra en Troya. Pero Ister, en el decimotercer libro de su Historia ática, nos da un relato de Aetra, pero diferente de todos los demás: que Aquiles y Patroclo vencieron París en Tesalia, cerca del río Esperquio, pero que Héctor tomó y saqueó la ciudad de los Troezenianos. e hizo prisionera a Aetra allí. Pero esto parece un cuento infundado.

Ahora Hércules, pasando junto a los molosenses, se entretuvo en su camino hacia el rey Aidoneus, quien, en una conversación, accidentalmente habló del viaje de Teseo y Pirithous a su país, de lo que habían planeado hacer y de lo que se vieron obligados a hacer. sufrir. Hércules estaba muy afligido por la muerte sin gloria de uno y la miserable condición del otro. En cuanto a Pirithous, pensó que era inútil quejarse, pero suplicó que liberaran a Teseo por él, y obtuvo ese favor del rey. Teseo, así puesto en libertad, regresó a Atenas, donde sus amigos aún no habían sido completamente suprimidos, y dedicó a Hércules todos los lugares sagrados que la ciudad había reservado para él, cambiando sus nombres de Thesea a Heraclea, excepto cuatro, como escribe Philochorus. Y deseando recuperar inmediatamente el primer lugar en la Commonwealth y administrar el estado como antes, pronto se vio envuelto en facciones y problemas que aquellos que durante mucho tiempo lo habían odiado habían añadido ahora desprecio a su odio y las mentes de la gente estaban tan en general. corrompido, que, en lugar de obedecer las órdenes en silencio, esperaban ser adulados en su deber. Tenía algunos pensamientos de haberlos reducido por la fuerza, pero fue dominado por demagogos y facciones. Y finalmente, desesperado por el éxito de sus asuntos en Atenas, envió a sus hijos en privado a Eubea, encomendándolos al cuidado de Elephenor, el hijo de Calcodon y él mismo habiendo maldecido solemnemente a la gente de Atenas en el pueblo de Gargettus, en el que aún queda el lugar llamado Araterion, o el lugar de la maldición, navegó hacia Scyros, donde tenía tierras que le dejó su padre, y amistad, según pensaba, con los de la isla. Lycomedes era entonces rey de Scyros. Teseo, por lo tanto, se dirigió a él y quiso que sus tierras fueran puestas en su posesión, con el propósito de establecerse y habitar allí, aunque otros dicen que vino a pedir su ayuda contra los atenienses. Pero Licomedes, celoso de la gloria de un hombre tan grande, o para complacer a Menesteo, habiéndolo conducido hasta el acantilado más alto de la isla, con el pretexto de mostrarle desde allí las tierras que deseaba, lo arrojó de cabeza. roca, y lo mató. Otros dicen que se cayó de sí mismo por un resbalón de su pie, mientras caminaba hacia allí, según su costumbre, después de la cena. En ese momento no se hizo ningún aviso, ni se preocupó a nadie por su muerte, pero Menesteo poseía silenciosamente el reino de Atenas. Sus hijos se criaron en una condición privada y acompañaron a Elephenor a la guerra de Troya, pero, después de la muerte de Menestheus en esa expedición, regresaron a Atenas y recuperó el gobierno. Pero en épocas sucesivas, además de varias otras circunstancias que llevaron a los atenienses a honrar a Teseo como semidiós, en la batalla que se libró en Maratón contra los medos, muchos de los soldados creyeron haber visto una aparición de Teseo en armas, corriendo hacia el cabeza de ellos contra los bárbaros. Y después de la guerra de Mediana, siendo Fedón arconte de Atenas, se ordenó a los atenienses, consultando el oráculo de Delfos, que reunieran los huesos de Teseo y, colocándolos en algún lugar honorable, los guardaran como sagrados en la ciudad. Pero fue muy difícil recuperar esas reliquias, o tanto como averiguar el lugar donde yacían, a causa del temperamento inhóspito y salvaje de los bárbaros que habitaban la isla. Sin embargo, más tarde, cuando Cimón tomó la isla (como se relata en su vida), y tenía una gran ambición de averiguar el lugar donde estaba enterrado Teseo, por casualidad, vio un águila sobre un terreno elevado picoteando con su pico y desgarrando la tierra con sus garras, cuando de repente se le ocurrió, por así decirlo, por alguna inspiración divina, cavar allí y buscar los huesos de Teseo. En ese lugar se encontró un ataúd de un hombre de tamaño más grande que el ordinario, y una punta de lanza de bronce, y una espada junto a él, todo lo cual se llevó a bordo de su galera y se llevó consigo a Atenas. Ante lo cual los atenienses, muy encantados, salieron al encuentro y a recibir las reliquias con espléndidas procesiones y sacrificios, como si se tratara del propio Teseo volviendo vivo a la ciudad. Está enterrado en medio de la ciudad, cerca del actual gimnasio. Su tumba es santuario y refugio de esclavos, y de todos los de condición mezquina que huyen de la persecución de los hombres en el poder, en recuerdo que Teseo mientras vivió fue asistente y protector de los afligidos, y nunca rechazó las peticiones de los afligidos. que huyó hacia él. El principal y más solemne sacrificio que le celebran se celebra el octavo día de Pyanepsion, en el que regresó con los jóvenes atenienses de Creta. Además de lo cual le ofrecen sacrificios el octavo día de cada mes, ya sea porque regresó de Troezen el octavo día de Hecatombaeon, como escribe el geógrafo Diodoro, o pensando que ese número es propio de él, porque tenía fama de haber nacido de Neptuno, porque sacrifican a Neptuno el octavo día de cada mes. Siendo el número ocho el primer cubo de un número par, y el doble del primer cuadrado, parecía ser un emblema del firme e inamovible poder de este dios, que desde allí tiene los nombres de Asfalio y Gaeioco, es decir, el fundador y sustentador de la tierra.


La historia de Teseo más conocida

La historia más conocida sobre Teseo, sin embargo, es aquella en la que mata al Minotauro. En este mito, Teseo se ofreció como voluntario para ser una de las 14 víctimas de sacrificio que los atenienses enviaban cada año al rey Minos de Creta, para que pudiera tener la oportunidad de matar al monstruo.

Teseo honrado por los atenienses después de que mató al Minotauro. ( Dominio publico )

Aunque Egeo se negó a permitir que su hijo arriesgara su vida, finalmente cedió, con la condición de que si regresaba vivo de Creta, cambiaría la vela del barco de negra a blanca. Con la ayuda de Ariadne, la hija del rey Minos, Teseo logró matar al Minotauro. Desafortunadamente, el héroe se había olvidado de cambiar la vela del barco en su viaje de regreso a Atenas, y cuando Egeo vio la vela negra, estaba tan lleno de dolor que se suicidó arrojándose al mar.


Teseo, el héroe de Atenas

(Imagen: Por Livioandronico2013 / Dominio público)

La conexión de Teseo con Atenas es que se le considera el legendario sinoikistes de Attica. Synoikistes significa, más o menos, "unificador". A lo que esto se refiere es a que Teseo persuadió a las diversas ciudades pequeñas e independientes de Ática, la península en la que se encuentra Atenas, para que se unieran bajo el control centralizado de Atenas.

Este elemento de su mito, por lo que podemos decir, se desarrolló para Teseo bastante tarde, en el siglo VI a. C., y parece ser paralelo a los desarrollos políticos que estaban sucediendo en Atenas en ese momento. Los atenienses sintieron la necesidad de tener un predecesor mítico, una justificación mítica para sus desarrollos políticos en el siglo VI a. C., y Teseo proporcionó esa justificación.

Teseo & # 8217s Historia de origen

Quizá sea debido al importante papel que desempeña Teseo en Atenas que se le atribuyó un gran número de aventuras, lo que hace que sea difícil elaborar una cronología coherente para él. Sin embargo, las primeras etapas de su vida (concepción, nacimiento y adultez temprana) son fáciles de describir y están bastante bien definidas. En sus historias de nacimiento e infancia, Teseo demuestra elementos típicos de la narrativa que aparecen en historias sobre muchos héroes. En la historia de Teseo, vemos que hay algún tipo de rareza o ambigüedad en torno a su concepción y nacimiento. Para Teseo, lo más extraño de su concepción es una aparente doble paternidad. Se dice que es hijo tanto de un ser humano como del dios Poseidón.

La razón por la que existe confusión sobre su paternidad es la siguiente: el padre humano de Teseo era Egeo, rey de Atenas. Egeo había ido a consultar al oráculo de Delfos para averiguar qué tenía que hacer para tener un hijo, porque, en este momento de su vida, no tenía hijos.

El oráculo le dijo de una manera típica de un oráculo que, para estar seguro de engendrar un hijo, no debería "soltar el pie colgante del odre" hasta que regresara a su hogar en Atenas. Aegeus no tenía idea de lo que esto significaba. En su camino de regreso a Atenas desde Delfos, se detuvo durante la noche en un lugar llamado Troizen, que está cerca de Ática, y le preguntó al rey qué podía significar este oráculo.

El rey reconoció que eso significaba que Egeo no debería tener relaciones sexuales hasta que regresara a su hogar en Atenas, lo que implicaba que la próxima vez que Egeo tuviera relaciones sexuales con alguien, engendraría un hijo. El rey, queriendo conectar a su familia con la casa real de Atenas, ofreció a su hija a Egeo como compañera sexual para esa noche. Esta mujer era Aethra, la madre de Teseo.

El rey reconoció que lo que significaba era que Aigeus no debería tener relaciones sexuales hasta que regresara a su hogar en Atenas, lo que implicaba que la próxima vez que Aigeus tuviera relaciones sexuales con alguien, engendraría un hijo. El rey, queriendo conectar a su familia con la casa real de Atenas, le ofreció su propia hija a Aigeus como pareja sexual para esa noche. Esta mujer era Aithra, la madre de Teseo.

Aegeus y Aethra se acostaron juntos por consejo y consentimiento de su padre y tuvieron relaciones sexuales. Más tarde esa noche, a Aethra se le dice en un sueño que debería ir a un templo en particular. Se levanta de la cama, se viste y, cuando va a este templo, es violada por el dios Poseidón. Esto significa que en la misma noche, Aethra tuvo relaciones sexuales tanto con Aegeus como con Poseidon. Por lo tanto, nadie sabrá nunca quién es el verdadero padre de Teseo.

La lógica de dos padres

Hay una lógica muy clara detrás de esta historia. Teseo es el gran héroe de Atenas. Como tal, el mito ateniense quiere que sea un gran héroe, y todos los grandes héroes tienen un dios como padre. Si Teseo debe tener un dios como padre, existe esta historia sobre Poseidón. Teseo es también el rey legendario más importante de Atenas. ¿Cómo te conviertes en rey? Heredas la realeza de tu padre.

Entonces, Teseo debe tener un padre que es el rey de Atenas, y por lo tanto, la historia sobre la ascendencia de Egeo. Dado que Teseo tiene que cumplir ambos roles, se le asignan dos padres, y los dos quedan uno al lado del otro sin que se tome ninguna decisión en los mitos de Teseo sobre cuál es su verdadero padre.

Aethra le muestra a Teseo el lugar donde su padre había escondido su espada. (Imagen: Por Nicolas-Guy Brenet / Dominio público)

Egeo, cuando dejó Aethra y continuó su camino a Atenas, interpretó otro elemento que aparece con mucha frecuencia en los cuentos populares y en el mito del héroe: dejó fichas para que su hijo las descubriera en un momento posterior de su vida. Específicamente, Aegeus colocó un par de sandalias y una espada debajo de una roca. Le dijo a Aethra que si ella tenía un hijo, cuando ese hijo tuviera la edad suficiente para levantar la roca y recuperar las sandalias y la espada, debería dirigirse a Atenas, mostrarle estas fichas a Egeo, y Egeo reconocería que de hecho era su hijo.

Si Aethra tuvo una hija, Aegeus aparentemente no quiere saberlo. Tenga en cuenta también que Aegeus está perfectamente feliz de que Aithra tenga todos los problemas, gastos y preocupaciones de criar al bebé. Aegeus solo lo quiere una vez que sea mayor, una vez que sea lo suficientemente grande como para levantar esa roca y dirigirse a Atenas. Entonces, Teseo crece, levanta la roca, recupera las fichas y emprende un viaje a Atenas para reclamar su patrimonio.

Teseo el Unificador

Si el viajero era demasiado alto para la cama, Procusto le cortaba las piernas para que se adaptara. Si el viajero era demasiado bajo, Procusto lo colocaba en una percha y lo estiraba para que encajara en la cama.

Su viaje a Atenas, que realiza a pie, es una serie de encuentros con monstruos y forajidos salvajes que aterrorizan a la gente de Ática. El forajido más famoso que encuentra Teseo mientras camina de Troizen a Atenas se llama Procusto. Procustes tenía una cama en la que obligaba a dormir a todos los viajeros que pasaban por su casa.

Procustes insistió en que el viajero tenía que ajustar la cama con precisión. Si el viajero era demasiado alto para la cama, Procusto le cortaba las piernas para que se adaptara. Si el viajero era demasiado bajo, Procusto lo colocaba en una percha y lo estiraba para que se acomodara a la cama. Aquí es donde obtenemos el término "procusto". Si alguien dice que una solución particular es una solución procustoana a un problema, con eso quiere decir que el problema se adapta a la solución y no al revés.

Otro forajido fue Sinis, el doblador de pinos. Era un gigante que tenía la costumbre de doblar dos pinos, atar a un viajero desventurado entre ellos y luego soltar los pinos, lo que por supuesto despedaza al viajero en dos. Teseo también lo mató.

Teseo también mató a un jabalí monstruoso que asolaba el campo. Estas aventuras funcionan alegóricamente para subrayar la idea de Teseo como el sinoikistes, el unificador de Ática bajo el dominio ateniense. ¿Qué está haciendo? Está librando a Attica del peligro, de los obstáculos que hacen que Attica sea insegura para que la gente viaje de una ciudad a otra.

Estos monstruos míticos y forajidos a quienes vence representan la idea de anarquía, falta de unificación y falta de seguridad en las carreteras. Entonces, Teseo, como la persona que acaba con estos monstruos, se asemeja a la idea de Teseo como la persona que unifica el Ática bajo el control ateniense.

Teseo en peligro

Cuando Teseo llegó a Atenas, fue recibido como invitado. No declaró quién era, estaba disfrazado. Según algunas versiones, iba vestido de niña. Se presentó a su padre Egeo. Ahora, Egeo, en este punto, estaba casado con una mujer llamada Medea. Medea es mucho más famosa por su matrimonio anterior con el héroe griego Jason, el hombre que navegó en el Argo para recuperar el Vellocino de Oro.

Medea es una hechicera, una bruja, una de las muchas mujeres poderosas que usan la magia y aparecen en los mitos griegos. En este elemento particular de su historia, Medea estaba embarazada del hijo de Egeo, y temía que Teseo, a quien su magia le permitió reconocer como el hijo de Egeo, suplantaría a su hijo por nacer en la estimación de Egeo. Por eso, Medea actuó como siempre lo hace.

Ella no era una dama que fuera en absoluto reacia a matar a sus enemigos para apartarlos de su camino. Ella convenció a Aegeus de que este joven invitado extraño planeaba matarlo, y que para protegerse, Aegeus debería envenenar al invitado antes de que tuviera la oportunidad. Egeo aceptó esta idea, aunque podría ser una terrible violación de la relación huésped-anfitrión, y en la cena le ofreció a Teseo una copa de vino envenenado.

Aquí vemos otro elemento común en los cuentos populares, los mitos y los cuentos tradicionales en general: la idea de que se evita un desastre, de que un extraño es reconocido como pariente justo a tiempo. Teseo estaba sentado a la mesa del comedor, con la copa de vino envenenada frente a él. Sin embargo, antes de beberlo, sacó su espada para cortar su carne. Egeo reconoce la espada, se da cuenta de que se trata de su hijo y le dice que no beba el vino. Medea se retira apresuradamente. Un elemento muy destacable de la historia de Medea es que siempre logra escapar antes de pagar las consecuencias de sus crímenes, como lo hace en esta circunstancia.

Prueba y búsqueda

Egeo y Teseo se reconocen como padre e hijo. (Imagen: Por Antoine-Placide Gibert / Dominio público)

Egeo y Teseo se reconocen como padre e hijo. Tienen un reencuentro alegre y el siguiente elemento de la historia de Teseo entra en lo que se llama la "prueba y búsqueda" de la historia de un héroe. Se embarca en un peligroso viaje a la isla de Creta para intentar liberar a Atenas del terrible tributo que cada año paga al Minotauro. El Minotauro es un monstruo que vive en Creta. Su cuerpo es el de un hombre, su cabeza es la de un toro. Es un monstruo que devora a los seres humanos. Atenas tiene la obligación de enviar siete jóvenes y siete doncellas cada año a Creta para ser devorados por el Minotauro.

Atenas participa en este intercambio debido a una guerra entre Creta y Atenas y el tratado que puso fin a esa guerra. Minos, rey de Creta, tenía un hijo Androgeos que había estado visitando Aegeus en Attica. Androgeos había muerto mientras estaba en Attica.

O fue asesinado por un gran toro que Egeo lo envió a pelear, o Androgeo fue asesinado por jóvenes atenienses que estaban celosos de su destreza atlética. Cualquiera de las versiones, el resultado es el mismo. Androgeos muere y Minos declara la guerra a Atenas para vengar la muerte de su hijo. La guerra cesó solo cuando Atenas acordó que el rey Minos nombrara la recompensa que quisiera. Lo que quería era forraje para su monstruo, el Minotauro. Minos impuso este tributo en Atenas de siete jóvenes y siete doncellas cada año, que serán alimentados al Minotauro en Creta.

El Minotauro en Creta. (Imagen: Daniel Eskridge / Shutterstock)

Las aventuras de Teseo en Creta

Cuando Teseo se entera de este terrible tributo de su padre Egeo, se ofrece como voluntario para ser miembro de la delegación de ese año, uno de los siete jóvenes que se enfrentarán al Minotauro en Creta. Por supuesto, Teseo tiene la intención de matar al monstruo si es posible y, por lo tanto, quitarle este tributo a Atenas. Las aventuras de Teseo en Creta son la parte más famosa de su historia. Su encuentro con el Minotauro y la ayuda que recibe de la princesa cretense Ariadne, hija de Minos, son los elementos más famosos de cualquier historia sobre Teseo.

Nuevamente, estamos tratando con un elemento que aparece en muchas historias de este patrón de "prueba y búsqueda". Ariadna, la princesa, ayuda a Teseo. Este es un elemento común: el joven que intenta realizar una hazaña casi imposible es ayudado por una joven que se ha enamorado de él, generalmente una princesa. Ariadne se ha enamorado de Teseo a primera vista, por lo que decide ayudarlo a vencer al Minotauro. Ella le da a Teseo una bola de hilo para que pueda encontrar el camino de regreso fuera del laberinto donde está encarcelado el Minotauro.

El laberinto

El laberinto es un laberinto tan intrincado que una vez que entras en él no podrás volver a encontrar el camino de regreso. Los siete jóvenes y las siete doncellas serán arrojados al laberinto, y el Minotauro los cazará y se los comerá. Ariadne le da a Teseo una bola de hilo para que pueda atar un extremo al poste de la puerta y usarlo para volver sobre sus pasos. A esto se le suele llamar la pista de Ariadna. "Pista" en inglés originalmente significaba simplemente una bola de hilo. Nuestro uso de la palabra pista para referirnos al único elemento que lo saca de su perplejidad hacia un entendimiento proviene de la historia de Ariadna. Originalmente es un uso metafórico del término.

Ariadne le da a Teseo una bola de hilo para que pueda atar un extremo al poste de la puerta y usarlo para volver sobre sus pasos. (Imagen: Por Niccolò Bambini / Dominio público)

A cambio, Ariadne también tiene que sacar algo de esto, Teseo acepta llevarse a Ariadna con él cuando salga de Creta, como podría hacerlo. Minos no se va a alegrar mucho de que su hija haya ayudado a este ateniense a matar al Minotauro y poner fin al tributo de Atenas a Creta.

Teseo logra matar al Minotauro en el laberinto. (Imagen: Правообладатель & # 8211 Рябинин Алексей Валерьевич, художник & # 8211 Н.А. Васильев / Dominio público)

Con la ayuda del hilo de Ariadne, Teseo logra, después de matar al Minotauro en el laberinto, encontrar el camino de regreso. Entonces él y Ariadna abandonan Creta. Se detienen a pasar la noche en la cercana isla de Naxos y supuestamente pasan la noche juntos. A la mañana siguiente, cuando Teseo se despierta, zarpa y deja atrás a Ariadne, sola en la isla de Naxos.

Varias versiones explican por qué hizo esto, pero la más común que la mayoría de los autores parecen abrazar es que simplemente la olvidó por completo. Se levantó por la mañana, se olvidó por completo de Ariadne y zarpó sin ella. Cuando Ariadne despierta, se encuentra abandonada, sola en una isla.

Un final feliz para Ariadna, no tanto para Egeo

Inusualmente para el mito, ella tiene un final feliz para su historia. El dios Dionysos supuestamente viene, encuentra a Ariadna, la rescata, se casa con ella y la convierte en una diosa. Ese es un final tan inusual, tanto en la idea de que una mujer se convertiría en una diosa como en el hecho de que este tipo de historia normalmente no tiene un final feliz, que muchos estudiosos piensan que Ariadna era una diosa, tal vez incluso una minoica. diosa. El nombre Ariadna significa "muy santa" y puede indicar que originalmente era una diosa.

Si la historia originalmente era que una diosa cretense ayudó a Teseo, entonces tendría más sentido que después de que ella lo ayudara, Dionisos se casara con ella. Sería un dios casándose con una diosa en lugar de un dios convirtiendo a una mujer humana en una diosa. Pero a medida que se desarrolló la historia, Ariadne fue degradada a un ser humano, y la historia evolucionó hasta que Teseo la dejó atrás en Naxos y Dionysos la rescató.

Teseo regresa a casa desde el laberinto de Creta en un barco de velas negras. (Imagen: Creación de Morphart / Shutterstock)

Este no fue el único episodio devastador de olvido por parte de Teseo. Antes de salir de Atenas, le había prometido a su padre Egeo que si lograba matar al Minotauro, cambiaría las velas de su barco de negras a blancas. Cuando el barco zarpaba todos los años hacia Creta con los 14 niños y niñas condenados a bordo, tenía velas negras. Cuando regresó, habiendo dejado su cargamento humano en Creta, todavía tenía velas negras.

Se olvidó de hacerlo, y Egeo, que había estado de pie en la Acrópolis de Atenas o en el cabo Sunion, el extremo más meridional del Ática, vigilando todos los días el barco que regresaba, vio que las velas aún estaban negras y saltó hacia su muerte porque pensó que Teseo estaba muerto. Teseo luego se convirtió en rey de Atenas. Con Aegeus muerto, Teseo entra en la realeza en lugar de su padre.

Preguntas frecuentes sobre Teseo

Teseo era un mestizo. Tuvo dos padres: uno de ellos el dios Poseidón, y el otro un mortal, Egeo. Su madre había estado con los dos la noche que concibió.

Teseo es finalmente famoso por matar al Minotauro, pero también fue rey de Atenas y mató a muchas bestias míticas.

Teseo metió la espada de Egeo en el laberinto dentro de su túnica, y cuando se enfrentó, dominó al Minotauro y lo apuñaló.

Lycomedes, rey de Scyros, arrojó a Teseo desde un acantilado después de maldecir a Atenas.


Habilidades y destrezas mágicas

  • Maestría mágica: Theseus Scamander fue descrito como "muy poderoso" y, como estudiante de Hogwarts, sobresalió en sus estudios lo suficiente como para cumplir con los requisitos para el entrenamiento de Auror, convertirse en Auror y, finalmente, ser ascendido a la posición de Auror principal. Si bien Teseo por sí solo no era rival para el extraordinariamente poderoso Gellert Grindelwald, quien era posiblemente el mago oscuro más poderoso que jamás haya vivido, el jefe del Departamento de Aplicación de la Ley Mágica, Torquil Travers, confió en el poder combinado de Teseo y los Aurores subordinados de este último con la tarea de traer Grindelwald entró después de que Albus Dumbledore se negara, e incluso Dumbledore aparentemente creía que Theseus podría sobrevivir a una pelea con Grindelwald si lo ayudaban sus aliados. De hecho, Theseus demostró ser lo suficientemente poderoso y hábil para poder sobrevivir a una pelea así, junto con Newt y Leta, y además pudo ayudar a su hermano, su futura cuñada, Yusuf y Nicolas Flamel a salvar a París del fuego negro de Grindelwald. .
  • Habilidades de auror: Theseus Scamander, como el Auror principal, era un Auror excepcionalmente hábil, muy probablemente completando el Ocultamiento y el Disfraz, así como las partes de Sigilo y Seguimiento del entrenamiento de Auror con excelencia. Estas habilidades contribuyeron en gran medida a la destacada actuación de Teseo durante la Primera Guerra Mundial, y a que ganara el respetado estatus de "héroe de guerra", hasta el punto de que Héctor Podmore, Momolu Wotorson, Rudolph Spielman, Arnold Guzman e incluso el abrasivo Torquil Travers lo respetaban. , mientras que Gellert Grindelwald mantuvo correspondencia con Theseus mientras se hacía pasar por Percival Graves. Durante la Guerra Mágica Global, el Ministerio Británico de Magia confió a Teseo la misión de participar en la caza internacional de magos de Gellert Grindelwald (que no tuvo éxito), y más tarde con la misión internacional de ayudar al Ministerio de Magia francés a localizar a los ObscurialCredence Barebone, con el equipo de Auror de Theseus finalmente logrando encontrar a Credence en el Mausoleo de la familia Lestrange. Theseus también fue lo suficientemente observador como para notar rápidamente que su hermano Newt y la auror estadounidense Tina Goldstein se infiltraron en el Ministerio francés, a pesar de sus esfuerzos por ser discretos.
  • Duelo: Como el Auror Principal, Theseus era excepcionalmente hábil en magia marcial, sobrevivió a la participación mágica en la Primera Guerra Mundial y fue considerado un "héroe de guerra" por sus esfuerzos, y más tarde participó activamente en la Guerra mundial de magos contra Gellert Grindelwald. Teseo fue notablemente solo dominado por su compañera Auror Tina Goldstein debido a que ella lo tomó con la guardia baja, por lo que más tarde contribuyó en gran medida a detener el mitin de Grindelwald en París, derrotando a muchos de los aliados de Grindelwald. Aunque Theseus no era rival para el increíblemente poderoso Mago Oscuro solo, aunque ayudado por los esfuerzos combinados de su hermano Newt y su novia Leta, así como de la futura cuñada Tina, aún podía mantenerse firme contra Grindelwald por un tiempo.
  • Defensa contra las artes oscuras: Como el Auror principal, Teseo probablemente habría recibido un "Excepcional" o "Excede las expectativas" en su O.W.L. y N.E.W.T. para este tema. & # 9111 & # 93 Las habilidades de Theseus son evidentes en su victoria en muchos duelos contra formidables magos oscuros, como los aliados de Grindelwald, e incluso sobreviviendo a un breve duelo contra el increíblemente poderoso Grindelwald, junto con Newt y Leta, pudiendo contener a los extremadamente poderosos de Grindelwald. poderosas llamas negras el tiempo suficiente para ser salvadas por Leta, e incluso empujando las llamas hacia atrás cuando Grindelwald no lo estaba enfocando (debido a que Leta lo distrajo). Theseus también pudo seguir fácilmente las instrucciones de Nicolas Flamel al lanzar el Contra-Hechizo General para contener y extinguir las violentas llamas negras.
  • Encantos: Se demostró que Teseo era capaz con los hechizos, ya que era particularmente apto en el uso de hechizos defensivos y contra-hechizos, como lo demuestra su habilidad para lanzar un encantamiento de escudo lo suficientemente fuerte como para protegerse a sí mismo durante un período prolongado de tiempo contra el letal negro de Grindelwald. fuego. Más tarde, también demostró ser lo suficientemente competente en el Contrahechizo General, ya que pudo usarlo a una escala lo suficientemente grande junto a Nicolas Flamel, Newt, Tina y Yusuf para contener y extinguir el fuego de Grindelwald.
  • ApariciónTeseo, como la mayoría de los magos adultos consumados, podía aparecer a voluntad.
  • Habilidades de liderazgo: Theseus, como el Auror principal en el Ministerio de Magia británico, tenía habilidades de liderazgo excepcionales, con él al mando de un equipo de no menos de 50 Aurores en el mitin de Grindelwald, e incluso Albus Dumbledore parecía respetar el liderazgo del Auror, ya que tomó el momento de darle al joven algunos consejos útiles. Trágicamente, sin embargo, Theseus no pudo evitar que uno de sus subordinados Auror usara la Maldición Asesina en el mitin.
  • Fuerza de voluntad indomable: Teseo poseía una inmensa fuerza de voluntad y valentía, siendo un héroe respetado de la Primera Guerra Mundial, y sin dudarlo se unió a la guerra de magos global subsiguiente como el Auror Principal. Como tal, a pesar de reconocer a Gellert Grindelwald como un "asesino carismático", y a pesar de tener visiones horribles de una futura Segunda Guerra Mundial, el código moral de Teseo era incorruptible y, por lo tanto, se resistió al discurso persuasivo de Grindelwald y continuó luchando valientemente para disolver la manifestación. , mientras que al mismo tiempo rechazaba las órdenes opresivas de Travers de arrestar a cualquiera que estuviera simplemente presente.

¿Templo o galería de arte?

Para responder a la pregunta planteada en el titular: ambos, en realidad.

El Templo de Teseo representa la historia en un círculo completo. Lo que una vez fue, es una vez más, lo que suena un poco abstracto. Déjame explicarte & # 8230

El Templo de Teseo se construyó en 1829 con un diseño de Peter Nobile. Estuvo involucrado en algunas partes de la arquitectura en Viena y en otros lugares, incluidas las monumentales puertas Äußere Burgtor en la entrada principal de la plaza Heldenplatz.

El edificio neoclásico refleja un templo dórico en Atenas terminado alrededor del 415 a. C. y dedicado al dios griego Hefesto. El original todavía existe hoy:

(El & # 8220Theseus Temple & # 8221 original en Grecia. Imagen cortesía del Rijksmuseum)

Lo que plantea la pregunta de por qué lleva el nombre, Teseo Templo y no Hefesto templo.

Bueno, el edificio griego original también llevaba el nombre Theseum o Theseion, basado en la creencia de siglos posteriores de que los huesos de Teseo (el de la fama de matar Minotauros) estaban enterrados en su interior.

El nombre también se relaciona con el propósito original de la versión vienesa como sala de exposiciones diseñada para una escultura específica de Antonio Canova: la Grupo Teseo. Completadas en la segunda década del siglo XIX, las estatuas representan a Teseo luchando contra el centauro Eurytus.

(Teseo y el Centauro. Joseph Steinmüller, según Antonio Canova, 1805 & # 8211 1841. Imagen cortesía del Rijksmuseum)

El Templo de Teseo continuó su papel como lugar de exposición de forma intermitente hasta que el desgaste puso fin a eso. Sin embargo, después de extensas renovaciones que devolvieron al edificio todo su esplendor en 2010, este lugar de arte volvió a la vida bajo los auspicios del Kunsthistorisches Museum (KHM).

(Por cierto, puede ver la escultura de Canova & # 8217 en el edificio principal del KHM, donde adorna la hermosa escalera principal).

El Kunsthistorisches Museum ahora utiliza el Templo de Teseo para una serie de exposiciones de obras de arte contemporáneo individuales, que se remontan al propósito original del edificio. Cada año aparece una obra de arte por tiempo limitado.

Última exposición

La exposición de 2021 está programada para ejecutarse del 3 de mayo al 3 de octubre y presenta una obra de la artista vienesa, Susanna Fritscher, un parcours de hilos de silicona crea un entorno notablemente inmersivo para pasar. El KHM encargó la instalación específicamente para el templo.

No se llevó a cabo ninguna exposición en 2020, pero la exposición de 2019 se desarrolló del 25 de abril al 6 de octubre con el trabajo, Turisti (Turistas), del artista italiano Maurizio Cattelan. Este préstamo de la Collezione Prada contó con quince palomas disecadas posadas en las cornisas decoradas del interior del templo, una referencia ingeniosa y estimulante que aludía a la invasión turística de Venecia y temas relacionados.


Teseo - Historia

Heráclito & # 146s & # 147 fragmentos de río & # 148 plantean enigmas sobre la identidad y la persistencia: ¿bajo qué condiciones un objeto persiste a través del tiempo como uno y el mismo objeto? Si el mundo contiene cosas que perduran y conservan su identidad a pesar de sufrir alteraciones, entonces de alguna manera esas cosas deben persistir a través de los cambios. Heráclito se pregunta si uno puede meterse en el mismo río dos veces precisamente porque sufre cambios continuamente. En particular, cambia de composición. En un momento dado, se compone de componentes distintos a los que lo formaban anteriormente. Entonces, según una interpretación, Heráclito concluye que no tenemos (numéricamente) el mismo río persistiendo de un momento a otro.

Platón es probablemente la fuente de esta interpretación & # 147 paradójica & # 148 de Herclitus. Según Platón, Heráclito sostiene que nada conserva su identidad por ningún tiempo en absoluto:

Pero lo que Heráclito dijo en realidad era más probable que fuera esto:

Según la interpretación de Platón, no es el mismo río, ya que las aguas son diferentes.En una interpretación menos paradójica, es el mismo río, a pesar de que las aguas son diferentes. En ambas interpretaciones de Heráclito, sostiene la Doctrina del Flujo: todo se altera constantemente, ningún objeto retiene todas sus partes componentes de un momento a otro. La cuestión es: ¿qué implica Flux sobre la identidad y la persistencia? La interpretación de Platón requiere que Heráclito sostuviera lo que podría llamarse la Teoría Mereológica de la Identidad (MTI), es decir, la opinión de que la identidad de un objeto depende de la identidad de sus partes componentes. Este punto de vista se puede formular con mayor precisión de la siguiente manera:

Ahora parece que si queremos permitir que un objeto pueda persistir en el tiempo a pesar de un cambio en algunos de sus componentes, debemos negar MTI. Un objeto x, que existe en el tiempo t 1, puede ser numéricamente idéntico a un objeto y, que existe en el tiempo t 2, aunque xey no se componen exactamente de las mismas partes.

Pero una vez que niegas MTI, ¿dónde trazas la línea? Negar MTI nos deja vulnerables a los casos de rompecabezas, la madre de todos los cuales es la siguiente.

El barco de Teseo

Plutarco nos dice que el barco se exhibió durante el tiempo [es decir, la vida] de Demetrius Phalereus, que significa ca. 350-280 a. C. (Demetrio era un ateniense muy conocido y miembro de la escuela peripatética, es decir, alumno de Aristóteles. Escribió unos 45 libros y también fue político).

El enigma original es el siguiente: a lo largo de los años, los atenienses reemplazaron cada tabla del barco original de Teseo a medida que se descomponía, manteniéndola en buen estado. Finalmente, no quedó ni una sola tabla del barco original. Entonces, ¿los atenienses todavía tenían el mismo barco que solía pertenecer a Teseo?

    Versión simple: Theseus reconstruye completamente su nave, reemplaza todas las partes, tira las viejas por la borda. ¿Llega en el mismo barco en el que partió? Por supuesto que ha cambiado. ¿Pero lo es?

Nuestra pregunta entonces es: ¿A = B? ¿Si no, porque no? Suponga que ha dejado una parte original adentro. ¿Es eso suficiente para que A sea idéntica a B? Si no es así, suponga que le quedan dos, etc. ¿Dónde traza la línea?

    MTI nos dice que A = C. El barco en el que Teseo inició su viaje, es decir, A, es idéntico al barco en el que el Carroñero terminó su viaje, es decir C. Así que tenemos dos barcos: uno (A) que fue navegado por Teseo y (C) navegó en por el Carroñero, y otro (B) que fue creado (a partir de nuevas partes) durante el viaje y fue navegado al puerto por Teseo.

Desafortunadamente, ambas alternativas tienen consecuencias poco intuitivas.

    El problema con la alternativa (i) es que requiere que Teseo haya cambiado de barco durante el viaje. Porque termina en B, que claramente no es idéntico a C. Pero Teseo nunca se bajó de su barco durante todo el viaje: Teseo subió a bordo de un barco (A), realizó un viaje durante el cual nunca se bajó del barco, y llegó a su destino en un barco (B). Estuvo en un solo barco durante todo el proceso, pero la alternativa (i) parece requerir que estuviera en (¡al menos!) Dos barcos diferentes.

    ¿Con qué lo reemplazamos? La continuidad espacio-temporal (la intuición detrás de nuestra alternativa (ii), arriba) es la sugerencia más prometedora (y común). Un objeto persistente debe trazar un camino continuo a través del espacio-tiempo. Y trazar un camino continuo es compatible con un cambio de partes, siempre que el cambio sea gradual y la forma o forma del objeto se conserve a través de los cambios de los materiales que lo componen. Entonces, parece que podemos reemplazar MTI con la teoría de la continuidad espacio-temporal (STC).