Podcasts de historia

¿Hubo realmente una línea directa de “teléfono rojo” durante la Guerra Fría?

¿Hubo realmente una línea directa de “teléfono rojo” durante la Guerra Fría?

Durante el apogeo de la Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética establecieron un enlace de comunicaciones directo para permitir que sus líderes se contacten entre sí en caso de una crisis nuclear u otra emergencia. Desde entonces, esta línea directa Washington-Moscú ha aparecido en innumerables novelas y películas como "Dr. Strangelove ”, pero contrariamente a sus representaciones en la cultura pop, nunca tomó la forma de un teléfono rojo. De hecho, nunca involucró llamadas telefónicas.

La línea directa Washington-Moscú se propuso por primera vez en la década de 1950, pero la idea no ganó fuerza hasta la Crisis de los misiles cubanos de 1962, cuando los estadounidenses y los soviéticos descubrieron que sus mensajes diplomáticos a menudo tardaban varias horas en comunicarse entre sí. Temiendo que cualquier otro percance pudiera desencadenar una guerra nuclear accidental, las dos superpotencias se reunieron en Ginebra el año siguiente y firmaron un "Memorando de entendimiento sobre el establecimiento de una línea de comunicaciones directas". El 30 de agosto de 1963, se puso en marcha el nuevo sistema. En lugar de un enlace telefónico, que presentaba la posibilidad de errores de comunicación, la línea directa consistía en máquinas de teletipo que permitían a los dos países enviarse mensajes escritos entre sí a través de un cable transatlántico. El sistema soviético estaba ubicado en el Kremlin, pero la versión estadounidense siempre estuvo alojada en el Pentágono, no en la Casa Blanca. Posteriormente se agregaron enlaces satelitales a la línea directa durante la administración de Nixon y, en 1986, se actualizó para incluir la capacidad de fax de alta velocidad. La revisión más reciente se produjo en 2008, cuando el sistema cambió al correo electrónico.

Si bien no hay evidencia de que la línea directa se haya utilizado alguna vez para evitar un desastre nuclear, a menudo desempeñó un papel clave en las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En 1967, Lyndon B. Johnson se convirtió en el primer presidente en utilizar el sistema cuando negoció con el líder soviético Alexei Kosygin durante la Guerra de los Seis Días, un breve conflicto entre Israel y varios estados árabes. Richard Nixon lo usó más tarde para propósitos similares durante la Guerra Indo-Pakistaní de 1971 y la Guerra de Yom Kippur de 1973, y Jimmy Carter saltó a la línea directa para oponerse a la invasión soviética de Afganistán en 1979. Los últimos usos de la línea directa en crisis se produjeron durante la administración Reagan y los últimos días de la Guerra Fría, pero todavía existe hasta el día de hoy. Para garantizar que el sistema funcione en caso de emergencia, los técnicos rusos y estadounidenses continúan enviándose mensajes de prueba entre sí una vez cada hora.


Nunca hubo algo como un teléfono rojo en la Casa Blanca

Además de evitar la destrucción mundial, hubo otro lado positivo en la crisis de los misiles cubanos: persuadió a las dos superpotencias nucleares de que tenían que encontrar una mejor manera de comunicarse.

Contenido relacionado

A pesar de que la idea de un sistema de comunicación diplomático proscrito se había discutido en el pasado, especialmente en los años transcurridos desde la muerte de Joseph Stalin & # 8217 en 1953, se necesitó la propia Crisis para hacer realidad la idea. Tanto Estados Unidos como la Unión Soviética se sintieron inspirados para reducir el riesgo de otra confrontación; levantar un teléfono parecía una buena idea. Sin embargo, dicha tecnología no estaba disponible. Lo mejor que se pudo hacer fue la instalación de dos puntos terminales con equipo de teletipo, un circuito telegráfico por cable dúplex de tiempo completo y un circuito radiotelegráfico de tiempo completo. Para permitir este sistema, los negociadores soviéticos y estadounidenses elaboraron un memorando & # 8220 sobre el establecimiento de un enlace de comunicaciones directo & # 8221.

& # 8220 Para uso en caso de emergencia, el Gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas han acordado establecer tan pronto como sea técnicamente posible un enlace de comunicaciones directo entre los dos Gobiernos, & # 8221 el & # Se abre 8220 Memorando de entendimiento & # 8221. Las dos naciones lo firmaron hace 50 años este mes, el 20 de junio de 1963.

El uso de la palabra & # 8220direct & # 8221 en el título de la nota & # 8217s fue un poco engañoso, no había ningún teléfono rojo involucrado. Los mensajes enviados a la Unión Soviética en el circuito de telégrafos por cable se enrutaron por un cable transatlántico de 16.000 kilómetros de largo desde Washington a Londres a Copenhague a Estocolmo a Helsinki y finalmente a Moscú.

Aún así, fue un comienzo. Poco después del acuerdo, cuatro teletipos de fabricación estadounidense fueron trasladados a Moscú y se instalaron en el Kremlin. Se envió un número igual de máquinas fabricadas en Alemania Oriental a la Embajada soviética en Washington. Fueron entregados no a la Casa Blanca sino al Pentágono, que ha permanecido en el hogar de la & # 8220hotline & # 8221 desde entonces. Las dos partes también intercambiaron dispositivos de codificación para que los estadounidenses pudieran traducir los mensajes recibidos al inglés y los soviéticos pudieran traducir los mensajes al ruso por su parte.

La & # 8220hotline & # 8221 entró en funcionamiento el 30 de agosto de 1963, y el primer mensaje enviado no fue exactamente el dramático primer telegrama de Samuel Morse, & # 8220 ¿Qué ha hecho Dios? & # 8221 Washington envió a Moscú, & # 8220 zorro marrón saltó sobre el perro perezoso & # 8217s back 1234567890 & # 8221 un mensaje de naturaleza más práctica porque usaba todas las letras del alfabeto inglés y todos los números arábigos, una prueba de la precisión del sistema.

De acuerdo a una New York Times cuenta publicada al día siguiente, & # 8220De Moscú llegó un mensaje de prueba similar en ruso, que era completamente ininteligible para los operadores de Estados Unidos. & # 8221 Obviamente, hubo que solucionar algunos problemas. Al menos tener que salir corriendo a la ferretería más cercana no sería & # 8217t uno de ellos: & # 8220Los dos países también intercambiaron un año & # 8217s suministro de repuestos, herramientas especiales, instrucciones de funcionamiento y cinta de telecomunicaciones & # 8221.

El mito de la línea telefónica roja, que el presidente podía llamar al Kremlin cuando le convenía, provino de una amplia gama de fuentes de la cultura pop. Un dúo de películas de 1964 dio crédito inmediatamente después de la crisis a la imagen de un teléfono. Dr. Strangelove o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba presenta una escena memorable de Peter Sellers y el presidente # 8217 Merkin Muffley advirtiendo al primer ministro soviético Dimitri Kisov sobre la llegada pendiente de los bombarderos estadounidenses. En A prueba de fallos, una película con una trama similar, Henry Fonda y el presidente anónimo de Henry Fonda entregaron noticias igualmente horribles por teléfono (llamado teléfono rojo, a pesar de que la película estaba en blanco y negro). La representación televisiva más conocida de un sistema de línea directa fue el teléfono rojo & # 8220bat & # 8221 en la serie & # 8220Batman & # 8221 de finales de la década de 1960. También fue objeto de humor en el programa & # 8220 Get Smart. & # 8221 En un episodio de & # 8220The West Wing, & # 8221 Martin Sheen & # 8217s, el presidente Bartlet menciona que la & # 8220red phone hotline & # 8221 estaba enlatada antes. asumió el cargo.

Sin embargo, Hollywood no siempre se ha equivocado. La película de 2000 Treinta dias retrató con precisión el ritmo confuso y angustiosamente lento de transmisión durante la Crisis de los Misiles Cubanos, tan lento que casi obligó a Kennedy a ir a la guerra. Durante esa estresante prueba de resistencia, un mensaje podría tardar hasta 12 horas en viajar entre Moscú y Washington, y se consideró que los propios mensajes entre Kennedy y Nikita Khrushchev no eran completamente confiables.

El & # 8220red phone & # 8221 se convirtió en parte de la campaña presidencial de 1984 & # 8212 no una vez, sino dos. Para suscitar dudas en los votantes y las mentes de la disposición del senador Gary Hart para ser director ejecutivo, la campaña de Walter Mondale publicó un anuncio comercial que decía: La responsabilidad más impresionante y poderosa del mundo está en la mano que toma esto. teléfono. & # 8221

Más tarde ese año, como nominado demócrata, Mondale y su equipo hicieron una astuta alusión a Ronald Reagan en sus 70 al presentar el dispositivo ficticio sonando (y brillando) repetidamente mientras un narrador entona, & # 8220 No habrá tiempo para despertar a un El presidente & # 8212 las computadoras tomarán el control. & # 8221 Un miembro del equipo de publicidad de Mondale, Roy Spence, revivió la táctica del teléfono rojo en un anuncio de Hillary Clinton durante su batalla primaria con el entonces senador Barack Obama. Al igual que con los esfuerzos de Mondale, este tampoco fue suficiente.

En los tres meses transcurridos entre la implementación de la línea directa y su asesinato, el presidente Kennedy nunca tuvo la oportunidad de usarla, por lo que fue Lyndon Johnson quien se convirtió en el primer presidente en usar la línea directa para llamar a Moscú en 1967. Durante la Guerra de los Seis Días entre Israel y sus vecinos árabes, Johnson envió un mensaje al presidente soviético Alexei Kosygin para hacerle saber que la Fuerza Aérea de Estados Unidos estaba siendo enviada al Mar Mediterráneo, evitando cualquier tensión innecesaria con la flota soviética en el Mar Negro.

En septiembre de 1971, se agregó una línea de comunicación por satélite para complementar la línea principal de telégrafo, solo tres meses antes del estallido de la guerra entre India y Pakistán que obligó al presidente Richard Nixon a ponerse en contacto con su homólogo soviético, Leonid Brezhnev. Los acontecimientos mundiales volvieron a poner a Nixon en la línea directa dos veces más, primero durante la Guerra de Yom Kippur de 1973 y luego nuevamente en julio del año siguiente cuando Turquía invadió Chipre.

Reagan parecía tener un interés especial en la línea directa. En 1983, inició negociaciones que dieron como resultado actualizaciones del sistema que incluían la capacidad de fax de alta velocidad; los circuitos de teletipo de la era de los & # 821760 se interrumpieron cinco años después. El presidente Jimmy Carter había utilizado el sistema solo una vez, en 1979, cuando los soviéticos invadieron Afganistán, pero Reagan lo utilizó varias veces para discutir los acontecimientos en el Líbano y los disturbios en Polonia.

El fin de la Guerra Fría no significó el fin de la línea directa, ni tampoco los avances tecnológicos que vinieron con la era de Internet. Willie Stephens, jefe de división del departamento del Pentágono que supervisa la línea directa, dice que el objetivo del programa de modernización nunca ha sido estar a la vanguardia de la tecnología, sino proporcionar un medio permanente, rápido, confiable y privado mediante que los jefes de gobierno de los Estados Unidos y la Federación de Rusia pueden comunicarse directamente. & # 8221

Un nuevo sistema habilitado para fibra óptica se puso en funcionamiento el 1 de enero de 2008, que incluye software para hablar y enviar mensajes de correo electrónico, con una transmisión que solo toma unos minutos. También ese año, los acuerdos previos de la línea directa se consolidaron en un único & # 8220Secure Communications System Agreement, & # 8221 firmado por Rusia y los EE. UU. Como parte de ese acuerdo, los operadores de la línea directa en ambos lados prueban el sistema cada hora de cada día. para asegurarse de que siempre esté listo.

Pero pronto llegará el momento en que la línea directa no sea necesaria. Durante una conferencia de prensa conjunta en 2010 con el presidente ruso Dmitry Medvedev, el presidente Obama bromeó diciendo que Twitter había reemplazado la línea directa, & # 8220, finalmente podemos deshacernos de esos teléfonos rojos que han estado ahí durante tanto tiempo & # 8221.


El desenmascarador: ¿Era la "línea caliente" de la Guerra Fría un teléfono rojo?

En 2009, una camarilla global de artistas, diseñadores y científicos llamada Asociación Internacional del Color decidió crear un día para honrar —eh, "honrar" — el color en todas sus formas. El Día Internacional del Color ahora se celebra cada 21 de marzo, ya que es el equinoccio de primavera, el día en que la luz y la oscuridad están en perfecto equilibrio. Todo el mes vamos a tener ¡Peligro!Ken Jennings está con nosotros, desacreditando un espectro completo de tonterías cromáticas. Su conocimiento de trivia pronto estará en rosa.

El desenmascarador: ¿Fue la "línea directa" de la Guerra Fría un teléfono rojo?

De todas las líneas directas de emergencia en la historia geopolítica (Seúl – Pyonyang, Islamabad – Nueva Delhi, Comisionado Gordon – Batman) ninguna es más icónica que el vínculo directo de la era de la Guerra Fría entre Washington, DC y Moscú. Ya sabes, el reluciente teléfono rojo sobre el escritorio de la Oficina Oval. Lo has visto en películas y novelas de espías que se remontan a A prueba de fallos en 1964. Pero prepárate para decepcionarte: el llamado "teléfono rojo" nunca estuvo en la Casa Blanca. Y no era rojo. Y no era un teléfono.

Durante la crisis de los misiles en Cuba de 1962, el mundo estuvo a punto de acabarse porque la comunicación directa entre las superpotencias era muy complicada. Recibir y traducir despachos del Kremlin le llevó a la administración Kennedy unas doce horas, tanto tiempo que a veces se utilizaba a los periodistas de televisión para transmitir mensajes de canal de retorno. Como resultado, al año siguiente en Ginebra, los diplomáticos estadounidenses y soviéticos acordaron crear una línea de comunicación directa entre sus dos capitales. El MOLINK (como se llamaba en el Pentágono, donde se había instalado) se probó con éxito dos meses después. Fue útil por primera vez durante la "Guerra de los Seis Días" árabe-israelí de 1967, y se utilizó periódicamente durante los momentos de crisis mundial a partir de entonces.

Pero la línea directa nunca fue una conexión telefónica. Al principio, este enlace de comunicación "directo" estaba lejos de ser directo, era un sistema de teletipo encaminado a través de Londres, Copenhague, Estocolmo y Helsinki. En 1979, se agregó un enlace satelital de respaldo, y en 1986, las máquinas de fax finalmente reemplazaron al teletipo. Hoy, el medio de elección de Obama-Putin es la actualización de estado de Facebook. No, es broma, ahora todo es correo electrónico. Pero la línea directa todavía está disponible las 24 horas del día y se prueba cada hora. Después de todo, no querrás quedarte atascado en el teléfono con el servicio al cliente de Comcast cuando los misiles están volando.

Test rápido: ¿Qué país tiene solo 9.400 de sus icónicas cabinas telefónicas rojas aún en pie?


Contenido

Edición de fondo

A varias personas se les ocurrió la idea de una línea directa. Entre ellos se encontraba el profesor de Harvard Thomas Schelling, quien anteriormente había trabajado en política de guerra nuclear para el Departamento de Defensa. Schelling acreditó la novela de ficción pop Alerta roja (la base de la película Dr. Strangelove) con hacer que los gobiernos sean más conscientes del beneficio de la comunicación directa entre las superpotencias. Además, el editor de la revista Parade, Jess Gorkin, acosaba personalmente a los candidatos presidenciales de 1960 John F. Kennedy y Richard Nixon, y abucheaba al primer ministro soviético Nikita Khrushchev durante una visita a Estados Unidos para adoptar la idea. [1] Durante este período, Gerard C. Smith, como jefe del Personal de Planificación de Políticas del Departamento de Estado, propuso vínculos de comunicación directa entre Moscú y Washington. Las objeciones de otros en el Departamento de Estado, el ejército de los EE. UU. Y el Kremlin retrasaron la presentación. [1]

La crisis de los misiles cubanos de 1962 hizo de la línea directa una prioridad. Durante el enfrentamiento, los mensajes diplomáticos oficiales por lo general tardaban seis horas en entregarse en canales no oficiales, como a través de los corresponsales de las cadenas de televisión, también tenían que utilizarse, ya que eran más rápidos. [1]

Durante la crisis, Estados Unidos tardó casi doce horas en recibir y decodificar el mensaje de solución inicial de 3.000 palabras de Nikita Khrushchev, un tiempo peligrosamente largo. Para cuando Washington redactó una respuesta, se había recibido un mensaje más duro de Moscú, exigiendo que los misiles estadounidenses fueran retirados de Turquía. Los asesores de la Casa Blanca pensaron que comunicaciones más rápidas podrían haber evitado la crisis y resolverla rápidamente. Los dos países firmaron el Acuerdo de Línea Directa en junio de 1963, la primera vez que tomaron medidas formalmente para reducir el riesgo de iniciar una guerra nuclear involuntariamente. [5]

Acuerdo Editar

La "línea directa", como se conocería, se estableció después de la firma de un "Memorando de entendimiento sobre el establecimiento de una línea directa de comunicaciones" el 20 de junio de 1963 en Ginebra, Suiza, por representantes de la Unión Soviética. y Estados Unidos. [3]

Detalles técnicos: Estados Unidos Editar

En el Pentágono, el sistema de línea directa se encuentra en el Centro de Comando Militar Nacional. Cada equipo de MOLINK (Moscow Link) trabajaba históricamente en un turno de ocho horas: un suboficial se ocupaba del equipo y un suboficial que hablaba ruso con fluidez y estaba bien informado sobre los asuntos mundiales era el traductor. [1]

Los mensajes recibidos en Washington llevan automáticamente la clasificación de seguridad más alta del gobierno de EE. UU., "Solo ojos: el presidente". [1]

La línea directa se probó cada hora. Los mensajes de prueba estadounidenses han incluido extractos de William Shakespeare, Mark Twain, enciclopedias y un manual de primeros auxilios Las pruebas soviéticas incluyeron pasajes de las obras de Anton Chekhov. El personal de MOLINK tiene especial cuidado de no incluir insinuaciones o imágenes literarias que puedan malinterpretarse, como pasajes de Winnie the Pooh, dado que un oso es considerado el símbolo nacional de Rusia. Los soviéticos también pidieron, durante la administración Carter, que Washington no enviara comunicaciones de rutina a través de la línea directa. [1]

En la víspera de Año Nuevo y el 30 de agosto, el aniversario de la línea directa, los saludos reemplazan los mensajes de prueba. [1]

Una vez recibido el mensaje en el NMCC, el mensaje se traduce al inglés y tanto el texto original en ruso como el traducido en inglés se transmiten a la Sala de Situación de la Casa Blanca. Sin embargo, si el mensaje indicara "un desastre inminente, como un ataque nuclear accidental", el equipo MOLINK telefonearía la esencia del mensaje al oficial de guardia de la Sala de Situación, quien informaría al presidente antes de que se completara una traducción formal. [1]

El Partido Republicano criticó la línea directa en su plataforma nacional de 1964 y dijo que la administración Kennedy había "buscado acomodaciones con el comunismo sin las salvaguardias adecuadas y ganancias compensatorias por la libertad. Ha enajenado a aliados probados al abrir una 'línea directa' primero con un enemigo jurado en lugar de con un amigo probado y, en general, siguió un camino arriesgado como el que comenzó en Munich hace un cuarto de siglo ". [6]


Teléfono de Defensa Civil

Un teléfono rojo es un poderoso icono de la Guerra Fría. Los líderes de la ciudad y el condado de Topeka entendieron la necesidad de comunicarse durante los desastres cuando instalaron este teléfono en un enorme refugio antiaéreo dos pisos debajo del palacio de justicia del condado.

"La responsabilidad más asombrosa y poderosa del mundo está en la mano que tome este teléfono".
--- Anuncio de la campaña presidencial de Walter Mondale, 1984

El Palacio de Justicia del Condado de Shawnee fue construido en 1961 en el apogeo de la Guerra Fría. Las tensiones entre la Unión Soviética y Estados Unidos alcanzaron su punto máximo ese año con la Crisis de los Misiles en Cuba. Desde la Segunda Guerra Mundial, la competencia por la influencia global entre estos dos países había alimentado una carrera de armamentos nucleares. La guerra a gran escala nunca estalló, pero la amenaza alteró la forma de vida de los estadounidenses. En un esfuerzo por mitigar el riesgo nuclear, los gobiernos federales y locales comenzaron a desarrollar planes e instalaciones para manejar un escenario apocalíptico.

En 1951, la ciudad de Topeka y el condado de Shawnee establecieron un programa conjunto de Defensa Civil (CD), responsable de coordinar la evacuación masiva durante un desastre nuclear. En todo el país, las comunidades experimentaron con la construcción de grandes refugios subterráneos. En Chicago y Kansas City, se examinó el potencial de las canteras y cuevas abandonadas. Cuando surgieron propuestas para un nuevo palacio de justicia en el condado de Shawnee, el personal del CD vio la oportunidad de crear una estructura a medida.

El refugio del juzgado nunca fue pensado como un refugio para las masas. Topeka es la capital de Kansas como tal, sus servicios son fundamentales para mantener las operaciones estatales durante un desastre. Los planificadores de CD diseñaron la instalación para albergar solo a 130 funcionarios esenciales, incluidos los comisionados del condado, las fuerzas del orden y los enlaces militares. El gobierno federal construyó una estructura similar a mayor escala en 1957 en el Greenbrier Resort en West Virginia. Allí, un refugio subterráneo secreto contra bombas era el punto de reubicación de emergencia para los miembros del Congreso en caso de un ataque nuclear.

El nuevo Centro de Operaciones de Emergencia CD de Topeka estaba equipado con gruesas puertas blindadas y una trampilla de escape al nivel del suelo. Contenía una cafetería, un centro quirúrgico y dormitorios con literas de tres pisos. Junto con el suministro de alimentos y agua para dos semanas, los jueces locales y los comisionados del condado residirían en una instalación con aire acondicionado alimentada por un generador de 100 kilovatios. Más significativamente, el Centro de Operaciones sirvió como un centro de respuesta regional que dirigía los esfuerzos de socorro a través de una vasta red de comunicaciones vinculada al Sistema de Transmisión de Emergencia.

El receptor rojo del teléfono recuerda al infame teléfono rojo ubicado en la Casa Blanca. Instalada poco después de la crisis de los misiles cubanos, la línea directa Moscú-Washington era una línea directa entre el presidente de los Estados Unidos y el primer ministro de la Unión Soviética. Su objetivo era facilitar la comunicación entre los dos líderes mundiales, con el objetivo de prevenir desastres nucleares.

Aunque el teléfono que se muestra aquí residió en el Centro de Operaciones de Emergencia de Topeka CD durante 20 años, su único uso ocurrió cuando un gran tornado azotó la ciudad en 1966. El Departamento de Manejo de Emergencias del Condado de Shawnee donó este teléfono y otros artículos de la Guerra Fría, incluido un maniquí de rescate , a la Sociedad Histórica de Kansas en 2008. Está en las colecciones del Museo de Historia de Kansas de la Sociedad.

Escuche nuestro podcast para el Teléfono de Defensa Civil

Entrada: Teléfono de Defensa Civil

Autor: Sociedad Histórica de Kansas

Información del autor: La Sociedad Histórica de Kansas es una agencia estatal encargada de salvaguardar y compartir activamente la historia del estado.

Fecha de creacion: Diciembre de 2008

Fecha modificada: Enero de 2018

El autor de este artículo es el único responsable de su contenido.

Enviar Kansapedia contenido

Lo invitamos a enviar más detalles sobre los artículos existentes o enviar artículos sobre otros temas de la historia de Kansas.

Kansas Memory

Nuestras colecciones en línea contienen más de 500,000 imágenes de fotos, documentos y artefactos, que crecen a diario. ¡Encuentre su historia en Kansas a través de este rico recurso!


El alcohol

El "teléfono rojo"

Crédito de la foto: Elana Lepkowski, stirandstrain.com

Mezclado por el gerente del bar Gabriel Apetroaie de Mari Vanna, un bar ruso en Washington, D.C.

  • 2 onzas de vodka con infusión de moras marinas
  • 3/4 onza de licor St. Germain
  • 1/2 onza de jugo de lima
  • 1 onza de jugo de naranja
  • 1 onza de jugo de arándano
  • 3/4 onza de granadina

Instrucciones:

Agite los ingredientes y cuele en un vaso. Adorne con una rodaja de naranja y cereza al marrasquino.


& # 039Hotline 'establecido entre los EE. UU. Y la ex Unión Soviética en este día en 1963

Sin embargo, bien puede haber sido un salvavidas cuando se estableció en este día, 20 de junio de 1963, entre el gobierno de los Estados Unidos y la ex Unión Soviética.

¿Su propósito? Reducir a través de comunicaciones casi instantáneas la amenaza de una guerra nuclear accidental.

La necesidad se hizo terriblemente obvia durante la crisis de los misiles en Cuba de octubre de 1962. Estados Unidos había descubierto que los soviéticos estaban construyendo emplazamientos de misiles en Cuba capaces de disparar misiles con ojivas nucleares.

Finalmente, el entonces presidente John F. Kennedy instituyó una “cuarentena” naval alrededor de Cuba para bloquear la entrega de tales misiles.

Siguieron días de tensiones mientras el mundo literalmente se sentaba a esperar a ver si la Tercera Guerra Mundial era inminente o no.

Luego vino un gran avance: el líder soviético Nikita Khrushchev acordó que su país no instalaría armas nucleares en Cuba. Kennedy, a su vez, prometió no amenazar la soberanía de Cuba.

Al diseñar la línea directa, la idea era acelerar la comunicación escrita y ralentizar los intercambios verbales, para que prevalecieran las cabezas más frías: si los líderes hablaban en tiempo real, podría haber problemas de traducción o malentendidos acalorados.

En cambio, cada lado obtuvo máquinas especiales de teletipo, que comprimían los mensajes escritos directamente a los traductores oficiales.

El 30 de agosto de 1963, se puso en marcha la línea directa de Moscú a Washington.

¿El primer mensaje de prueba de EE. UU.? "El veloz zorro marrón saltó por encima del lomo del perro perezoso". Se utilizó porque contiene todas las letras del alfabeto.

Los soviéticos respondieron con una descripción, en ruso, de una puesta de sol.

¿De acuerdo con la? Arms Control Association, la línea directa fue utilizada por primera vez por Estados Unidos y Rusia en 1967 durante la Guerra de los Seis Días entre Israel, Egipto, Jordania y Siria para aclarar las intenciones de los movimientos de flotas en el Mediterráneo que podrían haber sido interpretados como hostiles.

La Unión Soviética y los Estados Unidos tenían la intención de asegurarse mutuamente que no deseaban verse involucrados militarmente en la crisis. Durante la duración de la Guerra de los Seis Días, las dos partes utilizaron la línea directa casi dos docenas de veces para una variedad de propósitos.

Richard Nixon también lo usó durante la Guerra Indo-Pakistaní de 1971 y nuevamente durante la Guerra Árabe-Israelí de 1973.

Durante la administración de Reagan, la línea directa se utilizó varias veces más. Sin embargo, una lista oficial de las instancias en las que los estados utilizaron la línea directa nunca se ha hecho pública.

La línea directa entre Moscú y Washington todavía existe hoy. A lo largo de los años, se ha mantenido actualizado utilizando tecnología moderna.

El ex director de la CIA y secretario de defensa, Robert Gates, ha dicho que la línea directa seguirá siendo una herramienta importante "mientras estas dos partes tengan submarinos recorriendo los océanos y misiles apuntando el uno al otro".


Contenido

Las verdaderas líneas directas no se pueden utilizar para originar llamadas que no sean a destinos preseleccionados. Sin embargo, en el uso común o coloquial, una "línea directa" a menudo se refiere a un centro de llamadas al que se puede acceder marcando un número de teléfono estándar o, a veces, los propios números de teléfono.

Este es especialmente el caso de los números no comerciales que funcionan las 24 horas, como las líneas directas de información policial o las líneas directas de crisis suicidas, que cuentan con personal las 24 horas del día y, por lo tanto, dan la apariencia de líneas directas reales. Sin embargo, el término se aplica cada vez más a cualquier número de teléfono de servicio al cliente.

Rusia – Estados Unidos Editar

La línea directa más famosa entre los estados es la línea directa Moscú-Washington, que también se conoce como el "teléfono rojo", aunque los teléfonos nunca se han utilizado en esta capacidad. Este enlace de comunicaciones directo se estableció el 20 de junio de 1963, a raíz de la crisis de los misiles cubanos, y utilizó tecnología de teletipo, luego reemplazada por telecopiadora y luego por correo electrónico.

Reino Unido – Estados Unidos Editar

Ya durante la Segunda Guerra Mundial, dos décadas antes de que se estableciera la línea directa Washington-Moscú, había una línea directa entre el número 10 de Downing Street y el búnker de la Sala de Guerra del Gabinete bajo el Tesoro, Whitehall con la Casa Blanca en Washington, DC De 1943 a 1946 , este enlace se hizo seguro mediante el uso de la primera máquina de cifrado de voz, llamada SIGSALY.

China – Rusia Editar

Durante el enfrentamiento fronterizo de 1969 entre los dos países se utilizó una conexión de línea directa entre Beijing y Moscú. Sin embargo, los chinos rechazaron los intentos de paz rusos y terminaron el enlace de comunicaciones. Después de una reconciliación entre los antiguos enemigos, la línea directa entre China y Rusia se reactivó en 1996. [3]

Francia – Rusia Editar

En su visita a la Unión Soviética en 1966, el presidente francés Charles de Gaulle anunció que se establecería una línea directa entre París y Moscú. La línea pasó de ser un télex a una máquina de fax de alta velocidad en 1989. [3]

Rusia – Reino Unido Editar

Una línea directa Londres-Moscú no se estableció formalmente hasta un tratado de amistad entre los dos países en 1992. Se anunció una actualización cuando el secretario de Relaciones Exteriores William Hague visitó Moscú en 2011. [3]

India – Pakistán Editar

El 20 de junio de 2004, tanto India como Pakistán acordaron extender la prohibición de los ensayos nucleares y establecer una línea directa de Islamabad-Nueva Delhi entre sus secretarios de relaciones exteriores con el objetivo de prevenir malentendidos que pudieran conducir a una guerra nuclear. [4] La línea directa se estableció con la ayuda de oficiales militares de los Estados Unidos.

China – Estados Unidos Editar

Estados Unidos y China establecieron una línea directa de defensa en 2008, pero rara vez se ha utilizado en crisis. [5]

China – India Editar

India y China anunciaron una línea directa para los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, al tiempo que reiteraron su compromiso de fortalecer los lazos y generar "confianza política mutua". [6] En agosto de 2015, la línea directa aún no estaba operativa. [7]

China – Japón Editar

En febrero de 2013, la disputa de las Islas Senkaku dio un nuevo impulso a una línea directa China-Japón, que se había acordado pero que debido al aumento de las tensiones no se había establecido. [8]

Corea del Norte y del Sur Editar

Entre Corea del Norte y Corea del Sur hay más de 40 líneas telefónicas directas, la primera de las cuales se abrió en septiembre de 1971. La mayoría de estas líneas directas pasan por el Área de Seguridad Conjunta de Panmunjeom (JSA) y son mantenidas por la Cruz Roja. Desde 1971, Corea del Norte ha desactivado las líneas directas siete veces, la última vez en febrero de 2016. Después del discurso de Año Nuevo de Kim Jong-un, la línea directa fronteriza se reabrió el 3 de enero de 2018. [9]

India – Estados Unidos Editar

En agosto de 2015 entró en funcionamiento la línea directa entre la Casa Blanca y Nueva Delhi. La decisión de establecer esta línea directa se tomó durante la visita de Obama a la India en enero de 2015. Esta es la primera línea directa que conecta a un primer ministro indio con un jefe de estado. [10]


¿Hubo realmente una línea directa de “teléfono rojo” durante la Guerra Fría? - HISTORIA

Uno de los símbolos más potentes de la era de la Guerra Fría, la línea telefónica directa que une el Kremlin y la Casa Blanca, cumple 40 años este mes.

Para conmemorar la ocasión, la televisión rusa entrevistó a un traductor oficial y a un asistente del Kremlin que presenció su uso.

La línea directa, llamada "teléfono rojo" en ruso, se estableció en 1963 después de que la crisis de los misiles cubanos llevara al mundo al borde de una guerra nuclear.

Durante la crisis, el presidente estadounidense John F Kennedy y el líder soviético Nikita Khrushchev se vieron obligados a negociar a través de intermediarios.

La línea se utilizó por primera vez en 1967, durante la Guerra de los Seis Días entre Israel y sus vecinos árabes.

El primer ministro de la URSS, Aleksey Kosygin, el jefe de la KGB, Yuri Andropov, y el ministro de Relaciones Exteriores, Andrei Gromyko, fueron llamados al sótano del Kremlin donde se encontraba el aparato de la línea directa para conversar con el presidente de Estados Unidos, Lyndon B Johnson.

El traductor presente en ese momento, Viktor Sukhodrev, que sirvió a tres secretarios generales del Partido Comunista, dijo a la televisión rusa la sorpresa de Kosygin cuando descubrió que la línea directa no era en realidad un teléfono.

"¿Cómo se supone que se ponga en contacto?" recuerda que preguntó el líder soviético.

"No había teléfono, solo las máquinas de escribir básicas que se encuentran en cualquier oficina de telégrafos", agregó Sukhodrev.

Los líderes soviéticos tuvieron que esperar mientras los operadores traducían y enviaban su texto a Washington.

"La mera aparición de Kosygin, Gromyko y Andropov provocó una gran alarma entre los traductores y operadores, que nunca habían visto líderes tan eminentes", dijo Sukhodrev.

"Les temblaban las manos mientras lo transmitían todo a Washington".

Los teletipos fueron reemplazados por un teléfono real durante el largo gobierno de Leonid Brezhnev en la década de 1970.

Pero el avance de la tecnología no aumentó automáticamente la confianza entre las dos partes.

El ex asistente del Kremlin, Fedor Burlatskiy, recuerda la ocasión en que el presidente Jimmy Carter llamó para preguntarle a Brezhnev si era cierto que la URSS estaba preparando tropas para una invasión en la frontera afgana en 1979.

"¿De verdad? No lo había escuchado. Déjeme preguntarle al ministro de Defensa", recuerda el Sr. Burlatskiy que dijo el Sr. Brezhnev.

The Soviet leader then pretended to ask his defence minister before finally replying: "The minister here says no such thing is going on."

Times may have changed, but the hotline still plays an important role.

"Today, Vladimir Putin and George Bush are discussing plans for the peaceful restoration of Iraq after another war in the Middle East," the TV said.

BBC Monitoring, based in Caversham in southern England, selects and translates information from radio, television, press, news agencies and the Internet from 150 countries in more than 70 languages.


Was there really a “red telephone” hotline during the Cold War? - HISTORIA

The Washington-Moscow Hotline is a Direct Communication Link (DCL) between the US and the Soviet Union, that allows the two countries to contact each other quickly in case of a crisis (e.g. during the Cold War). The line was established in 1963, a year after the Cuban Missile Crisis that nearly led to the outbreak of a nuclear war. The hotline initially consisted of a double teleprinter link (telex) , but was later replaced by facsimile units and eventually by modern computers [1].

Contrary to popular believe, the Hotline was Nunca a red phone that could simply be picked up to speak with the leader at the other end. Although speech conversations are possible nowadays, probably using the Direct Voice Link (DVL) , these links are no part of the Hotline (DCL). We are indebted to Peter Koop [1], who's excellent blog and help have inspired us to compile this page.

12 hours to receive, decode, translate and interpret the initial 3,000 word settlement message that was sent by Soviet leader Nikita Khrushchev on 26 October 1962 at 18:00.

  1. At the time, STK was an independent subsidary of the American ITT company.
  2. It is sometimes erroneously thought that the Cyrillic T-63/SU teleprinter was made by Siemens in East Germany. This was not the case however, as there was no Siemens factory behind the Iron Curtain at the time. The T-63 was built by VEB RFT Messgerätewerk Zwönitz , but was based on the earlier RFT T-51, which in turn was an East-German copy of the Siemens T-37. The T-63/SU is also known as T63/SU12 y como T63/RU, and was able to switch between Latin and Cyrillic characters [12].

At the same time, the USSR upgraded their part of the link to a newer geosynchronous Gorizont-class satellite, as a result of which the Americans no longer had to switch between Molniya satellites every four hours. In 1996, the Russians would upgrade to a new Molniya III satellite.

At the same time, the old cable link was replaced by a new optic-fiber link, allowing the two satellite links to be used as redundant circuits. Back in 1996, the Russians had already upgraded their part of the satellite link by replacing the Gorizont satellite channel by a Molnyia III one. The upgrade became operational in 2008 and allows messages and data to be sent in near real-time.

    Pentágono
    The primary terminal is at the National Military Command Center (NMCC) in the Pentagon. It is manned 24/7 in four 8-hour shifts by NMCC personnel and is under control of the Joint Chiefs of Staff. The NMCC is responsible for the daily testing of the link and for the translation of any messages that are transmitted or received.

  • Moscú
    At present it is unclear what the exact location of the terminal in Moscow was. Although it was meant to be in the Kremlin, close to the office of the Prime Minister, there are indications that it was instead opposite the Read Square at the Communist Party Headquarters [1]. Unlike in America, the Russian terminal was operated by civilians.

Incidentes
The Hotline was mainly intended to inform the other party in case of incidents, (nuclear) accidents and unexpected moves of fleet and troups, which the other party could see as a provocation or as an act of war. Only a few months after the DCL became operational, it was first used by the Americans on 22 November 1963, when President John F. Kennedy was murdered.

  • 1963  Assassination of President Kennedy
  • 1967  Six Day War between Egypt and Israel
  • 1971  War between India and Pakistan
  • 1973  Yom Kippur War
  • 1974  Turkish Invasion of Cyprus
  • 1979  Russian Invasian of Afganistan
  • 1981  Threat of Russian Invasion of Poland
  • 1982  Israeli Invasion of Lebanon
  • 1991  Gulf War
  • 2003  Aftermath of Iraq War
The first official use of the Hotline by the Russians was on 5 June 1967, at the outbreak of the Six Day War between Egypt and Israel. It was the first of a total of 20 messages that were exchanged during this event. Three of these messages were related to the so-called Liberty Incident [10] the apparantly accidental attack of the USS Liberty by the Israeli Defence Forces on 8 June 1967.

There are several reasons for not having direct voice communications at times of crisis. First of all, it was very difficult, if not impossible, during the 1960s to have reliable secure voice encryption on such lines, without revealing (secret) technology. The most important reason however, is to avoid misunderstandings caused by the language barrier. Sending written messages (by teleprinter, fax or computer) allows time for proper translation and interpretation.


Time witness reports: A red telephone for the environment

Hans Jakob, how did it all begin?

In the late 1980s there were growing concerns about the environment in the Arctic and about what we would do if something major happened in the environment. Everybody realized at that time that we had to work together if there was to be an accident in the Arctic. The negotiator from the Russian Federation therefore always said that we were setting up a red telephone on the environment – referring to the hotline that was established between the Pentagon and the Kremlin during the Cold War.

Would you say that the Arctic Council was a child of its time?

The growing concern of environmental catastrophes in the Arctic certainly boosted the discussions in the first place but I would say the Arctic Council was ahead of its time. Our work was breaking history. There had not been any formal cooperation across the walls of the Cold War aside from the 1973 Agreement on the Conservation of Polar Bears.

I was in the closed meeting of the heads of delegation when I got this simple side and asked: why do we not just name them? I remember the Russian delegate looking at me and saying: brilliant.

One of your main ambitions and tasks was to open the doors for Indigenous Peoples’ participation. What were the challenges – and how did you find a way around?

Three Indigenous NGOs were pushing for their involvement in the process: the Inuit Circumpolar Conference as it was called at the time, the Saami Council and RAIPON. The problem was that other NGOs, especially environmental international organizations were knocking on the door. In Greenland – like Canada – we had just experienced the painful results of the campaigns to stop all trade in sealskin, which had been lobbied by NGOs. So, we faced the problem of how to include the Arctic Indigenous NGOs while not giving the same rights to other NGOs. I was in the closed meeting of the heads of delegation when I got this simple side and asked: why do we not just name them? I remember the Russian delegate looking at me and saying: brilliant. So, we ended up specifically mentioning ICC, Saami Council and RAIPON in the declaration.

Why would you say was the Arctic Council so important to the Indigenous Peoples?

The borders of the Arctic have always been artificial to the Inuit as well as to the Saami. Their live across different countries but want free cooperation and trade across the borders. They liked the concept of circumpolar collaboration and in addition, they saw an opportunity to gain a new, strengthened position in the world. The outcome of the negotiations around the Arctic Environmental Protection Strategy was unique, Arctic Indigenous Peoples got a special place in this cooperation, which had never been seen before in any international forum. In fact, our cooperation was so groundbreaking that the follow up declaration of the 1993 Nuuk meeting was made a non-paper by the United Nations because it was too progressive and spoke of “peoples” and the ‘s’ would have legal implications for the international rights of Indigenous Peoples. At the same meeting, the Danish Minister for the Environment, by the way also promised to set up an Indigenous Peoples’ Secretariat, which exists until today.

The biggest accomplishment of the Arctic Council is bringing the Arctic world together – it is as simple as that.

What do you remember about the negotiations leading up to the Arctic Council?

I remember two specific things about the negotiations: The United States were very keen on keeping all kinds of military cooperation out of the Council and I also remember that no one wanted a permanent secretariat. Nobody was willing to put money behind the initiative. Will is a good thing, but it helps when there’s money behind it. But, back in those days, many States perceived the Arctic as a cold place that nobody really cared about. For Greenland on the other hand, the Arctic cooperation was a big thing. The Greenlandic government wanted the Arctic States to work together also on issues including sustainable development and enhanced trade. In fact, it was Lars-Emil Johansen, the Prime Minister of Greenland, who signed the Ottawa Declaration instead of the Danish Minister of Foreign Affairs who had been in charge in the negotiations. But he received a call for a meeting in Brussels on the same day as the Ottawa Ministerial and so, he asked Lars-Emil Johansen to attend and sign on behalf of Denmark.

What would you say is the Council’s biggest accomplishment?

The biggest accomplishment of the Arctic Council is bringing the Arctic world together – it is as simple as that. The Council has brought the Arctic together, created a forum to develop the region in a peaceful way and the process broke down the Cold War barriers of that time. To all of us it was dream of creating this international big cooperation in the Arctic. The sky was the limit if these governments decided to do something good in the Arctic, they could do anything. And they have done a lot.


Ver el vídeo: LA GUERRA FRÍA EN 26 MINUTOS. INFONIMADOS (Diciembre 2021).